Está en la página 1de 683

2 Versión 2

Versión 2 3
4 Versión 2
El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, el Ministerio de Salud
y Protección Social, el Instituto Nacional de Salud y el Departamento
Administrativo para la Prosperidad Social agradecen la participación
voluntaria de todos los colombianos quienes amablemente abrieron sus
puertas para la recolección de información de la tercera versión de la ENSIN.

Así mismo, las entidades en mención agradecen a la Asociación Colombiana


para el Avance de la Ciencia (ACAC) por su apoyo técnico y administrativo
en la fase de diseño; al Departamento Administrativo Nacional de Estadística
(DANE) por el acompañamiento técnico en el diseño y en el proceso de
capacitación en calidad estadística y a la Organización Panamericana de la
Salud – Organización Mundial de la Salud (OPS – OMS) por su aporte técnico
y administrativo en el desarrollo operativo de la Encuesta.

Se reconoce y agradece la participación especial y el acompañamiento


constante desde el diseño hasta el proceso de análisis a la Universidad
Nacional de Colombia – Facultad de Medicina, a distintos investigadores
que acompañaron el proceso y a las Universidades que en asociación
participaron en diferentes momentos de la ENSIN.

Versión 2 5
CONTENIDO
Presentación................................................................................................................................................ 30
Siglas .............................................................................................................................................................. 34
Unidades...................................................................................................................................................... 35

CAPÍTULO 1 - METODOLOGÍA .......................................................................................................... 37


1. Tipo de estudio y población ................................................................................................. 38
2. Universo de estudio desarrollo cuantitativo .................................................................. 39
3. Selección de áreas culturales alimentarias....................................................................... 42
4. Prueba piloto............................................................................................................................... 44
5. Convocatoria y selección del personal.............................................................................. 44
6. Recolección de información.................................................................................................. 46
7. Sistema de recolección............................................................................................................ 46
8. Metodología del desarrollo temático................................................................................. 56
9. Análisis e interpretación de los datos................................................................................ 81
10. Referencias bibliográficas.................................................................................................... 84

CAPÍTULO 2- EL ENFOQUE DE DETERMINANTES


SOCIALES DE LA SITUACIÓN NUTRICIONAL EN LA ENSIN 2015....................................... 89
1. Desde el enfoque de determinantes de la salud al enfoque
de determinantes de la situación nutricional................................................................. 91
2. Referencias bibliográficas....................................................................................................... 102

CAPÍTULO 3 - DETERMINANTES ESTRUCTURALES,


INTERMEDIOS Y SINGULARES EVALUADOS EN LA ENSIN 2015........................................ 105
Determinantes estructurales de la situación nutricional.................................................. 107
1. Tendencias socioeconómicas recientes............................................................................. 108
2. Territorio........................................................................................................................................ 114
3. Población...................................................................................................................................... 117
Determinantes intermedios de la situación nutricional..................................................... 121
4. Hogar.............................................................................................................................................. 122
5. Cambio alimentario.................................................................................................................. 142
Determinantes singulares de la situación nutricional por curso de vida................... 156
6. Niños y niñas en la primera infancia (0 a 4 años)........................................................... 157
7. Niños y niñas de 5 a 12 años.................................................................................................. 182
8. Adolescentes de 13 a 17 años............................................................................................... 197
9. Jóvenes y adultos de 18 a 64 años....................................................................................... 210
10. Mujeres gestantes................................................................................................................... 226
11. Referencias bibliográficas..................................................................................................... 235

CAPÍTULO 4 - SITUACIÓN NUTRICIONAL POR ETAPAS DEL CURSO DE VIDA.............. 362


Niños y niñas en la primera infancia (0 a 4 años).................................................................. 365
1. Estado nutricional por indicadores antropométricos en niños
y niñas de 0 a 4 años................................................................................................................. 368

6 Versión 2
2. Estado nutricional por indicadores biológicos en niños
y niñas de 6 a 59 meses de edad ......................................................................................... 382
Niños y niñas de 5 a 12 años........................................................................................................... 398
3. Estado nutricional por indicadores antropométricos
en niños y niñas de 5 a 12 años............................................................................................ 400
4. Estado nutricional por indicadores biológicos
en niños y niñas de 5 a 12 años............................................................................................ 411
Adolescentes de 13 a 17 años ....................................................................................................... 424
5. Estado nutricional por indicadores antropométricos
en adolescentes de 13 a 17 años......................................................................................... 426
6. Estado nutricional por indicadores biológicos
en adolescentes de 13 a 17 años......................................................................................... 439
Jóvenes y adultos de 18 a 64 años............................................................................................... 448
7. Estado nutricional por indicadores antropométricos
en jóvenes y adultos de 18 a 64 años................................................................................. 450
Mujeres en edad fértil de 13 a 49 años...................................................................................... 464
8. Estado nutricional por indicadores antropométricos
en mef de 13 a 49 años............................................................................................................ 465
9. Estado nutricional por indicadores biológicos
en mef de 13 a 49 años ........................................................................................................... 468
Gestantes de 10 a 49 años .............................................................................................................. 479
10. Estado nutricional por indicadores antropométricos
en gestantes de 10 a 49 años................................................................................................ 480
11. Estado nutricional por indicadores biológicos
en gestantes de 13 a 49 años................................................................................................ 482
12. Referencias bibliográficas .................................................................................................... 491

ANEXOS ....................................................................................................................................................... 586


Anexo 1. Formularios de recolección...................................................................................... 587
Anexo 2. Categorías de alimentos de mayor consumo.................................................... 675
Anexo 3. Profesionales encargados del desarrollo del operativo de campo............ 680

Versión 2 7
ÍNDICE DE CUADROS
CAPÍTULO 1
Cuadro 1. Coberturas formularios – desarrollos temáticos por región,
concentración de población y total nacional...................................................................... 40
Cuadro 2. Municipios seleccionados por área cultural alimentaria................................ 43
Cuadro 3. Desarrollo de los formularios desde el sistema de captura........................... 50
Cuadro 4. Puntos de corte para el procesamiento del indicador prevalencia
seguridad/inseguridad alimentaria en el hogar................................................................. 60
Cuadro 5. Mediciones tomadas por grupo de edad............................................................. 73
Cuadro 6. Criterios de clasificación antropométrica por grupo de edad
y estado fisiológico....................................................................................................................... 75
Cuadro 7. Número de muestras biológicas tomadas por grupo de edad.................... 76
Cuadro 8. Puntos de corte para hemoglobina........................................................................ 78
Cuadro 9. Puntos de corte de ferritina....................................................................................... 78
Cuadro 10. Puntos de corte de vitamina B12 ......................................................................... 79
Cuadro 11. Puntos de corte de vitamina D ............................................................................. 80
Cuadro 12. Puntos de corte para yodo...................................................................................... 80
Cuadro 13. Puntos de corte para establecer la magnitud de la deficiencia
como problema de salud pública............................................................................................ 80

CAPÍTULO 3
Cuadro 1. Tasa bruta y neta de escolaridad por nivel educativo
en 1993, 2003 y 2014 ................................................................................................................... 110
Cuadro 2. Distribución de la población según concentración de población ............. 114
Cuadro 3. Testimonios de la población frente al cambio alimentario ........................... 144
Cuadro 4. Testimonios de la población frente a niñez
– juventud, adultez y vejez ........................................................................................................ 146
Cuadro 5. Testimonios de la población frente a niñez
– juventud, adultez y vejez ........................................................................................................ 147
Cuadro 6. Testimonios de la población frente a niñez
– juventud, adultez y vejez ........................................................................................................ 148
Cuadro 7. Testimonios de cambios alimentarios en áreas culturales ............................ 149
Cuadro 8. Testimonios de la población frente cambios en las prácticas
culinarias y de consumo.............................................................................................................. 151
Cuadro 9. Testimonios cambios medioambientales y territoriales ................................ 154

CAPÍTULO 4
Cuadro 1. Bajo peso de gestantes colombianas por grupos de edad
y concentración de población.................................................................................................. 480
Cuadro 2. Exceso de peso de gestantes colombianas por grupos de edad
y concentración de población.................................................................................................. 481

8 Versión 2
ÍNDICE DE FIGURAS
CAPÍTULO 1
Figura 1. Evolución, enfoque y contenidos temáticos
de la ENSIN 2005, 2010 y 2015 ................................................................................................. 38
Figura 2. Diagrama de flujo de información para el control de registros
desde el sistema de captura...................................................................................................... 49
Figura 3. Módulo de recolección de información (rol nutricionista de campo)......... 52
Figura 4. Módulo crítica y depuración de información
(rol crítica de campo y depuradora)....................................................................................... 53
Figura 5. Módulo de alistamiento y procesamiento de información............................. 54
Figura 6. Metodología pasos múltiples iterativos
(Recordatorio de 24 horas)......................................................................................................... 65
Figura 7. Etapas del proceso de ingesta dietética por recordatorio
24 horas implementado en la ENSIN 2015 .......................................................................... 66
Figura 8. Equipo técnico ingesta dietética para la ENSIN 2015........................................ 67
Figura 9. Guía para la lectura e interpretación de los datos.............................................. 82

CAPÍTULO 2
Figura 1. Modelo de Diderichsen y Hallqvvist (1998)........................................................... 93
Figura 2. Niveles de los determinantes sociales en salud................................................... 94
Figura 3. Modelo conceptual ENSIN 2015. Determinantes sociales
de la seguridad alimentaria y nutricional............................................................................. 95
Figura 4. Variables de equidad analizadas en la ENSIN 2015............................................. 98
Figura 5. Grupos de edad por curso de vida para la ENSIN 2015..................................... 99

CAPÍTULO 3
Figura 1. Nube de palabras. Aspectos asociados al crecimiento
de las ciudades y envejecimiento del área resto................................................................ 143
Figura 2. Nube de palabras. Aspectos asociados al cambio alimentario
desde una perspectiva intergeneracional............................................................................ 145
Figura 3. Nube de palabras. Aspectos asociados sobre cambios
en acceso y disponibilidad de alimentos.............................................................................. 149
Figura 4. Nube de palabras. Aspectos asociados a cambios
en las prácticas culinarias y de consumo.............................................................................. 150
Figura 5. Nube de palabras. Aspectos asociados a las percepciones
de cambios relacionados con la oferta socia....................................................................... 152
Figura 6. Nube de palabras. Aspectos asociados a cambios
medioambientales y territoriales............................................................................................. 153

Versión 2 9
ÍNDICE DE TABLAS
CAPÍTULO 3
Tabla 1. Distribución porcentual de la población por variables
de equidad según grupos de edad ........................................................................................ 244
Tabla 2. Tasas de asistencia escolar por variables de equidad
según grupos de edad y nivel educativo ............................................................................. 245
Tabla 3. Distribución de población por consulta preventiva c
en salud por variables de equidad según grupos de edad ........................................... 246
Tabla 4. Distribución porcentual de la población por variables
de equidad según pertenencia étnica .................................................................................. 247
Tabla anexa 1. Distribución porcentual de la población
por variables de equidad según sexo ................................................................................... 248
Tabla anexa 2. Porcentaje de mujeres en edad fértil y de mujeres
gestantes por variables de equidad según grupo de edad........................................... 249
Tabla anexa 3. Distribución de población por variables de equidad
de acuerdo al aseguramiento en salud y grupos de edad............................................. 250
Tabla anexa 4. Porcentaje de personas que usaron servicios de salud
dada una necesidad por variables de equidad según grupos de edad .................... 251
Tabla anexa 5. Porcentaje de población con alguna limitación física
severac por variables de equidad ........................................................................................... 252
Tabla 5. Porcentaje de hogares con déficit cualitativo de vivienda
por variables de equidad según componentes ................................................................. 253
Tabla 6. Porcentaje de hogares con déficit cuantitativo de vivienda
por variables de equidad según componentes ................................................................. 254
Tabla 7. Distribución de hogares por variables de equidad según
fuente de agua para beber ........................................................................................................ 255
Tabla 8. Distribución de hogares por variables de equidad según
número de miembros del hogar ............................................................................................. 256
Tabla 9. Nivel de escolaridad de las madres de los menores
de 5 años por variables de equidad ....................................................................................... 257
Tabla 10. Informalidad jefe del hogar por variables de equidad .................................... 258
Tabla 11. Distribución de hogares por variables de equidad según
el índice de riqueza ...................................................................................................................... 259
Tabla 12. Seguridad alimentaria en el Hogar ENSIN 2010 - 2015
por variables de equidad y de contraste .............................................................................. 260
Tabla 13. Seguridad alimentaria en el Hogar ENSIN 2010 - 2015
por variables de equidad y de contraste .............................................................................. 262
Tablas 14. Experiencias protectoras de la seguridad alimentaria
en el hogar por variables de equidad y de contraste ...................................................... 263
Tabla 15. Experiencia de autoconsumo por variables de equidad
y de contraste ................................................................................................................................ 264

10 Versión 2
Tabla 16. Prevalencia nacional de experiencias protectoras
de la seguridad alimentaria en el hogar ............................................................................... 266
Tabla 17. Prevalencia de estrategias de afrontamiento
de la inseguridad alimentaria por variables de equidad y de contraste .................. 267
Tabla 18. Prevalencia de hogares que en los últimos 7 días realizaron
alguna estrategia de afrontamiento de la inseguridad alimentaria por
variables de equidad y de contraste ...................................................................................... 269
Tabla 19. Prevalencia nacional de estrategias de afrontamiento
de la inseguridad alimentaria .................................................................................................. 271
Tabla Anexa 6. Tasa de jefatura femenina y distribución de hogares
por variables de equidad según la estructura familiar.................................................... 272
Tabla Anexa 7. Distribución de jefes de hogar (y cónyuges)
por variables de equidad según años de educación ....................................................... 273
Tabla Anexa 8. Indicadores de empleo por variables de equidad ................................ 274
Tabla Anexa 9. Distribución de hogares por variables de equidad
según principal aportante a los ingresos del hogar ........................................................ 275
Tabla Anexa 10. Distribución de hogares por variables de equidad
según principal aportante a los ingresos del hogar - hogares con conyuge
y otro(s) miembro(s)..................................................................................................................... 276
Tabla 20. Porcentaje de niños y niñas nacidos en los últimos 3 años previos
a la encuesta, que recibieron lactancia materna alguna vez, características
del momento de inicio e introducción de líquidos diferentes a la leche
materna en los 3 primeros días de nacimiento en el hogar o en la estancia
hospitalaria, por variables de equidad ................................................................................. 277
Tabla 21. Porcentaje de niños y niñas nacidos en los últimos 3 años previos
a la encuesta, que recibieron lactancia materna alguna vez, características
del momento de inicio e introducción de líquidos diferentes a la leche materna
en los 3 primeros días de nacimiento en el hogar o en la estancia hospitalaria,
por variables de contraste ......................................................................................................... 278
Tabla 22. Mediana de la duración de la lactancia total y lactancia
exclusiva y porcentaje de lactancia materna exclusiva en niños y
niñas por variables de equidad ............................................................................................... 279
Tabla 23. Porcentaje de lactancia materna exclusiva en niños y niñas
menores de 6 meses por variables de contraste ............................................................... 280
Tabla 24. Prácticas nacionales en la alimentación del lactante y el niño
pequeño por grupos de edad .................................................................................................. 282
Tabla 25. Porcentaje de madres de niños y niñas menores de 3 años
que reportaron haber recibido información sobre lactancia materna
durante la gestación y durante la estancia hospitalaria y que reportaron
haber sido aconsejadas en utilizar leche de fórmula y haber recibido por
lo menos una muestra gratuita de leche de fórmula, biberón o chupo,
por variables de equidad ........................................................................................................... 283

Versión 2 11
Tabla 26. Porcentaje de madres de niños y niñas menores de 3 años que
informaron haber sido aconsejadas en utilizar leche de fórmula y que
reportaron haber recibido por lo menos una muestra gratuita de leche
de fórmula, biberón o chupo, por variables de equidad y de contraste................... 284
Tabla 27. Indicadores de la OMS para evaluar las prácticas de lactancia
materna y alimentación complementaria en niños y niñas menores
de 2 años - ENSIN 2010 y 2015.................................................................................................. 285
Tabla 28. Lactancia materna continua al año y a los dos años de vida
y dieta mínima aceptable en niños y niñas menores de 2 años de edad
por variables de equidad............................................................................................................ 286
Tabla Anexa 11. Frecuencia de amamantamiento en 24 horas en niños
y niñas menores de 6 meses durante el día y la noche anterior,
por variables de equidad ........................................................................................................... 287
Tabla 29. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
nacional y por sexo en niños y niñas de 3 a 4 años .......................................................... 288
Tabla 30. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por etnia en niños y niñas de 3 a 4 años .............................................................................. 289
Tabla 31. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos
y prácticas, por región en niños y niñas de 3 a 4 años .................................................... 290
Tabla 32. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por concentración de población en niños y niñas de 3 a 4 años ................................ 291
Tabla 33. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por índice de riqueza en niños y niñas de 3 a 4 años ...................................................... 292
Tabla Anexa 12. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida,
nacional, por sexo y etnia en niños y niñas de 3 a 4 años .............................................. 293
Tabla Anexa 13. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida,
por región en niños y niñas de 3 a 4 años ........................................................................... 293
Tabla Anexa 14. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida,
por índice de riqueza en niños y niñas de 3 a 4 años ...................................................... 294
Tabla Anexa 15. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida,
por concentración de población en niños y niñas de 3 a 4 años ................................ 294
Tabla Anexa 16. Promedio de número de comidas al día en niños
y niñas de 3 a 4 años por variables de equidad.................................................................. 295
Tabla 34. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos de mayor
consumo, nacional y por sexo en niños y niñas de 1 a 4 años de edad .................... 296
Tabla 35. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos
de mayor consumo, por concentración de población en niños
y niñas de 1 a 4 años de edad .................................................................................................. 297
Tabla 36. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos de mayor
consumo, por etnia en niños y niñas de 1 a 4 años de edad ........................................ 298
Tabla 37. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos de mayor
consumo, por índice de riqueza en niños y niñas de 1 a 4 años de edad ................ 299
Tabla 38. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos de mayor
consumo, por región en niños y niñas de 1 a 4 años de edad...................................... 300

12 Versión 2
Tabla 39. Juego activo y tiempo excesivo frente a pantallas en niños y
niñas de 3 a 5 años por variables de equidad..................................................................... 301
Tabla 40. Juego activo y tiempo excesivo frente a pantallas en niños y
niñas de 3 a 5 años por variables de contraste .................................................................. 302
Tabla 41. Prevalencia y frecuencia /día de consumo alimentos y prácticas,
nacional y por sexo en niños y niñas de 5 a 12 años ....................................................... 303
Tabla 42. Prevalencia y frecuencia /día de consumo alimentos y prácticas,
por etnia en niños y niñas de 5 a 12 años ............................................................................ 304
Tabla 43. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por región en niños y niñas de 5 a 12 años ......................................................................... 305
Tabla 44. Prevalencia y frecuencia /día de consumo alimentos y prácticas,
por concentración de población en niños y niñas de 5 a 12 años .............................. 306
Tabla Anexa 17. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida, nacional,
por sexo y etnia en niños y niñas de 5 a 12 años .............................................................. 307
Tabla 45. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por índice de riqueza en niños y niñas de 5 a 12 años .................................................... 308
Tabla Anexa 18. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida,
por región en niños y niñas de 5 a 12 años ......................................................................... 309
Tabla Anexa 19. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida,
por índice de riqueza en niños y niñas de 5 a 12 años .................................................... 309
Tabla Anexa 20. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida,
por concentración de población en niños y niñas de 5 a 12 años .............................. 310
Tabla Anexa 21. Promedio de número de comidas al día en niños y niñas
de 5 a 12 años por variables de equidad.............................................................................. 311
Tabla 46. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos de mayor
consumo, nacional y por sexo en niños y niñas de 5 a 12 años de edad ................. 312
Tabla 47. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos
de mayor consumo, por concentración de población en niños
y niñas de 5 a 12 años de edad ................................................................................................ 313
Tabla 48. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos
de mayor consumo, por concentración de población en niños y niñas
de 5 a 12 años de edad ............................................................................................................... 314
Tabla 49. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos de mayor
consumo, por índice de riqueza en niños y niñas de 5 a 12 años de edad............... 315
Tabla 50. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos de mayor
consumo, por región en niños y niñas de 5 a 12 años de edad ................................... 316
Tabla 51. Prevalencia de juego activo, fuerza muscular y tiempo excesivo frente
a pantallas en niños y niñas de 6 a 12 años por variables de equidad....................... 317
Tabla 52. Prevalencia de juego activo, fuerza muscular y tiempo excesivo frente
a pantallas en niños y niñas de 6 a 12 años por variables de contraste.................... 318
Tabla 53. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
nacional y por sexo de 13 a 17 años ...................................................................................... 319
Tabla 54. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por etnia en hombres y mujeres de 13 a 17 años ............................................................. 320

Versión 2 13
Tabla 55. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por región en hombres y mujeres de 13 a 17 años .......................................................... 321
Tabla 56. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por concentración de población en hombres y mujeres de 13 a 17 años ............... 322
Tabla 57. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por índice de riqueza en hombres y mujeres de 13 a 17 años ..................................... 323
Tabla Anexa 22. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida, nacional,
por sexo y etnia en hombres y mujeres de 13 a 17 años ............................................... 324
Tabla Anexa 23. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida, por región
en hombres y mujeres de 13 a 17 años................................................................................. 324
Tabla Anexa 24. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida, por índice
de riqueza en hombres y mujeres de 13 a 17 años .......................................................... 325
Tabla Anexa 25. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida,
por concentración de población en hombres y mujeres de 13 a 17 años ............... 325
Tabla Anexa 26. Promedio de número de comidas al día en hombres
y mujeres de 13 a 17 años por variables de equidad....................................................... 326
Tabla 58. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos de mayor
consumo, nacional y por sexo en hombres y mujeres de 13 a 17 años de edad ... 327
Tabla 59. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos de mayor
consumo, por etnia en hombres y mujeres de 13 a 17 años de edad ....................... 328
Tabla 60. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos
de mayor consumo, por concentración de población en hombres
y mujeres de 13 a 17 años de edad ........................................................................................ 329
Tabla 61. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos
de mayor consumo, por región en hombres y mujeres
de 13 a 17 años de edad ............................................................................................................ 330
Tabla 62. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos
de mayor consumo, por índice de riqueza en hombres y mujeres
de 13 a 17 años de edad ............................................................................................................ 331
Tabla 63. Prevalencia cumplimiento de recomendaciones de actividad física,
fuerza muscular y tiempo excesivo frente a pantallas en hombres y mujeres
de 13 a 17 años por variables de equidad ........................................................................... 332
Tabla 64. Prevalencia de cumplimiento de recomendaciones de actividad física,
fuerza muscular y tiempo excesivo frente a pantallas en hombres y mujeres
de 13 a 17 años por variables de contraste ......................................................................... 333
Tabla 65. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
nacional y por sexo de 18 a 64 años ...................................................................................... 335
Tabla 66. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por etnia en hombres y mujeres de 18 a 64 años ............................................................. 336
Tabla 67. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por región en hombres y mujeres de 18 a 64 años .......................................................... 337
Tabla 68. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por índice de riqueza en hombres y mujeres de 18 a 64 años ..................................... 338

14 Versión 2
Tabla 69. Prevalencia y frecuencia / día de consumo alimentos y prácticas,
por concentración de población en hombres y mujeres de 18 a 64 años ............... 339
Tabla Anexa 27. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida, nacional,
por sexo y etnia en hombres y mujeres de 18 a 64 años ............................................... 340
Tabla Anexa 28. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida, por región
en hombres y mujeres de 18 a 64 años................................................................................. 340
Tabla Anexa 29. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida, por índice
de riqueza en hombres y mujeres de 18 a 64 años .......................................................... 341
Tabla Anexa 30. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida,
por concentración de población en hombres y mujeres de 18 a 64 años ............... 341
Tabla Anexa 31. Promedio de número de comidas al día en hombres
y mujeres de 18 a 64 años por variables de equidad....................................................... 342
Tabla 70. Proporción y cantidad en gramos promedio de
alimentos de mayor consumo nacional y por sexo en hombres
y mujeres de 18 a 64 años.......................................................................................................... 343
Tabla 71. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos
de mayor consumo por etnia en hombres y mujeres de 18 a 64 años...................... 344
Tabla 72. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos
de mayor consumo por región en hombres y mujeres de 18 a 64 años.................. 345
Tabla 73. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos
de mayor consumo por concentración de población en hombres
y mujeres de 18 a 64 años ......................................................................................................... 346
Tabla 74. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos de mayor
consumo por índice de riqueza en hombres y mujeres de 18 a 64 años.................. 347
Tabla 75. Prevalencia cumplimiento de recomendaciones de actividad física,
fuerza muscular y tiempo excesivo frente a pantallas en hombres y mujeres
de 18 a 64 años por variables de equidad ........................................................................... 348
Tabla 76. Prevalencia cumplimiento de recomendaciones de actividad física,
fuerza muscular y tiempo excesivo frente a pantallas en hombres y mujeres
de 18 a 64 años por variables de contraste ......................................................................... 349
Tabla 77. Prevalencia y frecuencia /día de consumo alimentos y prácticas,
nacional y por etnia en gestantes ........................................................................................... 350
Tabla 78. Prevalencia y frecuencia /día de consumo alimentos y prácticas,
por región en gestantes.............................................................................................................. 351
Tabla 79. Prevalencia y frecuencia /día de consumo alimentos y prácticas,
por índice de riqueza en gestantes......................................................................................... 352
Tabla 80. Prevalencia y frecuencia /día de consumo alimentos y prácticas,
por concentración de población en gestantes.................................................................. 353
Tabla Anexa 32. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida, nacional
y por etnia en gestantes ............................................................................................................. 354
Tabla Anexa 33. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida,
por región en gestantes.............................................................................................................. 354
Tabla Anexa 34. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida,
por índice de riqueza en gestantes......................................................................................... 355

Versión 2 15
Tabla Anexa 35. Prevalencia y frecuencia / día de tiempos de comida,
por concentración de población en gestantes................................................................... 355
Tabla Anexa 36. Promedio de número de comidas al día en gestantes
por variables de equidad............................................................................................................ 356
Tabla 81. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos de mayor
consumo nacional en mujeres gestantes ............................................................................ 357
Tabla 82. Proporción y cantidad en gramos promedio de alimentos de mayor
consumo, por concentración de población en mujeres gestantes ............................ 358
Tabla 83. Prevalencia cumplimiento de recomendaciones de actividad física,
fuerza muscular y tiempo excesivo frente a pantallas en gestantes mayores
de 17 años por variables de equidad..................................................................................... 359
Tabla 84. Prevalencia cumplimiento de recomendaciones de actividad física,
fuerza muscular y tiempo excesivo frente a pantallas en gestantes mayores
de 17 años por variables de contraste................................................................................... 360

CAPÍTULO 4
Tabla 1. Promedio y distribución en percentiles de peso y talla en niños
y niñas de 0 a 4 años..................................................................................................................... 503
Tabla 2. Prevalencia de desnutrición y exceso de peso en niños
y niñas de 0 a 4 años por variables de equidad y de contraste ................................... 504
Tabla 3. Prevalencia de desnutrición y exceso de peso en niños
y niñas de 0 a 4 años por variables de equidad y de contraste.................................... 505
Tabla 4. Prevalencia de desnutrición y exceso de peso en niños
y niñas de 0 a 4 años por variables de contraste................................................................ 507
Tabla 5. Distribución de la concentración de hemoglobina en niños
y niñas de 6 meses a 4 años y prevalencia de anemia en niños y niñas
de 1 a 4 años por variables de equidad................................................................................. 509
Tabla 6. Distribución de la concentración de ferritina
y prevalencia de deficiencia de hierro en niños y niñas
de 1 a 4 años por variables de equidad ................................................................................ 510
Tabla 7. Distribución de la concentración de vitamina A y prevalencia
de deficiencia en niños y niñas de 1 a 4 años por variables de equidad................... 511
Tabla 8. Distribución de la concentración de zinc y prevalencia de deficiencia
en niños y niñas de 1 a 4 años por variables de equidad................................................ 512
Tabla 9. Distribución de la concentración de vitamina D y prevalencia
de deficiencia en niños y niñas de 1 a 4 años por variables de equidad................... 513
Tabla 10. Distribución de la concentración de yodo y prevalencia de deficiencia
y exceso en niños y niñas de 1 a 4 años por variables de equidad.............................. 514
Tabla 11. Promedio y distribución en percentiles de peso y talla en niños
y niñas de 5 a 12 años.................................................................................................................. 515
Tabla 12. Prevalencia de desnutrición y exceso de peso en niños y niñas
de 5 a 12 años por variables de equidad.............................................................................. 516
Tabla 13. Prevalencia de desnutrición y exceso de peso en niños y niñas
de 5 a 12 años por por variables de equidad y de contraste......................................... 517

16 Versión 2
Tabla 14. Prevalencia de retraso en talla y exceso de peso en niños y niñas
de 5 a 12 años por variables de contraste ........................................................................... 519
Tabla 15. Distribución de la concentración de hemoglobina, prevalencia de
anemia y anemia por deficiencia de hierro en niños y niñas de 5 a 12 años
según variables de equidad....................................................................................................... 520
Tabla 16. Distribución de la concentración de ferritina
y prevalencia de deficiencia de hierro en niños y niñas
de 5 a 12 años por variables de equidad ............................................................................. 521
Tabla 17. Distribución de la concentración de vitamina B12 y prevalencia
de deficiencia en niños y niñas de 5 a 12 años por variables de equidad................ 522
Tabla 18. Distribución de la concentración de vitamina D y prevalencia
de deficiencia en niños y niñas de 5 a 12 años por variables de equidad................ 523
Tabla 19. Distribución de la concentración de yodo
y prevalencia de deficiencia y exceso en niños y niñas
de 5 a 12 años por variables de equidad.............................................................................. 524
Tabla 20. Promedio y distribución en percentiles de peso, talla y circunferencia
de cintura en hombres y mujeres de 13 a 17 años............................................................ 525
Tabla 21. Prevalencia de desnutrición y exceso de peso en hombres
y mujeres de 13 a 17 años por variables de equidad....................................................... 526
Tabla 22. Prevalencia de desnutrición y exceso de peso en hombres
y mujeres de 13 a 17 años por variables de equidad y de contraste.......................... 527
Tabla 23. Prevalencia de desnutrición y exceso de peso en hombres
y mujeres de 13 a 17 años por variables de contraste..................................................... 529
Tabla 24. Distribución de la concentración de hemoglobina, prevalencia
de anemia y anemia por deficiencia de hierro en hombres y mujeres de
13 a 17 años según variables de equidad............................................................................. 531
Tabla 25. Distribución de la concentración de ferritina y prevalencia
de deficiencia de hierro en hombres y mujeres de 13 a 17 años por
variables de equidad ................................................................................................................... 532
Tabla 26. Distribución de la concentración de vitamina B12 y prevalencia
de riesgo de deficiencia y deficiencia de vitamina B12 en hombres y mujeres
de 13 a 17 años por variables de equidad............................................................................ 533
Tabla 27. Distribución de la concentración y prevalencia de deficiencia
e insuficiencia de vitamina D en hombres y mujeres de 13 a 17 años
por variables de equidad ........................................................................................................... 534
Tabla 28. Promedio y distribución en percentiles de peso, talla y circunferencia
de cintura en hombres y mujeres de 18 a 64 años............................................................ 535
Tabla 29. Prevalencia de delgadez, exceso de peso y obesidad abdominal
en hombres y mujeres de 18 a 64 años por variables de equidad.............................. 536
Tabla 30. Prevalencia de delgadez, exceso de peso y obesidad
abdominal en hombres y mujeres de 18 a 64 años por variables
de equidad y de contraste ......................................................................................................... 537
Tabla 31. Prevalencia de exceso de peso y obesidad abdominal en hombres
y mujeres de 18 a 64 años por variables de contraste..................................................... 539

Versión 2 17
Tabla Anexa 1. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 18 a 22 años por variables de equidad ...................................................... 540
Tabla Anexa 2. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 18 a 22 años por variables de equidad y de contraste.......................... 541
Tabla Anexa 3. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 23 a 27 años por variables de equidad....................................................... 543
Tabla Anexa 4. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 23 a 27 años por variables de equidad y de contraste.......................... 544
Tabla Anexa 5. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 28 a 32 años por variables de equidad ...................................................... 546
Tabla Anexa 6. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 28 a 32 años por variables de equidad y de contraste.......................... 547
Tabla Anexa 7. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 33 a 37 años por variables de equidad....................................................... 549
Tabla Anexa 8. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 33 a 37 años por variables de equidad y de contraste ......................... 550
Tabla Anexa 9. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 38 a 42 años por variables de equidad....................................................... 552
Tabla Anexa 10. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 38 a 42 años por variables de equidad y de contraste.......................... 553
Tabla Anexa 11. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 43 a 47 años por variables de equidad....................................................... 554
Tabla Anexa 12. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 43 a 47 años por variables de equidad y de contraste ......................... 556
Tabla Anexa 13. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 48 a 52 años por variables de equidad...................................................... 558
Tabla Anexa 14. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 48 a 52 años por variables de equidad y de contraste.......................... 559
Tabla Anexa 15. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 53 a 57 años por variables de equidad ...................................................... 561
Tabla Anexa 16. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 53 a 57 años por variables de equidad y de contraste.......................... 562
Tabla Anexa 17. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 58 a 64 años por variables de equidad ...................................................... 564
Tabla Anexa 18. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en hombres
y mujeres de 58 a 64 años por variables de equidad y de contraste ......................... 565
Tabla 32. Prevalencia de retraso en talla, delgadez y exceso de peso
en mujeres en edad fértil de 13 a 17 años por variables de equidad ........................ 567
Tabla 33. Prevalencia de desnutrición y exceso de peso en mujeres en edad
fértil de 13 a 49 años por variables de equidad, según grupos de edad .................. 568
Tabla 34. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en mujeres en edad
fértil de 13 a 49 años por variables de equidad ................................................................. 569

18 Versión 2
Tabla 35. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en mujeres en edad
fértil de 18 a 49 años por variables de equidad ................................................................. 570
Tabla 36. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en mujeres en edad
fértil de 13 a 49 años por variables de equidad y de contraste.................................... 571
Tabla 37. Prevalencia de retraso en talla, delgadez y exceso de peso en mujeres
en edad fértil de 13 a 17 años por variables de equidad y de contraste................... 573
Tabla 38. Prevalencia de delgadez y exceso de peso en mujeres en edad fértil
de 18 a 49 años por variables de equidad y de contraste............................................... 575
Tabla 39. Distribución de la concentración de hemoglobina, prevalencia de
anemia y anemia por deficiencia de hierro en mujeres de 13 a 49 años según
variables de equidad.................................................................................................................... 577
Tabla 40. Distribución de la concentración de ferritina, prevalencia de deficiencia
de hierro en mujeres de 13 a 49 años por variables de equidad................................. 578
Tabla 41. Distribución de la concentración de vitamina B12 y prevalencia
de riesgo de deficiencia y deficiencia de vitamina B12 en mujeres en edad
fertil de 13 a 49 años por variables de equidad.................................................................. 579
Tabla 42. Distribución de la concentración y prevalencia de deficiencia
e insuficiencia de vitamina D en mujeres de 13 a 49 años por variables
de equidad ...................................................................................................................................... 580
Tabla 43. Distribución de la concentración de yodo y prevalencia de deficiencia
y exceso en mujeres de 13 a 49 años por variables de equidad .................................. 581
Tabla 44. Distribución de la concentración de hemoglobina,
prevalencia de anemia y anemia por deficiencia de hierro
en mujeres gestantes según variables de equidad .......................................................... 582
Tabla 45. Distribución de la concentración de ferritina y prevalencia
de deficiencia de hierro en mujeres gestantes por variables de equidad................ 583
Tabla 46. Distribución de la concentración de vitamina B12 y prevalencia
de riesgo y de deficiencia en mujeres gestantes por variables de equidad............ 584
Tabla 47. Distribución de la concentración de vitamina D y prevalencia
de insuficiencia y deficiencia en mujeres gestantes por variables de equidad...... 585

Versión 2 19
ÍNDICE DE GRÁFICAS
CAPÍTULO 3
Gráfica 1. Evolución del PIB per cápita y la pobreza
monetaria y multidimensional 2005-2016 .......................................................................... 108
Gráfica 2. Tasa Global de Participación y Tasa de Desempleo
del mercado laboral 2001-2016 .............................................................................................. 109
Gráfica 3. Tasa de informalidad y porcentaje de mujeres en población ocupada.... 110
Gráfica 4. Evolución de la tasa global de fecundidad (TGF) y
de la tasa de mortalidad infantil (TMI) entre 1990 y 2015 ............................................. 111
Gráfica 5. Tres principales causas de defunción por edad 1990 vs. 2015..................... 112
Gráfica 6. Distribución de la población por grupos de edad y sexo en 1990............. 113
Gráfica 7. Distribución de la población por grupos de edad y sexo en 2015............. 113
Gráfica 8. Distribución por edad de la población según subregión............................... 115
Gráfica 9. Distribución nacional de la población por grupos de edad.......................... 116
Gráfica 10. Porcentaje de población menor de 5 años según
concentración de población y región.................................................................................... 116
Gráfica 11. Porcentaje de población menor de 5 años
según índice de riqueza, sexo y etnia del jefe de hogar.................................................. 116
Gráfica 12. Tasa neta nacional de asistencia escolar por grupo de edad .................... 117
Gráfica 13. Tasa neta de asistencia en básica secundaria por
concentración de población y región ................................................................................... 118
Gráfica 14. Tasa neta de asistencia en básica secundaria por índice de
riqueza, sexo y etnia del jefe del hogar ................................................................................ 118
Gráfica 15. Porcentaje nacional con consulta preventiva a médico
o profesional de salud según grupo de edad .................................................................... 119
Gráfica 16. Distribución nacional de la población por etnia ........................................... 120
Gráfica 17. Porcentaje de población indígena según
concentración de población y región ................................................................................... 120
Gráfica 18. Porcentaje de hogares en déficit cuantitativo de vivienda por
concentración de población y región ................................................................................... 123
Gráfica 19. Porcentaje de hogares en déficit cualitativo
de vivienda por nivel de concentración y región ............................................................. 123
Gráfica 20. Porcentaje de hogares en déficit cuantitativo de vivienda
por índice de riqueza, sexo y etnia del jefe del hogar ..................................................... 124
Gráfica 21. Porcentaje de hogares en déficit cualitativo de
vivienda por índice de riqueza, sexo y etnia del jefe de hogar .................................... 124
Gráfica 22. Distribución nacional de hogares por fuente de agua para beber ......... 125
Gráfica 23. Porcentaje de hogares con acueducto público como fuente
de agua para beber por concentración de población y región ................................... 125
Gráfica 24. Porcentaje de hogares con acueducto público como fuente
de agua para beber por índice de riqueza, sexo y etnia del jefe de hogar .............. 126

20 Versión 2
Gráfica 25. Distribución nacional de hogares por tamaño de hogar ........................... 126
Gráfica 26. Porcentaje de hogares de 2 a 4 y 5 a 6 personas por región ..................... 127
Gráfica 27. Distribución nacional por nivel educativo
de madres con niños y niñas menores de 5 años ............................................................. 128
Gráfica 28. Porcentaje de madres con hijos e hijas menores de 5 años que
cuentan con secundaria completa y superior incompleta por concentración
de población y región ................................................................................................................. 128
Gráfica 29. Porcentaje de madres con hijos e hijas menores de 5 años que
cuentan con secundaria completa y superior incompleta por índice de
riqueza, sexo y etnia del jefe de hogar.................................................................................. 129
Gráfica 30. Porcentaje de jefes de hogar en empleo informal
por concentración de población y región............................................................................ 129
Gráfica 31. Porcentaje de jefes de hogar en empleo informal
por índice de riqueza, sexo y etnia del jefe del hogar ..................................................... 130
Gráfica 32. Porcentaje de hogares en el cuartil más bajo del índice de
riqueza por sexo y etnia del jefe de hogar........................................................................... 131
Gráfica 33. Porcentaje de hogares en el cuartil más bajo del
índice de riqueza por concentración de población y región......................................... 131
Gráfica 34. Inseguridad alimentaria en el hogar en Colombia........................................ 132
Gráfica 35. Inseguridad alimentaria en el hogar por concentración
de población................................................................................................................................... 133
Gráfica 36. Inseguridad alimentaria en el hogar por región y departamento........... 134
Gráfica 37. Inseguridad alimentaria en el hogar por índice de riqueza........................ 134
Gráfica 38. Inseguridad alimentaria en el hogar por etnia del jefe de hogar............. 135
Gráfica 39. Inseguridad alimentaria en el hogar por sexo y nivel
de escolaridad del jefe de hogar.............................................................................................. 135
Gráfica 40. Inseguridad alimentaria en el hogar ENSIN 2010 - ENSIN 2015................ 136
Gráfica 41. Inseguridad alimentaria en el hogar ENSIN 2010 - ENSIN 2015
por región ........................................................................................................................................ 136
Gráfica 42. Autoconsumo por región y concentración de población .......................... 137
Gráfica 43. Autoconsumo por índice de riqueza ................................................................. 138
Gráfica 44. Autoconsumo por sexo y etnia del jefe de hogar ......................................... 138
Gráfica 45. Hogares que practican formas diferentes a la compra y/o
producción para obtener los alimentos para el hogar ................................................... 139
Gráfica 46. Estrategias de afrontamiento en los hogares
por región y concentración de población............................................................................ 140
Gráfica 47. Estrategias de afrontamiento en los hogares por índice de riqueza....... 141
Gráfica 48. Estrategias de afrontamiento en los hogares
por sexo y etnia del jefe de hogar .......................................................................................... 141
Gráfica 49. Estrategias de afrontamiento a la inseguridad alimentaria
en el hogar ...................................................................................................................................... 142
Gráfica 50. Porcentaje de niños y niñas menores de 6 meses de edad
que reciben lactancia materna exclusiva en Colombia, 1990 a 2015......................... 159

Versión 2 21
Gráfica 51. Lactancia materna exclusiva por sexo, etnia e índice de riqueza............. 160
Gráfica 52. Lactancia materna exclusiva por región y concentración
de población .................................................................................................................................. 160
Gráfica 53. Prácticas de lactancia materna y alimentación
de niños y niñas de 0 a 35 meses ............................................................................................ 161
Gráfica 54. Tipos de alimentos que recibieron en 24 horas niños y
niñas amamantados y no amamantados de 0 a 5 meses de edad ............................. 164
Gráfica 55. Tipos de alimentos que recibieron en 24 horas, niños y
niñas amamantados y no amamantados de 6 a 9 meses de edad ............................. 165
Gráfica 56. Dieta mínima aceptable por sexo, etnia e índice de riqueza .................... 167
Gráfica 57. Dieta mínima aceptable por región y concentración de población ....... 168
Gráfica 58. Mediana de la duración de la lactancia
materna total en Colombia, 1995 a 2015 ............................................................................. 169
Gráfica 59. Prevalencia de niños y niñas de 3 a 5 años que cumplen
con los requerimientos de juego activo por índice de riqueza y sexo ...................... 181
Gráfica 60. Prevalencia de niños y niñas menores de 3 a 5 años
que permanecen tiempo excesivo frente a pantallas por concentración
de población y región ................................................................................................................. 182
Gráfica 61. Prevalencia de niños y niñas de 6 a 12 años que cumplen
con las recomendaciones de actividad física por concentración
de población e índice de riqueza ............................................................................................ 194
Gráfica 62. Prevalencia de niños y niñas de 6 a 12 años que permanecen
tiempo excesivo frente a pantallas por concentración de población
e índice de riqueza ....................................................................................................................... 195
Gráfica 63. Tendencia ENSIN 2005, 2010 y 2015 del tiempo excesivo frente
a pantallas en niños y niñas de 6 a 12 años en Colombia .............................................. 196
Gráfica 64. Prevalencia en hombres y mujeres de 13 a 17 años que cumplen
con las recomendaciones de actividad física por concentración de población
e índice de riqueza ....................................................................................................................... 208
Gráfica 65. Prevalencia en hombres y mujeres de 13 a 17 años que
permanecen tiempo excesivo frente a pantallas por concentración
de población e índice de riqueza ............................................................................................ 209
Gráfica 66. Tendencia del tiempo excesivo frente a pantallas en hombres
y mujeres de 13 a 17 años ......................................................................................................... 210
Gráfica 67. Prevalencia de cumplimiento de las recomendaciones
de AF durante el tiempo libre en adultos de 18 a 64 años por sexo,
índice de riqueza y concentración de población .............................................................. 221
Gráfica 68. Prevalencia de cumplimiento de las recomendaciones
de AF montando en bicicleta en adultos de 18 a 64 años por sexo,
índice de riqueza y concentración de población .............................................................. 222
Gráfica 69. Prevalencia de cumplimiento de las recomendaciones
de actividad física caminando como medio de trasporte en adultos
de 18 a 64 años por sexo, concentración de población e índice de riqueza ........... 223

22 Versión 2
Gráfica 70. Cumplimiento de las recomendaciones de actividad física
en tiempo libre y transporte en adultos habitantes del área cabecera
2010 - 2015 ..................................................................................................................................... 224
Gráfica 71. Prevalencia de tiempo excesivo frente a pantallas en adultos
de 18 a 64 años por sexo, concentración de población e índice de riqueza ........... 226

CAPÍTULO 4
Gráfica 1. Curvas del puntaje Z de la talla para la edad de los niños
y niñas colombianos comparadas con el patrón de crecimiento en
talla para la edad de la OMS...................................................................................................... 368
Gráfica 2. Prevalencia de retraso en talla en niños y
niñas de 0 a 4 años por sexo, etnia e índice de riqueza .................................................. 369
Gráfica 3. Prevalencia de retraso en talla en niños y niñas de 0 a 4
años por región y concentración de población ................................................................. 370
Gráfica 4. Tendencia nacional 1990 – 2015 de la prevalencia del retraso
en talla en niños y niñas de 0 a 4 años por concentración de población ................ 372
Gráfica 5. Tendencia nacional 1990 - 2015 de la prevalencia
del retraso en talla en niños y niñas de 0 a 4 años, por sexo ........................................ 372
Gráfica 6. Prevalencia de desnutrición aguda en niños y niñas de 0 a 4
años por sexo, etnia e índice de riqueza .............................................................................. 374
Gráfica 7. Prevalencia de desnutrición aguda en niños y niñas
de 0 a 4 años por región y concentración de población ................................................ 375
Gráfica 8. Tendencia nacional 1990 - 2015 de la prevalencia
de la desnutrición aguda, en niños y niñas de 0 a 4 años............................................... 376
Gráfica 9. Curvas del puntaje Z del peso para la edad de los niños y niñas
de 0 a 4 años colombianos, comparadas con el patrón de crecimiento
en peso para la edad de la OMS .............................................................................................. 376
Gráfica 10. Prevalencia de desnutrición global en niños y
niñas de 0 a 4 años por sexo, etnia e índice de riqueza .................................................. 377
Gráfica 11. Prevalencia de desnutrición global en niños y
niñas de 0 a 4 años por región y concentración de población .................................... 378
Gráfica 12. Tendencia nacional 1990 – 2015 de la prevalencia de desnutrición
global en niños y niñas de 0 a 4 años por concentración de población ....................... 379
Gráfica 13. Curvas del puntaje Z del IMC para la edad de los niños y niñas
de 0 a 4 años colombianos, comparadas con el patrón de crecimiento
del IMC para la edad de la OMS ............................................................................................... 380
Gráfica 14. Prevalencia de exceso de peso en niños y niñas de 0 a 4 años
por sexo, etnia e índice de riqueza ......................................................................................... 380
Gráfica 15. Prevalencia de exceso de peso en niños y niñas de
0 a 4 años por región y concentración de población ...................................................... 381
Gráfica 16. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia
del exceso de peso en niños y niñas de 0 a 4 años .......................................................... 381
Gráfica 17. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia del exceso
de peso en niños y niñas de 0 a 4 años por sexo .............................................................. 382

Versión 2 23
Gráfica 18. Prevalencia de anemia en población infantil de 6
a 59 meses por sexo, edad y etnia .......................................................................................... 383
Gráfica 19. Prevalencia de anemia en niños y niñas de 6 a 59 meses de
edad por concentración de población, región e índice de riqueza ........................... 384
Gráfica 20. Prevalencia de deficiencia de hierro en niños y
niñas de 1 a 4 años por sexo, edad y etnia .......................................................................... 385
Gráfica 21. Prevalencia de deficiencia de hierro en niños y niñas de 1 a
4 años por concentración de población, región e índice de riqueza ......................... 386
Gráfica 22. Prevalencia de deficiencia de vitamina A en niños y niñas de
1 a 4 años por sexo, edad y etnia ............................................................................................ 387
Gráfica 23. Prevalencia de deficiencia de vitamina A en niños y niñas
de 1 a 4 años por concentración de población, región e índice de riqueza ............ 388
Gráfica 24. Prevalencia de deficiencia de zinc en
niños y niñas de 1 a 4 años por sexo, edad y etnia ........................................................... 389
Gráfica 25. Prevalencia de deficiencia de zinc en niños y niñas de 1 a
4 años por concentración de población, región e índice de riqueza ......................... 390
Gráfica 26. Prevalencia de deficiencia de vitamina D
en niños y niñas de 1 a 4 años por sexo, edad y etnia ..................................................... 391
Gráfica 27. Prevalencia de deficiencia de vitamina D en niños y niñas de 1 a 4
años por concentración de población, región e índice de riqueza ............................ 392
Gráfica 28. Prevalencia de deficiencia de yodo urinario en
niños y niñas de 1 a 4 años por sexo, edad y etnia ........................................................... 393
Gráfica 29. Prevalencia de deficiencia de yodo urinario en niños y niñas
de 1 a 4 años por concentración de población, región e índice de riqueza ............ 394
Gráfica 30. Prevalencia de exceso de yodo urinario en
niños y niñas de 1 a 4 años por sexo, edad y etnia ........................................................... 394
Gráfica 31. Prevalencia de exceso de yodo urinario en niños y niñas de
1 a 4 años por concentración de población, región e índice de riqueza .................. 395
Gráfica 32. Prevalencia de retraso en talla en niños y niñas
de 5 a 12 años por sexo, etnia e índice de riqueza ........................................................... 401
Gráfica 33. Prevalencia de retraso en talla en niños y niñas de 5 a
12 años por región y concentración de población ........................................................... 401
Gráfica 34. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia del retraso
en talla en niños y niñas de 5 a 12 años por concentración de población .............. 403
Gráfica 35. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia del retraso
en talla en niños y niñas de 5 a 12 años por sexo ............................................................. 404
Gráfica 36. Prevalencia de exceso de peso en niños y niñas de 5 a 12 años
por sexo, etnia e índice de riqueza ......................................................................................... 405
Gráfica 37. Prevalencia de exceso de peso en niños y niñas de 5
a 12 años por región y concentración de población ....................................................... 406
Gráfica 38. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia del exceso
de peso en niños y niñas de 5 a 12 años por concentración de población ............. 407
Gráfica 39. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia del exceso
de peso en niños y niñas de 5 a 12 años por año de medición y sexo ...................... 407

24 Versión 2
Gráfica 40. Evolución del exceso de peso 2010 y 2015 en
niños y niñas de 5 a 12 años por departamento y región ............................................. 408
Gráfica 41. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia del sobrepeso
en niños y niñas de 5 a 12 años por concentración de población .............................. 410
Gráfica 42. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia nacional de la
obesidad en niños y niñas de 5 a 12 años por concentración de población .......... 411
Gráfica 43. Prevalencia de anemia en niños y niñas de 5
a 12 años por sexo, edad y etnia ............................................................................................. 412
Gráfica 44. Prevalencia de anemia en niños y niñas de 5 a 12 años
por concentración de población, región e índice de riqueza ....................................... 413
Gráfica 45. Prevalencia de deficiencia de hierro en niños y
niñas de 5 a 12 años por sexo, edad y etnia ........................................................................ 414
Gráfica 46. Prevalencia de deficiencia de hierro en niños y niñas de 5 a 12 años
por concentración de población, región e índice de riqueza ....................................... 415
Gráfica 47. Prevalencia de deficiencia de vitamina B12
en niños y niñas de 5 a 12 años por sexo, edad y etnia .................................................. 416
Gráfica 48. Prevalencia de deficiencia de vitamina B12 en niños y niñas de
5 a 12 años por concentración de población, región e índice de riqueza ............... 417
Gráfica 49. Prevalencia de deficiencia de vitamina D en niños y niñas de
5 a 12 años por sexo, edad y etnia .......................................................................................... 418
Gráfica 50. Prevalencia de deficiencia de vitamina D en niños y niñas de
5 a 12 años por concentración de población, región e índice de riqueza ............... 418
Gráfica 51. Prevalencia de deficiencia de yodo urinario en niños
y niñas de 5 a 12 años por sexo, edad y etnia .................................................................... 419
Gráfica 52. Prevalencia de deficiencia de yodo urinario en niños y niñas
de 5 a 12 años por concentración de población, región e índice de riqueza ......... 420
Gráfica 53. Prevalencia de exceso de yodo urinario en niños y
niñas de 5 a 12 años por sexo, edad y etnia ........................................................................ 420
Gráfica 54. Prevalencia de exceso de yodo urinario en niños y niñas de 5
a 12 años por concentración de población, región e índice de riqueza ................... 421
Gráfica 55. Prevalencia de retraso en talla en adolescentes de 13
a 17 años por sexo, etnia e índice de riqueza ..................................................................... 428
Gráfica 56. Prevalencia de retraso en talla adolescentes de 13 a 17 años
por región y concentración de población ........................................................................... 428
Gráfica 57. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia de retraso en
talla en adolescentes de 13 a 17 años por concentración de población ................. 429
Gráfica 58. Tendencia nacional 2010 – 2015 de la prevalencia del
retraso en talla en adolescentes de 13 a 17 años por etnia .......................................... 430
Gráfica 59. Prevalencia de exceso de peso en adolescentes de 13 a 17 años
por sexo, etnia e índice de riqueza ......................................................................................... 431
Gráfica 60. Prevalencia de exceso de peso en adolescentes de 13 a 17
años por región y concentración de población ................................................................. 432
Gráfica 61. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia de exceso de
peso en adolescentes de 13 a 17 años por concentración de población ................ 433

Versión 2 25
Gráfica 62. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia del exceso
de peso 2005, 2010 y 2015 en adolescentes de 13 a 17 años por sexo .................... 433
Gráfica 63. Evolución del exceso de peso 2005 - 2015 en
adolescentes de 13 a 17 años por departamento y región ........................................... 435
Gráfica 64. Tendencia nacional de la prevalencia del sobrepeso 2005,
2010 y 2015 en adolescentes de 13 a 17 años por sexo ................................................. 436
Gráfica 65. Tendencia de la prevalencia nacional del sobrepeso 2005, 2010
y 2015 en adolescentes de 13 a 17 años por concentración de población ............. 437
Gráfica 66. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia de obesidad
en adolescentes de 13 a 17 años por concentración de población ........................... 438
Gráfica 67. Prevalencia de anemia en población
de 13 a 17 años por sexo, edad y etnia ................................................................................. 439
Gráfica 68. Prevalencia de anemia en población de 13 a 17 años
por concentración de población, región e índice de riqueza ....................................... 440
Gráfica 69. Prevalencia de deficiencia de hierro en
adolescentes de 13 a 17 años por sexo, edad y etnia ...................................................... 441
Gráfica 70. Prevalencia de deficiencia de hierro en adolescentes de 13
a 17 años por concentración de población, región e índice de riqueza ................... 442
Gráfica 71. Prevalencia de deficiencia de vitamina B12
en adolescentes de 13 a 17 años por sexo, edad y etnia ................................................ 443
Gráfica 72. Prevalencia de deficiencia de vitamina B12 en adolescentes
de 13 a 17 años por concentración de población, región e índice de riqueza ....... 443
Gráfica 73. Prevalencia de deficiencia de vitamina D en adolescentes
de 13 a 17 años por sexo, edad y etnia ................................................................................. 444
Gráfica 74. Prevalencia de deficiencia de vitamina D en adolescentes de
13 a 17 años por concentración de población, región e índice de riqueza ............. 445
Gráfica 75. Prevalencia de exceso de peso en hombres y mujeres
de 18 a 64 años por región y concentración de población ........................................... 452
Gráfica 76. Prevalencia de exceso de peso en hombres y mujeres
de 18 a 64 años por sexo, etnia e índice de riqueza ......................................................... 452
Gráfica 77. Tendencia nacional 2005 – 2015, de la prevalencia del exceso de
peso en hombres y mujeres de 18 a 64 años por concentración de población .... 453
Gráfica 78. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la prevalencia de
exceso de peso en hombres y mujeres de 18 a 64 años por sexo .............................. 454
Gráfica 79. Evolución del exceso de peso 2005 - 2015 en
adultos de 18 a 64 años por departamento y región ...................................................... 455
Gráfica 80. Prevalencia de sobrepeso en adultos de 18 a 64
años por sexo, etnia e índice de riqueza .............................................................................. 456
Gráfica 81. Prevalencia de sobrepeso en adultos de 18 a 64
años por región y concentración de población ................................................................. 456
Gráfica 82. Prevalencia de obesidad en adultos de
18 a 64 años por sexo, etnia e índice de riqueza ............................................................... 458
Gráfica 83. Prevalencia de obesidad en adultos de 18
a 64 años por región y concentración de población ....................................................... 458

26 Versión 2
Gráfica 84. Tendencia nacional 2005 – 2015 de la
prevalencia de obesidad de 18 a 64 años por sexo .......................................................... 459
Gráfica 85. Prevalencia de retraso en talla en mujeres adolescentes entre
13 y 17 años por concentración de población, etnia e índice de riqueza ................ 465
Gráfica 86. Prevalencia nacional de exceso de peso (sobrepeso
y obesidad) en mujeres en edad fértil por grupos de edad .......................................... 467
Gráfica 87. Prevalencia nacional de exceso de peso (sobrepeso y obesidad)
en mujeres en edad fértil de 18 a 49 años por concentración de población
y región ............................................................................................................................................ 468
Gráfica 88. Prevalencia de anemia en mujeres en
edad fértil de 13 a 49 años por edad y etnia ...................................................................... 469
Gráfica 89. Prevalencia de anemia en mujeres en edad fértil de 13 a
49 años por concentración de población, región e índice de riqueza ...................... 470
Gráfica 90. Prevalencia de deficiencia de hierro en
mujeres en edad fértil de 13 a 49 años por edad y etnia ............................................... 471
Gráfica 91. Prevalencia de deficiencia de hierro en mujeres en edad fértil de
13 a 49 años por concentración de población, región e índice de riqueza ............. 471
Gráfica 92. Prevalencia de deficiencia de vitamina B12 en mujeres
en edad fértil de 13 a 49 años por edad y etnia ................................................................ 472
Gráfica 93. Prevalencia de deficiencia de vitamina D en mujeres
en edad fértil de 13 a 49 años por edad y etnia................................................................. 473
Gráfica 94. Prevalencia de deficiencia de vitamina D en mujeres en
edad fértil de 13 a 49 años por concentración de población, región
e índice de riqueza ....................................................................................................................... 474
Gráfica 95. Prevalencia de deficiencia de yodo urinario en
mujeres en edad fértil de 13 a 49 años por edad y etnia ............................................... 475
Gráfica 96. Prevalencia de deficiencia de yodo urinario en mujeres en
edad fértil de 13 a 49 años por concentración de población, región
e índice de riqueza ....................................................................................................................... 475
Gráfica 97. Prevalencia de exceso de yodo urinario en mujeres
en edad fértil de 13 a 49 años edad y etnia ........................................................................ 476
Gráfica 98. Prevalencia de exceso de yodo urinario en mujeres en edad fértil
de 13 a 49 años por concentración de población, región e índice de riqueza ....... 476
Gráfica 99. Tendencia nacional 2010 – 2015 de la
prevalencia de bajo y exceso de peso por IMC gestacional .......................................... 482
Gráfica 100. Prevalencia de anemia en mujeres
gestantes de 13 a 49 años por edad y etnia ....................................................................... 483
Gráfica 101. Prevalencia de anemia en mujeres gestantes de 13 a 49
años por concentración de población, región e índice de riqueza ............................ 483
Gráfica 102. Prevalencia de deficiencia de hierro en
mujeres gestantes de 13 a 49 años por edad y etnia ...................................................... 484
Gráfica 103. Prevalencia de deficiencia de hierro en mujeres gestantes
de 13 a 49 años por concentración de población, región e índice de riqueza ....... 485

Versión 2 27
Gráfica 104. Prevalencia de deficiencia de vitamina B12
en mujeres gestantes de 13 a 49 años por edad y etnia ................................................ 486
Gráfica 105. Prevalencia de deficiencia de vitamina B12 en mujeres gestantes
de 13 a 49 años por concentración de población, región e índice de riqueza ....... 487
Gráfica 106. Prevalencia de deficiencia de vitamina D
en mujeres gestantes de 13 a 49 años por edad y etnia ................................................ 488
Gráfica 107. Prevalencia de deficiencia de vitamina D en mujeres en edad fértil
de 13 a 49 años por concentración de población, región e índice de riqueza ....... 488

28 Versión 2
Versión 2 29
PRESENTACIÓN
La seguridad alimentaria y nutricional es uno de los temas en política pública que más despierta
interés en el escenario nacional e internacional, y del cual se reconoce su papel en el desarrollo
económico y social de una nación.

Colombia, en la necesidad de dar respuestas a las múltiples problemáticas en este campo,


planteó la Política Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CONPES 113 de 2008)
formuló planes y programas nacionales y departamentales e implementó y actualizó diferentes
herramientas técnicas. Por supuesto, ha priorizado recursos dirigidos a la población que vive
en condiciones críticas de malnutrición e inseguridad alimentaria. Estos esfuerzos, aunque
importantes para el país, siguen siendo insuficientes y requieren de una reflexión integral del
papel de una sociedad capaz de avanzar en la reducción sustancial de sus inequidades.

Para aportar en este propósito, el Gobierno Nacional, con apoyo de organismos de cooperación,
la academia y otros socios estratégicos, entrega al país los resultados de la tercera versión de la
Encuesta Nacional de la Situación Nutricional (ENSIN) 2015.

La ENSIN se realiza cada cinco años desde 2005, siendo un estudio poblacional de corte
transversal, con muestreo probabilístico, donde se recoge información de los 32 departamentos
del país. Es realizada en hogares y obtiene información de sus residentes habituales con edades
entre 0 y 64 años, incorporando preguntas y mediciones de gran relevancia en la política pública
en materia de alimentación y nutrición.

Para esta versión de la Encuesta se planteó como objetivo “analizar la situación alimentaria y
nutricional de la población colombiana enmarcada en el modelo de determinantes sociales,
como insumo para la formulación, seguimiento y reorientación de políticas públicas de
seguridad alimentaria y nutricional para el país”. Bajo este objetivo, en esta nueva serie se
produjo información que amplía la comprensión de la situación nutricional en la diversidad de
los territorios colombianos, considerando el curso de vida para explorar las múltiples relaciones
entre factores biológicos, sociales, culturales y económicos, que interactúan de manera compleja
y que producen y reproducen inequidades, las cuales deben constituirse en las prioridades de
las políticas públicas de la Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN).

La ENSIN 2015, además de garantizar su comparación con las series anteriores, avanzó y se
fortaleció como instrumento de gestión pública, incorporando nuevos elementos conceptuales,
abordajes cuantitativos y cualitativos, metodologías e indicadores actualizados. Para ello, en las
fases de detección de necesidades de información, diseño, operación, procesamiento y análisis
se contó con el apoyo de investigadores de reconocida trayectoria nacional e internacional,
lo que permitió un riguroso proceso de revisión y consenso académico e institucional. Así
mismo, la Encuesta se desarrolló en el marco de los lineamientos y estándares definidos por
el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), para garantizar la calidad
estadística de la información; entregando al país un acervo de información y evidencia
fundamental para trazar nuevas metas y estrategias en la construcción de acciones conjuntas
en seguridad alimentaria y nutricional para los diversos contextos de los hogares colombianos.
Dentro de los grandes cambios y aportes inéditos de la ENSIN 2015 está la adopción del
enfoque de determinantes sociales, inclusión de la recolección y análisis cualitativo sobre los
hábitos alimentarios de la población colombiana, definiendo un antes y un ahora desde los
relatos de jóvenes y adultos mayores, incorporación de nuevos grupos poblacionales como
preescolares, escolares, adolescentes y gestantes al análisis de los niveles de actividad física

30 Versión 2
y comportamientos sedentarios, análisis del cumplimiento de recomendaciones de actividad
física en población del área resto y realización de mediciones de fuerza prensil.

También se actualizaron las metodologías sobre indicadores de las prácticas de alimentación del
lactante y del bebé según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y se obtiene por primera vez
en el país información sobre el tipo y cantidad de alimentos consumidos y sus aportes nutricionales
en niños menores de 2 años a partir del reporte por recordatorio de 24 horas.

De la misma forma, se amplió el análisis de seguridad alimentaria en el hogar, implementando


la Escala Latinoamericana y Caribeña de Seguridad Alimentaria (ELCSA) armonizada, e incluyó
preguntas frente a las estrategias de afrontamiento y experiencias protectoras de la seguridad
alimentaria en el hogar. Así mismo, se actualizó la metodología para la recolección de ingesta
dietética, reportada en 2005, se incluyeron variables relacionadas con conocimientos, actitudes
y prácticas en relación con el uso de la sal alimentaria e inocuidad y calidad de los alimentos por
parte de los mayores de 18 años de edad y se reportaron como en 2010, las prácticas de interés
en nutrición y salud pública, adicionando algunas prácticas alimentarias.

Finalmente, se midieron vitaminas y minerales en nuevos grupos poblacionales y se amplió el


espectro incluyendo Vitamina D y Yodo. Adicionalmente, se incorporó dentro de las mediciones
antropométricas la circunferencia de cintura en población de 13 a 17 años.

Este documento aborda en su primer capítulo, los principales aspectos metodológicos que
ayudan a la aprehensión del diseño, desarrollo y alcances de la Encuesta para facilitar la
comprensión y reducir el riesgo de inadecuadas interpretaciones. En el segundo capítulo
se contempla la conceptualización de los determinantes sociales de la situación nutricional
definidos para la ENSIN 2015.

En el capítulo tercero se abordan los determinantes estructurales desde el contexto externo


a la Encuesta, seguido de los determinantes intermedios y finalizando con los determinantes
singulares, presentados por el curso de vida y sus etapas. En el cuarto capítulo se presenta
la situación nutricional por indicadores antropométricos y biológicos, que surgen del estudio
de los determinantes expuestos. Los análisis incluidos en los capítulos 3 y 4, se presentan
por las variables de equidad definidas para la Encuesta: sexo, pertenencia étnica, índice de
riqueza y ubicación en el territorio (regiones y concentración de población), que buscaron
identificar y analizar inequidades; así mismo, se incluyeron algunas variables de contraste que
complementaron y fortalecieron los análisis.

En los determinantes intermedios se presentan los análisis del componente cualitativo, con
importantes hallazgos como la desaparición paulatina de preparaciones tradicionales, el acceso
a alimentos principalmente a través del dinero, la preferencia de productos “industrializados” -
entre otra razones por la posición social, menor tiempo destinado a estar en los hogares, cambios
en las dinámicas de preparación de alimentos, entre otras-, en contraste con las comidas caseras,
las frutas o las verduras. Así mismo, la seguridad alimentaria como determinante intermedio,
evidenció la escasa reducción de la inseguridad alimentaria en los hogares colombianos, en
donde aproximadamente uno de cada dos vive en esta situación, con el agravante que el 8,5 %
de ellos se encuentra en condiciones severas de inseguridad alimentaria

De los determinantes singulares se encontró, entre otros, una alta proporción de niños y niñas
que recibieron leche materna al nacer. Sin embargo, al analizar la continuidad de la práctica, se
observa una reducción sustancial y una incorporación temprana de alimentos antes de los seis
meses de edad. En este mismo nivel de análisis se muestra bajo porcentaje de cumplimiento de
recomendaciones de juego activo y actividad física, altas prevalencias de tiempo excesivo frente

Versión 2 31
a las pantallas y el posicionamiento dentro de los alimentos de mayor consumo, los alimentos
procesados como bebidas carbonatadas, dulces y chocolates industrializados, alimentos en
paquete, bebidas saborizadas, entre otros.

Respecto a los determinantes sociales de la situación nutricional, en los niños y niñas menores
de 5 años, hay reducciones en el retraso en talla, anemia y zinc, coexistiendo con un aumento
de la desnutrición aguda, las deficiencias de hierro y de vitamina A. En contraste, el exceso de
peso en las demás etapas del curso de vida mostró un aumento sostenido con respecto a las
mediciones anteriores, siendo la población del área resto donde la velocidad de crecimiento ha
sido mayor en el trascurso del tiempo.

Los análisis desarrollados exhiben las diferencias territoriales, las inequidades entre las áreas, y
las amplias brechas por sexo y etnia que históricamente han marcado el devenir en la situación
nutricional del país, siendo los indígenas y afrodescendientes los más vulnerables.

La ENSIN 2015 nos invita a redoblar los esfuerzos para avanzar en el cumplimiento de las metas
nacionales e internacionales planteadas en la Política de Seguridad Alimentaria y Nutricional,
el Plan Nacional y Planes Territoriales de Seguridad Alimentaria y Nutricional, en los Objetivos
del Desarrollo Sostenible (ODS), el Plan Decenal de Salud Pública, el Plan Decenal de Lactancia
Materna y otros compromisos de política pública que se relacionan con la seguridad alimentaria
y nutricional del país.

Finalmente, se exalta el esfuerzo intersectorial de las entidades gubernamentales, la cooperación


internacional y de aliados estratégicos que permitieron entregar la evidencia en los avances, y
al mismo tiempo, los múltiples desafíos que en alimentación y nutrición debe enfrentar el país
en los próximos años.

