Está en la página 1de 6

1-11-2020 Proceso de

Mortajado
Procesos de fabricación

Francisco Antonio Gallardo Montero


LIS19110453
INSTITUTO TECNOLOGICO SUPERIOR DE IRAPUATO
El mortajado consiste en el conjunto de
operaciones de mecanizado que se
realizan con la máquina
mortajadora. Estas operaciones, se
caracterizan en que el movimiento
principal es de traslación y la herramienta
empleada es monofilo. Se obtiene por lo
general superficies planas y ranuras
paralelas a la dirección de dicho
movimiento principal, el cual, se realiza en
un plano vertical en el mortajado.
La mortajadora o limadora vertical cinemáticamente es una máquina dotada de
un movimiento rectilíneo. Esta, arranca la viruta al mover las piezas fijadas en la
mesa de trabajo. La mortajadora trabaja de forma similar a la de la limadora o el
cepillo. Es decir, es una máquina cuya herramienta posee un movimiento rectilíneo
o alternativo de avance y retroceso sobre piezas fijadas sobre la mesa de la
máquina. Además, posibilita el mecanizado de superficies planas paralelas a la
dirección de corte. La limadora vertical permite el mecanizado de piezas de
mayores dimensiones que la limadora, al ser el eje de desplazamiento de la
mortajadora vertical.

Se pueden obtener diferentes movimientos de corte con el mortajado


 Corte. Se produce por el desplazamiento
longitudinal y vertical de la herramienta sobre la
pieza de trabajo.
 Avance. Por el desplazamiento transversal o
circular de la pieza de trabajo.
 Profundidad de pasada. Se consigue por el
desplazamiento longitudinal o axial de la pieza.
La herramienta tiene un movimiento alternativo: el descendente es el de corte y el
ascendente el de retroceso en vacío.

 Las herramientas en posición vertical se utilizan


para trabajos de superficies interiores, ranuras,
etc.
 Las de posición horizontal se emplean en
procesos de desbaste, acabado, tronzado
ranurado.

La herramienta de mortajar está sometida a fuertes


esfuerzos de pandeo, además de las reacciones laterales
que ocasionan un fuerte rozamiento del material con la
herramienta. Por todo ello, las herramientas de mortajar
deben sobresalir lo menos posible de su apoyo y ser lo más
cortas posibles. Como habitualmente no es posible cumplir
estas condiciones, la velocidad de corte y la profundidad de
pasada deberán ser reducidas.

El ranurado interior se efectúa con una herramienta de


corte frontal de anchura calibrada, si la ranura no es de
precisión o bien con dos herramientas, una de ellas para el
desbaste y la otra para el acabado, si la ranura debe ser precisa

El perfilado de un agujero de sección cuadrada se hace a partir de un orificio


circular que permite el paso holgado de la herramienta. Tratándose de una figura
regular, se gira la mesa el ángulo correspondiente (90º en este caso) para
mecanizar cada una de las esquinas hasta completar el perfil.

El movimiento de penetración se logra de forma aproximada para la primera


pasada mediante el posicionamiento relativo entre pieza y herramienta. De hecho,
se trata de un movimiento previo al de eliminación de material. No obstante, una
vez efectuada la fijación inicial de pieza y herramienta, los movimientos de
penetración son necesarios. Y se obtienen mediante el desplazamiento del
elemento. El mortajado suele utilizarse  en un número menor de trabajos,
comparado con otros procesos de mecanizado tales como torneado o fresado.
La disposición de la herramienta en la mortajadora, facilita el mecanizado de
ranuras tanto exteriores como interiores. También se utiliza también para tallar
engranajes, contornear placas, levas, palancas, etc.
Conclusión
Bibliografía
1. Procesos de mecanizado por abrasión, electroerosión y especiales. (s. f.).
BIRTH LH. Recuperado 1 de noviembre de 2020, de
https://ikastaroak.ulhi.net/edu/es/PPFM/DPMCM/DPMCM02/es_PPFM_DP
MCM02_Contenidos/website_31_el_mortajado.html
2. Mortajado. (s. f.). IMH. Recuperado 1 de noviembre de 2020, de
https://www.imh.eus/es/imh/comunicacion/docu-libre/procesos-
fabricacion/mecanizado/arranque-de-viruta/mortajado