Está en la página 1de 303

Capítulo 1 – Un país de Magos

Parte 1

En la salvaje zona de montaña, ese país estaba aislado.

Debido a que estaba rodeado de altos muros, no era posible examinarlo desde el
exterior.

En la cima de la superficie de piedra caliente por la luz del sol, una sola escoba
estaba volando y cortando a través de la atmósfera tibia mientras avanzaba.

La que estaba manipulando la escoba era una encantadora chica, vestida con una
túnica negra y un tricorne mientras sus cabellos color ceniza se sacudían en el
viento.

Quién era esa chica que poseía tal belleza que si había gente alrededor,
cualquiera giraría su cabeza en admiración.

Así es, soy yo.

Es una broma.

"...Solo un poco más."

Los altos muros parecían ser construidos por cortar lo que originalmente era una
montaña. Una puerta podía ser vista simplemente desplazando la línea de visión
hacia abajo. Yo apunto mi escoba hacia ella.

Bueno, parece un lugar problemático para un país, pero, esto era lo que tenían en
mente─Nadie cometería un error y entraría descuidadamente. Después de todo, a
menos que las circunstancias lo exigieran, nadie llegaría nunca a un país
construido en tal lugar.

Después de llegar a la puerta, descendí de mi escoba. Un guardia de la puerta


encargado de inspeccionar la entrada del país vino a saludarme.

Después de examinarme lentamente hasta las puntas, volvió su mirada al broche


en mi pecho y luego mostró una amplia sonrisa.

"Bienvenida al País de Magos, por favor entre, Bruja-sama."

"¿? ¿Eh? ¿Está bien no verificar si soy una Maga o no?"


Todos los visitantes debían mostrar Magia al guardia de la entrada para entrar. Si
su habilidad no era satisfactoria, no se le permitiría entrar en la ciudad. Así que
hice ese tipo de pregunta.

"Es porque te vi volar aquí, además, ese broche pertenece sin duda a una bruja."

Eso es todo. Eso es lo que era. Parece que volar adecuadamente en escobas era el
requisito mínimo para entrar en el país. Ahora que lo pienso, mi avance fue
claramente visible desde esta puerta. Que embarazoso.

Después de dar un pequeño guiño al guardia de la puerta, procedí a pasar a través


de la puerta gigante.

Aquí está el País de Magos. Magas, Aprendices de Brujas, Brujas—En resumen,


es un país con una extraña regla de no permitir que nadie más que magos entren
en ella.

Después de pasar por la puerta, quedé perpleja.

Había dos letreros extraños de pie uno al lado del otro.

Uno de los letreros mostraba a un Mago montando una escoba dentro de un


círculo. Junto a él había un soldado caminando dentro de un triángulo.

¿Qué hay con estos letreros?

Pero de inmediato comprendí la respuesta mientras miraba arriba—Sobre las


casas de ladrillos llenas de gente, o tal vez justo debajo del sol, Magos volaban.

Ya veo—Entiendo.

Parece ser una regla especial de un país que sólo permite a Magos entrar. Todo
mundo estaba volando en las inmediaciones mientras que sólo un puñado de
personas caminaban en el suelo.

Entendiendo el significado del letrero, saqué mi escoba y me senté en ella de


lado. Pateando el suelo, floté lentamente hacia arriba.

Si tuviera que expresar el significado de los letreros con palabras sencillas:

"Esta una confirmación para volar en el aire, no es que─"

Y así, el país de Magos realmente se mostraba.

Magos volaban por encima de los tejados rojizos que se extendían como tierras
marchitas.
Desde gente que tenían sus escobas detenidas y tenían una charla amistosa, gente
que ataba equipaje a las escobas, hasta una anciana que parecía una bruja
sospechosa. Incluso figuras de niños que se precipitaban en el aire teniendo un
concurso de velocidad—Parecen estar disfrutando de la vida en el cielo.

Es una escena muy cálida, incluso hasta el punto de la admiración.

Mezclándome con ellos, me elevé por encima del país. Como estaba
distraídamente volando alrededor, repentinamente me di cuenta de un letrero que
fue puesto encima de un techo. Una "Posada" al parecer. Después de pasar por
ella, apareció la palabra "Verdulero". Aparte de eso, había cosas como
"Carnicero" y "Joyero". Como se esperaba, estos eran para la "vida entre los
cielos" sola. Poner un letrero sobre los tejados parece ser una cosa común.

En una inspección más cercana, había ventanas donde una sola persona podía
pasar a través incrustadas en los tejados de la mayoría de las casas. Mientras
miraba sin expresión, un hombre saltó de repente por el hueco de la ventana y
subió en su escoba. En resumen, es algo así.

Lentamente volé, disfrutando del paisaje del país.

Lo que podría llamarse un cambio, sucedió poco después.

"¡Nooooooooooooooooo!"

Un grito resonó desde atrás.

Sostuve mi escoba con una mano y miré hacia atrás mientras sostenía mi
sombrero para que no fuese soplado.

Y entonces, "D-Demasiado tarde" pensé.

"¡Aaaahhhhhhhh!"

Alguien volaba hacia mí en línea recta mientras gritaba y esparcía lágrimas. Pero
en el momento en que lo vi, sólo había un techo de distancia entre nosotros.

¿Puedo evadirlo? Imposible.

Aunque instintivamente doblé mi parte superior del cuerpo, como era de esperar,
la colisión era inevitable. Con gritos como "Ugyaa" y "Uge", esa persona y yo
nos enredamos y caímos hacia la azotea. Quitamos algunas de las tejas y en poco
tiempo, nos detuvimos justo al borde antes de caer desde el techo. Mirando hacia
abajo, una teja se rompió sobre el suelo. Es afortunado que no hubiera peatones
allí.
Debido al ángulo inadecuado, evité la colisión frontal, y gracias a esta misteriosa
persona voladora quien tomó el daño de la colisión con las tejas, no he sufrido
lesiones.

Me puse de pie mientras me limpiaba los fragmentos de color marrón rojizo


unidos a mi túnica negra.

"............"

"Ugogogogo ........"

Filtrando un extraño gemido con ojos cerrados estaba una adolescente que
parecía ser un poco más joven que yo. Tenía características medias y cabello
negro cortado uniformemente. Llevaba una blusa blanca y una falda a cuadros
bajo el manto negro. Debido a que ella fue atrapada debajo de mí, fueron
espléndidamente desgarrados.

Ya que no había nada como un broche atado en su pecho, ella es quizá una Maga.

"........ Um, ¿estás bien?"

Mientras tocaba el hombro de la chica colapsada, ella abrió sus ojos.

"............"

".............."

Y, silencio.

A pesar de que no entiendo las circunstancias, dije: "Un mal manejo de una
escoba, ¿eh?"

Creo que es cínico. Sí.

"........Ah"

"Parece que tu cabeza finalmente empezó a trabajar." Puse un rostro sonriente.

"Awawawawa." Ella volvió a cerrar sus ojos. "Q-q-q-q-qué hacer ¿Qué debo
hacer? No puedo arreglar tantas tejas sola..."

¿Oh?

"Antes de eso, ¿no deberías disculparte?"

"¡Ah, lo siento, no fue a propósito! ¡Lo juro!"

Puedo ver eso.


"Por cierto, tú, ¿estás bien? Dado que volaste tan espléndidamente."

"¡Ah, estoy bien! ¡Me veo animada después de todo!

Eso.

Ella estaba diciendo eso mientras fluidos rojos se derramaban de ella desde que
ella comenzó a hablar. Estaba mirando con ojos claros e inquebrantables.

"Sangre está saliendo sabes. Además, sale de tu cabeza."

"¡Esto sólo es sudor!"

"¿Existe un sudor con ese olor a hierro?"

"Errr, bueno, errr ......... ¡Es un sudor!"

"Entiendo, así que por favor cálmate un poco."

"¡Sí!"

".............."

¿Por qué pasó esto? Estoy muerta de cansancio después de haber sido chocada de
repente.

Después del regaño, hay una necesidad de arreglar las tejas ... oh ya he tenido
suficiente. Sería un demonio si dejara que una chica con circunstancias tan
peligrosas lo hiciera.

Saqué un pañuelo de mi bolsillo.

"Aquí, usa esto. Mantenlo pulsado en tu cabeza."

"Eeh ...... Pero."

"Además, mientras reparo las tejas aquí, por favor ve y descansa un poco un
rato."

"¡No, también ayudaré!"

"En tal condición, en vez de ayudar, serás un estorbo. Por favor ve a descansa."
Declaré claramente.

"Pero—"

"Eres. Un. Estorbo."


"......De acuerdo."

Después de eso, se sentó en la azotea y presionó el pañuelo en su cabeza mientras


se sentía abatida como un gato abandonado. Aunque parecía animada, era
irrazonable dejar que lo hiciera, después de todo, tan pronto como se sentó,
perdió fuerzas.

Vamos a dejarla de lado por ahora. Ese grado de lesión no causará la muerte.

Ahora, hagamos algo acerca de esta escena desastrosa—Cargué poder mágico en


mis manos. En un momento, junto con la débil luz, apareció en mi mano un largo
bastón.

Este es un privilegio especial de los magos. Cada uno de nosotros──Magos,


podemos sacar varias herramientas mágicas como una escoba o bastón con el uso
de Magia.

Poniendo poder mágico en mi bastón, empecé a invocar Magia.

Magia de Reversión de Tiempo.

Como su nombre implicaba, es una magia para revertir el flujo de tiempo, reparar
las cosas rotas con ella y curar lesiones, sin embargo, es una magia que requiere
una habilidad ligeramente alta. Pero si son las Brujas de este país, entonces
probablemente todas ellas pueden hacerlo. Pero podría haber sido difícil para la
Maga colapsada detrás de mí.

Después de haber sido cubiertas con Magia, las tejas comenzaron a moverse. Las
tejas quebradas comenzaron a conectarse una por una, como piezas de
rompecabezas, y volvieron a su estado original.

Entonces los fragmentos desaparecieron, y las huellas de haberse roto también


desaparecieron por completo de la vista, y en ese punto, dejé de lanzar la magia y
miré hacia atrás. Ahora es turno de la chica.

"Bueno, entonces eres la siguiente."

"Umm, Err ......."

Después de acercarme a la nerviosa chica que levantó su cuerpo mientras


sostenía su cabeza, empecé a lanzar Magia. Envuelta en una tierna luz, sus
heridas junto con su ropa comenzaron a curarse.

"Uwah......"

Increíble —la oí murmurar.


No, si una es una Bruja, entonces es normal poder hacer esto.

Después de confirmar que volvió a su aspecto original, fui apresuradamente a


recoger mi escoba que había caído en la azotea. Creo que es un buen plan escapar
de aquí antes de que se vuelva ruidoso.

"¡H-Hey!"

En parte ignorando a la quien estaba tratando de decirme algo más, me subí a mi


escoba.

"Gracias es suficiente. No es bueno ignorar el entorno cuando se vuela sobre la


escoba, ¿sabes?"

"Por favor espera, quiero disculparme de alguna manera ..."

"No lo necesito, porque tengo prisa. Adiós, Maga-san cuyo nombre no sé."

Entonces volé en la escoba.

Parte 2

Hablando simplemente, un Mago es una persona que puede usar Magia. No todo
el mundo puede usarla, y en la mayoría de los casos, es hereditario. Mis padres
también eran Magos.

La Aprendiz de Bruja se ubica por encima de la Maga y está un paso por debajo
de la Bruja. Justo como el nombre sugiere, es un título dado solamente a las
mujeres. ¿Por qué es así? Es porque, la capacidad de crear magia es más fuerte en
las mujeres que en los hombres. Debido a eso, sólo las mujeres se colocan por
encima del rango de Maga.

Sólo hay una manera de convertirse en una Aprendiz de Bruja: es pasar el


examen y recibir un ramillete que es una prueba de una Aprendiz de Bruja. Pero
esto no es todo. Dicho esto, hay muchas que se dan por vencidas en medio del
examen debido a recibir lesiones mortales.

