Está en la página 1de 8

LA PLATA, ABRIL DE 2020

DIRECCIÓN PROVINCIAL DE EDUCACIÓN SECUNDARIA

CIRCULAR TÉCNICA N° 1/2020

Introducción

Esta circular tiene como finalidad acercarles la propuesta de trabajo para seguir desarrollando
la enseñanza y la organización escolar en el peculiar contexto que vivimos, para garantizar el
derecho a la educación y posicionar, una vez más, a la escuela como puente fundamental que nos
permita transitar de mejor manera estas particulares circunstancias.

Desde la aparición de COVID 19, el aislamiento social y preventivo que se decretó en marzo, y
la interrupción de las clases presenciales, el sistema educativo tal y como lo conocemos está
siendo interpelado. Como primera respuesta se puso en escena la continuidad pedagógica como
forma de acompañar esta situación excepcional para la provincia, el país y el mundo en su
conjunto. En ese marco los equipos directivos y docentes implementaron distintas propuestas de
enseñanza para dar continuidad a los aprendizajes y para sostener los vínculos de los y las
docentes con sus estudiantes y sus familias. Asimismo, destacamos que muchas instituciones de
nuestro sistema contribuyeron significativamente con el contexto sanitario, elaborando y donando
mascarillas e instrumentos similares, así como asistiendo en tareas de emergencia, poniendo en
acto dos elementos centrales de nuestra propuesta formativa: el enmarcamiento comunitario de
nuestra educación y la formación para una vida productiva de alta significación social.

Estamos infinitamente agradecidos por los esfuerzos realizados y que se siguen realizando día
a día intentando sostener, no sólo la escolaridad de nuestros/as estudiantes sino fortalecer los
vínculos y acompañar a la distancia la vida cotidiana de todas y todos las y los bonaerenses.

1
Propuesta General

Desde la DGCYE, en la primera etapa que se dio en el marco de la suspensión de las clases,
se elaboró una Plataforma denominada “Continuemos Estudiando” para los y las estudiantes que
cuentan con algún tipo de conectividad, donde se alojan los cuadernillos que comprenden algunas
asignaturas básicas organizadas por ciclos. Dada la condición de apenas comenzado el ciclo
escolar en la que nos encontrábamos, la estructura de ciclo nos resultó flexible y productiva
debido a que el primer momento de un año escolar requiere, en buena medida, de la
recapitulación de contenidos previos. Asimismo, se hicieron acuerdos con proveedores de internet
y telefonía para que la consulta a portales educacionales se realizara sin costo para la/os
usuaria/os. Los mencionados cuadernillos también han sido impresos y distribuidos en papel para
la población que no cuenta con conectividad. Dos ejes fueron centrales en la primera etapa, a
saber: la elaboración de material para la enseñanza y la entrega de Módulos de Alimentos para
quienes asistían a los Comedores Escolares.

La propuesta elaborada desde las Direcciones para la continuidad pedagógica buscó


acompañar a las y los docentes, estudiantes, escuelas y familias, en este período que nos
encontró priorizando las tareas de cuidado individual y colectivo. Las actividades presentadas en
el portal y los cuadernillos fueron pensadas para colaborar con las escuelas, acompañando el
trabajo que ellas diseñan para la continuidad pedagógica. Al poner a disposición este material, nos
interesó centralmente contribuir a mantener el lazo entre docentes y estudiantes, generando
encuentros a través del conocimiento, y no se priorizó la calificación de los aprendizajes. En este
sentido, la prioridad ha sido el cuidado y la preservación de los vínculos de todos/as y cada uno/a
de los/as bonaerenses, el cuidado y la preservación de los lazos afectivos y vinculares entre los
estudiantes, sus familias y todas/os las/os docentes del sistema educativo, incluyendo a todos los
niveles de gestión. No vamos a olvidar el cumplimiento de los temas incluidos en los diseños
curriculares, la acreditación del primer trimestre del año, pero serán la preocupación central en
otro momento. Se trató de buscar maneras en las que, aún en el contexto complejo que vivimos,
seguir haciendo de la escuela nuestro espacio en común.

