Está en la página 1de 12

Otorrinolaringología

• INTRODUCCIÓN radiográficos y por el


laboratorio (examen hemático,
histológico, bacteriológico y
citológico de los exudados).
Para el diagnóstico de los
También conviene realizar un
proceses otorrinolaringológicos
examen clínico general, porque,
se valoran los datos aportados
en ocasiones, la enfermedad
por el interrogatorio, por los
local forma parte del
métodos físicos de examen
cuadro patogénico
(inspección, palpación,
general, y, en otras, éste es
faringoscopia), por los me m dios
consecuencia de aquélla.
APARATO AUDITIVO
• INTERROGATORIO

FILIACIÓN Y ANTECEDENTES
INDIVIDUALES
Edad. Es un factor de una importancia
extraordinaria, pues se ha
observado que determinados
procesos inciden con mayor
frecuencia en una determinada época de
la vida; procesos inflamatorios del oído medio
(consecutivos a adenoiditis) y del oído externo
(a causa de cuerpos extraños; por rascado con
las uñas), en los niños; otosclerosis y lesiones
traumáticas del tímpano (buceo, cámaras
neumáticas, ondas explosivas [barrenos]), etc.;
trastornos de la audición por motivos
profesionales (caldereros, manejo de martillos
neumáticos, manipulación de sustancias tóxicas
causantes de neuritis, etc.) en los adultos;
tumorales malignos, en la vejez.
Un mismo proceso (otitis media) suele seguir un
curso distinto según recaiga en lactantes, niños,
adolescentes, adultos o ancianos. En los primeros,
representa una enfermedad grave, con
manifestaciones sistémicas de gran significación,
muy ostensibles clínicamente, que
pueden llegar a crear un peligro vital,
tanto más cuanto menor sea la
edad del niño, mientras los signos locales pueden ser escasos.
En el niño, existe un cuadro local manifiesto, pero
aún representan manifestaciones generales, como fiebre y
postración, que obligan al niño a guardar cama o, por
lo menos, le restringen las actividades
propias de su edad. En el adulto, la otitis
cursa con un acentuado predomimo de
sintomatología local muy tolerante y puede pasar su enfermedad,
la mayoría de las veces, en el normal régimen de vida ambulatoria.
Por último, en la edad senil, las manifestaciones generales, incluso
las locales, son mínimas, perfectamente soportables, y en ocasiones
pasarían inadvertidas, a no ser por la delación de la otorrea.
La edad es también un factor digno de considerarse en la
hipoacusia. Una hipoacusia de perfil determinado será de
mejor o peor pronóstico clínico y social según la edad del
paciente. Por otra parte, en los casos de bajas auditivas
incompatibles con el lenguaje hablado, la edad es un factor
que desempeña un papel definitivo en la forma de
comportarse el sujeto en el momento de la expresión
articulada de la palabra.
Si se establece esta sordera en la edad adulta o en la
adolescencia (sordera poslocutiva),
cuando ya el lenguaje está totalmente
constituido, puede

679
680 Semiología estableciéndose a
médica y técnica consecuencia de ello la
exploratoria «anartria cofótica o
conservarse sordomudez».
íntegramente,
con un mínimo de Sexo. Existen en el oído
determinadas enfermedades
deformacion. Si
que ofrecen una apetencia
el niño está en
especial hacia un
una fase determinado sexo. La
adelantada de la otosclerosis está
obtencion de su íntimamente ligada al sexo
vocabulario linguístico, femenino y, a mayor
lo consewa, con abundamiento, relacionada
detenninadas con una época de gran
distorsiones, en actividad endocrina en la
proporción vida de la mujer. La sordera
inversa al grado profesional y los procesos
de madurez. cocleares degenerativos
parecen afectar con mayor
Si el niño se halla en
frecuencia al hombre, ya sea
un estado inicial o no ha por la mayor
comenzado la exposición a las
evolución noxas ambientales (traumas
(sordera acústicos), ya por una
prelocutiva) susceptibilidad especial
entonces ésta no se ligada al sexo masculino.
