Está en la página 1de 21

ELEMENTOS CENTRALES DE LA ACTUALIZACIÓN DE BASES CURRICULARES DE LA

EDUCACIÓN PARVULARIA

Qué aprenderé

Introducción

Este módulo tiene como base cuatro temas que se reflejan de manera transversal, al ser parte de
los fundamentos de nuestras bases curriculares:

Protagonismo de niños y niñas en el proceso de aprendizaje:

Sin duda que ellos son el foco sobre el que se centra la atención del proceso de aprendizaje, desde
la mirada de niño como sujeto. Pero ellos no son los únicos que participan en él, sino que también
se debe considerar esencial el rol de la educadora y la familia, creando el ambiente básico para
que se pueda desarrollar un plan de trabajo efectivo y eficiente en el aula.

Enfoque de derecho:

Toda actualización o propuesta educativa tiene una base oficial o autorizada tras de ella. En este
caso, hay un espíritu que cruza transversalmente las bases curriculares, como son los derechos del
niño, los que son aceptados y respetados internacionalmente. Por ello, es importante
considerarlos como elementos valóricos que deben integrarse a todas las actividades que se
realicen en el jardín infantil.

Énfasis en la inclusividad, diversidad social y actitud ciudadana:

Estos tres elementos se han actualizado en las Bases Curriculares, para incluir sus conceptos en un
nuevo enfoque en la planificación del aula. La inclusividad y la diversidad social se vienen tratando
de considerar e incluir desde hace un tiempo en las planificaciones del jardín, pero en la actualidad
no puede aparecer como un agregado más del programa, sino que se deben interiorizar en toda la
comunidad educativa como fines de la misión de la institución. Además, la actitud ciudadana se
considera primordial para la formación de la futura sociedad, donde el respeto por el otro y la
solidaridad sean los valores de una mejor convivencia social.

Enfoque pedagógico de la educación parvularia:

Para complementar lo anterior, es importante recordar y hacer presente el valor de la pedagogía


en nuestro quehacer en el aula. Por ello se revisa su definición y los principios de las B.C.E.P., que
nos hacen presente que nuestro actuar se fundamenta en el modelo o enfoque curricular vigente
en nuestro sistema educativo. Además, revisaremos el aporte de otras áreas del conocimiento,
que han servido para complementar este enfoque.
En este curso se pretende que aprendan a:

Valorar los elementos propios del proceso de actualización de las BCEP, para lograr el
enriquecimiento de los objetivos y los contextos para el aprendizaje.

Identificar los elementos incorporados en las actuales BCEP correspondientes al protagonismo de


niñas y niños en las experiencias de aprendizaje, enfoque de derechos, inclusión, diversidad y
actitudes ciudadanas.

Integrar los elementos centrales de las actualizaciones en su práctica pedagógica.

Introducción:

Los profesionales que se desempeñan en el campo de la Educación Parvularia tienen como


referente para sus planificaciones de aprendizaje las Bases Curriculares (BCEP), emanadas del
Ministerio de Educación. Este documento referencial define principalmente el "qué", "cómo" y
"para qué" deben aprender los párvulos desde los primeros meses de vida hasta el ingreso a la
Educación Básica. El objetivo de este módulo es que logren valorar los nuevos elementos de las
BCEP, que tienen como cualidad servir de sustento para adecuar y actualizar los planes de trabajo
de sus propias comunidades educativas. Por lo tanto, como metodología no se pretende insistir en
memorizar nuevos términos o hacer un repaso de ellos, sino que lograr una reflexión de los
conceptos y enfoques de las BCEP 2018, que reiteran nuevas tendencias significativas en las
comunidades educativas de nuestros Jardines Infantiles. Se han elegido los siguientes contenidos:
el enfoque de derechos, el protagonismo de los niños y las niñas en las experiencias de
aprendizaje, el resguardo de la inclusión, la diversidad social, la actitud ciudadana y la visión
pedagógica de las BCEP. Estos temas tienen relevancia porque desde sus definiciones y
aplicaciones nos permiten adquirir un acercamiento teórico - práctico de las nuevas tendencias en
la educación inicial.

Al finalizar este módulo se espera que estos temas sean interiorizados por ustedes, y que generen
una razón para seguir buscando nuevas estrategias de trabajo que respondan y satisfagan las
necesidades propias de sus ambientes de trabajo.

PROTAGONISMO DE NIÑOS Y NIÑAS EN EL PROCESO DE APRENDIZAJE:

El niño o niña como objeto

Este concepto surge durante la época del modernismo, el cual se desarrolla entre el siglo XV y
aproximadamente 1960, encontrando durante este período especialistas y científicos que
realizaron aportes a la educación, conceptualizando al niño como un elemento pasivo.

Esta noción consideraba a los niños como objeto, un estereotipo en cuanto a sus características e
intereses. Su rol dentro del proceso de aprendizaje era el de un receptor de conocimientos,
entregados imperativamente por el docente a través de instrucciones (“haz esto”, “haz lo otro”),
sin participar activamente en las decisiones de su proceso de aprendizaje.
Durante todo el periodo del modernismo se realizaron diversos estudios acerca del aprendizaje del
niño, pero lamentablemente no se consideró en ellas lo sustancial que es, el niño como sujeto.

El niño y la niña como sujeto

En el postmodernismo surge una nueva mirada que lleva a considerar al niño y a la niña como
sujetos, o sea, se conciben como personas singulares y diversas entre sí, que poseen derechos, en
crecimiento y desarrollo de todas sus potencialidades, y que pertenecen e interactúan en
realidades socioculturales concretas. En este sentido, se mueve el concepto desde una infancia
universal a una que está contextualizada sociocultural y territorialmente, participando
activamente dentro de sus familias, jardines infantiles, escuelas y entornos específicos.

