Está en la página 1de 11

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo es un estudio de la actividad agraria en la República Dominicana. Aquí no


hablamos directamente de la mencionada actividad, si no que hacemos mención de ciertos
puntos en los cuales tratamos aspectos importantes del derecho agrario en nuestro país,
aclaramos que en el presente estudio nos referimos más al ámbito legal de la actividad agraria
que a su contenido constitucional y a las leyes adjetivas de la reforma agraria en nuestro país.
En el mismo tratamos el tema del latifundio y hablamos sobre  la promulgación de la Ley 5879
del 27 de abril de 1962, creando el Instituto Agrario Dominicano (IAD).
Con el cual se inicia  un proceso de reforma agraria que alcanza los niveles más altos en el
gobierno de 12 años encabezado por Joaquín Balaguer. Nuevas leyes agrarias reforzaron este
programa que modificó  el régimen de propiedad y explotación de la tierra. Como proyecto
político acusa tres variables básicas: sus alcances, la compensación y la organización. Afectó,
hay que decirlo, el aparato político y la estructura productiva, estimulando el crecimiento
conforme la eficacia.
También podemos observar como en parte la ley 5879-62 ha servido como un desarrollo en
cuanto a la repartición de terrenos o unidades como lo prevé la ley dentro de la sociedad pobre,
creando un plan de función en el cual las familias de bajo recursos puede adquirir dichos
terrenos a un costo asequible, no obstante también se crean créditos para que estos puedan
obtener dichos terrenos, todos estos detalles estarán más adelante en este trabajo.
Antecedentes históricos de la ley 5879-62

El Instituto Agrario Dominicano, es un organismo descentralizado del Estado, adscrito y


supervisado por la Secretaría de Estado de Agricultura; creado por la Ley No.5879 del 27 de
Abril del año 1962 y sus modificaciones.
La aproximación más reciente a los orígenes de nuestra Reforma Agraria la encontramos en lo
que aún en muchas comunidades rurales dominicanas llaman la “colonia, las cuales fueron
asentamientos que se iniciaron durante el gobierno de Ramón Cáceres y que, posteriormente
Trujillo, en su política de dominicanización de la frontera” extendió a lo largo de esa zona del
país, para lo cual se emitió la ley número 1783 en fecha 18 de agosto de 1948.

Pero es a partir del 27 de abril del 1962 cuando se crea una estructura jurídica e institucional
para llevar hacia delante la Reforma Agraria. En esa fecha se publica la ley 5879, mediante la
cual se crea el Instituto Agrario Dominicano (IAD) y se define un conjunto de iniciativas que
debían implementarse a través de la nueva institución creada.

Ley No.5879 del 27 de Abril del año 1962

Esta ley según su artículo primero nos dice que Crea el Instituto Agrario Dominicano con
facultades de aparcelamiento de tierras en unidades familiares, distribución de parcelas y
selección de beneficiarios de la asignación, el cual tiene personalidad jurídica, quien dentro de
sus funciones estarán:

a) Como función primordial llevar a feliz término la Reforma Agraria en todo el territorio de
la Republica.
b) Desarrollar los proyectos específicos que crea necesarios para llevar a efecto los
programas a ejecutar.
c) Solicitar del Poder Ejecutivo las propiedades del Estado que sean necesarias para el
desarrollo de los programas proyectados;
d) Podrá adquirir por donación, de personas particulares, de entidades jurídicas u
organizaciones locales o internacionales, los derechos de propiedades muebles o
inmuebles.
e) Igualmente podrá adquirir propiedades, muebles o inmuebles por contratos de compra-
venta, de grado a grado, o solicitar de acuerdo a la ley, del Poder Ejecutivo, la
expropiación de cualquier propiedad que crea necesaria para los fines de esta ley; f)
Tendrá facultad para adquirir propiedades en arrendamiento.

Según nos expresa la ley en sus artículos 7 y siguientes; nos dice que se va a instituir un fondo
de la Reforma Agraria que se destinará al incremento de los trabajos y programas necesarios
para el cumplimiento de la finalidad de la Reforma Agraria de la República. La cual se
constituirá con fondos y propiedades hasta ahora asignados o de cualquier otro modo adquirido
por la Dirección General de la Reforma Agraria.

El fondo de la Reforma Agraria será manejado por la Dirección General de la Reforma Agraria,
de conformidad a los programas y presupuestos anuales debidamente aprobados. El fondo
será destinado precisamente al objeto de la Reforma Agraria según se prevé y autoriza en esta
ley.