produce o se va
deformando y llega a Ocupación. Tiene valor, en
especial, en el trauma sonoro o
olvidarse por
sordera profesional, que se
manifiesta primordialmente en
ANTECEDENTES
sujetos que trabajan en profesiones FAMILIARES
con ruidos intermitentes y
discontinuos, con aditamentos de Cuentan en la
vibraciones en alguna de ellas. Tales
son los caldereros, herreros,
otosclerosis y en ciertas
remachadores, los obreros que cocteopatías
mangan martillos neumáticos, los degenerativas.
que trabajan con perforadoras, etc. Las familias que
Determinadas propenden
condiciones de trabajo en a procesos rinofaríngeos (la
cámaras neumáticas, mayoría de sus miembros
buzos y aviacion son pertenecen al hábito
suscep tibles de cambios linfaticoxudativo
proporcionan un alto
de presión capaces de
porcentaje de otopatías
perturbar la buena rinógenas. En el síndrome de
marcha funcional Alport (1927) se observa, con
auditiva. carácter familiar, nefritis
Los grandes cambios intersticial y sordera de
ambientales de percepción.
temperatura que se
producen en
determinados medios ANTECEDENTES
industriales pueden FISIOLÓGICOS
favorecer las afecciones
de la rinofaringe y, El abuso del tabaco y
secundariamente, del alcohol, así como de
oído medio. elementos tóxicms Q
Determinadas excitables, favorece la
atmósferas o vapores de alteración, más o menos
ciertas industrias acentuada, de los
favorecen la presencia de elementos neurunales
alteraciones en el oído sensoriales (labcrintitis
externo. tóxicas).
Harrison insiste en la
relación entre exostosis
del conducto auditivo ANTECEDENTES
externo y el hábito de PATOLÓGICOS O
bañarse en aguas muy ENFERMEDADES
frías; aquéllas asientan en ANTERIORES
la unión del meato óseo
con el cartilaginoso y Las afecciones
pueden adoptar rinofaríngeas son el punto
disposición simétrica. de partida de un buen
número de estados
patológicos óticos. Los
procesos infecciosos
focales o generales cuentan
tanto por sí, como por
precisar el empleo de
fármacos tóxicos para el Dolor
VIII par craneal. Citaremos
la estreptomicina El dolor de oído u
(tuberculosis), salicilatos otalgia puede ser de
(reumatismo poliarticular origen ótico, reflejo
agudo o crónico (otalgia refleja) y
evolutivo), quinina nervioso. El primero se
(paludismo), kanamicina, origina en las lesiones del
etc. oído externo
(forunculosis,
otitis externa
ENFERMEDAD difusa, zona,
ACTUAL cerumen, cuerpos
extraños, micosis, etc.) y
Las enfermedades que en medio (otitis agudas
el momento del interrogatorio catarrales,
prcscnta el paciente pueden supuradas, etc.)
explicar algunos de los
y falta en las del
síntomas que experimenta en
el oído; citaremos los vértigos oído interno. Es más o
y acufenos en la encefalopatía menos intenso,
hipertensiva, en la paroxístico, y se irradia al
insuficiencia renal hemicráneo y cuello.
(especialmente si se En las otitis
administra ácido etacrínico, externas, es
motivo de sordera súbita dolorosa la
transtoria y aun permanente), tracción del pabellón
diabetes, insuficiencia
hepática, leucemias, etc. Ello
hacia arriba y atrás y la
justifica la necesidad de presión tragal.
practicar una exploración En la otalgia
global previa a la local del refleja (el
oído. Repitiendo aquí una conducto auditivo
frase de Jiménez Díaz: «nunca externo y tímpano
debemos pensar que nos son normales) la
hallamos ante unos oídos causa radica
enfermos, sino frente a un muchas veces en el
enfermo de los oídos». maxilar inferior (cordales
o muelas careadas,
puentes mal
SINTOMATOLOGÍA ajustados),
DE LOS PROCESOS articulación
ÓTICOS temporomaxilar
(haciendo avanzar el
Los procesos óticos se punto de mordida, se
manifiestan por uno o varios consigue un alivio de la
síntomas integrantes de los presión del cóndilo sobre
síndromes dolorosos; la parte movible
secretorio (otorrea, otorragia); cartilaginosa del meato
funcional (auditivo, externo, y el
vestibular) y neural (parálisis dolor llega a
del nervio facial).
desaparecer), Otorrea
tonsilitis aguda o crónica,
absceso peritonsilar, Es la salida de
procesos tumorales
malignos o inflamatorios
de lengua,
laringe, faringe,
etc.
