Está en la página 1de 4

Ambigüedad: equivocidad. se refiere a una (o a alguna) incertidumbre en el significado.

Los problemas de ambigüedad (fuera y dentro del derecho) se producen fundamentalmente


porque las palabras no se usan en todos los contextos lingüísticos y situaciones humanas
para connotar las mismas propiedades.

Vaguedad: Es una imprecisión del significado, común en la línea fronteriza de aplicación


de un término. se refiere a términos cuyos límites son inciertos.
En los casos de vaguedad la cuestión no es que un término tenga varias connotaciones sino
que, dada una connotación, hay casos que nos plantean dudas porque no tenemos claro
dónde termina el campo de aplicación de la palabra.

Textura abierta: a referirse a la vaguedad en los límites de la aplicación de las palabras.


Para Hart, la inevitable incertidumbre en la aplicación de las palabras y las normas en casos
marginales —lo que él estaba describiendo como “textura abierta”— constituía una
justificación para la indeterminación jurídica y la legislación judicial, al menos para los
“casos difíciles”.

El estudio de la “textura abierta” de H. L. A. Hart consistió en una afirmación de que,


debido a la naturaleza del lenguaje o de las normas, la mayoría de las leyes debían tener un
núcleo de aplicación clara, pero también un área marginal en donde el criterio legal fuese
incierto. Hart arguyó que en esas áreas de “textura abierta”, los jueces gozarían de
discreción para crear derecho nuevo.

, “[c]uando el caso no contemplado se presenta, confrontamos las cuestiones en juego y


podemos entonces resolver el problema eligiendo entre los intereses en conflicto de la
manera más satisfactoria. la textura abierta del lenguaje nos permite dar una solución a los
casos problemáticos de un modo más adecuado que si decidiéramos darles una respuesta de
antemano.

indeterminación de las propiedades que deben estar presentes en un caso individual para
dar lugar a la aplicación de un enunciado, o a las propiedades que han sido asumidas como
relevantes en un enunciado para dar lugar a su aplicación a un caso individual, y que deriva,
a su vez, de la indeterminación del lenguaje.

Predicados morales

Derrotabilidad: Susceptible de ser derrotado: esto se refiere a la capacidad que tiene una
conclusión de ser justificada a través de ciertos criterios que son cumplidos, aunque con la
posibilidad de ser “derrotada” o refutada si se cumplen otros criterios adicionales.

la textura abierta del lenguaje nos permite dar una solución a los casos problemáticos de un
modo más adecuado que si decidiéramos darles una respuesta de antemano.

derrotabilidad como problema teórico (vinculado con la identificación de normas que


pertenecen a un sistema jurídico), y otras referidas a la derrotabilidad como problema
práctico (relacionado con la aplicación de ciertas normas a casos particulares, una vez que
ellas han sido identificadas)

inaplicabilidad de un enunciado jurídico, a pesar de que el marco dispositivo del sistema –


es decir, los textos jurídicos que lo conforman– ha permanecido inalterado.

El realismo jurídico sostiene que una norma es derrotable en la medida de que siempre es
posible que el operador jurídico la inaplique en función a sus propias valoraciones. Por otra
parte, si un operador jurídico no se guía por sus propias valoraciones, sino por la moral
legalizada es posible que esta genere la derrotabilidad de una norma del sistema.
Descriptivamente, es posible que ello ocurra en todo sistema jurídico

Subinclusividad y Sobreinclusidad

Ejemplos de Subinclusividad: ElEstado es inconstitucional al ser subinclusivo, porque


excluye injustificadamente del acceso a una indemnización por daños personales, a
individuos que se sitúan en condiciones iguales que otros respecto del daño producido por
la actuación irregular del Estado, personas a las que, además, en atención a su situación
especial por ser menores, tendría que haber protegido con mayor especialidad y alcance.

Norma es subinclusiva porque excluye injustificadamente del acceso al matrimonio a las


parejas homosexuales que están situadas en condiciones similares a las parejas
heterosexuales, lo que ocasiona que se les prive de obtener los beneficios tangibles e
intangibles que otorga dicha institución a estas parejas y a los niños que decidan criar.
Lagunas: Las lagunas jurídicas se refieren a un supuesto fracaso de las normas y los
criterios jurídicos de cubrir o resolver todas las cuestiones actuales o posibles, o bien todas
las posibles disputas. A veces la afirmación de que hay una “laguna en el derecho” se
refiere a que (supuestamente) no hay sobre ese particular un criterio jurídico autorizado
disponible, y a veces la afirmación sólo supone que no hay respuesta contundente basada en
una fuente jurídica, aun cuando puede haber una disponibilidad de criterios relevantes
legalmente autorizados.

(i) Lagunas normativas. Hay una laguna normativa cuando un supuesto de hecho H
no está regulado en manera alguna por las normas explícitas existentes en el
sistema.

(ii) Lagunas axiológicas. Existen dos tipos de lagunas axiológicas:

(a) A veces, banalmente, un supuesto de hecho no está regulado por ninguna


norma,39 pero, según el interprete, debería serlo.

(b) Otras veces, un supuesto de hecho sí está regulado por una norma, pero,
según el intérprete, está regulado de forma “axiológicamente inadecuada [...]
porque el legislador no tuvo en cuenta una distinción que debería haber
tomado en cuenta”; se supone que el legislador no ha tenido en cuenta la
distinción en cuestión “por no haberla previsto y que, de haberla
considerado, hubiera dado una solución diferente” al supuesto de que se
trata.

Las lagunas normativas y axiológicas se resuelven por medio de normas implícitas que
regulan los casos no previstos.

Antinomias: contradicciones lógicas– o desarmonías axiológicas con otras normas.


Contradicción real o aparente entre dos principios o leyes, o entre dos pasajes de una misma
ley.

La contradicción, oposición real u aparente entre dos leyes, principios, ideas, palabras,
fenómenos, entre otros.
esto se da cuando dos normas jurídicas imputan un mismo supuesto jurídico, logrando un
mismo ámbito de aplicabilidad, y representando un problema de eficacia y de seguridad
jurídica en el ordenamiento jurídico de ese país.