Está en la página 1de 3

Medios de reclamo y síndromes florales[editar]

Artículo principal: Síndrome floral

Los medios de reclamo indican la presencia de la recompensa y pueden ser visuales u


olfativas. Generalmente esta función la ejercen el cáliz y la corola. Las claves visuales
están determinadas básicamente por el color de los pétalos, los de color rojo en general
atraen aves, los amarillos a las abejas y los blancos a las mariposas nocturnas. Las claves
olfativas son utilizadas para atraer a los polinizadores desde una distancia mayor. Se trata
de las fragancias que despiden las flores gracias a compuestos volátiles excretados por
estructuras llamadas osmóforos. Estas fragancias pueden ser agradables o desagradables
para los seres humanos, como por ejemplo las que atraen a las moscas.51 La forma de la
flor también debe estar adaptada a cada tipo de polinizador, evitando al mismo tiempo a
los ladrones de néctar. Aquellas flores polinizadas por escarabajos, por ejemplo, deben
tener una constitución que soporte el peso del insecto y proteja los óvulos de la voracidad
de los mismos. Para los colibríes e insectos que polinizan durante el vuelo, las flores
deben tener corolas tubulosas, adecuadas a los picos de los pájaros y a
las espiritrompas de las mariposas. Para las abejas, las flores son amplias y planas,
brindando "pistas de aterrizaje" para el insecto. 5253

Abeja Megachile polinizando un capítulo de girasol: un ejemplo de melitofilia.

Mariposa llevando en sus patas una gran cantidad de granos de polen.

Colibrí polinizando una flor.


El conjunto de los medios de reclamo que presenta una planta para atraer a un
determinado agente polinizador se denomina síndrome floral. Los diferentes síndromes
florales en relación a la polinización por animales son: 535455

 Melitofilia: es un sistema por medio del cual ciertas especies de plantas atraen
a insectos himenópteros, en particular abejas y avispas, para que estos
realicen la polinización. Los himenópteros tienen un aparato bucal suctor y
buscan para alimentarse néctar que esté accesible, ya que sus órganos
bucales son cortos. Las flores de las especies melitófilas atraen a las abejas
por medio de una combinación de formas, fragancias y colores. Así,
las corolas son amariposadas (por ejemplo,
las Leguminosas Papilionóideas como los tréboles y la alfalfa), labiadas (o sea,
con los pétalos unidos en dos grupos de modo que forman dos labios, tal como
en las labiadas y algunas compuestas) o con forma de fauce. Las corolas
presentan superficies para que el insecto se pose y guías de néctar que
señalan la ubicación de los nectarios. Asimismo, este tipo de flores produce
sustancias aromáticas en osmóforos que se encuentran en la corola (como por
ejemplo en Citrus), en la corona (Narcissus), o en otros órganos florales. A
veces esta coevolución ha llegado al punto en que la flor, para atraer a los
machos de una especie de abeja, imita a la hembra de la misma especie,
como ha sido descrito en los estudios relativos a la polinización en orquídeas.56
57

 Psicofilia: las flores que han coevolucionado con mariposas presentan


generalmente el néctar en el fondo del tubo de la corola, donde solo el largo
aparato bucal suctor de estos insectos puede llegar. Las flores que atraen a
mariposas nocturnas en general son pálidas y de olores intensos.
 Miofilia: las flores emiten aromas que semejan el alimento natural o los
substratos que visitan las moscas, los cuales comúnmente son materiales
orgánicos en descomposición, excrementos o carroña, en búsqueda de
alimento o para depositar sus huevecillos. 58 Diferentes partes florales producen
olores putrescentes o dulces, comúnmente forman trampas que retienen al
polinizador, además de poseer varios apéndices que los atraen y colores ya
sea brillantes o que semejan carne o algún otro tinte de materia putrefacta. 596061
62

 Ornitofilia: las flores de este tipo de síndrome no tienen aroma, ya que los
pájaros no tienen sentido del olfato, si presentan colores intensos, rojos y
amarillos y abundante néctar.
 Quiropterofilia: es la polinización por murciélagos pequeños. Las flores tienen
colores pálidos, fuertes aromas y abundante néctar.
Cada especie tiene un determinado síndrome floral, no obstante, diferentes especies
dentro de un mismo género pueden presentar variados síndromes. Así, por ejemplo, el
género de solanáceas Schizanthus presenta básicamente especies entomófilas, es decir
que requieren que el polen sea transportado de planta a planta por medio de insectos. La
mayoría de las especies del género son polinizadas por himenópteros (abejas, abejorros y
avispas de los géneros Alloscirtetica, Bombus, y Megachile, entre otros). No obstante, las
especies que presentan flores de color blanco (tales como S. candidus, S. integrifolius y S.
lacteus) son polinizadas por mariposas nocturnas. Finalmente, Schizanthus grahamii es
polinizada por colibríes o picaflores (como, por ejemplo, Oreotrochilus leucopleurus).63 La
gran diversificación en los síndromes florales en Schizanthus ha sido el producto de la
adaptación de estas especies a los diferentes grupos de polinizadores existentes en los
ecosistemas mediterráneo, alpino de altura y desértico de Chile y áreas adyacentes
de Argentina donde el género es originario.63
Estas estrategias favorecen la fecundación cruzada y el consiguiente intercambio de
genes. Otra manera de lograr ese mismo objetivo es la presencia de barreras a la
autofecundación: ya sea genéticas por autoincompatibilidad, o físicas como la separación
de sexos (plantas dioicas como el "mamón" (Carica), o monoicas como el "maíz" (Zea
mays)), o de los diferentes tiempos de liberación de polen y receptividad del estigma en la
misma flor.