En ese mismo orden podemos ver que en el Art. 14 de dicha ley nos dice que dicha ley
constituirá unidades familiares para asentar familias de agricultores/as de escasos recursos,
que más adelante en su artículo 32 nos dice que;  el tamaño de las unidades será  el suficiente
para producir las necesidades del agricultor y su familia y que permita su continuo y progresivo
desarrollo.

No obstante esta ley tiene como meta además conjunto con la política agraria del Estado el
mejorar las áreas y tierras agrícolas, mediante la reparación y construcción de carreteras y
caminos vecinales, sistemas de riego, servicio de electricidad y agua y otras facilidades
apropiadas.

Cabe destacar que El Instituto Agrario, cuando lo creyere apropiado, creará comunidades de
obreros y obreras cerca de industrias o empresas agrícolas, tales como centrales azucareras,
industrias de sisal entre otras y que además las casas de las comunidades de obreros y
obreras estarán instaladas en pequeños solares, pero con un área suficiente para un pequeño
huerto, un gallinero familiar entre otras facilidades.

En ese mismo orden siguiendo con la comunidad agrícola el Instituto Agrario gestionará con el
Banco Agrícola las facilidades de crédito para los agricultores o agricultoras, que formen parte
de una unidad familiar y organizaciones incluidos dentro de un programa de desarrollo.

El Instituto Agrario fomentará y pondrá en práctica programas de adiestramiento para


administradores de proyectos, empleados de oficinas centrales, técnicos especializados en
suelo, personas para ayudar en la organización y supervisión de cooperativas, técnicos en
administración de fincas, agentes de extensión, de ambos sexos y otros. Para la comunicación
de este programa, el Instituto Agrario podrá facilitar la cooperación de los diversos
departamentos de la Secretaría de Estado de Agricultura, del Banco Agrícola y de otras
dependencias de la administración pública".

En tanto quede definitivamente organizado el Instituto Agrario Dominicano con todas sus
dependencias y facultades, el Secretario de Estado de Agricultura queda investido de todos los
poderes consignados en la presente ley, de modo que pueda darle curso, con los empleados y
facilidades de la Secretaría, así como con las facilidades actuales de la Administración de la
Reforma Agraria, a los programas y proyectos de la Reforma Agraria.
Análisis de la Ley No.5879 del 27 de Abril del año 1962

En primer lugar, esta ley de la entrada a lo que hoy conocemos como el Instituto Agrario
Dominicano con facultades de aparcelamiento de tierras en unidades familiares, distribución de
parcelas y selección de beneficiarios de la asignación. El cual tiene la finalidad de aumentar la
producción y la productividad para consumo nacional y de exportación, de manera sostenida y
autogestionaria en los asentamientos campesinos, la cual marca un punto esencial para el
crecimiento de la comunidad agraria o campesina.

Su visión es lograr la consolidación de una reforma agraria sostenible desde el punto de vista
económico, social y medioambiental, que contribuya al bienestar de las familias dedicadas a la
producción agropecuaria y a la seguridad alimentaria del País. Llevar a cabo el proceso de
Reforma Agraria en todo el territorio nacional, racionalizando la propiedad, tenencia y uso de la
tierra, promoviendo el incremento de la producción y mejorando las condiciones de vida del
campesino dominicano.

 En ese mismo orden vemos como esta ley atendiendo con las necesidades de la actualidad
Constituye unidades familiares para asentar familias de agricultores/as de escasos recursos, lo
cual podría considerarse como una de las ventajas que representa la ley. Pero también cabe
destacar que aparte de facilitarle unidades o parcelas a familiares de bajo recursos, la misma
se encargara de que conjunto con el IAD, las parcelas demasiado pequeñas para ser unidades
apropiadas, serán adquiridas y consolidadas para así crear unidades de tamaño adecuado
cuando la misma se crea conveniente.

Más adelante también podemos ver otras de las ventajas que representa la ley, como el
fomentar y ayudar a establecer y operar servicios de crédito agrícola supervisando para los
nuevos parceleros, esto es, crédito a bajo costo acompañado de ayuda y consejos técnicos, lo
cual implicaría un gran avance en cuanto a la actividad agrícola y un apoyo significativo para la
comunidad campesina.

El tamaño de las unidades será  el suficiente para producir las necesidades del agricultor y su
familia y que permita su continuo y progresivo desarrollo.

Otra de las partes importantes de esta ley es la manera organizada en cómo se distribuyen las
parcelas para aquellas familias de bajos recursos, manteniendo cierto orden entre estas. Es
bien que la distribución de parcelas mediante contrato de venta condicional el cual representa
un método de adquisición favorable para ambas partes, tanto el estado como la comunidad
agrícola, ofreciéndoles un precio y método de pago muy favorables para la familia de bajo
recursos.

