Está en la página 1de 4

Novena para San Marcos de

León
San Marcos de León es un santo venerado por muchísimas personas, si tú
sientes esa devoción por él y deseas pedirle algo o encomendarte a él puedes
utilizar esta plegaria, él te ayudará siempre que lo necesites en temas del corazón,
para recuperar un matrimonio, deposita tu fe en él.

DÍA PRIMERO
Gran San Marcos de León guiaste a muchos hacia el camino de Nuestro Señor
Dios.
Cuidaste de tu pueblo y les enseñaste el amor verdadero desde la palabra santa.
Calmaste a los leones hambrientos y ayudaste a los que te suplicaron auxilio.
Te rogamos nos muestres cómo amansar para alejar al mal y a los malos espíritus
que nos rodean.
Permítenos ver siempre con claridad el camino de Dios, toma nuestra mano, se
nuestro guía.
Desde hoy confiamos plenamente y ciegamente en ti, en tu buena voluntad.
Aprenderemos la palabra de Dios con tu ayuda.
Ruega por nuestras almas y no nos desampares jamás, permanece a nuestro
lado,
Amén
Oración final
Venciste a Draga con tu gran fuerza
También venciste a Dragón,
Poderoso San Marcos de León
Bríndame ese gran poder,
O intercede en mi vida para volver a todos mansos,
Para alejarlos del mal y volverlos puros.
Que quien quiero de verdad
Permanezca junto a mi
Y si se marcha que se arrepienta de sus pecados y vuelva a Dios.
Amén
DÍA SEGUNDO
Lleno de dicha durante tu vida, enseñaste a muchos la celestial palabra de
Nuestro Señor.
Te obsequió el don de amansar y traer calma a aquellos que la necesitan.
Viste como sufrió Nuestra Santísima Madre la crucifixión de Jesús.
Nos has enseñado que el mejor camino es el de la fe, el camino de Dios.
Te rogamos permanezcas junto a nosotros y no nos desampares jamás,
Amén
Recitar la oración final.

DÍA TERCERO
Lleno de bondad, San Marcos de León, has cumplido milagros inexplicables.
Alejaste a un león hambriento de unos niños y lo llevaste lejos al desierto, sediento
yo te pido que (NOMBRE DE LA PERSONA) sienta lo que sintió el león.
Que venga ante mí y me acompañe, si es Voluntad del Dios Altísimo,
Amén
Recitar la oración final.

DÍA CUARTO
Luchaste durante toda tu vida, pasaste trabajo y sufriste en muchísimas ocasiones
San Marcos,
Pero seguiste adelante para enseñar la palabra de Nuestro Señor.
Ayúdame a tener tu fortaleza, a levantarme después de una caída.
Dame valor para seguir venciendo cada obstáculo en el sendero de Dios,
Amén
Recitar la oración final.

DÍA QUINTO
Llevaste la alegría infinita a Nuestra Santísima Madre, supiste comprender el
mensaje de Dios.
Enseñaste al mundo qué era el mal y a saber diferenciarlo siempre del bien.
Ilumina nuestro camino, para que nos demos cuenta del mal que nos rodea.
No permitas que las tinieblas nublen nuestro camino.
Amén
Recitar la oración final.
DÍA SEXTO
Venciste a los mayores males del mundo, supiste amansarlos y alejarlos del
hombre.
Hoy yo te pido que amanses un corazón, el de (NOMBRE DE LA PERSONA)
Para que me trate con amor sincero, sé que tú puedes ayudarme San Marcos de
León.
Por esto acudo a ti, no permitas que mi vida se vea privada del amor verdadero.
Amén
Recitar la oración final.

DÍA SÉPTIMO
Este es el momento de rectificar cada acto que he cometido, te pido perdón por
pecar.
Sé que no soy digno, pero necesito de tu ayuda San Marcos de León.
Has que esa persona que tiene mi corazón, si es Voluntad del Dios Altísimo,
vuelva bondadoso a mis brazos.
Que el amor verdadero no se vaya de mi vida.
Amén
Recitar la oración final.

DÍA OCTAVO
Defendiste a todos los creyentes de Dios, luchaste con la fuerza de un león y
venciste siempre.
Has ganado miles de batallas contra el mal y hoy yo te necesito.
Ayúdame a volver manso a (NOMBRE DE LA PERSONA) para que el amor de
Dios nos una por fin.
Intercede por mi San Marcos, te necesito.
Amén
Recitar la oración final.
DÍA NOVENO
Lleno de nobleza estás, San Marcos, has penetrado el corazón de aquellos
encerrados.
Has roto caparazones y has guiado a las buenas personas al camino de Dios.
Escúchame y ayúdame a mí, para que (NOMBRE DE LA PERSONA) se dé cuenta
de la verdad:
Que Dios es nuestro camino y que venga a mí, para llegar juntos al reino de Dios,
si es Voluntad del Dios Altísimo.
Amén
Recitar la oración final.