Relacionado con esto, Fornasari y Peralta (2005) se refieren a que actualmente en nuestra realidad
tenemos que considerar al niño como persona, “rica en potencialidades, fuerza, poder,
competencia y sobre todo conectada a los adultos y a otros niños, … entregando una concepción
de ellos como actores sociales mucho más integrales, potentes y explícitos de los sesgos que los
adultos les asignamos acorde a nuestra construcción social”.

Considerando todo lo anteriormente descrito, las autoras concluyen que el niño y la niña deben
ser “el sujeto-protagonista de su desarrollo y aprendizaje, acorde a su ciclo de vida, tiempo y
espacio, en ambientes de afecto, protección y oportunidades, donde el supremo interés de los
niños, en un marco de valores compartidos, oriente el quehacer formador de los adultos”.

Al entender al niño como sujeto se potencia la idea del protagonismo de su propio aprendizaje y,
desde esta perspectiva, se hace necesario aprender a escucharlos y a escucharse.

Actividad

Responde la siguiente pregunta de selección múltiple.

¿Cuál de estas características NO pertenecen al concepto de niño como sujeto?

-Son personas que detentan derechos.

*Son personas que tienen características e intereses iguales.

- Son persona que participan en el crecimiento y desarrollo de todas sus potencialidades.

- Son personas que pertenecen e interactúan en realidades socioculturales concretas.

Significado de la escucha

Para que el niño pueda convertirse en protagonista de su aprendizaje, es necesario crear un


ambiente propicio, para este tema existen múltiples aportes significativos, entre ellos el valorar la
escucha.
En el ambiente de nuestros jardines, habitualmente nos enfrentamos a preguntas claves como:
“¿por qué?”, “¿qué?”, “¿cómo?”, que son planteadas constantemente por los niños.

Según Rinaldi (2001), las preguntas podrían ser respondidas a través de las relaciones entre los
participantes y de la escucha.

 La escucha produce preguntas, no respuestas.


 La escucha debería reconocer los múltiples lenguajes, símbolos y códigos que la gente usa
para comunicarse y expresarse.
 La escucha es emoción. Es generada por emociones, es influenciada por las emociones de
otros y estimula las emociones.
 La escucha debería dar la bienvenida y estar abierta a las diferencias, reconociendo el
valor del punto de vista de los demás y de su interpretación.
 La escucha elimina el anonimato del individuo, situación que los niños no toleran. Esta
acción nos da legitimidad y visibilidad, enriqueciendo tanto a los que escuchan como a los
que producen el mensaje.
 Finalmente la escucha es la base de cualquier relación de aprendizaje. A través de la
acción y la reflexión, el aprendizaje toma forma en la mente del sujeto y, a través de la
representación y el intercambio se convierte en conocimiento y habilidad.

Rinaldi, C. (2001). Una pedagogía de la escucha: perspectiva desde Reggio Emilia. Infancia en
Europa: revista de una red de revistas europeas, 2-3.

Rol de la educadora y el educador

Los educadores son considerados actores claves, como mediadores del aprendizaje. Las BCEP
refieren que “las niñas y los niños, desde los primeros meses, aprenden y se aproximan al
conocimiento de diferentes formas, como por ejemplo, a través de interacción con objetos,
experiencias con situaciones de la vida cotidiana, imitación, y especialmente a través de
interacciones mediadas, que le permiten avanzar con el apoyo pertinente de un mediador que
reconoce sus conocimientos y experiencias previas.

La educadora y el educador al momento de planificar y poner en acción las prácticas pedagógicas


debe:

Los educadores son considerados actores claves, como mediadores del aprendizaje. Las BCEP
refieren que “las niñas y los niños, desde los primeros meses, aprenden y se aproximan al
conocimiento de diferentes formas, como por ejemplo, a través de interacción con objetos,
experiencias con situaciones de la vida cotidiana, imitación, y especialmente a través de
interacciones mediadas, que le permiten avanzar con el apoyo pertinente de un mediador que
reconoce sus conocimientos y experiencias previas.
La educadora y el educador al momento de planificar y poner en acción las prácticas pedagógicas
debe:

1. Conocer como aprenden.


2. Conocer el desarrollo de los niños.
3. Responder a la singularidad de cada uno, en función de la diversidad de sus alumnos.

Además, les compete la función de coordinar las actividades con los párvulos, sus familias, el
equipo pedagógico y la comunidad en general, mediando pedagógicamente entre todos ellos.

Actividad

Responde la siguiente pregunta de selección múltiple

¿Cuál debiera ser el rol de educadoras y educadores en el proceso de aprendizaje de niños y


niñas?

- Ser los poseedores del conocimiento para organizar, planificar, dirigir y modular el aprendizaje.

* Mediar el proceso de aprendizaje, reconociendo los conocimientos y experiencias previas de


niños y niñas.

- Entregar información de una manera clara y completa, para no generar en niños y niñas la
necesidad de hacer preguntas.

- Ser capaz de generar un ambiente ordenado y en silencio, que sea propicio para aprender.

Rol de la familia

Lo primero que se debe tener presente al pensar en el protagonismo del niño en el aprendizaje, es
considerar donde se inician sus aprendizajes acerca de él y de su entorno sociocultural. En cuanto
a esto, las BCEP (2018) indican que “a lo largo de la infancia, niñas y niños aprenden y se
desarrollan en el seno de una familia, la que a su vez está inserta en un medio social y cultural. En
este proceso, construyen aprendizajes que les permiten vincularse con su entorno, respondiendo
a su cultura de pertenencia y forjando, a la vez, su identidad, autoestima y sentido como
personas”.

