Está en la página 1de 14

1

ETICA PROFESIONAL

ACTUANDO DESDE EL “DEBER SER”

Actividad Evaluativa Eje 2

Grupo 086

Presentado por:

Lina Carolina Cifuentes Aldana


Angie Lorena Banquez Piñeros
Miryam Estela Saidiza
Camilo Andrés Rey Soler

Docente:

Alba Consuelo Mesa Campos

Fundación universitaria del área andina

Facultad ciencias económicas, financieras y administrativas

Programa administración de empresas virtual

26 de octubre 2020
2

CONTENIDO

Introducción 3
HISTORIA 1 4
La Importancia de “Uno” 4
HISTORIA 2 5
1. Lina Carolina Cifuentes Aldana 6
2. Angie Lorena Banquez Piñeros 7
3. Miryam Estela Saidiza 9
4. Camilo Andrés Rey Soler 10
Conclusiones 12
Bibliografía 13
3

Introducción

El actual Eje, marca un avance en la teoría de la facultad de la Ética para los

hombres, para el eje anterior vimos como en la perspectiva Aristotélica, el uso de la ética

estaba restringida a los ciudadanos reconocidos por el estado, mientras que para Kant

(teoría centro de nuestro Eje 2), la posibilidad de ejercerla se extiende a quienes alcanzan su

mayoría de edad, siendo así, una ampliación del muestreo, con un limitado círculo de

aplicación.

Ahora bien, planteando la restricción de la Ética solo para aquellos que ejercen la

libertad, se limita la posibilidad de obrar conforme a preceptos morales e individuales para

muchos de los antiguos hombres, y, se dispara de forma exponencial para los actuales

individuos, dado que es un mundo, donde las restricciones a la libertad son pocas en

relación con pasados tiempos.

Para el presente Eje, tendremos la oportunidad, de abordar la Ética desde dos

planteamientos distintos, la Teológica, que afirma que la aplicación de las virtudes procede

de un mandato externo y que busca el desarrollo del bien y las virtudes, y la Deontológica,

que establece que la Ética viene del interior del hombre, y se aplica a todos los ámbitos de

su vida, por la convicción misma que le suscita el desarrollo del bien como máximo deseo,

con el consecuente logro de la felicidad para su existencia.


4

HISTORIA 1

La Importancia de “Uno”

Un hombre fue famoso y reconocido en su tiempo por la extrema humildad que

practicaba, en cada una de sus palabras y actuaciones, anteponía la necesidad y bienestar de

los demás sobre los suyos propios. Esto le hizo célebre entre los suyos. Los únicos

privilegios a los que accedía eran aquellos que compartía con su familia, en cuyo desarrollo

material y moral dedicó cada fruto de su esfuerzo. Una vez, el puesto de alcalde quedó

vacante en su pueblo, y al unísono estuvieron todos los habitantes de acuerdo en nombrarlo

para tan importante cargo, dadas sus virtudes y buen ejemplo. Ya posicionado como

Burgomaestre del municipio, ejerció sus funciones sin tacha alguna, siendo por mucho el

mejor de todos los gobernantes de su tiempo, el nivel de bienestar, justicia y transparencia

desarrollado en su administración muy difícilmente podría ser igualado por otros

gobernantes. Dentro de sus políticas bandera, estableció la de mantener un altísimo (que

llegó a ser extremo) nivel de austeridad por parte de su figura como alcalde, decretó

disminuirse el sueldo, incrementar su horario de labores, y entregarse de forma total y

absoluta al servicio de sus gobernados; este inclemente ritmo de trabajo, le sumió en un

nivel agudo de cansancio, el cual se expresó en enfermedad seguida de la muerte. El

tiempo, los días y sus azares, fueron erosionando del pueblo la memoria, hasta que su

nombre y obra fueron olvidados.

Sobre lo anterior, y aplicando la segunda formulación del imperativo categórico de

Kant, el cual dice: “Obra de tal modo, que trates a la humanidad tanto en tu persona, como
5

en la de cualquier otro, siempre como un fin, y nunca como solamente un medio”, podemos

ver, que no es suficiente ni asertivo despreciar el bienestar y derecho que poseemos como

personas para servir a otros fines, por muy altos o correctos que sean estos. Se requiere

mejor, mantener un equilibrio entre los niveles de sacrificio y bienestar, que perder la vida

o la salud, en pro de menesteres, los cuales, necesariamente desaparecerán con la persona

que los desarrollaba. No es anteponer nuestras necesidades a nuestros ideales, es cuidarnos

y dignificarnos como parte de la humanidad, de tal manera que nuestro bienestar y

felicidad, esté acorde con la naturaleza y fin que buscamos alcanzar.

