Está en la página 1de 24

TESTS PROYECTIVOS GRÁFICOS -Emanuel F. Hammer.

1. LA BATERÍA PROYECTIVA GRAFICA


El instrumento principal de la clínica psicológica es la entrevista; los test proyectivos
están al servicio de ella, pues no son sino dispositivos para conducir una forma especial de
entrevista. En efecto, tanto en la entrevista corriente (cara a cara) como en la entrevista
proyectiva (test), se registran e interpretan los diversos materiales biográficos expresivos,
comportamentales y proyectivos que brinda el sujeto: la entrevista proyectiva se diferencia
solamente por su empleo de un estimulador estándar para provocar las proyecciones del sujeto
y porque opera dentro de límites preestablecidos y en forma más económica. Se trata de una
variedad de entrevista que moviliza, dirige y controla la proyección del sujeto.
La preferencia por el examen psicológico a través del comportamiento gráfico, implica
una precoz percepción de su valor comunicativo, de su eficiencia para recoger informaciones
más veraces, menos trampeadas que las que se obtienen por la engañosa vía del lenguaje.
Pero los conocimientos y experiencias útiles que acumularon los grafólogos, no bastaron para
que las técnicas gráficas alcanzaran la bondad operativa que sí han logrado las verbales.
Esta relación inversa (entre lo verbal y lo gráfico) se puede explicar: las técnicas
proyectivas gráficas exigen del operador una actitud y una capacidad inhabituales, casi a
contrapelo de la educación. La cultura nos moldea para comprender los mensajes que se nos
transmiten oralmente, en cambio, nada de esto ocurre en los trazados. Toda la educación está
dirigida a promover la comunicación y la comprensión del lenguaje oral. La cultura alienta,
entrena y compele al individuo para que transmita y reciba casi exclusivamente mensajes
verbalizados, y lo lleve a abandonar, antes o después, todo intento de comunicarse por otras
vías. Es por ello que estas técnicas graficas abren el abanico de posibilidades de interpretación
para así, poder llegar a puntos más específicos y concretos (de interpretaciones).
La proyección en el taller artístico
Hammer afirma que todo acto, expresión o respuesta de un individuo (sus gestos,
percepciones, sentimientos, elecciones, verbalizaciones o actos motores) de algún modo llevan
la impronta de su personalidad.
En los dibujos proyectivos las actividades psicomotoras de la persona se capturan en
un papel. Las personas tienden a expresar en sus dibujos, consciente e inconscientemente su
autopercepción, es decir, una visión de sí mismos tal como son, o tal como les gustaría ser.
Los dibujos representan una forma de lenguaje simbólico que moviliza niveles relativamente
primitivos de la personalidad. Además, de la autopercepción consciente e inconsciente del
examinado, también expresa la percepción de las personas significativas del medio que
determinan el contenido del dibujo. En este tipo de expresión los niveles inconscientes de la
persona tienden a utilizar símbolos cuyos significados pueden ser desentrañados a través del
examen y la compresión de sueños, mitos etc.
La producción gráfica es una creación personal de recreación simbólica del mundo
interno. Los gráficos conllevan la impronta de aquellos hechos que dejaron huellas e incidieron
de un modo conflictivo o no en la estructuración del yo.
2. QUÉ SIGNIFICA PROYECCIÓN
Freud introduce la palabra proyección para hacer referencia a un mecanismo de
defensa no patológico, que las percepciones internas provocaban por procesos ideacionales o
emocionales que no somos capaces de asumir como propios por lo que los ponemos en
otros. Son procesos inconscientes para liberar de la carga que nos provocan esas emociones
o ideas.
Postulados teóricos
El campo de la interpretación de los dibujos proyectivos descansa sobre varios
postulados teóricos:
a) Existe una tendencia en el hombre a ver el mundo a través de su propia imagen
b) La esencia de esta visión es el mecanismo de proyección. La proyección se define
como el dinamismo psicológico por el cual uno atribuye las propias cualidades,
sentimientos, actitudes y esfuerzos a objetos del medio (personas, otros
organismos, cosas). El contenido puede o no ser reconocido por la persona
como parte de sí mismo. El concepto de proyección aquí es más amplio que el de
Freud, quien pensaba que el contenido de la proyección siempre esta reprimido y que
la función de la proyección es permitir que la persona se maneje con un peligro
externo cuando le resulta difícil manejarse con uno interno. Para ello, primero debe
reprimir este último y después proyectarlo
c) Las distorsiones forman parte de la proyección siempre que esta tenga una función
defensiva, es decir que esté al servicio de adscribir al mundo externo aquello que el
sujeto niega de sí mismo.

