Está en la página 1de 6

TEXTO REFLEXIVO NARRATIVO DE MI EXPERIENCIA DOCENTE PARA

CONSTRUIR APRENDIZAJES SIGNIFICATIVOS EN LOS ALUMNOS.

La educación parte de ser un sinónimo de conocimientos, pero también los podemos


considerar como de superación, de trabajo, o de bienestar económico. El sentido de
nuestros estudiantes es todo eso, ellos ven la educación como lo mas importante.
Pienso que una de las cosas que esperamos de la educación es que nos ayude y les
ayude a ellos a descubrir sus talentos, destrezas y habilidades, para dar solución a
cualquier problemática a la que se enfrenten

En el proceso de la enseñanza, la planeación es la herramienta base de nuestro


trabajo, de ahí parten todas las ideas y estrategias que uno va a desarrollar en el salón
de clases, es donde contemplamos todos los elementos que vamos a utilizar en
nuestro proceso, organizándolos de manera que faciliten el desarrollo de las
capacidades metacognitivas en los jóvenes, tomando en cuenta siempre los
aprendizajes esperados, pues son los propósitos específicos que cada uno de nosotros
queremos alcanzar con nuestros alumnos. Estos propósitos tienen que ir relacionados
con las formas de aprender que llevamos a cabo en nuestro proceso educativo: saber,
saber ser y saber hacer. Los aprendizajes esperados pueden ser distintos, pero todos
llevan a un fin, pueden ser conocimientos teóricos, competencias, habilidades o formas
de pensar. Además, estos no necesariamente se tienen que alcanzar a desarrollar
totalmente en una sola sesión, algunos requieren de más tiempo, todo depende de la
complejidad del tema o de la calidad del aprendizaje de los alumnos.

Otra de las cosas y de suma importancia que también se deben tomar en cuenta en la
planeación, son las condiciones de vida de nuestros estudiantes, su entorno. Debemos
contextualizar nuestra planeación para que así lejos de transmitir conocimientos
aislados de la realidad, realicemos tareas relevantes, interesantes e innovadoras.
Cargadas de conocimiento significativo para ellos. Cuando menciono contextualizar
nuestra planeación, debemos considerarlo en todos los aspectos, desde determinar
qué actividades voy a llevar a cabo en clase y cuales voy a descartar, así como
también en la selección de nuestro material didáctico. No podemos ser incongruentes
en este aspecto, solicitar material que les sea difícil o imposible de adquirir, aparte de
no mostrar empatía con nuestros estudiantes generamos estrés y preocupación en
ellos, haciendo ver la escuela como una parte complicada en su vida. El material
didáctico que usemos debe ser interesante, fácil de adquirir y que genere resultados
óptimos en los alumnos. Las actividades y el material didáctico al igual que los
aprendizajes esperados tienen que ser previamente seleccionados y adaptarlos al
entorno de nuestros educandos, para que el conocimiento adquirido logre ir más allá
del aula.

Si los programas de estudio son el documento rector en el que todos los profesores se
apoyan para organizar y orientar su trabajo pedagógico, ¿Por qué no logramos los
mismos resultados? Son varias las causas que dan respuesta a esta pregunta, una de
ellas es porque no todos aprendemos de la misma manera, ni a la misma velocidad,
para ello es importante saber como aprenden nuestros alumnos, existen diferentes
estilos de aprendizaje que en el proceso ellos desarrollan. Nosotros como
intermediarios debemos implementar diversas estrategias adecuadas a cada uno de
sus estilos para lograr en todos y no solo en algunos nuestro proposito. No basta con
tener el conocimiento y cumplir al pie de la letra con nuestro programa de estudio, hay
que tener la capacidad de lograr en todos nuestros alumnos el aprendizaje significativo.
Por ello tambien nuestra planeación debe ser flexible y estar expuesta a algunos
cambios, sobre todo cuando lo que habíamos planeado no nos está dando los
resultados que esperábamos, es entonces cuando nos vemos en la necesidad de
cambiar nuestras estrategias, con esto no quiero decir que seamos totalmente
improvisadores, si no que tengamos la habilidad de reconocer y corregir algo que no
está funcionando en el proceso, Todo esto lo vamos aprendiendo con la práctica y la
experiencia, pues yo creo que nuestra profesión no debe ser estática y rutinaria sino
más bien se tiene que adaptar al constante cambio y desarrollo. Un buen profesor
nunca deja de aprender.