32 Versión 2
Versión 2 33
SIGLAS TD: Transición Demográfica
TGF: Tasa Global de Fecundidad
AIEPI: Estrategia de Atención Integrada a las TGP: Tasa Global de Participación
Enfermedades Prevalentes de la Infancia TNE: Tasa Neta de Escolaridad
AJC: Adultos Jóvenes en el área Cabecera UCM: Unidad Cuarta de Muestreo
AMAR: Adultos Mayores en el Área Resto Unicef: United Nations International Children's
CDC: Centers for Disease Control and Emergency Fund
Prevention UPM: Unidad Primaria de Muestreo
CDSS: Comisión de los Determinantes Sociales USM: Unidad Secundaria de Muestreo
de la Salud UTM: Unidad Terciaria de Muestreo
CSI: Coping Strategies Index YRBSS: Youth Risk Behavior Surveillance System
CV: Coeficiente de Variación ED: Enfermedad Diarreica
DANE: Departamento Administrativo Nacional IRA: Infección Respiratoria Aguda
de Estadística
DNP: Departamento Nacional de Planeación
DPS: Departamento Administrativo para la
Prosperidad Social
DSS: Determinantes Sociales de la Salud
ELCSA: Escala Latinoamericana y Caribeña de
Seguridad Alimentaria
ENSIN: Encuesta Nacional de la Situación
Nutricional
GABAS: Guías Alimentarias Basadas en
Alimentos
GPS: Global Positioning System
IAMI: Instituciones Amigas de la Mujer y de la
Infancia
ICBF: Instituto Colombiano de Bienestar Familiar
INS: Instituto Nacional de Salud
INSAH: Inseguridad Alimentaria en el Hogar
IR: Índice de Riqueza
LGTBI: Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales
e Intergénero
MEF: Mujeres en edad fértil
MMPI: Método de Múltiples Pasos Iterativos
ODM: Objetivos de Desarrollo del Milenio
ODS: Objetivos de Desarrollo Sostenible
OMS: Organización Mundial de la Salud
ONG: Organismo No Gubernamental
OPS: Organización Panamericana de la Salud
p.p.: Puntos porcentuales
PAE: Programa de Alimentación Escolar
PCR: Proteína C Reactiva
PIB: Producto Interno Bruto
PND: Plan Nacional de Desarrollo
R24: Recordatorio 24 horas
RIEN: Recomendaciones de Ingesta de Energía
y Nutrientes
SAN: Seguridad Alimentaria y Nutricional
Sisbén: Sistema de Selección de Beneficiarios
para Programas Sociales
TBE: Tasa Bruta de Escolaridad

34 Versión 2
UNIDADES

µg/dL: microgramos por decilitro


µg/L: microgramo por litro
cm: centímetro
g/dL: gramos por decilitro
g: gramos
Kg/F: kilogramo-fuerza
kg: kilogramos
mg/dL: miligramos por decilitro
mm: milímetro
ng/mL: nanogramo por mililitro
nmol/L: nanomol por litro
pg/mL: picogramos por mililitro
ppb: partes por billón
ppm: partes por millón
rpm: revoluciones por minuto

Versión 2 35
Foto: Diego Caucayo

Capítulo 1
Metodología

Versión 2 37
1 TIPO DE ESTUDIO para Colombia”. Para su cumplimiento, este
estudio abarca población colombiana entre 0
Y POBLACIÓN y 64 años de edad, y los indicadores se analizan
de acuerdo con el modelo de determinantes
La Encuesta Nacional de la Situación sociales de la situación nutricional definidos
Nutricional en Colombia 2015 es una para la Encuesta.
operación estadística, enmarcada dentro
de la Muestra Maestra de Hogares para El enfoque adoptado para esta versión implicó
Estudios en Salud del Sistema Nacional de la revisión, ajuste e inclusión de variables,
Estudios y Encuestas Poblacionales para la indicadores y grupos poblacionales no
Salud, desarrollada e implementada en el explorados previamente en la ENSIN, lo cual
2013 por el Ministerio de Salud y Protección permitió un mejor análisis y la incorporación de
Social, con el fin de garantizar un enfoque una estructura que evidenciara los hallazgos de
integral y de complementariedad desde el la Encuesta por etapas del curso de vida, dándole
punto de vista temático y de las poblaciones prioridad a las personas y no a los eventos y,
objeto de investigación, en términos de además, identificando inequidades, es decir, las
representatividad y desagregación similar diferencias injustas y evitables que se presentan
de los resultados, la cual garantiza cobertura en la situación nutricional de los individuos por
nacional con representatividad cabecera las condiciones diferenciales de sexo, etnia,
(clase 11) y resto (clase 2 y 32) para seis regiones, ubicación en el territorio o por condiciones
catorce subregiones y 32 departamentos. socioeconómicas, incorporando los resultados
de determinantes estructurales, intermedios y
Para la ENSIN 2015 se planteó como objetivo singulares en el análisis de la información.
“analizar la situación alimentaria y nutricional
de la población colombiana, enmarcada A continuación, se presenta la evolución de los
en el modelo de determinantes sociales enfoques y desarrollos temáticos de la ENSIN en
definidos como insumo para la formulación, su serie 2005, 2010 y 2015, para evidenciar de
seguimiento y reorientación de políticas manera práctica la inclusión de los desarrollos
públicas de seguridad alimentaria y nutricional temáticos en esta versión de la Encuesta.

Figura 1. Evolución, enfoque y contenidos temáticos de la ENSIN 2005, 2010 y 2015


ENSIN 2005 ENSIN 2010 ENSIN 2015
Condición salud Enfoque de riesgo Determinantes sociales
Antropometría de 0-64 años Antropometría 0-64 años Antropometría 0-64 años /Autopercepción

Lactancia Materna y Alimentación Lactancia Materna y Alimentación Lactancia Materna y Alimentación Complementaria – Ind. OMS/UNICEF
Complementaria (ENDS) Complementaria (ENDS)
Vitaminas y Minerales de Interés en Salud Pública – Yodo – Vit. D
Bioquímica Bioquímica
Seguridad Alimentaria- Estrategias de afrontamiento –Experiencias
Ingesta Dietética Prácticas de Alimentación autoconsumo - Ingesta Dietética, Hábitos Alimentarios (Dllo Cualitativo)
– Prácticas alimentarias
Percepción de la Seguridad Alimentaria Percepción de la Seguridad Alimentaria
Actividad Física Comportamientos Sedentarios en el curso de vida -
Actividad Física Actividad Física Fuerza Prensil

Tiempo Dedicado a Ver TV Tiempo Dedicado a Ver TV Población, territorio, salud, condiciones socioeconómicas

Autopercepción del Peso Corporal Autopercepción del Peso Corporal

Autoreporte de HTA y Diabetes

1. Delimitación geográfica definida por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) para fines estadísticos, alusiva al área
geográfica delimitada por el perímetro censal. En su interior se localiza la sede administrativa del municipio (alcaldía).
2. Compuesta por:
Centro poblado: concepto creado por el DANE con fines estadísticos, para la identificación y localización geográfica de núcleos o asentamientos
de población. Se define como una concentración mínima de veinte (20) viviendas contiguas, vecinas o adosadas entre sí, ubicada en el área
resto municipal o en un área no municipalizada (corregimiento departamental). Contempla los núcleos de población de los corregimientos
municipales, inspecciones de policía y caseríos.
Área resto municipal: delimitación geográfica definida por el DANE con fines estadísticos, comprendida entre el perímetro censal de las
cabeceras municipales y de los centros poblados y el límite municipal. Se caracteriza por la disposición dispersa de viviendas y de explotaciones
agropecuarias existentes en ella.

38 Versión 2
Así mismo, para esta versión, el operativo de la población mínima exigida. Las UPM
campo se desarrolló de manera independiente de mayor tamaño poblacional fueron de
a los demás estudios poblacionales ejecutados, inclusión forzosa (IF) en la muestra, con
permitiendo reducir el desgaste de la fuente probabilidad uno. La línea divisoria del
(agotamiento de los informantes) y mejorando tamaño se estableció en función del tamaño
los procesos técnicos de supervisión internos, promedio de los estratos.
como de los investigadores y las entidades
líderes de la Encuesta. Las Unidades Secundarias de Muestreo (USM)
fueron seleccionadas previa estratificación
por área. En el área cabecera de cada UPM
se conformaron grupos de manzanas
2 UNIVERSO contiguas del mismo sector y sección censal
DE ESTUDIO y se determinó que cada USM debería contar
con mínimo 96 viviendas, con el objetivo de
DESARROLLO conformar segmentos con 12 viviendas en
CUANTITATIVO promedio. En el área resto, la sección fue lo
mínimo de empadronamiento censal, la cual
El universo de estudio para la Encuesta usualmente tiene más de 100 viviendas.
Nacional de la Situación Nutricional de
Colombia (ENSIN 2015) está constituido por Dentro de las USM se seleccionaron las
la población civil no institucional residente Unidades Terciarias de Muestreo (UTM), las
habitual de los hogares de todo el territorio cuales fueron segmentos en promedio de 12
nacional. Al igual que en las anteriores viviendas contiguas. Las manzanas con menos
versiones, no fue considerada el área resto de de 6 viviendas se juntaron con una vecina de la
los municipios ubicados en las regiones de misma sección para conformar un segmento.
Orinoquía y Amazonía, dada su alta dispersión Bajo este diseño, todas las viviendas o Unidad
y la baja densidad poblacional. Como Cuarta de Muestreo (UCM) se debían Encuestar,
sin realizar alguna selección en esta etapa.
referencia, se utilizó como marco muestral el
Censo de Población y Vivienda del 2005 del
2.1.1 DISEÑO MUESTRAL
Departamento Administrativo Nacional de
Y SUBMUESTRAS DE LA ENSIN 2015
Estadística (DANE).
A partir de la Muestra Maestra del MSPS descrita,
se definió la submuestra probabilística de
2.1 DISEÑO MUESTRA MAESTRA segmentos para la ENSIN 2015. Las UCM que
fueron las viviendas tuvieron probabilidad de
La Muestra Maestra de Hogares para Estudios inclusión igual a 1, es decir, que todas las viviendas
en Salud fue diseñada por el Ministerio de listadas dentro de los segmentos considerados
Salud y Protección Social (MSPS). El diseño de entraron en la muestra. En estas viviendas se
muestra implementado en la consecución aplicaron los módulos del instrumento de
de la muestra maestra fue probabilístico, de vivienda, personas, antropometría, mujer y
conglomerados, estratificado y polietápico. seguridad alimentaria.
En la primera etapa se seleccionaron
Unidades Primarias de Muestreo (UPM) Para los módulos de actividad física, fuerza
conformadas por municipios de más prensil, prácticas de alimentación, primer
de 7 500 habitantes; este fue el tamaño y segundo recordatorio de 24 horas, orina
mínimo considerado para sustentar los (para determinación de yodo) y vitaminas
tamaños muestrales previstos a este nivel. y minerales, se plantearon submuestras
Los municipios con menos población probabilísticas anidadas en función del
se unieron con municipios vecinos de requerimiento de muestra por región y grupo
similares características socioeconómicas, etario de las personas que se encontraban en
y del mismo departamento, para completar los hogares de la muestra.

Versión 2 39
La selección de la submuestra de un recolectó en 4.739 segmentos ubicados en
componente se realizaba de los que habían 295 municipios de los 32 departamentos del
sido escogidos en el componente que país y Bogotá.
requería de más muestra. Con esto se buscó
que un conjunto de personas pudiera tener El tamaño de muestra por cada componente
información de más de uno de estos módulos de la ENSIN 2015 se determinó según los
en los que aplicara. No todas las personas requerimientos de desagregación y de
aplicaban a los mismos componentes y el comparación de los resultados con las
requerimiento de muestra no era el mismo siguientes versiones de la ENSIN.
para todos.
El siguiente cuadro resume las coberturas
2.1.1.1 TAMAÑO DE MUESTRA a nivel nacional y por desagregaciones
DE LA ENSIN 2015 territoriales de cabecera - resto y por regiones
para cada uno de los desarrollos temáticos
La Encuesta efectiva se llevó a cabo en de la Encuesta, identificando, además, el
una muestra de 44 202 hogares de la zona porcentaje de entrevistados, rechazos y otros
cabecera y resto. Se encontraron 151 343 resultados (ausente temporal, ausente no
personas, de las cuales 12 923 (8,5 %) fueron recuperable, vivienda desocupada, cambio
niños y niñas de 0 a 4 años. La muestra se de uso de vivienda, etc.).

Cuadro 1. Coberturas formularios – desarrollos temáticos por región,


concentración de población y total nacional

Concentración
Región
poblacional
Característica Total
Orinoquía -
Cabecera Resto Atlántico Oriental Bogotá Central Pacífica
Amazonía

Formulario Hogar - Encuesta de hogar

Proyectados 39 343 12 657 11 991 7 488 7 987 4 005 12 698 7 831 52 000

Seleccionados 47 807 14 754 13 985 9 332 9 243 5 270 15 365 9 366 62 561

Hogares no
3 234 1 428 972 728 850 193 1 115 804 4 662
ocupados

Rechazos 2 432 111 374 435 130 649 635 320 2 543

Ausente u otros
9 107 2 047 1 820 1 375 1 843 1 760 2 783 1 573 11 154
motivos

Hogares
33 034 11 168 10 819 6 794 6 420 2 668 10 832 6 669 44 202
entrevistados

Porcentaje de
84,0 % 88,2 % 90,2 % 90,7 % 80,4 % 66,6 % 85,3 % 85,2 % 85,0 %
cobertura

Formulario Hogar - Seguridad alimentaria en el hogar

Proyectados 39 343 12 657 11 991 7 488 7 987 4 005 12 698 7 831 52 000

Seleccionados 33 026 11 161 10 817 6 793 6 419 2 664 10 825 6 670 44 188

Rechazos 22 5 3 3 1 4 14 2 27

Ausente u otros
22 3 2 4 2 2 9 7 26
motivos

Hogares
32 982 11 153 10 812 6 786 6 416 2 658 10 802 6 661 44 135
entrevistados

Porcentaje de
83,8 % 88,1 % 90,2 % 90,6 % 80,3 % 66,4 % 85,1 % 85,1 % 84,9 %
cobertura

40 Versión 2
Concentración
Región
poblacional
Característica Total
Orinoquía -
Cabecera Resto Atlántico Oriental Bogotá Central Pacífica
Amazonía

Formulario Hogar - Encuesta antropometria

Proyectados 146 650 47 178 48 174 27 666 29 539 13 981 45 717 28 751 193 828
Seleccionados 101 896 35 756 38 720 19 807 20 420 8 222 31 497 18 986 137 652
Persona en
condición de
1 026 384 377 218 185 61 365 204 1 410
discapacidad o
enferma
Rechazo 1 071 190 240 218 92 198 402 111 1 261
Ausente u otros
8 456 2 327 2 220 1 839 1 535 821 2 987 1 381 10 783
motivos
Personas
91 343 32 855 35 883 17 532 18 608 7 142 27 743 17 290 124 198
entrevistados
Porcentaje de
62,3 % 69,6 % 74,5 % 63,4 % 63,0 % 51,1 % 60,7 % 60,1 % 64,1 %
cobertura

Formulario mujer

Proyectados 10 193 3 530 3 737 1 785 2 435 1 062 2 815 1 889 13 723
Seleccionados 8 730 3 151 3 419 1 662 1 998 733 2 441 1 628 11 881
Rechazo 33 4 7 6 2 9 10 3 37
Ausente u otros
222 68 62 58 42 28 65 35 290
motivos
Personas
8 475 3 079 3 350 1 598 1 954 696 2 366 1 590 11 554
entrevistadas
Porcentaje de
83,1 % 87,2 % 89,6 % 89,5 % 80,2 % 65,5 % 84,0 % 84,2 % 84,2 %
cobertura

Formulario actividad física y comportamientos sedentarios

Proyectados 30 937 9 953 6 975 6 781 6 892 6 600 6 890 6 752 40 890
Seleccionados 29 526 10 031 7 827 6 847 7 329 2 928 8 682 5 944 39 557
Rechazo 617 90 104 149 70 84 210 90 707
Ausente u otros
2 450 539 448 535 622 364 568 452 2 989
motivos
Personas
26 459 9 402 7 275 6 163 6 637 2 480 7 904 5 402 35 861
entrevistadas
Porcentaje de
89,6 % 93,7 % 92,9 % 90,0 % 90,6 % 84,7 % 91,0 % 90,9 % 90,7 %
cobertura

Formulario prácticas de alimentación de interés en nutrición y salud pública

Proyectados 24 135 7 765 7 356 4 593 4 899 2 459 7 789 4 804 31 900
Seleccionados 23 391 7 937 6 192 5 618 5 736 2 236 7 536 4 010 31 328
Rechazo 504 74 78 136 57 67 189 51 578
Ausente u otros
1 532 315 220 342 438 204 440 203 1 847
motivos
Personas
21 355 7 548 5 894 5 140 5 241 1 965 6 907 3 756 28 903
entrevistadas
Porcentaje de
88,5 % 97,2 % 80,1 % 111,9 % 107,0 % 79,9 % 88,7 % 78,2 % 90,6 %
cobertura

Versión 2 41
Concentración
Región
poblacional
Característica Total
Orinoquía -
Cabecera Resto Atlántico Oriental Bogotá Central Pacífica
Amazonía

Formulario recordatorio de 24 horas (primer recordatorio)


Proyectados 29 961 9 639 7 395 6 515 6 764 3 901 8 217 6 808 39 600
Seleccionados 27 641 9 458 7 554 6 457 6 832 2 607 8 767 4 882 37 099
Rechazo 661 90 97 164 71 95 248 76 751
Ausente y otros
1 853 399 278 439 520 246 524 245 2 252
motivos
Personas
25 127 8 969 7 179 5 854 6 241 2 266 7 995 4 561 34 096
entrevistadas
Porcentaje de
83,9 % 93,0 % 97,1 % 89,9 % 92,3 % 58,1 % 97,3 % 67,0 % 86,1 %
cobertura

Formulario recordatorio de 24 horas (segundo recordatorio)


Proyectados 4 922 1 583 1 215 1 071 1 245 390 1 459 1 125 6 505
Seleccionados 4 674 1 572 1 246 882 1 208 408 1 319 1 183 6 246
Rechazo 236 33 51 31 29 27 83 48 269
Ausente y otros
1 032 333 216 195 282 135 257 280 1 365
motivos
Personas
3 406 1 206 979 656 897 246 979 855 4 612
entrevistadas
Porcentaje de
69,2 % 76,2 % 80,6 % 61,3 % 72,0 % 63,1 % 67,1 % 76,0 % 70,9 %
cobertura

Formulario de vitaminas y minerales


Proyectados 37 706 12 131 10 972 7 987 8 757 4 124 9 642 8 355 49 837
Seleccionados 34 644 12 883 11 051 7 859 8 349 3 031 10 871 6 366 47 527
Rechazo 2 228 438 437 714 384 264 618 249 2 666
Ausente y otros
2 555 867 589 684 819 230 765 335 3 422
motivos
Personas
29 861 11 578 10 025 6 461 7 146 2 537 9 488 5 782 41 439
entrevistadas
Porcentaje de
79,2 % 95,4 % 91,4 % 80,9 % 81,6 % 61,5 % 98,4 % 69,2 % 83,1 %
cobertura

3 SELECCIÓN denominación de Áreas Culturales Alimentarias.


Este concepto tuvo como base los resultados
DE ÁREAS del ejercicio desarrollado por el Ministerio de
CULTURALES Educación Nacional y la Universidad Nacional de
Colombia para la Formulación del Programa de
ALIMENTARIAS Alimentación Escolar (PAE) (1), el cual pretendía
explicar que las regiones del país, en términos
Para la recolección de información del desarrollo alimentarios, tienen configuraciones particulares
cualitativo, se partió de la revisión de ejercicios en que no obedecen a una delimitación político-
los cuales se delimitaba la alimentación nacional administrativa.
en torno a hábitos, paisajes, culturas y valores
comunes. Por tanto, se acordó que este desarrollo Para la selección de los municipios en los que
temático en particular tendría en cuenta una se realizó el desarrollo operativo en cada una de
localización de regiones distintas a la Encuesta las áreas culturales alimentarias identificadas, se
en su desarrollo cuantitativo, dándoles la tuvieron en cuenta criterios como:

42 Versión 2
• Contacto y tránsito entre área cabecera y • Presencia de algún grupo de población
el área resto3. étnicamente diferenciado (área resto).
• Enclaves migratorios (receptores y • Fácil acceso
expulsores de población).
• Diversidad
• Presencia de programas de asistencia
alimentaria.

Cuadro 2. Municipios seleccionados por área cultural alimentaria

Área cultural alimentaria Municipio – Departamento seleccionado

Litoral Pacífico Tumaco, Nariño

Amazonía Puerto Nariño, Amazonas

Orinoquía Paz de Ariporo, Casanare

Eje Cafetero La Virginia, Risaralda

Costa y Sabana Caribe Lorica, Córdoba

Depresión Momposina y Mojana Magangué, Bolívar

Andina Norte Fredonia, Antioquia

Andina Centro Chiquinquirá, Boyacá

Andina Sur La Plata, Huila

Insular: San Andrés y Providencia San Andrés y Providencia

Magdalena Medio San Vicente de Chucurí, Santander

Capitales Bogotá, D.C.

En cada municipio se desarrollaron dos grupos Adicionalmente, se realizaron entrevistas


focales: uno con población4 de Adultos Jóvenes a personas de la comunidad, que fueron
en el área Cabecera (AJC) y otro con Adultos seleccionadas por tener una participación
Mayores en el Área Resto (AMAR). En cada activa en los grupos focales. De manera
grupo focal se contempló un número mínimo complementaria, se llevaron a cabo
de 6 personas y máximo de 15. Se realizaron dos entrevistas dirigidas a funcionarios5 de
sesiones por grupo: una de abordaje y confianza instituciones relacionadas con asistencia
y otra de profundización (2). Se contó con en salud y nutrición, y que conocieran
preguntas que permitieron orientar la discusión de manera cercana a la población, sus
y buscaron ampliar la participación en torno a problemáticas y fortalezas en el tema de
las precategorías del desarrollo temático. alimentación.

3. La definición de resto y cabecera de las áreas culturales alimentarias establecidas en el desarrollo cualitativo cumplen en su generalidad con
la presentada para la definición de la muestra de la Encuesta. Por tanto, los adultos mayores en el área resto obedecen a los individuos que
residían en núcleos o asentamientos de población, en donde existían concentraciones mínimas de veinte (20) viviendas contiguas, vecinas o
adosadas entre sí, ubicadas en el área resto municipal o en un área no municipalizada y a aquellos pobladores que habitaban asentamientos
caracterizados por la disposición dispersa de viviendas y de explotaciones agropecuarias existentes en ella. Los adultos jóvenes en el área
cabecera se identificaron como aquellos que habitaban en el área geográfica delimitada por el perímetro censal y que en su interior se localiza
la sede administrativa del municipio (alcaldía).
4. Para la selección de la población participante en los grupos focales y entrevistas se procuró contar de manera equitativa con hombres y con
mujeres embarazadas y lactantes. Así mismo, que estos fueran cuidadores de niños, niñas y adolescentes, pues este rol les permite conocer las
decisiones sobre lo que se come, cómo se lo come, cómo se prepara y las preferencias o gustos de otros miembros del hogar.
5. Médicos, contratistas, enfermeras, nutricionistas, encargados de áreas de nutrición o de la implementación de programas, planes y proyectos
en temas nutricionales y alimentarios.

Versión 2 43
Como una herramienta adicional, se utilizaron • Instrumentos de recolección: claridad de
los diarios de campo diligenciados por los las preguntas, utilidad de orientaciones
profesionales encargados de la recolección contenidas en los formularios para guía
de información, como un ejercicio libre y de la Encuesta, facilidad de uso del
complementario a las relatorías de los grupos instrumento diagramado.
focales. En estos se consignaron observaciones,
reflexiones y perspectivas analíticas que • Aplicación de metodologías, uso
permitieran tener la visión de los profesionales de equipos y medidas de seguridad
sobre su quehacer en campo. definidas para la toma de mediciones
antropométricas, fuerza prensil, sangre y
orina, así como de ingesta de alimentos
4 PRUEBA PILOTO por recordatorio de 24 horas.

• Tiempos de aplicación y desgaste de fuente


Con el fin de revisar y adecuar los
en casos de único informante idóneo.
procedimientos operativos y los instrumentos
de recolección de información, previo a su
• Manuales de apoyo al proceso de
aplicación definitiva, y dada la especificidad
recolección.
de los componentes temáticos y sus
metodologías, antes del desarrollo de la
• Esquema del operativo de campo.
prueba piloto se realizaron pruebas pretest,
de escritorio y pruebas en terreno.
• Formatos y mecanismos de seguimiento
del sistema de control de la calidad de la
Para la prueba piloto, el municipio seleccionado
información.
fue Cumaral del departamento del Meta,
según criterios establecidos, en donde se
• Funcionamiento del sistema de captura y
debía contar con un número de segmentos
trasmisión de datos.
suficientes en áreas cabecera y resto, simulando
las condiciones de desplazamiento, búsqueda
• Selección de las submuestras manuales
de hogares y consecución de entrevistas y
en caso de no poder utilizarse el sistema
mediciones propias de la Encuesta.
de captura.
La capacitación para la prueba piloto se
realizó entre el 16 y el 22 de septiembre del
2015, para el personal encargado de aplicar 5 CONVOCATORIA Y
las metodologías cualitativas (para el análisis
de hábitos alimentarios), así como aquellas
SELECCIÓN DEL
relacionadas con el desarrollo cuantitativo. La PERSONAL
ejecución de la prueba tuvo lugar del 23 al 27
de septiembre del mismo año. La ENSIN 2015 tiene una gran especificidad
temática que implica la vinculación de
Posterior al desarrollo de la prueba piloto y a profesionales con formación particular: uno
los ajustes realizados a los instrumentos de de ellos es de alta demanda laboral y limitada
recolección, y contando con profesionales oferta, como es el caso de los nutricionistas, y
familiarizados con los formularios, se en segundo orden, los bacteriólogos.
ejecutaron dos ejercicios más en la ciudad de
Bogotá, lo que permitió ajustar, de acuerdo La coordinación de selección de personal
con los hallazgos, la extensión de preguntas y se desarrolló desde la Unión Temporal (UT),
el funcionamiento de la Encuesta en terreno. constituida para el desarrollo del operativo de
campo, que realizó el estudio de las hojas de vida
En el desarrollo de las diferentes pruebas, se recibidas y el proceso de convocatoria y pruebas
evaluaron: específicas para su vinculación a la capacitación.

44 Versión 2
Solo aquellas personas que aprobaron el curso conceptual, marco muestral, alcance,
de capacitación fueron consideradas como calidad estadística.
aptas para contratar por la UT.
• Conceptualización.
5.1 CAPACITACIÓN
• Apropiación: implica practicar lo
La capacitación del equipo de la Encuesta es aprendido - sesiones prácticas.
un requisito clave para la calidad. Este fue un
proceso constante que se llevó a cabo antes y • Socialización para la retroalimentación.
a lo largo del proceso de recolección de la in-
formación, de acuerdo con las especificaciones • Evaluación: el proceso de capacitación
técnicas y logísticas de cada uno de los compo- incluye la aplicación de evaluaciones
nentes y roles, las generalidades de la Encuesta correspondientes por rol designado en
(diseño de muestra y submuestras, funciones y la estructura operativa para seleccionar
roles, calidad estadística, componentes temáti- al personal con las mejores capacidades
cos adicionales, entre otros), la relevancia de la técnicas que aseguren la calidad del dato.
información a recolectar, la sensibilidad de los
datos, el funcionamiento del sistema de captu- El modelo de capacitación contempló
ra, canales de comunicación técnicos y opera- un componente presencial y uno de
tivos, así como las condiciones logísticas y de autoaprendizaje, en los que, a partir de
aceptación de la población. material suministrado por los capacitadores,
se reforzaban las generalidades de la
La capacitación se realizó al personal de todos Encuesta, la recolección de la información y
los niveles del equipo de la Encuesta, desde las características particulares que conforman
los entrevistadores, supervisores, críticos de esta operación estadística. Este material
datos, depuradores de bases, así como a los requería el uso de un computador sin
encargados logísticos de la Encuesta y a los necesidad de conexión a Internet.
profesionales que participaron directamente
desde las diferentes instituciones involucradas Adicional a los procesos de capacitación, y
en la misma. Así, se garantizó que todos los como respaldo al proceso de recolección
implicados conocieran de qué manera se de información y garantía de la unicidad
contribuiría a la calidad de los datos. de los criterios, se contó con manuales de
procesos y procedimientos para cada rol,
Para la ENSIN, el proceso de capacitación se formatos de control diario y pendientes y
realizó en Bogotá de manera centralizada, dadas manual de crítica validación y consistencia
las metodologías, los ejercicios prácticos para (estos últimos para el nutricionista que
las mediciones corporales, la toma de muestras hacía la crítica).
de sangre y orina, así como el desarrollo de
laboratorios de alimentos y de procesamiento Dada la especificidad teórica y
de muestras biológicas que requerían un espacio práctica, y los perfiles necesarios, los
compartido de ejecución y realimentación. días aproximados de capacitación se
calcularon en promedio en 23 días hábiles
Así mismo, teniendo en cuenta la agenda mixta (para los nutricionistas, eran mínimo
entre los contenidos teóricos y la aplicación de 30 días). En la fase de desarrollo del
estos en la práctica, las sesiones de capacitación operativo de campo se realizaron cuatro
se plantearon bajo las siguientes etapas: procesos de capacitación al personal,
debido a la dificultad para la consecución
• Presentación: de cada participante, al y permanencia del recurso humano
igual que del grupo técnico, de apoyo e requerido para la conformación de los 31
institucional. equipos proyectados desde el inicio del
• Introducción: qué es la Encuesta, marco proceso.

Versión 2 45
6 RECOLECCIÓN Por otra parte, la elaboración y asignación
DE INFORMACIÓN de rutas se realizaron teniendo en cuenta el
número de grupos que se conformaron en
La recolección de la información del operativo el transcurso del operativo, el número de
de campo se llevó a cabo entre el 2015 y el nutricionistas de campo en cada cohorte de
2016. El desarrollo cuantitativo se inició el capacitación, el avance en los municipios de
20 de noviembre del 2015, y terminó el 20 manera más rápida y la redistribución de los
de diciembre de 2016; con un receso del segmentos cuando algún grupo ubicado en
23 de diciembre al 14 de febrero del 2016, el mismo municipio se encontraba retrasado.
reconociendo el cambio de las dinámicas en En algunos casos, el cambio de los segmentos
los hogares que imposibilitaba la recolección en un municipio se debió a la priorización de
de manera adecuada. El desarrollo cualitativo aquellos con problemas de orden público o
culminó a finales de abril del 2016. por ser un municipio previsto como zona de
desarme en el marco del posconflicto. De esta
6.1 ESTRUCTURA DE EQUIPOS manera, durante el desarrollo del operativo
de campo se asignaron rutas de trabajo en
Dado el planteamiento del operativo de cinco momentos diferentes.
campo de los componentes cualitativo y
cuantitativo, se planteó la estructura de los 6.2 SUPERVISIÓN
equipos de trabajo en campo de la siguiente
manera: En el marco del desarrollo del operativo de
campo se diseñó un esquema de supervisión
Desarrollo cualitativo: para el cubrimiento operativa, cuyo objeto fue apoyar el
de las 12 áreas culturales alimentarias, se desarrollo técnico y operativo en la ejecución
conformaron 3 equipos compuestos cada de este, para generar llamados de alerta
uno por una nutricionista y un sociólogo o oportunos, fortalecer los procesos técnicos
profesional de ciencias sociales. y velar por la calidad de la información
recolectada. Las visitas permitieron verificar
Desarrollo cuantitativo: teniendo en cuenta la el cumplimiento de las rutas; la planeación
magnitud del operativo de campo diseñado, del trabajo; el cumplimiento de los requisitos
se proyectó la conformación de 31 equipos, de presentación, sensibilización, verificación
cada uno integrado por una supervisora, de la muestra y calibración de los insumos; el
dos Encuestadoras, dos nutricionistas y un desarrollo de las Encuestas y las mediciones;
bacteriólogo. Adicionalmente, se contó el desempeño del sistema de captura; el uso
con ocho nutricionistas “críticas” en campo, de los insumos; la coordinación del operativo;
quienes a su vez eran supervisadas por ocho la convivencia, uso y actualización de los
depuradoras desde la sede central. Así mismo, formatos y el uso de los recursos.
había dos bacteriólogos itinerantes en campo
para los rezagos presentados por el transporte
de muestras a Bogotá y 8 bacteriólogos
de laboratorio en la sede central para el
7 SISTEMA DE
procesamiento en paralelo al operativo de RECOLECCIÓN
campo, de acuerdo con las muestras allegadas.
Para la ENSIN 2015, se diseñó y ejecutó un
Para el desarrollo cuantitativo, a lo largo sistema de captura el cual con el objetivo
del operativo de campo, fue necesaria la que fuera una herramienta de apoyo para
reconfiguración de equipos de trabajo el personal a cargo de la recolección de
dada la renuncia de algunos profesionales, la información, se desarrolló una interfaz
especialmente nutricionistas, así como por que contuviera los aspectos de control más
los ajustes de las estructuras de los grupos. relevantes para la correcta aplicación de la

46 Versión 2
metodología de la ENSIN. Para lograr este Posteriormente, el supervisor generaba el
nivel de control fue necesario integrar: envío de datos, en los que era recopilada
toda la información de muestra, formularios
• Administración de la muestra, creación aplicados y datos de puntos del Global
de viviendas no identificadas en Positioning System (GPS).
muestra maestra, actualización de
nuevas viviendas conocidas después de INTERFAZ DEL ENCUESTADOR:
generada la muestra maestra, creación
de hogares encontrados al momento de Interfaz que permitía ver el listado de
abordar las viviendas. USM asignadas. El Encuestador abordaba
cada vivienda y según la realidad que
• Control del personal de campo en cuanto encontraba podía agregar nuevas viviendas
a grupo y rol asignado. y/u hogares. Para cada hogar se aplicaba el
algoritmo de selección de personas. Con
• Formularios de captura, control estricto el fin de identificar qué personas requerían
de datos heredados de la muestra. formularios específicos, algunos de esos
fueron aplicados por otros roles, de tal manera
• Aplicación de algoritmos de selección de que el Encuestador enviaba información
submuestras. de personas a Encuestar a una nutricionista
específica del grupo y al bacteriólogo.
• Integración de la aplicación de captura de
R24 al control de personas seleccionadas. En esta interfaz se desarrollaron los siguientes
formularios:
Estos aspectos se incluyeron en concordancia
con las actividades de los roles de trabajo del
Formulario Capítulos aplicados
personal que participó en el operativo de
campo. Para ello, se contó con una interfaz o
I. Identificación
menú que controlaba la ejecución de dichas
funciones, tal como se describe a continuación: II. Datos de control
INTERFAZ DEL SUPERVISOR: III. Condiciones
habitacionales
Interfaz donde reposaba la información de la
muestra, la cual se encontraba particionada IV. Condiciones
según la asignación de la ruta a cargo de un socioeconómicas
grupo x. Estas particiones respondían a la
programación de abordaje determinada por V. Características y
la coordinación del operativo de campo. composición del hogar
HOGAR
Desde esta interfaz, el supervisor disponía VI. Educación
del control de la muestra para realizar
asignaciones de segmentos a Encuestar, VII. Actividad económica,
donde se transfería una USM completa al ingresos y gastos
Encuestador.
VIII. Salud y morbilidad
Una vez finalizado el proceso de captura,
con la información recolectada y recibida IX. Antropometría
por el Encuestador, el supervisor generaba
un reporte con el nivel de detalle a persona/ X. Experiencia de
formulario. De esta manera se visualizaba el inseguridad alimentaria en
avance, la cantidad de formularios a aplicar y el hogar últimos 30 días
el estado para cada uno de ellos.

Versión 2 47
Formulario Capítulos aplicados
Capítulos
Formulario
XI. Experiencias protectoras aplicados
de la seguridad alimentaria
en el hogar IV. Actividad física
XII. Estrategias de en preescolares (3
HOGAR a 5 años)
afrontamiento de la
inseguridad alimentaria
V. Actividad física
XIII. Percepción de en escolares (6 a
inocuidad en el hogar 12 años)
I. Identificación
VI. Actividad física
II. Datos de control ACTIVIDAD FÍSICA Y en adolescentes
III. Antecedentes COMPORTAMIENTOS (13 a 17 años)
reproductivos mujeres de SEDENTARIOS VII. Actividad física
10 a 49 años, pregunta 1 en adolescentes
MUJER
a6 gestantes
III. Antecedentes
reproductivos mujeres de 10 VIII. Actividad física
a 49 años, pregunta 7 a 96 en gestantes

IV. Mujeres gestantes IX. Actividad física


personas de 18 -
INTERFAZ DEL NUTRICIONISTA: 64 años

I. Identificación
Interfaz que permitía ver el listado de hogares en
donde debían aplicarse formularios específicos. II. Datos de control
En ella, se ejecutaba el aplicativo específico
de R24, construido bajo los parámetros de la III. Datos del
metodología de los 5 pasos para recolectar informante
la información de alimentos. La interfaz y IV. Información
el aplicativo de R24 fueron ajustados para sobre ingesta
poder compartir la información de llave de
identificación, datos de la persona seleccionada, V. Información
de las personas del hogar y el resultado de la general para el
aplicación del formulario. Posteriormente, se recordatorio
enviaba la información recopilada a la interfaz R24 Y PRÁCTICAS VI. Recordatorio de
del Encuestador, de esta manera se consolidaba DE ALIMENTACIÓN 24 horas
la información a nivel de hogar actualizando el
resultado de cada formulario. VII. Frecuencia de
consumo
En esta interfaz se aplicaron los siguientes
formularios: VIII.
Conocimientos,
actitudes y
Capítulos prácticas en torno
Formulario
aplicados a la sal alimentaria
ACTIVIDAD FÍSICA Y I. Identificación
IX. Inocuidad y
COMPORTAMIENTOS
calidad de los
SEDENTARIOS IV. Datos de control
alimentos

48 Versión 2
INTERFAZ DEL BACTERIÓLOGO:
Capítulos
Formulario
Interfaz que permitía ver el listado de hogares aplicados
en los que debía aplicarse el formulario
específico. Esta interfaz recibía información de III. Sobre las
las dos Encuestadoras de grupo y de igual forma VITAMINAS Y muestras biológicas
enviaba datos de resultados de aplicación a fin MINERALES
de que se consolidaran totalmente los estados IV. Datos de control
de cada formulario/hogar.
Ahora bien, debido a que el sistema de captura
Adicionalmente, esta interfaz ejecutaba un es de niveles jerárquicos, en donde el supervisor
seguimiento a la codificación de muestras disponía de la información para ser compartida
de laboratorio, que consistía en una llave con las Encuestadoras, nutricionistas y
única paralela a la de la Encuesta, con la cual bacteriólogos en forma de asignaciones de
se rotulaban los viales o contenedores de las cargas de trabajo, la información de resultados
muestras biológicas recolectadas. de aplicación efectuada por las bacteriólogas y
nutricionistas no retornaba al supervisor, como
En esta interfaz se aplicó el siguiente sí lo hacía la información de los Encuestadores.
formulario: Esto se debió a que la Encuestadora realizaba la
asignación de componentes y de sus subgrupos
de trabajo. Así mismo, recibía los datos para
Capítulos consolidar la información de los hogares y
Formulario
aplicados para que esta fuera entregada al supervisor de
manera consolidada.
I. Identificación
Para ilustrar el proceso de recolección en campo,
VITAMINAS Y
II. Preguntas se presenta a continuación el diagrama de flujo
MINERALES
vitaminas y de información con el cual el sistema controlaba
minerales los registros que se abordaban diariamente para
el desarrollo de las actividades.

Figura 2. Diagrama de flujo de información para el control


de registros desde el sistema de captura

Muestra asignada al grupo o equipo de trabajo

Menú de administración Novedades a la muestra, nuevas


del Supervisor viviendas identificadas

Menú de administración
del encuestador

Interfaz de administración Interfaz de administración


de nutricionista de bacteriólogo

Aplicación de componentes
Aplicación de componentes Aplicación de componentes

Versión 2 49
7.1 FORMULARIOS DESDE necesario desarrollar cada uno de ellos de la
EL SISTEMA DE CAPTURA siguiente manera:

Como requerimiento propio del software,


para el montaje de los formularios fue

Cuadro 3. Desarrollo de los formularios desde el sistema de captura

CAPA VENTAJA CONTROL

• Define las variables llave. • Llave única.


• Define el nombre, tipo y • Lista de valores válidos en
Diccionario de longitud de las variables. selección única y múltiple.
datos • Define las secciones de • Definición de rangos
preguntas múltiples (matrices) o aceptables en numéricas
sencillas. abiertas.

• Establece el orden en • Obliga a responder todas las


que deben presentarse las preguntas/variables según el
Forma de preguntas/variables. flujo de Encuesta.
captura • Adecua a la mejor manera de • Enfoca al Encuestador/
presentar las preguntas sean o Encuestado en la información
no de matriz. que se está recolectando.

• Permite presentar los textos • Evita sesgos de interpretación


de manera personalizada, por parte del Encuestador.
Personalización
incluyendo los nombres, edades,
de preguntas • Preguntas completamente
preguntas y/o respuestas
registradas anteriormente. claras y leíbles.

• Permite definir sentencias de • Se controlan de manera


código para la aplicación de estándar los flujos de
filtros o saltos, con base en las diligenciamiento, cuáles
instrucciones del formulario. variables se presentan para
• Permite definir sentencias captura y cuáles no.
de código para la aplicación • Se controla la información
Programación de de reglas de validación para capturada verificando contra
formulario detección de errores y/o valores una o más variables la validez
atípicos. del dato. Así mismo, alerta al
• Permite la personalización Encuestador para que confirme
de opciones de respuestas a información en atípico o inusual.
presentar, con base en controles • Se delimitan las opciones
sobre preguntas diligenciadas de respuesta válidas a fin de
con anterioridad. minimizar errores.

• Cada formulario es aplicado


• Permite definir el control desde la interfaz.
del componente aplicado y • Se actualizan en la muestra
Integración con su relación con la muestra o el resultado y estado de cada
interfaz submuestras seleccionadas. componente.
• Se establece control de • Permite consolidar la
resultados de entrevista. información de manera ágil y
estructurada.

50 Versión 2
Estos controles directos sobre los de aplicación de R24 para la recolección de
formularios conllevaban a que en el datos sin que los nutricionistas administraran
sistema no se permitieran registros ese tipo de información.
duplicados. La apertura de formulario a
aplicar se controlaba desde la interfaz, el Para el desarrollo del aplicativo se tuvieron
componente/formulario se aplicó por una en cuenta tanto las preguntas estandarizadas
sola persona y las validaciones se realizaron y su secuencia como el propósito de cada
en tiempo real. Esto permitió mantener un uno de los cinco pasos definidos para el
sistema robusto y uniforme en la forma de diligenciamiento de las variables del R246.
capturar y validar los datos. Adicionalmente, para el registro del tipo y
cantidad de alimentos consumidos por los
Así mismo, como mecanismo de control, se entrevistados, se incorporaron al aplicativo
estableció la relación de preguntas en los las tablas para la codificación de alimentos y
diferentes formularios y se determinó si esa porciones o medidas de estos.
combinación de respuesta se consideraba
error o un dato atípico, de tal manera que se A continuación, se describe cada uno de los
alertara constantemente para corrección o módulos del aplicativo desarrollado para
confirmación. Estas validaciones permitieron los perfiles a cargo de la recolección, crítica
tener un control estandarizado y sistematizado. y depuración de la información del R24,
así como el aplicativo desarrollado para el
alistamiento y conversión de información de
7.2 APLICATIVO DEL SISTEMA DE código de medida o módulo a gramos de
CAPTURA PARA LA RECOLECCIÓN alimentos para su posterior análisis.
DE CONSUMO DE ALIMENTOS POR
RECORDATORIO DE 24 HORAS 7.2.1 MÓDULO DE RECOLECCIÓN

Por la particularidad de la metodología que El módulo se desarrolló en ambiente


escritorio, con el fin de generar planos para la
rige la recolección de la información, fue
sincronización de los datos. Para la generación
necesario realizar un desarrollo especializado
de bases de datos se utilizó Access formato
a fin de presentar al nutricionista los 5 pasos
MDB, por su capacidad y manejo embebido
de la recolección de consumo, preparaciones
en .Net. Este módulo comprende:
e ingredientes. El aplicativo desarrollado fue
incluido al sistema de captura de los restantes
• Capa de Presentación: CSPro y Visual
componentes de la Encuesta y la integración
Studio .NET
permitió que funcionara como cualquier
otro formulario del sistema. Esto quiere decir • Capa de Aplicación: Visual Studio .NET
que se logró controlar la ejecución desde la
• Capa de Datos: Access 2003 (Manejo
interfaz de nutricionista.
embebido en .Net)
El acceso a registro de datos contó con • Integración: CSPro, Visual Studio .NET, MS
el mismo procedimiento de aplicación: Access
seleccionar una USM, una vivienda, un hogar y
la persona a quien correspondía entrevistar. La Para el ingreso del recordatorio, el nutricionista
interfaz enviaba la información requerida para de campo recibía vía USB transferencia de la
ejecutar el control de llaves de identificación, muestra seleccionada para R24 en cada hogar
datos del entrevistado y composición del por parte del Encuestador, activando de esta
hogar, en caso de requerir un informante manera el formulario para su diligenciamiento
idóneo. Esto permitió garantizar la trazabilidad en el aplicativo. La información recolectada

6. La aplicación del método de múltiples pasos iterativos (MMPI) se explica con mejor detalle en el apartado metodológico por desarrollo
temático “Ingesta Dietética (recordatorio de 24 horas)”.

Versión 2 51
era guardada en copias de seguridad, de de Tabla de Composición de Alimentos
manera automática en el computador del (TCA) y de aplicativo.
nutricionista de campo cada vez que cerraba
el aplicativo y a través de transferencia, Con el fin de garantizar la calidad durante el
entregando vía USB al supervisor del grupo proceso de captura de información, además
diariamente y a la nutricionista crítica bajo la de realizar el soporte permanente a los
función “Generar archivo crítica”. profesionales en campo, en el desarrollo del
aplicativo y durante el proceso de recolección,
El aplicativo permitía generar otros reportes de se generaron mallas de validación, de acuerdo
apoyo al nutricionista de campo para el proceso con las opciones o categorías de respuesta y
de recolección de información, específicamente, la secuencia de diligenciamiento de variables
archivo consolidado del listado de alimentos en cada uno de los cinco pasos contemplados
que no tenían código en la tabla de códigos en la metodología de MMPI. Así mismo, se
para reporte (función “Listado de alimentos SIN generaron variables de control automáticas
CODIGO”) y archivo de registros de alimentos, en las que el sistema suministraba información
cuando estos eran consumidos en una del paso en el que se ingresaban o guardaban
institución educativa o de cuidado, facilitando la los datos, hora, fecha y código de la persona
visita a la institución y captura de información que los registraba.
(función “Alimentos Institución”).
Finalmente, para la transferencia de información,
Así mismo, durante el proceso de los nutricionistas de campo diariamente debían
recolección de información en campo enviar vía correo electrónico los R24 completos y
fue necesario realizar actualizaciones del finalizados al nutricionista con el rol de crítica de
aplicativo para optimizar su funcionalidad y campo. Para esto, el aplicativo permitía generar
actualizar la tabla de códigos de alimentos una base consolidada de los recordatorios
y tabla de códigos y medidas. Para este realizados a través de la función: “Generar
proceso se realizaba el envío por correo archivo Crítica”, un archivo con el listado de los
electrónico del “ejecutable” para descarga en R24 realizados y una copia de seguridad de la
la carpeta del aplicativo y posteriormente el información consolidada.
nutricionista de campo realizaba el proceso
de actualización con la función “Actualizar Las funciones descritas se muestran en la
Base de Datos”. Se manejó versionamiento siguiente figura:

Figura 3. Módulo de recolección de información (rol nutricionista de campo)

Ingresar recordatorio

Listado Alimentos SIN


CODIGO

Alimentos Institución

Generar archivo Critica

Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Actualizar Base de Datos


Derechos reservados
Version 2.2 11/11/2016 Version 2.1 4/11/2016
Sincronizar

52 Versión 2
7.2.2 MÓDULO CRÍTICA Al igual que en el módulo de recolección de
Y DEPURACIÓN DE INFORMACIÓN información, se realizaron actualizaciones del
(ROL CRÍTICA DE CAMPO aplicativo para optimizar su funcionalidad y
Y DEPURADORA) actualizar la tabla de códigos de alimentos
y tabla de códigos y medidas. También, para
De manera simultánea a la recolección cada rol (crítica o depuradora) se programaron
de información en campo, se realizaron consultas predeterminadas en el aplicativo
los procesos de crítica y depuración por tipo de alimento y variables del R24,
de información del R24, para lo cual se con el fin de realizar el proceso de manera
desarrolló un módulo particular en el estandarizada y oportuna.
aplicativo de sistemas en Access, con las
mismas características y especificaciones En todos los procesos de consolidación y
del módulo de recolección de información. transferencia de información entre los diferentes
En este módulo se importaban los archivos roles se generaron backups identificados con
enviados por el nutricionista de campo el código de nutricionista, la fecha y hora de
para realizar las correcciones de este nivel y envío y copias de respaldo para salvaguardar la
posteriormente generar el archivo base para información. Igualmente, el aplicativo de crítica
ser enviado a nivel central a la depuradora y depuración generaba variables de control
por medio de la función “Generar archivo automáticas permitiendo la trazabilidad del
central”. dato y los cambios realizados.

Figura 4. Módulo crítica y depuración de información


(rol crítica de campo y depuradora)

7.2.3 MÓDULO ALISTAMIENTO Y unidad de medida (gramos). Este proceso


PROCESAMIENTO DE INFORMACIÓN se llevó a cabo, igualmente, por medio del
diseño y programación de un aplicativo en
Posterior a la fase de recolección de la plataforma de desarrollo .Net, en el que
información, se desarrolló un aplicativo para cada una de las funciones se estructuraron de
el alistamiento y procesamiento de la base manera independiente por módulos, acordes
de datos de R24, con el fin de obtener la con los protocolos de depuración, variables
información de alimentos, ingredientes y de control y auditoría, con el fin de tener la
preparaciones consumidas en una misma trazabilidad de la información.

Versión 2 53
El aplicativo se diseñó teniendo en Para esto, se generaron en el aplicativo diferentes
cuenta las características de registro de la funciones secuenciales por tipo de alimento. Así
información por Tipo de Alimento (TA), el mismo, se incorporaron las bases insumo (bases
código y nombre del alimento en la Base de pesos y medidas), la tabla de densidades,
de Composición de Alimentos (BCA) y las la tabla de porcentaje de absorción de grasa
necesidades de realizar ajustes dadas las y la base de datos de factores de conversión
modificaciones que podían tener en la y corrección, para, finalmente, obtener la
cantidad los alimentos por tipo de peso, información de gramos netos consumidos de
método de cocción, densidad y absorción cada alimento en una nueva variable en la base
de grasa. de datos consolidada de R24 para su análisis.

Figura 5. Módulo de alistamiento y procesamiento de información

7.3 CONTROL DE SUBMUESTRAS Los ajustes de los tamaños a seleccionar se


enviaron en paquetes de actualizaciones
DESDE EL SISTEMA DE CAPTURA
que se descargaban e instalaban en cada
equipo de Encuestador, pues en esta
Debido a que el diseño muestral requirió un
interfaz es donde se ejecutó la selección se
estricto seguimiento de los algoritmos de
submuestras.
selección de los componentes en los diferentes
subgrupos etarios, fue necesario realizar análisis 7.3.1. CONTROL DE MUESTRAS
periódicos de cómo se comportaba la selección DE LABORATORIO
sujeta a la cantidad de individuos esperados
y que realmente fueron identificados como Desde la concepción del sistema de captura
susceptibles de selección. Los resultados se diseñaron y establecieron controles a la
de estos análisis arrojaban la necesidad de codificación de las muestras a recolectar. Los
aumentar y/o disminuir las cantidades de siguientes son los aspectos sobre los cuales se
personas seleccionables principalmente, a fin basa ese control:
de mantener la rigurosidad del diseño muestral,
pero también el equilibrio del desarrollo del • El INS generó códigos únicos consecutivos
trabajo de campo y los costos asociados. para el rotulado.

54 Versión 2
• Cada grupo de trabajo (bacteriólogo) tuvo las reglas de selección para cada componente.
a su cargo la numeración consecutiva de Según el grupo etario y el sexo, las personas
una “x” cantidad de rótulos. seleccionadas se registraron en la estructura de
muestra, lo que permitió contar con el estado de
• Esa asignación de rótulos por grupo se aplicación hasta la unidad final de observación
cargó en cada equipo, según el número de manera unificada y centralizada.
de grupo de trabajo.
Dado que la aplicación de los componentes
• El sistema informaba al bacteriólogo cuál se asoció al cargo o rol del personal, los datos
rótulo era el siguiente en la utilización. se transferían a los equipos correspondientes
en los que se procesaban y retornaban
• El bacteriólogo utilizaba el código para los estados de aplicación y los formularios
adherir en el consentimiento informado, diligenciados para consolidar la información.
en los tubos de ensayo y viales a utilizar.
7.5 SOFTWARE UTILIZADOS EN
• El bacteriólogo registraba en el sistema el
EL SISTEMA DE RECOLECCIÓN
rótulo utilizado dentro del formulario de
captura de información del componente Para el desarrollo del sistema de captura se
de vitaminas. utilizaron las siguientes herramientas:
• El sistema actualizaba el listado de • CSPro 6.3: software especializado en la
códigos asignados, correlacionando la captura y procesamiento de censos y
llave de la Encuesta al código de rótulo. Encuestas. En este se desarrollaron los
módulos de captura, interfaz de supervisor,
• El sistema permitía registrar la no entrevistadora, nutricionista, bacterióloga
utilización de uno o más códigos por daño, y recepción de la información.
pérdida, calidad de impresión y cualquier
otro motivo que hiciera necesario que el • Microsoft Access: motor de bases de
control automático saltara la numeración. datos que gestionaba la información
recolectada en campo para la generación
De esta manera, cada bacteriólogo podía de los reportes incluidos en las interfaces.
registrar cada código una única vez y el También fue utilizado para desarrollar la
sistema automáticamente relacionaba el interfaz de captura de R24.
individuo con las muestras de laboratorio
recolectadas. • SQL Server: motor de base de datos
utilizado para el montaje de la base
7.4 ADMINISTRACIÓN DE LA de datos, procesamiento y gestión
MUESTRA DESDE EL SISTEMA DE de correcciones producto de las
comunicaciones de novedades en campo
RECOLECCIÓN
y verificaciones efectuadas en el proceso
de depuración.
Como parte del control del sistema de
captura, se incluyó el estricto seguimiento
• SPSS: paquete estadístico utilizado para la
a las viviendas asignadas y a los hogares
generación de salidas de información para
creados; esto, para garantizar trazabilidad
control de avance y calidad de los datos.
en los registros, facilitando el proceso de
consolidación de datos para construcción de
los factores de expansión. 7.6 ACOMPAÑAMIENTO EN CAMPO
AL SISTEMA DE RECOLECCIÓN
Una vez aplicado parcialmente el formulario de
hogar (punto en el que se debían seleccionar las Durante la realización del trabajo de campo
personas para submuestreo), el sistema aplicaba se mantuvo soporte directo al sistema de

Versión 2 55
captura. Aproximadamente, el 85 % del Los datos también fueron técnicamente
tiempo fue ejecutado directamente por revisados, a fin de identificar, según la
los desarrolladores y el restante, por los temática, posibles errores, inconsistencias
ingenieros de soporte. El soporte consistió y/o datos atípicos, lo cual permitió la mejoría
en orientar a los diferentes usuarios en el de los procedimientos de recolección en
correcto uso del sistema, las particularidades y campo.
controles especiales que ejecutaba el sistema,
así como soportes para la corrección de
errores de diligenciamiento del personal o de
información suministrada por los informantes
que derivaban en inconsistencias ante el
8 METODOLOGÍA
sistema. DEL DESARROLLO
Los usuarios reportaban los eventos a los TEMÁTICO
ingenieros de soporte, quienes evaluaban el
tipo de evento y si correspondía a la forma Cada uno de los desarrollos temáticos de
de uso del sistema, error del usuario en el la Encuesta se basó en el marco general
diligenciamiento, error del sistema o un caso de la ENSIN 2015 frente al enfoque de
especial para corrección. En los casos en los determinantes sociales de la situación
que se requirió, se enviaron actualizaciones nutricional. Sin embargo, teniendo
al sistema para corregir situaciones o errores en cuenta las particularidades de los
en la ejecución. También, en los casos muy instrumentos (anexo 1) y de los distintos
puntuales para corrección de errores de cursos de vida para el análisis, estos
datos, se enviaron actualizaciones de ajuste contaron con una metodología particular
que contenían previamente la validación de para su diseño, ejecución e interpretación.
la corrección, la cual incluía la información
recopilada en cada evento y/o la información 8.1 POBLACIÓN,
adicional solicitada para la correcta solución TERRITORIO, CONDICIONES
o cierre. SOCIOECONÓMICAS, SALUD
Y OFERTA SOCIAL
7.7 SEGUIMIENTO
AL OPERATIVO DE CAMPO La selección de variables permitió la
DESDE EL SISTEMA reconstrucción y comparabilidad de
indicadores típicamente analizados dentro
Paralelo al desarrollo del operativo de campo de los estudios poblacionales, en el marco
y como fuente alterna de información conceptual brindado por el DANE. Para la
suministrada por la dirección de campo, se recolección de información se utilizó un
consolidaba periódicamente información formulario compuesto por seis acápites:
recolectada para elaborar tabulados y
comparar el avance a nivel de muestra y I. Condiciones habitacionales
submuestras, así como las tasas de respuestas
presentadas a nivel hogar y persona. Por otra II. Condiciones socioeconómicas
parte, se realizaban cruces preliminares, con
el propósito de hacer una evaluación de la III. Características y composición del hogar
consistencia de los datos e identificar posibles
defectos; en dado caso se comunicaba la IV. Educación
necesidad de ajustar los procedimientos de
recolección en cuanto a enfatizar la necesidad V. Actividad económica, ingresos y gastos
de aplicar correctamente las técnicas de
entrevista y sondeo. VI. Salud y morbilidad

56 Versión 2
Para este desarrollo temático, se consideró relación al análisis de tendencia haciendo uso
como informante idóneo al jefe de hogar7,8, de esta variable, las categorías serán siempre
o su cónyuge, exigiendo siempre en los dos cabecera – resto. Esto permite entender que
casos citados que fueran mayores de edad. los resultados presentados previamente en la
La única condición en la cual se aceptó un ENSIN cuentan con la misma validez para su
informante con edad inferior fue cuando el uso, haciendo referencia a las categorías.
hogar estaba conformado por menores de 18
años y estos eran a su vez el jefe de hogar. Adicionalmente, dada la evidencia de la alta
heterogeneidad de la población en las cabeceras,
La información recolectada desde este y la importancia del nivel de urbanización
componente temático permitió, a nivel en el desarrollo socioeconómico (3), se
operativo, reunir la información necesaria consideró relevante desagregar la población
para la identificación y selección de muestras en las cabeceras, asegurando que el tamaño de
y submuestras. A nivel de análisis, este población en cada categoría tuviera la cantidad
componente temático permitió contar con necesaria para el análisis estadístico. Por lo cual,
gran parte de las variables e indicadores se conformaron los grupos de población en las
considerados para la ENSIN 2015 como cabeceras de la siguiente forma: 1) población en
determinantes estructurales e intermedios, las cabeceras de más de 1 millón de habitantes (4
así como las variables de equidad y contraste ciudades principales), 2) población en cabeceras
definidas para los análisis de todo el estudio. de 100 001 a 1 000 000 de habitantes y 3)
población en cabecera de 100 000 habitantes o
8.1.1 CONSTRUCCIÓN menos. La unidad de análisis no fue el municipio.
DE CATEGORÍAS PARA ANÁLISIS La población entre 100 001 y en las cabeceras
DE CONCENTRACIÓN municipales se distribuyó en las categorías
DE POBLACIÓN de cabecera de acuerdo con el tamaño de la
población en la cabecera municipal, definido
De acuerdo con el diseño muestral de la por las proyecciones oficiales de población del
muestra maestra, se utilizó la variable de DANE para el 2016. Toda la población en el área
referencia “clase”, suministrada por el Marco resto de municipios quedó en un grupo “Resto”
Geoestadístico Nacional (MGN), en la que, independientemente del tamaño del municipio.
para fines de análisis de la información en la
Encuesta, se presentaron las categorías de: 8.1.2 ÍNDICE DE RIQUEZA
(IR) PARA LA ENSIN 2015
• Cabecera, equivalente a cabecera
municipal: clase 1. Tradicionalmente, en la serie ENSIN 2005 – 2010,
como indicador proximal a las condiciones
• Resto, equivalente a área resto municipal, socioeconómicas de los hogares se había
la cual incluye los centros poblados: clase calculado y usado - bajo las particularidades
2 y 3. de metodología de diseño y limitaciones de
comparación – el nivel establecido por el
De esta manera, la metodología de Sistema de Selección de Beneficiarios para
categorización para esta versión de la Programas Sociales (Sisbén). Sin embargo,
Encuesta la hace comparable con las versiones teniendo en cuenta los cambios en el enfoque
anteriores relacionadas con “urbano” y “rural”, conceptual de cada una de las versiones
sin presentar diferencias con lo expuesto calculadas de este indicador por parte del
como “cabecera” y “resto”; por lo cual, en este Departamento Nacional de Planeación, el
documento, en los apartes en los que se haga equipo de expertos e instituciones de la

7. Es la persona reconocida como jefe(a) por los demás miembros del hogar. Se reconoce porque tiene una mayor responsabilidad en las
decisiones del hogar, por prestigio, relación familiar o de parentesco, por razones económicas o tradiciones culturales.
8. Para efectos de la recolección solo puede haber un(a) solo(a) jefe(a) de hogar.

Versión 2 57
ENSIN 2015 decidió calcular y utilizar el índice b. El segundo se desarrolló solo en la
de riqueza como indicador socioeconómico muestra de las cabeceras.
de los hogares.
c. El tercero, sobre la muestra del área
El índice de riqueza permite comparar las resto.
condiciones económicas de los hogares
teniendo en cuenta tres aspectos: propiedad Es preciso tener en cuenta que, antes de
de activos, disponibilidad de servicios realizar el ACP, los factores de expansión de los
públicos y materiales de construcción de hogares son normalizados de tal forma que
la vivienda. La metodología de cálculo del ambas Encuestas pesen lo mismo. Durante el
índice fue propuesta por Filmer y Pritcher paso 4 se debe garantizar la monotonicidad
(4) y esta consiste en aplicar Análisis de de los tres índices9.
Componentes Principales (ACP) sobre
variables estandarizadas provenientes de Posterior al cálculo de los tres índices
variables continuas y binarias. descritos, se realizan un quinto y sexto pasos
que consisten en:
Al usar la metodología de ACP sobre una
Encuesta, el índice estimado se limita a la 5. Elaborar dos estimaciones: el índice total
comparación de los hogares dentro de esta; en función del índice de las cabeceras y el
es decir, los puntajes del índice son relativos, índice total en función del índice del resto.
no absolutos (5). Esto significa que las La ecuación de la primera estimación
ponderaciones calculadas con una Encuesta es: índice total = 0,730 x índice de las
no se pueden utilizar para calcular el índice cabeceras + 0,967, y de la segunda es:
en otra. Teniendo en cuenta lo anterior, para índice total = 1,241 x índice resto – 4,000.
construir un índice de riqueza comparable
2010 – 2015 se utilizó la metodología 6. Por último, según Staveteig y Mallick (2), el
propuesta por Staveteig y Mallick (5), que índice de riqueza armonizado es el valor
calcula un índice consolidado para ambas predicho de las dos ecuaciones anteriores;
Encuestas llamado en este caso “Índice de por lo tanto, con la primera ecuación se
Riqueza Armonizado”. calcula el índice para las cabeceras y con la
segunda, para el área resto.
De esta manera, una vez se consolidaron las
bases, se realizaron los siguientes pasos: 8.2 HÁBITOS
Y PRÁCTICAS ALIMENTARIAS
1. Selección de los indicadores a partir de la
disponibilidad y la comparabilidad de las DE LA POBLACIÓN
variables entre ambas Encuestas. COLOMBIANA

2. Construcción de las variables binarias y Para el desarrollo del componente de


continuas. hábitos y prácticas alimentarias se definió
la categoría general de cambio alimentario
3. Estandarización de variables. intergeneracional percibido por poblaciones
que residen en las áreas cabecera y resto. Su
4. Cálculo de tres índices utilizando ACP: análisis se planteó desde una metodología
cualitativa, llevada a cabo por medio de grupos
a. El primero se calculó tomando el total focales, entrevistas a profundidad y diarios de
de la muestra de las dos Encuestas. campo en las 12 áreas culturales alimentarias.

9. Un índice monótono implica que una mejor condición incrementa el puntaje más que una peor condición, o una mejor condición disminuye
el puntaje menos que una peor condición. Por ejemplo, en tipo de servicio sanitario, inodoro conectado a pozo séptico es una mejor condición
que bajamar; por tanto, conexión a pozo séptico debería incrementar más o disminuir menos el puntaje del índice que bajamar.

58 Versión 2
La codificación y análisis de la información determinantes analizados en la ENSIN 2015,
se realizó inicialmente transcribiendo como seguridad alimentaria, lactancia
textualmente los audios correspondientes a la materna y actividad física, por medio de
aplicación de los grupos focales y entrevistas. citas textuales de las transcripciones de
A partir de esto, se utilizó el software Nvivo, en los grupos focales y entrevistas y/o análisis
el cual se desarrolló una unidad hermenéutica complementarios realizados a partir de los
o proyecto (matriz de categorías) que permitió resultados de estas metodologías. Estos
organizar de forma preliminar la información apartes se observan en recuadros dentro de
y codificarla (mediante categorías y categorías los textos de los desarrollos temáticos.
emergentes), para luego llegar a estrategias
analíticas como cruce de categorías, 8.3 SEGURIDAD ALIMENTARIA
identificación de relaciones, codificación
múltiple, codificación de datos exógenos
EN EL HOGAR (SAH)
y fichas bibliográficas, árboles de palabras,
gráficas de cruce de categorías o frecuencias La seguridad alimentaria se entiende como el
de palabras más reiteradas en los datos estado en el cual se garantiza a la población la
cualitativos (nubes de palabras). alimentación adecuada en cantidad y calidad
suficientes. Esta es determinada por diversos
Para el análisis del desarrollo cualitativo se tuvo factores socioeconómicos, ambientales,
en cuenta una serie de categorías de análisis nutricionales y alimentarios, además de la
(general y específicas), sobre las cuales se disponibilidad y el acceso a los alimentos.
presentó información relacionada con otros
desarrollos temáticos de la Encuesta. Dentro de los determinantes sociales de la
situación nutricional, la seguridad alimentaria
General: Cambio alimentario del hogar se ubica dentro los determinantes
intermedios que incluyen circunstancias
Específicas: materiales como condiciones de vida, de
trabajo, así como elementos conductuales
• Prácticas culinarias y alimentarias. y del sistema de salud, que al generar
situaciones de inequidad impactan en la
• Patrones culturales y horarios de salud y en el bienestar de la población (6).
alimentación.
En la ENSIN 2015 se calculó el indicador de SAH
• Nociones de alimentación y estilos de desde la dimensión del acceso a los alimentos,
vida saludables y no saludables. que clasifica a los hogares de acuerdo con su
vulnerabilidad o nivel de riesgo e identifica en
• Prácticas de lactancia materna y qué grupos poblacionales estas condiciones
alimentación complementaria. son más extremas. Así mismo, se utilizó como
un indicador complementario la prevalencia
• Prácticas de las familias sobre la de autoconsumo, como una experiencia
distribución intrafamiliar de alimentos. protectora de la seguridad alimentaria basada
en la dimensión de la disponibilidad de
• Participación en programas de asistencia alimentos (6, 7).
alimentaria y nutricional.
Por último, se incluyeron en el análisis las
• Dinámica de la disponibilidad y acceso a estrategias de afrontamiento, las cuales se
agua potable. consideran como actividades destinadas
a mejorar el acceso y disponibilidad de
Los análisis que surgieron de este desarrollo alimentos cuando los medios de vida
temático, además de brindar información habituales de un hogar se ven interrumpidos
sobre cambio alimentario, enriquecieron o cuando se presentan dificultades para
los análisis cuantitativos de algunos otros satisfacer sus necesidades básicas (8, 9).

Versión 2 59
8.3.1 INSTRUMENTO DE MEDICIÓN Y ENSIN 2015 se realizó un análisis específico para
CÁLCULO DE INDICADORES DE LA SAH aquellos hogares que solamente contestaron
de manera afirmativa a la pregunta 1, definido
La prevalencia de inseguridad alimentaria como “inseguridad leve marginal”; es decir, los
se obtuvo con la aplicación de la Escala “hogares con algunos indicios de preocupación
Latinoamericana y Caribeña de Seguridad o una barrera relacionada con el acceso
Alimentaria (ELCSA armonizada). Es una escala adecuado y seguro a los alimentos” (14,15).
de medición de inseguridad alimentaria Cabe aclarar que esta categoría hace parte de
basada en la experiencia de los hogares, que la clasificación de la inseguridad alimentaria
evalúa el marco teórico de la experiencia de leve y no se puede analizar como una categoría
inseguridad alimentaria, en el que se genera un diferente. Esta decisión surge del análisis
gradiente que inicia con un estímulo negativo realizado con las bases de datos del 2010 y por
que genera incertidumbre y preocupación el consenso de expertos en la fase de diseño y
sobre el acceso a los alimentos, haciendo del plan de análisis de la Encuesta. Este análisis
que los hogares modifiquen su presupuesto adicional puede constituirse en una valiosa y
dedicado al gasto en alimentos, reduciendo oportuna información para ser utilizada en la
la calidad y variedad de los alimentos (10–12). política pública desde un abordaje preventivo
que pueda generar escenarios resolutivos que
La ELCSA armonizada consta de 15 preguntas, anticipen oportunamente situaciones más
divididas en dos secciones: una primera con complejas de inseguridad.
8 preguntas referidas a diversas situaciones
que conllevan a la inseguridad alimentaria, Para determinar la prevalencia de inseguridad
experimentadas por los hogares y los adultos alimentaria se utilizó la metodología
de esos hogares y una segunda sección de 7 establecida por el Manual de Uso y Aplicación
preguntas referidas a condiciones que afectan a de la Food Agriculture Organization (FAO)
los niñas, niños y adolescentes en el hogar. Las (13). De acuerdo con esto, se asigna un
preguntas de la ELCSA aplicada en Colombia (1) punto por cada respuesta “SI” y cero (0)
para la ENSIN 2015 tienen una temporalidad por cada respuesta “NO”. En cada hogar se
de los últimos 30 días y hacen referencia a sumaron todas las respuestas afirmativas
situaciones relacionadas con la cantidad y a las preguntas de la escala (se calcularon
calidad de los alimentos disponibles y con las por separado los puntajes para los hogares
estrategias que los hogares utilizan en procura con niños, niñas y adolescentes menores de
de aliviar las carencias alimentarias (13). 18 años y los hogares sin estos). Con esta
sumatoria se realizó la clasificación de los
La escala permite, además, clasificar a los hogares niveles de (in)seguridad alimentaria utilizando
inseguros en tres niveles; sin embargo, para la los siguientes puntos de corte:

Cuadro 4. Puntos de corte para el procesamiento del indicador


prevalencia seguridad/inseguridad alimentaria en el hogar

Hogares inseguros
Leve total
Tipo de hogar Seguros
Inseguridad Moderada Severa
Leve
marginal
Hogares integrados Hogares que contestan
solo por personas 0 afirmativamente solo a 1a3 4a6 7a8
adultas la pregunta 1
Hogares integrados Hogares que contestan
por personas 0 afirmativamente solo a 1a5 6 a 10 11 a 15
adultas y niños la pregunta 1

60 Versión 2
Las clasificaciones de hogares de acuerdo esto, se tomaron las preguntas de la escala
con su (in)seguridad alimentaria se presentan del 2010 con el mismo planteamiento teórico
en este documento bajo la siguiente a la ELCSA armonizada y se realizó un análisis
interpretación: psicométrico diferencial mediante un modelo
de Rasch, por el cual se determinó que las
Hogares seguros: No reportan problemas preguntas expresaban la misma prevalencia
relacionados con el acceso a los alimentos. y posición (o categoría de inseguridad
alimentaria), lo que permitía realizar el proceso
Hogares inseguros: de comparación entre el 2010 y el 2015.

