Está en la página 1de 16

4

CAPÍTULO

HONGOS Y MYXOMYCETES
4
HONGOS Y
MYXOMYCETES
Nelis Blanco Hernández1
Mayra Camino Vilaró2
Jorge L. Ortíz Medina1

1. Instituto de Ecología y Sistemática


2. Jardín Botánico Nacional, Universidad de La Habana
Geastrum saccatum © N. Blanco

INTRODUCCIÓN por el parecido de algunas de sus estructuras


reproductoras con los hongos son estudiados
Generalidades de los hongos y por los micólogos y tratados como “hongos
Myxomycetes análogos” en la Décima Edición del Diccio-
nario de los Hongos (Kirk et al., 2008).

E l concepto de hongos ha variado consi-


derablemente a lo largo de la historia,
durante mucho tiempo fueron considerados
Los hongos pueden desarrollarse práctica-
mente en todos los ambientes terrestres y
como un tipo de plantas. Las plantas son seres acuáticos (marinos y dulceacuícolas), don-
autótrofos, capaces de elaborar sus propios de exista materia orgánica para ser descom-
alimentos, y tienen paredes celulares com- puesta y asimilada por ellos. Incluso, algu-
puestas por celulosa. En cambio los hongos, nas especies pueden degradar compuestos
son organismos heterótrofos y tienen paredes orgánicos sintéticos (e. g. pinturas y silico-
celulares constituidas por quitina, compuesto nas). La mayoría de sus procesos vitales se
que también se encuentra en el exoesqueleto realizan dentro de los sustratos donde viven
de los artrópodos. Los hongos fueron comen- y durante la reproducción se hacen visibles
tados inicialmente por Plinio (23-79 a. C.) los cuerpos fructíferos que constituyen las
(López-Sánchez et al., 1986) y tratados como estructuras que incorrectamente se recono-
plantas hasta la segunda mitad del siglo XX. cen como hongos, conocidas popularmente
No fue hasta 1969 que Robert H. Whittaker como setas, sombrillitas, orejas de palo, entre
propone el sistema de clasificación de cinco otros. La aparición de cuerpos fructíferos de-
reinos y erige el reino Fungi, en el cual fueron pende principalmente de la influencia de la
incluidos la mayoría de los individuos trata- humedad, la temperatura y el sustrato, encon-
dos hasta entonces como hongos. trándolos con mayor frecuencia en bosques
posterior a las lluvias (2 a 5 días), aunque
Existen otros organismos que, aunque tam- existen especies que pueden encontrarse du-
bién son denominados hongos, tienen mor- rante todo el año o incluso expuestos al sol.
fología y tipos de vida distintos. Entre estos
encontramos los mixomicetes, que desde el Estos organismos son un componente vital
punto de vista taxonómico se ubican en el en la estructura y funcionamiento de los
reino Protista, Phyllum Myxomycota y reci- ecosistemas por sus funciones ecológicas y
ben el nombre común de hongos mucilagi- fisiológicas. Entre éstas se encuentran la de
nosos. A diferencia de los hongos, efectúan la ser descomponedores de la materia orgánica,
nutrición mediante fagocitosis; sin embargo, intervienen en los ciclos y transferencia de
nutrientes de los ecosistemas, modifican la
Blanco Hernández, N., M. Camino Vilaró y J. L. Ortíz Medina. 2017. Hongos y Myxomicetes. Pp. 44-59. En:
Diversidad biológica de Cuba: métodos de inventario, monitoreo y colecciones biológicas (C. A. Mancina y D.
D. Cruz, Eds.). Editorial AMA, La Habana, 502 pp.
Blanco, Camino y Ortíz