Rol de la comunidad

La comunidad educativa, integrada por alumnos, alumnas, padres, madres y apoderados,


profesionales de la educación, asistentes de la educación, equipos docentes directivos y
sostenedores educacionales, tiene como objetivo contribuir a la formación y al logro de los
aprendizajes.
Será en ella donde los equipos pedagógicos, directivos, familias deberán comprometerse y
participar en el aprendizaje de los niños, aportando los fundamentos culturales y valóricos, tales
como saberes, historias, tradiciones, trayectorias y creencias, permitiendo al niño identificarse,
valorar, pertenecer a una cultura.

Actividad

Responde la siguiente pregunta de selección múltiple

Indique la afirmación que NO corresponde:

Según las BCEP 2018, el rol de la familia y la comunidad en el proceso de aprendizaje de niños y
niñas es importante por qué:

- Porque les generan una cultura de pertenencia.

- Porque forjan su identidad, autoestima y sentido como personas.

- Porque les aportan fundamentos valóricos.

* Porque son los principales validadores de los resultados obtenidos.

ENFOQUES DE DERECHO

Este es un tema clave que forma parte de las orientaciones valóricas de las Bases Curriculares y de
los nuevos marcos normativos relevantes para la educación inicial.

¿Qué se entiende por enfoque de derechos?

El enfoque de derecho es un marco conceptual para el proceso de desarrollo humano que – desde
el punto de vista normativo – está basado en la convención internacional de derechos humanos y–
desde el punto de vista operacional– está orientado a la promoción y la protección de los derechos
humanos.

En un enfoque de derechos humanos, los planes, las políticas y los procesos de desarrollo están
anclados en un sistema de derechos y de los correspondientes deberes, establecidos por el
derecho internacional.

Derechos del niño

En el pasado, antes de la Convención de los Derechos del Niño(8), el marco asistencial que
imperaba en Chile en materia de primera infancia era el de “enfoque de necesidad”. Según esta
perspectiva, el Estado y sus instituciones no tenían la obligación moral o legal de satisfacer las
necesidades de los niños y niñas, concibiéndolos como objeto.
Recién en 1989, a través de la promulgación de la Convención de Derechos del Niño por la
Asamblea General de las Naciones Unidas, y que fue ratificada por Chile en el año 1990, se
concretiza este nuevo enfoque basado en los derechos del niño, la niña y los jóvenes. Esta
declaración es el primer instrumento internacional, jurídicamente vinculante, que compromete a
los países que la suscriben a reconocer y velar por el cumplimiento de todos los derechos
humanos, ya sea civiles, culturales, económicos, políticos y sociales en la infancia.

La Convención de Derechos del Niño rige su contenido por cuatro principios fundamentales:

1. No discriminación: El niño no deberá sufrir por su raza, color, género, idioma, religión,
nacionalidad, origen social o étnico, o por ninguna opinión política o de otro tipo; ni
tampoco debido a su casta o por alguna discapacidad.
2. El interés superior del niño: Las leyes y las medidas que afecten a la infancia deben tener
primero en cuenta su interés superior y beneficiarlo de la mejor manera posible.
3. Participación: Los niños tiene derecho a expresar su opinión en las decisiones que le
afecten, y que sus opiniones se tomen en cuenta.
4. Supervivencia, desarrollo y protección: Las autoridades del país deben proteger al niño y
garantizar su desarrollo pleno-físico, espiritual, moral y social.

Este marco conceptual es aplicado a los programas y proyectos de desarrollo que realizan las
instituciones que trabajan con y por los niños, niñas, jóvenes, reconociéndose el rol y
responsabilidad del estado como garante de estos derechos. (Superintendencia de Educación,
2018).

Actividad

Responde la siguiente pregunta de selección múltiple

“27 de agosto de 2020– Al menos una tercera parte de los niños en edad escolar de todo el
mundo (un total de 463 millones) no tuvo acceso a la educación a distancia cuando la COVID-
19 obligó a cerrar sus escuelas, según un nuevo informe de UNICEF …”.

En el contexto de los derechos de niños y niñas, esta noticia implica:

-La desigualdad para el acceso a la educación a distancia.

- La obligación de los Estados adscritos de responder a esta necesidad.

-El derecho de los niños a recibir educación.

*Todas las anteriores.


Educadora como garante de derecho

En la educación inicial, uno de los compromisos de las educadoras y educadores es desarrollar


un rol como garante de derechos de la infancia, lo que considera “asumir la responsabilidad de
generar las condiciones de respeto, defensa y ejercicio de los derechos humanos” (Valverde,
2008).

Referente a esto, Gutiérrez (2011) describe que existen dos maneras de percibir este papel en
el ámbito de la educación:

Como un compromiso con el Estado, por ello, la educación de párvulos pública debe
responder como garante principal de derechos. Así, las educadoras y educadores deben
desarrollar este rol sin importar si desean hacerlo o no, porque es un compromiso que se
adjudica automáticamente al desarrollarse en una institución pública.

Como una responsabilidad social, ya que, si bien el Estado obliga a cumplir con dicho rol,
existen instancias en que juega un papel relevante el grado de conciencia social atribuido, el
que es posible cumplir a cabalidad o parcialmente, según la postura de cada una.

Actividad

Responde la siguiente pregunta de selección múltiple.

El rol de educadoras y educadores como garante de derechos en las actividades diarias


considera:

-La opción de generar las condiciones de respeto, defensa y ejercicio de los derechos de niños y
niñas.

*La obligación de generar las condiciones de respeto, defensa y ejercicio de los derechos de niños
y niñas.

-La ausencia de responsabilidad para generar las condiciones de respeto, defensa y ejercicio de los
derechos de niños y niñas.

-Ser mediadoras de los conflictos legales.

