Está en la página 1de 9

Exp.

N°: 03350-2020-0-1801-JR-LA-03
ESP. LEGAL: SOTELO SEGURA RENATO
FRANCISCO
Escrito: 01
Sumilla: APERSONAMIENTO Y
CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA
LABORAL

SEÑOR JUEZ DEL TERCER JUZGADO ESPECIALIZADO DE


TRABAJO PERMANENTE

LECHE GLORIA S.A, con RUC N° 20100190797, con domicilio real y procesal en AV.
REPUBLICA DE PANAMA N° 2461, SANTA CATALINA, debidamente representado
por su apoderado XXXX, identificado con DNI N° XXX, señalando domicilio electrónico
en la Casilla Electrónica N° XXXX, en los autos seguidos con JOSE ANTONIO
QUIMPER HUAMANI sobre CESE ACTOS DE HOSTILIDAD, a usted atentamente
decimos:

I.- APERSONAMIENTO
Que en mérito al poder que en copia legalizada adjuntamos nos apersonamos al
proceso en representación de LECHE GLORIA S.A, señalando domicilio procesal en AV.
REPUBLICA DE PANAMA N° 2461, SANTA CATALINA, en la provincia y
departamento de Lima ciudad y casilla judicial N° xxx, donde se harán llegar las
notificaciones de ley.

II.- LEGITIMIDAD PARA OBRAR DE LA DEMANDADA


Que nuestra representada, LECHE GLORIA S.A. se encuentra facultada para
presentar el presente escrito de contestación de demanda, en mérito al Contrato de
Fideicomiso de Gestión y Administración de Activos y Pasivos celebrado por la Empresa
Agroindustrial Cayaltí S.A.A. con la Corporación Financiera de Desarrollo – COFIDE,
otorgado mediante Escritura Pública de 25 de Abril de 2003.

1
III.- PETITORIO
Que, dentro del término de ley contestamos la demanda interpuesta contra
nuestra representada, negándola y contradiciéndola, la misma que solicitamos sea declarada
INFUNDADA en todos sus extremos, por lo siguiente:

IV.- FUNDAMENTOS DE HECHO


1. Que el actor demanda el cese de supuestos actos de hostilidad por cambio de
labores del demandante de la sección de Seguridad Industrial al Área de campo, hecho
acaecido el día 15/04/13.
2. Que, ampara su demanda en el Inc. c) del Art.30 del D.S.N°003-97 -TR que
establece: que se considera acto de hostilidad equiparable al despido, el traslado del
trabajador a un lugar distinto de aquel en el que preste habitualmente sus servicios con el
propósito de ocasionarle perjuicio.
3. Considera que su cambio se debió al hecho de ser Secretario General del
Sindicato de la empresa.
4. Dichas afirmaciones carecen de todo fundamento, conforme pasamos a
exponer:
 Que es verdad que el actor laboró para la empresa desde octubre del 2002,
pero no en el área de Seguridad Integral como afirma, sino en el área de
asesoría jurídica, labor que desempeñó por un corto tiempo solo hasta el
año 2004 en que voluntariamente rompió el vínculo laboral con mi
representada.
 Que, conforme se aprecia en el Acta de Acuerdo Conciliatorio Laboral del
25 de Enero de 2008, el actor reingresó a laborar en nuestra representada
en calidad de trabajador a plazo indeterminado desde esa fecha.
 Que, conforme se acredita con el Acuerdo adjunto la Empresa
Agroindustrial Cayaltí entró en una severa crisis económica, financiera y
social, la misma que fue declarada a inicios de la década del 2000, siendo
que en la época de reingreso del demandante, dicha crisis estaba en pleno
proceso de reversión, como lo hemos probado al referir en acápite
precedente, que el 25 de Abril de 2003 se constituyó el Fideicomiso de