permeabilidad y estructura del suelo y cons- Tabla 4.1. Especies de la micobiota conocidas para el archi-
tituyen fuente de alimento y refugio a diver- piélago cubano.
sos animales (Herrera y Ulloa, 1998). Por
otra parte, los hongos y mixomicetes son un Grupos Vales et al. (1998) CITMA (2014)
recurso natural muy empleado por el hom- Hongos 3 699 5 730
bre como alimento, así como en la industria Myxomycetes 29 114
farmacéutica, química y textil. También se Total 3 728 5 844
utilizan en estudios de fisiología, bioquímica,
biofísica, microbiología, citología y genética. en determinados caracteres externos que per-
Sin embargo, varias especies son causantes mita agruparlos de acuerdo a sus característi-
de enfermedades a plantas y animales, in- cas más relevantes. En los cuerpos fructíferos
cluyendo al hombre. Recientemente se po- se producen las esporas, que constituyen la
tencia su uso en la biorremediación y como unidad de propagación de los hongos que,
bioindicadores. dependiendo de cómo se forman, permite cla-
sificarlos en dos divisiones: Basidiomycota y
Actualmente se estima que la diversidad Ascomycota.
fúngica alcanza la cifra de tres millones de
especies (Hawksworth, 2012) y se conside- La división Basidiomycota la constituyen
ra el segundo grupo más diverso, superado fundamentalmente las “setas” o “sombrilli-
sólo por los insectos. En el Estudio Nacional tas” y “orejas de palo”, y se caracteriza por
de la Diversidad Biológica en Cuba (Vales producir las esporas externas en estructuras
et al., 1998) se estimó en 48 240 las especies microscópicas denominadas basidios. Los
de hongos y mixomicetes que podrían habi- cuerpos fructíferos pueden presentar formas
tar el archipiélago cubano. Sin embargo, el variables y muestran estructuras que pueden
46 número de especies conocidas hasta el año ser reconocidas macroscópicamente. Los re-
2014 es muy inferior (CITMA, 2014; Tabla presentantes de esta división se tratan en este
4.1) y representa menos del seis por ciento capítulo en cuatro subclases dentro de la clase
de la diversidad conocida a nivel mundial Basidiomycetes. Por su parte, los represen-
(Hawksworth, 2001). tantes de la división Ascomycota tradicio-
nalmente se han agrupado según la presen-
De manera general los hongos y mixomicetes cia o ausencia de cuerpos fructíferos, forma
constituyen un “punto crítico” en el conoci- y tipo, así como la disposición de los ascos
miento de la diversidad biológica de Cuba (estructuras microscópicas que contienen las
(Mena Portales et al., 2000). El objetivo de este esporas), características de las esporas, entre
capítulo es brindar un acercamiento a los mé- otros. En esta división y de acuerdo con Kirk
todos de recolecta e identificación de hongos et al. (2008), la clase Ascomycetes incluye 12
y mixomicetes en las áreas naturales de la isla, subclases, de las cuales trataremos en este
aspectos esenciales para realizar inventarios y capítulo representantes de dos subclases
para el monitoreo de estos grupos. Sólo se (Pezizomycetidae y Sordariomycetidae) que
incluyen grupos que muestran característi- incluyen los órdenes Pezizales y Xylariales,
cas macroscópicas que podrían ser identi- ya que sus cuerpos fructíferos pueden ser re-
ficados sin la utilización de la microscopía, conocibles macroscópicamente.
que en el Reino Fungi se les conoce como
macromicetos. Dentro de los Ascomycetes se encuentran
los líquenes o ascomicetos liquenizados, que
Reino Fungi constituyen una de las relaciones simbióticas
más exitosas en la naturaleza, formada entre
Los caracteres morfológicos de los cuerpos un hongo (micobionte) y un alga verde o una
fructíferos de los macromicetos son muy va- cianobacteria (fotobionte). Se estiman que
riables (Fig. 4.1), por lo que debemos estable- existen 15 000 especies de líquenes en el pla-
cer clasificaciones sencillas y prácticas basadas neta, lo que representa 20 % de los hongos
Capítulo 4. Hongos y Myxomycetes

A B

C D

47

E F

Figura 4.1. Diversidad de hongos macromicetos y Myxomycetes presentes en el archipiélago cubano, A. Fomes fasciatus,
B. Boletellus ananas, C. Hemitrichia serpula, D. Dictyophora indusiata, E. Letrouitia dominguensis y F. Cookeina tricholoma.
© D. Thoen, © N. Blanco y © M. Camino.
Blanco, Camino y Ortíz

existentes. La mayoría pertenecen a la división inicio, final y otros puntos de interés dentro
Ascomycota (99%) y sólo el 1% corresponde a de los transectos. Con los datos obtenidos se
Basidiomycota. pueden realizar curvas de rango-abundancia,
calcular índices de diversidad, así como esti-
Clase Myxomycetes mar la densidad relativa (e. g. individuos/m2)
y la frecuencia de ocurrencia, ya sea al nivel
La primera cita de Myxomycetes data de de familia o cualquier otro nivel taxonómico.
1654, por lo que fueron descubiertos va-
rios siglos después que los grupos fúngicos MÉTODOS DE RECOLECTA Y CONSERVACIÓN
(López-Sánchez et al., 1986). Se reconocen
a escala mundial aproximadamente 875 es- Materiales básicos para llevar al
pecies (Lado, 2001) y son conocidos como campo y datos de recolecta
“hongos mucilaginosos” por el aspecto de
su estado vegetativo, caracterizado por una Para la recolecta de hongos y mixomicetes se
masa mucosa de forma variable sobre el sus- necesita de una lupa (mínimo 10×), cuchi-
trato, que en algunos órdenes es apreciable a llo o navaja, tijeras de jardinería, libreta de
simple vista como una red de venas de colores notas y lápiz, además de papel y cajas para
blanco, amarillo, anaranjado o rojo. A pesar transportarlos. De tener disponible, es reco-
de que constituyen una parte importante de mendable llevar una cámara fotográfica y un
la biota, son obviados con frecuencia en los equipo de posicionamiento global (GPS) para
estudios ecológicos, probablemente por ser registrar de manera precisa la localidad y sitio
considerados de presencia esporádica y dis- de recolecta. Para los Myxomycetes y hongos
persa. En los trópicos y en particular en Cuba de tamaño pequeño, además de los materia-
(Camino, 2007) son menos frecuentes que en les señalados, se requiere de tijeras, alfileres,
48 áreas de latitudes templadas. caja plástica con compartimentos, pequeñas
cajas de cartón (e. g. caja de fósforos), goma
MÉTODOS DE INVENTARIO Y MONITOREO de pegar y pinzas de punta fina. Para los es-
pecímenes de Basidiomycetes y Ascomycetes
En los monitoreos de la diversidad fúngica que crecen sobre troncos caídos se podría re-
generalmente se registran las especies obser- querir de un hacha pequeña o machete. Los
vadas y los sustratos asociados. Los tipos de individuos recolectados deben ser guarda-
unidades de muestreo que generalmente se dos independientemente en bolsas o sobres
utilizan son las bandas o parcelas, que pue- de papel periódico o cualquier otro tipo de
den ser rectangulares o cuadradas. El méto- papel que sea absorbente y transportados en
do de muestreo más utilizado para hongos cajas de cartón.
terrestres y Myxomycetes son los transectos
(generalmente de 2 × 1500 m), que permite En el grupo de los mixomicetes después de
emplearse en áreas más extensas. Este méto- localizados los cuerpos fructíferos con una
do permite explorar los cambios en la com- cuchilla o navaja se separan de los restos le-
posición fúngica, combinado con caracteres ñosos o con una tijera en caso de hojas y hoja-
ambientales y topográficos, a través de gra- rasca. Con ayuda de una pinza fina se coloca
dientes altitudinales, niveles de inundación, la muestra en un compartimento de la caja
salinidad, transición entre ecosistemas, etc. plástica y se sujeta con alfileres. Terminada la
Para el muestreo se traza una línea imagina- recolección, la muestra se pega a la base de la
ria y se fija una longitud, la cual se recorre caja de cartón con la goma de pegar auxilia-
observando y/o recolectando a ambos lados do por pinzas de punta fina. Debe procurarse
de la línea con una anchura de 1 a 3 m. La que el material no tropiece con la tapa de la
longitud y anchura del transecto puede variar caja; los ejemplares deben recolectarse madu-
en dependencia del objetivo y las caracterís- ros (cuando están inmaduros presentan una
ticas del área de estudio. En todos los casos consistencia mucosa y blanda).
se recomienda georeferenciar los puntos de
Capítulo 4. Hongos y Myxomycetes