3. ASPECTOS EXPRESIVOS (o formales) DE LOS DIBUJOS PROYECTIVOS


Dentro de las Técnicas Proyectivas, la actitud del individuo al enfrentar la tarea puede
revelar características de la personalidad. Al psicólogo le interesa la cooperación del individuo,
pero además es necesario considerar la estructura y el contenido de los dibujos.
La fase expresiva o formal del dibujo abarca el tamaño, la presión, la calidad de la
línea, el emplazamiento en hoja, la exactitud, el grado y las aéreas de completamiento y
detalles, la simetría, perspectiva, proporciones, sombreado, reforzamiento y el borrado.
En cambio para el contenido se tiene en cuenta la postura de la figura, la expresión
facial, la importancia q se da a diferentes detalles como chimenea, ventana, ropa, accesorios,
raíces.
Los aspectos expresivos de los dibujos proyectivos son:
- SECUENCIA
Muestra la variación paulatina que tienen los distintos dibujos y muestra el conflicto y la
defensa.
Es importante observar la secuencia en que se van sucediendo los detalles y
considerar la secuencia entre dos dibujos (ej.: el hombre que dibujo la mujer grande con látigo
y luego hombre chico).
La secuencia del trazado que el paciente efectúa con la calidad de la línea a veces
ofrece significados diagnósticos. Ej. Después de trazar una línea inicial tímida la borra y/o
refuerza.
También el análisis de la secuencia de la serie de dibujos puede ofrecer indicios sobre
el impulso o energía de la persona. Si en la serie de dibujos hay una disminución psicomotora
puede ser fatiga, o al revés, estimulación excesiva. También pasa que al comienzo están algo
perturbadas y luego se calman y trabajan eficazmente, lo que es solo una “ansiedad
situacional”. Pero si al principio acepta la tarea sin protestas y hace bien los dibujos pero en la
medida q pasan se muestra fatigado y abandona sin terminar el ultimo (el de la persona en
HTP) el psicólogo pensara en un definido estado depresivo. Los dibujos de pacientes con
depresión se caracterizan por la escases de detalles o por la incapacidad de completar el
dibujo.
Los psicóticos fronterizos revelan a veces su perturbación mediante la reacción
emocional q surge en la secuencia de los dibujos. A medida q se aproxima a aéreas mas
interpersonales en la progresión del HTP la incomodidad da lugar al temor y este al pánico.
- TAMAÑO
El tamaño contiene indicios acerca del realismo de la autoestima del paciente, de su
auto expansividad característica, o bien de sus fantasías de omnipotencia.
El sentimiento de frustración que produce un ambiente restrictivo se manifiesta en el
tamaño de los dibujos. Los dibujos demasiado grandes que tienden a presionar los bordes de
la pagina, denotan sentimientos de constricción ambiental acompañados de acciones o
fantasías sobre compensatorias concomitantes. El que dibuja una figura muy grande posee
dentro de sí una fuerte corriente agresiva, y tendencia a la descarga en el ambiente.
Los dibujos pequeños corresponden en cambio, a personas con sentimientos de
inadecuación y quizás con tendencia al retraimiento, y se correlacionan con sentimientos de
inferioridad. Estos dibujos, comprimidos, trasmiten sensación de incomodidad, de encierro, de
presión.
- PRESIÓN
Al igual que el tamaño, es un indicador del nivel energético del individuo. Los trazos
fuertes dibujados por niños, muestran que estos son más asertivos que otros; los trazos
livianos muestran en el sujeto un bajo nivel energético y la existencia de restricción y represión
en ellos. Las personas que dibujan líneas suaves y débiles puede que sufran de depresión o
se sienten desubicadas.
- TRAZO
Implica la posibilidad de control de la conducta impulsiva.
Los trazos largos están asociados a un firme control de la conducta, los trazos cortos a
conductas más impulsivas. Los niños que usan trazos rectos tienden a ser auto afirmativos, los
que usan trazos circulares son más dependientes y emotivos. Las líneas redondeadas están
asociadas a la feminidad, y las rectas a los estados de ánimo agresivos.
Las líneas quebradas, indecisas, o que son continuas solo porque fueron reforzadas,
se asocian con la inseguridad o la ansiedad. Las líneas tirantes, finas y estiradas, que irradian
tensión, son de estados emocionales rígidos o tensos. Si las líneas fragmentadas están muy
destacadas, expresan ansiedad, timidez, falta de autoconfianza, vacilación en la conducta y en
el enfrentamiento con situaciones nuevas. Los dibujos cuyas figuras están en series de líneas
todas desconectadas, están asociados a distanciamiento de la realidad, tendencias psicóticas.
El borrar de un modo excesivo constituye: a) la incertidumbre y la indecisión,b) el auto
insatisfacción. Los dibujos con buen ajuste tienen líneas que fluyen libremente, decididas y
bien controladas.
- DETALLES
Reflejan defensas inadecuadas o francamente patológicas, lo que implica
comprometido el estado anímico.
Los detalles inadecuados constituyen la reacción grafica preferida de las personas
con tendencia al retraimiento. La ausencia de detalles adecuados trasmite una sensación de
de vacío y de reducción energética característica de las personas q usan el aislamiento
emocional como defensa, y de las personas depresivas.
El empleo de detalles excesivos es característico de una persona emocionalmente
perturbada, del obsesivo-compulsivo. Los neuróticos que sienten que el mundo es incierto,
imprevisible y/o peligroso, se defienden contra el caos interno y externo creando un mundo
muy estructurado y ordenado con rigidez. Estas personas necesitan que sus dibujos sean
muy exactos, por ello crean elementos rígidos y repetitivos. La ejecución “demasiado
perfecta” expresa el esfuerzo contra la amenaza de una desorganización inminente.
Constituye una manifestación directa de la hiper vigilancia, implica la presencia de un yo
bastante débil q teme tanto la irrupción de los impulsos prohibidos q no se atreve a descuidar
su vigilancia constante.
- SIMETRÍA
Los dibujos con fallas en la simetría revelan una inadecuación de los sentimientos de
seguridad en la vida emocional.
Cuando la simetría esta acentuada hasta el punto de producir un efecto de rigidez, el
control emocional es de tipo obsesivo-compulsivo, y puede expresarse como represión e
intelectualización exagerada.
- EMPLAZAMIENTO
Se trazan dos ejes: vertical y horizontal, quedando dividida la pagina en 4 cuadrantes.
En el medio de la hoja es característico de conductas más emotivas, autodirigidas y
centradas en ellos mismos, en niños.
Emplazamiento eje horizontal: el lado derecho está relacionado con la inhibición, control
intelectual. Cuanto más a la derecha esté, es más probable que tenga un comportamiento
estable y controlado. A la inversa, mayor es la posibilidad de que tienda a comportarse
impulsivamente y busque la satisfacción inmediata, franca y emocional de sus necesidades e
impulsos.
Emplazamiento eje vertical: cuanto más arriba del punto medio este el punto medio del
dibujo es más probable que, a) sienta que realiza un gran esfuerzo, que su meta es casi
inalcanzable, b) que busque sus satisfacciones en la fantasía y no en la realidad, c) que se
mantenga distante y relativamente inaccesible.
Cuanto más abajo del punto medio, a) es probable que se sienta insegura e inadaptable y
que ese sentimiento le produzca depresión anímica, b) que la persona se encuentre ligada a la
realidad u orientada a lo concreto.
Si se dibuja la figura en un rincón (por lo general superior izquierdo), es una correlación
negativa entre la edad y el uso de dicho cuadrante.
Las figuras que se unen al borde (ventanas por ej.), revelan necesidad de sostén, temor a
la acción independiente, y falta de seguridad.
- MOVIMIENTO
Se ve aumentado en niños y disminuido en depresivos.
4. DIBUJO PROYECTIVO DE LA FIGURA HUMANA
Constituye una fuente de información y comprensión de la personalidad. La cantidad
de información que se puede sacar mediante esta técnica proyectiva varía según la
comprensión, experiencia y habilidad del psicólogo.
Supuestos
El supuesto básico es que los dibujos están determinados por factores psicodinámicos
nucleares que surgen como resultado del concepto de imagen corporal, que es la imagen o
representación mental que tenemos de nosotros mismos que incluye experiencias pasadas
inconscientes que han formado modelos organizados de nosotros mismos.
TÉCNICA DEL DIBUJO DE UNA PERSONA
Esta técnica puede enfocarse como un tipo de test situacional en el que se enfrenta al
examinado, no solo con el problema de dibujar una persona, sino también con el de orientarse
y conducirse en una situación determinada y adaptarse a ella. En sus esfuerzos por resolver
estos problemas, la persona se compromete en conductas verbales, expresivas y motoras.
Estas conductas, así como el dibujo mismo, ofrecen datos para el análisis psicológico.
Procedimiento básico
La hoja debe estar al alcance de su brazo, de modo que pueda seleccionar la hoja y
ponerla en la posición que prefiera. El escritorio tiene que tener superficie lisa e iluminada (se
da la hoja en forma vertical). Es inadecuado usar una superficie limitada que impida que la
persona apoye sus brazos en ella. Lo ideal es lograr q el examinado asuma su estado de
relajación habitual de modo que sea posible suponer que cualquier tensión psíquica es
endógena y no impuesta por la situación física externa.
Consignas
Ya establecido el rapport (hablar, hacer feeling, para que se sienta cómodo, o sea
fomentar la transferencia positiva) se le dice al paciente: “por favor dibuje una persona”. Si
protesta, o dice que no sabe dibujar, hacemos comentarios generales, pero ninguna otra
consigna especifica. Luego, puede haber dibujado una persona completa, una incompleta, un
bosquejo, palotes. Cada una de estas formas de comportamiento contiene información acerca
del individuo.
Si la dibuja incompleta, se le pide que tome otra hoja y dibuje una completa (hay q
enumerar las hojas). Si hace palotes, se pide que haga de nuevo una persona en otra hoja.
Después, si la figura es un hombre, agarramos la hoja, la miramos, se la damos de
nuevo, y le decimos que dibuje otra persona del sexo opuesto, del otro lado (porque este test
