Está en la página 1de 6

***Este material puede desarrollarlo en el mismo documento

Word o hacerlo en su cuaderno y tomarle fotos legibles.


Lengua y Literatura
O cta vo Bá s ico B Fecha de entrega: 13 de noviembre
Prof. Y es s enia Sa la ma nca
Prof. N icol e O liva res Educa dora PIE Enviar a: ysalamanca@colegioluiscruzmartinez.cl
+56933558721

GUÍA DE TRABAJO CONCEPTUAL Y DE APLICACIÓN UNIDAD 4: RELATOS DE MISTERIO

Nombre: ______________________________________________ Puntaje obtenido: _______/ 39 puntos

Objetivos:

- Comprender las características de los relatos de misterio.


- Analizar las narraciones leídas para enriquecer su comprensión.
- Expresarse en forma creativa por medio de la escritura de textos de diversos géneros.

Relatos de misterio

La literatura de misterio es un subgénero de la literatura perteneciente al género narrativo y tuvo sus orígenes en el siglo
XIX. Tiene como objetivo principal crear incertidumbre al lector. Uno de los planteamientos más comunes de este tipo de
literatura es la muerte. Entre los relatos de misterio podemos encontrar los de terror y los policiales, en esta ocasión nos
centraremos en estos últimos.

El género policial

A grandes rasgos en la literatura policial hay un detective o policía que trata de resolver el
caso y que casi siempre lo logra al final de la novela o cuento, y para que pueda existir un
detective claramente debe haber un criminal al que se le persigue. En base a análisis y
conjeturas en el desarrollo de la trama siempre existen dos historias una que está a la luz
y muestra las peripecias del detective, tratando de dilucidar la otra historia encubierta. Al
final del relato estas dos historias se unen revelando el misterio al lector. Algunos autores
de relatos policiales son por ejemplo: Arthur Conan Doyle, Agatha Christie, George
Simenon y Edgar Allan Poe.

Estructura narrativa de un relato o novela policial

Nudo
Inicio
Se plantean múltiples Desenlace
Se presenta el crimen, interrogantes, distintos Se descubre al asesino/a o se
asesinato o enigma de tipo sospechosos posibles y se resuelve el enigma.
delictivo. ahonda en la investigación.

Características del relato o novela policial

 Consiste en el planteamiento enigmático de un misterio, que usualmente es un crimen (robo, asesinato, secuestro,
entre otros).
 El personaje principal del relato o novela policial es el detective, que se caracteriza por su nivel intelectual superior,
que utiliza para resolver el crimen.
 La narración adquiere una característica dual, es decir, en la novela policial que contiene al ayudante, (Como Sherlock
Holmes y su querido Watson), la narración se da compartida entre ambos personajes como narradores. Y en general,
hay dos relatos: El que explica la ocurrencia del crimen, y el que explica, desde la perspectiva del investigador, como
ocurrieron los hechos, para que se produjera el crimen.
 El lector, adquiere una perspectiva especial, de investigador, al ir relacionando las pistas e intentado a través de éstas,
aclarar el crimen y resolverlo antes que el investigador.

Elementos que debe tener un relato o novela policial

1. El crimen: Es el delito cometido por un autor desconocido en circunstancias misteriosas: robos, secuestros,
asesinatos, etc., lo que da comienzo a la narración.
2. El enigma: Es el conflicto central del relato: El delito contiene un misterio que no se alcanza a comprender y toda la
acción gira en torno a su resolución.
3. El detective: Se trata del defensor de la ley, colabora con las fuerzas del orden para desentrañar el misterio del
crimen. Suelen ser excéntricos, cultos, de clase media alta y con una mente privilegiada.
4. Las pistas: Son las huellas, señales o indicios, que parecen sin conexión, que deja el criminal y que el detective se
encarga de recopilar y analizar.
5. El método: Generalmente se basa en un procedimiento deductivo, método de investigación, que surge como
instrumento científico, junto con el surgimiento de las urbes durante el desarrollo de la industrialización. Corresponde
a las estrategias que utiliza el detective para llegar hasta el/la culpable.
6. Los sospechosos: Personas en las cuales recae la desconfianza, hasta que se comprueba la autoría del crimen. El
móvil: Es la causa o razón del crimen.
7. El culpable: Es en quién recae la autoría del crimen una vez que, al final del relato se resuelve el enigma.

Tipos de novelas policiales

Policial enigma: El misterio es preponderante, suele suceder en un ámbito cerrado y pequeño y hay gran atención por el
detalle.

