Está en la página 1de 7

Secuencia didáctica para la producción de

diferentes textos en situaciones escolares


cotidianas en los grados de transición a
segundo de las sedes Luis Alberto Rosales
y Republica de Panamá de la Institución
Educativa Técnico Industrial Multipropósito

Ana Rubelia Taborda Jiménez | Mónica Sánchez Ossa | Paula Andrea Meneses

pp. 398 - 404


L
eer y escribir son un derecho del estu- reconocer al estudiante como sujeto activo,
diante y una responsabilidad de la responsable de su propio conocimiento, al
escuela. Razón por la cual, las situacio- maestro como el guía, que acompaña este
nes de lectura y escritura que se desarrollen proceso de construcción de conocimiento y
en el aula de clase deben ser prácticas pode- quien valida la escuela como el espacio que
rosas que involucren los saberes previos de tienen los alumnos de convertirse en lectores
los estudiantes y lo ayuden a encontrar un y escritores activos, capaces de cuestionar su
sentido real a partir de sus propias vivencias. realidad e intervenir en ella, sintiéndose ciu-
dadanos activos, críticos y propositivos por
El docente debe ser guía que conduzca al medio de la lectura y la escritura.
estudiante a la reflexión, criticidad, y refor-
mulación del lenguaje y de las relaciones
sociales por medio del trabajo diario con tex- Experiencia
tos de circulación social en los que además de
Desde el año 2006 las autoras pertenecemos
atravesar diversas áreas del conocimiento, le
al grupo de estudio de autoformación docente
permita reconocerse como sujeto social cons-
de la institución en la que laboramos. Reco-
ciente de las realidades de su entorno.
nocemos este espacio como la oportunidad
Por lo tanto, el siguiente trabajo reconoce para compartir, aprender y confrontar nues-
la lectura y escritura como prácticas del len- tros saberes en la formación de niños y niñas-
1lectores y productores de textos. Integramos
guaje que no deben ser enseñadas aislada-
mente, ni en un periodo de tiempo determi- este grupo de autoformación conscientes de
nado de la formación académica del estu- la posibilidad de indagar, estudiar, cuestionar,
diante, ni mucho menos cuando ha adquirido reflexionar y modificar nuestras prácticas de
unas destrezas mecánicas - espaciales prees- aula y apropiarnos del marco que encierra la
tablecidas por el docente. pedagogía de proyectos, como propuesta de
integración curricular donde el lenguaje es el
Para ello, se presenta una experiencia eje transversal del aprendizaje.
pedagógica en donde se describe una secuen-
cia didáctica para la producción textual en la Este grupo de estudio surge a partir de la
que no se hace una separación rotunda de la crisis generada entre algunas maestras por
escritura, lectura y oralidad, sino, por el con- la comparación en espacios rutinarios esco-
trario, se generan espacios de construcción lares, de prácticas de aula opuestas desde lo
colectiva en la que se trabaja con textos de conceptual y didáctico, situaciones que eran
circulación social que promuevan placer y el evidenciadas en los diferentes procesos de
uso desde la necesidad del estudiante al tener evaluación institucional. Pertenecer al grupo
contacto con textos verdaderos y valiosos de estudio, además de motivarnos a cuestio-
mientras logran conseguir el dominio práctico nar el quehacer pedagógico, también nos ha
del sistema convencional del lenguaje escrito permitido trascender las reflexiones y evaluar
en situaciones reales. continuamente nuestras prácticas pedagó-

Así mismo, este trabajo evidencia el papel


1 En adelante se entenderá que cuando se hable de
político y social de las maestras autoras, al niños, se hace referencia a los niños y niñas.
ISSN 2145- 0366 | Revista Aletheia | Edición Especial 2013 | pp. 398 - 404