Después de convertirse en una Aprendiz de Bruja, allí espera un entrenamiento


para convertirse en una persona digna de ser llamada una Bruja; bajo las ordenes
de auténticas Brujas, poniendo un gran esfuerzo día tras día hasta que las
reconozcan. Eso puede suceder en un día, o podría suceder después de una
década. Todo depende del esfuerzo personal y la consideración de la Bruja-sama
que se convierte en tu maestra.
Si eres reconocida como una Bruja oficial, obtendrás un broche de estrella con tu
nombre inscrito en la parte inferior y el título de Bruja otorgado de la maestra. En
mi caso, es "Bruja de las Cenizas."

Para poner fin a la larga explicación: en resumen - estoy entre los seres de mayor
rango en este país. En otras palabras, soy una Bruja.

Mientras vuelas en el cielo, la gente mira con miradas envidiosas, o en el


restaurante dicen algo así como "¡Bruja-sama! ¡Tienes un descuento en cada
comida de esta tienda! ¡Por favor, elige lo que quieras!" Y cosas así ... al menos
esa era la expectativa.

"¿Eh? ¿Descuento? No hay nada como eso. ¿Quizás no tienes dinero? ¿Ojou-
chan?"

"............"

Bueno, ¿es así, eh? Si trataran a cada bruja con un trato especial, resultaría malo
para la tienda.

Salí del restaurante y fui hacia la joyería. Quería vender las joyas que recogí de
los países que había visitado anteriormente. Mientras pensaba que tendría un
precio espléndido por ellas, entré en la tienda.

"Ah, estas son imitaciones. No puedo ofrecerle ningún precio por ellas."

"¡Eso es absurdo! ¡Por favor mira apropiadamente, una vez más!"

"Es lo mismo sin importar lo mucho que las mire, ¿qué vas a hacer? ¿Si no lo
necesitas, podríamos aceptarlas en la tienda?"

"....... Para que estés diciendo algo como eso, realmente tienes motivos ocultos
para arrebatármelas, ¿no?"

"Por supuesto que no, Ojou-chan, no hay manera de que lo haga. ¿Entonces, que
vas a hacer?"

"Por favor devuélvemelas."

Estaba muy enojada por lo que dejé la joyería.

Pero, bueno, incluso si ese comerciante parecía un poco un sinvergüenza, no hizo


nada para ser despreciado por mí, ¿verdad? Ese debe ser el caso, ¿verdad?

Mientras sentía ansiedad, fui hacia la posada. Después de todo, pronto


oscurecería.
Sin embargo.

"¿Aahn? Este lugar no es para mocosas como tú."

......¿Huuh? ¿Por qué?

¿Quizás esta posada es sólo para los adultos ricos? Mhmm.

No hay elección. Elegiré otro lugar.

Y así, descendí con la escoba hacia la posada que tenía un letrero desgastado de
aspecto barato. Este debería estar bien, supongo.

Desde la ventana abierta del tejado, descendí la escalera que conducía al interior.
Pero en el camino hacia abajo, me dejé llevar, y salté. Un ruido como si una bola
de hierro hubiera caído reverberó. Por supuesto, no soy tan pesada. Qué grosero.

El lugar de allí resultó ser la recepción.

La mujer sentada en el mostrador, después de verme—

"Bienvenida......"

Se volvió rígida.

Ella, así como yo.

Cabello negro cortado uniformemente. Rasgos promedio que eran similares a un


niño en algunos aspectos. Sentada allí, estaba la chica que encontré hace unas
horas.

"............"

"............"

La que rompió la atmósfera helada entre nosotras primero fue ella.

"¡Hi-Hiiiiiiiiiiiiiiii-! ¡L-L-Lo siento! ¡Lo siento! ¿Es una venganza? ¿¡Es una
venganza no!? ¡Lo siento! Por favor, perdóname. ¡Cualquier cosa menos mi
vida!"

"No, um."

"¡Uwaaaaaah, no quiero moriiiiiiiir!"

"Errrr ....."

No tienes que asustarte tanto.


"Por favor cualquier cosa menos mi vida ..." - mientras ella sollozaba mientras
frotaba su cabeza en el mostrador, gentilmente toqué sus hombros.

"¡Heeeeeeee-! ¡Intentas comenzar arrancando mi hombroooo! ¡Nooooo-!"

"Por favor, tranquilízate un poco." Ah, eso salió mal. "Umm, ¿estás bien? Sólo
vine aquí para quedarme un día."

"Nooooo──oh, es eso. Así que eso es lo que era. Entonces, por favor, llene estos
formularios~."

".............."

Hay muchas cosas que quiero decir, pero debo soportar. No quiero causar más
escándalo.

Acepté los formularios en blanco de ella y tomé la pluma que estaba tendida en el
mostrador. Había cosas simples como número de personas, cantidad de días y el
nombre del representante escrito en el formulario de inscripción. Siendo una
viajera, este formulario ya me es familiar.

Mientras deslizaba la pluma sobre el papel, ella dijo con una voz muy alegre:

"Realmente lo siento por hoy. Empecé a pensar en medio del entrenamiento y de


alguna manera terminé no logrando volar hábilmente ..."

"Ya veo."

En resumen, ¿ella es torpe con el manejo de escobas, eh?

"Quise darte las gracias adecuadamente, pero de repente te dirigiste a otro


lugar─Ah, ¿así que tu nombre es Elaina? Soy Saya." ella dijo mientras miraba a
mi mano con una sonrisa brillante.

Mientras escribía, "Sólo gracias es suficiente. Además, es común que alguien se


vea atrapado cuando practica la magia," dije.

Ahora que lo pienso, una vez fui regañada por mis padres cuando intenté
encender una vela e incendié la casa. Ahh, que nostálgico.

"Pero, ¿no quieres nada de mí? Sería terrible si no hago nada después de que te
metiera en problemas e incluso te hiciera curar mis heridas."

"No es para tanto......"

"¡Debe haber algo! ¡Por favor! ¡Elaina-san!"


Sacudí mi cabeza mientras ella intentaba mostrar su gratitud. Es una escena
bastante extraña.

Bueno, no hay nada en particular que yo quiera, pero no hay necesidad de


rechazarlo irrazonablemente. Pensé un poco mientras seguía escribiendo.

"Hmm ... ¿Es así, entonces ...?"

¿Puedo obtener un descuento de alojamiento?

Es lo que quería decir, pero me detuve.

Una entrada en el formulario llamó mi atención. Descuento especial para Bruja-


samas (Mitad por noche) - estaba escrito allí.

Hohou. Mira lo que tenemos aquí.

"Ah, eso, eso es una reducción no cubierta por aquellas que son Brujas-samas.
Otros Magos deben hacer un círculo alrededor de los precios generales." Ella
declaró mientras fruncía sus cejas.

"Ya veo."

Hice un circulo en el descuento exclusivo de Bruja-sama (mitad de precio).

"¿Eeh? Eh, umm ......, ¿uhh—?"

¿Qué hay con esa extraña reacción? Que grosera.

"Es porque soy una bruja."

"Pero eso es. Estás bromeando ....... Ah, no, le he causado problemas después de
todo ..... ¡Sí! ¡Entonces, debes tener el descuento!" Ella aplaudió con sus manos
al declarar eso. Debido a que la conversación llegó a ser algo delicado, o tal vez
porque recordé esta extraña sensación incómoda, sacudí mi cabeza.

"No no no no, eso no es así. Es porque soy una bruja, por eso tengo este
atuendo."

"¿Eeeh—?" Ella expresó. Luego señaló mi pecho.

"Pero, no hay un broche de Bruja-sama."

"¿Eh?"

Bajé mi mirada a mi pecho.

El broche que se supone que estaba allí ha desaparecido.


Parte 3

El broche de una Bruja, por así decirlo, es su documento de identificación. Sin


este, soy sólo una viajera ordinaria que puede usar magia.

Es por eso que fui tratada como una niña en la posada de hace un rato. Ya veo, ya
veo.

Y lo que es más importante, ¿por qué no lo noté hasta ahora? Aunque las Brujas
no son raras, si lo pensaba un poco más, debería haberlo notado más rápido. ¿Soy
una idiota? Soy una idiota ¿no? Yo solo debería morir.

Mientras me insultaba, me fui inmediatamente y fui a buscarlo ... Sin embargo.

"....... No está en ninguna parte."

No se veía en ninguna parte.

Busqué alrededor de donde choqué con Saya-san, pero ya estaba oscuro afuera, y
el objeto en cuestión era un pequeño broche que cabía en la mano. No era algo
que podrías encontrar caminando un poco.

"....... Uhh."

Después de moverme en zig-zags en los tejados mientras que incluso revisaba las
grietas, bajé hacia el suelo y comencé a buscar alrededor de las casas.

Pero, como antes, no pude encontrarlo. Quiero llorar.

"¡No es bueno—! ¡Elaina-san, no está aquí tampoco—!"

Sobre los tejados, una muy fuerte voz bajó y reverberó por todo el callejón.
Mirando hacia arriba, estaba la figura de Saya-san iluminada por la luz de la
luna.

Inmediatamente después de que me di cuenta de que el broche faltaba, ella dijo:


"¡Yo soy la responsable, vamos juntas!" Y después de insistir en ello, vinimos a
buscar juntas.

De alguna manera confié el lado de la casa del comerciante a otra persona.

Mientras caminaba, ella estaba a cargo de buscar por arriba. Había una
posibilidad de que lo pasara por alto.

Sin embargo, parece que el resultado fue el mismo.

Floté hasta el techo con la escoba.


"No encontrarlo después de toda esta búsqueda significa que hay un potencial de
que alguien lo recogiera..."

Dejé escapar un suspiro sin pensar.

"Creo que puede ser porque está oscureciendo ¿No sería mejor buscar aquí una
vez más mañana por la mañana?"

Cuando dejé caer mis hombros, ella me habló con una voz alegre. Estoy un poco
agradecida.

"Vamos a hacer eso......"

Mientras humildemente asentí hacia ella, decidí volver.

Estoy volando en una escoba. Flotando inestablemente, como un Mago con


habilidades de manejo de escoba torpes. Sí, si alguien estuviera volando cerca,
podría haber chocado con ellos.

Ese broche es algo que obtuve después de muchos problemas, y también contenía
los recuerdos de mí y de mi maestra. El impacto de perderlo es inimaginable.

Si fuera en el momento en que me convertí en Bruja, lo habría notado


inmediatamente después de perderlo.

Pero ahora, ya que lo llevé por dos años, se convirtió en algo normal que tenía en
mí.

"....... Haah."

De todos modos, me siento triste.

Después de eso, volví a la posada y comí una comida en una condición medio
desmayada, tomé la llave de Saya-san y entré en la habitación. Sin embargo,
recordando que no he tomado un baño, fui rápidamente hacia el gran baño
público.

Distraídamente me sumergí en el agua caliente. Ahh, de cualquier manera, no


puedo pensar en ningún otro lugar donde podría haber caído excepto donde me
estrellé contra Saya-san ... No hay otra explicación ... Es un misterio .... . .
Pensamientos como ese pasaron por mi cabeza durante casi una hora. Permanecí
en el baño (Sólo yo) hasta sentirme mareada, me arrastré hacia fuera después de
casi derretirme en el agua.

Entonces.

"Ah, hola—"
Después, regresando a mi habitación, estaba la figura de Saya-san por alguna
razón.

Cerré la puerta.

Dando un paso atrás, confirmé el número de la habitación. Hmm, definitivamente


coincide con el número escrito en la llave. Extraño.

¿Tal vez lo imaginé?

Abrí la puerta una vez más.

"Ah, hola—"

Habría sido bueno si hubiera sido un mal sueño, pero en realidad estaba la figura
de Saya-san en mi habitación. Ella alegremente agitaba su mano desde arriba de
la cama de madera.

"...... ¿Por qué estás en mi habitación?" - pregunté mientras cerraba la puerta con
las manos detrás de mi espalda.

"Pensé en hablar un poco con Elaina-san, así que estaba esperando."

"Pero debería haber estado cerrada."

"Fufu, trabajo en esta posada, ¿sabes?"

Diciendo eso, ella mostró orgullosamente el aro con un paquete de llaves en él.

Permaneciendo en silencio, caminé hacia ella,

"............"

Y le pellizqué sus mejillas con ambas manos.

