Está en la página 1de 30

Curso de

EMPRENDIMIENTO

UNIDAD 1
EL DESARROLLO DEL PROYECTO VITAL DE
CADA PERSONA EN TORNO A UN NUEVO
ENTENDIMIENTO DEL EMPRENDIMIENTO

/////////// TEMA ///////////


DE LA UNIDAD

¡crecemosjuntos!
I. INTRODUCCIÓN.
En este módulo vamos a trabajar el emprendimiento para ayudarte a desarrollar un proyecto
emprendedor o un proyecto vital, entendido como un proyecto personal en cualquier campo
(artístico, cultural, científico, deportivo...); un proyecto social (crear una asociación, mejorar la
vida de tu comunidad, contribuir a la vida de la sociedad...); un proyecto empresarial (crear una
empresa en cualquier tipo de actividad); o un proyecto para convertirte en un buen profesional
para trabajar por cuenta ajena (trabajador-emprendedor).

A lo largo del curso identificarás tu proyecto, lo diseñarás y trabajarás en la práctica para su


puesta en marcha.

II. OBJETIVOS.
!! Tomarla decisión de abrirte al emprendimiento y desarrollar tu vida como una persona
emprendedora.
!! Aprender y aplicar a la práctica una nueva forma de ver y entender el emprendimiento
(social, empresarial, trabajador-emprendedor.
!! Aprender a pensar y actuar en grande en torno al desarrollo de un proyecto vital.
!! Ubicartu proyecto vital en las ruptura o rupturas que abren el espacio de oportunidad
para su desarrollo.
!! Crear un equipo para conectar tu proyecto vital en la solución de un problema local-de
país-global.
!! Desarrollar
tu aprendizaje emprendedor y llevar a cabo tu proyecto vital en torno al des-
cubrimiento de tu elemento, diseño de un plan y ejecución en la práctica.
!! Desarrollar
las competencias y construir el currículum para ser un trabajador-emprende-
dor excelente.

III. LA DECISIÓN DE DAR EL PASO AL EMPRENDIMIENTO.


Emprender es una decisión personal para conducir tu vida de manera autónoma y abrirte al
cambio, la innovación y el liderazgo.

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 3
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
Creatividad, innovación, liderazgo y emprendimiento forman parte de una misma realidad
que se constituye en el conversar.
En los 3 ejes conversacionales del ser humano: las conversaciones que mantengo conmigo mis-
mo, con otras personas y con el misterio de la vida (Martin Bubber). Dependiendo del sentido
de esas conversaciones y de las respuestas a las preguntas: ¿Qué es el ser humano? ¿Cuáles
son sus límites? ¿Qué puedo intentar? ¿Qué puedo alcanzar? ¿Qué puedo aprender? …; será
mi interpretación del mundo, condicionando mi apertura o cierre de posibilidades para el de-
sarrollo de esos dominios.

Mi concepción del mundo: ¿Yo soy así? ¿Yo puedo cambiar?


Una larga tradición de pensamiento de más de veinticinco siglos (metafísica) define al ser
humano como realidad fija, eterna e inmutable. De ella nace la frase más desafortunada de la
historia de la humanidad:Yo soy así.Y sus derivadas: El mundo es así, las cosas son así, así se ha
hecho siempre… Esta premisa es el cerrojo para bloquear cualquier proceso emprendedor.

Sin embargo, si elijo la otra postura: Yo puedo cambiar, puedo incidir en el curso de las cosas,
puedo hacer una diferencia…; y esa actitud la proyecto en mis 3 ejes conversacionales, el pa-
norama de mis posibilidades, acciones y resultados cambia radicalmente.

El permiso: Admitiendo que puedo cambiar ¿me doy permiso para hacerlo?
La siguiente apertura consiste en darse permiso a uno mismo para actuar. La emoción de una
vida auténtica parte de aprender a no pedir permiso a los demás para conducir la vida propia,
a poner el control en uno mismo, a declararse responsable y a ejercitar el mayor bien que te-
nemos: la libertad desde la ética de los principios.

En este proceso son muchos los enemigos que tenemos que enfrentar: nuestra voz interior
cuyo eco viene de siglos atrás, las conversaciones pobres y autolimitantes (código restringido),
pedagogías invisibles en las que nos hemos educado, cultura de la resignación, creencias reli-
giosas…

En la guía de proyecto llevarás estos conceptos a la práctica aplicándolos a tu proyecto.

Unidad 1
4 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
La legitimidad de tener un deseo. Sembrar un deseo en la mente.
Cuando me doy permiso a mí mismo, me abre el espacio para construir un deseo y trabajar la disci-
plina para imaginarlo ya realizado, es el primer movimiento para alcanzar una meta, un propósito, un
proyecto.Y cómo, desde el compromiso con el mundo, conectarlo con un gran desafío de la comunidad
para generar sentido de la contribución y el legado. La idea no es vivir para siempre, la idea es crear
algo que sí lo haga (Andy Warhol).

El deseo desarrolla nuestro sentido de la visión, permite que podamos visualizar con gran intensidad
la obra terminada, es la zanahoria en forma de misión que mueve nuestro cuerpo y emociones hacia
el logro. Nadie puede construir una gran obra sin un fuerte deseo de fondo.

El deseo es la llave que abre la puerta a la firmeza en el creer, nos pone en la antesala de la acción
(querer hacerlo).

Sólo desde la declaración: “Quiero hacerlo”, se puede entregar las herramientas y el aprendizaje para
entrenar a una persona en la cosa de crear, innovar, liderar y emprender. Si esta premisa no se da,
necesariamente hay que trabajar sobre la concepción filosófica y de pensamiento de la persona, que
está bloqueando las compuertas que abren a los mencionados dominios. Si no es así, de nada servirá
que enseñemos a priorizar, planificar, coordinar… Será inútil, pues la persona no albergará energía
emocional para llegar a la meta.

Creación del espacio emocional expansivo.


Sembrar un deseo, creer y querer hacerlo, genera la energía emocional para producir la acción (actuar,
esforzarse). En el trayecto aparecerán desafíos, que para enfrentarse, convocarán al aprendizaje, que
dejará de ser percibido como una pesada carga para convertirse en una oportunidad de crecimiento
que lleva al logro. Sin deseo no hay emoción, sin emoción no hay aprendizaje (aprendemos cuando
nos emocionamos)

El espacio emocional y el sentido de dirección hacia la meta activan la voluntad, el impulso, la movili-
zación y la perseverancia para reponerse de los múltiples reveses y las situaciones encontradas con las
que hay que lidiar en el proceso.

Escuchar, ofrecer, declarar, planear, priorizar, coordinar, evaluar.


Son las competencias que vamos a tener que poner en juego cuando el resto de condicionantes estén
activados. Con ellas nos conduciremos a la consecución de la meta.

Todos los recursos necesarios para construir tu deseo están a tu alcance.

Cuando excusamos nuestra responsabilidad de emprender ponemos demasiado énfasis en


los recursos y su escasez (capital, conocimiento, recursos humanos…). Todos los recursos
necesarios para crear, innovar, liderar y emprender; están a nuestro alcance, sólo tenemos que
etiquetarlos y ponerlos en juego desde el ejercicio de la recursividad.Todo lo que una persona
puede imaginar, otros pueden hacerlo realidad (Julio Verne).

En la guía de proyecto llevarás estos conceptos a la práctica aplicándolos a tu proyecto.

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 5
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
III. UNA NUEVA FORMA DE VER Y ENTENDER EL EMPRENDI-
MIENTO EMPRESARIAL APLICABLE A TODAS LAS MODALI-
DADES DE EMPRENDIMIENTO (SOCIAL, TRABAJADOR-EM-
PRENDEDOR).
En este capítulo vamos a cultivar una nueva forma de entender y trabajar el emprendimiento
como una práctica conversacional.

Unidad 1
6 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
Liderazgo, emprendimiento, innovación, transformación, forman parte de una misma realidad y
proceso de aprendizaje, un juego que se constituye en las prácticas de escuchar, declarar, pedir,
prometer y ofrecer.

