Está en la página 1de 3

La Relación Jurídica

Concepto

Relación es: conexión, vínculo, trato, comunicación entre personas.

Entre otras acepciones también se denomina relación al informe de los aspectos sustanciales en
un proceso judicial.

Para estudiar la relación jurídica debemos partir de la existencia de la relación humana, por lo que
en esta oportunidad tomamos en cuenta el concepto de: conexión, vínculo o comunicación entre
personas. Sabemos que el natural sentido del ser humano es el contacto social con sus
congéneres, contacto que crea la relación humana, actividad que siendo de sociedad, vincula por
necesidades o intereses particulares que pueden ser: sentimentales, religiosos, económicos o de
cualquier tipo de manifestación social, buscando agradar su alma, su conciencia, su yo, u obtener
algún beneficio económico; en fin todas las manifestaciones extrínsecas del hombre en sociedad
son relaciones humanas, también llamadas relaciones sociales. Esas relaciones humanas tienen
diferentes grados de importancia para la misma sociedad, cuando tienen consecuencia para el
derecho, estamos ante la relación jurídica. Entonces podemos conceptuar que:

relación jurídica es la relación humana que tiene consecuencias para el derecho positivo.

Entre las definiciones de distintos autores encontramos la de Du Pasquier que nos dice “La
relación Jurídica es el vínculo entre personas. Una está en el derecho de exigir de la otra el
cumplimiento de un deber Jurídico”.

El profesor italiano Francesco Santero Pasarelli, expone que la relación jurídica mide la posición
del poder que tiene una persona y el deber de otra, con la tutela de un ordenamiento jurídico.
Esta idea está muy inclinada a las llamadas obligaciones jurídicas, donde se establece un vínculo
entre un acreedor, sujeto activo, persona que tiene la facultad de exigir la prestación de una
obligación; y un deudor que es la persona obligada al cumplimiento, sujeto pasivo. Esta relación
jurídica muestra un vínculo directo entre los dos sujetos: activo y pasivo.

También existe relación jurídicas en materia de derechos reales, aquí la percepción conceptual es
mas compleja. Porque hay autores que no ven relación jurídica entre personas y cosas, opinan que
la relación jurídica es sólo entre personas, en cambio hay otros que opinan lo contrario. Dualidad
que ha originado diversas teorías.

Relación Humana y Relación Jurídica

La actividad del hombre frente a los demás congéneres, es una actividad de relación social, es una
relación humana. Pero no toda relación humana es relación jurídica, aunque toda relación jurídica
si es relación humana. Todo acto del hombre en sociedad tiene alguna razón de ser, cuando el
interés social o económico le da suficiente importancia a esos actos, se hace necesario la
regulación por el derecho, entonces concluimos que: la condición indispensable para que sea
jurídica, la relación humana, es que sea regulada por el derecho.

Entre las relaciones jurídicas tenemos las relaciones convencionales y extraconvencionales.


Además de las relaciones jurídicas procesales y sus derivadas.

Relaciones Jurídicas Convencionales

Relación Jurídica Convencional es aquella cuyos propósitos están fundamentados en los acuerdos
previos de las partes, con el auxilio de la normativa vigente. Ejemplo: la constitución de una
asociación, una compañía, etc.

Relación Jurídica Extraconvencional surge como consecuencia de las actividades del hombre en
sociedad, aunque entre los afectados no haya existido una intención previa para su existencia. Un
caso puede ser la relación procesal de ejecución, que en algunos casos, como lo reseña Chiovenda,
se hace en forma oral ante el órgano ejecutivo y ni siquiera se comunica al adversario,
enterándose por la comunicación de actos que ya viene a pertenecer al desarrollo de la relación
ejecutiva. Es una relación que tiene carácter propio, originado en el hecho de que procede de una
declaración por voluntad de la ley.

Relación Jurídica Procesal

Es la relación que surge entre los órganos jurisdiccionales y la persona que hace valer el derecho
de acción para reclamar justicia. Se caracteriza porque al activarse origina otras relaciones.
Comprende las fases de: demanda, defensa y sentencia, que a su vez puede traer como
consecuencia la relación de ejecución. La relación jurídica procesal origina la relación jurídica
procesal de acción, que comprende la relación surgida entre el Juez y el actor de la demanda. Al
enterarse el demandado, por parte del Tribunal, surge la llamada relación de contradicción o de
defensa. En ambos casos el sujeto pasivo es el Estado y los sujetos activos, respectivamente son
las partes.