"¡M-me dele! ¡Me dele!"

"Ir a las habitaciones de los demás a tu gusto, cuál es la gran idea. ¿Ah?"

Guriguriguriguri.

"¡Sheran adancadas, mis mejias shran adancadas!" - ¡Serán arrancadas, mis


mejillas serán arrancadas! Es lo que ella estaba tratando de decir.

"¿Ah? ¿Qué fue eso? No lo oí."

"Awawawawah......"
Después de que me cansé de estirar y jugar con sus suaves mejillas, decidí
liberarla. Mientras cubría sus mejillas ligeramente enrojecidas con ambas manos,
"¡Qué terrible ...!" Ella dijo, pero cuál de nosotras es la terrible me pregunto.

"Entonces, ¿qué negocio tienes? Ya que te escabulliste en mi habitación, debes


tener algún tipo de negocio conmigo, ¿verdad?"

Saya-san comenzó a hablar mientras acariciaba sus mejillas.

"Elaina-san, realmente eres una Bruja ¿verdad?"

"Sí, supongo." Yo consentí en responder. "El broche está perdido, pero realmente
soy una bruja."

"Entonces, eso significa que pasaste satisfactoriamente el examen de Aprendiz de


Bruja, ¿verdad?"

"Es correcto."

Todavía recuerdo la decepción de pasarlo fácilmente.

Después de que Saya-san me miró durante algún tiempo, de repente se acostó y


dobló sus piernas sobre la cama, y luego tocó el fondo de la cabecera de la cama
con ambas manos.

"¡Por favor! ¡De algún modo, por favor enséñame los secretos del examen!"

"........ Umm, ¿Qué hay con esa postura?"

"¡Esta es una postración tradicional transmitida en mi ciudad natal! Es una


técnica asesina para disculparse con los demás."

Es una cultura bastante extraña ....... ¿Disculparse con alguien era así de grande
en su ciudad natal? Sin embargo, la sinceridad se ve claramente.

De alguna manera, sentí .......... escalofríos, o tal vez debería decir, algún tipo de
sensación misteriosa. Retuve el impulso de pisotearla diciendo: "¿Aah? ¿Esa es
la actitud que debes tener cuando solicitas algo a alguien, aah?" y me agaché.

"Um, por ahora, por favor levanta tu cabeza."

"¡Bien!" Ella repentinamente levantó su cabeza.

"No tienes que hacerlo tan rápido." Añadí. "Pero primero, ¿no explicarás tus
circunstancias?"

Vamos a hablar después de eso.


Cuando ella sentó en la cama una vez más, tomé una silla de aspecto barato de la
mesa y me senté en el lado opuesto. El cabello negro de Saya-san se sacudió
mientras movía débilmente su cabeza, y-

"Err ........." ella tímidamente abrió su boca.

"Tengo una hermana menor, una hermana menor muy linda, pero ..."

"Haa......"

Esa fue una forma muy extraña de introducción, pero lo que sea, vamos a
escucharlo.

"Somos del país del Este. Mi hermana menor y yo vinimos de lejos a este país
para convertirnos en Aprendices de Brujas——Debido a que no hay ninguna
organización que realice exámenes en nuestro país, así que mientras
trabajábamos en esta posada para ganar dinero, hemos estado viviendo aquí
durante años para tomar el examen, sin embargo......"

"Pero ustedes dos siguen siendo Magas, ¿verdad?"

Después de eso, ella cerró sus ojos y sacudió lentamente su cabeza.

"La última vez, sólo mi hermana menor pasó el examen. Así que sólo ella
regresó."

"......... mhm."

Ya veo, ya veo. De alguna manera, siento que puedo ver lo que pasó.

En resumen:

"Desde que fuiste golpeada por esa linda hermana menor, le pedirías ayuda a la
Bruja que acababas de conocer. ¿Ese es el caso, no?"

"Bueno .......... Es algo así." Saya-san murmuró mientras se rascaba su mejilla,


avergonzada.

"¿Cuándo es el próximo examen?"

"Es en una semana ....... Ya no hay tiempo ......"

Bueno, el examen de Aprendiz de Bruja se puede tomar cualquier número de


veces, así que creo que no hay necesidad de precipitarse, pero. . .

"Quieres encontrarte con tu hermana menor así de tanto, ¿eh?"


"............" Después de permanecer en silencio, declaré: "Si es hasta encontrar mi
broche, entonces está bien."

En cualquier caso, no puedo dejar el país hasta que encuentre mi broche, así que
creo que estaría bien hacerlo mientras tanto, e incluso podría llegar a quedarme
en la posada de forma gratuita.

Parte 4

Para lograr el rango de Aprendiz de Bruja, necesitas pasar el examen escrito


primero y luego pasar el examen de magia.

El examen escrito, sin rodeos, era de lo más fácil si llenabas tu cabeza con cosas
como historia y teorías mágicas, pero con el examen de magia, eso no ayudaba
con nada. Si tu habilidad era carente, tenías que rehacerlo muchas veces.

El examen de magia se centraba principalmente en la capacidad de volar con


escobas y operar Magia, y con cada examen, sólo una persona podía pasar. Eso
también será igual en el examen que se celebrará en una semana. Volar
imparablemente con la escoba, al mismo tiempo arrasando a los oponentes
mientras se recibe ataques mortales, y al final, sólo la ganadora pasará,
convirtiéndose en una Aprendiz de Bruja.

La parte fea del concurso, era realmente una cosa cruel. Se siente como que
muestra claramente las partes más feas de los seres humanos.

No quiero pasar por esto una segunda vez.

"Hablemos francamente, Saya-san, con tu poder actual, la probabilidad de ganar


contra las otras participantes en una pelea adecuada es interminablemente cerca
de cero."

A la mañana siguiente después de hacer una promesa con ella.

Le hablé mientras estaba sentada en la escoba, "Sin embargo, eso no significa


que sea absolutamente imposible ganar contra ellas."

"¿Q-Qué debemos hacer?" Estando animada a pesar de ser de mañana, ella estaba
mirando con ojos brillantes. Como un sol que despertó hace poco.

Llevé mi escoba hacia ella, que estaba en cuclillas sobre las tejas.

"Para empezar, deberías aprender a operar la escoba como yo, o incluso por
encima de mi nivel."
"Eeh—Eso es un poco difícil..." Ella hizo una cara amarga al decir eso.

¿Qué es difícil? Qué niña mimada.

"No hay otro método para sobrevivir al examen de magia. O mejor dicho, la
actual tú terminará cayendo de la escoba justo después de que el examen
empiece. Es mejor evitar eso al menos."

"Uggh......"

Se siente así.

Para empezar, decidí entrenarla en las habilidades mágicas fundamentales. Al


final, como imaginaba, ella no tiene habilidad hasta el punto de que ni siquiera
puede volar normalmente (hasta el punto de que puedes dudar en llamarla una
Maga), por lo que es muy problemático.

Ahh, así que esta es la sensación de madres enseñando a sus niños a volar,
enseñando seriamente desde la mañana hasta la noche mientras el tiempo lo
permita. Mientras niños apuntan a nosotros mientras se divierten junto con
adultos despreciables, estamos poniendo esfuerzo en este entrenamiento especial.

Por supuesto, no nos olvidamos de buscar el broche. Está mejorando lentamente


sus resultados, pero al contrario no estamos avanzando con la otra cosa.

Mi broche, ¿a dónde fue? En serio.

"Lo siguiente es la rotación: Cambia tu peso corporal y dobla hábilmente."

"¡Sí!"

"Lo siguiente es el frenado rápido y despegue rápido. Después de detener con


fuerza la escoba con todo tu cuerpo, salta con la sensación de que estás pateando
el aire."

"¡Sí!"

"Lo siguiente es la separación aérea. Suelta la escoba en el aire y luego invócala


con Magia. Si se pone peligroso, entonces iré a salvarte, así que vuela con
tranquilidad."

"¡Sí!"

"Lo siguiente es──" y así sucesivamente.


Así, en un abrir y cerrar de ojos, Saya-san llegó al punto de usar la escoba cerca
de mi nivel. Si se preguntan cuántos días tardó en llegar a este punto, la respuesta
sería 2 días.

Este extraordinario crecimiento de Saya-san planteó algunas preguntas. ¿Qué


diablos estaba haciendo hasta ahora? ¿O es simplemente porque mi manera de
enseñar es espléndida?

Cuando le pregunté, ella respondió "Es porque yo estaba auto-entrenándome


hasta ahora," mientras parecía avergonzada. Qué diablos.

Y ahora, el cuarto día permaneciendo en este país─Tercer día de enseñanza.

Al contrario de lo que sucedía con la búsqueda del broche (sólo reunión de


información), el entrenamiento especial de Saya-san fue refrescantemente
favorable.

Parecía que aún podía crecer aún más.

"Lo siguiente, vamos a memorizar la magia ofensiva—¿Qué hay de la Magia de


Viento?"

"¿Magia de Viento?"

Para ella, que estaba de pie sobre el techo de color marrón rojizo y curiosamente
inclinaba su cabeza, asentí rápidamente y le dije. "Sí, Viento. Al manipular las
corrientes de aire, puede obstaculizar a las demás participantes."

Esto en realidad fue una técnica sucia en mi examen de Magia. Todavía recuerdo
los efectos de manipular las corrientes de aire, como la gente que perdió el
equilibrio y cayó, y la gente que se tambaleó y chocó con los edificios.

La manipulación del viento es fácil de manejar, y puede convertirse en un arma


poderosa. Debido al tiempo que queda, debe memorizarla por todos los medios.

"Entonces, por favor, golpea esa botella en el lado opuesto con el viento."

Señalé la botella que fue puesta en la azotea enfrente de nosotros. Desde aquí, es
sólo una distancia de una casa, por lo que no debe ser difícil en absoluto.

"Imagina juntar el aire y golpear con él, y funcionará—algo así."

Balanceé el bastón.

En un momento, la botella se nubló por el viento, y luego su parte superior se


sacudió con un sonido crujiente.
No cayó ¿cierto? ¿Fue un fracaso? Saya-san dio la vuelta con la cara que parecía
preguntar eso, pero eso fue hecho a propósito. Realmente lo fue, ¿sabes?

"Pues entonces, adelante e inténtalo."

"...... ¿A-algo así?"

Con un whoosh, Saya-san balanceó el bastón. Puesto que la magia de viento es


una magia que se enseña a los principiantes, ella fue capaz de llamarla. Pero, el
viento que ella convocó pasó por la parte superior de la botella.

Lamentable.

"La forma en que sostienes el bastón está mal, y también la forma de dirigir la
magia de viento es una cosa muy delicada, por lo que balancear demasiado fuerte
no hará el truco."

"Err, entonces, ¿qué te parece esto?"

Whoosh. El viento pasó.

No cambió en absoluto.

"Está mal. Así."

Balanceé el bastón y la botella tembló con un traqueteo. Después de notar la


razón por la que no tiré la botella, "¡Wow!" - Saya-san soltó una voz.

Y, una vez más, agarró a su tierno bastón.

"¡Ei!"

Esta vez imitó completamente lo que hice, pero fue demasiado débil. Sólo sopló
una gentil brisa.

...... No fue suavemente.

"Está mal. Así."

"¿Algo así?"

Falló.

"Eso está completamente mal. Así."

"¡Q-qué te parece esto!"

El viento ni siquiera raspaba.


"Totalmente no es bueno en absoluto. Es así, así."

"¡Es algo así!"

Totalmente sin esperanza. Totalmente. No hay respuesta en absoluto.

Vamos a usar medidas fuertes. Me puse tras su espalda y la agarré con ambas
manos. Los hombros de Saya-san temblaron al instante, y susurré cerca de su
oído.

"¿Estás lista? Ahora mismo voy a lanzar Magia a través de tu bastón, por favor,
aprende con tu cuerpo."

"¿C-con mi cuerpo?"

"Sí. Con tu cuerpo."

Asentí hacia ella cuyas orejas estaban de un rojo intenso por alguna razón.

"Entonces, aquí voy ──"

Y.

Ese tipo de cosas. Entrenamos continuamente hasta el anochecer en nuestro


tercer día. En lugar de decir que ella dominó la magia de viento, terminó
totalmente acabada.

