Está en la página 1de 1

V

ASO DE PRECIPITADOS: es un recipiente cilíndrico de vidrio fino que se utiliza muy comúnmente


en el laboratorio, sobre todo, para preparar o calentar sustancias y traspasar líquidos.
Son cilíndricos con un fondo plano; se les encuentra de varias capacidades, desde 1 ml hasta de
varios litros. Normalmente son de vidrio o de goma aquéllos cuyo objetivo es contener gases o
líquidos.

LA PROBETA: se utiliza sobre todo en análisis químicos, para contener o medir volúmenes de líquidos de una
forma aproximada. Es un recipiente cilíndrico de vidrio con una base ancha, que generalmente lleva en la parte
superior un pico para verter el líquido con mayor facilidad. Suelen ser graduadas, es decir, llevan grabada una
escala (por la parte exterior) que permite medir un determinado volumen, aunque sin mucha exactitud.

L
A PIPETA: se utiliza para medir pequeñas cantidades de líquido. Suelen ser de vidrio. Está formado
por un tubo transparente que termina en una de sus puntas de forma cónica, y tiene una graduación
indicando distintos volúmenes. La capacidad de una pipeta oscila entre menos de 1 ml y 100 ml. En
ocasiones se utilizan en sustitución de la probeta, cuando se necesita medir volúmenes de líquidos
con más precisión.