Está en la página 1de 2

La fe pública y sus requisitos1:

La fe propiamente dicha en términos genéricos implica creencia, convicción,


persuasión, certeza, seguridad, confianza. Es esa relación de verdad entre el
hecho y el dicho. La fe se clasifica en divina y humana, a su vez, en la fe humana
se distingue la fe particular y una fe pública, en ésta última se ubican la fe pública
notarial.

La fe pública notarial podemos decir que es esa certeza, eficacia, veracidad, que
otorga el poder público a los notarios para que por medio de éstos otorguen a los
actos y contratos privados la verdadera autenticidad de los mismos. El notario es
el verdadero representante de la fe, y de la verdad al servicio de todos los que
recurren a su servicio.

El notario con su firma y sello garantiza con presunción de verdad todo hecho y
acto sometido a su amparo, y el documento valdrá por sí mismo sin necesidad de
probar si es verdad o no ese hecho. La prueba es tan sólo consecuencia de su
existencia. Desde ésta perspectiva, decimos que la función notarial constituye una
de las actividades más importantes que engrandecen la seguridad y garantía de
los negocios jurídicos, transformando algún hecho en derecho.

En notario investida de la fe pública, también resguarda la seguridad jurídica que


tiene el estado, en la actualidad nuestra sociedad necesita de esta estabilidad y
seguridad en las relaciones comerciales, es por ende que en muchos casos el
estado busca profesionales que aconsejen e ilustren en la realización de un acto
jurídico bajo su despacho, es allí, donde el notario debe actuar no como un
consultor interino sino también como un consultor moral.

1
file:///C:/Users/ASUS/Downloads/III%20SS%20NATURALEZA%20JURIDICA%20FE%20PUBLICA%20NOTARIAL
%20(1).pdf
Los requisitos2 para que se de esta fe pública son las siguientes:

1. Evidencia que recae en el autor del documento, quien tiene q tener


conocimiento de este, para que así produzca efectos frente a terceros.
2. Solemnidad, se entiende por esto que debe estar acorde con lo establecido
por la ley. Por ejemplo, si para una donación el código civil establece ciertos
requisitos estrictos para q se de este acto jurídico.
3. Objetivación, se da cuando el notario plasma los hechos en un documento
el cual es firmado dando valor jurídico a este.
4. Coetaneidad, este requisito menciona que se debe producir la evidencia, la
solemnidad y objetivación en un solo acto. Es decir, cuando se recurre a un
notario es para cumplir los tres primeros requisitos en la celebración de un
acto jurídico.
5. Coordinación legal entre el autor y el o los destinatarios.

2
file:///C:/Users/ASUS/Downloads/III%20SS%20NATURALEZA%20JURIDICA%20FE%20PUBLICA%20NOTARIAL
%20(1).pdf