• Inseguridad leve: se evidencia la Con las preguntas seleccionadas de la base


preocupación de los miembros del del 2010, se realizó el reprocesamiento de la
hogar por el abastecimiento suficiente base de inseguridad alimentaria utilizando los
de alimentos y los ajustes alimentarios, puntos de cortes de la ELCSA armonizada, y
como la disminución de la calidad de los se ejecutó el mismo procedimiento descrito
alimentos y se reporta poco o ninguna previamente para estimar la prevalencia. Cabe
reducción en la cantidad de alimentos resaltar que se tomaron todos los hogares,
que usualmente realiza el hogar (16). incluyendo aquellos con jefe de hogar
indígena para el cálculo de este indicador.
• Inseguridad leve marginal: hogares
con indicios de preocupación o con 8.3.3 INSTRUMENTO DE MEDICIÓN
una barrera relacionada con el acceso Y CÁLCULO DE INDICADORES DE
adecuado y seguro a los alimentos (14). AUTOCONSUMO Y ESTRATEGIAS DE
AFRONTAMIENTO
• Inseguridad moderada: en este grado
de inseguridad alimentaria la ingesta de Frente a las estrategias protectoras, se evaluó
alimentos por los adultos ha sido reducida el porcentaje de hogares que reportaron
de tal modo que implica una experiencia una experiencia de autoconsumo (tanto del
psicológica constante de sensación de consumo de alimentos de origen animal
hambre (16). como vegetal) por medio de un cuestionario
construido con el apoyo de un experto de
• Inseguridad severa: los adultos del hogar sistemas agroalimentarios de la Universidad
han reducido la calidad y cantidad de Nacional de Colombia10. El formulario constó
alimentos, al igual que en los hogares con de seis preguntas que tenían como objetivo
niños, niñas y adolescentes (16). indagar si los hogares implementaban
factores protectores de la seguridad
8.3.2 COMPARACIÓN alimentaria basados en el autoconsumo,
DE LA PREVALENCIA como huertas para producción de alimentos
DE INSEGURIDAD ALIMENTARIA o cría de animales y formas diferentes a la
ENSIN 2010 – ENSIN 2015 compra para la obtención de alimentos, como
trueque, caza, pesca y recolección silvestre,
Para la estimación de la INSAH en la ENSIN 2010 que pudieran aportar al abastecimiento y
se integró la Escala de Seguridad Alimentaria disponibilidad de alimentos por parte de los
en el Hogar aplicada en la ENSIN 2005 y la hogares y, por ende, mejorar la variedad y el
ELCSA. Debido a que estas dos escalas no consumo (17,18).
son compatibles con la ELCSA armonizada
utilizada en la ENSIN 2015, se realizó el Respecto a las estrategias de afrontamiento
reprocesamiento de la base del 2010. Para a la inseguridad alimentaria, el cuestionario

10. El cuestionario fue construido entre los investigadores del componente de seguridad alimentaria y el profesor Gilberto Herrera de la Facultad
de Agronomía y del Departamento de Nutrición Humana.

Versión 2 61
aplicado se basó en el Coping Strategies alimentación infantil y, en consecuencia, en el
Index (CSI), herramienta que mide el estado nutricional de este grupo poblacional.
comportamiento de los hogares cuando no
pueden acceder a alimentos suficientes o para La información suministrada para el
manejar la escasez de alimentos en el hogar, y diligenciamiento de este formulario fue
se implementan comportamientos irregulares dada por la madre biológica de los niños y
(19). Del CSI, se seleccionaron 8 estrategias. niñas menores de cinco años, la cual debía
Este formulario se aplicó solamente a hogares ser, además, residente habitual del hogar.
con estrato socioeconómico menor o igual De acuerdo con la intencionalidad de las
a 3, con el supuesto de que estos podían preguntas, una parte de ellas estaba dirigida a
tener mayor riesgo de ISAH, en los cuales todos los hijos nacidos vivos reportados y otras
se buscó determinar si realizaban alguna de específicamente para el último hijo nacido
las estrategias seleccionadas del CSI para vivo (a partir del 01 de noviembre del 2010 a
evitar entrar en un estado de inseguridad la fecha de recolección de información); en el
alimentaria o para evitar que este avance a caso de partos múltiples, sus hermanos.
una severidad mayor.
8.4.2 INDICADORES CALCULADOS
8.4 LACTANCIA MATERNA EN EL MARCO DE LOS PRINCIPIOS
DE ORIENTACIÓN A LAS PRÁCTICAS
Y ALIMENTACIÓN DE ALIMENTACIÓN INFANTIL
COMPLEMENTARIA
Con el fin de lograr que las prácticas de
En el marco de los determinantes sociales de alimentación infantil sean apropiadas, la
la situación nutricional de la ENSIN 2015, en el OMS recomienda seguir diez principios de
cual se toma como punto central los individuos, orientación (20) que están directamente
se establecieron las prácticas de lactancia relacionados con los indicadores
materna y alimentación complementaria recomendados para ser medidos en Encuestas
como uno de los determinantes singulares de poblacionales (21). Los 10 principios se
la situación nutricional del lactante y del niño mencionan a continuación y se hace una
pequeño. relación con los indicadores medidos en la
presente versión de la ENSIN.
8.4.1 INSTRUMENTO DE MEDICIÓN
Principio 1. Duración de la lactancia
Para el diseño y análisis de este determinante, materna exclusiva y edad de introducción
para esta versión de la ENSIN, se tomaron de los alimentos complementarios:
como base los cuestionarios de la Encuesta practicar la lactancia materna exclusiva
Nacional de Demografía y Salud (ENDS) desde desde el nacimiento y hasta los seis meses, y
1990, los formularios aplicados en la ENSIN a partir de esta edad introducir los alimentos
2005 y 2010, los indicadores de la alimentación complementarios.
del lactante y del niño pequeño establecidos
por la United Nations International Children’s Dentro de los indicadores que permiten reflejar
Emergency Fund (Unicef ) y la Organización las prácticas de alimentación relacionadas
Mundial de la Salud (OMS), los cuales se con este principio se encuentran:
relacionan con los principios de orientación
para lograr prácticas de alimentación infantil • Niños que fueron amamantados alguna
apropiadas y los consensos de expertos vez: reportado a partir de la recordación de
nacionales e internacionales que permitieron la fuente de información, este indicador
la inclusión de aspectos que no se habían se analiza con dos edades como puntos
contemplado en las Encuestas previas, de corte: 24 meses (recomendado por
como el trabajo de la madre y la aplicación la OMS) y 59 meses (medición que se
del código de sucedáneos, factores que ha hecho en las versiones previas de
pueden estar influyendo en las prácticas de la Encuesta). De este modo se estimó

62 Versión 2
la proporción de niños nacidos en adecuadamente (los indicadores se
los últimos 24 y 59 meses que fueron presentan bajo dos puntos de corte: los
amamantados alguna vez. niños y niñas menores de 6 meses y niños
y niñas de 6 a 23 meses).
• Inicio temprano de la lactancia materna:
proporción de niños y niñas nacidos • Duración de la lactancia materna: mediana
menores de 24 meses de edad, cuyas madres de la duración de la lactancia materna total
reportaron que fueron amamantados entre los niños y niñas de 0 a 35 meses de
dentro de la primera hora a su nacimiento. edad.

• Lactancia materna exclusiva antes de • Frecuencia de alimentación con leche


los seis meses: proporción de lactantes para los niños que no son amamantados:
de 0 a 5 meses de edad alimentados proporción de niños y niñas de 6 a 23
exclusivamente con leche materna durante meses de edad no amamantados que
el día anterior. Este indicador incluye los recibieron al menos 2 tomas de leche
lactantes amamantados por nodrizas, durante el día anterior (fórmula infantil,
aquellos alimentados con leche materna leche de vaca o leche de otro animal).
extraída, así como quienes solamente
recibieron sales de rehidratación oral Principio 3. Alimentación perceptiva: atender
(SRO), gotas, jarabes, vitaminas, minerales las señales de hambre y saciedad de los niños
y medicinas. No permite que el lactante y niñas alimentándolos con amor y paciencia,
reciba cualquier otra cosa. mantener el contacto visual y la comunicación
asertiva, minimizar las distracciones y favorecer
• Lactancia materna predominante: la autonomía.
proporción de lactantes de 0 a 5 meses
de edad que son predominantemente Principio 4. Preparación y almacenamiento
amamantados (se permiten SRO, seguro de los alimentos complementarios:
suplementos de vitaminas y/o minerales, ejercer buenas prácticas de higiene y manejo
líquidos tales como bebidas a base de de los alimentos (lavar manos, guardar
agua, jugo de frutas y líquidos rituales. No se los alimentos en forma segura, servirlos
permite la inclusión de leche de origen no inmediatamente después de su preparación,
humano ni alimentos líquidos o licuados). emplear utensilios limpios para preparar y servir
los alimentos y evitar el uso de biberones).
Principio 2. Mantenimiento de la lactancia
materna: continuar la lactancia materna Principio 5. Cantidad necesaria de alimentos
frecuente hasta los dos años o más. complementarios: comenzar a los seis meses
con cantidades pequeñas de alimentos y
Los indicadores relacionados son: aumentar la cantidad conforme crece el niño,
sin interrumpir la lactancia materna, con lo
• Lactancia materna continua al año de vida: cual se obtienen los aportes necesarios de
proporción de niños y niñas de 12 a 15 energía y nutrientes (es igual al concepto de
meses de edad que fueron amamantados suficiencia nutricional).
durante el día anterior a la Encuesta.
Principio 6. Consistencia de los alimentos:
• Lactancia materna continua a los dos años iniciar a los seis meses con alimentos en
de vida: proporción de niños y niñas papillas, compotas y purés, de acuerdo con las
de 20 a 23 meses de edad que fueron habilidades de los niños para pasarlos, y hacia
amamantados durante el día anterior. los ocho meses, alimentos que puedan coger
con los dedos, evitando aquellos que por su
• Lactancia materna adecuada según edad: forma ocasionen atoramientos. Se considera
proporción de niños y niñas de 0 a 23 que al año ya son capaces de comer los
meses de edad que fueron amamantados alimentos de la familia.

Versión 2 63
Principio 7. Frecuencia de alimentos y número de niños y niñas no amamantados
densidad energética: aumentar el número de 6 a 23 meses de edad que recibieron
de veces que los niños y niñas consumen los alimentos sólidos, semisólidos o blandos o
alimentos a medida que crecen. Por ejemplo, leche el número mínimo de veces o más
en los niños y niñas amamantados entre seis y durante el día anterior (el número mínimo
nueve meses de edad la frecuencia es de 2 a 3 de veces no varía por edad, así que el
comidas al día, y entre 9 a 24 meses se aumenta número mínimo para niños y niñas no
a 3 comidas más dos refrigerios entre comidas. amamantados de 6 a 23 meses es 4).
La frecuencia apropiada de alimentos depende
de si estos son ricos en nutrientes (de alta calidad • Diversidad alimentaria mínima: proporción
nutricional) y de la cantidad que se consuma en de niños y niñas de 6 a 23 meses de edad
cada comida, con lo cual se logra un equilibrio (amantados y no amamantados) que
entre cantidad y calidad. reciben alimentos de 4 o más grupos
alimentarios.
Principio 8. Contenido nutricional de
alimentos complementarios: ofrecer • Dieta mínima aceptable: proporción de
alimentos ricos en nutrientes (concepto de niños y niñas de 6 a 23 meses de edad
calidad nutricional). Puesto que no hay un solo que reciben una dieta mínima aceptable
alimento que contenga todos los nutrientes (con (aparte de la leche materna).
excepción de la leche materna), es necesario dar
una variedad de alimentos para asegurar que se La OMS define que la diversidad dietaria es
cubren las necesidades nutricionales. una aproximación a la densidad adecuada
de micronutrientes de los alimentos y de
Los anteriores principios, en su conjunto, otros líquidos diferentes a la leche materna, la
demuestran que la alimentación de los frecuencia de alimentación es una aproximación
niños y niñas de 6 a 23 meses abarca varias para el adecuado consumo de energía a partir
dimensiones como la calidad, la cantidad, la de fuentes diferentes a la leche materna y la
inocuidad y la alimentación perceptiva. Es dieta mínima aceptable es el resultante de la
así como la OMS, en concordancia con este evaluación tanto de la diversidad como de la
enfoque multidimensional, desarrolló un grupo frecuencia de la alimentación entre los niños y
de indicadores que combinan estándares de niñas amamantados y no amamantados de 6 a
diversidad dietaria y frecuencia de alimentación, 23 meses de edad (22).
para evaluar la dieta mínima aceptable que debe
ser ofrecida a los menores en este importante Principio 9. Uso de suplementos de
momento del curso de vida, los cuales se vitaminas y minerales o productos
analizan desde la ENSIN 2015, así: fortificados para niños y madres: suministrar
suplementos de hierro, calcio, zinc, vitamina A,
• Introducción adecuada de alimentos ácido fólico y otras vitaminas (en forma de gotas,
semisólidos, sólidos o blandos: proporción jarabe, polvos para diluir o pastillas) a las mujeres
de niños y niñas que reciben alimentos gestantes, a las madres en lactancia y a las niñas
sólidos, semisólidos o blandos en el y niños a partir de los seis meses y hasta los cinco
periodo de 6 a 8 meses de edad. años, con fines preventivos o terapéuticos. Los
alimentos complementarios fortificados (ACF)
• Frecuencia alimentaria mínima: proporción se obtienen agregándoles uno o más macro y
de niños y niñas amamantados de 6 a 23 micronutrientes, conforme a lo establecido en
meses de edad que recibieron alimentos las normas vigentes. El indicador relacionado
sólidos, semisólidos o blandos el número para este principio es:
mínimo de veces o más durante el día
anterior (para niños y niñas de 6 a 8 meses el • Consumo de alimentos ricos en hierro:
número mínimo de veces es 2 y para niños proporción de niños de 6 a 23 meses de
y niñas de 9 a 23 meses el número mínimo edad, quienes reciben alimentos ricos en
es 3). Para los no amamantados se refiere al hierro (medido a partir de la frecuencia

64 Versión 2
de consumo de alimentos, en la cual se horas (R24), el cual consiste en la aplicación
preguntó por el consumo de alimentos individual de una entrevista detallada sobre
fuentes de hierro). En la ENSIN no se todos los alimentos y bebidas consumidos
incluyó información acerca de consumo de durante las 24 horas del día anterior a la
alimentos fortificados con hierro o ingesta entrevista. Para su aplicación se tomó como
de suplementos; por lo tanto, este indicador referencia la Metodología de Múltiples Pasos
solo refleja fuentes naturales de hierro. Iterativos (MMPI), la cual contempla cinco
pasos, cada uno con preguntas únicas y
Principio 10. Alimentación durante y específicas para cada alimento, basadas en
después de la enfermedad: aumentar respuestas previstas y tablas de referencia de
la ingestión de líquidos durante las las diferentes porciones y cantidades de los
enfermedades, en especial la leche materna alimentos disponibles. Se registra y chequea
en las niñas y niños lactantes, y estimularlos la información reportada.
a comer sus alimentos favoritos procurando
que sean variados, suaves y nutritivos. Para La MMPI fue desarrollada por el Ministerio
la recuperación, ofrecer alimentos variados de Agricultura de los Estados Unidos
estimulando a comer con mayor frecuencia (USDA) en 1999, con el fin de mejorar la
de lo normal. precisión de la información recolectada,
disminuyendo la probabilidad de omisión
Finalmente, una de las prácticas que va o subreporte de información, ayudando
en contravía de una adecuada lactancia y al Encuestado a recordar e identificar el
alimentación complementaria es el uso del tamaño o cantidad de los alimentos y
biberón, por lo que es importante mediar la porciones consumidas. El método fue
proporción de su uso en la alimentación de validado en estudios observacionales y
los niños y niñas menores de 2 años. Para con biomarcadores (23), confirmando
la ENSIN se estimó la proporción de niños y que mediante la MMPI se logra obtener
niñas alimentados con biberón: información de ingesta dietética con mayor
precisión. Esta condición permitió que a
· Alimentación con biberón: proporción de partir del 2002 sea el método utilizado de
niños y niñas de 0 a 23 meses de edad manera automatizada (USDA Automated
que son alimentados con biberón.
Multiple- Pass Method AMPM) para la
Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de
8.5 INGESTA DIETÉTICA POR los Estados Unidos (NHANES) (24–27).
RECORDATORIO DE 24 HORAS
A continuación, se presentan los pasos que
Para el análisis de ingesta dietética de la ENSIN hacen parte de la metodología de múltiples
se utilizó el método de recordatorio de 24 pasos iterativos:

Figura 6. Metodología pasos múltiples iterativos (Recordatorio de 24 horas)

PASO 3.
Registro de
tiempo de
comida,
PASO 1. descripción PASO 4.
PASO 2.
Lista detalladas de Registro
Alimentos Paso 5.
preliminar alimento o detallado del
frecuenteme Revisión final
de alimentos preparación, consumo de
nte omitidos
consumidos hora de tiempo alimentos
de comida, lugar
de consumo y
clasificación del
tipo de alimento

Versión 2 65
8.5.1 INSTRUMENTO DE RECOLECCIÓN
Y FUENTE DE INFORMACIÓN IDÓNEA • Niños y niñas menores de 12 años: se
identificó como informante clave o fuente
Para la ENSIN 2015, con base en la experiencia de la idónea la persona que se encargó el día
Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de México anterior de la preparación, servido y/o
2012 (ENSANUT), aspectos metodológicos de acompañamiento en el consumo de los
la ENSIN 2005 y otros estudios de consumo alimentos del niño o niña seleccionado.
realizados en Colombia, se hizo la adaptación del
método MMPI y se definieron bajo su metodología • Adolescentes entre 12 y 14 años y personas
el instrumento de recolección, manuales y de 60 años o más: previo a la aplicación
aplicativo de captura para su desarrollo. del recordatorio de 24 horas, se aplicó
una prueba rápida de memoria basada
Las entrevistas se realizaron directamente a las en cuatro de los diez ítems propuestos
personas seleccionadas, de acuerdo con el diseño por Hodkinson en 1972, para identificar la
muestral. La información de ingesta dietética demencia en pacientes ancianos (28). Esta
para la ENSIN 2015 se obtuvo de una muestra prueba se realizó con dos oportunidades
de 34 096 personas de 0 a 64 años, incluidas las de error al Encuestado; frente a una
mujeres gestantes. Así mismo, con el fin de estimar respuesta incorrecta, se solicitó la presencia
la distribución poblacional de la ingesta usual y del cuidador o un acompañante que
ajustar la variabilidad intraindividual, se llevó a cabo complementara la información reportada al
un segundo recordatorio al 11,9 % de la población momento de la recolección del recordatorio.
(4 612 personas). Para garantizar independencia
entre las observaciones, los dos recordatorios se • Personas de 15 a 60 años: se consideró per
realizaron en días no consecutivos, con intervalos sé fuente idónea, excepto en casos que por
entre 48 y 72 horas. alguna alteración neurológica se identificara
la necesidad de otra fuente de información
La recolección de información se hizo durante los y se requiriera la presencia del cuidador
siete días de la semana, lo cual permitió reducir o acompañante para complementar la
la variabilidad a nivel poblacional del consumo información.
entre los días de la semana y fin de ella. Aun así,
en el ajuste estadístico de datos posterior a la 8.5.2 ETAPAS DEL PROCESO DE INGESTA
etapa de recolección se eliminaron los efectos por DIETÉTICA POR RECORDATORIO 24
día de la semana y la variabilidad entre personas HORAS PARA LA ENSIN 2015
e intraindividual, de acuerdo con la metodología
establecida para análisis de R24. El desarrollo para la obtención de los
resultados de ingesta dietética presentados
Para la definición de la fuente de información en este documento contempló cinco etapas:
y su idoneidad se establecieron criterios para 1) diseño metodológico, 2) recolección de
su verificación; de esta forma, de acuerdo información, 3) crítica y depuración de bases de
con la edad del individuo seleccionado, se datos, 4) alistamiento de la base de datos y 5)
desarrollaron los siguientes procesos: procesamiento y análisis de resultados (figura 7).

Figura 7. Etapas del proceso de ingesta dietética por


recordatorio 24 horas implementado en la ENSIN 2015

1. Diseño 2. Recolección 3. Crítica y 4. Alistamiento 5. Procesamiento


metodológico de información depuración de de la base y análisis
bases de datos de datos

66 Versión 2
Para el desarrollo de cada una de las etapas de alimentos, líder de depuración de
mencionadas se conformó un equipo de bases de datos, ingeniero de sistemas,
trabajo que contempló un nivel técnico y estadístico y nutricionistas depuradoras de
un nivel operativo. El primero, compuesto bases de datos. El segundo, integrado por
por la coordinación técnica desde el ICBF, nutricionistas críticas y nutricionistas de
asesores en ingesta dietética y composición campo (figura 8).

Figura 8. Equipo técnico ingesta dietética para la ENSIN 2015

Nivel técnico -
Coordinación Coordinación
técnica (ICBF)

Nivel técnico - Coordinación Asesor en Asesor en


composición composición
de alimentos de alimentos

Nivel técnico- Asesor


Líder depuración Ingeniero
base de datos de sistema
de R24H de captura

Nivel técnico – Consolidación


base de datos
8 depuradoras
(nutricionistas)

Nivel operativo – Depuración


base de datos
8 nutricionistas
criticas (4 grupos
a cargo)
Nivel operativo - Crítica

62 nutricionistas
de campo (2 en
Nivel operativo – Recolección cada grupo)
de información

Etapa 1. Diseño metodológico: incluyó composición de alimentos), instrumentos


diferentes actividades relacionadas con la de recolección y seguimiento, desarrollo del
revisión de estudios de ingesta dietética sistema de captura, prueba piloto y proceso
realizados en Estados Unidos, México, de capacitación y estandarización a los
Colombia y otros países; reuniones técnicas nutricionistas de campo, críticas y depuradoras
con expertos nacionales e internacionales y de ingesta.
revisión de literatura científica para la definición
de elementos que permitieran la aproximación Etapa 2. Recolección de información:
a la cantidad consumida, compra de insumos, realización del recordatorio de 24 horas a las
consolidación y revisión de bases de datos, personas seleccionadas, siguiendo la MMPI y su
análisis de insumos existentes (pesos y medidas, respectivo registro en el aplicativo de captura

Versión 2 67
desarrollado en ambiente escritorio con base obtenida a partir del desarrollo de laboratorios
de datos local Access. La entrevista se ejecutó experimentales de alimentos.
por parte de nutricionistas, haciendo uso de
herramientas de apoyo como: módulos de Adicionalmente, se desarrollaron tres procesos
alimentos11, grameras para pesaje de alimentos, relevantes en la etapa de alistamiento. El
set de fotografías de menaje, probetas, vasos primero fue la conversión de preparaciones
y cucharas, para aproximarse con mayor estandarizadas mixtas (preparación en la que no
exactitud a las cantidades consumidas. Una es posible detallar los ingredientes exactos ni las
vez finalizados los R24, estos eran enviados cantidades que se agregaron a la preparación,
diariamente a los nutricionistas a cargo de la que contiene la mezcla de varios ingredientes y
crítica de información. no está estandarizada ni tiene código en la Tabla
de Composición de Alimentos) a preparaciones
Etapa 3. Crítica y depuración de bases de desglosadas (preparación de la que se conocen
datos: involucró los procesos de revisión y los ingredientes y se detallan las cantidades que
verificación de la calidad de los recordatorios se agregaron a la preparación) o estandarizadas
de 24 horas por parte de los nutricionistas con simples (preparación en la que no es posible
el rol de crítica, paralelo al desarrollo operativo. detallar los ingredientes exactos y las cantidades
Los críticos, posterior a la revisión, enviaban las que se agregaron a la preparación, que
bases consolidadas a los nutricionistas con el generalmente tiene uno o varios ingredientes
rol de depuradores, quienes estaban a cargo y se encuentran estandarizadas e incluidas en
de la revisión de la totalidad de recordatorios la TCA), teniendo en cuenta las formulaciones
e información de cada una de las variables de reportadas por los Encuestados, su
la base de datos. caracterización y clasificación, para finalmente
determinar las cantidades de ingredientes
Complementario a estos roles, se desarrolló en gramos netos a partir de la realización de
un módulo independiente en el aplicativo laboratorios experimentales de alimentos.
de captura para cada proceso, en el cual
se programaron consultas específicas por El segundo proceso en esta etapa contempló
tipo de alimento y variable. Así mismo, para el desarrollo de un aplicativo específico para
garantizar el desarrollo estandarizado de los la conversión de módulos de alimentos a
procesos de crítica y depuración, se definieron gramos netos consumidos, a partir de la
guías y protocolos. base de recordatorios de 24 horas y las bases
insumo de pesos y medidas y factores de
Etapa 4. Alistamiento de base de datos: consistió conversión y corrección, absorción de grasa
en la construcción y consolidación de bases y densidades de líquidos. Finalmente, el
como insumo para el proceso de conversión de tercer proceso consistió en la programación
información en módulos o medidas caseras a estadística en el software Stata, versión 14.1
gramos netos consumidos. Estas bases insumo requerida para la validación de la consistencia
fueron: 1) Base de pesos y medidas que contiene e imputación de datos a nivel de gramos y la
la información de peso neto en gramos de cada estimación de indicadores de alimentos de
módulo o medida casera para cada alimento, mayor consumo y cantidad promedio y la
obtenida a partir del desarrollo de laboratorios de generación de tablas de salida.
estandarización de alimentos y preparaciones;
y 2) Base de datos de factores de conversión y Etapa 5. Procesamiento y análisis: incluyó
corrección con información de parte comestible la ejecución de los procesos definidos y
y modificación de peso por cocción, absorción programados en la etapa de alistamiento para
de grasa y densidad de alimentos líquidos, la conversión de información de módulos

11. Los módulos de alimentos corresponden a figuras tridimensionales de color neutro (39 códigos) usados durante el proceso de recolección
de información para indagar a los Encuestados sobre el tamaño, volumen o medida casera de los alimentos o preparaciones referidas, con el fin
de establecer posteriormente la cantidad en gramos netos consumidos.

68 Versión 2
a gramos, la validación de consistencia e se tuvo en cuenta la información de la
imputación de datos y la estimación de totalidad de los recordatorios de 24 horas y el
indicadores de alimentos de mayor consumo correspondiente factor de expansión a partir
por etapas del curso de vida y variables del diseño muestral de la ENSIN.
de equidad definidas para la ENSIN. Los
indicadores establecidos para el análisis fueron: 8.6 PRÁCTICAS
• Porcentaje de la población que consume
DE ALIMENTACIÓN
los 40 alimentos de mayor consumo. DE INTERÉS EN NUTRICIÓN
Y SALUD PÚBLICA
• Gramos promedio consumidos por
persona/día. Para las prácticas de alimentación de interés en
nutrición y salud pública en la ENSIN 2015 se
Para la estimación de los indicadores aplicó el cuestionario de frecuencia de consumo,
mencionados se realizó previamente una utilizado de igual manera en el 2010 y construido
agrupación de 2 711 alimentos reportados en con base en los resultados de la ENSIN 2005 y otros
125 categorías, definidas según las características estudios complementarios. En este se evaluó la
de presentación, naturaleza y método de prevalencia de uso o consumo usual de algunos
cocción del alimento (anexo 2). Para esta alimentos y la realización de algunas prácticas
categorización se excluyeron preparaciones ya y su frecuencia “veces/día” en la población de 3
que estas contienen diferentes alimentos entre a 64 años; sin embargo, se excluyeron aquellos
sus ingredientes y no es posible cuantificar la que seguían alguna dieta especial prescrita por
cantidad de cada uno de forma separada (con algún profesional de la salud o si reportaban ser
excepción de algunos alimentos procesados, vegetarianos.
preparaciones comunes12 o que son alimentos
como el pan, galletas, arepa, entre otros). El cuestionario de frecuencia de consumo contó
con 48 preguntas; de ellas, 36 correspondían
Adicionalmente, se aplicaron a estos alimentos a la frecuencia de consumo de alimentos o
los factores de corrección para convertir su peso grupo de alimentos, 4 a prácticas generales de
de cocción a crudo en el caso de alimentos que consumo o hábitos y las últimas 8 a prácticas de
estuvieran reportados, con el fin de unificar la tiempos de consumo de alimentos.
cantidad en crudo y obtener los promedios en
el mismo método de cocción. Para el análisis de este desarrollo temático,
la información fue organizada por prácticas
Es preciso anotar que esta aproximación de alimentación; sin embargo, para su
permite identificar cuáles son los alimentos comprensión los resultados se presentan
en los que se basa la alimentación de la tomando en cuenta los grupos de alimentos
población y que representan los más comunes predefinidos en las Guías Alimentarias
en términos de la proporción de personas Basadas en Alimentos (GABAS) para la
que realizó su consumo el día anterior a la población colombiana mayor de 2 años (29).
Encuesta. Sin embargo, no refleja el consumo Aun así, no se hicieron comparaciones frente
total de alimentos al no tener desglosados a lo recomendado en las GABAS, dado que
todos los ingredientes de cada preparación. estas indican el número de intercambios por
grupos de alimentos al día, recomendado para
Los resultados se presentan ordenados de cumplir con las Recomendaciones de Ingesta
mayor a menor prevalencia para los 40 más de Energía y Nutrientes (RIEN) por grupos de
consumidos y la cantidad promedio en edad; por lo tanto, no sería posible estimar su
gramos para cada uno. Para la estimación cumplimiento. Sumado a esto, el cuestionario

12. Ejemplos de preparaciones comunes pueden ser infusiones de café y agua de panela, las cuales fueron reportadas por un porcentaje
importante de la población y aunque contienen ingredientes de otra categoría (panela, café) por su naturaleza líquida y solida no es posible
promediar la cantidad en gramos de manera conjunta.

Versión 2 69
aplicado para identificar las prácticas de consumo o la práctica, pero lo hagan muy
alimentación de interés en nutrición y salud frecuentemente. Esta postura analítica permite,
pública para la ENSIN incluye solamente por un lado, contar con más información al
ítems referidos al consumo de alimentos reportarse la variable en su máximo nivel de
o realización de prácticas de alimentación medición y, por otro, establecer estimaciones
definidos por un interés en salud pública y muy sensibles a los cambios. Este es el ideal para
su frecuencia, pero no contempla todas las realizar comparaciones con las futuras ENSIN
posibilidades de consumo para los grupos y, sobre todo, evaluar intervenciones con fines
de alimentos definidos en las GABAS ni los alimentarios y nutricionales.
intercambios de los mismos.
8.7 ACTIVIDAD FÍSICA
8.6.1 INDICADORES ANALIZADOS
PARA LA MEDICIÓN DE PRÁCTICAS DE Y COMPORTAMIENTOS
ALIMENTACIÓN EN LA ENSIN 2015 SEDENTARIOS

La metodología y cálculo de indicadores de En la ENSIN 2015, como determinante


este determinante singular de la situación singular de la situación nutricional de la
nutricional se realizó de manera transversal en población colombiana, se estimaron los
todas las etapas del curso de vida analizadas. niveles de actividad física y comportamientos
Los indicadores respondieron a: sedentarios de las poblaciones en edad
preescolar (3 a 5 años), escolar (6 a 9 años)
1) Prevalencia de uso o consumo usual de adolescentes (10 a 17 años), gestantes
algunos alimentos y la realización de y adultos (18 a 64 años), en las cuales se
prácticas asociadas a la alimentación que analizaron los indicadores de acuerdo con
han sido consideradas de interés para la las particularidades de cada uno de estos
nutrición pública del país. momentos del curso de vida.

2) Frecuencia media/día. Así mismo (con excepción de la población


en edad preescolar), se estimó, como un
La frecuencia de consumo se refiere a una indicador de riesgo cardiovascular, la fuerza
categoría del tiempo, en síntesis ¿cada cuánto muscular del segmento superior, evaluado
consume?, esa referencia es relativa al consumo mediante el test de dinamometría de prensión
usual en un mes. Los sujetos cuando enfrentan manual, con dinamómetro digital Takei TKK
esta pregunta suelen hablar de la cantidad de 5101 (intervalo 5 - 100 kg, precisión 0,1 kg)
lo que consumen; sin embargo, de acuerdo con (30). Este indicador no cuenta con patrones
lo establecido en la metodología de la ENSIN, de referencia para Colombia y, por tanto,
para este determinante lo que cobra mayor en la ENSIN 2015 se presentan las medias e
relevancia no es el ¿cuánto? como categoría de intervalos de confianza del 95 % del indicador
cantidad, sino lo más relevante es ¿cada cuánto en unidades de kilogramo-fuerza (KgF).
en el tiempo? Adicionalmente, en la ENSIN 2015
se buscó informar sobre una variable continua, 8.7.1 INSTRUMENTOS E INDICADORES
la frecuencia/día, siendo este un indicador que ANALIZADOS EN LA ENSIN 2015
expresa el número de veces que en promedio
al día se consume el alimento o se realiza la NIÑOS Y NIÑAS DE 3 A 5 AÑOS
práctica de interés.
Para este grupo poblacional, la fuente de
La prevalencia (%) y la frecuencia (veces/día) información se consideró como idónea al
son índices que se complementan: no es lo reportarse desde la madre o cuidador del
mismo que de 100 sujetos muchos usen, niño o niña.
consuman o practiquen (prevalencia), pero
que lo hagan poco en el día (frecuencia, veces/ La estimación del juego activo y el
día); a que, de 100 sujetos, pocos realicen el comportamiento sedentario se evaluó por

70 Versión 2
medio del cuestionario para la Medición relacionado con tareas escolares frente a pantallas
de Actividad Física y Comportamiento como TV, computador, juegos de video, tabletas
Sedentario (C-MAFYCS), dirigido a padres o celular13. En las ENSIN 2005 y 2010 se incluyó el
de familia para medir juego activo fuera del módulo de ver TV o jugar con videojuegos; sin
contexto educativo (31,32). La propuesta de embargo, dada la disponibilidad para el 2015 de
este cuestionario surgió de la necesidad de dispositivos electrónicos como computadores,
proporcionar información sobre juego activo tabletas o celulares, en estos grupos de edad
y tiempo excesivo frente a pantallas, con base se modificó la pregunta incluyendo en ella los
en las actividades comunes que realizan los dispositivos de uso regular a la actualidad.
niños en el contexto local y considerando,
además, que en el país no existe evidencia Como informante idóneo para los niños y
previa sobre estudios de prevalencia en este niñas menores de 13 años se consideró a la
segmento de la población. madre o cuidador; de 13 años en adelante,
el informante era el sujeto seleccionado en
De esta manera, los puntos de corte establecidos la submuestra. El periodo de referencia para
para los indicadores analizados son: la indagación tanto de actividad física como
de exposición a pantallas fueron los últimos 7
• Juego activo: todas las actividades en días con referencia al día de la Encuesta.
las que los niños y niñas necesitan un
mayor esfuerzo aumentan los latidos Para el análisis de estos indicadores, los puntos
del corazón, la respiración y a veces de corte establecidos fueron:
sudan (fuera de la institución académica)
durante un tiempo igual o superior a 180 • Cumplimiento de las recomendaciones
minutos diarios, en los últimos 7 días. de actividad física: estimado como realizar
60 o más minutos diarios de actividad
• Tiempo excesivo frente a pantallas: con física moderada o vigorosa.
un periodo de referencia de los últimos 7
días, se consideró para los niños y niñas de • Tiempo excesivo frente a pantallas:
3 y 4 años un tiempo igual o superior a 1 considerado como pasar 2 horas o más
hora diaria de tiempo no relacionado con diarias de tiempo no relacionado con
tareas escolares, frente a pantallas como TV, tareas escolares frente a pantallas como
computador, juegos de video, tabletas o TV, computador, juegos de video, tabletas
celular. Para los niños y niñas de 5 años, bajo o celular.
el mismo periodo de referencia, el tiempo
estimado como excesivo se estableció
en 2 horas o más al día del tiempo no ADULTOS JÓVENES Y ADULTOS DE 18 A 64
relacionado con tareas escolares, frente a AÑOS
pantallas como TV, computador, juegos de
video, tabletas o celular. Para este grupo poblacional se utilizó la
versión larga del cuestionario internacional
NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES de actividad física: el “International Physical
DE 6 A 12 AÑOS Y DE 13 A 17 AÑOS Activity Questionnaire” (IPAQ), desarrollado
por la OMS (33). Ese cuestionario fue diseñado
En estos grupos de edad se utilizó el cuestionario para el monitoreo de actividad física a través de
del Youth Risk Behavior Surveillance System diversos países y es recomendado por la OMS
(YRBSS), para estimar el indicador de para Encuestas poblacionales. El IPAQ ha sido
cumplimiento de las recomendaciones de validado internacionalmente y para Colombia
actividad física y para analizar el tiempo excesivo (34). Con base en los estudios nacionales e
frente a pantallas, indagando sobre el tiempo no internacionales, se determinó que para la

13. Para el grupo de escolares de 6 a 12 años, las preguntas fueron adaptadas para ser respondidas por el cuidador.

Versión 2 71
ENSIN 2015 se incluirían los dominios de en adelante. Por lo anterior, Colombia se
tiempo libre y transporte. convierte en el primer país de América
Latina en reportar el cumplimiento de las
La estructura de los dominios del IPAQ es recomendaciones de actividad física en la
idéntica a la utilizada en las ENSIN 2005 y población de gestantes a nivel nacional.
2010 para permitir comparaciones válidas; sin Para la medición de actividad física en las
embargo, la población incluida en el 2015 para gestantes se aplicó el IPAQ. Solo se evaluaron
este determinante incluyó tanto población las gestantes que reportaron no tener
del área cabecera como del área resto, contraindicaciones para la realización de
condición que en el 2010 solamente se dio actividad física al momento de la Encuesta.
en la población residente del área cabecera.
Por lo tanto, para efectos de comparaciones Así mismo, se aplicó el módulo de conductas
en los 3 puntos de la serie de la ENSIN estas sedentarias de la versión larga del cuestionario
solamente son válidas en el área cabecera. IPAQ. En este cuestionario se indagó acerca del
tiempo no relacionado con actividades laborales
Por otro lado, para la recolección de los datos frente a pantallas como TV, computador, juegos
de conductas sedentarias se utilizó el módulo de video, tabletas o celular.
de conductas sedentarias de la versión larga
del cuestionario IPAQ (33). Ese cuestionario La información reportada para el
fue diseñado para el monitoreo de conductas diligenciamiento de este cuestionario es
sedentarias a través de diversos países y es directa desde el individuo seleccionado,
recomendado por la OMS para Encuestas teniendo como referencia los últimos 7 días
poblacionales. previos a la Encuesta.

La información reportada para el Los puntos de corte utilizados para este grupo
diligenciamiento de este cuestionario es poblacional fueron:
directa desde el individuo seleccionado,
teniendo como referencia los últimos 7 días • Cumplimiento de las recomendaciones
previos a la Encuesta. Los puntos de corte de actividad física: considerado como
utilizados para este grupo poblacional fueron: realizar 150 minutos o más de actividad
física moderada o vigorosa.
• Cumplimiento de las recomendaciones
de actividad física: realizar al menos 150 • Tiempo excesivo frente a pantallas: pasar
minutos semanales de actividad física 2 horas o más diarias de tiempo no
aeróbica de intensidad moderada, o 75 relacionado con actividades laborales
minutos semanales de actividad física frente a pantallas como TV, computador,
aeróbica vigorosa, o una combinación juegos de video, tabletas o celular.
equivalente a actividad física aeróbica de
intensidad moderada o vigorosa.
8.8 ESTADO NUTRICIONAL
• Tiempo sedentario excesivo frente a POR INDICADORES
pantallas: pasar 2 horas o más diarias de ANTROPOMÉTRICOS
tiempo no relacionado con el trabajo
frente a pantallas como TV, computador, El estado nutricional resulta de la relación entre
juegos de video, tabletas o celular. lo consumido y lo requerido, materializado
o expresado físicamente en una persona
mediante indicadores antropométricos
GESTANTES ADULTAS o signos clínicos (35). Los cálculos de los
indicadores antropométricos se realizan a
La ENSIN 2015 evaluó la actividad física, partir de diversas mediciones corporales
fuerza muscular y tiempo excesivo frente (peso, talla, circunferencias, entre otras),
a pantallas en las gestantes de 18 años dependiendo del interés en salud pública.

72 Versión 2
La toma de las medidas antropométricas en o registro en el caso de requerirse. Del
la ENSIN 2015 se realizó a toda la población mismo modo, facilitó el registro de mínimo
encontrada en los hogares entre 0 y 64 años, dos tomas por medición antropométrica.
sin condiciones físicas o mentales que alteraran Según las diferencias establecidas como
el crecimiento o limitaran la toma de medidas máximas tolerables, solicitaba o no una
antropométricas en campo (síndrome de Down, tercera medición antropométrica.
estado de coma, muerte cerebral, persona de
talla baja o con enanismo, parálisis física, falta 8.8.1 MEDICIONES Y EQUIPOS
de miembros, entre otros). Las mediciones
se desarrollaron por Encuestadoras (mujeres) Para garantizar la confiabilidad de la
previamente capacitadas, bajo los estándares información, todos los profesionales
técnicos definidos que garantizaran la calidad encargados de las mediciones antropo-
de la información obtenida (36). métricas en el operativo de campo fueron
dotados con equipos de las mismas referencias,
El sistema de recolección dispuesto para de alta calidad y resistentes a las condiciones
el registro de información de la Encuesta, de transporte, acceso a electricidad, estrés
para el caso específico de las mediciones diario de uso, clima y humedad de los
corporales, contó con mallas de validación territorios, dadas las necesidades técnicas y de
y consistencia, de acuerdo con los valores movilidad demandadas para la ENSIN 2015.
considerados como extremos de peso, talla
y circunferencia de la cintura, incluidos A continuación, se describen las medidas
por edad y sexo, generando alertas que antropométricas definidas para cada grupo
permitieran la verificación de las mediciones de edad:

Cuadro 5. Mediciones tomadas por grupo de edad

Edad Sexo Medida corporal


Peso
0 a < 2 años Femenino y masculino
Longitud
Peso
2 a 12 años Femenino y masculino
Talla
Peso
13 a 64 años Femenino y masculino Talla
Circunferencia de cintura
Peso
10 a 49 años Femenino (gestante)
Talla

Teniendo en cuenta que la Encuesta de Salud, la balanza electrónica marca SECA referencia
Bienestar y Envejecimiento (SABE) tiene como 874, equipo con capacidad de 200 kg,
objeto conocer la situación actual de las precisión de ±100 gramos para pesos de 0
personas adultas mayores en Colombia y que a 50 kg y de ±0,15 % para pesos superiores
en ella se toman mediciones antropométricas, a 50 kg. Cuenta con división de medición de
en la ENSIN 2015 no se evaluó el estado 50 gramos para menos de 150 kilos y de 100
nutricional de dicho grupo poblacional. gramos para superiores entre 150 y 200 kilos.
Esta báscula se caracteriza por tener pilas de
PESO larga duración, un diseño fácil de usar, un bajo
peso, construcción sólida y precisión alta, que
Para la toma del peso corporal en la población no se ve afectada ante los diferentes niveles
de todas las edades en la ENSIN, se hizo uso de de humedad.

Versión 2 73
Teniendo en cuenta los diversos tipos de pisos Para la medición de talla/longitud se tuvieron
encontrados en las viviendas de los hogares y en cuenta, entre otros aspectos: la distribución
los niveles de inclinación, se complementaron equitativa del cuerpo en el tallímetro, la
los insumos de las Encuestadoras con un posición de la cabeza en plano horizontal
nivelador que, junto con las patas de nivelación de Frankfurt, brazos a los costados, piernas
extragrandes de la báscula, permitió afirmar su estiradas con rodillas y talones juntos, puntas
posición sobre cualquier superficie. de pies separados y cinco puntos de contacto
corporal con el dispositivo de medición
Las mediciones del peso se realizaron bajo la de referencia: talones, pantorrillas, glúteos,
instrucción de retiro de ropa elaborada con omoplatos y cabeza.
materiales pesados como ruanas, chaquetas,
sacos gruesos, entre otros, en los cuales se CIRCUNFERENCIA DE CINTURA
incluyeron los accesorios (pulseras, relojes,
collares pesados) y los zapatos. Esta condición La medición de cintura fue tomada en población
fue similar en los niños y las niñas que usaban de 13 a 64 años (excluyendo a las mujeres
pañal, el cual, o fue retirado o se solicitaba su gestantes y a aquellas con posparto inferior a
cambio por uno seco. 3 meses a la fecha de la Encuesta) con cintas
métricas de material metálico “ROSSCRAFT”,
En los niños menores de 2 años, teniendo con capacidad de 200 cm y precisión de 1 mm.
en cuenta que la SECA 874 tiene función “2 Esta cinta es adecuada teniendo en cuenta que
in 1”, la cual permite pesar a bebés y niños está fabricada con material inextensible con el
pequeños en brazos de una persona adulta uso y que es flexible para usar en mediciones
del hogar, se pesaba primero a la madre o de este tipo.
al cuidador y posterior a ello se aplicaba la
función “2 en 1” quedando en ceros la báscula. Para la toma de la circunferencia se solicitó al
Inmediatamente la Encuestadora ubicaba individuo mantener una posición erguida con
al niño o niña de manera vertical pegado al una distribución equitativa del peso corporal
pecho del adulto colaborador para la lectura entre las dos piernas, brazos cruzados en frente
independiente del peso del niño o niña. del pecho, mirada al frente y quitar zapatos de
tacón y ropa u otro material que protegiera
TALLA / LONGITUD el torso del cuerpo e impidiera la medición
directa sobre la piel. La ubicación del punto de
Para la toma de las mediciones de longitud y talla referencia para la toma fue la mitad del borde
se utilizó un tallímetro de referencia Shorr board, superior de la cresta iliaca y el borde inferior de
el cual es un equipo portátil con pieza móvil para la costilla no flotante, marcación que se realizó
pies/cabeza con ángulo de 90ºC y autocierre. La en el costado derecho e izquierdo del cuerpo
cinta de medición cuenta con división de precisión permitiendo la ubicación de la cinta métrica
de 1 mm, que es de fácil lectura, en bajo relieve, de manera paralela al piso, manteniendo la
con película selladora transparente de protección cinta justa sobre la piel. La lectura se realizó
para su mejor resistencia al uso. Este equipo es de ubicando la cabeza y la mirada del Encuestador
fácil ensamble, con doble funcionalidad (adultos y a la altura del punto de medición, evitando
niños) y es relativamente liviano. interpretación y registro inadecuados.

En los niños y niñas menores de 2 años la 8.8.2 INDICADORES


medición de la longitud se realizó con el cuerpo DEL ESTADO NUTRICIONAL
acostado y se solicitó colaboración del adulto POR ANTROPOMETRÍA
del hogar para mantener adecuadamente la ANALIZADOS POR ETAPAS
posición de la cabeza. En la población de 2 a DEL CURSO DE VIDA
64 años, los individuos estuvieron de pie. Se
retiraron en todos los casos: calzado y adornos En el 2016, el MSPS expidió la Resolución
de la cabeza, gafas, trenzas u otros elementos 2465, por la cual se adoptan los indicadores
que pudieran alterar la medición. antropométricos, patrones de referencia

74 Versión 2
y puntos de corte para la clasificación mujeres gestantes. El análisis de los datos
antropométrica del estado nutricional de se realizó con el software libre de la OMS
niñas, niños y adolescentes, adultos de 18 Anthro y Anthro Plus para la estimación
a 64 años y gestantes adultas y se dictan de los puntajes Z de los indicadores
otras disposiciones (37). De acuerdo con antropométricos peso para la longitud/
ella, se realizaron las estimaciones de los talla, peso para la edad, longitud/talla para
indicadores de las diferentes etapas del la edad e índice de masa corporal. Los otros
curso de vida analizados en la Encuesta y no datos se analizaron con el software Stata
se presentaron diferencias con la resolución versión 14.0.
vigente para el análisis de la ENSIN 2010, por
lo que para ellos no se requirió reprocesar De esta forma, los criterios de clasificación se
la base de datos, excepto para el grupo de establecieron de la siguiente manera:

Cuadro 6. Criterios de clasificación antropométrica


por grupo de edad y estado fisiológico

Etapa del curso


Indicador Clasificación Punto de corte
de vida

Menos de – 2 Desviación
Peso para la edad Desnutrición global
Estandar (DE)
Retraso en talla o baja talla
Talla para la edad Menos de – 2 DE
Niños y niñas para la edad
menores de 5 años Desnutrición aguda
Peso para la talla Menos de – 2 DE
(moderada y severa)
Exceso de peso
IMC para la edad Mayor a + 2 DE
(sobrepeso y obesidad)
Retraso en talla o baja talla
Talla para la edad Menos de – 2 DE
para la edad
Exceso de peso
Niños y niñas de 5 a Mayor a + 1 DE
(sobrepeso y obesidad)
12 años
IMC para la edad Mayor a + 1 DE y menor o
Sobrepeso
igual a + 2 DE
Obesidad Mayor a + 2 DE
Retraso en talla o baja talla
Talla para la edad Menos de – 2 DE
para la edad
Exceso de peso
Mayor a + 1 DE
(sobrepeso y obesidad)
Adolescentes
(hombres y mujeres IMC para la edad Mayor a + 1 DE y menor o
Sobrepeso
no gestantes) 13 a igual a + 2 DE
17 años
Obesidad Mayor a + 2 DE
Al no contarse en el país con población de referencia ni
Circunferencia de cintura con puntos de corte para este grupo etario, se presenta
la distribución por percentiles.
De acuerdo con la
Bajo peso para la edad semana de gestación,
gestacional según gráfico de Atalah -
Gestantes 10 a 49 IMC para la edad Universidad de Chile *
años gestacional De acuerdo con la semana
Exceso de peso para
de gestación en gráfico
la edad gestacional
de Atalah - Universidad de
(sobrepeso y obesidad)
Chile *

Versión 2 75
Etapa del curso
Indicador Clasificación Punto de corte
de vida
Exceso de peso
Mayor o igual 25 Kg/m2
(sobrepeso y obesidad)
IMC Mayor o igual 25 Kg/m2
Sobrepeso
Hombres y mujeres hasta menos de 30 Kg/m2
de 18 a 64 años (no Obesidad Mayor o igual 30 Kg/m2
gestantes) Hombres: mayor o igual a
90 cm
Circunferencia de cintura Obesidad abdominal
Mujeres: mayor o igual a
80 cm
* Teniendo en cuenta que la Resolución 2465 del 2016 no cuenta con patrones de IMC para las gestantes menores de 18 años, el grupo de investigadores
expertos (en los que se incluyó a Eduardo Atalah, como referente internacional), con base en análisis técnicos y soporte de otros estudios poblacionales,
decidió, en consenso, realizar los análisis bajo los mismos puntos de corte definidos para las gestantes adultas presentadas en la Resolución.

8.9 VITAMINAS Y MINERALES DE término “micronutrientes”, se modificó, con


el propósito de resaltar su importancia en
INTERÉS EN SALUD PÚBLICA la nutrición y facilitar la comprensión en la
interpretación.
La “situación nutricional por vitaminas y
minerales de interés en salud pública”, que Para la determinación de la concentración
en las versiones anteriores de la ENSIN se de vitaminas y minerales, se obtuvieron
denominaba “situación nutricional por muestras biológicas por grupos etarios, como
indicadores bioquímicos” utilizando el se describe a continuación:

Cuadro 7. Número de muestras biológicas tomadas por grupo de edad

Número de
Grupo de edad muestras
6 a 11 meses 1 128
1 a 4 años 8 928
5 a 12 años 16 462
Hombres de 13 a 17 años 6 481
Mujeres en edad fértil (MEF) de 13 a 49 años 9 998
Mujeres gestantes de 13 a 49 años 1 249

Las muestras fueron tomadas en terreno fue protegido de la luz previo a la toma de
por profesionales en bacteriología, la muestra y la centrifugación se llevó a cabo
estandarizados y capacitados en el grupo antes de transcurrir una hora desde su toma, a
de Nutrición del Instituto Nacional de Salud 3 500 revoluciones por minuto (rpm), durante
(INS). Se recolectaron entre 5 y 7 mL de sangre 10 minutos. Posteriormente, el plasma
total, distribuidos en tubos con heparina fue depositado en viales de color ámbar.
sódica para la determinación de Ferritina, Para el caso del tubo libre de metales, su
Proteína C Reactiva (PCR) y Vitamina A; tubo centrifugación se llevó a cabo al transcurrir 30
recubierto de silicona, libre de aditivos para minutos desde la toma de la muestra a 3 500
la determinación de zinc y tubo seco con rpm, durante 10 minutos. Luego, el suero
gel para la determinación de Vitamina D y fue depositado en viales transparentes y,
Vitamina B12. El tubo con heparina sódica finalmente, los tubos con gel se centrifugaron

76 Versión 2
antes de transcurrir una hora desde la toma de MEDICIONES
la muestra a 3 500 rpm, durante 10 minutos.
Todos los tubos y viales se etiquetaron con Para todas las determinaciones se utilizaron las
los códigos respectivos para garantizar metodologías de referencia estándar avaladas
anonimización de las muestras. internacionalmente, además de seguir con
estricto rigor los procedimientos operativos
Adicionalmente, se recolectaron entre 30 y 40 estándar de toma, transporte, procesamiento,
mL de una muestra espontánea de orina de calidad y bioseguridad del Sistema de Gestión
cualquier momento del día en un frasco, al del INS.
cual se le agregaron 3 mL de ácido clorhídrico.
Posterior a su mezcla, se depositaron 2 mL HEMOGLOBINA
en dos viales transparentes y se conservaron La determinación de hemoglobina se realizó
en refrigeración hasta su entrega en el a toda la población seleccionada para el
laboratorio del grupo de Nutrición del INS componente de vitaminas y minerales, desde
para procesamiento de yodo. los 6 meses hasta los 49 años de edad. La
concentración de hemoglobina en sangre
8.9.1 EQUIPOS Y MEDICIONES total se determinó por el método colorimétrico
azidametahemoglobina utilizando el sistema
Las mediciones y equipos utilizados durante el HemoCue, que se basa en una medición
trabajo de campo, procesamiento, transporte y óptica de la trayectoria de luz corta, a través
almacenamiento de muestras para la estimación de la microcubeta que contiene la muestra
del estado nutricional por vitaminas y minerales de sangre con desoxicolato de sodio que
usados se describen a continuación: rompe la membrana de los eritrocitos y libera
la hemoglobina. El nitrito de sodio convierte el
EQUIPOS hierro de la hemoglobina del estado ferroso al
estado férrico para formar metahemoglobina, el
Teniendo en cuenta que para el desarrollo cual se combina con la azida de sodio para formar
del componente de vitaminas y minerales se la azidametahemoglobina. Posteriormente, se
requieren cantidades considerables de material lee a una longitud de onda entre a 565 y 880
y equipos, fue necesario dotar a cada uno nm en el equipo portátil HC 201+ (38–41).
de los bacteriólogos de campo de material y
equipos portátiles, con un peso y estructura Este método presenta alta sensibilidad,
lo suficientemente robustos, que soportaran especificidad, exactitud y precisión ya que ha
todos los rigores del clima, el transporte y la sido validado frente al método de referencia,
misma dinámica de la Encuesta; sin que esto cianometahemoglobina y es un método de
afectará las condiciones técnicas de los mismos. diagnóstico rápido y ampliamente utilizado
en campo para medir niveles de hemoglobina
Los equipos usados en terreno para la (42,43).
recolección y procesamiento de muestras
fueron: En el desarrollo del operativo de campo,
diariamente y antes de cada jornada se
Centrífugas portátiles EBA 20, reguladores verificó el correcto funcionamiento del
de voltaje, Hemo Cue 201+, tanques de sistema con la medición de tres niveles de
nitrógeno de 11 y 6 litros y neveras de icopor, control (alto, medio y bajo) y se graficó en
además de todo el material estéril necesario las curvas de calidad que fueron aprobadas
para la toma de muestras. diariamente antes de analizar las muestras de
los participantes en la Encuesta.
Los equipos usados en el laboratorio del
Grupo de Nutrición para el procesamiento de El valor de hemoglobina fue corregido por
muestras son de alta tecnología y se siguió altitud a nivel del mar (44,45). Los puntos de
el plan de mantenimiento y verificación del corte para estimar anemia se presentan en el
Sistema Integrado de Gestión del INS. cuadro 8 (38–42).

Versión 2 77
Cuadro 8. Puntos de corte para hemoglobina

Población Punto de corte g/dL

Niños y niñas de 6 a 11 meses <11,0

Niños y niñas de 1 a 4 años <11,0

Niños y niñas de 5 a 12 años <11,5

Hombres adolescentes de 13 a 14 años <12,0

Hombres adolescentes de 15 a 17 años <13,0

Mujeres en edad fértil (MEF) de 13 a 49 años <12,0

Mujeres gestantes de 13 a 49 años <11,0

FERRITINA directa, utilizando cantidades constantes


La determinación de ferritina se realizó a de dos anticuerpos anti-ferritina. El primer
población de niños y niñas de 1 a 4 años, anticuerpo, presente en el reactivo lumínico,
niños y niñas de 5 a 12 años, adolescentes de es un anticuerpo policlonal de cabra anti-
13 a 17 años, mujeres en edad fértil de 13 a 49 ferritina marcado con éster de acridinio. El
años y mujeres gestantes de 13 a 49 años. segundo anticuerpo, presente en la fase
sólida, es un anticuerpo monoclonal de ratón
La muestra de plasma fue transportada en anti-ferritina unido de manera covalente a
nitrógeno líquido hasta el laboratorio de partículas paramagnéticas (46–48). El valor
nutrición del INS y los niveles fueron medidos de ferritina fue corregido teniendo en cuenta
por quimiolumiscencia en el equipo ADVIA el resultado de PCR ultrasensible (49,50). Los
Centaur XP de Siemens. Es un inmunoensayo puntos de corte para determinar deficiencia
de tipo sándwich de dos puntos que se muestran en el siguiente cuadro (46–48).
emplea tecnología quimioluminométrica

Cuadro 9. Puntos de corte de ferritina

Población Punto de corte ug/L

Niños y niñas de 1 a 4 años <12

Niños y niños de 5 a 12 años

Hombres de 13 a 17 años <15

MEF y gestantes de 13 a 49 años

VITAMINA A el laboratorio de nutrición del INS, donde


La determinación de Vitamina A se realizó a se procesó por cromatografía líquida de
población de niños y niñas de 1 a 4 años. La alta resolución en los cromatógrafos UFC
muestra de plasma fue protegida de la luz Prominence HPLC y VP 20, marca Shimadzu.
durante la toma, separación y almacenamiento Esta metodología se utiliza para identificar,
y fue transportada en nitrógeno líquido hasta separar, purificar y cuantificar la vitamina A.

78 Versión 2
Durante el procedimiento, el plasma es tecnología de quimioluminiscencia directa,
diluido a la mitad con una solución de acetato en el cual la vitamina B12 de la muestra
de retinol en etanol. Este solvente precipita del individuo compite con la vitamina B12
las proteínas liberando el retinol que luego es marcada con éster de acridinio unida al
extraído con hexano, el extracto obtenido se reactivo lumínico por una cantidad limitada
evapora con nitrógeno gaseoso y el residuo de factor intrínseco purificado, que está
se resuspende en metanol. Finalmente, la unido de manera covalente a partículas
concentración de retinol se relaciona con paramagnéticas de la fase sólida. Se utiliza
el área bajo la curva del retinol con la del agente liberador y DTT para liberar la vitamina
acetato que se utiliza como control interno. B12 de las proteínas de unión endógenas de
Para determinar deficiencia de vitamina A se la muestra y la cobinamida para evitar que
consideraron valores inferiores a 20 ug/dL de se formen nuevas uniones después de que
retinol (38,51–53). se haya agregado la fase sólida a la muestra.
Los puntos de corte para evaluar el estado
ZINC de esta vitamina se muestran en el cuadro 10
La determinación de zinc se realizó a población (38,58–62).
de niños y niñas de 1 a 4 años. La muestra
de suero libre de metales de transición fue Cuadro 10. Puntos
transportada en nitrógeno líquido hasta el de corte de vitamina B12
laboratorio de nutrición del INS y los niveles de
este mineral se midieron por espectrometría
de absorción atómica por horno de grafito Punto de
Población
en el espectrofotómetro AA 7.000 Shimadzu, corte pg/mL
en el cual la concentración de zinc es
Deficiencia <200
determinada por la cantidad de absorción Todos los
Riesgo de
y la curva de calibración. Los átomos libres grupos
deficiencia: 200 a 300
en estado basal son capaces de absorber poblacionales
Aceptable: > 300
radiación electromagnética de una frecuencia
determinada, pasando así al estado excitado,
por lo que se plantea la expresión: A=0,43N*1*k Vitamina D
(λ), la cual establece que la absorbancia A es La determinación de vitamina D se realizó a
proporcional al número de átomos libres N y población de niños y niñas de 1 a 4 años, niños
a la longitud de la capa absorbente l, a través y niñas de 5 a 12 años, hombres de 13 a 17
de la constante de proporcionalidad k(λ) años, mujeres en edad fértil de 13 a 49 años y
denominada coeficiente de absorción espectral mujeres gestantes de 13 a 49 años. La muestra
atómico. Todas las muestras fueron tomadas de suero fue transportada en nitrógeno
en condiciones de no ayuno. Para determinar líquido hasta el laboratorio de nutrición
deficiencia se consideraron valores inferiores a del INS y fue medida en el ADVIA Centaur
65 ug/dL (38,54–57). XP VD por quimiolumiscencia, que es un
inmunoensayo competetitivo de anticuerpos
VITAMINA B12 que utiliza un anticuerpo monoclonal de ratón
La determinación de vitamina B12 se realizó anti-fluoresceína unido de manera covalente
a población de niños y niñas de 1 a 4 años, a partículas paramagnéticas (PMP), un
niños y niñas de 5 a 12 años, adolescentes anticuerpo monoclonal de ratón anti-25(OH)
de 13 a 17 años, mujeres en edad fértil de vitamina D marcado con éster de acridinio
13 a 49 años y mujeres gestantes de 13 a 49 y un análogo de la vitamina D marcado con
años. La muestra de suero fue transportada fluoresceína (62–66).
en nitrógeno líquido hasta el laboratorio de
nutrición del INS, donde los niveles de vitamina En esta Encuesta se determinaron la
B12 se midieron por quimiolumiscencia en el insuficiencia y la deficiencia de vitamina
ADVIA Centaur XP de Siemens. Este método D. La primera, se refiere a la imposibilidad
es un inmunoensayo competitivo que utiliza de responder adecuadamente frente a los

Versión 2 79
requerimientos de esta vitamina y la segunda, de corte para yodo se muestran en el cuadro 12
como depósitos deficitarios para responder a (67–72).
la necesidad biológica mínima requerida. Los
puntos de corte para evaluar vitamina D se Cuadro 12. Puntos de corte para yodo
presentan en el siguiente cuadro (64,65).
Punto de corte
Cuadro 11. Puntos de corte de vitamina D Población
ug/L

Punto de corte Deficiencia: <100


Población Niveles adecuados:
nmol/L
Todos los grupos 100-199
Deficiencia: <50 poblacionales Riesgo de ingesta
Todos los grupos
Insuficiencia: 50 - <75 excesiva: 200-299
poblacionales
Suficiencia: >75 Exceso: > 300

YODO EN ORINA 8.9.2 CLASIFICACIÓN DE LA


La determinación de Yodo en orina (67,68) se IMPORTANCIA DE DEFICIENCIAS
realizó a población de niños y niñas de 5 a 12 DE MICRONUTRIENTES PARA LA
años y a mujeres en edad fértil de 13 a 49 años. La SALUD PÚBLICA EN FUNCIÓN
muestra de orina fue transportada y refrigerada DE LA PREVALENCIA ESTIMADA
hasta el laboratorio de nutrición del INS, donde
la concentración de yodo se midió en el equipo La OMS realiza una compilación de las
Genesys 30, usando espectrofotometría UV- recomendaciones actuales relacionadas
Visible, mediante la reacción de SANDELL – con el Sistema de Información Nutricional
KOLTHOFF en donde pequeñas cantidades de sobre Vitaminas y Minerales y emite las
yodo, en forma de yoduro (I-), pueden detectarse recomendaciones a la hora de interpretar los
usando el efecto catalítico de esta especie sobre resultados para considerarse como problema
la reacción de oxidación-reducción entre los de salud pública (39,44,53), los cuales se
iones Ce (IV) y As (III) en medio ácido. Los puntos describen a continuación:

Cuadro 13. Puntos de corte para establecer la magnitud


de la deficiencia como problema de salud pública

Importancia para
Indicador Prevalencia (%)
la salud pública

Anemia Leve 5,0 - 19,9

Moderado 20,0 - 39,9

Severo 40,0 o más

Deficiencia de La ferropenia no tiene gran prevalencia < 20,0


hierro
La ferropenia tiene gran prevalencia 20,0 o más

Deficiencia de Leve 2,0 - 9,0


vitamina A
Moderado 10,0 - 19,0

Severo 20,0 o más

80 Versión 2
8.9.3 CONTROL DE CALIDAD medio de estimación de proporciones, ajustadas
EN EL LABORATORIO de acuerdo con el diseño muestral y según los
pesos muestrales en los cuales el numerador
Para el control de calidad en el laboratorio del correspondía al número de casos que cumplía
INS se utilizaron controles de primera opinión, con la característica de interés en cada uno
control interno preparado en el laboratorio de los componentes y el denominador hacía
y estándares certificados por el National referencia al tamaño del grupo o subpoblación
Institute of Standards & Technology (NIST) y sobre la cual se realizaba la estimación. Así
el National Institute for Biological Standards mismo, se estimaron promedios mediante la
and Control (NIBSC). Además, se realizó fórmula usual, teniendo en cuenta también los
control externo de la calidad con el Centers ajustes por diseño y pesos muestrales.
for Disease Control and Prevention (CDC).
Todos los controles y calibradores respectivos Adicionalmente, se calcularon los coeficientes
son incluidos en cada corrida de cada análisis de variación (error estándar/estimación*100)
y diariamente se verifica y aprueba el control para evaluar la precisión de las estimaciones,
de calidad para poder procesar las muestras y considerando el nivel de precisión de estas de
garantizar su calidad (72,73). la siguiente manera:

El laboratorio de nutrición del INS, desde • Coeficiente de variación igual o mayor


hace más de dos décadas, hace parte de la a 15 % y menor a 20 % la precisión es
Evaluación Externa de la Calidad efectuada aceptable. En las tablas de resultados este
por el CDC, para los analitos de Ferritina, PCR, se representa con el siguiente símbolo:
vitamina B12, vitamina D, vitamina A, zinc y “˄” que antecede el dato.
yodo en orina.
• Coeficiente de variación igual o mayor
Periódicamente, el laboratorio de nutrición a 20 % y menor a 30 % la precisión es
recibe muestras de concentración regular y por lo tanto la estimación debe
desconocida para ser procesadas, con el fin ser usada con precaución. En las tablas y
de conocer la fiabilidad de los resultados y gráficas de resultados este se representa
así evaluar la calidad en cuanto a precisión y con un asterisco (*) que antecede el dato.
exactitud de las mediciones del laboratorio,
recibiendo así año tras año la certificación • Coeficiente de variación igual o mayor
básica de sus procesos. a 30 % la precisión es muy baja y por lo
tanto la estimación debe ser usada con
Para el 2017, el CDC otorgó, además, el precaución. En las tablas y gráficas de
reconocimiento Succesfull participación, resultados este se representa con dos
confirmando la excelencia de trabajo y asteriscos antecediendo el dato (**).
garantía de los resultados emitidos por el
laboratorio de nutrición del INS. Así mismo, teniendo en cuenta que la
cantidad de observaciones sobre la cual
se realiza la estimación puede ser limitada,
se establecieron los siguientes criterios de
9 ANÁLISIS E advertencia para la interpretación de la
INTERPRETACIÓN información:

DE LOS DATOS • Las estimaciones calculadas para


subpoblaciones con tamaños entre
Para los análisis de la información recolectada 25 y 49 observaciones sin ponderar se
en cada uno de los desarrollos temáticos encuentran precedidas por un ([).
cuantitativos de la ENSIN 2015, se utilizó el
software Stata 14.0, en el cual se procesó la • Las estimaciones calculadas para subpo-
información y se estimaron prevalencias por blaciones con tamaños menores a 25 ob-

Versión 2 81
servaciones sin ponderar no se presentan documento, se presenta a continuación un
y se encuentra precedidas por un (†). ejemplo (con valores supuestos), de manera
que se pueda identificar el contenido de ellas.
9.1 DESCRIPCIÓN PARA LA
Es preciso mencionar que todas las tablas
LECTURA DE TABLAS con contenidos estadísticos cuentan con
aclaraciones al pie de la tabla, donde su lectura es
Para facilitar la lectura e interpretación de las fundamental para la interpretación y adecuado
tablas que acompañan los análisis de este uso de la información.

