Está en la página 1de 57

1

LecQui1
Acerca de...

Bienvenidos al Curso
Preuniversitario de Química
LEC – Leer, Escribir, Comprender

 La química es una disciplina que se ocupa principalmente de la


composición, propiedades y transformaciones. de los elementos. 
En este curso encontrarán una serie de conceptos que les ayudarán a
clarificar o profundizar los temas de Química. La propuesta está enfocada a
todos los estudiantes que se inician en el estudio universitario de esta
disciplina.
En este módulo trabajaremos en torno a la estructura atómica de los
elementos y la tabla periódica.
También encontrarán actividades, ejercicios y problemas que les permitirán
hacer un uso activo de estos conceptos y reconocer los ejes centrales de la
Química.
¡A trabajar!

Materia y átomo

 Materia, átomo, química...

Habitualmente estamos en contacto con cambios que ocurren en la naturaleza: el


agua se evapora, las plantas crecen, el carbón y la madera arde, el hierro se oxida.
La química tiene que ver con todos estos cambios.
La química es la ciencia que estudia la naturaleza de la materia, sus
propiedades, las modificaciones que se producen en su composición y los
cambios de energía que acompañan a las mismas.
2

Todos los objetos están constituidos por materia. En general, todo lo que podemos
ver o tocar está constituido por materia. Entendemos por materia a todo aquello que
nos rodea, ocupa un lugar en el espacio y es perceptible por nuestros sentidos.
 Las experiencias desarrolladas a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX,
revelaron que la materia no tiene como constituyente más elemental al átomo. Estas
experiencias demostraron que el átomo, a su vez, está formado por diferentes
partículas subátomicas.
Las partículas subátomicas fundamentales para el estudio químico de la materia
son: el electrón, el protón y el neutrón.

 Composición atómica

Un átomo es la unidad básica de un elemento que puede intervenir en una


combinación química.  Llamamos elemento al constituyente común a una sustancia
simple, a sus variedades alotrópicas y a todas aquellas sustancias compuestas que
por descomposición pueden originar dicha sustancia simple.
 Todos los átomos tienen un núcleo, el núcleo atómico, formado
por protones y neutrones. A su alrededor se encuentran los electrones en lo que se
denomina la zona extranuclear o nube electrónica.
El átomo en su conjunto es eléctricamente neutro, pero tanto los electrones como los
protones tienen carga eléctrica. El número de protones en el núcleo coincide con el
número de electrones en la nube, esta coincidencia es la que hace que sean
eléctricamente neutros.
 
Como se observa en la Figura 1, el tamaño del núcleo es muy pequeño frente al
tamaño total del átomo.

 Todos los átomos se pueden identificar a través del número de protones y


neutrones que contienen.
3

Presentaremos ahora algunas definiciones que serán necesarias para la


identificación:  
 
Número Atómico
 El número de protones de un núcleo sirve para identificar al átomo de un
determinado elemento y recibe el nombre de Número atómico (Z). A partir de este
dato, se puede determinar el número de electrones de un átomo. Por ejemplo, el
elemento oro (Au) contiene 79 protones en su interior. Como todo átomo es neutro,
tendrá en la zona extranuclear 79 electrones. Su número atómico (Z) es 79.
 
Número Másico
 El número másico (A) de un átomo es la suma del número de protones y del número
de neutrones contenidos en su núcleo.
 

A= n°protones + n°neutrones = Z + n° n
 
Los números másicos son siempre números enteros.
 
Nucleido
Definimos nucleído como aquella partícula caracterizada por un valor de Z y uno de
A, o como un conjunto de nucleones: protones y neutrones. La notación simbólica
para un átomo del elemento X es:

Conociendo el número de masa A y el número atómico Z de un nucleído


podemos establecer el número de partículas elementales.
 
 Isótopos
 Son átomos que poseen el mismo número atómico (Z) pero diferente número másico
(A) Para la mayoría de los elementos, los núcleos de sus átomos pueden tener
distinto número de neutrones. En otras palabras, los átomos de un mismo elemento
(igual valor de Z) con distinto número de neutrones, se llaman isótopos.
Por ejemplo para el átomo de hidrógeno existen tres nucleidos, isótopos:
4

 Iones
 Un ion es una especie química cargada positiva o negativamente formada a partir de
átomos o moléculas que han ganado o perdido electrones como resultado de un
cambio químico (por ejemplo, reacciones de óxido-reducción). Los protones
presentes en el núcleo atómico no se modifican durante los cambios químicos
habituales. Los iones con carga positiva se llaman cationes y los que poseen carga
negativa se denominan aniones.
 
5

 
La relación entre el número de protones y el número de electrones se puede
generalizar del siguiente modo:

 Estructura electrónica de los átomos

A lo largo de los años, se han desarrollado diferentes teorías para intentar explicar la
estructura electrónica de los átomos. A continuación, se presentan resumidos los
modelos de Bohr y el modelo orbital.
Modelo de Bohr
 Bohr ofreció una explicación teórica al espectro de emisión del hidrógeno en 1913.
Ya era conocido que los átomos estaban constituidos por protones y que los
electrones giraban alrededor del núcleo en órbitas circulares. El átomo de Hidrógeno
está formado por un protón en el núcleo y la zona extranuclear donde se mueve el
electrón. El electrón solo puede moverse en algunas órbitas permitidas en las cuales
no emite ni absorbe energía. Dichas órbitas determinan los niveles de energía. Cada
uno de estos niveles se designan con un número entero n: 1,2,3,…..7
El primer nivel (n=1) es el más cercano al núcleo y la órbita que describe tiene el
radio más pequeño. Un electrón en esta capa tiene la energía más baja posible. Con
el aumento de la distancia del núcleo hacia afuera, el radio de la órbita y la energía
del electrón aumentan. El electrón no puede tener una energía que lo
coloque entre los niveles permitidos.
Cuando el electrón se encuentra en el nivel n=1 se dice que el átomo está en
su estado fundamental, estado de menor energía, cuando el átomo recibe luz o calor,
el electrón absorbe energía y pasa a una órbita superior. Ahora el átomo se
encuentra en estado excitado. El electrón vuelve al nivel inferior y emite esa energía
que corresponde a la diferencia de energía entre ambos estados como cuanto de luz
(fotón), ese cuanto tiene una frecuencia característica que produce una línea
espectral propia de cada átomo.
El modelo de Bohr no se pudo aplicar a átomos con más electrones que el
Hidrógeno, pero la contribución hecha por Bohr respecto al comportamiento del
electrón en el átomo fue significativa.
 
Modelo Orbital
En el modelo actual se sigue considerando que en el mundo de dimensiones muy
pequeñas la energía aumenta de a saltos llamados cuantos. En un sistema cuántico,
6

es posible el pasaje de un valor de energía a otro mayor solo cuando el sistema


recibe la energía correspondiente necesaria.
Otro aporte fundamental es asumir la naturaleza dual de la materia (onda-partícula) y
el principio de incertidumbre de Heisenberg que establece que es imposible
determinar simultáneamente y con exactitud la velocidad y la posición de un cuerpo
tan pequeño como el electrón. Por lo tanto no es posible definir una trayectoria del
electrón, y se habla de la probabilidad de encontrar un electrón en una región
particular del átomo a la que se denomina orbital.
El modelo atómico de la mecánica cuántica es un modelo de base matemática que
se propone en función de probabilidades, y establece: "Un orbital atómico tiene una
energía característica así como una distribución característica de densidad de
probabilidad electrónica”. El concepto de densidad electrónica implica la probabilidad
de encontrar un electrón en un orbital. Las regiones de alta densidad electrónica son
las de mayor probabilidad de localización de un electrón, mientras que lo contrario se
aplica a regiones de baja densidad electrónica. Existen distintas formas de
distribución de densidades electrónicas o nubes de carga que se simbolizan con
letras s, p, d, f. El número de orientaciones posibles en el espacio para una nube de
carga determina el número de orbitales con dicha forma.
Existe 1 orbital s, 3 orbitales p, 5 orbitales d y 7 orbitales f.
El orbital atómico se simboliza con una letra y un número.
El número caracteriza el nivel energético en el cual se encuentra el orbital (1,2,3….7)
y está relacionado con la distancia al núcleo, a mayor valor de n, mayor es la
distancia al núcleo y con la energía y el tamaño del orbital, a mayor energía, mayor
tamaño del orbital.
La letra indica dentro del nivel, el subnivel, como se mencionó existen subniveles s,
p, d y f y el orden de energía de los subniveles es s<p<d<f. El número de subniveles
es igual al valor de n del nivel. Observemos la siguiente tabla:

 
7

Tabla 2: Distribución en niveles, subniveles y orbitales

En la Tabla que sigue, se relaciona el número de orbitales con el máximo de


electrones por orbital, subnivel y nivel. Esta distribución se llevó a cabo teniendo en
cuenta que cada orbital se completa con 2 electrones y los electrones se van
asignando en el átomo de acuerdo al Principio de Aufbau. El mismo enuncia que el
electrón que diferencia a un elemento del inmediatamente anterior (según el orden
de sus números atómicos) ocupa el orbital de menor energía.
 

