Está en la página 1de 8

Futbol Sala y Agilidad...¿Como la Evaluamos?

Autor: Julián Mayo Mauriz

Valoración de los lectores:


Añadido a favoritos: 29 veces 
Añadir a favoritosEnviar a un amigo
 0  5
Publicado en: Edición nº 35 - Marzo 2010
Volver al listado de Artículos      
VIDEO Uno de los componentes más importantes del fútbol Sala es la agilidad, y aunque con frecuencia
forma parte de la estructura del entrenamiento no ha sido estudiada en profundidad. Existe un interés
latente en conocer que tests de campo miden con mayor fiabilidad y validez la agilidad de los jugadores y
cuales son más apropiados dependiendo de la posición que ocupan en la pista los jugadores.
Intentaremos estudiar la fiabilidad (que expresa que siempre se mide lo mismo con total independencia)
de los test de agilidad en el fútbol sala así como analizamos la validez (que mide el valor de lo que
queremos realmente medir) que estos tienen al evaluar a los jugadores y determinar las diferencias que
existen dependiendo de la posición que los jugadores ocupan en la pista.

os componentes más importantes del fútbol sala es la agilidad, y aunque con frecuencia forma parte de la estructura del entren
o estudiada en profundidad. Existe un interés latente en conocer que tests de campo miden con mayor fiabilidad y validez la a
gadores y cuales son más apropiados dependiendo de la posición que ocupan en el campo los jugadores.

mos estudiar la fiabilidad (que expresa que siempre se mide lo mismo con total independencia) de los test de agilidad en el fú
lizamos la validez (que mide el valor de lo que queremos realmente medir) que estos tienen al evaluar a los jugadores y dete
ncias que existen dependiendo de la posición que los jugadores ocupan en el campo.
rollo de la agilidad es de vital importancia en los deportes de equipo por tres razones: 

El desarrollo de la misma aporta una amplia base de datos para el control neuromuscular y las habilidades motrices.
Los cambios de dirección son una causa frecuente de lesiones, por lo que es importante alcanzar un buen nivel de agilidad p
incidencia de estas.
Una habilidad aumentada de la misma permite realizar cambios de dirección más rápidos para anticiparse a las situaciones
y defensivas del juego.
un consenso sobre que test es el mejor para la medición de la agilidad, aunque posiblemente el test que más se utilice sea el

de este, se utilizan otros como el Slalom Test (ST), Sprint 4x5 m (S4x5), Sprint con giros de 90º (S90º), Sprint 9-3-6-3-9 m c
S180º), y Sprint 9-3-6-3-9 m con carrera adelante y atrás (SBF).

dimiento:
tante que el test se realice las mínimas veces posibles, preferentemente después de un sólo ensayo para evitar el efecto del ap
c et al., 2004). El jugador comienza cuando quiera y se abre el cronómetro. El tiempo se para cuando sobrepasa el último pun

TT)

ista empieza el ejercicio con sus pies detrás del punto A.


Corre 9,14 metros hasta el punto B y toca el cono.
Se desplaza lateralmente hacia la izquierda 4,57 metros y toca el cono C.
Se desplaza lateralmente hacia la derecha 9,14 metros hasta tocar el cono D.
Vuelve lateralmente 4,57 metros a la izquierda hasta el punto B.
Corre de espaldas hasta pasar el punto A.

Test, (ST)
de colocar seis conos separados por 2 metros, menos el primero que está separado 1 metro de la salida.
sta empieza el ejercicio con sus pies detrás del punto A.
A la señal empieza y corre del punto A al B.
El punto B debe de ser pasado a la derecha del jugador.
El jugador sigue corriendo de derecha a izquierda hasta el punto G.
Después del punto G, el jugador da un giro de 180º y realiza el slalom hasta el punto A.

