Está en la página 1de 17

SESIÓN N°2:

CASO DE UNA SITUACIÓN DONDE SE PRESENTA LAS CARACTERÍSTICAS


DE LA EDUCACIÓN SOCIOCULTURAL

“EDUCACIÓN SOCIOCULTURAL, COSTUMBRES Y TRADICIONES EN EL


PUEBLO DE MOCHE”

I. INTRODUCCIÓN………………………………………………………………………. 3

II. ARGUMENTACIÓN…………………………………………………….………....5

II.1. Tradición como pauta de la relación social………………………………….


……………………….………………….………5

II.2. La educación sociocultural actual del pueblo de


Moche…………………………

II.3. Características de una educación sociocultural de los pobladores de


Moche……………………………………………………………………………………

II.4. Las organizaciones sociales como apoyo en el proceso de educación


sociocultural ……………………………………………………………………………

III. CONCLUSIONES………………………………………………………………..…9

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS…………………………...………………..10

1
SESIÓN N°4: EDUCACIÓN SOCIOCULTURAL, COSTUMBRES Y
TRADICIONES EN EL PUEBLO DE MOCHE

I. INTRODUCCIÓN

Los seres humanos creamos cultura. Nuestras formas de pensar, de sentir y de actuar, la
lengua que hablamos, nuestras creencias, la comida y el arte, son algunas expresiones de
nuestra cultura. Este conjunto de saberes y experiencias se transmite de generación en
generación por diferentes medios. Los niños aprenden de los adultos y los adultos de los
ancianos. Aprenden de lo que oyen y de lo que leen; aprenden también de lo que ven y
experimentan por sí mismos en la convivencia cotidiana. Así se heredan las tradiciones, lo
cual es una de las características de la educación sociocultural.

Mediante la transmisión de sus costumbres y tradiciones, un grupo social intenta asegurar


que las generaciones jóvenes den continuidad a los conocimientos, valores e intereses que
los distinguen como comunidad y los hace diferentes a otros. Conservar las tradiciones de
una comunidad o de un país significa practicar las costumbres, hábitos, formas de ser y
modos de comportamiento de las personas.

El pueblo Moche posee gran atractivo turístico que se destacan por su cultura antigua,
creencias, festividades y tradiciones, motivo por el cual es un destino turístico y cultural
muy apreciado por visitantes extranjeros, por lo que se da el aprendizaje de nuevas culturas
urbanas y extranjeras.

2
Actualmente podemos notar en los pobladores de Moche que se sienten muy motivados
por seguir con las tradiciones y costumbres, por lo tanto participan en las festividades y
tradiciones del pueblo, generando en ello un hito en la historia de su pueblo, debido a que
poco a poco los jóvenes adoptan por continuar las tradiciones y costumbres.

Por ello se busca de alguna manera dar a conocer las características socioculturales del
pueblo Moche al conservar con las tradiciones de una comunidad, practicando las
costumbres, hábitos, formas de ser y modos de comportamiento de las personas.

OBJETIVOS:
 Desarrollar las competencias de las diversas áreas académicas y transversales en los
estudiantes de Moche, pero en coherencia con la demanda del contexto
sociocultural.
 Fortalecer la identidad cultural de los ciudadanos de Moche para mejorar la
autoestima de los mismos, mediante la revaloración y difusión de las
manifestaciones culturales que las realizan las instituciones educativas.
 Promover el desarrollo socio-económico y político del Moche con el trabajo
coordinado de las Instituciones Educativas con el resto las instituciones
gubernamentales y no gubernamentales.
 Celebrar ceremonias o festividades que celebra el pueblo mochero con
participación de las instituciones educativas y comunidad de moche
organizadamente.