Figura 9. Guía para la lectura e interpretación de los datos

Descripción: anuncia el indicador o


Número de hogares variable de análisis, unidad de medición
Características del
o individuos sin y secuencia de la tabla
indicador/ variable
ponderar
Tabla 1. Distribución porcentual de la población por grupos de edad
Indica la cantidad
de hogares o Menores de 1 añob 1 - 2 años
Categoría na
individuos utilizados % IC
c
%Indicador/Variable
ICc
para el cálculo del
indicador Nacional 151343 1,8 1,7 1,9 3,5 3,4 3,7
Unidad del
indicador o variable

Variables / indicador Sexo Unidad del


indicador o variable
Hombres 23 † † † † † †

Mujeres 78544 1,7 1,6 1,9 3,4 3,2


Subpoblaciones con3,6
tamaños menores
a 25 observaciones
Región sin ponderar
Atlántica 42091 2,0 1,8 2,2 4,1 3,9 4,3

Oriental 22005 1,6 1,5 1,9 3,7 3,3 4,1

Categorías Central 35293 1,8 1,6 2,0 3,3 3,0 3,5


de variables /
indicador Pacífica 30 [2,3 1,7 2,2 3,4 3,1 3,8

Orinoquía - Amazonía 21770 1,6 1,4 1,9 5,0 4,2 5,9


Subpoblaciones con
Bogotá 8899
tamaños1,6
entre 251,2 2,1 **52,7 2,5 3,5
y 49 observaciones
sin ponderar ** CV igual o mayor a 30% la
Índice de riqueza (cuartiles) precisión es muy baja y por
lo tanto la estimación debe
Más bajo 71146 2,1 2,0 2,3 ser usada
4,4 con precaución
4,2 4,7

Bajo 35077 2,1 1,9 2,4 4,2 3,9 4,5

Medio 27257 1,7 1,5 2,0 3,2 2,9 3,5

Alto 17649 1,0 * 0,7 1,3o mayor


CV igual 1,8a 20% y menor
1,6 2,2
Características a 30% la precisión es regular y por
de las variables / lo tanto la estimación debe ser
indicador Etniac usada con precaución

Indígena 12895 *2,0 1,8 2,7 ˄52,1 3,9 5,6

Afrodescendiente d 13875 1,7 1,4 2,1 3,8 3,4 4,3


˄ Coeficiente de
Sin pertenencia étnica 122859 1,8 1,7 variación
1,9 igual 3,4o mayor3,3 3,6
a 15% y menor a 20% la
precisión es aceptable

Nota: los valores de esta tabla no son reales. Se presentan a manera de ejemplo para guiar la lectura de las tablas del presente documento.

82 Versión 2
Para el caso de la mayoría de las tablas de salida más importantes dentro de la información
de consumo de alimentos desde prácticas de recolectada y codificada, mostrando las
alimentación y recordatorio de 24 horas, estas palabras con mayor y menor frecuencia (las
se presentan de manera horizontal, mostrando de mayor tamaño significan alta frecuencia
el alimento o práctica al lado izquierdo y las y las de menor, poca repetición), además
categorías de análisis (sexo, etnia, índice de de permitir el análisis de su interacción y
riqueza, concentración poblacional, región) contexto.
al lado derecho, diferenciando la prevalencia
y la frecuencia/día (para el caso de prácticas) Así mismo, se debe tener en cuenta la
y la prevalencia y gramos consumidos (de identificación en el texto de las referencias
acuerdo con el consumo por recordatorio). con respecto a los análisis cualitativos de
la Encuesta. Para efectos de visualización,
Para los dos casos, tanto tablas de salida tanto las citas como análisis a partir de los
horizontales o verticales, es de absoluta resultados cualitativos se presentan en
necesidad leer y tener en cuenta las notas un recuadro punteado y para el caso de
que se encuentran al pie de las tablas. las citas, estas, además, se presentan en
cursiva. Adicionalmente, al final del texto
9.2 DESCRIPCIÓN PARA se identificará si este responde a una cita o
análisis derivado, seguido de la metodología,
IDENTIFICACIÓN DE LOS el grupo poblacional (AMAR, AJC, Actor
APARTADOS DE ANÁLISIS Institucional) y finalizando con la fuente de
GENERADOS DEL DESARROLLO desarrollo (ENSIN 2015).
CUALITATIVO DE LA ENSIN
En el análisis cualitativo, se observan nubes de
palabras que permiten destacar los aspectos

Palabra con mayor


repetición o frecuencia

Palabra con menor


repetición o frecuencia

Figura 3. Nube de palabras.


Aspectos asociados sobre cambios en acceso y disponibilidad

“nos dedicamos más es a la agricultura (…), mejor dicho, sembramos cosechamos, sacamos
a la plaza el mercado y de eso pues también nutrimos a nuestros hijos, por eso yo no tengo
necesidad de estar comprando (…) y como están hablando de nutrición, no tengo problemas
en mi familia de desnutrición así, crio bien a mis hijos”
(Cita grupo focal - AMAR, Puerto Nariño. Desarrollo cualitativo ENSIN 2015).

Versión 2 83
10 REFERENCIAS 03542007000200008&lng=es&nrm=iso&tl
ng=es.
BIBLIOGRÁFICAS 8. Miriam HZ. AGRICULTURA URBANA:
1. Universidad Nacional de Colombia. ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE SU
Ministerio de Educación Nacional. ORIGEN E IMPORTANCIA ACTUAL. Rev
Documento nacional hábitos y prácticas BIBLIOGRÁFICA Geogr Y CIENCIAS Soc
alimentarias. Hallazgos nacionales a partir [Internet]. 2011;XVI(944). Available from:
del análisis departamental Pae-Unal. 2013. http://www.ub.edu/geocrit/b3w-944.htm.

2. Gil-Romo, Sara Elena Pérez, & Coria SD-U. 9. Andoque I. Técnica de siembra tradicional
Estudios sobre alimentación y nutrición en de la chagra con enfoque en seguridad
México: una mirada a través del género. Salud alimentaria. Fund Tropenbos Colomb. :1–18.
Pública Mex [Internet]. 2007;46(6):445–453. 10. Castell GS, Ngo J, Cruz D, Rodrigo CP,
Available from: http://www.scielo.org.mx/ Aranceta J. Escalas de evaluación de la
scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036- inseguridad alimentaria en el hogar. Rev
36342007000600012&lng=es&tlng=es. Esp Nutr Comunitaria. 2015;21:270–6.
3. CONPES 3819. MISION DE CIUDADES: 11. Radimer K, Olson C, Greene J, Campbell C
POLÍTICA NACIONAL PARA CONSOLIDAR HJ. Understanding hunger and developing
EL SISTEMA DE CIUDADES EN COLOMBIA indicators to assess it in women and
[Internet]. Available from: https:// children. J Nutr Educ. 1992;24:36S–45S.
colaboracion.dnp.gov.co/CDT/Conpes/
Económicos/3819.pdf. 12. Wehler C, Scott R AJ. The community
childhood identification project: a model of
4. Filmer D, Pritchett LH. Estimating wealth domestic hunger. J Nutr. 1992;24:29S–35S.
effects without expenditure data – or
tears: An application to educational 13. FAO. Escala Latinoamericana y Caribeña de
enrollments in states of India. Demography. Seguridad Alimentaria (ELCSA): Manual de
2001;38(1):115–32. Uso y Aplicaciones. 2012.

5. Staveteig S, Mallick L. Intertemporal 14. Tarasuk V, Dachner N, Tarasuk V, Dachner


Comparisons of Poverty and Wealth with N. Household Food Insecurity in Canada.
DHS Data: A Harmonized Asset Index PROOF FOOD INSECURITY POLICY Res.
Approach. DHS Methodological. Rockville, 2014;
Maryland, USA.; 2014. 15. Gundersen C. Understanding Food Insegurity
6. González, E; Moreno, M; Sosa, M; Figueroa, in the USA and Canada: Potencial Insights for
E; Vega M; Columbié L. Los determinantes Europe. In: H.K B, R.E B, editors. My library My
sociales de la salud y sus diferentes modelos History Books on Google Play Hidden Hun-
explicativos [Internet]. Revista Cubana ger: Malnutrition and the First 1,000 Days of
de Medicina. 2010 [cited 2014 Nov 30]. Life: Causes, Consequences and Solutions
Available from: http://bvs.sld.cu/revistas/ [Internet]. Karger Med. 2016. p. 54–60. Avai-
infd/n1512/infd06212.htm lable from: https://books.google.com.co/
books?id=aOw6DAAAQBAJ&pg=PT64&lp-
7. Álvarez Uribe, MC; Mancilla López, g=PT64&dq=marginally+food+secured+es-
LP; Cortés Torres, JE. Caracterización tados+unidos&source=bl&ots=xCFyjEStAf&-
socioeconómica y seguridad alimentaria sig=l1CfJciIS1giBzz5tCDOpgEnRzQ&hl=es-4-
de los hogares productores de alimentos 19&sa=X&ved=0ahUKEwj0x4zF5uTQAhUD-
para el autoconsumo, Antioquia-Colombia. 6CYKHQvyA_UQ6AEINTAD#v=onepage&-
Agroalimentaria [Internet]. 2007 [cited q=marginally food.
2014 Feb 16];12(25):109–22. Available
from: http://www.scielo.org.ve/scielo. 16. Álvarez-Uribe, MC; Estrada-Restrepo, A;
php?script=sci_arttext&pid=S1316- Fonseca-Centeno, ZY. Caracterización de

84 Versión 2
los hogares colombianos en inseguridad Researchers, Clinicians, and Educators from
alimentaria según calidad de vida. Rev the National Cancer Institute. J Acad Nutr
Salud Pública [Internet]. 2010;12(6):877–88. Diet. 2012 Aug;112(8):1134–7.
Available from: http://www.scielo.org.co/
pdf/rsap/v12n6/v12n6a01.pdf. 25. Moshfegh AJ, Rhodes DG, Baer DJ, Murayi
T, Clemens JC, Rumpler W V, et al. The US
17. Guzmán, V; Correa, AM; Carmona-Fonseca, Department of Agriculture Automated
J; Malaria, G. Medellín UDA. Seguridad Multiple-Pass Method reduces bias in the
alimentaria y nutricional en un espacio collection of energy intakes. Am J Clin Nutr.
de riesgo para la malaria. Alan [Internet]. 2008 Aug;88(2):324–32.
2013;53(3):1–8. Available from: /scielo.
php?script=sci_arttext&pid=&lang=pt. 26. Blanton CA, Moshfegh AJ, Baer DJ, Kretsch
MJ. The USDA Automated Multiple-Pass
18. Programa Conjunto Infancia S, Alimentaria y Method Accurately Estimates Group Total
Nutricional. Redes Locales para el Monitoreo Energy and Nutrient Intake. J Nutr. 2006
de la Seguridad Alimentaria y Nutricional. Oct;136(10):2594–9.
2010.
27. Conway JM, Ingwersen LA, Vinyard BT,
19. Maxwell D; Caldwell R. THE COPING Moshfegh AJ. Effectiveness of the US
STRATEGIES INDEX. Field Methods Manual Department of Agriculture 5-step multiple-
[Internet]. Second Edi. 2008. Available from: pass method in assessing food intake in
http://home.wfp.org/stellent/groups/ obese and nonobese women. Am J Clin
public/documents/manual_guide_ Nutr. 2003 May;77(5):1171–8.
proced/wfp211058.pdf.
28. Villarejo A, Puertas-Martín V. Utilidad de
20. Organización Mundial de la Salud. La alimen- los test breves en el cribado de demencia.
tación del lactante y del niño pequeño: capí- Neurología. 2011 Sep;26(7):425–33.
tulo modelo para libros de texto dirigidos a
estudiantes de Medicina y otras ciencias de 29. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar
la salud. [Internet]. 2010 [cited 2017 Sep 2]. (ICBF). Guias alimentarias basadas en
Available from: http://apps.who.int/iris/bits- alimentos: para la población colombiana
tream/10665/44310/1/9789275330944_ mayor de 2 años. Bogotá, Colombia; 2015.
spa.pdf. p. 314.

21. World Health Organization. Indicators for 30. Mateo Lázaro ML, Penacho Lázaro MA,
assessing infant and young child feeding Berisa Losantos F, Plaza Bayo A. New tables
practices. Part 1 Definitions. World Health on hand strength in the adult population
Organization. Geneva, Switzerland; 2008. p. 26. from Teruel. Nutr Hosp. 23(1):35–40.

22. World Health Organization. Indicators for 31. Camargo Lemos DM, Orozco LC, Orozco
assessing infant and young child feeding LC. Factores asociados a la disponibilidad y
practices. Part 3 Country profiles. Geneva, uso de medios electrónicos en niños desde
Switzerland: World Health Organization; preescolar hasta 4° grado. Biomédica. 2013
2010. p. 59. Nov;33(2):175–85.

23. Conway JM, Ingwersen LA, Moshfegh AJ. 32. Camargo DM, Santisteban S, Paredes E,
Accuracy of dietary recall using the USDA Flórez MA, Bueno D. Confiabilidad de un
five-step multiple-pass method in men: An cuestionario para medir la actividad física y
observational validation study. J Am Diet los comportamientos sedentarios en niños
Assoc. 2004 Apr;104(4):595–603. desde preescolar hasta cuarto grado de
primaria. Biomédica. 2015;35(3):347–56.
24. Subar AF, Kirkpatrick SI, Mittl B, Zimmerman
TP, Thompson FE, Bingley C, et al. The 33.
Craig CL, Marshall AL, Sjöström M,
Automated Self-Administered 24-Hour Bauman AE, Booth ML, Ainsworth BE, et al.
Dietary Recall (ASA24): A Resource for International physical activity questionnaire:

Versión 2 85
12-Country reliability and validity. Med Sci 43. Burgere S, Pierre-Louis J. A procedure to
Sports Exerc. 2003;35(8):1381–95. estimate the accuracy and reliability of
Hemo-Cue measurements of workers.
34. González S, Sarmiento OL, Lozano Ó, Ramírez 2003.
A, Grijalba C. Niveles de actividad física de
la población colombiana: desigualdades 44.
Organización Mundial de la Salud.
por sexo y condición socioeconómica. Concentraciones de hemoglobina para
Biomédica. 2014 May;34(3):447–59. diagnosticar la anemia y evaluar su
gravedad. 2011. Ginebra, Organización
35. Organización Mundial de la Salud. El Mundial de la Salud [Internet]. 2011.
estado físico: uso e interpretación de la Available from: http://www.who.int/vmnis/
antropometría. Serie de Informes Técnicos indicators/haemoglobin_es.pdf.
No. 854. Ginebra: Organización Mundial de
la Salud; 1995. 45. Dirren H et al. Altitud correction for
hemoglobin. Eur J Clin Nutr. 1994;48:625–32.
36.
Lohman T, Roche A, Martorell R.
Anthropometric standardization reference 46. Ríos Castillo I, Brito A, Olivares M, D L de R,
manual, Illinois: Human Kinetic Books, Pizarro F. Low prevalence of iron deficiency
Champaign. 1998. p. 70. anemia between 1981 and 2010 in Chilean
women of childbearing age. Salud pública
37. Social. M de la P. Resolución 2465 de 2016. Mex. 2013;55(5):478–83.
Colombia, Diario Oficial No. 47.744 del 14
de junio del 2016. [Internet]. 2016. Available 47. Maslova E, Mora-Plazas M, Forero Y, Lopez-
from: https://ids.gov.co/web/2016/ Arana S, Baylin A, Villamor E. Are vitamin A
resoluciones/2465.pdf. and iron deficiencies re-emerging in urban
Latin America: A survey of school children
38. Maternal and child undernutrition and in Bogotá, Colombia. Food Nutr Bull.
overweight in low-income and middle- 2009;30:103–11. 189.
income countries. Lancet. 2013;382:427–
451. 48. Villalpando S, García Guerra A, Ramírez Silva
et al. Iron, zinc and iodide status in Mexican
39.
WHO. McLean, E., et al. Worldwide children inde 12 years and wome 12-49
prevalence of anaemia, Vitamin and Mineral years ot ago. A probabiliste nationalsvivey.
Nutrition Information System, 1993-2005. Rev Salud Pública México. 2003;45–54.:520–
Public Heal Nutr. 2009;12(4):444–54. 529.
40. Mujica-Coopman M, Brito A, D L de R, Ríos- 49.
OMS. Concentraciones de PCR en
Castillo I, H C, M. O. Prevalence of Anemia condiciones de inflamación e infección
in Latin America and the Caribbean. y corrección de ferritina en estudios
FoodNutrBull. 2015;36((2 Suppl)):S119–28. poblacionales. 2012.
41. Riveros J, Echagüe G, Evers S, Mendoza L. 50. David I Thurnham, Linda D McCabe,
Anemia y deficiencia de hierro en mujeres Sumanto Haldar, Frank T Wieringa CAN-C
en edad reproductiva usuarias del Hospital and GPM. Adjusting plasma ferritin
Regional de Villa Hayes, Paraguay. Mem. Inst concentrations to remove the effects of
Investig Cienc Salud. 2015;13(2):26–38. subclinical inflammation in the assessment
42. Muñoz M, Santa María L, Román R. of iron deficiency:a meta-analysis1–. Am
Comparación del método de HemoCue J Clin Nutr Print USA 2010 Am Soc Nutr.
con el método de cianmeta hemoglobina 2010;92:546–55.
para la valoración de la hemoglobina. 51. Cediel G. “Interpretation of Serum Retinol
Rev Peru Med Exp Salud Publica Data from Latin America and the Caribbean.”
[Internet]. 2013;20(supl)(1). Available Food Nutr Bull. Vol. 36(Suplemento 2.).
from: http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/
pdf/363/36310008.pdf. 52. McLaren D, Frigg M. Ver y vivir, sobre los

86 Versión 2
trastornos por la deficiencia de la vitamina al. Vitamin B-12 status is associated with
A (VADD). OPS / OMS Programa Aliment y socioeconomics level and adherence to an
Nutr. 1999; animal food dietary patter in Colombian
school children. J Nutr. 2008;138:1391–98.
53. OMS. Concentraciones en suero de Retinol
para establecer prevalencia de carencia de 63. Miranda D, Leiva L, Leon J, De la Maza M.
vitamina A a escala poblacional. 2012. Diagnóstico y tratamiento de la deficiencia
de vitamina D. Rev Chil Nutr. 2009;36:3:269–
54. Cediel G, Olivares M, Brito A, Cori H, López 277.
de Romaña D. Prevalence of zinc deficiency
in Latin America and the Caribbean. Food 64. Ojeda A, Duarte M, Echeverría E, Meyer
Nutr Bull. 2015;36((2 Suppl)):S129–38. M, Duarte N, PrattT S. Frecuencia de
insuficiencia de vitamina D en adultos
55. Instituto de Salud Pública de Cuernavaca. jóvenes sanos de Asunción. Mem Invest
Encuesta Nacional de Salud y Nutrición Cienc Salud. 2014;12:26–32.
2016. Resultados Nacionales. ENSANUT
2016. 2016. 65. Brito A, Cori H, Olivares M, M FM, Cediel G,
RomañaD. L de. Less than adequate vitamin
56. Christine Hotz and Kenneth H. Brown, D status and intakein Latin Americaand
Guest editors. Assessment of the Risk of the Caribbean: aproblemof unknown
Zinc Deficiency in Populations and Options magnitude. Food Nutr Bull. 2013;34(1):52–
for Its Control. International Zinc Nutrition 64.
Consultative Group (IZiNCG) Technical
Document #1 OMS. Food Nutr Bull United 66. Bordallo CF, Saavedra MS. Controversias
Nations Univ. 2004;54(1 (supplement 2). en la medición de 25 (OH) vitamina D.
Comparación de dos metodologías.
57. OMS. Concentraciones de zinc para evaluar Rev Argentina Endocrinol y Metab.
el estado de nutrición en zinc en las 2011;48(2):69–77.
poblaciones. 2012.
67.
Vought R, London W. Iodine intake,
58. Brito A, Mujica-Coopman M, Olivares M, excretion and thyroidal accumulation in
RomañaD L de, Cori H, Allen L. Folateand healthy subjects. J Clin Endocrinol Metab.
vitaminB12 status in Latin America and 1967;27(7):913–9.
the Caribbean: anupdate. Food Nutr Bull.
2015;36((Suppl2)):S109–S118. 68. WHO. Concentraciones de yodo en orina
para establecer el estado nutriiconal de
59. Allen L. How common is vitamin B12 yodo en poblaciones. WHO/NMH/NHD/
deficiency? Am J Clin Nutr. 2009;89:693S–6S. EPG/142. 2014.
60. Joanne E. Arsenault, Mercedes Mora- 69. Andersen S, Karmisholt J, Pedersen KM LP.
Plazas, Yibby Forero, Sandra Lopez-Arana, Reliability of studies of iodine intake and
Constanza Marın, Ana Baylin and EV. recommendations for number of samples
Provision of a School Snack Is Associated in groups and in individuals. Br J Nutr.
with Vitamin B-12 Status, Linear Growth, 2008;99(4):813–8.
and Morbidity in Children from Bogota´,
Colombia1–3-. J Nutr. 2009;139:1–7. 70. Zimmermann M, Andersson M. Assessment
of iodine nutrition in populations:
61. JE Arsenault, M Mora-Plazas, Y Forero, S past, present, and future. Nutr Rev.
Lopez-Arana AB and EV. Hemoglobin 2012;70(10):553–70.
concentration is inversely associated
with erythrocyte folate concentrations in 71. World Health Organization and The George
Colombian school-age children, especially Institute for Global Health in collaboration
among children with low vitamin B12 with the International Council for the
status. Eur J Clin Nutr. 2009;63:842–9. Control of Iodine Deficiency Disorders. Salt
reduction and iodine fortification strategies
62. Villamor E., Mora-Plazas M., Forero Y. et

Versión 2 87
in public health: report of a joint technical
meeting. Global Network, Sydney, Australia.
72. National Committee for Clinical Laboratory
Standards. How to define, determine, and
utilize reference intervals in the clinical
laboratory; approved guideline. NCCLS Doc
C28-A Wayne NCCLS. 2007.
73. National Committee for Clinical Laboratory
Standards. Procedures for the handling
and processing of blood specimens;
second edition; approved guideline. NCCLS
Document H18-A2; Wayne (PA): NCCLS;
1999;40.

88 Versión 2
Foto: Maribel López

Capítulo 2
El enfoque de
determinantes
sociales de
la situación
nutricional en la
ENSIN 2015
Versión 2 89
A partir de los avances en la conceptualización de los determinantes
sociales de la salud y en el marco de los desarrollos y discusiones sobre las
causas de los problemas nutricionales más acuciantes de los individuos y
grupos poblacionales, en los últimos años se ha venido avanzando en la
construcción de una propuesta teórica de los determinantes sociales de la
situación nutricional, dentro de una reflexión más amplia propiciada por
los desafíos teóricos asumidos para el marco conceptual de la Encuesta
Nacional de la Situación Nutricional.

Para trasladar este enfoque al análisis de los datos de la ENSIN 2015, se


planteó analizar la información incorporando una estructura que muestre
los hallazgos de la Encuesta por etapas del curso de vida, dándole prioridad
a las personas y no a los eventos y, además, identificando inequidades, es
decir, las diferencias injustas y evitables que se presentan en la situación
nutricional de los individuos por las condiciones diferenciales de sexo, etnia,
ubicación en el territorio o por condiciones socioeconómicas, incluyendo
los resultados de determinantes del orden general, particular y singular en el
análisis de la información.

Este enfoque contribuye a explicar, desde una perspectiva global, las


condiciones que influyen en la situación nutricional de individuos y
poblaciones más allá de una lógica biomédica; esto, porque los modelos
biomédicos circunscriben las consecuencias adversas de la situación
nutricional a las causas directas, por lo que no son suficientes para mejorarla
a nivel individual y general, como tampoco lo son para actuar sobre las
inequidades.

Con todo esto, se propone aceptar que la situación nutricional está


determinada, en gran parte, por los factores sociales en los cuales se vive
y que definen las enormes disparidades socioeconómicas e inequidades
entre diferentes poblaciones y territorios.

De esta forma, este capítulo presenta la conceptualización y postura


teórica en la cual se plantearon las diferentes etapas de la operación
estadística de la ENSIN 2015.

90 Versión 2
1 DESDE EL Otawa en 1986, Adelaida en 1988, Sundsvall
en 1991 y Yakarta en 1997, reafirmaron los
ENFOQUE DE postulados de que los factores biológicos,
DETERMINANTES políticos, económicos, sociales, culturales,
de conducta y del medio ambiente tenían
DE LA SALUD influencia sobre las condiciones de salud de
AL ENFOQUE DE la población; por lo tanto, la justicia social y la
equidad son requisitos indispensables para
DETERMINANTES tener una buena salud. Además, la conferencia
de Yakarta estableció que la salud es un derecho
DE LA SITUACIÓN humano indispensable para el desarrollo social
NUTRICIONAL y económico de los países (6–9).

La noción de que la salud de los individuos Las conferencias internacionales de México (en
se ve influenciada por las normas sociales y el 2000) y de Bangkok (en el 2005) reconoció
las características colectivas, se origina desde la urgencia de abordar los determinantes
el Siglo XVII, con un movimiento que empezó sociales, económicos y medioambientales
a sentar las bases de la salud pública actual de la salud, con la colaboración de todos los
(1). En el Siglo XIX, reconocidos líderes del sectores de la sociedad (10,11).
pensamiento de la salud pública postulaban
que las condiciones sociales y económicas Ante estas discusiones que se fueron dando
influían significativamente sobre la salud de a nivel mundial, en el 2005, la OMS creó la
la población; por lo tanto, para superar las Comisión de los Determinantes Sociales
desigualdades sociales y mejorar su salud de la Salud (CDSS) como una red mundial
se requerían profundas transformaciones de instancias normativas, investigadores
sociales para asegurar mejores condiciones y organizaciones de la sociedad civil, con
de vida a las clases menos favorecidas (2,3). la tarea de acopiar y revisar datos sobre
El debate entre los promotores de la salud intervenciones necesarias para reducir las
pública alrededor de los determinantes inequidades en materia de salud dentro
sociales de la salud, que inició a finales de los países y entre ellos e informar sus
de ese siglo en Europa, América Latina y recomendaciones a la OMS (12,13).
Canadá, tomó fuerza a partir de 1973, con la
llamada perspectiva canadiense enunciada La Comisión, constituida por pensadores
en el Informe Lalonde, publicado en 1974, europeos de las corrientes de la medicina
con un primer modelo explicativo de los social y de la salud pública de América
determinantes sociales de la salud (4). Latina, define una visión global de los
determinantes sociales de la salud y su
En 1978, en Alma Ata se llevó a cabo el influencia en la mala salud. Plantea que el
Congreso Internacional de Atención Primaria gradiente social de salud dentro de los países
en Salud, organizado por la Organización y las grandes desigualdades sanitarias están
Mundial de la Salud (OMS) y Unicef, en el que provocados por una distribución desigual,
participaron 134 naciones, para proteger y a nivel mundial, nacional y local del poder,
promover la salud de todos los ciudadanos del los ingresos, los bienes y los servicios
mundo. Allí surgió un mayor acercamiento a la (12), con las consiguientes injusticias
noción de determinantes sociales, declarando que afectan las condiciones de vida de la
la meta de “Salud para todos en el año 2000” población de manera inmediata y visible
(5), documento que tuvo un fuerte impacto (acceso a atención sanitaria, escolarización,
en los sistemas de salud y en el abordaje de la educación, condiciones de trabajo y tiempo
salud en el mundo. libre, vivienda, comunidades, pueblos o
ciudades) y la imposibilidad de tener una
Posteriormente, las conferencias internacionales vida próspera. Esa distribución desigual
de la OMS sobre promoción de la salud de de experiencias perjudiciales para la salud

Versión 2 91
no es, en ningún caso, un fenómeno sistema que actúa a escala mundial, nacional
«natural», sino el resultado de una nefasta y local”, “(...) que el lugar que cada grupo
combinación de políticas y programas poblacional ocupa en la jerarquía social
sociales deficientes, arreglos económicos afecta a sus condiciones de crecimiento,
injustos y una mala gestión política. aprendizaje, vida, trabajo y envejecimiento,
a su vulnerabilidad ante la mala salud y a las
La Comisión hace un llamado a la OMS y a todos consecuencias de la enfermedad”, así que
los gobiernos para que tomen la iniciativa en para reducir las inequidades en salud de
la acción mundial sobre los determinantes la población es necesario ir más allá de las
sociales de la salud, con el fin de alcanzar la causas inmediatas de la enfermedad o los
equidad en salud. Para ello, es esencial que llamados factores de riesgo y se debe trabajar
los gobiernos, la sociedad civil, la OMS y otras en el abordaje de los factores sociales que
organizaciones internacionales se unan para determinan las formas de vivir, enfermar y
adoptar medidas encaminadas a mejorar la morir de la población (13). Para lograr intervenir
vida de los ciudadanos del mundo. Alcanzar sobre estos determinantes sociales de la salud
esta equidad en salud, en el lapso de una son necesarias 3 grandes acciones por parte
generación, es posible, pero requiere decisión de los gobiernos: mejorar las condiciones de
política para mejorar las condiciones de vida vida; luchar contra la distribución desigual
de la población más pobre y vulnerable (12). del poder, el dinero y los recursos; y medir la
magnitud del problema, analizarlo y evaluar
Todo esto fue el principio de la ruptura de los efectos de las intervenciones (17).
los paradigmas de los factores de riesgo
y de la medicina biologicista y generó un Con base en esta posición, la misma Comisión
planteamiento mundial para poner en ha sugerido abordar las diferencias en las
evidencia la gran influencia de las condiciones condiciones de vida y de trabajo de las
sociales en las formas de vivir, enfermar o personas y dirigir la atención a elementos de
morir de los pueblos. la sociedad que generan y distribuyen poder,
riqueza y riesgos frente a la existencia de
En la Conferencia Mundial sobre Determinantes desigualdades-inequidades en términos no
Sociales de la Salud, llevada a cabo en el 2011 en solo de resultados de salud, sino también en
Río de Janeiro - Brasil, se emitió una declaración los determinantes de la enfermedad, en su
que enfatizaba la necesidad de que los distribución entre las poblaciones y grupos
gobiernos definan sus políticas de salud sobre sociales y en las respuestas que brindan
la base de intervenir los determinantes que los sistemas de atención para combatir la
explican el deterioro de las condiciones de vida enfermedad y promover la salud.
y de salud de la población (14).
De esta manera, en los últimos años se han
Según la Comisión de Determinantes Sociales elaborado varios modelos, a fin de mostrar
de la OMS, los determinantes sociales de los mecanismos por medio de los cuales los
la salud son “(...) las circunstancias en que determinantes sociales de la salud, marcados
las personas nacen, crecen, viven, trabajan por las inequidades sociales, influyen en los
y envejecen, incluido el sistema de salud. resultados de salud. En la figura 1, se muestra
Esas circunstancias son el resultado de la la estructura utilizada por Diderichsen y
distribución del dinero, el poder y los recursos Hallqvvist (18), adaptada para la ENSIN 2015,
a nivel mundial, nacional y local, que depende para realizar un acercamiento al análisis de
a su vez de las políticas adoptadas por cada las inequidades y su influencia en la situación
uno de los países” (15). Tarlov lo plantea de nutricional de los individuos. Diderichsen y
manera más sencilla: “(...) Son las condiciones Hallqvvist plantean cuatro mecanismos que
sociales en que transcurre la vida (16). desempeñan un papel en la generación
de las inequidades: la estratificación social,
Esta comisión declara que “(...) las inequidades la exposición, la susceptibilidad y las
sanitarias son consecuencia de un complejo consecuencias diferenciales; para cada uno de

92 Versión 2
estos mecanismos se identifican los puntos social, a su vez, engendra una exposición
de partida. diferencial a condiciones perjudiciales para
la salud y la vulnerabilidad diferencial, así
Los mecanismos incluidos son los motores como a consecuencias diferenciales en la
centrales de la sociedad que generan y situación nutricional, y hace referencia a la
distribuyen el poder, la riqueza y el riesgo; por repercusión que un cierto suceso puede
ejemplo, el sistema educativo, las políticas tener en una persona o en las circunstancias
laborales, las normas en torno al género y socioeconómicas de una familia.
las instituciones políticas. La estratificación

Figura 1. Modelo de Diderichsen y Hallqvvist (1998)

Estratificación Social (I)


Posición
Modificar la estratificación social (A)
Social
Vulnerabilidad
diferencial (III)
Exposición
Reducir las exposiciones (B) diferencial (II)
Conflicto
Social

Exposición
Específica

Reducir la vulnerabilidad (C)

Consecuencias
diferenciales (IV)
Malnutrición

Prevenir las consecuencias diferenciales (D)

Contexto
Político
Estratificación social adicional (I)
Malnutrición

Mecanismos que intervienen en la estratificación de los resultados en la Situación Nutricional

Puertas de entrada políticas

Fuente: adaptada de Diderichsen y Hallqvvist (1998)

Versión 2 93
Desde esta posición, el énfasis de las un papel preponderante en la configuración de
propuestas para transformar estas situaciones los perfiles de salud, nutrición, enfermedad y
debe estar puesto en las políticas públicas muerte de los grupos sociales.
redistributivas, desde la organización estatal
existente y con mecanismos de participación, Este enfoque visibiliza lo social en la génesis de
con ejercicios de empoderamiento de las condiciones nutricionales de la población
los afectados por las inequidades y el y trata de explicar cómo las condiciones de
logro concertado de un compromiso de disponibilidad, acceso, consumo, el estado de
responsabilidad social de las organizaciones salud, los ingresos económicos, el trabajo y
privadas, tal como lo recomienda la CDSS. las oportunidades sociales hacen la diferencia
entre una buena o una mala situación
Decir que se va a trabajar la situación nutricional nutricional.
de las personas y grupos poblacionales con
enfoque de determinantes implica tratar de El modelo del cual parte este análisis es el que
comprender y explicar por qué no es solo el ha utilizado la CDSS, que los agrupa en tres
resultado de factores biológicos o de los factores componentes: el contexto socioeconómico
de riesgo directos, sino que está íntimamente y político, la posición socioeconómica y
relacionada con factores sociales, culturales, los factores individuales. Los define en tres
ambientales y económicos y de cómo las formas dominios o niveles de determinantes, como
de producción, consumo y distribución juegan se muestra en la figura 2.

Figura 2. Niveles de los determinantes sociales en salud

Fuente: adaptado a partir de las propuestas de la CDSS.

Estas son las dimensiones en las que se del bienestar, definen en últimas el acceso a los
produce y reproduce la determinación de la alimentos y, por tanto, la situación nutricional
situación nutricional de la población (19): de la población y la forma diferencial en que
la población puede acceder a ellos (20).
Los determinantes estructurales (o del
ámbito general): son aquellos definidos En la situación nutricional de la población se
por el orden político, económico y social de pueden ubicar los siguientes determinantes
una sociedad y por sus normas o formas de estructurales: las políticas de seguridad
organización. El poder político y el tipo de alimentaria, de salud, de educación, sociales,
políticas macroeconómicas y sociales, así económicas, agropecuarias y ambientales; los
como la extensión y la naturaleza del estado lineamientos de comercio exterior; las normas

94 Versión 2
nacionales y el fomento de la actividad física, hábitos alimentarios, patrones culturales y de
las leyes de distribución y explotación de la crianza, condiciones laborales, acceso al agua y a
tierra, entre otras. saneamiento básico, producción y conservación
de alimentos, composición familiar, contaminación
Los determinantes intermedios (o del ambiental, condiciones de las viviendas, acceso a
ámbito particular): son los relacionados servicios de salud, acceso a recreación, entre otros.
con la estructura social, política y económica,
pero ya no a nivel global del país o mundial, Los determinantes singulares: son
sino a nivel de conglomerados poblacionales. aquellos relacionados directamente con
Son influenciados por la distribución de los individuos, con su bienestar, salud,
bienes y recursos a nivel territorial; por el enfermedad, discapacidad, entre otros.
acceso a servicios de salud y sociales; y por los Ocurren en la cotidianidad de los individuos
hábitos, prácticas, costumbres y relaciones de e incorporan lo definido por sus genotipos
poder de los diferentes grupos poblacionales. y fenotipos. En la situación nutricional de la
Forman parte de los procesos globales antes población se pueden ubicar los siguientes
descritos y marcan los rasgos específicos de determinantes singulares: práctica de la
los grupos, las familias y las comunidades (17). lactancia materna, prácticas de consumo e
ingesta de alimentos, uso del tiempo libre,
En la situación nutricional de la población se práctica de actividad física, entre otros.
pueden ubicar los siguientes determinantes
intermedios referentes a grupos poblacionales Los determinantes de la situación nutricional
y no a los individuos: nivel socioeconómico, se consolidan en la siguiente figura:

Figura 3. Modelo conceptual ENSIN 2015. Determinantes


sociales de la seguridad alimentaria y nutricional

Fuente: elaboración equipo técnico ENSIN 2015.

Nota: teniendo en cuenta que las submuestras y los instrumentos de recolección de información para análisis de datos en algunos desarrollos
temáticos de la Encuesta no cumplen estrictamente con la agrupación definida en el curso de vida, pueden presentarse diferencias.

Versión 2 95
La propuesta del análisis de determinantes para controlar los problemas nutricionales y
de la ENSIN 2015 se basa en los postulados de inseguridad alimentaria es hacer frente a las
de la Comisión de los determinantes de la brechas de equidades entre diversos grupos,
salud de la OMS, referidos anteriormente. influyendo todos los niveles de los determinantes
Esta es la estructura que definió el equipo de sociales. Entre ellos, los más importantes son los
investigadores de la Encuesta, aunque podrían estructurales relacionados con la concentración
establecerse otras formas de organizar la del poder político y económico.
propuesta. Como puede observarse, los
determinantes son múltiples y cada uno de
ellos implicó un reto para su identificación y 1.1 LA EQUIDAD
análisis, por esa razón la ENSIN 2015 se centró
en los siguientes: EN EL ENFOQUE
DE DETERMINANTES
Estructurales o generales: se realiza el DE LA SITUACIÓN
análisis de la población y de las características
del territorio, entre ellas: las tendencias
NUTRICIONAL
socioeconómicas de la población y su
Aunque equidad es un concepto con
distribución territorial, su distribución por
múltiples aristas y definiciones, es importante
sexo, grupos étnicos y nivel de riqueza y las
comprender que equidad no es lo mismo que
condiciones del mercado laboral.
igualdad. Evaluar las condiciones de equidad
Intermedios o particulares: se incluye la de una determinada problemática implica
identificación de las características de la valorar las desigualdades a la luz del concepto
seguridad alimentaria en el hogar. de justicia social. Así, las desigualdades
se definen como diferencias innecesarias,
Singulares: se analizó juego activo, práctica injustas y evitables, lo que implica que no
de la actividad física y comportamientos toda diferencia es una inequidad.
sedentarios, consumo de alimentos y
prácticas de lactancia materna y alimentación La importancia de identificar inequidades radica
complementaria. en reunir evidencias sobre las condiciones que las
generan y así poder orientar la toma de decisiones
Estas categorías son una forma de visualizar técnicas y políticas que tengan impacto sobre las
de manera práctica el enfoque, pero no condiciones estructurales que las determinan y de
debe perderse la perspectiva de que no son este modo poder disminuir las desigualdades.
definitivas o rígidas. La modificación de los
procesos de reproducción social del modo de La equidad constituye el valor fundamental y el
vida, y por tanto de las condiciones y estilos objetivo principal en la lucha por los derechos.
de vida, como expresión de la interacción de Si trabajamos por el logro de la equidad, esto
los determinantes estructurales, intermedios nos conducirá a una clara definición de política
y singulares, acontece en varias dimensiones y para poner a toda la población en igualdad de
en diferentes momentos, de allí la necesidad de condiciones para recibir los aportes necesarios
no ubicar este enfoque como recetario, pues se de acuerdo con sus necesidades, sin ningún
corre el riesgo de instrumentalizar y simplificar tipo de discriminación socioeconómica, cultural,
un abordaje de las relaciones que se resuelven geográfica, religiosa, de género, etnia, raza,
en procesos biológicos y sociales (21). idioma, o formas de financiación para contribuir
al ejercicio del derecho a la alimentación.
El trabajo sobre los determinantes sociales de
la salud (DSS) se constituye en un elemento Los nuevos enfoques para la definición de
conceptual esencial para explicar las prioridades deben superar la utilización exclusiva
inequidades sociales en las condiciones de vida de la lógica económica, pasando hacia modelos
y de salud de la población. La clave para orientar de análisis con mayor contenido de desarrollo
las intervenciones que se deben desarrollar social en sus resultados. De esta manera, se

96 Versión 2
debe evitar caer en la simplificación de otorgar la ENSIN 2015, la entrada para la lectura
prioridades a acciones aisladas o a “paquetes de de necesidades fueron las “poblaciones
apoyo alimentario” orientados exclusivamente a en territorios sociales” y no los eventos. De
la eficiencia económica, lo que lleva a producir igual forma, la definición de acciones para
nuevas inequidades. intervenir determinantes debe plantearse
desde las personas que habitan un territorio
La equidad es un concepto que, por su y no desde los daños o procesos.
complejidad, ha sido abordado desde
diversas disciplinas que se aproximan desde Usar como puerta de entrada de los análisis a las
diferentes concepciones filosóficas y éticas poblaciones implica un mayor esfuerzo porque
(22). Sin embargo, la equidad, desde el deben definirse intervenciones que impacten
enfoque de determinantes sociales, implica en las condiciones de calidad de vida de esas
valorar las desigualdades desde una idea de personas y no solo en el consumo de alimentos.
justicia social, entendiendo que esta tiene Por esta razón, también hay que generar
implicaciones a nivel individual y colectivo y, acciones para intervenir los determinantes
por tanto, consecuencias políticas (23). intermedios y los estructurales.

Lo anterior quiere decir que, para realizar Pero, además de analizar la situación de las
lectura de las inequidades se requiere analizar personas en sus territorios sociales, para trabajar
las estructuras sociales, debido a que la con enfoque de determinantes, se deben buscar
clase social afecta de manera diferente las “diferencias injustas y evitables”, asociadas a la
condiciones de vida de las personas, siendo la posición diferencial en las jerarquías de poder,
población de las clases más bajas la que suele prestigio y acceso a recursos.
presentar mayor desventaja económica, social
y política. Esto, con el propósito de garantizar De esta manera, la propuesta para el análisis
su seguridad alimentaria y nutricional (24,25). de inequidades en la ENSIN 2015 con enfoque
de determinantes se centró en:
Tomando como referencia los aspectos
descritos anteriormente, para realizar la 1. Estimar de qué manera la ubicación
lectura de inequidades a partir de la teoría de diferencial en el territorio afecta los
la justicia social, a continuación, se describen indicadores de situación nutricional. Para
las dimensiones de la equidad que pueden ello, se utilizaron las variables de región y
ser utilizadas para el análisis de inequidades. concentración de población.

• Dimensión económica: distribución del 2. Evaluar cómo la condición socioeconómica


ingreso y de la riqueza, estrato social, de diferentes conglomerados poblacionales
condiciones de vida (composición y afecta los indicadores de situación
tamaño del hogar). nutricional. Para su abordaje se utilizó la
categorización por cuartiles de riqueza.
• Dimensión social: acceso a educación,
salud, seguridad alimentaria y nutricional, 3. Identificar cómo algunas condiciones
vivienda, mecanismos de protección sociales afectan los indicadores de
social, poblaciones diferenciales (etnia, situación nutricional utilizando las
discapacidad, población LGBTI1), curso de variables de sexo y etnia.
vida, sexo, género, ubicación geográfica.
En la figura 4 se pueden observar las
Desde el enfoque de determinantes sociales categorías de las variables de equidad
de la situación nutricional, propuestos desde analizadas en la ENSIN 2015.

1. LGBTI: lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intergénero

Versión 2 97
Figura 4. Variables de equidad analizadas en la ENSIN 2015

CONCENTRACIÓN PERTENENCIA
DE POBLACIÓN
REGIONES CONDICIÓN SE SEXO ÉTNICA
Resto Atlántica Índice de riqueza: Hombre Afrodescendientes
Más bajo (Negro/Mulato/
Cabeceras: Central Mujer Afrocolombiano/
<100.000 Bajo Palenquero
Oriental de San Basilio).
>100.000-<1.000.000 Medio
Amazonía-
>1.000.000 Indígena
Orinoquía Alto
(4 ciudades ppales)
Sin pertenencia
Pacífica
étnica
Bogotá

Fuente: elaboración equipo técnico ENSIN 2015.

1.2 EL CURSO DE VIDA COMO El curso de vida no es igual a grupos etarios;


por lo tanto, las edades no funcionan
PUERTA DE ENTRADA A LOS
como demarcadores definitivos, sino como
ANÁLISIS DE LA ENSIN referencias generales. El curso de vida es,
entonces, un conjunto de momentos en
Por curso de vida se entiende un concepto la historia de una persona, dentro de un
que explica el tránsito de la vida como un contexto, cuyo contenido consiste en las
continuo, que propone que el crecimiento potencialidades, roles y expectativas sociales
y el desarrollo humano son el producto de que atañen a un momento de la maduración,
la sucesión de experiencias en los órdenes crecimiento y desarrollo de la persona. Sin
biológico, psicológico y social. Así, la vida embargo, en la ENSIN, debido a que es un
humana es la sucesión de etapas con estudio transversal, se hizo necesario realizar
características específicas, desde la gestación agrupaciones de edad.
hasta la muerte, pasando por la infancia, la
adolescencia, la vida adulta y la vejez (26,27). Como se ha mencionado, el enfoque de
determinantes sociales de la situación
El curso de vida posibilita pensar en las nutricional implica pensar primero en las
personas y en cómo las afectan las inequidades. personas, en el contexto social, cultural,
Así mismo, evidencia la producción social económico y político; reconociendo al ser
de inequidades y ello en los individuos se humano individual y colectivo desde su
manifiesta por su raza, etnia, clase social y integralidad en todo el proceso de su curso
ubicación en el territorio (27). Las condiciones de vida, reconociendo y respetando las
y experiencias de cada etapa de la vida diferencias generacionales, de diversidad
preparan o condicionan las posibilidades de de condiciones y situaciones (etnia, sexo,
las siguientes; así, las necesidades y problemas identidad de género, orientación sexual,
de una etapa pueden ser previstos y superados ejercicio de la prostitución, desplazamiento
o agravados desde las anteriores. Es en el forzado, habitabilidad de calle, discapacidad,
sujeto y en la lectura del curso de vida donde privación de la libertad, conflicto armado,
se expresan las determinaciones sociales. etc.) y de género.

98 Versión 2
Las características de los grupos poblacionales • Comparabilidad con Encuestas anteriores
son diferentes a la suma de las características
de los individuos que los componen; por esta • Grupos de edad de algunas políticas y
razón, deben analizarse las poblaciones en su programas vigentes
conjunto y no solo individualmente (28,29).
• Posibilidades técnicas de representatividad
Para definir los grupos de edad con los que y posibilidades operativas
se trabajaría en la ENSIN 2015, se tuvieron en
cuenta las siguientes condiciones: Así, se definieron los siguientes grupos:

• Concentración de problemáticas de
malnutrición en el grupo de edad

Figura 5. Grupos de edad por curso de vida para la ENSIN 2015

Primera infancia 0 a 4 años

Niños y niñas en
5 a 12 años
edad escolar
Curso de vida

Adolescentes 13 a 17 años

Adultos 18 a 64 años

Mujer en edad fértil 13 a 49 años

Gestantes 10 a 49 años

Fuente: elaboración equipo técnico ENSIN 2015.

Nota: teniendo en cuenta que las submuestras y los instrumentos de recolección de información para análisis de datos en algunos desarrollos
temáticos de la Encuesta no cumplen estrictamente con la agrupación definida en el curso de vida, pueden presentarse diferencias.

1.3 EL TERRITORIO COMO ÁMBITO instrumentos teóricos y metodológicos para


producir conocimiento sobre el territorio, no
DE VIDA DE LOS INDIVIDUOS
solo como espacio geográfico sino como una
entidad inmersa en relaciones y conexiones
El concepto de territorio para la especie humana,
entre la gente y el entorno (31).
definido como el espacio de dominación,
propiedad y/o pertenencia de los individuos o El territorio no es solamente un área geográfica,
las colectividades, implica un espacio sometido es mucho más que eso: expresa una relación
a unas relaciones de poder específicas (30). colectiva de la población con un área donde se
incluye el suelo, el subsuelo, el agua, los animales
En el presente, a medida que van ganando y las plantas. Pero, además, el territorio forma parte
terreno, las concepciones complejas del de la identidad de los grupos poblacionales "(...)
universo, de la vida y del pensamiento asumen somos parte del territorio donde vivieron nuestros
y reconocen el espacio–temporalidad de antepasados y el territorio es parte nuestra"(31).
los fenómenos que estudian, razón por la Este mismo reconocimiento se pretende dar en
cual es necesario que la geografía aporte esta propuesta de la ENSIN 2015, es decir, mirar el

Versión 2 99
territorio como entidad dinámica compuesta no transectoriales con sus capacidades políticas,
solo por el espacio físico sino por las personas y las técnicas y económicas para hacerles frente.
relaciones que se dan entre ellas en esos espacios.
En el territorio se producen y se reproducen la Aunque lo ideal es ubicar los análisis de
salud, la seguridad o la inseguridad alimentaria, la determinantes en un territorio muy cercano
enfermedad y la muerte. a grupos poblacionales pequeños, por los
alcances de la información de la ENSIN 2015
Leer las necesidades y proponer intervenciones se definió utilizar dos categorías de territorio:
desde la mirada de los espacios sociales permite
comprender de manera integral la forma en que se 1. Por división geográfica: las regiones
producen, así como las iniciativas y recursos que se y subregiones de salud (hay muchas
han construido socialmente por las poblaciones e regiones definidas desde diferentes
instituciones. De esta manera, se podrían potenciar instituciones o programas, pero se tomó
procesos sociales participativos y de movilización la decisión de trabajar con las regiones en
social para transformar aquellas situaciones que las que divide el país el sector salud para la
afectan la Seguridad Alimentaria y nutricional comparabilidad con Encuestas anteriores)
(SAN) de los individuos y fortalecer aquellos que la y hasta donde exista significancia por
promueven. subregión o departamentos.

Los espacios sociales, además, reconocen Las agrupaciones de departamentos


la multiplicidad de lógicas, la importancia y subregiones por cada región son las
de organizar otras formas de acción en siguientes:
los espacios y las dinámicas de vida de las
personas, estimulando las mismas fuerzas • Región Orinoquía - Amazonía: Amazonas,
protectoras de las comunidades en la lucha Arauca, Casanare, Guainía, Guaviare,
por alcanzar una mejor SAN. Esto hace posible Putumayo, Vaupés y Vichada.
que las acciones no se reduzcan al papel de
las instituciones y los servicios de atención, • Región Atlántica: subregiones: Atlántico sin
activando otros medios que logren impactar Barranquilla área metropolitana, Bolívar Norte,
en las raíces de los problemas que afectan San Andrés y Providencia, Barranquilla área
a la población. Estas posibilidades deben metropolitana, Bolívar Sur, Córdoba, Sucre,
traducirse en redes sociales y solidarias, Cesar, La Guajira, Magdalena. Incluye los
capaces de enraizarse en el imaginario social, siguientes departamentos: Atlántico, Bolívar,
generando un movimiento social sostenible Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena, San
alrededor de su consecución. Andrés y Providencia y Sucre.

Analizar cómo afectan los determinantes de • Región Central: subregiones: Antioquia


la situación nutricional a las poblaciones que sin Medellín, Caldas, Quindío, Risaralda,
se ubican en un determinado territorio nos da Caquetá, Huila, Tolima y Medellín área
información relevante para abordarlos, en el metropolitana. Incluye los siguientes
entendido de que la situación nutricional de departamentos: Antioquia, Caldas, Caquetá,
poblaciones e individuos es producto de las Huila, Quindío, Risaralda y Tolima.
condiciones de vida que se han construido
social e históricamente. • Región Oriental: subregiones: Boyacá,
Cundinamarca, Meta, Norte de Santander
El concepto de territorios sociales nos permite y Santander. Incluye los siguientes
entender que la calidad de vida tiene su mayor departamentos: Boyacá, Cundinamarca,
poder expresivo en los espacios cotidianos de Meta, Norte de Santander y Santander.
las personas. Las necesidades se configuran
en los territorios sociales con poblaciones y • Región Pacífica: subregiones: Cali área
problemáticas definidas y estos son los espacios metropolitana, Cauca sin litoral, Nariño sin
donde operan las acciones intersectoriales y litoral, Litoral Pacífico y Valle sin Cali ni litoral.

100 Versión 2
Incluye los siguientes departamentos:
Cauca, Chocó, Nariño y Valle del Cauca.

• Región Bogotá D.C.

2. Por concentración de población:


diferenciando cabeceras y resto del
país, las agrupaciones se hicieron de la
siguiente manera:

• Cabecera

• Cabecera de 100 000 habitantes o menos

• Cabecera de 100 001 a 1 millón de


habitantes

• Cabecera de más de un millón habitantes


(4 ciudades principales)

• Resto (que incluye la zona rural dispersa y


centros poblados)

Versión 2 101
2 REFERENCIAS por qué y cómo? 2006. Available from:
http://www.who.int/social_determinants/
BIBLIOGRÁFICAS thecommission/finalreport/about_csdh/es/.

1. Cardona A. Cadáveres, cementerios y salud 14.


OPS/OMS. Conferencia Mundial sobre
pública en el virreinato de Nueva Granada. DeterminantesSocialesdelaSalud.Declaración
Universidad de Antioquia. 2008;19–20. Política de Río sobre determinantes sociales
de la salud. [Internet]. 2011. Río de Janeiro:
2. Rosen G. A history of public health. New York: OMS. Available from: http://www.who.int/
MD publications I, editor. 1958. 172-194 p. sdhconference/declaration/Rio_political_
declaration_ Spanish.pdf %0A.
3. Rosen G. De la policía médica a la medicina
social. Editores SX, editor. México; 2008. 15. OMS. Closing the gap in a generation.
Health equity through action on the social
4. Lalonde M. A new perspective on the health
determinants of health. Commission
of canadians. Minist supply Serv Canada
on Social Determinants of Health FINAL
Gov Canada. 1974.
REPORT; 2008.
5. OMS. Declaración Salud para todos en el
16. A T. Social determinants of Health: The
año 2000. 34a Asamblea mundial de la
Sociobiological Translation. In: Blane D,
salud WHA 34.36 22 mayo. 1981.
Brunner E, Wilkinson R., eds.; 1996. p. 71–93.
6.
OPS/OMS. Primera Conferencia
17.
WHO/IER/CSDH/08.1. W. Subsanar las
Internacional para la Promoción de la Salud.
desigualdades sanitarias en una generación.
21 de noviembre de 1986. Ottawa. 1986.
Alcanzar la equidad sanitaria actuando
7.
OPS/OMS. Segunda Conferencia sobre los determinantes sociales de la salud.
Internacional para la Promoción de la Salud. Com sobre Determ Soc la Salud. 2008.
5-9 de abril. Adelaida: OPS/OMS. 1988.
18. F D, Hallqvist J. Social inequalities in health:
8. OPS/OMS. Tercera Conferencia Internacional some methodological considerations
para la Promoción de la Salud. 9-15 de junio for the study of social position and social
de 1991. Sundsvall: OPS/OMS. 1991. context. Arve-Parès B, ed Inequal Heal – A
Swedish Perspect Stock Swedish Counc
9. OPS/OMS. Cuarta Conferencia Internacional Soc Res. 1998;25–39.
para la Promoción de la Salud: nueva era,
nuevos actores: adaptar la promoción de 19. OMS. Declaración Salud para todos en el
la salud al Siglo XXI. 21-25 de julio. Yakarta: año 2000. 34a Asamblea mundial de la
OPS/OMS. 1997. salud WHA 34.36 22 mayo.

10. OPS/OMS. Quinta Conferencia Internacional 20. Breilh J. Epidemiología: economía política y
para la Promoción de la Salud: hacia una salud. Corporación. UC EN, editor. Quito. 1979.
mayor equidad. 5-9 de junio. Santa Fé,
21. Muntaner C. Economic inequality, working-
México: OPS/OMS. 2000.
class power, social capital, and cause-
11. OPS/OMS. Sexta Conferencia Internacional specific mortality in wealthy countries. Int J
de Promoción de la Salud. 7-11 de agosto. Heal Serv 32. 2002.
Bangkok: OMS, Ministerio de Salud Pública
22. Linares N, López O. La equidad en salud:
de Tailandia. 2005.
propuestas conceptuales, aspectos críticos
12.
OMS. Comisión sobre Determinantes y perspectivas desde el campo de la
Sociales de la Salud. “Subsanar las salud colectiva. Revista Medicina Social.
desigualdades en una generación”. Informe 2008;3(3):247–59.
final. Ginebra. 2008.
23. Hernández M. El concepto de equidad y
13. OMS. La comisión sobre determinantes el debate sobre lo justo. Salud Rev salud
sociales de la salud - [Internet]. ¿Qué es, pública. 2008;10:72–82.

102 Versión 2
24. Benach J, Muntaner C. Aprender a mirar la
salud. ¿cómo la desigualdad social daña
nuestra salud? 2005.
25. Puyol A. Ética, equidad y determinantes
sociales de la salud. Gac Sanit.
2012;26(2):178–81.
26. Bronfenbrenner U. La ecología del desarrollo
humano. Ibérica. EP, editor. Barcelona. 1987.
27. Ministerio de Salud y Protección social.
ABECÉ Enfoque de Curso de Vida. [Internet].
2015. Available from: https://www.minsalud.
gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/
RIDE/VS/PP/ABCenfoqueCV.pdf .
28. Bonfil G. La teoría del control cultural en el
estudio de procesos étnicos. Estudios sobre
las culturas contemporáneas. Univ Colima
México. 1991;IV(12):165–204.
29. Urrego Z. La estrategia promocional de
calidad de vida y salud, una vía hacia la
equidad y el derecho a la salud. [Internet].
Fergusson. SD de S de BD.-GG, editor. 2008.
Available from: isbn: 978-958-44-1177-8.
30. Conti S. Territorio y psicología social y
comunitaria, trayectorias/implicaciones
políticas y epistemológicas. Psicol Soc.
2016;28(3):484–93.
31.
Barrientos C. Cosmovisión dominante,
cosmovisión indígena y territorio. Available
from: http://base.d-p-h.info/es/fiches/dph/
fiche-dph-8779.html.

Versión 2 103
Foto: Maribel López

Capítulo 3
Determinantes
estructurales,
intermedios
y singulares
evaluados en
la ENSIN 2015
Versión 2 105
Como se planteó en el enfoque de determinantes sociales, la ENSIN 2015
analizó los determinantes estructurales, intermedios y singulares, con el
fin de aportar al entendimiento de la actual situación nutricional. En este
análisis se debe tener en cuenta que cada uno de los determinantes es
una forma de visualizar de manera práctica el enfoque, pero no es una
forma rígida, por lo cual puede encontrarse una interacción entre ellos.

En este capítulo se presentan los determinantes estructurales analizados


por medio de variables exógenas de la Encuesta que permitieron la
identificación de las tendencias socioeconómicas de la población en
Colombia. Así mismo, en el conjunto de variables e indicadores analizados
de este tipo de determinantes se incluyen los hallazgos propios de la
ENSIN 2015 relacionados con la distribución territorial, sexo, grupos
étnicos, nivel de riqueza, condiciones de la vivienda y la composición de
los hogares.

Frente a los determinantes intermedios, se exponen las características


de la vivienda, las condiciones socioeconómicas de los hogares
colombianos y el estudio de la seguridad alimentaria, analizada desde
el acceso económico de los alimentos, el autoconsumo de alimentos
como factor protector de la seguridad alimentaria y las estrategias de
afrontamiento a la inseguridad. Esta información se complementa con
el análisis del cambio alimentario desde la disponibilidad y acceso
a los alimentos, las prácticas culinarias y de consumo, los cambios
medioambientales y territoriales, entre otros considerados de igual
manera como estructurales de la situación alimentaria y nutricional.

Por último, se presenta el análisis de los determinantes singulares, los


cuales tienen en cuenta el curso de vida, que permite dar mayor relevancia
al análisis de los determinantes al pensar primero en las personas y al
reconocer y respetar las diferencias generacionales. Para esto, se evaluó
la práctica de lactancia materna (específica para niños y niñas en la
primera infancia), las prácticas de alimentación de interés en nutrición
y salud pública, la ingesta de alimentos por recordatorio de 24 horas y
la actividad física, la fuerza muscular y la práctica de comportamientos
sedentarios en población colombiana hasta los 64 años de vida.

Se debe resaltar que el análisis de los determinantes (estructurales,


intermedios y singulares) es un paso importante para la identificación
de inequidades, teniendo en cuenta la ubicación en el territorio con
indicadores de concentración de población y región, la condición social
por medio del índice de riqueza, el análisis por enfoque de género (con
la variable sexo) y las inequidades por etnias utilizando el indicador
de autorreconocimiento. Adicionalmente, se utilizaron indicadores de
contraste, tales como: actividad económica del jefe del hogar, tipo de
familia, particularidades de la gestación y del parto, variables asociadas a
disponibilidad de servicios públicos, entre otras.

106 Versión 2
Determinantes
estructurales
de la situación
nutricional

Versión 2 107
1 TENDENCIAS 1.1 CRECIMIENTO
ECONÓMICO Y DESIGUALDAD
SOCIOECONÓMICAS
RECIENTES Durante la última década, Colombia evidencia
una mejora sostenida en sus condiciones
Según la OPS y la OMS (1) (2), dentro de los económicas y sociales. Por una parte, el
determinantes estructurales de la salud, el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita muestra
contexto socioeconómico (desigualdad), las un crecimiento promedio anual de 2,9 %, con
políticas macroeconómicas (crecimiento), dos momentos importantes de desaceleración,
las políticas sociales (laborales), y la 2009 y 2016, cuando se redujo el crecimiento del
sociedad (población) se consideran un PIB per cápita a 0,4 % y 0,8 %, respectivamente.
conjunto de factores que influyen en los Estos dos momentos de desaceleración se
resultados en materia de salud. De esta asocian a condiciones internacionales: la crisis
forma, analizar el panorama por lo menos del sistema financiero internacional en el
general de las principales transformaciones 2009, consecuencia de la recesión del sector
socioeconómicas del país durante las últimas inmobiliario de Estados Unidos, y la caída de los
dos décadas, permite de una u otra forma precios del petróleo desde mediados del 2014.
reconocer algunos de los determinantes Por otro lado, la pobreza monetaria y la pobreza
socioeconómicos estructurales de la situación multidimensional se reducen sistemáticamente,
nutricional de la población. con una desaceleración en la reducción de la
pobreza monetaria a partir del 2014 (gráfica 1).

Gráfica 1. Evolución del PIB per cápita y la pobreza


monetaria y multidimensional 2005-2016
100 5.000

4.788
90
4.749 4.800
4.661
80 4.516 4.600

70
4.356 4.400
4.235
60 4.200
4.020
US$ (2005)

49,7 48,0
% 50 47,4 3.912 4.000
45,0
3.806 40,3
40
3.894 37,2 3.800
34,1 32,7
3.603 30,6
28,5 27,8 28,0
30 3.600
3.417 30,4 29,4
27,0
20 24,8 3.400
21,9 20,2
17,8
10 3.200
Pobreza Monetaria Pobreza Multidimensional PIB per cápita (US$ 2005)

0 3.000
2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016
AÑO

Nota: PIB en dólares de 2005 = PIB en millones de pesos de 2005 sobre la tasa de cambio nominal promedio de 2005.
Fuente: construcción propia a partir de la Encuesta Continua de Hogares (2002-2005) - DANE y Gran Encuesta Integrada de Hogares (2008-2016)

A pesar de estas mejoras para el 2016, el como $5,4 millones en Vaupés o $7,3 millones
país enfrenta grandes brechas territoriales en Chocó (3); (ii) la incidencia de la pobreza
en sus condiciones sociales y económicas: monetaria varía entre 11,2 % en Bogotá y
(i) el PIB per cápita fluctúa desde valores tan 59,8 % en Chocó (4) y (iii) la incidencia de la
altos como $33 millones en Casanare o $28 pobreza multidimensional entre 11,8 % en
millones en Bogotá, hasta valores tan bajos Bogotá y 55,6 % en Chocó y La Guajira (4).

108 Versión 2
Estas grandes diferencias en las condiciones 1.3 LA FEMINIZACIÓN DE
socioeconómicas entre territorios configuran, LA FUERZA LABORAL Y LA
a su vez, diferencias en los determinantes
estructurales de la situación nutricional. INFORMALIDAD DEL EMPLEO
El mercado laboral no ha sido ajeno a las
grandes transformaciones que el país ha sufrido
1.2 LA CONCENTRACIÓN desde mediados del siglo pasado. En términos
URBANA de participación laboral, se da una relativa
estabilidad de la participación masculina, junto
El proceso de urbanización es una de las con una creciente incorporación de la mujer al
grandes transformaciones que el país viene mercado laboral: estimaciones del DANE indican
experimentando desde mediados del siglo que, entre el 2001 y el 2016, la Tasa Global de
pasado, cuando la concentración de la Participación (TGP) se mantenía en alrededor
población dejó de ser predominantemente del 75 % en los hombres, mientras que aumentó
rural para convertirse en urbano. Aunque de 46 % a 55 % en las mujeres, como se observa
el proceso de urbanización continúa, lo en la gráfica 2 (6).
hace a un menor ritmo. En 1990, el 68,1 %
de la población residía en las cabeceras A pesar de que las mujeres siempre han
municipales, mientras que en el 2016 lo hacía presentado tasas de desempleo más altas a las
el 76,6 %. A pesar de ello, hoy en día más de los hombres, el mayor dinamismo laboral
de dos terceras partes de la población del femenino lleva a que las mujeres representen
país viven en las cabeceras, encontrándose cada vez una mayor proporción de la población
grandes diferencias territoriales: Bogotá ocupada: en el 2001 representaban el 38 %,
y el departamento del Atlántico son los mientras que en el 2016 fueron el 42 % (gráfica
más urbanos, con el 99,8 % y 95,7 % de su 3) (6). Por otra parte, la informalidad disminuyó
población en las cabeceras, respectivamente, en las 13 áreas metropolitanas: mientras que en
mientras que Guainía, Amazonas, Vaupés y el 2001 el 54 % de los ocupados eran informales,
Cauca son los menos urbanizados, con una en el 2016 lo era el 47 %, siendo mayor la
población urbana entre 30 % y 40 % (5). informalidad en las mujeres (51 %) que en los
hombres (45 %) (7).

Gráfica 2. Tasa Global de Participación y Tasa de Desempleo


del mercado laboral 2001 - 2016
100 25

90

80 20

70
Tasa Desempleo

60 15

TGP
(%)

50
(%)

40 10

30

20 5

10

0 0
2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016

AÑO

TGP-Hombres TGP-Mujeres Tasa Desempleo-Hombres Tasa Desempleo-Mujeres

Fuente: DANE - Gran Encuesta Integrada de Hogares. Periodo abril-junio. Trece ciudades y áreas
metropolitanas. Informalidad según tamaño de empresa (hasta 5 trabajadores).

Versión 2 109
Gráfica 3. Tasa de informalidad y porcentaje de mujeres en población ocupada
56 43

54 42

41
52

40
50
Tasa Mujeres
Informalidad 39 Ocupadas
(%) (%)
48
38

46
37

44 36

42 35
2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016

AÑO

% Informales % Mujeres ocupadas

Fuente: DANE - Gran Encuesta Integrada de Hogares. Periodo abril-junio. Trece ciudades y áreas
metropolitanas. Informalidad según tamaño de empresa (hasta 5 trabajadores).

Paralelo a los cambios en el mercado laboral, educación media desencadena una muy
y estrechamente relacionados con estos, baja cobertura en la educación superior,
el país vive también una transformación aunque se han dado aumentos de cobertura
educativa desde mediados del siglo pasado. significativos. En el 2014, la TNE superior
Se han dado grandes avances en educación, llegaba al 25 % cuando hace 10 años era solo
especialmente en las mujeres. La asistencia de 16 % (cuadro 1). A pesar de este avance, en
escolar aumentó significativamente en la el 2014 solo una cuarta parte de la población
segunda mitad del siglo pasado y a un menor en edad de cursar estudios superiores lo hacía.
ritmo lo hace hoy día (8). Sin embargo, todavía
se requieren esfuerzos en todos los niveles Estudios disponibles indican que los grandes
educativos para mejorar tanto la cobertura avances en la cobertura en educación
como la eficiencia interna del sistema. secundaria y superior favorecen a las mujeres:
las TNE secundaria y superior han aumentado
La Tasa Neta de Escolaridad (TNE) primaria era más en las mujeres que en los hombres. En
de 88 % en el 2014, indicando que aún no se el 2014, la TNE secundaria era del 74 % en las
logra una cobertura universal de la educación mujeres y del 70 % en los hombres, mientras
primaria. Aunque los mayores avances en la que la TNE superior era del 28,6 % en las
Tasa Bruta de Escolaridad (TBE) y en la TNE mujeres y 21 % en los hombres (8). Estos
se han dado en básica secundaria, mientras grandes avances en educación en las mujeres
que la cobertura de la media permanece muy explican en parte su mayor aumento en la
rezagada. En el 2014, la TNE básica estaba en participación en el mercado laboral, lo cual
72 %, mientras que la TNE media no llegaba se ha dado también de manera paralela a la
a 40 % (cuadro 1). La baja cobertura de la reducción de la fecundidad (8).

Cuadro 1. Tasa bruta y neta de escolaridad por nivel educativo en 1993, 2003 y 2014
Primaria Secundaria Secundaria Básica Secundaria Media Superior
AÑO
TBE TNE TBE TNE TBE TNE TBE TNE TBE TNE
1993 118,4 80,0 63,9 43,8 ND ND ND ND ND ND
2003 115,8 84,3 84,7 65,6 91,5 62,9 47,4 32,2 37,6 16,5
2014 112,0 88,4 95,0 76,9 100,4 72,1 55,2 39,4 54,3 25,0
ND: Dato no disponible
Fuente: Flórez (2016) con base en el Censo 1993, Encuesta de Calidad de Vida (ECV) 2003 y 2014

110 Versión 2
1.4 LA VIOLENCIA Y EL acceso a bienes y servicios, y, por ende, mayor
DESPLAZAMIENTO vulnerabilidad (10); (ii) el perfil de los hogares
desplazados muestra un mayor porcentaje
Estudios evidencian que el desplazamiento de hogares monoparentales con jefatura
forzado empezó a finales del 1980 y principios femenina que para el total de la población
del 1990 (9). Aunque no existe consenso (45 % vs. 24 %) (8, 12) y, (iii) en cuanto al origen
sobre las cifras de población desplazada por étnico de las comunidades desplazadas, está
la violencia, estimaciones indican que entre el más concentrado en algunos grupos: cerca
1985 y el 2013, aproximadamente 5,9 millones del 30 % de la población desplazada es de
de personas se desplazaron para proteger sus origen afrocolombiano o indígena; mientras
vidas y las de sus familias (10). A partir del que estos grupos representan solo el 18 % de
1993, se intensificó el desplazamiento hasta la población colombiana (12).
llegar a niveles máximos en la primera década
del 2000, momento en el que el fenómeno 1.5 LA TRANSICIÓN
empieza a ceder (10). Se estima que entre DEMOGRÁFICA
el 2000 y el 2004, cerca de 2,9 millones de
personas fueron expulsadas de sus municipios El paso de altas a bajas tasas de natalidad y
de residencia y otros 2,1 millones, entre el mortalidad acompañado por cambios sociales y
2005 y el 2009, condición que disminuye de culturales de la modernización, la industrialización
manera contundente a 1,2 millones entre el y la urbanización, conforman el proceso conocido
2010 y el 2014 y a 262 mil, entre el 2015 y el como transición demográfica. Colombia vivió por
2016 (11). lo menos dos terceras partes de dicho proceso
durante el siglo XX. En el siglo XXI, la natalidad y la
La caracterización del desplazamiento forzado mortalidad continúan disminuyendo a un menor
en el país indica que (i) es un fenómeno de ritmo (8). Entre 1990 y 1995 y, entre 2010 a 2015,
migración desde entornos rurales hacia la Tasa Global de Fecundidad (TGF1) disminuyó de
entornos urbanos, principalmente hacia las 3,1 a 2,4 hijos por mujer, mientras que la tasa de
ciudades, con una concentración de población mortalidad infantil bajó de 32,5 a 17,1 defunciones
desplazada en periferias urbanas y sectores de menores de un año por cada mil nacidos vivos
marginados, con precarias condiciones de (gráfica 4).