Más bien, después de que se lo mostré desde atrás, ¿parecía que se puso aún
peor...?

¿Por qué sucedió esto? No entiendo.

No siempre podré supervisar a Saya-san constantemente. Cuando el mediodía


llegó, fui por separado. Por el bien de buscar mi broche, volé al centro de la
ciudad y escuché historias de varias personas.

Hablando honestamente, no es otra cosa que reunir información después de


reunir información.

Sin decirlo, ni siquiera puedo encontrar ninguna información simple y al final


todos sacuden la cabeza diciendo "No sé".

El progreso apareció en el cuarto día desde el día en que me convertí en maestra


de Saya-san. En otras palabras, en el quinto día desde que llegué a este país.
"Yo lo vi." Diciendo con alegría era la oba-sama que parecía hábil con la Magia.
Un broche en forma de estrella era visto en su pecho. Pero, tras muchos años de
servicio, estaba espléndidamente desgastado.

Ooh, esto se esperaba.

"¡D-Dónde lo viste!"

Cuando me precipité, Hihihi - ella rió con una voz verdaderamente apropiada
para una bruja.

"Ahora, dónde lo vi ......."

"¡Por favor dímelo! Hermosa oba-sama."

"¡Hihihi!"

Sin vacilar, oba-sama me mostró su mano.

"....... Qué pasa con esa mano."

"¿Cuánto estás dispuesta a pagar? ¿Hm?"

Actualmente la Oba-sama tranquilamente me estaba ofreciendo su mano. Pagar


para seguir haciendo preguntas, ¿verdad?

....... Que vil. Como se podría esperar de una Bruja.

"............"

Tomé en silencio una moneda de oro de mi cartera y la puse en la mano de la


Oba-sama. Y con eso, la oba-sama continuó como una muñeca de cuerda.

"El lugar en que lo vi─"

La Oba-sama empezó a hablar. Vagamente, yo misma también siento que lo he


sabido de alguna manera.

El final de un cuento impreciso fue dicho fácilmente así.

Parte 5

Noche entre el quinto y sexto día desde que llegué.

Desde la cama, miré por la ventana a la luna suspendida, pero repentinamente, la


puerta se abrió. Al mirar allí, la chica me miró tímidamente en respuesta.
Ella─Saya-san.

"Umm, Elaina-san"

"¿Qué pasa?"

"¿E-Está bien si dormimos juntas?"

Dejé caer mi mirada a la cama.

¿No es pequeña?

"Somos un hotel barato, lo siento mucho por eso."

Ah, no, no quise decir eso con ello. Esta es una habitación de una persona. Y sólo
una persona se supone que dormiría en esta cama también.

"Bueno, si no te importa lo estrecha que es, entonces realmente no me importa."

"¡Yay!"

Saya-san entró y cerró bruscamente la puerta, luego se arrastró en la cama.

La dulce fragancia de alguien que acababa de salir de la bañera flotó en el aire.


Aunque usamos el mismo champú ya que es una posada, difería bastante de mi
fragancia. Sosteniendo su cabello y acercando mi nariz a él, era diferente de mi
cabello, tenía la fragancia de una hermosa doncella. ¿Por qué sólo ella tiene una
fragancia tan agradable?

Bueno, está bien.

Yo también me acosté.

Me acosté, mirando el lado de la luna y me cubrí con una sábana.


Inmediatamente noté la presencia detrás de mí.

"¿No es brillante mirar hacia la luna mientras duermes?"

"Solo un poco." Me di la vuelta.

Y en ese momento, nuestros ojos se encontraron.

"....... ¿No es esto una contradicción de lo que acabas de decir?"

"Eso no fue demasiado brillante para mí."

Ella sonrió débilmente. De alguna manera esa sonrisa iluminada por la luz de la
luna parecía como si se pudiera romper de un toque.
"Buen trabajo el de hoy, es una gran mejora comparada con el principio. Hasta el
punto de que ya no necesitarás mi ayuda."

"Eeh, nada de eso, después de todo, hay muchas más cosas que quiero que
Elaina-san me enseñe."

"..... Soy una viajera. Dejaré este país pronto."

"Pero estaremos juntas todo el tiempo antes de eso."

Después de un poco de revuelo bajo el futón, algo frío tocó mis manos. Fue
Saya-san cogiendo mi mano.

Me miró directamente y empezó a hablar.

"Por favor, enséñame muchas más cosas."

"............"

La luz de la luna vacilaba dentro de sus ojos.

Una inocente chica como ella estaba realmente admirando a una persona como
yo. Sin embargo, tengo que elegir lo que es mejor para mí de ahora en adelante -
incluso si es algo cruel para ella.

Esta amarga sensación en mi pecho, ¿es por la culpa? ¿O es por la decepción?


Creo que es lo primero.

"Es una discusión irrazonable, Saya-san."

Yo declaré.

Entonces, mientras empujaba sus manos de las mías, le dije:

"¿Me devuelves mi broche?"

Parte 6

La desaparición de mi broche que parecía tan complicada a primera vista, en


realidad, era algo realmente simple.

"¿No es la chica con la que chocaste responsablemente de ello? Después de que


te apresuraste a volar, ella lo recogió."
La Oba-sama dijo mientras miraba la moneda de oro. Eso era algo en lo que
también pensaba. Si no podía encontrarlo después de todas estas búsquedas,
probablemente alguien lo recogió.

Desde el principio tuve una sensación incómoda.

Saya-san.

No tenías habilidad para operar la escoba hasta el punto de que me preguntaba si


estaba volando mal a propósito.

Dado que la menor exigencia para ingresar a este país era poder volar
adecuadamente con la escoba.

Al principio pensé que Saya-san podría ser una nativa de este país, pero luego
escuché su historia diciendo que ella era una Maga que vino expresamente aquí
desde el país del Este ... Y con eso, sería incluso extraño no poder volar con la
escoba. Así que──.

Así que, honestamente. Yo...

Yo estaba sospechando de ti desde el principio. Y, seguí esperando. A que me


devuelvas el broche.

"Pero al ocultarlo en tus manos, no me lo entregaste, sino que terminaste


hablando de tu deseo de estar siempre juntas."

Esto ya es un límite—pensando eso, comencé a hablar.

Sentada en la cama con la cabeza baja, me pregunto ¿qué tipo de expresión está
haciendo? Ella no gritó como lo hizo al principio cuando toqué sus hombros. Lo
siento, pero, no soy una persona amable en esa medida.

Sólo seguí esperando por ella. Por la chica bajando su cabeza para evitar la luz de
la luna.

Me pregunto ¿cuánto tiempo ha pasado desde entonces? ¿Un minuto? ¿Diez


minutos? Podría incluso ser sólo 10 segundos.

"......¿Por qué?" Una pequeña voz, apenas audible.

"¿Qué pasa?"

"¿Por qué no me presionaste una pregunta? - Esta vez, se escuchó claramente.

"La primera razón es porque no tenía una prueba positiva. Incluso si dijera '¡Tú
eres la culpable!', si fingías ignorancia, entonces habría terminado allí."
"............"

"Y también porque creí que me lo devolverías en algún momento. Para mí, Saya-
san no parecía una mala persona en absoluto."

Al igual que una niña mimada por su madre.

En mis ojos, ella se reflejaba como una inocente niña alegre.

"Por eso, yo estaba constantemente esperando."

Le dije.

Con eso, por fin levantó su rostro. Su bonito rostro estaba arruinado por las
arrugas de las lágrimas. Saya-san se secó los ojos y, junto con sollozos:

"Estaba sola."

"No soy tu hermana menor."

"Lo sé. Lo sé, pero ... yo quería que estuviéramos juntas."

Era una voz que parecía que desaparecería en cualquier momento. ¿Eso era hacia
su hermana? ¿O era hacia mí?

Después de conocer a Saya-san por casualidad, ¿qué sabía yo de ella? Sería lo


mismo que no saber nada, pero de alguna manera entendía qué tipo de persona
era ella.

Una hermana mayor desesperada que estaba siempre mimando a su linda


hermana menor. Seguramente, eso es lo que era.

Pero ella no podía alcanzar a su hermana menor.

"La soledad se sentía mal, mal, y aterradora, por eso yo──"

"¡Ei!"

Golpee suavemente su frente. Con un ¡clink!, un sonido áspero reverberó.

"Esa no es una razón."

Si se siente mal por estar sola, ella confía en alguien. Por lo desagradable de la
ridícula soledad, ella busca desesperadamente a alguien con quien llevarse bien.
Si se siente asustada por la soledad, ella frenéticamente correría de un lugar a
otro.

Honestamente, creo que es un comportamiento muy detestable.


"¿Y qué si estás sola? ¿Y qué si te sientes solitaria? Si tienes miedo de ellas,
¿entonces no te convertirás en una Aprendiz de Bruja? En verdad, no importa lo
que logres, una persona siempre será solitaria. No es bueno si no estás sola, si
empiezas a llevarte bien con los demás, entonces ese es el final."

Me pregunto si su hermana menor le dijo lo mismo al irse. No sabré esa verdad.

"......Pero"

"¡Aaahhhhhh, no quiero oírla. Tu disculpa no llegará a mis oídos!"

Cubrí mis oídos con ambas manos y empecé a sacudir mi cabeza. Haciendo
sonidos temblorosos. Balanceé mi cabello con una fuerza que golpeó su rostro.

Ah, me he irritado un poco.

"Seguramente, luchar sola es doloroso, es aterrador, puedo entender eso."

Diciendo eso, tomé un tricorne con Magia. Era muy similar al que uso."

Lo puse en su cabeza.

"Por eso, toma esto. Por tu bienestar, por favor toma esta parte de mí y llévala
contigo."

Saya-san agarró firmemente la visera del sombrero y:

"Pero, tomar algo que es de Elaina-san......."

"Ah, está bien. Es uno de repuesto."

Le mostré otro sombrero que tomé con Magia. Era un sombrero muy similar al
mío.

"Con esto, somos (estamos) iguales. A partir de ahora estarás sola, pero no
estarás sola al mismo tiempo, yo y tu hermana menor también, siempre
estaremos vigilándote."

Por eso, devuélveme el broche...—dije para persuadirla.

Mientras cubría su cabeza con el sombrero, y lo sostenía muy, muy fuertemente


mientras sus hombros temblaban, ella asintió en silencio.

Esa forma parecía tan vacía y frágil.

Abracé sus delgados hombros.


Ese día.

Pasamos nuestra última noche juntas. Después de que dejó de llorar y se calmó,
le di instrucciones sobre cómo pasar el examen de Magia, luego escuché historias
sobre ella y el país de su hermana menor, además de contar mis propias historias
de viaje y otras cosas diferentes.

Ah, hablando de eso, Saya-san parece ser una espléndida Maga. Bueno, yo sabía
de eso. Pero me pregunto ¿por qué es que sólo en el momento de usar la Magia
de Viento, ella comenzó a empeorar en ello? No importa cuánto le pregunté
acerca de eso, ella sólo se tornó de un rojo intenso y no respondió. ¿Qué diablos?

Al final, nos quedamos dormidas después de que el sol empezó a levantarse. Fue
una larga, larga noche.

Pero, se convirtió en un valioso recuerdo.

Parte 7

Me pregunto cuánto tiempo ha pasado desde que dejé el País de Magos.

Debe ser alrededor de seis meses.

Después de que la conocí, y después de que ella devolvió el broche, medio año
ha pasado al parecer─ Hah, lo llamado flujo del tiempo es una cosa muy rápida.
En serio.

Ya me he alejado tanto que diría "¿Eh? ¿País de magos? ¡dónde queda eso?" si se
me pregunta.

Lo que me recordó a esa persona que conocí en ese país, fue su nombre que vi
cuando entré casualmente en una librería.

[Lista de personas que pasaron recientemente el examen de Aprendiz de Bruja.]

Era el paquete de papeles de aspecto barato que era un periódico mensual de la


misteriosa organización llamada la Unificada Organización de Magia, que
celebraba las ceremonias de exámenes de promoción de Aprendiz de Bruja en
todo el mundo. Su portada estaba decorada con los resultados de los resultados
del examen promocional, y con los comentarios de los participantes exitosos.