G H

I J

49

K L

Figura 4.1 (continuación). Diversidad de hongos macromicetos y Myxomycetes presentes en el archipiélago cubano, G.
Oudemansiella canarii, H. Trametes maxima, I. Cymatoderma dendriticum, J. Lenzites elegans, K. Panaeolus antillarum y L.
Stemonitis fusca. © N. Blanco, © Y. Torres, © M. Camino y © L. Castro.
Blanco, Camino y Ortíz

Todo material recolectado debe tener aso- Conservación del material


ciado la siguiente información: nombre de
la localidad, coordenadas geográficas, fecha El primer paso para la conservación es la des-
de la recolecta, nombres de los recolectores, hidratación de los especímenes una vez ter-
tipo de formación vegetal y especies de plan- minada la toma de datos. Este proceso con-
tas predominantes, así como el tipo de suelo siste en deshidratar el material en una estufa a
y el sustrato. Es recomendable obtener datos una temperatura entre 40 y 50 °C. Si durante
hidrometeorológicos de la estación meteoro- el trabajo de campo no se cuenta con este
lógica más cercana para conocer los valores equipo, los sobres o cajas con las muestras se
medios de temperatura y precipitación del colocan al sol. También se puede improvisar
área al momento de la recolecta. Las notas cualquier aditamento que permita el secado
de campo y las fotografías le aportan un valor del material, siempre recordando que el calor
agregado a las recolectas y colecciones al re- no debe ser directo y evitar que se queme el
coger características importantes para la cla- material. Es primordial que los ejemplares se
sificación taxonómica que podrían perderse mantengan en sus sobres para evitar confu-
durante la manipulación y el secado. siones y pérdidas, además de revisar diaria-
mente cada sobre ya que algunos ejemplares
Recomendaciones para la recolección se deshidratan más rápido que otros y hay
que retirarlos del calor o cambiarles el sobre
✴✴Elegir los ejemplares de diferente tamaño y a los carnosos. Las muestras deben conser-
grado de desarrollo. varse de manera individual y la etiqueta debe
✴✴No recolectar ejemplares incompletos, vie- contener todos los datos de la localidad de
jos, contaminados, en vías de pudrición o recolecta mencionados anteriormente. Para
decolorados por las lluvias. garantizar la perdurabilidad de las muestras
50 ✴✴Recolectar con cuidado los ejemplares para se sugiere depositarlas en las colecciones mi-
no dañar sus estructuras. cológicas de los herbarios.
✴✴Si el hongo se encuentra creciendo en el
suelo se debe anotar el nombre de la planta DETERMINACIÓN DE LOS ESPECÍMENES
más cercana. Introducir el cuchillo bien abajo
en el suelo, alrededor del estípite, para sacar Caracteres morfológicos y ubicación
completamente el cuerpo fructífero y no per- taxonómica
der parte de su estípite o volva, que son partes
importantes para la determinación. Este capítulo no pretende brindar una guía
✴✴Si el organismo crece sobre madera se debe detallada para la identificación de géneros o
anotar si está viva o muerta y en lo posible especies, sino permitir la ubicación de los es-
la especie vegetal de que se trate. En caso de pecímenes en sus respectivas familias o nive-
madera muerta es importante el grado de hu- les taxonómicos superiores. La identificación
medad y descomposición de esta. taxonómica de los especímenes se basará en
✴✴Colocar los ejemplares de cada recolecta en caracteres relevantes del cuerpo fructífero y los
un sobre de papel, procurando no romperlos sustratos donde se desarrollan. Por el tipo de
si son carnosos o frágiles. sustrato pueden distinguirse diferentes gru-
✴✴Los ejemplares de cada recolección deben pos ecológicos, estos pueden ser: cortícola
llevar un número de recolecta. (sobre la corteza de árboles o arbustos), lig-
✴✴Anotar en la libreta de campo los datos de nícola (sobre madera), terrícola (en el suelo),
recolecta y de la localidad, los caracteres ma- humícola (sobre humus), muscícola (sobre
croscópicos y caracteres efímeros (olor, pre- musgos), saxícola o rupícola (sobre rocas),
sencia de látex, de anillo, entre otros). coprófilo o fimícola (sobre estiércol), foliícola
(sobre hojas), palmícola (sobre hojas o pecio-
los de palmas), entre otros.
Capítulo 4. Hongos y Myxomycetes

