Está en la página 1de 6

TRABAJO DE INVESTIGACIÓN FORMATIVA

“LA FAMILIA HOMOPARENTAL CONTRIBUYE A CONSOLIDAR LA


DIVERSIFICACIÓN DE ESTRUSCTURA FAMILIAR PERSERVANDO LA NUEVA
CONCEPCIÓN DE FAMILIA MODERNA”

DOCENTE:

Dr. Milagros Rosa Bacayan Salinas

ASIGNATURA:

Actividades Integradoras II

GRUPO: 5

SESIÓN Y HORARIO:

AA25 - sábado 8:00 PM

INTEGRANTES:

 En contra
Boyer Burga Sebastian Antonio
1) Jeisi Avendaño Ramírez.
Curilla Montero Sarahi Estefani
2) Diana Humbo Reyes.
Guarniz3)Segura
Maycool
KatiaGarcía
LissetHuamán.
4) Bruce Espinoza Rivera
Valera Gonzales Elita Karol
 A favor
Vallejos Gastelo Walter
5) Sarahi Alexander
Curilla Montero (Coordinadora)
6) Nicol Paucar Cabrera
7) Gabriela Córdova Cisneros
8) Ana López Marreros

PERÚ – 2020 II
I. CONCEPTO

II. PREJUICIOS Y MITOS ACERCA DE LAS FAMILIAS

HOMOPARENTALES.

III. HISTORIA CORTA DE UNA FAMILIA HOMOPARENTAL.

IV. CUERPO ARGUMENTATIVO DEL DISCURSO.

V. CONCLUSIÓN.

Posturas a favor de la Familia Homoparental contribuye a consolidar la

diversificación de estructura familiar preservando la nueva concepción de familia

moderna.

Concepto:

Nuestra sociedad se encuentra en un proceso evolutivo respecto a la presencia de


familias alejadas del concepto clásico de familia tradicional formadas por madre, padre
e hijos de origen biológico.

Cada vez los conceptos de familia son más inclusivos, así como amplios debido a que
no existe únicamente un tipo de familias. Las familias en el siglo XXI son estructuradas
de formas muy diversas; encontramos familias reconstituidas, sin hijos, monoparentales,
numerosas, adoptivas, interraciales.

Las familias homoparentales son aquellas formadas por parejas de mujeres u hombres
quienes deciden convertirse en madres y/o padres de uno o varios hijos. Si bien este no
es un nuevo tipo de familia, en los últimos años su presencia ha aumentado dentro de la
sociedad de manera significativa debido a que en muchos países se reconoce el
matrimonio homosexual de forma legal.
Prejuicios y mitos acerca de las familias homoparentales:

En la actualidad, las familias homoparentales siguen enfrentando prejuicios dentro de la


sociedad como:

 Los niños criados por madres o padres homosexuales sufren trastornos de


identidad sexual.
 Las probabilidades de que la orientación sexual de los niños sea homosexual
serán mayores que los niños criados en familias heterosexuales.
 Tendrán dificultad para relacionarse dentro de la sociedad.
 Los niños sufrirán al ser victimizados, molestados y estigmatizados.
 Los niños se encontrarán en situación de aislamiento y solo podrán relacionarse
con personas gays y/o lesbianas.
 Los niños sufrirán dificultades de autoestima.
 Son vulnerables a trastornos de conducta.
 Son vulnerables a enfermedades mentales.

No existe evidencia científica que pruebe que estos prejuicios sean ciertos, al contrario,
se han obtenido resultados que prueban su falsedad y, hasta la fecha, ningún estudio ha
podido rebatir tales resultados.

De hecho, la investigación científica que ha comparado directamente los resultados de


niños con padres gais y lesbianas con resultados de niños con padres heterosexuales ha
sido muy consistente en demostrar que los padres lesbianas y gais son tan aptos y
capaces como los padres heterosexuales, y sus hijos son psicológicamente sanos y están
tan bien adaptados como los niños criados por padres heterosexuales. Se hace hincapié
en que las habilidades de las personas gais y lesbianas en su desempeño como padres y
los resultados positivos para sus hijos no son áreas donde los investigadores científicos
creíbles estén en desacuerdo. Algunas declaraciones de las principales asociaciones de
expertos en este campo reflejan el consenso profesional según el cual los niños criados
por lesbianas o padres gais no difieren en aspectos importantes de los criados por padres
heterosexuales. No hay ninguna investigación empírica creíble que sugiera lo contrario.
La literatura existente indica que el bienestar físico, económico, psicológico y
emocional de los progenitores se incrementa con el matrimonio, y que los hijos se
benefician al ser criados por dos progenitores que se encuentran dentro de una unión
legal y socialmente reconocida. Permitir a las parejas del mismo sexo que se casen
legalmente no tendrá ningún efecto perjudicial sobre los niños criados en hogares
heterosexuales, sino que beneficiará a los niños que son criados por parejas del mismo
sexo.