ÉNFASIS EN INCLUSIÓN, DIVERSIDAD SOCIAL Y ACTITUD CIUDADANA

Integración

La Ley de Integración (1990), establece que se debe educar a niños y niñas, jóvenes y adultos, con
y sin discapacidad, comenzando preferentemente en el periodo preescolar, pudiendo continuar
hasta la educación superior.

En dicha ley se asume el concepto de educar como el equivalente a ingresar al sistema educativo,
no como una adaptación del currículum a los educandos.
Inclusión

La Ley de Inclusión (2015) establece que "es deber del Estado propender a asegurar a todas las
personas una educación inclusiva de calidad. Asimismo, es deber del Estado promover que se
generen las condiciones necesarias para el acceso y permanencia de los estudiantes con
necesidades educativas especiales en establecimientos de educación regular o especial, según sea
el interés superior del niño o pupilo."

Según Echeita, G. y Ainscow, M. (2010). Existen cuatro elementos para definir funcionalmente la
inclusión:

 Es un proceso continuo, un proceso que se beneficia de la reflexión y el debate.


 Precisa la identificación y la eliminación de barreras.
 Busca la presencia, la participación y el aprendizaje (en relación al círculo) de todos los
estudiantes.
 Da énfasis en aquellos grupos de alumnos que podrían estar en riesgo de marginalización,
exclusión, o fracaso escolar.

Considerando estos cuatro elementos, Medina (2017) explica qué la inclusión educativa es “… un
principio educativo general, vinculado al reconocimiento y valoración de la diversidad humana,
que como tal, abarca al conjunto de elementos de un sistema educativo, razón por la cual debe
verse como un proceso sistémico”. Para que este proceso sistémico asegure el mejoramiento y la
innovación educativa, Ainscow (2005) establece que debe promover la presencia (acceso), el
rendimiento (o aprendizaje) y la participación de todo el alumnado en la vida escolar de los
centros en que son escolarizados, detectando y eliminando, para ello, las barreras que limitan
dicho proceso. “El gran desafío es no sólo "integrar una matrícula", sino "incluir a ciudadanos"
diversos. Incluidos en una experiencia de aprendizaje, permitiendo acceso verdadero de todos al
bien común de la educación. Mena I. et al (2015). Educación y diversidad. Ediciones PUC. La
Inclusión como orientación valórica explicitada en los Fundamentos de las BCEP se entiende como
un “proceso que comporta la transformación de los jardines infantiles, las escuelas y de otros
centros de aprendizaje para atender a todos los niños y las niñas, con especial énfasis en aquellos
quienes requieren mayor protección, tales como: pueblos indígenas, migrantes, poblaciones
rurales, diversidad sexual y de género, privados de libertad, con discapacidad, con alguna
enfermedad y con dificultades de aprendizaje, para brindar oportunidades de aprendizaje a todos
los párvulos, jóvenes y adultos”.
Actividad

Responde la siguiente pregunta de selección múltiple

Lea la siguiente situación:

En la sala de un nivel medio mayor se encuentran 30 niños escuchando a la educadora, quien les
relata muy claramente las instrucciones de una actividad, con un buen tono de voz y habilidades
verbales que atraen a los niños, creando un real magnetismo. Dentro de los 30 niños se encuentra
Lukas, quien tiene dificultades para escuchar, por lo que la educadora decide sentarlo al lado de
ella. El niño está tranquilo, en silencio, mirando en dirección de la educadora. Luego de finalizar la
entrega de instrucciones, los niños inician el trabajo indicado. Lukas mira a sus compañeros y copia
lo que ellos hacen.

Considerando esta situación, podemos decir que:

-Es una práctica relacionada con la inclusión, ya que Lukas a pesar de sus dificultades para
escuchar, asiste al jardín igual que todos los niños.

-Es una práctica relacionada con la integración, ya que Lukas a pesar de sus dificultades para
escuchar, asiste al jardín igual que todos los niños.

-Es una práctica relacionada con la inclusión, ya que la educadora identifica la barrera de
aprendizaje y ayuda a Lukas sentándolo cerca de ella.

*Es una práctica relacionada con la integración, ya que la educadora identifica la barrera de
aprendizaje y ayuda Lukas sentándolo cerca de ella.

Diversidad social

La diversidad en los alumnos es la consecuencia de su origen social y cultural y de sus


características individuales en cuánto a su historia personal y educativa, capacidades, intereses,
motivaciones y estilos de aprendizaje. Esta multiplicidad de factores hace que no haya dos
alumnos idénticos.

Según Mena et al (2012), la diversidad en el aula tiene diferentes fuentes:

 Diversidad humana

Diversidad humana, que nos provee de distintos intereses, destrezas, estrategias de aprendizaje.
Es muy importante recordar la importancia de la diversidad en el aprendizaje, que se refiere a las
diferencias únicas de cada persona a la hora de adquirir conocimiento.

Según Rose y Meyer citados en Alba C. (2016), refiere que los estilos de aprendizaje de cada
persona son tan únicos y diversos como las propias huellas dactilares, algo que es necesario tener
en cuenta para lograr la activación de las redes neuronales vinculadas al aprendizaje.
 Tradiciones culturales

Distintos pueblos (pueblos originarios, pueblos inmigrantes), distintas tradiciones relacionadas al


trabajo de la familia (rurales, urbanas, mineras, agrícolas, obreras artesanas, profesionales, etc.).

 Culturas familiares

Relacionado con el nivel de escolarización de las familias. Las diferencias de capital cultural
respecto al nivel de escolarización familiar pueden situar a los estudiantes que se encuentran en la
misma sala de clases en puntos de partida desiguales respecto de los saberes de la escuela.

 Fundada en sus déficits y sus consecuentes compensaciones

Déficits neurosensoriales, trastornos de aprendizaje y socioafectivos: sordos, ciegos,


discapacitados, niños con alteraciones cognitivas, déficit atencional, hiperactividad, discalculia,
dislalia, trastornos emocionales.

