Está en la página 1de 1

¿Qué recomendaciones sugiere para alcanzar el punto de equilibrio?

Las recomendaciones que se sugieren para alcanzar el punto de equilibrio,


-Revisar la estructura de negocio: precios de los productos dentro del mercado,
descuentos otorgados a clientes, condiciones de las compras con los proveedores y
los precios de la materia prima
-Estudio de mercado para verificar la aceptación y gusto del consumidor de manera
que pueda a través de publicidad fomentar su consumo, lo ideal sería lograr ventas al
mayor para que así pueda aumentar sus ingresos.
-Revisar la estructura de los costos fijos y costos variables, para saber  que se debe
mejorar: el hecho de que dentro de la industria sean  nuevos inversores los puede
llevar a cometer errores, deben verificar que el talento humano este trabajando de
acuerdo con la misión y visión de la organización. Que se le dé  el aprovechamiento
adecuado a la estructura física y tecnológica del negocio con el fin de ofrecer un
producto de calidad que sea del agrado de sus clientes

¿Qué tipo de apalancamiento sería el más recomendable?

El tipo de apalancamiento para esta compañía se puede analizar, de acuerdo a su


bajo ingreso y gran cantidad de costos fijos, es el apalancamiento operativo.

El apalancamiento operativo es un tipo de apalancamiento común en compañías con


altos costos fijos y bajos costos variables, generalmente cuando se establecen
sistema fabriles basados en procesos operativos automatizados, tecnificar los
procesos productivos supone inventir en costos fijos con el fin de mejorar la calidad e
incrementar la producción. Se busca un aumento de las utilidades operacionales
cuando las empresas incrementan sus ventas a consecuencia de una inversión
tecnológica exitosa. En otras palabras el grado de apalancamiento operativo mide que
tan sensible son las utilidades de la empresa a los cambios en el volumen de ventas.

Para lograr el éxito con el apalancamiento operativo es necesario conseguir una


mayor rentabilidad utilizando herramientas disponibles en las actividades de negocios
cotidianamente sin recurrir a herramientas externas,  como ocurre con el
apalancamiento financiero.