Con restricciones de venta, arrendamiento, hipoteca u otro modo de disponer, sin


consentimiento previo del IAD.

En ese mismo orden nos encontramos con los requisitos para obtener la asignación
deparcelas: comprometerse a trabajar y administrar conjuntamente la finca con ayuda de los
miembros de la unidad familiar; no tener o poseer otras tierras o propiedades o ingresos, o en
caso contrario, que no sean suficientes para el sostenimiento adecuado del/de la solicitante y
de la unidad familiar. Entre ellos podemos encontrar los siguientes:

1- Por muerte del cónyuge  parcélelo/a antes de obtener título definitivo de la parcela: los
demás componentes de la unidad familiar tienen derecho a continuar en la posesión y
administración como una unidad debiendo cumplir el contrato de venta condicional.  Si no hay
acuerdo entre los miembros restantes de la unidad familiar para la operación en común de la
parcela, el  IAD podrá recuperarla para utilizarla o redistribuirla de  acuerdo a la ley,
compensando a la unidad familiar. Antes de  esta reforma la mujer debía ponerse de acuerdo
con los herederos sobre la administración de los bienes y si había discrepancias el IAD podía
recuperar la parcela compensando a los herederos

2- Por abandono injustificado de la parcela o de la familia por parcelero y/o parcelera


beneficiado por la adjudicación, el IAD podrá adjudicar la finca al cónyuge o conviviente que
permanezca al frente de la explotación, apto y hábil para cumplir los requisitos legales y el
contrato; o en su lugar, al hijo/a o hijos que reúnan las mismas condiciones como miembros de
la unidad familiar.

Antes de la reforma la ley otorgaba el derecho de posesión a la esposa y no a la compañera. 


Sólo si la mujer era madre de hijos menores legítimos tenía derecho a solicitar la tierra  al IAD. 
Si los hijos provenían de una unión de hecho, ellos y la madre quedaban excluidos, sin importar
el trabajo que hubiesen realizado previamente en el predio.

Esto fue lo que encontré más relevante dentro de la ley 5879-62, puesto que muestra el orden
de cómo se obtienen las tierras, y además nos enseña de algún modo como el IAD desempeña
un papel muy importante en todo esto ya que gracias a su creación se hace posible todo esto,
ya que entre los servicios que ofrece encontramos la dotación de pequeños predios a
campesinos sin tierra con títulos provisionales y su posterior titulación definitiva organización de
los parceleros en asociaciones y cooperativas capacitación a técnicos y parceleros asistencia
técnica agrícola, pecuaria y forestal gestión de agroindustrias y financiamientos Todos estos
servicios tienen la finalidad de aumentar la producción para consumo nacional y de
exportación, de manera sostenida y autogestionaria en los asentamientos campesinos de la
Reforma Agraria.

Podemos observar que en mi opinión esta ley representa toda una ventaja para el campesino
pobre, no pude observar ninguna desventaja en la ley, puesto que al parecer todo fue
estructurado en pro del bienestar de la clase campesina pobre que es lo que se quiere.
Antecedentes históricos de la Ley 314-72

Con la llegada al gobierno del profesor Juan Bosch en el 1963, se realizan once asentamientos
en las que se denominaron “Villas de la Libertad”, las cuales fueron concebidas como una
forma de organización rural en la que varias familias, además de la tierra, recibían una vivienda
y otros servicios básicos. Su derrocamiento en septiembre de ese año arrastró consigo todo el
conjunto de planes de desarrollo que él había concebido, a lo que no pudo escapar la incipiente
Reforma Agraria.
No hay dudas de que la Reforma Agraria dominicana alcanza su mayor auge con la llegada del
gobierno del doctor Joaquín Balaguer, y muy especialmente durante su segundo mandato que
se inicia en agosto de 1970, y que encuentra al país en medio de una gran movilización social y
política.
En el año de 1972, el presidente Balaguer promulga un conjunto de leyes cuya aplicación
generó una gran dinamización de la reforma agraria entre las más importantes puestas en
vigencia se destacan:
La 282, que declara de utilidad pública e interés social la adquisición de todas las tierras
baldías que existan en la República Dominicana para traspasarlas al IAD.
•1- La 290, que traspasa al IAD todas las tierras arroceras
• 2-La 314, que define el latifundio.
•3- La 332, que regula la venta de tierras del Estado.
Estas leyes, así como otras que por razones de espacio no enunciamos, crearon el marco
jurídico necesario para la ampliación del programa de asentamientos y para el establecimiento
de formas organizativas dentro de los mismos. A partir de los primeros años de la década de
los 80, el ritmo de distribución de tierras disminuye sustancialmente, y el IAD asume como
tarea primordial el fortalecimiento del proceso hasta ese momento desarrollado, esto es, la
formación de estructuras organizativas de los asentados, la creación de cooperativas,
instalación de factorías arroceras, mayor asistencia técnica y mejoras de carácter tecnológico.
Hasta estos momentos, el IAD ha distribuido más de 10 millones de tareas de tierras en 526
asentamientos. Esos terrenos, representan el 24 % de las tierras cultivables del país y en ellas
se ha asentado el 24 % de la población rural, todo lo cual ha sido de una enorme repercusión
en la vida dominicana, tema que abordaremos en una próxima entrega.
Objetivo de la ley 314-72