La educación en estos tiempos ha evolucionado, el proceso de enseñanza hoy en día


ya no es solo transmitir conocimiento, en el que el profesor se vuelve el trasmisor y los
alumnos los receptores, los profesores tenemos que interactuar y no pensar que
tenemos el conocimiento total y verdadero. una correcta comunicación en el salón de
clases parte de saber transmitir información, pero también escuchar las necesidades y
los conocimientos previos que nuestros alumnos traen de su entorno, la interacción nos
es de gran utilidad para realizar la evaluación formativa, pues es donde nos damos
cuenta el ritmo de aprendizaje que nuestros alumnos llevan, conocemos sus dudas y
también nos sirve para saber cómo ellos asocian los conocimientos previos con el tema
que en el momento estamos viendo.

Otras de las metas que como profesor me he planteado es que nuestra aula se
convierta en un agradable espacio, donde todos nuestros jóvenes se sientan cómodos
y libres de expresar sus ideas, sin temor a ser señalados o callados, esto nos ayuda a
formar personas seguras y capaces de lograr una buena comunicación. Cuando
convertimos nuestro salón de clases en un lugar con las condiciones físicas, emotivas,
educativas y ubicadas en situaciones de aprendizaje, así como también si
establecemos lineamientos junto con ellos desde el inicio del ciclo escolar, estamos
asignando recursos que favorecerán un ambiente de aprendizaje adecuado, en el que
todos maestros y alumnos estaremos a gusto. Tenemos que ser selectivos y creativos
en el tipo de equipamiento, las estrategias didácticas y los materiales lúdicos que
vamos a utilizar, para garantizar un ambiente de aprendizaje agradable.

Para llegar a transformar nuestro salón de clases en un espacio óptimo para todos,
tenemos que tomar en cuenta sus intereses, capacidades y necesidades de
aprendizaje, nuestras propuestas deben ser tan amplias como la diversidad de dichas
características. Crear un ambiente de aprendizaje incluyente, para facilitar el
aprendizaje en nuestros jóvenes, hace referencia a metas comunes para disminuir y
superar todo tipo de exclusión, quitemos toda barrera que impida el aprendizaje y
facilitemos la participación de todos los estudiantes, sobre todos a aquellos estudiantes
vulnerables a la exclusión, porque ellos podrían ser los posibles desertores. Ser
inclusivo para mi significa dar la oportunidad a todos los estudiantes a participar sin
limitaciones, sin importar sus necesidades, su origen, sus capacidades, o su estado
socioeconómico, así como también proporcionarle todas aquellas herramientas
adecuadas a su entorno para que a través de las actividades realizadas se logren los
aprendizajes esperados. llevar a cabo la inclusión en nuestros en nuestro salón de
clases, nos permite ser profesores más humanistas, más empáticos y también nos
permite conocer su estado emocional, además hace que todas las actividades
realizadas en equipo sean menos complidas. para esperar que nuestros alumnos se
lleven bien entre ellos, hay que implementar orden, respeto, así como una convivencia
sana y pacífica, realizar actividades menos individualistas y más participativas que
ayuden siempre a mejorar las relaciones dentro del salón de clase.

En estos tiempos difíciles que estamos viviendo, es importante que los profesores en
colaboración de los padres de familia, hagamos uso de diversos instrumentos para
seguir promoviendo el aprendizaje significativo, esto implica que tengamos que cumplir
con diferentes metas, pero también y no menos importante conocer las condiciones
que muchos de nuestros alumnos viven, pues esto a veces les impide obtener las
herramientas necesarias para realizar sus tareas. Es aquí donde nosotros tenemos que
tener la empatía y buscar diferentes medios que puedan ayudar a involucrar a todos los
jóvenes a participar y ser tomados en cuenta. Tal vez nuestra labor puede ser exigente
y a veces agotadora, pero si tenemos bien planteados nuestros objetivos, los
resultados serán satisfactorios.