2
Gestión y Administración de Activos y Pasivos celebrado entre la empresa
y COFIDE.

5. En este orden de ideas, el actor reingresó en el año 2008, ya no al puesto de


asistente de asesoría jurídica, sino al de trabajador de campo, precisamente debido a la
difícil coyuntura económica por la que atravesaba la empresa, cargo que fue desempeñado
por este sin reclamo alguno, conforme se aprecia en la relación de personal de campo
adjuntas. Decisión esta contemplado en el acápite D del segundo párrafo, subtitulado
“Acuerdo Conciliatorio Laboral” del documento suscrito el 25 de Enero de 2008, según el
cuál las partes consensuadamente adoptan la decisión de modificar las condiciones
laborales que mantenían al 31 de diciembre de 2003; a efecto de reflotar la empresa y
convertirla en una organización productiva y rentable; habiendo sido asignado a la ZONA 7
–CAÑA DE AZÚCAR , Sección: Cayaltí VI, según acreditamos con el documento
denominado “Relación de Personal de la Empresa Agroindustrial Cayaltí S.A.A. del mes de
febrero de 2008.
6. Cabe resaltar, que siendo el giro y actividad principales de la extracción y
explotación dela industria azucarera, mediante el cultivo y comercialización de caña de
azúcar y sus derivados, y en aplicación de la facultad directriz del empleador contemplada
en el art.9 del D.S.N°003-97 TR , es que se dispuso que el actor fuera asignado a labores de
campo.
7. Posteriormente, a partir del año 2009, según acreditamos con el MEMO N°
257/09-A.RR.HH del 15.12.09, y en aplicación de lo dispuesto en el RIT artículo 15°
incisos a) y b) , se dispuso que el actor fuera “rotado provisionalmente” de la Sección
Cayaltí 6 (campo)al “Área de Seguridad Integral”.
8. El 12 de abril de 2013 con Memorándum N° 282/13-RR-HH del Jefe de
Recursos Humanos dirigido al demandante, se le comunicó que debido al exceso de
personal existente en el Área de Seguridad Integral y dadas las necesidades primordiales en
el área de campo, se dispuso que a partir del 15.04.13 retorne a su sección de origen al igual
que otros trabajadores tales como Manosalva Vásquez Félix, Peralta Cerdán Héctor,
Ramírez Fernández Mario, Ramos Rodríguez José Simón, Sánchez Castañeda Miguel
Ángel , entre otros, fueron también rotados conforme se desprende del Memorándum

3
N°677/13-RR.HH. demostrando con esto que no existió animo de perjudicar al
demandante.
9. Así mismo el actor se ampara en el inc. c) del art 30, causal que para su
configuración requiere del perjuicio al trabajador, lo que no ha sido demostrado por este.
10. Que, si bien es cierto esta labor era anteriormente desempeñada por el
demandante, (labor de campo) y que posteriormente por razones de necesidad de la
empresa fue rotado provisionalmente conforme lo hemos demostrado, al Área de Seguridad
Integral; también lo es, que nuestra representada con el fin de mejorar sus estándares de
producción, está facultada a introducir cambios teniendo en cuenta las necesidades del
centro de trabajo, lo cual hizo, reubicando al demandante en labores que no menoscaban su
categoría ni remuneración.
11. Que, su retorno a su puesto de origen no constituye un acto de
hostilidad ya que de conformidad con el artículo 9° del DS 003-97-TR:
“El empleador está facultado para introducir cambios o modificar turnos, u horas de
trabajo, así como la forma y modalidad de la prestación de las labores, dentro de
criterios de razonabilidad y teniendo en cuenta, LAS NECESIDADES DEL CENTRO DE
TRABAJO”.

12. Es menester precisar, que las variaciones/ rotaciones obedecieron o se dieron


en el contexto de reestructuración organizativa, administrativa y sobre todo económica de
nuestra representada, con lo que no existió un organigrama definido respecto de los cargos
y/o puestos de trabajo, en el que no estaban considerados muchos puestos laborales que
anteriormente sí existían.
13. Que según la doctrina y la normatividad legal vigente, esta facultad del
empleador es comúnmente conocida como IUS VARIANDI, entendiéndose este como el
poder del empleador que le permite modificar las bases del trabajo, sin o contra, la anuencia
del trabajador, cuando exista una justa necesidad de la empresa y sin ocasionar grave
perjuicio a éste; circunstancias que con los documentos que se anexan como pruebas,
concurren en el caso de autos, por lo que no se configura la situación de hostilidad
pretendida por el demandante, evidenciándose que no los cambios o rotación provisional se