2
Esta semana iniciamos una segunda etapa que requiere “quedarse en casa” como política de
Estado y como manera de cuidarse y cuidar al/a la otro/a. También esta segunda etapa requiere la
revisión de lo realizado y la planificación del tiempo que viene. Queremos encontrar y disponer de
todos los medios que sean necesarios para que ningún docente esté solo/a. En este contexto es
muy importante que las instituciones hayan podido nominalizar a sus estudiantes y puedan saber
con claridad quiénes pueden tener un acceso por internet al proceso de enseñanza y quiénes no.
En todo momento, la DGCyE mantendrá la doble vía de trabajo, a través de la conectividad y en
papel.

Esta segunda etapa contará con los dispositivos que se describen a continuación.

Detalle de los dispositivos

Trabajamos para que todos/as los y las estudiantes tengan garantizado el acceso a clases
como parte de un derecho mayor, el derecho social a la educación. También, fortalecer el
acompañamiento al trabajo docente, para lo cual agregaremos dispositivos de contacto y
capacitación para ampliar el uso de los diferentes recursos que ofrece la virtualidad, de quienes lo
requieran. Los dispositivos, entonces serán:

- Puesta en marcha de aulas digitales de enseñanza a distancia para estudiantes y


docentes, para todos los años de la secundaria.

- Comunicaciones específicas desde la Inspección General con los Supervisores Jefes


Regionales y Distritales para la coordinación territorial de los dispositivos.

- Comunicaciones específicas desde cada nivel y modalidad con los equipos de


supervisión.

- Capacitación, asistencia y apoyo técnico a equipos de conducción y equipos docentes


desde los CIIES.

3
- Articulación de la formación permanente con universidades con sede en la provincia.

- Articulación de la producción de materiales con el Ministerio de Educación de la Nación.

Implementación de aulas digitales

La puesta en marcha de las aulas digitales, diseñadas especialmente por la DGEyC en una
plataforma Moodle, nos permitirá posicionar a cada docente como conductor de la enseñanza
cotidiana siguiendo su propia planificación y su juicio profesional. No ignoramos que en este
tiempo -e incluso antes- muchas instituciones pusieron en funcionamiento algún tipo de soporte
virtual, con distintos grados de desarrollo, para hacer llegar las tareas y comunicarse con sus
estudiantes. El diseño técnico en el que están siendo preparadas las aulas digitales, permitirá
incorporar aquellos desarrollos que las instituciones ya han preparado, de modo de no duplicar
esfuerzos. En los casos en donde se están desarrollando diferentes recursos virtuales si las y los
docentes así lo consideran podrán continuar en dichas plataformas en donde vienen construyendo
relaciones vinculares y pedagógicas con sus estudiantes. De ser así, es de vital importancia que
dichos recursos estén vinculados a las aulas digitales propuestas por la DGCyE. Todas las
materias en un mismo sitio y con el mismo diseño de aula digital no sólo será una forma de
ordenamiento de la información para las y los estudiantes, sino también para las y los docentes y
por ende para la institución escolar. Existirá, a partir de la puesta en marcha de las aulas digitales,
un activo acompañamiento técnico a través de mesas de ayuda.

Asimismo, las aulas están siendo preparadas para que se incluya en un mismo espacio las
distintas materias, así como instancias de intercambio estudiantil menos regulado. Es vital, en ésta
como en otras etapas, prever situaciones donde la conversación, las experiencias y
preocupaciones compartidas, así como la camaradería y la reciprocidad tengan lugar en este
formato tecnológico.

Es necesario pensar que la temporalidad en la enseñanza remota es diferente a la de la clase


presencial. Allí se pondrán a disposición las secuencias de enseñanza que cada profesor/a

4
decida, entendiendo que la resolución no se producirá necesariamente en el tiempo simultáneo,
sino mayormente sucesivo. Ésta también será una ocasión para repensar la temporalidad de
manera productiva, en diálogo con las características de la vida contemporánea y las condiciones
de vinculación cultural de lo/as adolescentes y jóvenes.