Novela negra: Toma un enfoque realista con tintes sociales, políticos y urbanos (crimen organizado, grupos violentos). Es
el subgénero narrativo policial, que surge en Norteamérica a comienzos de los años veinte, y en el que sus autores tratan
de reflejar, desde una conciencia crítica, el mundo del gansterismo y de la criminalidad organizada, producto de la
violencia y corrupción de la sociedad capitalista de esa época. La resolución del misterio no es el objetivo principal y los
argumentos son habitualmente muy violentos; la división entre buenos y malos de los personajes se difumina y la mayor
parte de sus protagonistas son individuos derrotados y en decadencia en busca de la verdad o, cuando menos, algún atisbo
de ella.

En el siguiente enlace puedes encontrar el audiocuento de uno de los relatos policiales más conocidos escritos por Edgar
Allan Poe, llamado ―La carta robada‖.

https://www.youtube.com/watch?v=Yza-0dovXdg

A continuación, te invito a que leas un relato policial y desarrolles las actividades que se plantean
sobre el mismo.

El triple robo de Bellamore


Horacio Quiroga, escritor uruguayo (1878 – 1937)

Días pasados los tribunales condenaron a Juan Carlos Bellamore a la pena de cinco años de prisión por
robos cometidos en diversos bancos. Tengo alguna relación con Bellamore: es un muchacho
delgado y grave, cuidadosamente vestido de negro. Lo creo tan incapaz de esas hazañas como
de otra cualquiera que pida nervios finos. Sabía que era empleado eterno de bancos; varias
veces se lo oí decir, y aun agregaba melancólicamente que su porvenir estaba cortado; jamás
sería otra cosa. Sé además que si un empleado ha sido puntual y discreto, él es ciertamente
Bellamore. Sin ser amigo suyo, lo estimaba, sintiendo su desgracia. Ayer de tarde comenté
el caso en un grupo.
—Sí —me dijeron—, le han condenado a cinco años. Yo lo conocía un poco; era bien
callado. ¿Cómo no se me ocurrió que debía ser él? La denuncia fue a tiempo.
—¿Qué cosa? —interrogué sorprendido.
—La denuncia; fue denunciado.
—En los últimos tiempos —agregó otro— había adelgazado mucho —y concluyó
sentenciosamente —: Lo que es yo, no confío más en nadie.
Cambié rápidamente de conversación. Pregunté si se conocía al denunciante.
—Ayer se supo. Es Zaninski.
Tenía grandes deseos de oír la historia de boca de Zaninski; primero, la anormalidad de la denuncia, falta en absoluto de
interés personal; segundo, los medios de que se valió para el descubrimiento. ¿Cómo había sabido que era Bellamore?
Este Zaninski es ruso, aunque fuera de su patria desde pequeño. Habla despacio y perfectamente el español, tan bien que
hace un poco de daño esa perfección, con su ligero acento del norte. Tiene ojos azules y cariñosos que suele fijar con una
sonrisa dulce y mortificante. Cuentan que es raro. Lástima que en estos tiempos de sencilla estupidez no sepamos ya qué
creer cuando nos dicen que un hombre es raro.
Esa noche le hallé en una mesa de café, en reunión. Me senté un poco alejado, dispuesto a oír prudentemente de lejos.
Conversaban sin ánimo. Yo esperaba mi historia, que debía llegar forzosamente. En efecto, alguien, examinando el mal
estado de un papel con que se pagó algo, hizo recriminaciones bancarias, y Bellamore, crucificado, surgió en la memoria
de todos.
Zaninski estaba allí, preciso era que contara. Al fin se decidió; yo acerqué un poco más la silla.
—Cuando se cometió el robo en el Banco Francés —comentó Zaninski— yo volvía de Montevideo. Como a todos, me
interesó la audacia del procedimiento: un subterráneo de tal longitud ha sido siempre cosa arriesgada. Todas las
averiguaciones resultaron infructuosas. Bellamore, como empleado de la caja, fue especialmente interrogado; pero nada
resultó contra él ni contra nadie. Pasó el tiempo y todo se olvidó. Pero en abril del año pasado oí recordar incidentalmente
el robo efectuado en 1900 en el Banco de Londres de Montevideo. Sonaron algunos nombres de empleados
comprometidos y, entre ellos, Bellamore. El nombre me chocó; pregunté y supe que era Juan Carlos Bellamore. En esa
