Está en la página 1de 11

Redacción para no escritores (tips para terminar tu tesis en tiempo

récord)

Todos somos diferentes, lo que sirve para unos no sirve para otros. Por eso
encontrarás muchos manuales para hacer cosas y dirás, "pero a mí no me
funciona", por tal razón, en este artículo te dejamos algunos consejos
generales de redacción que te permitirán escribir tu tesis, aunque no seas un
experto redactando textos.
Es cierto que algunas personas nacieron con la inteligencia lingüística que les
permite llevarse bien con la escritura, a este tipo de personas puede resultarles
más fácil escribir sus documentos; sin embargo, esto no quiere decir que los
demás no puedan redactar algún texto, solo que necesitan un poco más de
dedicación para lograrlo.
Escribir una tesis de grado puede parecer un suplicio, porque está relacionado
con trasnochos, regaños del asesor, miedo, frustración y ansiedad, y no es
para menos; hace poco realizamos un estudio donde encontramos resultados
impresionantes el nivel de estrés que puede generar este proceso en los
estudiantes y las consecuencias en su salud.
Es preciso decir que no existe un método único para construir un trabajo de
grado, esto depende del tema, del objetivo, de la metodología, etc. Pero
principalmente, depende del investigador; de su forma de trabajar, de su
constancia y compromiso, de su disponibilidad de tiempo y recursos, y de su
actitud frente a la tesis.

