Está en la página 1de 128

derecho.

com

T EMA 1

LA CONST IT UCIÓN DOGMÁT ICA (I)


EST ADO DE DERECHO Y NAT URA LEZA DE LOS DERECHOS

1.-EL CARÁCT ER DOGMÁT ICO DEL T ÍT ULO I DE LA CONST IT UCIÓN

Las Constituciones modernas contemporáneas, suelen contemplar los derechos y libertades


agrupados en el texto constitucional. La ubicación del contenido dogmático de la
Constitución en un lugar preferente del texto fundamental, ha seguido el modelo adoptado por
otras constituciones de nuestra actual cultura jurídico-constitucional, como la Ley
fundamental de Bonn de 1949 o la Constitución de la República Portuguesa de 1975, la cual a
influido en nuestra estructura constitucional.
La Constitución de EEUU en que la Hill of rights debió ser integrada por vía de enmiendas, el
motivo de esa laguna correspondía a la circunstancia de que los autores de la misma
consideraron innecesaria una declaración de relación de derechos, ya que las Constituciones
de los estados miembros contaban con ella.

1.1 Ubicación de los derechos y libertades en la Constitución

Nuestro constituyente, optó por ubicar una relación de derechos dentro de la Constitución e
inmediatamente detrás del Título Preliminar. La ubicación de la relación de derechos y
libertades fue con intención del constituyente para conectar el Título I tanto formal
como materialmente con las decisiones fundamentales adoptadas en el Título Preliminar.
El Título I (que agrupa la relación de derechos y libertades), viene a particularizar de manera
concreta y específica las afirmaciones basilares definidas en el Título Preliminar,
especialmente las que se refieren a la dignidad y la libertad de la persona humana cuyos
derechos inherentes se consideran inviolables.
Las numerosas reservas de ley orgánica que se contemplan el Título I evidencian la relación
entre tales derechos y los principios y valores expresados en el Título Preliminar y que
constituyen el fundamento de nuestro orden constitucional.
El constituyente, una vez que se decidió incluir en el propio texto la relación de derechos y
libertades declinando la simple remisión de éstos a la Declaración Universal de Derechos
Humanos, efectúa la inclusión de la referencia de ésta en el art. 10.2 como norma
de interpretación de la declaración de los derechos y libertades contemplados en el Título I.

1.2 Consecuencias de la conexión entre los derechos constitucionales y los


calores del Título Preliminar

La relación existente entre los preceptos constitucionales del Título Preliminar y la


regulación en materia de derechos contemplada en el Título I , conduce a la interpretación de
tales derechos constitucionales en base a los siguientes criterios:

- Su regulación a de hacerse respetando su esencialidad en el marco de la dignidad de


la persona (art. 10.1)., de la libertad y del pluralismo político (art.1.1).
- El desarrollo legislativo a de respetar también el contenido esencial de todos los
demás derechos y libertades reflejados en los demás capítulos del Título I, que
no están incluidos en el capítulo II del Título I.
- La división de la constitución en parte dogmática y parte orgánica, haciendo recaer en
la primera los principios básicos del régimen, la relación de derechos y deberes, en la
segunda la organización de los poderes públicos, debe proyectarse de manera que,
posibilite y garantice en el ámbito de la libertad el desarrollo y aplicación del contenido
dogmático de la constitución. La parte orgánica de la norma fundamental se proyecta,
como garantía de aplicación real de la parte dogmática, y a este fin se orienta la

1
derecho.com
Moción de Censura al Gobierno, la justiciabilidad de la administración, la reserva
de ley, el juicio por jurados y la justicia constitucional.
- Valor normativo. El Título I de la Constitución tiene un valor normativo, directo y
general que proyecta su supremacía sobre el resto del ordenamiento. Su
supremacía se traduce en una serie de consecuencias jurídicas cuyo respecto queda
garantizado por una serie de técnicas jurídicas que la propia Constitución contempla:

a) El control de constitucionalidad de las leyes.


b) La vinculación de todos los poderes públicos y los ciudadanos a la
Constitución.
c) Su aplicación directa por cualquier tribunal.
d) Derogación automática de las disposiciones que se le opongan.
e) La protección de la que le hace (parcialmente) objeto el art. 168 sobre
reforma constitucional agravada.

El Título I prevé sus garantías específicas para todo el Título a través del instituto
del
Defensor del Pueblo (art.54).
Una de las notas que diferencian las declaraciones de derechos contemporáneos
de los anteriores al siglo XIX es su normatividad.

1.3 Caracteres generales del Título I de la Constitución.

- Formulación amplia: la Constitución contempla una regulación extensa de los


derechos, libertades y deberes, relacionando en una amplia enumeración todos los
derechos previsibles y procediendo a un minucioso estudio de los mismos, lo que
conduce a afirmar un talante exhaustivo en su tratamiento, dicha exhaustividad ha
quedado insuficiente para dar respuesta a la nueva generación de derechos
derivados de las nuevas tecnologías de la biomedicina.
La extensión desproporcionada con otros títulos del texto Constitucional puede hacer
pensar la intencionalidad del constituyente de alejarse del ordenamiento político del
régimen anterior, tanto por la carga ideológica que contiene, como por elevar a rango
constitucional derechos y libertades ausentes en el régimen político anterior. Puede
valorarse como presupuesto esencial que le conforma como tal, ya que sin el efectivo
respeto y garantía de los derechos no cabe afirmarse la normatividad constitucional.
Ha sido criticado el afán del constituyente que ha cristalizado en una
desafortunada redacción en la formulación de derechos al pretender recoger las
demandas sociales de los sectores de la población menos favorecida (minusválidos,
juventud, vejez, etc) con una sistemática deficiente.

- Formulac ión as is temática: El Título I ha sido marcado de configurar una relación de


derechos poco diáfana, no correspondiéndose la clasificación de derechos que
introduce con las que habitualmente ha reconocido la doctrina, ni existe una
equiparación de los contenidos de los derechos con los títulos de los capítulos o
secciones en los que aquellos se integran. La nota de asistematicidad se percibe:

. En numerosos artículos, tras afirmar un derecho, una libertad o un deber, a


continuación se concreta con explicaciones tal vez contradictorias que dificultan su
correcta interpretación.
. Asistematicidad en que la Constitución integra en el Título I: Derechos fundamentales y
libertades públicas, derechos y deberes de los ciudadanos, principios rectores de la
política social y económica; a pesar de esta distribución, se constata la inexistencia de
correspondencia entre la clasificación y los contenidos, todo ello lleva a una confusión en
la doctrina debido a la pluralidad a la que el constituyente recurre y a la inadecuación de
los contenidos que en ellos se regulan.

- Formulación ambigua: Ha sido denunciada por la doctrina la oscuridad que dimana de


determinados preceptos regulados entre los derechos y libertades. Esta
oscuridad deriva por el lenguaje, por razones semánticas y por la lectura de la
Constitución que se haga según la coyuntura política y según el partido gobernante.
La asistematicidad de la norma fundamental, su excesiva extensión, su quizás
intencionada ambigüedad,

2
derecho.com
han podido ser consecuencia del proceso constituyente: atípico, singular, a veces
heterodoxo y que había necesariamente que reflejarse en la Constitución. La
caracterización que presenta la formulación de derechos de nuestra Norma
fundamental ha requerido la intervención del máximo interpretador de la Constitución,
cuya labor en materia de interpretación de derechos ha sido decisiva.

1.4 Interpretación del valor integrador del Título I

La interpretación que debe hacerse de la regulación del Título I que contempla los derechos y
libertades, es la del reconocimiento de su valor normativo, directo y general.
Carácter integrador: la capacidad de integración que sea capaz de desarrollar un orden
constitucional dependerá del grado de eficacia normativa que pueda realmente proyectar su
declaración de derechos y libertades. El carácter integrador que asuma nuestra Constitución
no se agota en el Título Preliminar. El Título I recopilador de los derechos fundamentales
adquiere una proyección integradora desde su vinculación, con los valores fundamentales y
con la parte orgánica de los poderes del Estado. La nota más significativa del Título I
desde el punto de vista de su valor normativo era el de su eficacia jurídica; la interpretación
que cabe aplicar desde la dimensión integradora es la de la valoración que asumen los
derechos y libertades como representantes de un sistema de valores concreto conforme a un
modelo de organización del poder y de un sistema cultural que resume el sentido del modelo
de vida sociopolítico que asume la Constitución.

2.- EL EST ADO SOCIAL Y DEMOCRÁ T ICO DE


DERECHO

2.1 El elemento democrático en el Estado de Derecho

La caracterización del Estado de Derecho en nuestra Constitución viene determinada por la


subordinación del Estado al Derecho y por sus poderes tradicionales: la división de poderes,
Cortes generales, Gobierno, Poder Judicial y el reconocimiento y protección de los
derechos. La idea del Concepto de Estado de Derecho es la limitación jurídica del poder y del
reconocimiento de los derechos y libertades, de la que caben predicarse:

a) Imperio de la ley: ley como expresión de la voluntad


popular. b) División de poderes: legislativo, ejecutivo y
judicial.
c) Legalidad de la administración: actuación conforme a la ley y control judicial
pertinente. d) Derechos y libertades fundamentales: reconocimiento y garantías
efectivas.

El significado de Estado de Derecho de un ordenamiento es la articulación sobre la


supremacía de la ley como expresión de voluntad general, la sujeción de los poderes
públicos y los ciudadanos a la Constitución y a la ley, separación de poderes y
reconocimiento y protección de los derechos fundamentales..
La idea de Estado Democrático comporta una posición sobre el modo de entender y organizar
el poder, su ejercicio y su titularidad:

a) Determinación de la soberanía: Nuestra Constitución ha conjugado los dos


modelos de soberanía nacional y popular.
b) Pluralismo social: Reconocimiento de una pluralidad de grupos sociales que
implica una transformación en el modo de diferenciar los diversos conceptos de
Estado. La Constitución exige que su estructura y funcionamiento sea
democrático.
c) Participación política: Se plasma en el art. 9.2 haciendo referencia a la obligación
de los poderes públicos de facilitar la participación de todos los ciudadanos en la
vida política, social y cultural; en la esfera política, la participación se concreta en
el art. 23.1 . La participación en sentido amplio se encuentra en otros artículos:
48,
105, 125, 129.1 Todos ellos de la CE.
3
www.uned-
derecho.com

2.2.- Estado social: Elemento social en el Estado de Derecho

Según la definición de García Cotarelo, “El concepto mismo de Estado social remite a la
relación entre Estado y sociedad o entre Estado y sociedad civil”.
El Estado actual se integra en Estado activo, interviniendo en todos los ámbitos que impliquen
contenidos sociales.
Las manifestaciones que el Estado social proyecta en nuestra norma fundamental
según
Alonso de Antonio se pueden resumir
en:

a) Mec anismos de c ompens ación de las desigualdades : quedando los poderes públicos
al servicio de la igualdad real y efectiva, a través de una política de atención a
minusválidos psíquicos y físicos, como mediante a una atención adecuada a la
tercera edad.
b) Mecanismos de equidistribución de los bienes : Reparto justo de la riqueza nacional,
tanto personal como autonómicamente.
c) A través del rec onoc imiento e impuls o de los derechos s ociales:

- Función asistencial: El Estado social desarrolla un paquete de prestaciones de


cobertura de necesidades, realización de obras públicas, servicios sanitarios, etc.

- Función de tutela económica: Interviene en la economía de manera directa a través de


planificaciones por ley de la economía general o de forma indirecta, creando las
condiciones favorables para que los particulares puedan desarrollar sus iniciativas.

- Función de remodelación social: obligación a los poderes públicos para lograr


la igualdad y la libertad efectiva de las personas y grupos, para facilitar y fomentar la
participación.

Los Derechos Fundamentales son presupuesto, condición y razón de ser del Estado tal y
como se refleja en el art. 1.1 de la Constitución, siendo los derechos instrumentos al
servicio de la mayor plenitud del sistema de valores.

3.- CONCEPT O Y NAT URA LEZA DE LOS


DERECHOS

3.1.- Concepto

- La esencia de los Derechos y Libertades radica en el libre desarrollo de la personalidad


proyectada en el Título I (art. 15-38), debiéndose regular aquellos sólo por ley que en todo
caso tendrá que respetar su contenido esencial.

3.2.- Naturaleza de los Derechos

- Reconocimiento por la doctrina la doble naturaleza de los derechos y libertades en


nuestro OJ tal y como ha sido interpretado por el Tribunal Constitucional en la
Sentencia 25/1981.
- Un determinado haz de derechos perfilan su configuración de derechos
públicos subjetivos, quedando vinculados los poderes públicos a respetarlos en los
términos previstos en el texto constitucional y por otro lado se constituyen como
elementos objetivos propios del ordenamiento constitucional.
- Los derechos reconocidos en nuestro ordenamiento tienen la doble virtualidad de
vertebrar la libertad individual y conferir a los ciudadanos un poder de resistencia
legítima frente a los poderes públicos y tienen una naturaleza institucional u
4
derecho.com
objetiva

5
derecho.com
que opera como elemento configurador del sistema político, expresando un
interés público, lo que explicaría y justificaría en ciertos casos su irrenunciabilidad.

4.- LA CONST IT UCIONALIZACIÓN DE LOS DERECHOS Y LIBERT ADES

- La constitucionalización de los derechos y libertades en nuestro código fundamental


responde a la preocupación e interés por parte del constituyente, del reconocimiento y
protección de aquellos, en grado que sea posible afirmar la existencia de un Estado
democrático de Derecho.

4.1.- El Iusnaturalismo como presupuesto de los Derechos y


Libertades

- Las dos corrientes principales que han sido objeto de discusión en la doctrina sobre cual de
ellas prevalece en el ámbito de la redacción de los derechos son: el iusnaturalismo y el
positivismo. Ambas estaban presentes en el proceso constituyente y ambas parecen presidir
de igual modo la filosofía que inspira el art. 10.1.
- El carácter integrador que asumen los derechos y libertades en nuestra Constitución, que
sin perjuicio de que pueda admitirse una priorización del carácter iusnaturalista que
subyace basilarmente en el art. 10.1, los derechos y libertades sirven de elemento aglutinador
para proyectar en todo caso una prospección de integración de la parte del
ordenamiento que concierne al ámbito de los valores pero también de la parte orgánica sobre
la que aquellos se proyectan.

4.2.- Elementos configuradotes de los Derechos fundamentales

- Son aquellos aspectos de los derechos que se vinculan íntimamente a éstos para que
puedan seguir siendo reconocibles ya que de otra forma no serían derechos sino
cualquier otro contenido de la norma constitucional al que se le ha vaciado de todo
contenido.
- Estos elementos serían:

a) Eficacia directa y vinculación a todos los poderes


públicos b) Reserva de ley y contenido esencial.
c) Control de constitucionalidad.

4.3.- Caracterización de los Derechos Constitucionales

Según Alonso de Antonio:

a) Reconocimiento constitucional preferente.


b) Fundamento supraconstitucional.
c) Pluralidad en su titularidad.
d) Pluralidad en cuanto a su eficacia.
e) Elementos de delimitación de la acción de los poderes
públicos. f) Carácter limitado.
g) Carácter irrenunciable e imprescriptible.

6
derecho.com

5.- EST AT UT O CONST IT UCIONAL DE LOS DERECHOS FUNDA MENT ALES

- La sección primera del capítulo II recoge los art. 15 a 29 CE, que disfrutan de un Estatuto
Constitucional singular, distinto de los demás derechos fundamentales. Según Pérez
Royo, está definido por las siguientes características que diferencian los derechos
nominalmente fundamentales de los nominal y materialmente fundamentales.

- El conjunto de características:

a) Protección rígida con la que la Constitución contempla la norma que activaría la


posible revisión constitucional de cualquiera de los preceptos que configuran la
categoría de derechos nominal y materialmente constitucionales.
b) Exclusiva regulación por el legislador orgánico.
c) Límite infranqueable del contenido esencial de cada derecho que la regulación
ha de respetar.
d) Especial protección a través de un procedimiento preferente y sumario, ante los
Tribunales de Justicia y, en su caso, a través de un recurso de amparo ante el
Tribunal Constitucional, en caso de vulneración de alguno de estos derechos.

- Lo jurídicamente significativo es que los derechos fundamentales han sido


reconocidos como tales por la Constitución, siendo en consecuencia su estatuto
jurídico el que la Constitución les confiere.
- El Estatuto Jurídico de los Derechos Fundamentales combina el carácter básico y
primario de éstos tal como son reconocidos en la Constitución, con su operatividad y
funcionalidad con la que les dota asimismo el constituyente.

6.- RECONOCIMIENT O DEL VALOR JURÍDICO DE LOS DERECHOS Y EL


PRINCIPIO DE VINCU LACIÓN DE LOS PODERES PÚBLICOS

- Según Torres del Moral: “La efectividad de los derechos fundamentales se mide
tanto por su reconocimiento formal, cuanto por la existencia de mecanismos jurídicos
susceptibles de garantizar su eficacia real”.

a) Vinculación del poder Ejecutivo: Supone que la Administración y el Gobierno han de


respetar en su actuación el contenido de los derechos reconocidos en la Constitución.
La materialización de la efectividad de los derechos a través de la vinculación del
poder ejecutivo se verifica a través de:

- Mediante el control político de las Cortes proyectan sobre el Gobierno y su gestión


a través de los distintos instrumentos: moción de censura, comisiones de
investigación, etc.
- A través de la institución del Defensor del Pueblo, cuya misión consiste en proteger
los derechos fundamentales.
- A través de la protección que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad: para garantizar
la seguridad ciudadana.
- A través del control jurisdiccional ejercido por los Tribunales sobre el Gobierno y la
Administración.

b) Vinculac ión del Poder Legis lativo: La superlegalidad de la Constitución y el


reconocimiento de los derechos fundamentales proyecta un efecto vinculante sobre
los poderes públicos. Establecen fórmulas cuya vinculación obliga a ciertas
garantías legislativas relativas a la elaboración de normas referentes a los derechos
fundamentales, orientadas a evitar la intervención del ejecutivo en el plano legislativo,
a través de la prohibición de la legislación de urgencia (decreto-ley) como la
legislación

7
derecho.com
delegada, en materia de derechos y libertades y a través de la previsión
constitucional de control jurisdiccional mediante el recurso de inconstitucionalidad.

c) Vinculac ión del Poder Judic ial: La Constitución carece de garantía jurisdiccional que
asegure tal vinculación, aunque sería invocable una posibilidad de garantizar la
protección de tales derechos a través del Recurso de Amparo.
T EMA 2

LA CONST IT UCIÓN DOGMÁT ICA (II)


EL EJERCICIO DE LOS DERECHOS, T IT ULARIDAD Y CLASIFICAC IÓN

1.-PRIMERAS FORMULACIONES DE LOS DERECHOS

La adopción del principio de la ley como una de las premisas del Estado de Derecho impulsó
el reconocimiento jurídico-positivo de unos derechos básicos y su incorporación a textos
escritos, superando su formulación formal y de carácter filosófico. Esta circunstancia
efectuará un efecto doble:
- Supuso un avance importante respecto a la situación anterior.
- Permitiría la evolución posterior de las declaraciones de derechos y la incorporación a
las mismas del elenco de los derechos económicos-sociales.

Las primeras declaraciones de derechos en los textos constitucionales fueron precedidos por
una serie de textos legales en los que se recogían reivindicaciones de los ciudadanos, entre
los textos del XVII y XVIII:

- Cuerpo de Libertades de Massac huss ets,


- Acta de toleranc ia de Maryland,
- Normas f undamentales de Carolina,
- Bill of Rights: La aprobación de este documento por Guillermo de Orange en
Inglaterra, proyectaría desde los textos americanos del XVIII una intensificación de la
corriente iusnaturalista.
- La declarac ión de derec hos del Buen Pueblo de Virginia: Esta declaración (de
Derechos del Buen Pueblo de Virginia), la idea continental de defensa de la vida,
igualdad y libertad como derechos básicos, inherentes e inalienables y de cuya tutela
se responsabiliza al Estado. También influyó en la redacción de la Declaración de
Independencia de las colonias americanas como en algunas de las declaraciones de
derechos contenidas en varias de sus constituciones. En ambas declaraciones
y posteriormente en la Convención de Filadelfia, se diseñó el Bill of Rights del que se
percibía la condensación del conjunto de derechos que más tarde se reflejaría en la
Constitución americana de 1787 a través de sus Enmiendas.

La Constitución Americana precisó límites al poder político verificándose a través de


las Enmiendas a la Constitución aprobadas en el Congreso desde 1791
aludiendo: Libertad de cultos, derecho a la posesión y llevanza de armas,
Inviolabilidad domiciliaria, garantías procesales, abolición a la esclavitud. Todo ello
según Madison supuso que estos derechos a parte de ser de orden natural también
pasarían a ser derechos constitucionales.
- la Dec laración de los Derec hos del Hombre y del Ciudadano: Aprobada por
la Asamblea Nacional Francesa, mantiene la creencia de la naturaleza fisiocrática de
los derechos humanos (origen natural). Tales derechos son previos e indisponibles
para el Estado, siendo por su condición de obligado respeto y reconocimiento por
parte de las instituciones públicas. Su recopilación sirve de recordatorio para los
individuos de cuáles son sus derechos. Y lo que hace la Constitución de un Estado es
garantizar que dichos derechos no sean vulnerados.

8
derecho.com

2.- EL EJERCICIO DE LOS DERECHOS

- Nuestro ordenamiento constitucional proyecta un carácter abierto en la tabla de derechos


que contempla, aunque el catálogo de derechos no es exhaustivo pese al esfuerzo del
constituyente.
- El ejercicio de tales derechos pueden dan lugar a tres situaciones
jurídicas:

a) La relativa a la s imple titularidad del derec ho: los derechos más inherentes a la
persona humana (derecho a la vida, a la integridad física y moral o a la intimidad),
todos son titulares.

b) La de s u ejerc ic io ef ec tivo: Dependerá del status de cada cual, de las situaciones


jurídicas en la que el titular se encuentre y del propio derecho en sí.

c) La de s u def ensa proces al: Nuestro ordenamiento jurídico cuenta con las
previsiones garantistas y que confiere el art. 53.1,2 y 3 CE.

Según De Estéban en relación a las letras a y b: Que para garantizar la eficacia efectiva de
los derechos constitucionales reconocidos hay que instrumentalizar y contar con los
medios idóneos para que, en caso de eventual conculcación de tales derechos, poder exigir
reparación y satisfacción, contando con la facultad de acudir a la intervención de los
apartados coactivos del Estado.

2.1.- El objeto de los derechos

- A lo largo de los siglos XIX y XX se produce un fenómeno de racionalización


jurídica de los derechos fundamentales que culminará con su inserción en el derecho
positivo, rodeándolos de procedimientos y garantías cada vez más cerrados y
completos.

- El objeto de los derechos, comporta la existencia de un OJ garantizador, de un


interés individual y de una voluntad que basada en una relación jurídica, apunta al
Estado o a una figura del derecho público al cual le limita en el ejercicio de su poder.

- Relación posible en la medida en que el Estado y el ciudadano se consideren


investidos recíprocamente de derechos y deberes en una relación dialéctica jurídica,
manifestándose el derecho público subjetivo como una capacidad de reacción que al
ciudadano particular le es dado esgrimir frente a un Estado dotado de poderes
amplísimos.

2.2.- Requisitos de los derechos

- Elementos que permitirán su juridificación , permitiendo hablar de un


auténtico reconocimiento y protección de los derechos fundamentales:

a) Reconocimiento por una norma jurídic a pos itiva: Nuestro OJ cumple este requisito ya
que todo el Título I de la Constitución está dedicado a los derechos fundamentales,
recogiéndolos detalladamente y regulando sus garantías y causas de suspensión. La
ubicación preferente implica su importancia atribuida por el constituyente e incluso prevé
su desarrollo posterior vía de legislación ordinaria. El Constituyente dotó de una
protección reforzada a la vez que las leyes orgánicas contemplan un rango superior a las
ordinarias, precisando para su aprobación, modificación o derogación la mayoría
absoluta en el Congreso.

9
derecho.com

b) Que de tal norma derive la pos ibilidad para los sujetos de derec ho, de
atribuirse como facultad ese derecho fundamental.
c) Q ue las inf racciones de es as normas y el desconocimiento de los derechos
subjetivos
que derivan de ellos, legitimen a los titulares perjudicados en su derecho a acudir a los
tribunales de justicia para conseguir el restablecimiento del bien objeto del derecho y la
protección del mismo, utilizando el aparato coercitivo del Estado si fuese preciso.

- Con respecto a b) y c), también están satisfechos por nuestro texto constitucional
por:

1.- Por el c arác ter de inmediatez en la aplic abilidad de tales derechos ordenada por el
constituyente, evitando que tales leyes no lleguen a elaborarse nunca y si lo hacen,
restrinjan el ejercicio del derecho hasta diluir su contenido. El art.53.1 determina que
tales derechos son de inmediata operatividad de igual modo en la disposición
derogatoria segunda que todas las normas que regularen derechos fundamentales deben
considerarse derogadas en la medida en que se opongan a la regulación
constitucional de tales derechos.

2.- El rec onoc imiento por una norma jurídic a pos itiva o de ley en s entido
f ormal.

3.- Q ue de dicha norma derive la pos ibilidad para los s ujetos de derecho, de atribuirse
como facultad, esto es, como derecho subjetivo, ese derecho fundamental.

4.- Que las infracciones de esas normas reconocedoras del derecho subjetivo, legitima
a los titulares ofendidos para instar a los tribunales de justicia el restablecimiento de la
situación, y la protección del derecho subjetivo, utilizando para ello, el aparato coercitivo
del Estado.

2.3.- El contenido esencial de los derechos

Sin perjuicio del precepto constitucional 53.1 que dispone que la regularización del ejercicio de
los derechos deberá serlo por ley que deberá respetar su contenido esencial, el
máximo intérprete de la Constitución ha diseñado en su Sentencia las condiciones que rodean
el contenido esencial del derecho:

- Facultad que el ejercicio del derecho en cuestión sea practicado conforme a la propia
naturaleza de ese derecho y no de otro diferente por haber desnaturalizado aquél.
- La interpretación del derecho seguirá el criterio semántico de las condiciones sociales de
cada momento histórico.
- Su ejercicio lo será conforme a las premisas de una sociedad
democrática.
- No pueden ser practicadas limitaciones que hagan inviable la aplicación del derecho en
cuestión.

El Tribunal Constitucional, se ha dejado llevar de manera injustificada, por una errónea y


equívoca aplicación semántica cuando menciona la palabra “otorgar” en materia de derechos
ya que los derechos de la persona no los “otorga” el Estado, ni los crea, son inherentes a la
persona y el Estado debe limitarse a reconocerlos, según la afirmación de Lucas Verdú.

2.4.- Los límites al ejercicio de los derechos.

- Sánchez Freís elabora una teoría que se cifra en la necesidad de determinar cuál sería la
precisa realidad del derecho aludido, según esto: el primer elemento para delimitar el
contenido del derecho es la identificación del ámbito de la realidad aludida.
- Cabe afirmar que las discrepancias que surgen en torno a la delimitación de los derechos
surgen de una adecuada reflexión e interpretación de las normas constitucionales, lo cual
explica que los límites a los derechos sean inmanentes y que no procedan del exterior, sino
del sentido e interpretación integral de la norma constitucional.

1
0
www.uned-
derecho.com
a) Carác ter abs oluto o relativo de los derec hos : La jurisprudencia constitucional los limita :
“Los derechos no son ilimitados, su ejercicio está sujeto a límites más allá de los cuales
resulta ilegítimo aunque no siempre es fácil su determinación” ej: el derecho a no declarar
sobre las propias creencias.

b) La interpretación unitaria de la CE c omo límite de los derec hos : El Tribunal Constitucional


en sentencia ha declarado “que los derechos tienen que ser conciliados con los valores
superiores que nuestra Constitución proclama”, lo que conduce a que la interpretación unitaria
de la Constitución configure la delimitación adecuada del ejercicio de los derechos.

c) Límites internos : el contenido es enc ial de los derechos c omo límite ins uperable del
ejercic io de los derechos: Pérez Tremps señala que los límites internos son aquellos que
sirven para definir el contenido mismo del derecho, resultando así intrínsecos a su propia
formulación o definición. La Tarea de concretar esos límites le corresponde a los tribunales y
especialmente al TC mediante la resolución de los problemas interpretativos que plantee la
aplicación de las normas. La interpretación de lo que puede constituir el contenido esencial o
límite interno del derecho habrá de vincularse al elemento del derecho con el que se
identifica éste, de tal manera que su ignorancia implica la desnaturalización del derecho.

d) Límites externos: grados de limitación de los derec hos por la determinac ión del ámbito
conceptual: Alonso de Antonio señaló “los límites generales que son los que recoge el
ordenamiento para yodos los derechos y límites específicos para derechos concretos

a) Límites generales : Son los que se desprenden del art. 10.1 CE y que se
concretan en la dignidad humana, respeto a la ley y a los derechos de los demás,
hay que incluir a aquellos que define la Declaración Universal de los Derechos
Humanos.

Los derechos experimentan con carácter general e invocables los siguientes


límites:
1.- Los derivados del concepto de dignidad humana del art
10.1
2.- Los que se concretan en el respeto a la ley y al respeto de los demás
derechos
3.- Los establecidos por la ley al objeto de garantizar y satisfacer las
justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general de
toda la sociedad democrática.