Gráfica 4. Evolución de la tasa global de fecundidad (TGF) y


de la tasa de mortalidad infantil (TMI) entre 1990 y 2015
4,0 50

3,5
3,1 40
3,0 2,9
32,5 2,6
2,4
2,5 2,4
28,4 30
TGF
(hijos por TMI
24,4 (por mil)
mujer) 2,0

19,9
20
1,5 17,1

1,0
10

0,5 TGF TMI

0,0 0
1990-1995 1995-2000 2000-2005 2005-2010 2010-2015
AÑO

Fuente: DANE. Indicadores Demográficos: Conciliación Censal 1985-2005 y Proyecciones de Población 2005-2020

1. La TGF es el promedio de hijos que una mujer tendría durante su periodo reproductivo (15-49 años) si se comporta de acuerdo con el patrón
de fecundidad por edad y no está sujeta a mortalidad.

Versión 2 111
La transición demográfica en el país se ha dado de se han destacado en Colombia por presentar las
manera rápida, pero no ha sido homogénea. Inició peores situaciones nutricionales.
primero en los grupos sociales más altos y en los
territorios más desarrollados. Aunque los descensos Asociada a la transición demográfica, el país
en fecundidad y mortalidad en los grupos más también ha venido experimentando una rápida
vulnerables han sido igualmente importantes, hoy transición epidemiológica, definida como el
día siguen rezagados en la etapa de la transición cambio en los patrones de las enfermedades,
demográfica en la que se encuentran, con grandes en donde las causas endógenas de muerte
diferenciales sociales y territoriales tanto en comienzan a adquirir una mayor importancia
fecundidad como en mortalidad. frente a las causas exógenas resultantes de la
acción del entorno sociocultural y su medio (8). La
Entre el 2010 y el 2015, según reportes del DANE distribución de las defunciones por grupos de edad
(13), los departamentos con menor TGF fueron: y por causas de defunción, mostrada en la gráfica
Bogotá, Valle del Cauca, Risaralda, Caldas y 5, indica que Colombia está en una fase tardía
Antioquia, con una TGF entre 1,9 y 2,1, mientras de la transición epidemiológica en la que cobran
que departamentos como La Guajira y Chocó y importancia las enfermedades degenerativas y
el grupo de Orinoquía - Amazonía tenían una crónicas que afectan especialmente a los adultos
TGF entre 3,3 y 3,4 hijos por mujer. De igual mayores, como también las enfermedades
manera, se observaron amplias brechas en la externas causadas por el hombre (homicidios,
TMI, en el mismo periodo, en Bogotá, Caldas, accidentes). Por ejemplo, entre 1990 y 2015, se dio
Quindío y Risaralda, lugares en los que dicha un aumento en las enfermedades isquémicas del
tasa se ubicó entre 12 y 13 por mil, mientras corazón en el grupo de 65 años o más, llegando
que en Chocó llegó a 65 por mil y en Nariño, a representar el 21,5 % en el último año, mientras
Cauca y en el grupo de la Orinoquía - Amazonía que en el grupo de 15 a 44 años, las causas
fue hasta de 40 por mil. Es de anotar que estos externas representaban más del 50 % del total de
departamentos y sus regiones históricamente defunciones.

Gráfica 5. Tres principales causas de defunción por edad 1990 vs. 2015

32 Otras enfermedades del aparato respiratorio 10,5% 1990 307 Enfermedades cerebrovasculares 8,7% 2015
65 años o más

65 años o más

28 Enfermedades de la circulación pulmonar


y otras formas de enf. corazón
12,8% 605 Enf. Crónicas vias respiratorias inferiores 9,0%

27 Enfermedad isquémica del corazón 17,3% 303 Enfermedades isquémicas del corazón 21,5%

55 Homicidio y lesiones infligidas


intencionalmente por otra persona
8,4% 512 Agresiones (Homicidios), inclusive secuelas 4,3%
45-64 años

45-64 años

09 Tumor maligno de otros órganos


digestivos y del peritoneo
8,8% 201 Tumor maligno del estómago 3,9%

27 Enfermedad isquémica del corazón 15,7% 303 Enfermedades isquémicas del corazón 14,6%

511 Lesiones autoinfligidas intenc.


47 Accidentes de transporte 6,5% (suicidios), incl. Secuelas 4,8%
15-44 años

15-44 años

52 Otros accidentes, incluso los efectos tardíos 7,0% 501 Acc. Transporte terrestre, inclusive secuelas 13,5%

55 Homicidio y lesiones infligidas


intencionalmente por otra persona 512 Agresiones (Homicidios), inclusive secuelas 32,4%

32 Otras enfermedades del aparato respiratorio 7,8% 604 Enf. Sistema nervioso, excepto meningitis 9,4%
5-14 años

5-14 años

212 T. Maligno tejido linfático, Org.


47 Accidentes de transporte 13,4% 9,4%
Hematopoy. Y tejidos afines

52 Otros accidentes, incluso los efectos tardíos 17,6% 501 Acc. Transporte terrestre, inclusive secuelas 10,3%

52 Otros accidentes, incluso los efectos tardíos 10,5% 604 Enf. Sistema nervioso, excepto meningitis 8,4%
1-4 años

1-4 años

32 Otras enfermedades del aparato respiratorio 21,4% 109 Infecciones respiratorias agudas 9,9%

615 Malformaciones congen.,


01 Enfermedades infecciosas intestinales 33,9% deformid.y anomalías cromosómicas
11,3%

44 Anomalías congénitas 11,1% 407 Otras afecc. Originadas en periodo perinatal 11,4%
Menores 1 año

Menores 1 año

404 Trast. Respirratorios específicos


32 Otras enfermedades del aparato respiratorio 15,5% 21,3%
del periodo perinatal

45 Ciertas afecciones originadas 615 Malformaciones congen.,


en el período perinatal
42,2% 26,5%
deformid.y anomalías cromosómicas

0% 5% 10% 15% 20% 25% 30% 35% 40% 45% 50% 0% 5% 10% 15% 20% 25% 30% 35% 40% 45% 50%

Fuente: DANE - Estadísticas vitales

112 Versión 2
Consecuencia de la transición demográfica y Los grupos sociales y las entidades territoriales
de la transición epidemiológica, la población se encuentran actualmente en diversas etapas
experimenta (i) una transformación de su de la transición demográfica y epidemiológica,
estructura por edad: cobra importancia relativa debido a esto tienen diferencias marcadas
la población de adultos mayores, mientras en sus estructuras por edad. Esto conlleva a
que la infantil representa menos porcentaje necesidades disímiles de servicios sociales de
del total de la población, lo que se traduce en salud, educación, cuidado y protección social
un envejecimiento demográfico (gráficas 6 y entre ellas. De acuerdo con el DANE (13), en
7) y (ii) un aumento en la expectativa de vida el 2015, por ejemplo, la población menor
al nacer y de las edades mayores, generando de 5 años representaba alrededor del 8 %
una mayor longevidad, lo que se traduce en de la población total en Bogotá y Risaralda,
un envejecimiento individual. mientras que en departamentos como La
Guajira o Chocó sobrepasaba el 13 %.

Gráfica 6. Distribución de la población por grupos de edad y sexo en 1990


1990

80 y más
75-79
70-74
65-69
60-64
55-59
50-54
45-49
40-44
35-39
30-34
25-29
20-24
15-19
10-14
5-9
0-4
-3.000.000 -2.000.000 -1.000.000 0 1.000.000 2.000.000 3.000.000

Mujeres Hombres

Fuente: DANE, Proyecciones de Población por grupos de edad y sexo, zona y departamento. 1985-2020.

Gráfica 7. Distribución de la población por grupos de edad y sexo en 2015


2015

80 y más
75-79
70-74
65-69
60-64
55-59
50-54
45-49
40-44
35-39
30-34
25-29
20-24
15-19
10-14
5-9
0-4
-3.000.000 -2.000.000 -1.000.000 0 1.000.000 2.000.000 3.000.000

Mujeres Hombres

Fuente: DANE, Proyecciones de Población por grupos de edad y sexo, zona y departamento. 1985-2020.

Versión 2 113
2 TERRITORIO 2.1 DISTRIBUCIÓN
TERRITORIAL DE LA POBLACIÓN
La etapa de transición demográfica (TD)
en el país se evidencia por: los resultados De acuerdo con los resultados de la ENSIN
de la ENSIN 2015, la distribución territorial 2015, la población del país alcanzaba los 48,7
de la población y la comparación de la millones de personas, de las cuales el 76,9 %
distribución por edad para diferentes residía en las cabeceras municipales; de
desagregaciones. esta proporción, el 31,7 % vivía en las cuatro
principales ciudades (cuadro 2) .

Cuadro 2. Distribución de la población según concentración de población

% Población % Población
Concentración % Población
Población en cabecera y por nivel de
de población Cabecera
resto concentración

RESTO: centro
poblado + rural 11 218 760 23,1 % 23,1 %
disperso
CABECERA
37 437 748 76,9 % 100,0 %
(total):
Cabecera entre 1 y
8 249 923 22,0 % 17,0 %
100 000 habitantes
Cabecera entre
100 001 a 1 millón 13 780 761 36,8 % 28,3 %
de habitantes
Cabecera por
encima de un
millón habitantes
- 4 ciudades 15 407 064 41,2 % 31,7 %
principales
(Barranquilla, Cali,
Medellín y Bogotá)
TOTAL 48 656 508 100,0% 100,0 % 100,0 %

Territorialmente, gran parte de la población se poblacional, sino que transforma la estructura


ubicaba en la región Central (24,9 %), mientras por edad, envejeciéndola. Aunque el país se
que tan solo el 2,5 % residía en el amplio territorio encuentra en una etapa avanzada de TD, el
de la región de la Orinoquía - Amazonía. Un proceso no ha sido homogéneo, las diferentes
16,4 % vivía en la capital del país (Bogotá), un entidades territoriales se encuentran en
21,8 % en la región Atlántica, y un poco más distinta etapa de la transición demográfica
de 17 % en cada una de las regiones Oriental y y sus estructuras por edad así lo reflejan.
Pacífica. Entidades en etapas más avanzadas tienen
estructuras por edad más envejecidas. Las
2.2 POBLACIÓN EN LOS cuatro principales ciudades tienen niveles de
TERRITORIOS fecundidad bajos (TGF alrededor de 1,6 hijos
por mujer) (14), con estructuras por edad en
La TD, y en particular el descenso de la las que los menores de 5 años representan
fecundidad, no solo incide en el crecimiento cerca del 7 %, mientras que subregiones

114 Versión 2
como el Litoral Pacífico y La Guajira/Cesar/ acuerdo a los resultados de la ENSIN 2015,
Magdalena tienen TGF cercanas a 3 hijos por representaron el 12 % de la población, como
mujer (14) y los menores de cinco años de se presenta en la gráfica 8.

Gráfica 8. Distribución por edad de la población según subregión

Litoral Pacífico 12,2 20,4 10,9 15,1 27,1 9,1 5,1

Guajira, Cesar, Magdalena 11,5 17,6 10,4 16 27,8 10,9 5,9

Antioquia sin Medellín 10,9 15,7 9,7 14,5 29,6 13,3 6,4

Bolívar Sur, Sucre, Córdoba 10,5 16,2 10,4 16,2 28,1 12 6,6

Tolima, Huila, Caquetá 9,7 15,1 10,2 15,6 28 13,5 7,8

Atlántico, San Andrés, Bolívar Norte 9,1 13,6 8,9 16,7 30,4 13,5 7,8

Cauca y Nariño sin Litoral 9 13,5 9,7 15,4 31,5 12,8 8,2

Boyacá, Cmarca, Meta 9 14,3 9,1 15,7 30,2 13,8 8

Santanderes 8,5 13,6 8,9 15,8 30,8 14,2 8,1

Barranquilla A. M. 8,5 14,2 8,3 15,5 32,1 14,4 7

Caldas, Risaralda, Quindío 8 12,6 8,3 15,2 29,8 16,5 9,7

Valle sin Cali ni Litoral 7,6 12,4 9,2 13,8 31,1 16,8 9,1

Cali A.M. 7,5 11,3 7,4 16,7 33,4 15,2 8,6

Medellín A.M. 6,7 11,5 6,9 16,5 33,1 16,5 8,9

0% 10 % 20 % 30 % 40 % 50 % 60 % 70 % 80 % 90 % 100 %

Menor de 5 años 5 - 12 años 13 - 17 años 18 - 26 años 27 - 49 años 50 - 64 años 65 años o más

No solo el proceso de TD ha sido heterogéneo que uno para las regiones Atlántica (1,14) y
entre entidades territoriales, sino también Orinoquía - Amazonía (1,31); mientras que
entre grupos sociales. Los grupos más para Bogotá fue de 0,85. Por su parte, el resto
vulnerables se encuentran rezagados en el de las regiones no presentaron diferencias
descenso de la fecundidad, y por tanto tienen estadísticamente significativas con relación
estructuras por edad más jóvenes, con mayor al valor nacional, brecha relativa igual a uno.
importancia relativa del grupo de menores Claramente, las poblaciones más vulnerables
de 5 años. La gráfica 9 muestra la distribución tuvieron estructuras por edad más jóvenes:
por grupos de edad para el país encontrada la población que vivía en el área resto de los
en la ENSIN 2015. Por su parte, las gráficas del municipios con un valor 1,31 veces el de las
10 y 11 muestran el porcentaje de menores cabeceras, la que estaba en el cuartil más bajo
de 5 años según concentración de población, del índice de riqueza con un porcentaje 2,5
región, sexo y etnia del jefe de hogar e índice veces el del cuartil alto, y la población indígena
de riqueza del hogar (tabla 1). con brecha relativa de 1,31 con relación al
porcentaje de la población sin pertenencia
La razón entre el porcentaje de población étnica. Estos grupos son los que también
menor de cinco años de cada región y el presentan mayores niveles de fecundidad, y los
promedio nacional, o brecha relativa, fue mayor más rezagados en el proceso de TD.

Versión 2 115
Gráfica 9. Distribución nacional de la población por grupos de edad
50

45

40

35
30,8
30

% 25

20
15,7
14,0 14,0
15

8,9 8,9
10 7,7

0
Menor de 5 5 - 12 años 13 - 17 años 18 - 26 años 27 - 49 años 50 - 64 años 65 años o más
años

GRUPO DE EDAD

Gráfica 10. Porcentaje de población menor de 5 años según


concentración de población y región
25

20

15 11,6

10
% 10,9 10,2
9,5 8,8
8,4 8,3 8,5 8,7
10
7,6 7,7

0
Cabecera de Cabecera de Cabecera Cabecera Resto Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá
100000 o 100001 a de másde Amazonía
menos hab 1000.000hab 1 millón hab.
CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN REGIÓN

Gráfica 11. Porcentaje de población menor de 5 años


25
según índice de riqueza, sexo y etnia del jefe de hogar

20

11
15
11,5
%
11,1
10,3 9,4
9,2
10 8,1 8,5 8,7

4,8
5

0
Más bajo Bajo Medio Alto Hombres Mujeres Indígena Afrodescendiente Sin pertenencia
étnica
ÍNDICE DE RIQUEZA SEXO DEL JEFE DEL HOGAR ETNIA DEL JEFE DEL HOGAR

116 Versión 2
Las diferencias en la distribución por edad, como punto de entrada al enfoque de curso
y en general en la etapa de la TD en que de vida. Se aproxima el curso de vida a través de
se encuentran las entidades territoriales la distribución de edades (cohorte hipotética),
y los grupos socioeconómicos, tienen cuyos grupos intentan representar las etapas
implicaciones en términos de las necesidades de la infancia, la adolescencia, la juventud y la
de bienes y servicios de salud, educación, vida adulta.
cuidado, protección social, y en general a
acceso a bienes básicos que mejoren sus
condiciones de vida y su situación nutricional. 3.1 CARACTERÍSTICAS DE LA
POBLACIÓN SEGÚN ETAPAS DEL
CURSO DE VIDA
3 POBLACIÓN La tasa neta de asistencia escolar por grupo de
edad como se muestra en la gráfica 12, indicó
Teniendo en cuenta la afirmación del que la cobertura de educación primaria fue
Ministerio de Salud y Protección Social (15): casi universal: 92,2 % de la población de 6 a 10
años asistió a la escuela. Sin embargo, a mayor
“(...) el desarrollo humano y los resultados edad de los individuos, la tasa fue menor,
en salud dependen de la interacción de llegando a 72,3 % en el grupo 11 a 14 años
diferentes factores a lo largo del curso de (en básica secundaria), 40,1 % en el grupo 15
la vida, de experiencias acumulativas y a 16 años (en secundaria media) y a menos
situaciones presentes de cada individuo de 29,3 % en el grupo 17 a 21 años (superior).
influenciadas por el contexto familiar, social, Es decir, más de la mitad de la población
económico, ambiental y cultural (...)” (p1). entre los 15 y 21 años estaba por fuera
del sistema educativo, con repercusiones
A continuación, se describen a partir de los en comportamientos relacionados con la
resultados de la ENSIN 2015, algunos de los salud, empleo e ingresos, entre otros, en los
determinantes poblacionales (educación, momentos siguientes del curso de vida de
salud, sexo y etnia) según grupos de edad estos individuos (tabla 2).

Gráfica 12. Tasa neta nacional de asistencia escolar por grupo de edad
100
92,2
90

80
72,3
70

12
% 60

50
40,1
40
29,3
30

20

10

0
6-10 años 11-14 años 15-16 años 17-21 años
Primaria Básica secundaria Media Superior

Por otro lado, la tasa neta de escolaridad en de 11 a 14 años (básica secundaria) según
todos los grupos de edad reveló grandes concentración de población, región, sexo,
diferencias entre grupos sociales y territoriales. etnia e índice de riqueza del hogar. La tasa
Las gráficas 13 y 14 muestran la tasa neta neta de escolaridad de las cabeceras fue 1,2
de asistencia escolar en el grupo de edad veces la del área resto. Al comparar el nivel

Versión 2 117
regional con el nacional, la razón fue cercana neta de asistencia del cuartil alto con relación
a uno en todos los casos; sin embargo, las al más bajo fue 1,4 veces superior.
regiones Orinoquía - Amazonía junto con
la Pacífica, presentaron proporciones de En suma, los grupos de menor nivel de
0,9 veces frente a la proporción nacional, desarrollo social registraron las menores tasas,
evidenciando mayores brechas en estas dos siendo la población indígena la que expuso
regiones. la tasa de asistencia escolar más baja en
este grupo de edad (54,3 %), seguida de la
Al considerar las características de sexo y etnia, población en el cuartil más bajo del índice de
la tasa neta de asistencia de las mujeres fue 1,1 riqueza (61,8 %) y la población del área resto
veces la de los hombres, mientras que la tasa (62,3 %). Por el contrario, Bogotá y el cuartil
de los indígenas fue 0,7 veces la de aquellos alto del índice de riqueza fueron los grupos
sin pertenencia étnica. La brecha más amplia de mayor tasa neta de asistencia a básica
se presentó entre cuartiles de riqueza: la tasa secundaria: 83,4 % y 84,3 %, respectivamente.

Gráfica 13. Tasa neta de asistencia en básica secundaria por


concentración de población y región
100

83,4
90
77,9 76,9
80 73,6 75,1 75,7
72,3 70,5
68,9 67,1
70 62,3 65,0

13
60

% 50

40

30

20

10

0
Cabecera Cabecera Cabecera de Cabecera Resto Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá
de 100 000 de 100 001 a más de 1 Amazonía
omenos hab 1000.000 hab millón hab

NACIONAL CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN REGIÓN

Gráfica 14. Tasa neta de asistencia en básica secundaria por índice de


riqueza, sexo y etnia del jefe del hogar
100

84,3
90
79,3
80 74,5 74,8
69,9 74,2
64,0
70 61,8

14
54,3
60
%
50

40

30

20

10

0
Más bajo Bajo Medio Alto Hombres Mujeres Indígena Afrodescendiente Sin
pertenencia
étnica
ÍNDICE DE RIQUEZA SEXO JEFE DEL HOGAR ETNIA JEFE DE HOGAR

118 Versión 2
La consulta preventiva fue una práctica común (gráfica 15). Este patrón es consistente con
en la población de niños y niñas menores de el de mortalidad por edad que muestra una
5 años (81,2 %), cifra que se reduce a 47,4 % forma de U, con baja mortalidad entre los 5 y
hasta los 26 años y luego vuelve a aumentar al los 14 años (8).
53,9 % de los casos para las etapas siguientes

Gráfica 15. Porcentaje nacional con consulta preventiva a médico


o profesional de salud según grupo de edad

100

90
81,2
80

15
70
61,3
60
53,9
% 47,4
50

40

30

20

10

0
0-4 años 5-17 años 18-26 años 27-64 años

GRUPO DE EDAD

En todos los grupos de edad se presentaron preventiva entre niños y niñas de 0 a 4 años en
brechas en el uso de la consulta preventiva, las regiones Atlántica, Orinoquía - Amazonía
favorables a los grupos de mayor nivel y Central son inferiores a 1 con respecto al
socioeconómico. porcentaje nacional. Bogotá y la región Oriental
presentaron porcentajes más altos que el
La tabla 3 expone las prevalencias en el grupo nacional mostrando brechas relativas de 1,1.
de edad de 0 a 4 años por concentración
de población, región, sexo, etnia e índice de 3.2 LA POBLACIÓN SEGÚN
riqueza. En ella, la mayor diferencia evidenciada PERTENENCIA ÉTNICA
fue por etnia, donde la prevalencia de consulta
preventiva en indígenas fue de 0,9 veces la Colombia es un país pluriétnico. De acuerdo
prevalencia de aquellos sin pertenencia étnica. con los resultados de la ENSIN 2015, los
Esta brecha es similar a la que se exhibió en grupos étnicos representaron alrededor del
el nivel más bajo de riqueza con relación al 12 % de la población (gráfica 16 – tabla 4).
alto y en el resto con respecto a las cabeceras. De ellos, el 8,2 % se autorreconoció como
Por su parte, las diferencias regionales fueron afrodescendiente, mientras que la población
menos marcadas: los porcentajes de consulta indígena llegó al 4,0 %.

Versión 2 119
Gráfica 16. Distribución nacional de la población por etnia
100

90 87,7

80

70

16
60

% 50

40

30

20

10
8,2
4,0
0
Indígena Afrodescendiente Sin pertenencia étnica

A pesar de esta concentración, gran parte (10,2 %). Estos territorios se caracterizan por
de los afrodescendientes residía en el área ser de menor nivel de desarrollo económico
cabecera (75,5 %) y casi la mitad (49,0 %) en y social y por tener poblaciones de mayor
la región Pacífica, mientras que el porcentaje pobreza y vulnerabilidad.
de población indígena fue mayor en la región
Atlántica (2,0 veces el porcentaje nacional) y Las demás categorías expusieron porcentajes
en el área resto (gráfica 17 – tabla 4), además de población indígena por debajo del dato
de concentrarse en el cuartil más bajo del IR nacional.

Gráfica 17. Porcentaje de población indígena según


concentración de población y región
25

20 *14,9

˄11,6

17
15
**6,5

%
8,1
10

4,0 ˄4,1
5
*2,6
1,7 1,7
˄0,5 0,3 **0,4
0
Cabecera de Cabecera de Cabecera de Cabecera Resto Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá
100 000 o 100 001 a más de 1 Amazonía
menos hab 1000.000 hab millón hab.

NACIONAL CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN REGIÓN

˄ Coeficiente de variación igual o mayor a 15 % y menor a 20 % la precisión es aceptable, * Coeficiente de variación igual o mayor a 20 % y menor a
30 %, la precisión es “regular” y por lo tanto debe ser usada con precaución, ** Coeficiente de variación igual o mayor a 30 %, la precisión es muy baja
y por lo tanto debe ser usada con precaución.

120 Versión 2
Determinantes
intermedios
de la situación
nutricional

Versión 2 121
4 HOGAR en déficit cuantitativo de vivienda, mientras
que el 21,2 % tenía déficit cualitativo. El
componente que más contribuyó al déficit
El acceso a una vivienda de calidad, a agua
cuantitativo fue el de cohabitación (4,9 %),
salubre y a servicios de saneamiento es un
mientras que en el déficit cualitativo fueron
derecho de todo ser humano (1). Por otra
importantes los hogares que vivían en déficit
parte, las características socioeconómicas
de servicios y aquellos que vivían en déficit
de los hogares, su organización (estructura
de espacio-cocina (6,8 %). Estos déficits son
familiar) y su nivel socioeconómico
factores que se asocian a peores condiciones
(educación, empleo, ingresos) influyen en los
de salud (2) y a mayores tasas de mortalidad,
procesos de alimentación en las familias y las
especialmente infantil y en la niñez (17).
comunidades. Bajo este enfoque, entre los
determinantes se encuentran las condiciones
Las brechas socioterritoriales son
de las viviendas, acceso a servicios básicos y
importantes en los déficits cualitativo y
las características de los hogares (educación,
cuantitativo; sin embargo, de acuerdo con
empleo e ingresos).
lo encontrado, fueron más marcadas en el
déficit cualitativo (tablas 5 y 6). Las brechas
relativas de los déficits cuantitativos y
4.1 CARACTERÍSTICAS cualitativos fueron diferentes a 1 en todas
DE LAS VIVIENDAS las variables consideradas, con excepción
de sexo del jefe de hogar para el déficit
4.1.1 DÉFICIT CUALITATIVO cuantitativo. Por región, las brechas relativas
Y CUANTITATIVO DE VIVIENDA entre el déficit cuantitativo de la región y el
promedio nacional fueron iguales a 1 para
La vivienda es un bien que satisface las regiones Oriental y Orinoquía – Amazonía
necesidades humanas, para lo cual debe (gráfica 18), comportamiento similar a lo
cumplir con unos atributos que se definen evidenciado en el déficit cualitativo (gráfica
en función de sus componentes básicos; es 19) para las regiones Oriental, Central y
decir, de su estructura, servicios públicos, Pacífica, resaltando que la región Atlántica
y espacio (16). Para determinar el nivel de se destacó por tener las mayores brechas
satisfacción de las necesidades habitacionales relativas para ambos déficits, siendo 1,6 para
de la población, el DANE (16) estima dos el cuantitativo y 1,9 del cualitativo.
indicadores: déficit cuantitativo y déficit
cualitativo. El primero indica si el número Las viviendas en el área resto de los municipios
de viviendas es suficiente para albergar a presentaron el menor déficit cuantitativo pero
la totalidad de la población2 y el segundo un déficit cualitativo muy alto, llegando a ser
cuantifica las viviendas que no cumplen con más de 2 veces la proporción nacional y más
unos estándares mínimos de calidad3. Los de 5 veces el observado en las cabeceras de
resultados de la ENSIN 2015 indicaron que, más de 1 millón de habitantes.
a nivel nacional, el 6,7 % de los hogares vivía

2. El déficit cuantitativo mide hogares que (i) viven en viviendas con déficit de estructura (viviendas inadecuadas, construidas con materiales
inestables o sin paredes) o (ii) viven en déficit de cohabitación (hogares secundarios que habitan en una vivienda con otros hogares) o (iii) viven
en déficit de hacinamiento no mitigable (5 o más personas por cuarto en el área cabecera).
3. El déficit cualitativo mide hogares que (i) viven en viviendas con déficit de estructura - pisos (habitan en viviendas construidas con material
estable, pero con pisos de tierra o arena o (ii) viven en déficit de hacinamiento mitigable (con más de 3 y menos de 5 personas por cuarto para
dormir (urbano), más de 3 personas por cuarto para dormir (rural) o (iii) viven en viviendas con déficit de espacio-cocina (no cuentan con un
lugar adecuado para preparar los alimentos) o (iv) viven en déficit de servicios (déficit de acueducto o déficit de alcantarillado-sanitario o déficit
de energía o déficit de basuras (en el área cabecera).

122 Versión 2
Gráfica 18. Porcentaje de hogares en déficit cuantitativo de vivienda por
concentración de población y región
25

20

18
15

%
10,4

10 *6,7
7,5 6,8 7,0 7,1
7,0 7,0
6,7
4,7 5,2 4,9

0
Cabecera de Cabecera de Cabecera de Cabecera Resto Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá
100 000 o 100 001 a 1 más de 1 Amazonía
menos hab 000.000 hab millón hab.

NACIONAL CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN REGIÓN

* Coeficiente de variación igual o mayor a 20% y menor a 30%, la precisión es "regular" y por lo tanto debe ser usada con precaución

Gráfica 19. Porcentaje de hogares en déficit cualitativo


de vivienda por nivel de concentración y región
100

90

80

70

60
48,8

19
% 50
39,5
40
34,6

29,0
30
20,0 21,9
21,2 18,6
20
16,3 16,3
9,7
10 6,1

0
Cabecera Cabecera de Cabecera Cabecera Resto Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá
de 100 000 o 100 001 a de más de Amazonía
menos hab 1 000.000 hab 1 millón hab.

NACIONAL CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN REGIÓN

Las mayores brechas en ambos tipos de alto que la proporción de hogares en el cuartil
déficits se observaron por cuartil del IR. Los medio (gráfica 20). Sin embargo, en el déficit
hogares en el cuartil más bajo presentaron un cualitativo la brecha fue enorme entre estos
déficit cuantitativo de vivienda 4,6 veces más dos grupos de hogares: 17,3 (gráfica 21).

Versión 2 123
Gráfica 20. Porcentaje de hogares en déficit cuantitativo de vivienda
por índice de riqueza, sexo y etnia del jefe del hogar
25

20

˄10,9
15 12,5

% 10,5

20
10 7,6
6,5 6,7 6,5

5
2,7

*0,8
0
Más bajo Bajo Medio Alto Indígena Afrodescendiente Sin Hombres Mujeres
pertenencia
étnica
Índice de Riqueza Etnia jefe de hogar Sexo jefe del hogar

˄ Coeficiente de variación igual o mayor a 15% y menor a 20% la precisión es aceptable, * Coeficiente de variación igual o mayor a 20% y menor
a 30%, la precisión es "regular" y por lo tanto debe ser usada con precaución

Las brechas en los déficits de alcantarillado contribuyeron a la brecha en el déficit


y acueducto fueron las que más cualitativo (tabla 5).

Gráfica 21. Porcentaje de hogares en déficit cualitativo de


vivienda por índice de riqueza, sexo y etnia del jefe de hogar
100

90

80

70 62,2
60
51,2

% 50 40,5
40

21
30 23,8
17,5 18,7 17,3
20

10 3,6 *1,4
0
Más bajo Bajo Medio Alto Indígena Afrodescendiente Sin Hombres Mujeres
pertenencia
étnica
ÍNDICE DE RIQUEZA ETNIA JEFE DE HOGAR SEXO JEFE DEL HOGAR

* Coeficiente de variación igual o mayor a 20% y menor a 30%, la precisión es "regular" y por lo tanto debe ser usada con precaución

4.1.2 FUENTE DE AGUA PARA BEBER agua del acueducto público (77,9 %) (gráfica
22), existieron diferencias socio-territoriales
La fuente de agua para beber ha sido importantes (tabla 7), aunque no tan
considerada un factor determinante en la marcadas como las de los déficit cuantitativos
salud y bienestar de la población (2). Aunque y cualitativos de vivienda mostradas
gran parte de la población reportó tomar el previamente.

124 Versión 2
Gráfica 22. Distribución nacional de hogares por fuente de agua para beber
100

90

80
77,9

70

22
60

50 %

40

30

20

9,5
10 5,8 6,7

0
Acueducto público Acueducto comunal o veredal Agua embotellada Otro
o pozo con bomba

La brecha relativa entre las prevalencias -Amazonía; siendo la brecha de esta última
regional y nacional de hogares que utilizaban las más baja de todas (0,6). Las mayores
el acueducto público como fuente de agua brechas socioterritoriales se observaron por
para beber fue en las regiones Central, Pacífica concentración de población, especialmente
y Bogotá igual o mayor que 1 y menor para entre el área resto y las cabeceras municipales;
las regiones Atlántica, Oriental, Orinoquía cuya brecha relativa fue de 2,9.

Gráfica 23. Porcentaje de hogares con acueducto público como fuente


de agua para beber por concentración de población y región
100 95,4 94,6
90
82,5 86,4
80,7
77,9 76,4 76,5
80
72,5 69,5
70

60

23
46,8
% 50

40
29,9
30

20

10

0
Cabecera Cabecera Cabecera Cabecera Resto Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá
de 100 000 o de 100 001 a de más de 1 Amazonía
menos hab 1 000 000 hab millón hab.

NACIONAL CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN REGIÓN

Por su parte, la prevalencia de este indicador se encontraron en peores condiciones,


para el cuartil más bajo del IR fue 2,1 veces exhibiendo una brecha con relación del
la prevalencia del cuartil alto. Entre los grupo sin pertenencia étnica igual a 0,5
grupos étnicos los indígenas son los que (gráfica 24).

Versión 2 125
Gráfica 24. Porcentaje de hogares con acueducto público como fuente
de agua para beber por índice de riqueza, sexo y etnia del jefe de hogar
100
90,3 90,2
90 87,2
81,8 79,8
80 75,3
68,0
70

60
42,2

24
% 50 44,0

40

30

20

10

0
Más bajo Bajo Medio Alto Hombres Mujeres Indígena Afrodescendiente Sin
pertenencia
étnica
ÍNDICE DE RIQUEZA SEXO JEFE DEL HOGAR ETNIA JEFE DE HOGAR

4.2 CONDICIÓN hogares, factores que a su vez dependen de


SOCIOECONÓMICA las condiciones socioeconómicas, y por tanto
se relaciona con las condiciones de salud y
DE LOS HOGARES nutrición de los miembros del hogar.
4.2.1 ESTRUCTURA FAMILIAR Se evidenció que la mayoría de los hogares
estaban constituidos por 2 a 4 personas, el
La estructura familiar de los hogares está 20,6 % por 5 o más personas y el 14,7 % eran
determinada por la cultura, valores, normas unipersonales (gráfica 25). La prevalencia de
sociales, y condiciones socioeconómicas hogares pequeños está asociado a la etapa
de los hogares. El tamaño de hogar está avanzada de TD en que se encuentra el país,
determinado por el nivel de fecundidad, pero también a la creciente importancia de
pero también por la estructura familiar de los hogares monoparentales.

Gráfica 25. Distribución nacional de hogares por tamaño de hogar

100

90

80

70 64,7

25 %
60

50

40

30

20 14,7 16,2

10 4,4

Unipersonal 2 a 4 personas 5 a 6 personas 7 personas o más

126 Versión 2
El tamaño pequeño de los hogares, 2 a relativa, entre cabecera y resto fue 1,1, Bogotá
4 personas, mostró diferencias entre las frente a la proporción nacional 1,1, y el cuartil
categorías, por concentración de población alto sobre el cuartil más bajo 1,2 veces.
siendo mayores las proporciones en aquellos
que residían en el área cabecera, en quienes La prevalencia más alta de hogares de 5 a 6
presentan un mayor índice de riqueza, y en personas la presentó la región Atlántica donde su
hogares donde el jefe de hogar reportó sin prevalencia fue 1,4 veces la nacional (gráfica 26);
pertenencia étnica (tabla 8). De esta manera, seguido de los hogares con jefatura masculina
fue más común en los territorios y grupos más y en aquellos con jefe de hogar indígena vs. los
favorecidos socialmente, debido a que son jefes sin pertenencia étnica, siendo 1,2 veces
grupos más avanzados en su TD: la brecha más común en el primero (tabla 8).

Gráfica 26. Porcentaje de hogares de 2 a 4 y 5 a 6 personas por región


100

90

80

66,0 68,5
70
64,3 65,7 64,0
64,7

26
60,6
60

% 50

40

30
22,4
16,6 16,3
20 16,2 15,5
14,3 12,6
10

0
Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Amazonía Bogotá

NACIONAL REGIÓN
2 a 4 personas 5 o 6 personas

4.2.2 EDUCACIÓN Así mismo, la educación es aún un factor más


importante cuando se refiere a la madre de los
La educación es un factor determinante en niños, quien es la principal responsable de su
la salud, no solo por los conocimientos que crianza. La ENSIN 2015 evidenció que solo el
llevan a adoptar hábitos saludables, a nivel 7,0 % de madres de niños y niñas menores de
personal y de crianza, sino porque facilita 5 años tenía un nivel de educación superior
una mejor inserción en el mercado laboral y completa o más y casi el 10 % menos de
un mayor nivel de ingresos, lo cual repercute primaria completa (gráfica 27).
sobre la situación nutricional de la población.
La ENSIN 2015 indicó niveles relativamente Esta condición fue aún peor entre los grupos
bajos de educación de los jefes de hogar de menor condición socioeconómica,
- cerca del 55 % de los jefes de hogar tiene observando mayores brechas por cuartil
menos de secundaria completa (tabla 9) - de riqueza y por etnia, especialmente en
con implicaciones sobre la capacidad para indígenas cuyas madres de niños y niñas
generar seguridad alimentaria y nutricional menores de 5 años evidenciaron una brecha
en el hogar. de 5,1 veces más con referencia a la población
sin pertenencia étnica.

Versión 2 127
Gráfica 27. Distribución nacional por nivel educativo
de madres con niños y niñas menores de 5 años
100

90

80

70

60

27
52,5
% 50

40
30,9
30

20
9,6
10 7,0

0
Menos primaria completa Primaria completa a Secundaria completa a Superior completa o más
secundaria incompleta superior incompleta

Como se muestra en la tabla 9, el 19,5 % de las secundaria completa a superior incompleta


madres de niños y niñas menores de 5 años según condiciones socioterritoriales. En ellas
del cuartil más bajo del índice de riqueza se evidencia que el porcentaje de mujeres
tenían menos de primaria completa, mientras en el cuartil alto del índice de riqueza fue 1,6
que más del 30 % del cuartil alto tenían por veces el valor de aquellas madres del cuartil
lo menos superior completa. El 37,9 % de más bajo. Las brechas son también marcadas
las madres indígenas reportaron menos por concentración de población y región.
de primaria completa, mientras que este El porcentaje de madres con niños y niñas
porcentaje fue tan solo de 7,5 % en aquellas menores a 5 años con este nivel educativo
madres de hijos sin pertenencia étnica. Es en el área resto (34,8 %) fue 1,7 veces el
decir, que el porcentaje de madres con menos porcentaje en las cabeceras (59,4 %). La única
de primaria completa entre los niños y niñas región que presentó una brecha importante
indígenas fue cinco veces el valor que entre con relación al porcentaje nacional fue Bogotá
sus pares sin pertenencia étnica. (1,3); el resto de las regiones exhiben brechas
relativas cercanas o iguales a uno (tabla 9).
Las gráficas 28 y 29 muestran el porcentaje de
madres de niños y niñas menores de 5 años con

Gráfica 28. Porcentaje de madres con hijos e hijas menores de 5 años que cuentan con
secundaria completa y superior incompleta por concentración de población y región
100

90

80
67,0
70
65,3

28
55,9 55,8 59,4
60 52,5 50,9 51,6 47,6
49,8 49,2
% 50

40 34,8
30

20

10

0
Cabecera de Cabecera de Cabecera Cabecera Resto Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá
100 000 o 100 001 a 1 de más de 1 Amazonía
menos hab 000.000 hab millón hab.

NACIONAL CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN REGIÓN

128 Versión 2
Gráfica 29. Porcentaje de madres con hijos e hijas menores de 5 años que cuentan con
secundaria completa y superior incompleta por índice de riqueza, sexo y etnia del jefe de hogar
100

90

80
70,3
70 57,4
60,6
60 52,1 52,9 54,7
47,5
% 50

40
36,6
25,0

29
30

20

10

0
Más bajo Bajo Medio Alto Hombres Mujeres Indígena Afrodescendiente Sin pertenencia
étnica
ÍNDICE DE RIQUEZA SEXO JEFE DEL HOGAR ETNIA JEFE DE HOGAR

Las madres de niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 brechas importantes solamente por área y sexo:
años mostraron niveles educativos aún menores el porcentaje del área resto fue 1,1 veces el de la
a los de las madres de la población menor de 5 cabecera, y mucho mayor en los jefes de hogar
años, y con mayores brechas socioterritoriales: el hombres que en las mujeres, con una brecha
18,2 % tenía menos de primaria completa y menos relativa mujer/hombre de 0,6. La dedicación de las
del 5 % presentaba superior completa o más. El mujeres jefes de hogar a actividades de oficios del
porcentaje con secundaria completa a superior hogar fue relativamente alta, con un 33,1 %.
incompleta fue 2,4 veces mayor en la cabecera
(53,3 %) que en el área resto (22,3 %). A pesar de la homogeneidad en la
participación de los jefes de hogar en la
actividad económica entre territorios, se
4.2.3 EMPLEO observaron diferencias en el tipo de empleo
al cual se accede en el mercado laboral.
El acceso al mercado laboral, y en particular a El 45,7 % de los jefes de hogar ocupados
empleos de alta calidad, permite la obtención de estaban en el sector informal4, con amplias
ingresos y recursos no monetarios que repercuten brechas socioterritoriales (tabla 10). La razón
en la seguridad alimentaria, la nutrición, y en de los porcentajes de informalidad regional
general en la salud de la población. Los resultados vs. nacional fue diferente a uno para todas
de la ENSIN 2015 indican que el 69,2 % de los las regiones, con excepción de la Central y la
jefes de hogar se encontraban trabajando en Oriental. La única región cuya brecha relativa
el periodo de referencia (mes pasado), con es menor a uno fue Bogotá (gráfica 30).
Gráfica 30. Porcentaje de jefes de hogar en empleo informal por
100
concentración de población y región
90

80 75,0
70
64,6

30
60,1
60 56,0 54,8
% 50 45,7 43,8 45,2
38,2 37,2
40
27,2
30 22,5
20

10

0
Cabecera de Cabecera de Cabecera de Cabecera Resto Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá
100 000 o 100 001 a 1 más de 1 millón Amazonía
menos hab 000.000 hab hab.
NACIONAL CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN REGIÓN

4. Se define el sector informal como la actividad económica que está fuera de la regulación. Se usa como proxy de regulación el aporte al
régimen contributivo o al régimen especial del sistema de salud. Por tanto, un trabajador es ocupado informal si está en el régimen subsidiado
o no está afiliado al sistema de salud.

Versión 2 129
La mayor brecha en informalidad del jefe de área, las brechas alcanzaron a ser del orden
hogar se observó por cuartil del IR donde el de 2:1, mientras que la brecha por sexo fue la
porcentaje de jefes ocupados informales fue menor, siendo mayor la informalidad entre los
cinco veces mayor en los hogares con cuartil jefes hombres que entre las mujeres jefas de
más bajo que en el cuartil alto. Por etnia y hogar (gráfica 31).

Gráfica 31. Porcentaje de jefes de hogar en empleo informal


por índice de riqueza, sexo y etnia del jefe del hogar
100

90
81,1
76,9
80

31
70

60 52,8

%
48,1 46,6 43,6
50 43,2
40
29,2
30

20
13,5
10

0
Más bajo Bajo Medio Alto Hombres Mujeres Indígena Afrodescendiente Sin pertenencia
étnica
ÍNDICE DE RIQUEZA SEXO JEFE DEL HOGAR ETNIA JEFE DE HOGAR

4.2.4 NIVEL DE RIQUEZA Si no existieran inequidades territoriales, cada


entidad tendría igualmente alrededor del 25 %
La posición socioeconómica es ampliamente de sus hogares en cada cuartil, y las brechas
reconocida como uno de los principales relativas serían igual a uno. Sin embargo, lo
determinantes estructurales de la nutrición que se observó son grandes brechas, siendo
ya que permite tener acceso a recursos, las más altas aquellas relacionadas con la
monetarios y no monetarios, que aportan a la concentración de población y la etnia del jefe.
seguridad alimentaria del hogar. A pesar de los El porcentaje de hogares en el cuartil más
descensos en los niveles de pobreza monetaria bajo en el área resto de los municipios fue seis
y multidimensional del país, evidenciada veces el de los hogares en las cabeceras.
previamente, en términos de desigualdad no
es mucho lo que se ha avanzado: “Colombia Los hogares con jefes indígenas también se
subió del puesto 11 al 8 entre los países más concentraron en el cuartil más bajo, 67,8 %, lo
desiguales del mundo” (18). Los resultados de cual es tres veces el valor para aquellos hogares
la ENSIN 2015 (tabla 11) confirmaron los altos cuyos jefes se identificaron sin pertenencia étnica
niveles de desigualdad medida con el IR (19), (gráfica 32). Por su parte, la región Orinoquía -
que es una medida de pobreza estructural5. Amazonía presentó un porcentaje de hogares
en este cuartil que duplica el valor nacional
Por construcción, a nivel nacional cada cuartil (gráfica 33). Estas inequidades económicas se
contiene alrededor del 25 % de los hogares, replican en los niveles de seguridad alimentaria
dependiendo de la frecuencia de los puntajes. y nutrición en los hogares.

5. El Índice de Riqueza ordena a los hogares según condición socioeconómica (por activos) – es más una medida estructural que coyuntural
(no mide ingresos ni consumo)-. Se calcula a partir de información de los hogares sobre tenencia de activos, acceso del hogar a servicios
básicos (acueducto, alcantarillado, energía, etc.), condiciones de la vivienda (material de pisos, paredes, servicio sanitario), hacinamiento. Utiliza
componentes principales para obtener un peso asociado a cada activo/condición del hogar.

130 Versión 2
Gráfica 32. Porcentaje de hogares en el cuartil más bajo del índice de
riqueza por sexo y etnia del jefe de hogar
100

90

80
67,8

32
70

60

% 50 40,1
40
27,6
30
21,1 22,5
20

10

0
Hombres Mujeres Indígena Afrodescendiente Sin pertenencia étnica

SEXO JEFE DEL HOGAR ETNIA JEFE DE HOGAR

* Coeficiente de variación igual o mayor a 20% y menor a 30%, la precisión es "regular" y por lo tanto debe ser usada con precaución

Gráfica 33. Porcentaje de hogares en el cuartil más bajo del


índice de riqueza por concentración de población y región
100
87,0
90

80

70

60 53,4
% 50
37,3

33
40 31,6 *30,3
30 25,0 23,3 25,9
20 14,1
13,2
10 5,8 *4,4
0
Cabecera de Cabecera de Cabecera Cabecera Resto Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá
100 000 o 100 001 a 1 de más de 1 Amazonía
menos hab 000.000 hab millón hab.

NACIONAL CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN REGIÓN

* Coeficiente de variación igual o mayor a 20 % y menor a 30 %, la precisión es “regular” y por lo tanto debe ser usada con precaución.

4.3 SEGURIDAD ALIMENTARIA sea poca o mucha, pero que la comidita


no falte así uno aguante hambre pero que
Dentro de los determinantes sociales del ellos no aguanten, porqu e yo me preocupo
estado nutricional, la seguridad alimentaria más por ellos que por mí” (Cita grupo focal
del hogar, se ubica dentro los determinantes AMAR, San Vicente de Chucurí. Desarrollo
intermedios que incluyen circunstancias
cualitativo ENSIN 2015).
materiales como condiciones de vida, de
trabajo, así como elementos conductuales y el
La seguridad alimentaria en el hogar,
sistema de salud, que al presentar situaciones
se entiende como el acceso seguro y
de inequidad generan un impacto en la salud
permanente de los hogares a alimentos
y en el bienestar de la población (20).
suficientes en cantidad y calidad, para una
4.3.1 SEGURIDAD ALIMENTARIA EN EL vida sana y activa (21). La referencia al acceso
HOGAR MEDIDA DESDE EL ACCESO corresponde a la posesión de los recursos
necesarios para la compra o el intercambio
“(...) para darles temprano la comida a los de bienes que permiten la obtención de
niños, que no se acuesten sin comida... así una variedad de alimentos para una dieta
nutricionalmente adecuada (22).

Versión 2 131
Es así como la seguridad alimentaria en el inseguridad leve alcanzó un 31,9 % donde
hogar se constituye en un indicador trazador aparecen restricciones en la calidad y
de la seguridad alimentaria poblacional, siendo diversidad de la dieta. De estos, el 16,3 %
una herramienta para evaluar de manera eran hogares con inseguridad alimentaria
ágil y práctica las situaciones de inseguridad marginal, es decir, hogares que expresaron
alimentaria, pero requiere de otras mediciones una preocupación inicial al quedarse sin
complementarias para explicar de manera alimentos por falta de recursos. El 13,8 %
completa las situaciones de inseguridad de los hogares se encontró en inseguridad
alimentaria de una población determinada. alimentaria moderada, donde la cantidad de
alimento se vio afectada y en inseguridad
Como se presenta en la gráfica 34, la alimentaria severa estaban el 8,5 %,
prevalencia nacional de Inseguridad correspondiendo a una situación extrema
Alimentaria en el Hogar (INSAH) de acuerdo donde los adultos del hogar han reducido la
con la ENSIN 2015, correspondía al 54,2 %, calidad y cantidad alimentos al igual que en
cifra muy alta, que significa que 1 de cada los hogares con niños, niñas y adolescentes
2 hogares presenta esta situación. La (23).

Gráfica 34. Inseguridad alimentaria en el hogar en Colombia


100

90

34 80

70

54,2
60

45,8
% 50

40
31.9

30

20 13,8
INSAH 8,5
leve
10 16.3 marginal

Seguridad Alimentaria Inseguridad Inseguridad Leve Inseguridad Moderada Inseguridad Severa


Alimentaria

Con relación al comportamiento de la INSAH Los resultados anteriores que se muestran


respecto a la distribución de la población, se de mejor manera en la gráfica 35 y la tabla
observó una mayor prevalencia en las áreas 12, indican claramente, cómo la inseguridad
con menor concentración de población alimentaria en los hogares fue mayor en las
(59,0 % en cabecera con 100 000 o menos áreas menos urbanizadas y más dispersas
habitantes). En las cabeceras de 1 000 000 del país (la prevalencia de inseguridad
o más habitantes, cerca de la mitad de los alimentaria en el área resto fue 1,2 veces la
hogares presentaron INSAH (51,1 %). En el de la cabecera), mostrando una importante
caso de la población ubicada en el área resto, relación con la pobreza, que como se muestra
el dato de la INSAH superó ampliamente la en todas las estadísticas se concentra más en
prevalencia nacional en 9,9 p.p. los contextos rurales de Colombia.

132 Versión 2
Gráfica 35. Inseguridad alimentaria en el hogar por
concentración de población
100

90

80

35
70 64,1
59,0
60 54,2 52,5
51,1
50,4
% 50

40

30

20

10

0
Cabecera de Cabecera de Cabecera de Cabecera Resto
más de 1 100 001 a 100 000 o
millónhab. 1000.000 hab menos hab

NACIONAL CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN

Así mismo, en la Orinoquía - Amazonía


Se evidenció en los hogares una relación
la prevalencia de INSAH fue 64,0 % una
entre la INSAH y factores como la falta
diferencia de 9,8 p.p. superior al comparar
de recursos económicos, la falta de una
con el dato nacional; en esta región, los
vivienda digna y la falta de redes de apoyo
departamentos de Vichada y Putumayo
vecinales o familiares. De las situaciones
presentaron las cifras más altas 70,1 % y
que tuvo mayor peso en relación con la
68,7 % respectivamente, al contrario de
INSAH, fue el desplazamiento forzoso,
Vaupés y Guainía.
especialmente entre familias rurales que se
ven obligadas a irse repentinamente a las
En la región Pacífica (INSAH de 57,4 %), el
ciudades (Resultados análisis cualitativo,
departamento de Chocó presentó una INSAH
ENSIN 2015)
total 76,8 %, y una INSAH severa de 33,5 %. Las
regiones Oriental y Bogotá sus prevalencias
La gráfica 36 presenta, cómo varía la situación no mostraron diferencias con respecto a la
de INSAH para las regiones y departamentos presentada a nivel nacional.
al comparar con el dato nacional. La región
Atlántica presentó la mayor prevalencia de En el caso de la región Central, se presentó
INSAH, 10,8 p.p. más alto que la prevalencia una prevalencia menor que el dato nacional.
nacional. En esta región, el departamento Entre los departamentos de esta región
de Sucre presentó la prevalencia más alta que presentaron mayor prevalencia de
(73,9 %) y el departamento de San Andrés y inseguridad alimentaria se encontraron
Providencia la menor (46,3 %). Es importante Tolima con el 57,8 % y Caquetá con el 55,5 %
destacar que el departamento de La Guajira y los de prevalencias inferiores frente al dato
presentó una INSAH total de 69,3 % donde la nacional: Caldas y Risaralda, 14,4 p.p. y 9,5 p.p.
INSAH severa alcanzó el 25,5 %. menos respectivamente (tabla 12).

Versión 2 133
Gráfica 36. Inseguridad alimentaria en el hogar por región y departamento
100

90
76,8
73,9
80
69,3
68,7 68,5 66,7
70,1 66,2 63,9
70 63,8 65,0 64,3 58,5
64,0 57,8 59,7 61,9
61,4

36
58,9 58,8
59,0 55,5
57,0 56,7
53,6 57,4
60 50,7 48,2 53,6
54,2 50,8 52,0
46,3 49,2 49,0 50,2
49,3
44,7
% 50
39,8

40

30

20

10

0
NACIONAL

Región Orinoquía - Amazonía

Amazonas

Arauca

Casanare

Guainía

Guaviare

Putumayo

Vaupés

Vichada

Región Atlántica

Atlántico

Bolívar

Cesar

Córdoba

La Guajira

Magdalena

San Andrés y Providencia

Sucre

Región Central

Antioquia

Caldas

Caquetá

Huila

Quindío

Risaralda

Tolima

Región Oriental

Boyacá

Cundinamarca

Meta

Norte de Santander

Santander

Región Pacífica

Cauca

Chocó

Nariño

Valle del Cauca

Región Bogotá D.C.


DEPARTAMENTOS Y REGIONES

En el análisis del índice de riqueza y su la prevalencia nacional, respectivamente. En


relación con la INSAH se evidenció la alta cuanto al nivel alto del índice de riqueza, se
asociación entre la seguridad alimentaria y las encontró la menor prevalencia de INSAH, que,
condiciones socioeconómicas de los hogares al compararse con el nivel más bajo mostró
colombianos. Así se muestra en la gráfica una brecha de 0,5 veces, evidenciando las
37, donde se observa que en los cuartiles importantes inequidades existentes en la
más bajo y bajo se encontraron las mayores situación de la INSAH entre la población más
prevalencias: 17,0 p.p. y 8,5 p.p. por encima de pobre y vulnerable del país.

Gráfica 37. Inseguridad alimentaria en el hogar por índice de riqueza


100

90

80
71,2
70
62,7
60
54,2
49,3
% 50

40
33,0

37
30

20

10

0
Más bajo Bajo Medio Alto
NACIONAL ÍNDICE DE RIQUEZA

Teniendo en cuenta que, de acuerdo con la de los individuos que lo conformaban, se definió
metodología utilizada, la seguridad alimentaria para este determinante analizar la prevalencia
fue evaluada a nivel del hogar y no a cada uno de la INSAH con relación a la pertenencia étnica

134 Versión 2
del jefe de hogar. De esta forma, cuando el jefe afrodescendiente presentando 1,3 veces la
de hogar se autorreconoció como indígena, se prevalencia de los hogares sin pertenencia
mostraron diferencias de 24,7 p.p. por encima étnica. Tanto para hogares donde el jefe de
de los hogares con jefe de hogar sin pertenencia hogar es indígena y los hogares con jefe
étnica, presentando una brecha de 1,5 veces de hogar afrodescendiente, los niveles de
(gráfica 38). Esto muestra mayor inequidad en INSAH severa también se encontraron por
el acceso a los alimentos en cantidad y calidad encima del grupo sin pertenencia étnica
para la población indígena. (15,2 % y 12,9 % respectivamente), reflejando
la crítica situación en las poblaciones
Así mismo, esta situación se ve marcada en étnicamente diferenciadas (tabla 12).
los hogares en los que el jefe de hogar es

Gráfica 38. Inseguridad alimentaria en el hogar por etnia del jefe de hogar
100

90
77,0
80
68,9
70

60
54,2 52,3
% 50

40

30

38
20

10

0
Afrodescendiente Indígena Sin pertenecia étnica
NACIONAL ETNIA JEFE DE HOGAR

Complementario a lo anterior, se observó Frente al nivel educativo del jefe de hogar,


que en los hogares con jefatura femenina como se presenta en la gráfica 39 se observó
la prevalencia de la INSAH es mayor a los que la inseguridad alimentaria fue menor
hogares con jefatura masculina; situación a mayor nivel educativo, presentándose en
que en el análisis de brechas representa una el 67,3 % en hogares con jefe de hogar con
prevalencia 1,1 veces superior, observando menos de primaria completa vs. el 25,6 % en
desigualdades injustas en el acceso de las hogares donde el jefe de hogar contaba con
mujeres a recursos económicos, educación y educación superior completa o más.
a trabajo remunerado (24).

Gráfica 39. Inseguridad alimentaria en el hogar por sexo y nivel


de escolaridad del jefe de hogar
100

90

80

70 67,3
57,6 59,3
60 54,2 52,0 49,4
% 50

39
40
25,6
30

20

10

0
Hombre Mujer Menos de primaria Entre primaria completa Entre secundaria Superior completa o más
completa y secundaria incompleta completa y superior
incompleta
NACIONAL SEXO JEFE DEL HOGAR NIVEL ESCOLARIDAD JEFE DE HOGAR

Versión 2 135
4.3.1.1 TENDENCIA DE LA INSEGURIDAD hogares en inseguridad alimentaria en el país
ALIMENTARIA EN HOGARES (gráfica 40), es evidente que aún persisten
COLOMBIANOS ENTRE 2010-2015 determinantes estructurales que impiden
que un hogar tenga el acceso suficiente,
Como se muestra en la tabla 13, los datos adecuado y de calidad a los alimentos
nacionales de INSAH presentaron una necesarios para una vida saludable y activa de
disminución de 3,2 p.p. al pasar de 57,4 % al todos sus integrantes.
54,2 %. Sin embargo, con más del 50 % de

Gráfica 40. Inseguridad alimentaria en el hogar ENSIN 2010 - ENSIN 2015


100

90

80

70

60 57,4
54,2

40
% 50 45,8
42,3
40
31,9
30
28,6

20 17,7
13,8
11,1
10
8,5

0
Seguridad Alimentaria Inseguridad Alimentaria Inseguridad Leve total Inseguridad Moderada Inseguridad Severa
2010 2015

Por niveles de INSAH, se evidenció que la transformación de la oferta programática


disminución de la cifra nacional se dio en dirigida a mejorar las condiciones sociales
función de la inseguridad alimentaria moderada y económicas de los hogares colombianos,
y severa, lo cual es importante, respecto a más aún cuando persisten las causas básicas
los hogares donde la severidad de la INSAH de INSAH en la población colombiana y esta
disminuyó, indicando que una proporción enfrenta nuevos desafíos, especialmente en las
de hogares dejó de experimentar situaciones regiones más pobres y vulnerables.
críticas de INSAH y pasó a seguridad alimentaria
o inseguridad leve o marginal. Al comparar la INSAH por regiones, se observó
que Bogotá presentó un aumento significativo
Este escenario expresa la necesidad de continuar de 10,1 p.p. al pasar de 40,1 % a 50,2 %. En el
con los esfuerzos llevados a cabo por las políticas resto de las regiones (sin contar Orinoquía -
públicas intersectoriales para la intervención de Amazonía que se mantuvo estadísticamente
los determinantes, en especial de los intermedios similar a la medición anterior) se observó una
y estructurales. Así mismo, refleja la necesaria disminución de la INSAH (gráfica 41).

Gráfica 41. Inseguridad alimentaria en el hogar ENSIN 2010 - ENSIN 2015 por región
100
90
80 71,9
70 65,0 61,6 64,0
58,4 56,8 60,3 57,4
60 52,0 49,3 50,2

41
% 50
40,1
40
30
20
10
0
Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Amazonía Bogotá
REGIÓN
2010 2015

136 Versión 2
Frente a los hogares del área resto la adecuados de nutrición, salud y seguridad
prevalencia disminuyó 9,5 p.p., en hogares alimentaria.
con la jefatura femenina, pasó de 60,9 % en
el 2010 a 57,6 % en el 2015, y en el cuartil La prevalencia nacional de autoconsumo
más bajo del índice de riqueza disminuyó alcanzó apenas un 15,9 %, dato muy
7,4 p.p. (78,6 % a 71,2 %). Cabe resaltar que preocupante, en razón a que se evaluó en todo
al comparar la INSAH donde el jefe de el país, en todos los estratos socioeconómicos,
hogar es indígena y afrodescendiente, no se siendo aún más alarmante que solo el 3,6 %
presentaron diferencias. de los hogares tienen autoconsumo diario
específicamente de frutas y verduras y el 6,4 %
4.3.2 AUTOCONSUMO DE ALIMENTOS autoconsumo diario de proteína de origen
EN LOS HOGARES COLOMBIANOS animal (tabla 14). Estas prevalencias son muy
bajas, por lo que las políticas de alimentación
“nos dedicamos más es a la agricultura (…), y nutrición deben proponer dentro de sus
mejor dicho, sembramos, cosechamos, líneas estratégicas el autoconsumo para
sacamos a la plaza el mercado y de eso superar las restricciones de precios, solucionar
pues también nutrimos a nuestros hijos, el déficit nutricional y lograr autonomía (25).
por eso yo no tengo necesidad de estar
comprando (…) y como están hablando Como se evidencia en la gráfica 42, en cuanto a la
de nutrición, no tengo problemas en mi prevalencia de autoconsumo por concentración
familia de desnutrición, así crío bien a de población, se observó que, en el área resto, la
mis hijos” (Cita grupo focal, AMAR, Puerto prevalencia superó al dato nacional en 47,8 p.p.
Nariño. Desarrollo cualitativo ENSIN 2015). y en 56,3 p.p. al dato del total de cabecera. Por
región se observa, que las regiones con mayor
Garantizar la disponibilidad de alimentos en el prevalencia al compararse con la prevalencia
hogar, se convierte en un factor protector de nacional fueron la Orinoquía - Amazonía con un
la seguridad alimentaria, pues esto promueve 27,9 %, seguido de la región Oriental con 22,6 %,
un consumo suficiente y equilibrado por parte y región Atlántica con 18,6 %. Las regiones
de todos los miembros de la familia y de la Pacífica y Central presentaron prevalencias por
comunidad, permitiéndoles alcanzar niveles el orden de 16 %.

Gráfica 42. Autoconsumo por región y concentración de población


100

90

80

42
70 63,7

60

% 50

40
27,9
30 22,6
18,6 19,2
20 16,0 16,2
15,9

10 6,1 7,4
*2,5 2,6
0
Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá Cabecera de Cabecera de Cabecera de Cabecera Resto
Amazonía más de 1 000 100 001 a 1 000 100 000 o
000 hab. 000 hab. menos hab.

NACIONAL REGIÓN CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN

* Coeficiente de variación igual o mayor a 20% y menor a 30%, la precisión es "regular" y por lo tanto debe ser usada con precaución

Versión 2 137
Los anteriores resultados, se complementan En los hogares con índice de riqueza más bajo,
con los resultados del desarrollo cualitativo se evidenció mayor proporción de prácticas de
de la ENSIN 2015, donde el autoconsumo autoconsumo, lo cual expresa la necesidad de los
fue una práctica referida en especial por los hogares en obtener alimentos de forma distinta a
adultos mayores del área resto. En muy pocas la compra. Al comparar el IR más bajo con el nivel
excepciones se describió como una práctica alto, se observó una diferencia estadísticamente
del área cabecera. significativa de 39,1 p.p (gráfica 43).

Gráfica 43. Autoconsumo por índice de riqueza


100

90

80

70

43
60

% 50 44,3

40

30

20 15,9
8,3
10 5,7 5,2
0
Más bajo Bajo Medio Alto

NACIONAL ÍNDICE DE RIQUEZA

Los hogares con jefatura indígena presentaron diferencias a compararlos con los hogares
la mayor prevalencia con respecto a los con jefe sin pertenencia étnica.
hogares sin pertenencia étnica. Esta situación
de los hogares indígenas se relaciona con Por otra parte, frente al sexo del jefe de hogar,
las prácticas tradicionales y alternativas se observó que el hogar con jefatura masculina
propias de estos, que en momentos de tenía mayor prevalencia de autoconsumo,
insuficiencia alimentaria logra protegerlos 7,0 p.p. por encima de los hogares donde las
(26). En cuanto a los hogares con jefe de mujeres son jefe de hogar (gráfica 44).
hogar afrodescendiente no se presentaron

Gráfica 44. Autoconsumo por sexo y etnia del jefe de hogar


100

90

80

70

44
60 50,2
% 50

40

30

18,7 16,9
20 15,9 14,9
11,7
10

0
Hombre Mujer Indígena Afrodescendiente Sin pertenencia étnica
NACIONAL SEXO JEFE DEL HOGAR ETNIA JEFE DE HOGAR

138 Versión 2
Otras experiencias protectoras que se
En general una justificación para la pudieron analizar en los hogares son aquellas
pervivencia en el área resto de la producción prácticas realizadas por los hogares para
de alimentos para el autoconsumo tiene que obtener alimentos diferentes a la compra
ver con la disponibilidad de espacio para y/o producción, las cuales logran mitigar
desarrollar estas prácticas, con la presencia la dificultad de los hogares en el acceso
de una o varias personas que cuentan con el económico de los alimentos. Entre las
conocimiento necesario, pero también con principales como se muestra en la gráfica 45
la voluntad para mejorar la economía familiar. se encontraron: recibir alimentos regalados
En general se destina esta producción para el o donados y la práctica de la pesca; de las
autoconsumo porque no se puede producir prácticas de recolección silvestre, trueque y
para comercializar debido a dificultades caza se evidenció como práctica en un 20,9 %
logísticas, climáticas o de baja rentabilidad. de los hogares (tabla 16).
Poco a poco disminuyen prácticas de
crianza de especies menores como pollos,
Pesca con atarraya, arpón o caña fueron
reses, chivos o cerdos, que gozaban de gran
reportadas en diversas partes del país. En
aceptación no solo por proveer de un aporte
este caso, las familias primero garantizan su
proteico permanente a estas poblaciones,
autoconsumo y posteriormente pueden
sino por generar identidad y la permanencia
comercializar los excedentes. Esta práctica
de preparaciones tradicionales. A esto se
es sensible a los cambios ambientales
suma la disminución en la disponibilidad
(contaminación de fuentes hídricas) y
de pescados y mariscos. (Resultados análisis
otros factores antrópicos. (Resultados
cualitativo, ENSIN 2015)
análisis cualitativo, ENSIN 2015)

Gráfica 45. Hogares que practican formas diferentes a la compra y/o


producción para obtener los alimentos para el hogar

Hogares que reciben alimentos regalados/donados 75,8

Hogares que practican la pesca 22,7


PRÁCTCAS

45
Hogares que practican recolección silvestre 8,0

Hogares que practican trueque 7,3

Hogares que practican la caza 5,6

0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100

4.3.3 ESTRATEGIAS PARA (…) me tocaba pedir limosna decirle a mis


AFRONTAR LA INSEGURIDAD chinitas “tomen agua de panela”, “mamita,
ALIMENTARIA EN EL HOGAR tengo hambre”, “pero que más quiere que yo
haga mamita, no puedo hacer más nada”
“Yo cuando estaba criando a mis hijas, mis (…) irme a pedir la limosna y venir y hacerles
cinco hijas nosotros no teníamos ni panela de comer a mis hijas con lo que me dieran
ni nada, y no le estoy hablando mentiras (silencio)… irnos para el basurero, no le

Versión 2 139
La medición de las ocho estrategias de
digo mentiras, ¿usted sabe esos tatuquitos
afrontamiento para la ENSIN 2015 reveló que a
de jabón de loza?, esos eran los plásticos de
nivel nacional un 51,6 % de hogares realizaron
nosotros mami” (Cita entrevista AMAR, San
alguna de estas estrategias (tabla 17). Así
Vicente de Chucurí, Desarrollo cualitativo
mismo, al ser estrategias que buscan disminuir
ENSIN 2015).
el riesgo y la severidad de inseguridad
alimentaria en los hogares se observó que
Las estrategias de afrontamiento se consideran aquellos que habían realizado alguna de estas
como actividades destinadas a lograr un acciones, el 83,9 % presentaban inseguridad
acceso y la disponibilidad de alimentos alimentaria distribuida en leve con el 39,8 %,
cuando los medios de vida habituales de moderado con el 27,1 % y severo con 17,0 %.
un hogar se ven interrumpidos o cuando
se presentan dificultades para satisfacer sus Con relación al territorio, el porcentaje de
necesidades básicas (27). Estas estrategias hogares que realizaron estas estrategias fue
de afrontamiento mitigan la consecuencia mayor en el área resto que en la cabecera. A
de inseguridad alimentaria en los hogares nivel de las regiones como se presenta en la
en un corto plazo, es decir, reduce el riesgo gráfica 46, se observó que la región Atlántica
de estar en inseguridad alimentaria o de presentó la mayor prevalencia de realización
aumentar su severidad cuando se presenta de estrategias de afrontamiento a la INSAH,
una disminución inmediata e inhabitual del seguida de la Pacífica, Orinoquía - Amazonía
acceso a los alimentos (28). y la región Central.

Gráfica 46. Estrategias de afrontamiento en los hogares


por región y concentración de población
100

90

80

70
62,0
55,8
53,1 53,8

46
60
50,7 50,9 52,3
51,6 49,2 48,1 50,9
44,7
% 50

40

30

20

10

0
Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá Cabecera Cabecera Cabecera Cabecera Resto
Amazonía de más de de 100 001 a de 100 000 o
1 000 000 hab. 1 000 000 hab. menos hab.

NACIONAL REGIÓN CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN

El comportamiento de las estrategias de que se puede afirmar que estas estrategias


afrontamiento de la INSAH por índice de se realizan en hogares donde el estatus
riqueza evidenció que a mayor nivel de IR socioeconómico impide lograr alcanzar una
su práctica es menor, pasando de 63,9 % en seguridad alimentaria permanente en el
el más bajo a 35,0 % en el más bajo, con lo hogar.

140 Versión 2
Gráfica 47. Estrategias de afrontamiento
en los hogares por índice de riqueza
100

90

80

70
63,9

60 57,6
51,6
% 50 45,3
35,0
40

47
30

20

10

0
Más bajo Bajo Medio Alto

NACIONAL ÍNDICE DE RIQUEZA

Respecto a la etnia del jefe de hogar, en jefe de hogar masculino, esto se debe a
los hogares con jefe de hogar indígena y que las mujeres pueden considerarse como
afrodescendiente se encontraron las mayores “amortiguadoras de impacto”, pues son
prevalencias frente a los hogares con jefe ellas las que se encargan de garantizar la
sin pertenencia étnica. Ahora bien, con seguridad alimentaria de su hogar llevando
relación al sexo del jefe de hogar (gráfica a cabo estrategias de afrontamiento como
48), se observa que en los hogares con la disminución de su consumo de alimentos
jefatura femenina la prevalencia superó en para que otros miembros del hogar puedan
7,8 p.p. a la encontrada en los hogares con consumirlos (29, 30).

