Está en la página 1de 3

Resumen de “Los Griegos”.

Segundo exámen parcial

Est. Julio Enrique Dovale Pelufo - 200089998

Yidy Páez Casadiegos

Fundación Universidad del Norte

Grecia

Escuela de Historia

Departamento de Historia y Ciencias Sociales

Barranquilla-Colombia

22/10/2019

Los Griegos - Isaac Asimov

Comparado con sus países vecinos, los griegos no fueron un imperio que se reconoció por su
extensión ni soberanía. Pero si por sus grandes aportes a la humanidad, desde hace más de 25
siglos los griegos estudiaron, fueron grandes pensadores y dejaron las bases de las
matemáticas, filosofía y el arte en todos sus sentidos, doctrinas muy importantes para el
desarrollo de la humanidad.
El periodo de grandeza de Creta fue conocida como la edad minoica, hacia los años 3000 a.C
ya trabajaban con el cobre y construían grandes barcos, lo que los llevó a hacer la civilización
naútica más grande de ese entonces, la primera potencia naval, gobernadas por el gran rey
Minos. Esta civilización se expandió hacia tierra firme, y tuvo fuerte influencia sobre los
territorios griegos más cercanos.
Luego de que los cretenses pudieron tener control sobre todas las naciones y pueblos de
grecia, estos se rebelaron contra el dominio de los isleños. Atenas, Tebas, Micenas, Tirinto,
Esparta, Pilos y Argos, se levantaron contra Creta y gobernaron su territorio. Cnosos nunca
volvió a ser el mismo.
Micenas se convirtió en la ciudad más poderosa, de aquí el nombre de la era micénica. En
este punto de la historia fue donde se concentraron los hechos de las hazañas heroicas de los
hijos de los Dioses, las épocas de las cuales se escribieron los famosos poemas de La Ilíada y
La Odisea, que describen la guerra de Troya y la historia de Ulises respectivamente.
Luego avanzaron a la edad de hierro, estuvo marcada también por el gobierno de los dorios
sobre una gran parte del territorio griego y no fue hasta el siglo VIII a.C que los griegos se
lograron reponer poco a poco.
En este punto de la historia los griegos realizaban cada 4 años los olímpicos, se les dio ese
nombre ya que se realizaban en la ciudad del Olimpia y aparte en honor al dios del monte
Olimpo, Zeus. Los participantes podían demostrar sus destrezas y habilidades en público y
demostrar que eran los mejores.
Arranca la edad helénica y con ella uno de los periodos de más prosperidad, se establecieron
en 3 civilizaciones más importante y avanzaron hacia el este para conseguir poblarlo también.
Al mismo tiempo se escuchaban rumores sobre la poderosa civilización de Egipto, que tenía
una pequeña relación histórica con Creta por parte de los fenicios ya que de aquí se dice que
provenía la princesa Europa, madre del rey Minos.
La ciudades de Esparta y Argos comenzaron a resurgir y conseguir mucho poder. En Argos
se comenzó a utilizar el sistema monetario, pero como toda economía mal administrada, en
este caso por el rey Fidón, provocó perturbaciones en la prosperidad de la ciudad. Muchos
tiranos fueron reconocidos por eso, entre el 650 y 500 a.C.
Siglos después de la guerra de Troya, Ática fue el único territorio de la Grecia continental
que sobrevivió a la invasión doria y permaneció siendo a los jónicos, y aquí surge la historia
del mítico héroe Teseo, quien extendió toda la gran ciudad ciudad de Atenas hasta que
cubriera todo el territoria del Ática. Atenas cambió sus reyes por una oligarquía en el año
1068 a.C, según la tradición ateniense. Pero no fue hasta el año 636 a.C que se convirtió en
una oligarquía total, gobernada por nueve hombre sabios, y se reactivó la economía de la
ciudad. Más tarde, Solón, uno de los siete sabios de Atenas, se le dió la tarea de revisar las
leyes y este además estableció el término de “democracia” donde le daba participación al
pueblo para los asuntos políticos, sociales y económicos de la ciudad.
Hacia el año 500 a.C, los persas incendiaron la ciudad de Mileto, luego de que hubo una
revuelta donde calificaron a los gobernantes de ser un títere de los persas, y la ciudad después
de ese incidente nunca volvió a recobrar su grandeza.
La guerra con el imperio persa convirtió a Atenas y Esparta es las dos ciudades más
poderosas de Grecia, teniendo un gran poder militar y una civilización de admirar. Esparta
comenzó a negociar con Jerjes, lo que desató en que la ciudad perdiera prestigio y todas la
comenzaron a tildar de corrupta. Afortunadamente el rey Arquidamo se alzó contra Argos y
le volvió a asegurar el dominio del peloponeso. Tierra por la que hubo una guerra a
continuación.
La guerra del peloponeso tuvo lugar en el 435 a.C. entre los oligarcas y demócratas, Atenas
contra Esparta, una guerra que prometía poner fin a la edad de oro por todo lo que implicaba.
Atenas sufrió un punto en el que estaba a punto de rendirse, ya que no podía soportar la
guerra debido a que ya no tenía más recursos para la guerra. Algunos aliado de Esparta le
sugirieron que fuere completamente destruida, pero se le perdonó por las ayudas brindadas en
el pasado. Luego de eso Esparta ejerce supremacía total sobre todo el territorio griego, al
mismo tiempo en que Atenas sufría la oligarquía más cruel y débil de toda su historia, fue
llamada la época del gobierno de los treinta tiranos. Al mismo tiempo Sócrates, un hombre de
gran influencia sobre los atenienses en este periodo, fue un científico que estudió con
Anaxágoras y a su vez tuvo de discípulo a Platón.
Años después Esparta sufriría una caída por la alianzas entre Tebas y Atenas, quienes se
alzaron en contra de la gran ciudad.
En la Época Helenística, Grecia decayó rápidamente. Las grandes conquistas de Alejandro le
proporcionaron grandes ganancias, pero en definitiva el resultado principal de esta riqueza, al
no ir acompañada de un desarrollo industrial, fue la inflación, en la que unos pocos se
hicieron ricos y muchos se empobrecieron.
Aunque las monarquías helenísticas desaparecieron, la cultura griega no desapareció. De
hecho, fue más fuerte que nunca. Roma adoptó los pensamientos de Grecia y se había
convertido en el más grande imperio helenístico.
Durante dos generaciones, Grecia estuvo dominada por occidentales, que crearon el llamado
«Imperio Latino». Al estilo feudal occidental, los caciques importantes se repartieron el
territorio. El Imperio Latino nunca fue muy sólido y se encontró en creciente peligro frente a
los capaces gobernantes de Epiro.
La historia de Grecia estuvo llena de guerras, contra Persia, El Imperio Otomano, y entre
muchos pueblos griegos.

También podría gustarte