época no sospechaba absolutamente de él; pero esa primera coincidencia me abrió rumbo, y averigüé lo siguiente: El 1898
se cometió un robo en el Banco Alemán de San Pablo, en circunstancias tales que solo un empleado familiar a la caja
podía haberlo efectuado. Bellamore formaba parte del personal de la caja.
Desde ese momento no dudé un instante de la culpabilidad de Bellamore. Examiné escrupulosamente lo sabido referente
al triple robo y fijé toda mi atención en estos tres datos:
1°. La tarde anterior al robo de San Pablo, coincidiendo con una fuerte entrada en caja, Bellamore tuvo un disgusto con el
cajero, hecho altamente de notar, dada la amistad que los unía y, sobre todo, la placidez de carácter de Bellamore.
2°. También en la tarde anterior al robo de Montevideo, Bellamore había dicho que solo robando podía hacerse hoy
fortuna y agregó riendo que su víctima ocurrente era el banco del que formaba parte.
3°. La noche anterior al robo en el Banco Francés de Buenos Aires, Bellamore, contra todas sus costumbres, pasó la noche
en diferentes cafés, muy alegre.
Ahora bien, estos tres datos eran para mí tres pruebas al revés, desarrolladas en la siguiente forma: En el primer caso, solo
una persona que hubiera pasado la noche con el cajero podía haberle quitado la llave. Bellamore estaba disgustado con el
cajero casualmente esa tarde.
En el segundo caso, ¿qué persona preparada para un robo cuenta el día anterior lo que va a hacer? Sería sencillamente
estúpido.
En el tercer caso, Bellamore hizo todo lo posible por ser visto, exhibiéndose, en suma, como para que se recordara bien
que él, Bellamore, pudo menos que nadie haber maniobrado en subterráneos esa accidentada noche.
Estos tres rasgos eran para mí absolutos —tal vez arriesgados de sutileza en un ladrón de bajo fondo, pero perfectamente
lógicos en el fino Bellamore—. Fuera de esto, hay algunos detalles privados, de más peso normal que los anteriores.
Así, pues, la triple fatal coincidencia, los tres rasgos sutiles de muchacho culto que va a robar, y las circunstancias
consabidas, me dieron la completa convicción de que Juan Carlos Bellamore, argentino, de veintiocho años de edad, era el
autor del triple robo efectuado en el Banco Alemán de San Pablo, el de Londres y Río de la Plata de Montevideo y el
Francés de Buenos Aires. Al otro día mandé la denuncia.
Zaninski concluyó. Después de cuantiosos comentarios se disolvió el grupo; Zaninski y yo seguimos juntos por la misma
calle. No hablábamos. Al despedirme le dije de repente, desahogándome:
— ¿Pero usted cree que Bellamore haya sido condenado por las pruebas de su denuncia?
Zaninski me miró fijamente con sus ojos cariñosos.
—¡Pero esas no son pruebas! ¡Eso es una locura! — agregué con calor—. ¡Eso no basta para condenar a un hombre!
No me contestó, silbando al aire. Al rato murmuró:
—Debe ser así... cinco años es bastante... —Se le escapó de pronto—: A usted se le puede decir todo: estoy
completamente convencido de la inocencia de Bellamore.
Me di vuelta de golpe hacia él, mirándonos en los ojos.
—Era demasiada coincidencia —concluyó con el gesto cansado.

Vocabulario:

melancólico: triste. forzoso: necesario, inevitable. escrupuloso: preciso, cuidadoso.


porvenir: futuro. longitud: largo. placidez: tranquilidad.
mortificar: causar molestia. infructuosa: inútil, ineficaz. sutileza: delicadeza.
prudente: cauteloso, cuidadoso. incidental: por casualidad. consabido: sabido o conocido por alguien.

*** En este enlace puedes reforzar lo leído, ya que encontrarás el


audiocuento.

https://www.youtube.com/watch?v=cZb_57KBFCo
Desarrolla las siguientes actividades en torno al texto leído (puedes completarlas en este documento o en tu
cuaderno y tomarle una foto al desarrollo):

1. ¿Cuál es el misterio que se presenta y desarrolla en el cuento? (3 puntos)

2. ¿Por qué conoce el narrador a Bellamore y Zaninski? (3 puntos)

3. ¿Por qué piensa el narrador que Bellamore es inocente? (3 puntos)

4. Las narraciones policiales suelen tener un personaje que representa al sospechoso y otro, al detective o investigador.
En este cuento, ¿quién sería cada uno de esos personajes? (3 puntos)