“Quienes aprenden y sacan buenos resultados son los inteligentes, los aplicados y los que tienen
una ayuda en su casa; no son buenos, no aprenden y por lo tanto suspenden, los estúpidos, los
perezosos y los que no tienen detrás de ellos una familia preparada y preocupada.
Paradójicamente podríamos afirmar que tienen éxito en la escuela los que no la necesitan. La
escuela que debería contribuir a introducir la igualdad entre los ciudadanos, por el contrario
alimenta las diferencias”

Tonucci F. (2010) Enseñar o aprender. Editorial Losada. Buenos Aires”.

Actividad

Responde la siguiente pregunta de selección múltiple

La diversidad social en los niños y en las niñas es consecuencia de:

-Su origen social.

*Su origen cultural.

-Sus características individuales.

-Todas las anteriores.


Actitud ciudadana

1. La Ley N°20.911, que crea Plan de Formación Ciudadana para los establecimientos
educacionales reconocidos por el estado, instruye a estos establecimientos para que
“brinde a los estudiantes la preparación necesaria para asumir una vida responsable en
una sociedad libre y de orientación hacia el mejoramiento integral de la persona humana,
como fundamento del sistema democrático, la justicia social y el progreso.

2. Esta ley hace mención explícita a su aplicación en la educación parvularia, recomendando


que este plan se aplique “de acuerdo a las características particulares de este nivel y su
contexto, por ejemplo, a través del juego”. (MINEDUC, 2018) considerando esta premisa la
construcción de una actitud ciudadana en el niño y la niña se concibe desde el concepto de
sujetos de derecho, quienes “desde el nacimiento ejercen un papel protagónico en su
mundo, en su vida, sus aprendizajes y sus vínculos”.

3. Lo anterior, pone de manifiesto que se deben buscar acciones educativas que consideren a
niños y niñas como actores implicados en su propio aprendizaje y que cuentan con
diferentes lenguajes para expresar su ciudadanía. Estas estrategias se privilegian al
encontrarse los párvulos inmersos en un ambiente lleno de oportunidades para vivir y
participar de una cotidiana experiencia democrática, que les entrega las capacidades para
la convivencia respetuosa y la toma responsable de decisiones y acciones.

4. La formación ciudadana se considera transversal a los objetivos de aprendizaje de la


Educación Parvularia, al desarrollar con los niños y niñas la concepción de sí mismo, de la
relación con otros y con su entorno, quedando de manifiesto que la “adquisición
progresiva de actitudes, habilidades y competencias para el ejercicio de la ciudadanía está
estrechamente vinculada al desarrollo personal y social de los párvulos”. (MINEDUC, 2018)

5. Si hablamos de los párvulos y el desarrollo de las actitudes ciudadanas es importante


destacar el papel del juego como “principal mecanismo de expresión, la comunicación de
ideas y opiniones, la aprobación y negociación con lo que otros proponen y también del
silencio y el derecho a no estar de acuerdo o de desistir”

Actividad

Responde la siguiente pregunta de selección múltiple

Cuál de las siguientes afirmaciones acerca de la formación ciudadana es correcta:

*Su construcción comienza desde que son capaces de hablar.

-Niños y niñas poseen un lenguaje en común para expresar su ciudadanía.

-Se deben diseñar actividades que promuevan el silencio y el orden para fomentar una
convivencia respetuosa.

-Se considera transversal a los objetivos de aprendizaje.


ENFOQUE PEDAGÓGICO DE LA EDUCACIÓN PARVULARIA

Definición de Pedagogía

Las BCEP (2018) definen la pedagogía como “aquellas interacciones que ocurren con la intención
de acoger, iniciar y mantener procesos que promueven el aprendizaje significativo ”

Según Coll et al (1996), para que el proceso concluya en aprendizajes significativos, el niño o
niña debe atribuirle sentido, para lo cual será necesario que como mínimo existan tres
requerimientos:

1. Saber qué es lo que se trata de hacer, cuál es la finalidad que se persigue, dejar claro el
objetivo.

2. Se debe ver atractiva, que interese, que cubra una necesidad que será el motor de acción.

3. Deben hacer suyos los propósitos que guían la actividad participando de la planificación,
realización y de sus resultados, comprometiéndose en lo que hacen y evaluando sus logros.

Junto a lo anterior, la pedagogía es descrita como un ejercicio integrador y centrado en los y las
niñas y sus experiencias. Haciendo énfasis en “aquellas experiencias en las que cada niña y niño,
juega, decide, participa, se identifica, construye, se vincula, dialoga, trabaja con otros, explora su
mundo, confía, percibe y se mueve, se autorregula, se conoce a sí mismo, atribuye significados,
opina, expresa sus sentimientos, se asombra, desarrolla sus talentos, se organiza, disfruta, se hace
preguntas, escucha y busca respuestas. La enseñanza representa entonces, la acción pedagógica al
servicio de las potencialidades de aprendizajes de todas las niñas y los niños”. (p.38)

Finalmente, el juego y el proceso de evaluación tiene un lugar importante en el aprendizaje, el cual


se debe conocer y promover en las experiencias de aprendizaje, así como el proceso de
evaluación.
Actividad

Responde la siguiente pregunta de selección múltiple

Cuál de las siguientes acciones de educadoras y educadores NO se enmarca en el enfoque


pedagógico propuesto por las BCEP 2018:

-Identificar los conocimientos y experiencias previas de niños y niñas para que adquieran nuevos
aprendizajes a través de estos.

-La acción pedagógica debe estar al servicio de las potencialidades de aprendizajes de todas las
niñas y los niños.