Basidiomycetes de los tubos, forma y unión de estos al estípite


(cuando esté presente).
Para realizar la descripción macroscópica ✴✴Si posee láminas, observar la unión al estí-
se recomienda tener en cuenta las partes del pite (cuando esté presente), color y cambios
cuerpo fructífero (Fig. 4.2) fresco o recién re- de color cuando ocurrieran, espaciamiento,
colectado ya que algunas estructuras de alto margen, presencia o ausencia de lamélulas.
valor taxonómico pueden cambiar o perderse
durante el procesamiento y secado del mate- Pie o estípite:
rial. Para la descripción se recomienda seguir
el siguiente orden (ver Anexo 4.1): ✴✴Tamaño, medir el largo (desde la base hasta
el ápice) y el ancho de un ejemplar maduro
Píleo (sombrero): pequeño y uno grande y hacer un intervalo.
✴✴Forma, observar la silueta, puede haber en
✴✴Tamaño, medir el diámetro del píleo con la base un abultamiento (bulbo) indepen-
una regla graduada. Cuando la muestra está dientemente a la silueta.
formada por más de dos cuerpos fructíferos ✴✴Color y textura, observar el color y la con-
se establece un rango. sistencia, ésta puede ser igual o diferente al
✴✴Forma, observar la silueta y el centro del resto del cuerpo.
píleo. ✴✴Posición, observar la posición del estípite
✴✴Color, observar el color del centro y del con respecto al píleo (central, excéntrica,
margen (este puede cambiar con la edad del lateral).
especímen). ✴✴Superficie, observar el aspecto de la super-
✴✴Superficie, observar el aspecto de la superfi- ficie del estípite.
cie del píleo (esta puede cambiar con el grado ✴✴Anillo, presencia o ausencia. Si está presen-
de madurez del especímen y las condiciones te, observar el color a ambos lados (interno y 51
ambientales). externo), posición, textura, persistencia, tipo
✴✴Ornamentación, observar y tocar la super- (membranoso- simple o doble, fibriloso, es-
ficie; esta puede ser seca, húmeda, aceitosa, camoso, cortina -como telaraña).
cerosa, viscosa (pegajosa), glutinosa (pegajo- ✴✴Volva, presencia o ausencia. Si está presen-
sa pero gruesa como la clara de huevo). te, observar color, forma, textura y unión a la
✴✴Margen, observar el aspecto del margen del base del estípite.
píleo; puede variar en dependencia del grado
de madurez.
✴✴Contexto o carne, se refiere a la parte que
se encuentra entre la cutícula del píleo y el
himenóforo. Realizar un corte transversal al
hongo y observar el color y si existe cambio
de éste al exponerse o manipularse, medir el
grosor con una regla graduada y observar la
presencia o ausencia de látex.

Himenóforo (es la estructura donde se pro-


ducen las esporas y se encuentra en la parte
inferior del píleo):

✴✴Si posee poros, anotar número de poros por


mm y el color de toda la superficie. Obser-
var la forma de los poros: regular o irregular,
dentado (indicar el tamaño de los dientes). Si
es liso, anotar color y textura. Realizar cortes Figura 4.2. Estructuras principales del cuerpo fructífero de
transversales al hongo para medir la longitud un representante de la clase Basidiomycetes.
Blanco, Camino y Ortíz

También es importante conocer el olor y al tocarlos. Contiene principalmente represen-


el sabor. Debido a que son muy variables y tantes de Geastrales y Phallales.
dependen de la percepción de la persona,
estos podrían relacionarse con los aromas y Además, existen hongos hipogeos que de-
sabores familiares. Es aconsejable tomar una sarrollan el cuerpo fructífero bajo tierra, y
pequeña parte del píleo, morderlo un poco que no trataremos por tener caracteres mor-
y colocarlo en la punta de la lengua durante fológicos que difieren de los que se estable-
unos instantes para definir el sabor y luego cen para los hongos más reconocidos por la
escupir. población.
Los representantes de Basidiomycetes se Ascomycetes (Pezizales, Xylariales y
agrupan en cuatro subclases (ver Anexo 4.2): líquenes)