Según Sánchez Agesta estos límites requieren para su aplicación un análisis en


cada caso por el juez.

b) Límites espec íf icos: Son aquellos que quedan afectos al derecho concreto al
que se vinculan en razón de la manifestación de su ejercicio.
c) Límites implíc itos: No es fácil determinar si un bien está protegido o no
constitucionalmente. Según De Estaban los límites al ejercicio de los
derechos están contenidos en la Constitución, siendo alguno de ellos
explícitamente citados y otros aunque no se aluda a ellos también están
contenidos en el texto o caben inferirse de él. Tales límites son los valores que la
Constitución propugna como valores superiores del ordenamiento, en la medida
en que el ordenamiento vincula a ciudadanos y poderes públicos los valores y
principios que forman parte del Ordenamiento son también vinculantes y se
constituyen como límite de los derechos.

2.5.- Características del ejercicio de los derechos

Según De Esteban:

a) Son direc tamente aplic ables : La inmediatez de la aplicabilidad de los derechos se deduce
en primer lugar del art 53.1, que prescribe que estos derechos vinculan a todos los poderes
públicos. La innecesariedad de la mediación de ley ordinaria se deduce del apartado 3 del art
53 CE. Se desprende también de la disposición derogatoria 3, por lo que las leyes que
regulasen derechos fundamentales debían ser derogados en tanto se opusieran a la
regulación constitucional de tales derechos, ello implica que el juez ordinario queda
10
derecho.com
obligado a la

11
derecho.com
aplicación inmediata de lo previsto en el texto constitucional, considerando derogado todo lo
que se oponga a lo previsto constitucionalmente.

b) Criterio es pecial de la interpretac ión de los derec hos y libertades : El art. 10.2 dispone
que los derechos fundamentales y libertades públicas serán interpretados conforme
a la Declaración Internacional de Derechos Humanos y demás tratados y acuerdos que
España ratifique en esta materia, aunque el art. 96.1 CE dispone que los tratados
internacionales ratificados formarán parte del ordenamiento interno por lo que la interpretación
de los derechos y libertades habrá que efectuarla conforme a lo dispuesto en los tratados.

c) La sujec ión del ejerc ic io de los derechos a límites : Cabe señalar que ningún derecho es
absoluto, todos están sujetos a un límite último, o límite del límite en su ejercicio: el que
deriva de su contenido último. El contenido del derecho configura un “efecto irradiador”
que se proyecta frente a la actividad del legislador al cual condiciona.

3.- EL T IT ULAR DE LOS DERECHOS

Según Sánchez Freís, la titularidad propiamente dicha del ejercicio de los derechos y
libertades deriva de la particular circunstancia de tratarse de un ámbito de autonomía que el
sujeto de aquellos disfruta.
El concepto de titular del derecho no se proyecta siempre en un sentido unívoco en lo
referente a la activación del ejercicio del derecho.

3.1.- Sujetos de carácter impersonal

Nuestro ordenamiento alude con carácter general o inconcreto al titular de


determinados derechos sin personalizar más sobre el sujeto del mismo Ej. arts. 16, 20,21 ó
22. El art 28 expresa la impersonalidad o inconcreción de los sujetos del derecho al mencionar
“todos tienen derecho a sindicarse libremente”.

3.2.- Sujetos de alcance concreto y determinado

Algunos derechos vienen atribuidos a la persona concreta, aunque sea ésta de


manera implícita, por la propia naturaleza del derecho que se ejercita así, el art 28 reconoce el
“derecho de huelga de los trabajadores” en este supuesto se refiere sólo a trabajadores, lo
que define y determina el sujeto del derecho al igual que el “derecho al matrimonio” en su art
32.1(unión del hombre y mujer).
El art.19 confiere a los españoles el derecho de elegir libremente residencia y circular por el
territorio nacional.
El art.13.1 CE referencia a los extranjeros en materia de libertades públicas que garantiza
el
Título I en los términos establecidos por la
ley.
El art. 29 “el derecho de petición” se enuncia con carácter restringido sólo para los
españoles, pues se trata de un derecho de participación política, lo que explica su estricto
reconocimiento a los ciudadanos.

3.3.- Capacidad jurídica y capacidad de obrar.

Como requisito indispensable para el ejercicio de los derechos hay que considerar el de la
capacidad del titular del derecho como condición o exigencia previa. Dentro de este carácter
general de capacidad hay que distinguir entre capacidad jurídica y capacidad de obrar:

a) Capacidad Jurídica: Es aquella que deriva del sujeto como destinatario de efectos jurídicos
que genera la norma jurídica enervada y en consecuencia, titular de los derechos subjetivos
que de ella se desprenden. Esta capacidad es predicable tanto a las personas físicas como
de las jurídicas en función del derecho que les afecta.

12
derecho.com
b) Capac idad de obrar: Posibilidad de intervenir personalmente en el ámbito jurídico sin
necesidad de intermediarios, siendo capaz de activar los mecanismos jurídicos que son
contemplados en el OJ. Cuando un individuo está investido de tal capacidad de obrar en una
concreta relación jurídica, se dice que está legitimado o que posee legitimación para ello.
3.4.- Personas físicas y personas jurídicas.

Aunque la persona física ocupa un lugar palmario como sujeto de los derechos, nuestro
ordenamiento también reconoce a la persona jurídica como sujeto de algunos de los derechos
y libertades que nuestra Constitución contempla, siendo confirmado por la jurisprudencia del
TC.
Las personas jurídicas son titulares de todos aquellos derechos compatibles con su
naturaleza de ente colectivo, tal como sucedería con el derecho a la tutela judicial efectiva o a
la propiedad privada e incluso (aunque no hay acuerdo en la doctrina) con el derecho al honor
y a la propia imagen. Un sujeto jurídico puede quedar privado de su capacidad de obrar por:

a) Porque se le ha desposeído de ella (interdicción civil)


b) Porque aún no ha reunido los requisitos para obtener el reconocimiento de la capacidad de
obrar.

La capacidad de obrar es la posibilidad de ejercitar por sí solo un individuo las


atribuciones derivadas de su capacidad jurídica, mientras que la capacidad jurídica sería la
posición del destinatario de los efectos jurídicos de un ordenamiento.

3.5.- Titularidad de los derechos en nacionales y extranjeros.

La capacidad de obrar que contempla nuestro ordenamiento está articulada básicamente para
los ciudadanos españoles.
De Esteban señala que hoy por hoy todos los Estados colocan a los extranjeros en un plano
de desigualdad con respecto a sus nacionales. Por ello el Derecho Internacional adoptó el
criterio de obligar a los Estados a garantizar un status minimum con los siguientes extremos:

a) Protección de su vida e intereses contra las acciones violentas contra los


extranjeros.
b) Derecho a no ser detenido arbitrariamente y a que se proceda a una investigación en
tiempo razonable y dando la posibilidad al interesado de ser oído.
c) Derecho a no ser torturado ni ser sometido a tratos
inhumanos.
d) Tener acceso a los Tribunales y a no ser discriminado ante ellos por su
nacionalidad. e) Derecho a poder ejercitar determinados derechos básicos (familia).

En el art. 13.1 CE el extranjero en materia de derechos y libertades experimenta un


tratamiento que lo diferencia del disfrute que puedan tener los nacionales.
En cuanto a los derechos de la personalidad o de la dignidad humana, hay un tratamiento de
igualdad entre los españoles y los extranjeros, que son reconocidos por la Constitución sin
necesidad de tratado ni ley.
Otros derechos tienen una diferencia de tratamiento en función de la nacionalidad como los
de participación política.

4.- EL EST AT UT O DE LOS DERECHOS

El Constituyente aplica el término de derechos fundamentales para los comprendidos entre los
arts. 15 y 29 que son los nominalmente fundamentales de nuestra norma superior,
aplicándoles un específico estatuto diferente de los demás derechos.
Según Pérez Royo, tal estatuto viene determinado
por:

a) Estar protegidos por una norma rígida para proyectar su reforma, por configurar
tales derechos un contenido material, cuya reforma implicaría activar el procedimiento
super agravado que al art 168 CE contempla.

13
derecho.com
b) Porque solo pueden ser regulados a través de ley orgánica, lo que comporta que la
aprobación, derogación o modificación de tales leyes requiera la mayoría absoluta del
Congreso.

c) Es recabable la tabla de los mismos a través de un procedimiento preferente y sumario


ante los tribunales de justicia y a través del Recurso de Amparo ante el TC.

Aunque todos los derechos reconocidos entre el art 14 y 38 CE son derechos


fundamentales, no poseen el mismo estatuto jurídico, el cual queda reforzado en los derechos
fundamentales nominales.

5.- FUNDA MENT O DE LOS DERECHOS

- Torres del Moral afirma que en un Estado de Derecho el fundamento iusnaturalista hay
que identificarlo en su dimensión positivizada.
- El sistema de derechos se inspira en valores y los refleja en sus normas jurídicas por
lo que “los derechos fundamentales responden a un sistema de valores y principios
de alcance universal que subyacen a la Declaración Universal y a los convenios
sobre derechos humanos ratificados por España y que han de informar todo nuestro
OJ.”
- Los valores de la Constitución y de la Declaración Universal verifican una función
fundamentadora del ordenamiento y de sus derechos y éstos proyectan una función
de fundamento del orden político, al que dan sus contenidos básicos, son elemento
unificador (Estado Central y CCAA) y actúan como fundamento de la unidad política
sin mediación alguna.

6.- CLASIFICACIÓN DE LOS DERECHOS

Las posibles clasificaciones, pueden adoptarse atendiendo a diferentes


criterios
Según un sector de la doctrina representado por Pérez Royo, explica con el ejemplo de la
disposición de los derechos y libertades en base a anillos concéntricos, en función de la cual
irían desde la esfera de mayor intimidad personal hacia fuera:

- Derec hos individuales : a la vida, a la integridad física y moral, a la libertad religiosa y


de culto, a la libertad personal y a la seguridad, a la inviolabilidad del domicilio, al
secreto de las comunicaciones, y a la libertad de circulación y de residencia.
- Derechos de la esf era privada: al honor, intimidad y a la propia imagen, a la tutela
judicial efectiva, a la educación y libertad de enseñanza, del hombre y mujer a
contraer matrimonio.
- Derec hos del ámbito s ocial: De reunión y manifestación, de asociación, de libertad de
expresión e información, de petición.
- Derechos de partic ipac ión polític a y acc es o a c argos públic os : Participación en los
cargos públicos directamente o por representantes, sufragio activo, sufragio pasivo.
- D erec hos de la es f era s oc io-laboral: a la libertad sindical, a la huelga de los
trabajadores, a la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado, a la
negociación colectiva laboral, de trabajadores y empresarios de adopción de medidas
de conflicto colectivo.

Principios rectores de política social y económica:

- Pres tac iones de política f amiliar: Derecho de la familia a la protección social,


económica y jurídica. Derecho a los hijos y de las madres a la protección integral.
- Pres tac iones de polític a ec onómic a: Derechos económicos y sociales de los
españoles en el extranjero.
- Pres tac iones de polític a soc ial: Derecho a la seguridad social, a la protección de la
salud, fomento de la educación sanitaria, educación física y deporte, así como
utilización del ocio, a disfrutar de un medio ambiente adecuado, a una vivienda
digna, de los disminuidos físicos y psíquicos a rehabilitación, a las garantías
económicas de la
tercera edad, de consumidores y usuarios a la protección de la salud, seguridad y
legítimos intereses.
14
derecho.com
- Pres tac iones de polític a c ultural: Derecho a la cultura, de la juventud a la participación
política, social, económica y cultural.

7.- DEBERES CONST IT UCIONALES

7.1.- Concepto.

Por deberes constitucionales o subconstitucionales, se entiende la relación de obligatoriedad


ya sea por acción u omisión que pende sobre los particulares con carácter individual o
colectivo así como sobre los poderes públicos y que se hacen imperativa ya sea por un
mandato directo y concreto de la Constitución, o bien de la interpretación global y unitaria del
espíritu de la misma.

7.2.- Naturaleza de los deberes constitucionales.

La doctrina no se muestra acorde sobre la clasificación de la naturaleza de estas previsiones


constitucionales.
La opinión de Alonso de Antonio es la que confiere al concepto de deberes una obligatoriedad
en su cumplimiento que la hace recaer en diversos motivos:

- Por la imperatividad a la que se vincula a los ciudadanos por vía del art. 9.1 CE.
- Por la defensa del carácter normativo expreso y superior de la Constitución sin
necesidad de esperar a su desarrollo legal.

Alonso de Antonio afirma que los deberes al nacer la Constitución son exigibles tanto
en función de un precepto concreto en la misma o a la Constitución en general.
La inexistencia de una ley de desarrollo de los mismos no exime el que de momento no sean
exigibles tales deberes.

7.3.- Clasificación de los deberes.

Existen diversos métodos para clasificar los deberes. Siguiendo el criterio de la enumeración
siguiendo el orden constitucional, la Constitución Española ha integrado los deberes en la
sección 2ª del Cap. II del Título I “De los derechos y deberes de los ciudadanos”.

- Deber de los españoles de conocer el castellano, lengua oficial del Estado.


- Obligación de los ciudadanos de adquirir enseñanza básica.
- Deber de los españoles de defender a España.
- Deberes tributarios todos, no sólo de los españoles.
- Deberes conyugales, regulados por la ley junto a los derechos respectivos.
- Deber de todos a trabajar, que también es denominado derecho.
- Deber de los padres de asistir a sus hijos.
- Deberes de todos respecto de la salud pública, establecidos por la ley
- Deberes de todos de conservar el medio ambiente.
- Obligación de todos de comparecer ante las Cámaras parlamentarias a
requerimiento de éstas.
- Obligación de todos de cumplir las sentencias y demás resoluciones judiciales firmes,
así como prestar colaboración requerida por jueces y tribunales.

15
derecho.com
T EMA 3

LA CONST IT UCIÓN DOGMÁT ICA (III)


EL PRINCIPIO DE LIBERT AD Y EL PRINCIPIO DE IGUALDAD

1.- LA LIBERT AD

1.1.- Concepto y precedentes jurídicos

Existe dificultad para poder definir la libertad, pues, es innata a la propia esencia del hombre.
En cuanto a la libertad en sentido jurídico, el movimiento constitucional encuentra
su fundamento en el reconocimiento y en la garantía de la libertad, por lo que los Estados
sociales y democráticos de derecho, imponen a los poderes públicos su efectividad.
Según los arts. 4 y 5 de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, la
libertad consiste en el derecho de hacer lo que las leyes no prohíban, siendo a través de ellas
como pueden establecerse los límites del ejercicio de la libertad que la Declaración
reconoce., y siempre en la esfera privada.
El art. 6, ampara el ejercicio de la libertad por su titular en su participación en la esfera
pública. La libertad se encuentra vinculada a la existencia de un régimen constitucional,
siendo una de las conquistas de las Revoluciones liberales, especialmente a la Revolución
Americana y a la Francesa.
Las Declaraciones más representativas de las dos Revoluciones liberales determinantes del
nacimiento del Estado constitucional, hacen de la libertad y de su reconocimiento y garantía,
el elemento esencial del movimiento constitucional, por lo que los Textos
Constitucionales liberales acogen desde su articulado, el principio de libertad. Libertad que
asumen las Constituciones Europeas posteriores a la 2ª Guerra Mundial.

1.2.- La libertad en el marco internacional y europeo.

La acogida y amparo de la libertad se produce en el ámbito interno de los Estados


Democráticos y en el marco internacional universal y
europeo.
La libertad como principio y como derecho se encuentra presente en la Declaración Universal
de Derechos Humanos de 10 de diciembre de 1948.
La Asamblea General de Las Naciones Unidas proclama el principio de libertad en su art. 1 y
la establece como derecho en sus arts. 3 y 9
La Convención de Salvaguarda de los Derechos del Hombre y de las Libertades
Fundamentales (Convenio de Roma) de 4 de noviembre de 1950, el Consejo de Europa
consagra en ella en el art. 5 el derecho a la libertad en su vinculación con el derecho a la
seguridad.
Destaca la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, de 18 de diciembre
de
2000 por su actualidad. La Carta Europea acoge en su articulado la libertad como principio y
como derecho.
Las Instituciones comunitarias toman como parámetro a la Carta de derechos para la
adopción de sus decisiones, resoluciones, informes e incluso programas de acción, y se han
manifestado partidarias en considerar que la Carta resulte vinculante a través de su
interpretación por el Tribunal de Justicia de la Unión.
De la Carta de Derechos se debe resaltar la importancia que dimana de su texto, ya que en él
se expresa la concepción que sobre los derechos y su alcance se mantiene tanto en el
ámbito comunitario, como en el ámbito interno de los Estados Miembros de la Unión.

16
derecho.com

1.3.- La libertad en la Constitución Española de 1978

- La libertad ha sido configurada por nuestro constituyente como uno de los valores
superiores de nuestro OJ, esto es, como el valor supremo fundamentador del sistema
constitucional de derechos, respecto del cual, todos los demás valores
(igualdad, justicia, etc.) son valores instrumentales o derivados.
- La libertad genérica del art. 1.1. de nuestra constitución encuentra diferentes
expresiones a lo largo del Texto Constitucional, hablando entonces de la libertad
ideológica, religiosa, culto, etc.
- El art. 17.1 de la Constitución consagra 2 derechos distintos a pesar de su estrecha
vinculación, cada uno posee su propio ámbito pero su titular y garantías son los
mismos:

a) El derecho a la libertad pers onal: Se orienta a la consecución de un doble


objetivo: reconocer un ámbito de autonomía personal que se configura como un
auténtico derecho público subjetivo e impone a los poderes públicos la obligación
de adoptar todas aquellas medidas que sean necesarias para garantizar la plena
efectividad del ejercicio de tal derecho.
b) El derec ho a la s eguridad jurídic a de las pers onas : entendido como la garantía
jurídica de toda persona frente al poder, dirigido a evitar la privación de su libertad
y cualquier forma arbitraria de represión

2.- EL PRINCIPIO DE IGUALDAD Y LA NO DISCRIMINACIÓN

2.1.- Introducción: Evolución del principio de igualdad

- Con el Estado liberal de Derecho la igualdad aparece como un valor superior de la


sociedad cuyo ámbito se va ampliando a medida que nacen nuevas dimensiones de
la igualdad.
- En un primer momento, la concepción de la igualdad se fundamenta en: La
igual capacidad jurídica de todos los ciudadanos ante la aplicación del Derecho por
los Tribunales y la generalidad de la ley.
- Se transforma en discriminación careciendo de contenido jurídico.
- Aparece una segunda dimensión con la crisis del Estado Liberal de Derecho,
ampliando su contenido y a la igualdad en la aplicación del Derecho se le añade la
igualdad en el contenido de la norma, configurándose el principio de igualdad como un
límite al legislador.
- EEUU será el primer país que eleve a rango constitucional esa nueva dimensión
del principio de igualdad.
- En Europa, ese principio de igualdad, exigía correcciones, el cual se consolidaría
definitivamente con los Textos Constitucionales posteriores a la 2ª Guerra Mundial,
encontrando su fundamento en el principio de igualdad material, aceptándose la
diferenciación constitucionalmente admisible, siempre que su objetivo sea la
consecución de la igualdad real y efectiva.
- Los Textos Constitucionales, consagran esa nueva dimensión de la igualdad e
incorporan la prohibición de discriminación (lengua, sexo, raza, etc.) Ej: art 14.
de nuestra Constitución vigente.

17
derecho.com

2.2.- La igualdad en el marco internacional y europeo

- La igualdad ha sido objeto de reconocimiento en los principales Textos Declarativos de


Derechos ratificados por el Estado Español.
- El principio de igualdad impregna todo el articulado de la Declaración Universal de los
Derechos Humanos, de 10 de diciembre de 1948, de ahí que la Asamblea General de
las Naciones Unidas consagre el principio de igualdad y la no discriminación en sus
arts. 1, 2 y 7.
- El Convenio de Roma de 1950, reconoce también con carácter expreso el principio de
igualdad y el principio de la no discriminación, con la peculiaridad de que no sólo los
reconoce sino que intensifica los mecanismos para la garantía de los mismos, dada la
posibilidad de la impugnación de su vulneración ante el Tribunal Europeo de Derechos
Humanos.
- La postura que sobre el principio de no discriminación mantiene el TEDH a través de
su jurisprudencia se puede sistematizar en:

a) Establece de forma reiterada la admisión de tratos diferenciales no


discriminatorios. b) No concibe a la prohibición de discriminación como un derecho
autónomo.

- La Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea de 2000, acoge la


igualdad como uno de los principios fundamentales de la Unión, para consagrar la
igualdad material y la igualdad formal en sus dos dimensiones, así como la
prohibición de discriminación, ampliando dicha prohibición a causas de antaño que no
se tuvieron en cuenta.

2.3.- El principio de igualdad y la no discriminación en la Constitución Española


de 1978.

a) La igualdad en su triple conc epción:

- La evolución acumulativa del principio de igualdad desde su primera


plasmación en el Estado Liberal, hasta su actual conformación en los Estados
Sociales y Democráticos de Derecho de hoy, ha sido asumida por la
Constitución Española de 1978.
- Nuestra Norma suprema configura la igualdad como uno de los
valores superiores de nuestro OJ, junto a la libertad, la justicia y el pluralismo
político. La igualdad como valor goza de eficacia jurídica.
- El principio de igualdad formal proclamado en el art. 14 de nuestra Constitución
se deberá interpretar en su conexión con el principio de igualdad material
establecido en el art 9.2, lo que implica que debe ser interpretado en clave
social, y la prohibición de discriminación reclama la adopción de acciones
positivas que tengan como finalidad última la consecución de la igualdad real;
principio que ha de inspirar la actuación de todos los poderes públicos,
incluido la del legislativo, conformándose como un límite a su actuación.

b) Naturaleza Jurídica:

- El principio de igualdad y la prohibición de discriminación opera de forma


distinta en función de cuál sea el rasgo de diferenciación.
- Si el principio de igualdad contenido en el art 14 de la Constitución exige que
la regulación de los derechos se efectúe en régimen de igualdad, siendo
el contenido de tal principio “la prohibición de toda discriminación”; cuando la
diferencia de trato se basa en una de las causas expresamente previstas por
la norma constitucional, el principio de igualdad se transforma en el
derecho fundamental a no ser discriminado, por lo que debería poder ser
susceptible de

18
derecho.com
amparo constitucional sin necesidad de poner en conexión el principio de
igualdad y la prohibición de discriminación con la vulneración de otro derecho
fundamental constitucionalmente amparable.

c) Contenido: discriminac ión y dif erenc ia de trato c ons tituc ionalmente admis ible:

- Las diferenciaciones normativas no supondrán una vulneración del principio


de igualdad siempre que “exista una justificación objetiva y razonable, de
acuerdo con criterios y juicios de valor generalmente aceptados, cuya
exigencia debe aplicarse en relación con la finalidad y efectos de la
medida considerada, debiendo estar presente una razonable relación de
proporcionalidad entre las medidas empleadas y la finalidad perseguida, y de
situaciones distintas que sea procedente diferenciar y tratar desigualmente,
siempre que su acuerdo no vaya contra los derechos y libertades protegidos.
- En EEUU, el juicio de igualdad se efectúa de acuerdo con tres estándares de
revisión: test ordinario, escrutinio estricto y el escrutinio medio; en España no
se distinguen distintos tipos de tests de constitucionalidad en virtud de la
causa que origina la diferenciación normativa.
- La discriminación en sentido estricto: Trato diferencial constitucionalmente no
admisible que se otorga a ciertos colectivos caracterizados por rasgos
determinados (raza, sexo, etc.), trato que se traduce en una sistemática
vulneración del principio de igualdad lo que conlleva a la limitación de sus
propios derechos.
- Las medidas de acción positiva y las medidas de discriminación inversa, se
configuran como los instrumentos que vienen a completar el principio de no
discriminación, con la finalidad de superar una desigualdad de hecho (la
marginación de la mujer, en el intento de conseguir que la igualdad entre los
sexos sea real y efectiva.
- La iniciativa legislativa del Gobierno de Bono se dirige a conseguir que se
aplique la “democracia paritaria” en el ámbito de la Comunidad Autónoma.
- Las medidas de discriminación positiva, determinan
diferencias constitucionalmente admisibles siempre y cuando, exista una real
desigualdad de trato, se impongan con carácter temporal y consistan en
cuotas flexibles.

d) La actividad de los poderes públic os ante el princ ipio de igualdad

- El principio de igualdad en su concepción de principio constitucional que inspira


todo el sistema derechos y libertades, se configura como un límite a la actuación
de todos los poderes públicos, incluido el poder legislativo.
- Únicamente el arbitrario cambio de sentido del fallo jurisprudencial de un mismo
órgano jurisdiccional, puede ser vulnerador del principio de igualdad, admitiendo
nuestro Tribunal Constitucional, fallos distintos en supuestos de
hecho sustancialmente equiparables que emanen de órganos jurisdiccionales
distintos, en tanto considera que, de no ser así, se estaría limitando la
independencia judicial.
- Álvarez Conde señala que: “Este requisito, la identidad del órgano judicial, debe
ser objeto de una profunda revisión, permitiendo la posibilidad de que la
infracción del principio de igualdad por un mismo órgano judicial, pueda
dar lugar, al
conocimiento por el Tribunal Superior, a través del correspondiente
procedimiento como el recurso de casación por infracción de doctrina.

19
www.uned-
derecho.com
T EMA 4

DERECHOS INDIVIDUALES (I)


EL DERECHO A LA VIDA Y A LA INT EGRIDAD FÍSICA Y MORAL

1.- DERECHO A LA VIDA

1.1.- La regulación constitucional del derecho a la vida.

- El art. 15 de la Constitución regula el derecho a la


vida.
- La dignidad humana es el fundamento del ordenamiento jurídico y de la paz
social, teniendo una clara proyección en el marco jurídico de la regulación de los
derechos
reconocidos en el Título I de la Constitución, de manera que tanto el ejercicio como
la regulación jurídica deben respetar el principio constitucional contemplado en el art.
10 de la CE.
- El derecho a la vida configura una regulación atípica respecto a los demás
derechos, ya que en el derecho a la vida el problema surge en cuanto a su
titularidad y en la
legitimidad para poner fin a su titularidad, como consecuencia del ejercicio de la
libertad ideológica y personal o por decisión fundamentada legalmente y adoptada
por la sociedad (pena de muerte).

1.1.a) Concepto:

- El concepto de derecho a la vida implica el significado de “tener derecho a la


propia existencia físico-biológica” del ser humano, la característica
más peculiar es que existe únicamente desde y mientras que la misma vida
existe.
- La doctrina ha acuñado el término de derecho a la vida para referenciar el
ejercicio del mismo.
- El derecho a la vida y a la integridad plantea en nuestra sociedad actual
numerosos problemas tanto en el orden jurídico como político:

a) La delimitación del comienzo del derecho a la


vida b) El final del derecho a la vida
c) Los atentados contra la integridad física: experimentos clínicos,
torturas, etc.

1.1.b) Reconocim iento del derecho a la vida en el ám bito


internacional

- En el ámbito internacional no se proyecta pronunciamiento expreso en lo


que concierne a la etapa previa a la existencia o nacimiento del titular del
derecho a la vida, y silencia la generación de derechos de nuevo cuño
generados por el progreso de las Ciencias Biomédicas.
- La ausencia de dicha regulación en el marco internacional, en lo que afecta a
los derechos concomitantes con el derecho a la vida, , lleva a reconocer que
el derecho a la vida es uno de los derechos humanos que implican un conjunto
de facultades e instituciones que en cada momento histórico, concretan
las exigencias de la dignidad, libertad e igualdad humanas, debiendo
ser reconocidas positivamente por los ordenamientos jurídicos tanto a
nivel nacional como internacional, concebidos como derechos garantizados
20
derecho.com
por el ordenamiento jurídico positivo, en la mayoría de los casos en su
normativa constitucional y que suelen gozar de una tutela reforzada, se
configuran como

21
www.uned-
derecho.com
derechos subjetivos y ante la no regulación en el ámbito internacional obliga
a recurrir a la bioética, como factor conformador de criterio.

1.1.c) El derecho a la vida en la Constitución Española

- El modelo diseñado por nuestra Constitución opta por una postura de


protección de los derechos humanos y sobre todo del derecho a la vida,
como derecho preferente que condiciona la existencia y ejercicio de todos los
demás.

- España ha suscrito conforme al precepto constitucional del art. 10.2 CE: La


Declaración Universal (ratificado el pacto internacional de Derechos civiles
y políticos), el Convenio Europeo para la protección de los derechos del
hombre y de las libertades constitucionales, la Convención para prevención
y sanción del genocidio.

- Como consecuencia de la ratificación de tales tratados y convenios por


España, será tras la verificación de la adecuada tramitación para su
ratificación y posterior publicación en el BOE, pasa a ser derecho interno, tal y
como indica el art. 96.1 CE y por lo tanto de obligado cumplimiento en nuestra
sociedad.

- El precepto constitucional del art.15 sobre el derecho a la vida no abarca


todo el amplio y complejo estatuto biológico sobre el que aquel se proyecta,
lo que lleva al resultado de dejar sin garantías jurídicas de protección a
ámbitos de la vida humana en fases prenatales.

- El TC, reconoce el derecho a la vida en fases anteriores al


nacimiento (nasciturus), pero esa titularidad no la proyecta como tal a otros
supuestos de las diversas fases de la vida (reproducción asistida),
limitándose a reconocer en ellos un simple bien jurídico susceptible de
protección. Tampoco aplica al nasciturus la titularidad del derecho a la vida,
limitándose a valorarlo como bien constitucionalmente protegido al amparo del
art.15 CE.

?? Titularidad y ejercicio del Derecho a la vida:

- Todo ser nacido con forma humana y que vive al menos 24 horas, es titular
del derecho a la vida (art.30CC).

- Como afirma Pérez Royo, para el ejercicio de cualquier derecho “ser


persona” es siempre condición necesaria, pero para el ejercicio del derecho a
la vida lo que se discute es que ser persona sea siempre condición necesaria.