-Explicar a niños y niñas el objetivo de lo que se quiere lograr, invitándolos a participar de la


planificación, realización y evaluación de sus resultados.

*Diseñar experiencias educativas orientadas al trabajo individual, para favorecer el desarrollo del
aprendizaje significativo.

Principios de las actuales B.C.E.P.

Los principios de la BCEP se definen como el conjunto de orientaciones centrales de la teoría


pedagógica, avalados por la investigación proveniente tanto de los paradigmas fundantes de la
Educación Parvularia como de las construcciones teóricas surgidas en las últimas décadas.

En esta nueva versión de las BCEP, los principios descritos originalmente en el 2001 fueron
complementados con algunos conceptos, con la finalidad de ponerlos en sintonía con las
orientaciones valóricas descritas en los párrafos previos. A continuación describiremos las
principales ideas añadidas:

1. Principio de Bienestar: Busca garantizar en todo momento la integridad física, psicológica,


moral y espiritual del niño y la niña, así como el respeto de su dignidad humana.

2. Principio de Unidad: Cada niña y niño es indivisible y construye sus aprendizajes desde
sus sentidos, su emoción, su pensamiento, su corporalidad, su espiritualidad, sus
experiencias anteriores y sus deseos.

3. Principio de Singularidad: Cada niña y niño aprende a través de diversas formas y


ritmos que le son propios, y también que posee formas de interpretar el mundo a
partir de su cultura. De allí el desafío, de responder de manera inclusiva y con
equidad, a la diversidad de niños y niñas.

4. Principio de Actividad: El niño debe ser protagonista, es fundamental que el equipo


pedagógico potencie este rol en las interacciones y experiencias de las que participa.
5. Principio de Juego: El juego es, en la Educación Parvularia, un concepto central. Se
refiere tanto a una actividad natural del niño o niña como a una estrategia
pedagógica privilegiada. De acuerdo con autores clásicos del desarrollo y el aprendizaje, el
juego cumple un rol impulsor del desarrollo de las funciones cognitivas superiores, de la
afectividad, de la socialización, de la adaptación creativa a la realidad.

6. Principio de Relación: Reconoce la dimensión social del aprendizaje en la infancia


temprana, que consiste en asumir que las experiencias educativas que se propicien
deben favorecer que los párvulos interactúen significativa y respetuosamente con
otros.

7. Principio del Significado: El niño y la niña construyen significativamente sus aprendizajes,


cuando estos se conectan con sus propios conocimientos y experiencias previas,
responden a sus intereses y tienen algún tipo de sentido para ellos y ellas.

8. Principio de Potenciación: Potenciar las propias fortalezas y talentos de los párvulos. La


confianza que el equipo pedagógico transmite al párvulo acerca de sus posibilidades de
aprendizaje y desarrollo integral, deben constituir un aspecto central de las oportunidades
de aprendizaje que se generan cotidianamente.

Actividad

Cuál de las siguientes relaciones de los principios de las actuales BCEP 2018 NO es correcta:

-El principio de Bienestar se basa en conceptos derivados de la declaración de derechos de los


niños.

-El principio de Significado incluye conceptos derivados del socio-constructivismo.

*El principio de Unidad conceptualiza de manera universal a niños y niñas, con características e
intereses comunes.

-El principio de Singularidad integra conceptos de diversidad e inclusión.

Aportes a la Pedagogía de la Educación Inicial

Desde la Psicología:

La teoría del constructivismo social o socio-constructivismo ha aportado elementos importantes


en la comprensión de los procesos de aprendizaje. Este modelo considera que el aprendizaje es un
fenómeno activo, mediante el cual se logra la adquisición de nuevos conocimientos a través de su
incorporación sobre las experiencias y aprendizajes previos, y a las propias estructuras mentales.
Este concepto cobra especial relevancia en la educación infantil, considerando que “las niñas y los
niños, desde los primeros meses, aprenden y se aproximan al conocimiento de diferentes formas,
como, por ejemplo, a través de interacción con objetos, experiencias con situaciones de la vida
cotidiana, imitación, y especialmente a través de interacciones mediadas, que le permiten avanzar
con el apoyo pertinente de un mediador que reconoce sus conocimientos y experiencias previas”
BCEP (2018).
Para que se pueda lograr que esta interacción logre aprendizajes significativos, requiere gran
importancia el ambiente donde se desarrolla, entendiendo a este no sólo como un contexto físico,
sino también como las relaciones que se generan en ese contexto. La calidad de los ambientes es
sustancial para el desarrollo de sus capacidades físicas, sociales, emocionales, cognitivas y de
lenguaje.

Desde la neurociencia:

Las evidencias concretas acerca de la relación entre el cerebro y el aprendizaje han estado
presente desde las BCEP 2001. En esa versión, ya se incluía el concepto de que el desarrollo
cerebral es vulnerable a las influencias del ambiente, tanto positivas como negativas, afectando al
número de neuronas y de sus conexiones. En esta actualización de las BCEP, también se pueden
reconocer algunas relaciones con hallazgos científicos obtenidos en el campo de la
neuroplasticidad. Un ejemplo es como las emociones afectan en los procesos psicológicos, tales
como la capacidad de enfocar la atención y la resolución de problemas, así como han demostrado
su efecto en potenciación de la memoria”. Profesor Dr: “Sergio Mora” “Neuropsicología del
aprendizaje” en la “Universidad Andrés Bello”.

CONCLUSIÓN

Cierre del módulo

Las Bases Curriculares 2018 contienen los elementos necesarios para actualizar y mejorar
los objetivos y contextos para el aprendizaje que se realizan actualmente en las
instituciones educativas del nivel inicial. En esta nueva versión, se hace énfasis en la
importancia que tienen los niños y niñas como sujetos, en todas las actividades que en
ellos realizan.