Tabla 3: Número de orbitales y máximo de electrones

La Configuración electrónica (CE) es la expresión que indica la ubicación de los


electrones en un átomo en su estado fundamental. En el estado fundamental, los
electrones van ocupando los orbitales disponibles de manera de hacer mínima la
energía total del átomo (de acuerdo al Principio enunciado en párrafo anterior).
Se puede expresar a partir de la Regla de las Diagonales, como lo vemos en la
imagen que sigue, o considerando la energía orbital creciente, como se indica en la
Tabla Periódica.
8

Figura 2: orden de llenado de subniveles atómicos en un átomo polielectrónico


(Regla de las diagonales)
 
La Regla de las Diagonales consiste en disponer los orbitales atómicos de acuerdo
con el esquema que se muestra en la Figura 2. Si se recorre según las diagonales,
quedaría:

1s,2s,2p,3s,3p,4s,3d,4p,5s,4d,5p,6s.4f,5d,6p,7s,5f
El esquema indica la ocupación de los orbitales de un átomo polielectrónico, es
decir, el orden de llenado que no coincide exactamente con la energía orbital.
Veamos un ejemplo de las dos maneras:

 
En este caso se escribe el símbolo del gas noble más cercano con menos electrones
que el átomo considerado entre corchetes y luego se continúa con la distribución del
resto de los electrones.
9

Para representar las configuraciones electrónicas de iones es necesario recordar que


la carga del ion indica la diferencia entre cargas positivas (n° de protones) y
negativas (n° de electrones).            

            
           
 
La Configuración Electrónica Externa (CEE) es la distribución de los electrones
que podrían intervenir en las uniones químicas, es decir, los electrones externos.
Para determinarlas se parte del mayor nivel energético hasta el final de la
configuración, si existen subniveles d o f completos y por lo menos 1 electrón en un
subnivel de mayor energía, los electrones pertenecientes a esos subniveles
completos (d o f) no corresponden a la CEE. Los temas vinculados a la CEE
los profundizaremos luego. 
Se podrán visualizar algunos ejemplos de los elementos y las configuraciones
electrónicas externas en la tabla siguiente.

 
Tabla 4: ejemplos de CEE

Ahora que terminamos esta parte vinculada a los átomos y  su configuración, les
proponemos realizar una actividad.

ACTIVIDAD 1Cuestionario
10

Tabla periódica de los elementos

Tabla periódica de los elementos

 Un poco de historia...

En el siglo XIX, el químico ruso Dimitri Mendeleev propuso un orden para los
elementos químicos conocidos, organizándolos en lo que se llamó “Tabla Periódica
de los Elementos” (Figura 1). Esta disposición estaba basada en la repetición
periódica y regular de sus propiedades, de manera que los elementos con
propiedades similares estaban agrupados en la misma columna o grupo. Esta
disposición permitió además de ordenar los 66 elementos que se conocían hasta ese
entonces, predecir las propiedades de elementos que aún no se conocían. Con el
correr de los años y las progresivas incorporaciones de nuevos elementos, la
comunidad científica llegó a la conclusión de que las propiedades físicas y químicas
de los elementos son una función periódica de su número atómico (Z).
11

 ¿Qué hay en la tabla periódica?

En la tabla periódica, cada elemento es un un casillero, donde está representado


por su símbolo. Además, en ese casillero figuran datos importantes referidos al
elemento:

 el número atómico (Z),


 la masa atómica,
 la configuración electrónica.

Cada hilera horizontal de la tabla se denomina período. Los elementos del mismo


período tienen en común el mayor nivel energético de los electrones de la capa más
externa, la capa de valencia. Se pueden contar 7 períodos en total: el primer período
contiene 2 elementos; el segundo y el tercero tienen 8 elementos; el cuarto y el
quinto, 18 elementos; el sexto, 32 elementos; y el séptimo contiene los 29 restantes
pudiendo llegar a los 32.
Cada columna vertical de la tabla periódica viene a estar representada por
un grupo (o familia) de elementos que tienen propiedades similares debido a que
poseen el mismo número de electrones en la capa más externa, aunque varía el nivel
energético. Cada columna posee con un número que va desde el 1 al 18 con los que
se designa a cada grupo, o en nomenclatura más antigua subgrupos A y B con el
número de grupo en números romanos.
12

Les sugerimos recorrer una tabla periódica interactiva.


Pueden descargar una tabla periódica revisada aquí.
 Es importante mencionar que existe una correspondencia entre la configuración
electrónica (CE) y la ubicación del elemento en la tabla periódica. De esta manera, la
tabla puede dividirse en bloques de acuerdo con el nombre del último subnivel
electrónico ocupado que tiene el elemento.

 Bloque s: el último electrón se encuentra en un orbital s

 Bloque p: el último electrón se encuentra en un orbital p

 Bloque d: el último electrón se encuentra en un orbital d

 Bloque f: el último electrón se encuentra en un orbital f

Miremos la siguiente imagen:

Profundizaremos algunas cuestiones vinculadas a la configuración electrónica luego.

 ¿Cómo se pueden clasificar los elementos?

Otra clasificación que resulta relevante viene de agrupar a los elementos en metales,
no metales y metaloides.
Los metales son buenos conductores del calor y la electricidad, presentan brillo
propio característico, son maleables (se convierten en láminas), dúctiles (se
convierten el hilos) y en su mayoría, sólidos a temperatura ambiente.
En contraste, los no metales resultan malos conductores del calor y la electricidad, a
temperatura ambiente pueden ser sólidos, líquidos o gaseosos.
13

Un metaloide presenta propiedades intermedias entre ambos grupos. Están situados


próximos a la línea escalonada que divide los metales de los no metales. Por
ejemplo, están los elementos Germanio y Antimonio.
 En esta figura podremos visualizar los diferentes elementos. Los colores nos
permiten identificarlos.

Les proponemos ahora realizar una actividad sobre los temas que vinimos
presentando.

 Actividad 2Cuestionario
 Configuración electrónica

 Como ya se presentó, la Configuración electrónica (CE) es la expresión que indica la


ubicación de los electrones en un átomo en su estado fundamental.
Los elementos que pertenecen a un mismo grupo tienen la misma configuración
electrónica externa (CEE) general. Esto significa que varían el nivel energético pero
poseen el mismo número de electrones externos. 
Por ejemplo, la CEE de los elementos del grupo 2 es ns2. A esto se debe que
presenten propiedades químicas similares, igual capacidad de combinación, y que
formen cationes divalentes.
14

El número de período se relaciona con el mayor nivel energético de la configuración


electrónica externa. En la siguiente tabla podremos observar la relación entre la CEE
y el grupo en la tabla periódica.
 

 
  Tabla 1: relación entre la configuración electrónica externa y el grupo en la tabla
periódica
Iones más frecuentes de elementos representativos
Los átomos de la mayoría de los elementos tienden a adquirir la configuración
electrónica externa del gas noble más cercano por ganancia o pérdida de electrones
formando aniones o cationes. En la siguiente tabla podremos observarlos.

 Tabla 2: iones más frecuentes por grupo en la tabla periódica


El Hidrógeno  puede formar  iones   H- o H+.
  