- Según Torres del Moral, esta problemática pone de manifiesto la carencia


de una sólida fundamentación teórico-jurídica del derecho a la vida.

- No siempre es suficiente para el ejercicio de los derechos ser persona,


aunque el Tribunal Constitucional interpreta que en el caso de la vida, los
nascituri, se encuentran ante la expectativa de un derecho y por tanto sólo
20
derecho.com
sería un bien jurídico constitucionalmente protegido.

21
derecho.com

1.1.d) Cobertura de protección constitucional del derecho a la vida: Su titularidad y


ejercicio

- El derecho a la vida en la Constitución proyecta una doble


dimensión: normativa (refleja el conjunto de valores objetivos positivizados y
reconocidos como tales por la comunidad (bienes jurídicos
fundamentales)) y subjetiva (Reconociéndoles como auténticos
derechos subjetivos garantizando
directamente las situaciones y actuaciones individuales).

- El derecho a la vida proyecta, a quien tenga capacidad para ser titular del
mismo, el reconocimiento de un derecho subjetivo y la identificación de un
derecho objetivo dado su reconocimiento constitucional y sujeto a todo
un sistema de garantías, que tal derecho fundamental ocupa en la
Constitución, mediante los instrumentos jurídicos que ella misma establece:

?? Vinculación a todos los poderes públicos, lo que se instrumentaliza en la


doble vertiente: normativa (Constitución y leyes)
y jurisdiccional (tribunales ordinarios).
?? El ejercicio de tales derechos regulado exclusivamente por la ley, que
deberá respetar su contenido esencial, adoptando la forma de ley orgánica.
?? Posibilidad de recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.
?? Su defensa ante el Defensor del Pueblo como Alto Comisionado de las Cortes
Generales ante posibles abusos de la Administración
Pública.

- Relativo a otras fases de la vida humana desde el momento de su concepción,


para determinar el grado de cobertura legal, para la protección del derecho a
la vida humana derivada de la reproducción asistida y la laguna
constitucional existente en materia de protección de la vida en fases previas
al nacimiento nos lleva a la necesidad de un estatuto jurídico sobre la
regulación de las fases previas de forma de vida humana, siendo indistinto
el origen (relación entre hombre y mujer o con la asistencia de un
tercero), pero su consecuencia produce el mismo resultado: el comienzo de
una vida.

- Tanto el feto como el embrión constituyen una vida humana en desarrollo,


aunque la Constitución no lo refleje de manera explícita. El concebido ante la
falta de protección directa, asume de manera indirecta una protección
proyectada sobre su singular condición de titular de derecho a la
vida, invocable, por vías de vinculación a tratados y convenios
internacionales ratificados por España. Y por vía indirecta
desde otros preceptos constitucionales pudiéndose
aplicar para la protección de este bien jurídico constitucionalmente
susceptible de protección.

22
derecho.com

1.1.e) Supuestos de quiebra del derecho a la vida: aborto, pena de m uerte, eutanasia,
suicidio, prácticas ilícitas de reproducción artificial asistida

?? Supuesto de aborto y artículo 15:

- El aborto es, en general, un drama personal y familiar que se produce con


mucha frecuencia. El aborto ha sido y es, salvo en determinados
supuestos, una acción castigada por las normas penales.
- La CE nada dice sobre el aborto, pero cuando el legislador ordinario decidió en
1985 despenalizar el
aborto:
a) Aborto eugenésico: el que prevé posibles malformaciones
fetales. b) Aborto terapéutico: el que contempla riesgos graves.
c) Aborto ético: El que refleja embarazos cuya continuidad pueden
provocar daños psicológicos o estrés emocional (violaciones).

- Se planteó inmediatamente ante el TC el problema de la posible


inconstitucionalidad de tal despenalización.
- Aunque se invocaron diversos motivos por los recurrentes, el fundamental era
la supuesta incompatibilidad con el precepto del art.15 CE, que dice que
todos tienen derecho a la vida.
- El término “todos” comprende tanto a los nacidos y a los concebidos.
- Son necesarias normas penales para proteger a los nacidos
(homicidios, asesinatos) y también para los que habrán de nacer en un
futuro próximo (aborto voluntario).
- El TC consideró que no era posible resolver el recurso sin partir de una noción
de la vida que sirviera de base para determinar el alcance del art.15. La
cuestión es que si se admite que la vida es una realidad desde el inicio de la
gestación, y que la CE no puede desprotegerla en aquella etapa de su
proceso que es un momento del desarrollo de la vida misma, no basta con
afirmar, que la vida del nasciturus constituye un bien jurídico protegido por
el art. 15 de nuestra norma fundamental, pues lo que en última
instancia se autoriza, permitiendo el aborto, es la eliminación de ese bien,
por muy justificadas que estén las causas.

?? Pena de muerte y artículo 15

- El art 10.2 de la Constitución establece que las normas relativas a los


derechos fundamentales y libertades se interpretarán conforme a la
Declaración Universal de los Derechos Humanos y los Tratados y Acuerdos
internacionales ratificados por España.

23
derecho.com

- El protocolo nº 6 del Convenio de Roma relativo a la abolición de la pena de


muerte firmado en Estrasburgo en 1983, fue ratificado por España entrando
en vigor el 1 de marzo de 1985.

- El DP. Planeó durante la etapa constituyente una tendencia doctrinal


favorable a su abolición.

- El art. 15.2 dispone que “queda abolida la pena de muerte, salvo lo que
puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra”. Esta
excepción supone una situación de emergencia extrema para que llegara a
aplicarse, cuál sería un estado de guerra y aunque el legislador ha plasmado
tal posibilidad de pena de muerte en el Código Penal Militar de 1985, se
tendría que regular por ley el modo de ejecución, lo que no ha sucedido de
momento, lo cual refuerza de algún modo el carácter “erga omnes” del
Derecho a la vida que la Constitución contempla.

?? Eutanasia y el artículo 15
- La Constitución no se pronuncia respecto a esta vía posible de quiebra del
derecho a la vida.
- En el caso de la eutanasia el sujeto que la activara sería siempre una persona
diferente a quien detenta la titularidad del derecho a la vida, mientras que
en suicidio el sujeto del supuesto de poner fin a la vida, es el propio titular
del derecho.
- La eutanasia activa, es inviable en nuestro marco constitucional por:

a) Por el carácter personalista que los derechos fundamentales


tienen en nuestra Constitución.
b) Por el carácter absoluto que asume el Derecho a la vida y que
además es inviolable.
c) Porque el carácter personalísimo e inviolable del derecho a la
vida impide que nadie pueda disponer de un derecho fundamental
ajeno,
aun cuando sea por motivos humanitarios e incluso a petición del
sujeto del derecho.

- En la eutanasia pasiva, en donde se plantearía la opción que tiene el sujeto


del derecho, de permitir o negarse a que le apliquen cuidados médicos. Es
lícita su decisión, de tener una muerte digna y tranquila, sin que le
conserven sus funciones estrictamente vegetativas.
- En el supuesto de encontrarse en situación Terminal, el testamento vital es el
documento a través del cual una persona decide el tratamiento que quiere
que se le practique.

?? Suicidio y artículo 15

- Nuestra Constitución no se manifiesta respecto al derecho del titular de la vida,


a poner fin a ésta, en situaciones que no sean comparables al supuesto de
eutanasia.
- El carácter subjetivo de los derechos proyecta sobre sus titulares un
principio de voluntariedad.

24
www.uned-
derecho.com
- La persona que no ha activado un derecho (el de la vida) por propia
voluntad, pretender enervarlo para poner fin al mismo sería no ajustado a
derecho.
- Desde un punto de vista penal, se podría en todo caso plantearse como
conducta delictiva sólo la tentativa de suicidio, puesto que su
perfeccionamiento delictivo total comportaría la muerte del suicida.

1.1.e) Derecho a la vida y prácticas ilícitas de reproducción artificial asistida

- Cuando se elaboró nuestra norma constitucional, las técnicas de


reproducción asistida no estaban en la mente del legislador
constitucional, en lo que concierne a la imputación de la paternidad y
maternidad derivadas de la procreación humana asistida.
- En los supuestos previstos en la ley sobre Técnicas de reproducción
humana asistida, tanto en su art 1 (procreación humana ante los casos de
esterilidad) como el 6 (posibilita a toda mujer ser receptora de las técnicas
que aquella ley regula), se corre el riesgo de proyectar una “concepción
patrimonialista”.
- Falta de garantías que proyecta una concienciación social unánime sobre la
utilización ética de tales técnicas reproductoras humanas, que podría generar
manipulaciones genéticas e incluso prácticas atentatorias contra el art.15 CE.
- La naturaleza del preembrión es de suma trascendencia, ya que en ella se
desencadena el comienzo de la
vida.
- La ley es respetuosa con el derecho a la propia vida humana, debiéndose
extender la protección jurisdiccional de éstos a su misma fase
preembrionaria,
por lo que la activación de la fecundación humana asistida deberá respetar
la dignidad del nasciturus, sin necesidad de establecer niveles técnicos
de la extensión de ese derecho a nacer.
- La naturaleza jurídica de los preembriones será el del mismo grado de
protección jurisdiccional que tuviera el nasciturus en su fase de feto y de
embrión pues todas ellas son necesarias para llegar a ser persona.
1.1.f) Interpretación de la doctrina acerca del derecho a la vida

- La doctrina, en base al reconocimiento del derecho a la vida se centra en la


existente en fase postconstitucional.
- El derecho a la vida (derecho metajurídico), es inherente a la naturaleza del
hombre, aunque no estén recogidos en los diferentes ordenamientos
jurídicos, están asentados en la dignidad de la persona humana.
- Bobbio: El derecho a la vida es un derecho que se tiene por ser propio de la
condición humana; mientras que los demás derechos públicos
subjetivos entran en el ámbito de las expectativas son aquellos que se
querrían tener, por lo que hay que convencer al legislador para su
reconocimiento jurídico.
- Rodríguez Mourullo: el derecho constitucional a la vida es “un
concepto puramente naturalístico, en tanto secumplan
los correspondientes presupuestos biofisiológicos
que permiten reconocer la presencia de vida, cualquiera que sea el estado,
condición y capacidad de presentación social de su titular”.
- Zarraluqui: Reconoce la existencia y presencia de derechos parajurídicos, que
tienen su esencia en la naturaleza propia del hombre, al punto de que
cualquier ordenamiento jurídico que ignorase los derechos que emanan de la
condición humana, carecería de legitimidad, a pesar de su legalidad.

1.1.g) La jurisprudencia del Tribunal Constitucional sobre el Derecho a la vida.

25
derecho.com
- La dignidad de la persona y el derecho a la vida son con carácter general los
conceptos que la doctrina y el TC han esgrimido para condicionar el
contenido general del derecho a la utilización de las prácticas que la Ley de
Técnicas de

26
www.uned-
derecho.com
Reproducción Asistida contempla, para regularlas conforme a criterios
de respeto y para evitar una posible vulneración de los mismos a través
de la intervención y manipulación de componentes genéticos humanos que se
deriva de la Biotecnología.
- Según Romeo Casabona se requiere precisar y delimitar el contenido de
este valor de la dignidad humana, para poder concretar el contenido del
ejercicio del
derecho a la reproducción
humana.
- El TC no podía permanecer insensible al vacío jurídico, por lo que en diversas
ocasiones se ha pronunciado invocando la dignidad humana como referente
prioritario (art10 CE).
- El TC, entra a examinar los posibles conflictos de derechos que
pudieran sobrevenir respecto al derecho a la vida que contempla el art.15,
en relación
con el ejercicio de otros derechos, por lo que comportaría priorizar el
derecho de la madre.
- Según García Atance y García de Mora se vulnera el contenido del precepto
11.3 y 4 de la Le sobre Técnicas de Reproducción Asistida, al considerar que
el nasciturus lo es tanto en su fase de preembrión como de embrión y feto,
sin
diferenciación gradual por la duración que está en la madre, lo que se
traduce en un atentado a la garantía de la vida del nasciturus a cuya
protección queda obligado el Estado como señala el TC.
- El Alto Tribunal parece pretender agrandar la diferenciación existente entre la
condición de persona, como titular de derechos y libertades fundamentales
y las garantías del contenido esencial de los derechos fundamentales de los
que aquélla es titular, y la condición de ser no nacido, al que excluye de
titularidad alguna respecto a posible ejercicio de aquellos derechos
negándoles la protección del contenido esencial de un bien jurídico
protegido, por se ajeno a aquellas garantías constitucionales previstas en el
art. 53.2 CE.
2.- DERECHO A LA INT EGRIDAD FÍSICA Y MORAL

- El derecho a la Integridad física y moral de las personas se vincula


directamente con el derecho a la vida y con el concepto de dignidad humana.
- Según el art. 10.2, el derecho a la integridad física y moral deberá
ser interpretado además de acuerdo con los tratados internacionales y
convenios ratificados por España.

2.1.- Contenido del derecho a la integridad física y moral.

- Este derecho ha asumido en nuestra Constitución relevancia de primer orden


por su conexión con el concepto de la dignidad humana, la cual
adquiere categoría de fundamento del ordenamiento jurídico y se encuadra en
el ámbito de los valores de libertad, justicia, igualdad y pluralismo político
en los que aquél se inserta con el modelo de Estado social y Democrático de
Derecho.
- La dignidad humana como fundamento con el que se vincula la integridad
física y moral no puede ser instrumentalizada como medio, del mismo modo
que la vulneración del derecho a la integridad física y moral no justifica ningún
fin.

2.1.a) Integridad Física:

- El contenido mínimo esencial de este derecho no es evaluable, se respeta o


27
derecho.com
no, ya que viene definido en la Constitución con carácter de prohibición:
“En ningún caso puede someterse a una persona a penas o tratos
inhumanos o degradantes”.
- Su prohibición reproyecta y se hace efectivo contra todos, aunque se ha
vinculado su aplicación práctica hacia los poderes públicos para conseguir el

28
www.uned-
derecho.com
esclarecimiento de algunos delitos y es en esas circunstancias donde se
hace patente la indefensión de las personas.
- La Constitución ha elevado la integridad física a rango de derecho fundamental
dándole el carácter de absoluto, no dejando lugar a dudas de su prohibición
en relación con las actividadespoliciales (torturas,
trato infrahumano o degradante, etc.) que se pudieran
emplear para obtener por ejemplo la confesión de una persona. La
infracción de este derecho cuenta con los mecanismos de cobertura y
reparación para prevenir que la intervención de los poderes públicos lesiona
por abuso de poder su contenido esencial.
- El reconocimiento de la integridad física de la persona en relación con el
derecho de la salud impide la experimentación desconocida o no deseada por
el sujeto.
- La falta de voluntad expresada por el embrión objeto de determinadas
manipulaciones genéticas no le eximiría del derecho a que su integridad
física no sea alterada bajo ningún concepto porque la responsabilidad de su
tutela se ha de trasladar a los poderes públicos que quedan vinculados (art.9
CE).

2.1.b) Integridad M oral:

- El fundamento de este derecho está vinculado con la dignidad de la


persona, teniendo el carácter negativo o de prohibición igual que en la
integridad física.
- Según Torres del Moral: Se entiende por integridad moral un concepto psíquico
o anímico y no moral en el sentido semántico de la
ética.
- La vulneración del derecho a la integridad moral puede ejercerse como
medida de fuerza en situaciones especiales (recabar información en
interrogatorios, instrumento de intimidación o chantaje), atentando contra la
integridad moral y dignidad de la persona.

2.2.- Regulación del derecho a la integridad física y moral en el ámbito


internacional y constitucional.

- La Convención contra la tortura, malos tratos y penas crueles, inhumanas o


degradantes fue aprobada por unanimidad el 10 de diciembre de1984 por la
Asamblea de las Naciones Unidas.
- Para control se formó un Comité que se encargaría de investigar las denuncias
efectuadas.
- Según Torres del Moral: El problema que se ha planteado en el
ámbito internacional es que la distinción entre torturas y trato inhumano
es una
cuestión de grado, de intensidad de los sufrimientos, pero la prohibición es
categórica para los diferentes supuestos, lo que sitúa al Tribunal Europeo
de los Derechos Humanos en la posición de condenar o absolver.
- En el ámbito penal fueron tipificados como delitos contra el orden
constitucional.
- El Tribunal Supremo: “las declaraciones obtenidas con tortura no justifican un
fallo condenatorio, y de haberlo habido, ha de ser anulado” por vulnerar el
art.15 CE. En base a que las penas privativas de libertad no pueden
ser degradantes o inhumanas.
29
derecho.com
2.3.- Jurisprudencia constitucional.

30
derecho.com
- Las normas relativas a los derechos fundamentales y libertades que la
Constitución reconoce, se interpretarán conforme a la Declaración Universal
de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las
mismas materias ratificados por España, entre los que se encuentra el
Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos siendo
aplicables para la interpretación del art. 15 CE que coincide de acuerdo con
lo establecido en el art.10.2 CE.
- El OJ español se ha sensibilizado como lo demuestra la ley General
Penitenciaria, así como el Reglamento penitenciario que establecen
restricciones en materia de sanciones para los supuestos de penas
privativas de libertad:

?? El confinamiento de celda aislada no podrá exceder de 14 días.


?? En caso de acumulación no excederá de 42 días consecutivos.
?? Sólo será aplicable para los supuestos de evidente agresividad o violencia
por parte del interno.
?? Condiciones que ha de requerir la celda: que sean como las demás, que se
cumpla con el requisito de informe y vigilancia médica etc.

- La Ley de Enjuiciamiento Criminal prohíbe de forma categórica y enérgica a los


funcionarios del Cuerpo de Policía el uso de métodos para recabar
información que la Ley no autorice expresamente.
- El Tribunal Supremo tiene reconocida como nula la prueba obtenida
mediante el uso de tortura o cualquier otro medio degradante o atentatorio
contra algún derecho fundamental.
- La posición del Tribunal Europeo conduce a la postura extrema de absolver
sin paliativos, por muy censurables que sean los malos tratos, o a condenar
en los mismos términos, conductas que estimen como menos graves.

31
derecho.com
T EMA 5

DERECHOS INDIVIDUALES (II)


LIBERT AD IDEOLÓGICA, RELIGIOSA Y DE
CULT O. LIBERT AD DE RESIDENCIA Y
CIRCULACIÓN

1.- LIBERT AD IDEOLÓGICA, RELIGIOSA Y DE CULT O

1.1.- Contenido del Derecho

- El precepto constitucional del art.16 engloba la libertad ideológica y la


libertad religiosa y de culto, tratándose de 2 libertades diferentes.
- Según Pérez Royo:

?? Son libertades negativas en un doble sentido: porque son libertades


que contienen un núcleo íntimo al que no cabe acceder desde el exterior y
porque implican el derecho a no tener que declarar ninguna ideología, ni
religión o creencia concreta.
?? Son al mismo tiempo libertades positivas ya que también incluye el derecho
a expresar sus ideas públicamente y a relacionarse con otros individuos con
la misma afinidad tanto ideológica como de religión.

- Dentro del art.16 hay que diferenciar entre la libertad ideológica y la libertad
religiosa y de culto ya que su contenido es de naturaleza diferente.
- En cuanto a la libertad ideológica verificado por el constituyente responde a los
siguientes criterios:

a) Evitar los efectos discriminatorios que pudieran sobrevenir por la


adscripción de los individuos a determinadas ideologías.
b) Impedir que se reproduzcan en nuestra sociedad actual
determinadas prácticas, en base a las cuales la adscripción
a
determinadas ideologías incapacitaba para el acceso a
determinados cargos públicos.
c) Reconocimiento constitucional de la posibilidad de asumir ideas
aisladas de orden político y la libertad de elaborar un conjunto de
ideas que configuren un grupo coherente, ideología, y que pueda
ser instrumentalizada conforme a la consecución de un objetivo.

- En cuanto a la libertad, del criterio del constituyente para configurar el


contenido:

a) Inmunidad absoluta del derecho de toda persona a profesar


libremente las creencias que elija libremente, a no profesar
ninguna, cambiar de profesión religiosa o abandonar la que tenía.
b) Practicar actos de culto de su propia confesión y conmemorar sus
festividades, y no ser obligado a recibir asistencia religiosa
contraria a sus creencias.

1.1.a) Libertad ideológica

- De Esteban ha definido la libertad de pensamiento como “la posibilidad que


tiene el hombre de elegir o elaborar por sí mismo las respuestas que dé a
todas las cuestiones que le presente la conducta de su vida personal o
social,
32
derecho.com
así como la libertad de conformar sus actividades y sus hábitos a
estas respuestas, y de comunicar a otro lo que tiene por cierto”.

- Cabe distinguir tres tempos diferentes: la elaboración del pensamiento,


la conformación de las actitudes a esa forma de pensar y la comunicación
de tales ideas.

- El ejercicio de esta libertad no es unidimensional y el Estado puede adoptar


diferentes posiciones:

?? Estado totalitario: asume como suya una determinada ideología e


intenta imponerla a los individuos de una sociedad.
?? Estado autoritario: adopta una determinada concepción ideológica e intenta
impedir que fluyan formaciones de opiniones diferentes.
?? Estado tolerante: deja libertad para la formación y expresión de los demás.
?? Estado neutral: no adopta ninguna concepción previa. Cuando se refiere al
ámbito religioso se denomina también Estado Laico.

1.- Doble dim ensión de la libertad ideológica

- Doble dimensión en su proyección: la íntima o privada por la que se protege


al individuo para que nadie acceda al conocimiento de sus íntimas
convicciones, y la pública o colectiva que concierne a su expresión y
relación con otras personas afines a ideas o religión.
- El TC ha tenido ocasión de pronunciarse al respecto.

2.- Lím ites de la libertad ideológica:

- En el art.16, existen una serie de limitaciones en la manera de manifestar su


ejercicio:

?? Las limitaciones formales necesarias para garantizar el mantenimiento


del orden público en las manifestaciones de esa libertad.
?? La limitación del ejercicio de esta libertad conforme a las que puedan
imponerse en sus manifestaciones para mantener el orden público,
completándose con la protección a través de determinadas prohibiciones.
?? La prohibición de que nadie pueda ser obligado a declarar sobre su ideología.
?? La prohibición que deriva de que nadie pueda sufrir discriminaciones
por razones ideológicas o que sea preterido a acceder a cargos
públicos y funciones públicas.

- Punto de inflexión: es el que se refiere a si la Constitución ampara o no la


formación de una ideología que entrara en colisión con los valores o las
ideas que propugna la Constitución. Según De Esteban y López Guerra sería
positiva en base a:

a) Porque el término ideología implica la formación de sistemas que


propugnen una concepción del mundo global y una pretensión
transformadora diferente de la realidad existente.
b) Las limitaciones que contempla la Constitución, no afectan
materialmente al contenido en sí de las libertades o creencias sino
a los medios y formas (propagación, difusión, expresión), a través
de los cuales aquellas libertades se ejercen.

33
derecho.com
c) La moral pública, no puede considerarse en sí un límite implícito a
la libertad de ideologías o creencias.

- La Constitución prevé límites formales a la libertad ideológica o religiosa, que


afecten al modo en que éstos se ejercen y orientados a garantizar el orden
público.
- La Constitución ampara (art.16), la eventual formación de ideologías
que entren en colisión con los que define la propia Constitución y los
valores asumidos por ella, aceptando el derecho a tener una ideología
contraria a la Constitución, pero siempre que no se intente
imponer por medios anticonstitucionales (STC
101/1983).

1.1.b) Libertad de creencias y de culto

- La libertad religiosa ha tenido su desarrollo normativo en la LO 7/1980 de 5 de


julio.
- La protección se completa con disposiciones orientadas a evitar toda
posible consecuencia negativa de la profesión de determinada religión.
- El art 14 CE: Prohíbe toda discriminación fundada en causas ideológicas.
- El art. 16.2 CE: establece que nadie puede ser obligado a declarar sobre su
religión.
- El reconocimiento de la libertad religiosa que se verifica en la Constitución se
garantiza plenamente.
- La Comisión de Episcopados Católicos de la Unión Europea y la Conferencia
de Iglesias Europeas ha confeccionado un texto solicitando tanto a la
Convención Europea como a la Comisión, que el proyecto recoja
expresamente la libertad de religión, en este ámbito europeo común.
- Las claves del documento:

?? La Unión Europea “reconoce y respeta el derecho de las


Comunidades religiosas de organizarse libremente, en virtud del derecho
nacional, según sus convicciones y estatutos, y de proseguir sus finalidades
religiosas en el respeto de los derechos fundamentales”.
?? La UE, “respeta y no prejuzga el estatuto de que gozan, en virtud del
derecho nacional, las Iglesias y las Comunidades religiosas en los Estados
miembros. Igualmente respeta el estatuto de las organizaciones
filosóficas y no confesionales”.
?? La UE “respeta la identidad y la contribución específica de las Iglesias y las
Comunidades religiosas y mantiene con ellas un diálogo estructurado”. En
ésta se determina una doble proyección de la libertad:

a) En el ámbito privado: el art.16.1 garantiza a todos la posibilidad


de conformar la propia religión o de adherirse a las ya existentes.
b) En un ámbito público: Al proyectar la libertad de religión y
de creencias y la libertad de culto en relación con la libertad de
reunión y de asociación.

1.- Doble dim ensión de la libertad de creencias y de culto

- En este ámbito de carácter público cabe hacer referencia a la relación que


existe entre las libertades que define el art.16, libertad religiosa y de culto,
con los derechos de reunión y asociación:

30
www.uned-
derecho.com
?? En virtud de la libertad religiosa en conexión con la libertad de reunión, la
LO reconoce el derecho de reunión y manifestación religiosa y el que deriva
de la práctica de culto establecido según las diversas manifestaciones
religiosas.
?? En virtud de la libertad religiosa en relación con el derecho de asociación:

a) Derecho personal de asociación del individuo con fines


religiosos.
b) Derecho de las confesiones o congregaciones religiosas a
asociarse.
c) Adquisición de personalidad jurídica una vez inscritos en el
Registro Público en el ámbito del Ministerio de
Justicia.
d) Posibilidad de crear a su vez ellos mismos
fundaciones, asociaciones e instituciones con arreglo al OJ
general, para
la materialización de sus
fines.
e) Las iglesias, confesiones y comunidades religiosas inscritas
podrán establecer sus propias normas de
organización,
régimen interno y régimen de su personal, sin perjuicio del
respeto a los derechos y libertades reconocidos en la
Constitución y (libertad, igualdad y no discriminación).

2.- Lím ites de la libertad de creencias y de culto

- Limitación expresa del ejercicio de la libertad religiosa contemplado en el art


16.1 CE, que lo hace recaer en el respeto del orden público protegido por la
ley.

- Límites implícitos por entenderse incluidos en el reconocimiento del


orden público protegido por la ley y que se proyectan sobre los
derechos fundamentales que se vinculan con la dignidad humana (art.10.1).

- Se proyectan en un doble sentido:

?? Atribuyendo a la limitación de su ejercicio un marcado sentido garantístico de la


protección de los derechos de los demás a los que la ley les confiere la
condición de configurar elementos constitutivos del orden público en el
ámbito de una sociedad democrática.

?? Reconoce un límite la ley que deriva de la prohibición de su ejercicio


en determinados supuestos.

1.1.c) Derecho a no declarar sobre ideologías ni creencias

- El precepto constitucional del art. 16 confiere al individuo el ejercicio de las


libertades sobre ideologías y creencias una proyección bidimensional:

a) En sentido positivo: Reconociendo el derecho a practicar


libremente lo que cada individuo adopte.
b) En sentido negativo: El derecho al que puede acogerse cualquier
persona a no declarar o pronunciarse sobre ellos.
31
derecho.com
- No se ha reflejado en el desarrollo de la LO sobre la libertad religiosa
también en esa doble proyección.

32
derecho.com

- Se omite la alusión al derecho a no declarar.

1.1.d) Derecho a la objeción de conciencia sobre las obligaciones m ilitares

- Derecho recogido en el art. 30.2 de nuestra Constitución, en el contexto de


la defensa de España y la prestación de servicio militar.

- Sin embargo, el TC en algunas sentencias sostuvo que la libertad de


conciencia era una concreción de la libertad ideológica, reconocida en el
art.16 y que la objeción de conciencia consistía básicamente en el derecho
a ser declarado exento del deber general al prestar el servicio militar.

- Cinco años más tarde, rectificó su criterio inicial y negó, primero, que la
objeción de conciencia tuviera carácter general, pues no está reconocida ni
cabe imaginar que lo estuviera en nuestro derecho ni en derecho alguno,
pues significaría la negación misma de la idea del Estado.

- La objeción de conciencia no es un derecho fundamental, ni tiene carácter


general.

1.1.e) Carácter aconfesional del Estado

- El art 16 CE en su apartado tercero define que ninguna confesión tendrá


carácter estatal, la cual causó gran polémica en la etapa constituyente.

- El debate del carácter aconfesional del Estado en sede constituyente se cifró


en los siguientes extremos, frente a la susceptibilidad con la que se había
acogido la especial referencia de la Iglesia Católica en el apartado 3 del art
16
CE:

?? Se menciona de manera expresa una formulación negativa de la


confesionalidad del Estado, innecesaria ya que hubiera bastado con la
simple omisión de tal formulación.
?? La incorporación de la referencia a la Iglesia Católica era oportuna desde la
consideración de que con ello se reflejaba una simple mención de la realidad
social.
?? La no confesionalidad del Estado español, se alinea en el modelo de Estados
son una actitud colaboradora con las diferentes confesiones religiosas
para crear un clima de progreso y de paz social.
?? La sensibilidad de un importante sector de nuestra sociedad se encontraba
muy identificado con esta confesión religiosa.

