Está en la página 1de 5

ÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄ TITULO ÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄ

C99 Convenio sobre los m‚todos para la fijaci¢n de salarios m¡nimos


(agricultura), 1951
ÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄ PREAMBULO ÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄ
La Conferencia General de la Organizaci¢n Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administraci¢n de la Oficina


Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 6 junio
1951 en su trig‚sima cuarta reuni¢n;

Despu‚s de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a


los m‚todos para la fijaci¢n de salarios m¡nimos en la agricultura
cuesti¢n que constituye el octavo punto del orden del d¡a de la
reuni¢n, y

Despu‚s de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma


de un convenio internacional,

adopta, con fecha veintiocho de junio de mil novecientos cincuenta y


uno, el siguiente Convenio, que podr  ser citado como el Convenio
sobre los m‚todos para la fijaci¢n de salarios m¡nimos
(agricultura), 1951:

ÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄ TEXTO ÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄ


Art¡culo 1
1. Todo Miembro de la Organizaci¢n Internacional del Trabajo que
ratifique el presente Convenio se obliga a establecer o a conservar
m‚todos adecuados que permitan fijar tasas m¡nimas de salarios para
los trabajadores empleados en las empresas agr¡colas y en
ocupaciones afines.

2. Todo Miembro que ratifique el presente Convenio quedar  en


libertad, previa consulta a las organizaciones interesadas m s
representativas de empleadores y de trabajadores, si dichas
organizaciones existen, para determinar las empresas, ocupaciones o
categor¡as de personas a las cuales ser n aplicables los m‚todos de
fijaci¢n de salarios m¡nimos previstos en el p rrafo precedente.

3. La autoridad competente podr  excluir de la aplicaci¢n de todas o


de algunas de las disposiciones del presente Convenio a las
categor¡as de personas cuyas condiciones de trabajo hagan
inaplicables estas disposiciones, tales como los miembros de la
familia del empleador ocupados por este £ltimo.

Art¡culo 2
1. La legislaci¢n nacional, los contratos colectivos o los laudos
arbitrales podr n permitir el pago parcial del salario m¡nimo en
especie, en los casos en que esta forma de pago sea deseable o de
uso corriente.

2. En los casos en que se autorice el pago parcial del salario


m¡nimo en especie deber n adoptarse medidas adecuadas para que:
a) las prestaciones en especie sean apropiadas al uso personal del
trabajador y de su familia, y redunden en beneficio de los mismos;
b) el valor atribuido a dichas prestaciones sea justo y razonable.

Art¡culo 3
1. Todo Miembro que ratifique el presente Convenio quedar  en
libertad para determinar, a reserva de las condiciones previstas en
los p rrafos siguientes, los m‚todos de fijaci¢n de salarios m¡nimos
y sus modalidades de aplicaci¢n.
2. Antes de adoptar una decisi¢n deber  procederse a una detenida
consulta preliminar con las organizaciones interesadas m s
representativas de empleadores y de trabajadores, si dichas
organizaciones existen, y con cualesquiera otras personas
especialmente calificadas a este respecto, por raz¢n de su profesi¢n
o de sus funciones, a las cuales la autoridad competente juzgue
conveniente dirigirse.

3. Los empleadores y los trabajadores interesados deber n participar


en la aplicaci¢n de los m‚todos de fijaci¢n de salarios m¡nimos, ser
consultados o tener derecho a ser o¡dos, en la forma y en la medida
que determine la legislaci¢n nacional, pero siempre sobre la base de
una absoluta igualdad.

4. Las tasas m¡nimas de salarios que hayan sido fijadas ser n


obligatorias para los empleadores y los trabajadores interesados, y
no podr n ser reducidas.

5. La autoridad competente podr  admitir, cuando ello fuere


necesario, excepciones individuales a las tasas m¡nimas de salario
a fin de evitar la disminuci¢n de las posibilidades de empleo de los
trabajadores de capacidad f¡sica o mental reducida.