Gráfica 48. Estrategias de afrontamiento en los hogares


por sexo y etnia del jefe de hogar
100

90

80 71,3

70 64,5

60 56,3
49,9
48,5
% 50

48 40

30

20

10

0
Hombre Mujer Indígena Afrodescendiente Sin pertenencia étnica

SEXO JEFE DEL HOGAR ETNIA JEFE DE HOGAR

Versión 2 141
Al analizar individualmente las estrategias de que enviar algún niño o niña del hogar con
afrontamiento indagadas en la ENSIN 2015 los vecinos o familiares por falta de alimentos
(tabla 19), se observó que las estrategias con (gráfica 49), práctica considerada como
mayor prevalencia realizada en los últimos socialmente no aceptable. Esta prevalencia es
siete días por los hogares fueron: el consumir alta, si se considera que es la más crítica de las
alimentos de menor calidad y/o más baratos, estrategias indagadas.
pedir prestado para comprar alimentos o
depender de un familiar, amigo o conocido Las menores prevalencias se encontraron
para adquirirlos y disminuir porciones de en las estrategias de afrontamiento
las comidas para que alcanzara en el hogar. insostenibles las cuales suman 8,5 %, es
Estas estrategias de afrontamiento son las decir, aquellas donde los hogares venden
socialmente aceptables y por tanto son a las sus pertenencias e incluso sus bienes
que más recurren los hogares. productivos; esta prevalencia es importante,
pues en aproximadamente 10 de cada
Es importante destacar que el 8,6 % de los 100 hogares, aumentó su vulnerabilidad
hogares con menores de 18 años tuvieron alimentaria (31).

Gráfica 49. Estrategias de afrontamiento a la inseguridad alimentaria en el hogar


Consumieron alimentos de menor calidad y/o más baratos 40,7

Pidieron prestado para comprar alimentos o dependió de un familiar,


amigo o conocido para adquirir alimentos 29,7
ESTRATEGIAS DE AFRONTAMIENTO

Disminuyeron las porciones de las comidas para que


pudiera alcanzar la comida en el hogar 28,8

49
Hogares con menores de 18 años que tuvieron que enviar algún
niño o niña del hogar con los vecinos o familiares por falta de alimento
8,6

Vendieron o empeñaron algunos bienes o pertenencias de la familia


para adquirir alimentos para el consumo del hogar 5,2

Vendieron algunos animales para comprar o adquirir


alimentos para el consumo del hogar 1,6

Consumieron las semillas de la próxima cosecha o algún animal de cría 1,2

Vendieron o empeñaron herramientas, semillas o elementos de


trabajo para adquirir alimentos para el consumo del hogar 0,5

0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50
%

Al indagar por las personas que acceden 5 CAMBIO


a estos alimentos (…) la mayor parte de
la población que compra estos cortes de ALIMENTARIO
carne más baratos, son los campesinos
de la región los días que bajan a llevar sus A partir del análisis cualitativo, se describen
cosechas, hacen intercambios entre frutas, las transformaciones alimentarias percibidas
verduras (…) (Cita diario de campo, La por poblaciones del área resto y cabecera
Plata. Desarrollo cualitativo ENSIN 2015) de diversos lugares del país, en contextos
donde coexisten lo tradicional y los nuevos
“En Barranquilla te venden una cucharada comportamientos, valorando las diferentes
de aceite, porque la economía es tan baja transiciones (demográficas, nutricionales,
y es tan pobre la gente, que tú no puedes políticas, programáticas, ambientales,
comprarte un aceite de $500, entonces territoriales, culturales), e inequidades que
la gente va a la tienda y a ti te venden la han determinado el estado nutricional de la
cucharada de aceite, te venden el cuarto de población colombiana.
azúcar, (…) en Bogotá también pasa”. (Cita
grupo focal, AJC Desplazados Bogotá. Los principales hallazgos cualitativos de la
Desarrollo Cualitativo ENSIN 2015) categoría cambio alimentario en Colombia y

142 Versión 2
sus subcategorías se desarrollan presentando los aceites vegetales y su elevada disponibilidad.
los testimonios textuales brindados por los Otras explicaciones apuntan a influencias del
participantes, teniendo en cuenta el área cultural entorno urbano como la amplia oferta de
alimentaria donde fueron abordados. Algunos alimentos procesados, el papel de los medios
resultados también están acompañados con de comunicación masivos o los cambios
ilustraciones de nubes de palabras que resaltan en la estructura laboral que han acelerado
los discursos más reiterados por la gente la incorporación de la mujer en actividades
abordada en cada tema. remuneradas y han afectado la organización
familiar para la adquisición y procesamiento de
El proceso de cambio alimentario se vinculó a alimentos. Sin embargo, poco se sabe sobre las
una mirada al territorio colombiano a través de motivaciones culturales de las poblaciones para
la noción de áreas culturales alimentarias, desde incorporar nuevos alimentos y formas diferentes
las cuales se entiende la alimentación en el país de prepararlos y consumirlos (32).
como un entramado de relaciones territoriales
entre comunidades, aspectos ecosistémicos Otros estudios desde los marcos teóricos de la
generales de los departamentos y valores economía agrícola llaman la atención sobre el tema
compartidos en torno a la alimentación, que medioambiental y sus efectos en la alimentación y
superan la visión de que la alimentación en en los fenómenos de la globalización alimentaria
Colombia puede encuadrarse en unos límites (32, 33). Para algunos autores, uno de los
político - administrativos. problemas que tienen los cambios alimentarios
es que se manifiestan en el marco de una serie
de tensiones sociales propias de los cambios
5.1 CONTEXTO GENERAL intergeneracionales (34, 35). De igual manera,
estas tensiones entre generaciones en el marco de
DEL CAMBIO ALIMENTARIO la globalización tienen implicaciones que afectan
Y NUTRICIONAL EN COLOMBIA la vida cotidiana de grupos sociales con acceso
reciente al consumo como los sectores de niveles
Diversos estudios indican que las poblaciones más bajos y/o rurales en países emergentes. Estos
en el mundo han aumentado el consumo de sectores sociales en proceso de urbanización van
ciertos alimentos de alta densidad energética, dejando de consumir artículos de producción
así como la cantidad total de energía, pero propia o de intercambio y compran todo lo que
son débiles en explicar sus razones. Los necesitan (36, 37).
argumentos habituales apelan a fenómenos
macroeconómicos, como el abaratamiento de Los cambios en la alimentación del país
se expresan en distintos roles dentro de la
sociedad y dentro de núcleos más pequeños
como el hogar. El cambio alimentario es
un proceso de transformación social que
se da en un contexto ambiental, político y
económico en el que las personas configuran
su alimentación a partir de la interacción entre
prácticas alimentarias tradicionales y nuevos
comportamientos propios de la globalización,
donde juegan un gran papel los medios de
comunicación, las nuevas tecnologías y la
industria de alimentos (20).

En la nube de palabras de la figura 1, pueden


observarse las ideas reiteradas sobre el
Figura 1. Nube de palabras. Aspectos crecimiento de las ciudades y el envejecimiento
asociados al crecimiento de las ciudades del área resto; la desaparición paulatina de
y envejecimiento del área resto preparaciones tradicionales; el acceso a

Versión 2 143
alimentos únicamente a través del dinero; el ser una alternativa de ingreso para adquirir
discurso de lo saludable en contraposición la comida, o en las formas como configura
con un mayor consumo de “químicos”, la socialización de la gente, se evidenció
azúcar, fritos y comidas procesadas. Así como una práctica más marcada en adultos
mismo transiciones epidemiológicas y jóvenes de las cabeceras. En áreas culturales
transformaciones medioambientales, fueron alimentarias como el Litoral Pacífico, la Costa
percibidas por las personas en las áreas y Sabana Caribe y, la Depresión Momposina,
culturales alimentarias abordadas. se percibió el mayor problema de uso y
dependencia de este vehículo, sumado a que
Un elemento inicial y muy importante para en estas áreas actualmente reporta un auge
contextualizar el cambio alimentario desde la de la economía del mototaxismo.
perspectiva de la salud y la enfermedad, es la
percepción del incremento de la hipertensión, De otro lado, un elemento amplio que da
de la obesidad y de la diabetes tipo I y II en contexto al cambio alimentario son las
todas las áreas culturales alimentarias visitadas. transformaciones en las relaciones de género.
Se percibió que el incremento de estas Las percepciones de las personas muestran
patologías está dándose de forma acelerada que los procesos de urbanización, los nuevos
en las cabeceras, especialmente entre la modelos de familia y la incursión de la mujer
población infantil y juvenil, en contraste con en el mercado laboral formal o informal han
la población adulta y los adultos mayores cambiado las rutinas al interior de los hogares
del área resto, donde se relataron en menor y ha dado una mayor beligerancia a la mujer
medida casos de estas patologías. para asumir otros roles distintos a los de la
preparación de alimentos. Sin embargo, aún
Otro hallazgo obtenido a través de prima un contexto de machismo, de violencias
observaciones etnográficas y grupos focales y de discriminación hacia la mujer ya sea del
que da contexto al cambio alimentario en área cabecera o resto en su contexto familiar,
el país es que, en la mayoría de los lugares laboral, comunitario y político.
visitados, especialmente en el área cabecera,
se evidenció el impacto generalizado de las En el siguiente cuadro se presentan los
motocicletas como medio de transporte, testimonios de los actores que permitieron
las cuales se han convertido en un artículo evidenciar que el cambio alimentario implica
de primera necesidad. La incidencia de un proceso que tiene un pasado y un presente,
las motocicletas en la forma de moverse que comprende en sus testimonios al menos
(asociándose a un mayor sedentarismo), en cinco décadas.

Cuadro 3. Testimonios de la población frente al cambio alimentario

Cambio percibido El Pasado El Presente


“Por la tecnología, los
muchachos ahora no
quieren estar en una chagra
“Antes no había celulares, porque quieren estar con
Inserción de tecnologías nos reuníamos en familia el celular o el computador,
en la vida cotidiana ha a comer (…) y había más chateando, en las redes
cambiado relaciones solidaridad, más momentos sociales, entonces ya no
sociales en áreas para encontrarse”. (Grupo siembran (…) sin embargo
cabeceras y resto . focal, AMAR, Área Andina y también es de gran ayuda
Orinoquía). el teléfono, aunque todo
el mundo ahora come es
mirándolo”. (Grupo focal,
AJC, Puerto Nariño).

144 Versión 2
“Cuando éramos jóvenes “Hoy en día, los muchachos
recogíamos café y nos del campo no quieren trabajar
Envejecimiento y ganábamos la platica y y no ven oportunidades acá
abandono juvenil del área también cultivábamos… (…) Usted va y encuentra
resto. Había más bienestar”. (Grupo que quieren irse a la ciudad”.
focal, AMAR, Área Andina (Grupo focal, AJC, Área
Norte). Andina Norte).
“Hoy en día, para criar un hijo
“Antiguamente mi nono tuvo
Disminución del tamaño no alcanza (…) ya la gente
14 hijos y era fácil para criar
de las familias en el área no quiere tener hijos,
porque todo alcanzaba”
cabecera y en el área ahora todos tienen es
(Grupo focal, AJC, Magdalena
resto mascotas”. (Grupo focal, AJC,
Medio).
Magdalena Medio).
“Ahora se ven niños (…) o
Aumento de “Antes estas enfermedades jóvenes de 20, de 30 años
enfermedades crónicas les daban generalmente ya enfermos con diabetes,
no transmisibles en a personas después de los hipertensión o están
niños y jóvenes del área 60, los 70 años”. (Entrevista obesos desde pequeños”.
cabecera institucionales, Orinoquía). (Entrevistas institucionales,
Orinoquía).

El aumento de personas viviendo solas en el afectan directamente la seguridad alimentaria


área cabecera, y que la población trabaje lejos y el estado nutricional de las poblaciones del
de sus hogares han promovido la reducción área resto y de sus familias.
del tiempo destinado a cocinar. Estos
cambios fueron asociados por las personas
entrevistadas con otro fenómeno percibido
como importante, que es la reducción del
número de hijos en los hogares.

La mujer trabajadora del área cabecera


empieza a preferir preparaciones rápidas
debido a la falta de tiempo que le demandan
sus actividades laborales fuera de casa.
Esto además ha generado una relación más
colaborativa entre géneros o miembros de la
familia en la preparación de los alimentos y
otras actividades asociadas.

De otro lado, los adultos mayores del área resto


percibieron dos cambios sociales fusionados. Figura 2. Nube de palabras. Aspectos
En el pasado, había muchos más jóvenes asociados al cambio alimentario desde
para las actividades campesinas, mientras una perspectiva intergeneracional
que el presente se caracteriza por un proceso
de envejecimiento del campo con pocas
oportunidades laborales para las nuevas 2.1 CAMBIOS EN LAS RELACIONES
generaciones de población campesina, ENTRE ETAPAS DEL CURSO DE VIDA
lo que ha motivado su desplazamiento
a las ciudades en búsqueda de empleo, Los cambios en las relaciones entre
generalmente informal. Estas dos dinámicas generaciones se hicieron visibles al indagar

Versión 2 145
las perspectivas e historias de vida de adultos Se destaca también la mención permanente
mayores del área resto y adultos jóvenes de las de los participantes sobre cómo la
cabeceras. Uno de los cambios evidenciados tecnología ha influido en su vida cotidiana,
tiene que ver con las interacciones entre aspecto que ha transformado las relaciones
abuelos, padres y nietos, respecto de entre una generación y otra, y el uso del
la transmisión de saberes en torno a la tiempo y las formas de socialización. Así, se
alimentación. Así, en el pasado de las familias evidencia que en el pasado las actividades
se encontró el predominio de prácticas y espacios de socialización eran más
alimentarias con gran influencia del área resto, colectivos, en la actualidad, se perciben
que en el presente han ido cambiando por actitudes más individuales en los niños y
nuevas formas más rápidas de alimentarse jóvenes, especialmente en las cabeceras.
generalmente más asociadas a lo urbanizado, Estos comportamientos son generalmente
y con una creciente valoración positiva de rechazados por los adultos mayores, tanto del
la tecnología en sus diferentes matices: para área resto como de la cabecera.
comunicarse y socializar, para escoger lo que
comen, o para trabajar. Si bien la ENSIN 2015 cuenta con una agrupación
por edad, desde la perspectiva cualitativa las
De acuerdo con la ENSIN 2015, se hallaron principales diferencias encontradas entre las
diferentes aspectos asociados al cambio etapas del curso de vida se pueden clasificar en
alimentario desde una perspectiva tres momentos: niñez – juventud, adultez y vejez.
intergeneracional. En la nube de palabras puede La relación entre estas tres etapas generales,
verse la influencia de dispositivos como el celular desde una perspectiva intergeneracional, delimita
o la televisión en la relación entre personas de el proceso de cambio alimentario y permite
diferentes generaciones; el papel de la mujer encontrar diferentes problemáticas y situaciones
como puente transmisor de conocimientos que configuran el estado nutricional de las
entre una generación y otra, y las tensiones entre personas del país. Los testimonios respecto a estas
abuelos, padres y nietos respecto de lo que se tres etapas están consignados en el siguiente
entiende por una alimentación adecuada. cuadro:
Cuadro 4. Testimonios de la población frente a niñez – juventud, adultez y vejez

Cambio Niñez – Juventud Adultez Vejez


Evidenciado
Cambio de “Ahora decirle a “La televisión “Yo escucho puro radio,
relaciones un niño o a un también da muchos ahí aprendí muchas
sociales por muchacho que consejos maternos, cosas (…) escucho
exposición a no tenga redes qué comida se le radio desde las 4
pantallas y sociales y que debe dar a los niños, a.m. (…) Vemos poca
dispositivos no se meta en el qué alimentos se les televisión (…) solo
móviles computador (…) sirven a los nietos tenemos un televisor”.
o en el móvil es y qué alimentos (Grupo focal, AMAR,
imposible, ya es no (…) Hay hijas Área Andina, Magdalena
parte de nuestra que viven más Medio, Orinoquia).
cultura enteradas y hoy “Yo tengo mi celular
(…) son niños en día son más flecha y no necesito
criados por la expertas y más más, solo para llamar
Tablet y por enteradas que y recibir llamadas”.
canales infantiles uno”. (Entrevista, (AMAR en todas las áreas
de TV”. (Grupos AMAR, Área Andina). culturales alimentarias).
focales, AJC, Área
Andina y San Andrés
y Providencia).

146 Versión 2
Otro elemento que define cambios entre las exclusivamente a las labores del hogar,
generaciones ha sido, tanto en la cabecera actualmente es mayor la incorporación de esta
como en el resto, fue el olvido o el abandono a los mercados laborales, por lo que los hogares
de los conocimientos o prácticas alimentarias se han adaptado a estas nuevas dinámicas, a
tradicionales generalmente proveídas por través de una mayor participación de la pareja;
los adultos mayores de las familias. Aunque mediante un mayor apoyo de la abuela o
hubo referencias de este fenómeno en todo una adulta mayor de la familia; o gracias a la
el país, donde se concentraron las narrativas contratación de una persona que cuide los
de forma más marcada fue en el área cultural niños y niñas. En cualquiera de los casos, se
alimentaria andina (norte, centro y sur). Esto ha visto que el poco tiempo destinado por
se explicaría por ser el área que ha vivido los padres del área cabecera al cuidado de los
los mayores procesos de urbanización, niños y niñas, influye en que estos ocupen más
en percepción de los participantes de tiempo frente al televisor u otras pantallas, por
comunidades e institucionales. lo que están más expuestos a la publicidad de
alimentos y a prácticas sedentarias, aspecto
Un hallazgo adicional en el contexto de que también fue visible en las mediciones
las cabeceras es que en contraste con un de tiempo frente a pantallas realizadas en el
pasado en el que la mujer estaba relegada marco de la Encuesta.

Cuadro 5. Testimonios de la población frente a niñez – juventud, adultez y vejez

Cambio Niñez – Juventud Adultez Vejez


evidenciado
En áreas de “Los papás “Hoy en día “Yo soy la que
cabecera aumenta trabajan y los nosotras las cuida los nietos,
la inserción de niños permanecen mujeres la mayoría la mamá y el papá
la mujer en el todo el día solos trabajamos, trabajan entonces
mercado laboral (…) desde que se tenemos un ritmo yo les hago el
(formal e informal) levantan hasta que de vida más ágil, almuercito y la
fuera de casa. son las 2 o 3 a.m. más rápido con comida” (Entrevista,
Otros miembros en el computador”. más compromisos, AMAR, Sabana y
del hogar y los (Grupos focales, entonces Costa Caribe).
horarios del hogar AMAR, Área Andina). preparamos lo más
se han adaptado fácil, ya no queda
a estas nuevas tiempo de hacer
dinámicas. una preparación
tradicional”
(Entrevista,
AJC, Depresión
Momposina y
Mojana).

Por otro lado, se evidenciaron que toman más tiempo de preparación


transformaciones intergeneracionales (en ocasiones, preparados con leña), en
respecto de la configuración del gusto y contraste con los niños, niñas y adultos
las preferencias. Así, fue usual entre AMAR jóvenes (especialmente en cabeceras) que
una preferencia mayor por alimentos empiezan a valorar comidas industrializadas
“sin químicos”, alimentos a base de y rápidas como las más ricas. Los niños, niñas
condimentos naturales, o alimentos y jóvenes del área cabecera, en percepción

Versión 2 147
de sus padres y abuelos, empiezan a ser más En contraste, en el área cabecera muchos
autónomos en sus decisiones alimentarias abuelos son cuidadores de sus nietos y
y a establecer lo que les gusta comer y lo nietas, por lo que aún fue posible encontrar
que no, desde edades tempranas, lo que ha hogares donde pervive la influencia de los
complejizado aún más los momentos de adultos mayores en el gusto de los niños,
alimentación en familia. niñas y jóvenes (cuadro 6).

Cuadro 6. Testimonios de la población frente a niñez – juventud, adultez y vejez



Cambio
Niñez – Juventud Adultez Vejez
evidenciado
“A veces llegan los “Es raro la familia que
nietos de la ciudad y haga lo mismo que
se les da su pedazo hicieron los abuelos.
de mariscos6 y Por ejemplo, “Ya no quieren
En área resto
dicen: ¡no! mi abuelita aprenderle a uno
y cabeceras, la
Piden pollo, hacía mucha nada (…) todas
pérdida paulatina
salchicha carne, mazamorra y mi esas recetas y cosas
de conocimientos
queso, lo que llegue mamá nunca me tradicionales que
alimentarios
menos mariscos, enseñó a hacerlo. yo preparaba me las
tradicionales
eso sí no les gusta Mi mamá no lo llevaré yo cuando me
y nuevas
(…) les gusta sabe hacer. Y ahí se muera”. (Entrevista,
configuraciones
es el sabor de va perdiendo esa AMAR, Litoral
del gusto.
la pizza y de la cadena”. (Entrevista, Pacífico).
hamburguesa”. AJC, Depresión
(Grupo focal, AMAR, Momposina y
Orinoquía). Mojana).

En todo el país se evidenció un sentimiento de de alimentos, algunas poblaciones del área


nostalgia por la pérdida de ritos alimentarios resto han hecho apuestas por diversificar su
que cohesionaban a los hogares: moler el producción y han mejorado sus capacidades
maíz para amasijos, hacer paseos, elaborar para alimentarse; de esta forma, se resaltaron
tortas, sacrificar animales para una preparación procesos de liderazgo y movimientos sociales
especial. Muchas de estas experiencias están en temas étnicos, agrícolas, ambientales,
dejando de hacerse o se pierden al fallecer de reclamación de tierras y de derechos
los adultos mayores del hogar. Esta situación humanos que han protegido a las poblaciones
es percibida con preocupación tanto por los de fenómenos como el conflicto armado
adultos jóvenes de las cabeceras como por los o la ausencia del Estado. Estos procesos se
adultos mayores del área resto. evidenciaron en narrativas de actores del área
resto especialmente en el Litoral Pacífico y en
la Costa y Sabana Caribe.
5.2 CAMBIOS EN LA
DISPONIBILIDAD Y ACCESO A Sin embargo, en todas las áreas culturales
LOS ALIMENTOS se percibió, sin embargo, que en el pasado
la participación comunitaria era mayor, y
Si bien en el país la mayoría de los relatos se había más voluntad de las comunidades para
insistió en la disminución de la disponibilidad apoyarse mutuamente.

6. Término utilizado en diversas zonas del país para referirse a la carne de animales de caza o silvestres.

148 Versión 2
La figura 3 muestra cómo en la mayoría áreas
culturales alimentarias hubo testimonios
de disminución de la producción y el
abastecimiento de productos básicos como el
pescado, el arroz, el plátano, la carne, la yuca o
las frutas, con un aumento en sus precios. Se
evidencia también que décadas atrás había
narrativas de abundancia, de precios accesibles,
de prácticas de autoconsumo y de una
producción de alimentos más diversificada.

Adicionalmente, en algunas áreas culturales


alimentarias se narraron problemáticas
específicas respecto de la disponibilidad y
el acceso a alimentos que han generado
cambios en la alimentación de sus Figura 3. Nube de palabras. Aspectos
pobladores, las cuales se presentan en el asociados sobre cambios en acceso y
siguiente cuadro. disponibilidad de alimentos

Cuadro 7. Testimonios de cambios alimentarios en áreas culturales

Área(s) cultural(es)
Actores en los que
alimentaria(s) Voces de los
Cambio percibido se concentraron las
donde fue más actores
narrativas
visible
- Litoral Pacífico
(pesca, caza y
agricultura) “El ñame mucho se
perdió por falta de
Disminución de -Costa y Sabana agua. Las yucas se
la producción, Caribe (pesca, caza y perdieron un poco,
caza o recolección agricultura) el arroz este año
AMAR
de alimentos -San Andrés y aquí no lo cultivaron
por cambios Providencia (pesca y por falta de lluvias”.
medioambientales agricultura) (AMAR, Costa y
-Amazonía (pesca, Sabana Caribe).
caza y recolección).
Andina (agricultura)
Percepción del
-Andina
aumento del
-Orinoquía
precio de los “Vivimos en una
-Depresión
alimentos (resto isla donde nos
Momposina y
y cabecera) por AJC tienen que traer
Mojana
menores ingresos AMAR todo, y carísimo”.
-San Andrés y
familiares o por (AJC, San Andrés y
Providencia
debilitamiento de Providencia).
-Amazonía
la producción local
-Litoral Pacífico
diversificada

Versión 2 149
Cambios
espaciales en
“Las plazas de
los centros de
mercado van a
comercialización -Enclaves del área
desaparecer porque
en la cabecera, cabecera (Bogotá)
los supermercados
de alimentos -Andina (Norte,
que están en
(crecimiento de Centro, Sur)
las ciudades se
supermercados -Costa y Sabana AJC
abastecen de otros
de franquicia y Caribe
lugares y no del
debilitamiento -Orinoquía
campesinado de ahí
de tiendas de -Litoral Pacífico
del sector”. (Grupo
barrio, plazas de -Magdalena Medio
focal AJC, Magdalena
mercado y ventas
Medio).
ambulantes de
frutas y verduras)

Otra situación visible en el área resto de todas con alimentos como, las comidas caseras, las frutas
las áreas culturales alimentarias es la paulatina o las verduras.
desaparición de prácticas de cría de especies
menores como cerdos, pollos, cuyes, cabras, El acceso a programas de cocina en televisión
que permitían un mayor autoconsumo por o a través de internet ha permitido mayor
parte de las familias. La práctica emergente creatividad en los hogares para introducir
ha sido sustituir estos animales con la compra las verduras y generar educación alimentaria
de pollo o cortes baratos de carne (vísceras, con los niños y niñas. Se evidenció un sector
huesos), huevos, enlatados y embutidos. amplio de mamás preocupadas por promover
el consumo de frutas y verduras entre los
niños y niñas.
5.3 CAMBIOS EN LAS
PRÁCTICAS CULINARIAS Y DE
CONSUMO
Dentro de los cambios en las prácticas
culinarias y de consumo se reiteró en todas las
áreas culturales alimentarias (especialmente
en las cabeceras) la disminución del tiempo
destinado a cocinar y el debilitamiento
del hogar como lugar para preparación de
alimentos. En las ciudades actualmente las
viviendas no tienen cocinas diseñadas para
la preparación de comidas elaboradas y cada
vez son más pequeñas, con menos ventilación
o espacios para picar, pelar, o almacenar.

Una razón de la preferencia de productos Figura 4. Nube de palabras. Aspectos


“industrializados” como sopas de sobre, asociados a cambios en las prácticas
caldos de gallina; productos instantáneos o “de culinarias y de consumo
paquete”; comidas rápidas; o bebidas azucaradas,
es que gozan de mayor estatus entre las personas De igual manera se aprecian las verduras o las
consultadas, en especial por estar publicitados en frutas, pero en preparaciones internacionales
diferentes medios de comunicación, en contraste o “novedosas”. En el siguiente cuadro se

150 Versión 2
presentan algunos cambios evidenciados resaltan sus voces y el territorio donde fue
como importantes por los actores, y se más problemático:

Cuadro 8. Testimonios de la población frente cambios


en las prácticas culinarias y de consumo

Territorio donde es más


Cambio evidenciado Voces de los actores
fuerte el hallazgo
“Antiguamente no había
En algunas comunidades leche, no había nada, porque
étnicas se han incluido vivíamos de costumbre.
verduras o especias que Antiguamente no cocinaban
antes no estaban en su dieta, el asado y ahumado que Área resto
como: cebolla, cilantro, ajo, dicen, si acaso sal, la sal era
sal o el consumo de algunos la miel y cogollo de Asaí y
dulces, leche, arroz o pastas. cogollo de Hui” (Grupo focal,
AJC, Puerto Nariño).
“Poco a poco hemos
Disminución en el consumo
dejado de comer la yuca, la
de algunos productos como
cidra, el plátano, el huevo
yuca, batata, mafafa, cubios,
campesino, el chachafruto,
hibias (ullucos), fariña o
la mafafa, la calabaza, la
ñame, que son sustituidos Área resto
gallina campesina y el fríjol.
por otros productos como
Ahora se come mucho arroz,
plátano, pastas, papa,
arepas, pasta o los fritos”
arepas o pan, en su mayoría
(Grupo focal, AMAR, Eje
empacados o prelistos.
Cafetero).
“El almuerzo de pronto ha
sido como generacional y ha
permanecido, pero el resto
Cambios en los horarios de
de las comidas no. Usted
alimentación en la cabecera.
en la tarde una gaseosa,
Los tiempos de comida de
por la noche una gaseosa
alimentos han cambiado
y el mecato sale, mientras Área cabecera
entre niños, jóvenes y
que anteriormente nuestros
adultos y el único tiempo
abuelos eran las seis
que se mantiene estable es
comidas en una proporción
el almuerzo.
más o menos balanceada”
(Grupo focal, AJC, Eje
Cafetero).
En el área cabecera ha “La sopa yo la como en
disminuido el consumo restaurantes porque en la
de sopas “caseras” y los casa no la preparamos. En
restaurantes son los lugares la casa se hace solo seco, la Área cabecera
donde las familias acceden sopa se demora” (Entrevista,
mayoritariamente a estas AJC, Área Enclaves
preparaciones. Cabecera).

Versión 2 151
Una situación percibida por las personas del de la Mujer y la Infancia (IAMI); lo que genera
área cabecera fue el aumento del consumo afectaciones en poblaciones que venían
de alimentos fuera del hogar. Para algunas accediendo a los servicios y en cierta medida
familias, de hecho, se relacionó el acto de dependiendo de ellos.
“comer por fuera” con la posibilidad de
acceder no solo a comidas rápidas sino a Entre los participantes de instituciones en
comidas más sanas o balanceadas (ensaladas, áreas como Costa y Sabana Caribe; Litoral
verduras, granos, sopas, fruta) que las que se Pacífico; Amazonía; Orinoquía y Magdalena
preparan en el hogar. Medio, hubo énfasis en la crisis (financiera y
de recursos humanos) del sistema de salud,
Otro hallazgo es que en muchos hogares del especialmente en el primer nivel de atención.
área cabecera (y en menor medida del área Se plantearon también como problemas la
resto) de todas las áreas culturales alimentarias baja disponibilidad de nutricionistas y otros
se empieza a desestimar el consumo de jugos especialistas, la alta rotación de personal,
de fruta “por practicidad” y por el tiempo que y las dificultades que tiene el desarrollo de
toma su preparación. En este contexto, se procesos de atención en salud extramural e
empezaron a preferir las bebidas azucaradas. intercultural (especialmente por las largas
Una razón adicional para el aumento de la distancias que deben recorrer las poblaciones
preferencia por estos productos es la baja del área resto y étnicas para ser atendidos en
disponibilidad de agua potable, situación más las instituciones de salud de las cabeceras).
visible en áreas como Costa y Sabana Caribe;
Litoral Pacífico; San Andrés y Providencia; Los actores institucionales también
y Orinoquía. Se encontró también que el insistieron en que además de las dificultades
proceso de hervido o de tratar el agua, o el de tipo administrativo o presupuestal, está la
riesgo de consumir agua contaminada induce dificultad de poner en diálogo el paradigma
el consumo de bebidas azucaradas. El dulce médico y las diversas prácticas culturales
adicionado se percibe como una ventaja arraigadas en las poblaciones; por ejemplo,
complementaria de este tipo de bebidas. en temas como lactancia, alimentación
complementaria o promoción de hábitos
saludables y actividad física.
5.4 CAMBIOS RELACIONADOS
Por otro lado, las personas percibieron que
CON LA OFERTA SOCIAL Y LOS los programas de asistencia, si bien han
PROGRAMAS DE ASISTENCIA
Se presentaron testimonios recurrentes de
los actores institucionales de todas las áreas
culturales alimentarias sobre problemas
para implementar políticas públicas de
desarrollo social, en salud y nutrición debido
a la poca disponibilidad de recursos humanos
como médicos generales, especialistas,
nutricionistas, y otros funcionarios capacitados
para implementar políticas sociales. Esta
problemática va acompañada de la baja
financiación de algunos programas como
comedores comunitarios, huertas urbanas,
extensión rural; hogares comunitarios, o
programas de promoción y prevención
como la Estrategia de Atención Integrada a Figura 5. Nube de palabras. Aspectos
las Enfermedades Prevalentes de la Infancia asociados a las percepciones de cambios
(AIEPI) o la estrategia Instituciones Amigas relacionados con la oferta social

152 Versión 2
ayudado a muchas personas, en general ha generado desastres naturales frecuentes
lo que van creando es una concepción como desbordamiento de ríos, mortandades
asistencialista y un círculo de dependencia en de animales, o incendios forestales. De igual
las personas. En esta cadena, en las entrevistas manera, se reportaron amplios procesos
se reportó la presencia más reciente de erosivos y de desertificación, de la mano del
comedores de iglesias y Organizaciones No secamiento de fuentes de agua en todos los
Gubernamentales (ONG), especialmente en lugares abordados, lo que implica que las
áreas como Costa y Sabana Caribe, Andina, comunidades deban trasladarse más tiempo
Litoral Pacífico y San Andrés y Providencia, que para acceder al líquido y que empiecen
son actores que brindan ayudas alimentarias conflictos por el acceso al recurso hídrico que
de tipo asistencialista. se vuelve limitado.

En las cabeceras de áreas Andina, Eje Cafetero, El caso más reiterativo en todo el país fue
Magdalena Medio, Litoral Pacífico y Costa el secamiento de nacederos de agua y de
y Sabana Caribe, se registró que, a través ciénagas.
de diferentes programas institucionales,
como el Programa de Alimentación Escolar De igual manera, en el total del área resto,
(PAE) y los Centros de Desarrollo Infantil del de las áreas culturales alimentarias, se relató
ICBF, se ha logrado promover el consumo con preocupación la crisis en la que viven,
de frutas. Sin embargo, faltan esfuerzos el problema de tenencia de la tierra, y los
en la promoción del consumo de verduras procesos de urbanización y la contaminación
y en la adecuación de tiendas escolares de las fuentes de agua por uso excesivo de
saludables. Adicionalmente, en áreas como fertilizantes químicos, y economías extractivas.
Orinoquía, Costa y Sabana Caribe, Depresión Fue reiterada la percepción de cómo antes la
Momposina y Mojana y Magdalena Medio, agricultura tenía más estabilidad climática e
se encontraron percepciones de los actores incorporaba prácticas limpias, mientras que
del área resto y cabecera sobre situaciones ahora la dependencia hacia los agroquímicos
de corrupción y mala administración en el es enorme.
PAE.

5.5 CAMBIOS
MEDIOAMBIENTALES
Y TERRITORIALES
Estos cambios refieren desde la perspectiva
de los participantes las alteraciones
medioambientales, cambios climáticos,
o transformaciones ecológicas que han
configurado cambios alimentarios en el país.
Refieren también cambios respecto de las
concepciones del ordenamiento territorial,
cambios en algunas políticas públicas
alimentarias y en las relaciones sociales
implicadas en la alimentación que se han
transformado en las regiones o municipios.

Dentro de los cambios medioambientales


encontrados, los actores percibieron una Figura 6. Nube de palabras. Aspectos
creciente inestabilidad en los ciclos de asociados a cambios medioambientales
lluvia y sequía, lo que en algunos lugares y territoriales

Versión 2 153
En la percepción de las personas, antes Una serie de situaciones ambientales y
había agua limpia en abundancia y una territoriales fueron reportadas como aspectos
mayor variedad de peces, animales de caza y determinantes del cambio alimentario en
alimentos producidos en las parcelas. diferentes áreas culturales alimentarias, como
puede verse en el cuadro 8:

Cuadro 9. Testimonios cambios medioambientales y territoriales

Área cultural alimentaria


Cambio evidenciado Voz de los actores
más frecuente
“El cianuro. Todas esas
aguas están contaminadas
Todas las áreas culturales entonces los bocachicos
Contaminación de ríos y
alimentarias abordadas, con ya están llegando
costas y el secamiento de
mayor impacto en el área contaminados y las ciénagas
fuentes de agua.
resto. secas” (Grupo focal, AMAR,
Depresión Momposina y
Mojana).
“Son los cambios climáticos
los que han hecho esto
porque se ha prolongado el
Área resto y cabecera de: invierno, se ha prolongado
Inestabilidad de los ciclos de -Orinoquía el verano, se ha invertido,
lluvia y sequías. -Magdalena Medio tiempo que ahora era
-Andina (Norte, Centro y Sur) invierno es verano y así
sucesivamente” (Entrevista,
actor institucional, Costa y
Sabana Caribe).
Deforestación, a pequeña
o gran escala, que ha
“Tumbar 7 000 u 8 000
impactado la disponibilidad Área resto de:
hectáreas o 150 000 para
de especies animales y -Amazonía
sembrar palma aceitera
de ciertos alimentos de -Orinoquía
y los poquitos animales
recolección. Ha afectado -Magdalena Medio
los acabaron o se fueron”
caudales, arroyos, -Litoral Pacífico
(Grupo focal, AMAR, Litoral
nacederos y ha puesto a -Costa y Sabana Caribe
Pacífico).
muchos ríos en riesgo de
desbordamiento.
-San Andrés y Providencia
(Fallo de La Haya a favor de “No producimos
Nicaragua) absolutamente nada,
Disminución de la -Andina Norte (Frontera con escasamente los pescados
producción o comercio Venezuela) y a veces tenemos que
por efecto de políticas -Andina y Litoral Pacífico importarlos, con La Haya
macroeconómicas o (Entrada de productos hemos perdido con los
fronterizas. importados en los que productos del mar porque no
Colombia es autosuficiente podemos pescar” (AJC, San
como pescado, maíz, arroz, Andrés y Providencia).
granos, leche)

154 Versión 2
Las dinámicas de narcotráfico y la presencia tipo de cultivo (ejemplo: palma africana, café,
de actores armados han limitado el acceso coca).
a pescadores, agricultores y en general
a los grupos étnicos a zonas donde Estudiar la situación nutricional del país a través
tradicionalmente producían o se abastecían. del enfoque cualitativo permitió reconocer
Estas economías han cambiado las formas que esta se ve afectada por las migraciones y
de producción, han aumentado el precio por transformaciones en el medio ambiente,
de los alimentos y han generado fronteras en la organización de la unidad doméstica, o
invisibles entre territorios o barrios vecinos. en las formas de trabajo y comercio. Todos son
Un fenómeno percibido en varias regiones elementos que influyen en la construcción de
es también la especulación con los precios la cultura alimentaria y están sometidos a las
de la tierra y economías “ficticias” producto fuerzas, dinámicas, tensiones y paradojas de
del dinero del narcotráfico, que ha cambiado la globalización (36). Estas fuerzas, traducidas
la economía de los municipios y la vocación en políticas públicas y en lineamientos con
del uso del suelo, en detrimento de la respecto al acceso de la población a la salud,
disponibilidad de alimentos y de la oferta de educación, bienes y servicios, se expresan en
empleo para la producción agrícola y pecuaria. el territorio, como espacio donde el proceso
Los lugares donde esta situación es más visible de cambio alimentario ha ocurrido, de
son el área cultural Amazonía, Andina (Norte y generación en generación.
Sur), Litoral Pacífico, Magdalena Medio, Costa
y Sabana Caribe, y Orinoquía.

Los cambios en la vocación del uso del suelo


han afectado la distribución de alimentos en
el área resto, por lo que varios territorios que
tenían vocación productora de alimentos
ahora son zonas ganaderas o zonas turísticas
de personas residentes de las cabeceras. Estas
situaciones fueron enfatizadas por los actores
de las áreas culturales alimentarias Andina;
Costa y Sabana Caribe; Magdalena Medio,
Litoral Pacífico; y Orinoquía. Adicionalmente,
muchos municipios que construían su
identidad como despensas de alimentos
regionales han quedado desabastecidos
debido a la disminución de la producción
o a que los territorios se enfocan en un solo

Versión 2 155
Determinantes
singulares de
la situación
nutricional por
curso de vida

156 Versión 2
6 NIÑOS Y NIÑAS pequeño, a nivel mundial como nacional se
han establecido una serie estrategias, entre
EN LA PRIMERA las que se pueden mencionar, las políticas
INFANCIA (0 A 4 y sistemas de monitoreo, para promover
y evaluar las prácticas de alimentación y
AÑOS) nutrición en los primeros años de vida.

6.1 PRÁCTICAS DE LACTANCIA En el caso de los estrategias de monitoreo,


la OMS / Unicef han definido un grupo
MATERNA Y ALIMENTACIÓN indicadores poblacionales relacionados con
COMPLEMENTARIA las prácticas de alimentación del lactante y del
niño pequeño, que son un conjunto de datos
La alimentación y nutrición óptimas durante los observables y medibles que permiten describir
primeros años de vida de los niños y niñas son los patrones de alimentación, comparar las
particularmente importantes, ya que reducen prácticas, identificar poblaciones en riesgo,
la morbilidad y la mortalidad, disminuyen orientar decisiones, y monitorear y evaluar
el riesgo de desarrollar tanto enfermedades el progreso e impacto de las intervenciones
no trasmisibles como sobrepeso y obesidad dirigidas a mejorar la alimentación y nutrición
en edades futuras, y en general promueven de los niños y niñas en sus primeros años de
un mejor desarrollo humano. De esta forma, vida.
la OMS establece que la lactancia materna
exclusiva es la forma ideal de aportar a los De hecho, dos años después que la OMS
niños y niñas los nutrientes necesarios para un publicara los indicadores para medir las
crecimiento y desarrollo saludables durante prácticas de alimentación del lactante y del
los primeros seis meses de vida, momento niño pequeño (38), esta misma organización
a partir de cual la leche materna se debe hizo una recopilación de la información
complementar con la introducción progresiva disponible a partir de las Encuestas de
de alimentos hasta a los 23 meses de edad, con Demografía y Salud conducidas entre
el fin cubrir las necesidades nutricionales de los 2002 y 2008 en 46 países del mundo (38)
niños y niñas (38). incluido Colombia, con la cual se calcularon
y presentaron los indicadores relacionados
Ahora bien, teniendo en cuenta que los con lactancia materna y alimentación
patrones de alimentación de los niños y complementaria. Los análisis más recientes
niñas son multidimensionales y cambian de relacionados con el progreso de la lactancia
manera rápida dentro de intervalos cortos materna, son los datos presentados en el año
de edad en estos primeros años de vida, es 2017 por la OMS y la Unicef, a través de lo que
fundamental medir, monitorear y evaluar las denominaron “Global Breasfeeding Scorecard”
prácticas de alimentación del lactante y el (39); un reporte en el que presentaron los
niño pequeño7 para evitar la malnutrición, perfiles por países junto con una comparación
y a su vez tomar intervenciones oportunas con datos de la región y con información
e integrales que mejoren la salud, estado mundial acerca de indicadores como inicio
nutricional y desarrollo de los niños y niñas, temprano de la lactancia materna, lactancia
que resulta beneficioso para los sistemas de materna exclusiva en menores de 6 meses, y
salud y los gobiernos en el corto, mediano y lactancia materna continua al año y a los dos
largo plazo (38). años de edad.

Por lo tanto, atendiendo a la importancia que En el caso de Colombia, se cuenta con


tiene la alimentación del lactante y el niño información sobre las prácticas de lactancia

7. Aunque en la mayor parte de este documento se incluye el término niños y niñas como reivindicación desde el lenguaje de la igualdad de
género, para la mayor parte de las secciones de este determinante se mantendrá el “niño pequeño”, de acuerdo con los términos establecidos
en la literatura referente.

Versión 2 157
materna y alimentación complementaria evidencia ha mostrado la importancia de
reportada en las Encuestas Nacionales de esta práctica en la reducción del riesgo de
Demografía y Salud (ENDS 1990-2010) y en la morbilidad y mortalidad neonatal en países
Encuesta Nacional de la Situación Nutricional de bajos y medianos ingresos (40). Bolivia con
(ENSIN 2005 y 2010), con la descripción de el 78,0 % y Uruguay con 76,5 % presentan los
un grupo de indicadores claves que dan mejores resultados a nivel de Latinoamérica
cuenta de la alimentación en los niños y niñas (41). Colombia para el 2015, evidencia que
menores de 3 años. el 72,6 % de las madres de niños y niñas
menores de 3 años, iniciaron la lactancia
Bajo el enfoque de esta versión de la ENSIN, materna en la primera hora de nacido. De
la información que se aporta desde este acuerdo con la tabla 20, se encontraron
determinante singular es fundamental mejores resultados en el cuartil de riqueza
para el ajuste y desarrollo de estrategias más bajo (75,1 %) al compararlo con el cuartil
de promoción y apoyo a la alimentación de riqueza alto (67,2 %), en la población
saludable en los dos primeros años de vida con autorreconocimiento indígena (82,6 %)
y en general en el periodo de la primera comparada la población sin pertenencia
infancia, que contribuyan a la disminución de étnica (72,3 %), en los residentes del área resto
los problemas de salud y nutrición de mayor (78,1 %) frente a los residentes de cabecera
prevalencia en este grupo de población y las (70,4 %) y en la región Central (76,8 %)
repercusiones a futuro. comparada con Bogotá (68,0 %).

6.1.1 INICIO DE LA LACTANCIA MATERNA Así mismo (tabla 21) al analizar el tipo de parto
se encontraron resultados más favorables en
Después del nacimiento, todos los niños parto vaginal (81,3 %) comparado con cesárea
y niñas deberían recibir inmediatamente (61,9 %); por peso al nacer se encontró que el
lactancia materna, siendo el calostro inicio temprano fue menor en el bajo peso
(primera leche) altamente beneficioso al nacer ya que solo el 57,2 % que tenían esta
por su contenido de inmunoglobulinas condición iniciaron la práctica en la primera hora
y anticuerpos. También porque su inicio de nacido. No se encontraron diferencias por
temprano favorece la producción de leche edad de la madre al nacimiento del hijo, nivel de
materna y el establecimiento de esta práctica escolaridad de la madre, atención institucional
a largo plazo (38). del parto y número de controles prenatales.

En Colombia, según los resultados de la ENSIN En cuanto al inicio de la lactancia materna


2015 el 97,2 % de los niños y niñas menores en el primer día de nacido, el 17,6 % de las
de 3 años recibieron lactancia materna, sin madres presentaron esta práctica, siendo
diferencias estadísticamente significativas esta 1,4 veces más frecuente en la cabecera
entre sexo, etnia, región y concentración de comparada con el resto. El 9,8 % de las madres
población (tabla 20). Del 2,8 % de las madres reportaron empezar a lactar después del
que no amamantaron, entre los motivos primer día.
que acumularon el 59,5 %, estaban desde la
perspectiva de la madre que no le bajó leche El 29,6 % de los niños y niñas recibieron
(36 %) y desde el niño, que rehusó (23,5 %). El líquidos distintos a la leche materna
otro 40,0 % de motivos para no amamantar durante los 3 primeros días de nacimiento,
contiene categorías como: madre/niño porcentaje menor frente al resultado del
enfermo, problemas en el pezón, problemas 2010 (36,2 %). Esta práctica fue 1,3 veces
de succión, esposo o compañero que no más frecuente en la cabecera (31,7 %)
están de acuerdo con la práctica de lactancia comparada con el resto (24,3 %), en la
materna, madre tenía que trabajar, entre otros. región Atlántica (35,1 %) frente a la región
Orinoquía - Amazonía (24,2 %) y en los niños
En relación al inicio temprano de la lactancia y niñas sin pertenencia étnica (29,9 %),
materna en la primera hora de nacido, la comparado con los indígenas (19,0 %).

158 Versión 2
Frente a las variables de contraste (tabla primeros seis meses de edad tiene beneficios
21) se encontraron diferencias significativas que han sido documentados ampliamente y
cuando el parto fue por cesárea (38,9 %) los cuales involucran tanto al niño como a la
vs. parto vaginal (21,8 %) y cuando el peso madre, en diferentes ámbitos tales como salud,
al nacer estuvo por debajo de los 2 500 gr educación, económico, social, entre otros. Este
(58,5 %). indicador forma parte de las metas globales
en nutrición de OMS 2025 (42) y plantea que
Lo presentado expone un panorama con durante el decenio comprendido entre el 2015
grandes desafíos ya que si bien se obtuvieron al 2025 se debe lograr que por lo menos el 50 %
resultados positivos en los últimos cinco años, de los niños menores de seis meses de edad
se hacen visibles puntos clave que pueden reciban leche materna como único alimento.
favorecer el inicio temprano de la lactancia
materna, por un lado, vivir en el área resto, ser De acuerdo con la gráfica 50, durante el
indígena, el parto vaginal, un peso al nacer periodo comprendido entre 1995 al 2005, el
mayor a 2 500 gramos; y por otro, aquellos que país experimentó un aumento significativo
ameritan ser abordados de manera integral, que de este indicador, al pasar del 11,4 % a 46,8 %
deben contemplar estrategias para la mujer, la de niños y niñas menores de seis meses que
familia y la sociedad en general, enfocadas en la recibieron lactancia materna de manera
preparación y atención del parto, cuyo objetivo exclusiva, sin embargo, en el último decenio
final sea lograr que todos los niños y niñas (2005 - 2015) el comportamiento favorable
reciban en su primera hora de nacido lactancia cambió de forma radical y actualmente el
materna, que se mantenga de manera exclusiva país se enfrenta a una reducción de cerca de
hasta los seis meses evitando la introducción 10 p.p. frente al mejor resultado logrado en
temprana de otros alimentos. el 2005. En Colombia, para el 2015 tan solo
el 36,1 % de los niños y niñas menores de
6.1.2 LACTANCIA MATERNA seis meses recibieron como único alimento
EXCLUSIVA DESDE EL NACIMIENTO leche materna (tabla 22), resultado distante
HASTA LOS SEIS MESES DE EDAD de países como Perú (2014) 68,4 %, Bolivia
(2012) 64,3 % y Guatemala (2015) 53,2 %,
La OMS, así como el consenso de diversos aunque relativamente mejor que países
grupos de expertos concluyen que la lactancia como Argentina (2012) 32,7 %, Panamá (2013)
materna de manera exclusiva durante los 21,5 % y México (2012) 14,4 % (39).

Gráfica 50. Porcentaje de niños y niñas menores de 6 meses de edad que reciben
lactancia materna exclusiva en Colombia, 1990 a 2015
100

90

80

70

60

50
46,8
% 50
42,8

40 36,1

30 25,9

20
11,9 11,4
10

0
1990 1995 2000 2005 2010 2015

AÑO

Versión 2 159
De acuerdo con las variables de equidad lactancia exclusiva, siendo los resultados más
los resultados evidenciaron que, por sexo, desfavorables cuando se comparan con la
concentración de población, índice de región Pacífica que presentó 45,9 % de niños
riqueza y etnia no se presentaron diferencias y niñas con lactancia exclusiva (tabla 22). Este
significativas (gráficas 51 y 52). A nivel regional, podría ser uno de los determinantes de las
se encontró que en la región Atlántica el 20,5 % mayores prevalencias de desnutrición en esta
de los niños y niñas menores de 6 meses tenían región, para este grupo de edad.

Gráfica 51. Lactancia materna exclusiva por sexo, etnia e índice de riqueza
100

90

80

49,4

51
70

60
37,5
39,5
% 50 39,7 37,5
36,1 32,9 36,6
40 33,0

21,8
*
30

20

10

0
Hombre Mujer Indígena Afrodescendiente Sin pertenencia Más bajo Bajo Medio Alto
étnica

NACIONAL SEXO ETNIA ÍNDICE DE RIQUEZA

* Coeficiente de variación igual o mayor a 20% y menor a 30%, la precisión es "regular" y por lo tanto debe ser usada con precaución

Gráfica 52. Lactancia materna exclusiva por región y concentración de población


100

90

80

52
70
45,6
60 45,9
41,3 41,9 39,5
% 50 39,6
36,2 32,3
36,1 34,6
40 29,9

30 20,5

20

10

0
Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá Cabecera Cabecera Cabecera Cabecera Resto
Amazonía de más de de 100 001 a de 100 000
1 000 000 hab 1 000 000 hab. o menos hab.

NACIONAL REGIÓN CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN

160 Versión 2
Teniendo en cuenta otras variables 51,6 % de los niños y niñas estaban recibiendo
complementarias de análisis, no se lactancia materna de manera exclusiva, y
encontraron diferencias significativas por para el periodo de 2 a 3 meses continúa en
edad de la madre al nacimiento del hijo, nivel caída vertiginosa al llegar al 33,5 %, para el
de escolaridad de la madre, lugar del parto, 4 a 5 mes tan solo 1 de cada 4 niños y niñas
asistencia y tipo de parto, edad gestacional ni (25,0 %) recibía lactancia materna de manera
peso al nacer (tabla 23). exclusiva. Así mismo, el 15,9 % de niños y
niñas de 4 a 5 meses ya no recibían lactancia
Como se puede ver en la gráfica 53, durante materna (tabla 24).
el periodo de vida de 0 a 1 mes, tan solo el

Gráfica 53. Prácticas de lactancia materna y alimentación


de niños y niñas de 0 a 35 meses
100

90

80

53
70

60

% 50

40

30

20

10

0
0a1 2a3 4a5 6a7 8a9 10 a 11 12 a 15 16 a 19 20 a 23 24 a 35
GRUPOS DE EDAD EN MESES
No está lactando Lactancia materna exclusiva
Lacta y recibe solo agua Lacta y recibe líquidos no lácteos
Lacta y recibe leche de fórmula Lacta y recibe leche de vaca u otros animales
Lacta y recibe alimentos sólidos, semisólidos o blandos

“Hoy en día las chicas que quedan la comunidad, las instituciones de salud, el
embarazadas entre los 13, 14, 16 años, no entorno laboral, entre otros.
les van a dar (leche) porque se les dañan
los senos, que le dan estrías, dicen -o sea 6.1.3 LACTANCIA
que van a decir mis amigas, (…) se van a MATERNA PREDOMINANTE
asustar los hombres” (Cita Entrevista, AJC. EN NIÑOS Y NIÑAS MENORES
Desarrollo cualitativo, ENSIN 2015). DE 6 MESES

De acuerdo con lo anterior, el país en general Al realizar el análisis de los datos de las
tiene grandes retos para revertir la tendencia prácticas de alimentación del lactante y el
a la baja en estos resultados. Lograr llegar a niño pequeño por edad, se encontró, como
que más del 50 % de niños y niñas menores de se muestra en la tabla 24, que un 25,4 % de los
seis meses de edad reciban lactancia materna niños que recibían leche materna durante el
de manera exclusiva implica acciones de primer mes de vida también recibieron leche
la sociedad en su conjunto, no solo de la de fórmula. El 10,8 % de los niños y niñas
madre, sino de su compañero, su familia, menores de seis meses no recibieron leche

Versión 2 161
materna y el 3,3 % recibió además de leche Así mismo se encontró que el 8,3 % de
materna otros líquidos no lácteos. las madres reportó que al menos recibió
una muestra gratuita de leche de fórmula,
6.1.4 INFORMACIÓN SOBRE LACTANCIA biberón o chupo, siendo un profesional de
MATERNA DURANTE LA GESTACIÓN Y salud quien lo suministró el 65,5 % de las
LA ESTANCIA HOSPITALARIA veces, seguido de pariente/amigo/pareja
en un 12,6 %. Esta condición fue frecuente
Se encontró que el 78,7 % de las mujeres en la región Atlántica 11,5 % y en el cuartil
recibieron información relacionada con la alto del índice de riqueza (12,2 %) frente al
práctica de lactancia materna durante la más bajo (6,3 %) (tabla 26).
gestación, y como se evidencia en la tabla
25, los mejores resultados se presentaron Los resultados encontrados son coherentes
en el cuartil de riqueza alto (85,4 %) frente con los hallazgos del monitoreo al código
al cuartil más bajo (70,5 %), y en la región realizado en Colombia en el 2015, y plantean
Bogotá (88,4 %) comparada con las regiones grandes retos, en la medida que la activa
Atlántica (77,3 %), Oriental (78,4 %) y Central promoción de sucedáneos de la leche
(79,0 %). Los resultados fueron similares frente materna por parte de sus fabricantes y
al porcentaje de mujeres que recibieron comercializadores constituyen una barrera
información relacionada con lactancia global y de gran magnitud en la práctica de
materna durante la estancia hospitalaria, con lactancia materna (43).
un reporte nacional del 74,4 %, en el que
Bogotá obtuvo los mejores resultados con el 6.1.6 ALIMENTACIÓN
90,3 % en contraste con la región Atlántica en CON BIBERÓN
donde solo se dio en el 64,1 % de los casos.
La alimentación con biberón es otra práctica
6.1.5 SUCEDÁNEOS que se ha demostrado afecta de manera
DE LA LECHE MATERNA negativa la lactancia materna exclusiva (44),
se ha asociado además, con condiciones
Para esta versión de la Encuesta, se incluyeron poco higiénicas que ponen a los niños y niñas
algunas preguntas relacionadas con el en un mayor riesgo de enfermedades (38)
monitoreo del código internacional de y como un factor relacionado a una rápida
sucedáneos de la leche materna, desde ganancia de peso en el primer año de vida
la perspectiva de la madre. Según la (45), lo que podría ser un factor de riesgo
información analizada, el 41,6 % de las madres para la obesidad infantil. Según los análisis
reportaron que recibieron la recomendación realizados, el 50,8 % de los niños y niñas de 0
de utilizar leche de fórmula y quien realizó la a 23 meses en Colombia fueron alimentados
recomendación fue en un 79,1 % de los casos con biberón.
un profesional de la salud, seguido en un
21,7 % por pariente/amigo/pareja, como se 6.1.7 LACTANCIA MATERNA
puede consultar en la tabla 26. Y ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA
DE LOS SEIS MESES A LOS DOS AÑOS
De acuerdo con las variables de equidad, la DE EDAD Y MÁS
recomendación de utilizar leche de fórmula
se presentó en mayor proporción en la región La evaluación de las prácticas de alimentación
Atlántica (45,1 %) en contraste con la región en niños y niñas de seis meses de edad y más,
Orinoquía - Amazonía (27,7 %), fue 1,8 veces involucra la valoración de varias dimensiones
más frecuente en cabecera (47,6 %) que en de alimentación de manera simultánea. Estas
el área resto (26,3 %) y 1,8 veces en el cuartil dimensiones incluyen la continuación de la
alto de riqueza (56,2 %) frente al cuartil más lactancia materna, el tiempo apropiado de
bajo (30,4 %). La proporción en población introducción de alimentos complementarios,
sin pertenencia étnica fue 2,0 veces que la y la óptima calidad y cantidad de los alimentos
proporción en población indígena. consumidos, entre otros.

162 Versión 2
6.1.7.1 LACTANCIA MATERNA En la presente versión de la ENSIN, se
ADECUADA SEGÚN EDAD encontró que el 78,0 % de las mamás de
los niños y niñas de 6 a 8 meses reportaron
La OMS recomienda que después de los seis haber ofrecido alimentos como sopa espesa,
meses de edad se continúe dando leche puré, papilla o seco en el día anterior a la
materna hasta los dos años o más junto con Encuesta (tabla 27). Esta cifra indica que una
la alimentación complementaria, debido alta proporción de niños y niñas han iniciado
a que la leche materna además de ser una con una buena introducción de alimentos
fuente importante de energía y nutrientes complementarios. Sin embargo, se evidencia
que contribuyen a un adecuado estado también que casi un 20 % de los niños y niñas
nutricional del lactante y del niño pequeño aún no han iniciado con la introducción
también aporta factores inmunológicos de alimentos complementarios a la leche
que protegen a los pequeños de contraer materna, muy importantes en esta edad para
enfermedades diarreicas o respiratorias que evitar efectos adversos como el retraso en
son muy prevalentes en la infancia (46). talla y el bajo peso.

En la tabla 27, se observa que el 45,5 % de los De igual forma, aunque este indicador refleja
niños y niñas de 6 a 23 meses aún recibían leche un buen panorama entre los 6 y 8 meses,
materna, revelando que en más del 50 % de los no evidencia cuántos de estos niños y niñas
niños de este rango de edad, las necesidades recibieron alimentos complementarios
de energía y nutrientes eran suplidas en su antes de los 6 meses, para ello se estimó el
totalidad por otras fuentes alimentarias. porcentaje de niños y niñas de 4 a 5 meses
de edad que recibieron el día anterior a la
6.1.7.2 INTRODUCCIÓN Encuesta alimentos sólidos, semisólidos o
ADECUADA DE ALIMENTOS SÓLIDOS, blandos, encontrándose en el 24,5 % de ellos.
SEMISÓLIDOS O BLANDOS Esta situación indica que la introducción de
alimentos complementarios en Colombia se
Como ya se mencionó la lactancia materna se realiza desde una edad temprana, situación
debe complementar a partir de los seis meses que afecta directamente la práctica de la
de edad, momento en que las necesidades lactancia materna exclusiva.
de energía y nutrientes de los niños y niñas
empiezan a aumentar y a exceder lo aportado Este hallazgo es similar a los datos
por la leche materna. Por lo tanto, se requiere cualitativos que reportan, que los
la introducción de alimentos complementarios momentos de introducción de alimentos
para suplir estos requerimientos (38). A esta edad complementarios encontrados en el país,
los niños y niñas tienen el desarrollo suficiente son generalmente entre los dos y los cuatro
para consumir alimentos complementarios a la meses de edad.
leche materna y se espera que haya una buena
introducción de alimentos sólidos, semisólidos
“Desde el principio los acostumbro a comer
y blandos que favorezcan un crecimiento y
cualquier cosa, ya pues me concentro más
desarrollo adecuados.
en el tetero que es el alimento, en gelatinas,
sopitas ya hasta los 6 meses, pero después
A nivel global se estima que el 64 % de los
arranco yo a meterle comida” (Cita Entrevista
niños y niñas de 6 a 8 meses tienen una
- AJC, Providencia. Desarrollo cualitativo
introducción adecuada de alimentos sólidos,
ENSIN 2015).
semisólidos y blandos (47), según lo reportado
por Unicef se evidencia que el rango de este
indicador está entre el 15,6 % y el 96,6 % (41). “No, como a los 3 meses de a poquito de
Para el caso de región de América Latina y el a poquito, pero ya desde los 6, y ellos se
Caribe se reporta que el 83 % de niños y niñas acostumbran” (Cita Grupo focal - AJC,
de esta edad tienen una buena introducción Providencia. Desarrollo cualitativo ENSIN 2015).
de alimentos complementarios (47).

Versión 2 163
lácteos. Estas cifras reflejan que los niños
“Entonces la gente tiende entre 4 o 5 meses
y niñas menores de seis meses consumen
y otros esperan hasta los 6 y hasta los 4 uno
alimentos de muy baja calidad nutricional y
ve que ya han metido alimentos diferentes
que a su vez no son apropiados para su edad.
que la leche materna”. (Cita Entrevista,
Actor Institucional, Magangué. Desarrollo
Las coladas (en especial de plátano)
cualitativo ENSIN 2015).
se configuran como el alimento
complementario más utilizado junto con las
6.1.7.3 TIPOS DE ALIMENTOS leches de fórmula. De forma secundaria se
RECIBIDOS POR LOS NIÑOS Y NIÑAS narró el uso de mazamorras, caldos, cremas,
DE 0 A 9 MESES EDAD sopas y agua de panela. En ocasiones
estas preparaciones se hacen combinadas
Respecto a los tipos de alimentos que con leches de fórmula (Análisis derivado.
estaban siendo consumidos en los niños y Desarrollo cualitativo ENSIN 2015).
niñas colombianos de 0 a 9 meses de edad,
las gráficas 54 y 55, muestran los resultados
En el caso de los niños y niñas de 6 a 9 meses
tanto para los niños y niñas que recibían leche
de edad, la gráfica 55 muestra que los grupos de
materna como los que no, desagregados por
alimentos que eran consumidos en mayor proporción
dos grupos de edad: 0 a 5 meses y 6 a 9 meses.
por los niños y niñas amamantados fueron los cereales
(78,1 %) seguidos de los líquidos no lácteos (65,8 %)
En ellas se observa que el 82,6 % de los
y alimentos de origen animal (63,9 %), mientras que
niños y niñas menores de 6 meses que eran
los niños no amamantados consumen en mayor
amamantados ya estaban consumiendo
proporción leche de fórmula (69,3 %), seguido de los
alimentos diferentes a la leche materna, en
cereales (68,0 %), los líquidos no lácteos (51,5%) y los
donde un 31,7 % corresponde a fórmula
alimentos de origen animal (51,0 %). A partir de estos
infantil. En el caso de los niños y niñas no
resultados se evidenció cómo en la alimentación de los
amamantados, se observó que el 23,6 % no
niños de 6 a 9 meses aún hay predominio de líquidos
recibieron ni siquiera fórmula infantil (siendo
no lácteos, y del consumo de alimentos cárnicos y
esta el sucedáneo de la leche materna), un
frutas y verduras que osciló en rangos del 45 % al 65
24,8 % recibía “otros alimentos” (chocolates,
%; en el caso de los niños y niñas no amantados se
compotas o condimentos), el 22,9 % consumía
observan cifras menores que apenas rondan el 50 %.
líquidos no lácteos mientras que un 21,2 %
se alimentaba con otras leches o productos

Gráfica 54. Tipos de alimentos que recibieron en 24 horas niños y


niñas amamantados y no amamantados de 0 a 5 meses de edad
Leguminosas 1,4 4,4

Otras frutas y verduras 2,1 6,3

Carnes, pescados, pollo, huevos 3,3 13,4

Tubérculos, raíces y plátanos 4,0 7,8

Otras leches (solas o en preparaciones) y lácteos 7,2 21,2

54
Frutas y verduras ricas en vit A 7,6 11,2

Otros alimentos 8,2 24,8

Cereales 9,0 16,5

Líquidos no lácteos 10,1 22,9


Fórmula infantil 31,7 76,4

100 80 60 40 20 0 20 40 60 80 100

Amamantados No amamantados

164 Versión 2
Gráfica 55. Tipos de alimentos que recibieron en 24 horas, niños y
niñas amamantados y no amamantados de 6 a 9 meses de edad

Leguminosas 14,3 14,4

Fórmula infantil 30,8 69,3

55
Otras frutas y verduras 31,3 42,1

Tubérculos, raíces y plátanos 42,8 44,8


Otras leches (solas o en
preparaciones) y lácteos 45,5 46,3

Otros alimentos 51,7 50,0

Frutas y verduras ricas en vit A 58,5 48,6

Carnes, pescados, pollo, huevos 63,9 51,0

Líquidos no lácteos 65,8 51,5

Cereales 78,1 68,0

100 80 60 40 20 0 20 40 60 80 100

Amamantados No amamantados

Así mismo, a pesar de que se reportó En el análisis derivado del desarrollo cualitativo
previamente que más del 80 % de los niños ENSIN 2015, además de la influencia del discurso
y niñas de 6 a 8 meses de edad tenían una de las abuelas o mujeres mayores, se identificó
adecuada introducción alimentos sólidos, que los horarios laborales de las mujeres tanto
semisólidos o blandos, se evidenció de las cabeceras como del área resto, también
también que los alimentos ofrecidos no son inciden en que se introduzcan alimentos
nutricionalmente adecuados para la edad y complementarios antes de los seis meses.
etapa del desarrollo de los niños y niñas.
Así mismo, la información cualitativa
En los análisis cualitativos se encontró una evidenció que se introducen en varias partes
gama de alimentos complementarios que del país, alimentos con sal o azúcar antes de
se reportaron en el país, tanto antes como los seis meses. También se suelen introducir
después de los seis meses. Estos hallazgos alimentos consumidos por los adultos en
mostraron que las preparaciones más bocados y tempranamente sopas y cremas
comunes son aguas (principalmente de industrializadas a los bebés.
fríjol), sopas, cremas y papillas, especialmente
a base de tubérculos o verduras (Análisis 6.1.7.4 CONSUMO DE ALIMENTOS
derivado. Desarrollo cualitativo ENSIN 2015) RICOS EN HIERRO
Dada la importancia que tiene el consumo
adecuado de alimentos de origen animal en
En estos mismos resultados cualitativos, se los niños y niñas de 6 a 23 meses, para suplir
resalta el papel de las abuelas o mujeres no sólo las necesidades proteicas sino además
mayores de las familias como personas de las minerales en especial, las necesidades de
influencia en las prácticas de alimentación hierro, en la presente versión de la ENSIN se
complementaria: midió el indicador número 8 de la OMS - Unicef
(con un ajuste: solo consumo de alimentos
En general se introducen aguas, alimentos o fuentes de hierro, no se incluyen alimentos
preparaciones tradicionales bajo la creencia fortificados). En la tabla 27 se evidencia
de que estos alimentos fortalecen las que solo el 69,3 % de los niños y niñas
defensas o la salud intestinal de los bebés colombianos de 6 a 23 meses consumieron
(Análisis derivado. Desarrollo cualitativo alimentos fuentes de hierro como carnes y
ENSIN 2015). vísceras el día anterior a la Encuesta, es decir

Versión 2 165
que cerca de un 30 % de los niños y niñas adecuada de micronutrientes de los alimentos y
en este rango de edad posiblemente no de otros líquidos diferentes a la leche materna)
lograron cubrir sus necesidades diarias de y la frecuencia de alimentación (un proxi para
este mineral, fundamental para prevenir la el adecuado consumo de energía a partir de
anemia ferropénica y promover un adecuado fuentes diferentes a la leche materna) (38), se
crecimiento y desarrollo. midieron en la presente versión de la ENSIN con
el fin de evaluar la calidad de las dietas que están
“Los que no tienen (…) usan los frutiños, esos recibiendo los niños y niñas colombianos de 6 a
alimentos, o compran puras harinas no usan 23 meses de edad.
alimentos proteicos: la carne, los huevo porque
son más caros, entonces compran salchichón, En la tabla 27, se observa que el 71,8 % de los niños
que no está como intercambio, pero ellos se y niñas de 6 a 23 meses de edad a nivel nacional
van a sentir satisfechos de que como no hay consumían al menos cuatro de siete grupos de
carne le puedo dar eso o hace un caldo de alimentos al día, es decir que contaban con una
hueso” (Cita Entrevista, Actor Institucional, La diversidad dietaria mínima. Para el caso de los niños
Plata. Desarrollo cualitativo ENSIN 2015). y niñas no amamantados, se observó que el 76,5
% tenían una diversidad dietaria mínima, siendo
aproximadamente 9 p.p por encima de la cifra de los
6.1.7.5 FRECUENCIA DE ALIMENTACIÓN niños y niñas amamantados (67,4 %).
CON LECHE PARA LOS NIÑOS QUE
NO SON AMAMANTADOS A nivel global, la Unicef reporta que solo un
tercio (29 %) de los niños y niñas tiene una
Este indicador mide la proporción de niños y diversidad dietaria mínima, condición que por
niñas de 6 a 23 meses de edad no amamantados edades simples evidencia que esta cifra es más
que recibieron al menos 2 tomas de leche al baja en los niños y niñas más pequeños (6 a 11
día. En Colombia, como se muestra en la tabla meses), el grupo de edad en que es más crítica
27, el 84,1 % de los niños y niñas de esta edad una deficiencia de micronutrientes; y a su vez
cumplían con la recomendación, siendo casi un evidenciando que la brecha entre los niños y
16 % que no recibían el mínimo de tomas de niñas más ricos y los más pobres en términos
leche indicadas (38). de diversidad dietaria es muy marcada (47). En
el dato agrupado para la región de América
6.1.7.6 DIVERSIDAD DIETARIA MÍNIMA, Latina y el Caribe es del 73% (47), muy similar a
FRECUENCIA ALIMENTARIA MÍNIMA lo reportado en Colombia en la presente versión
Y DIETA MÍNIMA ACEPTABLE de la ENSIN.