- Todas estas reflexiones abonan el criterio de que con la inclusión de la


Iglesia Católica en el apartado 3 del art.16 se pretendió un medio de
convivencia pacífica que permita un entendimiento y coexistencia entre
las diversas confesiones religiosas.

1.- Justificación del reconocim iento de un Estado aconfesional

- Conforme a la articulación del art. 16.3 CE y el art. 1.3 de la LO 7/1980 de 5 de


julio de Libertad religiosa “Ninguna confesión religiosa tendrá carácter estatal”.

33
derecho.com

- El Estado Español no configura un Estado Laico, sino


- Esta aconfesionalidad viene avalada ya que aunque el Estado no
aconfesional.
asume ninguna confesión concreta, la obligación que pende sobre los
poderes públicos le confieren un cierto compromiso de carácter teísta.
- La Iglesia Católica ocupa un carácter protagonista, lo que se ha de traducir en
relaciones de cooperación preferente de los poderes públicos con ella,
sin
perjuicio de hacerlo también con las demás religiones.
- Esta cooperación se traduce en los diferentes acuerdos que se celebren con
las distintas confesiones religiosas, requiriendo aprobación por las
Cortes
Generales.

2.- LA LIBERT AD DE RESIDENCIA Y CIRCU LACIÓN

- La libertad de residencia y circulación que contempla el art.19 CE, configura


una proyección de la libertad personal y consecuencia del precepto
constitucional del art.17.

2.1.- Contenido del derecho

- El art.19.1 CE, reconoce con carácter general que “los españoles


tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio
nacional”.
- El art. 19.2 CE, “Asimismo tienen derecho a entrar y salir libremente de España
en los términos que la ley establezca. Este derecho no podrá ser limitado
por motivos políticos o ideológicos”.

2.1.a) Sujeto del derecho

- El art.19 CE reconoce como titulares del derecho de residencia y circulación a


“los españoles”.
- Para ubicar la posición del extranjero en el ejercicio del derecho de
circulación y residencia han de complementarse los arts 13 y 19 CE.
- Los extranjeros gozan en España de los derechos y libertades reconocidos
en el art. 13.1 CE y que habrá que ir a lo previsto por los tratados y las leyes
pare determinar contenido, extensión y ejercicio de dichos derechos.
- Cabe diferenciar en relación con la titularidad de los derechos y libertades
los siguientes grupos:

?? Aquellos que se atribuyen tanto a nacionales como extranjeros, siendo


su regulación idéntica para ambos.
?? Los que no pertenecen de ninguna manera a los no nacionales reconocidos
en el art 23 CE.
?? Aquellos que se extiendan también a los extranjeros, según lo que
dispongan los tratados y leyes conforme a criterios de reciprocidad.

2.1.b) Libertad de residencia y circulación

- Según De Esteban esta libertad puede estar mediatizada su efectiva eficacia por
los poderes públicos en base a dos motivos:
34
derecho.com
?? Por comisión: Esto es el supuesto en el que los poderes públicos procedan a
la aprobación de planes económicos que otorgan de alguna manera
condiciones preferentes de desarrollo o tratamiento favorable a una zona
geográfica determinada.
?? Por omisión: Cuando los poderes públicos o la administración adoptan
una actitud pasiva no distributiva, ante la concentración de la riqueza y
de los bienes sociales y culturales en zonas muy concretas y delimitadas,
lo que conduce a forzar indirectamente el abandono de un
determinado lugar geográfico del territorio nacional, en busca de otra
residencia más favorable al desarrollo de la persona y su dignidad humana.
Para que se dé el cumplimiento efectivo es preciso poner en práctica el art
42 CE, con lo establecido en el art.9.2 CE y el art 40 CE.

- El reconocimiento constitucional de las libertades de residencia y circulación,


será en su aplicación práctica obra del TC a través de su jurisprudencia.

2.1.c) Libertad de entrada y salida de España

- El art 19.2 CE reconoce el derecho a entrar o salir libremente de España,


aunque lo hace de manera condicionada “En los términos que la ley
establezca” que deberá respetar su contenido esencial, tal como define el
art.53.1 CE.
- La entrada y salida del territorio nacional, precisa del cumplimiento de
determinados requisitos administrativos: pasaporte.
- Se puede negar la obtención del pasaporte en base a:

?? Existencia de obligaciones de carácter militar.(hoy no obligatorio el servicio


militar)
?? La carencia de permiso correspondiente de quien ejerce la patria potestad o
tutela sobre menores de edad o sometidos a tutela.
?? La garantía de que no exista en curso una acción penal.
?? La ejecución de medidas de seguridad preventiva.

2.2.- Límites del ejercicio del derecho (de residencia y circulación)

- El ejercicio del derecho de residencia y circulación puede ser objeto de


restricción como consecuencia de diversas causas.
- Según González-Trevijano en los siguientes supuestos:

a) Los que derivan del art.33 CE, que reconoce y garantiza el derecho de
propiedad privada y herencia.
b) Los que derivan de las restricciones impuestas al uso de los predios por
la legislación urbanística.
c) Aquellas limitaciones que tienen su origen en la suspensión de los derechos
contenidos en el art.19 CE conforme a la prescripción constitucional del
art.55, en los supuestos de declaración de los estados de
alarma, excepción y sitio: limitación de circulación o de permanencia de
personas o vehículos en horas o lugares determinados, y la imposición de
prestaciones personales obligatorias.
d) Limitaciones de la detención gubernativa, prisión preventiva y
condena penal.

35
derecho.com
e) Límites que derivan del requisito de la nacionalidad, por la configuración
de la titularidad del derecho.

- La presente LO 8/2000 de extranjería, responde a un marcado contenido


social.
- Hay que plantearse dos cuestiones en torno a la LO de extranjería:

a) Si esta ley define un modelo apropiado para canalizar los flujos


migratorios laborales, siendo capaz de garantizar la
incorporación de la mano de obra procedente de terceros países,
en condiciones que no contravengan la dignidad humana (art.10.1
CE).
b) Si las disposiciones previstas para ordenar los flujos migratorios, no
contradicen las premisas de nuestro Estado de Derecho.

- Con respecto a la primera, parece que la ley sí resuelve que el acceso a


nuestro país en condiciones de legalidad, encuentren las garantías
jurídico- laborales. El fenómeno de libertad de circulación y residencia en
relación con los extranjeros se incardina como fenómeno socio-laboral, en el
marco común de la UE.
- Respecto a la segunda: La Constitución ha proyectado una generosa tutela de
los derechos fundamentales, asimilando el ejercicio de los extranjeros
en situación regular y de los españoles, siempre y cuando los extranjeros
que ejerciten este derecho se encuentren en situación de legales.

2.2.a) Libertad de residencia y circulación de los extranjeros

- Conforme al art 13.1 CE para el reconocimiento de igualdad de trato para


los extranjeros en España en los términos que establezca la ley.
- Sin perjuicio de su reconocimiento constitucional en pie de igualdad con
respecto al ejercicio del derecho de residencia y circulación por parte de los
españoles, el extranjero ha de cumplimentar una serie de requisitos: el que
le faculta a entrar y residir como legal o en situación de residente en nuestro
país, pero una vez conseguido conforme a lo estipulado por la ley, el disfrute
de este derecho lo será en plano de igualdad con los españoles.
- En torno a la libertad de circulación de los extranjeros en territorio español
se complementan con el Reglamento del desarrollo de la ley, en donde sus
arts.
40 y 41 se contempla tanto la situación de residencia como la proyección
del
permiso de residencia temporal y su
renovación.

36
www.uned-
derecho.com
T EMA 6

DERECHO AL HONOR, DERECHO A LA INT IMIDAD Y A LA PROPIA IMAGEN,


INVIOLABILIDAD DEL DOMICILIO, SECRET O DE LAS COMUNICAC IONES
Y LÍMIT ES AL USO DE LAS NUEVAS T ECNOLOGÍAS

1.- DERECHO AL HONOR

- El art. 18.1 CE, establece que “Se garantiza el derecho al honor, a la


intimidad personal y familiar y a la propia imagen”. Estos son independientes,
distintos y autónomos, a pesar de tener un tronco común (la dignidad humana).

- La regulación del art.18.1 CE surge por ser la mejor forma de garantizar cada
uno de los derechos.

- Pretensión del Constituyente de remarcar la importancia que estos derechos


tienen en el desenvolvimiento social, y porque son conscientes que el honor,
la intimidad y la propia imagen tienen su fundamento en la dignidad
humana, siendo un ámbito relevante para el desarrollo de toda persona.

1.1.- Concepto de honor

- El núcleo al derecho al honor viene constituido por la consideración de la persona


en cuanto a su integridad como ser humano.

- Para que se dé la vulneración de este derecho es necesario una intromisión


ilegítima en su dignidad, que lesione el reconocimiento que los demás tienen de la
persona, de su integridad moral o de su consideración social.

- Según el TC el derecho al honor lo constituye “el derecho a la propia estimación,


al buen nombre y reputación” y “otorga rango constitucional a no ser escarnecido
o humillado ante sí mismo a ante los demás”.

- El derecho al honor tiene 2


proyecciones:

* Una objetiva: valoración de la persona en sociedad


* Una subjetiva: desde el propio individuo, tiene su raíz en la dignidad
moral, obedeciendo al desarrollo de su personalidad..

- El TC, establece que los límites del derecho al honor, es un concepto jurídico
indeterminado, cuya delimitación depende de las normas, valores e ideas
sociales vigentes en cada momento.
- Hay que distinguir entre el honor en la persona física y el reconocimiento del honor
a
la persona
jurídica.

1.2.- El honor en la persona física.

- El derecho al honor que garantiza nuestra Constitución (art.18.1 CE), deviene del
propio fundamento del orden político y la paz social y en especial a la dignidad de
la persona, los derechos que le son inherentes y el libre desarrollo de la
personalidad (art.10.1 CE).
- El honor es un atributo inherente a toda
persona.
- Tanto la LO 1/1982 como la Jurisprudencia, vienen estableciendo limitaciones en
37
derecho.com
el ejercicio de estos derechos, distinguiéndose dos grandes grupos de personas
físicas

38
www.uned-
derecho.com
(las que su actividad tiene una relevancia pública y las que permanecen en
el anonimato).
- La Constitución y la legislación de desarrollo tanto para el honor, intimidad y a la
propia imagen, establecen un umbral mínimo de protección, dado que estos
derechos son modelables por el propio individuo.
1.3.- El reconocimiento del honor a la persona jurídica

- Hasta 1995, se afirmaba la imposibilidad de atribuir el derecho al honor a


las personas jurídicas.
- Tras la STC 139/1995, se establece que “ninguna norma de rango legal, ni
constitucional impide que las personas jurídicas puedan ser sujetos
de derechos fundamentales, por lo que las personas jurídicas tienen
también derecho a la protección del honor”.
- En cuanto a la titularidad del derecho al honor a la persona jurídica hay que
distinguir entre las que tienen carácter público (no puede aplicarse la norma
general establecida a las instituciones públicas ya que tienen
legitimidad, prestigio o autoridad moral, pero no honor) y las que tienen
carácter privado (2 grupos: las que tienen una configuración patrimonial y su
fin es lucrativo (SL o SA) y las que no tienen esas características
(asociaciones, agrupaciones, etc.) siendo éstos sujetos plenos de este
derecho.

2.- EL DERECHO A LA INT IMIDAD PERSONAL Y FAMILIAR

2.1.- Concepto de Intimidad

- Conceptos de derecho a la intimidad existen en la actualidad tanto en


la doctrina como en la jurisprudencia.

a) Concepto Objetivo: tiene su desarrollo en la teoría de las


esferas o de los círculos concéntricos, en virtud de la cual
el núcleo (lo más interior) constituye lo íntimo, en una parte
más externa encontramos lo familiar, en otra lo
secreto o confidencial, siendo la última esfera lo público.
Estas esferas no son uniformes. Se identifica con la
protección de un ámbito concreto del individuo, de su
dignidad como persona y en esencia con la concepción
de la intimidad como un derecho de defensa. El TC
también usa el concepto de intimidad STC 207/1996 de 16
de diciembre.
b) Concepto Subjetivo: Se identifica en esencia con el
denominado “derecho a la autodeterminación
informativa”. Este concepto de intimidad se identifica con
un ámbito de plena disponibilidad por parte del individuo,
siendo éste el único que determina lo que debe o no
quedar reservado al conocimiento genérico. Atiende al
elemento de libertad como trasfondo de la intimidad.
c) Teoría del M osaico: Configuración doctrinal muy reciente,
que surge como explicación a la necesidad de protección de
la intimidad del individuo frente a las amenazas que de
forma genérica suponen los ingenios tecnológicos y la
informática.

- La concepción de derecho a la intimidad une la definición objetiva y subjetiva.


- El derecho a la intimidad no puede ser cerrado.
- Elementos determinantes: edad, educación, cultura, etc.
- En el derecho a la intimidad existe un fundamento inexorable, la dignidad
39
derecho.com
humana y el libre desarrollo y configuración d su personalidad.

40
www.uned-
derecho.com
- Se une las pretensiones centrales lo privado y lo público y la voluntariedad.
- La protección de la autorrealización del individuo. Es el derecho que toda
persona tiene a que permanezcan desconocidos determinados ámbitos de su
vida y a controlar el conocimiento que terceros tienen de él.
- La intimidad es el elemento de desconexión social.
- Como estricto derecho de defensa tiene incardinación directa en la dignidad
humana y en el libre desarrollo de la personalidad.

2.2.- Contenidos del derecho a la intimidad

2.2.a).- Intim idad Personal:

- La Intimidad personal está referida de forma concreta al individuo, a un


espacio psíquico y físico relativo a la persona individualmente considerada.
- El derecho a la intimidad es un amplio conjunto de facultades referidas a
esferas determinadas de la vida de la persona al que el OJ le confiere
protección.
- Lo que diferencia el derecho a la intimidad personal del genérico a la
intimidad es la radicación en el sujeto y no en el ámbito, los límites o los
contenidos, ya
que éstos pueden ser idénticos en los dos derechos.
- El art. 18 CE no utiliza los términos de derecho a la intimidad personal y
familiar entendido en sentido amplio.
- Con ello el constituyente está garantizando lo más nuclear de la intimidad.
- El legislador, la doctrina y la jurisprudencia serán los encargados de llenar de
contenido aquella regulación, adecuar, configurar, ensanchar y reconocer
las
nuevas manifestaciones del derecho.

2.2.b) .- Intim idad Fam iliar:

- Aunque nuestra Constitución no define el concepto de familia, hace


referencia a ella en el art 39 CE, ordenando a los poderes públicos a su
protección.
- Familia: Conjunto de personas que unidas por un vínculo (jurídico, natural o
sentimental) participan de forma estable de una comunidad de
vida.
- En ningún caso incide el concepto constitucional de familia en el derecho a
la intimidad, ya que en la intimidad personal y familiar lo que se protege es
una pretensión del individuo, ya que prima la voluntad del sujeto titular del
derecho a la intimidad sobre cualquier otra circunstancia.
- La familia además de ser una pretensión personal, es también un grupo
social y como tal cumple unos fines en virtud de los cuales el OJ
establece una
protección para su configuración libre y ejercicio
efectivo.
- Intimidad familiar: Extensión de la intimidad personal. Su singularización
viene constituida por lo relacionado con la familia.
- Intimidad familiar: Derecho a que permanezcan desconocidos aspectos de la
persona individual como perteneciente a un grupo de personas entre las
que existen determinados vínculos y que denominamos familia.
(contexto de relaciones).
- García Atance y otros, entienden que el concepto de intimidad familiar como
contenido concreto del derecho a la intimidad no es el vehículo adecuado en
ningún ordenamiento jurídico para configurar un conjunto de derechos
relativos a la familia. La importancia del derecho a la intimidad familiar
41
derecho.com
viene por ser constituida por ser una singularidad del derecho a la intimidad
personal.

3.- EL DERECHO A LA PROPIA IMAGEN

42
derecho.com

- Se encuentra referenciado en el art 18.1 CE.


- Derecho a la propia imagen es la facultad de toda persona para decidir sobre la
captación o reproducción de su imagen física.
- El fundamento de la protección radica en que la propia imagen es un
instrumento básico de identificación y proyección exterior del individuo.
- El contexto donde son tomadas las imágenes es relevante.
- El derecho a la propia imagen es patrimonializable, o susceptible de
explotación económica, ésta no es susceptible de protección a través
del
recurso de amparo, sólo es susceptible de reclamación por vía civil ante los
tribunales ordinarios.
4.- LA LEY ORGÁNICA 1/1982 DE PROT ECCIÓN DEL DERECHO AL HONOR, A
LA INT IMIDAD PERSONAL Y FAMILIAR Y A LA PROPIA IMAGEN.

- Esta Ley pretende establecer los límites en virtud de los cuales pueda
constatarse que existe una trasgresión, una lesión de los derechos
que componen su contenido.
- Utiliza un sistema indirecto de protección.
- El legislador establece como elemento delimitador “la intromisión
ilegítima”, según ésta existe lesión de los derechos al honor, la intimidad
y la propia
imagen y aparecen los mecanismos para reparar el daño causado. Si no
existe la intromisión ilegítima, n hay vulneración del derecho.
- El art.9.3 de la LO 1/82 establece que “La existencia del perjuicio se presumirá
siempre que se acredite la intromisión ilegítima”; la mecánica de protección
que utiliza esta ley está más próxima a las formas y proceder de la
legislación penal.
- La opción del legislador por una delimitación negativa es válida,
adecuándose mejor a la protección de los derechos al honor, a la intimidad
y a la propia imagen. También es acertado no fundamentar la lesión a la
vida privada en el resarcimiento económico, dado que el daño que se produce
es moral, personal, es agravio y se protege la interioridad personal.
- El legislador delimita un ámbito como impenetrable, fundamentando ello en
la dignidad de la persona y estableciendo como ilícitas las intromisiones
no consentidas y lesivas en ese ámbito, acompañándose una delimitación
de responsabilidad como consecuencia (art.1.2 de la LO 1/82).
- La LO de 1/82 en cuanto al alcance de la protección no entra en el ámbito
penal.
- Para el TC la delimitación de intromisiones ilegítimas deben ser entendidas
a título enunciativo, por lo que el TC viene a corregir las vacilaciones que
tuvo el legislador al respecto de incluir o no en la ley el contenido del art 7.

5.- RELACIÓN ENT RE HONOR, INT IMIDAD Y PROPIA IMAGEN, CON LAS
LIBERT ADES DEL ART .20.1 CE

- El art. 20.1 CE reconoce la libertad de expresión, la producción y creación


literaria, la libertad de cátedra y la libertad de información.
- En el art 20.4 CE establece que estas libertades tienen como límite especial el
respeto a los derechos al honor, la intimidad y la propia imagen.
- La jurisprudencia del TC ha modelado la ponderación de estos derechos “la
libertad de comunicación tiene valor preferente sobre los derechos
reconocidos en el art. 18.1, porque aquella es “garantía institucional de una
opinión pública indisolublemente unida al pluralismo democrático”.
- Se exige el cumplimiento de:

43
derecho.com
?? Que la información sea veraz.
?? Que la información se refiera a personas públicas o implicadas en
asuntos de relevancia pública.
?? Que la información sobre la persona pública, sea de interés general
o social.

- Si sobre quien se versa la información o comunicación no es persona


pública, tienen valor preponderante los derechos de la personalidad.

6.- INVIOLABILIDAD DEL DOMICILIO

6.1.- Concepto de domicilio:

- Conforme con la concepción constitucional es la delimitación que aporta


González Trevijano de los elementos esenciales que caracterizan al
domicilio:

?? Existencia de un espacio aislado con respecto al mundo exterior, ya se


encuentre cerrado o parcialmente abierto.
?? Su destino al desarrollo y desenvolvimiento de la vida privada,
que comprende tanto la esfera física estricta como las
estrictamente domésticas.
?? La irrelevancia del título jurídico particular (usufructo,
arrendamiento, etc.) o de la naturaleza de la situación jurídica
amparada (posesión o detentación), con tal que sea legítimo y se halle
tutelado o permitido por el OJ.
?? La actualidad de su disfrute.

6.2.- Fundamento del Derecho:

- La fundamentación de la inviolabilidad del domicilio ha seguido


argumentaciones diferentes:

?? La defensa y protección del domicilio acude al derecho de propiedad,


como un derecho real más para la justificación de su existencia.
?? Se utiliza el argumento de la protección instrumental de la
libertad personal.
?? En la actualidad parece correcto radicar la inviolabilidad del domicilio
en la intimidad

- El TC manifiesta de la existencia de un nexo de unión indisoluble entre la


norma que prohíbe la entrada y el registro del domicilio, con la que impone
la defensa y garantía del ámbito de intimidad.
- La finalidad de la protección del domicilio es garantizar el derecho a
la intimidad.

6.3.- Límites a su ejercicio:

- La protección del domicilio no tiene ni carácter absoluto ni ilimitado.

40
derecho.com
- La Constitución española establece excepciones a su vigencia: a los
que denominamos límites (consentimiento del titular, resolución judicial o en
caso de flagrante delito) y a los que denominamos suspensiones:
?? Consentimiento del titular: es un requisito para la excepción a
la vigencia del derecho a la inviolabilidad del domicilio. Ha de ser
emitido libremente y por el que tenga capacidad suficiente para
ejercitarlo (expresa o tácita). Una vez dado puede ser revocado en
cualquier momento.
?? La f lagrancia: es “evidencia del delito y necesidad urgente de
la intervención para evitar su realización total”.
?? La resolución judicial: La entrada o registro sólo podrá ser dictada por
el juez instructor, debiendo quedar determinadas las personas
autorizadas. La entrada se realizará en presencia del titular del
domicilio o de la persona que lo represente. Si no se hiciese así sólo se
daría una infracción de legalidad ordinaria. Tendrá que ser motivado.
?? La Suspensión: El art. 55.1 CE establece la posibilidad de
suspensión de derechos en los supuestos previstos para los estados
de Excepción y de Sitio, al igual que en los casos de actuación de
bandas armadas y elementos terroristas (art.55.2CE)

6.4.- La Cotitularidad:

- Para la doctrina, cada uno de los cotitulares del derecho a la inviolabilidad


del domicilio, tienen atribuido el poder de exclusión o de limitar la entrada
en el domicilio.
- No se requiere una especial disponibilidad del derecho dado que es idéntica
en todos los cotitulares a excepción de:

?? Una viene constituida por la necesidad de ratificación del


consentimiento por parte de los padres respecto de los hijos o
domiciliados menores.
?? Otra, por los lugares asimilados a domicilios donde se dan unas
circunstancias concretas de jerarquía (centros trabajo) donde
salvados los lugares abiertos al público opera una dependencia
funcional al respecto de la autorización a la entrada en ellos.

- Otra circunstancia posible de cotitularidad viene constituida por la discrepancia


en la concesión de autorización a la entrada en el domicilio de los
cotitulares del mismo.
- La entrada en el domicilio será válida si no se opone ningún otro de los
titulares.

7.- EL SECRET O DE LAS COMUNICACIONES

- El art.18.3 CE dispone que “regarantiza el secreto de las comunicaciones y


en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución
judicial”.
- La interpretación del concepto de comunicación ha de ser amplia y flexible.
- De la interpretación de los conceptos que hace referencia el art. 18.3 CE,
depende el alcance de la garantía que la Constitución establece respecto de
la
inviolabilidad de las comunicaciones.

7.1.- Concepto Constitucional de comunicaciones

41
derecho.com
- La Comunicación requiere de: un emisor o comunicador, un receptor o
interlocutor, un medio a través del cual se realiza la comunicación y el
mensaje o contenido.
- Lo que el derecho protege es el proceso de comunicación en su conjunto.
- Se deben excluir las conversaciones realizadas de forma directa o en
persona, las cuales tienen su protección en el art.18.3 CE.

7.2.- Fundamento del Derecho:

- Del concepto secreto utilizado por la Constitución art. 18.3 CE se entiende


que la presunción iuris et de iure de que lo comunicado es secreto.
- La presunción tiene carácter preventivo que sólo pueden romper los
intervinientes en la comunicación.
- El resto de los sujetos tienen la obligación de hacer efectiva aquella
presunción, de esta forma la mera revelación de lo comunicado lesiona el
derecho.
- Lo que la inviolabilidad viene a establecer es un medio concreto de lesión del
derecho a la intimidad (vida privada).
- La especialidad de la violación del derecho fundamental otorga
contenido material al derecho a la inviolabilidad de las comunicaciones.
- La comunicación es secreta en todos los casos, independientemente de su
contenido material.

7.3.- Límites de la vigencia del secreto de las comunicaciones:

- Se hace necesario un desarrollo legislativo que establezca la forma de llevar


a la práctica por parte de los poderes del Estado la intervención de las
comunicaciones.
- La ausencia de delimitación puede constituirse en un elemento de abuso y
arbitrariedad.
- La configuración de nuestro OJ deduce la obligatoriedad de la motivación no de
la Constitución y sí de la legislación.
- La LO 9/1984 de 26 de diciembre, viene a dar solución al problema de la
urgencia en la intervención de las comunicaciones con objeto de que
la
prevención y sanción de los delitos fuera apropiada e impedir que una
laguna legal facilite la realización de actos delictivos.
- En STC 49/1996 , se estableció la pauta que habría de seguir el legislador
para paliar la laguna legal en el desarrollo del art. 18.3 CE:

?? Estricta observancia de la proporcionalidad.


?? La motivación.
?? Necesidad para la investigación, mencionando expresamente
las razones fácticas y jurídicas que apoyan la necesidad de la
intervención.
?? Es imprescindible que la resolución judicial determine el objeto de la
intervención (números de teléfonos y conversaciones de personas),
tiempo de duración de la intervención, quienes y cómo las han de
llevar a cabo y los periodos en que haya de darse cuenta al
juez para controlar su ejecución.

42
www.uned-
derecho.com

7.4.- La injerencia como elemento delimitador de la inconstitucionalidad:

- El art.18.3 CE, se limita sólo a garantizar el secreto de las comunicaciones.


- Tarea encomendada a la legislación.
- Desde una perspectiva constitucional es significativo establecer si la
conducta incumple o no el contenido constitucional.
- La pretensión constitucional de establecer unos medios concretos de lesión de
derechos realiza una concepción amplia del secreto de las comunicaciones.
- Lo relevante constitucionalmente es la injerencia extraña de terceros ajenos a
la comunicación, independientemente del medio o la forma para llevarla
a
cabo.
- El TC entiende que existen 2 tipos de perjudicados: uno el sujeto titular del
derecho fundamental vulnerado (persona física o jurídica) y aquellos
que poseen un interés legítimo.
- El TC y el TEDH han establecido que no siempre se requiere que la violación
esté consumada.
- En el ámbito de la inviolabilidad de las comunicaciones, suele ser condición
de éxito de la intervención legítima, la de que sus víctimas no tengan
conocimiento
de ellas.
- La Constitución protege el conjunto de la comunicación y no sólo el mensaje
o contenido.

8.- RELACIONES DE LOS NUEVOS MEDIOS DE COMUNICAC IÓN Y LOS


DERECHOS DE LA PERSONALIDAD

8.1.- El marco normativo y jurisprudencial de la Unión Europea:

- El Convenio nº 108 del Consejo de Europa (ratificado por España el 27 de


enero de 1984), establece una serie de principios básicos para la protección
de datos, señala criterios que regulan su flujo y crea un Comité a quien se
le encarga la formulación de propuestas para mejorar la aplicación del
Convenio.
- La finalidad del Convenio es reforzar la protección de datos y establece los
siguientes principios recogidos en el capítulo II:

?? Principio finalista: la finalidad justificativa de la creación del banco de


datos debe estar definida y habrá de darse antes de ponerse
en funcionamiento, con objeto de que sea constatable en todo
momento: pertinencia de los datos, principio de utilización no abusiva
y principio del derecho al olvido.
?? Principio de lealtad: La recopilación de información ha de
43
derecho.com
hacerse mediante actos lícitos.

44
derecho.com
?? Principio de exactitud: Todo responsable de un banco de datos,
tiene que comprobar su exactitud siendo responsable de su
actualización
?? Principio de publicidad: Ha de existir un registro público de los ficheros
automatizados.
?? Principio de acceso individual: Cualquier persona tiene derecho
a conocer los datos que le conciernen e inclusive pedir copia. También
de rectificación de datos.
?? Principio de seguridad: Las bases de datos han de estar protegidas
en todos sus ámbitos.

- La Directiva 96/46 del Parlamento Europeo de 24 de octubre de 1995, regula


las condiciones generales para la licitud del tratamiento de datos personales
y el art.7 dispone que “los Estados miembros dispondrán que el tratamiento
de datos personales pueda efectuarse si:

a) El interesado ha dado su consentimiento.


b) Es necesario para la ejecución de un contrato en el que el
interesado sea parte o para aplicar a petición del
interesado la aplicación de medidas precontractuales.
c) Es necesario para el cumplimiento de una obligación jurídica
a la que esté sujeto el responsable del tratamiento.
d) Es necesario para proteger el interés vital del interesado. Etc.

8.2.- La legislación específica española:

- El uso de los modernos medios electrónicos, contraen el riesgo de injerencia


y tienen implícita la posibilidad de lesionar derechos de la personalidad.
- El TC ha manifestado que el art 18.4 CE es garantía del derecho a la intimidad
y también de otros derechos.
- La vigente LO 15/1999, de protección de datos de carácter personal, tiene por
objeto garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de los datos
personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de
las personas físicas, especialmente de su honor e intimidad personal y familiar.
- La protección de datos: pretende garantizar a toda persona un control sobre
sus datos personales, uso y destino, con la finalidad de impedir el tráfico
ilícito o lesivo de los datos.
- El derecho a la intimidad: es la protección que el OJ establece para excluir del
conocimiento ajeno y de la intromisión de terceros, determinados ámbitos de
nuestra vida.
- La ley establece la prohibición de los ficheros creados con la única finalidad de
almacenar datos de carácter personal que revelen la ideología, religión
creencias, origen étnico, etc. A estos se les denomina “datos sensibles”
- La ley dedica un Título a las infracciones y sanciones y otro al organismo
encargado de controlar la actividad relativa al cumplimiento de la
norma. (Agencia de Protección de datos).