Agaricomycetideae. Incluye hongos que Los ejemplos serán tratados a partir de las
presentan cuerpos fructíferos generalmente características macroscópicas de los cuerpos
vistosos, carnosos con forma de “sombrillita“ fructíferos y los líquenes por los tipos de creci-
o semicircular con forma de abanico; de con- miento o talos (Anexo 4.3). En los líquenes se
sistencia carnosa o cartilaginosa; himenóforo presentan diferentes formas de crecimiento o
con láminas, poros, venas o pliegues. Pueden talos (crustáceo, foliáceo, filamentoso, escua-
presentar el típico estípite central y píleo o un muloso, fruticuloso y gelatinoso, entre otros),
estípite menos evidente, lateral o excéntrico. de los cuales se tratarán tres de ellos:
En este grupo de hongos se encuentran la ma-
yoría de las setas comestibles. Contiene, entre ✴✴Crustáceo: Talo formando una costra fuer-
otros no especificados, representantes de los temente adherida al sustrato y difícil de se-
52 órdenes Agaricales, Boletales, Cantharellales parar de él sin dañar sus estructuras; llegan a
y Russulales. sobrevivir en ambientes extremos.
✴✴Foliáceo: Talo laminar, con bordes extensos
Aphyllophoromycetideae. Abarca hongos y ampliamente lobulados, parcialmente adhe-
con cuerpos fructíferos de forma variadas (re- rido al sustrato por órganos apendiculares por
pisa, abanico, costra, embudo o sombrilla), de los que se le puede separar sin destruirlo.
consistencia leñosa, cartilaginosa o coriácea; ✴✴Fruticuloso: Talo ramificado con forma de
con presencia o no de estípite; himenóforo pequeños arbustos o con lóbulos que se es-
con poros, aguijones, láminas o liso. Contiene trechan y alargan profundamente de manera
principalmente representantes de los órdenes que se sujeta al sustrato por una mínima su-
Polyporales e Hymenochaetales. perficie. Sobresale mucho del sustrato y pue-
de ser erecto o colgante de tamaño variable,
Tremellomycetidae. Incluye hongos que desde 1 cm hasta varios metros.
presentan cuerpos fructíferos gelatinosos o
cartilaginosos; desde amarillo-naranja hasta Myxomycetes
pardos; con forma de oreja, cerebro, espátula
o agujas erguidas. Contiene principalmente En la fase reproductiva se pueden observar
representantes de los órdenes Auriculariales, cuatro tipos de cuerpos fructíferos (Fig. 4.3):
Tremellales y Dacryomycetales. esporocarpo (se forman varios a partir de un
plasmodio, y puede ser estipitado o sésil), eta-
Gasteromycetideae. Sus representantes lio (concentración de todo el plasmodio en
presentan cuerpos fructíferos en forma de una masa aplanada o redondeada y los espo-
bola, pera o estrella. A diferencia de las sub- rangios se fusionan), pseudoetalio (esporan-
clases anteriores, las esporas no son externas, gios parcialmente fusionados conservando su
están contenidas dentro del cuerpo fructífero individualidad en alguna de sus estructuras)
que, al madurar, se rompe para liberar las es- y plasmodiocarpo (se forma a partir de las
poras y es lo que les da el aspecto polvoriento principales partes venosas del plasmodio).
Capítulo 4. Hongos y Myxomycetes

Figura 4.3. Tipos de cuerpos fructíferos presente en los Myxomycetes: esporocarpo, etalio, pseudoetalio y plasmodiocar-
po; ilustraciones tomadas de Nanenga-Bremekamp (1991) y Camino (1993).
que son diminutos e imperceptibles a simple
Los cuatro tipos de cuerpos fructíferos poseen vista, se tratarán cuatro (Anexo 4.4); estos
estructuras comunes que pudieran no estar to- son:
das presentes en cada especie (Fig. 4.4). En las
descripciones de los mixomicetes recolecta- Liceales. No presentan capilicio ni carbona-
dos se debe tener en cuenta: to de calcio. Las esporas en masa son pálidas;
pueden presentar tres de los cuatro tipos de
Cuerpo fructífero, tipo, color y disposición cuerpos fructíferos: esporocarpos (sésiles o
sobre el sustrato. estipitados), etalios y pseudoetalios. Se reco-
Esporoteca, color y forma, presencia o ausen- nocen cuatro familias Cribrariaceae, Dicty-
cia de carbonato de calcio. diaethaliaceae, Liceaceae y Reticulariaceae. 53
Peridio, presencia o ausencia y color, presen- Se destacan los géneros Cribraria (esporocar-
cia o ausencia de carbonato de calcio. pos), Tubulifera (pseudoetalios) y Lycogala
Estípite, color, presencia o ausencia de car- (etalios).
bonato de calcio.
Esporas, color en masa (color de las esporas Trichiales. No presentan carbonato de cal-
al tocar el cuerpo fructífero). cio. Las esporas en masa pueden ser beige,
amarillo, naranja o rosado. Cuerpos fruc-
De los cinco órdenes de Myxomycetes (Kirk tíferos generalmente de colores llamativos
et al., 2008), con excepción de Echinosteliales (amarillo o rojo). El capilicio está bien desa-
rrollado y pueden presentar tres de los cuatro
tipos de cuerpos fructíferos: esporocarpos,
plasmodiocarpos y pseudoetalios. Se recono-
cen en Cuba tres familias Arcyriaceae, Tri-
chiaceae y Dianemataceae. Se destacan los
géneros Arcyria, Hemitrichia, Metatrichia,
Perichaena y Trichia.