5. ¿Por qué crees que Zaninski denuncia a Bellamore? Fundamenta tu respuesta con ejemplos del texto. (3 puntos)

6. Si tú fueras Zaninski, ¿habrías denunciado a Bellamore? Justifica tu respuesta. (3 puntos)

7. ¿Crees que el final del cuento es importante para resolver el misterio? Fundamenta tu respuesta con las pistas que
descubriste en el texto. (3 puntos)

Taller de escritura

Ya viste las características de los relatos policiales, leíste y analizaste uno. Ahora, te
reto a que te conviertas en escritor y hagas el tuyo, considerando todo lo revisado
sobre este tipo de textos narrativos.

Esta actividad corresponde a un proceso de escritura, por tanto debes ir


completando cada etapa: planificarlo, escribirlo, revisarlo y editarlo.

Para comenzar…

1) Completa el esquema para organizar tus ideas:


2) Escribe el borrador de tu relato de misterio

A partir de la lluvia de ideas que hiciste anteriormente, comienza a escribir tu relato policial de misterio. No olvides
primero ponerle un título llamativo y que tenga relación con el tema central de tu historia y de ir separando tu texto por
párrafos según su estructura (1 a 2 párrafos para el inicio- 2 a 4 párrafos para el nudo- 1 o 2 párrafos para el desenlace).

No olvides revisar los requerimientos solicitados en la rúbrica de evaluación y recuerda además ver que tu texto sea
coherente y cohesivo.

_______________________________________________________________

__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________________
3) Revisa el borrador escrito y fíjate nuevamente que cumpla con todo lo solicitado en esta rúbrica de
evaluación. Si cumple tu texto con todos los requisitos, transcríbelo en un documento Word o en una hoja de
cuaderno, debes hacerlo con una letra legible para poder leer y corregir tu texto.

Rúbrica de evaluación de relato policial

CRITERIOS EXCELENTE REGULAR POR MEJORAR PUNTAJE


3 PTOS 2 PTOS 1 PTO

Título El título del cuento se El título del cuento se El título del cuento se
relaciona directamente con relaciona parcialmente con relaciona escasamente
el tema de este. el tema de este. con el tema de este.
Estructura En el relato se presentan los En el relato se presentan En el relato se presenta
narrativa del tres momentos de la historia solo dos momentos de la solo un momento de la
relato policial policial: inicio, nudo, historia policial: por historia policial, por
desenlace. ejemplo, solo inicio y ejemplo, solo nudo.
nudo.
Elementos del Incluye en su relato todos Incluye en su relato Incluye en su relato
relato policial de los elementos vistos del algunos de los elementos escasos elementos vistos
misterio relato policial: crimen, más relevantes vistos del del relato policial:
enigma, detective, pistas, relato policial: crimen, crimen, sospechoso y
método, sospechoso, enigma, detective, culpable.
culpable. sospechoso y culpable.
Coherencia y El texto se encuentra escrito El texto escrito es El texto escrito no es
cohesión de manera coherente lo que coherente y permite coherente, haciendo muy
permite comprender comprender parcialmente difícil comprender lo que
claramente lo que se quiere lo que se quiere comunicar. se quiere comunicar.
comunicar. Además, es Además, se evidencia un Además, se evidencia un
cohesivo (se evidencia un regular manejo de escaso manejo de
buen uso de conectores). conectores (utiliza pocos o conectores.
algunos no tan apropiados).
Extensión El texto escrito tiene como El texto escrito tiene como El texto escrito tiene
extensión una plana de extensión al menos media como extensión menos
cuaderno o una página de hoja de cuaderno o página de media plana de hoja
Word. de Word. de cuaderno o página de
Word.
Proceso de Se evidencia que siguió Se evidencia que siguió al Se evidencia que no
escritura cada una de las etapas del menos dos de las etapas del siguió la mayoría de las
proceso de escritura: proceso de escritura: etapas del proceso de
planificación (lluvia de planificación (lluvia de escritura: presenta solo
ideas), escritura (borrador), ideas) o escritura planificación, borrador o
revisión y edición (escrito (borrador), revisión o escrito definitivo.
definitivo). edición (escrito definitivo).
Ortografía El texto escrito presenta de El texto escrito presenta de El texto escrito presenta
3 a 5 faltas ortográficas. 5 a 8 faltas ortográficas. más de 8 faltas
ortográficas.
Puntaje total: 18 puntos

Puntaje obtenido:

También podría gustarte