45
derecho.com
T EMA 7

DERECHO EDUCAT IVOS


DERECHO A LA T UT ELA JUDICIAL EFECT IVA

1.- LA REGULACIÓN CONST IT UCIONAL DEL SIST EMA EDUCA T IVO.

- El art. 27 CE es el que recoge los principales elementos que configuran el


sistema educativo español y la norma que ampara los derechos
fundamentales referidos al ámbito educativo, salvo el derecho de libertad de
cátedra de los docentes, reconocido en el art.20.1.c), junto a los
derechos relativos a la libertad de comunicación pública.
- El art.27 CE ha sido objeto de críticas al entender que son diferentes
el derecho a la educación y la libertad de enseñanza, y ambos se
emplean indistintamente.
- También se puede encontrar ejemplos de confusión terminológica en la
jurisprudencia de nuestros tribunales ordinarios (Tribunal Supremo).
- La regulación conjunta del derecho a la educación y la libertad de enseñanza
vino determinada por la necesidad de poner de acuerdo a los dos partidos
mayoritarios que defendían modelos educativos diferentes.
- El PSOE defendía un modelo de escuela única, pública y laica.
- La UCD defendía la libertad de enseñanza.
- El modelo que los partidos de derecha y centro tenían se basaba en el
pluralismo escolar externo.

2.- PRINCIPALES NORMAS DE DESARR OLLO DEL SIST EMA EDUCA T IVO
ESPAÑOL.

- La LO de calidad de enseñanza, no supone modificaciones sustanciales en


lo que se refiere a los derechos educativos.
- La libertad de enseñanza se configura así un principio básico constitucional
que se proyecta sobre la totalidad de los actores jurídicos del proceso
educativo, dando lugar al nacimiento de concretos derechos públicos
subjetivos.
- Desde el punto de vista activo: debería hablarse más bien de libertad
de educación, la cual tendría dos aspectos: con respecto a los profesores
se
concreta en la libertad de expresión docente, la libertad de cátedra y la
participación en la gestión de centros, incluyendo el derecho a dirigirlos y a
dotarlos de ideario propio.
- Desde el punto de vista pasivo: Con relación a los padres, se manifiesta en
el derecho a elegir la formación que desean para sus hijos, a través de la
elección de centro docente a través de la posibilidad de que reciban formación
religiosa y moral; concretándose en el derecho al estudio en lo que afecta a los
hijos.

3.- LIBERT AD DE EDUCACIÓN

- Se puede hablar de libertad de educación cuando nos referimos al punto de


vista activo de la libertad de enseñanza en general.
- En función de los sujetos a los que se esté refiriendo:

a) Con relación a los profesores: libertad de cátedra y derecho a la


participación en la gestión de los centros docentes.

46
derecho.com
b) Con relación a los titulares de los centros docentes: libertad
de creación y dirección de centros docentes, reconocida tanto a
personas físicas como jurídicas, que incluye el derecho a dotarles
de ideario propio.

3.1.- La Libertad de Cátedra

- El Estado mantiene facultades de inspección y control jugando un


papel relevante en la libertad de cátedra, como límite a la actuación de los
poderes públicos.
- Ha adquirido una nueva dimensión, como un bien jurídico o norma objetiva de
valor que demanda aplicación en todos los ámbitos del derecho y amplía
su influencia a las relaciones entre particulares.
- Hoy pueden reclamar la libertad de cátedra tanto los docentes de escuelas
estatales (Estado) y las no estatales (persona física o jurídica, no pública).
- Según la STC 5/81 de 13 de febrero, se desprende que la libertad de cátedra
es una de las consecuencias del reconocimiento constitucional de la libertad
de enseñanza.
- La libertad de cátedra, al estar regulada en el art.20, junto con la libertad de
expresión, implica la prohibición de la censura previa y la inexistencia de
una doctrina o ideología estatales.
- En cuanto al sujeto titular de la libertad de cátedra, se considera que todos los
docentes gozan de ellas (España, Italia y otros países europeos).
- Lucas Verdú, fue uno de los primeros en afirmar que la libertad de cátedra
sólo corresponde a los profesores universitarios.
- Desde el punto de vista normativo y jurisprudencial, la libertad de cátedra se
reconoce hoy en España a los docentes de todos los niveles educativos, y
de cualquier tipo de centro (estatal o no), aunque su ejercicio vendrá
modulado por las circunstancias en las que se desarrolla la docencia.
- Parece más ajustado sostener una interpretación extensiva en la libertad de
cátedra.
- En la STC 5/81, se concreta la diversa relevancia de la libertad de cátedra,
dependiendo si se ejercita en la Universidad o en las escuelas:

a) Determina el ámbito de la libertad de cátedra que puede ser


variable en función de la naturaleza del centro docente y el nivel
educativo en el que se desarrolla la enseñanza.
b) Estudia la confrontación entre la libertad de creación de centros y
la libertad de cátedra.

- Blanca Lozano y otros autores, sostienen que la libertad de cátedra tiene una
doble dimensión: se trata de una garantía institucional y de un
derecho individual de libertad.
- La dimensión institucional de la libertad de cátedra es la que justifica
la afirmación del preámbulo de la LRU en el sentido de que dicha libertad
es
fundamento y límite de la autonomía de las universidades.
- Esta dimensión otorga a este derecho un carácter instrumental al servicio de la
ciencia y la educación, pudiéndose traducir en un límite al derecho subjetivo
individual del docente. Es una libertad que obliga

47
www.uned-
derecho.com

3.2.- Libertad de creación de centros docentes

- El art. 27.6 CE, reconoce la libertad de creación de centros docentes,


incluyendo el derecho de establecer un ideario educativo.
- Los límites de la libertad de creación de centros son: los derechos
fundamentales (libertad de cátedra y los demás derechos educativos),
los
principios constitucionales y el pleno desarrollo de la personalidad
como objetivo del sistema educativo.
- La LOECE fue la primera Ley educativa que desarrolla la Constitución. En sus
arts.15, 18 y 34, se reconocía el derecho de los propietarios de los centros
educativos a establecer un ideario. No todos están de acuerdo con
esta posición.
- Una parte de la doctrina toma como punto de partida el voto particular a la STC
5/81 (redactado por Tomás y Valiente), pone en duda la constitucionalidad
del ideario educativo porque no se determina qué debe entenderse portal.
- El problema es que el concepto de ideario es utilizado por parte de este sector
doctrinal es demasiado restrictivo, vinculado a cuestiones ideológicas
o religiosas y se parte de la hipotética distinción entre educación y enseñanza.
- Como la enseñanza está programada por los poderes públicos y se imparte
bajo el respeto de la libertad de cátedra “constituye un campo menos
influido por los idearios educativos de los
diversos centros que el terreno específicamente educativo y
formativo”.
- Es difícil distinguir entre educación y enseñanza ya que como ha señalado
Fernández Miranda: “No hay educación sin transmisión de conocimientos ni
enseñanza sin transmisión de valores”.
- La formulación del ideario debe ser pública, sintética e inequívoca ya que ha de
poder analizarse objetivamente si su contenido es conforme a la Constitución
y si se respeta o no por parte del titular de la comunidad educativa.
- El ideario puede modificarse de acuerdo con las partes afectadas.

3.3.- La posible colisión entre libertad de cátedra y el ideario

- Tanto la libertad de cátedra (libertad de enseñanza del profesor) como


el ideario (concreción de la libertad de enseñanza del titular del centro)
son manifestaciones de la libertad de enseñanza.
- Son libertades que se limitan mutuamente y que no pueden desarrollarse a
costa de una merma de la otra.
- De la Jurisprudencia Constitucional se deduce que la existencia del ideario no
obliga al
docente:

a) Ni a convertirse en apologista del mismo.


b) Ni a transformar su enseñanza en propaganda o adoctrinamiento
c) Ni a subordinar a ese ideario las exigencias que el rigor científico
48
derecho.com
impone a su labor.

49
www.uned-
derecho.com
- El TC ha afirmado que “la simple disconformidad de un profesor respecto al
ideario del centro no puede ser causa de despido, si no se ha exteriorizado o
puesto de manifiesto en alguna de las actividades educativas del centro”.
- La relación contractual entre el titular del centro y el profesor puede verse
afectada por la actitud de éste con relación al ideario y por un posible
cambio
de orientación del centro.
- El TC, en caso de existir conflictos se deberán solucionar por los tribunales
ordinarios y en último caso, por el Constitucional, a través del recurso
de
amparo.
- Se debe producir una “articulación recíproca” entre todos los derechos de
los padres, alumnos y profesores y el derecho del titular del centro,
respetando el
contenido esencial de cada uno de ellos siempre.

4.- DERECHO A LA EDUCAC IÓN

- El derecho a la educación se configura como un derecho de prestación de


los ciudadanos frente al Estado: derecho a recibir educación.
- Derivan otros derechos y principios informadores de nuestro sistema
educativo:

a) Derecho de acceso a las enseñanzas regladas que integran


el sistema educativo español.
b) El derecho a recibir una formación que asegure el pleno desarrollo
de su personalidad.
c) Derecho a recibir formación religiosa y moral acorde con las
propias convicciones.
d) Evaluación objetiva del rendimiento escolar.
e) Derecho a un tratamiento disciplinar sin arbitrariedades.
f) Principio de constitucionalidad como orientación y límite del sistema
educativo.
g) Principio de no monopolio educativo por parte del Estado.
h) Principio de obligatoriedad y gratuidad de enseñanza básica
i) Principio de democracia.
j) Principio de responsabilidad educativa de los poderes
públicos k) Principio de autonomía universitaria.
l) Principio de compartición competencial en materia educativa entre el
Gobierno Central y las CCAA

5.- LA AUT ONOMÍA UNIVERSIT ARIA

- Se reconoce en el art. 27.10 CE y constituye la dimensión institucional de


las libertades de enseñanza, estudio e investigación.
- Según el TC, la autonomía universitaria es un derecho
fundamental,
atendiendo a su ubicación en la Constitución, a la expresión “se reconoce”, a
los debates constituyentes y a su fundamento que es la libertad académica.
- Rubio Llorente la consideran una garantía institucional, cuyo objetivo es la
protección de la libertad individual de los docentes que ejercen su labor en la
50
derecho.com
Universidad.
- La autonomía universitaria supone la capacidad de las Universidades para
gobernar y regular internamente su funcionamiento. La capacidad de dictar

51
www.uned-
derecho.com
normas que afecten a sus docentes provoca conflictos con la libertad
de cátedra y de investigación de esos docentes.
- La dimensión personal de la libertad de cátedra precisa de una organización
que la haga posible y garantice.

6.- EL DERECHO A LA T UT ELA JUDICIAL EFECT IVA

- El art. 24.1 CE establece que “todas las personas tienen derecho a obtener
la tutela judicial efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus
derechos e intereses legítimos, sin que en ningún caso, pueda producirse
indefensión”.
- En el 24.2 CE recoge una serie de derechos y garantías procesales
asegurando también la tutela efectiva a través del correcto funcionamiento
de
los instrumentos procesales.
- El derecho a la tutela judicial efectiva se trata de un derecho instrumental, es
el medio que el OJ pone a disposición de las personas para defender sus
bienes
y derechos.
- En cuanto a su naturaleza: Derecho de prestación, derecho a que exista una
administración de Justicia dotada con medios materiales y personales
que
permita que la tutela sea eficaz.
- La tutela judicial es presupuesto y garantía de los demás derechos
constitucionales.
- Los titulares de este derecho son todas las personas (españoles y extranjeros).
- En cuanto a las proyecciones del derecho a la tutela judicial efectiva, podemos
señalar:

a) Derecho a acceder a la
jurisdicción.
b) Derecho a una sentencia motivada, razonable y
congruente. c) Derecho a la ejecución de las resoluciones
judiciales firmes. d) Derecho a los recursos legalmente
establecidos.
e) La prohibición de
indefensión.
f) El derecho a un juez ordinario predeterminado por la
ley. g) Derecho a la defensa y asistencia de letrado.
h) El derecho a ser informado de la acusación
formulada. i) Derecho a un proceso público
j) Derecho a un proceso sin
dilaciones.
k) Derecho a un proceso con todas las
garantías.
l) Derecho a la utilización de medios de prueba para la
52
derecho.com
defensa.
m) Derecho a no declarar contra sí mismo y a no confesarse
culpable.
n) Derecho a la presunción de
inocencia

53
www.uned-
derecho.com
T EMA 8

DERECHOS DEL ÁMBIT O SOCIAL (I)


DERECHO DE REUNIÓN Y
MANIFEST ACIÓN DERECHO DE
ASOCIACIÓN

1.-DERECHO DE REUNIÓN Y MANIFEST ACIÓN.

- El art.21 CE, reconoce el “derecho a reunión pacífica y sin armas. El


ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa”.
- En caso de manifestaciones y reuniones en lugares de tránsito público se
comunicará previamente a las autoridades, que podrán prohibirlas
cuando
existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro
para personas o bienes.
- Según Alzaga, este precepto proyecta diversas situaciones del ejercicio del
derecho, que se reflejan conforme a las siguientes posibilidades:

a) Reuniones que se lleven a cabo entre un grupo de personas en


un lugar determinado cerrado.
b) Reuniones entre personas en un local al aire libre pero su
emplazamiento no es propio de tránsito público.
c) Reuniones entre un grupo al aire libre pero emplazado en zona de
tránsito público.
d) Reuniones de personas en marcha (desfiles, cortejos,
manifestaciones, etc.).
e) Reuniones fijas en las que se imbrica el ejercicio del derecho de
reunión y libertad de expresión, y se pueden verificar en
locales cerrados o en lugares abiertos.

- Esta gama de posibilidades, conduce a justificar la diferenciación


de tratamiento legislativo uniforme en el Derecho público.
- La libertad de reunión, supone un reconocimiento constitucional, de que los
ciudadanos pueden congregarse al objeto de intercambiar opiniones.
- De Esteban señala: “La libertad de reunión es la protección del ejercicio
práctico y colectivo de la libertad de
expresión”.
- La libertad de reunión tiene concomitancias con la libertad de expresión
y conexión con las de asociación y comunicación, y con el proceso
electoral;
revelándose como instrumento de formación de opinión y de comunicación
conectándose con la libertad de imprenta y derecho electoral.

1.1.- Contenido del derecho de reunión y manifestación.

- El derecho de reunión puede orientarse en base a las siguientes vertientes:

a) Reunión Privada: Es la que se lleva a cabo en el domicilio del convocante


o en otro distinto, con invitación personalizada y asistencia controlada por
los convocantes.
b) Reunión Pública: Ubicación tanto en lugares cerrados o al aire
libre
(estáticas o dinámicas).

- El art 21 CE, reconoce el “derecho a reunión pacífica y sin armas”.


50
derecho.com
- En cuanto al régimen legal existen tres alternativas: Exigencia de
autorización administrativa previa, la mera obligación de comunicar a la
Administración la
celebración de la reunión, régimen absolutamente
libre.

51
www.uned-
derecho.com
- Nuestra norma constitucional no opta por ninguna en concreto, aunque
rechaza la primera.
- Se hace aconsejable que la prudente comunicación previa del ejercicio del
derecho de reunión se lleve a cabo con
cautela.

1.1.a) Sujeto del derecho de reunión y m anifestación

- Ambigüedad del constituyente.


- Lo que sí refleja tanto el texto constitucional (art.21CE)como la Ley (LO 9/1983)
son las condiciones en las que ha de verificarse el derecho: De
manera pacífica, sin armas, sin necesidad de previa autorización, a
través de una concurrencia concertada y temporal con finalidad
determinada (mínimo 20 personas art.1.2 LO 9/1983).
- De reunirse un número inferior a 20, habrá que deducir que se está frente a
otra figura jurídica y no frente al ejercicio del derecho de reunión o
manifestación.
- De Esteban diferencia entre las reuniones públicas y privadas, a través de
elementos
específicos:

a) La limitación temporal y con una organización propia, lo que


diferencia por tanto una reunión en sentido estricto, de una coincidencia
espontánea de un grupo de personas.
b) La reunión tiene un objetivo definido, sin el cual carece de
sentido.

- Estos elementos son los que diferencian entre la reunión pública (objetivo de
proyección hacia el exterior e interés público) y la reunión privada (interés
de otra actividad, por ejemplo: ver una película, escuchar un concierto, etc.).

1.1.b) Lím ites del derecho de reunión y m anifestación

- La anterior Ley 17/1976, reguladora del derecho de reunión, fijó como límite del
derecho de la comunicación, un plazo de diez días a la Administración el
ejercicio del derecho; a cuyo fin debe estimarse vigente el art.6.1 de la Ley
17/1976 por complementar el art. 21.2 de la Constitución.
- Tras la LO 9/1983, la existencia de límites en el ejercicio del derecho de
reunión y manifestación viene definida en base a dos criterios:

a) El de la comunicación a la autoridad sobre la intención de ejercer el


derecho: La LO establece en su art.8 que la celebración de reuniones en
lugares de tránsito público y de manifestaciones deberán ser comunicadas por
escrito a la autoridad gubernativa correspondiente por los organizadores
o por su representante si se tratara de personas jurídicas. El máximo
intérprete de la norma fija un triple criterio de la finalidad de la comunicación a
la autoridad:

?? Antelación razonable para conocer el alcance y determinar la


procedencia de previas averiguaciones.
?? Facilitar el uso del lugar donde vaya a ejercerse el derecho de reunión
o bien modificar su emplazamiento, tomando las necesarias medidas
de seguridad.
?? Tener la facultad de prohibirla si concurren las circunstancias que
constitucionalmente así lo determinan.

52
derecho.com
b) Plazo temporal previsto para dicha comunicación: Relativo al plazo temporal, la
LO establece en su art.8, que dicha comunicación ha de realizarse con una

53
derecho.com
antelación de 10 días como mínimo y 30 como máximo (días naturales), en
caso de urgencia se podrá comunicar con una antelación de 24 horas.

1.2.- Regulación jurídica del derecho de reunión y manifestación (a través de


la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio)

- El derecho de reunión y manifestación, como derecho público subjetivo,


venía regulado por la ley 17/1976 de 29 de mayo.
- Tras la entrada en vigor de la Constitución, se hizo necesaria una regulación
del derecho con carácter general.
- La LO 9/1983 comporta una serie de modificaciones:

?? Se elimina el sistema preventivo de autorización para su ejercicio.


?? Se garantiza el derecho de reunión-manifestación, mediante
un procedimiento en sede judicial de carácter sumario.
?? En cuanto a las reuniones en lugares de tránsito público y
manifestaciones se exige la comunicación previa a la autoridad, que
sólo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de
alteración del orden público, con peligro para personas o bienes.
?? Se mantienen las normas de carácter especial vigentes, siempre
y cuando no recojan preceptos contrarios a la Constitución.

- El régimen que refleja la regulación del derecho de reunión y manifestación


del art.21 CE en su desarrollo orgánico se incardina en una serie de principios
que planean en el ejercicio del derecho y que la LO contempla:
a) Principio organizativo.
b) Principio de garantía jurídica del derecho.
c) Principio de licitud
d) Principio de libertad

- El legislador ordinario ha recogido en la LO reguladora del derecho de


reunión y manifestación los principios que permiten el ejercicio del derecho.

1.2.a) Ám bito de aplicación de la Ley Orgánica del Derecho de reunión y


m anifestación y disposiciones generales

- La LO del Derecho de reunión 9/1983 determina que este derecho realizado


pacíficamente y sin armas, como contempla el art 21 CE, se ejercerá
conforme en lo dispuesto en la citada LO.
- Se entiende por reunión la concurrencia temporal y concertada de más de
20 personas, con una finalidad lícita y determinada.
- La LO contempla una sujeción a una serie de prescripciones para el ejercicio
del derecho.
- El ámbito de aplicación del derecho de reunión sin sujeción a las
prescripciones sería (art. 2 de la LO):

?? Los celebrados en domicilios particulares.


?? Los que celebren personas físicas en locales públicos o privados por
razones familiares o de amistad

54
www.uned-
derecho.com
?? De los partidos políticos, sindicatos, fundaciones etc, en lugares
cerrados, para sus propios fines y mediante convocatoria a los
nominalmente invitados.
?? Los profesionales con sus clientes con fines profesionales.
?? Los de carácter militar de las Reales Ordenanzas de las Fuerzas
Armadas, que se regirán por su legislación
específica.

- El ámbito de aplicación del derecho que sí estaría sujeto (art 4 de la LO)


:

?? Sólo podrán ser convocadas por personas que se hallen en el pleno


ejercicio de sus derechos civiles.
?? Responsables del orden, los organizadores deberán adoptar
medidas para el correcto desarrollo.
?? En caso de daños a terceros, responderán todos y subsidiariamente
los organizadores.
?? La asistencia de militares de uniforme o haciendo uso de su
condición, se regirán por su legislación específica.

- En ninguno de los dos supuestos del ejercicio del Derecho de reunió, se le


someta al régimen de autorización previa. (art. 3 de la regulación orgánica).

1.2.b) M odalidades del ejercicio del derecho

- La aplicación práctica del derecho que contempla el art.21 CE, puede


revestir dos supuestos diferentes:

?? El de reunión pura y simple: puede resumirse el ejercicio de esta


modalidad como una agrupación de personas, con una duración
temporal transitoria, en un lugar determinado para un fin definido
y lícito. Los elementos configuradores son: el subjetivo (las personas),
el temporal (duración), el finalístico (fin lícito) y el real (lugar
de celebración).

?? El de reunión en lugar público o bien manifestación: Ha de comunicarse


previamente a la autoridad competente (datos personales del
organizador o representante, lugar, fecha, hora, duración, objeto de la
misma, itinerario proyectado y las medidas de seguridad previstas) y
si la autoridad lo considera competente podrá prohibir las reuniones
en lugares públicos conforme al art 10 de la LO y notificarse en un
plazo de
48 horas conforme a la ley 30/1992 de 26 de noviembre de Régimen
Jurídico de las Administraciones Públicas y el Procedimiento
Administrativo Común.

2.-DERECHO DE ASOCIACIÓN.

- Sea la manifestación que sea la que adopte el derecho de asociación, éste se


configura como instrumento constitucional conforme al art.22 CE, puesto al
servicio del hombre para superar los medios bastante limitados de los
que aquél dispone para el logro de sus objetivos.
- Reconocía ya este derecho la Declaración de los Derechos del Hombre y del
Ciudadano en su art.2 de 1789, pero bastante reducidos.
- En el art. 20 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 10

55
derecho.com
de diciembre de 1948, proclamó en términos más amplios.

56
www.uned-
derecho.com
- El Derecho de asociación configura una manifestación característica de
nuestro tiempo, donde la individualidad se muestra insuficiente para la
consecución de logros frente al Estado, siendo más accesibles desde un
colectivo.
- El individualismo responde a una etapa del liberalismo, hoy día superada a
través del modelo democrático contemporáneo y que proyecta el derecho
de asociación libre conforme al ordenamiento vigente.
- González Casanova afirma: Que el hombre tiene una intrínseca sociabilidad
a la que se conecta necesariamente el inherente derecho de asociación,
propio de la condición humana.

2.1.- Contenido del Derecho de asociación

- El art.22 CE reconoce y singulariza el derecho de asociación de otros


derechos como el de la fundación (art.34 CE), sindicación (art.28 CE) o el de
creación de partidos políticos (el constituyente les ha conferido un
tratamiento autónomo distinto al reconocido genéricamente en el art.22 CE.
- Según Alzaga: “El derecho de asociación es aquél que cuando se hace
efectivo, permite al ciudadano, integrarse más fácilmente en la
comunidad, permitiéndole la coordinación de todos ellos, hasta el punto
que en la actualidad, cualquiera que fuera el modelo de asociación,
sería imposible concebir una sociedad en la que no se reflejaran
manifestaciones de la libertad asociativa, a través de: partidos políticos,
asociaciones que defienden intereses económicos, sociales o políticos.
- Según De Esteban, la asociación hay que entenderla como el concurso de
voluntades de una pluralidad de personas que decide agruparse libremente y
con vocación de permanencia para la realización de unos fines, sin ánimo de
lucro.
- La libertad de asociación contiene los siguientes elementos caracterizadores
del contenido del derecho de
asociación:

?? Libertad de los particulares de crear asociaciones o adherirse a otras


sin que los poderes públicos puedan obstaculizar la iniciativa.
?? Libertad de que las asociaciones ya creadas desarrollen sus
actividades e incrementar recursos
?? Libertad de organización y funcionamiento interno sin
injerencias.
?? Libertad del individuo en el seno de la asociación.

- El derecho de asociación contiene dos valores propios del Estado social y


democrático de derecho: El valor de la libertad y el pluralismo en las diversas
manifestaciones en las que el derecho de asociación puede proyectarse.
- El derecho a no pertenecer a una asociación no exime del cumplimiento de
las obligaciones contractuales.

2.1.a) Sujeto del derecho de asociación

- El ejercicio del derecho de asociación puede enervarse por la voluntad de


las personas físicas y jurídicas, ya sean éstas públicas o privadas conforme a :

?? Que las personas físicas tengan capacidad de obrar y no estén


57
derecho.com
sujetos a ninguna condición legal para el ejercicio del derecho.

58
derecho.com
?? En caso de menores no emancipados mayores de 14 años, se
precisará el consentimiento de las personas que suplan su capacidad.
?? En asociaciones por parte de los miembros de las Fuerzas Armadas
o de naturaleza militar, se regirán a lo dispuesto por las
Reales Ordenanzas.
?? Las personas jurídicas requieren el consentimiento expreso de
su órgano competente, y las de naturaleza institucional, el acuerdo de
su órgano rector.
?? Jueces, Magistrados y Fiscales, habrán de atenerse a lo que
dispongan sus normas específicas en lo que se refiere el ejercicio del
derecho de asociación para profesionales.
?? Las asociaciones pueden a su vez constituir federaciones de
acuerdo con los requisitos exigidos.
?? Las personas jurídico- públicas disfrutan del derecho de asociación
en los términos previstos en el art.2.6 de la LO.

- La LO define en su capítulo IV del Estatuto de los asociados conforme a los


siguientes postulados:

?? Derecho de asociarse: de carácter libre y voluntario


?? Sucesión en la condición de asociado: de carácter intransmisible.
?? Derechos de los asociados
?? Deberes de los asociados

2.1.b) Lím ites del derecho de asociación

- El art 22. CE contempla una delimitación expresa del ejercicio del derecho
de asociación.
- El límite del ejercicio de este derecho viene formulado en el propio texto
constitucional, art.22.2 y 5 CE y es corroborado por la Ley Orgánica 1/2002
reguladora del derecho de asociación (art.2.7 y 8):

?? Son ilegales las asociaciones que persiguen fines o utilicen


medios tipificados como delito.
?? Se prohíben las asociaciones secretas y las de carácter
paramilitar.

- El art. 22.3 CE, establece que las asociaciones al amparo del art 22
deberán ser inscritas en el Registro, únicamente a los solos efectos de
publicidad.

2.2.- Regulación jurídica del Derecho de asociación

- La Lo establece un régimen mínimo y común, siendo el régimen al que se


ajustarán las asociaciones no contempladas en la legislación especial.

59
derecho.com
- El legislador orgánico ha optado por incluir en un único texto normativo la
regulación íntegra y global de todos los aspectos relacionados con el
derecho de asociación.
- La decisión del legislador referente al texto único se justificaría por
las siguientes razones:

?? Porque la eventual separación de determinados preceptos de


naturaleza orgánica y ordinaria se hace a veces impracticable por la
imbricación que experimentan determinadas prescripciones, por lo
que su separación hubiese llevado a una pérdida de calidad técnica
de la norma y una mayor dificultad de interpretación de la misma.
?? Porque se favorece su conocimiento y manejo por los ciudadanos,
que tienen además una percepción unitaria del derecho de asociación.

- Esta condición de LO que asiste la regulación y desarrollo del derecho de


asociación, comporta el efecto de la posibilidad de plantear una cuestión de
inconstitucionalidad ante una eventual disconformidad con la Constitución,
por una cuestión de índole procesal-formal, conforme al art. 28.2 LOTC.

2.2.a) Registro de Asociaciones

- El art. 22.3 CE define que las asociaciones constituidas al amparo del


mismo, deberán inscribirse en un Registro a los solos efectos de publicidad.
- El art. 24 LORDA, señala que “El derecho de asociación incluye el derecho a la
inscripción en el Registro de Asociaciones competente, que sólo podrá
denegarse cuando no se reúnan los requisitos establecidos en la LO”
- Dos conclusiones:

?? Que estamos en presencia de un derecho de inscripción cuya omisión


no impide la adquisición de personalidad jurídica, sino tan sólo
determinadas sanciones administrativas.
?? La existencia de determinados requisitos establecidos por la propia
LO, cuyo incumplimiento comportaría la imposibilidad de su inscripción.