Está claro que en la nueva civilización que habitamos, el emprendimiento y la creación de


empresa constituyen la base del desarrollo profesional. El problema es que las universidades,
las escuelas de negocio, las instancias gubernamentales (centros de apoyo, agencias de desa-
rrollo…); no entienden la verdadera dimensión del emprendimiento y el fundamento de la
empresa. Por eso vamos a trabajarlo desde un enfoque radicalmente diferente.

Una empresa no se constituye en la suma de capital, recursos humanos, instalaciones y equipos


para fabricar bienes y servicios. Ese era el entendimiento de la empresa en la Era industrial, en
el mundo de Taylor. En el nuevo tiempo que habitamos, una empresa es una red de conversacio-
nes efectivas en torno a ofertas, pedidos y promesas organizadas alrededor de una declaración
fundacional.

De momento vamos a dejar de lado una serie de aspectos como el plan de empresa, el estudio
económico y financiero, y la literatura que se utiliza en los programas formativos tradicionales
de creación de empresa.

Utilizamos empresa para referirnos a cualquier proyecto vital que una persona quiera poner
en marcha.

Paso 1. Aprender a escuchar. Una empresa nace fruto de la escucha de algo que no funciona, en
esencia supone que todas las desazones y grandes problemas que enfrentamos son oportuni-
dades. Por eso, el primer trabajo es que aprendas a escuchar y desarrolles curiosidad, sensibili-
dad y predisposición emocional ante los problemas del mundo, y aprendas a verlos con alegría.

La escucha es una dimensión de la conversación que exige una serie de prácticas: aprender a
observar el mundo, desaprender los esquemas rígidos que constituyen los prejuicios, cultivar la
curiosidad, empatizar y poner el foco en los demás, aceptar a los otros como seres legítimos y
permitir que su palabra pueda cambiar el curso de tus acciones.

Si tienes una idea preconcebida de algo que puede funcionar y practicas la escucha para forzar
la validez de tu presupuesto, eso no es escuchar.

La práctica de la escucha para la empresa no es puntual, quien quiere dedicarse a este me-
nester, debe cambiar su esquema de pensamiento y comportamiento para que la escucha se
mantenga activa las 24 horas del día, 365 días al año. Es decir, un emprendedor moderno vive
permanentemente en modo de escucha, incluso cuando duerme (aprendiendo a escuchar sus
sueños) y cuando habla consigo mismo (modulando su autodiálogo personal).

El diseño de conversaciones para la escucha. Para poder escuchar necesitas desarrollar prácti-
cas sociales, el primer movimiento es ponerte delante del mayor número de personas (poten-
ciales clientes) e iniciar miles de conversaciones tanto presenciales como virtuales (teléfono,
redes sociales, blogs…).

El lado fuerte de la escucha está en aprender a fundar y entrar en conversaciones sociales, no

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 7
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
con respuestas, sino con preguntas poderosas. Por eso, hasta que seas un maestro en el arte
del conversar, debes preparar una agenda con miles de personas y llevar escritas las preguntas
que van a nuclear la escucha, formuladas en función de la naturaleza de tu emprendimiento.

“¿Qué te preocupa? ¿Qué te hace feliz? ¿Qué te hace infeliz? ¿Qué necesitas? ¿Cómo te podría
ayudar?…”

Para la efectividad de la escucha, además de una agenda amplia de relaciones y de las preguntas,
necesitas educar (predisponer) tu cuerpo y tus emociones: “acepto que eres una persona va-
liosa para mi… me abro para que tu palabra me cambie … escribo el nuevo valor que me has
aportado”. Estas frases han de formar parte del latido permanente de tu voz interior. De toda
escucha bajo este patrón nace valor agregado, que va más allá del descubrimiento de las necesi-
dades de tus clientes, surgiendo identidades, alianzas, adhesiones, ofertas, pedidos, promesas…

Otro dominio y entrenamiento de la escucha está en crear el hábito automático de procesar


toda la información que llega a tu mente (cuando ves la televisión, caminas, lees, usas Internet,
duermes…); y ponerla en relación con tu proyecto. La práctica de la escucha efectiva genera
agilidad mental y visión sistémica, capacidad para establecer conexiones entre cosas donde los
demás sólo perciben caos, los datos se ordenan y producen hibridaciones (palo+fregón=fre-
gona), se abre el espacio para la creación, brota la innovación y el fluir de lo improbable a lo
posible.

Los líderes y los emprendedores no practican la escucha, son seres escuchantes, viven en la
escucha, disfrutan en la escucha, fundan su actuar en la escucha, evolucionan y se transforman
con la escucha.

Crear una empresa o una organización sin competencias de escucha es como pilotar un avión
sin haber practicado nunca. La precondición para una empresa exitosa es disponer de expe-
riencia de miles de horas de escucha efectiva con clientes. Los inversores del futuro exigirán a
sus financiados experiencia, recurrencia y valor generado con la escucha.

Paso 2. Aprender a declarar. Toda empresa surge de una declaración, cuando alguien dice: voy
a crear una empresa para hacer esta cosa…

A menudo la gente que dice llevar tiempo intentando montar una empresa resulta que no lo
ha declarado. Sin una declaración fundacional efectiva no hay empresa, sencillamente porque
los clientes, proveedores, financiadores, prescriptores, no lo saben, y nadie te puede ayudar o
colaborar contigo si no sabe cuáles son tus intenciones.

Cuando fruto de la escucha y del descubrimiento de lo que necesita la gente, tengas una idea
clara de lo que puedes ofrecer, y tu decisión sea firme, debes declararlo al mundo, empezando
por las personas que tienen que formar parte de la red de tu empresa (comprando lo que vas
a fabricar u ofrecer, ayudando a producirlo, financiarlo, recomendarlo…).

Ahora, escribe aquí tu declaración: “declaro que voy a hacer esto:……………”. La fuerza de
la declaración determinará tu identidad y valor de marca, debe ser firme y verdadera (la gente
huye de las personas que declaran cosas con las que no se comprometen). Extiende la decla-
ración, que el mundo sepa de qué te has hecho cargo, será tu carta de presentación y habrá

Unidad 1
8 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
muchas personas que se acercarán a ti haciéndote ofertas.

Paso 3. Aprender a pedir. Parece de poca importancia pero no lo es: no sabemos pedir de ma-
nera efectiva.Y si no sabemos pedir, no podemos esperar que otros nos ayuden.

Ahora haz este ejercicio. Para hacer mi empresa necesito estas cosas que no tengo. “Escribo la
lista de cosas que necesito: …………………,,…….…., ” “Ahora escribo aquí el nombre y los
datos de las personas que me pueden ayudar:……………….:………………,” “A continuación
invento y escribo las conversaciones que voy a tener y voy a llevar ensayadas: te declaro que
voy a hacer esto y te pido que hagas esto por mí: …………………………………….”.

Cuando te pongas en la acción te darás cuenta que te tiemblan las piernas, sencillamente por-
que en nuestro dominio cultural el acto de pedir no está arraigado, necesitas por tanto, arrojo,
disciplina y hábito para pedir.

Paso 4. Aprender a prometer. Pedir no es gratuito (quid pro quo), supone que para que un
pedido sea efectivo y valioso, tienes que llevar una promesa del mismo o mayor calado que
lo que vas a pedir. “Ahora escribo la lista de promesas que voy a hacer a cada una de las per-
sonas a las que voy a pedir: te prometo que a cambio de eso voy a hacer esto otro por ti:
………………………………………………………….”.

Paso 5. Aprender a articular y modular pedidos y promesas (ofertas). De los pedidos y las
promesas nacen las ofertas, que constituyen el saber central de todo líder y emprendedor. Los
pedidos y promesas los puedes hacer en clave de oferta. “Tengo esta oferta para ti, tú haces
esto……………………, y a cambio recibes esto otro ………………. De esta manera yo gano
esto…………………., y tú ganas………………..”.

El problema está en que esto no funciona como una regla fija, más bien es un proceso de ajuste,
y claro, los hacedores de pedidos, promesas y ofertas, no aciertan a la primera, la diferencia en-
tre un emprendedor y uno que no lo es, está en la perseverancia mediante ensayo y error hasta
modular y encajar el pedido y la promesa, y para eso es determinante la capacidad de escucha.