comprende los dos sexos. La diferencia con el otro, del HTP, es que en el otro no le vamos a
pedir que dibuje el otro sexo del otro lado).
INDICADORES FORMALES DENTRO DE ESTE TEST
Conducta
La conducta del examinado puede describirse en relación con sus aspectos verbales,
motores y de orientación. Se lo enfrenta con una situación de algún modo inestructurada.
Entonces atenderemos: El modo de orientarse; la necesidad de consignas; y si las necesita,
como lo expresa, modo verbal, expresivo, con actividades motoras. También si se entrega a la
tarea cómodo y con confianza; si expresa dudas de su habilidad; si es así atenderemos si lo
hace directamente o no, o por medio de actividades motoras. También si se muestra inseguro,
ansioso, negativo, jocoso, arrogante, etc.
Secuencia de la figura
¿Qué dibuja primero? La gran mayoría dibuja primero figuras de su propio sexo. La
incidencia de desviaciones de esta regla es mayor en individuos que solicitan o requieren
tratamiento. Pero igual no significa que todo individuo que dibuja primero el otro sexo sea
homosexual o neurótico.
Hay veces que los examinados verbalizan su indecisión haciendo preguntas como:
“¿qué dibujo primero?”. Este tipo de preguntas indican confusión con respecto al rol sexual.
Tamaño
La relación entre el tamaño del dibujo y el espacio gráfico se vincula con la relación
dinámica entre el individuo y su ambiente, o entre el individuo y las figuras parentales. El
tamaño expresa cómo responde el individuo a las presiones ambientales. Si la figura
representativa del concepto de uno mismo es pequeña, puede formularse que el individuo se
siente pequeño (inadaptado), y que responde a los requerimientos del ambiente con
sentimientos de inferioridad. Si la figura es grande, es que responde a presiones del ambiente
con sentimientos de expansión y agresión. El tamaño promedio de una figura completa es de
18 cm. Pero más importante que el tamaño absoluto es la impresión que trasmite la relación
entre la figura y el espacio que la circunda. Si un dibujo da la impresión de pequeñez, puede
interpretarse que el examinado se siente pequeño (inferior) o perdido (rechazado).
Movimiento
Casi todos los dibujos sugieren algún tipo de tensión kinestesica que varía desde la
rigidez hasta la extrema movilidad. Por lo general los dibujos que sugieren mucha actividad
son obra de quienes sienten fuertes impulsos hacia la actividad motora. Los dibujos que dan
impresión de mucha rigidez corresponden a quienes tienen conflictos profundos y graves. A
veces hay figuras sentadas, reclinadas, que expresan bajo nivel energético, falta de impulso,
agotamiento emocional. Si el dibujo representa figuras de tipo mecánico, con ausencia de
kinestesia, es signo de despersonalización y psicosis.
Distorsiones y omisiones
La distorsión u omisión de cualquier parte de la figura sugiere conflictos con esas
partes. Por ej. Los voyeuristas omiten los ojos o los dibujan cerrados. Los individuos con
conflictos sexuales omiten o distorsionan las áreas relacionadas con aspectos sexuales. Los
infantiles con necesidades orales dibujan grandes pechos.
Tanto las partes borradas como las más marcadas, sombreadas o reforzadas, implican
lo mismo q las distorsiones y omisiones, y debe considerarse su posible vinculación con áreas
conflictivas.
ASPECTOS DE CONTENIDO
Región de la cabeza
Por lo general es lo primero que se dibuja. Si es muy grande puede ser muy pedante o
con aspiraciones intelectuales (o q tenga dolores de cabeza u otros síntomas somáticos), o
bien que sea introspectivo, o que huya en la fantasía.
Los narcisistas y homosexuales dan mucha importancia al cabello.
La boca se dibuja recta, curva u oval. Si se incluyen dientes es oral agresivo y sádico.
Si la boca es una línea, es verbalmente agresivo. Si es muy oval o es abierta y carnosa es
oral-erótico y dependiente.
Si los ojos son muy grandes y los de la figura masculina tienen pestañas es
homosexual.
La nariz puede representar un estereotipo sexual o también un símbolo fálico. Si es
ganchuda, o ancha y abierta es rechazo y desprecio. Si es muy larga, es impotencia sexual,
deseo de virilidad.
El mentón si es agrandado, es un fuerte impulso, tendencias agresivas, o si esta
exagerado, sentimientos compensatorios de la debilidad y la indecisión.
Las orejas si están agrandadas o destacadas, es posible que se trate de un daño
orgánico en el área auditiva, o alucinaciones auditivas en un paranoico, o de un defecto en la
audición o de un conflicto homosexual pasivo.
El cuello separa la cabeza del cuerpo y se considera como vinculo entre el control
intelectual y los impulsos del ello.
Brazos y manos
Son los órganos de la manipulación y el contacto.
Brazos pegados al cuerpo, con manos en bolsillos es pasividad del yo.
Manos ocultas es dificultad de contacto o sentimientos de culpa en relación con
actividades manipulatorias (masturbación).
Si están a la vista pero exageradas en tamaño es conducta compensatoria debida a
sentimientos de insuficiencia manipulatoria, dificultades de contacto o inadecuación.
Brazos muy largos y extendidos fuera del cuerpo, es por necesidades agresivas
dirigidas hacia el exterior.
Los puños cerrados es agresión reprimida.
Otras partes del cuerpo
Cuando se dibujan primero las piernas y pies y se le presta más atención que a otras
partes, es desaliento o depresión. Si las caderas y nalgas son redondeadas y mas grandes q
lo normal, es homosexualidad. La misma interpretación es para el tronco redondeado o muy
ceñido en la cintura. Si las articulaciones de codos y otras están delineadas, se trata de
obsesivo compulsivo, o de un dependiente e indeciso y necesitado de indicios perceptivos
familiares para reasegurarse. Si se dibuja la anatomía interna es esquizofrenia o manía. Si se
dibuja el cuerpo con vaguedad o de modo raro es posible que sea esquizofrenia. Hay que
prestar atención al tratamiento que hacen de la figura femenina los hombres. Pechos muy
grandes es necesidad de dependencia oral. Brazos y manos largas y prominentes es
necesidad de figura materna protectora.
La exageración de hombros y de otros indicadores de masculinidad en la figura
masculina puede indicar la propia inseguridad con respecto a la masculinidad.
Vestimenta
Figuras desnudas y partes sexuales expuestas, expresa rebelión contra la sociedad
(figuras parentales), o consciencia de sus conflictos sexuales.
La importancia excesiva a los botones es indicador de personalidad dependiente,
infantil. Puede tratarse de una personalidad obsesiva-compulsiva, al igual que si también
dibujara cordones, arrugas en la ropa, etc.
Los bolsillos en el pecho es privación oral y afectiva. Pero si consideramos el bolsillo
como órgano receptor, vagina, también puede ser identificación psicosexual con la madre.
La corbata exagerada es símbolo fálico.
Los exhibicionistas dibujan aros.
Las pipas, cigarros, bastones, son símbolos de búsqueda de virilidad.
TEST HTP
INTERPRETACIÓN DE LA TÉCNICA PROYECTIVA GRAFICA CASA- ARBOL- PERSONA
El HTP muestra la imagen interna del sí mismo y del ambiente, lo que se considera
importante y lo que se desecha.
Para que sea estandarizado se piden siempre los mismos temas gráficos, el mismo
tamaño de papel, un lápiz número 2 con goma y un formulario de 4 hojas blancas de 18 por
21 y solo se ofrece una hoja por vez. Para la casa se ofrece la hoja con el eje más largo
paralelo al examinado y para el árbol y la persona perpendicular. La consigna es: “voy a
pedirle que dibuje una casa/un árbol/una persona”. Es importante tener en cuenta que puede
borrar y tomarse el tiempo que necesite. Si intenta usar cualquier ayuda mecánica se le
advierte que el dibujo debe ser manual. El orden de presentación de los estímulos es siempre:
primero la casa, luego el árbol y último la persona (de las representaciones más neutrales a
las más cercanas a la propia persona).
Los sujetos han visto tal cantidad de casas, árboles y personas que eligen lo que para
ellos tiene mayor significado emocional.
Además, estos 3 conceptos (casa, árbol y persona) son lo suficientemente
inestructurados (se le dice que dibujar, pero no de que tipo) como para que surja el significado
de estos desde el interior del examinado, y ser así instrumentos proyectivos; el tamaño, el
emplazamiento, el sexo, la expresión, la postura, de costado, de perfil, en acción, etc., además
de la inclusión y exclusión de los distintos detalles de los elementos, forman parte de
creaciones propias del sujeto. Los dibujos proyectivos ponen de manifiesto el yo sentido, el yo
ideal, y- tienta decirlo- el yo futuro (excepto con intervenciones psicoterapéuticas o cambios
situacionales significativos).
INTERPRETACION DE LOS ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DE LA CASA, DEL ARBOL Y
DE LA PERSONA
El contenido de los dibujos, pone de manifiesto las cualidades más
inconscientes que existen en lo profundo de la personalidad.
LA CASA:
La casa, como lugar de vivienda, provoca asociaciones con la vida hogareña y las
relaciones interfamiliares. Si se trata de niño, pone de manifiesto la actitud que tienen con
respecto a la situación en sus hogares y a las relaciones con sus padres y hermanos. En el
caso de aultos casados, muchas veces se representa la relación con la pareja e hijos, y algo
de la relación infantil con las figuras parentales.
La casa representa:
• Relaciones interfamiliares
• Percepción de la vida hogareña y situacion familiar.
• Imagen de uno mismo
Las partes de la casa representan lo siguiente:
• Techo: área de la fantasía, lo mental, espiritual e intelectual
• Tejas: control de esa fantasía, tipo de pensamiento.
• Chimenea: relacionado con lo afectivo y sexual.
• Humo: representa el calor del hogar, la calidez y afecto, y también tensiones y
presiones ambientales.
• Paredes: se interpreta la fortaleza del YO, el sosten de la personalidad.
• Puerta: es la via de comunicación con el medio y la integración social.
• Ventana: modo secundario de interacción con el medio ambiente.
• Camino: representa el acceso a la intimidad
• Suelo: simboliza la estabilidad y el contacto con la realidad.

