Está en la página 1de 9

ANÁLISIS DEL POEMA “TALA”

DE GABRIELA MISTRAL
(LA COPA)
2015

INTEGRANTES:
Gutiérrez Díaz, Jhuliana
Pilco González, Marvelly
Segura García, Fabiana
Terrones Loloy, Yolanda
Vargas Zavaleta, Lizzeth

12-11-2015
ANÁLISIS DEL POEMA “TALA” DE GABRIELA MISTRAL

ANÁLISIS DEL POEMA “TALA”

DE GABRIELA MISTRAL

LA COPA
Yo he llevado una copa
de una isla a otra isla sin despertar el agua.
Si la vertía, una sed traicionaba;
por una gota, el don era caduco;
perdida toda, el dueño lloraría.

No saludé las ciudades;


no dije elogio a su vuelo de torres,
no abrí los brazos en la gran Pirámide,
ni fundé casa con corro de hijos.

Pero entregando la copa, yo dije


con el sol nuevo sobre mi garganta:
-"Mis brazos ya son libres como nubes sin dueño
y mi cuello se mece en la colina,
de la invitación de los valles."

Mentira fue mi aleluya: miradme.


Yo tengo la vista caída a mis palmas;
camino lenta, sin diamante de agua;
callada voy, y no llevo tesoro,
¡y me tumba en el pecho y los pulsos
la sangre batida de angustia y de miedo!

I. FASE: LECTURA ATENTA DEL TEXTO

“LITERATURA LATINOAMERICANA”
pág. 1
ANÁLISIS DEL POEMA “TALA” DE GABRIELA MISTRAL

En esta primera fase lo único que debe preocuparse es entender el texto


en su conjunto y todas y en cada una de sus partes. Asimismo, en esta fase
conoceremos ya el sentido literal del poema.

II. FASE: LOCALIZACIÓN

La obra de Gabriela Mistral, cuyo verdadero nombre es Lucila de


María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga. Ella se ubica en el periodo
modernista, y la parte central de su trayectoria corresponde específicamente
al periodo vanguardista. Asimismo, se afirma que tanto el verso como la
prosa conforman sus poemas.
A continuación presentaremos la oda “La Copa”; la denominamos oda
porque expresa un sentimiento hacia un objeto inerte.
Además “Tala” pertenece al género lírico.

III. FASE: DETERMINACIÓN DEL TEMA

III.1. ASUNTO:

Plasma cierta melancolía de un ser que se cree en libertad; pero


muy a su pesar, eso es una mera “alucinación” y no una realidad.

III.2. TEMA:

El eterno anhelo por la libertad y no poder tenerla.

IV. FASE: DETERMINACIÓN DE LA ESTRUCTURA

“LITERATURA LATINOAMERICANA”
pág. 2
ANÁLISIS DEL POEMA “TALA” DE GABRIELA MISTRAL

IV.1. MÉTRICA:

En el verso libre o verso contemporáneo no se tomas en cuenta la


métrica.

IV.2. RIMA:

La rima es asonante o imperfecta, puesto que no se expresa una


semejanza de los sonidos finales de los versos. Alterna.

IV.3. ESTILO:

La obra de Gabriela Mistral se ubica en el periodo modernista –


mundonovista, y la parte central de su trayectoria corresponde al periodo
vanguardista. Por eso se afirma que tanto el verso como la prosa
conforman sus poemas.

IV.4. APARTADOS:
Transporta un objeto demasiado
LA COPA
completo para ser alterado, y
a) Yo he llevado una copa
siendo así se vería una
(…) perdida toda, el dueño lloraría. consecuencia grave.

Poco importa los obstáculos


b) No saludé las ciudades;
triviales en lugares donde lo único
(…) ni fundé casa con corro de hijos.
que importa es continuar.

Se deshace y/o cumple con su


c) Pero entregando la copa, yo dije
objetivo de transportar dicho
(…) la sangre batida de angustia y de miedo!
objeto.
Una vez terminado dicho
d) Mentira fue mi aleluya: miradme.
cumplimiento, siente pesar al no
(…) la sangre batida de angustia y de miedo!
tener un nuevo objetivo a cumplir.