Como ya se mencionó, la configuración electrónica de los elementos muestra una
variación periódica al aumentar el número atómico. Como consecuencia, los
elementos presentan variaciones periódicas de sus propiedades físicas y
químicas.
15

Así mismo, la atracción que ejerce el núcleo sobre los electrones que forman parte
del átomo (carga nuclear efectiva) también resulta determinante a la hora de
establecer dichas propiedades. Estas propiedades nos permiten entender las
propiedades físicas y químicas de los elementos, así como también la formación de
diferentes sustancias.
Presentaremos ahora las propiedades periódicas: radio atómico, radio iónico,
energía de ionización, afinidad electrónica y electronegatividad.
 
Radio atómico
Si se considera un átomo como una esfera, el tamaño del mismo se define en
términos de su radio atómico. Este es la mitad de la distancia entre los dos núcleos
de dos átomos metálicos adyacentes. Para los átomos que están unidos entre sí
formando una red tridimensional, el radio atómico es la distancia entre los núcleos de
dos átomos vecinos. Para los elementos que existen como moléculas diatómicas
sencillas, el radio atómico es la mitad de la distancia entre los núcleos de los dos
átomos de una molécula específica. Veamos la siguiente imagen

Figura 4: radio atómico


 
Dentro de un grupo, el radio aumenta a medida que aumenta el número atómico.
Esto se debe a a que aumenta el número cuántico principal de los electrones de la
capa más externa (electrones de valencia) y en consecuencia, quedan a mayores
distancias del núcleo. Sin embargo, en un período el radio disminuye a medida que
aumenta el número atómico. En este caso, el número cuántico principal de los
electrones es el mismo, pero a medida que aumenta la carga nuclear los electrones
tienden a ser más atraídos hacia el núcleo y por lo tanto los átomos se hacen más
pequeños. 
Presentamos la siguiente figura para visualizar las variaciones del radio atómico a lo
largo de la tabla periódica.
16

Figura 5: variación del radio atómico


 Radio iónico
Cuando un átomo neutro se convierte en un ion, se espera un cambio de tamaño.
Entonces, cuando hablamos de radio iónico nos referimos al radio de un catión o
de un anión.
Por ejemplo, cuando se forma un catión Na+ se espera que su radio sea menor al de
su átomo neutro Na porque al perder un electrón, aumenta la carga nuclear y la nube
electrónica tiende a contraerse. Al igual que los radios atómicos, los radios de los
cationes aumentan al descender en un grupo debido a que los electrones ocupan
niveles con un mayor número cuántico principal. En cambio, cuando se forma un
anión Cl- el radio es mayor que el del átomo neutro Cl. Esto se debe a que la carga
nuclear permanece constante pero al aumentar el número de electrones en la capa
de valencia, aumenta la repulsión entre los mismos, expandiéndose la nube
electrónica. Ambos ejemplos pueden observarse en la figura aquí debajo.
17

Figura 6: radio iónico


Energía de ionización
La energía de ionización es la energía que se requiere para quitar un electrón de
un átomo en estado gaseoso, en su estado fundamental. La magnitud de esta
energía da una idea de cuán fuertemente está unido el electrón al átomo. Cuanto
mayor es la energía de ionización es más difícil quitar el electrón.  
La primera energía de ionización (Ei1) corresponde a la energía necesaria para
quitar un electrón de un átomo neutro:

La segunda energía de ionización (Ei2) es la energía necesaria para quitar un


electrón de un catión monovalente en fase gaseosa:
 

A medida que el ion adquiere carga positiva, existe cada vez mayor predominio de la
carga nuclear sobre los electrones, con lo cual resulta más difícil sustraer un nuevo
electrón. En consecuencia, siempre se cumple que la primera energía de ionización
es menor que la segunda y a su vez la segunda menor que la tercera, y así
sucesivamente.  
La primera energía de ionización aumenta a medida que aumenta el número atómico
dentro de un período. Por otro lado, se observa una disminución a medida que
aumenta el número atómico en un grupo. Por ejemplo, se necesita mayor energía
para arrancar un electrón de un átomo de sodio que de un átomo de cesio. Los
elementos con baja energía de ionización tienden a formar cationes fácilmente.
 
Afinidad electrónica
La afinidad electrónica es el cambio energético que ocurre cuando un átomo neutro
en estado gaseoso acepta un electrón para formar un anión.
 
18

Cuanto mayor sea la afinidad electrónica de un elemento, mayor será la tendencia de


un átomo de dicho elemento a captar un electrón y formar un anión. Dentro de un
grupo, se observa que la afinidad electrónica disminuye al aumentar el número
atómico. Mientras que a lo largo de un período, se ve que la misma va aumentando.
De esto se desprende que la afinidad electrónica es más alta en los no metales que
en los metales.
 
Electronegatividad
Se denomina electronegatividad a la capacidad de un átomo de atraer hacia sí los
electrones de un enlace covalente. Cuanto mayor es la electronegatividad del átomo,
mayor es la tendencia a atraer electrones en un enlace. Como se desprende de lo
mencionado anteriormente, la electronegatividad se encuentra relacionada con la
afinidad electrónica y la energía de ionización. De esta manera, un átomo con
afinidad electrónica y energía de ionización altas posee electronegatividad alta. Por
el contrario, un átomo con baja energía de ionización y baja afinidad electrónica tiene
electronegatividad baja.
Un ejemplo sería, los elementos del Grupo 17 poseen alta afinidad electrónica y alta
energía de ionización, por lo que son elementos con alta electronegatividad. Mientras
que los elementos del Grupo 1 poseen baja afinidad electrónica y baja energía de
ionización, entonces tienen baja electronegatividad.
 Ya llegamos al final de esta parte. Les sugerimos realizar la siguiente actividad.

A modo de cierre y apertura

 Hemos llegado al final...

Desde épocas remotas, el hombre se interesó por la naturaleza de la materia. Hoy en


día sabemos que toda la materia está formada por átomos, moléculas y iones.
Además, muchas de las reacciones químicas que ocurren en la naturaleza implican
una reorganización de la estructura de los átomos por lo que el conocimiento de la
estructura atómica resulta importante para interpretar las semejanzas y diferencias
entre las propiedades químicas de los diferentes elementos.
19

 
En este curso presentamos las ideas iniciales en torno a los átomos y sus
características y configuraciones. Trabajamos también en torno a la tabla periódica. 
Estos conceptos permitirán profundizar el aprendizaje en los temas centrales de la
química como disciplina. 

 Temas generales de químicaGlosario


 Estamos seguros que los contenidos aquí trabajados les serán de utilidad para
iniciar el aprendizaje y la comprensión de los temas y problemas de la química.

LecQui2

Acerca de...

Bienvenidos al Curso
Preuniversitario de Química
LEC – Leer, Escribir, Comprender

 En este curso encontrarán una serie de conceptos y herramientas que les


ayudarán a clarificar o profundizar los temas centrales de Química. La propuesta de
los Cursos Pre universitarios está pensada para todos los estudiantes que se inician
en el estudio universitario de esta disciplina.
La química es una disciplina que se ocupa principalmente de la composición,
propiedades y transformaciones de los elementos. 
En este módulo trabajaremos en torno a las uniones químicas, las estructuras de
Lewis y la Nomenclatura.
También encontrarán actividades, ejercicios y problemas que les permitirán hacer un
uso activo de estos conceptos y reconocer los ejes centrales de la Química.
¡A trabajar!
20

Uniones químicas

 Sustancias simples y compuestas

En la naturaleza, en el mundo que nos rodea, no siempre encontramos los elementos


libres sino formando parte de compuestos.
Un elemento es el constituyente común a una sustancia simple y a todas las
sustancias  compuestas que por descomposición pueden originar dicha sustancia
simple.
Es decir que un compuesto es una sustancia que puede sintetizarse a partir de otras.
Las sustancias simples, en cambio, no pueden sintetizarse a partir de otras
sustancias.
Algunas sustancias simples son  por ejemplo el oxígeno, el alumnio, el nitrógeno, el
hierro.
Algunos ejemplos de sustancias compuestas son:
el óxido de calcio
el agua
el propano
La existencia de estas sustancias compuestas nos hace ver que los átomos de los
elementos se “unen” entre sí para formarlas.