El nombre de
«fenómeno
gastroauricular»
comprende (Berlin,
1959) la presentación de flujo no
molesto prurito auricular hemorrágico por el
en pacientes con meato auditivo externo;
acidismo y pirosis; se puede ser, según su aspecto,
asocia a accesos de tos y mucosa, serosa, fibrinosa,
prurito en la parte purulenta, y según su
superior de la tráquea y cantidad, escasa o
laringe. abundante.
En la otalgia nerviosa
La motivada por
o histérica no hay lesión
afecciones del oído externo
del oído ni de los órganos (eccema del
vecinos. El dolor es conducto,
superficial, extenso, furúnculo, cuerpos
impreciso, variable. extraños) es escasa,
Ocurre la mayoría de
espesa, cremosa, no fétida; si
las veces en
es fétida, se trata de una
mujeres
otitis externa difusa
psicópatas. No
(Pseudomonas
aumenta con la presión
aeruginosa). Si es
sobre las zonas
mucosa, corresponde
dolorosas. Suele
a otitis media con
irradiarse a la apófisis
mastoides (mastoidalgia perforación timpánica y
histérica). A veces se mani0 festaciones
asocia a crisis de patológicas
jaqueca. evidentes en la
trompa de Eustaquio y
rinofaringe; se dice, visto el
aspecto de la secreción,
que el enfermo «se suena
por el
Otorrinolaringología
681

oído». Si la
otitis media no es
tratada
adecuadamente, la
secreción se torna líquido
purulenta, fétida, cefalorraquídeo.
con muestras de
sangre,
significativo todo Trastornos auditivos
ello de la lesión del
elemento óseo del oído. Son
Las formas modificaciones
colesteatomatosas, en cuantitativas o
especial del ático, son poco cualitativas de la
secretoras pero con otorrea. audición.
Comprenden la
hipoacusia y sordera,
las paracusias y los
Otorragia zumbidos.
Es la salida de sangre
por el oído. Puede
presentarse en ocasión de Hipoacusia y
otitis externa o media sordera
agudas en fase
inicial de la Representan la baja del
otorrea, así como umbral de sensibilidad para
en el curso de una la captación sonora;
otitis media cuando ésta es
supurada crónica compatible con el lenguaje,
poliposa u se la llama «hipoacusia» y si
osteofungosa. En incompatible se
estos casos, su denomina «sordera».
cantidad suele ser La causa
escasa, no así puede radicar en
cuando es motivada los elementos de
por una causa captación,
traumática, ya sea acomodación y
en las paredes del transmisión, o en
conducto (rascado, el órgano periférico
cuerpo extraño, sensorial o en las vías y
heridas), ya por centros.
rotura timpánica
(onda expansiva
por un bofetón, Paracusias
estallido, deflagración);
fractura de la base del Representan una
cráneo que distorsión en los elementos
interesa el cualitativos que
peñasco (fracturas intervienen en la correcta
longitudinales). En este integración de la
caso, la hemorragia es recepción sonora.
copiosa y suele Si el sujeto nota resonancia de su
propia voz, se denomina «autofonía»,
acompañarse (50 0 típica en algunas hipoacusias de
0) de la salida de conducción (otitis serosa); si los
sonidos de cierta
intensidad son percibidos Zumbidos
con molestias, «hiperacusia
dolorosa». Llamados también
682 Semiología «acufenos o tinnitus
médica y técnica aurium», son sensaciones
auditivas sin que exista
exploratoria estímulo exterior.
La percepción en dos Estos ruidos pueden
tonalidades distintas se clasificarse en:
llama «diploacusia», a la
vez que la falta de 1. Intrínsecos. Son
orientacion en la
los producidos por causas
determinación de la fuente
endógenas, así,
sonora recibe la
vibratorios (vasculares,
denominación de «paracusia
contracturas musculares,
de lugar».
nasofaríngeos, roces y
Cuando la percepción
chasquidos de la
sonora es mejor en
articulación
ambiente ruidoso que en
temporomaxilar);
silencioso, constituye la
psicógenos; endógenos
llamada «paracusia de
propiamente dichos
Willis», que se presenta
(metabólicos, hormonales,
en las personas con
carenciales, alérgicos,
otosclerosis.
vasculares, discrasia
Asimismo, se hemática, esenciales).