No obstante, existen estrategias en materia de escritura que pueden ser muy


útiles, incluso para construir la tesis, a saber:
1. Una vez hayas escogido el objetivo de investigación, construido tu
cronograma de actividades, y que tu tema de tesis haya sido aprobado en tu
facultad. Es necesario que separes ese gran objetivo en subobjetivos para que
sea más facil alcanzarlo. Según Henry Ford: "Cualquier meta, no importa lo
grande que sea,puede lograrse, si la partes en suficientes pedazos pequeños”.
2. Deja que las ideas fluyan, aunque sea en forma desordenada, eso sí,
anótalas donde puedas para que no las olvides. Eso que llaman "lluvia de
ideas" sí que funciona, y generalmente te lleva a grandes resultados. Luego de
tener una lista larga o pequeña de ideas, selecciona aquellas que consideres
de mayor relevancia para tu proyecto. Este consejo funciona bien, tanto para
elegir un tema para investigar, como para avanzar en la construcción del
documento final.
2. Ahora, toma la o las ideas escogidas y arguméntalas, esto quiere decir que
debes desarrollar cada idea lo más detallada posible, ¡ojo!, no se trata de
extenderte 100 páginas por cada idea, sino de tratar de dejar claro su
propósito. Apóyate en autores y teorías, en ejemplos prácticos y en tu propio
conocimiento, para que haya claridad sobre esta.
3. Una vez hagas lo anterior tendrás una gran cantidad de información sobre tu
tesis. ¡Ahora debes organizarla! Toma los subobjetivos y clasifica la
información de acuerdo a estos, de esta forma tendrás listo uno o varios
capítulos según tu necesidad (recuerda que para una tesis de pregrado, entre
tres y cuatro capítulos son suficientes, cada uno con una extensión de entre 15
y 20 páginas; salvo exigencias propias de la universidad). Este es el secreto de
los escritores y de las personas que construyen grandes proyectos; no debes
ceñirte a un orden establecido al inicio, porque en el proceso todo cambia.
Si bien debes tener en cuenta tu cronograma de actividades, esto no es una
camisa de fuerza, y te aseguro que siguiendo estos tres pasos lograrás más y
mejores resultados en cuanto al contenido de tesis.
Pero, ¿qué sucede si tu tesis es aplicada? Bien, aunque la tesis sea aplicada
siempre debe tener un componente teórico, así puedes utilizar los consejos
anteriores para dicho componente. Y en cuanto a lo práctico, lo más
recomendable es:
1. Diseñar una jornada de trabajo para desarrollar la parte práctica, a través de
la cual apliques tu instrumento de recolección de información o realices la
intervención necesaria, es muy importante que todo el proceso quede
documentado y con las fechas en las cuales se llevó a cabo. Esto te permitirá
llevar un control.
2. Como ya tienes avanzado tu documento en cuanto a la parte teórica,
encuentra un buen lugar en este para incluir la parte práctica; al igual que en la
primera, redacta de la manera que consideres más fácil y luego cambia de
lugar, elimina o amplía lo que te parezca necesario.
Antes de terminar, te dejamos algunos consejos prácticos para que los apliques
a la hora de escribir tu documento final de tesis:
1. No incluyas ideas de otros autores de manera textual sin mencionarlo en tu
texto. Aunque no lo hagas de manera profesional, con dejar un link o su
nombre basta para que al final tú o el corrector de estilo construyan esta cita de
acuerdo al formato APA, Vancouver u otro.
2. Para tener un texto organizado, es necesario enumerar las ideas,
explicaciones o afirmaciones sobre X o Y tema, para eso te aconsejamos lo
siguiente: si es en un mismo párrafo y son palabras o frases muy cortas, hazlo
con comas; si son frases medianamente largas que están separadas con
comas de manera interna, usa punto y coma; si estas frases son cortas pero
deben llevar un orden en específico, usa numeraciones dentro del párrafo
(a,b,c... 1,2,3...); si son párrafos (tres o más líneas) sepáralos del texto,
colócalos en bloque con un poco de sangría y utiliza viñetas, o bien
numeraciones de acuerdo a su clasificación.
3. Para evitar la redundancia, haz un checklist sobre los temas que debes
abordar a lo largo de todo el documento, y una vez vayas escribiendo sobre
ellos táchalos o bórralos de este; así evitarás hablar de lo mismo en varios
apartados de la tesis.
3. No te devuelvas a ver si lo que llevas está bien, porque puedes frustrarte.
Espera terminar tu argumentación y organizarla totalmente para releer, al
principio cuando escribimos muchas veces los párrafos no tienen sentido, pero
luego, incluimos una cita, colocamos un ejemplo, agregamos un conector y
¡eureka! tenemos un texto maravilloso y con calidad.
4. Cuando termines el proceso tendrás un documento final que necesita ser
revisado para corregir errores gramaticales, ortográficos y de coherencia; ante
esto, lo más recomendable es dejarlo en manos de un experto en corrección de
estilo. No estamos diciendo que no puedes cuidar de algunos detalles, pero, es
mejor concentrarte en el contenido, esto te hará ganar tiempo para las cosas
más importantes de tu tesis y además, disminuirá tu estrés.
No olvides descargar tu "Manual del tesista" para que logres avanzar de
manera más rápida en tu tesis. ¡Ánimo! Recuerda que puedes lograr todo lo
que te propongas; ahora necesitas dar el primer paso.
Para culminar de forma rápida y con alto rigor académico tu tesis necesitas leer
este práctico manual, el cual contiene los mejores consejos para lograrlo.  En él
se emplea una metodología basada en preguntas y respuestas, ejemplos
prácticos y códigos QR con información complementaria al contenido. 
 
Recuerda que aspectos como la aplicación de las Normas APA, Vancouver u
otra, y la corrección de estilo no deben ocupar tu mente mientras estés
desarrollando tu investigación. Entre más enfocado estés, mejores resultados
verás.
Guía rápida para terminar la tesis antes de que finalice el 2020
Actualizado: oct 26
Escrito por: JHRP

Estamos en el último trimestre del año, en este momento empieza la presión


acerca de si cumpliremos o no con las metas que nos trazamos para este año:
¿Hice ejercicio?, ¿me alimenté mejor?, ¿le dediqué más tiempo a mi familia?,
¿empecé con el proyecto que quería? Y la pregunta que no puede faltar:
¿Terminaré mi tesis?