Uniones químicas

Se denomina unión química a la fuerza de interacción entre dos átomos o grupos de


átomos con intensidad suficiente para mantenerlos unidos en una especie diferente.
Aquí podríamos preguntarnos ¿por qué se unen los átomos?. Una respuesta  sería
que lo hacen para dar lugar a una estructura de menor energía y por ende mas
estable, es decir siguen la tendencia a alcanzar un estado de energía mínima. En
otras palabras, cuando dos átomos se unen para formar un enlace, se libera una
cierta cantidad de energía.
Un enlace químico, entonces, se formará si el ordenamiento de átomos posee una
energía menor que la de los átomos separados  alcanzando un estado de mínima
energía.
Para explicar cómo se forman las sustancias, moléculas y los compuestos
iónicos, Gilbert Lewis propuso que los átomos se combinan para alcanzar la
21

configuración electrónica más estable. Es decir que se combinarán hasta completar


sus octetos en la capa más externa. Las partículas, ya sean átomos o iones,
alcanzan la estabilidad máxima al ser isoelectrónicas. Es decir, tener el mismo
número de electrones, con un gas noble.
 Al estudiar los enlaces químicos se consideran solamente los electrones externos o
electrones de valencia de los átomos. Esto es porque al formarse un enlace, se
ponen en contacto sus regiones más externas. El sistema de puntos desarrollado por
Lewis permite representar a los electrones de valencia: se indica el símbolo del
elemento y un punto por cada electrón.
A continuación se presentan los símbolos de puntos de Lewis de diferentes átomos:

 Tipos de enlace

Las uniones químicas se clasifican en iónicas, covalentes y metálicas. A partir de


los valores de diferencia de electronegatividad entre los átomos que conforman el
enlace es posible predecir si el mismo será iónico o covalente.
La electronegatividad es la capacidad relativa que tiene un átomo para atraer los
electrones de una unión química.
Veamos una imagen:
22

Si la diferencia de electronegatividad entre los átomos del enlace es mayor o igual a


2, el enlace es de tipo iónico. Esta diferencia de electronegatividad se aplica a la
mayoría de los compuestos iónicos, aunque existen excepciones. Si tenemos en
cuenta el porcentual de carácter iónico se considera que para una diferencia de
electronegatividad de 1,7, el porcentual de carácter iónico es del 50%. En los enlaces
iónicos participan un metal y uno o más no metales.
Si la diferencia de electronegatividad entre los átomos del enlace es menor a 2, se
formará un enlace de tipo covalente.

 Enlace iónico

Como dijimos en el apartado anterior, este tipo de unión resulta de las interacciones
electrostáticas entre cationes y aniones. Esto es el producto de las interacciones
entre cargas positivas y negativas, respectivamente.
Según las propiedades periódicas analizadas en el curso preuniversitario 1,
los metales alcalinos (por ejemplo, Na y K) y alcalino-térreos (por ejemplo, Ca y
Mg) forman cationes fácilmente.
Esto sería porque que los átomos de estos elementos presentan bajas energías de
ionización.
Por otro lado los halógenos, el oxígeno, el azufre y el nitrógeno tienden a
formar aniones. Por esta razón, muchos compuestos iónicos están constituidos por
un metal del grupo 1 o 2 y uno de los no metales mencionados.
A la mínima relación entre cationes y aniones que se repite en un cristal, se la
denomina unidad fórmula. Los compuestos iónicos no están formados por
moléculas. En general, se observa que los cationes y aniones forman los
compuestos iónicos que a temperatura ambiente se encuentran en forma cristalina.
23

Para representar a las unidades fórmulas o a las compuestos iónicos, se utilizan


estructuras de Lewis y fórmulas mínimas. La estructura de Lewis de un compuesto
iónico consiste en la representación de los iones que lo constituyen. La fórmula
mínima indica la relación entre el número de cada uno de los iones que forman una
unidad fórmula.

 Enlace covalente

Un enlace covalente es aquel en el que los átomos comparten electrones y forman


moléculas. Cada átomo adquiere, en la mayoría de los casos, la configuración
electrónica del gas noble más cercano en la tabla periódica. Para representar a las
moléculas se utilizan estructuras de Lewis, y fórmulas desarrolladas y moleculares.
Los átomos pueden formar distintos tipos de enlaces covalentes. Según el número
de pares de electrones compartidos, la unión covalente puede ser simple, múltiple y
coordinada o dativa:

 Simple: dos átomos se unen por medio de un par de electrones.


 Múltiple: los átomos comparten dos o tres pares de electrones. La unión
o enlace se denomina covalente doble y triple respectivamente.
 Coordinada o dativa: el par de electrones compartido es aportado sólo
por uno de los átomos.

Para representar las fórmulas desarrolladas, se indican los símbolos de los


elementos intervinientes y un guion que representa cada par de electrones
compartido. Las uniones covalentes dativas o coordinadas se simbolizan con una
flecha desde el átomo menos electronegativo hacia el más electronegativo.
Veamos unos ejemplos.
24

Les proponemos ahora realizar una actividad.

 Actividad 1 - EnlacesCuestionario
 Excepciones a la regla del octeto

La regla del octeto enuncia que los átomos tienen la tendencia a completar sus
últimos niveles de energía con una cantidad de 8 electrones, de forma tal que
adquieren una configuración más estable.
Existen algunas moléculas en las que no se cumple la regla del octeto en por lo
menos uno de los átomos involucrados. Estas excepciones a la regla pueden ser:

 Octeto incompleto

En algunas moléculas el número de electrones que rodea al átomo central


es inferior a ocho. Por ejemplo en la molécula de BeCl2 el átomo de Be está
25

rodeado por cuatro electrones y en la molécula de BF3, el átomo de B está rodeado


por seis electrones.

 Octeto expandido

Los átomos de los elementos del tercer período en adelante, constituyen moléculas
en las que hay más de ocho electrones alrededor del átomo central. Por ejemplo,
en la molécula de SF4, el átomo de S está rodeado de 10 electrones. Además de los
orbitales 3s y 3p tienen orbitales 3d incompletos con los que pueden formar enlaces.

 Número impar de electrones

En algunas moléculas, un átomo tiene un número impar de electrones. Por ejemplo


en la molécula de NO y la de NO2.

 Polaridad del enlace

Como señalamos anteriormente, las uniones químicas se clasifican


en iónicas, covalentes y metálicas. En el caso de los enlaces covalentes, éstos se
clasifican en polares o no polares.
Una propiedad útil para distinguirlos es la electronegatividad. En un enlace
covalente entre 2 átomos del mismo elemento, el par electrónico se comparte de
forma equitativa. A este enlace se lo denomina no polar.  Un ejemplo es la molécula
de H2 (hidrógeno).
En contraste, en un enlace covalente entre 2 átomos de distintos elementos los pares
de electrones no son compartidos por igual. Como consecuencia se genera una
densidad de carga negativa sobre el átomo más electronegativo y una densidad de
carga positiva sobre el átomo menos electronegativo. A este enlace se lo denomina
covalente polar. Por ejemplo, en la molécula de HCl (cloruro de hidrógeno) hay una
densidad de carga negativa sobre el átomo de cloro y una densidad de carga positiva
sobre el átomo de hidrógeno.

Una medida cuantitativa de la polaridad de un enlace es el momento dipolar (μ).  La


unidad en la que se mide esta magnitud es el Debye (D).
El momento dipolar es el producto entre la carga y la distancia que las separa (μ =
q x d) en un enlace químico. 
Esto es una magnitud vectorial. Es decir, que se representa mediante un vector que
tiene módulo (intensidad), dirección y sentido.
26

 Longitud y energía del enlace

La longitud del enlace se define como la longitud entre en núcleo de dos átomos
unidos por un enlace covalente en una molécula. Lo veremos en la siguiente figura.

Los enlaces triples son más cortos que los enlaces dobles, y que a su vez son más
cortos que los enlaces simples. En la siguiente tabla, podremos observar un ejemplo
de la longitud del enlace.

Tabla 1: longitud de enlace promedio de ejemplos de enlaces simple, doble y triple


La longitud del enlace se encuentra estrechamente relacionada con la energía del
enlace. La energía de enlace es una magnitud que da idea de la atracción entre los
átomos en el enlace y por ende, de la estabilidad del mismo.
Así es que aquellos enlaces de menor longitud son más estables que los de mayor
longitud, por lo que se necesita aplicar mayor energía para romperlos.

