Está en la página 1de 3

Nuevas Tramas Curriculares

Presentación del libro


Día 06 de diciembre de 2.011
Aula Magna – UNCa.

Palabras de la Dra. María Ana Verna

Agradezco el acompañamiento y las palabras de la sra. Decana de la Facultad de Humanidades,


esp. Leticia Vargas de Segura; la presencia del  Sr. Decano de la Facultad de Ciencias Agrarias,
Ing. Oscar Arellano, a autoridades y docentes de la Facultad de Humanidades, de la Facultad de
Ciencias Agrarias, de la Facultad de Tecnología y Ciencias Aplicadas. A docentes autoridades y
docentes de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y de la Facultas de Ciencias de la
Salud. A directivos y docentes del sistema Educativo provincial, a los miembros de la Comisión
de la Sociedad Italiana, a mis amigas que siempre están cuando las convoca, a todos gracias por
estar aquí.
Dra. Adriana Niz, también mi gratitud por aceptar esta tarea de  presentación de mi trabajo y por
sus conceptos tan generosos. 

Gracias a todos por estar y permitirme compartir con Ud. esta propuesta educativa que se suma
a las ya existen en el campo del curriculum.

Este trabajo aspira generar el intercambio y la reflexión sobre el tema curricular, del que mucho
se habla y que cuenta con abundante material, pero que sin embargo todavía no se logra resolver
la distancia considerable que existe entre lo que se propone y lo que se desarrolla en las
prácticas concretas, y entre lo que se propone y las demandas de formación en la actualidad.
La tradición curricular aportó lo suyo en su momento, pero hoy necesitamos gestionar dicha
actividad desde una perspectiva flexible, que canalice los esfuerzos hacia procesos de
integración de conocimientos y experiencias para evitar la pérdida de oportunidades formativas
en el marco de los nuevos escenarios de desempeños.
La necesidad de cambios profundos  en la formación de los estudiantes requiere  de decisiones
institucionales, del acompañamiento de las conducciones académicas y de la capacidad de
emprendimientos de nosotros, los docentes. 
El progresivo distanciamiento de los resultados de los aprendizajes en relación a la excelencia
que se aspira lograr, es una preocupación que lleva a los distintos niveles de conducción a
buscar propuestas que permitan achicar dicha brecha. 
En ese empeño, uno de los principales temas es el curricular, que no puede soslayarse, porque
constituye el principal organizador y orientador de las prácticas pedagógicas.
Una gestión institucional se valora, entre otros aspectos, por la atención que presta  a la temática
curricular, porque es en ese lugar donde convergen las posturas sobre la educación, la
enseñanza, el aprendizaje, etc, en término de efectivas realizaciones.
Constituye un imperativo de conciencia pensar nuevos desarrollos curriculares que permitan
vincularnos desde nuestros espacios de especificidad disciplinar con otras realidades
disciplinares para poder abordar la interdisciplinariedad y también comenzar a familiarizarnos
con las temáticas transdisciplinares. 
Seguir insistiendo en la abundancia de espacios disciplinares, en las cátedras cerradas, aun
cuando internamente alcancen buenos desarrollos, resultan limitantes desde el punto de vista de
la integración del conocimiento. Superar esta tradición implica dar un paso primero hacia un
cambio curricular, que debe ser trabajado por los responsables de las gestiones, los docentes y
los especialistas en el tema, para que resulte una  decisión compartida y para que pueda llegar a
los niveles de concreción.  
Hoy pongo a consideración de la comunidad educativa un formato curricular que lo he llamado
curriculum híbrido,  que actúa como micro estructura flotante, de gran flexibilidad que se
diferencia de otros diseños por su forma de resolución, es una micro estructura dispuesta a
asentarse en diferentes lugares de la propuesta de base y que tiene el carácter de inclusiva e
interactiva.
La micro estructura incorpora la creatividad para poder jugar con las combinaciones, que
permitan encontrar conexiones que no sean obvias, sino necesarias.
El trabajo desde las intersecciones de diferentes campos del conocimiento y ámbitos
profesionales es una de las fortalezas de este modelo. 
Curriculum híbrido, flexibilidad y creatividad es la tríada que potencia las  interrelaciones, el