Esta parte precisa de un entrenamiento intensivo porque afecta a la parte emocional del indivi-
duo (nos sentimos debilitados y sufrimos crisis emocionales cuando los demás declinan nues-
tras ofertas). Sin embargo, en el nuevo esquema de pensamiento, esto ha de ser interiorizado
y somatizado como un proceso de aprendizaje y crecimiento. Cuando alguien no acepta una
oferta no es algo personal, está declinando un ofrecimiento, no te está descalificando o desau-
torizando, sencillamente te está indicando que inventes otras condiciones.

Ahora haz este ejercicio.“Escribe las ofertas rechazadas ………………………………………..”


“A continuación pregunta a esas personas en qué condiciones aceptarían la oferta y escríbe-
lo………………………………….” “Después reformula esas ofertas ……………………….”
“Luego vuelve a hacer las ofertas: …………………………” Repite el ejercicio las veces que
sea necesario hasta la declaración de aceptación: “sí acepto”.

Puede que muchos de tus clientes no acepten, no pasa nada, piensa que dispones de siete mil
millones de clientes.

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 9
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
El proceso de entrenamiento y aprendizaje se prolonga con otro bloque de tareas prácticas.
Funciona de la misma forma para crear una empresa, organización, proyecto vital….

Al final, cualquier empresa humana exitosa es cuando a partir de la escucha de un problema


de una comunidad, alguien declara que se hace cargo de la desazón y coinventa una oferta que
produce valor y a la vez deseo de compra para mucha gente, en cuya producción comprome-
te a una red de personas (proveedores, prescriptores, financiadores, aliados…) donde todos
ganan. Los recursos y capacidades para el éxito no son técnicos ni financieros, son lingüísticos
(diseñar y ejecutar conversaciones efectivas) y éticos (crear confianza a través del cumplimien-
to de las promesas).

Este entendimiento es radicalmente opuesto a la lógica tradicional de creación de empresa que


ponía el acento y la acción inmediata en la búsqueda de capital, ayudas, cálculos económicos
que nunca se cumplen, tareas administrativas… Es decir, empezar la casa por el tejado.

Este es el capital principal para crear una empresa, más allá del dinero, si tienes las preguntas
adecuadas y pones en práctica las conversaciones anteriores.

Esta es la nueva agenda de aprendizaje para los empresarios, emprendedores, líderes, gerentes,
directores, creativos, innovadores... Un nuevo paradigma para el desempeño de las institucio-
nes, organizaciones, empresas. También el fundamento de las prácticas y conocimientos de los
trabajadores del futuro.

Lo que te ofrezco, sólo es un pequeño botón de muestra de una nueva disciplina universal
que nace de la filosofía del lenguaje y es la base del emprendimiento, liderazgo, management,
coaching y ciclo de aprendizaje universal.

En la guía de proyecto llevarás estos conceptos a la práctica aplicándolos a tu proyecto.

IV. PERSEGUIR TU SUEÑO Y PENSAR EN GRANDE.


“Estaban construyendo una catedral y un hombre preguntó a uno de los canteros que tallaban
piedra ¿y tú qué haces? A lo que éste respondió: aquí en este trabajo infernal pasando calor y
tragando polvo. Luego preguntó a otro cantero que estaba haciendo lo mismo y le respondió:
construyendo una catedral, una gran obra para la cristiandad que verá el paso de los siglos y
será fuente de inspiración y admiración de las futuras generaciones”.

Unidad 1
10 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
La grandeza de toda obra humana está condicionada por la emoción con la que fue concebida.
Si quieres hacer una diferencia con tu vida debes diseñar tu existencia con un fin “in mente”,
saber adónde te diriges y conferirle un sentido y un propósito, creando metas ambiciosas.

Lo que te propongo no es un discurso, es un diseño de prácticas para poner en relación lo que


haces cada día con “tu catedral” (proyecto vital), y de paso conectarlo con los grandes desafíos
de nuestro tiempo: cambio climático, educación, alimentación, salud …

Emprendimiento, liderazgo, creatividad, innovación; forman parte de una misma realidad, son
fenómenos indisociables, que se conjugan en torno al espíritu del cantero que es capaz de ver
un sentido mayor de ambición y trascendencia en lo que hace. Este principio lo cambia todo.

Organizar todos los actos de la vida en torno a un propósito claro nos empuja a abandonar
nuestra zona de confort, alimenta la ambición, genera el campo emocional necesario para que
las cosas ocurran y nos lanza al aprendizaje permanente para obtener los conocimientos nece-
sarios con los que alcanzar la meta.

Toda vida humana valiosa necesita de la visión trascendente del cantero, y lo más importante
es que ese espíritu puede ser aprendido y cultivado.

Conducir todo el aprendizaje humano en torno a una pasión personal enfocada a hacer una
diferencia cambia el significado de la vida, el ethos de las cosas, la productividad humana, el con-
cepto mismo del trabajo, la cultura de la cooperación, el aprendizaje, la naturaleza del esfuerzo
y la perseverancia….

A veces, la catedral está demasiado lejana en el tiempo, por eso necesitamos percibir los pro-
gresos diarios y recrearlos para poder emocionarnos con el avance de la obra, comprobar
cómo los golpes dados a la piedra en el día van tomando forma.

Si tenemos presente de manera permanente la imagen de la catedral será mucho más fácil
construir sentido para el día y conectarlo con la trayectoria focal de nuestra vida, con nuestra
meta. Esto que en principio puede parecer baladí, no lo es, los avatares del día a día a veces
nos arrastran a una deriva en la que nos perdemos. Cada día de nuestra vida, al levantarnos,
hemos de desarrollar el hábito de trazar el rumbo y alinear la hoja de ruta para sintonizarnos
con nuestro proyecto vital.

Toda gran obra humana antes de hacerse realidad necesita construirse como un castillo en
el aire, precisa ser imaginada y recreada con emoción. Las cosas se crean tres veces, en tres
momentos: primero en la mente, luego en las conversaciones y finalmente eclosionan en la
práctica. Y requieren del combustible de la emoción. Por eso necesitamos educar para que la
gente aprenda a imaginar, conversar de manera efectiva (escuchar, declarar, pedir, prometer),
emocionarse y coordinarse en la acción; para luego entrenar con rigor la disciplina de mante-
ner el rumbo, la voluntad, el esfuerzo y la perseverancia.

El sentido del legado y la trascendencia anida en el alma humana y forma parte del diseño de
nuestro ser, si no llega a fructificar y alcanzar su máximo esplendor es porque la educación y la
cultura reinante frenan su expansión.

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 11
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
Cualquier persona con un sentido de la trascendencia puede llegar a construir una catedral
aunque parta de cero, si tiene claros los planos y donde tiene que dar cada golpe.

El espíritu del cantero es el que ha hecho posible que vivamos una vida confortable, que haya-
mos buscado hasta la extenuación la belleza en todas las disciplinas creativas (poesía, música,
arquitectura…); que nuestra curiosidad infinita nos haya llevado a explorar todos los rincones
de la Tierra, visitar otros planetas, y que incluso hayamos puesto un artefacto humano en el
espacio interestelar. Obras todas ellas que han cristalizado gracias a la imaginación sin límites
y la perseverancia de unos primates que soñaron otros mundos posibles, de unos monos que
se empeñaron en volar imitando a las aves.

Abramos el espacio para que las personas puedan soñar y pongamos a su disposición la emo-
ción, las herramientas y los conocimientos para hacerlo.

Si miras a lo más profundo del ser, podrás reconocer en la naturaleza humana el espíritu del
cantero que añora ser escultor, y también la resignación del picapedrero que condena su exis-
tencia a la oscuridad y la irrelevancia. Que termine prevaleciendo una u otra forma no es cues-
tión de suerte, depende de la voluntad. Y en gran medida de la educación como instrumento
que permite la metamorfosis, la superación transformadora (metanoia) que hace posible que
de una crisálida bata sus alas una preciosa mariposa.

Si aprendes a decirte a ti mismo que te das permiso para tener un sueño o un deseo, te em-
pleas a fondo para definir tu meta, te comprometes con aprender lo necesario para conseguirla,
planificas con rigor, pones fechas y compromisos… La catedral pronto se abrirá paso a tus pies.

Cuando sueñes pon en marcha un plan y no permitas que nadie te lo destroce o que te diga
que no lo lograrás.