 Unión metálica

Los metales, al igual que los compuestos iónicos, no están formados por


moléculas. Se considera que un trozo de metal es un conjunto de iones positivos
(cationes) inmerso en un mar de electrones móviles.
Como los átomos de los metales tienen baja energía de ionización, los electrones
externos, es decir, los más débilmente unidos al núcleo de cada átomo, se mueven a
lo largo de toda la estructura compacta. No están asociados con ningún núcleo en
particular sino que forman una nube electrónica que pertenece a toda la red del
metal.

 Actividad 2 - PolaridadCuestionario
27

Estructura de Lewis

 Estructura de Lewis

La estructura de Lewis es una representación gráfica que muestra los pares de


electrones de enlaces entre los átomos de una molécula y los pares de electrones
solitarios que puedan existir.
Las estructuras de Lewis son de gran utilidad para representar los enlaces. En estas
estructuras se utilizan:

 los símbolos de los elementos, los que representan a los átomos,


 la Configuración Electrónica Externa (CEE) de cada uno de los
átomos de los elementos intervinientes,
 símbolos, como por ejemplo: °, x, ·, para representar a los electrones
externos o de valencia.

 
En el caso de los iones se deben agregar:

 signos + y – para indicar la carga de los mismos.


 corchetes encerrando el anión.

 A continuación, veremos algunos ejemplos que nos permitirán comprender mejor


cómo se representa con las estructura de Lewis.

 Li2O -  óxido de litio


28

Para representar una estructura de Lewis, se analiza primero el tipo de unión


química. En este caso, el litio es un metal cuya electronegatividad es 0,98 y el
oxígeno es un no metal de electronegatividad 3,44, por lo tanto, la diferencia de
electronegatividad es mayor que 2,0 y la unión química es iónica.
La estructura de Lewis de un compuesto iónico consiste en la representación de los
iones que lo constituyen. La fórmula mínima Li2O indica que una unidad elemental de
óxido de litio está formada por dos cationes litio y un anión óxido.
Según las CEE del litio y del oxígeno, determinamos las cargas de los iones
respectivos:                      
CEELi: 2s1                   CEEO: 2s2 2p4
El átomo de litio forma un catión quedando con la configuración electrónica del gas
noble más próximo (helio, CEE: 1s2). Significa que el catión que forma el litio tiene 3
protones y 2 electrones, por tal motivo, queda una carga positiva sin compensar, que
le dan la carga al catión. Su símbolo es Li+ y su CEE es 1s2.
El átomo de oxígeno forma un anión que tiene la configuración electrónica del gas
noble más próximo (neón, CEE: 2s2 2p6). Significa que el anión que forma el oxígeno
tiene 8 protones y 10 electrones, por lo tanto, quedan dos cargas negativas sin
compensar, que le otorgan la carga al anión. Su símbolo es O2- y su CEE es 2s2 2p6.
La estructura de Lewis del Li2O es:

 HCl  -  cloruro de hidrógeno

Para representar la estructura de Lewis del cloruro de hidrógeno se tiene en cuenta


que ambos átomos son no metales y la diferencia de electronegatividad es 0,90, por
lo tanto la unión es covalente.
CEECl: 3s2 3p5
CEEH: 1s1
Al representar el símbolo de puntos para el átomo de cloro, queda un electrón no
apareado, por lo que se establece un enlace covalente con el átomo de hidrógeno.
De esta manera, ambos átomos adquieren la configuración electrónica del gas noble
más próximo. La estructura de Lewis es:
29

 NH3 -  amoníaco

 A partir de la CEE de los átomos que constituyen a la molécula, escribimos la


estructura de Lewis.
CEEN:  2s2 2p3
CEEH: 1s1,
 
Al representar el símbolo de puntos para el átomo de nitrógeno, quedan tres
electrones no apareados, por lo que se establecen tres enlaces covalentes con los
átomos de hidrógeno. De esta manera, los átomos adquieren la configuración
electrónica del gas noble más próximo. La estructura de Lewis es:

 H2CO3  -  ácido carbónico

Para representar esta molécula es conveniente tener en cuenta:

 que la molécula está formada por átomos de no metales, por lo tanto, la


unión es covalente;
 las CEE de cada uno de los átomos involucrados;
 la distribución de los átomos en función de la electronegatividad, el
átomo menos electronegativo ocupa la posición central.
30

Las CEE de los átomos de los elementos que lo constituyen son:


CE H:   1s1                  CEEC: 2s2 2p2                            CEEO: 2s2 2p4
En el H2CO3 el símbolo del carbono se ubica en el centro rodeado de los símbolos de
los átomos de oxígeno, y el símbolo del hidrógeno se ubica al lado del oxígeno.
Al representar los electrones, conviene colocar primero el electrón del átomo de
hidrógeno, luego, los correspondientes al átomo de oxígeno, que está unido al átomo
de hidrógeno, y los electrones del átomo del carbono; se establecen dos uniones
covalentes simples, una entre el hidrógeno y el oxígeno (H-O) y otra entre el oxígeno
y el carbono (O-C). De esta manera, el átomo de hidrógeno adquiere la CEE de los
átomos del gas noble más próximo (He), y el átomo de oxígeno (unido al de
hidrógeno) adquiere la CEE de los átomos del gas noble más próximo (Ne).
Se repite esta secuencia para representar los electrones de los otros átomos de
hidrógeno y oxígeno unidos entre sí al carbono. Para que el átomo de carbono
adquiera la CEE de los átomos del gas noble más próximo (Ne), necesita dos
electrones, por eso, establece una unión covalente doble con el otro átomo de
oxígeno y, así, ambos alcanzan el octeto electrónico.
La estructura de Lewis es:  

De esta forma, cada átomo adquiere el número de electrones externos de los átomos
del gas noble más próximo: 2 electrones para el Hidrógeno, 8 electrones para el
Oxígeno y 8 electrones para el Carbono.
La fórmula desarrollada es:

 BrO2- ion bromito


31

Para dibujar la estructura de Lewis, es conveniente:

 ubicar en el centro, el símbolo del átomo del elemento que no es oxígeno


y rodearlo con tantos átomos de oxígeno como indica la fórmula;
 representar, en un átomo de oxígeno, un electrón por cada carga
negativa que posea el ion;
 encerrar el conjunto entre corchetes indicando la carga del ion;
 dibujar los electrones en el átomo de oxígeno que tiene el electrón que le
da la carga al anión, y los del no metal, de manera que se establezca una unión
covalente simple entre ambos;
 representar los electrones de los demás átomos de oxígeno (si los
hubiera).

 
La estructura de Lewis del  es:

 Mg(IO3)2  -  yodato de magnesio

Para representar estructura de Lewis de una oxosal, se considera que es un


compuesto ternario iónico, formado por cationes y oxoaniones y que la suma de las
cargas de cationes y aniones en una unidad fórmula es igual a cero. Por lo tanto,
para dibujarla, es aconsejable separar cationes de aniones.
A partir de la fórmula de la sal, se deduce que en una unidad fórmula, por cada
catión Mg2+, hay dos aniones . La estructura de Lewis es:
32

 Actividad 1 - Estructura de LewisCuestionario

Número de Oxidación y nomenclatura

 Nomenclatura: Generalidades

Con el fin de facilitar la comunicación entre químicas y químicos y otros científicos de


diferentes áreas, se proponen reglas internacionales comunes para nombrar a los
compuestos químicos.
Las reglas para nombrar a los compuestos inorgánicos fueron establecidas por el
Comité de Nomenclatura Inorgánica de la Unión Internacional de Química Pura y
Aplicada (IUPAC). Sin embargo en la práctica se suele utilizar la nomenclatura más
antigua, llamada Nomenclatura Tradicional.
Para iniciar el estudio de la nomenclatura debemos distinguir entre compuestos
orgánicos e inorgánicos. En este curso, nos centraremos en los inorgánicos.
Para organizar y simplificar el estudio de la nomenclatura química, los compuestos
inorgánicos se pueden dividir en diferentes categorías.
Antes de entrar en las diferentes denominaciones de los compuestos químicos, es
necesario primero conocer el concepto de número de oxidación y los distintos tipos
de compuestos inorgánicos.
 

Número de Oxidación

El número de oxidación de un átomo también puede ser llamado estado de


oxidación. Éste número se asigna a cada átomo de una sustancia. El número de
oxidación refiere al número de cargas que tendría un átomo si los electrones fueran
transferidos por completo al átomo más electronegativo. En la tabla períodica figuran
los números de oxidación de los elementos.
33

Presentamos a continuación, las reglas generales para asignar números de


oxidación:

1. El número de oxidación de cualquier elemento libre es cero. Esto incluye


a las sustancias (simples) formadas por moléculas poliatómicas.