Sabemos que por la pandemia muchos aspectos de nuestra vida quedaron en


stop por varios meses, pero, esto no quiere decir que debamos dar este año
por perdido en nuestra vida, "ya lo que fue, fue", "ya este año se fue así", "el
2021 será mejor"...
No es correcto expresarte de esa forma, todavía quedan cerca de 80 días para
apretar el acelerador y cumplir con tus planes, sabemos que hay algunos que
no podrás lograr, pero te aseguramos que la tesis es una de esas metas que
puedes cumplir sin ninguna dificultad.

Por eso, hemos creado esta guía rápida, para ti que piensas correr a terminar
tu tesis y necesitas consejos prácticos y fáciles tanto de entender como de
aplicar.

La idea es que una vez la leas, empieces a aplicarla; no olvides enviarnos un


mensaje el 31 de diciembre para confirmarnos la gran noticia de que terminaste
tu tesis.

Guía rápida para terminar la tesis


23 pasos para lograrlo antes de que finalice el 2020

I. Antes de empezar

Es importante desde el principio saber qué vas a investigar (tema), a dónde


quieres llegar (objetivo), qué buscas resolver (problema) y cómo lo harás
(metodología).

1. Selecciona el tema, recuerda debe ser un tema que te guste y sobre el cual
sepas ¡no escribas o investigues sobre algo que no conoces!
2. Escribe el objetivo, traza un objetivo alcanzable y realista según los recursos
con los que cuentas actualmente, cuánto tiempo tienes, cuánta información
puedes conseguir.
3. Plantea el problema y escoge uno solo, recuerda crear tu pregunta a través
del objetivo, solo debes convertir en un interrogante el objetivo, no escribas
preguntas con respuesta cerrada, es decir, una pregunta donde la respuesta
sea sí o no, debes escoger una pregunta con respuesta abierta, por ejemplo:
¿el covid-19 afectó a los trabajadores de Lima? (no), ¿de qué forma el covid-19
afectó a los trabajadores de Lima?
4. Define la metodología: recuerda seleccionar un método que conozcas y que
no te ocupe mucho tiempo, la idea es terminar rápido tu tesis, este no es el
momento para aprender un método científico y aplicarlo en tu tesis, es el
momento de utilizar bien las herramientas y los conocimientos con los que
cuentas, si sabes cómo analiza unar encuesta no busques hacer una
entrevista, si sabes de econometría, no intentes hacer un estudio cualitativo.

También, debes prepararte mentalmente para luchar por cumplir con tu


propósito:
5. Antes de empezar a escribir mentalízate, el momento es ahora; visualiza tu
tesis terminada.
6. Posterga algo, incluso entrega el dinero a otra persona y di "hasta que no
termine la tesis no voy a comprar tal cosa que quiero tanto o no haré tal viaje",
así cuando quieras rendirte, recordarás que si no continúas no obtendrás
aquello que tanto quieres.
7. Comprométete en público, cuéntale a tus amigos y familiares lo que estás
haciendo, ellos te servirán de apoyo, es posible que incluso te ayuden con algo
si está entre sus posibilidades, además funcionarán como accountability
partner, pues seguro te preguntarán cómo vas, y no querrás quedar mal con
ellos, y lo más importante, no tratarán de distraerte de tu objetivo, pues
entenderán que en estos días que siguen, estarás dedicado a un único
propósito: terminar tu tesis.

Además, organízate

8. Divide tu objetivo en pequeñas metas, la meta diaria de páginas es


excelente, dos o tres por día, si no la cumples un día, la repones al siguiente.
No conviertas 1 error en 2.
9. Construye una lista de temas de los cuales tienes que hablar en tu tesis, de
manera que los vayas marcando a medida que los incluyas, así evitas dos
cosas: 1. Omitir aspectos relevantes del estudio y 2. Repetir constantemente lo
mismo a lo largo del documento.