Tú eliges la huella que quieres dejar en el mundo, puede ser igual de profunda independien-
temente de tu posición de partida, la diferencia depende de tu decisión de ser picapedrero o
escultor del futuro.

Ahora imagina que cada ser humano estuviese construyendo una gran obra, y que todos los
esfuerzos y recursos públicos y privados estuviesen alineados con ese propósito ¿Cómo sería
ese mundo?

Para empezar: “Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un


carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino”. Charles Reade.

Prepárate para comenzar ya tu obra.

En la guía de proyecto llevarás estos conceptos a la práctica aplicándolos a tu proyecto.

Unidad 1
12 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
V. 10 RUPTURAS DE NUESTRO MUNDO QUE ABREN EL
CAMINO AL EMPRENDIMIENTO.
En nuestro mundo actual se están produciendo una serie de rupturas que abren el espacio para
el desarrollo de tu proyecto emprendedor. Debes tener claras esas rupturas para posicionarte:
¿Cuáles son esas rupturas para poder posicionarme? ¿Cómo puedo convertir una crisis en una
oportunidad? ¿Cuáles son los campos donde puedo desarrollar mi liderazgo?

Las bases en las que se sustentaba nuestro mundo se han quebrado, no estamos en una crisis,
estamos entrando en una nueva civilización caracterizada por una ruptura de los pilares de la
Era industrial. Definitivamente estamos ante un cambio de paradigma global.

Los nuevos escenarios que surgen de las rupturas son inciertos, no hay terreno conocido, pero
representan el campo de juego ideal para que surjan nuevos liderazgos, nuevas oportunidades,
nuevos emprendimientos.

Las personas que aspiran a emprender y llevar a cabo sus proyectos vitales han de permanecer
atentas a los quiebres que se están produciendo para descubrir oportunidades donde la mayo-
ría solo ven problemas. Los tiempos de crisis son tiempos de cambio de oportunidad.

1. Ruptura de la concepción clásica del ser humano.


De la concepción del ser como eterno e inmutable, fraguada en una tradición de más de vein-
ticinco siglos hemos pasado a un nuevo entendimiento del individuo como ser en transforma-
ción y cambio. Esta ruptura trastoca todos los esquemas en los que se sustenta la civilización
y abre un nuevo cauce para la acción.

Puedo elegir abrirme al cambio, el aprendizaje, la transformación y el perfeccionamiento.

2. Ruptura del modelo espacial (centro / periferia).


Las coordenadas geográficas se han roto, hasta hace pocos años el centro de gravedad estaba
en EEUU, Europa, Japón…. Los centros eran las capitales y grandes ciudades de esos países
(Nueva York, Tokio, Madrid, Barcelona, Londres…). Ahora si estás conectado con otras per-
sonas en la red, cualquier periferia del mundo puede ser “centro” si eres capaz de crear una

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 13
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
comunidad de personas trabajando juntas.

Si tienes una iniciativa, un proyecto que liderar, acabas de crear un centro de gravedad, depende
de ti que se consolide y expanda. No tienes excusas. La centralizad es ubicua.

Puedo elegir vivir en el centro del mundo o crear un nuevo centro en el mundo.

3. Ruptura del modelo temporal.


El tiempo como lo entendías hasta ahora ha cambiado. Un minuto no es un minuto, un día no
es un día. Un año tecnológico es una era geológica.

El futuro no es lo que era, pasa más rápido, tanto que el futuro ya está pasando en algún lugar
del mundo.

Puedo elegir ser el primero.

4. Ruptura del modelo económico y de la riqueza.


El patrón de la riqueza basada en las materias primas y el capital financiero está siendo supe-
rado por la economía de los intangibles y el conocimiento.

Con las herramientas que tengo a mi alcance y mi compromiso de liderazgo puedo transfor-
mar la vida económica de mi comunidad.

Puedo elegir una forma personal de crear economía y de ganarme la vida.

5. Ruptura en el modelo de poder (proveedor / cliente).


Estamos asistiendo a una ruptura en la relación de poder. Un traspaso del poder del proveedor
al cliente que no solo afecta al ámbito empresarial sino a todos los órdenes de la vida.

Puedo elegir la creación de una comunidad de personas a las que cuidar y satisfacer.

6. Ruptura del modelo laboral / profesional.


Aprender una profesión o estudiar una carrera no garantiza la estabilidad laboral ni el traba-
jo. Estamos pasando del ideal humano de la Ilustración y la Era industrial (homo academicus,
homo aeconomicus) al modelo de la Sociedad del conocimiento (persona emprendedora, in-
novadora y líder). Todo un cambio civilizador

Puedo elegir un estilo de vida basado en la autónomo personal, el liderazgo y el emprendi-


miento.

7. Ruptura del modelo comunicacional-lingüístico.


Desde cualquier lugar podemos comunicarnos y conversar con otras personas del mundo
generando nuevas iniciativas y compromisos.

La ruptura de este modelo está relacionada con el entendimiento generativo del lenguaje (on-
tología del lenguaje), que nos permite inventar nuevos mundos.

Unidad 1
14 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
La sofisticación en las formas de comunicarnos crea nuevos escenarios de futuro y genera un
modelo socioeconómico mucho más interactivo.

Puedo elegir como creo mi realidad con la apropiación de las destrezas lingüísticas.

8. Ruptura del modelo relacional.


Fruto de la amplificación de las conversaciones y la comunicación entre las personas a escala
global, se produce un cambio cuantitativo y cualitativo en las formas de relacionarnos. En esta
nueva cultura de las relaciones humanas, una persona puede establecer conversaciones, crear
relaciones, establecer compromisos e interactuar con otras personas del mundo, amplificando
sus posibilidades para establecer alianzas y crear redes de colaboración, aumentando la capa-
cidad para tomar acción y desarrollar iniciativas y proyectos con otras personas del mundo.

La ruptura del modelo de relaciones se manifiesta también en la transformación de la socie-


dad nucleada en la familia clásica, hacia otras formas diferentes de familia y relaciones sociales,
cambio en las relaciones laborales, en la vida cotidiana…

Esta situación genera tensiones y sobresaltos en la visión del mundo y en los valores de las
sociedades.

Puedo elegir la creación de un entramado de relaciones con personas de todo el mundo.

9. Ruptura del modelo emocional.


Nuestros sentimientos y emociones son subjetivos. ¡Podemos cambiarlos!!!

Al aumentar mi espectro de relaciones puedo percibir como las personas de otras culturas
sienten de forma diferente, puedo replantearme la forma de interpretar el mundo y educar mis
sentimientos para ser más feliz.

Puedo elegir y entrenar mis estados de ánimo y emociones, construyéndome una fortaleza
emocional.

10. Ruptura del modelo cultural.


Al agitarse las culturas del mundo en la red (Internet), se ve afectado el propio concepto tradi-
cional de cultura, a medida que se abre paso una visión compartida y superadora de la cultura
como conocimiento de unos determinados usos y costumbres de un colectivo humano en una
dimensión histórica . En el nuevo modelo de cultura subyacente, el ideal humano emergente,
la persona culta, viene definida por la flexibilidad, adaptación, innovación, autonomía; frente a
la cultura entendida como información y conocimiento de usos sociales y convencionalismos.

La cultura se mide en la capacidad para el desarrollo personal y profesional, hacerse cargo de


la propia existencia, crear oportunidades para otros, escuchar y buscar soluciones, cambiar y
adaptarse a distintos entornos, de ser flexible y operar en contextos diferentes…

Puedo elegir la cultura a la que quiero pertenecer para hacer una diferencia con mi vida.

En la guía de proyecto llevarás estos conceptos a la práctica aplicándolos a tu proyecto.

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 15
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
VI. EL RETO DE CREAR EQUIPOS Y TRABAJAR SOBRE PRO-
BLEMAS GLOBALES.
Las rupturas de nuestro mundo conocido nos abren a la creación de equipos para trabajar
sobre problemas globales.

La época del trabajo individual ha muerto, vivimos en la Era del trabajo en equipo. Los retos
que enfrentamos son demasiado complejos, requieren del esfuerzo coordinado para inventar
ofertas, desarrollar soluciones y crear los productos y servicios que la nueva sociedad deman-
da. En este contexto necesitamos personas dispuestas a aprender nuevas competencias para
dar respuesta a las necesidades de unas sociedades más flexibles y abiertas.