2. Para iones monoatómicos, el número de oxidación coincide con la


carga neta del ion.

3. El número de oxidación del elemento oxígeno es – 2, en los peróxidos -


1 y en los compuestos con flúor +2.

4. El número de oxidación del elemento hidrógeno es + 1, y en


los hidruros metálicos o iónicos es -1.

5. El número de oxidación del elemento flúor es -1 en todos los


compuestos.

6. En una especie neutra, la suma de los números de oxidación


multiplicada por los respectivos subíndices es igual a cero. En un ion
poliatómico la suma de los números de oxidación multiplicada por los
respectivos subíndices es igual a la carga neta del ion.

 Act 1 oxidaciónCuestionario
 Nomenclatura de compuestos químicos
En los siguientes apartados, se presentarán las reglas de nomenclatura de los
diferentes compuestos químicos. Para facilitar el estudio de los compuestos químicos
inorgánicos se los puede clasificar en:
compuestos del oxígeno, compuestos del hidrógeno, hidróxidos o bases,
ácidos y sales.

Compuestos del oxígeno


 ÓXIDOS
Los óxidos son compuestos binarios entre oxígeno y otro elemento.  
Existen distintos criterios para la clasificación de los óxidos. En este curso, nos
referiremos exclusivamente a los óxidos de metales y de no metales. Éstos son
llamados óxidos normales, donde el oxígeno tiene un número de oxidación de -2.
34

Presentamos algunos ejemplos de 

 
 Si el metal tiene más de un número de oxidación, según IUPAC, se debe indicar el
número de oxidación del metal en números romanos colocado entre paréntesis a
continuación del nombre del metal. Según la Nomenclatura tradicional, se agrega a la
raíz del nombre del metal los sufijos –oso o –ico, para representar el estado de
oxidación inferior o superior respectivamente.
35

Nota: IUPAC también acepta usar atomicidades para nombrar a los óxidos.
Agregamos más ejemplos:    MnO2, dióxido de manganeso; Cr2O3, trióxido de
dicromo.
 
Los óxidos de metal reaccionan con el agua para formar hidróxidos, bases
caracterizados por el ion hidroxilo OH-, por eso se conocen como óxidos normales
básicos.
36

Como ya señalamos, si el no metal tiene más de un número se oxidación, según


IUPAC, se debe indicar el número de oxidación del no metal en números romanos
colocado entre paréntesis a continuación del nombre del no metal. Según la
Nomenclatura tradicional se agrega a la raíz del nombre del no metal los sufijos –oso
o –ico, para representar el estado de oxidación inferior o superior respectivamente.
37

Los óxidos de no metal reaccionan con agua para formar oxoácidos, por


consiguiente se conocen como óxidos normales ácidos.
38

Aquí es importante señalar que existe una familia de oxoácidos del fósforo de


número de oxidación +5 (ácidos fosfóricos) formados por  los diferentes grados de
hidratación del óxido fosfórico. Para nombrarlos se suelen emplear los prefijos orto,
meta y piro.

   
 COMPUESTOS  del HIDRÓGENO
39

 
HIDRUROS
Los hidruros son compuestos binarios entre el hidrógeno y otro elemento. Los
hidruros se clasifican en: 

Los hidruros de metales alcalinos y alcalinos térreos son hidruros


iónicos porque el hidrógeno toma electrones de los metales de los grupos 1 y 2 para
formar iones hidruro, H-.  De los metales alcalinotérreos sólo los metales más
pesados del grupo (Ca, Sr y Ba) forman hidruros iónicos.
40
41

La nomenclatura utilizada para los hidruros de no metales corresponde a los


compuestos en estado de gas. 
Los hidruros de los Grupos 16 y 17 forman soluciones ácidas cuando se disuelven en
agua llamadas hidrácidos. Los hidrácidos se nombran comenzando por la palabra
ácido y reemplazando la terminación “uro” por “hídrico”. Unos ejemplos pueden
ser,  H2S: ácido sulfhídrico; HCl: ácido clorhídrico.
 Algunos hidruros de no metal conservan el nombre común.

 ACIDOS
Los ácidos son sustancias capaces de donar un ion H+ (protón) cuando se disuelven
en agua. Los ácidos se clasifican en: hidrácidos y oxoácidos.
 
 SALES
Las sales se forman a partir de la reacción de neutralización, que es la reacción de
un ácido (Hidrácido u oxoácido) con una base para dar sal y agua.
42

Ejemplo de formación de sales a partir de un hidrácido:

Para nombrar a las sales de los hidrácidos se reemplaza la terminación “hídrico” del


hidrácido por la terminación “uro”.
Ejemplo de formación de sales a partir de un oxoácido: 

Para nombrar a las sales de los oxoácidos se reemplaza la terminación “oso” del


oxoácido por la terminación “ ito” y la terminación “ ico” del oxoácido por la
terminación “ ato”.
43

HIDRÓGENOSALES O SALES ÁCIDAS 

HIDRÓGENOOXOSALES u OXOSALES ÁCIDAS 


44

NOTA: Observar el uso de prefijos que indican multiplicidad para aquellas hidrógeno oxosales
que presentan uno o más hidrógenos no sustituidos por
metales.                                                      

Algunos ejemplos: NaH2PO4, fosfato diácido de sodio, porque tiene dos hidrógenos
sin sustituir por el sodio; Na2HPO4, fosfato monoácido de sodio, porque tiene un
hidrógeno sin sustituir por el sodio.

 Actividad 2 - NomenclaturaCuestionario

 Actividad 3 - Nombres
45

A modo de cierre y apertura..

 En este módulo revisamos diferenciamos las sustancias simples y compuestas.


Presentamos qué son las uniones químicas, cómo se unen los átomos y de que
depende el tipo de unión.
También presentamos las diferentes formas de nombrar  los compuestos
químicos, nomenclatura. Para esto resaltamos la importancia conocer qué es
el número de oxidación y los distintos tipos de compuestos.

Estamos seguros que los contenidos aquí trabajados serán de mucha utilidad para
abordar los temas de  Química que se presentarán a lo largo del Ciclo Básico.
Para finalizar, les proponemos la última actividad del curso.

 Actividad FinalCuestionario
 Les proponemos continuar profundizando los temas centrales de la Química en
el Curso Preuniversitario 3 .
En este curso se trabajarán los temas de magnitudes atómicas y moleculares.
También se presentarán las temáticas vinculadas a las reacciones químicas.

LecQuí3
Acerca de...

LEC – Leer, Escribir, Comprender

 La química es una disciplina que se ocupa principalmente de la composición,


propiedades y transformaciones de los elementos. También se ocupa de estudiar las
relaciones entre los átomos, iones o moléculas que se dan en los diferentes procesos
químicos.
En este curso encontrarán una serie de conceptos que les ayudarán a clarificar o
profundizar los temas de Química. La propuesta está enfocada a todos los
estudiantes que se inician en el estudio universitario de esta disciplina.
En este módulo trabajaremos en torno a las magnitudes atómicas y moleculares.
46

También trabajaremos temas vinculados a las reacciones químicas. Profundizaremos


en los tipos de reacciones, su representación simbólica y presentaremos el tema de
las relaciones estequiométricas. Estos temas son fundamentales para comprender
también los temas de equilibrio químico y equilibrio ácido base.
También encontrarán actividades, ejercicios y problemas que les permitirán hacer un
uso activo de estos conceptos y reconocer los ejes centrales de la Química.
¡A trabajar!

Magnitudes atómicas y moleculares

 Magnitudes: Generalidades

En este curso nos ocuparemos de una magnitud de los átomos y de las moléculas: la
masa.
Como señalamos en el inicio, la química, entre otras cosas, estudia las relaciones de
masas entre los átomos, iones o moléculas que participan en diferentes procesos.
Las masas de los átomos son muy pequeñas comparadas con las masas que
manejamos habitualmente en nuestras actividades cotidianas. Por esta razón, es
imposible usar los mismos elementos y unidades convencionales para medir las
masas de los átomos.
Para medir partículas extraordinariamente pequeñas, la unidad de masa utilizada es
la unidad de masa atómica.