Physarales. Presentan carbonato de calcio


en todas o algunas de sus estructuras. Las
esporas en masa son de color pardo oscuro.
Pueden presentar dos de los cuatro tipos de
cuerpos fructíferos: esporocarpos y etalios. Se
reconocen en Cuba dos familias: Physaraceae,
con los géneros Physarum, Fuligo (etalios
Figura 4.4. Partes principales del cuerpo fructífero de repre- grandes) y Physarella, entre otros; y la fami-
sentantes de los Myxomycetes.
Blanco, Camino y Ortíz

lia Didymiaceae con los géneros Didymium Lado, C. 2001. Nomenmyx a nomenclatural
y Diderma. taxabase of Myxomycetes. Cuadernos de
trabajo de Flora Micológica Ibérica 16: 1-221.
Stemonitales. No presentan carbonato de López-Sánchez, E., M. Honrubia, E. Gracia y F. J.
calcio. Columela presente, los cuerpos fructí- Gea. 1986. Revisión bibliográfica sobre la biolo-
gía de los Myxomycetos. Secretariado de publica-
feros y las esporas en masa son de color pardo ciones Universidad de Murcia, Murcia.
oscuro. Presentan esporocarpos como tipo de Mena Portales, J., S. Herrera Figueroa, A. Mer-
cuerpo fructífero. Se reconoce solamente la cado Sierra, D. W. Minter, H. Iglesias Brito,
familia Stemonitidaceae y se destacan los gé- N. Blanco Hernández, J. L. Ortiz Medina, S.
neros Stemonitis y Comatricha. Maldonado González, G. Recio Herrera, M.
Rodríguez Hernández y M. Camino Vilaró.
LITERATURA CITADA 2000. Estrategia para la conservación de la
diversidad fúngica en Cuba. http://www.cy-
bertruffle.org.uk/cubacons/Index.html
Bresinsky, A., C. Körner, J. W. Kadereit, G. Neu- Mueller, G. M., G. F. Bills y M. S. Foster. (Eds.)
haus y U. Sonnewald. 2013. Strasburger’s Plant 2004. Biodiversity of Fungi. Inventory and Mo-
Sciences Including Prokaryotes and Fungi. nitoring Methods. Elsevier Acdemic Press. 777
Springer-Verlag Berlin Heidelberg, 1302 pp. pp.
Camino, M. 1993 [“1991”]. Myxomycetes de Nannenga-Bremekamp, N. E. 1991. A guide to
Cuba. I. Revista Jardín Botánico Nacional. 12: temperate Myxomycetes. Bristol, England, 409
127-131. pp.
Camino, M. 2007. Diversidad de Myxomycetes Pegler, D. N. 1983. The genus Lentinus: a world
en Cuba: Ordenes Echinosteliales, Liceales, monograph. Kew Bulletin Additional Series
Stemonitales y Trichiales. Tesis en opción al X. London Her Mejesty´s Stationery Office,
grado científico de Doctor en Ciencias Bioló- 281pp.
gicas, Universidad de La Habana, 97 pp. Scagel, R. F., R. J. Bandoni, G. E. Rouse, W. B.
54 Chacón, S., G. Guzmán, L. Montoya y V. M. Ban- Schofield, J. R. Stein y T. M. C. Taylor. 1973.
dala. 1995. Guía ilustrada de los hongos del El Reino Vegetal. Ediciones Omega, S.A. Bar-
Jardín Botánico Francisco Javier Clavijero de celona, 659 pp.
Xalapa Veracruz y áreas circundantes. Instituto Vales, M. A., A. Álvarez, L. Montes y A. Ávila
de Ecología, A. C. Xalapa, Veracruz, México, (Eds). 1998. Estudio Nacional de la Diversidad
142 pp. Biológica en la República de Cuba. CESYTA,
CITMA (Ministerio de Ciencia Tecnología y Me- México, 429 pp.
dio Ambiente). 2014. V Informe Nacional al Whittaker, R. H. 1969. New concepts of kingdo-
Convenio sobre la Diversidad Biológica de la ms or organisms. Evolutionary relations are
República de Cuba. La Habana, Cuba, 253 pp. better represented by new classifications than
Guzmán, G. 1990. Identificación de los hongos co- by the traditional two kingdoms. Science 163:
mestibles, venenosos, alucinantes y destructores 150-194.
de la madera. Editorial Limusa, S.A. de C.V.
506 pp.
Hawksworth, D. L. 2001. The magnitude of fungal
diversity: the 1.5 million species estimulate re-
visited. Mycological Research 105: 1422-1432.
Hawksworth, D. L. 2012. Global species numbers
of fungi: are tropical studies and molecular
approaches contributing to a more robust
estimate? Biodiversity and Conservation 21:
2425-2433.
Herrera, T. y M. Ulloa. 1998. El reino de los hongos.
2ed. México: Fondo de Cultura Económica,
552 pp.
Kirk, P. M., P. F. Cannon, D. W. Minter y J. A.
Stalpers (Eds.). 2008. Dictionary of the Fungi.
10th Edition. International Mycological Insti-
tute, CAB INTERNATIONAL, Wallingford,
Oxon, 771pp.
Capítulo 4. Hongos y Myxomycetes

Anexo 4.1. Guía ilustrada para la descripción de las diferentes partes de los cuerpos fructíferos de los hongos de sombrillita,
tomado de Mueller et al. (2004).