La Era industrial ha creado buena parte de los problemas económicos y ambientales actuales
(cambio climático, contaminación, consumismo...). En este momento necesitamos un nuevo
modelo de desarrollo en el que las personas a través de sus iniciativas y emprendimientos se
comprometan con los problemas globales (alimentación, salud, cambio climático...). Las fórmu-
las tradicionales que regulaban el trabajo, el empleo y la producción están agotadas. Los siste-
mas educativos formaron a las personas para desarrollar tareas repetitivas y competir en lugar
de innovar y cooperar. Todo ello produce una gran disfuncionalidad en un mundo complejo en
el que los retos globales, personales y profesionales exigen de grandes dosis de creatividad y
cooperación.

Para los jóvenes el tiempo de estudiar y buscar trabajo está en crisis. Entramos en una nueva
civilización donde la clave es formar equipos en torno a la identificación de retos y oportuni-
dades compartidas. Para hacerlo posible es necesario:

!! 1) Que cada individuo pueda tener la opción de hacer público lo que le apasiona.
!! 2) Que pueda encontrar a otras personas que comparten su pasión.
!! 3) Que las personas con intereses comunes puedan conversar, relacionarse e interaccionar.
!! 4)Que los equipos creados dispongan de herramientas que les ayuden a crear sus proyec-
tos (asesoramiento, formación…).
Las tecnologías necesarias para propiciar este proceso ya están disponibles. Pronto surgirán
redes sociales especializadas en crear comunidades de personas trabajando en torno a pro-
yectos compartidos, esas serán las principales plataformas del empleo futuras. Y ese futuro ya
lo puedes ir creando, construyendo equipo con otras personas que comparten afinidades y
compromisos contigo. Las normas que regularán dichas redes serán el compromiso, la lealtad
y la capacidad de trabajo en equipo; el mayor capital del nuevo tiempo será la confianza. Asisti-
remos al nacimiento de los “agregadores de proyectos” en Internet donde las personas podrán
sumarse a equipos que están trabajando en soluciones a problemas globales o crear equipos
en torno a un nuevo tema. Además estos procesos serán abiertos y se aplicarán tecnologías
MOOC para facilitar servicios de carácter democrático y masivo a toda la población. En todo
este panorama, tú tienes mucho que decir e inventar pues eres el protagonista de este nuevo
tiempo.

¿Si la tecnología está disponible por qué no está ocurriendo ya? Porque la parte principal del

Unidad 1
16 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
proceso no es tecnológica, reside en la cultura y la práctica de unas personas que hemos sido
educadas en el individualismo y la competición. Nuestra educación nos preparó para trabajar
de manera individual, obviando la importancia de la cooperación y el trabajo en equipo.

El trabajo del futuro se estructurará en espacios y proyectos donde las personas colaboren,
cooperen y trabajen en equipo para crear nuevos nichos de oportunidad y empleos. Y tú
puedes estar creando ya esos proyectos y esos espacios, a medida que te formas en nuevas
competencias que te ayuden a hacerlo posible.

Si quieres inventar tu trabajo, involucrarte en la solución de problemas de tu comunidad, cons-


truir un proyecto, no te queda otra que transformarte, declararte responsable, asumir lideraz-
go, aprender a trabajar en equipo y convertirte en una persona confiable.

El reto de identificar problemas globales.


En un mundo globalizado cambian las escalas y el posicionamiento de los individuos a la hora
de pensar y diseñar sus proyectos y sus empleos. La clave está en cómo conecto mi pasión
personal con un grupo de personas que la comparten, y cómo juntos interconectamos nuestra
pasión para enfocarnos en un problema (reto) global que afecta a la humanidad.

Para canalizar nuestros proyectos personales y profesionales necesitamos enfocarnos en los


problemas y oportunidades locales (algo que se necesita en mi ciudad, un problema local, un
trabajo de proximidad …), alineándolos con los de nuestro país y conectándolos con los gran-
des desafíos del mundo (producción de alimentos, alimentación, salud, cambio climático...)...

Una nueva conciencia global se está instalando en el interior de cada individuo, y aunque de
manera incipiente, se atisba el nacimiento de un nuevo paradigma que reubica al ser humano en
el mundo, posibilitando que su acción sea consecuente con una responsabilidad con el planeta,
su país y comunidad; no sólo porque es éticamente aceptable, sino económicamente rentable.

Nunca en la historia de la humanidad ha habido tantos yacimientos por explotar, tantas cosas
por hacer, tantos proyectos que emprender, tantas causas que liderar ¡No me digas que no
tienes ideas ni campos para trabajar! Sólo necesitas declararte responsable y hacerte cargo de
una iniciativa, aprender nuevas competencias, integrarte en un equipo con gente confiable que
comparta tu pasión, o crear el tuyo propio formando una comunidad de soñadores activos.

No podemos adivinar cuáles van a ser las profesiones ni los empleos del futuro, pero sí es
posible hacer una prospectiva de cuáles serán los escenarios de futuro y las necesidades emer-
gentes para comenzar a crear equipos que se hagan cargo de ellos y los desarrollen.

Escenario 1. La conservación y el cuidado del planeta (cambio climático, descontaminación, re-


construcción y recuperación de ecosistemas, nuevas fuentes de energía…); seguramente es el
mayor desafío que tenemos como especie, millones de plazas vacantes esperan a equipos de
emprendedores, trabajadores y líderes que se hagan cargo de ellas y las ocupen.

Escenario 2. La alimentación y la salud (producción de alimentos, garantía alimentaria para


todos, cura de enfermedades, investigación biomédica…); el aumento de la esperanza de vida
traerá nuevos desafíos y oportunidades.

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 17
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
Escenario 3. Comunicación humana y transportes (tecnologías de la información y la comuni-
cación, exploración del Universo, conquista de otros planetas, nuevos medios de transporte
….).

Escenario 4. Gobernanza mundial (desarrollo de nuevas formas de gobierno de la sociedades


humanas, las comunidades y las organizaciones). El mundo está pidiendo a gritos millones de
líderes que entiendan de verdad lo que está pasando, que estamos al borde de la destrucción
de la especie y del planeta, que profundicen en la democracia, que trabajen en la resolución de
conflictos…. Una tarea gigantesca, una tarea que no sólo es cosa de jefes y presidentes, una
tarea donde tú tienes una gran responsabilidad.

Escenario 5. La educación (nuevos modelos, métodos, docentes, contenidos, materiales…).


Nuestros sistemas educativos están en la antesala de unos cambios necesarios para adaptarlos
a la nueva realidad. Nuestros países y el mundo necesitarán millones de personas emprendedo-
ras y líderes que se hagan cargo de levantar el nuevo modelo, aquí estará la tarea más ingente
y decisiva para nuestra joven generación y las venideras.

Todos estos escenarios confluyen con un proceso de especialización económica a escala glo-
bal, cada territorio, cada región, cada país están buscando su área para especializarse y diferen-
ciarse del resto. Estamos en el tiempo idóneo para hacer ese ejercicio como países y regiones
en torno a los escenarios anteriores, sabiendo que para ello necesitamos repensar nuestros
modelos educativos, laborales y organizacionales, adquirir nuevas competencias, enfocarnos en
nuevos dominios científico-tecnológicos (materiales avanzados, fotónica, nanotecnologia, bio-
medicina…). Los escenarios descritos y los miles de actividades y proyectos asociados están
esperando a que personas como tú formen equipos y se hagan cargo de ellos.

El reto de mirar a los grandes problemas globales con alegría.


La educación global nos ha creado un sentimiento de aflicción y resignación ante los “gran-
des problemas”, necesitamos cambiar nuestra mirada y observarlos como “grandes desafíos y
oportunidades”. Crear la conciencia ciudadana de que cada persona se comprometa con un
desafío global, sabiendo que todos y todas podemos hacer un aporte, una contribución y con-
tribuir a dejar un legado.

El nuevo tiempo viene acompañado de la figura del emprendedor, capaz de formar equipos y
hacerse cargo de los grandes problemas para convertirlos en oportunidades.