Unidad de masa atómica

El conocimiento de la masa de un átomo es importante para el trabajo en el


laboratorio. Sin embargo, los átomos son partículas extremadamente pequeñas y por
lo tanto, no es posible pesar un solo átomo. En consecuencia, existen métodos
experimentales para determinar su masa en relación con la de otro, y para ello se
asigna un valor a la masa de un átomo de un elemento determinado para utilizarlo
como referencia.
La unidad de masa atómica es la doceava parte de la masa de un átomo
de 12C (isótopo de carbono que tiene seis protones y seis neutrones). Se simboliza u y
se lee “uma” (unidad de masa atómica).
47

Es decir, 1 u equivale a 1,6605 x 10–24 g.


Por acuerdo internacional, la masa atómica es la masa de un átomo, en unidades de
masa atómica. En 1961, esta unidad fue propuesta por los científicos que formaban
parte de la IUPAC.

 Masa atómica (ma)

Es la masa que corresponde a un átomo. Los valores de masas atómicas que figuran
en la tabla periódica resultan de considerar el promedio de las masas atómicas de
los diferentes isótopos que constituyen a un elemento y de la proporción en que
éstos se encuentran en la naturaleza. Se expresa en unidades de masa atómica (u).
La masa de un átomo es posible expresarla en otras unidades de masa, por ejemplo,
en gramos. Según lo explicado anteriormente, la equivalencia en gramos de la
unidad de masa atómica es:
   1 u = 1,6605 x10  g –24

Consideremos la información de la tabla periódica para el elemento Rubidio. La masa


del Rb  (ma Rb) es igual a 85,47 u
             1 u   ------------------ 1,6605 x 10  g
–24

      85,47 u   ------------------ x = 1,42 x 10  g


–23

La masa promedio de un átomo de rubidio es de 85,47 u o 1,42 x 10–23 g

 Masa molecular (mm)

 
Ahora bien, si consideramos que las sustancias están formadas por moléculas, se
hace necesario determinar las masas moleculares. Para esto hay que tener en
cuenta el número y la masa de cada uno de los átomos de los elementos que
constituye una molécula.
Entonces, la Masa Molecular es la masa promedio que corresponde a una molécula.
Puede expresarse en gramos, en unidades de masa atómica o en cualquier otra
unidad de masa. Representa la suma de las masas atómicas de una molécula. Para
calcularla, es necesario conocer la composición atómica así como la masa atómica
del o de los elementos involucrados en la fórmula de la molécula.
Por ejemplo, la molécula de dióxido de azufre está compuesta por un átomo de
azufre y dos átomos de oxígeno. Por consiguiente, la masa molecular estará dada
por la masa atómica de cada uno de los átomos de los elementos involucrados:
mm SO2 = ma S + 2 x ma O =
mm SO2 = 32,1 u + 2 x 16,0 u = 64,1 u
48

             1 u   -------------------- 1,6605 x 10  g


–24

        64,1 u   -------------------- x = 1,06 x 10  g


–22

Entonces, la masa promedio de una molécula de dióxido de azufre (SO2) es de 64,1 u


o 1,06 x 10–22 g.
Con fines de simplicidad se omite la palabra “promedio” cuando se aborda el tema
de las masas atómicas de los elementos y las masas moleculares.

 Actividad 1 - MasasCuestionario
 El concepto de mol

 
Recordemos que las unidades de masa atómica constituyen una escala relativa de
las masas de los elementos. Como señalamos anteriormente, debido a que los
átomos tienen masas tan pequeñas no es posible diseñar una balanza para
determinar su masa atómica. En el laboratorio, habitualmente se manejan muestras
macroscópicas que contienen un número elevado de átomos. Por consiguiente, en
conveniente poseer una unidad especial para referirse a un gran número de átomos
o de moléculas.
En química, la unidad especial que se utiliza es el mol.
El mol  es la unidad de cantidad de sustancia del Sistema Métrico Legal Argentino
(SIMELA) y del Sistema Internacional de Unidades (SI). Se define como la cantidad
de sustancia de un sistema que contiene tantas entidades elementales (átomos,
moléculas u otras partículas) como átomos hay en 12,0 g (0,0120 kg) de 12C.
Ahora bien, teniendo en cuenta que la masa atómica del carbono (ma C) es de 12,01
u podemos escribir que:

A partir de estos cálculos podemos observar que en 0,012 kg de 12C hay 6,02 x


1023 átomos de carbono, es decir, que en una masa de 12,0 g de carbono hay
seiscientos dos mil trillones de átomos.
6,02 x 1023   =  602 000 000 000 000 000 000 000

1 mol = 6,02 x 10 partículas


23   

Este número, extremadamente grande se conoce como número de Avogadro.


49

 Número de Avogadro (NA)

Es el número de partículas elementales en un mol de una sustancia cualquiera. Es


una constante universal que recibe el nombre de constante de Avogadro y adopta
un valor de 6,02x1023.
 
1 mol =  6,02 x 1023  partículas

 Masa molar (M)

 Representa la masa de un mol. Coincide numéricamente con la masa atómica,


expresada en u, si el mol es de átomos, y con la masa molecular, expresada en u, si
el mol es de moléculas. Su unidad es g/mol o g x mol-1.
 Por ejemplo, si consideramos que un átomo de oxígeno tiene una masa atómica de
16,0 u, un mol de átomos de oxígeno tendrá una masa molar de 16,0 g/mol:
ma O = 16,0 u             MO = 16,0 g/mol
Entonces,

Presentamos otro ejemplo: pensemos ahora en la glucosa de fórmula molecular


C6H12O6. La masa de una molécula de glucosa es de 180 u, por lo que un mol de
moléculas de glucosa tendrá una masa molar de 180 g/mol.
mm C6H12O6 = 180 u             M C6H12O6  = 180 g/mol
50

 Volumen molar (VM)

Se refiere al volumen de un mol de cualquier sustancia en determinadas condiciones


de presión y de temperatura, es decir, al espacio que ocupa un mol de cualquier
sustancia.
La unidad en que suele medirse es dm3/mol o dm3 x  mol-1.
Puede calcularse a partir de la expresión:

Donde ρ es la densidad de la sustancia. A partir de la fórmula anterior se desprende


que el volumen molar se puede calcular como:

 2 -MagnitudesCuestionario

Reacciones químicas

 Reacciones químicas: Generalidades

A nuestro alrededor, aún sin darnos cuenta, ocurren cientos de reacciones químicas.
El encendido de una hornalla, la oxidación de una manzana o un clavo de hierro, la
fotosíntesis, entre otros...
Una reacción química es un proceso en el cual las sustancias llamadas reactivos
sufren una transformación. Durante esta transformación se produce una
redistribución de los enlaces químicos de manera tal que se forman nuevas
sustancias, llamadas productos.
De acuerdo con las sustancias que intervienen pueden producirse distintos tipos de
reacciones, por ejemplo, de combustión, síntesis o combinación, descomposición,
neutralización, precipitación y reacciones de óxido-reducción.
Las reacciones químicas se representan utilizando ecuaciones químicas. En una
ecuación química se utilizan fórmulas químicas para representar a las sustancias
iniciales (reactivos) y a las sustancias formadas como resultado de dicha reacción
(productos). Además, se utiliza una flecha entre las fórmulas de los reactivos y de los
productos, lo que indica el sentido de la reacción. En forma general:
 
Reactivos → Productos
51

 
Por otro lado, se indica el estado físico de los reactivos y de los productos mediante
las letras g, l, s y ac, escritas entre paréntesis, para indicar si las sustancias se
encuentran en estado gaseoso, líquido, sólido y/o disueltas en solución acuosa,
respectivamente.
 
Como ejemplo, debajo encontrarán la reacción del hidruro de sodio en estado sólido
en presencia de agua líquida para dar hidróxido de sodio acuoso e hidrógeno
gaseoso.
 
 

 
Toda ecuación química cumple con el principio de conservación de la
masa. Esta debe contener el mismo número de cada tipo de átomos a cada lado de
la ecuación. Cuando este requisito se cumple se dice que la ecuación está
balanceada. En las reacciones químicas no se crean o destruyen átomos, se
reordenan formando partículas diferentes.
Volviendo al ejemplo anterior de la reacción de hidruro de sodio con el agua
formando hidróxido de sodio e hidrógeno, es posible observar que el número de
átomos de cada elemento a cada lado de la flecha, coincide (2 átomos de Na, 3
átomos de H y 1 átomo de O). 