Su consigna es: “Primero voy a pedirte que dibujes una casa”. Se le entrega una hoja
A4 de forma horizontal y un lápiz negro 2.
TECHO: simboliza el área vital de la fantasía, la vida mental e intelectual. Su tamaño
refleja la cantidad de tiempo que el sujeto le dedica a esa fantasía, imaginación y creatividad y
cuanto recurre a ella en búsqueda de satisfacción.

Techos excesivamente grandes, son típicas de pacientes inmersos en la fantasía y


apartados del contacto interpersonal. Son sujetos muy fantasiosos, con gran imaginación y
creatividad. como los esquizofrénicos o muy esquizoides.

Techos pequeños: indicador de orientación mas practica y concreta, predominio


racional.

Solo techo: mundo fanteaseado e irreal. Común en pacientes esquizofrénicos, pues


están inmersos en la fantasia en adultos implica inmadurez y exceso de fantasia que lleva a la
irrealidad.

La ausencia de techo es indicador de una personalidad totalmente concreta y


pragmática, sin lugar para la fantasía, imaginación, o creatividad. Son sujetos que prefieren
desenvolverse en un mundo mas tangible y material, sin desarrollar el pensamiento
metafórico o abstracto. Son individuos que carecen de capacidad de ensoñación.

Cuando el techo tiene las líneas reforzadas, no así las otras partes de la casa, es
probable que el examinado se esté defendiendo de que sus fantasías se escapen de control,
que los impulsos que se descargaban en las fantasías y comiencen a aparecer en su
comportamiento manifiesto o a distorsionar su percepción de la realidad (con frecuencia son
pre- psicóticos y, en menor grado neuróticos ansiosos). Es decir, teme que los pensamientos
y fantasías se hagan realidad.

TEJAS: están vinculadas al control de las fantasías, y el tipo de pensamiento. Mientras


mas tejas se dibujan, mayor es la necesidad de represión y control de la fantasía.
Las tejas minuciosas significan detallismo, meticulosidad, pensamiento demasiado
elaborado o complicado, capacidad analítica y reflexiva. Puede ser indicador de tendencia
obsesiva.

Las tejas curvas son indicador de amabilidad, cordialidad, sensibilidad, afectividad. La


capacidad de análisis es menor, ya que prima la tendencia a la imaginación, buen gusto y
creatividad.

Sin tejas en sentido positivo, indicaría que es una persona simple, sin complicaciones,
realista y concreto, es decir, que va a la escencia de las cosas sin perder tiempo en
formalidades. En sentido negativo, se puede interpretar como poca sensibilidad, frialdad, es
decir, serian personas a quienes no les interesan las formas ni la diplomacia para expresar
pensamientos o ideas, lo hacen directamente.