Teorías Clásicas y Modernas Sobre La Naturaleza De La Relación

Entre las teorías clásicas tenemos la “teoría del derecho sobre el objeto”, la posición de los
sostenedores de estas tesis manifiestan que para la existencia de la relación jurídica basta que
exista un sujeto activo y un objeto motivo de la relación. El vínculo no se establece entre dos
personas, sino entre una persona y una cosa. Esta posición no tendría objeción para el estudio de
la naturaleza de los derechos reales, pero al considerar los derechos personales pierde validez.

Teoría de los dos sujetos: Se basa en las ideas de Ortolan quien considera que todo derecho tiene
necesariamente su sujeto activo y otro o varios sujetos pasivos, que obligatoriamente tienen que
ser personas. Con esta posición, Roguin desarrolló la llamada Teoría de las Dos Sujetos, el cual
expone: “toda regla de derecho tiene por objeto establecer una relación jurídica entre personas,
un sujeto activo que tiene la posición de poder, y un sujeto pasivo, quien tiene la posición del
deber”. En atención a la existencia de la norma se establece un vinculo jurídico es entre un sujeto
activo y un sujeto pasivo. Con motivo de la relación el derecho pone frente a frente es a dos
personas. Esto explica las relaciones personales. Para explicar la relación en el aspecto de los
derechos reales, compara el caso típico del derecho de propiedad, señalando que el derecho de
propiedad se explica así: Hay un sujeto activo que es el propietario, mientras que los sujetos
pasivos son todos los miembros de la sociedad quienes tienen la obligación de respetar su derecho
de propiedad al sujeto activo. Esa obligación de respeto al propietario es la prestación. Esta tesis,
exige la presencia de una persona como sujeto activo, con capacidad para reclamar y otra u otras
como sujeto pasivo obligado a cumplir, entre ellos puede existir o no una cosa.

En una posición ecléctica encontramos el alemán Von Tuhr, para éste autor, no es necesario
ubicarse en una posición radical, señala: “el orden jurídico con sus preceptos rige las relaciones
humanas; asigna a cada cual una esfera de poder, en la que su voluntad es determinante; otorga
derechos y establece los deberes correspondientes. De esta manera nacen las relaciones
jurídicas, esto es, se asignan efectos jurídicos a las relaciones humanas que el orden jurídico
haya formado”. Esta respetando la naturaleza de las relaciones, de allí que en sus escritos exprese
que puede haber relaciones jurídicas entre una persona y una cosa, como ocurre en el derecho de
propiedad, pero también pueden existir vínculos jurídicos entre dos o más personas, como ocurre
en los contratos. Von Tuhr acepta a la vez la teoría clásica del derecho sobre el objeto para
explicar los derechos reales, como la teoría de los dos sujetos para explicar los derechos
personales.

Entre los doctrinarios modernos encontramos a Hans Kelsen quien después de hacer una crítica
tanto a la teoría del derecho sobre el objeto como a la teoría de los sujetos, señala en el capitulo
VIII 2-d, de su libro “Teoría Pura del Derecho”, que: “los teóricos del derecho que se interesan
más por los derechos subjetivos que por los derechos jurídicos. Algunos llegan hasta pretender
que el deber no es una noción jurídica y que únicamente existen deberes morales. Ahora bien,
un orden coactivo como el derecho tiene por función esencial establecer una relación normativa
entre la conducta de un individuo y un acto de coacción destinado a sancionar esta conducta, y
es de esta relación de donde resulta el deber de conducirse de tal manera para evitarla sanción.”
Como podemos observar, Kelsen se aparta de las ideas tradicionales y ve la relación jurídica desde
otros puntos de vista. Recordemos que, para Kelsen, el reconocimiento de un derecho en sentido
objetivo y un derecho en sentido subjetivo es una contradicción de principio en la base misma de
la teoría del derecho. Para Kelsen, el derecho objetivo es un conjunto de normas, el sentido
subjetivo es solo un interés.