El reto de trabajar con otros.


¿Estamos preparados para trabajar con otros? ¿Estamos entrenados para formar equipos y
crear valor compartido? Es ahí donde debes centrar tus esfuerzos para adquirir las competen-
cias necesarias para vivir y trabajar en equipo, una tarea que va mucho más allá de los trabajos
que realizamos en la universidad o las actividades colaborativas en la empresa.

Estamos entrando en las primeras fases de una nueva cultura, la cultura CO (colaboración,
cooperación, codiseño, corresponsabilidad, coliderazgo, compromiso…).

La nueva cultura implica capacidades para ser flexible, para entablar relaciones con personas
de otros lugares, desarrollar nuevas sensibilidades y capacidad de escucha, ser impecables en

Unidad 1
18 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
el cumplimiento de los compromisos, pensar en grande y actuar en consecuencia, a crear con-
fianza…

En definitiva, vives en un nuevo tiempo histórico en el que la tarea central es crear equipos con
otras personas del mundo en torno a tu pasión, trabajando para convertir el conocimiento en
valor, aprendiendo las competencias genéricas para hacerlo, enfocado a hacer una diferencia
con tu existencia, una obra de arte con tu vida, y vivir una vida auténtica … A ser feliz haciendo
lo que te gusta. Dispuesto a aprender de forma diferente y a lo largo de la vida.

El foco de tu vida has de ponerlo en la crear contactos, construir redes, montar equipos con
otros colegas, retando a la tradición… A conversar de forma diferente con tus profesores, so-
licitando de ellos que orienten tu educación hacia el objeto de tu pasión, a tu proyecto.

El mundo se ha vuelto demasiado complejo y las leyendas del llanero solitario y las heroici-
dades de las personas que se hicieron a sí mismas desde la soledad, forman parte del pasado.

En la guía de proyecto llevarás estos conceptos a la práctica aplicándolos a tu proyecto.

VII. GUÍA PARA ORIENTAR TU APRENDIZAJE EMPRENDE-


DOR Y AYUDARTE AL DESARROLLO DE TU PROYECTO VI-
TAL.
Descubre tu elemento, hazlo tangible y aprende en torno a él.

PASO 1. Descubrir tu pasión.


Para descubrir la pasión, la vocación el elemento, como afirma Ken Robinson “descubrir tu
pasión lo cambia todo”. Cada persona tiene un espacio (elemento) donde se siente realizada y
feliz, encontrar ese espacio no es fácil (muchas personas mueren sin descubrirlo).

Patrón conversacional y preguntas poderosas que abren el espacio para el descubrimiento de


la pasión: “Dime qué te gusta, en qué se te pasa el tiempo volando, qué cosas harías sin que te
pagasen, qué cosas harías aunque te costasen dinero, qué te gustaba hacer de pequeño, qué
cosas se te dan bien, en qué cosas has destacado…”

PASO 2. Crear la visión.


Tiene que ver con fijar la meta con claridad, con tener un deseo, una pasión o vocación no es
suficiente, se necesita proyectar esa pasión al futuro, concretando claramente cómo se mate-
rializará en fecha y forma, crear una imagen de la obra terminada al objeto de propiciar un cam-
po emocional que nos lleve hacia ella y a la vez impulse y arrastre el aprendizaje y la voluntad.

Patrón conversacional y preguntas poderosas que abren el espacio para la concreción de la


visión: “Cómo lo imaginas, en qué fecha lo lograrás, qué elementos tiene esa imagen, cómo los
representarás…”

PASO 3. Conecta tu visión con un gran reto de la humanidad.

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 19
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
Para que tu visión cobre fuerza, para que la pongas en relación con los grandes retos del mun-
do: el medio ambiente, la alimentación, la salud… Este ejercicio te conectará con el sentido de
la contribución y el legado en lo que haces, te proyectará hacia el dominio de lo trascendente,
con el propósito de contribuir al bien común, con la idea de hacer una diferencia con tu vida
y dejar una huella cuando te hayas ido de este mundo (recuerda que el ser humano huye de la
irrelevancia y tú eres un ser humano).

Patrón conversacional y preguntas poderosas que abren el espacio para el legado: “En qué
campo se desarrolla tu visión, con qué actividad importante para la sociedad se relaciona, cómo
contribuye al bien común, qué problemas soluciona a la gente…”

PASO 4. Elabora un prototipo para que el mundo lo pueda ver y tocar.


Para que tu sueño o pasión pueda tomar forma y comenzar a materializarse, debes repre-
sentarlo, independientemente de su naturaleza podrás reflejarlo en un esquema, dibujo, ma-
queta… Su primera representación deberás materializarla en unos minutos, luego mejorarla.
Puedes utilizar elementos básicos para hacerlo (cartulinas, rotuladores, pegamento…). Cuando
hayas realizado el primer prototipo tu proyecto estará en marcha, además podrás mostrarlo a
los demás, comenzar a darlo a conocer, venderlo, conseguir que otros se sumen… A medida
que pones en común tu prototipo y recoges la opinión de otras personas, podrás perfeccionar
tu obra.

Patrón conversacional y preguntas poderosas que abren el espacio para la primera versión tan-
gible de tu proyecto:“Cómo podrías representar lo que quieres hacer, qué materiales necesitas,
cómo se lo mostrarás a otras personas, cómo recogerás sus aportes para mejorarlo…”

PASO 5. Tengo que aprender con sentido y criterio.


Cuando tienes una noción clara de lo que quieres hacer y el deseo para hacerlo, se abre el ca-
mino del aprendizaje.Cuando la persona conecta con su vocación proyectada al futuro (visión),
se crea el espacio emocional propicio para el aprendizaje, el aprender se convierte en una tarea
apasionante. El aprendizaje se convierte en un medio para alcanzar un fin, no un fin en sí mismo.

Desde esta perspectiva se plantea el aprendizaje no como el primer propósito de la acción


educativa, sino como una necesidad que surge del creer en algo (creer que puedo conseguir mi
sueño), luego estar decidido a concretarlo (querer hacerlo), y por último descubrir que para
hacerlo necesito saber cómo (aprender), para finalmente actuar y hacerlo.

Patrón conversacional y preguntas poderosas que abren el espacio al aprendizaje con sentido y
criterio: “Una vez que tengo clara la pasión, visión y prototipo de lo que quiero hacer, necesito
aprender”.

PASO 6. Tengo que aprender otras destrezas.


Con los conocimientos tradicionales que he adquirido en el sistema educativo no puedo des-
envolverme en la actualidad, no me permiten desplegar mi pasión, mi proyecto vital. Como el
sistema educativo no trabaja las destrezas claves para el éxito, necesito proveerme de ellas
fuera del sistema.

6 Dominios transversales (escuchar, declarar, afirmar, enjuiciar, pedir, prometer). 9 Niveles de


Unidad 1
20 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
excelencia: dirección, relaciones internas, relaciones externas, trabajo, aprendizaje, renovación,
emocionalidad, planificación y evaluación. Para empezar comenzaremos por los 6 Dominios.

Patrón conversacional y preguntas poderosas que abren el espacio para aprender otras des-
trezas: “Ahora vamos a escuchar para reforzar nuestro proyecto vital, declararlo a los demás, a
pedir cosas de manera efectiva para que los otros nos ayuden, a ofrecer cosas a cambio de la
ayuda, a hacer ofertas. Cómo vas a escuchar a los otros, cuál es la declaración que vas a hacer
al mundo con tu proyecto, qué cosas vas a pedir que hagan por ti, qué cosas vas a ofrecer a
cambio, cuál es la oferta que haces con tu proyecto…”.

PASO 7. Gestionar mis emociones y estados de ánimo.


La gestión de las emociones y la creación de una fortaleza emocional es una acción transversal
presente en todo el proceso, como dimensión constitutiva (ontológica) del ser humano junto
con su propio cuerpo (biología) y el lenguaje.

El estado emocional propicio se genera cuando el proceso de aprendizaje se vehicula en torno


al desarrollo de la pasión, al descubrir y habitar de cada persona en su propio elemento. Cuan-
do la persona define su meta y siente el deseo de alcanzarla, genera el espacio propicio para
desarrollar una emocionalidad positiva.Aprendemos cuando nos emocionamos, nos realizamos
como personas cuando aprendemos a gestionar nuestras emociones y construimos fortaleza
emocional.