FUNDAMENTACIÓN
Uno de los retos de las instituciones educativas de hoy es promover y practicar una
educación sociocultural, con el fin de dar participación a los miembros de la comunidad en
aras de mejorar sus condiciones de vida. En tal sentido toda institución educativa debe
tener en cuenta las manifestaciones sociales y culturales de su entorno, como son sus
festividades, platos típicos, restos arqueológicos, danzas entre otros las mismas que nos
van a servir a nosotros como docentes en nuestra programación curricular para el logro de
aprendizajes significativos y desarrollar las competencias de las diversas áreas académicas
así como los ejes transversales en los estudiantes en coherencia con las demandas
comunidad y en proyección al mundo globalizado. Todo esto con la finalidad de lograr el

3
desarrollo personal del estudiante y de su comunidad en la dimensión social, tal como lo
manifiesta Viche (2009).

En el presente trabajo académico que se está desarrollando se pretende reconocer que a


través de la educación sociocultural se difundan las diferentes manifestaciones culturales
para que el ciudadano valore y preserve su identidad local, regional y nacional. Por esta
razón, las instituciones educativas deben involucrarse en la formulación de proyectos
donde participen también las instituciones de la comunidad, tales como: la Municipalidad,
Comisaría, hermandades, iglesia, Asociación de Comité de Regantes, juntas vecinales,
clubes de madres, deportivos entre otros, para rescatar, valorar y difundir las riquezas
culturales y repercutan en su desarrollo socioeconómico y político, en el marco de la
construcción de una sociedad justa, solidaria, pacífica, democrática y equitativa.

II. ARGUMENTACIÓN
Para realizar la contextualización consideramos importante destacar las características de
nuestro entorno y uno de ellos es el nivel sociocultural, al cual se puede considerarlo
como superior, medio o bajo, dependiendo de la formación que reciben los estudiantes
en sus hogares, sin embargo en la actualidad se observa de todo, padres con ingresos
económicos altos, los hijos no quieren estudiar, por el contrario padres con ingresos
económicos bajos, los hijos desean estudiar y muchas veces no tienen y se las buscan
para lograr la superación personal. Algunos jóvenes que dejan los estudios por dedicarse
a otras actividades como el campo, comerciantes, etc o se hacen de familia a muy
temprana edad, lo cual se les hace necesario conseguir un trabajo para tener sus alimentos
para el día.

Se observa en la actualidad jóvenes con escasos intereses por superación, que se dedican
a realizar actividades de vida social, es decir sus tiempos lo invierten en el celular, laptop,
televisión, deporte o incluso a “no hacer nada”, en los hogares en donde los padres salen
desde muy temprano y regresan a casa promediando las 6 de la tarde se da el mayor
porcentaje de abandono y fracaso escolar. En general los estudiantes al incorporarse a sus
estudios no tienen clara sus expectativas de futuro y en algunos casos, no muestran
motivación por el aprendizaje, motivo por el cual se hace necesaria el apoyo de los
profesores de brindar una actitud cálida, próxima y cordial, que facilite la comunicación
con los estudiantes y orientarnos en la planificación de su futuro.

4
Teniendo en cuenta todo lo dicho líneas arriba se hace necesario intentar potenciar el
interés por la lectura, por la superación y por direccionar su futuro hacia algo
emprendedor y digno para que en un futuro no muy lejano deje huella es esta vida.

Con este comentario podemos decir que el nivel social y cultural pertenecientes a las
familias de nuestro entorno es heterogéneo, al igual que la población que lo constituye,
pero que está en nuestras manos como docentes brindar el apoyo a nuestros estudiantes

Según el Enfoque sociocultural de Vigotsky considera al individuo como el resultado del


proceso histórico y social donde el lenguaje desempeña un papel importante y que el
conocimiento es un proceso de interacción entre el sujeto y el medio entendido social y
culturalmente, no solamente físico, de este enfoque podemos decir entonces que para que
un aprendizaje sea significativo se va a dar en la medida que exista una relación entre el
sujeto, la sociedad y su cultura.