Art¡culo 4
1. Todo Miembro que ratifique el presente Convenio deber  adoptar
las disposiciones necesarias para asegurar que, por una parte, los
empleadores y los trabajadores interesados tengan conocimiento de
las tasas m¡nimas de salarios vigentes, y que, por otra, los
salarios efectivamente pagados no sean inferiores a las tasas
m¡nimas aplicables; dichas disposiciones deber n prever el control
la inspecci¢n y las sanciones que sean necesarios y que mejor se
adapten a las condiciones de la agricultura del pa¡s interesado.

2. Todo trabajador al que sean aplicables las tasas m¡nimas, y


reciba salarios inferiores a esas tasas deber  tener derecho, por
v¡a judicial o por otra v¡a apropiada, a cobrar el importe de las
cantidades que se le adeuden, dentro del plazo que prescriba la
legislaci¢n nacional.

Art¡culo 5
Todo Miembro que ratifique el presente Convenio deber  enviar
anualmente a la Oficina Internacional del Trabajo una declaraci¢n de
car cter general en la cual se expongan las modalidades de
aplicaci¢n de estos m‚todos y sus resultados. Esta declaraci¢n
contendr , en forma sumaria, indicaciones sobre las ocupaciones y el
n£mero aproximado de trabajadores sujetos a esta reglamentaci¢n, as¡
como sobre las tasas de salarios m¡nimos que se hayan fijado y sobre
las dem s medidas importantes, si las hubiere, relacionadas con los
salarios m¡nimos.

ÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄ DISPOSICIONES FINALES ÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄ


Art¡culo 6
Las ratificaciones formales del presente Convenio ser n comunicadas,
para su registro, al Director General de la Oficina Internacional
del Trabajo.

Art¡culo 7
1. Este Convenio obligar  £nicamente a aquellos Miembros de la
Organizaci¢n Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya
registrado el Director General.
2. Entrar  en vigor doce meses despu‚s de la fecha en que las
ratificaciones de dos Miembros hayan sido registradas por el
Director General.

3. Desde dicho momento, este Convenio entrar  en vigor, para todo


Miembro, doce meses despu‚s de la fecha en que haya sido registrada
su ratificaci¢n.

Art¡culo 8
1. Las declaraciones comunicadas al Director General de la Oficina
Internacional del Trabajo, de acuerdo con el p rrafo 2 del art¡culo
35 de la Constituci¢n de la Organizaci¢n Internacional del Trabajo
deber n indicar:
a) los territorios respecto de los cuales el Miembro interesado se
obliga a que las disposiciones del Convenio sean aplicadas sin
modificaciones;
b) los territorios respecto de los cuales se obliga a que las
disposiciones del Convenio sean aplicadas con modificaciones, junto
con los detalles de dichas modificaciones;
c) los territorios respecto de los cuales sea inaplicable el
Convenio y los motivos por los cuales sea inaplicable;
d) los territorios respecto de los cuales reserva su decisi¢n en
espera de un examen m s detenido de su situaci¢n.

2. Las obligaciones a que se refieren los apartados a) y b) del


p rrafo 1 de este art¡culo se considerar n parte integrante de la
ratificaci¢n y producir n sus mismos efectos.

3. Todo Miembro podr  renunciar, total o parcialmente, por medio de


una nueva declaraci¢n, a cualquier reserva formulada en su primera
declaraci¢n en virtud de los apartados b), c) o d) del p rrafo 1 de
este art¡culo.

4. Durante los per¡odos en que este Convenio pueda ser denunciado de


conformidad con las disposiciones del art¡culo 10, todo Miembro
podr  comunicar al Director General una declaraci¢n por la que
modifique, en cualquier otro respecto, los t‚rminos de cualquier
declaraci¢n anterior y en la que indique la situaci¢n en territorios
determinados.