La evaluación es otro punto muy importante en nuestro proceso de enseñanza-


aprendizaje, esta debe ser continua y personalizada, su objetivo es conocer los
avances o las complicaciones que están teniendo cada uno de los estudiantes, para
que se realicen los cambios o reforzamientos oportunos si fueran necesarios, por lo
tanto, la evaluación es una herramienta de gran utilidad para tomar decisiones
pedagógicas y mejora el desempeño de los estudiantes. Es útil tanto para los maestros
como para los alumnos. Para nosotros para comprobar la eficacia de nuestros métodos
y estrategias utilizada en el desarrollo y para los alumnos sirve de motivación, pues
demuestra a través de una calificación, el reconocimiento a su esfuerzo realizado y los
obliga a ser mejores en sus materias de estudio, así como también a medir el grado de
su comprensión. La emisión de una calificación pues, si es importante porque nos
refleja el nivel de como mis métodos están funcionado hacia los alumnos, me muestra
también quienes son los que necesitan más apoyo en el tema y quienes están listos
para continuar avanzando. la calificación es el resultado de tomar en cuenta todos los
rubros que me sirvieron de apoyo para evaluar, estos deben ir relacionadas entre sí, y
considerados en nuestra planeación.

Uno de los aspectos importantes de la evaluación que tomo en cuenta en mi


planeación es realizar la observación continua y con apoyo a las listas de cotejo y
rubricas, obtengo información que me son de gran ayuda a la hora de realizar mis
practicas docentes.

En la evaluación distinguimos varias técnicas que se pueden utilizar de forma


complementaria, tales como la observación, exámenes, revisión de tareas o
entrevistas, por mencionar algunas. Dentro de la observación podemos mencionar los
instrumentos como las listas de control, que permiten registrar la frecuencia con que se
realizan determinadas tareas, aquí es importante observar la evolución de cada
estudiante, su actitud, su participación, su actitud con los demás, sus progresos en los
diferentes temas. esto permitirá detectar (si existiera) posibles problemas de
aprendizaje a tiempo y adoptar las medidas necesarias.

los exámenes son también técnicas complementarias que nos ayudaran al final de un
periodo conocer los avances de nuestros alumnos, existen varias formas de realizar
exámenes, pero el tipo de exámenes que llevo a la práctica son los siguientes:

los exámenes de respuesta abierta, donde planteo al alumno una cuestión y este la
desarrolla con total libertad de expresión.

Los exámenes de opción múltiple, donde hay preguntas e incisos con las respuestas
correctas, en la cual se tiene que elegir la correcta.

Y los exámenes de realización de esquemas, donde el alumno elabore mapas


conceptuales o mentales a través de una serie de elementos.

La secuencia didáctica es fundamental en nuestra planeación, pues es el orden que se


le da al desarrollo de la clase, para lograr los objetivo planteados, se supone que si
nosotros como profesores sabemos organizar estos componentes y los alumnos llevar
a cabo las actividades planteadas estaremos garantizando la comprensión, sin
embargo algunas secuencias nos alejan del cumplimiento de nuestros objetivos y es
ahí en donde uno como facilitadores e intermediarios del conocimiento tomamos la
decisión de darle mas relevancia a otros elementos de nuestra planeación, dichos
elementos ya han sido mencionados anteriormente. Como parte de la planeación, es
importante elegir la secuencia mas apropiada para generar los aprendizajes esperados,
la validez de esta siempre dependerá de nuestros contenidos, así como también de los
objetivos y el contexto donde se desarrollará.

Para finalizar quiero mencionar que la planeación didáctica nos permite ejercer un
control pedagógico didáctico, una evaluación critica, así como también permite ir
definiendo o corrigiendo la ruta pata lograr nuestros objetivos.

También podría gustarte