Si denigramos de nuestra condición y derechos, difícilmente podremos exigir los de

los demás, es preferible dentro de nuestro buen obrar, establecernos como ejemplo tanto del

bien hacer, como del correcto estar.

HISTORIA 2

No hagas a nadie lo que no quieres que te hagan

Oscar semanalmente sale con su esposa Salome a comprar sus víveres al

supermercado del barrio, encuentran el puerta principal de ingreso al supermercado un

padre de familia con sus hijos mostrando un cartel que decía ayúdanos por favor, somos

venezolanos, Oscar abre la puerta del supermercado y entra junto con su esposa y le habla

en voz baja casi susurrando al oído ten cuidado con tu cartera,

Ingresan, realizan las compras y al momento de pagar Salome se da cuenta que no

tiene su billetera, regresa a la entrada del supermercado a revisar el piso y alrededores del

lugar ,al instante se encuentra al padre de familia y le dice ,yo tengo lo que está buscando
6

con urgencia, salome muy sorprendida y agradecida recibe la cartera la revisa y se da

cuenta que está el dinero completo con el cual iba a pagar las compras ,le da las gracias.

Entra nuevamente al supermercado y le cuenta lo sucedido a Oscar ,no lo puedo

creer pues al entrar la percata que tuviera cuidado con su cartera ,al recordar lo sucedido

,Salomé al revisar su cartera ,bota al piso la billetera sin darse cuenta ,pagan la compra y al

salir le dan dinero al padre de familia en agradecimiento al actuar de manera tan correcta ,el

padre de familia junto con sus hijos muy feliz da las gracias y les dice si me hubiera

sucedido a mi ,realmente me gustaría que hicieran lo mismo.

1. Lina Carolina Cifuentes Aldana

¿Actuar de manera autónoma y correcta (según el deber ser) permite que el ser

humano sea feliz?

Para dar respuesta a esta pregunta considero que definitivamente actuar de manera

autónoma y correcta permite que el ser humano sea feliz siempre y cuando se tenga claro el

concepto de “actuar de manera autónoma y correcta” ya que lo que para mí puede ser bueno

para otra persona puede ser malo, en este caso se puede decir que es hacer las cosas de

buena fe, sin hacer daño a otras personas física y emocionalmente.

En varias ocasiones tener una buena relación con las demás personas

permite que las cosas fluyen mucho mejor y se sienta un ambiente cómodo y feliz, por esto

considero que si uno da lo mejor de sí mismo en cada situación es más probable que uno

sea feliz y se encuentre una razón de vivir brindando una sonrisa al prójimo.
7

Para Sócrates la definición de felicidad es “ el objetivo principal de la existencia”

siempre y cuando se realizan las cosas por el camino correcto, es decir, por la vía de la

virtud ya que es digna de disfrutarla no mediante engaños o la producción del sufrimiento

ajeno, considero que su definición es muy acertada, un ejemplo de esto son las personas

que realizan actividades ilegales ya que tienen que estar escondidas aunque tengan mucho

dinero no lo pueden disfrutar de manera libre y viven con la zozobra de que algún día les

suceda alguna desgracia. Pero aquellas personas que trabajan duro por un buen futuro

obtienen la felicidad alcanzando sus sueños sin miedo y sin necesidad de esconderse para

poder disfrutar de sus ganancias que a lo largo de su vida se han esforzado para

conseguirla.

Sin embargo también me baso por el pensamiento de Kant quien define la felicidad

como “ El estado de un ser racional en el mundo, al cual, en el conjunto de su existencia, le

va todo según su deseo y voluntad” teniendo en cuenta este concepto se puede decir que la

felicidad no dependen de los demás ni del futuro, si no netamente de uno mismo, de su

forma de actuar y de ser frente a los demás, en otras palabras la felicidad se puede controlar

mediante su propio entorno.