Además, se han enfatizado los derechos de niños y niñas, ratificados por Chile desde su
proclamación en las Naciones Unidas, explicando claramente la procedencia y descripción
de elementos tan importantes en la actualidad, como son la inclusión, la diversidad social
y las actitudes ciudadanas.

También se explica que estos contenidos enunciados tienen un respaldo pedagógico, que
actualizarán los principios de esta ciencia, reforzando la importancia del juego como
actividad principal de aprendizaje.

A pesar de que este módulo está mayoritariamente planteado desde la dimensión


pedagógica del conocimiento, se debe plantear su reflexión desde la dimensión afectiva,
como es el valorar un elemento sobre otro y de esta manera responder a las necesidades
del actual enfoque educativo.

Para finalizar les dejo una pregunta para reflexionar sobre su aprendizaje:

¿De qué manera este enfoque puede cambiar mis prácticas educativas?

Resumen

En el módulo se hace presente la reiteración del rol del niño como “sujeto”, donde él es
“actor de sus actos”, en el sentido que su comportamiento no es meramente pasivo o
“reactivo”, sino que conlleva un plus de dinamismo y originalidad que responde a lo que
se entiende por decisión, voluntad, o pensamiento.

En base a lo anterior rescatamos tres elementos esenciales que se encuentran incluidos en


las actuales BCEP:

1. Protagonismo de los niños y niñas en el aprendizaje: donde se considera a las


niñas y los niños como sujetos, quienes desde los primeros meses, aprenden y se
aproximan al conocimiento de diferentes formas, especialmente a través de
interacciones mediadas, que le permiten avanzar con el apoyo pertinente de un
mediador que reconoce sus conocimientos y experiencias previas. Por ello
consideramos imprescindibles el rol de la educadora y el de la familia como
mediadores importantes en la comunidad educativa.

2. Enfoque de derechos: la Declaración de los Derechos del niño, ratificados por Chile
en 1990, concibe a los niños y niñas como sujetos de derecho, dotados de
capacidad de vivir, tener salud, educación, convivencia familiar, identidad y
dignidad. Este compromiso asumido por las instituciones que trabajan con niños y
niñas, adjudica un rol y la responsabilidad garante de estos derechos.

3. Énfasis en Inclusión, diversidad social y las actitudes ciudadanas: este elemento


hace énfasis en la transformación que deben estar realizando los centros
educativos para atender a todos los niños y las niñas, con especial énfasis en
aquellos que requieren mayor protección, tales como pueblos indígenas,
migrantes, poblaciones rurales, diversidad sexual y de género, privados de libertad,
con discapacidad, con alguna enfermedad y con dificultades de aprendizaje, para
brindar oportunidades de aprendizaje a todos los párvulos. En este nivel, debemos
cuidar que los niños tengan derecho a expresar su opinión en las decisiones que le
afecten, y que sus opiniones sean escuchadas, preparándolos para asumir una vida
responsable en una sociedad libre y de orientación hacia el mejoramiento integral
de la persona humana, como fundamento del sistema democrático, la justicia
social y el progreso.

4. Enfoque Pedagógico de la Educación Parvularia: nuestras Bases Curriculares


ponen de manifiesto lo que desde hace un tiempo se habla acerca de la
reconstrucción del concepto de la infancia y del párvulo, base del significado de la
pedagogía para el siglo XXI. Junto a esto, las BCEP han recurrido como fuentes de
conocimiento, a determinadas ciencias que apoyan el cambio en la Educación
Parvularia como es la psicología, con el socio-constructivismo y las neurociencias.

Conceptos claves

 Modernismo: Periodo entre el siglo XV y aproximadamente 1960, el cual


conceptualiza al niño y a la niña como un objeto.

 Niño Objeto: Concepto de niño pasivo, receptor de conocimientos, sin participar


activamente en las decisiones de su proceso de aprendizaje. Se visualiza a los niños
como seres homogéneos en cuanto a sus características e intereses, posible de
reconocer y reducir a patrones educacionales universales. Se entiende al niño
como “objeto” de protección, incapaces de tener injerencia en el mundo.

 Postmodernismo: Periodo que se inicia aproximadamente después de 1960, el


cual conceptualiza al niño y a la niña como sujetos.

 Niño Sujeto: Concepto que considera a niños y niñas personas singulares, únicas y
diversas entre sí, que detentan derechos, en crecimiento y desarrollo de todas sus
potencialidades, y que pertenecen e interactúan en realidades socioculturales
concretas. Esto los transforma en protagonista de su desarrollo y aprendizaje, con
capacidad de tomar decisiones, propositivos y merecedores de consideración,
respeto y autonomía.

 Escucha: Es la base de cualquier relación de aprendizaje. A través de la acción y la


reflexión, el aprendizaje toma forma en la mente del sujeto y, a través de la
representación y el intercambio se convierte en conocimiento y habilidad. La
escucha debería reconocer los múltiples lenguajes, símbolos y códigos que la gente
usa para comunicarse y expresarse.

 Mediación: Interacción que facilita el aprender y como aprender, que ocurre


cuando el cambio conductual se debe a una interacción social en que alguien con
mayor conocimiento de vida se interpone entre el medio y la flexibilidad mental
del otro. Mediar el aprendizaje es desarrollar estrategias para acompañar, apoyar,
orientar, facilitar el proceso de aprendizaje.

 Enfoque de derechos: Es un marco conceptual para el proceso de desarrollo


humano que – desde el punto de vista normativo – está basado en la convención
internacional de derechos humanos y– desde el punto de vista operacional– está
orientado a la promoción y la protección de los derechos humanos.