Teniendo en cuenta que la alimentación En cuanto a la frecuencia de la alimentación


apropiada para los niños de 6 a 23 meses es complementaria, evaluada a partir de la
multidimensional (como se ha evidenciado en frecuencia alimentaria mínima, en el 61,1% de
lo descrito previamente), la OMS recomienda los casos, los niños y niñas de 6 a 23 meses de
evaluar tanto la calidad como la cantidad de edad en Colombia consumieron en el día, el
los alimentos ofrecidos a los pequeños. De número mínimo de veces de alimentos sólidos,
esta manera, este organismo refiere que es semisólidos o blandos recomendados (tabla
importante tener un indicador compuesto 27). De acuerdo con la edad y la situación de
que siga la extensión en la cual, múltiples lactancia, se observó que el 58,2 % de los niños
dimensiones de la alimentación adecuada en los y niñas de 6 a 8 meses que eran amamantados
niños y niñas estén siendo cumplidas. consumieron al menos 2 veces al día alimentos
sólidos, semisólidos o blandos, mientras que en el
Es así como el indicador dieta mínima aceptable, caso de los niños y niñas de 9 a 23 meses solo el
está diseñado para combinar estándares de 40,6 % consumieron al menos 3 veces al día este
diversidad dietaria y frecuencia de alimentación tipo de alimentos. Por su parte, el 78,5 % de los
por el estado de amamantamiento. La niños y niñas no amantados de 6 a 23 a meses de
diversidad dietaria (un proxi de la densidad edad consumieron al menos 4 veces alimentos

166 Versión 2
sólidos, semisólidos o blandos dentro de los 33,5 %. En los niños no amamantados de 6 a 23
cuales también se puede incluir 2 tomas de leche. meses de edad se observó un porcentaje mayor
(41,5 %) respecto a los otros grupos (tabla 27). A
A nivel mundial se estima que la mitad (52 %) nivel global se estima que solo 1 de cada 6 niños
de los niños y niñas de 6 a 23 meses de edad y niñas de 6 a 23 meses (16 %) están recibiendo
consumen el número mínimo de comidas al día una dieta mínima aceptable (47), con cifras que
de acuerdo con su edad (47). La Unicef refiere van desde el 3 % hasta el 77 % y en donde 60 de
que, a nivel global, incluso los niños y niñas de los 72 países con datos reportados, tienen cifras
los hogares más ricos, están lejos de recibir una de dieta mínima aceptable por debajo del 50 %
frecuencia alimentaria mínima. En las bases de (41), lo que refleja el alarmante dato mundial y la
datos más actuales de la Unicef que recopilan tendencia nacional.
información entre 2011 y 2017 (41), se observan
porcentajes que van desde el 11,5 % (Sudán Sur) En las gráficas 56 y 57 así como en la tabla
al 94,5 %, (Serbia), y en el caso de América Latina y 28, se muestran el análisis del indicador de
el Caribe se estima que el 78 % de los niños y niñas dieta mínima aceptable por variables de
de 6 a 23 meses tienen una frecuencia alimentaria equidad. Se evidencia que no se presentaron
que cumple con los mínimos de veces. diferencias estadísticamente significativas entre
niños y niñas, ni entre afrodescendientes y la
La dieta mínima aceptable, indicador que categoría sin pertenencia étnica. Los niños
combina la diversidad y la frecuencia, evidenció y niñas sin pertenencia étnica presentaron
que, a nivel nacional, según los resultados de la cifras significativamente más altas (37,4 %)
ENSIN 2015 solo el 36,5 % de niños y niñas de 6 a 23 que los indígenas (24,7 %), cuyo porcentaje de
meses tenía una alimentación complementaria cumplimiento de una dieta mínima aceptable es
que cumplía con un consumo mínimo de un 0,7 veces el porcentaje de cumplimiento de los
grupo alimentos (4 de 7 grupos) así como con individuos sin pertenencia étnica. De acuerdo con
un número mínimo de veces. Sin embargo, es el índice de riqueza, se observó que el cuartil de
aún más desalentadora la cifra para los niños y riqueza alto presentó mayor proporción (46,9 %)
niñas amamantados de 6 a 8 meses, en quienes en comparación con el cuartil más bajo (29,4 %),
se encontró que solo el 27,5 % de ellos tienen por lo tanto, los individuos en el cuartil alto tenían
una dieta mínima aceptable, y para el caso de los una dieta mínima aceptable que es 1,6 veces la
niños y niñas de 9 a 23 meses de edad solo el de los individuos ubicados en el cuartil más bajo.

Gráfica 56. Dieta mínima aceptable por sexo, etnia e índice de riqueza
100

90

80

70
46,9

56
60
42,1
% 50 37,4
37,4 31,2 37,4
36,5 35,6
40 29,4
24,7
30

20

10

0
Hombre Mujer Indígena Afrodescendiente Sin pertenencia Más bajo Bajo Medio Alto
étnica
NACIONAL SEXO ETNIA ÍNDICE DE RIQUEZA

Así mismo, se puede notar que los niños niñas que residen en el área resto (gráfica 57
y niñas de las cabeceras presentaron una y tabla 28). En cuanto a las diferencias por
proporción de dieta mínima aceptable que regiones, se observó que en Bogotá el 49,5 %
fue 1,3 veces la proporción de los niños y de los niños y niñas de 6 a 23 meses de edad

Versión 2 167
contaban con una dieta mínima aceptable, Atlántica que presentó la cifra más baja
cifra significativamente diferente a la región (30,2 %) (gráfica 57).
Gráfica 57. Dieta mínima aceptable por región y concentración de población
100

90

80

57
70
49,5
60
42,1 46,7
% 50
38,6 38,5 38,7
36,5 33,7 32,6
40 30,4 30,3
30,2
30

20

10

0
Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá Cabecera Cabecera Cabecera Cabecera Resto
Amazonía de más de de 100 001 a de 100 000 o
1 000 000 hab. 1 000 000 hab. menos hab.
NACIONAL REGIÓN CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN

Estos análisis cuantitativos que evidencian la 6.1.7.7 CONTINUACIÓN DE LA LACTANCIA


baja calidad de las dietas complementarias y MATERNA AL AÑO Y DOS AÑOS DE VIDA
sus determinantes sociales se relacionan con
algunos hallazgos cualitativos que expusieron Se ha reportado que la leche materna
el precio de algunos alimentos como puede proporcionar la mitad o más de las
determinante que influye en la decisión sobre necesidades energéticas de los niños y niñas
los alimentos complementarios ofrecidos. Por entre los 6 y 12 meses de edad, y un tercio de
lo tanto, se encontró que, por encima de las ellas entre los 12 y 24 meses (38). El Colectivo
frutas o verduras, las familias con bajos ingresos Global para la Lactancia Materna (Global
introducen refrescos en polvo, o embutidos o Breastfeeding Collective), una asociación de
huesos como alimentos complementarios. ONG, instituciones académicas y donantes,
Esta situación no solo afecta a los bebés sino liderados por la Unicef y la OMS, se formó para
a todo el conjunto de hogar. acelerar el progreso de las metas relacionadas
con lactancia materna. Esta iniciativa va más
Otro hallazgo similar de los análisis cualitativos allá de los objetivos de la Asamblea Mundial
evidenció que los bebés en muchos hogares de la Salud, y se pone metas para el 2030
de bajos recursos reciban o no lactancia en alineación con el periodo de tiempo de
materna, comen en su alimentación los ODS (39). Para el caso de los indicadores
complementaria lo mismo que los adultos, de continuación de la lactancia materna,
con algunas variaciones en la consistencia y las metas del colectivo son 80 % para la
tamaño de las porciones. continuación al año de edad y 60 % para la
continuación a los dos años de vida (39).
“¿Esos alimentos que le van a servir?, de Actualmente a nivel global se reporta que
pronto al niño, (…) sino que, es decir, no van la lactancia materna continua a los 12 a 15
a tener para comprar una docena de tomate meses es del 74 % y cae en cerca de un tercio a
de árbol o una docena de moras que le valen los 12 a 23 meses (46 %) (47).
por decir algo 3 000 a 4 000 pesos a un sobre
de Frutiño que les va a valer 1 000 o 1 000 y De acuerdo con los resultados de la ENSIN 2015,
pico. Entonces, ¿qué van a decir ellos?, ¡no!, a nivel nacional el 52,2 % de los niños y niñas
no tengo para comprar eso y me compro entre 12 y 15 meses de edad aún recibían leche
es un Frutiño y les dura toda la semana” materna mientras que a los 20 a 23 meses de vida
(Cita Entrevista, Actor Institución, Fredonia. solo ocurría en el 31,6 % de los casos (tabla 28).
Desarrollo cualitativo ENSIN 2015). Con respecto a la lactancia materna continua al
año de edad en la desagregación por variables

168 Versión 2
de equidad, no se presentaron diferencias Claro porque los niños que no comen pecho
significativas entre niños y niñas, mientras hasta los seis meses, ellos son más enfermitos.
que en el área resto la proporción fue mayor al En cambio, mis dos hijos hasta los dos años y
compararse con la cabecera (48,7 %) (tabla 28). La mi hermana hasta los diez" (Cita grupo focal -
brecha de este indicador revela que la proporción AJC, Bogotá. Desarrollo cualitativo ENSIN 2015).
de lactancia materna al año de vida en el área
cabecera fue 0,8 veces la proporción del área resto.
6.1.7.8 LACTANCIA MATERNA TOTAL
En el caso del índice de riqueza se observó que el
mayor porcentaje de lactancia materna continua Este indicador es una medida proximal del
a los 12 a 15 meses de edad se presentó en el número total de meses en que los niños y niñas
cuartil más bajo (58,4%), mientras que por etnia son amamantados. De hecho, refleja la edad en
fue mayor en los indígenas (78,1 %), frente a los meses en que el 50 % de los niños y niñas de 0
niños y niñas sin pertenencia étnica (51,9 %). a 35 meses no recibieron leche materna durante
Por último, al comparar la cifra nacional (52,2 %) el día anterior a la Encuesta (38).
frente a los datos regionales, se evidenció que las
regiones Orinoquía - Amazonía (71,6 %) y Oriental La gráfica 58 muestra la tendencia de la mediana
(67,4 %) presentaron porcentajes más altos de de la duración total de la lactancia materna
niños y niñas que continuaban recibiendo leche desde la década de los 90’s en Colombia a partir
materna al año. de los reportes de la ENDS y ENSIN, en ella se
observa que hubo un aumento progresivo hasta
Para el caso del indicador de lactancia materna el año 2005 con una mediana de 15,8 meses que
continua a los dos años (20 a 23 meses) no a 2010 tuvo un ligero aumento a 16,0 meses. No
se observaron diferencias estadísticamente obstante, en el año 2015 se puede notar que la
significativas entre las diferentes variables de duración de la lactancia materna total disminuyó,
análisis de equidad (tabla 28). con una mediana de 14,0 meses; cifra que está
muy lejos de la meta mundial establecida en 24
“Si, porque aparte a los seis meses que se les meses o más. Estos resultados indican que los
empieza a complementar con comidas, con niños y niñas en Colombia están recibiendo los
potecas y todo eso, entonces sí, es un buen beneficios de la lactancia materna solo hasta un
beneficio para ellos, para la salud y todo… poco más del año de vida.

Gráfica 58. Mediana de la duración de la lactancia


24 materna total en Colombia, 1995 a 2015

18
15,8 16,0

14,0
13,1

58
11,3
12
MESES

1995 2000 2005 2010 2015

AÑO

1995 a 2000: datos tomados de las versiones anteriores de la ENDS.


2005 y 2010: a partir de las bases de datos de la serie ENSIN se reprocesaron los datos aplicando la misma metodología de estimación permitiendo la
comparación directa con la medición actual del indicador.

Versión 2 169
6.1.7.9 MOTIVOS PARA SUSPENDER Por región como se muestra en la tabla 31, no
LA LACTANCIA MATERNA se presentaron diferencias en la prevalencia
del consumo de arroz o pasta; con respecto
Dentro de los motivos para suspender la a la frecuencia día, esta fue mayor en Bogotá,
lactancia materna que en mayor proporción Central y región Pacífica. Para el consumo de
refirieron las madres de los niños y niñas pan y arepa la mayor prevalencia se encontró
menores de 3 años se encontraron: el niño o en las regiones Bogotá (pan 96,3 %, arepa
niña rehusó (25,8 %), edad de destete (21,3 %), 84,5 %) y Oriental (pan 94,2 %, arepa 88,0 %),
se le acabó la leche a la madre (19,5 %), madre en cuanto a la frecuencia/día estas regiones
enferma/débil (7,0 %), madre trabajando (6,7 %), presentaron una frecuencia mayor en el
cansancio de la madre (3,1 %), niño enfermo/ consumo de pan. La región de Orinoquía -
débil (1,9 %) y quedó embarazada (1,8 %). Amazonía evidenció una menor proporción
de niños y niñas que consumían pan y galletas
(81,4 % y 84,1 %), así mismo, el consumo de
6.2 PRÁCTICAS DE galletas fue menos frecuente comparado con
las demás regiones (0,6 veces/día). En el caso
ALIMENTACIÓN DE INTERÉS EN de las raíces, tubérculos y plátanos las regiones
NUTRICIÓN Y SALUD PÚBLICA con menor prevalencia en el consumo fueron
la Atlántica y Pacífica (92,0 % y 90,7 %) y las
6.2.1 PREVALENCIA DE USO regiones en donde se encontró una mayor
O CONSUMO USUAL DE ALIMENTOS prevalencia y frecuencia en el consumo de
estos alimentos fueron Oriental (97,2 % y 1,1
6.2.1.1 CEREALES, TUBÉRCULOS, veces/día), y Orinoquía - Amazonía (97,8 % y
RAÍCES Y PLÁTANOS 1,2 veces/día).

En Colombia (tabla 29), los niños y niñas de 3 Frente a la concentración poblacional, la


a 4 años a nivel nacional, la mayor prevalencia prevalencia y frecuencia en el consumo de
del consumo y frecuencia/día estuvo dada arroz o pasta fue similar. La prevalencia en el
por el arroz o pasta con un 99,8 % y 1,7 veces/ consumo de pan, arepa y galletas en el área
día respectivamente, seguido de tubérculos y resto es menor comparada con la cabecera
plátanos (94,6 % y frecuencia/día 0,9), pan con total (pan 89,1 %; arepa 76,6 %, galletas 88,2 %)
91,8 % y una frecuencia/día de 0,9 y galletas pero la frecuencia/día fue similar. El consumo de
de 91,4 % y frecuencia/día de 0,8. El consumo raíces, tubérculos y plátanos fue más frecuente
con la menor prevalencia se presentó en el en el área resto comparada con la cabecera
caso de las arepas siendo 81,5 %, con una (0,9 veces/día). Por cuartiles de riqueza no se
frecuencia/día de 0,4. encontraron diferencias en la prevalencia y
frecuencia del consumo de arroz o pasta, pan,
De acuerdo con las variables de equidad, en raíces, tubérculos y plátanos. En cuanto al
la desagregación por sexo de ninguno de consumo de arepa y galletas la prevalencia fue
los alimentos de este grupo se encontraron menor en el cuartil de riqueza más bajo (arepa
diferencias (tabla 29). Con relación a la etnia 76,1 %, galletas 88,6 %) aunque la frecuencia/día
(tabla 30) la prevalencia de consumo de pan, es similar (tabla 32).
arepa, galletas, raíces, tubérculos y plátanos fue
mayor en los niños y niñas sin pertenencia étnica 6.2.1.2 VERDURAS Y FRUTAS
comparada con los indígenas. La frecuencia/día
fue similar por pertenencia étnica en el caso de La prevalencia total de consumo de verduras
las raíces, tubérculos y plátanos. Con relación crudas fue de 64,5 % y de verduras cocidas
al consumo de arroz o pasta y pan fue menos de 68,8 % con una frecuencia día de 0,4 para
frecuente en la población indígena (arroz o pasta cada caso, la de frutas enteras de 88,3 % y la
0,8 veces/día, pan y galletas 0,7 y 0,8 veces/día); frecuencia/día de 0,8. El mayor consumo en
y en el consumo de arepas fue menor en la este grupo estuvo dado por las frutas en jugo
población afrodescendiente (0,2 veces/día). con el 91,3% y una frecuencia/día de 1,2.

170 Versión 2
Por sexo no se encontraron diferencias en Con respecto a la pertenencia étnica, los
la prevalencia y frecuencia/día en ninguno niños y niñas indígenas tenían una menor
de los alimentos de esta categoría (tabla prevalencia y frecuencia en el consumo de
29). Los resultados de la prevalencia por leche (83,6 % 0,8 veces/día) y prevalencia de
región en el consumo de frutas enteras y productos lácteos (75,1 %) comparado con la
en jugo muestran que en la región Bogotá población afrodescendiente y sin pertenencia
el consumo fue mayor comparado con las étnica en donde la prevalencia del consumo
demás regiones. Las regiones que tenían de leche fue de 95 % y de productos lácteos
menor prevalencia en el consumo de frutas alrededor del 91 %, con un consumo más
enteras, verduras crudas y verduras cocidas frecuente para la población sin pertenencia
son las regiones Atlántica, Pacífica, Orinoquía étnica (leche 1,4 veces/día; productos lácteos
- Amazonía, sin embargo, su frecuencia/día 0,7 veces/día) (tabla 30).
fue similar a las demás regiones, excepto en
la región Orinoquía - Amazonía en donde En cuanto a la prevalencia en el consumo
no fue posible realizar comparaciones de la de leche (líquida o en polvo) sola o en
frecuencia/día de verduras crudas y cocidas preparaciones, se observó que 9 de cada
y frutas en jugo dado los errores muestrales. 10 niños y niñas entre 3 y 4 años en todas las
Se hace evidente en general, que el consumo regiones la consume. Respecto a la frecuencia/
de frutas enteras y en jugo fue mayor y más día, las regiones en donde el consumo fue
frecuente que el consumo de verduras crudas menos frecuente fueron la región Atlántica,
y cocidas en los niños y niñas de 3 a 4 años en Pacífica, y Orinoquía - Amazonía siendo entre
todas las regiones (tabla 31). 1,1 y 1,2 veces/día, comparado con las demás
regiones. El consumo de productos lácteos
Por concentración de población la prevalencia (queso, kumis, yogurt, queso crema o suero
en el consumo tanto de verduras como de costeño) fue menos prevalente y frecuente en
frutas fue mayor en la cabecera, comparada la región Orinoquía - Amazonía comparado con
con el área resto. La frecuencia de consumo las regiones Pacífica, Oriental, Atlántica, Central
día fue similar entre las dos categorías, excepto y Bogotá, en donde, con respecto a esta última
para las frutas en jugo en donde la frecuencia existe una diferencia de 22 p.p. (tabla 31). Por
del área cabecera fue mayor (1,3 veces/día vs área, la prevalencia y frecuencia de consumo de
0,9 veces/día) (tabla 32). leche y productos lácteos fue menor en el área
resto comparado con la cabecera, con mayor
Con relación al índice de riqueza, la menor diferencia en el consumo de productos lácteos
prevalencia en el consumo de verduras crudas y (resto 82,4 % y 0,4 veces/día vs cabecera 93,6 %
cocidas y frutas enteras o en jugo se encontró en y 0,7 veces/día) (tabla 32).
el cuartil de riqueza más bajo. En el caso de las
verduras cocidas la diferencia en la prevalencia Por cuartil de riqueza, el consumo leche y
superó los 20 puntos porcentuales frente al productos lácteos fue menor y menos frecuente
cuartil alto (60,3 % vs 80,3 %). Así mismo las en el cuartil de riqueza más bajo respecto a los
frutas en jugo fueron consumidas con mayor cuartiles de riqueza medio y alto. La prevalencia
frecuencia y por una mayor proporción de la y frecuencia/día del consumo de leche en el
población ubicada en el cuartil de riqueza alto cuartil más bajo fue de 91,7 % y 1,2 veces/día vs
comparado con el cuartil más bajo (tabla 33). 97,2 % y 1,7 veces/día en el cuartil alto y para los
productos lácteos en el cuartil alto 96,4 % y 0,9
6.2.1.3 LECHE Y PRODUCTOS LÁCTEOS veces/ días y para el cuartil más bajo 83,9 % y 0,5
veces/día (tabla 33).
La prevalencia del consumo de leche fue
de 94,2 % y la frecuencia/día de 1,4, la de 6.2.1.4 CARNES, HUEVOS
quesos y otros productos lácteos de 90,4 % Y LEGUMINOSAS SECAS
y la frecuencia/día de 0,6. Por sexo no se
encontraron diferencias en la prevalencia y La prevalencia nacional de consumo de
frecuencia/día (tabla 29). carnes de res, ternera, cerdo, chigüiro, conejo,

Versión 2 171
cabro, curí, en los niños y niñas de 3 a 4 años mayor comparada con los afrodescendientes
fue de 90,5 % y la frecuencia/día de 0,4; la de (23,3 % y 0,04 veces/día). En el consumo de
pollo o gallina de 93,4 % y la frecuencia/día granos secos o leguminosas la prevalencia
0,4; la de pescados o mariscos de 63,1 % y la fue menor en la población indígena (88,9 %) y
frecuencia/día de 0,1; la de huevos de 97,0 % no se presentaron diferencias en la frecuencia
y la frecuencia/día de 0,8; la de morcilla o de consumo (tabla 30).
vísceras de 32,1 % y la frecuencia/día de 0,1;
la de granos secos o leguminosas de 94,8 % Los resultados por región (tabla 31) muestran
y la frecuencia/día 0,5. Solo se encontraron que una menor proporción de los niños y
diferencias por sexo para la prevalencia del niñas de 3 a 4 años en las regiones Central,
consumo de carne de res, ternera, cerdo, Atlántica y Orinoquía - Amazonía consumía
chigüiro, conejo, cabro, curí, en donde los huevo comparado con las demás regiones,
niños mostraron un 88,4 % de consumo sin embargo, la frecuencia fue similar excepto
vs 92,7 % de las niñas, sin diferencias en la en la región Atlántico con 0,6 veces/día lo
frecuencia/día (tabla 29). que equivale a un consumo de 4 veces por
semana comparado con 6 veces/semana en
Con respecto a la pertenencia étnica como las demás regiones. En cuanto al consumo
se muestra en la tabla 30, no se encontraron de pollo o gallina la mayor prevalencia se
diferencias en la prevalencia de consumo de encontró en la región Bogotá con 97,8 % y la
huevo, pero en la población indígena se menor en la región Central (89,1 %), la menor
observó una menor frecuencia de consumo (0,6 frecuencia/día se presentó en las regiones
veces/día) lo que equivaldría aproximadamente Central y Orinoquía - Amazonía (0,3 veces/
a 4 veces a la semana comparado con la población día). El consumo de carne de res y otras carnes
sin pertenecía étnica y afrodescendientes (0,8 fue más prevalente y frecuente en la región
veces/día), es decir casi 6 veces a la semana. Oriental (96,0 % y 0,6 veces/día) y menos
En cuanto al consumo de carne de res, ternera, prevalente y frecuente en la región Pacífica
cerdo, chigüiro, conejo, cabro, curí, y de pollo (83,3 % y 0,3 veces/día).
o gallina este fue mayor en la población sin
pertenencia étnica. Es así como, con respecto al Respecto al consumo de pescados y
consumo de pollo o gallina la diferencia entre la mariscos se encontró una mayor prevalencia
población sin pertenencia e indígenas fue de 7,7 y frecuencia de consumo en la región
p.p. y para el caso de carne de res y otras carnes Orinoquía - Amazonía (87,6 % y 0,3 veces/día)
comparado con afrodescendientes de 8,6 p.p. superando en más de 12 puntos porcentuales
a las demás regiones. En el caso de morcilla y
No se encontraron diferencias en la frecuencia/ vísceras no se encontraron diferencias entre la
día en el consumo de pollo o gallina, pero en prevalencia por región y el promedio nacional
carne de res y otras carnes el consumo en la (32,1 %) y la frecuencia de consumo fue similar
población sin pertenecía étnica fue mayor con 1 a 3 veces/mes. No se encontraron
(0,5 veces/día) comparado con la población diferencias en el consumo de granos secos o
indígena y afrodescendiente (0,3 veces/día). leguminosas por región (tabla 31).

En el caso de pescados y mariscos los niños Por concentración poblacional no se


y niñas afrodescendientes presentaron una encontraron diferencias en la prevalencia y
mayor prevalencia y frecuencia de consumo frecuencia de consumo de huevo, carne de
comparado con el grupo sin pertenencia étnica res y otras carnes, granos secos o leguminosas.
con 61,5 % y 0,1 veces/día, lo que equivale a En cuanto al consumo de pollo o gallina
un consumo de menos de 1 vez por semana y pescados o mariscos, la prevalencia y
comparado con 2 veces a la semana en los frecuencia de consumo fue menor en el área
afrodescendientes. Respecto al consumo de resto comparado con la cabecera (tabla 32).
morcilla y vísceras, aunque la prevalencia en el
grupo sin pertenencia étnica no superó el 33 Por cuartil de riqueza no se evidenciaron
por ciento, la prevalencia y frecuencia/día es diferencias en el consumo de huevo, morcilla o

172 Versión 2
vísceras; granos secos o leguminosas. En el caso sexo no se encontraron diferencias (tabla 29).
de la carne de res y otras carnes; pescados o Los resultados por pertenencia étnica
mariscos la prevalencia fue menor en el cuartil muestran que la población indígena de 3
más bajo (83,3 % y 61,2 %) comparado con a 4 años tenía una menor prevalencia en el
el cuartil alto (93,0 % y 73,8 %) y con el cuartil consumo de golosinas o dulces (69,1 %) y
medio en la prevalencia de consumo de pollo panela, azúcar y miel (86,9 %) comparado
o gallina (cuartil más bajo 90,2 %; cuartil medio con los niños y niñas afrodescendientes y sin
97,6 %). La frecuencia de consumo fue similar pertenencia étnica. Respecto a la frecuencia/
por cuartiles excepto en el caso del pollo en día en el consumo de panela, azúcar y miel
donde la frecuencia/día del cuartil más bajo es no se encontraron diferencias, pero en el
menor respecto a los demás (tabla 33). consumo de golosinas o dulces en los niños
y niñas de 3 a 4 años afrodescendientes es
6.2.1.5 GRASAS mayor (1 vez/día) comparado con los grupos
sin pertenencia étnica e indígenas con 0,7
La prevalencia de consumo de mantequilla veces/día y 0,4 veces/día respectivamente.
(tabla 29), crema de leche o manteca de En cuanto a la prevalencia de consumo
cerdo en el grupo de 3 a 4 años fue de de gaseosas, té y refrescos no light no se
28,7% y la frecuencia/día de 0,2. Por sexo no encontraron diferencias entre los grupos, sin
se encontraron diferencias. Con respecto a embargo, estas fueron consumidas en menor
la pertenencia étnica no se evidenciaron frecuencia en la población indígena (0,2
diferencias en la prevalencia de consumo veces/día) (tabla 30).
entre los niños y niñas afrodescendientes
y sin pertenencia étnica, sin embargo, la Por región se observó que el consumo de
frecuencia de consumo fue menor en la panela, azúcar o miel fue más frecuente en
población afrodescendiente (0,1 veces/ la región Central (2,2 veces/día). En cuanto a
día). Para la población indígena no fue las golosinas o dulces una mayor proporción
posible realizar la comparación dado que de la población de 3 a 4 años de la región
la estimación no tiene suficiente precisión Bogotá los consumían, encontrándose una
(tabla 30). prevalencia de 94,2 %, siendo en esta misma
región en donde se consumían con mayor
Por región se observó que la mayor frecuencia (0,9 veces/día). El consumo de
prevalencia y frecuencia de consumo de gaseosa, té y refrescos fue similar entre las
mantequilla, crema de leche o manteca regiones (tabla 31).
de cerdo se encontró en la región Central
con 40,8 % y 0,3 veces/día. Por índice de En cuanto a la concentración de población, no
riqueza se presentó una mayor prevalencia se encontraron diferencias en la prevalencia y
y frecuencia de consumo en el cuartil alto frecuencia de consumo de panela, azúcar o
(46,5 % y 0,3 veces/día) comparado con los miel. El área resto comparada con la cabecera
demás cuartiles. En este grupo de edad la presentó una menor prevalencia y frecuencia/
prevalencia y frecuencia/día se ubicó con día en el consumo de golosinas o dulces
mayor predominio en el área cabecera siendo (81,9 % y 0,6 veces/día vs. 91,1 % y 0,8 veces/
14,5 p.p. superior al área resto y con una día) y gaseosa, té y refrescos (69,0 % y 0,3
frecuencia de 0,2 veces/día (tabla 33). veces/día vs. 78,9 % y 0,5 veces/día) (tabla 32).

6.2.1.6 AZÚCARES Por cuartil de riqueza no se encontraron


diferencias en la frecuencia/día del consumo
La prevalencia del consumo de panela, azúcar de panela, azúcar y miel; golosinas o dulces;
o miel en el grupo de 3 a 4 años fue de 94,5 % gaseosa, té y refrescos. La prevalencia de
y la frecuencia/día de 1,9, la de golosinas o consumo de panela, azúcar y miel fue similar
dulces de 88,5 % y la frecuencia/día de 0,7, dado los cuartiles de riqueza, sin embargo,
la de gaseosas, té y refrescos de 76,1 % y la el consumo tanto de golosinas o dulces
frecuencia/día de 0,4. En la desagregación por como de gaseosa, té y refrescos fue menos

Versión 2 173
prevalente en el cuartil más bajo (85,0 % y Por concentración poblacional, la prevalencia
74,1%) comparado con los demás cuartiles y frecuencia/día en la realización de las
(tabla 33). prácticas de uso del salero en la mesa y
consumir comidas preparadas en la casa
para ser consumidas por fuera, no fue posible
6.2.2 PRÁCTICAS ASOCIADAS realizar comparaciones entre los grupos
A LA ALIMENTACIÓN, DE INTERÉS teniendo en cuenta los errores muestrales.
PARA LA NUTRICIÓN PÚBLICA Con respecto a la práctica de consumo de
alimentos en la calle fue menos prevalente
La prevalencia de la práctica de uso de salero en el área resto comparado con la cabecera
en la mesa en los niños y niñas de 3 a 4 años (16,4 % vs. 28,4 %), la frecuencia de realización
fue de 5,6 % y su frecuencia/día de 0,05, lo fue similar. Así mismo una mayor proporción
que equivaldría a 1,5 veces al mes, siendo y frecuencia de la población de la cabecera
una práctica muy poco frecuente en este expuso utilizar pantallas mientras consumía
grupo, al igual que el consumo de alimentos alimentos (66,4% y 1 vez/día vs 46,2 % y 0,6
en la calle con la misma frecuencia/día veces/día) (tabla 32)
presentándose en 25,0 % de la población.
La prevalencia de llevar las comidas Por índice de riqueza (tabla 33) para la práctica
preparadas en la casa para ser consumidas de uso de salero en la mesa no fue posible
por fuera fue de 7,8 % y una frecuencia/ realizar comparaciones de la prevalencia y
día de 0,1 es decir 1,5 veces cada 15 días. frecuencia/día entre los grupos por precisión
La práctica más prevalente está relacionada en las estimaciones. Respecto a la práctica
con el uso de pantallas, en donde 6 de cada de consumir comidas preparados en la casa
10 niños comía mientras utilizaba algún en el trabajo o lugar de estudio, la mayor
tipo de pantalla, con una frecuencia de 0,9 prevalencia se presentó en el cuartil alto
veces/día. En la desagregación por sexo no con 21,0 %, seguido por el cuartil medio con
se encontraron diferencias (tabla 29). 10,8 %. En cuanto al consumo de alimentos
en la calle, se identificó como una práctica
Con respecto a la pertenencia étnica y menos prevalente en los cuartiles más bajo
región, la prevalencia y frecuencia/día en la y alto con 18,4 % y 20,2 % respectivamente
realización de las prácticas de uso del salero a diferencia de los cuartiles bajo y medio en
en la mesa y consumir comidas preparadas donde la prevalencia fue alrededor del 32 %;
en la casa para ser consumidas por fuera, no la frecuencia/día de esta práctica fue menor
fue posible realizar comparaciones entre los en el cuartil más bajo. La práctica de comer
grupos dado los errores muestrales. En cuanto mientras se utiliza alguna pantalla se presentó
a la prevalencia y frecuencia de la práctica de con menor prevalencia y frecuencia/día en el
consumo de alimentos en la calle (puestos cuartil más bajo comparado con los demás
ambulantes) de las estimaciones posibles de cuartiles de riqueza (52,2 % y 0,8 veces/día).
análisis, no se presentaron diferencias por
pertenencia étnica ni por región, excepto en 6.2.3 OTROS CONSUMOS NO
las regiones Atlántica y Amazonía - Orinoquía AGRUPADOS, DE INTERÉS PARA LA
en donde la prevalencia fue menor con NUTRICIÓN PÚBLICA
17,5 % y 17,9 % respectivamente. En cuanto
al consumo de alimentos mientras se utiliza Entre los otros consumos no agrupados de
algún tipo de pantalla, la prevalencia y interés, se presenta la prevalencia del consumo
frecuencia/día fue considerablemente menor de alimentos fritos, la cual en la población de
en la población indígena con 32,9 % y 0,4 3 a 4 años fue de 90,7 % y la frecuencia/día
veces/día, comparado con los niños y niñas de 0,5 lo que equivale a 3,5 veces/semana; el
sin pertenencia étnica (61,4 % y 0,9 veces/día) consumo de alimentos de paquete, el cual
y afrodescendientes (67,1 % y 1,2 veces/día). fue de 80,0 % con una frecuencia/día de 0,4
Por región no se presentaron diferencias en la (3 veces/semana) y alimentos de comida
prevalencia y frecuencia/día (tabla 30 y 31). rápida consumidos por el 46,3 % y frecuencia/

174 Versión 2
día de 0,1, es decir 1,5 veces en 15 días. En la área resto; la frecuencia/día fue similar por
desagregación por sexo no se encontraron área para alimentos de paquete.
diferencias (tabla 29).
Por índice de riqueza se observó que la
Los resultados por etnia mostraron que la población de 3 a 4 años clasificada en el cuartil
prevalencia en el consumo de alimentos de riqueza más bajo consumía en menor
de comida rápida fue mayor en los niños proporción comidas rápidas, alimentos de
y niñas sin pertenencia étnica que en los paquete y alimentos fritos comparado con
afrodescendientes con 49,0 % y 37,0 % los demás cuartiles, en donde el consumo
respectivamente. La frecuencia/día fue de estos alimentos fue mayor. Esta diferencia
similar en ambos grupos. No fue posible fue más evidente para el caso de comidas
realizar comparaciones con la población rápidas donde el 26,8 % de la población en
indígena dado que la estimación no tiene cuartiles más bajos de riqueza consumía
suficiente precisión. El consumo de alimentos este tipo de alimentos vs. 62,1 % del cuartil
de paquete fue similar entre los niños y alto. La frecuencia/día en el consumo de
niñas sin pertenencia étnica y población estos alimentos no presentó diferencias por
afrodescendiente, siendo en los dos casos cuartiles (tabla 33).
una proporción muy superior a la encontrada
en el consumo de indígenas; la frecuencia
día fue superior en afrodescendientes,
6.3 INGESTA DIETÉTICA POR
representando un consumo de 4 veces a la RECORDATORIO 24 HORAS
semana. En el caso de los alimentos fritos el
consumo fue mayor por parte de la población 6.3.1 CEREALES, TUBÉRCULOS,
sin pertenencia étnica (91,3 %) y la frecuencia/ RAÍCES Y PLÁTANOS
día fue similar entre los grupos (tabla 30).
Entre los 40 alimentos más consumidos por la
Por regiones la mayor prevalencia en el población de 1 a 4 años, de acuerdo con los
consumo de alimentos de comida rápida se alimentos reportados en el recordatorio de 24 horas
encontró en la región Bogotá con un 66,2 %, sin incluir preparaciones, una cantidad importante
sin embargo, la frecuencia día fue similar en se encontró en el grupo de cereales, tubérculos,
todas las regiones (tabla 31). En cuanto al raíces y plátanos, entre estos el arroz ocupando
consumo de alimentos de paquete, estos el primer lugar con una cantidad promedio
fueron consumidos en menor proporción y consumida de 58,7 gramos, en tercer lugar la papa
frecuencia por la población de la región de con 111 gramos en promedio, en octavo lugar el
Orinoquía -Amazonía con 64,5 % y 0,2 veces/ pan con 51,5 gramos en promedio, el plátano en
día, la mayor frecuencia/día se encontró en la noveno lugar con 83,1 gramos; seguidos entre los
región Atlántica con 0,6. Los alimentos fritos lugares 11 y 35 en su orden galletas - 11, pasta - 19,
presentaron un consumo más prevalente y otros derivados de cereales - 20, maíz - 21, arepa
frecuente en la región Central con 93,0 % y - 29, yuca - 34 y avena – 35. En la desagregación
0,6 veces/día sin diferencias con las demás por sexo los cereales de mayor consumo tuvieron
regiones excepto con la región Orinoquía el mismo comportamiento, sin diferencias en la
- Amazonía en donde la prevalencia y proporción de la población que los consumió.
frecuencia/día fue menor con 81,4 % y 0,4 Respecto a la cantidad promedio solo se encontró
veces/día. diferencias en el consumo de pan, siendo mayor
en los niños respecto a las niñas con 62,3 y 54,8
Como se muestra en la tabla 32, por gramos respectivamente (tabla 34).
concentración de población, no se
encontraron diferencias en la prevalencia y Por concentración de población de acuerdo
frecuencia/día en el consumo de alimentos a la tabla 35 se encontraron diferencias en el
fritos, mientras que el consumo de comidas consumo promedio de arroz siendo mayor
rápidas y alimentos de paquete fue más en el área resto (66,3 gramos) comparado
prevalente en la cabecera comparada con el con la cabecera (55,4 gramos); en el caso del

Versión 2 175
pan, galletas y otros derivados de cereales la consumidos en una proporción similar en
proporción de consumo fue mayor en los niños todos los grupos, sin embargo, en la población
y niñas que habitaban en el área cabecera con clasificada en el cuartil más bajo la cantidad
cantidades promedio consumidas similares; la promedio consumida de plátano fue mayor
yuca tuvo un consumo promedio similar pero respecto a los cuartiles bajo y alto y de pasta
una proporción de consumo mayor en el área mayor respecto al cuartil medio. En el caso de la
resto con 19,9 % comparado con 12,6 % en la yuca no se ubicó en los 40 alimentos de mayor
cabecera. consumo en el cuartil alto, sin embargo, en el
cuartil más bajo se encontró en el lugar 24 con
Como se evidencia en la tabla 36, los resultados una proporción de consumo mayor respecto a
por etnia muestran que, aunque el arroz fue los demás cuartiles con 19,2 % y una cantidad
el alimento de mayor consumo en todos los promedio consumida similar a los cuartiles bajo
grupos, los niños y niñas que se autoreconocen y medio con 54 gramos.
como afrodescendientes lo consumieron en
una mayor proporción y cantidad promedio Por región se observa que el arroz fue el alimento
con 92,6 % y 74,8 gramos comparado con la de mayor consumo en todas las regiones,
población sin pertenencia étnica; la población excepto en la Oriental en donde ocupó el
indígena mostró una proporción de consumo segundo lugar y la proporción fue menor al
similar a la población sin pertenencia étnica promedio nacional. La cantidad promedio
pero una cantidad promedio consumida consumida fue mayor en la región Atlántica
mayor. El pan y las galletas en todos los con 78,5 gramos comparado con el promedio
grupos estuvieron entre los primeros doce nacional (58,7 gramos), en las regiones Central
alimentos de mayor consumo, sin embargo, y Orinoquía- Amazonía la cantidad promedio
fueron consumidos en menor proporción por consumida fue menor con 52,3 y 45,6 gramos
la población indígena con 32,6 % y 33,7 % respectivamente. Es importante tener en cuenta
por cada alimento; la cantidad promedio que en la categoría de arroz solo se incluyó
consumida fue similar. En el caso de la el arroz como ingrediente, no se incluyeron
arepa fue consumida en mayor proporción preparaciones estandarizadas de arroz con otros
y cantidad promedio por la población sin ingredientes.
pertenencia étnica con 17,0 % y 57,4 gramos.
Es importante mencionar que esta categoría El plátano fue consumido en mayor proporción
se refiere al alimento ya preparado, en caso en la región Orinoquía- Amazonía y menos
contrario el maíz ingrediente principal de consumido en las regiones Bogotá y Oriental;
esta y otras preparaciones se reportó entre la cantidad promedio consumida fue menor
los quince alimentos más consumidos por en la Oriental (56 g) y Bogotá (59,4 g) y mayor
la población indígena, con una proporción en la Atlántica (110,7 g). En el caso de la papa
mayor y una cantidad consumida similar en fue consumida por una mayor proporción de
relación con la población afrodescendiente y la población en las regiones Central y Oriental
una proporción similar y cantidad consumida con 74,9 % y 77,6 % respectivamente. En las
mayor respecto a la población sin pertenencia regiones Bogotá y Oriental cerca de 6 de
étnica. cada 10 personas consumieron pan, mientras
que en las regiones Atlántica y Central solo
Con relación al índice de riqueza (tabla 37), 4 de cada 10; aun así, la cantidad promedio
se observó que el arroz fue el alimento de consumida fue similar (tabla 38).
mayor consumo en todos los grupos, con una
cantidad promedio consumida mayor en los 6.3.2 VERDURAS Y FRUTAS
cuartiles más bajo y bajo de 68,8 y 56,6 gramos
respectivamente. El consumo de pan, galletas y En la población de 1 a 4 años, de acuerdo con
papa fue menor en la población clasificada en los alimentos reportados en el recordatorio
el cuartil más bajo comparado con los cuartiles de 24 horas sin incluir preparaciones, en los
bajo y medio; la cantidad promedio consumida alimentos de mayor consumo se encontraron
fue similar. El plátano y la pasta fueron entre los primeros 15 alimentos la cebolla -6,

176 Versión 2
el tomate -10 y la zanahoria -12, seguidos por En cuanto a la habichuela y zanahoria fueron
la habichuela y la arveja verde en los lugares consumidas por una menor proporción de la
26 y 35, la cantidad promedio consumida población de la región Atlántica y mayor en las
estuvo entre 13 y 27 gramos. Las frutas más regiones Central, Bogotá y Oriental comparado
consumidas se encontraron entre los lugares 28 con el promedio nacional; las demás frutas
y 40, estas fueron el banano -28, mango – 33, y verduras de mayor consumo tuvieron un
tomate de árbol - 38 y manzana - 40, con una comportamiento similar por región. En el caso
cantidad promedio entre 55 y 106 gramos. del mango y banano fueron frutas que no se
En la desagregación por sexo las frutas y encontraron entre los 40 alimentos de mayor
verduras de mayor consumo tuvieron el mismo consumo en la región de Orinoquía – Amazonía
comportamiento, sin diferencias en la cantidad y habichuela en el caso de la región Atlántica
promedio consumida, ni en la proporción de la (tabla 38).
población que las consumió (tabla 34).
6.3.3 LECHE Y PRODUCTOS LÁCTEOS
Frente a la concentración poblacional, se
encontró que la cabecera presentó un De acuerdo con los alimentos reportados
consumo similar respecto al área resto en en el recordatorio de 24 horas sin incluir
las frutas y verduras de mayor consumo, preparaciones, la leche y los lácteos que se
excepto en arveja verde y banano en donde la encontraron en los 40 alimentos de mayor
proporción fue mayor y la cantidad promedio consumo fueron la leche líquida, queso, leche
consumida de cebolla menor (tabla 35). Con de vaca en polvo en los lugares 7, 16 y 18, con
respecto a la pertenencia étnica se observó una cantidad promedio consumida de 286,3 g,
que la población sin pertenencia étnica fue 30,2 g y 26,1 g respectivamente; seguido por
la que reportó un consumo mayor de frutas y leches fermentadas (kumis y yogurt) en el lugar
verduras; encontrándose una proporción de 33 con 169,5 g y bebidas lácteas en el lugar 40
consumo mayor de zanahoria comparado con 165,9 g. En la desagregación por sexo no se
con la población indígena y afrodescendiente encontraron diferencias (tabla 34).
y de tomate y banano comparado con la
población indígena. No se encontraron entre Con respecto a la pertenencia étnica se observó
los 40 alimentos de mayor consumo el banano, que en la población que se autorreconoció como
arveja verde y manzana en la población indígena, la proporción y cantidad promedio
afrodescendiente y el mango, arveja verde, consumida de leche de vaca líquida fue menor
tomate de árbol y manzana en la población respecto a la población sin pertenencia étnica
indígena (tabla 36). con 26,7 % y 211,2 gramos y 56,3 % y 290,1
gramos respectivamente; así mismo una
Por cuartil de riqueza, se observó que cantidad promedio consumida menor de leche
de las frutas y verduras que se ubicaron de vaca en polvo respecto a la población sin
entre los primeros 40 alimentos, las que se pertenencia étnica y afrodescendiente con 16,7
consumieron en igual proporción y cantidad gramos vs. 26,5 y 28,6 gramos respectivamente.
promedio fueron tomate y zanahoria. En la El consumo de bebidas lácteas y leches
población clasificada en el cuartil más bajo fermentadas fue similar entre la población
se consumió en menor proporción cebolla, afrodescendiente y sin pertenencia étnica;
habichuela y banano comparado con los en la población indígena estos alimentos no
demás cuartiles. En el cuartil alto el tomate de se ubicaron entre los alimentos de mayor
árbol no se encontró entre los 40 alimentos consumo. No se observaron diferencias por
de mayor consumo (tabla 37). etnia en el consumo de queso (tabla 36).

Los resultados por región muestran que en la Por cuartil de riqueza (tabla 37), se observó que
región Bogotá se encontró una menor cantidad la leche de vaca líquida se ubicó entre el lugar
promedio consumida de banano (82,7 gramos) 5 y 10 de los alimentos de mayor consumo
y una mayor cantidad consumida de habichuela en todos los cuartiles, con una proporción de
(28,2 gramos) comparado con el dato nacional. la población menor en el cuartil más bajo y

Versión 2 177
una cantidad promedio consumida similar. En enlatados (embutidos) en el lugar 25 con
el cuartil de riqueza alto se observó que una 48,2 g en promedio y en el lugar 26 las mezclas
mayor proporción de población consumió vegetales con una cantidad promedio
queso respecto a la población en el cuartil más consumida de 23 g. En la desagregación por
bajo con 45,8 % vs. 27,6 % respectivamente. sexo, los alimentos de mayor consumo de este
La leche en polvo fue consumida en menor grupo se comportaron de manera similar, sin
cantidad promedio en el cuartil más bajo con 18 diferencias en la proporción de la población
gramos/día comparado con los demás cuartiles que los consume, ni en la cantidad promedio.
en donde el consumo supero los 25 gramos.
Las leches fermentadas y bebidas lácteas no Por concentración de población no se
estuvieron entre los 40 alimentos de mayor encontraron diferencias en la proporción
consumo en el cuartil más bajo, sin embargo, y cantidad promedio consumida de carne
fueron consumidas en una proporción y de res y mezclas vegetales (tabla 35). La
cantidad promedio similar entre los cuartiles proporción y cantidad promedio consumida
bajo, medio y alto. de carne de pollo y huevo fue menor en el área
resto comparado con la cabecera con 32,2 %
Los resultados por región muestran que el y 62,4 g y 56,6 % y 48,6 g respectivamente.
consumo de leche líquida fue menor en las En el caso de los productos cárnicos no
regiones Orinoquía – Amazonía y Pacífica con enlatados (embutidos) una mayor proporción
42,2 % y 39,5 % respectivamente y mayor en las del área cabecera los consumió con 22,5 % vs.
regiones Bogotá y Oriental con 75,1 % y 64,2 % 11,0 % en el área resto, sin diferencias en la
comparado con el dato nacional (53 %). En cuanto cantidad promedio.
al consumo de leche de vaca en polvo, la menor
proporción se encontró en las regiones Bogotá y Los resultados por índice de riqueza (tabla 36)
Oriental y mayor en la región Central, la cantidad muestran que el consumo de carne de res fue
promedio consumida fue menor en la región de similar, mientras que la carne de pollo, huevo
Orinoquía – Amazonía con 14,5 gramos respecto y productos cárnicos fueron consumidos
al promedio nacional (26,1 gramos). En el caso del por una menor proporción de la población
queso fue consumido por una mayor proporción clasificada en el cuartil más bajo con 32,6 %,
de la población de la región Atlántica y menor de 53,9 % y 13,1 % respectivamente. Así mismo
las regiones Pacífica y Orinoquía - Amazonia. Las las mezclas vegetales fueron consumidas en
leches fermentadas y las bebidas lácteas fueron mayor proporción por población del cuartil
consumidas en mayor proporción por la población más bajo y bajo; este alimento no se encontró
de la región Bogotá (22,4 % y 17,3 %) comparado entre los 40 de mayor consumo en el cuartil
con el dato nacional (15,2 % y 11,1 %) con una alto. En el cuartil más bajo se ubicaron en los
cantidad promedio similar (tabla 38). lugares 36, 38 y 40 el pescado, fríjol y lenteja
con una cantidad promedio de 116,5 g, 26,6 g
y 26,5 g; estos alimentos no se encontraron
6.3.4 CARNES, HUEVOS entre los 40 de mayor consumo en los demás
Y LEGUMINOSAS SECAS. cuartiles.

De acuerdo a los alimentos reportados Los resultados por región muestran que el
en el recordatorio de 24 horas sin incluir huevo fue uno de los alimentos de mayor
preparaciones, los alimentos del grupo de consumo en todas las regiones, sin embargo,
las carnes, huevos y leguminosas que se se observó que la región con menor
encontraron en los 40 alimentos de mayor proporción de población que lo consumía fue
consumo (tabla 34) fueron el huevo en sexto la Atlántica con 45,0 % y en mayor proporción
lugar con una cantidad promedio de 52,5 g; en la región Bogotá con 75,3 % comparado
carne de res y carne de pollo en los lugares con el dato nacional (60,5 %). La carne de pollo
13 y 14 con una cantidad consumida de fue consumida en menor proporción en la
51,4 g y 72,5 g respectivamente; seguidos región Central (31,7 %) y en mayor proporción
por productos cárnicos procesados - no la región Bogotá (53,8 %) comparado con

178 Versión 2
el promedio nacional (39,0 %). La región con una cantidad promedio consumida de
Oriental presentó la mayor proporción de 15 g; las bebidas carbonatadas en el lugar
consumo de carne de res con 50,6 % y menor 23 con una cantidad promedio de 195,1 g;
cantidad promedio consumida de productos en el lugar 24 el agua de panela con 277 g
cárnicos con 34,5 g vs. 48,2 g a nivel nacional. y dulces y postres en el lugar 32 con 66 g.
En la región Pacífica se observó una menor En la desagregación por sexo, los alimentos
proporción de la población que consumía de mayor consumo de este grupo tuvieron
carne de res (31,6 %) y mezclas vegetales el mismo comportamiento, sin diferencias
(13,9 %) (tabla 38). en la cantidad promedio consumida y la
proporción de la población que los consume.

6.3.5 GRASAS Los resultados por concentración de población


muestran que en este grupo no se encontraron
En cuanto a las grasas, se ubicaron entre los diferencias en el consumo de chocolate,
40 alimentos de mayor consumo el aceite azúcar, dulces y chocolates industrializados.
vegetal en segundo lugar, con cerca del En cuanto a bebidas carbonatadas, dulces y
75 % de la población que reportó haberlo postres la cantidad promedio consumida fue
consumido el día anterior a la Encuesta, con similar, sin embargo, la población del área
un consumo promedio de 8,4 gramos/día y la cabecera presentó un mayor consumo que la
margarina en el lugar 38 con una proporción población del área resto con 22,5% y 17,6%
de 11,4 % y una cantidad promedio respectivamente. El consumo de panela y
consumida de 3,4 gramos/día (tabla 34). Es agua de panela fue mayor en el área resto
importante tener en cuenta que en el análisis comparado con la cabecera (tabla 35).
no se incluyeron preparaciones las cuales
pueden aportar cantidades adicionales y Con respecto a la pertenencia étnica se
otras fuentes de grasa. En la desagregación encontró que el azúcar, agua de panela
por sexo y por concentración de población y los dulces y chocolates industrializados
no se encontraron diferencias en el consumo se comportaron de manera similar, sin
de aceite vegetal, en el caso de la margarina diferencias en la proporción de la población
fue consumida en una mayor proporción por que los consume o en la cantidad promedio
la población del área cabecera con 13,6 % vs. consumida. En la población que se
6,1 % del área resto. Así mismo se observó autorreconoció como afrodescendiente,
que el aceite vegetal fue consumido en la proporción de consumo de panela y la
menor proporción y cantidad promedio en cantidad promedio consumida de chocolate
los cuartiles medio y alto de riqueza, y en la fue menor comparado con los demás grupos;
región Bogotá (6,2 g) comparado con el dato así mismo en la población sin pertenencia
nacional (8,4 g) y la región Atlántica (9,6 g). étnica las bebidas carbonatadas, chocolate,
dulces y postres fueron consumidos por una
mayor proporción de la población (tabla 36).
6.3.6 AZÚCARES
Por índice de riqueza (tabla 37) no se
De acuerdo con los alimentos reportados encontraron diferencias en el consumo de
en el recordatorio de 24 horas sin incluir agua de panela, bebidas carbonatadas, dulces
preparaciones, entre los 40 alimentos de y chocolates industrializados. Se observó que
mayor consumo de la población de 1 a la población clasificada en el cuartil más bajo
4 años, se encontró en el cuarto lugar comparado con el cuartil alto reportó un
el azúcar con una cantidad promedio consumo mayor de azúcar (22,5 g) y menor
consumida de 19,3 gramos (tabla 34); de dulces y postres (53,6 g). La panela fue
chocolate y panela en los lugares 15 y 17 consumida en mayor cantidad promedio y
con una cantidad promedio consumida de por una mayor proporción de la población
9 y 49,5 gramos respectivamente; los dulces clasificada en el cuartil más bajo respecto a los
y chocolates industrializados en el lugar 22 cuartiles medio y alto; así mismo el chocolate,

Versión 2 179
fue consumido por una menor proporción de Atención Integral de la Primera Infancia en
la población en el cuartil más bajo respecto a Colombia, se define que la promoción de
los demás cuartiles. los estilos de vida saludables y el desarrollo
integral de los niños es prioritario, por lo cual
Los resultados por región muestran que las se requiere la articulación entre la familia, el
bebidas carbonatadas fueron consumidas sector educativo y la sociedad (51).
por una menor proporción de la población
en la región Pacífica (14,7 %) comparado Como forma de actividad física (AF) en los
con el promedio nacional (21,1 %); el azúcar primeros años de vida, el juego activo permite
fue consumido en mayor proporción por la mejorar todos los aspectos relacionados con
población de la región Atlántica (74,7 %) y el bienestar de los niños, en particular, está
menor en la población de la región Oriental asociado con el desarrollo cognitivo, el sueño,
(49,1 %) comparado con el dato nacional el desarrollo de habilidades motoras, salud
(62,2 %). La cantidad promedio consumida psicosocial, indicadores cardiometabólicos,
fue menor en las regiones Bogotá, Central, incremento en la densidad ósea y como
Oriental y Orinoquía – Amazonía comparado contribución a prevenir la obesidad (52–56).
con el promedio nacional. El chocolate fue
consumido en mayor cantidad en las regiones Las recomendaciones de la realización
Bogotá (11,4 g) y Oriental (14,9 g) respecto al de AF en preescolares tienen en cuenta
promedio nacional (9,0 g). El agua de panela que en esta población la AF no ocurre de
y la panela fueron consumidas en mayor una forma planeada o estructurada (56).
proporción por la población de la región Específicamente, las guías Canadienses del
Central comparado con el dato nacional. año 2012 recomiendan a los preescolares de
Los dulces y postres no se encontraron 0 a 4 años acumular ≥ a 180 minutos diarios
entre los 40 alimentos de mayor consumo de AF de cualquier intensidad (56).
de la región Atlántica y en el caso de los
dulces y chocolates industrializados no se A nivel internacional los estudios
evidenciaron diferencias por región (tabla 38). epidemiológicos representativos a nivel
nacional realizados para estimar los niveles
de AF en población preescolar son limitados.
6.4 ACTIVIDAD FÍSICA Los reportes de Canadá, Australia y Bélgica,
donde el nivel de AF es medido mediante
Y COMPORTAMIENTOS acelerometría, indican que la prevalencia
SEDENTARIOS de cumplir con recomendaciones en
preescolares es de 61,8 %, 93,1 % y 96 %
6.4.1 JUEGO ACTIVO respectivamente (57–59). En solo 23 % de los
estudios realizados en países de alto ingreso,
La OMS ha identificado la prevención de en los preescolares se reportan 120 minutos
obesidad en los niños como una de las diarios de AF moderada (60,61). Colombia es
prioridades del siglo XXI (48). En Colombia, el primer país de América Latina en reportar
la Política Pública Nacional de Primera juego activo en una Encuesta nacional.
Infancia establece el juego como elemento
fundamental dentro de las estrategias de En Colombia, de acuerdo con los resultados de
educación inicial para promover el desarrollo la ENSIN 2015, a población de niños y niñas en
integral de la primera infancia (49). Así mismo, edad preescolar solo el 25,6 % cumplía con las
en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2014– recomendaciones de al menos 180 minutos
2018, se ratificó la importancia del juego y diarios de juego activo. Como reflejo de la
la recreación, incluyéndolos en el conjunto desigualdad por sexo e índice de riqueza, fueron
de atenciones básicas que potencian la las niñas y las poblaciones en el cuartil de riqueza
educación inicial en el marco de la estrategia más bajo quienes presentaron las prevalencias
De Cero a Siempre (50). De esta forma en de cumplimiento de las recomendaciones de
los lineamientos técnicos de la Estrategia de juego activo más bajas (gráfica 59).

180 Versión 2
Gráfica 59. Prevalencia de niños y niñas de 3 a 5 años que cumplen
con los requerimientos de juego activo por índice de riqueza y sexo
100

90

80

70

59
60

% 50
32,3
40
25,6 26,3 30,2
30 25,2
21,7 20,7
20

10

0
Más bajo Bajo Medio Alto Niñas Niños

NACIONAL ÍNDICE DE RIQUEZA SEXO

Como se muestra en la tabla 39, las regiones y niñas en un periodo que es fundamental
Atlántica, Oriental y Bogotá mostraron las para el desarrollo motor y cognitivo y para
prevalencias más altas en el cumplimiento el crecimiento (62). El tiempo excesivo frente
de las recomendaciones de juego activo. Sin a pantallas se ha asociado con obesidad,
embargo, no se observaron diferencias por baja condición física, baja autoestima, bajo
concentración de la población o etnia. comportamiento prosocial, irregularidad en
los horarios de sueño y disminución en el
El análisis por variables de contraste mostró rendimiento académico (63).
que los hogares con mujeres cabeza
de hogar y el jefe de hogar identificado Las guías canadienses para el crecimiento
con etnia afrodescendiente tenían una y desarrollo saludables en niños de 0 a 4
mayor prevalencia de cumplir con las años, establecen que los cuidadores deben
recomendaciones de juego activo. minimizar el tiempo sedentario durante las
Adicionalmente, los niños y niñas que horas de vigilia, esto incluye el tiempo continuo
contaban con televisor en el cuarto tenían en comportamientos sedentarios por más de
una menor prevalencia de cumplir con las una hora (64). La Academia Americana de
recomendaciones (tabla 40). Pediatría recomienda a los padres: limitar el
tiempo total de los medios de comunicación
Como reflejo de la importancia del ambiente (medios de entretenimiento) a no más de 1 a
para la promoción de actividad física, los 2 horas de programación de alta calidad por
niños y niñas cuyos padres refirieron en la día (65).
Encuesta contar con parques, áreas verdes,
o centros recreativos y deportivos en su A nivel internacional, se encuentra poca
barrio, presentaron una prevalencia más literatura reportando comportamiento
alta de cumplir con las recomendaciones de sedentario en este grupo de edad. Esta
juego activo. No se observaron diferencias evidencia indica que el tiempo excesivo frente
en la prevalencia de juego activo por años a pantallas tiene un rango entre 61,2 % y 85 %.
de educación de la madre, tipo de hogar o Según la Encuesta Nacional Española 2011-
consejería en actividad física por parte de un 2012 la prevalencia de tiempo excesivo en
profesional de la salud. pantallas, en niños de 2 a 4 años, es de 61,2 %
(66). En Australia, la prevalencia de tiempo
6.4.2 TIEMPO EXCESIVO excesivo en comportamientos sedentarios es
FRENTE A PANTALLAS 82,7 % para el grupo de edad de 3 a 5 años.
Para Canadá la prevalencia de niños de 3 a 4
La evidencia internacional indica que los años que no cumplían con la recomendación
comportamientos sedentarios se asocian de de tiempo frente a pantallas fue del 75,6 %
manera negativa con la salud de los niños (64).

Versión 2 181
De acuerdo con los resultados de la ENSIN pasar tiempo excesivo frente a las pantallas.
2015, en la población de niños y niñas de 3 a 5 En la región de Bogotá el 80,0 % de los niños
años, el 61,9 % pasaba tiempo excesivo frente y niñas en edad preescolar pasaban tiempo
a las pantallas. Los niños y niñas que residen excesivo frente a las pantallas, proporción
en el área cabecera, quienes pertenecen al mayor al resto de las regiones (gráfica 60). No
cuartil del índice de riqueza alto (comparado se encontraron diferencias en la prevalencia
con el más bajo) y aquellos sin pertenencia de tiempo excesivo frente a pantallas por
étnica tenían una mayor prevalencia de sexo.

Gráfica 60. Prevalencia de niños y niñas menores de 3 a 5 años que permanecen


tiempo excesivo frente a pantallas por concentración de población y región
100

90 80,0

80
59,6
65,1 67,6
70 63,2
61,9 60,0
60
49,8 47,1
% 50

40

60
30

20

10

0
Atlántica Oriental Central Pacífica Orinoquía - Bogotá Cabecera Resto
Amazonía
NACIONAL CONCENTRACIÓN
REGIÓN
DE POBLACIÓN

El análisis de variables de contraste mostró mientras las madres realizan múltiples


que los niños y niñas que tenían televisión en actividades en el hogar.
el cuarto presentaron mayores prevalencias
de tiempo excesivo frente a las pantallas. Por “(…) yo lo hago por dos cosas: por mi
otro lado, los niños y niñas con madres con hijo, pues como él es tan hiperactivo, tan
educación primaria incompleta, y aquellos cansón, pues en vez de que esté pegando
con jefe del hogar identificado como pues yo lo dejo que vea televisión a que
indígena mostraron una menor prevalencia me den una mala noticia: que se cayó
de tiempo excesivo frente a pantallas. Los que se rajó, la cabeza, entonces por las
niños y niñas cuyos padres refirieron en la dos opciones yo no le digo nada porque
Encuesta contar con parques, áreas verdes, o desde que esté quieto, yo dejo que él
centros recreativos y deportivos en su barrio, vea” (Cita grupo focal - AJC, La Plata.
tuvieron una prevalencia más alta de tiempo Desarrollo cualitativo ENSIN 2015).
excesivo frente a pantallas. No se encontraron
diferencias en la prevalencia de tiempo
excesivo por sexo del jefe del hogar, tipo de
hogar o consejería en actividad física por 7 NIÑOS Y NIÑAS
parte de un profesional de la salud. DE 5 A 12 AÑOS
De acuerdo con el análisis de grupos focales
desarrollados en la ENSIN 2015, se sugiere
7.1 PRÁCTICAS DE
que los canales infantiles son empleados ALIMENTACIÓN DE INTERÉS EN
como una forma de distraer a los preescolares NUTRICIÓN Y SALUD PÚBLICA

182 Versión 2
7.1.1 PREVALENCIA DE USO con el área resto, siendo esta diferencia
O CONSUMO USUAL DE ALIMENTOS estadísticamente significativa para galletas. La
frecuencia/día se observó de manera similar
7.1.1.1 CEREALES, TUBÉRCULOS, excepto en pan y galletas con 0,9 y 0,6 veces/
RAÍCES Y PLÁTANOS día respectivamente. El consumo de raíces,
tubérculos y plátanos no presentó diferencias
En los niños y niñas en edad escolar de 5 a en la prevalencia por área, pero el consumo se
12 años, la prevalencia de consumo de arroz observó con mayor frecuencia en el área resto
o pasta fue de 97,7 % y la frecuencia/día comparada con la cabecera (1,1 veces/día vs.
de 1,7, la de pan de 93,1 % y la frecuencia/ 0,9 veces/día) (tabla 44).
día de 0,9, la de galletas de 86,9 % y la
frecuencia/día de 0,6 y la de arepa de Con relación al índice de riqueza no se
85,8 % y la frecuencia/día de 0,4. Frente a observaron diferencias en la prevalencia
la prevalencia de consumo de tubérculos y frecuencia del consumo de arroz, pasta,
y plátanos esta se observó en 96,2 % y la pan, raíces, tubérculos y plátanos. En cuanto
frecuencia/día 0,9. En la desagregación al consumo de arepa, pan y galletas la
por sexo no se encontraron diferencias prevalencia fue menor en el cuartil de riqueza
significativas (tabla 41). más bajo (arepa 82,8 %, pan 91,1 %, galletas
83,2 %). La frecuencia/día para galletas fue
Con relación a la variable etnia, no se mayor en los cuartiles medio y alto (0,7 veces/
observaron diferencias en la prevalencia día). El consumo de pan y arepa presentó una
y frecuencia/día en el consumo estos frecuencia/día similar por cuartil de riqueza
alimentos. La prevalencia y frecuencia/ (tabla 45).
día del consumo de pan y galletas fueron
menores en los niños y niñas indígenas 7.1.1.2 VERDURAS Y FRUTAS
(pan 81,0 % y 0,5 veces/día; galletas 70,4 % y
0,3 veces/día) y el consumo de arepa fueron Para este grupo de alimentos de interés en
menores en la población afrodescendiente nutrición y salud pública, se observó que la
con 72,1 %, pero más frecuente en la prevalencia en el consumo de verduras crudas
población sin pertenencia étnica con 0,5 en la población de 5 a 12 años fue de 69,9 % y
veces/día (tabla 42). la frecuencia día de 0,4, la de verduras cocidas
de 65,3 % y la frecuencia día de 0,3; en cuanto
Al analizar por región se observó que no hay al consumo de frutas enteras fue de 85,4 % y
diferencias en la prevalencia de consumo de la frecuencia/día de 0,6, la de frutas en jugo
arroz o pasta; raíces, tubérculos y plátanos. 89,8 % y la frecuencia/día de 1,1. Por sexo no
En cuanto al consumo de raíces, tubérculos se encontraron diferencias en la prevalencia y
y plátanos fue menos frecuente en la región frecuencia/día (tabla 41).
Atlántica con 0,7 veces/día. Para el consumo
de pan y galletas la mayor prevalencia y Al analizar la prevalencia y frecuencia de
frecuencia/día se encontró en las regiones este grupo de alimentos por pertenencia
Bogotá y Oriental, mientras que la arepa fue étnica se muestra que los niños y niñas
un alimento consumido en menor prevalencia de 5 a 12 años que se autorreconocieron
y frecuencia en las regiones Pacífica (76,8 % y como indígenas reportaron una menor
0,4 veces/día) y Bogotá (85,2 % y 0,3 veces/día) prevalencia y frecuencia/día en el consumo
comparado con las demás regiones (tabla 43). de verduras crudas, frutas enteras y frutas
en jugo comparado con la población
De igual forma, por concentración afrodescendiente y sin pertenencia étnica. En
poblacional la prevalencia y frecuencia en el caso de las verduras cocidas la prevalencia
el consumo de arroz o pasta fue similar. La y frecuencia/día fue mayor para los niños
prevalencia en el consumo de pan, arepa y niñas sin pertenencia étnica (68,3 % y 0,4
y galletas en la cabecera (pan 94,1 %; arepa veces/día) comparado con la población
86,6 %, galletas 88,5 %) fue mayor comparada afrodescendiente e indígena (tabla 42).