“LITERATURA LATINOAMERICANA”
pág. 3
ANÁLISIS DEL POEMA “TALA” DE GABRIELA MISTRAL

V. FASE: ANÁLISIS DE LA FORMA APARTIR DEL TEMA

V.1. APARTADO:

a) Yo he llevado una copa


de una isla a otra isla sin despertar el agua. (1)
Si la vertía, una sed traicionaba;
por una gota, el don era caduco;
perdida toda, el dueño lloraría. (2)

Apartado a): En este primer apartado podemos percatarnos que la figura


representada con mayor preponderancia es la metáfora Asimismo, en el
primer enunciado: El hablante lirico empieza el acto comunicativo con
una metáfora y personificación al atribuirle cualidades humanas a seres
inertes u objetos en este caso al decir sin despertar el agua: “Yo he
llevado una copa / de una isla a otra isla sin despertar el agua”. (1) y
nos habla sobre la travesía del vivir, de mantener un extremo cuidado en
las acciones a realizar. Además, que sus vivencias no le han generado
una felicidad plena, en la que ella pueda despertar el “agua” respecto al
vacío existente que le ha generado su manera de vivir.

Por otra parte, el enunciado: El hablante lirico continua aplicando la


metáfora : “Si la vertía, una sed traicionaba; / por una gota, el don
era caduco; / perdida toda, el dueño lloraría”. (2) podemos inferir que
la copa simboliza el transcurso de una vida inestable, por ello la copa
tiene una base inestable, su volcadura podría resultar fácil, y así verter el
líquido que esta contiene y soltarla. El agua es un elemento fundamental
del que absolutamente nadie puede prescindir, por eso es utilizado en el
poema, como símbolo de vida. Al decir: “por una gota, el don era
caduco”, nos muestra a un yo poético que no puede fallar en la misión
encomendada, la de no derramar ni una sola gota; puesto que eso
acarrearía la tristeza extrema de un tercero.
“LITERATURA LATINOAMERICANA”
pág. 4
ANÁLISIS DEL POEMA “TALA” DE GABRIELA MISTRAL

b) No saludé las ciudades; (3)


no dije elogio a su vuelo de torres, (4)
no abrí los brazos en la gran Pirámide,
ni fundé casa con corro de hijos. (5)

Apartado b): En este segundo apartado al decir: “No saludé las


ciudades” (3), el hablante lirico utiliza en el acto comunicativo la
figura literaria de la personificación. Además, con este recurso literario
nos muestra que, a pesar del cuantioso tamaño de las cosas terrenales,
estas no logran captar la atención total en el “yo poético”.
Consecuentemente en el enunciado: “no dije elogios a su vuelo de
torres”, (4), la figura literaria expresada, es el animismo, en la cual
inferimos que la presencia de la belleza natural no es atractiva ante los
ojos de ese “yo poético”, ni siquiera para propiciar palabras de lauro,
ante la magnánima naturaleza. Finalmente, en el enunciado: “no abrí los
brazos en la gran pirámide”; en esta parte se insiste en la dificultad del
quehacer del yo, en su soledad y en la absorción concentrada en que
debió mantenerse para no amilanarse ante el cansancio. Tal era el
compromiso con su misión que al manifestar: “ni fundé casa con corro
de hijos” (5) se percibe, incluso, la renuncia a la maternidad, que es de
por sí el don máximo y exclusivo de toda mujer.

c) Pero entregando la copa, yo dije


con el sol nuevo sobre mi garganta:
-"Mis brazos ya son libres como nubes sin dueño
y mi cuello se mece en la colina,
de la invitación de los valles." (6)

Apartado c): En este tercer apartado encontramos: “pero entregando


la copa, yo dije”; aquí se muestra que por fin la tarea encomendada se logró
con éxito, manifestándose la figura literaria de la metáfora; y, en el verso:
“LITERATURA LATINOAMERICANA”
pág. 5
ANÁLISIS DEL POEMA “TALA” DE GABRIELA MISTRAL