Por todo lo expuesto podemos decir que el docente para poder llevar a cabo una
educación sociocultural en sus estudiantes debe tener ciertas características las cuales
en la actualidad no son ajenas a nuestros queridos colegas pero que sí son necesarias
recordarlas para tenerlas en cuenta siempre: Ser una persona dinámica, entusiasta y
comprometida con su trabaja, abierta a las relaciones interpersonales y sociales, trabaja
a través de la dinámica grupal. Es investigador activo, abierto al desarrollo comunitario
y cambio social. Tiene equilibrio y madurez psíquica, flexibilidad mental y emocional
para analizar los posibles conflictos grupales. Es tolerante y manifiesta disponibilidad
para escuchar y atender a los demás. Tiene capacidad de análisis y ejerce la crítica con
espíritu constructivo. Es optimista y se resiste al desaliento. Usa el buen sentido del
humor, jamás ridiculiza a nadie. Como todos tiene defectos y fallos y los asume con
actitud autocrítica. Sabe, también, cuando su labor ha terminado y debe dejar paso a la
comunidad.

También podemos citar a Martínez, M. (1999), quien nos comenta que desde el punto
de vista del enfoque sociocultural los procesos psicológicos son concebidos como el
resultado de la interacción mutua entre el individuo y la cultura. En este proceso de
desarrollo la clave del funcionamiento psicológico está en la construcción de
significados, concretamente, en los significados que le atribuimos a los objetos, a las
palabras y a las acciones de los demás. También se considera que la elaboración
individual de los significados es parte de una construcción activa y social del

5
conocimiento que compartimos con los demás miembros de nuestro contexto social y
cultural en el que nos desenvolvemos.

Este proceso de llegar a conocer el significado de las cosas se genera en las relaciones
que establecemos con otros agentes sociales, como en la intervención deliberada de los
adultos en el aprendizaje de los niños, y ocurre a través de una mediación que es
eminentemente semiótica. En otras palabras, es en los procesos de instrucción donde se
ponen en juego interacciones -principalmente lingüísticas- entre adultos, niños y sus
compañeros, y se generan funciones psicológicas de orden superior; de ahí su carácter
social e interactivo.

En resumen podemos decir que los responsables de brindar una Educación


Sociocultural son: los padres en casa, los docentes en la escuela y la comunidad en su
conjunto.

Las personas somos por naturaleza seres sociales que debemos relacionarnos e
informarnos de lo que sucede y hay en nuestro alrededor es por ello que ahora
tomaremos el punto del distrito de Moche en donde detallaremos la riqueza que existe
en su comunidad, escuela y familias para lograr una educación sociocultural.

II.1. Tradición como pauta de la relación social


Describir la relación social afectiva como un nudo fácil de soltar, tiene como
referente la estabilidad y durabilidad del pasado. Las pautas básicas de
comportamiento concebidas para toda la vida, tienen su origen en la tradición.

Las normas, valores y creencias compartidas configuran la identidad colectiva, saber


quiénes somos, posible que perdure el legado de los antepasados en el presente. La
tradición para Hobsbawn y Ranger (1983), tiene el fin de inculcar determinados
valores o normas de comportamiento por medio de la repetición, lo que implica
continuidad con el pasado.

En el pueblo de Moche la comunidad tiene como tradición preparar la sopa más


famosa del norte del Perú, la sopa teóloga, tradicional manjar de Semana Santa. La
sopa teóloga consiste en pan cocinado en sustancia de pavo, aderezo especial con
azafrán, salchicha colorada, almendras, garbanzos, rosca como adorno, la presa de
pavo encebollado y tomatillos del campo”.

6
La sopa teóloga fue declarada como plato típico de Moche por el Instituto Regional
de Cultura y el Gobierno Regional de La Libertad en el 2008. Tantos premios para
una sopa santa gracias a las manos mocheras con platos bien servidos y acompañados
de la bebida del inca.