55
Blanco, Camino y Ortíz

Anexo 4.2. Basidiomycetes agrupados según las características macroscópicas de los cuerpos fructíferos; dibujos tomados
de Pegler (1983), Guzmán (1990), Chacón et al. (1995) y Bresinsky et al. (2013).

BASIDIOMYCETES
AGARICOMYCETIDEAE
AGARICALES

Sustrato: Terrícolas. Carac- Sustrato: Terrícolas, lignícola Sustrato: Coprófilos, terrícolas Sustrato: Terrícolas;
terísticas: pueden no estar y hojas secas. Características: y lignícolas. Características: solitarios o en grupos.
presentes todas las estructuras Desde sombrillas robustas Láminas desde blancas Características: Píleo cónico,
(ej. escamas, anillo y volva). hasta muy delgadas y frágiles. hasta negras, puede estar a plano, colores vistosos,
Familias: Agaricaceae (láminas Familias: Mycenaceae, Tricho- presente el anillo. Familias: superficie húmeda, viscosa
oscuras), Amanitaceae lomataceae y Marasmiaceae. Agaricaceae, Bolbitaceae y o no, pie fibriloso, a veces
(láminas blanca o crema), Psathyrellaceae. con anillo. Familias: Hygro-
Volvariaceae (láminas rosadas) phoracea, Bolbitaceae y
Cortinariaceae.

56

Sustrato: Lignícolas. Características: Es- Sustrato: Terrícolas. Características: For- Sustrato: Lignícolas, terrícolas, hojarasca
típite rudimentario presente o ausente, ma de coral, ramas delgadas, coriáceas. en bosques y jardines. Características: En
laminas desde blancas, cremas o grises. Himenóforo con poros. Familias: Clava- forma de nidos con pequeños huevos,
Familias: Pleurotaceae, Crepidotaceae, riacea, Gomphaceae, Sparassidaceae. de tamaño pequeño, crecen en grupos.
Schizophyllaceae. Familia: Nidulariaceae.

BOLETALES CANTHARELLALES RUSSULALES

Sustrato: Terrícolas, Sustrato: Terrícolas, Sustrato: Terrícolas Sustrato: Terrícolas Sustrato: Terrícolas, en bosques.
en bosques. en bosques. Carac- (arena y suelo), en en bosques. Caracte- Características: Píleo con colores
Características: terísticas: Sésiles, bosques. Caracterís- rísticas: Carnosas o llamativos (rosado, rojo y azul).
Estipitados, robus- forma globosa, ticas: Carnosas, esti- coriáceas; estipitados Familia: Russulaceae.
tos, vistosos por confundible con el pitados, himenóforo central o lateral,
tamaño y color. Fa- orden Geastrales con venas o pliegues. himenóforo con
milias: Boletaceae, que son más Familia: Canthare- aguijones o agujas,
Gyroporaceae, suaves. Familias: llaceae. flexibles y frágiles.
Suillaceae. Pisolithaceae, Scle- Familia: Hydnaceae.
rodermataceae.
Capítulo 4. Hongos y Myxomycetes

Anexo 4.2 (continuación). Basidiomycetes agrupados según las características macroscópicas de los cuerpos fructíferos;
dibujos tomados de Pegler (1983), Guzmán (1990), Chacón et al. (1995) y Bresinsky et al. (2013).

APHYLLOPHOROMYCETIDEAE

Sustrato: Lignícolas. Carac- Sustrato: Terrícolas. Caracte- Sustrato: Lignícolas. Caracte- Sustrato: Lignícolas y terríco-
terísticas: Píleo con pelos o rísticas: Carnosas o coriáceas; rísticas: Himenóforo laberinti- las. Características: Con forma
escamas; consistencia car- estipitados central o lateral, co similar a láminas subleño- de trompetas, himenóforo
tilaginosa; estípite central o himenóforo con aguijones, sas, coriáceas, pie excéntrico, liso. Familias: Meruliaceae,
excéntrico, himenóforo con lá- evidentes, flexibles, de blanco lateral. Familias: Polypora- Hymenochaetaceae.
minas. Familia: Polyporaceae. a pardos. Familias: Polypora- ceae, Gloeophyllaceae.
ceae, Meruliaceae.

Sustrato: Lignícolas. Características: Le- Sustrato: Lignícolas. Características: Píleo Sustrato: Lignícolas. Características: For-
ñoso, sésil, o estípite central o excéntrico, delgado, semicircular; desde carnoso, ma de costra, pileados o no, himenóforo 57
píleo ceroso, brilloso, lacado o no, hime- coriáceo hasta leñoso; estípite central, la- con poros, verrugas o liso. Familias: Meru-
nóforo con poros. Familias: Polyporaceae, teral o ausente, con poros generalmente liaceae, Hymenochaetaceae, Stereaceae.
Ganodermataceae, Hymenochaetaceae. regulares. Familias: Polyporaceae, Fomi-
topsidaceae, Hymenochaetaceae.
TREMELLOMYCETIDAE
AURICULARIALES TREMELLALES DACRYOMYCETALES

Sustrato: Lignícolas. Características: Ge- Sustrato: Lignícolas. Características: Sustrato: Lignícolas. Características: Car-
latinosos, cartilaginosos, elásticos, forma Membranosos a gelatinosos, forma ce- tilaginosos, elástico, forma espatulada,
de oreja, desde pardo claro a oscuro hasta rebriode, de blanco a amarillo pálido, de agujas erguidas, frecuentemente
tonos violáceos, himenóforo liso. Familia: himenóforo liso. Familias: Exidiaceae, amarillas a anaranjadas, himenóforo liso.
Auriculariaceae. Tremellaceae. Familia: Dacrymyecetaceae.
Blanco, Camino y Ortíz

Anexo 4.2 (continuación). Basidiomycetes agrupados según las características macroscópicas de los cuerpos fructíferos;
dibujos tomados de Pegler (1983), Guzmán (1990), Chacón et al. (1995) y Bresinsky et al. (2013).