CHIMENEA: Se interpreta por un lado, como un símbolo fálico por su diseño


estructural y por la forma en que emerge del cuerpo de la casa. También se la asocia con lo
afectivo, ya que es un medio de salida de las sensaciones.

en dibujos de personas con buen ajuste a la realidad, la chimenea es solo un detalle


mas de la casa. Pero según Hammer, en sujetos con problemas o conflictos sexuales, se
observan en las chimeneas determinadas características, inadecuadas para el conjunto o
armonía de ese dibujo.

Sin chimenea: indicador de personalidad fría, poco sensible o demostrativa, puede


ser indicador de carencias afectivas, es decir, el sujeto no siente el calor del hogar. Puede ser
indicador de una persona que carece de inquietudes, sueños o ideales.

Sin humo: puede ser indicador de decepción o desengaño que puede haber
producido frialdad o represión de sentimientos. El deseo de afectividad esta, porque esta la
chimenea, pero el sujeto no estaría sintiendo el calor o afecto en el momento presente. La
voluntad no esta lo suficientemente activa, hay sentimientos de apatia, ausencia de
comunicación en el seno familiar, carencias afectivas.

Chimenea humeante: indicador de afecto fuerte y generoso, indica riqueza interior


que aflora y se esparce hacia el exterior.

HUMO: Simboliza el calor hogareño, es una manifestación afectiva, de riqueza interior.


Depende de como este realizado, también puede representar tensión interna o conflictos a
nivel familiar.
Humo denso, ennegrecido: refleja conflictiva o tensión interna por la situacion
familiar, ansiedad, angustia.

Humo ligero o en forma de bucles: simboliza riqueza interior, afectos, alegría,


calidez, ambiente acogedor.

Es importante observar hacia que lugar se dirige el humo, porque con esto
evaluamos de donde provienen las posibles presiones ambientales y hacia donde se
dirige el afecto, los deseos y la acción.

Humo hacia arriba: idealismo, espiritualidad, deseo de huir de la realidad por medio
de los sueños.

Humo hacia la izquierdad: nostalgia, persona tradicionalista, conservadora. Las


presiones del ambiente la hacen buscar protección y seguridad en su núcleo íntimo.

Humo hacia la derecha: decisión, sociabilidad, iniciativa. La persona quiere


independizarse de lo familiar, aprendido y tradicional, tendiendo al avance y al futuro.

PAREDES: representan la fortaleza yoica, es decir, la fuerza y firmeza del Yo. Son el
sostén de la casa, por ende, simbolizan el sostén de la personalidad. Por ejemplo, lo
refuerzan frecuentemente los psicóticos insipientes. En cambio, las paredes con líneas
débiles muestran un claro derrumbe de la personalidad y un débil control yoico (sin defensas
compensatorias).

Paredes firmes (trazos continuos, nítidos): fuerza yoica, criterio de realidad,


firmeza, seguridad, confianza en si mismo.

Paredes desmoronándose: indica que el Yo esta en camino de desintegrarse

Paredes reforzadas: refuerzo y control por conservar la integridad del zadas: refuerzo
y control por conservar la integridad del o, defensas extremas por temor a desmoronarse. El
sujeto no esta tan seguro de si mismo y debe incrementar la vigilancia y dominio por mantener
el contro.

Paredes débiles (poca presión, trazos vacilantes): las defensas son insuficientes,
hay un débil control yoico; significa resignación y tolerancia pasiva. Son individuos que
abandonan la lucha por no poder imponerse y sostener su postrura.
Paredes transparentes: debe considerarse como signo evidente del deterioro en el
criterio de la realidad, hay defectos en el examen de la realidad. Esto se puede observar en
pacientes psicóticos o deficientes profundos.

PUERTAS: simbolizan el contacto directo y frontal con el ambiente. Es por donde se


accede a la intimidad del sujeto. Ya que por ella se entra o se sale, por ella el individuo se
abre al exterior y permite que el exterior ingrese a su interior.

Las puertas pequeñas o muy por encima de la línea y sin escalones, simbolizan
rechazo al contacto con el ambiente. También puede indicar inhibición, temor a las relaciones
interpersonales.

Las puertas muy grandes, son típicas de sujetos con excesiva dependencia que
podría ser causada por carencias afectivas. También es indicador de sociabilidad y
extraversión total. Son sujetos gregarios y generosos.

Sí están abiertas y el interrogatorio posterior indica que la casa está ocupada, revelan
una gran sed de afecto emocional y que esperan recibirlo desde afuera. Son sujetos
confiados, crédulos, que dejan entrar a los demás a su casa e intimidad sin poner filtros
indispensables para su propia protección. Hay necesidad o dependencia emocional que
espera una satisfacción del exterior. y si está vacía, con las puertas abiertas, indica
vulnerabilidad extrema y falta de adecuación de las defensas yoicas. La acentuación de las
cerraduras y/o bisagras manifiesta una sensibilidad defensiva, típica en paranoides.

Si la puerta esta cerrada, quien dibuja asi, sabe guardar su intimidad, es introvertido
y no permite el acceso fácilmente, tampoco se abre a los afectos natural o espontáneamente.
Pueden ser personas autosuficientes que no necesitan del contacto con los demás.

Puerta entreabierta: hay sociabilidad, pero con una cuota de prudencia, equilibrio y
reserva. El sujeto evalua con quien se va a relacionar y de que forma.

Sin puerta: simboliza incomunicación, desconfianza, introversión y aislamiento.

VENTANAS: representan un medio secundario de interacción con el ambiente.


Permite ver el exterior y permitir que vean nuestro interior, aunque no se pueda entrar o salir
como con la puerta.

Las persianas y cortinas, con las ventanas cerradas, muestran la necesidad de


apartarse y no interactuar con los demás. Y al estar con las persianas, se acentua la
necesidad de alejarse del medio y no interactuar.
Si están abiertas o parcialmente abiertas, tienden a actuar de un modo controlado
(ej: asistentes sociales, que muestran un control emocional en sus interacciones).

Las ventanas totalmente desnudas, son de individuos que interactúan de un modo


muy descortés, ruda y directa, sin tacto (participante social que normalmente provoca líos).

Emplazamiento de las ventanas: ventanas puestas a dierentes alturas en forma


desorganizada, indica dificultades organizativas y formales, falta de metodología en su
accionar e irregularidad en su forma de comunicarse.

El tamaño de la ventana del living debe ser más grande que la del baño, si no,
hay un intento por minimizar el living, un evidente fastidio por el intercambio social.

Si las ventanas del baño son demasiado grandes, hay un entrenamiento


esfinteriano severo (individuos que sufren de culpa masturbatoria u obsesivos con el síntoma
de lavarse las manos).

sin ventanas: incomunicación, desconfianza, sentimientos de ahogo, pueser opresión


afectiva, la persona se siente aprisionada por el ambiente familiar, no permite que se vea
nada de su interior.

Dividida en cuatro: sujeto estructurado, le cuesta dar y recibir afecto, introversión,


habilidad para filtrar las impresiones sensoriales por medio de lo racional.