A partir de este trabajo se abre el espacio para trabajar y hacer fluir la motivación y automo-
tomotivación.

Las emociones arrastran el aprendizaje y gatillan la acción para poner en marcha el trabajo que
conduce al logro, a la meta, al desarrollo de la vocación, a la consecución del deseo. Desde aquí
es mucho más fácil trabajar la voluntad, el esfuerzo, la perseverancia, el enfoque, el sentido y
el criterio de la acción. Todo esto a su vez lanza al individuo al emprendimiento y el liderazgo.

Patrón conversacional y preguntas poderosas que abren el espacio para construir fortaleza
emocional: “vamos a aprender a observar tus emociones, a comprender como la repetición de
una emoción se convierte en un estado de ánimo, a aprender trucos para trabajar las emocio-
nes positivas …. Qué emociones sientes, qué estado de ánimo te define más, cómo te motivas
pensando en tu proyecto, qué cosas vas a hacer y te vas a decir cuando baje tu motivación ….”

Diseñar un plan y ponerlo en acción.

PASO 8. Dividir el proyecto en fases.


A medida que tu pasión o vocación va tomando cuerpo adquiere la categoría de un proyecto,
al principio era una idea vaga con una imagen. Ahora es mucho más grande y te exigirá un es-
fuerzo de concreción, para que la magnitud de la obra que estás construyendo no te abrume,
necesitarás establecer una serie de fases o etapas en su materialización, obteniendo así una
referencia y una hoja de ruta para poner cada día “un ladrillo” en la gran obra.

Patrón conversacional y preguntas poderosas que abren el espacio para la planificación: “Ahora
divide tu proyecto en fases poniendo fechas a cada una de esas fases. Cuántas fases tendrá tu

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 21
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
proyecto, en cuánto tiempo habrás concluido cada fase, y el proyecto completo …”

PASO 9. Creo un equipo.


Trabajamos para producir un cambio en la cultura individualista que está impidiendo el desa-
rrollo del potencial humano y el talento.

Una persona sola no puede hacer cosas relevantes (el ser humano no es autosuficiente), todo
proyecto transformador y cargado de ambición necesita de una comunidad de personas, y por
eso es preciso dotar al niño de capacidades para crear equipos y construir ambición positiva.

El trabajo se centrará en que observe las diferentes redes de colaboración que operan en su
entorno y en el mundo, y cómo fruto de esa colaboración se genera el valor.

En paralelo ha de descubrir los roles de los equipos y la distribución de tareas entre ofertantes,
clientes, proveedores, prescriptores, competencia, financiadores… Adaptando esa relación y
definición de roles a tu realidad (personas a las que va destinado el proyecto, usuarios, perso-
nas que me pueden ayudar y prestarme recursos, personas que pueden hablar bien de mi…).

De esta manera definimos básicamente el equipo que es necesario para llevar a cabo el pro-
yecto.

Patrón conversacional y preguntas poderosas que abren el espacio para configurar el equipo:
“Ahora te toca crear el equipo…. Quiénes son tus socios, quiénes tus aliados, quiénes tus
clientes, quiénes tus proveedores, quiénes tus financiadores, quiénes tus prescriptores, quiénes
tu competencia …”

PASO 10. Coordinar tareas en un equipo.


Diseñar y crear un equipo sólo es el primer paso para producir, mucho más complejo es el
desarrollo de capacidades para coordinar un equipo, trabajo en el que hay que poner en juego
los 6 Dominios transversales y los 9 Niveles de excelencia.

El entrenamiento del trabajo en equipo se ha de realizar de forma práctica, es decir, en la propia


acción de materializar tu proyecto vital.

El trabajo ha de partir de la asignación de roles y tareas de cada una de las personas del equipo
(detrás de cada persona ha de haber una responsabilidad, todas las personas han de sostener
su reputación y construir su identidad en la impecabilidad del cumplimiento de sus responsa-
bilidades en equipo).

Para trabajar este paso tomamos como referencia el anterior.

Patrón conversacional y preguntas poderosas que abren el espacio para coordinar tareas en
equipo: “una vez que hemos definido nuestro equipo es el momento de asignar tareas y res-
ponsabilidades… Qué tarea asignamos a cada miembro, qué actividades están vinculadas a esas
tareas …”

Unidad 1
22 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
PASO 11. Evaluar los avances.
La adquisición de las nuevas competencias vendrán acompañadas de la comisión de errores de
los que será necesario aprender y poner en valor a la vez como indicadores de acción necesa-
rios para que el aprendizaje ocurra.

La evaluación del avance producido en la construcción del deseo que se canalizó en una idea
y luego en un proyecto tiene carácter continuo, debemos pararnos varias veces en el proceso
y mirar para atrás el camino recorrido y el avance producido, situarnos en el punto 0 y corro-
borar los logros parciales, también detectar donde hay margen de mejora y corregir. Además
esa evaluación ha de ser realizada en grupo y en el equipo para que todos aprendan de todos,
a identificar intentos fallidos y aciertos para potenciar la inteligencia colectiva.

Patrón conversacional y preguntas poderosas que abren el espacio para evaluar corregir y
mejorar: “una vez que estamos en la acción y desarrollando las tareas de cada proyecto, es el
momento para hacer una parada y visualizar los avances…. Qué avance hemos realizado, qué
logros hemos conseguido, dónde hemos fallado, cómo vamos a corregir y mejorar….”.

LLÉVALO A LA PRÁCTICA. ACTIVIDADES QUE REFUERZAN EL ENTRENAMIENTO.


El proyecto vital a partir del descubrimiento de la vocación personal se convierte en unan ac-
tividad central en el ser humano conectada con la pasión por concretar su sueño. Por tanto se
convierte en actividad central de la vida que se proyecta a todas las actividades de tu vida en
torno a la construcción de tu emprendimiento o proyecto vital.

Juego 1. El reto de ganar los primeros 100 primeros dólares haciendo lo que me gusta.
Se trata de retarte de forma práctica para conseguir vender por valor de 100 dólares lo que
ofreces con tu proyecto. Esta práctica es muy poderosa porque genera el sentido de descubri-
miento y la emoción al comprobar que lo que haces produce valor y puedes proyectarlo a tu
futuro profesional, y en definitiva a ganarte la vida de manera autónoma con ello.

Juego 2. Oferta lo que quieres hacer a tus futuros clientes o usuarios.


Entrenando en la lógica de inventar ofertas – ofrecer – escuchar – mejorar – volver a ofrecer.
Creando con esta práctica un entrenamiento emocional que te proyecte a la realización de
ofertas de manera permanente.

Juego 3. Organiza actividades de promoción y venta a pequeña escala.


Es sólo un botón de muestra de las actividades prácticas para reforzar y poner en valor el
entrenamiento en la cosa de innovar, emprender, gerenciar, liderar. De este proceso surgirá la
masa crítica para un emprendimiento masivo en todas las facetas de la vida, incluida también la
empresa y la generación de valor económico. Los dominios y áreas de conocimiento de esas
materias están entrelazadas y son indisociables entre sí.

En la guía de proyecto llevarás estos conceptos a la práctica aplicándolos a tu proyecto.

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 23
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
VIII. CONSTRUIR TU CURRICULUM Y DESARROLLAR LAS
COMPETENCIAS COMO TRABAJADOR-EMPRENDEDOR.
Desarrollarte como emprendedor no sólo implica que construyas un proyecto para hacerlo
por cuenta propia, también puedes convertirte en un trabajador excelente (trabajador-em-
prendedor), de hecho el perfil de trabajador con más futuro es el de trabajador-emprendedor,
por eso vamos a trabajar esta faceta para que vayas preparándote para este ámbito, ayudán-
dote a construir un itinerario de aprendizaje y creándote un nuevo currículum adaptado a las
necesidades del mundo del trabajo actual.

El nuevo modelo de currículum y trabajador es una consecuencia del cambio de paradigma


global que se hace visible en la sociedad, la economía, el trabajo y el empleo. Los trabajadores
de la Era Industrial necesitaban demostrar sus conocimientos y experiencias en el desarrollo
de tareas estandarizadas. El trabajador de la Sociedad del Conocimiento, su capacidad de auto-
nomía y flexibilidad para la creación de valor.