La Ley, que consta de 4 artículos, establece en el artículo 1º los límites según las clases de los
predios rústicos propiedad de una sola persona física o jurídica, que permitirá considerarlos
como latifundio.

Estableciendo que todo predio o predios rústicos propiedad de una sola persona física o
jurídica, o de una sucesión en estado de división, cuya extensión en conjunto excede de 1,500
(MIL QUINIENTAS) tareas de primera clase de 2,100 (DOS MIL CIEN) tareas de segunda
clase; de 4,000 (CUATRO MIL) tarea de tercera clase; de 8,000 (OCHO MIL) tareas de cuarta
clase; de 15,000 (QUINCE MIL) tareas de quinta clase; de 25,000 (VEINTI CINCO MIL) tareas
de sexta clase y de 45,000 (CUARENTA Y CINCO MIL tareas de séptima clase, se considerara
latifundio y así lo establecía la constitución de esa época.

El articulo 2 prescribe ciertas condiciones para el caso de aquellos predios que exceden los
límites señalados en el artículo 1, en donde el estado creara una comisión especial constituida
por el secretario de agricultura, por el consultor jurídico del poder ejecutivo, por el director
general del instituto agrario dominicano, por el administrador del banco agrícola de la república
y por un representante del sector privado designado por la asociación dominicana de
hacendados y agricultores.

Esta comisión esta investida de facultad para tomar decisiones inapelables al respecto que
determinen la extensión justa que venga a la explotación.

El tercer artículo nos hace una clasificación de los terrenos atendiendo a ciertos factores de
productividad y de condición, circunscribiéndolos en distintas clases, desde 1ra clase hasta
7ma clase.

El cuarto y último artículo nos establece que los terrenos no aptos para el cultivo y si para
parques nacionales, zonas de recreo y vida silvestre, y para protección de cuencas
hidrográficas, incluyendo ciénagas, esteras e interiores, etc., son declaradas de interés
nacional para la conservación de la ecología de las regiones donde están localizados y de
los recursos naturales de la nación.
Análisis de la ley 314-72

Acorde a mi entendimiento de esta ley podemos observar como esta se refiere al latifundio y
minifundio dentro de la sociedad dominicana, empezando una clasificación en cuanto a los
predios o tareas que una persona física o jurídica posee, y dicha clasificación se distinguían en
clases; tenemos como primera clases aquellos predios que excedían a los 1,500 (MIL
QUINIENTAS) tareas, aquellas que excedían las 2,100 (DOS MIL CIEN) tareas, aquellas que
excedían las 8,000 ( OCHO MIL) tareas eran consideradas cuarta clase, aquellas que accedían
las 15,000 ( QUINCE MIL TAREAS) eran consideradas quinta clase, siguiéndole con aquellas
que excedían las 25,000 ( VEINTICINCO MIL) tareas eran consideradas sexta clase y por
ultimo aquellas que excedían las 45,000 ( CUARENTA Y CINCO MIL) tareas eran consideradas
séptima clase.

Entonces tan pronto se excedía de la séptima clase según lo prevé dicha ley, se consideraba
latifundio, y se preguntaran ¿por qué?, pues para esto tenemos que entender que es un
latifundio pues no es más que es una cantidad exagerada de tierra con mano de obra
asalariada pero con escasos bienes de capital y servicios como para organización y
rendimiento. Es un obstáculo para la empresa agraria y perjudica al campesino. Es por esta
razón que en la constitución de 1972 en el literal a) del numeral 13, del artículo 3, se declaraba
de interés social la dedicación de la tierra a fines útiles y la eliminación gradual del latifundio. La
cual se encuentra en la actualidad en el numeral número 3 del Artículo 51 de la constitución
Dominicana del 2015.