4
han producido sin menoscabo de sus derechos, y con carácter muy lejano a la arbitrariedad
o a la injusticia.
14. El demandante refiere que el retorno a su puesto de trabajo original se debe a
un presunto “acto de hostilidad” por tratarse de un trabajador con condición especial de
sindicalizado, desempeñándose como Secretario General del Sindicato Único de
Trabajadores de la Empresa Agroindustrial Cayaltí S.A.A. Negamos categóricamente esta
afirmación por revestir carácter absolutamente subjetivo y carecer de todo sustento; para
ello cumplimos con acreditar en autos en calidad de prueba documental el “Acta de
Reunión Negociación Colectiva” del 30 de mayo de 2013 – es decir de fecha posterior a la
rotación denunciada como presunto acto de hostilidad - recaída en el Expediente
Administrativo N° 54-2011-GR.LAM/GRTPE-DPSC, mediante la cual se evidencia que en
las Oficinas de la Dirección de Prevención y Solución de Conflictos de la Gerencia
Regional de Trabajo y Promoción del Empleo Lambayeque, se presentaron los
representantes de la Comisión Negociadora del Pliego de Reclamos por parte del Sindicato
Único de Trabajadores de la Empresa Agroindustrial Cayaltí S.A.A. y anexos; señores
ASUNCIÓN BECERRA ZAMORA (el demandante) entre otros; con los apoderados de
nuestra representada, para dar inicio a la etapa de negociación colectiva.
En la misma Acta se aprecia que participó activamente como Secretario General del
Sindicato, el demandante, con lo que demostramos que su actividad como dirigente sindical
la viene desarrollando de manera normal y sin ningún tipo de hostilidad por parte de la
empresa.

15. Que , dentro de las causales de hostilidad, se encuentra la reducción


motivada de la remuneración o de la categoría, lo que no se ha dado y que dicha reducción
debe provenir de una decisión unilateral del empleador que carezca de una motivación
tanto objetiva como legal, lo que tampoco se ha dado en el caso sub materia, ya que lo que
motivó la rotación provisional y luego el retorno al puesto original, fue el afán de
mejoramiento en la producción, lo que se hizo dentro de los límites de razonabilidad que
recoge la Ley de Productividad y Competitividad Laboral en su Art. 9°.
16. Que en cuanto a la multa que solicita, ésta deviene en IMPROCEDENTE,
por cuanto para que proceda no basta la simple afirmación del perjudicado, sino que es

5
necesario que los actos produzcan un perjuicio a quien lo alega , es decir , debe existir
DAÑO el cual debe ser acreditado, lo que no ha hecho el demandante.

VII.- FUNDAMENTACION JURÍDICA:


1.- Constitución Política del Perú:
Art. 20 inc 23): Que señala que toda persona tiene derecho a la legítima defensa.
2.- Código Procesal Civil:
Art. 3: Por el cual nos asiste el derecho de contradicción sin limitación ni restricción
alguna.
3.- Ley Procesal del Trabajo 29497:
Art. 19º: Que señala los requisitos para contestar la demanda y los anexos que debe
contener.
4.- D.S. 003-97-TR:
Art. 9: Por la que el empleador está facultado para introducir cambios o modificar
turnos, días u horas de trabajo, así como la forma y modalidad de la prestación de las
labores, dentro de los criterios de razonabilidad y teniendo en cuenta las necesidades del
centro de trabajo.
VIII.- MEDIOS PROBATORIOS:
1.- Documentos:
1.1.- Boletas de Pago del 01 de Octubre hasta el 31 de Diciembre de 2002, documentos con
los que acreditamos que el cargo desempeñado por el demandante al inicio de su
relación laboral fue el de “Asistente Asesoría Legal”.
1.2.- Acta de Acuerdo Conciliatorio Laboral del 25 de Enero de 2008, con la que
acreditamos que el actor reingresó el año 2008 y que dada la coyuntura de crisis de la
empresa, se adopta la decisión de modificar las condiciones laborales que mantenían
al 31 de diciembre de 2003; a efecto de reflotar la empresa y convertirla en una
organización productiva y rentable;
1.3.- Documentos denominados “Relación de Personal de la Empresa Agroindustrial
Cayaltí S.A.A. “ Mayordomo responsable: Julio Padilla Carrasco, Periodo : 01 al 14
de febrero de 2008, con el que acreditamos que en ese entonces, el actor se