 Derechos del Niño: Son parte de los derechos humanos, es decir que buscan
proteger a los niños como los seres humanos que son. Por tratarse de derechos
humanos, los derechos de los niños están constituidos por garantías
fundamentales y derechos humanos esenciales.
Convención sobre los Derechos del Niño: corresponde a uno de los nueve tratados
y acuerdos internacionales, que forma parte de los derechos humanos. Este
tratado sirve de marco para el análisis y la aplicación de los derechos humanos, y
sus principios y derechos adquieren el carácter de obligaciones jurídicas para los
Estados que deciden acatarlos. El marco también define mecanismos jurídicos y de
otra índole para responsabilizar a los gobiernos en caso de que vulneren los
derechos humanos.

 Discriminación: La discriminación tiene lugar cuando una persona no puede


disfrutar de sus derechos humanos o de otros derechos legales en condiciones de
igualdad con otras personas debido a una distinción injustificada que se establece
en la política, la ley o el trato aplicados. Discriminar es dañar los derechos de
alguien simplemente por ser quien es o por creer en lo que cree. La discriminación
es nociva y perpetúa la desigualdad.

 Participación: Los niños tienen derecho a expresar su opinión en las decisiones que
le afecten, y que sus opiniones se tomen en cuenta.

 Garante: Que da garantía, quien da una garantía.

 Integración: Consiste en educar niños y niñas, jóvenes y adultos con y sin


discapacidad comenzando preferentemente en el periodo preescolar, pudiendo
continuar hasta la educación superior.

 Inclusión: Proceso que comporta la transformación de los jardines infantiles, las


escuelas y de otros centros de aprendizaje para atender a todos los niños y las
niñas, con especial énfasis en aquellos quienes requieren mayor protección. La
educación inclusiva tiene por objeto eliminar la exclusión social como
consecuencia de actitudes y respuestas a la diversidad en términos de clase social,
origen étnico, religión, género y aptitudes. En cuanto tal, parte de la convicción
que la educación es un derecho humano fundamental y el cimiento de una
sociedad más justa. Es una manera de asegurar que la “Educación Para Todos”
signifique realmente todos y todas.

 Diversidad: Es la consecuencia de su origen social y cultural y de sus características


individuales en cuánto a su historia personal y educativa, capacidades, intereses,
motivaciones y estilos de aprendizaje.
La diversidad incluye las diferencias visibles y no visibles y las similitudes entre las
personas: la diversidad trata de la diferencia dentro de una humanidad común. La
diversidad abarca a todos, no solo a los que se observan a partir de una
normalidad ilusoria. (Booth & Ainscow. 2015).

 Actitud ciudadana: Se concibe desde el concepto de sujetos de derecho, quienes


“desde el nacimiento ejercen un papel protagónico en su mundo, en su vida, sus
aprendizajes y vínculos”. La ciudadanía es la condición que se le otorga a un
ciudadano por ser miembro de la sociedad.

 Aprendizajes significativos: El aprendizaje significativo ocurre cuando una nueva


información "se conecta" con un concepto relevante pre existente en la estructura
cognitiva, esto implica que, las nuevas ideas, conceptos y proposiciones pueden
ser aprendidos significativamente en la medida en que otras ideas, conceptos o
proposiciones relevantes estén adecuadamente claras y disponibles en la
estructura cognitiva del individuo y que funcionen como un punto de "anclaje" a
las primeras.

Bibliografía
 Alba C. (2016). Diseño Universal para el Aprendizaje: Educación para todos y
prácticas de enseñanza inclusivas. Ediciones Morata SL
 Coll C., Martín E., Mauri T., Onrubia J., Solé I., Zabala A. (1996). El constructivismo
en el aula. Editorial Graó. Barcelona
 Calvo, C. (2015). ¿Qué pasaría si a los niños y niñas se les dejara aprender? como
si… Saber en la complejidad. Revista de educación y cultura, 0 (1), 1-17.
Recuperado de: https://docs.wixstatic.
com/ugd/221b47_bb113ec658434bc386a01e497362fc55.pdf
 Echeita, G. y Ainscow, M. (2010). La Educación inclusiva como derecho. Marco de
referencia y pautas de acción para el desarrollo de una revolución pendiente. En: II
Congreso Iberoamericano de Síndrome de Down, Down España, Granada
 Superintendencia de educación. (2018). Enfoque de derechos en la Educación
Parvularia Intendencia de Educación Parvularia.
 UNICEF. Derechos del niño (2019).
https://www.unicef.org/sites/default/files/2019-11/CDN_version_ninos.pdf
 Fornasari L. y Peralta V. (2005). Neurociencia, Vincularidad y Escucha. Ediciones
Infanto Juvenil. Desafíos en la Educación. Buenos Aires
 Malaguzzi, L. (2009). La educación infantil en Reggio Emilia. Editorial Octaedro.
Barcelona.
 Mena I., Lissi M., Alcalay L, Milicic N. (2012). Educación y Diversidad. Aportes desde
la psicología educacional. Ediciones UC. Santiago
 MINEDUC. (2018). Bases Curriculares de la Educación Parvularia. Santiago
 MINEDUC. (2016). Orientaciones para la elaboración del Plan de Formación
Ciudadana. Santiago: MINEDUC
 Rinaldi, C. (2001). Una pedagogía de la escucha: perspectiva desde Reggio Emilia.
Infancia en Europa: revista de una red de revistas europeas, 1, 3-6.
 Subsecretaría de Educación Parvularia. (2018) Convivencia y ciudadanía.
Orientaciones Técnicas Pedagógicas para el nivel de Educación parvularia. Santiago
Chile
 Tonucci F. (2005). Con ojos de niño. Editorial Losada, S. A. Argentina
 Villafañe G., Corrales A., Soto V. (2017). Desafíos para una educación Inclusiva. RIL
editores. Chile. Santiago.

También podría gustarte