Ventanas con rejas: desconfianza, temor, defensa de la intimidad, quien dibuja esto
se siente “encerrado”, falto de libertad y no permite que nadie se entrometa en sus cosas mas
de la cuenta.

Humo en la chimenea: si se desvía como si hubiera un viento fuerte, indica presiones


ambientales. La chimenea también es un símbolo falico

LÍNEA DEL SUELO: revela el grado de contacto del examinado con la realidad, la
estabilidad y la seguridad en las propias realizaciones. El contacto con el suelo firme o débil
tiene un enorme valor diagnóstico.

Ausencia de suelo: sentimientos de posible desarraigo o inseguridad, falta de


estabilidad, puede ser una persona cambiante en sus ideas, o sentir la perdida de apoyo
afectivo de sus seres queridos y allegados.
Suelo de un trazo recto: individuo apegado a las normas sociales. Busca tener una
base o guía establecida para desenvolverse.

Acentuado o remarcado: predomina la seguridad manteria, el afianzarse desde lo


concreto y tangible.

Perspectiva: las personas que rechazan la situación hogareña en que se encuentran y


los valores por los que ahí se aboga, dibujan la casa como si el observador estuviera arriba
(visión de ojo de pájaro), combinan sentimientos de superioridad compensatorios con
actitudes de rebelión contra los valores que se le han enseñado.

Los que se sienten rechazadas e inferiores en la situación familiar, que se sienten


incapaz de alcanzar la felicidad hogareña, presentan una baja autoestima y dibujan la casa
como mirándola desde abajo (visión de ojo de gusano).

Si la perspectiva de la casa es lejana, muestran su sensación de aislamiento o


inaccesibilidad (cuando proyectan en la casa la imagen de sí mismos); o muestran la
sensación de ser incapaz de enfrentar la situación familiar (si proyectan en la casa el hogar
parental).

La perspectiva de “perfil absoluto”, en que el frente de la casa, incluyendo puertas y


cualquier acceso están dados vueltas, quedando invisible e inaccesibles, se encuentra en
sujetos distantes, oposicionistas paranoicos evasivos o sujetos inaccesibles en las
interrelaciones.

Las casas vistas desde atrás, especialmente las sin ninguna puerta trasera, se
encuentran en de la misma línea, pero en sujetos más patológicos, paranoicos
esquizofrénicos en estado prepsicótico (que sienten una tremenda necesidad de protegerse).

ACCESORIOS: cuando los accesorios son adecuados en forma, tipo y cantidad,


indican buena adaptación al medio y a la realidad. Si se presentan en gran cantidad llenando
la hoja, simbolizan inseguridad, ansiedad, ideales, deseos, carencias afectivas. Por otro lado,
la ausencia total de accesorios implica una sensación de vacío ambiental. Por otro lado, la
interpretación de objetos inapropiados, incongruentes va desde sentimientos de
inadecuación, fantasia exacerbada hasta psicosis. Estos objetos pueden ser naves espaciales
en un jardín, un televisor en un árbol, etc.

Si el sendero es en línea recta, muy ancho en el extremo del observador y angosta al


llegar a la puerta, más chica que ella, muestra un intento por disimular mediante amistades
superficiales los deseos básicos de aislamiento.
Los cercos alrededor son una maniobra defensiva. Simbolizan introversión, encierro.
El sujeto no permite el acceso por inseguridad. Cuanto mas alto es el cerco, mayor es el
aislamiento.

EL ÁRBOL:

En cuanto al árbol y a la persona, ambos conceptos captan ese núcleo de la


personalidad que los teóricos denominaron imagen corporal y concepto de sí mismo. El dibujo
del árbol parece reflejar los sentimientos más profundos e inconscientes que el individuo tiene
de sí mismo, en tanto que la persona constituye el vehículo de transmisión de la autoimagen
más cercana a la consciencia y de las relaciones con el ambiente. De este modo es posible
obtener un retrato de los conflictos y defensas del examinado, tal como están jerarquizados
en la estructura de la personalidad.

El árbol capta la imagen más ICC que el sujeto tiene de sí mismo, los sentimientos en
sus niveles más primitivos, los conflictos y las defensas que estructuran su personalidad. Esta
hipótesis la confirma el hecho de que el árbol es el concepto grafico menos susceptible de
cambiar en los retests (el árbol como autorretrato está más alejado de uno mismo, por lo que
se proyectan rasgos y actitudes mucho más conflictivos que en el dibujo de la persona).

En los mitos, el folklor y el lenguaje diario (como en la idea de árbol genealógico) el


árbol siempre ha simbolizado la vida y el crecimiento. El individuo que olvida las ramas, es el
que no se ramifica, no se mezcla con los demás ni disfruta con ellos.

Los árboles agitados por el viento y quebrados por las tormentas, muestran lo que las
presiones ambientales han hecho con ellos mismos.

El dibujo del árbol es paralelo al dibujo psíquico temporal del examinado. En la parte
inferior del árbol suelen aparecer las huellas de las experiencias tempranas, y en la parte de
arriba, las apariciones más recientes. Cuanto más abajo estén las cicatrices más tempranas
han sido las experiencias traumáticas.

Su consigna es: “Ahora, voy a pedirte que dibujes un árbol”. Se le entrega una hoja
A4 de forma vertical y un lápiz negro.

El árbol es la imagen de sí mismo en relación al contexto. Para Buck, el tronco


representa la sensación que la persona tiene de su poder básico y de su fortaleza interna (la
fuerza del yo); la estructura de las ramas representa la capacidad que siente tener para
obtener satisfacción del medio (inconscientemente representan sus brazos y sus manos); y la
organización total del dibujo revela cómo siente su equilibrio intrapersonal.
Las partes externas de la copa forman la zona de contacto con el ambiente, la relación
e intercambio de lo interno con lo externo.

TRONCO: representa la fortaleza, el poder y la fuerza interna del yo. Es el área básica
del concepto del sí mismo. El tronco es el esqueleto del árbol, por ende, representa el sostén
de la personalidad.

Firme y nítido: fortaleza, firmeza yoica, buen sostén de la personalidad, estabilidad,


seguridad, resistencia.

Si las líneas periféricas de este están reforzadas revelan la necesidad de mantener la


integridad de su personalidad. El reforzamiento es una defensa compensatoria para encubrir y
combatir la difusión y la desintegración de la personalidad.

Si a diferencia del resto del dibujo, estas líneas son débiles sentimientos de
debilidad, inseguridad, temor, ansiedad, dificultad para resistir obstáculos, labilidad.

Muy recto (parece hecho con regla): rigidez, autocontrol, disciplina, falta de
adaptación, predominio de la razón sobre los sentimientos, estructuración, obstinación,
persona esquemática.

Largo: orgullo, idealismo, espiritualidad, utopia, deseo de sobresalir, ambición.

Corto: modestia, sencillez, practicidad.

Delgado o angosto: timidez, delicadeza, debilidad, introversión, sensibilidad.

Grueso o ancho: energía, autoritarismo, autoafirmación, extraversión, impulsividad.

Lados cóncavos: emotividad, sensibilidad, extraversión.