6
desempeñaba en la Zona de Campo N° 7 – Caña de Azúcar, Cayaltí VI , Grupo
QUINCENA
1.3.- Memorándum N° 257/09-A.RR.HH del 15.12.09, que en aplicación de lo dispuesto en
el RIT artículo 15° incisos a) y b), se dispuso que el actor fuera “rotado
provisionalmente” de la Sección Cayaltí 6 (Área de Campo) al “Área de Seguridad
Integral”.
1.4.- Memorándum N° 282/13-RR-HH del Jefe de Recursos Humanos dirigido al
demandante, con el que se le comunicó que debido al exceso de personal existente en
el Área de Seguridad Integral y dadas las necesidades primordiales en el área de
campo, se dispuso que a partir del 15.04.13 retorne a su sección de origen.
1.5.- Carta N° 0036/13 RR.HH del 16.04.2013 con la que demostramos que en respuesta a
su solicitud de cese de presuntos actos de hostilidad, el representante legal de nuestra
patrocinada le respondió con sujeción a ley explicándole que es facultad de la
empresa la planificación, dirección y control de sus actividades y políticas de gestión
empresarial.
1.6.- Acta de Reunión de Negociación Colectiva del 30.05.2013, con la que demostramos
que en fecha posterior a la disposición de retorno del demandante a su puesto de
origen, ejerció de forma activa su función de dirigente sindical en su calidad de
Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores de la empresa demandada, lo
que desestima la falsa imputación contra nuestra representada en el sentido que los
presuntos actos de hostilidad estarían destinados a perjudicar su labor como dirigente
sindical.
1.7.-MemorandumN°676/13/RR.HH del 21/06/2013.
Con el cual se acredita que otros trabajadores de la misma condición del demandante
fueron rotados de igual forma que éste por las mismas razones de necesidad de la
empresa.
1.8.-Memorandum N° 00/26/13 JEC del 19 de junio de 2013 en el que consta y con el que
acreditamos que la rotación de personal no solo tuvo que ver con el actor sino que
involucró a otros trabajadores, por el periodo en que el demandante fue rotado a su puesto
de origen.

7
IX.- ANEXOS :
1-A.- Tasa judicial
1-B.- Copia legalizada de los DNI de las apoderadas.
1-C.- Copia legalizada del poder de representación
1-D.- Copia del Contrato de Fideicomiso de Gestión y Administración suscrito el 25
de abril de 2003.
1-E.- Boletas de Pago del 01 de Octubre hasta el 31 de Diciembre de 2002.
1-F.- Acta de Acuerdo Conciliatorio Laboral del 25 de Enero de 2008.
1-G.- Documentos denominados “Relación de Personal de la Empresa Agroindustrial
Cayaltí S.A.A.
1-H.- Memorándum N° 257/09-A.RR.HH del 15.12.09.
1-I.- Memorándum N° 282/13-RR-HH del Jefe de Recursos Humanos dirigido al
demandante
1-J.- Carta N° 0036/13 RR.HH del 16.04.2013.
1-K.- Acta de Reunión de Negociación Colectiva del 30.05.2013.
1-L.- Memorandum N°676/13/RR.HH del 21/06/2013.
1-M.- Memorandum N° 00/26/13 JEC del 19 de junio de 2013.
1-N.-
POR TANTO :
Pedimos a usted tenernos por apersonadas al proceso, por contestada la demanda en
los términos que se indican, proveyendo conforme a ley

Chiclayo, Marzo de 2014

MARIA DEL PILAR JULCA ENCOMENDERO


DNI 07940636

LOURDES DE FÁTIMA PISFIL FLORES


DNI N°45591382

8
CHRISTEL VILLANUEVA CARPIO
DNI N°41993445