gicas y generar la discusión pedagógica con Por todo lo anterior, decidimos entonces
pares en otros contextos educativos a nivel proponer una secuencia didáctica cuyo obje-
nacional e internacional, permitiendo a partir tivo principal era promover la producción de
del abordaje del lenguaje, que se construyan diferentes textos en situaciones escolares
procesos de formación para la participación cotidianas en los grados de transición, pri-
ciudadana que conlleven a un futuro próximo mero y segundo de las sedes Luis Alberto
de cambio social, con personas comprometi- Rosales y República de Panamá de la Institu-
das en la transformación de su realidad social. ción Educativa Técnico Industrial Multipropó-
sito. Dicha secuencia, permitiría a los niños
De esta manera se nos hizo partícipes reconocerse como escritores y productores de
del curso “Renovación de la didáctica en el textos en situaciones cotidianas; a partir del
campo del lenguaje para los primeros gra- desarrollo de una secuencia de actividades
dos de escolaridad” del Ministerio de Educa- que los llevó a producir, comprender e inter-
ción Nacional en alianza con el CERLAC y con pretar diversos tipos de textos, con el fin de
EAFIT Interactiva llevada a cabo desde el mes hacer de la escuela, como lo plantea Lerner
de Julio de 2009 hasta Mayo de 2010. Dicha (2001) una comunidad de lectores que acu-
propuesta nos resultó interesante porque dan a los textos buscando respuesta a los pro-
apuntaba a la transformación de las prácti- blemas que necesitan resolver, es decir una
cas de enseñanza del lenguaje en los grados comunidad de escritores que produzcan sus
iniciales en escuelas del sector público. Pen- propios textos para dar a conocer sus ideas,
sando en nuestra institución educativa, su para informar, para protestar, para reclamar o
propuesta de pedagogía de proyectos y nues- para compartir con los demás una bella frase
tro interés de reflexión, práctica y transfor- o un buen escrito.
mación, nos llevó a considerar esta propuesta
de formación como una oportunidad más para Para lo anterior fue necesario planear
construir y aprender. 14 actividades enfocadas a promover en
los niños la escritura de textos con sen-
Durante el tiempo en que se desarrolló el tido en situaciones reales y significativas.
curso, se abordaron módulos en torno al len- Éstas se presentan de manera general, para
guaje oral y escrito, con sus respectivas acti- mayor detalle, remitirse al vínculo http://pro-
vidades y como producto final la elaboración ducciondediferentestextos2.blogspot.com.
de un proyecto didáctico de aula. El objetivo La secuencia inicia con la presentación de la
de estructurar, planear y desarrollar una pro- Institución Educativa Técnico Industrial Mul-
puesta de trabajo que apuntara a un cambio tipropósito y las sedes que la conforman por
de concepciones y de prácticas pedagógicas medio de fotografías y videos. Se puso de
en torno a la didáctica del lenguaje en los pri- manifiesto la intención de las maestras por
meros grados de escolaridad, fue un punto de conocer otros espacios, otros niños y otras
coincidencia con nuestros objetivos como pro- maestras porque a pesar de que es una sola
fesionales de la educación, siendo esta una institución, entre sedes se desconocen. Se
posibilidad de avanzar en la reflexión y en el presentó la propuesta de integración entre
proceso de mejoramiento de la enseñanza sedes, luego se registró en un cartel las ideas
del lenguaje. de los niños respecto a la forma como podría-

400
Secuencia didáctica para la producción de diferentes textos en situaciones escolares
cotidianas en los grados de transición a segundo de las sedes Luis Alber to Rosales y
Republica de Panamá de la Institución Educativa Técnico Industrial Multipropósito
Ana Rubelia Taborda Jiménez | Mónica Sánchez Ossa | Paula Andrea Meneses