- El art. 28 LORDA establece los asientos que deberá contener la inscripción en


el Registro Nacional de Asociaciones: denominación, domicilio, fines
y actividades estatutarias, ámbito territorial de actuación, identidad de
los titulares de los órganos de gobierno, apertura y cierre de las delegaciones
de la entidad, fecha de la constitución e
inscripción, pertenencia a otras asociaciones, baja,
suspensión y disolución de la asociación.
- También esta misma ley en su apartado 2º establece la obligación de depositar
en el Registro de Asociaciones: Acta fundacional y acuerdos de modificación
de la asociación, los estatutos y sus modificaciones, acta de apertura y
traslado de delegaciones y acta de incorporación o baja de
asociaciones en federaciones o confederaciones.
- Actualización de carácter general cualquier alteración de carácter sustancial
que obre en el Registro.
- El art.29 LORDA, define el carácter público de los Registros de
Asociaciones, mediante nota simple informativa.

60
derecho.com
- El régimen jurídico de la inscripción establece un plazo de tres meses desde la
recepción de la solicitud en el órgano competente y la no notificación de la
resolución comporta el entender estimada la solicitud de inscripción.

2.2.b) M odalidades del ejercicio del derecho de asociación

- El derecho de asociación proyecta su manifestación desde una doble óptica:

?? Como derecho de las personas en el ámbito de la vida social para


asociarse libremente para la consecución de fines lícitos
?? Como capacidad de las propias asociaciones de asociarse, asimismo
para su propio funcionamiento.

- La LO desarrolla dos facetas en relación con estas manifestaciones


del derecho de asociación:

a) Aspectos positivos: como la libertad y voluntariedad en la Constitución


de las asociaciones.
b) Aspectos negativos: Que nadie puede ser obligado a ingresar en una
determinada asociación o a permanecer en ella.

- El TC a lo largo de su reiterada jurisprudencia al respecto, admite a título


excepcional, la pertenencia con carácter obligatorio a una determinada entidad de
carácter asociativo “cuando aquella resulte precisa y necesaria para asegurar
la consecución y tutela de determinados fines públicos, constitucionalmente
relevantes y siempre que ello no viole al tiempo un derecho o principio
constitucionalmente garantizado” (STC 244/1991 de 16 de diciembre.

61
derecho.com
T EMA 9

DERECHOS DEL ÁMBIT O SOCIAL (II)


LIBERT AD DE EXPRESIÓN Y DERECHO A LA
INFORMACIÓN. DERECHO DE PET ICIÓN

1.- LIBERT AD DE EXPRESIÓN Y DERECHO A LA INFORMACIÓN

1.1.- El derecho de información.

1.1.1 Su evolución histórica:

- Los primeros planteamientos hay que encontrarlos con los presupuestos del
Estado liberal del XIX, donde la libertad de expresión se proyectaba como
una reivindicación del hombre individualizado y de la afirmación de su
dignidad personal frente al Estado absoluto.
- La libertad de prensa e imprenta es reconocida tanto en la Constitución de
1837 como en la 1845.
- En la Constitución Gaditana (1812) aparece recogido como una facultad de las
Cortes (art.131) y como derecho de todos los ciudadanos art 371).
- También se recoge en la Constitución non nata de 1856, en la Constitución de
1869, 1876, y la de 1931.

1.1.2 Concepción del derecho de inform ación

- La reivindicación de la libertad de expresión por parte del hombre


individualizado de la etapa de Estado liberal, frente al Estado absoluto,
proyecta una concepción negativa de la libertad que implica sólo la
inhibición del Estado.
- Los adelantos tecnológicos, la transformación social y las nuevas
estructuras económicas originaron un proceso superador de la concepción de
la libertad de expresión como una manifestación unilateral, conectándose
con su ejercicio colectivo, es decir, integrando la opinión individual con la
opinión pública, condicionándose ambos por factores políticos, culturales y por
los medios de comunicación, informativos, y sustituyendo el concepto de
libertad de expresión por el de derecho a la información, en consonancia con
el sentido globalizador, involucrando la participación del Estado.

1.1.3 Doble significado del derecho de inform ación

- Partiendo de su dimensión globalizadota con que la doctrina reconoce


el ejercicio del derecho a la información, hay que diferenciar:

?? El derecho a informar: el ejercicio o la actividad del derecho, desde la


perspectiva de quien lo verifica y concretándose no en un
número reducido de profesionales sino competiendo a todos los
que lo practican. El derecho a informar se cifra en el sujeto que
activa la información.
?? El derecho a la información: Quien recibe la noticia por el sujeto que
ejerce el derecho de información en su versión activa.

62
www.uned-
derecho.com

1.1.4 M anifestaciones del derecho de inform ación

- Según F. Carreras hay que distinguir dos manifestaciones diferentes:

?? Su manifestación en el continente europeo proyectada por la


Declaración francesa de los Derechos del Hombre y del Ciudadano
(1789), que trata de garantizar un derecho del ciudadano frente a los
poderes públicos impidiendo la intromisión estatal en la
esfera individual, suprimiendo los impedimentos que coarten esta
libertad: censura previa, tribunales especiales, etc. Carácter garantista.
?? La versión del liberalismo americano que se orienta a la consideración
de la libertad de expresión como valor en sí mismo, esencial en
una sociedad libre de ser garantizado como derecho individual.
Reflejan la importancia política fundamental otorgada a la libertad de
expresión: La Declaración de Derechos de Virginia (1776) y la
Declaración de Derechos de Massachussets (1780). Condición de
valor.

1.2.- Contenidos del Derecho de información

1.2.1 Derecho de inform ación y opinión pública

- Cabe diferenciar con carácter general:

?? Regímenes de opinión libre: Aquellos en los que el Estado no


manipula la información, permitiendo a los ciudadanos configurar
una opinión libre desde la recepción de una información no
contaminada. El art.20
CE defiende la libertad en la formación y en el desarrollo de la
opinión pública, pues la libertad en la expresión de las ideas de las
ideas y de los pensamientos y en la difusión de noticias, es necesaria
premisa de la opinión pública libre.
?? Regímenes de opinión orientada o dirigida: Aquellos Estados que
monopolizan los medios de comunicación e información.

- Nuestra Constitución ha optado por el reconocimiento de valores (libertad y


pluralismo político), el derecho que proclama el art.20 CE, se incardina en el
modelo propio del régimen de libertad con matices respecto al grado
de influencia que siempre puede ejercer el aparato estatal en los medios
de comunicación social.

1.2.2 Proyección del derecho de inform ación

- El art.20 CE diferencia en su apartado 1º cuatro categorías de derechos; las 3


primeras hacen alusión al derecho a “expresar y difundir libremente los
pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier
otro medio de reproducción”. También reconoce el derecho a “la
producción y creación literaria, artística, científica y técnica”, integrando
también la “libertad de cátedra”. Estas tres manifestaciones han dejado de
tener una relevancia preferente en el art.20CE, porque son incuestionables.
- La 4ª manifestación, referencia el “derecho a emitir o recibir libremente
información veraz por cualquier medio de difusión”, configurando este
supuesto
63
derecho.com
el más relevante. Su importancia reside de que para que el ciudadano medio

64
www.uned-
derecho.com
(en calidad de sujeto pasivo), la libertad de expresión no tiene otro sentido
que la de permitirle estar informado (presupuesto garante de la
participación del ciudadano en la sociedad y en la res pública), pudiéndose
afirmar que el grado y modo de información de una sociedad define y clasifica
el régimen político de su estado.

1.2.2.a) Sujeto del Derecho de


Información:

- El derecho del art.20 CE es de doble perfil:

?? Se proyecta desde la perspectiva del sujeto emisor de la información.


?? Y desde la óptica de quien recibe la información.

- Pueden ser titulares del derecho tanto los medios de comunicación,


sus propietarios, los profesionales y los ciudadanos que reciben la
información (como sujetos pasivos).
- El art.20 CE, garantiza el mantenimiento de una comunicación pública libre, sin
la cual quedarían vacíos de contenido otros derechos que la
Constitución consagra.

1.2.2.b) Derecho de información


veraz:

- Nuestra Constitución reconoce y protege el Derecho a comunicar o recibir


libremente información veraz (art.20.1 CE).
- El espíritu de la norma es el de proteger a los ciudadanos a quienes va dirigida
la información, de posibles maniobras intencionadas que persiguen
diferente objeto del de la información.
- En nuestra sociedad, no siempre es factible transmitir la información con la
absoluta seguridad de que lo que se comunica es
verdad.
- Es fácilmente diferenciable la información transmitida cuando hay
una intencionalidad aviesa, de aquella otra que aún no teniendo todas las
garantías
absolutas configuran lo que cabe reconocer como una veracidad
razonable.
- Cuando la información deja de ser veraz y los poderes públicos que tienen
la obligación de tutelar la libertad y asepsia de la información, deben
intervenir, al
objeto de reparar el quebranto de la
verdad.

1.2.3 Derecho de inform ación y cláusula de conciencia

- El reconocimiento del derecho de información en una sociedad libre como


condición necesaria, condujo a nuestro constituyente a que dotase de una
serie de garantías instrumentales al ejercicio del derecho de información (la
cláusula de conciencia, el secreto profesional de los periodistas, la abolición
de censura previa y la resolución judicial para acordar el secuestro de
publicaciones.
- La cláusula de conciencia aparece a través de su regulación en 1935 en
Francia, entendiendo la facultad del periodista para rescindir el contrato de
trabajo con la empresa, devengando una indemnización correspondiente
60
derecho.com
al despido improcedente.
- La cláusula de conciencia se amplía al ámbito de la libertad ideológica del
titular y a la facultad que le asiste al periodista para negarse a cubrir
determinadas informaciones para cuya obtención haya de utilizar
medios contrarios a la deontología profesional.

61
www.uned-
derecho.com
1.2.3.a) Sujeto de cláusula de
conciencia:

- El titular de este derecho es el periodista que posee una ideología concreta


y una ética profesional objeto de respeto.
- La actividad del sujeto del derecho se desarrolla en una empresa.
- La facultad del titular de la cláusula de conciencia implica la superación del
proceso de información como simple carácter generador de lucro únicamente
y al ser el informador la parte más débil en relación con la empresa, permite
que se refuerce la independencia y garantía del ejercicio profesional a
través del mecanismo de defensa que confiere la cláusula de conciencia al
titular de la información.

1.2.3.b) Contenido del derecho de la cláusula de


conciencia:

- Nuestra Constitución lo eleva a rango constitucional, reconociéndolo


como derecho fundamental.
- Según la LO 2/1997, es necesario precisar su contenido para asegurar su
correcto ejercicio por parte de los profesionales de la
información.
- El objeto y contenido de la LO sigue la línea trazada por el TC de instar a los
poderes públicos y al Parlamento de llevar a cabo acciones positivas
en
defensa de los derechos fundamentales, asegurando la complementariedad
de los valores constitucionales de libertad e igualdad.
- La LO contiene dos elementos definidores:

?? La consideración del profesional de la información como agente social


de la información que ejerce su trabajo bajo el principio de
responsabilidad.
?? La consideración de las empresas de comunicación como entidades
que participan en el ejercicio de un derecho constitucional que
se configura como condición necesaria para la existencia de un
régimen democrático.

- Los tres arts que configuran la LO tienen un contenido garantístico de la


independencia del profesional en el desempeño de su función profesional.
- El profesional de la información tiene derecho a solicitar la rescisión de la
relación jurídica cuando:

?? Cambie la orientación informativa del medio de


comunicación.
?? La empresa lo traslade a otro medio del mismo grupo pero provoque
una ruptura con la orientación profesional del informador

- En ambos casos se procederá a la indemnización por despido improcedente.


- El art.3 de la Ley de Cláusula de Conciencia autoriza al titular del derechote
información a negarse a participar en la elaboración de informaciones
contrarias a los principios éticos de la comunicación.

1.2.4 Derecho de inform ación y secreto profesional

62
derecho.com
- El secreto profesional está recogido en la Constitución (art.20.1.d CE),
disponiendo que la Ley regulará la cláusula de conciencia y el
secreto profesional.

63
derecho.com
- No ha sido regulado el secreto profesional.
- El profesional de la información está exento de revelar la fuente de
las comunicaciones que en el ejercicio de su trabajo como profesional
de la
información, pueda conocer, protegiendo el acceso del profesional a
las fuentes de información, protegiendo a la vez el derecho de toda
colectividad a la información y la formación de una opinión pública libre.
- Fernández Miranda señala que la LO que lo regule deberá extender sus
efectos a las relaciones privadas, excluyéndose la sanción penal o
administrativa y la laboral.

1.2.5 Derecho de inform ación y censura previa

- La prohibición de censura previa que contempla el art. 20.2 CE opera como


una garantía instrumental con la que el constituyente ha querido proteger
y reforzar el ejercicio de este derecho.
- Queda excluida constitucionalmente la posibilidad de que ninguna autoridad
examine con anterioridad a su difusión cualquier información o artículo que
vaya a ser publicado.
- El TC se ha pronunciado respecto a este concepto de censura previa en STC
52/1983.

1.2.6 Lím ites del derecho de inform ación

- Conforme a reiterada jurisprudencia constitucional, donde la libertad de


expresión y el derecho de información tienen una “dimensión preferente” o
proyectan un “efecto irradiante” con respecto al ejercicio de otros derechos
en cuanto garantía y condición necesaria del pluralismo político y de la
formación de la opinión pública.
- El derecho de información disfruta de una “presunción de prevalencia”, ya que
en caso de conflicto opera como garantía institucional en el
Estado democrático.

?? Inf ormación veraz: El art.20.1.d CE, experimenta una limitación que


es el de la información veraz. La información falsa o errónea
impediría el lícito ejercicio del derecho de información. La
información obtenida lícitamente y con veracidad queda amparada
aunque su exactitud absoluta sea controvertible. La LO 2/1984 de
26 de marzo, ha desarrollado el derecho de rectificación,
amparando a toda persona natural o jurídica a rectificar la
información de hechos que se consideren inexactos y cuya
divulgación pudiera provocar perjuicios.
?? Sec retos of ic iales: La referencia constitucional concerniente al
secreto oficial como límite posible al derecho de información deriva del
art.105.b CE: “La ley regulará…el acceso de los ciudadanos a
archivos y registros administrativos, salvo en lo que afecte a la
seguridad y defensa del Estado, operando a este tenor la Ley
48/1978 de 7 de octubre, de Secretos Oficiales.

2.-DERECHO DE PET ICIÓN.

- Reconocido por la mayoría de los documentos constitucionales,


como elemento integrador del estatuto de derechos fundamentales.

64
www.uned-
derecho.com
- Encontramos antecedentes del derecho de petición en la Constitución
Isabelina de 1837, en la de 1845, en la Constitución revolucionaria de 1869,
en la de
1876 y en la de 1931.
- En el art.29 CE se reconoce el derecho de petición definiendo
las modadlidades en que puede reflejarse esta facultad:

?? Individual
?? Colectiva
?? Por escrito
?? En la forma y los efectos que la LO que lo desarrolla determine.
?? Especial caracterización del ejercicio de este derecho cuando lo
ejerciten miembros de las Fuerzas Armadas o Institutos de los
cuerpos sometidos a disciplina militar.

- Consiste en el derecho a dirigir peticiones de forma individual o colectiva, a las


autoridades en general pero particularmente a los supremos órganos
del Estado y al Parlamento.
- En la actualidad el derecho de petición se configura como uno de los últimos
derechos fundamentales de nuestra Constitución que ha sido objeto de
desarrollo legislativo.
- La lentitud con la que se ha venido tratando podría tener su explicación en que
no se encuentra recogido en el Convenio Europeo ni en el Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
- En la actualidad con la implantación del sufragio universal, este derecho
experimenta una decadencia con respecto a las etapas anteriores en que
se revelaba como instrumento eficaz de elemental participación de la
ciudadanía.

2.1.- Sujetos del Derecho de petición

2.1.1 Titulares del derecho de petición

- El ámbito de la titularidad del derecho de petición se extiende a cualquier


persona natural o jurídica prescindiendo de su nacionalidad en defensa de
los intereses legítimos y como participación ciudadana en las tareas
públicas, pudiendo ejercerse tanto individual como colectivamente.
- La LO introduce una garantía en el ejercicio fáctico del derecho, a proteger al
titular del derecho de petición de cualquier tipo de perjuicio que
pudiera derivarse de su ejercicio, salvo cuando el peticionario incurriera en
delito o falta con ocasión del ejercicio del derecho de petición.
- El ejercicio del derecho de petición por parte de los miembros de las Fuerzas
Armadas o Institutos Armados obedece a un régimen especial, con arreglo a
lo dispuesto en su legislación específica, sólo podrán ejercer este
derecho individualmente.

2.1.2 Destinatarios del derecho de


petición

- Los destinatarios del ejercicio del derecho de petición podrán ejercerse ante
cualquier institución pública, administración o autoridad así como ante
los órganos de dirección y administración de los organismos y
entidades vinculados o dependientes de las Administraciones públicas,
respecto de las materias de su competencia cada uno de los posibles
destinatarios determinará su capacidad para atender las peticiones que se les
65
derecho.com
dirijan.

66
derecho.com
- El art. 77 CE se contempla la figura de los destinatarios, refiriéndose a las
peticiones dirigidas a las Cámaras (individuales o colectivas), pero siempre
por escrito y excluyéndose la presentación directa por manifestaciones
ciudadanas.
- Cualquiera de las Cámaras destinatarias, lo podrán remitir al Gobierno.
- Según Torres del Moral: “ que con esta forma, el ejercicio del derecho de
petición puede adquirir una nueva función: la de iniciativa de un acto
parlamentario de control del Gobierno”.

2.2.- Contenido del Derecho de petición.

- El contenido del derecho de petición que cifra el art.29 CE, es desarrollado en


la LO reguladora del mismo, de 13 de noviembre de 2001,
contemplando distintos ámbitos del ejercicio del derecho.

2.2.1 Objeto de las peticiones

- Las peticiones que contiene como objeto el derecho de petición


pueden referirse a sugerencias, informaciones, súplicas, quejas, etc.
- Su objeto se caracteriza por su amplitud pudiendo recaer sobre cualquier
asunto de interés (individual o colectivo).
- Su carácter supletorio obliga a delimitar su ámbito a todo aquello que no
deba ser objeto de un procedimiento especialmente regulado.
- Según art.3 de la LO, cabe referir como objeto del derecho de petición:

?? Peticiones sobre cualquier asunto comprendido en el ámbito de


competencias del destinatario.
?? Se excluyen como objeto de este derecho las solicitudes, quejas o
sugerencias para cuya satisfacción el OJ establezca un procedimiento
específico distinto al regulado en la presente ley. Según Torres
del Moral “la petición no puede vincular al Gobierno porque
contradice la regulación constitucional del refrendo en la que se
omite la iniciativa popular (art.92 CE)”

2.2. Form alización del derecho de petición

- El art. 4 de la LORDP establece la formación de la petición conforme a los


siguientes requisitos:

?? Por escrito, pudiendo utilizarse cualquier otro medio, incluso


el electrónico, que permita acreditar la identidad del solicitante,
la nacionalidad, el lugar o el medio elegido para la práctica
de notificaciones, el objeto y el destinatario de la petición.
?? En el caso de peticiones colectivas, además de los
requisitos anteriores, se precisará la firma de cada uno de los
peticionarios, junto a su nombre y apellidos.
?? El peticionario podrá dar cuenta del ejercicio de su derecho a órgano o
institución diferente de aquél al que dirige su petición,
remitiéndole copia del escrito, para su conocimiento.
?? Los peticionarios podrán exigir la confidencialidad de sus datos.

2.2.3 Tram itación de las peticiones

- La tramitación del derecho va orientada a la satisfacción del mismo


por prescripción constitucional.

67
derecho.com
- La ley presta atención a las obligaciones de los poderes públicos y
autoridades destinatarios de las peticiones.
- La LO obliga a los destinatarios públicos de las peticiones a acusar recibo de
las mismas y la obligatoriedad de tramitarlas y contestarlas.
- El art.7 de la LORDP con respecto a la tramitación de las peticiones sigue
los siguientes pasos:

?? Después de decepcionada la petición por el órgano pertinente, éste


procederá a la comprobación de los requisitos que debe reunir
previstos en la ley.
?? Si el escrito no reúne los requisitos, se requerirá al peticionario para
que en el plazo de 15 días subsane los defectos; con la presunción
de no hacerlo desistirá de su pretensión.
?? Se requerirá al peticionario si para tramitar la petición hicieran falta
otros documentos o información complementaria. La falta de
aportación de esta documentación no comporta la inadmisibilidad de la
petición, sin perjuicio de sus efectos en la contestación que al final se
adopte.

- La ley en su art.8, excluye la admisión de peticiones cuyo objeto sea ajeno a


las instituciones u órganos a los que se las dirige, peticiones sobre cuyo
objeto exista un procedimiento parlamentario administrativo o un proceso
judicial ya iniciado, mientras no haya recaído acuerdo o resolución firme.

2.2.4 Protección jurisdiccional del derecho de petición

- La voluntad del constituyente de dar efectiva satisfacción al derecho de


petición se manifiesta en su regulación orgánica, al atribuírsele la
cobertura de protección jurisdiccional derivado del art. 53.2 de la CE.
- El art 12 LORDP establece que el derecho de petición podrá ser objeto de
otras acciones que el peticionario estime procedentes y podrán ser objeto
de
recurso contencioso-administrativo por el procedimiento de protección
jurisdiccional:

?? La declaración de inadmisibilidad de la petición


?? La omisión de la obligación de contestar en el plazo establecido
?? Ausencia en la contestación de los requisitos mínimos establecidos.

2.3.- Límites del Derecho de petición.

- El texto constitucional no establece delimitación alguna al ejercicio del


derecho de petición.
- El TC reiteradamente ha sostenido como límite del mismo el que deriva del
respeto al contenido esencial del ejercicio de los demás derechos.
- Puede señalarse como una categoría de limitación “intuitu personae” relativa
al sujeto que ejerce el derecho es decir, a la limitación y condicionamiento
de
sujeción a un régimen específico como sucede con los miembros de las
Fuerzas o Institutos armados.
- También podría ser un límite aplicable a los internos en las instituciones
penitenciarias, quienes en el ejercicio del derecho de petición habrán
de someterse a la LO 1/1979 de 26 de septiembre General Penitenciaria.

68
derecho.com
T EMA 10

DERECHOS DE PART ICIPACIÓN POLÍT ICA Y ACC ESO A CARGOS PÚBLICOS (I).

DERECHO DE PART ICIPACIÓN POLÍT ICA


DERECHO DE ACC ESO A FUNCIONES Y CARGOS PÚBLICOS.

1.- DERECHO DE PART ICIPACIÓN POLÍT ICA

1.1.- Participación en democracia representativa

- La configuración del Estado en un modelo de democracia representativa se


perfila conforme al sistema organizativo en el que las decisiones políticas y
las normas jurídicas son adoptadas por representantes de la ciudadanía
elegidos mediante elecciones libres por los ciudadanos.

1.1.5 Soberanía nacional y m andato representativo

- El concepto de representación política moderno comienza en Inglaterra en el s.


XVII.
- La ruptura con la soberanía del monarca, es condición sine qua non para la
afirmación y reconocimiento de otro tipo de legitimidad y de
soberanía.
- La Revolución inglesa fue el motor que pondría en marcha el proceso
irreversible de sustitución del principio de soberanía del Monarca a soberanía
parlamentaria, haciendo recaer la legitimidad del poder en los
representantes de la sociedad (Parlamento).
- Nacimiento del mandato representativo que marcó el punto de inflexión de
atención de la vida política y constitucional del s.
XVIII.
- El mandato representativo adquiere una dimensión globalizadota que se
proyecta sobre toda la sociedad, no quedando sujeto el diputado a
sus electores ni sus instituciones tienen efecto imperativo sobre aquél.
- Los progresos políticos se plasmarían en: La Declaración de los derechos del
Hombre y del Ciudadano (1789), la Constitución Francesa (1791) donde se
afirmó que la soberanía reside esencialmente en la nación, prohibiéndose el
mandato imperativo.

1.1.6 Soberanía nacional y soberanía popular

- Ha sido frecuente enfrentar los conceptos de soberanía nacional y


soberanía popular, considerando que pueblo y nación son acepciones
distintas.
- Importa destacar que ambas expresiones son perfectamente intercambiables
en su significado ya que aluden indistintamente al conjunto de los
ciudadanos, lo que los diferenciaba realmente era la intencionalidad con
la que los pensadores más demócratas las utilizaban, reconociendo como
conjunto de ciudadanos a todas las personas, mientras los menos
demócratas restringían el significado de ciudadanos sólo a unos pocos: los
que tuvieron estudios, en razón del cargo que desempeñaran o por razón de
su renta.
- Hoy en día, el pueblo o la nación son conceptos idénticos configurado por el
conjunto de ciudadanos a los cuales se les ha dotado de sufragio universal
y en lo que reside la soberanía.

69
www.uned-
derecho.com

1.1.7 El principio de participación representativa: La dem ocracia representativa

- La democracia representativa experimentó cambios en las estructuras del


Estado-Gobierno a través de:

?? Inserción de nuevos órganos de formación electiva que habían sido


creados hace tiempo por la monarquía absoluta.
?? Mayor contacto con la sociedad.
?? Replanteamiento crítico de las concepciones clásicas sobre la
democracia.

- Los caracteres que definen el modelo de participación representativa se


pueden formular en base a:

?? La configuración del Parlamento como órgano por excelencia de


la representación política, como institución
de la que directa o indirectamente
dependen las demás.
?? La representación política se proyecta como mecanismo de
legitimación del poder, toda vez a recibido su respaldo a través de
unas elecciones en las que el cuerpo electoral ha manifestado su
voluntad libremente.
?? Este modelo de participación política proyecta una representación de
los ciudadanos en pie de igualdad.
?? La representación política no tiene por objeto más que representar a
los ciudadanos sólo en relación con el ente político estatal.

- Con estos caracteres, el esquema básico del modelo de participación


representativa no ha variado desde el XIX:

?? Ostenta mandato representativo, no estando vinculado a mandato


alguno o instrucción por parte de sus electores.
?? Es un representante de la nación en su totalidad, es decir, del pueblo
con capacidad electoral, y no de un partido.
?? No existe revocación posible del mandato del parlamentario hasta la
terminación de su mandato para el cual fue elegido.

1.1.8 Titular de la participación representativa

- Los Parlamentos en la actualidad reflejan con más exactitud la opinión


del soberano, en la medida en que se ha implantado el sufragio universal, lo
que permite proyectar la voluntad del electorado al Parlamento.
- El titular del derecho de participación que reconoce el art. 23 CE a
los ciudadanos, en los asuntos públicos, puede efectuarse de manera
directa o
70
derecho.com
eligiendo a sus representantes y mientras que para el primer supuesto la

71
derecho.com
prescripción constitucional no establece ningún requisito específico, para la
participación mediante designación de representantes, sí que matiza el
precepto que han de ser libremente elegidos en elecciones periódicas, por
sufragio universal

1.1.9 Contenido del derecho de participación representativa

- El derecho de participación en su forma de manifestación a través de


representantes se concreta en el derecho de sufragio que comprende
el derecho de votar en las elecciones periódicas, para elegir a los
representantes en todas las instituciones
representativas: nacionales, autonómicas y municipales.
- La libertad e igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean
reales y efectivas; quitarán los obstáculos que impidan su plenitud y
facilitarán
la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica,
cultural y social.
- En este sentido, los poderes públicos se comprometen a remover obstáculos y
facilitar el ejercicio del
derecho.
- Los poderes públicos promoverán las condiciones para la participación libre
y eficaz de la juventud en el desarrollo político, económico, social y cultural.

1.2.- La participación en democracia directa

- Las formas de participación directa han experimentado una importante


evolución a lo largo de la historia constitucional.
- La Declaración del Constituyente en el art.1 CE del Estado español como
democrático y el reconocimiento de que la soberanía reside en el
pueblo español del que emanan todos los poderes, adquiere una especial
proyección en los derechos de participación directa de los ciudadanos
regulados en el art.
23 CE, que reconoce el derecho de aquellos a participar directamente o por
medio de sus representantes.
- En este modelo de participación podemos recordar las formas de
participación directa que se manifiestan:

?? A través de Referéndum, como forma más usual de participación


directa de los ciudadanos en la sociedad moderna.
?? Mediante iniciativa legislativa popular.
?? En el ámbito judicial, a través de la acción popular mediante la
institución del Jurado.
?? Participación en el ámbito local, en la modalidad de los
Concejos abiertos: Alcalde y Asamblea vecinal integrada por todos los
electores, pudiéndose adoptar decisiones a mano alzada.

1.2.1 M odalidades de participación directa

- En el que el Referendo Popular es utilizado para la adopción de decisiones


políticas que requieran un especial consenso, e incluso en ocasiones,
puede de la misma manera resultar oportuno y conveniente para como
instrumento eficaz para contrarrestar cualquier iniciativa que adoptaran
los partidos políticos.
72
www.uned-
derecho.com
1.2.1.a) Iniciativa
popular:

- Esta modalidad contempla determinados requisitos:

?? La exigencia de no menos de 500.000 firmas acreditadas.


?? La exclusión de iniciativa legislativa popular para los supuestos
de materias propias de LO.
?? El escrito de presentación debe contener: El texto articulado de la
proposición de ley presidido de una exposición de motivos, un
documento en el que se detallen las razones que aconsejan a
los firmantes la presentación y su tramitación por las Cámaras de
la proposición de ley, la relación de los miembros que componen
la Comisión promotora de dicha iniciativa.

- La puesta en marcha del procedimiento comporta previamente el examen de


admisibilidad del texto, que depende de la Mesa del Congreso y contra cuya
decisión, puede entablar recurso de amparo ante el TC la Comisión Promotora.
- Admitida la proposición, se inicia el procedimiento con la recogida de 500.000
firmas en un plazo máximo de 6
meses.
- Una vez recogidas las firmas y autentificadas fedatariamente, se inicia
la tramitación parlamentaria, en caso de disolución de las Cámaras, la
iniciativa
legislativa popular que estuviera en tramitación en alguna de aquellas
no decaerá, pero podrá retrotraerse al trámite que decida la Mesa de la
Cámara sin que sea preciso presentar nueva certificación acreditativa del
número de firmas.