Y todo esto porque el objetivo principal de la ley 314 no era que la población campesina tuviera
un bajo rendimiento en cuanto al trabajo de grandes tierras sino más bien, que el objetivo
principal de la política social del Estado es promover una manera efectiva de la población
campesina al proceso de desarrollo nacional, mediante métodos de producción y una
capacitación tecnológica que es lo que vemos en la actualidad y presenta una ventaja
satisfactoria en cuanto a la comunidad campesina.

No obstante, más adelante se observa que la ley pudo predecir que habrían predios que
podrían superar los límites que anterior mente señale, mediante una clasificación por clases,
entonces es importante ver como la ley designo una comisión para que mantuviera
condiciones ópticas de cultivos por la misma razón antes señaladas, de lo que un latifundio
puede significar dentro de una sociedad campesina, y así brindarles recursos y no solo eso
mantenerlo bajo estricta supervisión para que todo salga bien en cuanto al cultivo se trata.

Esta comisión estaba precedida por:

1-Secretario de Estado de Agricultura,

2-Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo,


3- Director General del Instituto Agrario Dominicano,

4-Administrador General del Banco Agrícola de la República Dominicana y:

5-Por un representante del sector privado designado ad-hoc por la Asociación Dominicana de
Hacendados y Agricultores.

El tercer artículo nos hace una clasificación de los terrenos atendiendo a ciertos factores de
productividad y de condición, circunscribiéndolos en distintas clases, desde 1ra clase hasta
7ma clase.

Y terminamos con un articulo 4 en el cual nos habla, sobre aquellos terrenos que no son aptos;
ya sea el cultivo, ganadería o entiéndase la productividad para el suelo, pero por lo contrario
este es apto y funcional para dígase parque nacionales, zonas para recreos o diversión, vida
silvestre y protección de cuencas hidrográficas la cual puede incluir ciénagas esteras sin uso
agrícola por razones de drenaje y calidad y aquellas zonas de terreno escabroso de montañas
que, por razones de topografía muy accidentada y por su importancia en la protección de
cuencas fluviales se declaran de interés nacional para la conservación de recursos naturales de
la nación.

Esta ley deja ciertas ventajas puesto que pone cierto orden en cuanto a los límites de los
predios y los terrenos para así evitar un latifundio y establecer un mejor manejo de
productividad en cuanto a los mismos, también muestra como se ha reflejado su trabajo en la
actualidad en cuanto a la selección de aquellos terrenos que no son aptos para el desarrollo de
su suelo pero si se han podido hacer parques de nacionales para su uso y diversión.

Los Parques Nacionales son recursos en los cuales la naturaleza se desarrolla sin intervención
del hombre. Son las reservas más importantes para flora y fauna de los dominicanos. En estos
se encuentran recogidas la mayoría de las especies autóctonas y nativas de nuestro entorno,
me atrevo a asegurar que si no fuera por la protección que reciben estas áreas, muchas más
especies estarían destruida, extintas o en peligro de extinción y gracias a esta ley todo esto se
hace posible.
CONCLUSIÓN
Luego de analizar el aspecto de la Constitución de 1966, la ley 314 de 1972 que define el
latifundio, los diversos conceptos como son el de latifundio y minifundio, la división de la
propiedad al momento de la independencia entre otras cosas, podemos concluir diciendo que
nuestro país ha atravesado por periodos en los cuales la propiedad inmobiliar rural ha
beneficiado bastante a las clases poderosas y donde único se tuvo la intención de ponerlas en
manos verdaderamente productivas fue al momento de la promulgación de la reforma
agraria con carácter de ley y más luego dándole carácter constitucional. Y también es prudente
decir que en la historia republicana de nuestro país se ha disfrazado la división de la propiedad
ya que como expresamos en el cuerpo de este trabajo los sitios comuneros existen aunque un
poco reducidos.

Además con la ley 5879-72, que define la reforma agraria, los diversos conceptos y
funcionalidades que tiene dicha ley la cual crea el Instituto Agrario Dominicano, podemos
concluir de que no hay dudas de que la Reforma Agraria dominicana alcanza su mayor auge
con la llegada del gobierno del doctor Joaquín Balaguer, y muy especialmente durante su
segundo mandato que se inicia en agosto de 1970, y que encuentra al país en medio de una
gran movilización social y política.

La cual desde que entró en vigencia mostro los mecanismos necesarios para el desarrollo de
las familias agrícolas, brindándole no solo la facilidad de obtención de tierras si no también,
educándolos en el área para un fácil manejo de producción.
Bibliografía

 Ley 314-72 QUE DEFINE EL LATIFUNDIO EN LA REPUBLICA DOMINICANA


 Ley 5879-62 DE REFORMA AGRARIA

También podría gustarte