En cuanto al fortalecimiento de las capacidades docentes en la preparación de


propuestas a distancia y en el manejo de un aula digital, se contará con la asistencia y apoyo
técnico de equipos docentes desde los CIIEs.

Sin dudas, este momento tan particular que estamos viviendo, nos exige aunar esfuerzos
en el trabajo colaborativo entre equipos directivos y docentes -organizando una agenda semanal
de comunicación y buscando las formas virtuales de intercambio con los docentes-, así como
reafirmar el rol pedagógico de los equipos de conducción.

El rol fundamental del Inspector que supervisa el nivel secundario

En este hacer colaborativo es importante que los equipos supervisivos evalúen con los equipos
de conducción institucional, las diferentes formas de organización del trabajo y realicen las
adecuaciones que se consideren pertinentes para transitar esta segunda etapa.

El equipo de conducción tiene como acciones prioritarias:

- Actualizar la nominalización de las y los estudiantes para saber con claridad quiénes
pueden tener un acceso por internet al proceso de enseñanza y quiénes no.

- Comunicar al equipo docente los nuevos marcos normativos que reglamentan las
acciones en el contexto de la emergencia y la implementación de las aulas digitales en
esta segunda etapa.

- Puesta en marcha de aulas digitales de enseñanza a distancia para estudiantes y


docentes, para todos los años de la secundaria.

5
- Participar de capacitaciones, asistencia y apoyo técnico, propuestas por la supervisión y
/o desde los CIIEs.

- Continuar con la organización y entrega de cuadernillos para los casos de aquellos


estudiantes que no cuentan con acceso a internet.

- Participar de reuniones en soporte virtual con el equipo docente y acompañar el


proceso de construcción y fortalecimiento de las aulas digitales.

- Llevar registro de facilitadores y obstaculizadores en la implementación de esta


segunda etapa de continuidad pedagógica, como así también de propuestas de mejora.

Tiempos de la puesta en marcha

En este tiempo de pandemia no podemos planificar con plazos fijos, ya que las acciones se
irán definiendo y actualizando permanentemente. Por eso, es indispensable saber que tenemos
que pensar en una organización semanal de las tareas, que se irá modificando si hiciera falta, en
el marco de este contexto de planificación.

En este marco presentamos un cronograma tentativo:

Semanas del 6 al 17/4 Nominalización de estudiantes sin conectividad.

Reunión virtual equipo de conducción-equipo docente

Difusión de la comunicación de los nuevos marcos


normativos que reglamentan las acciones en el contexto de
la emergencia.

Inicio de aulas digitales.

6
Inscripción a curso de capacitación para directivos sobre
”La continuidad pedagógica en la emergencia” (CIIEs).

Capacitación, asistencia y apoyo técnico por parte del


CIIE.

Organización y entrega de cuadernillos.

Reunión virtual equipo de conducción-equipo docente.


Seguimiento y acompañamiento en el proceso de
construcción y fortalecimiento de las aulas digitales.

Semanas del 20 al 30/4 Reunión virtual supervisión y equipos de conducción


institucional.

Registro de facilitadores y obstaculizadores en la


implementación de esta segunda etapa de continuidad
pedagógica, como así también de propuestas de mejora.

Reunión virtual equipo de conducción-equipo docente.


Seguimiento y acompañamiento en el proceso de
construcción y fortalecimiento de las aulas digitales.

Relevamiento parcial, sistematización y comunicación


de la implementación de las propuestas de continuidad
pedagógica en el transcurso de esta segunda etapa.

7
Nuestro propósito es lograr crecientes niveles de participación en todos los dispositivos que
tenemos y que iremos agregando, lo que también implica afirmar que, en esta etapa que se inicia,
la insistencia no va a estar ni en la cantidad de contenidos a enseñar ni en los dispositivos de
calificación de los aprendizajes, sino en el acompañamiento ante la contingencia, la búsqueda de
variaciones en las maneras de llegar a distancia a cada uno de los barrios, de las casas, de las
familias y de los contextos en que se encuentran la/os adolescentes y jóvenes que forman la
comunidad educativa de nuestra provincia.

Dra. Myriam Southwell

Directora Provincial de Educación Secundaria

También podría gustarte