1.2.1.b) Ref erendo

Concepto:

- Esta forma de participación política directa de los ciudadanos consiste en el


sometimiento a votación popular de la aprobación de una propuesta que se
refiere o a un texto normativo, o a una decisión política cuya articulación
jurídica se efectuará dependiendo del resultado de la consulta al
cuerpo electora, que puede ser afirmativo, negativo, en blanco o de
abstención sobre aquella consulta.

Significado:

- El Referéndum se revela como un extraordinario exponente complementario


de la democracia representativa siempre que:

?? Sea en un contexto democrático.


?? Un planteamiento correcto de la pregunta y que se utilicen
debidamente los medios de comunicación.

Tipos de Referéndum :

- La Constitución contempla distintas modalidades prácticas de este derecho


de participación directa:

?? Ref eréndum Consultivo, al que podrán someterse las


decisiones políticas de especial trascendencia, siendo su convocatoria
por el Rey, mediante propuesta del Gobierno y previa autorización del
73
derecho.com
Congreso de

74
www.uned-
derecho.com
los Diputados. Este tipo de Referéndum asume los caracteres de ser
político, facultativo y no vinculante.
?? Ref eréndum obligatorio y de ámbito autonómico; para los supuestos
de referéndum de carácter aprobatorio de los procesos
autonómicos. Asume un ámbito territorial limitado a una
Comunidad autónoma y presenta tres modalidades:

a) Ref eréndum de iniciativa autonómica (art.151.1 CE): Afecto a


la ratificación de la iniciativa para iniciar un proceso
autonómico. Sería este un referéndum: político, preceptivo,
obligatorio y vinculante.
b) Ref eréndum de aprobación y ref orma de los estatutos de
autonomía de las Comunidades Autónomas de
autonomía
plena (art.151.2 .3 y 5 CE, así como art. 152.2 CE),
configuraría un tipo de referéndum con efecto vinculante,
obligatorio y legislativo.
c) Ref eréndum consultivos autonómicos que la
Constitución reconoce en su art. 149.1.32 CE, por el
que el Estado confiere competencia exclusiva a
las Comunidades Autónomas para
hacer consultas populares.
Ley Orgánica de M odalidades de Referéndum (LOM R)

- Esta manifestación de participación directa halla su desarrollo en la ley


orgánica 2/80 de 18 de enero sobre regulación de las diferentes modalidades
de referéndum.

a) Sujeto del derecho de participación directa a través de ref eréndum: Tienen


derecho de sufragio todos los ciudadanos españoles en pleno uso de sus
derechos políticos, inscrito en el censo electoral del lugar en el que se
celebre el referéndum.
b) Caracteres del Suf ragio: El sufragio será: universal, libre, igual, directo y
secreto.
c) Convocatoria de ref eréndum:

?? Autorización de la convocatoria, como dice el art.2 de LOMR, la


autorización de la convocatoria de referéndum en cualquiera de sus
modalidades corresponde al Gobierno a propuesta del Presidente, a
excepción del referéndum consultivo cuya autorización compete
al Congreso de los Diputados.
?? Órgano convocante: El órgano constitucionalmente reconocido como
convocante es el Rey, mediante real decreto acordado en Consejo de
Ministros.
?? Contenido de la Convocatoria y su difusión: el art. 3.1 de la LOMR
define los elementos que debe reflejar el RD acordado en Consejo de
Ministros de convocatoria de Referéndum.

1.- El texto íntegro de la decisión política objeto de consulta a


tratar; ya sea un proyecto de reforma constitucional, o
una consulta política, una reforma de estatuto de autonomía, etc.
2.- La pregunta a la que tiene que responder el electorado
convocado, se señalará con claridad.
3.- La fecha en que ha de celebrarse la votación entre los 30
y
70
derecho.com
120 días posteriores a la fecha de publicación del propio
decreto.

71
derecho.com
4.- La amplitud de publicación de la convocatoria de
referéndum tanto en el BOE como en los BOP.

Referéndum consultivo

- El referéndum consultivo (art.92 CE), permite someter a este referéndum las


decisiones políticas de especial trascendencia.
- Órgano convocante: el referéndum es convocado por el Rey, mediante
propuesta del Presidente del Gobierno, autorizado con anterioridad por el
Congreso de los Diputados.
- El contenido de la consulta tratará sobre decisiones políticas de especial
trascendencia

2.-DERECHO DE ACCESO A FUNC IONES Y CAR GOS PÚBLICOS

- La Constitución reitera el principio de igualdad como valor superior de


nuestro OJ, cuando afirma: “El Derecho a acceder en condiciones de
igualdad a las funciones y cargos públicos, con los requisitos que señalen las
leyes”.
- No confiere un derecho sustantivo a desempeñar funciones determinadas,
sino que garantiza a los ciudadanos una situación jurídica de igualdad en el
acceso a las funciones públicas

72
derecho.com
T EMA 11

DERECHOS DE PART ICIPACIÓN POLÍT ICA Y ACCESO A CAR GOS PÚBLICOS


(II).

DERECHO DE SUFRAGIO Y PART IDOS POLÍT ICOS

1.- DERECHO DE SUFRAGIO

- La Constitución de 1978 considera el pluralismo político como uno de los


valores superiores que conforman su esencia, siendo predicable y
consustancial en toda sociedad libre, el reconocimiento de los partidos
políticos que consagra el art 6 CE.
- Los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos
directamente o por medio de representantes, elegidos libremente en
elecciones periódicas por sufragio universal

1.1.- Sufragio activo

- El art 2.1 de la LOREG reconoce el derecho de sufragio a los españoles,


mayores de edad, que no se encuentre en ninguno de los supuestos que le
impediría ex lege ejercer su derecho de sufragio y que se pueden clasificar:

?? Los condenados por sentencia firme


?? Los incapacitados por sentencia firme.
?? Los internados en hospitales psiquiátricos con autorización judicial.

1.1.10 Requisitos del ejercicio del derecho de sufragio activo

1.1.1.a) Nacionalidad

- Se define nacionalidad el vínculo político y jurídico que une a un individuo y un


Estado.

?? Elecciones generales: Se reserva a los españoles la participación a


los asuntos públicos por sufragio universal.
?? Elecciones autonómicas: Titularidad de sufragio conforme a
las elecciones generales.
?? Elecciones Municipales: El Constituyente reconoció la titularidad a
los españoles aunque extendiéndolo a los extranjeros.
?? Elecciones al Parlamento Europeo: A todas las personas residentes en
España que reúnan las siguientes
condiciones:

1.- Que sean ciudadanos de la UE


2.- Que posean los mismos requisitos que los españoles para
ser elegibles, y que sean titulares del derecho del sufragio
pasivo
en su Estado de origen.
3.- No serán elegibles para el Parlamento Europeo los que
estén incursos en algunas de las incompatibilidades del
art.
154.1 y 2 de la LOREG.

73
www.uned-
derecho.com

1.1.1.b) Edad y Censo


electoral

- El derecho de sufragio corresponde a los mayores de edad (18 años según


el art 12 CE) y que estén inscritos en el censo electoral vigente.
- El censo electoral manifiesta: la inscripción de quienes reúnen los requisitos
para ser electores, los electores residentes en España y los
residentes
ausentes que viven en el
extranjero.

1.1.1.c) Pleno ejercicio de los derechos


políticos

- Se definen electores y elegibles a los españoles que estén en pleno uso de


sus derechos políticos.
- El art. 3.1 de la LOREG, excluye de este derecho a quienes se encuentren:
condenado por sentencia firme, los declarados incapaces por sentencia firme
y
los internados en un hospital psiquiátrico sólo con autorización
judicial.

1.1.1.d) Caracteres del derecho de sufragio: el


voto

- Sufragio Universal: Tiene sus raíces en el principio de igualdad no


discriminando por ninguna razón a los ciudadanos con derecho a voto.
- Sufragio Libre: El voto libre es una manifestación del ejercicio del derecho
de participación en el que se engloba el derecho de sufragio, a través de la
cual el elector elige libremente y sin coacción a su candidato.
- Sufragio Igual: El valor de igualdad hace que todos los votos tengan el
mismo valor independientemente de las características de los votantes.
- Sufragio Directo: Es aquel que determina el sistema de elección directa
conforme al sistema de listas. El voto es personal e indelegable. El voto se
hará en una cabina próxima a la mesa electoral, las personas con
algún impedimento físico o cultural podrán valerse de una persona de su
confianza.
- Sufragio Secreto: El voto es secreto, preservando el derecho a la intimidad y
a la libertad ideológica de las personas, todo ello garantiza que el voto sea
libre.

1.2.- Sufragio pasivo:

- El sufragio pasivo presenta más exigencias que el sufragio activo.

1.2.1 Requisitos del ejercicio del sufragio pasivo:

1.2.1.a) Nacionalidad:

- Es variable según el tipo de elección que se trate: en las elecciones


generales se confiere la condición de elegible a los españoles, en las
elecciones autonómicas se seguirá el mismo régimen que en las
Generales, en las municipales son elegibles todas las personas residentes
74
derecho.com
en España que sin haber adquirido la nacionalidad española sean
ciudadanos de la UE, que tengan los mismos requisitos exigidos por la
LOREG y no hayan sido desposeídos de sufragio pasivo en sus lugares
de origen. En las elecciones al Parlamento Europeo son los mismos
requisitos que en las elecciones
municipales.

1.2.1.b) Edad:

75
derecho.com

- Españoles mayores de edad que teniendo la cualidad de elector no haya


sido incurso en ninguna causa de inelegibilidad.

1.2.1.c) Causas de inelegibilidad e incompatibilidad

- Elecciones Generales: Con respecto a los Diputados y Senadores, las que


establece el art 70.1 CE, las que derivan del art. 6 de la LOREG y el art 154
de la LO.
- Elecciones municipales: Son inelegibles para el cargo de Alcalde o Concejal
a quienes incurran en algunos de los supuestos del art.6 de la LOREG y a
los deudores directos o subsidiarios de la correspondiente Corporación
Local contra quienes se hubiera expedido mandamiento de apremio por
resolución judicial.
- Elecciones al Parlamento Europeo: quienes resulten incompatibles de
acuerdo con lo establecido en las normas electorales de las Comunidades
Europeas, los comprendidos en el apartado 2 del art.155 de la LOREG,
quienes sean miembros de las Cortes Generales y de las Asambleas
legislativas de las Comunidades Autónomas.

2.- LOS PART IDOS POLÍT ICOS EN LA CONST IT UCIÓN ESPAÑOLA

- El Estado democrático es un Estado de partidos.


- Los partidos políticos son reconocidos en España como en los demás
regímenes demoliberales, como la base más importante de la democracia
representativa.
- La democracia sería incontrolable sin la presencia de los partidos políticos
que se revelan como el medio idóneo para expresar la voluntad popular.

2.1.- La constitucionalización de los partidos políticos

- La integración de los partidos políticos en la Constitución ha servido para


regular la representación política a nivel nacional y local.
- En nuestra Constitución, el reconocimiento de los partidos políticos han sido
considerado por el Constituyente como elemento esencial del Estado
español.
- La constitucionalización de los partidos políticos por parte de nuestro
constituyente se ha verificado por:

?? La énfasis del reconocimiento y consideración de la naturaleza de


los partidos políticos como elemento esencial del Estado Español.
?? Contemplarse el procedimiento rígido de reforma para
cualquier prescripción constitucional recogida en el Título Preliminar
de la Constitución, su modificación supondría un cambio de la
Constitución.

2.2.- Funciones de los partidos políticos en la Constitución


76
www.uned-
derecho.com
- Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la
formación y manifestación de la voluntad popular y son un medio para la
participación política.

2.2.1.- Los partidos políticos como expresión del pluralismo


político

- Los partidos políticos son la expresión del pluralismo político, solo podemos
elegir libremente si hay diversas opciones y eso sólo es posible
en Democracia.
- La democracia es posible si contamos con los partidos siendo indispensable
en el régimen político pluralista

2.2.2.- Los partidos políticos como instrumento de participación


política

- El art 6 CE reconoce del carácter instrumental de los partidos políticos para


la participación política.
- Los partidos políticos se revelan como el medio insustituible para la
participación política en democracia: por la selección de representantes
la formación del Gobierno y por permitir una alternativa de poder cuando
sea decidido por los electores.
- La función de participación política de los partidos políticos es configurar el
instrumento a través del cual la voluntad de los ciudadanos está presente
en los órganos del Estado.

2.2.3.- Concurren a la formación de la voluntad


popular

- Los partidos configuran la expresión del pluralismo político contribuyendo a


la formación de la voluntad popular.
- Todos los partidos tienen las mismas posibilidades de desarrollo en la
formación de la voluntad
popular:

?? Como cauce del proceso electoral a través del ejercicio del derecho
de sufragio, presentación de la lista de candidatos, campaña electoral
etc.
?? Como puente de comunicación con el Parlamento a través de
los grupos parlamentarios.
?? Como instrumento entre el Estado y la sociedad.

2.3.- Concepto y Naturaleza de los partidos políticos

- El partido político es la expresión del pluralismo político, siendo instrumento


fundamental de participación política.
- Torres del Moral: “Partido político es la asociación constituida y registrada
como tal para participar en las instituciones de manifestación de la
77
derecho.com
voluntad popular y concurre efectivamente a ellas”.

78
www.uned-
derecho.com
- Según Torres del Moral no es posible formular una calificación con carácter
general en torno a la naturaleza jurídica de los partidos políticos, sino que
ésta depende del OJ correspondiente.
- Los partidos políticos son asociaciones privadas investidas de funciones
públicas y con relevancia constitucional.
- La naturaleza singular de los partidos políticos que se sitúa en un punto
intermedio con caracteres privados y notas de naturaleza pública, conforme
a la atribución de funciones que nuestro OJ atribuye a los partidos políticos.

2.4.- Articulación jurídica de los partidos políticos

2.4.1.- Creación de los partidos


políticos:

- Art. 1 de la LO: “Los españoles podrán crear libremente partidos políticos


conforme a lo dispuesto en la Constitución y en la presente LO”.

a) Respeto y sujeción a la Constitución y a la Ley


Orgánica.

- El proceso de creación de los partidos políticos parte de la premisa del art.6


CE de libertad de creación de los mismos, conforme al principio de respeto
a la Constitución y a la Ley.
- La denominación de los partidos queda sujeta a la adopción de un término
cuya identificación no produzca error o

confusión. b) Libertad de creación:

- La creación de los partidos políticos responde a una


manifestación del ejercicio del derecho de asociación.
- El principio de libertad confiere a los partidos políticos la garantía
jurisdiccional de los derechos fundamentales (procedimiento
preferente y sumario y recurso de amparo ante el TC.

2.4.2.- Adquisición de personalidad


jurídica

- El Registro de Partidos políticos asume la función de publicidad y


condiciona a efectos formales la comprobación de los documentos
presentados para proceder a la inscripción en el Registro de Partidos y
priorizando el principio de libertad de asociación.

2.4.3.- Estructura y funcionamiento de los partidos


políticos

79
derecho.com
- El art. 6 CE establece que la estructura interna y el
funcionamiento de éstos deberá ser democrático.

80
derecho.com
- Requisitos:

?? Asamblea general compuesta por el conjunto de sus miembros


que configura el órgano supremo, a la que le corresponde la adopción
de los acuerdos e incluso la disolución del mismo.
?? Los órganos directivos de los partidos son definidos en sus estatutos
y su elección responde a criterios democráticos al ser provistos
mediante sufragio libre y secreto.
?? Los estatutos de desarrollo interno de los partidos deben fijar el plazo
de convocatoria, el número de miembros necesarios para la inclusión
de asuntos en el orden del día y las reglas de deliberación, y la
mayoría requerida para la adopción de acuerdos (normalmente
mayoría simple de presentes o representados).
?? La relación de los derechos de los afiliados en los Estatutos,
que deberán reflejar según el art. 8.2 LOPP.
?? La relación de los deberes de los afiliados que derivan del art. 8.4 LOPP

a) Actividad de los partidos políticos

- Conforme a los criterios de libertad, en el respeto a los valores


constitucionales expresados en los principios democráticos y en los derechos
humanos.
- El control de su actividad es un dominio reservado al poder judicial siendo éste
el único que puede tomar una decisión sobre la licitud e ilicitud del ejercicio
de asociación política y del control de su actividad.
- Suspensión y disolución: son los supuestos que pueden derivarse por
acuerdo del órgano jurisdiccional competente, en los supuestos que
contempla el art.
9.2 LOPP.
- Según Álvarez Conde: “Los principios democráticos de organización
y funcionamiento de los partidos contemplados en los arts. 6 y 7 de la
LOPP, garantizan unos mínimos que habrán de respetar los partidos políticos.

b) Financiación de los partidos políticos

- El tema económico en el ámbito de los partidos políticos es de


carácter prioritario, ya que precisande una base económica
que permita el mantenimiento y desarrollo de sus fines.
- La LO 3/87 de Financiación de los Partidos Políticos diferencia dos tipos de
recursos económicos: Financiación Pública y financiación privada.

?? Financiación Pública: Deberá ser el propio Estado democrático quien


financie en parte los gastos de esta organización. La
financiación pública se proyecta en una triple vertiente.

1.- Financiación electoral: El Estado subvenciona a los partidos


por gastos electorales ocasionados a los partidos,
federaciones, coaliciones, etc., por su concurrencia a las
elecciones al Congreso de los Diputados, al Senado, al
Parlamento Europeo y elecciones municipales, no pudiendo el
montante de los gastos sobrepasar el montante total de la
subvención.
81
derecho.com
2.- Subvención Parlamentaria: El Reglamento del Congreso y el
Reglamento del Senado prevén subvenciones estatales a
los grupos parlamentarios (fija o variable).

3.- Subvención estatal anual: El Estado otorgará a los partidos


políticos con representación parlamentaria, subvenciones
anuales en función del número de escaños y de los votos
obtenidos por cada partido político.

4.- Financiación Privada: Los recursos son:


cuotas y aportaciones de sus afiliados,
los productos de las actividades propias del partido y los
rendimientos de su patrimonio, ingresos procedentes de otras
aportaciones conforme a las condiciones previstas en la
propia Ley, los créditos que concierten los partidos
políticos, herencias o legados que perciban. La
financiación privada se encuentra sometida a una serie
de límites conforme al art. 4.3 de la ley.

5.- Fiscalización y control: La LOFPP prevé un sistema de


fiscalización y control interno que garantiza la adecuada
intervención y contabilización de todos los actos y documentos
de los que se deriven derechos y obligaciones de
contenido económico; y un sistema de fiscalización externa de
la actividad económico-financiera de los partidos, que
corresponde al Tribunal de Cuentas, al que deberán presentar
en un plazo de 6 meses desde el cierre de cada ejercicio,
contabilidad detallada de los ingresos y gastos.

82
derecho.com
T EMA 12

DERECHOS SOCIO-LABORALES.

- El ejercicio de esta libertad pertenece al ámbito de las libertades de asociación.


- Los españoles podrán asociarse o sindicarse libremente y los sindicatos están
obligados a inscribirse en el Registro Público correspondiente.
- Hoy día, la libertad sindical se reconoce y vela en todos los ordenamientos
democráticos.
- Hay que destacar dos etapas que consolidan la creación y desarrollo de los
sindicatos en España:

?? De 1830-1839: Típico de esta época es la unidad de acción sindical


en los primeros años del siglo XX que culmina con el pacto UGT-CNT.
?? De 1939-1975: Después de la Guerra Civil se declararon ilegales los
sindicatos y en 1940 se promulga la Ley de Unidad Sindical,
creándose los sindicatos verticales.

- La Constitución de 1978 resulta más expresiva y sensible por:

?? El reconocimiento de esta libertad inmediatamente después de


los partidos políticos.
?? Por su reconocimiento posterior como libertad pública ante la
jurisdicción ordinaria.
?? Por enfatizar la diferencia entre el derecho de asociación y libertad de
sindicación.
?? Por reconocer el derecho que contempla el art.28.1.CE, la posibilidad
de dotarse a los sindicatos de una estructura organizativa

1.- LIBERT AD SINDICAL

1.1.- Contenido del derecho de sindicación

- Determinados colectivos sociales (partidos políticos, sindicatos,


asociaciones) aparecen como los instrumentos idóneos para vertebrar la
libertad de opinión y la libre participación de los ciudadanos en las estructuras
sociales del Estado.
- El reconocimiento constitucional de la libertad sindical no supone
un tratamiento desigual de los sindicatos de los trabajadores y de las
asociaciones
empresariales.
- Todos tienen derecho según el art 28 CE a sindicarse libremente.

1.1.1.- Concepto

- Los sindicatos son como las asociaciones creadas por los trabajadores para
defender la libertad sindical y la mejora de las condiciones de la clase
trabajadora.

1.1.2.- M anifestaciones del derecho de sindicación

- Están recogidos los elementos del derecho de sindicación en el art. 28.1 CE.

1.1.2.a) Manifestación activa

83
derecho.com
- La libertad de afiliarse a cualquier sindicato, lleva parejo la imposibilidad de
que nadie (empresario, trabajadores) puedan tomar represalias por ello.

1.1.2.b) Manifestación pasiva

- Libertad negativa, de no afiliarse a ningún sindicato.

1.1.2.c) Manifestación plural

- El reconocimiento del derecho de sindicación no excluye otras formas


de organización o de actividad del movimiento
obrero distintas de las específicamente sindicales, como
puedan configurar otras manifestaciones de la acción de los trabajadores,
los movimientos asamblearios, o los comités surgidos de las asambleas.

1.1.3.- Titulares del ejercicio de la libertad sindical

- Todos tienen derecho a sindicarse libremente, incluyendo como titulares de


dicha libertad a todos los trabajadores por cuenta ajena, sean o no de las
administraciones públicas.
- Sólo quedan exceptuados del ejercicio de esta libertad los miembros de las
Fuerzas e Institutos Armados de carácter militar así como los jueces,
magistrados, y fiscales, mientras estén en activo.
- El art 28.1 CE define los regímenes de sindicación dependiendo del
elemento subjetivo:

?? El régimen general, aplicado a los trabajadores por cuenta ajena y


cuyo vínculo jurídico es de carácter laboral.
?? El régimen de sindicación de los funcionarios públicos, por tener una
relación de carácter administrativo al servicio de las
Administraciones Públicas.
?? Régimen de sindicación de los Cuerpos Armados o sometidos a
disciplina militar.
?? Régimen de sindicación de Cuerpos Armados que no tengan carácter
militar que se rigen por su normativa específica de la LO de Fuerzas
y Cuerpos de Seguridad.
?? Régimen correspondiente a jueces, magistrados y fiscales en activo,
a quienes el Constituyente prohíbe el ejercicio de la libertad
de sindicación, remitiéndolos a la Ley Ordinaria el modelo de
asociación a la que pueden acogerse.

1.1.4.- Régim en jurídico de la libertad sindical. Ley Orgánica 11/1985, de 2 de


agosto

- El Título 2º de la Ley Orgánica de libertad sindical regula la adquisición de la


personalidad jurídica de los sindicatos y el régimen de responsabilidades.
- Los requisitos son mínimos y comunes en el ámbito internacional; el
único control administrativo es puramente formal como
también el depósito estatuario.

1.1.4.a) Adquisición de personalidad jurídica y registro de los


estatutos de los sindicatos

- El art.4.1 de la LOLS establece que para la adquisición de


personalidad jurídica, deben depositar por medio de sus dirigentes, sus
estatutos en la

80
oficina pública establecida para tal fin, que como define la disposición final
primera 2 de la LOLS, se sitúa en el Servicio de Mediación, arbitraje
y conciliación, así como en los órganos correspondientes de las
Comunidades Autónomas en su respectivo ámbito territorial.
- Los estatutos de los sindicatos deberán contemplar:

?? La denominación de la organización que no tendrá que coincidir con


otra legalmente registrada.
?? El domicilio y ámbito territorial y funcional donde actúa el sindicato.
?? Los órganos de representación, Gobierno y Administración, así como
el Régimen de previsión efectiva de sus cargos que deberán
ser democráticos.
?? Los requisitos y los procedimientos para la adquisición y pérdida de la
condición de afiliados, al igual que el régimen de
modificación estatutaria, fusión y disolución de los estatutos.
?? El régimen económico que define la organización y destino de
sus recursos, así como la posibilidad de permitir a sus afiliados
que conozcan la situación económica

- El sindicato adquiere personalidad jurídica y plena capacidad de obrar


transcurridos 20 días hábiles desde el depósito de los estatutos.

1.1.4.b) Ámbito de representatividad

?? A nivel estatal: los que acrediten una especial audiencia de los


miembros de comités de empresa y de los correspondientes órganos
de las Administraciones públicas, y los sindicatos, federados a
una organización sindical de ámbito estatal que tengan la
consideración más representativa (10% o más del total de delegados).
?? A nivel a autonómico: La consideración de mayor grado de
representatividad de los sindicatos a nivel de Comunidad Autónoma se
determinará:

1.- Por acreditar una especial audiencia de al menos el 15%


de los delegados de personal y de los representantes de
los trabajadores en los comités de empresa y en los órganos
correspondientes de las Administraciones públicas.
2.- Los sindicatos que tengan la consideración más
representativa.
3.-Las organizaciones sindicales que hayan obtenido en
un ámbito territorial específico el 10% o más de delegados
de
personal y miembros de comité de empresa, quedando
legitimados para ejercitar las funciones y facultades que les
corresponden y que dependen de la capacidad representativa
de aquéllas (art.6.3 LOLS).

1.1.4.c) Responsabilidad de la actividad sindical y exenciones fiscales

- El art. 5.1 de la LOLS determina que los sindicatos son responsables por sus
actos y acuerdos adoptados por sus órganos estatutarios, pero no
serán responsables de los actos individuales de sus afiliados a no ser que se
pruebe que los afiliados actuaban por cuenta del sindicato.
- La ley introduce un ámbito de protección en cuanto a la responsabilidad de la
actividad sindical: Las cuotas sindicales no pueden embargarse y que
los
sindicatos podrán beneficiarse de las bonificaciones y exenciones fiscales que
legalmente se establezcan.

1.1.4.d) Libertad de actividad sindical

- La función reconocida a los sindicatos es la de la defensa y promoción de los


intereses económicos y sociales que le son propios.
- Hay que destacar que la Constitución reconoce que otras figuras puedan
desempeñar el mismo cometido: “comités de empresa, delegados de
personal y juntas de personal” y que el cometido de los sindicatos se
proyecta en otros ámbitos: Función de la acción sindical propiamente dicha,
función consultiva y función garantista
- La libertad sindical goza de unas garantías extras asegurando la no injerencia
del empresario en la actividad de los representantes
sindicales:

?? Garantías que derivan de las prerrogativas que disfrutan quienes


acometen la actividad sindical (permisos laborales, etc.).
?? Prestaciones a cargo de la empresa.
?? El canon de negociación que los trabajadores aportan a los
sindicatos en la negociación del convenio colectivo no sobrepasando
los gastos de la negociación.
?? Incompatibilidad entre los cargos representativos de los sindicatos y
los de libre designación en cualquiera de las Administraciones públicas.
?? La consideración que tiene el TC con respecto al despido nulo, lo
que obliga al empresario a readmitirlo/la.

2.- DERECHO A LA HUELGA

- El Decreto Ley 5/75 de 22 mayo, que regula los conflictos colectivos


de trabajos supuso un gran adelanto en la evolución de la legislación
laboral, porque reconoció la legitimidad del recurso a la huelga.
- La Huelga, se revela como el instrumento idóneo con el que los trabajadores
son capaces de presionar al empleador de cara al logro de aquellas
reivindicaciones laborales.
- Son elementos constitutivos del derecho de huelga:

?? El derecho de huelga como libertad pública que confiere a los


trabajadores la posibilidad de interrumpir su actividad laboral, sin
que por ello se produzca la rescisión de la relación laboral.
?? El derecho de huelga como libertad colectiva que tendrá sentido
cuando sea ejercido por un amplio número de trabajadores.
?? El derecho de huelga configura una libertad cuyo ejercicio requiere una
concertación previa por parte de quienes la activan, aunque la
decisión colectiva sea adoptada casi instantáneamente.
?? Que es un derecho propio y específico de los trabajadores, es decir,
de quienes intercambian el esfuerzo de su dedicación y trabajo a
cambio de una remuneración, tanto en el sector privado como en el
público.

- El ejercicio del derecho de huelga implica una lesión de bienes jurídicos ajenos:
al empresario y a los consumidores.

2.1.- Sistema normativo del derecho de huelga


- Las Fuentes que definen el marco normativo del derecho de huelga son :
?? Constitución española.
?? DLRT
?? STC 11/81
?? Código Penal.

2.2.- Concepto de derecho de huelga y su titularidad

2.2.1.- Concepto

- Cualquier alteración de la normalidad del proceso productivo y cualquier


acto de reivindicación colectiva de la clase trabajadora frente al empresario.
- Nuestra Constitución no define el derecho de huelga sino que lo reconoce
(art.28.2 CE), siendo este derecho directamente aplicable, sin necesidad de
legislación que lo desarrolle.
- El art 7 del Decreto- Ley de Relaciones de Trabajo establece que el ejercicio
del derecho a huelga se tendrá que realizar mediante la cesación de
la prestación de servicios por parte de los trabajadores afectados.
- Hay que destacar dos aspectos en el derecho de huela: El de la suspensión del
contrato de trabajo y del carácter colectivo y concertado de la huelga.
2.2.2.- Titularidad del derecho de huelga

- El Derecho de huelga que contempla nuestra Constitución proyecta una


composición bidimensional: un plano colectivo que hunde sus raíces en
la voluntad de hacer una huelga a través del colectivo previo de
decisión y dirección del conflicto laboral y un plano individual que deriva de la
adhesión o no por parte del trabajador a través la huelga.