4x5 m, (S4x5)
nsiste en realizar cambios de dirección constantes. Se colocan 5 conocos separados por 5 metros siguiendo la estructura del d
ebe de colocarse con las piernas separadas y el cono entre las piernas.
A la señal, corre desde el punto A hasta el B.
Al llegar al punto B, se realiza un giro de 90º a la derecha y de corren 5 metros hasta llegar al punto C.
Al llegar al punto C se realiza otro giro de 90º pero esta vez a la izquierda, y se vuelven a correr 5 metros hasta el punto D.
En el punto D se realiza un giro de 180º y se corre hasta sobrepasar el punto E.
on giros de 90º (S90º)
sta comienza con ambos pies detrás del punto A.
A la señal, corre hasta el punto B y hace un giro de 90º a la derecha.
Al llegar al punto B, continua corriendo hasta el punto C donde realiza un giro de 90º a la izquierda.
En el punto D, se realiza otro giro de 90º a la izquierda y corre hasta el punto E.
En el punto E realiza otro giro de 90º a la derecha.
Cuando se llega al punto F se hace otro giro de 90º a la derecha.
En el punto G, se hace un giro hacia la izquierda y se corre hasta sobrepasar el punto H.
9-3-6-3-9 m con giros de 180º (S180º)
s deben de ser blancas, de 3 metros de largo por 5 cm de ancho. Los giros pueden hacerse para el lado que se desee, respetánd
odo el test.
El jugador comienza después de la señal y corre 9 metros desde la línea A hasta la línea B.
Despues de tocar la línea B con un pié, debe de realizar un giro de 180º (a izquierda o derecha)
El jugador corre 3 metros hasta la linea C y hace otro giro de 180º, y corre 6 metros hacia adelante.
Al llegar al punto D, hace otro giro de 180º y corre otros tres metros hasta la linea E.
Por último, realiza un último giro y corre 9 metros hasta la línea F.
9-3-6-3-9 m con carrera adelante y atrás (SBF)
s deben de ser blancas, de 3 metros de largo por 5 cm de ancho.
El jugador comienza después de la señal y corre 9 metros desde la línea A hasta la línea B.
Despues de tocar la línea B con un pié, debe de correr hacia atrás 3 metros hasta el punto C.
Vuelve a correr hacia adelante 6 metros hasta llegar al punto D.
Al llegar al punto D, corre hacia atrás otros tres metros hasta la linea E.
Por último, corre de nuevo hacia adelante 9 metros hasta la línea F.

ón
nadores confían en los test de campo para analizar las adaptaciones de sus futbolistas y aunque la agilidad y la velocidad han
s científicamente, la efectividad de los programas de agilidad y sus respectivos test para analizarlos no poseen el mismo nive
debido sobre todo a su dificultad para analizarlos.

es de la propia dificultad, los estudios para evaluarlo no han sido los indicados ya que a menudo se vienen haciendo en otros
sin el calzado adecuado. Por otro parte, investigaciones en este campo se han venido realizando con poblaciones que no prac
a (por ejemplo, Paoule et al., 2000).

udio de Sporis et al. (2010), los test que demostraron una mayor fiabilidad para medir la agilidad en fútbol sala son el ST, S4x
ando se analizaba la correlación inter e intrasujeto. Además tenían d por lo atan a e los coeficientes de variación más bajos.
unadamente no fueron capaces de encontrar diferencias dependiendo de la posición. Los test que demostraron una mayor vali
SBF y S180º. 

o, el TT si era capaz de hallar diferencias significativas cuando se comparan defensas de centrocampistas y defensas de delan
est los defensas eran más ágiles que el resto. Además, tanto el S180º como el SBF encontraron diferencias entre centrocampis
s, siendo los centrocampistas más rápidos para estos test.
do los resultados de Sporis et al. y comparándolos con los de Pauole et al. (2000) observamos que los jugadores de fútbol jun
más rápidos que deportistas universitarios y 2 segundos más rápido que deportistas recreacionales.

unadamente no se utiliza generalmente ningún test que incluya habilidades específicas del fútbol con balón quizás con la exce
d Dribbling, que incluye la conducción. En un estudio de Roch et al. (2000) no se hallaron diferencias con este test dependien
más allá de las existentes entre porteros y el resto de jugadores. Sobre otros test no se conocen datos sobre la fiabilidad o vali
ser una herramienta útil para hallar diferencias en muestras que no se encuentran mediante los test que se acaban de explicar
encias halladas en defensas mediante el test TT pueden ser debidas a que los defensas están obligados a realizar carreras de e
or frecuencia que el resto de jugadores (Verheijen, 1997). Además, las diferencias entre centrocampistas y delanteros en SBF
er debidas a que estos realizan un mayor número de cambios de dirección durante los partidos (Verheijen, 1997. Vagrinec, 20
e de ser tenido en cuenta cuando se elija la utilización de uno u otro test.

iones prácticas
de utilizar las mínimas pruebas posibles para evitar el efecto del aprendizaje.

t analizados tienen una fiabilidad aceptable y pueden ser utilizados para medir la agilidad en fútbol. Atendiendo a lo analizad
dable sería utilizar SBF o S180º ya que son los más fiables y válidos para estimar la agilidad de los jugadores. El TT resulta m
o para estimar la agilidad en defensas, mientras que SBF y S180º lo son para estimar la agilidad en centrocampistas. Por últim
e de ser utilizado para analizar la agilidad en delanteros.

RAFIA:

and factorial validity of agility tests for soccers players. Goran Sporis, Igor Jukic, Luka Milanovic and Vlatko Vucevic. Journal of Strength and Cond
Marzo 2010.