Finalmente mediante mi respuesta cabe resaltar que la felicidad es parte de los seres

que nos rodean por esto es tan importante agradar a aquellos que están con uno, ya que casi

siempre como uno trata a los demás así mismo es como nos van a tratar, por esto es

importante dar lo mejor de sí aunque se presente obstáculos, ya que en la vida es difícil

estar siempre feliz porque a lo largo de la vida se presentan situaciones difíciles pero

siempre se salen de ellas dependiendo como las afronte cada uno, ya sea superándolos o
8

quedándose en el problema, como lo decía anteriormente la felicidad depende de uno

mismo y de su forma de actuar.

2. Angie Lorena Banquez Piñeros

¿Actuar de manera autónoma y correcta (según el deber ser) permite que el ser

humano sea feliz?

Dando respuesta a la pregunta, considero y tengo la certeza de que si, actuar de

manera correcta y no necesariamente cuando alguien terrenal te está viendo, si trae

felicidad al ser humano, aun sabiendo que es el deber ser; actuar de manera correcta trae

consigo la satisfacción de saber que se está haciendo lo correcto, lo que es justo e imparcial

con los demás y no solo lo que nos complace así mismos.

Aristóteles entrega a la generación siguiente una idea de felicidad ligada al cuidado

de sí y al cuidado del otro; dejando un legado, pero también un mandato. Sólo es feliz el

hombre que actúa con cautela y con prudencia, el que puede tomar el tiempo necesario para

“saber hacer“, para obrar en consonancia con su naturaleza racional y evitar los desbordes

del deseo, de la búsqueda de los placeres.

Una vida de moralidad nos acercará definitivamente más a la felicidad, que una

vida con falta de ella, entiendo que alcanzar la felicidad es una tarea complicada y depende

de cada persona la perspectiva y la manera en que razona, pero algo sí es cierto, y es que

nuestras acciones diarias nos pueden hacer merecedores de ella, obteniendo así una

satisfacción más honesta con sí mismo. Reflexión de la filosofía de Immanuel Kant, la


9

moralidad no es la doctrina de cómo nos hacemos felices a nosotros mismos, sino sobre

cómo nos hacemos merecedores de la felicidad.

En la biblia, Nueva traducción viviente, en el libro de Job podemos tener un

mensaje de como Dios en su tiempo perfecto pagara a las personas según las acciones, ya

que para él no hay nada oculto, podremos hacer cosas que no están bien, antes los ojos de la

sociedad ´´el mundo´´ y pensar que no pasara nada, pero tengo la certeza que hay alguien

supremo que está en todas partes. Job 34:11, Él paga a las personas según lo que hayan

hecho; las trata como se merecen.

3. Miryam Estela Saidiza

¿Actuar de manera autónoma y correcta (según el deber ser) permite que el ser

humano sea feliz?

El actuar de manera correcta y autónoma no permite que el hombre sea feliz, pues

este solo hecho debería ser la esencia del hombre... Para Aristóteles, la felicidad no consiste

en conseguir los placeres, por el contrario, se es feliz cuando nuestro comportamiento“...La

mayoría y la gente más burda ponen la felicidad en el placer; por eso dan a entender su

amor a una vida llena de goces. Hay, en efecto, tres géneros de vida que tienen una

superioridad marcada: ...el que tiene por objeto la vida política activa y el que tiene por

objeto la contemplación. Aristóteles organiza su propuesta ética en torno al problema de la

felicidad, su punto de partida es la convicción que para todos los hombres, en todos los

oficios y ocupaciones, lo común es perseguir un fin; en el caso especial de la ética, ese fin

que se pretende alcanzar es la felicidad.


10

Pero debe, entonces, dedicar una buena parte de su propuesta moral a la definición

de ese fin, de ese bien, que denominamos “felicidad”. El hombre bueno para Aristóteles, el

hombre feliz, es un virtuoso; y la virtud es posible si los seres humanos practican hábitos

buenos.

En ese camino hacia la felicidad, Aristóteles describe en los términos de “una teoría

del equilibrio“, el afán por evaluar con el auxilio del entendimiento la opción más correcta;

esto es, el justo medio entre dos extremos.