“con el sol nuevo sobre mi garganta”: quiere decir que el vivir ya cobró un
nuevo rumbo, el sendero de su vivir ha variado notablemente, lo cual se
manifiesta al decir: “mis brazos ya son libres como nubes sin dueño”,
estas palabras expresan el solaz que siente el yo al haber concluido con lo
encomendado. En este verso se expresa la metáfora. Al decir: “y mi cuello
se mece en la colina / de la invitación de los valles." (6), aquí se parecía
cierta soltura, como si la yo se hubiese sacado un peso de encima, y se
perspectiviza hacia una nueva forma de ver y vivir la vida.

d) Mentira fue mi aleluya: miradme. (7)


Yo tengo la vista caída a mis palmas;
camino lenta, sin diamante de agua;
callada voy, y no llevo tesoro, (8)
¡y me tumba en el pecho y los pulsos
la sangre batida de angustia y de miedo! (9)

Apartado d): En este enunciado encontramos desilusión al decir:


“mentira fue mi aleluya: miradme”. (7) Su aleluya, metafóricamente se
equipara a la alegría, la cual es algo falaz y pide al lector que la observe. En
el siguiente enunciado: “Yo tengo la vista caída a mis palmas”; el yo hace
referencia a la tristeza que siente al percatarse que sus manos están vacías
como lo está su vida. “Camino lenta, sin diamante de agua; /
callada voy, y no llevo tesoro” (8), en este enunciado la voz poética
reafirma que su congoja la invade, haciendo uso del recurso estilístico del
epíteto.

Por lo tanto su andar es lento y es presa del silencio, y se encuentra sin


la copa en sus manos. Finalmente en el enunciado: “¡y me tumba en el
pecho y los pulsos la sangre batida de angustia y de miedo!” (9) Se pone
de manifiesto la intensidad de las imágenes y el sentimiento tan cargado de
desilusión, ansiedad y miedo.

VI. FASE: CONCLUSIÓN

“LITERATURA LATINOAMERICANA”
pág. 6
ANÁLISIS DEL POEMA “TALA” DE GABRIELA MISTRAL

VI.1. COMO BALANCE:

Tala con una serie de poemas dedicados a la muerte de su madre y


la ausencia materna condicionará el posterior desarrollo de la obra llevando a
la poetisa a rechazar la realidad en medio de una amarga desesperanza. Ya
que, el dolor marca su propio estilo literario, persiste en la elaboración
metafórica, en la sencillez buscada con vocación religiosa y acercamiento a
Dios.

El título del libro alude a la liberación necesaria para emprender el


camino creativo que la escritura requiere, necesitamos desprendernos de todo
aquello que nos pueda lastrar, pero también –en una interesante paradoja-
hay que reseñar que “Tala” es un árbol frondoso y espinoso de Chile.
Estamos ante un libro cargado de simbolismo en el que la presencia del
mundo bíblico es muy notoria. Además, debemos reseñar que la delicada
sensibilidad de la poetisa supone que tanto el mundo de los niños como el de
la amistad estén tratados con un tono mucho más distendido y relajado que el
empleado en los poemas de temática bíblica.

Gabriela Mistral –a través de una perspectiva panteísta de la


realidad- establece una asociación íntima con las cosas sencillas de la vida y
pudiendo obsevar una acomodación absoluta entre materia y persona debido
a que el yo poético se encuentra indefenso y, para salvarse, busca la
asociación con la naturaleza.

En cuanto al poema “La Copa” Gabriela Mistral nos expresa una


reflexión acerca de las exigencias excesivas que demanda la creación poética

VI.2. COMO IMPRESIÓN PERSONAL

Tala el poemario es considerado como un cimiento de la labro


literaria de la escritora, constituyéndose en uno de sus trabajos más maduros
y una de las obras más importantes de la poesía chilena e hispanoamericana.
“LITERATURA LATINOAMERICANA”
pág. 7
ANÁLISIS DEL POEMA “TALA” DE GABRIELA MISTRAL

Que debe ser lectura obligada para todo aquél que desee formarse una idea
certera de la delicada sensibilidad de una Gabriela Mistral que trasmite
siempre honda ternura.
No cabe relación entre “Desolación” y “Tala”. En ambos libros
hallamos poesías. Si “Desolación” es más humano y sentimental, “Tala” es
un libro riguroso y profundo.

“LITERATURA LATINOAMERICANA”
pág. 8