Versión 2 183
En cuanto al análisis por regiones se encontró menor proporción y con menor frecuencia
que la prevalencia y frecuencia/día del por la población clasificada en el cuartil de
consumo tanto de verduras cocidas y crudas riqueza más bajo (57,7 % y 0,3 veces/día;
como de frutas enteras o en jugo en la región 64,6 % y 0,3 veces/día) (tabla 45).
Atlántica fue menor comparado con las demás
regiones. En cuanto al consumo de verduras 7.1.1.3 LECHE Y PRODUCTOS LÁCTEOS
crudas y verduras cocidas la prevalencia fue
mayor en las regiones Bogotá y Oriental, sin Al analizar el consumo de leche (líquida
diferencias en la frecuencia/día de verduras o en polvo) en este momento del curso
crudas, sin embargo, para verduras cocidas se de vida, se observó una prevalencia de
encontró un consumo menos frecuente en consumo de 92,9 % y una frecuencia/día de
las regiones Atlántica y Pacífica con 0,2 y 0,3 1,0, para quesos y otros productos lácteos
veces día, lo que equivale a 2 veces/semana como kumis o yogurt la prevalencia fue
vs. 3 veces/semana en las demás regiones. de 88,9 % y la frecuencia/día de 0,5. En la
Cabe resaltar que al comparar la prevalencia desagregación por sexo no se encontraron
nacional y la región Atlántica para verduras diferencias (tabla 41).
cocidas, se observa una diferencia de 20,9 p.p.
(tabla 43). Con respecto a la pertenencia étnica, los
niños y niñas indígenas tenían una menor
Respecto al consumo de frutas, las regiones prevalencia y frecuencia en el consumo de
que tenían mayor prevalencia y frecuencia/día leche (78,4 % y 0,5 veces/día) comparado
en el consumo de frutas en jugo fueron Bogotá con la población afrodescendiente y sin
(93,3 % y 1,2 veces/día) y Pacífica (93,6 % y 1,2 pertenencia étnica en donde la prevalencia
veces/día), para frutas enteras, en Bogotá (95,5 % del consumo de leche fue de 93,9 % y 93,8 %
y 0,8 veces/día) se presentó el mayor consumo respectivamente. Frente a productos lácteos
comparado con las demás regiones y con el se presentó la misma situación en donde los
consumo a nivel nacional donde se reportó indígenas reportaron en el 69,6 % de consumo
una diferencia de 10,1 p.p. En ambos casos las y una frecuencia de 0,3 veces/día, 20 p.p de
regiones con menor prevalencia y frecuencia diferencia con la población afrodescendiente
de consumo fueron las regiones Atlántica y y sin pertenencia étnica (tabla 42).
Orinoquía - Amazonía. Por concentración de
población la prevalencia en el consumo tanto En cuanto a la prevalencia en el consumo
de verduras como de frutas fue mayor en la de leche (líquida o en polvo sola o en
cabecera comparada con el área resto, con una preparaciones), se observó que 9 de cada
diferencia significativa, a excepción de verduras 10 niños y niñas entre 5 y 12 años en todas
cocidas. La frecuencia de consumo fue similar las regiones (excepto la región Atlántica) la
excepto para las frutas en jugo en donde la consumían. La ingesta de productos lácteos
frecuencia de la cabecera fue mayor (1,2 veces/ (queso, kumis, yogurt, queso crema o suero
día vs. 0,8 veces/día) (tabla 44). costeño) también registró una prevalencia
de consumo y frecuencia alta en Bogotá
En cuanto al análisis por índice de riqueza se (94 % y 0,6 veces/día) y en la región Atlántica
observó que la prevalencia y frecuencia/día en (93,2 % y 0,6 veces/día) comparado con la
el consumo de frutas en jugo fue menor en los región Orinoquía - Amazonía (74,6 % y 0,3
cuartiles bajo y más bajo (84,3 % y 0,8 veces/ veces/día) (tabla 43).
día y 91,5 % y 1 vez/día, respectivamente), en
el caso de las frutas enteras fue el cuartil alto el Los resultados por concentración de
que presentó mayor prevalencia y frecuencia población muestran que la prevalencia
comparado con el cuartil más bajo, con una y frecuencia de consumo de leche y
diferencia de 10 p.p., y una frecuencia día de productos lácteos fueron menor en el área
0,9 y 0,5 veces/día, lo que equivale a 6,3 y 3,5 resto comparado con la cabecera, con
veces/semana. Así mismo, tanto las verduras una diferencia de 9,5 p.p., en el consumo
cocidas como crudas fueron consumidas en de productos lácteos (cabecera 91,4% y

184 Versión 2
0,6 veces/día vs. resto 81,9 % y 0,4 veces/ nacional, con una frecuencia de consumo
día) (tabla 44). Frente a estos resultados se que equivale a 1,5 veces al mes (tabla 42).
observó que la población del área resto
fue la que presentó mayor desventaja en Por región los resultados muestran que los
cuanto a la frecuencia/día en el consumo niños y niñas de 5 a 12 años de la Atlántica
de leche y productos lácteos. tenían un consumo de huevo menos
prevalente y frecuente con 95,0 % y 0,5
Con relación al índice de riqueza, el consumo veces/día, lo que equivale a un consumo de
de leche y productos lácteos fue menor y 3,5 veces por semana comparado con las
menos frecuente en el cuartil de riqueza más demás regiones (entre 5 y 6 veces/semana).
bajo respecto a los cuartiles de riqueza medio En cuanto al consumo de pollo o gallina
y alto. La prevalencia y frecuencia/día del no se encontraron diferencias por región.
consumo de leche en el cuartil más bajo fue El consumo de carne de res y otras carnes
de 90,4 % y 0,7 veces/día vs 95,1 % y 1,3 veces/ fue menos prevalente en la región Pacífica
día en el cuartil alto. Para los productos lácteos (90,1 %) al compararlo con las otras regiones
la mayor prevalencia se observó en el cuartil y 5,5 p.p. menos que la prevalencia nacional;
medio 94,3 % y la mayor frecuencia/día en el en cuanto a la frecuencia, su reporte fue
cuartil alto (0,8 veces/día), comparado con el menor en la región Atlántica con 0,3 veces/
cuartil más bajo en donde la prevalencia es día, lo que equivale a 2,1 veces/semana
83,1 % y la frecuencia/día de 0,4 (tabla 45). comparado con las regiones Oriental y
Central con 0,5 y 0,6 veces/día (entre 3,5 y
7.1.1.4 CARNES, HUEVOS 4,2 veces/semana).
Y LEGUMINOSAS SECAS
Respecto al consumo de pescados y mariscos
La prevalencia de consumo de carnes (carne se encontró una mayor prevalencia y frecuencia
de res, ternera, cerdo, chigüiro, conejo, cabro, de consumo en las regiones Atlántica, Pacífica y
curí) en los niños y niñas de 5 a 12 años fue Orinoquía - Amazonía comparado con las demás
de 93,0 % y la frecuencia/día de 0,4; la de regiones. En el caso de la morcilla y vísceras la
pollo o gallina de 94,5 % y la frecuencia/día menor prevalencia se encontró en la región
0,4; la de pescados o mariscos de 59,6 % y la Pacífica (26,7 %) y una frecuencia de 0,35 veces
frecuencia/día de 0,1; la de huevos de 97,1 % a la semana. Los granos secos o leguminosas
y la frecuencia/día de 0,7; la de morcilla o fueron consumidos en menor frecuencia y
vísceras de 32,6 % y la frecuencia/día de 0,05, proporción de la población en la región Atlántica
lo que equivale a 1,5 veces/mes; la de granos (90,5 % y 0,3 veces/día) (tabla 43).
secos o leguminosas de 94,9 % y la frecuencia/
día 0,4. Al analizar por sexo no se encontraron Por concentración poblacional no se
diferencias (tabla 41). encontraron diferencias en la prevalencia de
consumo de huevo, carne de res y otras carnes;
No se encontraron diferencias en la pollo o gallina; granos secos o leguminosas
prevalencia de consumo de huevo entre entre cabecera y resto, sin embargo, la población
la población sin pertenencia étnica y que habitaba en el área cabecera reportó una
afrodescendiente. La población indígena mayor frecuencia/día en el consumo de pollo
presentó una menor prevalencia y frecuencia equivalente a 2,8 veces/semana comparado
de consumo de huevo, pollo o gallina y granos con 2,1 veces/semana de lo reportado en el área
secos o leguminosas. Los pescados y mariscos resto (tabla 44).
fueron consumidos con mayor frecuencia y
por una mayor proporción en la población Por índice de riqueza no había diferencias
afrodescendiente (78,2 % y 0,3 veces/día), en la prevalencia del consumo de huevo y
comparado con la población indígena y sin granos secos o leguminosas, sin embargo,
pertenencia étnica. En cuanto al consumo de la frecuencia/día en el consumo de huevo
morcilla y vísceras en el grupo sin pertenencia fue inferior en el cuartil más bajo (0,7 veces/
étnica fue 2,2 p.p. mayor que la prevalencia día). En el caso de la carne res y otras carnes;

Versión 2 185
pollo o gallina; pescados o mariscos la gaseosas, té y refrescos de 81,8 % con una
prevalencia fue mayor en los cuartiles medio frecuencia/día de 0,5 lo que equivale a 3,5
y alto comparado con el cuartil más bajo. El veces/semana. Por sexo no se encontraron
consumo de morcilla o vísceras fue menor diferencias en la prevalencia y frecuencia/
en el cuartil más bajo (29,4 %) y alto (27,9 %) día del consumo de panela, azúcar o miel;
comparados con el consumo presentado en gaseosas, té y refrescos, sin embargo, el
el cuartil bajo; sin embargo, en la frecuencia/ consumo de golosinas y dulces fue más
día no se observaron diferencias (tabla 45). prevalente y frecuente en las niñas (87,8 %
y 1 vez/día) (tabla 41).
7.1.1.5 GRASAS
Con relación a los resultados por pertenencia
La prevalencia de consumo de mantequilla, étnica, estos muestran que la población
crema de leche o manteca de cerdo en los indígena de 5 a 12 años tenía una menor
niños y niñas de 5 a 12 años, se observó prevalencia en el consumo de golosinas o
en un 34 % y una frecuencia/día de 0,2. dulces (75,1 %), panela, azúcar y miel (86,9 %)
Por sexo no se encontraron diferencias. Al y gaseosas, te y refrescos (70,1%) comparado
analizar el consumo de estos alimentos con los niños y niñas afrodescendientes y
según la pertenencia étnica, la prevalencia y aquellos sin pertenencia étnica. Respecto a
frecuencia/día de consumo fue mayor en los la frecuencia/día en el consumo de panela,
niños y niñas sin pertenencia étnica respecto azúcar y miel no se encontraron diferencias,
a la población afrodescendiente (35,5 % vs. pero el consumo de golosinas o dulces en los
27,4 %) (tabla 42). niños y niñas de 5 a 12 años afrodescendientes
fue 1,3 veces/día mayor al compararlo con los
La mayor prevalencia y frecuencia de grupos sin pertenencia étnica e indígenas con
consumo de mantequilla, crema de leche o 0,9 veces/día y 0,6 veces/día respectivamente.
manteca de cerdo se encontró en la región En cuanto a la prevalencia de consumo de
Central con una prevalencia de 43,3 %, 9,3 gaseosas, té y refrescos no light la población
p.p. mayor que a nivel nacional. Al contrario, afrodescendiente las consumió con mayor
la menor prevalencia y frecuencia/ día se frecuencia (0,7 veces/día) comparado con
observó en la región Orinoquía – Amazonía los niños y niñas sin pertenencia étnica (0,5
con 13,1 % y 0,1 veces/día. veces/día). Para la población indígena no fue
posible realizar la comparación dado que la
En cuanto al análisis por concentración estimación no tiene suficiente precisión (tabla
de población en este grupo de edad la 42).
prevalencia y frecuencia/día se ubicó con
mayor predominio en el área cabecera con Por región se observó que no hay diferencias
37,9 % y 0,2 veces/día comparado con el área en la prevalencia de consumo de panela,
resto cuya prevalencia fue 14,8 p.p. menos azúcar o miel, mientras la frecuencia/días
(23,1 %, y 0,1 veces/día) (tabla 44). Por índice fue superior en las regiones Central y Pacífica
de riqueza se observó una mayor prevalencia comparado con las demás regiones con
y frecuencia de consumo en el cuartil alto 2,0 y 2,2 veces/día. En cuanto al consumo
(54,1 % y 0,3 veces/día) comparado con los de las golosinas o dulces se presentó una
niveles más bajo (22,8 % y 0,1 veces/día) y mayor proporción en la región Central
bajo (31,4 % y 0,2 veces/día). con el 90,7 % (1,1 veces/día) y una menor
proporción en las regiones Atlántica y
7.1.1.6 AZÚCARES Orinoquía - Amazonía con una prevalencia
del 85,1 % y 85,7 % respectivamente.
La prevalencia del consumo de panela,
azúcar o miel en la población de 5 a 12 En la desagregación por índice de riqueza no
años fue de 95,2 % y la frecuencia fue de se encontraron diferencias en la prevalencia
1,8 veces al día, la de golosinas o dulces del consumo de panela, azúcar y miel, sin
de 88,8 % y la frecuencia/día de 0,9, la de embargo, la frecuencia/ día fue mayor en

186 Versión 2
el cuartil más bajo con 1,9 veces/día vs. nacional. Frente a la práctica de consumo de
1,7 veces/día en el cuartil alto. Respecto al alimentos en la calle (puestos ambulantes) no
consumo de golosinas o dulces; gaseosa, se encontraron diferencias entre los grupos de
té y refrescos la prevalencia fue mayor en población afrodescendiente y sin pertenencia
los cuartiles medio y alto comparado con el étnica.
cuartil más bajo (tabla 45).
En cuanto al consumo de alimentos
Por concentración de población, no se mientras se utiliza algún tipo de pantalla,
encontraron diferencias en la prevalencia la prevalencia y frecuencia/día fue menor
de consumo de panela, azúcar o miel, pero en la población indígena con 33,7 % y 0,5
la frecuencia/día fue mayor en la población veces/día, comparado con los niños y niñas
residente del área resto (2,0 veces/día). En afrodescendientes (74,1 % y 1,3 veces/día) y
cuanto al consumo de golosinas o dulces sin pertenencia étnica (69,4 % y 1,0 vez/día).
y gaseosa, té y refrescos, en el área resto se Por región la menor prevalencia y frecuencia/
presentó una menor prevalencia y frecuencia/ día de esta práctica se encontró en la región
día (tabla 44). Orinoquía - Amazonía con 56,7 % y 0,7 veces/
día; las regiones con mayor prevalencia fueron
7.1.2 PRÁCTICAS ASOCIADAS la región Bogotá con 75,7 % y la Oriental
A LA ALIMENTACIÓN, DE INTERÉS P 70,9 % (tabla 43).
ARA LA NUTRICIÓN PÚBLICA
Según el índice de riqueza para la práctica
El analizar el uso del salero en la mesa en los de uso del salero en la mesa, esta fue mayor
niños y niñas de 5 a 12 años, se observó una en los cuartiles medio (14,3 %) y alto (17,8 %)
prevalencia de 11,4 % con una frecuencia/ comparado con los cuartiles bajo (8,6 %) y
día de 0,1, lo que equivale a 1,5 veces en 15 más bajo (8,7 %). Respecto a la práctica de
días, siendo de esta forma una práctica muy comidas preparadas en la casa para consumir
poco frecuente en este grupo, al igual que en el lugar de estudio, la mayor prevalencia
el consumo de alimentos en la calle con la y frecuencia/día se presentó en el cuartil alto
misma frecuencia/día presentándose en con 28,8 % y 0,2 veces/día, comparado por
32,9 % de la población. La prevalencia de el cuartil más bajo (9,9 % y 0,1 veces/día). En
llevar las comidas preparadas en casa para cuanto al consumo de alimentos en la calle
ser consumidas por fuera fue de 16,3 % y (puestos ambulantes) y comer mientras
la frecuencia/día de 0,1 es decir 1,5 veces utiliza alguna pantalla fueron prácticas menos
cada 15 días. La práctica más prevalente en prevalentes en la población clasificada en el
este grupo estaba relacionada con el uso cuartil más bajo (tabla 45).
de pantallas, en donde cerca de 7 de cada
10 niños (67,9 % de la población) reportó Por concentración poblacional, la prevalencia
consumir alimentos mientras utilizaba algún en la realización de la práctica de uso del
tipo de pantalla, con una frecuencia de 1,0 salero en la mesa no tuvo diferencias en la
vez/día. En la desagregación por sexo no se desagregación por área. Las prácticas de
encontraron diferencias (tabla 41). consumir comidas preparadas en la casa para
ser consumidas por fuera y el consumo de
Con respecto a la pertenencia étnica y región alimentos en la calle (puestos ambulantes)
la prevalencia en la realización de las prácticas fueron menos prevalentes en el área resto
de uso del salero en la mesa y consumir comparado con la cabecera (tabla 44).
comidas preparadas en casa para ser
consumidas por fuera no fue posible realizar 7.1.3 OTROS CONSUMOS
comparaciones entre todos los grupos dado NO AGRUPADOS, DE INTERÉS
que las estimaciones no tienen suficiente PARA LA NUTRICIÓN PÚBLICA
precisión. Sin embargo, se debe resaltar
que el uso de salero en la región Bogotá se La prevalencia del consumo de alimentos de
encontró 4,3 p.p. por encima de la prevalencia paquete fue de 82,5 % y la frecuencia/día de

Versión 2 187
0,5 (3,5 veces a la semana), la de alimentos de 7.2 INGESTA DIETÉTICA POR
comida rápida de 57,5 % y la frecuencia/día de RECORDATORIO 24 HORAS
0,1 (1 vez por semana), la de alimentos fritos
de 92,5 % y la frecuencia día de 0,6 (4 veces 7.2.1 CEREALES, TUBÉRCULOS,
a la semana). En la desagregación por sexo RAÍCES Y PLÁTANOS
no se encontraron diferencias. Los resultados
por etnia muestran que la prevalencia en el De los 40 alimentos más consumidos sin
consumo de alimentos de comida rápida fue incluir preparaciones por los niños y niñas de
mayor en los niños y niñas sin pertenencia 5 a 12 años, una parte importante perteneció
étnica que los afrodescendientes e indígenas al grupo de cereales, tubérculos, raíces y
con 61,2 %, 49,2 % y 14,1% respectivamente, plátanos. El arroz ocupó el primer lugar con
aunque su frecuencia día fue similar en una cantidad promedio consumida al día de
los tres grupos. El consumo de alimentos 99,2 gramos, seguido de, la papa en segundo
de paquete y alimentos fritos fue menos lugar con 147,8 gramos en promedio, en
prevalente y frecuente en la población séptimo lugar el pan con 77,8 gramos, en
indígena comparado con los niños y niñas octavo lugar el plátano con 112,2 gramos en
afrodescendientes y sin pertenencia étnica promedio. Entre las posiciones 17 a 40 en su
(tabla 42). orden se encontraron las galletas -17, otros
derivados de cereales -19, pasta - 23, maíz -
Por región la mayor prevalencia en el consumo 24, arepa – 25 y yuca – 28 (tabla 46).
de alimentos de comida rápida y alimentos
de paquete se encontró en la región Bogotá. En la desagregación por sexo, se encontró
En cuanto a la frecuencia/día del consumo que los alimentos de mayor consumo de este
de comidas rápidas este fue similar entre grupo se comportaron de manera similar
regiones, condición diferente para alimentos entre niños y niñas en cuanto a la proporción
de paquete donde la mayor frecuencia/ de la población que los consume y la cantidad
día se encontró en la región Atlántica con promedio respectivamente. De otro lado, los
0,6 veces/día, lo que equivale a 4,2 veces/ resultados por concentración de población
semana, comparado con la región Orinoquía evidenciaron un consumo de arroz mayor en
- Amazonía con 0,3 veces/día, lo que equivale la población del área resto comparado con
a 2,1 veces/semana. El reporte de consumo la cabecera, en contraste del caso de pan y
de alimentos fritos fue más prevalente y galletas donde a población de la cabecera
frecuente en la región Central con 94,4 % y 0,7 tuvo un consumo promedio mayor. Para el
veces/día (4,9 veces por semana) (tabla 43). caso de la arepa, otros derivados de cereales,
pasta y yuca no se presentaron diferencias en
Por índice de riqueza se observó que la la cantidad de consumo promedio, pero sí en
población de 5 a 12 años clasificada en el la proporción de población que los consumió,
cuartil de riqueza alto consumía en mayor con un mayor consumo de arepa y otros
proporción comidas rápidas (88,3 %) derivados de cereales en la cabecera, y pasta
comparado con los cuartiles bajo y más bajo. y yuca en el área resto (tabla 47).
En el caso de los alimentos de paquete la
prevalencia fue menor en el cuartil más bajo Por etnia se observó que, aunque el arroz fue
(77,7 %) con una frecuencia de consumo de 2,8 el alimento de mayor consumo en todos los
veces por semana. El consumo de alimentos grupos, los niños y niñas sin pertenencia étnica
fritos no mostró diferencias en la prevalencia tuvieron una cantidad promedio consumida
ni en la frecuencia/día entre los cuartiles menor (94,7 g) al compararse con la población
analizados ni por concentración de población. indígena (124,2 g) y afrodescendiente (121,6 g).
En cuanto al consumo de comidas rápidas y Así mismo, la papa y la arepa fueron alimentos
alimentos de paquete fue más prevalente en consumidos en mayor proporción por la
la población que residía en el área cabecera, población sin pertenencia étnica. No obstante,
sin embargo, no se encontraron diferencias se presentó una menor proporción de consumo
en la frecuencia/día (tabla 44). de pan, galletas y otros derivados de cereales

188 Versión 2
en la población indígena con respecto a la de 24 horas sin incluir preparaciones, las
población sin pertenencia étnica (tabla 48). frutas y verduras fueron consumidas por un
bajo porcentaje de la población y en bajas
Con relación al índice de riqueza, se evidenció cantidades. En los alimentos de mayor consumo
igualmente que el arroz fue el alimento de se encontraron entre los lugares 3 y 40 verduras
mayor consumo en todos los grupos, no como cebolla, tomate, zanahoria, arveja verde y
obstante, la cantidad promedio consumida habichuela con una proporción de la población
fue mayor en el cuartil más bajo con que las consumía entre el 10,5 % y el 61,5 % y
116,5g comparado con los demás cuartiles una cantidad promedio consumida al día entre
de riqueza. De otro lado, la arepa y otros 20,6 y 36,4 gramos. Las frutas más consumidas
derivados de cereales fueron consumidos en se encontraron en los lugares 35 y 37, las cuales
una menor proporción de población, pero fueron el limón y mango con una cantidad
mayor cantidad promedio por la población promedio de 14 g, y 142,7 g respectivamente.
clasificada en el cuartil más bajo. En cuanto al En la desagregación por sexo las frutas y
pan y las galletas la población perteneciente verduras de mayor consumo tuvieron el mismo
al cuartil medio y alto consumieron en comportamiento, sin diferencias entre niños y
mayor proporción estos alimentos frente al niñas en la proporción de la población que los
cuartil más bajo. Por el contrario, el plátano consumía y en la cantidad promedio (tabla 46).
fue consumido en mayor proporción por la
población clasificada en el cuartil más bajo En relación con la concentración poblacional,
con 48,4 % y 137,8 g. En el caso de la yuca y la se evidenció que la población de la cabecera
avena no se ubicaron entre los 40 alimentos tuvo un mayor consumo de cebolla, tomate y
de mayor consumo en los cuartiles medio tomate de árbol con respecto al área resto con
y alto, sin embargo, en el cuartil más bajo 22,3 g, 38,5 g y 69,7g. En contraste la población
se presentaron en los lugares 22 y 34 con del área resto tuvo un consumo mayor de
proporciones de 21,2 % y 11,6 %, y cantidades mango. Con respecto a la pertenencia étnica
promedio consumidas de 82,3 g y 15,0 g se observó que la población sin pertenencia
respectivamente (tabla 49). étnica tuvo una mayor proporción de
consumo de zanahoria y una cantidad
En el análisis por región, igualmente se observó promedio consumida mayor de tomate con
que el arroz fue el alimento de mayor consumo respecto a la población afrodescendiente e
en todas las regiones, sin embargo, las regiones indígena. El mango no se ubicó entre los 40
con mayor proporción de la población que alimentos de mayor consumo en la población
lo consumía fueron las regiones Atlántica y indígena (tabla 48).
Pacífica con 91,1 % y 94,8 % respectivamente,
comparado con el porcentaje nacional (88,3 %). Por cuartil de riqueza, se observó que no hubo
Es importante tener en cuenta que la categoría diferencias en la proporción de población que
de arroz solo incluyó el arroz como ingrediente, consumió frutas y verduras ubicadas entre
no se incluyeron preparaciones estandarizadas los primeros 40 alimentos, excepto para la
de arroz con otros ingredientes. Por otra parte, cebolla y el limón que fueron consumidos en
el pan, fue consumido en menor cantidad mayor proporción por la población clasificada
en Bogotá y la región Orinoquía - Amazonía en el cuartil más bajo. La habichuela y la arveja
comparado con el promedio nacional. verde solo se encontró entre los 40 alimentos
Finalmente, la arepa fue un alimento consumido de mayor consumo de los cuartiles medio y
por una mayor proporción de la población en alto (tabla 49).
la región Central y en menor proporción en las
regiones Atlántica y Pacífica (tabla 50). Al comparar con los datos nacionales, se
evidenció que la población de la región Central
7.2.2 VERDURAS Y FRUTAS. tuvo una mayor proporción de consumo de
zanahoria (44,5 %) y la región Atlántica de
En la población de 5 a 12 años, de acuerdo con tomate de árbol (15,1 %), sin embargo, para
los alimentos reportados en el recordatorio el caso de la zanahoria en la región Atlántica

Versión 2 189
la cantidad promedio consumida fue menor presentando 67,7 % para cuartil de riqueza alto
al consumo nacional. Para el caso del tomate frente a 37,7 % en el cuartil de riqueza más bajo,
y el limón no se presentaron diferencias a no obstante, no se presentaron diferencias en la
nivel de región en la proporción de población cantidad consumida en los diferentes cuartiles
que consume estos alimentos ni en la de riqueza. La población clasificada en el cuartil
cantidad promedio consumida. Con respecto medio y alto contaron con una proporción de
a la cantidad promedio consumida hay consumo de queso mayor comparado con
diferencias en el consumo de Mango frente el cuartil más bajo (43,9 %, 46,5 % y 30,5 %
a los datos nacionales, presentando mayor respectivamente), sin diferencias en la cantidad
cantidad consumida en la región Atlántica promedio consumida. La leche de vaca en polvo
(tabla 50). fue consumida por una mayor proporción de
la población clasificada en el cuartil bajo con
7.2.3 LECHE Y PRODUCTOS LÁCTEOS 14,9 %, pero la cantidad promedio consumida
fue similar en todos los cuartiles de riqueza. En
Entre los 40 alimentos más consumidos sin el caso de las leches fermentadas y bebidas
incluir preparaciones, en la población de 5 a lácteas no se ubicaron entre los 40 alimentos
12 años, de este grupo se encontró la leche de mayor consumo en la población clasificada
líquida en el octavo lugar con una cantidad en el cuartil de riqueza más bajo y bajo, y en los
promedio consumida de 228,2 g, enseguida demás cuartiles no se observaron diferencias en
el queso en el doceavo lugar con 41,3 g y por el consumo (tabla 49).
último la leche de vaca en polvo en el lugar
treinta y tres con 12,9 g en promedio. En la Los resultados por región muestran que la
desagregación por sexo no se encontraron proporción de consumo de leche líquida fue
diferencias. Por concentración de población menor en la región Pacífica y región Orinoquía
se observó una mayor proporción de - Amazonía, y mayor en la región Bogotá y
población y cantidad promedio consumida Oriental comparado con el dato nacional, sin
de leche líquida en la población de la cabecera embargo, no se encontraron diferencias en la
comparado con el área resto. Así mismo, se cantidad promedio consumida. De otro lado
presentaron diferencias en la proporción de la región que presentó una menor proporción
población que consumía leche de vaca en de consumo de queso con respecto a la
polvo y queso siendo menor en el área resto, proporción nacional fue la región Pacífica
pero en cantidad promedio consumida similar (26,9 %) y en contraste la región Atlántica con
al área de cabecera. Las leches fermentadas una proporción mayor (54,8 %). La cantidad
no se ubicaron entre los 40 alimentos de promedio consumida de queso fue similar
mayor consumo en el área resto (tabla 47). excepto en la región Central donde el consumo
fue mayor al promedio nacional con 48,6 g.
Con respecto a la pertenencia étnica, se observó Por otra parte, se encontró que el consumo de
que los niños y niñas que se autorreconocieron leche de vaca en polvo fue similar por región,
como indígenas y afrodescendientes tuvieron a excepción de la región Bogotá debido a que
una menor proporción de consumo de leche no fue posible realizar comparaciones por la
líquida al compararse con la población sin baja precisión en sus estimaciones. Las leches
pertenencia étnica, sin embargo, la cantidad fermentadas y bebidas lácteas no se ubicaron
promedio consumida fue similar en las entre los 40 alimentos de mayor consumo
tres categorías de pertenencia étnica. En en la población de las regiones Atlántica,
contraste, la leche de vaca en polvo y queso Orinoquía - Amazonía y Pacífica (tabla 50).
fue consumida en proporciones similares por
la población sin pertenencia étnica, indígenas 7.2.4 CARNES, HUEVOS
y afrodescendientes (tabla 48). Y LEGUMINOSAS SECAS.

Los resultados por cuartil de riqueza evidenciaron Teniendo en cuenta los alimentos reportados
que la proporción de consumo de leche en el recordatorio de 24 horas sin incluir
líquida fue mayor a mayor cuartil de riqueza, preparaciones, los alimentos del grupo de

190 Versión 2
las carnes, huevos y leguminosas que se Los resultados por índice de riqueza muestran
encontraron en los 40 alimentos de mayor que el consumo de huevo, y productos
consumo fueron: el huevo en sexto lugar con cárnicos procesados fue menor en la
una cantidad promedio de 59,9 g; carne de res población clasificada en el cuartil de riqueza
y carne de pollo en los lugares once y catorce más bajo con 48,4 % y 18,4 % respectivamente;
con una cantidad promedio consumida de y la cantidad promedio consumida fue
76,2 g y 90,3 g respectivamente; seguidos por similar excepto para los productos cárnicos
los productos cárnicos procesados no enlatados procesados en donde la cantidad promedio
(embutidos) en el lugar dieciocho con 62,3 g en consumida fue menor en el cuartil bajo con
promedio, en el lugar treinta y dos se encontró 56,1 gramos comparado con el cuartil más
la carne de cerdo con 93,7 g y por último el bajo con 72,8 gramos (tabla 49).
frijol en el puesto treinta y seis con 49,9 g. En
la desagregación por sexo, los alimentos de Los resultados por región muestran que el
mayor consumo de este grupo tuvieron el consumo de huevo fue uno de los alimentos
mismo comportamiento, sin diferencias en la de mayor consumo en todas las regiones, sin
proporción de la población que los consume y embargo, se observó una menor proporción
en la cantidad promedio consumida (tabla 46). de consumo en la región Atlántica (36,3 %)
y las mayores en las regiones Bogotá (64,8 %)
Por concentración de población no se y Oriental (63,2 %) comparado con el dato
encontraron diferencias en la proporción de nacional (54,0 %); la región con menor
población ni en la cantidad promedio de cantidad promedio reportada fue la Atlántica
consumo de la carne de cerdo. El consumo de con 52,2 g. La carne de res fue consumida
carne de pollo y productos cárnicos procesados en menor proporción por la población
(embutidos) fue menor en el área resto con de la región Pacífica con 31,0 % y mayor
29,0 % y 18,0 % comparado con la cabecera con proporción poblacional en la región Oriental
36,3 % y 31,8 % respectivamente; la cantidad con 51,3 % comparado con el dato nacional
promedio consumida fue similar excepto para (43,7 %). El consumo de cerdo fue mayor en
la carne de res donde la cantidad promedio fue la región Central con 19,7 % y menor en la
menor en el área resto con 64,7 gramos vs. 80,2 región Orinoquía - Amazonía con 5,4 % frente
gramos en la cabecera (tabla 47). promedio de consumo Nacional con 12,9 %.
No se presentaron diferencias por región en
Los resultados por pertenencia étnica la cantidad promedio consumida de carnes,
mostraron que en la población indígena leguminosas y productos cárnicos procesados
el huevo fue consumido por una menor que se encontraron en los cuarenta alimentos
proporción y menor cantidad al compararse de mayor consumo. Los productos cárnicos
con la población sin pertenencia étnica. Así procesados no enlatados (embutidos) fueron
mismo, la carne de pollo fue consumida en consumidos en menor proporción en la
menor proporción por la población indígena región Orinoquía - Amazonía (tabla 50).
y afrodescendiente con 18,8 % y 23,3 %
frente a población sin pertenencia étnica con 7.2.5 GRASAS
36,7 %, sin embargo, solo se presentó una
menor cantidad promedio de consumo en la En cuanto a las grasas, el aceite vegetal y la
población indígena con 74,3 g. La carne de margarina se ubicaron entre los 40 alimentos
res fue consumida en mayor proporción por de mayor consumo. El aceite vegetal en
la población sin pertenecía étnica (46,6 %) segundo lugar, donde el 79,9 % de la
comparado con la población afrodescendiente población reportó haberlo consumido el día
(25,6 %), sin encontrar diferencias en la anterior a la Encuesta con un promedio de 11,7
cantidad promedio consumida. No fue gramos/día; y la margarina en el puesto treinta
posible establecer diferencias para la carne y nueve con una proporción de consumo de
de res, carne de cerdo y productos cárnicos 10,6 % y cantidad promedio consumida de
procesados en la población indígena debido 5,4 g. Es importante tener en cuenta que en
a la precisión de las estimaciones (tabla 48). el análisis no se incluyeron preparaciones las

Versión 2 191
cuales pueden aportar cantidades adicionales promedio consumida de 18,8 g; panela y
y otras fuentes de grasa. agua de panela en el lugar veinte uno y
veinte seis con 26,0 % y 16,9 % y una cantidad
Por sexo no se encontraron diferencias promedio consumida de 50,4 g y 287,3 g
tanto en la proporción de población como respectivamente. Por último, las bebidas
en la cantidad promedio consumida. Por saborizadas, dulces y postres en los lugares
concentración de población, el aceite treinta, y treinta y cuatro con 14,0 % y 12,0 %,
vegetal presentó proporciones de consumo y una cantidad promedio de 252,4 g y 62,2 g.
y cantidad promedio consumida similares En la desagregación por sexo, los alimentos
tanto en cabecera como en el área resto. de mayor consumo de este grupo tienen
La proporción de población que consumía el mismo comportamiento, sin diferencias
margarina fue menor en área resto con 6,7 % en la cantidad promedio consumida y la
respecto a la cabecera (11,9 %). proporción de la población que los consume
(tabla 46).
Así mismo, se observó que el aceite vegetal
no presentó diferencias en la proporción Los resultados por concentración de
de población que consumió este alimento población mostraron que el consumo de
y en la cantidad promedio consumida en bebidas carbonatadas, dulces y chocolates
las tres categorías de pertenencia étnica. La industrializados, bebidas saborizadas y, dulces
margarina no se encontró en los cuarenta y postres en la población perteneciente a la
alimentos de mayor consumo de la población cabecera presentaron una mayor proporción
afrodescendiente ni indígena (tabla 48). de consumo comparado con el área resto;
la cantidad promedio consumida fue similar
Con relación al índice de riqueza, la proporción excepto en el consumo de dulces y chocolates
de población que consumió aceite vegetal industrializados donde la población de la
fue mayor en el cuartil más bajo con 83,7 %. cabecera reportó un consumo mayor en
La margarina no se encontró como uno de cantidad promedio. El consumo de panela fue
los alimentos de mayor consumo en el cuartil mayor en el área resto con una proporción de
más bajo. 38,5% vs. 21,5% en la cabecera (tabla 47).

Frente a los resultados nacionales, se observó Con respecto a la pertenencia étnica se encontró
que la región Oriental presentó menor que el chocolate, las bebidas carbonatadas, los
proporción de consumo de aceite vegetal dulces y chocolates industrializados, panela y
con 71,2 %. La margarina hace parte de los agua de panela fueron consumidos por una
alimentos de mayor consumo de las regiones mayor proporción de la población de 5 a 12
Bogotá, Central y Oriental (tabla 50). años sin pertenencia étnica comparado con la
población indígena (tabla 48).
7.2.6 AZÚCARES
Por índice de riqueza se observa que la
De acuerdo con los alimentos reportados población clasificada en el cuartil más bajo
en el recordatorio de 24 horas sin incluir comparado con los demás cuartiles tuvo
preparaciones, entre los 40 alimentos de un consumo menor de chocolate (26,9 %),
mayor consumo de los niños y niñas de 5 a y un mayor consumo de panela (33,3 %) y
12 años, se ubicó en el quinto lugar el azúcar mayor cantidad promedio consumida de
con una proporción de población de 54,5 % azúcar (21,7 g). La población clasificada en los
y cantidad promedio consumida de 18,6 g; cuartiles de riqueza bajo y medio en mayor
chocolate y bebidas carbonatadas en los proporción reportaron un consumo de bebidas
lugares trece y dieciséis con 34,9 % y 30,6 % carbonatadas (cuartil bajo 34,1 % y cuartil
y una cantidad promedio consumida de medio 35,7 %). No se encontraron diferencias
12,5 g y 287,4 g respectivamente; los dulces y por cuartil de riqueza en la proporción y
chocolates industrializados en el lugar veinte cantidad promedio consumida de dulces y
con una proporción de 26,7 % y cantidad chocolates industrializados (tabla 49).

192 Versión 2
Por región se encontró que la proporción algunas de las actividades dirigidas a mejorar
de población que consumió chocolate fue y mantener la fuerza muscular, la flexibilidad
mayor en la región Bogotá y región Central, y la salud ósea. La AF diaria debería ser, en su
comparado con los datos nacionales, así mayor parte, aeróbica.
mismo, en las regiones Atlántica (12,5 %) y
Pacífica (22,9 %) se presentaron las menores A nivel global los datos del Observatorio
proporciones de consumo con respecto a la Mundial de la Salud de la OMS reportan
prevalencia nacional. Así mismo, la cantidad que la prevalencia de cumplir con las
promedio consumida de chocolate fue menor recomendaciones de actividad física en el
en las regiones Atlántica y Pacífica con 8,6 g grupo de edad entre los 11 y 17 años es del
y 7,2 g respectivamente. En cuanto al azúcar, 19,3 % con una desigualdad marcada por
se observó que la proporción de consumo sexo, donde las niñas tienen una menor
fue mayor en la región Atlántica con 66,1 % prevalencia en comparación con los niños
y menor en la región Central con 46,8 % (16,1 % vs. 22,4 %) (71). En la región de la
frente al promedio nacional (54,5 %). En el Américas la proporción en los escolares de
caso de las bebidas carbonatas, y bebidas cumplimiento de las recomendaciones de
saborizadas no se presentaron diferencias actividad física es del 18,8 %, presentándose
en la proporción de población y cantidad la misma desigualdad por sexo (12,9 % vs.
promedio consumida a nivel de región. En 24,7 %). En América Latina la prevalencia
la región Atlántica una menor proporción de varía entre 8,2 % en Venezuela a 18,1 % en
población consumió panela, agua de panela Costa Rica siendo constante la importante
y dulces y postres comparado con el dato desigualdad por sexo (71).
nacional, a diferencia de la región Central que
tuvo una mayor proporción de consumo de De acuerdo con los resultados analizados de
dichos alimentos. Los dulces y postres no se la ENSIN 2015, en la población en edad escolar
encontraron entre los 40 alimentos de mayor de 6 a 12 años como se muestra en la tabla 51,
consumo en la región Atlántica (tabla 50). el 31,1 % cumplía con las recomendaciones
de ≥60 minutos diarios de actividad física
moderada o vigorosa. Como reflejo de la
7.3 ACTIVIDAD FÍSICA desigualdad por sexo, las niñas presentaron
una menor prevalencia de cumplimiento de
Y COMPORTAMIENTOS las recomendaciones de actividad física al
SEDENTARIOS compararse con los niños (28,9 % vs. 34,9 %).
Las regiones Atlántica y Orinoquía - Amazonía
7.3.1 ACTIVIDAD FÍSICA evidenciaron las prevalencias más altas de
cumplimiento. Los niños y niñas que viven
La práctica de actividad física regular durante en el área resto, en hogares que pertenecen
la niñez se asocia con el adecuado crecimiento al cuartil más bajo del índice de riqueza (con
óseo y musculo-esquelético, el desarrollo referencia al cuartil medio) y que pertenecen
saludable del sistema cardiorrespiratorio, la a los grupos étnicos afrodescendiente e
estabilización de los niveles de triglicéridos indígenas mostraron las prevalencias más altas
e insulina, la prevención del sobrepeso y de cumplimiento de las recomendaciones.
la obesidad, y mejora la función cognitiva
incluyendo un aumento de habilidades de
percepción, cociente intelectual y mejor
desempeño académico (67–69).

Según las recomendaciones de la OMS, los


niños y niñas de 6 a 12 años deberían invertir
por lo menos 60 minutos diarios en actividades
físicas de intensidad moderada a vigorosa
(70), incluyendo al menos 3 veces por semana

Versión 2 193
Gráfica 61. Prevalencia de niños y niñas de 6 a 12 años que cumplen con las
recomendaciones de actividad física por concentración de población e índice de riqueza
100

90

80

70

60

61
% 50
38,7
35,9
40 28,3
31,1 29,4 26,4
24,2
30

20

10

0
Cabecera Resto Más bajo Bajo Medio Alto
NACIONAL CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN ÍNDICE DE RIQUEZA

El análisis de acuerdo con las variables de actividad física que permitan contribuir a la
de contraste (tabla 52) mostró que la construcción del tejido social del posconflicto
población en edad escolar que vive en (72). El Plan decenal de Salud Pública establece
hogares con mujeres jefe de hogar tenía dentro del componente modos, condiciones y
una mayor prevalencia de cumplir con estilos de vida saludables una meta relacionada
las recomendaciones de actividad física, con el sistema educativo: “A 2021, se debe lograr
contrario a lo encontrado en aquellos que incluir mínimo 300 minutos de actividad física a
disponían de televisor en el cuarto, quienes la semana en actividades asociadas a: caminar,
presentaron una menor prevalencia de realizar prácticas de senderismos, marchar, nadar
cumplimiento. En contra de lo esperado, los recreativamente, practicar danza en todas sus
niños y niñas cuyos padres refirieron en la modalidades, montar en bicicleta, patinar, y otras
Encuesta contar con parques, áreas verdes, prácticas, que semanalmente se desarrollen en
o centros recreativos y deportivos en su instituciones de formación de niños y jóvenes en
barrio y aquellos que recibieron consejería la totalidad del sistema educativo”.
en actividad física en los últimos 12 meses
tiene una prevalencia más baja de cumplir 7.3.2 FUERZA MUSCULAR
con las recomendaciones de actividad física.
El nivel de la forma física en los niños es un
En Colombia existe un marco normativo marcador de su estado de salud. Una baja
amplio para la promoción de actividad física. fuerza muscular durante la infancia y la
Específicamente, en la Constitución Política adolescencia es un predictor independiente
de Colombia (1991) se establece que la de mortalidad prematura por causas
actividad física, el deporte y la recreación son cardiovasculares (73). Los bajos niveles
reconocidas como un derecho. Adicionalmente de fuerza prensil en los niños se asocian
la promoción de actividad física está presente inversamente con la presencia de factores de
en otras políticas como la Ley de Obesidad riesgo cardiovascular y metabólico (74,75) y
1355/2009, el Plan Decenal del Deporte, la con mayores niveles de adiposidad. Los niños
Recreación, la Educación Física y la Actividad y adolescentes que tienen alto grado de
Física, para el Desarrollo Humano, la Convivencia fuerza muscular presentaron un perfil lipídico-
y la Paz 2009 – 2019, y el PND 2014-2018. En metabólico más saludable que los que tienen
este último, dentro del eje de formación de un bajo nivel de fuerza muscular (76).
ciudadanos integrales para la convivencia
pacífica, el gobierno nacional se comprometió Estudios internacionales indican que en el
a ofrecer el mayor acceso posible a programas grupo de 6-12 años, la fuerza prensil tiene un

194 Versión 2
rango de 12-25 kgF (77,78). A nivel local, un obesidad y tiempo excesivo frente a pantallas
estudio realizado en Bucaramanga, muestra se ha sustentado en estudios, en parte, por la
valores de fuerza prensil de 16,9 ± 4,3 kgF presencia dominante de publicidad en la TV
en niñas y 17,6 ± 5,1 kgF en niños, de 8 y 14 e internet sobre alimentos ricos en azúcares
años (75,79). En Bogotá, el estudio Fuprecol, y grasas, la cual a su vez está relacionada con
mostró valores promedios de fuerza prensil un mayor consumo de estos productos (63).
por dinamometría de 22,2 ± 9,0 kgF en
niños y 18,5 ± 5,6 kgF en niñas con edades Los datos de la Alianza Global de Niños
comprendidas entre los 9 y 17 años (80). Activos y Saludables que reúne 38 países a
nivel mundial reportó que la prevalencia de
Según los resultados de la ENSIN 2015, en tiempo excesivo frente a pantallas (≥2 horas/
la población de 6 a 12 años, el promedio de día) en niños y niñas entre 9 y13 años tiene
fuerza muscular medida por dinamometría fue un rango de 54,0 % en Estonia a 98,7 % en
de 13,5 KgF ± 5,82, siendo 14,0 KgF ± 5,33 en Hong Kong (83). La Academia Americana de
niños y 13,1 KgF ± 6,14 en niñas. Las regiones Pediatría recomienda a los padres limitar el
Central, Oriental, Orinoquía - Amazonía tiempo total de los medios de comunicación
presentaron los promedios de fuerza prensil a no más de 1 a 2 horas de programación de
más altos con valores de 14,3 KgF, 14,6 KgF y alta calidad por día (84).
14,2 KgF, respectivamente (tabla 51).
En la población colombiana en edad escolar
7.3.3 TIEMPO EXCESIVO de 6 a 12 años de acuerdo con los resultados
FRENTE A PANTALLAS de la ENSIN 2015, el 67,6 % pasaban ≥2 horas
frente a las pantallas. Los niños y niñas que
El tiempo excesivo frente a pantallas se ha residen en el área resto, que pertenecen a
asociado con menores niveles de actividad los cuartiles bajo, medio y alto de índice de
física, mayor riesgo de sobrepeso y obesidad, riqueza y aquellos sin pertenencia étnica
un menor desempeño escolar, trastornos presentaron la mayor prevalencia de pasar
del sueño, problemas de interacción social tiempo excesivo frente a las pantallas. En las
en niños, conductas agresivas, consumo regiones de Bogotá, Oriental y Central más
de alcohol y cigarrillo, déficit de atención y del 70 % de los escolares pasaban tiempo
desórdenes relacionados con la dependencia excesivo frente a las pantallas (tabla 51).
a pantallas (63,81,82). La asociación entre

Gráfica 62. Prevalencia de niños y niñas de 6 a 12 años que permanecen tiempo


excesivo frente a pantallas por concentración de población e índice de riqueza
100

90 83,1
79,3
80 73,8 73,7

67,6
70

60

62
49,9 51,8

% 50

40

30

20

10

0
Cabecera Resto Más bajo Bajo Medio Alto
NACIONAL CONCENTRACIÓN DE POBLACIÓN ÍNDICE DE RIQUEZA

Versión 2 195
El análisis de variables de contraste (tabla
52) evidenció que los niños que tenían AJC, Puerto Nariño. Desarrollo cualitativo
televisor en el cuarto presentaron las mayores ENSIN 2015).
proporciones de tiempo excesivo frente a las
pantallas. Los escolares con madres con mayor 7.3.3.1 TENDENCIA DEL TIEMPO
educación, con jefe del hogar identificado EXCESIVO FRENTE A PANTALLAS
como afrodescendiente o sin pertenencia
étnica mostraron una mayor prevalencia de Aunque como se mencionó en el aparte de
tiempo excesivo frente a pantallas. Al igual metodología, frente al ajuste de la pregunta
que los resultados mostrados en la población de dispositivos electrónicos que implica la
de 3 a 5 años en contra de lo esperado, los no comparabilidad estricta de la prevalencia,
niños y niñas cuyos padres refirieron en la esta, se presenta utilizando como puntos de
Encuesta contar con parques, áreas verdes, corte ≥2 horas y >2 horas, dada la relevancia
o centros recreativos y deportivos en su que tiene el seguimiento a este indicador.
barrio presentaron una prevalencia más alta
de tiempo excesivo frente a pantallas. Esta El tiempo excesivo frente a pantallas
misma situación contraria de tiempo excesivo muestra un aumento constante en la
se presentó en aquellos que recibieron población. Así mismo, en la serie ENSIN
consejería en AF en los últimos 12 meses. (2005, 2010 y 2015) se encontró que los
niños y niñas que viven en las cabeceras,
El análisis cualitativo de los grupos focales que pertenecen a hogares con mayores
resaltó que la inseguridad en los barrios se ingresos y que viven en la ciudad de
asocia al mayor tiempo frente a las pantallas. Bogotá se presentaron las prevalencias más
altas de tiempo excesivo frente a pantallas.
“(…) Tengo dos niños… eso es casi todos Esta preocupante situación puede ser el
los días mira televisión, motivo y razón reflejo de la globalización y la transición
por qué, prefiero que ellos miren televisión económica, demográfica y nutricional por
y no estén en la calle” (Cita grupo focal - las que está cursando un país con un alto
índice de inequidad como Colombia.

Gráfica 63. Tendencia ENSIN 2005, 2010 y 2015 del tiempo excesivo frente a pantallas
en niños y niñas de 6 a 12 años en Colombia

100

90

80

70 65,1
56,3 57,9

63
60

% 50

40

30

20

10

0
2005 2010 2015

AÑO

196 Versión 2
8 ADOLESCENTES pertenencia étnica con 84,5 % y 0,5 veces/día
(tabla 54).
DE 13 A 17 AÑOS
Por región se observa que no se presentaron
8.1 PRÁCTICAS DE diferencias en la prevalencia de consumo
de arroz o pasta, sin embargo, su consumo
ALIMENTACIÓN DE
fue menos frecuente en la región Oriental
INTERÉS EN NUTRICIÓN con 1,5 veces/día. Para el consumo de pan
Y SALUD PÚBLICA la menor prevalencia y frecuencia/día se
encontró en la región Orinoquía - Amazonía
8.1.1 PREVALENCIA DE USO comparado con la región Oriental y
O CONSUMO USUAL DE ALIMENTOS para galletas, con referencia a la región
Atlántica y Bogotá. El consumo de arepa
8.1.1.1 CEREALES, TUBÉRCULOS, fue menos prevalente en la región Pacífica
RAÍCES Y PLÁTANOS con respecto a todas las regiones excepto
la región Orinoquía-Amazonía donde el
La prevalencia de consumo de arroz o pasta consumo fue similar, la frecuencia/día fue
fue de 99,5 % y la frecuencia/día de 1,7, la mayor en la región Central, representando
de pan de 92,1 % y la frecuencia/día de 0,9, un consumo de casi 5 veces a la semana. En
la de arepa de 83,0 % y la frecuencia/día de el caso de las raíces, tubérculos y plátanos
0,4, la de galletas de 80,2 % y la frecuencia/ el menor consumo se encontró en la región
día de 0,5, La prevalencia de consumo de Pacífica en comparación con las regiones
raíces, tubérculos y plátanos fue de 96,3 % y la Atlántica y Bogotá; la menor frecuencia/día
frecuencia/día 0,9. se presentó en la región Atlántica con 0,7
(tabla 55).
Por sexo los resultados evidencian que en la
población de 13 a 17 años no se presentaron Los resultados por concentración de población
diferencias en la prevalencia de consumo muestran que no había diferencias por área
de arroz o pasta, galletas, raíces, tubérculos en la prevalencia del consumo de arroz o
y plátanos. La prevalencia en el consumo de pasta, galletas, raíces, tubérculos y plátanos, sin
arepa y la frecuencia/día en el consumo de embargo, en el área resto el consumo de raíces,
arroz o pasta fue mayor en los hombres que en tubérculos y plátanos fue más frecuente con
las mujeres con 85,4 % y 80,5 % y 1,8 veces/día 1,1 veces/día. El consumo de pan y arepa en la
vs. 1,6 veces/día respectivamente. En cuanto al cabecera fue mayor comparada con el área resto
consumo de pan, en los hombres fue mayor y (pan 93,5 %; arepa 86,6 %), la frecuencia/día en
más frecuente que en las mujeres (94,1 % y 1 el consumo de pan fue mayor en la cabecera
vez/día vs. 90 % y 0,8 veces/día (tabla 53). con 0,9 (tabla 56).

Los resultados por etnia muestran que Dado el índice de riqueza no se encontraron
no había diferencias en la prevalencia y diferencias en la prevalencia de consumo de
frecuencia/día en el consumo de arroz o pasta, arroz o pasta, galletas, raíces, tubérculos y
raíces, tubérculos y plátanos. La prevalencia plátanos. En cuanto a la frecuencia/día de arroz
y frecuencia/día del consumo de pan fue o pasta y raíces, tubérculos y plátanos esta
menor y menos frecuente en los adolescentes fue menor en los cuartiles de riqueza medio
hombres y mujeres indígenas comparado con y alto. El pan y la arepa fueron consumidos
afrodescendientes y sin pertenencia étnica en menor proporción en el cuartil de riqueza
(pan 83,8 % y 0,6 veces/día), para el caso de más bajo (tabla 57).
las galletas la frecuencia día tuvo el mismo
comportamiento, sin embargo, la proporción 8.1.1.2 VERDURAS Y FRUTAS
de consumo solo fue diferente en aquellos
sin pertenencia étnica. El consumo de arepa La prevalencia de consumo de verduras
fue mayor y más frecuente en la población sin crudas fue de 73,2 % y la frecuencia día de 0,4,

Versión 2 197
la de verduras cocidas de 59,0 % y la frecuencia 8.1.1.3 LECHE Y PRODUCTOS LÁCTEOS
día de 0,3, la de frutas enteras de 82,3 % y la
frecuencia/día de 0,5, la de frutas en jugo La prevalencia del consumo de leche fue de
89,2 % y la frecuencia/día de 1,0. Por sexo no 91,6 % y la frecuencia/día de 0,8, la de quesos
se encontraron diferencias en la prevalencia y y otros productos lácteos de 84,7 % y la
frecuencia/día (tabla 53). frecuencia/día de 0,5. En la desagregación por
sexo no se encontraron diferencias (tabla 53).
Los resultados por pertenencia étnica
evidenciaron que la población de 13 a Con respecto a la pertenencia étnica, la
17 años sin pertenencia étnica tenía una población de 13 a 17 años que se auto reconoce
mayor prevalencia en el consumo de como indígena tuvo una menor prevalencia y
verduras crudas y verduras cocidas con frecuencia en el consumo de leche y productos
74,6 % y 60,6 % comparado con la población lácteos. En el caso de la leche (líquida o en polvo)
afrodescendiente e indígena, sin embargo, sola o en preparaciones, el consumo fue más
su frecuencia de consumo fue similar. En frecuente en la población sin pertenencia étnica
el caso de las frutas en jugo se observó una (0,8 veces/día) lo que equivale a 6 veces/semana,
menor prevalencia y frecuencia de consumo comparado con la población afrodescendiente
en la población indígena comparado con la (4 veces/semana) e indígena (3 veces/semana)
población afrodescendiente y sin pertenencia (tabla 54).
étnica. El consumo de frutas enteras fue mayor
en la población Afrodescendiente con 89,4 % Por región, la menor prevalencia y frecuencia en
comparado con la población sin pertenencia el consumo de leche se evidenció en las regiones
étnica (82,3 %) e indígena (69,7 + %), siendo Atlántica, Pacífica y Orinoquía - Amazonía.
este último grupo el de menor consumo En cuanto al consumo de productos lácteos
(tabla 54). (queso, kumis, yogurt, queso crema o suero
costeño) la región Atlántica fue la que presentó
Por región se encontró que la prevalencia un consumo más prevalente y frecuente con
y frecuencia/día del consumo tanto de 93,2 % y 0,6 veces/día, lo que equivale a 4 veces/
verduras cocidas y crudas como de frutas semana; la menor prevalencia y frecuencia se
enteras o en jugo en la región Orinoquía - encontró en la región Orinoquía - Amazonía,
Amazonía fueron menores comparado con en donde la prevalencia fue de 61,8 % y la
las demás regiones. El consumo de frutas y frecuencia/día de 0,2, lo que equivale a 1 vez/
verduras fue mayor en la región Bogotá, en semana. Los resultados por concentración
el caso de las frutas en jugo la región Pacífica de población muestran que la prevalencia y
tuvo una frecuencia/día similar a la región frecuencia de consumo de leche y productos
Bogotá (1,2 veces/día). Por concentración de lácteos fue menor en el área resto comparado
población no se presentaron diferencias en la con la cabecera (tabla 56).
prevalencia y frecuencia/día del consumo de
verduras cocidas y frutas enteras. El consumo Por cuartil de riqueza, el consumo de leche
de verduras crudas y frutas en jugo fue y productos lácteos fue menor y menos
más prevalente y frecuente en la cabecera frecuente en el cuartil de riqueza más bajo
comparada con el área resto (tabla 56). respecto a los demás cuartiles de riqueza, con
mayores diferencias respectos a los cuartiles
En el análisis por índice de riqueza se encontró medio y alto (tabla 57).
que la prevalencia tanto de verduras crudas
y cocidas como frutas enteras o en jugo fue 8.1.1.4 CARNES, HUEVOS
mayor en los cuartiles de riqueza medio y alto. Y LEGUMINOSAS SECAS
La frecuencia/día fue similar entre cuartiles
excepto en el caso de verduras crudas, en La prevalencia del consumo de carnes de res,
donde el cuartil más bajo tuvo una menor ternera, cerdo, chigüiro, conejo, cabro, curí,
frecuencia (0,3 veces/día) (tabla 57). fue de 93,5 %, la frecuencia/día de 0,5; la de
pollo o gallina de 94,2 % y la frecuencia/día

198 Versión 2
0,4; la de huevos de 95,4 % y la frecuencia/ población de las regiones Bogotá, Pacífica y
día de 0,7; la de pescados o mariscos 57,3 % y Orinoquía - Amazonía y la menor frecuencia/
la frecuencia/día 0,1; la de morcilla o vísceras día se encontró en Bogotá con 0,03, lo que
de 30,0 % y la frecuencia/día de 0,05, lo que equivale a menos de 1 vez/mes (tabla 55).
equivale a 1,5 veces/mes; la de granos secos
de 95,2 % y la frecuencia/día 0,5. Por sexo se Por concentración poblacional no se
encontraron diferencias en la prevalencia de encontraron diferencias en la prevalencia
consumo de pescados o mariscos y morcilla de consumo de huevo, pescado o mariscos,
o vísceras en donde los hombres reportaron morcilla o vísceras, granos secos o leguminosas
un mayor consumo que las mujeres (tabla 53). entre la cabecera y resto. El consumo de pollo
o gallina y carnes es mayor en la cabecera que
Los resultados por pertenencia étnica en el área resto, en donde la prevalencia en el
evidencian que no había diferencias en la consumo de pollo o gallina es 95,3 % vs. 91,3 %
prevalencia y frecuencia/día en el consumo y la frecuencia/día 0,4 vs. 0,3 y la prevalencia
de huevo y granos secos o leguminosas. La de carnes es 94,2 % vs 91,4 % (tabla 56).
población indígena presentó una menor
prevalencia y frecuencia de consumo de Por cuartil de riqueza se evidenció una menor
pollo o gallina (87,6 % y 0,3 veces/día) y prevalencia en el consumo de carnes y pollo o
carnes (83,5 % y 0,4 veces/día). Los pescados gallina en la población de 13 a 17 años clasificada
y mariscos fueron consumidos en menor en el cuartil de riqueza más bajo al compararse
proporción y con menor frecuencia en la con los cuartiles medio y alto, esta situación fue
población sin pertenencia étnica (51,5 % similar al consumo de huevo y granos secos o
y 0,1 veces/día). En cuanto al consumo de leguminosas que fueron consumidos en menor
morcilla y vísceras la prevalencia en el grupo proporción por la población del cuartil más bajo
sin pertenencia étnica fue mayor que en la comparado con el cuartil medio. El consumo de
población afrodescendiente e indígena con morcilla y vísceras no presentó diferencias en la
31,2 %, la frecuencia/día fue similar entre los prevalencia de consumo por cuartil de riqueza.
grupos (tabla 54). De acuerdo con la frecuencia/día de consumo,
en todos los alimentos fue menor para el cuartil
Los resultados por región muestran que el más bajo. El consumo de pescados o mariscos
menor consumo de huevo en la población fue más prevalente en el cuartil alto (59,1 %)
de 13 a 17 años se presentó en la región comparado con el cuartil bajo (49,4 %) (tabla 57).
Orinoquía - Amazonía, al compararse con la
región Oriental, la menor frecuencia/día se 8.1.1.5 GRASAS
encontró en la región Atlántica con 0,6 lo
que equivale a un consumo de 4 veces por La prevalencia de consumo de mantequilla,
semana comparado con 5 y 6 veces/semana crema de leche o manteca de cerdo fue
en las demás regiones. En cuanto al consumo de 33,1 % y la frecuencia/día de 0,2. En la
de carnes (carne de res, ternera, cerdo, desagregación por sexo no se encontraron
chigüiro, conejo, cabro, curí) y granos secos diferencias (tabla 53).
o leguminosas no se encontraron diferencias
en la prevalencia por región, en cuanto a la Con respecto a la pertenencia étnica la
frecuencia/día de carnes esta fue mayor en prevalencia de consumo es mayor en la
las regiones Central, Bogotá y Oriental, donde población sin pertenencia étnica (34,4 % y
equivale a un consumo entre 3 y 4 veces a la 0,2 veces/día) respecto a las poblaciones
semana, la frecuencia/día de granos secos o afrodescendiente e indígena, frente a la
leguminosas fue menor en la región Atlántica frecuencia/día dado los errores muestrales
(0,3 veces/día). El consumo de pescados o solo se compara afrodescendientes y
mariscos fue más prevalente y frecuente en población sin pertenencia étnica en donde
las regiones Atlántica, Pacífica y Orinoquía estos últimos tenían una frecuencia superior.
- Amazonía. La morcilla y las vísceras fueron Por región se observa que la mayor prevalencia
consumidas por una menor proporción de la y frecuencia de consumo de mantequilla,

Versión 2 199
crema de leche o manteca de cerdo se regiones Bogotá, Central y Oriental, siendo
encontró en la región Central con 40,0 % y 0,3 entre 1 o más veces/día. El consumo de
veces/día y la menor prevalencia se observó gaseosa, té y refrescos fue similar entre las
en la región Orinoquía - Amazonía con 14,4 % regiones, y menos frecuente en las regiones
y 0,1 veces/día. Por índice de riqueza se Pacífica y Orinoquía - Amazonía con 0,6
presentó una menor prevalencia y frecuencia veces/día lo que equivale a 4 veces/semana
de consumo en los cuartiles más bajo y bajo comparado con 5 y 6 veces/semana en las
con 23,1 % y 0,1 veces/día y 33,0 % y 0,2 veces/ demás regiones (tabla 55).
día, respectivamente. En este grupo de edad
la prevalencia y frecuencia/día se ubicó con En la desagregación por cuartil de riqueza no
mayor predominio en la cabecera con 36,3 % se encontraron diferencias en la prevalencia del
y 0,2 veces/día comparado con el área resto consumo de panela, azúcar y miel; gaseosa, té y
con 24,0 % y 0,1 veces/día (tabla 56). refrescos, sin embargo, la frecuencia/ día en el
cuartil alto para el consumo de panela, azúcar,
8.1.1.6 AZÚCARES gaseosa, té y refrescos fue menor con 1,6 veces/
día y 0,6 veces/día respectivamente. Respecto al
La prevalencia del consumo de panela, consumo de golosinas o dulces la prevalencia
azúcar o miel fue de 93,6 % y la frecuencia/ fue menor en el cuartil más bajo (83,3 %), sin
día de 1,8, la de golosinas o dulces de 85,5 % embargo, no se evidenciaron diferencias en la
y la frecuencia/día de 1,0, la de gaseosas, té frecuencia/día. Por concentración poblacional,
y refrescos de 85,4 % y la frecuencia/día de no se encontraron diferencias en la prevalencia
0,7. Por sexo se encontraron diferencias en y frecuencia de consumo de panela, azúcar o
la prevalencia y frecuencia de consumo de miel. El área resto comparada con la cabecera
golosinas o dulces destacándose las mujeres presentó una menor prevalencia y frecuencia/
con un mayor consumo que los hombres día en el consumo de golosinas o dulces (82,7 %
con 86,9 % y 1,1 veces/día vs. 84,2 % y 0,9 y 0,9 veces/día vs. 86,5 % y 1,1 veces/día) y
veces/día; en gaseosas, té y refrescos (en gaseosa, té y refrescos (79,8 % y 0,5 veces/día vs.
polvo, caja, botella, no light) el consumo 87,4 % y 0,8 veces/día) (tabla 56).
fue más prevalente en los hombres que
en las mujeres (88,0 % vs. 82,6 %). El 8.1.2 PRÁCTICAS ASOCIADAS
consumo de panela, azúcar o miel no A LA ALIMENTACIÓN, DE INTERÉS
presentó diferencias por sexo (tabla 53). Los PARA LA NUTRICIÓN PÚBLICA
resultados por pertenencia étnica indican
que la población indígena de 13 a 17 años La prevalencia de la práctica del uso de salero
tenía una menor prevalencia y frecuencia/ en la mesa fue de 18,4 %, la frecuencia/día de
día en el consumo de panela, azúcar y miel, 0,2, la de comidas preparadas en la casa para
golosinas o dulces y gaseosas, té y refrescos ser consumidas por fuera de esta de 15,1 %,
comparado la población afrodescendiente la frecuencia/día de 0,1, la de consumo de
y sin pertenencia étnica (tabla 54). alimentos en la calle de 48,4 % y la frecuencia/
día de 0,2, la de comer mientras utiliza algún
Por región se observaron diferencias en la tipo de pantalla de 75,1 % y la frecuencia/día
prevalencia de consumo de panela, azúcar de 1,1. Por sexo se encontraron diferencias en
o miel al comparar la región de Bogotá con la práctica de llevar comidas preparadas en
la Central, así mismo esta región junto con la casa para ser consumidas en el sitio de trabajo
Pacífica son las que mostraron la frecuencia/ o estudio en donde las mujeres presentaron
día más alta comparada con las demás una mayor prevalencia en esta práctica que
regiones. En cuanto a las golosinas o dulces los hombres con 17,5 % vs. 12,8 % (tabla 53).
la menor proporción de consumo de este
grupo poblacional se encontró en la región Por pertenencia étnica la práctica de uso
Orinoquía – Amazonía con una prevalencia del salero en la mesa fue más prevalente y
de 73,6 %, la región en donde se consumieron frecuente en la población de 13 a 17 años sin
estos alimentos con mayor frecuencia son las pertenencia étnica que la afrodescendiente

200 Versión 2
con 18,6 % y 0,2 veces/ día y 12,1% y y la frecuencia/día de 0,1, la de alimentos
0,1 veces/día respectivamente. Para la fritos de 94,1 % y la frecuencia día de 0,7,
población indígena no fue posible realizar la de bebidas alcohólicas fue de 14,0 %, la
comparaciones dado que las estimaciones frecuencia/día de 0,02, lo que equivale a 1 vez
no tienen suficiente precisión. Respecto a la cada 2 meses, la de bebidas energizantes de
práctica de consumir comidas preparadas 14,4 % y la frecuencia/día de 0,03, que equivale
en la casa en el lugar de trabajo o estudio, a 2 veces cada 2 meses. En la desagregación
la prevalencia fue mayor en la población sin por sexo se encontraron diferencias en el
pertenencia étnica con 15,7 %, comparado consumo de bebidas alcohólicas en donde
con las demás etnias, sin embargo, en la la prevalencia y frecuencia/día fue mayor en
frecuencia/día no se encontraron diferencias. los hombres que en las mujeres con 17,3 % y
Así mismo, las prácticas de consumir 0,02 veces/día vs. 10,5 % y 0,01 veces/día y un
alimentos en la calle (puestos ambulantes) comportamiento similar para el consumo de
y comer mientras utiliza pantallas, la bebidas energizantes 17,6 % y 0,04 veces/día
prevalencia y frecuencia/día fue menor vs. 10,9 % y 0,02 veces/día (tabla 53).
en la población indígena con diferencias
importantes, principalmente en la práctica Los resultados por pertenencia étnica no
de comer mientras utiliza alguna pantalla en presentaron diferencias en la prevalencia
donde la población afrodescendiente y sin y frecuencia de consumo de bebidas
pertenencia étnica superaron en más de 20 alcohólicas y bebidas energizantes al
p.p. la prevalencia y duplicó la frecuencia/día comparar afrodescendientes y sin pertenencia
de la población indígena (tabla 54). étnica, la estimación de consumo de
población indígena presenta coeficientes
Por región se observó que no hay diferencias de variación superiores al 20 % y por tanto
en la prevalencia y frecuencia de la práctica no se presentan. El consumo de alimentos
del uso de salero en la mesa. En cuanto a la de comida rápida fue mayor en la población
práctica de comidas preparadas y consumidas sin pertenencia étnica comparada con los
en el lugar de trabajo o estudios, esta fue una afrodescendientes y muy superior frente a la
práctica más prevalente en la región Central proporción de la población indígena, con las
con 21,8 % y 0,2 veces/día y los menores siguientes prevalencias 70,7 %, 59,6 % y 30,3 %
porcentajes se observaron en las regiones respectivamente; sin embargo, la frecuencia/
Atlántica (9,0 %), Pacífica (11,4 %) y Orinoquía día fue similar entre los grupos. El consumo
- Amazonía (7,7 %). La región en donde las de alimentos de paquete y alimentos fritos
prácticas de consumo de alimentos en la fue menos prevalente y frecuente en la
calle y comer mientras se utilizan pantallas población indígena comparado con la
evidenció una mayor prevalencia fue la población afrodescendiente y sin pertenencia
región Bogotá. La frecuencia de consumo étnica (tabla 54).
de alimentos en la calle fue menor en las
regiones Oriental y Orinoquía - Amazonía Por región la mayor prevalencia en el
con 0,2 y 0,1 veces/día, respectivamente. La consumo bebidas alcohólicas se encontró
frecuencia del uso de pantallas mientras se en la región Central con 18,7 % comparada
consumen alimentos no presentó diferencias con las demás regiones excepto con
por región (tabla 55). Orinoquía-Amazonía, donde el consumo
fue similar; la menor prevalencia se
encontró en la región Atlántica con 10,6 %.
8.1.3 OTROS CONSUMOS NO Entre las regiones con suficiente precisión
AGRUPADOS, DE INTERÉS PARA LA en la estimación, con respecto al consumo
NUTRICIÓN PÚBLICA de bebidas energizantes y consumo de
alimentos fritos este fue más prevalente en
La prevalencia del consumo de alimentos de las regiones Central y Bogotá. Los alimentos
paquete fue de 82,7 % y la frecuencia/día de de comida rápida tuvieron un consumo
0,5, la de alimentos de comida rápida de 67,9% más prevalente y frecuente en la región

Versión 2 201
Bogotá (86,2 % y 0,2 veces/día) comparado 8.2 INGESTA DIETÉTICA POR
con las demás regiones. Finalmente, los RECORDATORIO 24 HORAS
alimentos de paquete fueron consumidos
por una menor proporción de la población 8.2.1 CEREALES, TUBÉRCULOS,
de la región Orinoquía - Amazonía (75,2 %) RAÍCES Y PLÁTANOS
y de forma más frecuente por la población
de la región Atlántica, donde su consumo De los 40 alimentos más consumidos por la
equivale a 4 veces por semana (tabla 55). población de 13 a 17 años, de acuerdo con
los alimentos reportados en el recordatorio
Por índice de riqueza no se observaron de 24 horas sin incluir preparaciones, una
diferencias en el consumo de bebidas cantidad importante se encontró en el grupo
alcohólicas, alimentos fritos y alimentos de de cereales, tubérculos, raíces y plátanos. El
paquete. Las bebidas energizantes fueron arroz ocupó el primer lugar con una cantidad
consumidas por una menor proporción de promedio consumida al día de 132,6 gramos,
la población clasificada en el cuartil más en tercer lugar la papa con 176,9 g, en cuarto
bajo (11,6 %) comparado con los demás lugar el pan con 96,4 g, en el lugar séptimo
cuartiles; la frecuencia/día fue similar entre lugar el plátano con 140,7 g, en el orden