Y su nombre también estaba allí.

"¡Hey! Mírate de pie y hojeándolo." - El periódico fue confiscado por el tendero-


san que salió de la tienda.
".......Aah—"

Yo quería seguir leyéndolo.

"Si quieres leerlo, entonces cómpralo."

"¿Cuánto cuesta?"

"Una moneda de cobre."

Pagué.

Entonces.

Tomando el periódico en la mano, volví a la posada mientras tarareaba, luego


tomé la silla cerca de la ventana y continué leyendo.

Escrito estaban sus problemas cotidianos y su aspiración hacia el futuro.

Sobre su llegada al País de Magos hace unos años junto con su hermana. Sobre
su hermana pasando fácilmente el examen de Aprendiz de Bruja y volviendo a
casa. Sobre la reunión con cierta viajera, recibiendo un hermoso sombrero y
valor para luchar sola. Sobre intentar la prueba varias veces después de conocer a
esa viajera, pero terminando fallando. Sin embargo, continuando con gran
esfuerzo sin renunciar, y finalmente convirtiéndose en una Aprendiz de Bruja.
Sobre la planificación para regresar a su ciudad natal a partir de ahora, y
comenzar el entrenamiento con el fin de convertirse en una Bruja.

Sin querer aflojé mi rostro.

Su larga historia terminó con estas pocas palabras.

"Cuando regrese a mi ciudad natal y me convierta en adulta, iré a encontrarme


con esa viajera que tanto amo."

Dejando caer el periódico sobre el escritorio, miré hacia el cielo. El


completamente claro cielo azul que continuaba lejos a través de la distancia sin
fin.

Me pregunto si ella está allí, en el lado opuesto.

"Esperaré pacientemente mientras continúo mi viaje──Saya-san."


Capítulo 2 – Ella que es tan hermosa como una flor
Parte 1

Era la mitad de una temporada que no se llamaría primavera ni verano.

Cortando a través de la fresca y seca atmósfera, estaba volando en el bosque


latifoliado. Este bosque parece ser bastante vasto, ya que no puedo ver el final sin
importar cuánto tiempo pase.

Para evitar los árboles que bloquean el paso en el estrecho camino, movía mi
escoba hacia la izquierda y derecha mientras rozaba ruidosamente contra las
ramas.

Después de eso, miré al cielo. Este bosque estaba tan lleno de árboles que apenas
vi algo deslumbrante en el lado opuesto de la vegetación.

"..... Ups."

Mientras miraba hacia arriba, mi tricorne fue arrastrado por la rama de un árbol.

Después de detenerme, regresar y recuperarlo, volví a comenzar mi avance.

Si es tan difícil volar en este bosque, habría sido mejor volar por encima de él—
Pero por desgracia, ya era demasiado tarde.

Ya llegué hasta aquí, y volver me llevaría demasiado tiempo. Si trataba de subir a


la fuerza desde aquí, entonces tengo la sensación de que esta vez, mi tricorne no
será lo único que terminará siendo dañado.

Siento que he caído en una situación algo difícil.

¿De quién es la culpa? Bueno, es enteramente mi culpa, ¿y qué?

Mientras que esas quejas dirigidas hacia nadie en particular fluían en mi mente,
continué volando.

No sé cuánto tiempo pasó antes de que el camino se abriera.

"Wow......"

Mi asombro se filtró sin pensar.

Lo que vi allí era un jardín de flores.

Estaba volando por encima del jardín.


Había flores rojas, azules y amarillas diseminadas a lo largo de la tierra. Todas
estaban estiradas vívidamente, frente al sol. El viento del movimiento de la
escoba rozaba mi rostro y me llenaba de pétalos junto con una fragancia
refrescante.

Las buenas fragancias que tocaban el fondo de mi corazón se elevaban junto con
las flores claramente coloridas. Sosteniendo mi sombrero para que no sea robado
por el viento, bajé la velocidad de mi escoba.

Allí, en medio del bosque, estaba otro mundo.

Fui completamente cautivada por esa vista.

".......Oh."

Dentro de las flores—Vi la silueta de una persona mezclada dentro de los


deslumbrantes colores.

¿Esta persona está cuidando de este jardín de flores? Apunté mi escoba hacia
ella.

"Um, disculpa."

Cuando llamé desde arriba de la escoba, esa persona volteó su cabeza mientras
estaba sentada. Era una linda chica que parecía tener alrededor de mi edad.

"Vaya, hola."

"Hola, ¿tú cuidas de este jardín de flores?"

Ella sacudió su cabeza.

"No. No soy la cuidadora de este jardín de flores. Estoy aquí simplemente porque
me encantan las flores."

"¿No eres la encargada......? ¿Entonces, todas estas flores florecieron aquí por su
cuenta?"

"Sí, así es."

¿Es eso así? Pensé.

Pensé que algo así como un jardín de flores sólo podía hacerse a través del
esfuerzo humano. Por otra parte, las flores estaban en la tierra antes de que los
humanos, así que no es como si estas no existirán sin interferencia humana.
Pero, ¿cómo puede este magnífico escenario existir sólo por el poder de la
naturaleza, sin la ayuda humana?

Asombroso.

"¿Eres una Bruja?"

Inclinando su cabeza, ella preguntó mientras miraba mi pecho.

"Sí. Estoy de viaje."

"Eso es tan asombroso——Ah, es cierto, en ese caso tengo un favor que pedirte."

"Si es algo en mi poder."

Con eso, cogió unas flores, las envolvió con su chaqueta y me las presentó.

Era un ramo hecho en el acto.

"Si está bien, quería que entregaras estas flores al país que está después de aquí."

"¿Está bien dárselo a cualquiera?"

Incliné mi cabeza en duda cuando lo acepté.

"Cualquiera está bien. Dárselas a la gente es considerado un acto hermoso y es


importante."

En otras palabras, ella quiere difundir la palabra acerca de este jardín de flores.

Siento que puedo entender sus sentimientos por mostrar este hermoso paisaje a
todo el mundo.

"En otras palabras, ¿quieres que sea publicista de este jardín de flores, eh?"

"¿No lo harás?"

"No, está bien."

Más bien, sería un placer——Cuando contesté, ella parecía aliviada desde el


fondo de su corazón, y contestó: "Me alegro." mientras mostraba una sonrisa.

Después de eso, tuvimos una conversación ligera por un corto tiempo. Sobre los
países que visité hasta ahora, y sobre las flores que más le gustaban. Si no me
equivoco, hablamos de temas como esos.

Luego, después que pasamos mucho tiempo disfrutando el momento:


"Bueno, entonces tengo que darme prisa ahora—Le entregaré las flores a alguien
del próximo país."

"Por favor, viajera-san."

Ella sonrió y agitó su mano.

"............"

De repente, sentí una sensación complicada. "¿No vas a dejar este lugar?"

"Así es. No hay nada malo en estar en este jardín de flores. Pronto, el día
terminará solo jugando con flores. Me siento feliz sólo por tomar el sol ... ¿No es
esto simplemente encantador?"

Ella dijo con una voz clara. Mientras continuaba sentada.

Parte 2

"Alto, pequeña. Te dije que te detuvieras, ¿no?"

Después de viajar unas cuantas horas en mi escoba desde aquel jardín de flores,
yo, quien llegaba a la puerta de un país, fui recibida por el guardia-san vestido de
negro con un tono nervioso.

Tomar una actitud tan opresiva hacia un extraño, y lo que es más, llamarme
pequeña. Aunque no había gente que me causara una buena impresión hasta
ahora y esto debería ser una cosa natural para mí, contra él mi enojo se elevó,
aunque sólo sea un poco.

Pero, no lo mostré. Soy una adulta después de todo.

"¿Viajera dices?"

"Sí. ¿No lo ves con solo mirar?"

"¿Qué es ese ramo?"

"No es nada importante."

"............"

"¿Qué pasa?"

"Muéstramelo un momento."
Él se acercó bruscamente a mí y me arrebató el ramo de las manos.

"¡Ah, hey!" Como esperaba, no puedo hacerme de la vista gorda a esto.


Rápidamente bajé de la escoba y traté de recuperar el ramo.

Pero, él sacudió mis manos y miró fijamente el ramo──Como si intentara hacer


un agujero en él. Como si mi resistencia fuera insignificante para él.

Para empeorarlo, "Esto..... Podría ser que de esa persona......" terminó


murmurando algo mientras su expresión facial cambiaba. No lo entendí.

........ Este tipo guardia de la puerta.

"Tú, ¿de dónde sacaste esto?"

"¿Eso importa? Por favor devuélvemelo."

"Por casualidad, ¿no recogiste esto del jardín de flores?"

"Eso no es asunto tuyo."

Soy completamente subestimada eh. ¿Qué debería hacer? ¿Debería convertirlo en


cenizas?──Tomé mi bastón.

"Hey, ¿qué estás haciendo?"

Fue en el momento en que decidí mandarlo a volar con una ráfaga y preparé mi
bastón: una voz resonó detrás de mí. Y tenía otra actitud opresiva.

¿Qué es esto? ¿Hay solamente tipos arrogantes en este país? ¿Haah? Me enojé, di
la vuelta.

"Esa es la posesión de viajera-san. Regrésasela inmediatamente."

Había un hombre de mediana edad──Vestido con la misma tela negra que el


guardia de la puerta. Él no me estaba mirando, sino al joven guardia.

Cuando voltee, ese joven guardia agarraba el ramo con una cara torpe. "Pero,
senpai, Esto......... Esto es........."

"Lo entiendo con solo verlo. Me encargaré desde aquí, así que vuelve."

"Eso no es, esto es──"

"Vuelve, dije. ¿No has oído? Debes descansar un poco."

"Tch". Mientras chasqueaba sus labios, él me miró amargamente y se fue.


"Ah, por favor devuélveme el ramo."

"............"

Él volvió con una expresión débil en su rostro y:

"........Aquí."

Empujó las flores a mí.

"Gracias."

No respondió. Y ahora, se fue a alguna parte. Ese guardia de la puerta se sintió


irritado hasta el final.

Dejemos esto atrás ahora.

Después de ver hasta que desapareció, esa persona que fue llamada senpai hizo
una cara preocupada.

"Lo siento, Bruja-san. Es porque su hermana menor desapareció recientemente,


él ha estado así desde entonces. Perdónalo por favor."

"No importa."

Aunque eso es mentira.

"Por cierto, esas flores, lo siento pero ¿puedes deshacerte de ellas aquí? Está
prohibido llevarlas al país."

"¿Prohibido llevarlas? ¿Te refieres a estas flores?"

No entendí el significado y la intención.

Inconscientemente abracé las flores fuertemente.

"Hay un veneno en esas flores." Él indiferentemente dijo eso en vez de


irrazonablemente arrebatármelas. "Ya que eres una Bruja son inofensivas para ti,
pero contienen poder mágico que hace que los corazones de las personas que no
pueden usar la magia se vuelvan locos──Yo tampoco entiendo los detalles, pero
es algo así."

"......Veneno."

Él asintió.

"Encantados por esas flores, la gente va a su campo original y pasan toda su vida
cuidándolas, por eso está prohibido traerlas."
"............"

"¿Pasa algo malo?"

".....No."

Suponiendo que hay un veneno dentro de las flores en mis manos, entonces...
podría ser, empecé a pensar.

La chica que me dio estas flores. ¿Por qué no intentó ponerse de pie ni siquiera
una vez?── ¿Por qué estaba sentada en el jardín de flores? Me preguntaba.

Pero, ¿era que no intentaba ponerse de pie, o era incapaz de ponerse de pie?

¿Tal vez su parte inferior del cuerpo ya no era de ella?

...............

"Um, entonces la hermana menor de ese guardia de antes."

"Sí. Desde que fuimos al jardín de las flores antes mencionadas hace unos días,
su paradero se volvió desconocido."

Él bajó la mirada hacia el ramo de flores de antes.

"Hey, Ojou-chan, ¿a quién planeas a dárselas? Tal vez──"

"No."

Interrumpí su oración.

"Yo misma tomé estas flores. El paño en el que están envueltas es mi ropa de
repuesto."

Por eso, no sé de su hermana menor. Declaré descaradamente.