mos lograr la integración y el texto que podría tes producciones textuales de cada subgrupo
elaborarse para dar inicio al acto comunica- para obtener un sólo texto o una producción
tivo. En este caso, decidieron que se podía colectiva, señalamos las marcas textuales
escribir una carta de invitación para el otro comunes en cada uno de ellos. Se hizo lectura
grupo en la que expresaban su interés por y relectura en voz alta de las producciones
realizar una fiesta de integración. para hacer algunas correcciones buscando
que los estudiantes con nuestra ayuda logra-
Los textos y la escuela ran organizar ideas, cambiar palabras, eva-
luar la coherencia del texto y se cumplió con
El proceso de selección del tipo textual per-
la intención comunicativa definida.
mitió evidenciar la relación que los niños han
tenido con diversos textos en la escuela de El valor de la reescritura
acuerdo a su nivel de escolaridad, producto
de sus interacciones socioculturales, y sus Posteriormente se dio inicio a la reescritura
propias hipótesis construidas en interacción del texto en colectivo, definiendo aspectos
cognitiva con el objeto. como el encargado de la escritura, los ins-
trumentos usados para la escritura (tipo de
Definición de la estructura textual papel, lápices). Se aprovechó esta activi-
dad para reflexionar sobre la reescritura y
En esta sesión se discutieron aspectos que sobre la posibilidad que esta práctica nos da
van más allá de la producción textual y que de mejorar los textos desde los aspectos de
permitieron reflexionar sobre el acto comu- contenido y forma antes de ser entregados
nicativo propiamente como -¿quién escribe? al destinatario.
¿Por qué? ¿Para qué? ¿A quién va dirigida?
¿Qué escribo? ¿Cómo lo escribo? y ¿Cómo lo
Preparando un obsequio
vamos a organizar? Durante la escritura del Como la propuesta de realizar una fiesta de
texto se aclararon algunos interrogantes que integración seguía en pie, se propuso a los
permitieron a los niños organizar la super- niños elaborar un detalle para obsequiar a
estructura con preguntas como: ¿Qué día es los visitantes, actividad que generó otro tipo
hoy? ¿Aquí escribo la fecha? ¿Aquí escribo de texto adecuado que lograra mencionar los
mi nombre? ¿Aquí escribo el mensaje? De materiales necesarios y explicar las instruc-
igual forma, con cada uno de los aspectos de ciones para la elaboración de una manualidad.
la superestructura y marca textual de esta
Todo listo para el encuentro La secuencia
clase de texto, se construyó una rejilla eva-
didáctica concluyó con el encuentro de los
luativa que sería utilizada en unas sesiones
tres grupos en una fiesta organizada y pla-
posteriores.
neada con los niños; para esta actividad se
Empieza la escritura concertaron responsabilidades que dieron
posibilidad a la construcción colectiva y coo-
El primer momento de la producción textual perativa permitiendo que los niños sintieran
les permitió a los niños comprobar sus hipó- que fue una actividad conjunta, que como
tesis frente a la escritura. Con el fin de con- tal fue pensada y diseñada y ahora se estaba
frontar los diferentes saberes y las diferen- realizando

Fundación Centro Internacional de Educación y Desarrollo Humano- CINDE 401


ISSN 2145- 0366 | Revista Aletheia | Edición Especial 2013 | pp. 398 - 404

Como bien se pudo notar en el desarrollo lectura y la escritura, fomentando una prác-
de la secuencia didáctica, nuestra intención tica educativa donde el protagonismo esté del
en el diseño, planificación y desarrollo de las lado del estudiante, ya que para que nuestros
actividades, tenía como fundamento prin- alumnos se enamoren de la lectura y la escri-
cipal resaltar la función social de los textos tura es importante que conozcan una diver-
escritos, haciendo que leer y escribir se con- sidad de textos y se les dé la oportunidad de
virtiera en actividades realmente sociales, elegir los de su interés.
demostrando que no es necesario postergar
la lectura y escritura de textos con sentido Respecto a la diversidad textual, coincidi-
hasta que los niños y niñas hayan superado la mos con Ana María Kaufman en su libro “La
incipiente habilidad de decodificar. Sino, por escuela y los textos” quien nos lleva a pensar
el contrario, promover que trabajen con tex- en lo importante que es que el niño no sólo
tos completos de circulación social desde el lea diferentes tipos de textos, sino que tam-
comienzo de su escolaridad, permitiendo con bién los escriba y realice críticas, propues-
esto que los niños y niñas se visualicen como tas y sugerencias. Para ello, nuestro papel
lectores y escritores incluso desde antes que como maestras es enseñar a los alumnos a
manejen el sistema escrito convencional. planificar los procesos de escritura, a revisar
y reescribir, si es necesario. “La familiariza-
De otro lado, uno de nuestros objetivos era ción con el material escrito no se limita a la
mostrar uno de los grandes desafíos que tiene etapa exploratoria. Si bien la escritura es una
la escuela actualmente para formar ciuda- construcción interna del niño, debe necesa-
danos críticos que propongan y argumenten riamente partir del contacto con variados
situaciones de cambio, para ello Delia Ler- soportes textuales frente a los cuales se plan-
ner en su texto Leer y Escribir en la escuela tee diversas problemáticas de complejidad
(2001; pp. 25, 29) nos habla del papel de la creciente.” (Aguilera, 2009). Además consi-
escuela proponiendo que ésta “debe incor- deramos que el contexto en el cual los niños
porar a todos sus alumnos a la cultura de lo reconocen las práctica de lectura y escritura
escrito, logrando que todos sus exalumnos de diversos textos debe ser significativo para
lleguen a ser miembros plenos de la comu- que la producción textual tenga sentido y
nidad de lectores y escritores, para que lle- real significado comunicativo, con relación a
guen a ser ciudadanos de la cultura escrita. esto Castedo, Mirta (1999) propone “...que
Si la escuela enseña a leer y escribir con el mientras se lee con un propósito auténtico se
único propósito de que los alumnos aprendan aprende a leer, porque los textos auténticos
a hacerlo, ellos no aprenderán a leer y escri- permiten a los chicos emplear sus saberes
bir para cumplir otras finalidades (esas que acerca del mundo y acerca de los textos para
la lectura y la escritura cumplen en la vida obtener significado.”
social); si la escuela abandona estos propó-
sitos didácticos y asume los de la práctica Esta experiencia nos permitió no solo con-
social, estará abandonando al mismo tiempo ceptualizar las prácticas pedagógicas que ya
su función enseñante.” Así pues, sabemos veníamos desarrollando en nuestras aulas
que la escuela como principal ambiente de sino que nos permitió dilucidar otros fines,
aprendizaje debe propiciar el interés hacia la incluso más ambiciosos, en la intención de