denomina 2. Extrínsecos. Son
recruittltent, el los producidos por causas
fenómeno que se da exógenas (traumatismos,
en ciertos oídos en explosiones: trauma
los que el campo sonoro, tóxicos,
infecciones).
auditivo queda
restringido, al
A su vez, pueden ser de distinta
necesitar una tipología:
intensidad «umbral
mayor», y tener, en 1. Ruidos reales.
cambio, un «umbral Son sonidos que
dolor» descendido. existen y son
Esta restricción de percibidos en sí
la zona mismos. Dentro de los
ruidos reales, deben
aprovechable, está
considerarse los
dotada de una mayor
producidos por
finura de aneurismas de la
sensibilidad que el carótida interna; por
oído normal, lo que contracturas de los
le hace oír mejor a maseteros y
intensidades por peristafilinos,
encima del umbral, o acompañados de la del
percibir un umbral músculo del martillo;
diferencial de en la obstrucción
modulación menor. tubárica, y en la
Esto se da en artritis
procesos que afecten temporomaxilar y en
al oído interno los movimientos
(enfermedad de patológicos de ésta.
Méniêre). Se localizan en el
oído, pero en otras
ocasiones el
paciente los [otosclerosis]); e
experimenta en la interno (la•
cabeza, y, a veces, berintitis,
su situación
laberintosis,
topográfica resulta
cocleopatías
un tanto confusa.
Estos ruidos reales degenerativas,
pueden adoptar diferentes enfermedad de
formas, así, continua,
discontinua, fluctuante o
Méniàre, etc.).
re-
También integra el
currente en forma de síndrome clínico de
crisis o determinados procesos
exacerbaciones, y nerviosos centrales
focales (tumorales,
presentarse bajo los vasculares) o diseminados
aspectos sibilante, (encefalopatía
zumbador, hipertensiva, esclerosis
en placas, etc.) y de los
crepitante,
tumores glómicos yugulares
campanilleo, que cursan típicamente con
murmullos, susurros, acufenos pulsátiles.
etc.; hasta las más
abigarradas
interpretaciones. Vértigo
2. Ruidos virtuales.
Son producto de una Representa una
anormal excitación del sensación errónea
aparato auditivo que puede postural, motivada por una
radicar en cualquiera de alteración del tono
las estructuras que lo laberíntico, debida a una
integran, desde el oído disritmia orgánica o
externo hasta los centros, funcional a nivel del
y que da lugar a una órgano periférico, en el
percepción específica, trayecto neural
virtual, de estos centros intracraneano o en las
al existir dicha áreas y núcleos
estimulación patológica. vestibulares del sistema
nervioso central. Forma
Se pueden parte del síndrome
presentar en vestibular.
El vértigo puede aparecer
procesos del oído en procesos inflamatorios del
externo (tapones oído y en sus complicaciones
(laberintitis), en el hidrops
de cerumen, otitis endolinfático (vértigo de
Méniêre), en el vértigo
externa); medio posicional paroxístico benigno,
(otitis agudas o en la laberintoplejía o
isquemia crónica vestibular, en
crónicas, la neuronitis, tumores del
acústico, aracnoiditis,
obstrucción traumatismos craneales con o
tubárica, sin fractura del peñasco, en
intoxicaciones etílicas,
mioclonías de los tabáquica, yatrogénicas, en
isquemias cervicales,
músculos de los disfunciones vasculares,
huesecillos, procesos inflamatorios,
degenerativos y tumorales del
otopatías sistema nervioso central.

capsulares
Parálisis porción más
externa y,
facial dentro de ella,
Si la causa es de en su parte más
origen visible, o sea,
otorrinolaringológico en el pabellón
, la parálisis facial auricular u
es de tipo oreja; siguen
periférico. Las
etiologías más
las regiones
frecuentes son la periauriculares,
parálisis facial para terminar en
idiopá- el conducto
tica o de Bell auditivo externo
(suele ser y membrana del
aguda); herpes tímpano, situada
zoster ótico en su fondo. El
(parálisis paciente y el
facial, otalgia, examinador están
vesículas situados de
herpéticas en el frente y en un
conducto mismo plano, con
auditivo iluminación
externo, apropiada. Para
presencia o llevar el haz
ausencia de luminoso a
clínica través del
cocleovestibular conducto
); otitis media auditivo externo
con tendencia a se emplea el
la cronicidad; espejo frontal
tumores del oído (el cual refleja
medio o del la luz que le
ángulo proyecta el foca
pontocerebeloso; luminoso de
fracturas del forma que dicho
peñasco del haz corresponde
temporal; otitis a la visual del
aguda observador) o,
(complicación mejor, el
poco frecuente). otoscopio
eléctrico con
dispositivo
amplificador.