Parte 3

Después de eso, sin hacer turismo notable, fui al hotel y alquilé una habitación
para una noche de estancia, luego fui a tomar un baño y me arrastré en la cama
como si tratara de desaparecer.

Empecé a pensar mientras miraba las delgadas tablas de madera alineadas en el


techo.

Sobre el jardín de flores.


Y sobre la chica que estaba allí sentada.

En la novela "Cuentos de Aventuras de Nike" que leí hace mucho tiempo, fue
mencionada una planta extraña.

Según recuerdo, las circunstancias en esa historia eran que una planta mutada
obtuvo un sentido de sí misma, o ego, de absorber el poder mágico que descargó
originalmente y comenzó a actuar violentamente—Era algo así.

En primer lugar, algo como poder mágico existe en todas partes del mundo.
Plantas como árboles y césped en particular, después de bañarse en la luz del sol,
irradian poder mágico. Pero, no entiendo por qué es así.

Entonces, aquellos que toman ese poder mágico que no está originalmente en el
cuerpo humano, y son capaces de manipularlo a voluntad, son llamados Magos.

Por lo tanto, la magia se puede utilizar de manera más fuerte dentro de un bosque
que está rebosante de poder mágico. El lugar donde entrené con mi maestra para
convertirme en una Bruja también estaba en el bosque.

Yo diría que los Magos son también existencias mutadas como esa planta en los
"Cuentos de Aventuras de Nike". Después de todo, somos capaces de usar algo
que no es utilizable por los humanos.

...... No, quizás los que no pueden usar magia son los anormales.

No entiendo quién es quién. Tuve una discusión tan casual en mi cabeza, pero
pensar en ello es inútil. Esa discusión es lo mismo que qué fue primero, el huevo
o la gallina, es absolutamente inútil pensar después de todo.

"....... Fuah."

Bostecé y froté mis ojos. Todavía no puedo dormir. Está bien. No duermas, no
duermas.

──El jardín de flores de antes.

Temo que de ese poder mágico, el jardín de flores evolucionará de una manera
extraña. Similar a la flor en esa novela que obtuvo autoconciencia.

Si lo pienso, el bosque donde estaba el jardín de flores era tan denso con árboles
que apenas dejaban ver la luz del sol si mirabas desde allí. El poder mágico que
se creó era apropiado para ello.

Bajo ese poder mágico tan apilado, no sería extraño, incluso si ese jardín de
flores se convirtiera en algo diferente.
Y el jardín de flores que arrojó veneno con su néctar y empezó a tentar a la gente
─¿Qué diablos lo trajo?

"............"

¿Qué sería de las personas que fueron tentadas por ese jardín de flores?

Esa sensación nublada se aferraba a mi mente sin salir.

Parte 4

"Oya, Bruja-san, ¿te vas ya?"

A la mañana siguiente.

El que protegía la puerta era el guardia de mediana edad de ayer. Parecía


recordarme, él me saludó con una sonrisa casual.

Mientras hacía la misma cara sonriente:

"Sí. Este no era un país demasiado grande, así que un día fue suficiente para mí."

"Es un país aburrido ¿no?"

"No, no. Fue muy agradable."

"Hahah, eso fue una broma divertida."

¿Vieron a través?

"Por cierto, ¿dónde está el joven guardia de ayer?"

"¿Nn? Él se ha tomado un descanso hoy. Ha salido del país ayer por la tarde y no
ha vuelto desde entonces, ¿por qué? ¿Querías conocerlo?"

"Que gracioso."

No quiero conocerlo, así que escucha.

"Bueno, él dijo que volvería esta noche, así que si quieres conocerlo, entonces
debes esperar."

"No gracias."

"Hmm. Entonces, ¿ya te vas?"


"Sí. Yo diría que no hay necesidad de apresurarse, pero a menos que salga esta
mañana, podría tener problemas en alcanzar el próximo país antes del atardecer."

Además, hay un lugar al que debo ir.

Más que este país, mi mente está en ese lugar.

"¿Es así? Bueno, cuídate."

"Claro, Gracias."

Así, salí del país.

Entonces.

Me enfrenté al bosque visible en la distancia──hacia el lugar de ayer y volé con


mi escoba.

Cuando me acerqué a los árboles que brotaban del bosque, todo fue teñido por el
verde en frente de mí.

El violento viento soplaba y giraba alrededor, enfriando la caliente y vasta tierra.


Las nubes se juntaron en el cielo, interrumpiendo los rayos del sol.

El cielo que ahora era ceniza comenzó a teñir la escena con un color plomo.

Inmediatamente después, empezó a llover.

Parte 5

Pasando a través de los árboles que estaban presionados juntos, me encontré de


nuevo con el espacio abierto.

Era el jardín de flores.

Similar al cielo, era bastante apagado en comparación con la vivacidad de ayer.

"............"

No sólo los colores, incluso esa apariencia estaba emitiendo una leve sensación
incómoda.

Seguí el mismo camino de ayer a la inversa, por lo que este no debería ser otro
lugar, y esta sensación incómoda que no puede ser borrada es una prueba de ello.
Descendiendo con mi escoba, me encontré con la fuente de esta sensación
incómoda. ¡Kusha! - Con el sonido que carecía de elegancia, las flores bajo los
pies parecían estar muertas.

El jardín de flores con una agradable fragancia. Frente a él estaba la figura de una
persona.

La verdadera forma de esta sensación incómoda era esa: esa misma figura
humana era lo que desencadenaba esta angustia.

"............"

La chica que me dio el ramo. Y frente a esa figura había un hombre──Su ropa
era distinta a la de ayer, pero la persona cuya cara recordaba claramente estaba
sentada en el jardín de flores y miraba a la chica con un rostro sonriente.

Era el guardia de la puerta de ayer.

"Hola."

"Ah, ¿eres esa viajera de ayer? Bienvenida." Él mostró una reacción muy ligera.

"¿Esta es tu hermana menor?"

Él asintió a mi pregunta.

"Sí. Finalmente la encontré. ¿Quién pensaría que estaría en este lugar?"

Hizo una cara amable y agarró su mano.

Parece extraño mientras más ves. Por alguna razón, no puedo percibir a la chica
cuya mano él está cogiendo como humana.

Motas verdes son visibles en la piel, y la hiedra se arrastra por todo su cuerpo.
Ella miraba hacia el cielo con ojos blancos sin parpadear. Su boca estaba abierta
y saliva se estaba derramando.

Su cuerpo inferior era aún más extraño. Su cuerpo debajo de las caderas estaba
envuelto en gigantes pétalos rojos.

Como si un humano estuviera creciendo de una flor gigante. Como si un humano


y una flor estuvieran conectados a la fuerza. Era muy extraño.

Él estaba mirando con ojos fascinados hacia esa chica.

"Que encantadora. Para volverte tan bonita en este lugar."


".............."

"¿Qué pasa?"

Sacudí mi cabeza.

"No, te ves sorprendentemente diferente de ayer, así que me sorprendí."

"Aah, ¿de ayer? Mi error, ayer estaba perplejo por no saber el paradero de mi
hermana menor."

Mirando ligeramente hacia abajo, vi hiedra que estaba enrollada alrededor de su


pierna. Seguramente, no puede moverse igual que ella.

Más que incapaz, podría ser más como si él no tuviera intención de moverse.

"............."

Él tampoco le estaba prestando atención a mi presencia. Si yo no le hablaba, él


volteaba hacia ella y seguía hablando a ella con ojos sin emociones.

"Santo cielo, estás monopolizando un lugar tan hermoso."

"Ah, es cierto. Hey, invitemos a todos los del país aquí, si se lo mostramos a
todos, seguramente estarán encantados."

"Además, quiero mostrarles a todos ahora que te volviste tan encantadora."

"Hey, ¿eso está bien?"

"Ya veo. Gracias."

Tal vez él era capaz de oír palabras que yo no podía escuchar. Para mí, sólo
parecía una conversación unilateral, hablando con su hermana menor sobre algo.

La chica con la que hablé ayer ni siquiera podía hacer expresiones faciales.
Tampoco podía expresar realmente nada.

Parecía que tanto emociones, cuerpo y todo lo demás fue arrojado a algún lugar
por el jardín de flores.

Ella no podía hacer otra cosa que no ser admirada.

Como una flor.


Parte 6

Estaba volando sobre mi escoba sobre las praderas.

Afortunadamente, no ha llovido desde que subí a la escoba. Quiero llegar al


próximo país antes de que empiece a llover, pero ¿qué debo hacer?

"........Vaya."

Bajo el cielo ceniza, vi algo moverse hacia mi dirección.

A medida que se acercaba, vagamente entendía que su forma pertenecía a un


humano. Sin dejar caer mi velocidad, pasé junto a esa persona.

"............."

Realmente no supe si fue un hombre o una mujer. Su edad también era


desconocida. Sólo entendí que era un humano.

Esa persona caminaba hacia algún lugar. Siguiendo adelante, tal vez hacia el
país.

Entre esas cosas vagas, sólo supe una cosa claramente. Sólo hubo una cosa que
vi.

Era la cosa de aspecto importante que llevaba en las manos.

El ramo de flores.
Capítulo 3 – Durante el Viaje: La historia de un Hombre
Musculoso en busca de su Hermana Menor
Parte 1

Hay un atajo por delante de aquí.

Había un letrero que indicaba eso, así que lo seguí dócilmente. El camino era
estrecho──O mejor dicho, no era algo que se le llamaría camino, sino algo más
como un sendero de animales donde no podía ni siquiera usar la escoba. Era
imposible volar, así que continué avanzando mientras me agachaba
forzosamente.

No se podía evitar así que continué caminando mientras empujaba la hierba a un


lado en el camino sin sendero que no tenía ningún pavimento.

Desde la hierba mojada con el rocío de la mañana, pequeñas gotas se dispersaron


cuando entraron en contacto conmigo. El dobladillo de mi ropa ya estaba húmedo
y empezó a ponerse pesado.

Este es un atajo al caminar a pie, pero si yo pudiera usar mi escoba, fácilmente


podría tomar un desvío. Maldición.

Hablando de eso.

¿Qué tipo de país será el siguiente?

Puesto que tiene tal camino incivilizado conduciendo a él, pienso que es
probablemente no muy popular con el comercio.

En resumen, podría ser un país tan incivilizado como este bosque. No, eso es sólo
mi suposición al final.

...... Hmm, de alguna manera, he perdido el ánimo de seguir adelante de repente.

¿Debería regresar? Bueno, eso fue sólo una broma.

Como tales quejas fluían en mi cabeza como el viento, seguí caminando por
algún tiempo. Después de continuar en el bosque con el paisaje sin cambios,
finalmente un cambio apareció.

".......Oh cielos."

Un árbol estaba caído. Un árbol gigante de varios cientos de años estaba caído
sobre su costado.

Y, no sólo uno, sino innumerables.


Uhh. Que problemático.

Pero, no es que no pueda seguir adelante. Subí por encima del árbol caído.

Avancé con las dos manos extendidas como si estuviera avanzando sobre una
cuerda, y entonces vi algo negro que se arrastraba en la sombra del bosque.

¿Eh, un oso?

Parte 2

Mi error. Era un humano.

Lo que es más, era un gigante con músculos abultados. Que aterrador.

"Todos los árboles de este bosque fueron derribados por mis manos. ¿Qué crees,
es genial, cierto?"

Humph - Tomó una pose para mostrar sus músculos. ¿Él derribó los árboles con
sólo sus músculos? No estoy interesada en eso, pero de todos modos, es
suficiente sobre eso.

"¿Es posible que seas del país de adelante?"

Mientras empezó a posar sin ninguna razón, dijo: "Así es, soy nativo de ese país,
¿cómo lo sabías? ¿Te diste cuenta por estos músculos?"

"¿Eh? No me digas que todos los tipos del país son hombres musculosos como
tú."

Di un paso atrás.

"No. No es así. Más bien, en ese país, hay escasez de músculos."

"¿Qué quieres decir con eso?"

"En lugar de eso, estos músculos, ¿qué piensas de ellos?"

Ya veo, comprensión mutua no puede ser alcanzada.

Decidí ir junto con él.