402
Secuencia didáctica para la producción de diferentes textos en situaciones escolares
cotidianas en los grados de transición a segundo de las sedes Luis Alber to Rosales y
Republica de Panamá de la Institución Educativa Técnico Industrial Multipropósito
Ana Rubelia Taborda Jiménez | Mónica Sánchez Ossa | Paula Andrea Meneses

aportar en la formación de personas que con tivo principal es lograr la mecanización de


una mirada diferente de su realidad a partir la relación fonética sonido/grafía. En estos
de su relación con los textos escritos, puedan métodos de enseñanza prima la orientación
ser hombres y mujeres con mayor conciencia fonética, en la que se busca que los niños y
de su rol en la sociedad en la cual se están niñas aprendan las letras y sus sonidos para
desarrollando, con la posibilidad de significar avanzar a las sílabas y luego a las palabras
su realidad de manera diferente, sujetos que que más adelante formarán frases que en la
no solo dejen pasar la cotidianidad sino que mayoría de los casos carecen de sentido real
se hagan responsables de esa cotidianidad, para el autor, además que terminan siendo
aportándole para una transformación social una práctica que responde a la necesidad
en búsqueda de un contexto más equitativo, de aprender algo que no se sabe y que poco
que favorezca las posibilidades de desarrollo apunta a la construcción a partir de saberes
a todos los que en el interactuamos. previos.

Desde estas prácticas, difícilmente, los


Reflexión pedagógica niños y niñas lograrán entender la compleji-
dad de la comunicación y los sentidos de la
Producción textual como escritura, como tampoco lograrán recono-
práctica sociocultural cerse como lectores y escritores, y mucho
menos, podrán construir las hipótesis de fun-
Para que nuestros alumnos lleguen a ser ciu- cionamiento del sistema lingüístico escrito
dadanos de la cultura escrita, es necesario convencional, llevándolos a ser en un futuro
preservar en la escuela el sentido social de los apáticos lectores y escritores.
las prácticas de lectura y escritura. Esta es
una de las premisas base de nuestra práctica Para Siro, A. (2008), “introducir la cul-
docente, las cuales a través de diversas acti- tura letrada desde los inicios de la educación
vidades de lectura y escritura, buscan contro- infantil no supone escolarizar la institución
lar que las situaciones que se le plantea a los sino crear condiciones para que las niñas y
los niños ejerzan las prácticas sociales de la
alumnos desde el comienzo de la escolaridad
lectura y la escritura.” Es, considerar que el
guarden estrecha relación con las situacio-
contexto en el cual los niños reconocen las
nes de lectura y escritura que van a enfrentar
prácticas de lectura y escritura de diversos
cotidianamente.
textos debe ser significativo para que la pro-
Al permitir que los niños y niñas trabajen ducción textual tenga sentido y real signifi-
cado comunicativo.
con textos completos de circulación social
desde el comienzo de su escolaridad, les Por lo tanto, actividades como escribir una
permitirle que se visualicen como lectores y carta, leer una receta, analizar una noticia del
escritores incluso desde antes que manejen periódico y escribir una nota, cobran sentido
el sistema escrito convencional. en la medida que el niño y la niña propician
una reflexión acerca de qué es lo que las
Situación contraria a lo que ocurre desde letras representan, cómo se articulan con la
una postura tradicional de la enseñanza de dimensión sonora del lenguaje, que tipos de
la lectura y la escritura, en la cual, el obje- discurso pueden utilizarse según las circuns-