Tronco con manchas, huecos, lastimaduras: conflictos, problemas o situaciones


que han dejado huellas profundas en el sujeto.

Tronco abierto abajo: explosividad, impulsividad, sujeto abierto a lo instintitvo,


descargas imprescindibles.

Tronco sombreado: en niños es común, en artistas también. Pero en otros casos,


denota pasividad, desanimo, ansiedad, angustia, ensoñación, falta de claridad, sentimientos
de soledad. Es importante ver la forma en que pinta y la intensidad del color, que puede ir
desde un gris claro al oscuro casi negro.

RAÍCES: aluden a la preocupación por el contacto con la realidad. Las raíces


generalmente quedan debajo de la tierra y no se ven; el dibujarlas implica acentuar la fijación
al suelo, la búsqueda de apoyo, el contacto con la realidad.

La excesiva preocupación por el contacto con la realidad se expresa en la


exacerbación de las raíces. Las que se ven a través de la tierra son indicio de deterioro del
criterio de realidad, si es una persona de inteligencia media o superior, adolescente o adulta,
debe considerarse, solo como posibilidad, la existencia de otros indicios de un proceso
esquizofrénico.

Raíces en forma de punta: sentimientos de descontento, incomodidad, enojo,


irritabilidad.

Raíces monolineales (en un trazo): primitivismo, poca evolución, actitud infantil.

Sin raíces: afectividad, calidez, emotividad. Sujetos mas controlados, que muestran
solo una parte de ellos mismos. Se manejan mas desde lo afectivo, los sentimientos y lo
racional, que desde lo instintivo, lo cual reprimen o dominan.

Raíces que se transparentan (se ven a través de la tierra): deterioro en el ceiterio


de realidad.

SUELO: línea donde se apoya el árbol. Esta línea separa lo consciente (arriba) de lo
inconsciente(abajo), simboliza el mundo real, el contacto con la realidad. Es indispensable
que se dibuje para un buen sosten y estabilidad de la personalidad.

Sobre línea recta pero medida: apego a las normativas y pautas establecidas, orden
y disciplina.

Línea horizontal larga: extraversión, seguridad del propio valer.

Trnco sin base: sentimientos de irregulaidad, desarraigo, falta de apoyo y estabilidad,


inseguridad, dificultades con el contacto con la realidad. La persona se “siente en el aire”

Rayas horizontales (apoyado): representa seguridad, realismo, extraversión,


practividad, criterio de realidad.
Ondulado: simboliza adaptación, contactos agradables, predominio delos
sentimientos, son individuos que evitan enfrentamientos y se manejan con diplomacia.

Tipo pasto (puntiagudo): sentimientos de descontento interior, disconformidad,


incomodidad, actitudes de enojo y protesta. Hay alguna situacion que disgusta o perturna al
individuo, y por eso se siente molesto.

Amplio y cubierto: extraversión, practicidad, objetividad, tendencia al placer de los


sentidos. Son sujetos que les temen a las dificultades. Tendencia material.

RAMAS: representan los recursos que el individuo siente poseer para obtener
satisfacción del medio, para extenderse hacia los demás, ramificarse y tener logros acertados.
Son los brazos en el dibujo de la persona. Se correlaciona con una amplia visión de la
personalidad del individuo y pueden transmitir vida, animación y suavidad o irritación,
ansiedad e inseguridad.

Las ramas rotas y cortadas expresan la sensación de estar traumatizado y de no


constituir una unidad interna completa (de castración expresado en sentimientos de inutilidad,
inadaptación, de extrema pasividad y de falta de virilidad hasta la impotencia).

Las ramas altas y angostas, que se extienden hacia arriba y apenas hacia los lados,
son típicas de personas que temen buscar satisfacción en el ambiente, y que se refugian en la
fantasía. Es indicador de extraversión, idealismo, optimismo, alegría, tendencia a lo
intelectual, a lo espiritual, deseo de superación, puede ser tendencia a la fantasía.

Los sujetos que las dibujan hasta el tope de la hoja, intentan obtener satisfacción
sustitutiva, una inmersión extrema en la fantasía, y debe considerarse un franco estado
esquizofrénico, manifiesto o en dibujo.

Si sobrepasan la el borde superior de la hoja, estamos hablando de un posible estado


esquizofrenico, manifiesto o en desarrollo.

Ramas unidimensionales ligadas a tronco unidimensional: sugieren la posibilidad


de síntomas de organicidad o indican impotencia, falta de fuerza del yo y una pobre
integración de recursos para la búsqueda de sastisfacciones. Lo que contribuye a crear un
cuadro grafico de inadaptación.

Flexibilidad en las ramas, que van desde lo más grueso a lo mas fino: indican
gran habilidad por parte del examinado para obtener satisfacciones de su ambiente.
Ramas tipo garrote o tipo lanza con puntas afiladas: señalan la presencia de
intensos impulsos hostiles y agresivos.

Ramas bidimensionales y abiertas en el extremo distal: indican escaso control


sobre la expresión de los impulsos.

Las ramas que parecen penes más que ramas son típicas de personas con
preocupaciones sexuales y/o luchan por la búsqueda de la virilidad

Ramas que se dirigen hacia el árbol: indicador de egocentrismo y fuertes tendencias


a la introversión. Se observa en obsesivos compulsivos.

Ramas grandes con tronco pequeño: revelan exagerada preocupación por la


búsqueda de satisfacción.

Ramas pequeñas con tronco grande: indica que el sujeto experimenta frustraciones
debido a su incapacidad para satisfacer necesidades básicas.

Ramas que se extienden hacia el sol: común en jóvenes con fuerte necesidad de
afecto frustrada. El árbol extiende sus ramas buscando el calor de alguna figura de autoridad
significativa (en este caso, representada por el sol) de la que el sujeto necesita.

Las ramas se alejan del sol: indican una necesidad de apartarse de la dominación de
alguna figura parental o de cualquier tipo de autoridad, porque se sienten dolorosamente
controlados sojuzgados y en consecuencia, inadaptados.
(Sojuzgar: somenter o dominar a alguien con violencia)

Ramas con círculos como nubes: individuos predominantemente impunitivos.

El tronco esta cortado y desde el cabo crecen pequeñas ramas, indicaría que la
persona siente que el núcleo de su yo esta dañado

En las que se extienden hacia arriba y a los costados, se advierte un mayor


equilibrio.

.
Las estructuras de ramas muy pequeñas en troncos excesivamente grandes indican
experiencias de frustración debido una incapacidad para satisfacer imperiosas necesidades
básicas. Jóvenes con fuertes necesidades de afecto frustrado suelen dibujar ramas que se
extienden hacia el sol, estas buscan el calor de alguna figura autoritaria significativa de la que
está necesitado.

Ramas de un trazo que no se entremezclan (monolineales) con la copa dibujada:


es normal hasta los 10/12 años. Después simbolizan calidez, gran sensibilidad,
impresionabilidad, susceptibilidad, delicadeza. Podría ser indicador de sujetos que tratan de
evitar conflictos y confrontaciones.