"Ah—Son unos músculos increíbles. ¿Puedo tocarlos?"

"¡Adelante, adelante! ¡Mira!"


El hombre gigante me mostró su brazo doblado.

No sabía cómo se sentiría así que lo empujé con un dedo.

"Uwaa, increíble."

Era rígido como una roca.

"............"

"Um, ¿por qué te estás poniendo rojo?

"...... Lo siento, es la primera vez que una chica me toca, excepto por mi hermana
menor......."

De ese discurso, ¿parece que está bien para ser tocado por una hermana menor?
¿Es así? Qué pasa con ese razonamiento de mierda. Solo muere.

Echando a un lado mis oscuros pensamientos, dije.

"Por cierto, ¿qué estás haciendo en un lugar como este? ¿Estás trabajando?"

"No, estaba en medio de un entrenamiento ahora."

Entonces, empezó a hablar.

Sobre su hermana que fue secuestrada por gente extraña el otro día. Ya que
estuvo ausente, él fue incapaz de salvarla.

Sobre oír que los secuestradores de su hermana menor eran un grupo de


musculosos según el testigo ocular. Y con el fin de derribar a esa gente
musculosa, comenzó a entrenar, en otras palabras, cortando los árboles.

........ Al mismo tiempo, trabajaba a tiempo parcial como leñador para ganar
dinero.

"....... Al final, ¿no es sólo trabajo?"

"Qué estás diciendo. Dije que no es sólo por dinero. Tengo que acumular más
músculos."

De esa replica con brisa áspera, tuve una sensación ligeramente incómoda.

"¿Qué hay del verdadero objetivo de salvar a tu hermana menor?

"Eso es algo que haré algún día, mis músculos no son suficientes para derribar a
los musculosos secuestradores de mi hermana."
No, ya has trascendido a los humanos, así que ve a salvar a tu hermana menor.

...... Si dijera eso, creo que compartiría el mismo destino que ese árbol caído.
Pensándolo bien, hice una exagerada inclinación.

Entonces él prosiguió:

"Pero primero, tengo que derrotar al oso──Un jefe de este bosque. Ese es el
primer objetivo."

"¿Oso dices? ........"

"Sí. Ese tipo es aterrador. Y es capaz de pescar a mano desnuda en el río, no


puedo hacer ese tipo de cosas."

"Haa......."

"Lo siguiente sería un duelo con ese bicho raro en la parte alejada del bosque que
lleva un hacha en el hombro. Ese bicho raro puede derribar al oso que es el jefe
de este bosque en una lucha. Es una persona aterradora."

"Haa........"

Si pierde en la lucha, entonces ese oso ya no sería el jefe de este bosque ¿no?

"Entonces después de eso──"

Después de eso, seguí oyendo acerca de sus planes durante una hora, sin siquiera
una palabra sobre su hermana menor. Me pregunto si realmente planea ir a salvar
a su hermana menor.

Me pregunto si su cerebro fue contaminado por los músculos tras sobreentrenarse


a sí mismo. Parece haber olvidado su verdadero objetivo.

Mejor dicho, puso su prioridad demasiado abajo.

¿Cuándo recordará su verdadero objetivo y saldrá a salvar a su hermana menor?

Bueno, esa historia es algo que no tiene relación conmigo.


Capítulo 4 – Recaudación de fondos
Parte 1

"...... Sí, esto es muy malo."

Es un país pequeño sin características. La razón por la que suspiré no fue por el
viejo paisaje urbano. Fue por el desastroso contenido de mi cartera.

Después de pagar tres monedas de plata para entrar al país, había un solitario
grupo de sólo tres monedas de cobre y una de plata allí.

Por otra parte, tristemente, de los muchos años de estar allí, tendrías problemas
en distinguir la moneda de plata de las de cobre. También se desconocía si podía
usarlas o no.

El valor de una moneda de cobre, en general, era con lo que podías comprar un
solo pan.

Una moneda de plata podría dejarte pasar una noche en una posada barata, pero
si es una moneda de oro, podrías conseguir una de clase alta con decoraciones.

Hablando de mis posibilidades actuales, estas serían entrar en una posada de


aspecto barato con una puerta ruidosa, comer sólo pan, y dormir envuelta en una
sábana delgada mientras soportaba el hambre.

En pocas palabras, moriré pronto.

"....Que debería hacer."

Estoy preocupada por el dinero, pero tengo que gastarlo. Seguí caminando
mientras sostenía mi estómago que gruñía.

De los puestos alineados en la calle, las frutas y verduras estaban brillando como
joyas para tentar a los hambrientos.

Aah, quiero comer ...

Quiero comer──

"Disculpe, un pan, por favor."

Sin darme cuenta, terminé de pie frente al puesto que tenía un rico aroma de trigo
a su alrededor. Los precios no estaban escritos allí.

Una animada abuela, sentada en el lado opuesto del pan, me miró y sonrió.
"Son tres monedas de cobre."

Ups, eso fue descortés. Estaba equivocada.

Era una sucia vieja que arrebataba el dinero de las personas pobres.

"¿Eh? Disculpe. Parece que no oí bien, ¿puede repetirlo una vez más, por favor?"

"Son tres monedas de cobre."

"Ya veo, así que tres de cobre por tres panes, ¿cierto?"

"Es para uno. ¿Estás medio dormida o qué?"

¿Estás medio dormida o qué estás diciendo? ¿Eres idiota? Cómo puedes cobrar
tres monedas de cobre por los crujientes panes que parecen haber estado afuera
por un tiempo.

Aunque quería dejar al menos una queja detrás, por desgracia no tenía suficiente
energía para hacerlo.

Al final, dejé ese lugar sin decir nada, completamente agotada.

Tragando aire y saliva juntos, dejé atrás el malvado puesto que me tentó.

Mientras avanzaba en la calle principal, terminé en una plaza.

Una fuente gigante se estaba extendiendo hacia el cielo. Era una visión
totalmente ordinaria que se podía ver en cualquier lugar. Y en el banco al costado
de la fuente, había una pareja charlando alegremente sin preocuparse de las
miradas alrededor, era realmente una escena ordinaria.

............

Por alguna razón, me irrité y pensé en volverlos cenizas, pero dejando de lado el
pensamiento, empecé a caminar hacia la fuente.

Entonces, tomé algo de agua fluyendo con ambas manos y empecé a beber. El
agua fría bajó por mi garganta y llenó mi cuerpo de la humedad que le faltaba.

"¡Hey, mira, cariño! Esa Bruja está bebiendo agua de la fuente."

"¡Es cierto, que apariencia tan lamentable! ¡Hahahahaha!"

"............"

Cargué magia en mi mano y balanceé silenciosamente el bastón que sostenía.


Un momento después.

Junto con un sonido claro, el banco se dividió por la mitad.

"¡Kyaa! ¡¿Qué pasó con el banco?!"

"¡Probablemente se puso demasiado celoso de nuestro apasionado amor!


¡Hahahahaha!"

"............"

De alguna manera mi ira desapareció por completo.

Mi sensación de hambre desapareció un poco, así que dejé mi bastón y comencé


a caminar.

Después de todo, necesitaba encontrar la posada para quedarme esta noche.

Parte 2

"¿Costo de la posada? Son tres monedas de plata."

"¿Por tres noches? Lo siento, pero planeo quedarme sólo una noche."

"No, son tres de plata por una noche."

"............"

Este lugar era ya el sexto. Estaba caminando con la esperanza de encontrar un


hotel satisfactorio, pero ¿por qué sucedió esto? Sin importar a qué posada fuese,
el precio era tres veces mayor que el precio general del mercado.

En esta destartalada posada que tenía un agujero en una pared y no tenía baño, el
posadero me pidió tres monedas de plata por noche. Tienes que estar bromeando.

Colgué mi cabeza.

"¿No se puede hacer nada al respecto? Sólo tengo una de plata y tres de cobre
conmigo ..."

Volteé mi cartera al revés en la parte superior del mostrador. Un sonido sin vida
reverberó.

"¿No hay sólo 4 de cobre ahí?"

"Ah, esa es una moneda de plata."


"......... Es verdad. Está demasiado sucia."

"¿No se puede hacer nada?"

"No hay manera" - El posadero soltó un suspiro.

"Por favor, comprenda, Ojou-chan, esto también es un negocio."

"¿Arrebatar el dinero de una persona pobre es un negocio?"

"Los negocios son usualmente así."

"Fununununu ......."

No puedo negarlo.

De alguna manera, se siente irrazonable pedir refugio en esta posada.

Cambié mi atención al posadero mientras recogía las monedas una por una.

"Tengo una pregunta si no te importa."

"¿Qué es?"

"¿No son los precios en este país un poco demasiado altos? El paisaje de la
ciudad tampoco es algo extraordinario, y no parece que haya cosas por las que
valga la pena recaudar dinero."

"Ah......"

"Como eres una viajera, no lo sabes, ¿eh, Ojou-chan?" ── El posadero dijo esas
palabras.

Parece que hay circunstancias después de todo.

El posadero parecía estar preocupado por el entorno, así que bajé mi voz.

"El rey tonto que fue coronado recientemente, comenzó a fabricar grandes
cantidades de monedas."

"¿Fabricar? ¿Quieres decir hacer que monedas falsas circulen en el mercado?"

El posadero asintió.

"Sí. Y con la aparición del dinero en el mercado, el valor de las monedas se


redujo. Para ti que eres una viajera, los precios parecen ser un poco altos, pero
para las personas que viven aquí, son precios válidos."
"Válidos dices...... Pero, están utilizando monedas falsas ¿no recibirán castigos
por usarlas?"

"El que circuló la moneda falsa fue el propio rey. No hay forma de que
recibamos castigos."

Ya veo.

Creo que vi los verdaderos colores de este país. No entiendo cuál era el objetivo
del rey, pero si distribuía monedas falsas para animar el país, eso sería apropiado
de un imbécil.

¿Pero no hay nadie que se oponga al uso de la moneda falsa en el país, eh?

"Para nosotros, no es realmente importante si las monedas que usamos son


genuinas o falsas. Si el dinero dentro del país aumenta, entonces estaría bien
incluso si los precios se elevan, y si son falsas o no, los ciudadanos no tendrán
problema con ello. Los únicos que estarán en problemas serán los viajeros."

"...... Es cierto, creo que la gente que viene de afuera tendrá sus corazones rotos
por tan altos precios."

Tal como yo.

El posadero miró detrás de mí.

Mirando hacia atrás, había otro cliente de pie detrás de mi espalda y tenía tres
monedas de plata en sus manos──Parece que planeaba pasar la noche aquí.

Los precios que son tres veces más altos que los generales, sin duda parecen ser
precios válidos para la gente de este país.

"Deberíamos terminar, Ojou-chan."

"Sí. Muchas gracias por la importante historia."

Me incliné y salí de la posada.

Parte 3

Decidí trabajar con el fin de obtener ingresos para los cargos de la posada.

Regresé todo el camino a la calle donde no pude comprar el pan. Entonces me


senté en el lado de la calle un rato. Mirando a las personas que pasaban por allí,
parecían estar de compras con caras completamente despreocupadas.
Su desvergüenza no conocía límites, a pesar de que eran conscientes de la
moneda falsa.

"........."

Puesto que soy una viajera, mis fondos tocarían fondo tarde o temprano. Este no
era trabajo para establecerse aquí, sino algo esencial para hacer.

Dicho esto, he tenido problemas con la recaudación de fondos muchas veces


hasta ahora. Si el dinero se agota, ni siquiera podré entrar en el país después de
todo.

Por lo general, me gustaría salvar a una persona de falsos mercaderes y ganar


algunas monedas de ello.

Pero empecé a pensar.

Pero, ya que para este país, está bien si se trata de monedas reales o falsas,
entonces no hay desventajas.

Cuando pienso que recibiría la cantidad triple también, entonces sería como la
gente de este país, yo tampoco me sentiría mal en lo más mínimo sobre el uso de
monedas falsas.

"Hey, tú."

Llamé al joven que caminaba por la calle con cara hosca.

Sus hombros se estremecieron y me miró, "¿Eh, yo?"

Asentí y le hice señas.

"¿Pareces estar preocupado?"