 Actividad 1 - ReaccionesCuestionario
 Tipos de reacciones y balanceo de ecuaciones

Cuando los números de átomos no coinciden a ambos lados de la ecuación, es


necesario balancearla por medio de coeficientes estequiométricos.
Para ello, existen distintos métodos que se clasifican a continuación de acuerdo al
tipo de reacción de que se trate:

 Reacciones en las que no hay cambios en el número de oxidación de


los elementos, entre los reactivos y los productos. Las ecuaciones químicas de
estas reacciones pueden igualarse por tanteo.

 
52

 Reacciones en las que hay cambios en los números de oxidación de


los elementos. Este tipo de reacciones se denomina reacciones de óxido-
reducción o reacciones redox. Para balancear las ecuaciones redox que se llevan
a cabo en solución acuosa se utiliza el método ion-electrón.

 
Se denomina oxidación al proceso por el cual un átomo de un elemento pierde
electrones, aumentando su número de oxidación. Mientras que, se
denomina reducción al proceso por el cual un átomo de un elemento gana
electrones, disminuyendo su número de oxidación. Los procesos de oxidación y
reducción siempre ocurren de manera simultánea (cuando una especie se reduce,
otra necesariamente se oxida) debido a que se tiene que cumplir el principio de
electroneutralidad, lo que significa que la misma cantidad de electrones que se
pierden en la oxidación son ganados en la reducción. Por lo tanto, de lo antedicho se
desprende que una reacción redox implica la transferencia de electrones de la
especie (átomo, molécula o ion) que se oxida a la especie que se reduce. Además,
cabe mencionar que se llama agente oxidante a aquella sustancia que se reduce y
produce la oxidación de otra sustancia, y agente reductor a aquella sustancia que se
oxida y produce la reducción de otra sustancia.
 
Para saber si una especie se oxida o se reduce hay que tener en cuenta el número
de oxidación de los todos los elementos que intervienen en la reacción, para lo cual
se utilizan las reglas de asignación de los números de oxidación. Por ejemplo, para
determinar si la ecuación que se detalla a continuación representa un proceso redox,
asignamos los números de oxidación de todos los elementos.

Como se puede ver, se modifican los números de oxidación de los elementos cloro y
manganeso. El Cl del KCl se oxida a Cl2 (esto es, pasa de número de oxidación -1 a
0) y el Mn del KMnO4 se reduce a Mn + en el MnSO4 (esto es, pasa de número de
2

oxidación +7 a +2). Por lo tanto, es una reacción de óxido-reducción, pues hay


cambios en los números de oxidación entre reactivos y productos.
 

 Cálculos estequiométricos

 
La estequiometría es una rama de la química que trata las relaciones cuantitativas
entre las sustancias involucradas en las reacciones químicas.
 
En toda ecuación química es importante:
53

a) escribir las fórmulas de las sustancias de forma correcta y balancear la ecuación,


en caso de que no esté balanceada.
b)interpretar el significado de la ecuación. Los coeficientes estequiométricos, a nivel
submicroscópico, indican el número de partículas (iones, átomos o moléculas) de
cada sustancia que intervienen en la reacción y, a nivel macroscópico, el número de
moles (cantidad de sustancia) de cada una.
 
A partir de estos datos es posible establecer relaciones cuantitativas entre distintas
magnitudes de las diferentes sustancias. Las relaciones estequiométricas que
brindan las ecuaciones químicas son las que permiten realizar los cálculos
correspondientes, por eso es importante interpretarlas y escribirlas correctamente.
 
Por ejemplo, queremos averiguar la masa de oxígeno necesaria para reaccionar
estequiométricamente con 10 gramos de hidrógeno y formar agua.

A partir de las relaciones estequiométricas y los datos del ejercicio sabemos que
cada 2 moles de hidrógeno reacciona 1 mol de oxígeno. Entonces, es posible
plantear que:
       
Con 4,00 g de H2    “reaccionan estequiométricamente” 32,0 g de O2
        10,00 g de H2 “reaccionan estequiométricamente” x= 80,0 g de O2
 En consecuencia, a partir de cálculos estequiométricos es posible conocer la
masas o cantidad de reactivo necesaria para reaccionar con una determinada masa
o cantidad de otro reactivo, así como también la masa o cantidad de producto que
puede obtenerse a partir de una determinada masa o cantidad de reactivo.
Para la reacción planteada es posible calcular la masa de agua que se forma a partir
de 10 gramos de H2, teniendo en cuenta que por cada 2 moles de hidrógeno que
reaccionan, se obtienen 2 moles de agua.
 
            Con 4,00 g de H2                     36,0 g de H2O
                          10,0 g de H2                      x=  90,0 g de H2O
54

 Pureza

La pureza de una muestra se expresa en porcentaje y es la masa de sustancia (pura)


presente cada 100 g de muestra o mineral. Para el cálculo del porcentaje de pureza
es posible utilizar la siguiente expresión:

 
Por ejemplo, se calientan 800 g de una muestra de MgCO3 de 92,0 % de pureza.
Calcular el volumen de dióxido de carbono que se obtiene a 57,0 ºC, con una presión
de 2,00 atm. La ecuación que representa el proceso es:
 
MgCO3 (s) → CO2 (g) + MgO (s)
Para el cálculo estequiométrico de un producto a partir de la masa de una muestra o
mineral es necesario determinar la masa de reactivo que se encuentra en la muestra
o en el mineral a partir del porcentaje de pureza, pues lo que reacciona es la masa
(pura) del reactivo.
 
La masa de la muestra, 800 g, no es solo MgCO3, sino que contiene otras sustancias
denominadas impurezas, motivo por el cual se determina la masa de MgCO3 como
sigue:

Para el cálculo del volumen de gas planteamos lo siguiente:


55

Para determinar el volumen de gas, se utiliza la ecuación de los gases ideales:


 
P. V = n . R . T

 Reactivo limitante

 
El reactivo limitante es el reactivo que se consume primero en la reacción y que limita
la cantidad de producto que se puede formar. Recordar que es necesario realizar el
cálculo de la cantidad de producto formado a partir del reactivo limitante de modo de
no cometer errores. El cálculo del reactivo limitante se realiza siempre que se
informen datos (masa, cantidad, volumen de sc) de por lo menos dos de los reactivos
que intervienen en la reacción.
 
Por ejemplo, determinar el reactivo limitante si se hacen reaccionar 47,5 g de flúor
con 30,0 mL de agua (ρ = 1g/ mL) según la siguiente ecuación:
56

Dado que se informan datos de los dos reactivos, hay que determinar cuál es el
reactivo limitante.

A partir de estos datos se sabe que para que reaccionen los 47,5 g de F2 se
necesitan 22,5 g de H2O. Sin embargo, se dispone de 30,0 g, por lo tanto el agua se
encuentra en exceso. En consecuencia, el F2 es el reactivo limitante.

 Rendimiento

 
El rendimiento es un porcentaje que indica la cantidad de producto que se obtiene en
la práctica en relación a la cantidad teórica que debería obtenerse según la ecuación
estequiométrica. La relación estequiométrica que brinda la ecuación, es decir, la
cantidad en moles y/o la masa de los productos corresponde a un 100 % de
rendimiento ya que equivale a la máxima cantidad posible de producto que se puede
obtener en la reacción.
El rendimiento es un concepto que se aplica a los productos de la reacción, nunca a los reactivos
Para el cálculo del porcentaje de rendimiento es posible utilizar la siguiente
expresión:

Por ejemplo, se desea conocer qué cantidad de HF se obtiene si en el ejemplo


anterior la reacción se produce con un rendimiento del 85,0 %.
57

Dado que se informa que el rendimiento es del 85,0 %, se calcula la cantidad real
obtenida.

 Actividad 2 - Cálculos

A modo de cierre y apertura...

En este módulo abordamos las ideas de magnitudes en la Química: las


magnitudes atómicas y las magnitudes moleculares.
También abordamos las reacciones químicas y sus representaciones en
ecuaciones.
Quedan invitados e invitadas a realizar la actividad final.

Actividad Final