“Cuando las familias son fuertes y estables, también lo son los niños que muestran
mayores niveles de bienestar y resultados más positivos.” >> [ CITATION Iai \l 3082 ]

El primer hijo legítimo de una familia homoparental de América Latina:

Rubén tenía 34 años, era gerente en un supermercado, docente de Administración de


empresas y rematador público. Mario iba a cumplir 29, era veterinario y tenía su
orientación sexual más clara. Y se conocieron por un anuncio en el periódico. Pasaron la
tarde en el Mercado del Puerto conversando y tomando medio y medio, se quedaron
juntos todo el fin de semana. Casi dos años después, cuando a la Ley de matrimonio
igualitario en Uruguay le faltaban más de 20 años de gestación, Mario y Rubén se
inscribieron como concubinos. Cuando llevaban cuatro años viviendo juntos, apareció
la posibilidad de adoptar a un niño. «No sabíamos si estábamos haciendo bien, porque
su familia biológica no podía quedarse con él, o si podíamos perjudicarlo en el futuro,
por ser un chico con dos padres -recuerda Rubén-. Consultamos con una psicóloga, una
socióloga, un psiquiatra y nos comunicamos con referentes de San Francisco,
que conocían familias homoparentales. Todos dijeron lo mismo: si estábamos
preparados para dar amor no íbamos a tener problemas». «La verdad, no hubo
conflictos. Es más, cuando tenía 5 ó 6 años una madre del colegio nos contó: ‘Tú sabes
que Camilo tiene a los chicos convencidos de que es mucho mejor ser hijo del corazón
que de la panza«. Como la ley no contemplaba que Camilo fuera inscrito como hijo de
los dos, el riesgo era enorme: si Rubén llegaba a morir, Mario no tenía ningún vínculo
legal con su hijo. Por eso, cuando estaba por terminar la primaria, el matrimonio logró
que el Tribunal de Familia los escuchara. Vieron que Camilo estaba tan bien que, por
unanimidad, les concedieron la adopción compartida. Camilo pasó a tener el apellido de
ambos: López Bonilla. Camilo creció, es heterosexual y está haciendo carrera en la
Armada Nacional uruguaya para recibirse de Oficial de la Escuela Naval. «Ellos me
contaron todo desde chiquito, yo tendría 8 años. Nos sentamos los tres y me explicaron
que mis padres biológicos no habían podido tenerme porque tenían muchos hijos y eran
pobres. Ellos se ofrecieron a protegerme, me dieron una oportunidad. Si hoy tengo la
vida que tengo es gracias a mis dos viejos. Los amo mucho y estoy muy agradecido de
que me hayan elegido».[ CITATION Glo17 \l 3082 ]

En el Perú:

Roxana de 36 años y Midori de 26 años han acudido a una clínica de fertilidad. Ellas
están intentando tener un hijo juntas, y para ello usarán los óvulos y el vientre de
Roxana y el esperma de un donante externo. Su realidad, sin embargo, no es aceptada
por la ley peruana. Por ello, saben que más allá de que su hijo nazca con dos madres, la
ley solo le reconocerá tales derechos a Roxana. “Si a Roxana le pasa algo, yo no tengo
ningún derecho. Su familia decidiría qué pasaría con nuestro hijo”, asegura Midori.
[ CITATION ElC16 \l 3082 ]

Conclusión:

Los hijos de parejas homoafectivas presentan una mayor aceptación de la diversidad


sexual y una mayor flexibilidad en sus roles de género (que no debe confundirse con su
identidad de género). Por lo tanto, las investigaciones afirman que la estructura familiar
no es causante de diferencias significativas en el desarrollo psicológico de los niños.

Lo que realmente importa y afecta es la calidad de la vida familiar y no la forma que


tenga la familia. La orientación sexual de los padres, el número de progenitores, la
vinculación biológica o no, son factores que crean poca diferencia en el desarrollo de
los hijos. Lo crucial es la armonía y el respeto, el cuidado, amor, comunicación y las
sanas expresiones de amor entre los miembros de la familia.
“Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.” » [ CITATION Alb \l 3082 ]

“Cualquiera que haya destruido un prejuicio, un solo prejuicio, es un bienhechor de la


humanidad.”  » [ CITATION Nic \l 3082 ]

Referencias
Butler, K. (7 de marzo de 2006). New York Times. Obtenido de
http://www.apa.org/pi/lgbc/policy/parents.html

Chamfort, N. (s.f.).

Einstein, A. (s.f.).

ElComercio. (7 de Mayo de 2016). ‘Vientre de alquiler’ y familia homoparental:


historias sin ley. Obtenido de https://elcomercio.pe/tecnologia/ciencias/vientre-
alquiler-familia-homoparental-historias-ley-200402-noticia/?ref=ecr

Iranzo, A. G. (s.f.). CANVIS. Obtenido de centro de psicologia:


https://www.canvis.es/es/diversidad-familiar-legislacion-mitos-formacion-
familia-homoparental/

Moreno, G. (28 de noviembre de 2017). Obtenido de http://ovejarosa.com/la-historia-


detras-la-foto-primer-hijo-legitimo-una-familia-homoparental-america-latina/

Smith, I. D. (s.f.).

También podría gustarte