Fundación Centro Internacional de Educación y Desarrollo Humano- CINDE 403


ISSN 2145- 0366 | Revista Aletheia | Edición Especial 2013 | pp. 398 - 404

tancias sociales y qué prácticas sociales están ofrece desde contextos significativos. Enton-
vinculadas con las distintas posibilidades del ces el actuar pedagógico debe estar conforme
lenguaje escrito. con los retos que demanda el estudiante
desde sus intereses y necesidades.
Así, se puede afirmar que es función y res-
ponsabilidad del maestro permitir que desde Por lo tanto reconocemos al maestro, no
los comienzos de la etapa escolar, los niños como un mero transmisor de conocimientos,
y niñas tengan contacto con las múltiples sino como, un sujeto de acción política que
formas del lenguaje escrito, y que aunque piensa críticamente sobre la realidad en que
no identifique las letras, debe acercarlo a su está inmerso, desarrollando acciones trans-
comprensión y producción desde un enfoque formadoras para el bienestar de la sociedad,
comunicativo real y significativo. y reconocemos al niño como sujeto social que
se interesa por su realidad, actúa cooperati-
vamente y reflexiona para comprender, inter-
Eje pedagógico
pretar y explicar el mundo desde la interac-
Tradicionalmente, la escuela y en especial ción con sus pares, con las personas adultas
el maestro han formado al niño desde una y con la cultura; asi que, concebimos a los
mirada mecánica, memorística y repetitiva, niños como sujetos con derecho a participar,
que no tiene en cuenta los propios procesos lo que conlleva a asumirlos desde temprana
e intereses; como si ellos aprendieran sólo edad como interlocutores válidos de la cul-
porque el maestro le enseña, concepciones tura por medio del uso del lenguaje, aspecto
que aún persisten en nuestras escuelas. que resulta fundamental para el desarrollo de
seres humanos autónomos, críticos y capa-
En contraposición a esta práctica tradicio- ces de tomar decisiones acertadas para bien
nal, los maestros, somos parte esencial de la de la vida de su comunidad y de la sociedad.
escuela, por tanto no debemos desconocer
el qué y el cómo aprenden los niños; desde En este sentido, la propuesta de la secuen-
su forma particular de ver el mundo, tan dis- cia, con toda su experiencia comunicativa y
tinta a la mirada del adulto. En este sentido, nuestra labor como profesionales de la edu-
implica un cambio en la práctica pedagógica, cación, reafirma que es el lenguaje una herra-
cambio que las autoras hemos asumido desde mienta para la vida.
la reflexión, práctica y transformación como
nuestros ejes del proceso de autoformación, Referencias
los cuales guían el quehacer en el aula, consi-
deradas éstas como un espacio integral donde Lerner, D. (2001). Leer y escribir en la escuela,
los niños y los maestros somos sujetos acti- lo real, lo posible y lo necesario. México:
vos y determinantes de los propios procesos Fondo de Cultura Económica.
de aprendizaje. Castedo, M.; Molinari, C. y Siro, A. I. (2003).
Memoria del diplomado en enseñanza de la
De esta manera, los procesos de ense-
lectura y la escritura en la Educación Inicial.
ñanza-aprendizaje y en marco de la peda-
México: Secretaría de Educación Pública/
gogía de proyectos con todo su enfoque de
pedagogía activa y constructivista validan Fondo de Cultura Económica.
las experiencias previas que aporta el niño a Kaufman, A.M. y Rodríguez, M.E. (1993) La
su propio aprendizaje y la enseñanza que se escuela y los textos. Buenos Aires, Santillana.

404