2.3.- Interpretación del Tribunal Constitucional del derecho de huelga

- El TC declara:

?? Que el DLRT no es inconstitucional por ser previo a la norma


constitucional y debe seguir regulando el derecho de huelga.
?? El contenido material no queda afectado de inconstitucionalidad.
?? Que el derecho de huelga es más que la simple libertad de huelga, ya
que consiste en el levantamiento de las específicas prohibiciones y
en el derecho de los trabajadores a colocar el contrato en una fase
de suspensión, limitando la libertad del empresario.
?? Vinculación del concepto de derecho de huelga con el Estado social y
democrático de Derecho y con el mandato de la promoción de
la libertad e igualdad.
?? El legislador entiende que algunas modalidades de cesación del
trabajo pueden ser abusivas.

- El Derecho de huelga reconocido en la CE no se limita al marco definido en la


CE ni en el DLRT, sino que es invocada en sede constitucional, la remisión
al legislador la regulación de este derecho, estableciéndose en la normativa
la libertad e igualdad para que sean reales y efectivas.
T EMA 13

PRINCIPIOS RECT ORES DE POLÍT ICA SOCIAL Y ECONÓMICA.

- El ámbito de los Principios Rectores de política Social y económica incluye


tres sectores: los que derivan de la política de protección social, los de la
protección económica y los de la protección jurídica.
- Proyectan por parte del Estado una doble función: asistencial y de
tutela económica y social:

?? Función asistencial: se materializa en dar cobertura a las


necesidades sociales, sanitarias, medioambientales, culturales que se
revelan como manifestaciones propias del Estado Social superador de
la función de beneficencia del Estado liberal.
?? Función de tutela económica y social: Con la intervención del Estado
en la planificación de la economía general (economía
capitalista) y propiciando las condiciones que permitan el
desarrollo de iniciativas privadas e impulsándola en el sector
empresarial.

1.- EFICAC IA DE LOS PRINCIPIOS RECT ORES

- Los principios rectores de la política social y económica adquieren una eficacia


interpretativa de todo el ordenamiento subconstitucional ya que afectan
a materias menos relevantes, frente a la eficacia normativa que adquieren
los derechos y libertades que contempla la Constitución.
- La mayor parte de los textos constitucionales de la época optaron por reflejar
estos presupuestos de la siguiente manera:

?? La Constitución Francesa (1946) los relegó a un preámbulo fuera del


texto constitucional.
?? La Constitución Italiana (1947) y la Portuguesa (1976), han reflejado
una lista de derechos sociales después de los derechos tradicionales
?? La Ley fundamental de Bonn (1949) optó por omitirlos y utilizó una
declaración general sobre el carácter social del Estado.
?? La Constitución Española (1978) optó por diferenciar entre las
prescripciones preceptivas de la norma fundamental y las
programáticas (configurando líneas orientativas al legislador
ordinario en su actuación). Será la propia evolución (económica, social
y política) la que impondrá el grado de efectividad real de estos
principios a los poderes públicos e incluso el régimen político.

2.- CARACT ERIST ICAS DE LOS PRINCIPIOS RECT ORES

- La naturaleza de este tipo de normas que desarrollan el concepto de política


económica y social son reconocidas como “normas programáticas con
las siguientes características: No configuran derechos de aplicación
inmediata, valor interpretativo, eficacia restrictiva, eficacia habilitadora.

2.1.- No configuran derechos de aplicación inmediata

- Las normas programáticas no serían invocables ante los tribunales y


su eficacia dependerá del grado de desarrollo del legislador ordinario y
de la presión que pueda ejercer la propia evolución económica, política y
social sobre los poderes públicos.
- Ambigüedad a su eficacia real.
- Todos son principios rectores y no tienen más que valor programático

2.2.- Valor interpretativo

- El criterio interpretativo de los principios rectores de la política económica y


social, adquiere un valor de orientación según art 53.3 CE.
- El alcance y grado de mayor o menos eficacia real de los principios rectores
dependerá del contenido del progreso social que la práctica jurídica refleje,
aunque estos principios no pueden obligar por sí mismos a una
interpretación concreta en el ámbito económico y social, sí que la hacen
posible.
- El valor interpretativo de la práctica judicial adquiere una proyección valorativa,
siempre y cuando no comporten medidas discriminatorias que condujeran a
un resultado contrario a la Constitución.

2.3.- Eficacia restrictiva

- Problemática en torno a la delimitación de cobertura y protección de


los principios rectores que configuran unas prestaciones reconocidas por el
Estado social, de naturaleza distinta a la de los derechos fundamentales.
- El reconocimiento de los principios rectores en materia de política social y
económica se revelan como objeto susceptible de protección por recurso de
inconstitucionalidad ante vulneraciones por una legislación que sea contraria
a los puntos mínimos de partida que contempla la Constitución.

2.4.- Eficacia habilitadora

- Se proyecta sobre los principios rectores que contempla el Cap III:

?? Habilitan a los poderes públicos a adoptar las medidas adecuadas


para que los objetivos económicos, sociales y políticos se puedan
alcanzar.
?? Reflejan el reconocimiento de los derechos económicos propios
del sistema liberal

- La presencia de principios rectores de política económica y social facilita la


actuación de los poderes públicos cuando fuera aconsejable una actuación
legislativa que supusiera un recorte de aquellos derechos de
propiedad, herencia y libre empresa en beneficio del bienestar social.

3.- PRINCIPIOS RECT ORES DE POLÍT ICA SOCIAL

3.1.- Seguridad Social

- Art. 41 CE “Los poderes públicos mantendrán un régimen público de


seguridad social que garantice la asistencia y prestaciones sociales
suficientes ante situaciones de necesidad. La asistencia y prestaciones
complementarias serán libres”.
- Complementado con el art.50 CE donde el constituyente subraya la
vinculación de los poderes públicos.
- La intención del constituyente es que la cobertura de un régimen social
sea:

?? Para todos los ciudadanos y no sólo para los


trabajadores.
?? Deberá seguir un criterio de igualdad ante la ley, con la obligación de
dar un mismo trato a quienes se encuentran en situaciones
jurídicas similares, con prohibición de toda discriminación.

- La CE proclama el deber de los poderes públicos de mantener un régimen


público de seguridad social para todos los ciudadanos, que garantice
las prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad.
- El legislador puede contemplar una pluralidad de situaciones jurídicas
y regularlas de forma diferente.
- La Seguridad Social que contempla nuestra Constitución: Tratamiento no
discriminatorio, Régimen público y el minimum garantizado por el art. 41 no
excluye un techo más amplio al legislador.

3.2.- Sanidad, Medio Ambiente y Consumo

Sanidad:

- El art. 43 contempla el reconocimiento constitucional de carácter


programático del derecho de la salud, atribuyendo a los poderes públicos la
organización y tutela de la salud pública aplicando las medidas preventivas y
las prestaciones necesarias.
- La ley General Sanitaria reconoce el derecho a obtener las prestaciones del
sistema sanitario a todos los ciudadanos y a los extranjeros residentes
en España.

Medio Ambiente:

- El art. 45 CE refleja la sensibilización ecologista del constituyente al referir


el derecho de todas las personas a disfrutar de un ambiente adecuado para
el desarrollo de la persona y el deber de conservarlo.

Consumo:

- El art. 51 CE reconoce que “Los poderes públicos garantizarán la defensa de


los consumidores y usuarios, protegiendo mediante procedimientos eficaces,
la seguridad, la salud y los legítimos intereses de los mismos”.
- La Ley considera como titulares de estos derechos a las personas físicas o
jurídicas que disfrutan de bienes, productos, servicios, cualquiera que sea la
naturaleza (pública o privada) de quienes lo producen.
- Derechos de los consumidores:

?? Protección contra riesgos de la salud.


?? Protección contra cláusulas abusivas en los contratos.
?? Indemnización de daños y perjuicios sufridos.
?? Correcta información de los productos de consumo etc.

3.3.- Protección de la familia

- El art. 39 CE “Los poderes públicos aseguran la protección social, económica


y jurídica de la familia” al igual que la protección integral a los hijos.

3.3.1.- Protección Social

- Según Yolanda Gómez, la Constitución omite una definición propiamente


dicha de la familia, la voluntad del constituyente excede el concepto
estricto de
familia matrimonial en lo que concierne a la protección social debida al
grupo familiar por los poderes públicos, que deben atender las necesidades
de los grupos familiares aunque no sean grupos familiares matrimoniales.

3.3.2.- Protección económ ica

- La protección económica de la familia hace referencia a ésta como unidad


económica.
- El art.35 CE señala como medida de protección la remuneración del trabajador.

3.3.3.- Protección jurídica

- La Constitución ha proyectado una dimensión protectora dual respecto al


grupo familiar: Se refleja la inquietud del constituyente en la legislación
penal y la
consideración a la intimidad familiar como límite de la libertad de comunicación.
- La legislación civil suele aludir a la protección de los hijos.
- El art. 39.2 CE Los poderes públicos aseguran la protección integral de los
hijos y la protección de la madre.
- La LO 1/96 de 15 de enero de Protección Jurídica del Menor contempla la
integración del niño /a en su propia familia.

4.- PRINCIPIOS RECT ORES DE POLÍT ICA ECONÓMICA

4.1.- Derecho de propiedad privada de los medios de producción.

- En el ámbito de nuestra Constitución económica, la caracterización de


la propiedad privada de los medios de producción:

?? Se revela como fuente de autoridad sobre las personas que la


hacen productiva con su trabajo.
?? Posibilita que las grandes empresas condicionen, bloqueen y
desvíen las acciones económicas que competen y son inherentes a
la función propia del Estado.
?? La idea de propiedad no puede oponerse a la idea de sociedad.
?? El Estado, reconociendo la propiedad privada, debe garantizar las
situaciones jurídicas derivadas de ella y defender los
intereses generales, por lo que el Estado debe de mantener la
propiedad privada dentro de los límites de su función social e
interés público. La expropiación puede entenderse como una
subsidiariedad de este derecho y en el que el valor del bien o
derecho expropiado se transforma en una indemnización.
?? La propiedad privada es un bien jurídico reconocido
constitucionalmente, pero este reconocimiento deberá
formularse conforme a las necesidades evolutivas de la vigencia de la
Constitución.

- El art. 33 CE (que garantiza la propiedad privada), ha de interpretarse en


base a la función social que el Estado asume como caracterización
conforme al reconocimiento de Estado Social y democrático de derecho que
proclama el art. 1.1. CE y a su vinculación con el art.9 CE.
T EMA 14

LAS GARANT ÍAS INST IT UCIONALES DE DERECHOS. LA SUSPENSION


DE DERECHOS.

1.- LAS GARANT ÍAS INST IT UCIONALES DE DERECHOS

1.1.- Las Cortes Generales

- La actividad de las Cámaras parlamentarias no está dirigida de forma directa


a la protección de derechos y libertades, la función garantista se puede
ejercer a través del Parlamento: El Control del Gobierno.
- Se consigue también el control de la Administración Pública.
- No todos los instrumentos de control utilizados por el Parlamento son
válidos para el cumplimiento de la función garantista
- Si se desglosa el control parlamentario sobre el Gobierno en sus dos vertientes
se puede observar que: control-responsabilidad (resulta inservible) y
control- fiscalización (se convierte en el único utilizable al efecto, a
través de las preguntas, las interpelaciones y las Comisiones de
Investigación, aunque no son los más idóneos para la función protectora.
- Las preguntas y las interpelaciones están dotadas de poder coercitivo sobre el
Gobierno por lo que éste para dar respuestas puede demorarse, aplazarlas,
o
desatenderlas.
- La Administración (dirigida por el Gobierno), actúa en la práctica con casi
total autonomía lo que hace que difícilmente pueda considerarse a un
Gobierno o a
un Ministro responsable de los actos de la
administración.
- El Parlamento tiene dificultad técnica debido al desbordamiento de la
actividad ordinaria.

1.2.- El Defensor del Pueblo

1.2.1 Concepto y regulación:

- El art. 54 CE denomina a la figura del Defensor del Pueblo como “un alto
comisionado de las Cortes Generales para la defensa de los derechos
comprendidos en el Título I del texto Constitucional”.
- Existen 3 motivos los cuales justifican que el constituyente lo haya
incorporado en nuestro ordenamiento jurídico:

?? Contexto histórico en el que nace la Constitución de 1978: la salida


de un régimen autoritario.
?? La “preparación del terreno” para la acogida dentro del ámbito
jurídico.
?? La insuficiencia para garantizar los derechos del administrado por
parte de los 3 controles clásicos de la actividad administrativa: el
control interno, el jurisdiccional y el político

- Su regulación se aprueba en la LO 3/1981 de 6 de abril luego modificada por


la LO 2/1992 de 5 de marzo del Defensor del Pueblo, la cual prevé la
existencia de dos órganos auxiliares (los adjuntos) al que puede delegar sus
funciones.
- El Reglamento de Organización y Funcionamiento del Defensor del
Pueblo aprobado por las Mesas del Congreso y del Senado.
- La LO de 2/1992 consistió en sustituir a las dos Comisiones por una Comisión
Mixta Congreso-Senado, encargada de relacionarse con el Defensor del
Pueblo e informar a los respectivos Plenos en las ocasiones que
fuera necesario.

1.2.2 Naturaleza Jurídica:

- El Defensor del Pueblo es un órgano estatal independiente que ejerce sus


propias funciones, en la medida que están constitucionalmente previstas y
legal y reglamentariamente detalladas.
- Según el art. 54 CE y los arts. 1 y 2.1 LODP, ha de ser designado por las
Cortes y establecer con ellas una específica relación que culmina en
la obligación constitucional de darles cuenta de su gestión.
- Por las características de sus funciones la doctrina científica lo califica como
una “magistratura de opinión y persuasión, ya que debe limitarse a estimular el
funcionamiento de los mecanismos de autocorrección de la
Administración, facilitando el control parlamentario de ésta.
- Es un órgano de acción judicial por estar habilitado para instar la acción de la
justicia constitucional (mediante la interposición de recursos de
inconstitucionalidad y de amparo) y de la ordinaria, al estar legitimado para
iniciar el proceso de “habeas corpus”.

1.2.3 Funciones:

- Con lo dispuesto en el art.54 CE, al defensor del pueblo se le asigna la función


principal de la defensa de los derechos reconocidos constitucionalmente y
la función instrumental dirigida a posibilitar el ejercicio de aquélla y
consistente en supervisar la actividad de las Administraciones Públicas.
- El art. 9.1 LODP ha ampliado su labor de supervisión al servicio de la
defensa de derechos y también del efectivo cumplimiento de los postulados
de servicio y actuación que consagra el art. 103.1 CE.
- Como órgano de acción judicial, se halla legitimado por los arts 162.1 CE
(apdos a y b) y 32.1 LODP para interponer por sí mismo o mediante
representante recursos de inconstitucionalidad y de amparo ante el TC.
- Se le otorga de modo específico la necesaria legitimación activa para iniciar
el procedimiento de “Habeas Corpus”.
- También ejerce la representación de la institución, así como las funciones de
relación externa y de dirección económico-administrativa que
aparecen recogidas en el art. 8 ROFDP.

1.2.4 Estatuto Jurídico:

- El acceso al cargo de Defensor del Pueblo: español, mayor de edad y en


pleno disfrute de sus derechos civiles y políticos, votación favorable de 3/5 en
ambas Cámaras. La duración del mandato será de 5 años con
posibilidad de reelección.
- La extinción del mandato: renuncia, muerte o incapacidad sobrevenida,
la notoria negligencia en el cumplimiento de sus obligaciones y deberes y
la condena por delito doloso, cuando ésta sea firme.
- Una vez publicado el nombramiento y tomado posesión del cargo,
queda sometido a un estatuto jurídico, en el que destacan sus derechos y
deberes, sus prerrogativas y su régimen de incompatibilidades.

a) Derechos y deberes

- El derecho básico es el de desarrollar sus funciones con


plena autonomía y de acuerdo con su libre criterio.
- En cualquier investigación o inspección que realice
tiene derecho a recabar el auxilio de la autoridad
administrativa competente , como a personarse por sí o
por persona delegada, en cualquier dependencia
administrativa para comprobar los datos que
fueran necesarios, hacer entrevistas
personales o proceder al estudio de los
expedientes y documentación necesaria.
- Deber a solicitar de los poderes públicos los documentos
que considere necesario, incluidos los clasificados con el
carácter
de secretos.
- En cuanto a los deberes:

?? Se encuentra obligado a realizar sus investigaciones con la más


absoluta reserva.
?? Debe registrar y acusar recibo de las quejas recibidas.
?? Informar del resultado de la investigación al ciudadano, al diputado o
senador o a la Comisión parlamentaria y a la autoridad, funcionario o
dependencia administrativa cuya actuación haya motivado la
del Defensor.
?? Poner en conocimiento del Fiscal General del Estado los hechos
o conductas que presuma delictivos cuando tenga noticia de ellos por
su actividad investigadora.
?? Dar cuenta anualmente a las Cortes Generales de la gestión
realizada, mediante la presentación del correspondiente informe
en el que recogerá las quejas presentadas, los resultados de la
investigación y las sugerencias o recomendaciones efectuadas y
admitidas por las Administraciones Públicas interesadas.

b) Prerrogativas:

- El Defensor goza de las tres prerrogativas típicas parlamentarias:

?? Inviolabilidad: (no puede ser detenido, expedientado, multado,


perseguido o juzgado en razón a las opiniones que formule o a los
actos que realice en el ejercicio de las competencias propias de su
cargo). Se trata de una prerrogativa de carácter mixto (penal y
administrativa) que sólo tiene aplicación en el ámbito de actuación de
la institución.

90
?? la de inmunidad: Es de carácter policial y se extiende a la actividad
personal del titular de la magistratura. El Defensor “no podrá
ser detenido ni retenido sino en caso de flagrante delito”, aunque podrá
ser judicialmente inculpado, sometido a prisión provisional,
procesado y juzgado cuando su conducta personal así lo justifique.
?? la de f uero especial: El órgano de la jurisdicción penal que
debe conocer del asunto es la Sala de lo Penal del TS.

c) Incom patibilidades
- Recogidas en el art.7 LODP.
- Mientras se encuentre en activo, no podrá simultanearlo con:
?? Ningún cargo de representación política.
?? Ningún cargo de confianza política
?? Ninguna actividad de propaganda política.
?? El servicio activo en la Administración Pública
?? La afiliación a un partido político o el desempeño en él de funciones
directivas.
?? Ningún cargo directivo o puesto de trabajo en un sindicato, asociación
o fundación.
?? El ejercicio de las carreras judicial y fiscal
?? Ninguna actividad profesional liberal mercantil o laboral.
- Si se encontrara al ser nombrado en los cargos o actividades
incompatibles, deberá cesar de ellos en el plazo de diez días a partir del
nombramiento, en caso de no hacerlo se presumirá de iure la no aceptación
del cargo; lo mismo sucederá si estando en activo incurre en
incompatibilidad se entenderá que renuncia al mismo desde la fecha en que
aquélla se origina.

1.2.5 Régim en de actuación

?? Autonomía de f uncionamiento.
?? Amplitud de su ámbito de acción: Acción supervisora de la actuación
de los que trabajen para las Administraciones públicas. Limitación
en el
ámbito de la Administración militar y en la Administración de Justicia.
?? Continuidad de su actividad: Debe ser ajena a las vicisitudes
del Parlamento. La ocasional inactividad no puede constituirse causa
de interrupción.
?? Gratuidad: Viene establecida en el art.15.2 LODP, que califica como
no preceptivas la asistencia de Letrado y la representación por
Procurador.
?? Falta de ef ectividad directa sobre la actividad administrativa: Le está
vedado modificar o anular lo actuado por las administraciones
públicas, aunque se hayan podido detectar irregularidades, como
sancionar a la autoridad o empleado público causante de las
mismas. Una vez admitida la queja a trámite el defensor sólo
pude dar inicio a la correspondiente investigación, y una vez
finalizada formular si lo cree oportuno las recomendaciones de sus
91
deberes legales y sugerencias para la adopción de nuevas medidas.
El defensor se halla facultado

92
para ejercitar de oficio la acción de responsabilidad contra todas las
autoridades, funcionarios y agentes civiles, sin que sea necesario la
reclamación previa por escrito.

1.3.- Los Comisionados parlamentarios autonómicos

- La configuración jurídica de todas las instituciones autonómicas responde al


mismo esquema del Defensor del Pueblo: Un comisionado del
parlamento autonómico para la defensa de los derechos ciudadanos
mediante la supervisión de la respectiva Administración y con plena
autonomía de actuación.
- Para la tutela de esta autonomía, la ley 36/1985 de 6 de noviembre, les dota de
un estatuto jurídico: inviolabilidad, inmunidad y aforamiento especial en la
Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de su Comunidad respectiva.
- Les concede las mismas garantías previstas en la LODP, remitiéndolas a ella.
- Sus funciones y competencias son similares a la del Defensor estatal, pero
se diferencian a que no están habilitados ni por la Constitución ni la LOTC,
no
pueden interponer recursos de inconstitucionalidad ni de amparo.
- Para el ejercicio de sus competencias cada Comisionado cuenta con un
ámbito propio, definido por la demarcación territorial de su Comunidad
Autónoma; este
ámbito debe compartirlo con el Defensor del Pueblo (dispone de poder
general de supervisión sobre todas las Administraciones Públicas, sin
restricción).
1.4.- El Ministerio Fiscal

1.4.1 Concepto, Naturaleza y Regulación

?? Concepto: Órgano dentro del Poder Judicial, con autonomía para el


ejercicio de la función de promover la acción de la justicia en defensa de
la legalidad. (art.124 CE), y caracterizado por su complejidad, ya que
se constituye en una estructura jerarquizada en la que todos sus
integrantes actúan conforme a los principios de unidad de actuación, de
legalidad y de imparcialidad.
?? Naturaleza: Existen 2 tesis enfrentadas; nuestra Constitución no ha
querido optar por ninguna, manteniéndose en una postura intermedia
difícil de calificar. Lo que resulta indiscutible es su calificación como
“magistratura de amparo”, que protege a los ciudadanos en el ejercicio de
sus derechos y a los que jurídicamente se consideran más
necesitados de protección (menores, ausentes, incapacitados).
?? Regulación: La normativa básica por la que se regula su organización y
funcionamiento la constituye la Ley 50/1981 de 30 de diciembre,
del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal (EOMF), posteriormente
modificado por las Leyes 5/1988 de 24 de marzo, 98/1995 de 25 de abril,
12/2000 de
28 de diciembre y 14/2003 de 26 de mayo.

1.4.2 Funciones

- La Función del Ministerio Fiscal, consiste en “promover la acción de la


justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del
interés público tutelado por la ley”.
93
- El art.3 EOMF detalla hasta un total de quince funciones.

94
- Las funciones que se encuentran relacionadas con la defensa de los
derechos son:

?? Velar por el respeto de las instituciones constitucionales y de


los derechos fundamentales y libertades públicas con cuantas
acciones exija su defensa.
?? Interponer el recurso de amparo constitucional, para lo que se halla
facultado por el art. 162.1.b) CE, en los casos y forma previstos en la
LOTC.
?? Intervenir en los procesos judiciales de amparo.

2.- LA SUSPENSIÓN DE DERECHOS

- En nuestro ordenamiento, los mecanismos de defensa extraordinaria de la


Constitución han sido previstos en los arts. 55 y 116 CE.
- El primero de ellos contempla la posibilidad de suspender determinados
derechos, tanto de forma general como individual.
- El segundo establece la tipología de las situaciones excepcionales (los tres
estados de alarma, excepción y sitio) en que puede darse la
suspensión general de derechos y fija las líneas que debe seguir el legislador
orgánico.
- Se aprobó por las Cortes Generales la LO 4/1981 de 1 de junio de los
estados de alarma, excepción y sitio.

2.1.- La Suspensión general de derechos

- Frente a la suspensión individual, se sitúan las situaciones excepcionales de


crisis constitucional, en las que se declara por la autoridad competente una
suspensión generalizada de determinados derechos (en todo el
ámbito territorial del Estado o en una parte de él).Tales situaciones
quedan constitucionalmente clasificadas en los
llamados “estados de alarma, excepción y
sitio”.
- De los arts. 55.1, 116 CE y el art. 1.1 de la LO 4/1981, cabe deducir la
existencia de unos rasgos comunes a los tres estados excepcionales.

2.1.1 Características generales

- Las características comunes a los estados de alarma, excepción y sitio que


se deducen de la normativa reguladora son:

?? La limitación de las alteraciones constitucionales previstas.


?? La temporalidad de las medidas a adoptar.
?? La proporcionalidad en la aplicación de las medidas a adoptar.
?? La limitación del contenido de los poderes excepcionales
?? La subsistencia del régimen de responsabilidad administrativa
?? La exigencia de publicidad

95
2.1.2 El Estado de Alarm a

- La declaración del estado de alarma procede para hacer frente a


determinadas situaciones que se originan por causas naturales o de
conflictividad social.
- Especificadas en el art.4 de la LO 4/1981 que recoge:

?? Catástrofes, calamidades o desgracias públicas (terremotos,


incendios, etc.).
?? Crisis de carácter sanitario (epidemias, contaminación, etc.).
?? Paralización de servicios públicos esenciales para la comunidad: Por
sí mismo, no obliga a la declaración. Tendría que darse la concurrencia
de que no existan garantías sobre el mantenimiento de la prestación
de servicios mínimos y que coincida en el tiempo con alguna de las
otras tres circunstancias.
?? Desabastecimiento de productos de primera necesidad.

- Cuando se produzca alguna de las circunstancias, el Gobierno o el Presidente


de la Comunidad Autónoma, podrá declarar el estado de alarma mediante
la aprobación del oportuno decreto donde quedarán fijados el ámbito
territorial, la duración (no más de quince días) y los efectos a que dará lugar.
- Deberá dar cuenta al Congreso de los Diputados.
- Los efectos a que da lugar el estado de alarma son: las autoridades y los
empleados públicos del ámbito territorial afectado se pondrán bao la
dirección de la Autoridad competente y la adopción de medidas
extraordinarias que pueden limitar el ejercicio de los derechos: límites de
circulación, requisas temporales de bienes, etc.
- En caso de desabastecimiento de bienes de primera necesidad, la Autoridad
podrá impartir las órdenes necesarias para asegurar el abastecimiento de
los
mercados y el funcionamiento de los servicios y de los centros de
producción afectados (art.11.e de la LO 4/1981).

2.1.3 El Estado de
excepción

- La declaración del estado de excepción se prevé para hacer frente a


alteraciones muy graves del orden público, que impidan la normal
convivencia y que no puedan ser solventadas mediante el ejercicio de
las potestades ordinarias.
- La autorización exige la autorización previa del Congreso, el Gobierno deberá
remitir a la Cámara una solicitud donde quedarán expuestas: efectos a
que
dará lugar, medidas a adoptar, ámbito territorial, duración y cuantía máxima
de las sanciones a imponer.
- Después del debate, el Congreso aprobará o no la solicitud del Gobierno, en
caso afirmativo, lo podrá hacer en sus propios términos o con modificaciones.
- El Gobierno, mediante decreto aprobado en Consejo de Ministros, procederá a
declarar el estado de excepción de conformidad con lo que le haya
sido
autorizado.
96
- En cuanto a los efectos, la declaración del estado de excepción permite las
siguientes medidas:

97
?? Suspensión de todos o algunos de los derechos y garantías
contemplados en el art 55.1 CE, con la excepción de las
garantías jurídicas del detenido (art 17.3 CE).
?? Establecimiento de régimen especial para los extranjeros que se
encuentren en territorio español.
?? Establecimiento de un régimen especial para ciertas actividades o para
determinados bienes.

2.1.4 El estado de sitio

- Procede la declaración del estado de sitio cuando se produzca o amenace


producirse una insurrección o acto de fuerza contra la soberanía o
independencia de España, su integridad territorial o el ordenamiento
constitucional, que no pueda resolverse por otros medios. (art.32. de la LO
4/1981).
- La declaración del estado de sitio corresponde al Congreso de los
Diputados, que lo podrá aprobar por mayoría absoluta.
- En la declaración se determinará: el ámbito territorial al que afecta, duración
y las condiciones.
- En cuanto a los efectos derivados de la declaración:

?? Es el estado de sitio el exclusivo cauce institucional mediante el cual


“deviene operativa la misión de las Fuerzas Armadas de garantizar el
ordenamiento constitucional en el interior del Estado” (art. 8.1
CE).según Cruz Villalón.
?? La posibilidad de adoptar las medidas de la suspensión temporal de
las garantías jurídicas del detenido, el derecho a ser informado de
sus derechos, de las razones de su detención, el derecho a no
declarar y el derecho a la asistencia letrada, refiriéndose a la
asistencia en las diligencias policiales.

2.2.- La Suspensión individual de Derechos

- El art. 55.2 CE introduce la posibilidad de una suspensión que se halla


referida exclusivamente a determinadas personas por motivo de su relación
con bandas armadas o con el terrorismo.
- Para la regulación de la forma y de los casos en que procede tal suspensión se
remite a la LO 3/1988 de 25 de mayo y LO 4/1988 de 25 de mayo, establece
diversos elementos de garantía: intervención judicial y el adecuado
control parlamentario.
- La utilización abusiva de las facultades reconocidas en esa ley orgánica
dará lugar a responsabilidad penal.

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons

98