El hombre feliz, es profundamente racional, prudente, reflexivo; alguien capaz de

tomarse el tiempo necesario para medir las consecuencias de su acción. Antes de actuar

debe aprender para decidir, para optar, para elegir lo bueno, lo correcto; sus armas son el

logos (raciocinio) el ethos (conciencia moral) y el habitus (lo que se adquiere).

Actuar bien, moralmente bien, éticamente bien, es hacerlo teniendo en cuenta el

“bien común“, el bien de todos; ya que somos animales racionales, sociales y políticos.

Nuestra naturaleza nos provee de la posibilidad de pensar y actuar conforme a esa razón;

pero es en la polis donde se adquieren los buenos hábitos de convivencia.

4. Camilo Andrés Rey Soler

¿Actuar de manera autónoma y correcta (según el deber ser) permite que el ser

humano sea feliz?

No siempre, en la obtención y cumplimiento de los imperativos categóricos se

puede empeñar y confundir el autocuidado de la persona misma. Uno de los más asertivos,

e incluso, revolucionarios conceptos de Kant para su tiempo, es el que corresponde al


11

reconocimiento de humanidad en todas las personas. Si somos todos parte de esa gran

masa, igual tendremos sus características, necesidades y privilegios, es un salto enorme en

la aceptación de la importancia del otro, como de mí mismo. Y ese ese “mi mismo”, radica

también la importancia del asunto.

Para aquel que renuncia a todo, en pro de ajenos beneficios, lo acompañara la

satisfacción del deber cumplido, y la felicidad de lograr el bienestar para los otros, pero, si

en ese proceso de entregarlo todo para servir a los demás pierde sus facultades, e incluso

vida, se habrá extinguido la opción de seguir realizando su labor, terminando de tajo, con el

beneficio que en los demás estaba imprimiendo. Vale más, cuidarse y conservarse para

poder trabajar mañana, en el argot del guerrero: “mejor vivir para seguir luchando, que

morir y alcanzar la gloria solo en la memoria”.

Dice Kant, que debemos vivir en función del bien, loable en su teoría y postulado, el

que no nos diga qué debemos hacer, pero si como obrar (Trías, 2000), es esta la

manifestación pura de nuestra capacidad de discernimiento, se nos habla del bien, pero

corresponde a nuestro juicio el cómo desarrollarlo.


12

Conclusiones

Con la presente actividad pudimos concluir como grupo que cuando un hombre

incumple los preceptos del bien, en realidad está obrando en contra de sí mismo, la

universalidad que genera su humanidad, necesariamente lo ha de encontrarse a futuro en el

camino de su falta, la cual, si fue grave, ha de generar grietas específicas, que lo afectara

de la misma forma en que en otros incidió.

Hay que obrar de tal manera, que nuestra forma de actuar pueda desearse en todos

los demás, quien hace el bien, y halla en esto agrado y felicidad, podrá pensar en replicar

esa conducta en sus semejantes, y no temerá de forma alguna la recepción de estas obras en

su propia dirección, “trata a los demás de la forma en que quisieras ser tratado”.
13

Bibliografía

 La felicidad desde el punto filosófico. Recuperado de:

https://www.topia.com.ar/articulos/la-felicidad-desde-el-punto-de-vista-filos

%C3%B3fico

 Cortina, A. (s.f.). la Educación del Hombre y del Ciudadano. Iglesia, C. t.

(2014). La teología moral en Kant: sobre virtud y felicidad. Factótum, 8187.

Trias, E. (2000). Ética y Condicion Humana. Barcelona: Península. Xataka

ciencia (2015) Lo que dice la ciencia sobre la felicidad de Sócrates.

Recuperado de: https://www.xatakaciencia.com/psicologia/lo-que-dice-la-

ciencia-sobre-la-felicidad-de-socrates

 Torre de babel (Filosofía medieval y moderna) Kant. Recuperado de:

https://www.e-torredebabel.com/Historia-de-la-

filosofia/Filosofiamedievalymoderna/Kant/Kant-Felicidad.htm#:~:text=Kant

%20%2D%20Filosofia%20Moderna%20%2D%20Felicidad&text=La

%20define%20Kant%20como%20%E2%80%9Cel,seg%C3%BAn%20su

%20deseo%20y%20voluntad%E2%80%9D.

 Libro de Job. Recuperado de: la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente.


14

También podría gustarte