La tradición tiene implícito el comunitarismo, no hay un individuo atomizado, sino


que hay individuos en colectivo, es decir, se elimina la diferenciación jerarquizante,
se establecen compromisos en colectivo y relaciones en lazos comunes. En la
comunidad se persiguen objetivos en común, hay una misma historia compartida, así
como tradiciones y costumbres que llevan a reconocer una cultura compartida. Es así
que en la comunidad de Moche los pobladores tienen diferentes hábitos y
costumbres propios de una educación impartida por sus antepasados. Por ejemplo:
 Hábitos: Pertenecer a diferentes hermandades, preparar la chicha de jora para
festividades
 Costumbres: Corte de pelo, compadrazo, preparación de la sopa teóloga en
semana santa, marinera mochera, curanderismo, pesca artesanal, celebración de
festividades religiosas, entierros con banda de músicos, curación con remedios
naturales, curiosos o hueseros, etc.
 Costumbres y tradiciones del pueblo Moche:
 Pertenecer a Hermandades de las Festividades religiosas: Realizan reuniones
permanentes con actitud de fervor.
 Participar en las Ceremonias y festividades
Cuadro: Festividades Religiosas Distrito de Moche
FESTIVIDADES
LOCALIZACIÓN FECHA
RELIGIOSAS
La Epifanía/Pascua de
Moche 6 de enero
Reyes
San José Las Delicias 19 de marzo
Semana Santa Moche Marzo-abril movible
Fiesta de la Cruces Campiña 3 de mayo
Cruz del Mar Las Delicias 3 de mayo
Virgen María Moche 12 de mayo
San Isidro Campiña 15 de mayo
Corpus Christie Moche 23 de mayo
San Antonio Moche 13 de junio
Cruz Cerro Grande Miramar 24 de junio
San Juan Bautista Miramar 24 de junio
San Pedro Las Delicias 29 de junio
Corazón de Jesús Moche 30 de junio

7
Virgen del Carmen Moche 16 de julio
Cruz de Motupe Las Delicias 5 de agosto
Santa Rosa Moche 30 de agosto
Señor del Calvario Moche 14 de setiembre
Virgen de La Merced Moche 24 de setiembre
San Francisco Moche 4 de octubre
Virgen de Fátima Moche 14 de octubre
San Judas Tadeo Moche 28 de octubre
Señor de la Misericordia Moche 31 de octubre
Todos los difuntos Moche 1 de noviembre
Todos los Santos Moche 2 de noviembre
San Martín de Porres Moche 3 de noviembre
Santa Cecilia Moche 22 de noviembre
Santa Lucia Moche 13 de diciembre
Virgen de la Puerta Moche 15 de diciembre
Navidad Moche 25 de diciembre

II.2. La educación sociocultural actual del pueblo de Moche


Hombres y mujeres son estructuralmente sociales, de ahí que la educación tenga este
mismo carácter, no es posible la vida fuera de la comunidad; Savater (2008) sostiene
el argumento que la convivencia armónica es el germen de los procesos de
humanización. La búsqueda de formas democráticas de vivir es una tarea de la
educación, para hacer posible la utopía de formar verdaderos humanos.

La tarea de formar personas plenas comienza, según Ortega (1999) con enseñar a ser
y a convivir. Aprendemos a vivir en comunidad a partir de la cultura que
compartimos (Savater, 2008), de procesos intersubjetivos que permita el encuentro
entre semejantes.

La cultura es un patrimonio de los grupos humanos, es el cúmulo de saberes,


símbolos, valores, creencias, etc., que van configurando el sentido de la vida social y
personal porque es aquello que se debe saber, el cómo hacer, en qué creer y cómo
vivir para la cohesión social (Morin, 2003). Este conjunto de saberes, técnicas y
creencias es heredado y transformado en el devenir histórico, Morin afirma que cada
persona y grupo generacional se apropia de la cultura, de ahí que se trasforma en el
tiempo y el espacio y, en este marco se dan los procesos de intervención educativa.

La educación sociocultural tiene el objetivo de trabajar por el desarrollo integral de la


persona y de la comunidad, ayudar a procesos de cambio, reflexión y búsqueda de

8
caminos para la interacción social, cooperación, vínculos y afinidades para la
democratización de los espacios cotidianos.

Las I.E forman parte de la comunidad y ante ello participan en las actividades que se
desarrollan, demostrando responsabilidad y actitud de apego por lo propio de su
pueblo, danzan al ritmo de los bombos de los negritos, así como sus bandas de
músicos.