GASTEROMYCETIDEAE
GEASTRALES PHALLALES

Sustrato: Terrícolas. Caracte- Sustrato: Terrícolas, rara- Sustrato: Terrícolas. Caracte- Sustrato: Terrícolas. Carac-
rísticas: A veces sésiles, glo- mente lignícolas o coprófilos. rísticas: Globosos cuando in- terísticas: Globosos cuando
bosos o irregulares; blancos Características:,Forma de es- maduro, al madurar se rompe inmaduros, al madurar se
cuando inmaduros y beige, trella, de 4-12 “brazos”; beige, en un solo “brazo”, olor fétido rompe con varios “brazos”, olor
pardo claro a oscuro hasta to- pardo claro a oscuro. Familia: que atrae las moscas. Fami- fétido que atrae las moscas.
nos violáceos cuando madu- Geastraceae. lias: Phallaceae Familias: Phallaceae.
ros. Familia: Lycoperdaceae.

Anexo 4.3. Ascomycetes agrupados según las características macroscópicas de los cuerpos fructíferos; dibujos tomados
de Scagel et al. (1973) y Chacón et al. (1995).

ASCOMYCETES
58 PEZIZALES XYLARIALES

Sustrato: Lignícolas y terrí- Sustrato: Lignícolasterrícolas, Sustrato: Lignícolas. Carac- Sustrato: Lignícolas. Caracte-
colas. Características: Forma sésiles o estipitados. Carac- terísticas: Forma de cuerno rísticas: Globosos, en forma de
de discos, platos; usualmente terísticas: Usualmente con o clava, con estípite poco o pera, solitarios o en grupos,
sésiles, con colores rojo, par- colores llamativos. Familia: bien desarrollado, simples o sésiles o con estípite corto,
dos, violáceos o amarillos. Sarcoscyphaceae. ramificados, colores de pardo pardo oscuro a negro. Familia:
Familias: Leotiaceae, Gleo- oscuro a negruzco. Familia: Xylariaceae.
glossaceae. Xylariaceae.
ASCOMICETES LIQUENIZADOS (LÍQUENES)
CRUSTÁCEOS FOLIÁCEOS FRUCTICULOSO

Características: Talo formando costras, Características: Talo laminar, con bordes Características: Talo ramificado erguido o
variados colores y estructuras reproduc- extensos y ampliamente lobulados. Fa- pendiente con forma como de pequeños
toras. Familias: Lecanoraceae, Physcia- milias: Lobariaceae, Parmeliaceae. arbolitos. Familias: Ramalinaceae, Par-
ceae, Telochistaceae. meliaceae.
Capítulo 4. Hongos y Myxomycetes

Anexo 4.4. Myxomycetes agrupados según las características macroscópicas de los cuerpos fructíferos; dibujos tomados
de Nannenga-Bremekamp (1991) y Camino (1993).

MYXOMYCETES
LICEALES

Características: carbonato de calcio ausente, pueden presentar tres de los cuatro tipos de cuerpos fructíferos: esporocarpos
(sésiles o estipitados), etalios y pseudoetalios, y esporas en masa pálidas. Familias: Cribrariaceae, Reticulariaceae y Dictydiaetha-
liaceae.

TRICHIALES

Características: carbonato de calcio ausente, esporocarpos es- Características: carbonato de calcio ausente, esporocarpos esti-
tipitados o sésiles, esporas en masa beige, amarillo, o rosado. pitados o sésiles, plasmodiocarpos o pseudoetalios, esporas en 59
Familia: Arcyriaceae. masa amarillo, amarillo naranja o rosado. Familia: Trichiaceae.

PHYSARALES

Características: carbonato de calcio pre- Características: carbonato de calcio presente en Características: carbonato de
sente, esporocarpos (sésiles o estipitados) forma de cristales sobre el peridio y le da la apa- calcio presente en forma de grá-
o plasmodiocarpos, esporas en masa pardo riencia de erizo a la esporoteca, esporocarpos o nulos, esporoteca de apariencia
oscuro. Familia: Physaraceae. plasmodiocarpos, esporas en masa pardo oscuro. lisa, peridio quebradizo, esporas
Familia: Didymiaceae. en masa pardo oscuro. Familia:
Didymiaceae.
STEMONITALES

Características: carbonato de calcio ausente, esporoteca ci- Características: carbonato de calcio ausente, esporoteca esféri-
líndrica, esporas en masa de color pardo oscuro. Familia: ca o semiesférica hasta cortamente cilíndrica, esporas en masa
Stemonitidaceae. de color pardo oscuro. Familia: Stemonitidaceae.