• INSPECCIÓN. Actualmente, las
PALPACIÓN exploraciones de
precisión se
realizan . con
La inspección microscopio o
del oído endoscopio.
comienza por su
PABELLÓN idolorosos BI
AURICULAR menor contacto
(compresión por
En lo que se dànalmohada);
refiere al aparecen de
pabellón preferen3 cia en
auricular u la oreja»
oreja, los Lderecha, quizá
hombres están porque la mayor
•más:predispuest parte de las
os a sus personas suelen
trastornos de dormir sobre este
desarrollo y z- lado, y en el
(lesiones en la expuesto a
piel y traumatis mos y
cartílago, quizá con por un débil
por estar más es trato de
expuestas al piel)l dn los
sol, aire y varones de edad, y
Consid en el
eraremos: antehélix , ens
las raujeres
1. Coloración. también de edad
Pálida (anemia), Otorrinolaringología
roja fugaz o 683
persistente
avanzada; asimismo,
se observan nódulos
(cianosis, alcap en la gota (tofos),
tonuria,
fiebre reumática,
otohematomas). siembra neoplásica.
2. Aspecto de la 4. Ulceras. A
piel. Puede veces necróticas y
traducir con pérdida de
posibles sustancia
afecciones (congelaciones,
dérmicas arteritis,
(eccema seca crioglobulinemia,
o húmeda, etc.).
erisipela, 5. Trayectos fistulosos
(fístula auris). Congénitos o
vesículas [en el adquiridos.
zona ótico]), 6. Anomalías
úlceras morfológicas:
(sífilis,
tuberculosis, a) Adquiridas.
neoplásica), Otohematoma
etc. traumático (orejas
3. Nóduldsc: en coliflor),
Los debidos a pericondritis, a
condrodermatitis veces con
nodular son simultánea
afectación de otros antehélix muy
cartílagos, como manifiesto; las
los nasales, prominentes «en
esternocostales (en asa» (se les
la policondritis) e recuerda
incluso escleritis constantemente su
recurrente (en la aspecto con apodos
poliartritis tan injustos como
crónica primaria), «orejas de burro» o
etc. «Dumbo»); las
b) Congénitas. «orejas de
Con valor murciélago» u
antropológico, «orejas de gacha»,
estético (causa de en las cuales la
complejos principal
deprimentes), e deformidad es el
indicador de otras subdesarrollo del
anomalías ocultas pliegue del
(espina bífida, antehélix; y las
riñones quísticos, orejas en «concha»
estenosis (orejas en taza),
uretrales) o por falta de
sintomáticas desarrollo
(orejas longitudinal del
hipoplásicas a hélix. La oreja
veces con estenosis «maquiavélica»
del conducto representa una
auditivo externo en distorsión total de
el síndrome de
la anatomía
Down).
auricular y muestra
una falta de
Citaremos la definición del
microtia, a veces borde del hélix,
con atresia del desdoblamiento de
conducto auditivo las ramas y del
externo; poliotia, cuerpo del
con pabellones antehélix, exceso
accesorios o de cartílago de la
rudimentarios; las concha y una
orejas de Darwin, debilidad general
con una eminencia de todo el
en el borde del cartílago
hélix (tubérculo de auricular. La
Darwin), hipertricosis del
considerada por lóbulo y borde de
algunos como la oreja en niños y
reliquia simiesca jóvenes, en una
atávica; los de condición a veces
Wildermuth (o de familiar, ligada a
azteca) con el anomalías
cromosómicas. Es
más frecuente en el
área mediterránea y
en el Oriente
Próximo.
La alteración en
el desarrollo del
primer arco
braquial motiva los
llamados síndromes
de Goldenhar,
Franceschetti y
Treacher-Collins,
no hereditarios ni
debidos a anomalías
cromosómicas.
Consisten en la
presencia de
apéndices
auriculares o

También podría gustarte