Art¡culo 9
1. Las declaraciones comunicadas al Director General de la Oficina
Internacional del Trabajo, de conformidad con los p rrafos 4 y 5 del
art¡culo 35 de la Constituci¢n de la Organizaci¢n Internacional del
Trabajo, deber n indicar si las disposiciones del Convenio ser n
aplicadas en el territorio interesado con modificaciones o si ellas;
cuando la declaraci¢n indique que las disposiciones del Convenio
ser n aplicadas con modificaciones, deber  especificar en qu‚
consisten dichas modificaciones.

2. El Miembro, los Miembros o la autoridad internacional interesados


podr n renunciar, total o parcialmente, por medio de una declaraci¢n
ulterior, al derecho a invocar una modificaci¢n indicada en
cualquier otra declaraci¢n anterior.

3. Durante los per¡odos en que este Convenio pueda ser denunciado de


conformidad con las disposiciones del art¡culo 10, el Miembro, los
Miembros o la autoridad internacional interesados podr n comunicar
al Director General una declaraci¢n por la que modifiquen, en
cualquier otro respecto, los t‚rminos de cualquier declaraci¢n
anterior y en la que indiquen la situaci¢n en lo que se refiere a
la aplicaci¢n del Convenio.

Art¡culo 10
1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podr  denunciarlo
a la expiraci¢n de un per¡odo de diez a¤os, a partir de la fecha en
que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta
comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina
Internacional del Trabajo. La denuncia no surtir  efecto hasta un
a¤o despu‚s de la fecha en que se haya registrado.

2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo


de un a¤o despu‚s de la expiraci¢n del per¡odo de diez a¤os
mencionado en el p rrafo precedente, no haga uso del derecho de
denuncia previsto en este art¡culo quedar  obligado durante un nuevo
per¡odo de diez a¤os, y en lo sucesivo podr  denunciar este Convenio
a la expiraci¢n de cada per¡odo de diez a¤os, en las condiciones
previstas en este art¡culo.

Art¡culo 11
1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo
notificar  a todos los Miembros de la Organizaci¢n Internacional del
Trabajo el registro de cuantas ratificaciones, declaraciones y
denuncias le comuniquen los Miembros de la Organizaci¢n.

2. Al notificar a los Miembros de la Organizaci¢n el registro de la


segunda ratificaci¢n que le haya sido comunicada, el Director
General llamar  la atenci¢n de los Miembros de la Organizaci¢n sobre
la fecha en que entrar  en vigor el presente Convenio.

Art¡culo 12
El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo
comunicar  al Secretario General de las Naciones Unidas, a los
efectos del registro y de conformidad con el art¡culo 102 de la
Carta de las Naciones Unidas, una informaci¢n completa sobre todas
las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya
registrado de acuerdo con los art¡culos precedentes.

Art¡culo 13
Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administraci¢n de la
Oficina Internacional del Trabajo presentar  a la Conferencia
General una memoria sobre la aplicaci¢n del Convenio, y considerar 
la conveniencia de incluir en el orden del d¡a de la Conferencia la
cuesti¢n de su revisi¢n total o parcial.

Art¡culo 14
1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que
implique una revisi¢n total o parcial del presente, y a menos que el
nuevo convenio contenga disposiciones en contrario:
a) la ratificaci¢n, por un Miembro, del nuevo convenio revisor
implicar , ipso jure, la denuncia inmediata de este Convenio, no
obstante las disposiciones contenidas en el art¡culo 10, siempre que
el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;
b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio
revisor, el presente Convenio cesar  de estar abierto a la
ratificaci¢n por los Miembros.

2. Este Convenio continuar  en vigor en todo caso, en su forma y


contenido actuales, para los Miembros que lo hayan ratificado y no
ratifiquen el convenio revisor.
Art¡culo 15
Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son
igualmente aut‚nticas.
ÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄ XREF ÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄÄ
CONSTITUCION:35 art¡culo 35 de la Constituci¢n de la Organizaci¢n
Internacional del Trabajo

También podría gustarte