II.3. Características de una Educación sociocultural de los pobladores de Moche

En el distrito de Moche se han desarrollado ocupaciones sucesivas desde tiempos


muy remotos. De esta rica secuencia cultural (Cupisnique, Salinar, Gallinazo,
Moche, Chimú,) los mocheros han recibido destrezas y habilidades legadas por un
pasado milenario, les permite la producción de artesanías, gastronomía, prácticas
agrícolas, redes y vínculos sociales muy propios.

Durante muchos años, ha permanecido como una comunidad cerrada, sin embargo, la
realidad moderna está cambiado este panorama. Los fenómenos migratorios
propician la llegada de pobladores que proceden de la sierra liberteña: Huamachuco,
Usquil, Otuzco, Santiago de Chuco, entre otros, que interactúan con la población
mochera.

En un estudio realizado en 1996, sobre distribución de grupos sanguíneos ABO y


factor Rh en pobladores de la Campiña de Moche, demostró que esta población está
formada por descendientes directos de Mochicas-Chimú, albergando familias con
rasgos étnicos autóctonos, debido a que mantienen costumbres ancestrales tal como
la del matrimonio entre los de su misma “etnia”. Conservan sus descendientes,
apellidos pertenecientes a la onomástica Chimú. Este aspecto relacionado con la
lingüística, permite además relacionar a una de las tres poblaciones ancestrales, los
amerindios MPT (2016).

9
Los pobladores del distrito de Moche, según la MPT (2016) poseen ciertas
características de una educación sociocultural propias que los identifican de los
demás como:

a) Capacidades creativas
La población de Moche es reconocida por la diversidad de manifestaciones
artísticas y folklóricas. Se ha realizado un Censo de Artistas, encontrándose entre
los principales artistas mocheros al pintor Pedro Azabache.
Así mismo, se han creado dos Asociaciones: Asociación de Artistas y Artesanos
Santa Lucía de Moche (Música, danza, dibujo y pintura, cerámica, cestería,
Tallado de madera, costura y bordado, pirotecnia).

b) Actitud hacia el trabajo.


En general, en el distrito la actitud es positiva, y se pueden establecer varios tipos
distintos, de acuerdo a la actividad desarrollada:
El poblador campiñero, que es eminentemente agrícola, dedicado al cultivo de
productos de pan llevar y cría de animales.
El poblador urbano, trabaja en actividades como el comercio, la producción en
micro empresas familiares, la prestación de servicios, creando nuevas fuentes de
empleo como restaurantes, bodegas, etc.

c) Cultura innovadora y participativa.


En cuanto a la población organizada (organizaciones de base) ostentan una
cultura participativa, en contraste con la débil participación por parte de las
instituciones.
La creación de la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza del Distrito,
el Consejo de Coordinación Local, son mecanismos para poder unir esfuerzos de
la Población civil y participar activamente en el desarrollo de proyectos que
permitan superar las diferencias existentes.

d) Capacitación de recursos humanos en general.

10
En el distrito se ha formado la Asociación de Estudiantes de Educación Superior
(AEES) que busca fomentar el desarrollo mediante actividades culturales,
científicas y tecnológicas.

II.4. Las organizaciones sociales como apoyo en el proceso de educación


sociocultural Hombres y mujeres son comunitarios; dice López Calva (2009), que
hay una intersubjetividad espontánea que nos une en una estructura social que guía al
proyecto de integración; aunque la realización de este nosotros tiene la posibilidad de
la cooperación o de la destrucción. Esta dinámica de construcción del nosotros se
origina en los modos de organización social que favorecen el terreno para la
convivencia entre las personas.

Así mismo sostiene López Calva (2009) que la organización social ofrece las pautas
para la convivencia social y los modos de conducir, gobernar y controlar las
desviaciones de esta convivencia.

III. CONCLUSIONES
 La educación sociocultural es una respuesta a los tiempos modernos, porque su
objetivo es enseñar a vivir y vivir con y en la comunidad. Es una vía para la formación
integral de hombres y mujeres escindidos en una sociedad de efímeros lazos sociales,
lo sostiene Nieves Chávez (2014). Para ello debemos difundir nuestras costumbres
como mocheros para que perdure en el tiempo.

