Está en la página 1de 4

CÓMO CAMBIAR UN CIRCUITO INTEGRADO DE MONTAJE SUPERFICIAL

1. Aplicar flux sobre los terminales o


pines del integrado, se puede usar
pasta para soldar. Aplicamos de
manera abundante, de tal manera que
todos los pines queden impregnados
con flux.

2. Ahora alistamos la estación de calor, se abre


el botón del aire. Encendemos el equipo y
elevamos el calor a más de 400 grados
centígrados.

3. Cuando la epístola está bien caliente,


calentamos los terminales del integrado,
moviendo en forma de círculos sobre el
integrado para lograr que todas las patas
se calienten uniformemente.

4.
Se empuja suavemente el integrado con
la ayuda del destornillador hasta sentir
que ya ha soltado y lo levantamos de su
sitio.

5. Otra forma de quitar es con el cautín.


Agregamos abundante soldadura sobre las
patas del integrado inundando toda la zona.
Se debe mantener la soldadura derretida y
vamos girando el cautín alrededor. Cuando
la soldadura está totalmente derretida en
todos los lados del integrado se suelta fácilmente. Retíralo con la ayuda del
destornillador o las pinzas.
6. Después de retirar el integrado
que deseamos reutilizar, debemos
limpiarlo para poder usarlo
nuevamente. Lo primero es
embadurnar el circuito integrado
con pasta de soldar. Luego vamos
retirando los excesos de
soldadura con la ayuda del Cautín
a temperatura normal.

7. Al tener el integrado totalmente libre de soldadura, lo lavamos con el cepillo y el


disolvente, para así retirar las esquirlas y la grasa que haya quedado. Luego
secamos muy bien con la ayuda de un paño o servilleta. Con el alfiler separamos
los pines que se hayan podido unir. También verificamos que no haya soldadura
entre ellos.

8. Ahora procedemos a limpiar la


tarjeta, bañamos la mecha para
soldar con la pasta. Se coloca la
mecha sobre las pistas donde irá
Soldado el circuito integrado y se
va arrastrando con la ayuda del
cautín caliente. Cuando la mecha
se satura de soldadura, se corta el
pedazo ya usado. Se repite el
procedimiento una y otra vez
hasta que las pistas queden libres
de soldadura.

9. L u e g o l a v a m o s l
verificamos que no queden partículas
de soldadura ni grasa producto de la
pasta para soldar.
10. Luego Colocamos el circuito
integrado, los integrados traen
marcas específicas que determinan
su posición o dirección en que debe
ser colocado.

11. Ahora soldamos el circuito integrado,


después de tener el integrado en la
posición correcta, debemos fijarlo con un
par de puntos de soldadura en dos de
sus extremos opuestos. Luego, con la
ayuda de un destornillador de pala,
verificamos que ninguno de los
terminales del integrado haya quedado
levantados. Esto lo hacemos
presionando hacia abajo cada pin.

12. Ahora procedemos a aplicar


abundante soldadura en uno de los
lados que no fueron soldados. Se
calienta la soldadura y se esparce
hacia la esquina opuesta. Con
cuidado de no dejar grumos. En
ocasiones es necesario inclinar un
poco la tarjeta para así ayudar a
correr la soldadura rápidamente antes
que se cristalice. La idea es que los
terminales sean bañados en
soldadura, al tiempo que las pistas
donde van pegados.

13. Al final lavamos bien el integrado con


tiner y el cepillo. No deben quedar
esquirlas ni sobrantes de soldadura. Se
debe secar muy bien la tarjeta. Luego,
verificamos que ninguno de los
terminales del integrado esté levantado
de la tarjeta. Ejerciendo presión con un
alfiler sobre cada pin. Luego revisamos
con lupa no debe haber cortos entre
pistas o terminales del integrado.
Podemos comparar con otro integrado.
Otra forma de estar seguros que el
componente quedó bien soldado es
midiendo con el multímetro entre los dos pines contiguos. Es decir, que vamos
midiendo de dos en dos pines. No debe haber corto a menos que sean dos pines
que vayan a la misma pista o a tierra.