En la economía, la sociedad y la empresa tradicionales el empresario/a actuaba como ofertante


y el trabajador como demandante. La existencia de una oferta de empleo abundante para cu-
brir las necesidades de las empresas y las administraciones, convirtió al trabajador en un actor
pasivo. Pero el mundo ha cambiado, y este cambio es global. La economía se ha vuelto impre-
decible, los productos y servicios tienen unos ciclos de vida muy cortos. Hace unas décadas, la
empresa podía hacer una planificación fiable a diez años y llevar a cabo un planeación de sus
recursos humanos, eso hoy en día es misión imposible.

La celeridad del cambio propicia que la empresa necesite ayuda permanente para rediseñar o
inventar nuevos productos o servicios, o desarrollar mejoras en los procesos de producción,
logística, gestión…

Este panorama abre un nuevo campo de posibilidades al trabajador, que con la adquisición de

Unidad 1
24 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
nuevas destrezas pasa a ocupar un rol de demandante de empleo a creador de oferta (ofer-
tante) de posibilidades y oportunidades para la empresa (y por ende para él mismo). Un papel
mucho más destacado y activo que el antiguo empleado-obrero-funcionario que realizaba ta-
reas estándar en el campo, la cadena de montaje, la oficina, el aula, la administración…

En el paradigma antiguo, el protocolo de la relación entre trabajador y empresa o entidad em-


pleadora seguía el siguiente patrón conversacional: “Yo trabajador, te ofrezco a ti, empresa, mi
fuerza bruta o conocimientos, como prueba de mis competencias te muestro mi formación y
experiencia….Yo empresa, te recibo a ti, trabajador, y te asigno unas tareas para que produzcas
un bien o servicio cuyos procesos están establecidos de antemano”.

En el paradigma moderno, el patrón es el siguiente: “Yo trabajador, que he escuchado y estudia-


do lo que hace tu empresa u organización, y en ese proceso he descubierto una oportunidad
de crecimiento para ella. Te realizo una oferta para mejorar sus resultados, para lo cual cuento
con una red de alianzas; un conjunto de nuevas destrezas (capacidad de coordinación, escucha,
gestión emocional, impecabilidad, disposición a aprender y reclicarme). Y sobre todo, una pro-
posición con la que juntos podemos crear valor. También te muestro los conocimientos que
he adquirido y las experiencias exitosas y enriquecedoras que he tenido”.

Esta nueva realidad conversacional modifica el espacio y los protocolos clásicos de la interme-
diación laboral porque el rol del trabajador es mucho más rico y activo.

En las empresas y organizaciones modernas que es donde debemos inspirarnos para entrenar
y capacitar a los trabajadores, se busca a personas capaces de actuar autónomamente, tomar
iniciativa, escuchar y responder a los cambios del entorno…

De acuerdo que aún perviven corporaciones que piden trabajadores que no piensen ni em-
prendan, como pedía Ford para sus cadenas de montaje. Pero sus días están contados porque
la empresa actual necesita de un ejército de trabajadores-emprendedores capaces de escuchar
los cambios en el mercado, descubrir tendencias, proponer cambios y emprender nuevas ta-
reas.

El modelo de gerente capataz como supervisor de tareas estándar echando el aliento en el co-
gote de sus trabajadores, está muerto. El futuro y el presente de las empresas y organizaciones
se basa en la adquisición de unas destrezas similares en empresarios, directores, gerentes y tra-
bajadores. Cada uno en su tarea pero con una batería de competencias muy similares, cuestión
que está abocando sin duda a cambios en el estatus de las relaciones laborales, nuevas formas
de retribución y el cambio en las legislaciones que afectan al trabajo.

El empresario o gerente que no cambie este patrón conversacional: “Aquí tienes las tareas a
realizar, sigue estas instrucciones y realízalas sin pensar (sin salirte del guión) “. Por este otro:
“Mira, estas son las tareas, yo las haría así, pero te pido que me sorprendas y me digas cómo
las harías tú”. Está quebrado en poco tiempo.

Nuestros sistemas públicos y autoridades deben ser conscientes que han de producir un cam-
bio rápido en sus políticas, porque sólo de esta manera se pueden propiciar las condiciones
para desarrollar empresas y organizaciones capaces de crear valor económico y empleo en
un mundo globalizado. La empresa tradicional podía prosperar con el manual de Taylor bajo

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 25
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
el brazo (productividad basada en los principios de economía de tiempo y movimiento). Pero
una empresa actual necesita toda su potencia de recursos humanos escuchando, interactuando,
cocreando, prototipando, innovando y emprendiendo (todo este cambio ya lo anticipó Druc-
ker a finales del siglo pasado). Duros tiempos, sin duda, pero interesantes porque estamos en
la antesala temporal del fin del trabajo tal y como fue concebido en la Era Industrial (Rifkin).

Necesidad de actualización de las competencias de los trabajadores.

Más que en las competencias profesionales (competencias asociadas al ejercicio de cada profe-
sión), fáciles de adquirir y de vida fungible. El futuro y el presente de los trabajadores está en la
adquisición de competencias genéricas que son mucho más críticas y difíciles de aprender, pero
son las que determinan el éxito o fracaso personal, profesional y corporativo.

¿Cuáles son las nuevas competencias que se necesitan aprender?

ÝÝ 6 Dominios transversales (escuchar, declarar, afirmar, enjuiciar, pedir, prometer).


ÝÝ 9 Niveles de excelencia: dirección, relaciones internas, relaciones externas, trabajo, apren-
dizaje, renovación, emocionalidad, planificación y evaluación.
En los 6 Dominios y 9 Niveles de excelencia se desarrollan todos los saberes prácticos relacio-
nados con el emprendimiento, el liderazgo y la gerencia (management) enfocados, lógicamente,
al contexto de necesidades de un trabajador.

De aquí nace un nuevo paradigma y con él un nuevo currículum.

Unidad 1
26 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
Veamos un sencillo ejemplo práctico:

El nuevo paradigma genera un nuevo modelo de currículum y con él, un cambio radical de
las competencias, aptitudes y actitudes del nuevo trabajador, comunes también para el nuevo
gerente, emprendedor y líder. De hecho los nuevos rasgos del trabajador son los de un traba-
jador-emprendedor.

Veamos de forma práctica cómo se revela esto a la hora de confeccionar el currículum:

1. Nuevas capacidades para escuchar (observar, recabar información, explorar…).


2. Una oferta personalizada. No se trata de emplear el tiempo en enviar cientos de currículos,
sino enfocarse en un reducido número de ofertas personalizadas.
3. Armar sólidas y duraderas redes de colaboración que vayan creciendo y consolidándose a
lo largo de la vida (mi potencial y efectividad como profesional está en función de la red de
confianza que creo en torno a mí). Mi red de confianza me puede acompañar de por vida
si la alimento, mi empleo no.
4. Capacidad para crear oferta y constituirme en una oferta para los demás, mostrándote
claramente lo que ganas trabajando conmigo.
5. La capacidad de desaprender y reaprender.
6. Los conocimientos prácticos adquiridos que pueden reforzar la oferta.
7. Los éxitos y experiencias pasadas (también los fracasos) que sirven de experiencia para
fortalecer la oferta.

Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 27
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
En definitiva, el desarrollo de competencias en el ámbito de los 6 Dominios y los 9 Niveles de
excelencia.

Observa que lo que era central en el currículum antiguo (títulos, experiencia laboral), está
en un segundo plano frente a las redes personales, la capacidad de crear nuevas ofertas y las
nuevas destrezas.

Aunque aún pervive el modelo de trabajador de tareas repetitivas y el gerente-capataz, es-


tán siendo reemplazados a pasos agigantados por el trabajador-emprendedor y por el geren-
te-coach.

En la guía de proyecto llevarás estos conceptos a la práctica aplicándolos a tu proyecto.

Unidad 1
28 El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
Unidad 1
El Desarrollo del Proyecto Votal de cada persona en torno 29
a un nuevo entendimiento del emprendimiento.
¡crecemosjuntos!

También podría gustarte