trabajo colaborativo y las responsabilidades conjuntas en tareas significativas. 
El curriculum híbrido es un ensamblado de elementos que persigue un objetivo común y
desarrollos en profundidad. Es una micro estructura flotante con el máximo de flexibilidad
posible, sin riesgo de desviar el objetivo formativo. 
Su organización cuenta con espacios y zonas curriculares híbridas que contiene constructos
híbridos. Que son los que favorecen procesos formativos complejos.
El elemento diferenciador de un curriculum híbrido se denomina constructo, cuya organización
interna esta compuesta por el tema, las temáticas y las problemáticas. 
Es precisamente el constructo el que se asienta en cualquier lugar del curriculum básico, pero
muy especialmente en los lugares fronterizos entre disciplinas, en las intersecciones. 
Para evitar lo que viene ocurriendo desde hace varias décadas, que los diseños avanzan más
rápido en sus construcciones que en las realizaciones, debe ser acompañado con efectivos
procesos de formación de los docentes.  Sin formación para trabajar con una nueva propuesta
curricular, se torna incierta su concreción.
Por ello para lograr esta nueva dinámica emergente de un curriculum híbrido hacen falta
hibridadores, porque sin ellos es imposible la hibridación. Necesitamos formar docentes que
sean hibridadores de desarrollos curriculares, en razón que los procesos de hibridación son   una
cuestión imparable. 
Para Amalio Rey: la capacidad para hibridar es una competencias que como la creatividad
puede ser enseñadas y aprendida. Para ello se necesita personas con aptitud para el trabajo
creativo, personas curiosas, que se intereses por aborda escenarios diferentes y procurar
conectarlos.
Dice Frans Johanson: que cuando más diferentes sean las partes que se combinan, más
oportunidades de innovación habrá. Y podríamos agregar más atractiva la tarea de enseñar
desde estos lugares de creatividad y conectividad y mejores posibilidades para resolver las
situaciones de aprendizaje. 
Jesús Flores dice: que el proceso de hibridación es imparable y que la enseñanza híbrida esta en
el fondo de toda reforma educativa. 
Es precisamente en la intersección de diferentes disciplinas donde se encuentra lo nuevo, lo
creativo, es donde se reduce la competición y se incrementa la cooperación y la innovación.
Los hibridadores deberán, por lo tanto,  ser personas de mentalidad abierta, dispuestos a
compartir espacios con otros procedentes de campos y experiencias profesionales diferentes.
Sólo en esas situaciones se puede hibridar, porque es un proceso que resulta del intercambio de
conocimientos que antes no se había dado. 
El hibridador es un cazador de conexiones entre elementos aparentemente inconexos. Es quién
tiene habilidad para ver conexiones en lugares ocultos, en campos de conocimientos
inadvertidos por otros. Son personas con capacidad para crear y recrear, para mantener buenas
relaciones, con capacidad para ver las cualidades de los otros, saben tomar de los otros lo
mejor. 
Amalio Rey los llama a los hibridadores “cazadores de conexiones” a los que buscan con la
ayuda de la tecnología de la información. 
Si partimos de la premisa que el futuro es híbrido debemos trabajar en tal sentido. Esto significa
cambiar el curriculum, cambiar las prácticas, cambiar los desempeños docentes.
Este breve texto que hoy presento es una invitación  al análisis crítico de su contenido, tiene la
intención de impulsar  la reflexión, el intercambio de ideas, y que puedan hacerme llegar sus
aportes y valoración a la dirección de correo que figura en contratapa.
El  paso próximo será formar hibridadores curriculares en este espacio universitario, que nos
permita responder a los desafíos de nos plantea especialmente la formación de los futuros
profesionales y de la formación de formadores, y para confirmar que es necesario ante los
cambios curriculares  la formación a los docentes.
Ya un grupo de estudiantes de grado en la Facultad de Humanidades y de posgrado en la
Facultad de Ciencias Agrarias   comenzaron a dar sus primeros pasos en este nuevo formato, lo
que nos entusiasma y alienta a seguir perfeccionando y profundizando este modelo. 
En tal sentido dejo a consideración de udes. esta propuesta pedagógica.
Muchas gracias.