Y revisa el estado del arte

10. Revisar el estado del arte es un punto que no puedes olvidar, antes de
sentarte a escribir investiga qué tanta información hay sobre el tema en
cuestión, qué tantas investigaciones se han hecho sobre el tema, a qué
resultados han llegado y qué teorías y normas respaldan la temática; no olvides
tomar nota de todo lo que encuentres, pues con esto podrás construir otros
apartados en la tesis como el marco teórico, los antecedentes, la discusión,
entre otros.

II. Cuándo estés escribiendo

Sobre los capítulos


11. Redacta las preliminares de tu tesis, esto lo puedes hacer en poco tiempo y
te ayudará a nutrir el documento final, en este artículo te enseñamos a hacer
cada una de ellas de forma sencilla.
12. Continúa con el marco referencial y todos los marcos que hacen parte de
este, teórico, legal, conceptual sigue nuestros consejos y luego construye la
metodología así.
13. Cuando llegues a los resultados, no incluyas todo el material que tengas,
solo agrega lo más relevante, esto es, lo que te ayude a dar cumplimiento a los
objetivos y a responder la pregunta de investigación; utiliza figuras y tablas en
caso de que tu investigación sea cuantitativa, esto te permitirá organizar los
datos y presentarlos y analizarlos de forma entendible.
14. Utiliza los anexos, no llenes el contenido de tu tesis con información poco
relevante para la lectura del tema, por ejemplo, la transcripción de entrevistas
completas, los cuestionarios aplicados, todas las pruebas de hipótesis
realizadas, etc.
15. En las conclusiones y recomendaciones aplica estos consejos.

Aspectos de estilo

16. Escribe en tercera persona, redacta en pasado, evita los términos


coloquiales y no hagas afirmaciones o llegues a conclusiones sin sustento, no
especules, todo lo que afirmes en tu tesis debe estar sustentado en tu
investigación, ya sea en la revisión bibliográfica o en los resultados obtenidos
del estudio.
17. Haz resúmenes al principio o al final de una sección o capítulo: "en este
capítulo se describe..."
18. Haz referencia hacia atrás o hacia adelante en tu tesis: "como se mencionó
en el capítulo 2..."
19. Cita todo texto que no sea de tu autoría y que escribas en tu tesis, esto te
ayudará a no tener problemas de plagio involuntario.
20. Prefiere el parafraseo antes de las citas textuales, esto es, toma la idea del
autor, interprétala e inclúyela en tu tesis con tus propias palabras y cita al autor,
no hagas copy + past.
21. Siempre que incluyas una cita textual, añade un comentario propio antes o
después de cada cita.

III. Cuando hayas terminado

Al momento de presentarlo

22. Contrata a un corrector de estilo para que revise los aspectos de forma,
haga una revisión de plagio involuntario, construya las citas y referencias, y
aplique el formato que solicitan en tu universidad, además, para que limpie el
documento de errores ortográficos y gramaticales que pueden representar
problemas a la hora de presentar el documento; pues, es uno de los elementos
que evalúan los asesores y jurados y que define la aprobación o no de tu tesis.
Mira este ejemplo.

En espera de respuestas

23. Si tu asesor no te responde el correo, llámalo, si no te contesta las


llamadas, ve a su oficina, si no te atiende, cuéntaselo a la persona encargada
en tu universidad para que te asignen otro asesor, es tu tesis, no dejes que su
terminación se vea aplazada por temas como la demora en responder del
asesor.

Recuerda: ¡El momento es ahora!

No dejes esta meta atrasada, que el 2020 sea el año en el que terminas tu tesis
y punto, no utilices un quizá, un de pronto, un ahí veremos, debes afirmarlo y
comprometerte con ello.

Así, podrás celebrar como se debe en Año Nuevo, y dirás: "Año Nuevo, meta
nueva".