 El trabajo de la educación sociocultural acompañado, y en algunas ocasiones sostenido


por las organizaciones sociales, como posibilidad de lograr procesos formativos
individuales que repercuten en el contexto comunitario, porque son ellas quienes
sostienen parte de la estructura social. Además que es el campo propicio para la
gestión del espacio, de la cultura y la apropiación del mundo. Como es el caso del
pueblo de moche, sus fiestas y costumbres son reconocidas a nivel nacional e
internacional.

11
 Las costumbres y tradiciones del pueblo de Moche son de mucha importancia tanto
para los niños, jóvenes y adultos, con porcentajes promedios de 5.56%, 43.65% y el
48,15% respectivamente, según el estudio realizado por Fernández (2016).

 Se organizan y establecen las conformaciones patronatos culturales de costumbres y


tradiciones del pueblo de Moche, integrado por personas conocedoras de ellas,
continuando vivas sus costumbres (características socioculturales de su educación)

 Realizan programas anuales de actividades culturales, concursos (marinera mochera)


manteniendo vivas y preservando las características propias de su comunidad.

 En Moche se promocionan las actividades artesanales, preservación y promoción del


arte del pueblo de Moche: Carpintería, textilería, tejido de sombreros, ponchos,
vestidos típicos, comidas, pinturas y danzas nacionales, música y canto e
interpretación de instrumentos musicales, etc; cada vez que se realizan las fiestas de
las hermandades y como es costumbre sus pobladores la venta de sus riquísimos
picarones por las tardes todos los días de la semana.

 Las actividades consideradas en el presente trabajo nos permiten a los docentes


contextualizar los contenidos curriculares para el logro de los aprendizajes
significativos.

12
REFERENCIAS
Fernández Rodríguez, Diana y otros (2016). Factores socioculturales que determinan
la pérdida de costumbres y tradiciones del pueblo de Moche en el tiempo. Tesis
para obtener el título profesional de Licenciado en Administración Turística y
Hotelería. Recuperado en: http://repositorio.uct.edu.pe/handle/123456789/232
[2020, 2 de junio]

Hobsbawn, E. y Ranger T. (Eds.). (1983). La invención de la tradición. Barcelona:


Crítica.

López Calva, M. (2009). Educación Humanista I. México: Gernika.

Martínez, M. (1999). El enfoque sociocultural en el estudio del desarrollo y la


educación. Revista electrónica de investigación educativa, 1. Consultado:
http://redie.uabc.mx/vol1no1/contenido-mtzrod.html

13
Morin, E. (2003). El Método V. La humanidad de la humanidad. La identidad humana.
Madrid: Ediciones Cátedra.

Municipalidad Provincial de Trujillo (2016). Diagnóstico Territorial del Distrito de


Moche. 92-97. Recuperado en: http://sial.segat.gob.pe/documentos/diagnostico-
territorial-distrito-moche-1o-fase [2020 [2020, 13 de junio]

Nieves Chávez, Mayra Araceli (2014). Educación Sociocultural y modernidad.


Recuperado en:
https://www.uaq.mx/investigacion/revista_ciencia@uaq/ArchivosPDF/v7-
n1/21Articulo.pdf, [2020, 1 de junio]

Ortega, J. (coord.). (1999). Educación social especializada. México: Ariel Educación

Savater, F. (2008). El valor de educar. México: Ariel.

Sáez Carreras, J. (1997). Tercera Edad y Animación Sociocultural. Madrid: Dykinson.

ANEXOS

14
FOTO 1 y 2: La historia de Moche. Concurso inter I.E de la comunidad de Moche,
para preservar las características de la educación sociocultural.

15
FOTO 3: Sopa Teóloga en Semana Santa FOTO 4: Festividad de San Isidro Labrador en
Moche

FOTO 5: Marinera Mochera, danza típica el cual está presenta en todo evento

FOTO 6: Pesca Artesanal en la playa Las Delicias

16
17

También podría gustarte