COPA: corresponde al mundo de las ideas, de la fantasia, del autoconcepto,


espiritualidad, actividad mental.

Pequeña: (normal hasta los 8 o 9 años) luego implica introversión, detallismo, timidez,
inmadurez intelectual, infantilismo, predominio de lo instintivo o inconsciente sobre el control
consciente, puede ser también baja autoestima.

Normal: (en proporción al tronco) equilibrio entre introversión y extraversión, entre la


fantalsia y la realidad, capacidad de reflexión.

Grande: simboliza extraversión, imaginación, vanidad, fantasia, egocentrismo,


ambición. Si la copa supera en tamaño al tronco, sin demasiada ampulosidad, reflejara
tendencia a lo intelectual o espiritual, idealismo.

Muy grande: narcisismo, exhibicionismo, débil control de la fantasia, puede ser


megalomanía.

En Angulo (forma de triangulo o pino) : refleja irritabilidad, poco dominio de si


mismo, hostilidad, nerviosismo, tendencia a la polémica, independencia, agresividad.

Sombreada: ensoñación, sensibilidad, delicadeza, plasticidad, capacidad descriptiva o


artística, influenciabilidad, labilidad, son personas que tratan de evitar conflictos o situaciones
violentas. Depende de otros rasgos que lo confirmen, también puede simbolizar ansiedad,
desorientacion, falta de claridad y de sentido de la realidad. Si el sombreado es muy marcado,
se interpreta como angustia, depresión.

Arcadas: estos sujetos poseen buenos modales, amabilidad, también se interpreta


como protección, autodefensa, formalidad, encierro, falta de espontaneidad, autocontrol,
reserva en las exteriorizaciones y cuidado de la autoimagen.
Copa en nudos: actirud defensiva, desconfianza, cautela, algunos casos refleja
ocultamiento.

Arcada en bucle: actitud defensiva pero mas diplomática, amabilidad, seducción,


habilidad para hablar o actuar convenientemente en el momento oportuno.

Ramas en dos trazos y cerradas (bidimensionales): objetividad, criterio de realidad,


reserva y control de los impulsos, también es indicador de madurez.

Con muchas hojas o detalles: minuciosidad, escrupulosidad, personalidad obsesiva.


Las flores, son un elemento nercisista, simbolizan vanidad, autoadmiracion, superficialidad,
deseos de aparentar y de adornarse, sentimentalismo, mas apariencia que rendimiento. Los
frutos, son símbolos de fecundidad, el resultado de un periodo de maduración que lleva
tiempo. Es el resultado, el fin, la meta, lo acabado. El que dibuja frutos en gernal no sabe
esperar, quiere ver los resultados y éxitos inmediatos, vive el momento, el presente. En los
adultos, se puede interpretar como impaciencia, impulsividad, influenciablidad, inmadurez,
juicios subjetivos. Ingenuidad.

TIPOS DE ARBOLES

Árbol arrasado por el viento: representan el efecto que las presiones ambientales
han tenido sobre ellos mismos.

Árbol con base en el borde del papel: propio de sujetos inseguros que padecen de
sensación de inadaptación. Es probable en pacientes depresivos (que por lo general
emplazan sus dibujos en la sección inferior de la hoja, utilizan líneas débiles como muestra
del debilitamiento de la energía y los impulsos, y el árbol favorito en ellos es el sauce llorón).

Árbol tipo cerradura: el tronco y el follaje están dibujados con una línea continua sin
ninguna separación entre la copa y el tronco, es característico de individuos oposicionistas y
negativos ante la vida (sin negarse totalmente a hacer el dibujo, hacen lo menos posible).
Sensación de vacio interior.

Árbol disociado: las líneas del tronco no se conectan entre ellas, se extienden hacia
arriba formando cada una su propia rama y parecen 2 árboles unidimensionales; indican una
ruptura de la personalidad, el derrumbe de las defensas y un probable descontrol de los
impulsos. Puede ser índice de esquizofrenia.
Arbol con elementos que caen (hojas,frutos): algo que se caue es algo que se
pierde, por lo tanto, representan perdidas, sentimientos de duelo, de renuncia de abandono.
También es un desprenderse de algo, que puede reflejar capacidad para desprenderse
fácilmente de los objetos, relaciones, situaciones, etc. (tanto en lo material como en lo
afectivo)

Edad del árbol: si un adulto en lugar de hacer un árbol, hace un pequeño retoño
manifiesta sentimientos de inmadurez, pero para mayor exactitud, al final se le pregunta la
edad del árbol. (La edad proyectada se vincula con el nivel de desarrollo psico sociosexual
que siente el individuo que tiene. Los pedofílicos se sienten psicosexualmente inmaduros, por
lo que buscan objetos sexuales inmaduros, de la edad a la que ellos se sienten
psicosexualmente adaptados (sus actividades sexuales se limitan al tocarse y verse).

Árbol muerto: al final siempre se pregunta por la calidad de vida y muerte del árbol.
Los esquizofrénicos, deprimidos y neuróticos graves, a veces dicen que está murto debido a
un mal ajuste, a que han perdido las esperanzas de una adaptación adecuada. Hay que
averiguar si la muerte es causada por algo interno o algo externo. Si son externos, deben
haber sentimientos de traumatización; y si es externa, debe sentirse a sí mismo como nocivo
e inaceptable.

LA PERSONA:

La proyección que se destaca en este dibujo habla de un autorretrato (“Como


autorretrato, es el que está más cerca de uno mismo”), el ideal del yo y/o una persona
significativa. Es la autoimagen más cercana a la consciencia que incluye mecanismos de
defensa.

En el dibujo de la persona se proyectan los sentimientos menos profundos, junto con


los recursos que los sujetos emplean para manejarse con los demás y sus sentimientos hacia
el prójimo.

La persona capta ese núcleo de la personalidad que los teóricos denominaron imagen
corporal y concepto de sí mismo y constituye el vehículo de transmisión de la autoimagen más
cercana a la consciencia y de las relaciones con el ambiente

Su consigna es: “Por último, voy a pedirte que dibujes una persona, lo más completa
posible”. Cuando finalice, se le agrega “Por favor, colócale el nombre y cuantos años podría
tener”. Se le entrega una hoja A4 de forma vertical y un lápiz negro.
Autorretrato: Se proyectan defectos y cualidades físicas, pero además de un yo físico
hay un yo psíquico que también es proyectado, lo que hace posible que un sujeto alto dibuje
uno pequeño y brazos colgantes.

Ideal del yo: se puede dibujar un ideal del yo en lugar de lo que se siente que es.
Como los pacientes obesos que aún se adhieren a su ideal (estos tienen un mejor pronostico)
y dibujan una figura delgada.

Representación de una figura significativa: sea contemporánea o pasada, positiva o


negativa. Se da más en niños que en adolescentes o adultos, por la necesidad de identificarse
e incorporar un modelo a su auto concepto.

También podría gustarte