Tips básicos sobre la metodología de tu tesis

¿Cómo desarrollar cualquier tipo de actividad? Es una de las preguntas más


relevantes a la hora de iniciar con algún nuevo proceso, debido principalmente
a que de esta depende la forma en que se llevarán a cabo las diversas tareas,
así como los recursos necesarios y los pasos a seguir en el proyecto.
La tesis no es la excepción, una de las etapas más importantes en su
desarrollo es la definición de la Metodología o del Marco Metodológico, si bien
en algunas ocasiones este paso les resulta sencillo a los tesistas, en la mayoría
de ocasiones puede ser una de las partes más difíciles de construir, dado que
no se conoce correctamente su papel dentro de la tesis.
Lo importante es no iniciar con la construcción de la metodología sin antes
despejar todas las dudas que tengas al respecto.

Tal vez quieres saber: ¿Por qué es importante la metodología en tu tesis?


Bien, la metodología se constituye como el conjunto de pautas que deben
seguirse para llevar a cabo una investigación en cualquier campo de estudio.
Su relevancia radica en que a través de ella se traza la hoja de ruta a seguir, la
cual le sirve al investigador para lograr cumplir los objetivos propuestos, así
como para darle solución al problema encontrado o probar las hipótesis
trazadas al inicio.
De igual forma, esta hoja de ruta logra describirle al lector de tu tesis la forma
en que se desarrolló el estudio para que este logre entenderlo a cabalidad.

Ahora que conoces la importancia de la metodología, quizá te interese saber


qué partes debe contener está dentro de la tesis. En primer lugar, debes tener
presente que la Metodología es un apartado que varía de acuerdo al tema, los
objetivos, la hipótesis o el problema; sin embargo, su estructura es
generalmente similar independientemente del campo de estudio.
Aunque no existe una regla general, a lo largo de nuestra experiencia
profesional y teniendo en cuenta los postulados de investigadores como Bernal
(2010), Hernández, Fernández, & Baptista (2006) y Cerda (2000); es posible
afirmar que las partes principales que debe contener una metodología de
investigación son las siguientes:
Tipo de investigación. Corresponde a las etapas que se seguirán para
encontrar la mejor solución al problema planteado, para verificar las hipótesis
trazadas o para darle cumplimiento a los objetivos. Existen diversos tipos de
investigación, por eso te brindamos unos prácticos consejos para encontrar el
tuyo.
Enfoque de investigación. Se relaciona con el método a través del cual se
obtiene o recolecta la información para realizar el estudio, ya sea en forma de
cifras o texto. Puede ser cuantitativo, cualitativo o mixto.
Fuentes de investigación. Corresponden a diferentes tipos de recursos de los
cuales se puede obtener la información relevante para el estudio. Estas pueden
ser de dos tipos.
Fuentes primarias: están compuestas por la información que tú como
investigador vas a capturar directamente del objeto o sujeto de investigación.
Ejemplo: encuestas o entrevistas directamente con el sujeto de estudio y
observación directa al objeto de estudio.
Fuentes secundarias: están compuestas por la información información que
encuentras en documentos ya sean digitales o físicos, en portales web, etc. No
se captura directamente del objeto o sujeto de estudio, sino que se toma
aquella que ya fue capturada, elaborada e incluso analizada en estudios
anteriores. Ejemplo: bases de datos, revistas científicas, libros, portales
estadísticos, entre otros.
Población y muestra. La población está representada por todos aquellos
sujetos que son susceptibles de ser investigados en tu estudio y la muestra por
su parte representa esa porción de la población que tomarás como referente en
tu estudio para ser analizada.
Técnicas de recolección y análisis de información. Las técnicas de
recolección de información tienen que ver con la forma en que se obtiene la
información pertinente para el estudio. Mientras que las técnicas de análisis de
información tienen que ver con los métodos a través de los cuales se analiza.
Instrumentos de recolección de información. Son las herramientas que
utiliza el investigador para capturar la información. Ejemplo: encuestas y
entrevistas.
Procedimiento. Es una parte importante de la metodología, pues allí se
definen uno a uno los pasos que se seguirán para desarrollar la investigación;
de ahí la necesidad de incluirlo. Cabe mencionar que estos pasos van de la
mano con los objetivos trazados, pues el cumplimiento de cada objetivo
depende de las acciones que se sigan para lograrlo.