Está en la página 1de 2

Seleccione una situación del contexto colombiano, en la cual se hable sobre alguna

psicopatología, puede ser un artículo de noticia.


TRASTORNO EXPLOSIVO INTERMITENTE
Consiste en la presencia de varios episodios aislados de dificultad para controlar
los impulsos agresivos, dando lugar a violencia o destrucción de la propiedad. Los
episodios agresivos son desproporcionados ante las situaciones vividas. No se deben a
la presencia de otros trastornos mentales.
Caso clínico: José era un albañil de 52 años, con bastante experiencia y
habilidad en su trabajo, por lo que había logrado varios contratos en diversas empresas
de la construcción. Sin embargo últimamente había tenido varias riñas en su trabajo,
llegando incluso a pegar a compañeros y romper enseres del trabajo. Esto le venia
pasando con frecuencia tanto en el trabajo como con su mujer, a quién le había pegado
en alguna ocasión. S e sentía especialmente arrepentido de estos episodios que decía no
poder controlar. Su mujer le había amenazado con la separación y sus jefes con el
despido sino ponía remedio a esta situación. Habitualmente era una persona jovial y
cariñosa con sus conocidos y compañeros, pero ante incidentes nimios como pequeñas
bromas o no encontrar las cosas a su gusto en casa (p.e un pequeño retraso en la
preparación de la comida por parte de su mujer) respondía con episodios
desproporcionados de ira y agresividad.

Desde la lectura de Halgin & Whitbourne (2004), se describen cuatro criterios


para comprender la anormalidad: perturbación, deterioro, nivel de riesgo y
conducta social y cultural inaceptable. Describa cómo se da cada uno de estos
criterios en la situación escogida.
Desde la perturbación: Las características fundamentales de este trastorno es la
aparición de episodios aislados de impulsos agresivos, el cual suelen darse como
resultado de conductas violentas hacia los demás o de destrucción de objeto.
Deterioro: aquí la persona puede experimentar reacciones de forma excesiva ante
ciertas situaciones con una ira descontrolada, haciendo que esta persona vaya perdiendo
cada vez mas el autocontrol y por ende llegar a tener comportamientos mas agresivos
mas seguidos.
Nivel de riesgo: algunos factores de riesgo de este trastorno peude ser historia de abuso
de substancias ya sean drogas o alcohol, de esta manera puede presentar un mayor
riesgo de incidir en este tipo de comportamiento.
Cultura social: indudablemente esto acarrea una problemática mayor cuando se
presenta en situaciones laborales o simple en un sitio publico, la cual como antes
mencionábamos puede generar situacioens de riesgo a la integridad propia o de los
demás.

Halgin & Whitbourne (2004), también señala unos tipos de causas, desde el caso
retomado, cuáles son esas posibles causas de la situación.
Algunas investigaciones señalan que este comportamiento posiblemente se debe a la
presencia de otros trastornos psiquiátricos, como la ansiedad o la depresión, por otra
parte también se puede considerar el factor genético y alteraciones de neurotransmisores
como la serotonina.
Cuál es el rol del psicólogo ante las situaciones psicopatológicas
El rol de psicólogo frente a esta situación debe en primer lugar, poder realizar un plan
de intervención el cual pueda ayudar y poder resolver la situación que esté generando
este tipo de trastorno, se haría un plan de psicoterapia ya sea en sesiones de terapia
individual o grupal, por otra parte también se podría utilizar un tipo de terapia cognitivo
conductual el cual nos ayudara como psicólogos a identificar las condiciones o prácticas
que puede provocar una respuesta agresiva en el paciente.