Está en la página 1de 3

Carl Rogers y la teoría de la

personalidad altamente funcional


Buenos, yo les hablare sobre la teoría de la persona altamente funcional
Desde la psicología humanista varios autores como maslow, rollo May y Carl
Rogers tenían una visión positiva del ser humano, es decir que ellos coincidían en
que todos los seres humanos somos capaces de convertirnos en el tipo de
personas que deseemos.

Es así como La teoría de la personalidad de Carl Rogers es un ejemplo de este


optimismo llevado a la psicología. Esta teoría propone la idea de que la
personalidad de cada individuo puede analizarse según el modo en el que se
logra acercarse o alejarse a los objetivos vitales y sus metas planteadas. Y a
medida que cumplimos esos objetivos nos a cercamos a ser nuestra personal
ideal y es lo que se conoce como persona altamente funcional.

Esta idea de que el desarrollo personal y el modo en el que los individuo


luchan por llegar a ser como quieren ser, es una idea central de la psicología
humanista, pero y esta parte es muy importante para Carl Rogers tiene
especial importancia, porque él menciona que es a través del desarrollo
personal como se forma el carácter y el modo de ser de cada individuo.
Las personas altamente funcionales tienen ciertas características, pero la
característica por decirlo así general es que estas personas están en un
constante proceso de autoactualización, es decir, búsqueda de la perfección
para lograr los objetivos y las metas que tienen planteadas.
Este proceso de desarrollo personal se encuentra en el presente, por lo que
siempre está en funcionamiento. De este modo, la personalidad de las
personas altamente funcionales es, para Carl Rogers, un marco en el que fluye
en tiempo real un modo de vivir la vida que se adapta a las circunstancias
constantemente.
la persona altamente funcional tiene ciertas características
la primera se denomina
1. Apertura a la experiencia
Estas personas están muy abierta a la experiencia, a lo nuevo y No adopta una
actitud defensiva ante lo desconocido, sino que al contrario prefiere explorar
nuevas posibilidades.
2. Estilo de vida existencial
Esta característica tiene que ver con la tendencia a asumir que es uno mismo
quien ha a conceder sentido y significado a las experiencias que se viven en
cada día. Es decir que estas personas dejan que su modo de vivir el día a día
sea espontáneo, creativo, sin intentar encajar a la fuerza a los esquemas
preconcebidos por la sociedad. Son estas personas libres que nos les interesa
el que dirán, sino que se enfocan en su crecimiento personal.
El estilo de vida asociado a este tipo de personalidad, para Carl Rogers, se
caracteriza por evitar la tendencia a prejuzgar.
3. Confianza en uno mismo
Para Roger una manera libre de vivir la vida conlleva a confiar en el propio
criterio y la manera de tomar decisiones por encima de cualquier otra persona.
La idea es que, como nadie conoce mejor que uno mismo la propia manera de
vivir la vida, no se tiende a apoyarse en comportamiento impuestos desde
instancias externas sino internas de cada ser.

4. Creatividad
4. creatividad
Estas personas dejan a un lado los dogmas, lo convencional y lo que hacen es
mirar más allá de lo considerado como "normal". Esto lo que busca es
proporcionar las bases necesarias para que puedan desarrollar su creatividad
libremente.
5. Libertad de elección
allí donde aparentemente solo hay unas pocas. Esto define el carácter
inconformista de este tip
de manera equilibrada, de manera que las crisis son aprovechadas como
oportunidades para
5. Desarrollo personal
El desarrollo personal es el motor vital de las personas altamente funcionales.
Se vive como un proceso de cambio constante, en el que nunca se alcanza una
meta final definitiva, sino que se va pasando de una etapa a otra.

Críticas y observaciones a la teoría de Rogers

Las características y definiciones que Carl Rogers utilizadas para definir a las
personas altamente funcionales son muy abstractas y altamente ambiguas,
ya que ceñirse a conceptos muy rígidos iría en contra de su idea de que una
personalidad basada en la auto-actualización y el desarrollo personal fluye
constantemente y escapa a las convenciones. 

Sin embargo, esto también le ha ganado muchas críticas: a fin de


cuentas, prácticamente todo el mundo puede sentirse identificado con los
rasgos que se atribuyen a las personas altamente funcionales, siguiendo la
lógica del efecto Forer.

Solo cada persona es capaz de juzgar hasta qué punto es útil o inspirador
tener estas características como referencia.