"Umm, ¿quién eres?"

"Oh cielos, fui tan grosera, que olvidé presentarme, soy una adivina viajera."

Mientras descaradamente declaraba eso, empujé mi tricorne y miré al joven de


cara hosca.

Él respondió sin borrar la expresión dudosa.

"Preocupado dices ... ¿Realmente parezco preocupado?"

"Sí. Para mí, pareces estar lleno de preocupaciones."

"Es así......."
"Claro."

Asentí exageradamente.

Por experiencia personal, vacilar en medio de los negocios conduce al fracaso.


En el instante en que vacilara──El momento en que me abriera empezarían a
sospechar de mí.

En resumen, la regla número uno es impresionar.

Comencé:

"Tú mismo no puedes entender completamente lo que te preocupa──Por


ejemplo, podría ser porque no tienes confianza en tu aspecto, o tal vez algo no
funcionó bien en el trabajo, o tal vez te sientes ansioso después de ser incapaz de
encontrarte con tu persona destinada sin importar cuánto tiempo ha pasado──"

"¡.........!"

Su cara se estremeció sólo por un instante, pero no me perdí de eso.

Ya veo, ¿así que está preocupado por no tener una novia, eh? Ya veo.

"Te sientes ansioso por no tener una novia──¿Estoy equivocada?"

"......Bueno. Probablemente."

Dijo eso mientras alejaba su mirada.

"Te ofreceré una adivinación──Sobre el día en que tu persona destinada


aparecerá ante tus ojos."

Saqué mi bastón y cargué poder mágico en él.

Poh - Con un dulce sonido, fuego se produjo.

"......Aah"

E inmediatamente después de ser creado, fue arrastrado por el viento y se


desvaneció.

Parece que el poder mágico era demasiado débil.

Lamentablemente, elevé el bastón que tenía humo saliendo por encima incluso. A
decir verdad, quería tener un desarrollo donde dijera la fortuna mientras miraba
las llamas, pero eso ya es imposible.

Después de soplar todo el vapor con mi aliento, alejé el bastón.


"Ya veo, entiendo."

"¿Eh? ¿Sólo con eso?

"Sí, la adivinación del humo es un método de adivinación donde se mira la forma


del humo y se pronostica la fortuna."

Eso es mentira.

"Nunca he oído hablar de ella."

"Aun así, es así. Después de todo, esta lectura de fortuna es un arte secreto que se
ha transmitido en mi familia durante generaciones, y que no es posible que otros
sean conscientes de ella."

Terminé a la fuerza la conversación para no dejar que la mentira fuera


encontrada, "A propósito, sobre tu persona destinada."

"S-sí. ¿Cuándo la conoceré?"

"Hoy al parecer."

"Eh, ¿Hoy? En otras palabras, eso significa que tú eres──"

"Esta noche, tu persona destinada aparecerá delante de tus ojos."

Siento como si él estuviera tratando de decir algo ambiguo, pero es mejor no


tenerlo en cuenta como nada más que tonterías.

Antes de que él terminara diciendo otro desliz verbal, abrí mi boca.

"Debería haber una plaza con una fuente más adelante, ¿no? Debería haber un
banco roto a su costado."

Saqué algo de la cartera y comencé a hablar mientras se lo presentaba.

"Si pones esto en tu mano y te colocas cerca del banco, tu persona destinada
aparecerá delante de ti sin falta."

Después de tomarlo de mis manos, quedó perplejo.

"...... ¿Esto es? Todo lo que veo es sólo una cuerda normal."

"Eso no es nada como una cuerda normal, es una cuerda mágica que está cargada
con mi poder mágico, que tiene el poder de atraer el destino."

Por supuesto, no hice algo como cargar mi magia en esa cuerda, y en primer
lugar, aunque lo hiciera, no tendría poder para atraer el destino.
Hablando de eso, si no me equivoco, esta es la cuerda que recogí cerca de los
puestos.

"Si tengo esta cuerda...... Entonces, la persona destinada ..."

"Así es, seguramente la encontrarás... Bueno entonces, será suficiente que


esperes hasta la noche con una apariencia elegante, de modo que no decepciones
a la persona destinada."

De alguna manera, el joven que estaba dudando comenzó a apretar fuertemente la


cuerda pronto.

"Entiendo, esperaré cerca del banco mientras llevo esto."

Trató de partir con una sonrisa refrescada. Pero, apresuradamente lo detuve.

"Cliente, el precio combinado de la cuerda y la fortuna es una moneda de oro."

Empecé a decir las palabras mágicas al joven con el ceño fruncido. "No te
preocupes, si por casualidad no puedes encontrar a la persona destinada, lo
devolveré todo."

Fue aproximadamente una hora después de que el joven de mirada hosca se


fuera.

Una mujer pasó frente a mis ojos.

Era una mujer sencilla, de apariencia y rasgos sencillos. Su edad era


aproximadamente la misma que la mía. Sus rasgos base no eran malos, pero sus
buenos puntos parecían ser asesinados por su cabello desaliñado y su atuendo
parecía como si sólo hubiera sido jalado de su armario.

Como esa moneda de plata oscurecida.

De todos modos, decidí que esa chica sería mi próxima cliente.

"Hey, tú ...... estás preocupada por ser incapaz de encontrar un novio ¿verdad?"

Le grité a ella que estaba caminando con su cabeza hacia abajo.

Sus hombros se estremecieron y ella volteó hacia mí.

"...... ¿Y-yo?"

"Sí. Tú."
"Umm, ¿quién eres?"

"Oh cielos, fui tan grosera, que olvidé presentarme, soy una adivina viajera."

Mientras descaradamente declaraba eso, empujé mi tricorne y la miré.

Mientras temblaba como un herbívoro bajo la mirada de un depredador, me


preguntó tímidamente.

"¿C-Cómo lo supo?"

"Lo entendí. Soy una adivina después de todo──He visto todo sobre ti desde tus
preocupaciones hasta tu persona destinada."

"¿I-incluso la persona destinada? ¿Eso es verdaaad?"

"Sí. Lo vi claramente con estos ojos."

Obviamente, era una mentira.

"Entonces, ¿cuándo aparecerá mi persona destinada?"

"Hoy al parecer."

"¿H-hoy......?"

Ella que vibraba por la palabra "persona destinada" también fue sorprendida por
tal desarrollo tan repentino. Pero no entré en pánico. Porque hasta este punto,
todo iba según mis planes.

"Debería haber una plaza con una fuente más delante, ¿no? Debería haber un
banco roto a su costado."

Luego, con tono extremadamente tranquilo, añadí.

"Esta noche, una persona que lleva una cuerda en el brazo deberá aparecer allí. Él
será tu persona destinada."

Parte 4

Y entonces. Así.

Diciendo "Para mejorar la fortuna", le di una piedra que recogí cerca y organicé
las reuniones predestinadas.
Y el resultado de continuar tal magnífico negocio por algunos días: mi cartera
ahora estaba abarrotada con un montón de monedas de oro. Si es así de mucho,
entonces puedo vivir los próximos meses con disfrute.

Oh no-no, tengo que agradecer al rey que fabricó las monedas primero.

Gracias al hecho de que los precios en este país son altos, el consumo de dinero
sólo para quedarse es alto, sin embargo a cambio, hay recompensas inusualmente
altas en los negocios por lo que todo el mundo está feliz de hacerlo.

En cualquier caso, el valor del dinero en este país es menor que el de otros
países.

"──Sí, entonces, en otras palabras, si decoras tu tienda con este letrero [Half
Price](Mitad de Precio) que está cargado con mi poder mágico, el pan empezará
a venderse como panqueques."

"¿En serio? ¡Lo haré sin demora!"

"¿Es así? Ah, el precio del letrero y el costo por consulta es de 3 monedas de
oro."

"¿Eso es por 3 letreros?"

"Es para uno, ¿estás medio dormida o algo así?"

Las monedas en mi cartera han aumentado una vez más.

Forcé un letrero a la anciana de la panadería que vino después de escuchar los


rumores, y con eso, mi trabajo por hoy está hecho.

Se oyeron felices sonidos de tintineo desde la cartera que se llenó


completamente.

Bueno, entonces, es hora de volver a esa desgastada posada. Me puse de pie y


ligeramente me estiré, luego comencé a recoger el equipaje.

"Espera, tú."

Sucedió de repente.

Alguien agarró mi hombro desde atrás─Me sorprendí y giré mi cabeza.

Allí estaba un soldado.

No, al parecer soldados.


Unos diez soldados de apariencia similar se separaron lentamente y me rodearon.
Tenían lanzas en sus manos y rifles en sus espaldas. Era una situación un poco
fuera de lugar.

"¿Eres una adivina viajera, no?"

El hombre que estaba ante mis ojos abrió su boca.

"No, me estás confundiendo con alguien."

"No sirve mentir, estábamos escondidos viendo tus negocios con los clientes."

"........."

Sudor empezó a bajar por mis mejillas.

Esto es malo. Esto es malo, esto es malo, esto es realmente malo.

Que debería hacer. Parece que alguien se quejó de mi trabajo estafador──Pero,


todavía, no he engañado realmente o nada. Pero, ahh, qué debo hacer...... Estoy
rodeada por lo que no puedo escapar. Probablemente podría escapar si uso
Magia, pero quiero evitar hacerme enemiga de todo el país....

"Por favor, ven con nosotros", el hombre frente a mí declaró indiferente, "El rey
desea reunirse contigo."

Huelga decir que no creí a mis oídos.

Después de caminar por la calle sin ningún carácter real rodeada por caballeros,
llegué al palacio sin características especiales.

Aparte de los altos precios, no había nada peculiar en este país.

En la sala más grande del palacio real, un solo joven estaba sentado en una silla
alta del trono.

El joven rey sentado por encima de las escaleras me miró y me dijo:

"¿Eres la adivina viajera? Pareces muy joven."

"Rey-sama también es muy joven, pensaba que el Rey-sama sería mayor."

Los soldados lanzaron miradas frías a mis palabras. No, no lo dije con sarcasmo.
Es verdad.
El Rey echó un vistazo a los soldados y dijo, "Es suficiente, todos ustedes.
Retírense," y los envió con el movimiento de la mano.

Después de que los soldados salieron de la vasta habitación y sólo nosotros dos
permanecimos en ella, el rey comenzó una vez más.

"Hay un rumor de que tus predicciones son muy precisas, ¿es verdad?"

"Sí, bueno─Los que dijeron que eran precisas están probablemente en lo


correcto."

"¿Son efectivas sólo para los humanos?"

"¿? ¿Qué quieres decir?"

"Quiero saber si es efectiva en cosas en general."

Él declaró eso en un tono completamente tranquilo──no entiendo lo que él está


pensando en absoluto. ¿Él cree en mis habilidades? ¿O desconfía de ellas? ¿O es
que ya vio a través de mi mentira?

Me acerqué de una manera indirecta.

"¿Qué futuro quieres ver?"

"El futuro de este país" – el rey inmediatamente respondió.

"El futuro del país..... ¿no?"

Es correcto - él asintió con una expresión humilde, en ese momento empecé a


pensar.

Predecir el futuro de este país no requiere algo como adivinación. Es algo simple.

No, en primer lugar, no tengo ningún poder para adivinar.

"Antes de responder a esa pregunta, deseo preguntarle algo, Rey-sama."

"¿? ¿Qué es?"

Comencé diciendo: "Por favor dime la razón de la difusión de monedas falsas en


este país."

Después de oír eso, frunció el ceño y emitió un suspiro: "Eso es una tontería."

"Eh, ¿son monedas genuinas?"

Miré las monedas que estaban llenando mi bolso.


Si todas estas son reales, entonces soy una persona absurdamente rica ahora.
Yaay.

"... De hecho, lo que he difundido son auténticas y reales monedas... No, no soy
yo el que las difunde."

"¿Son instrucciones de alguien?"

El joven Rey asintió.

"Fue hecho por la mano derecha del rey anterior. He sido coronado
recientemente, por lo que le dejé todas las políticas económicas. Fue idea de esa
persona difundir las monedas recién hechas dentro del país para estimular la
economía. Bueno, al final no salió como estaba planeado."

"........."

Tengo la sensación de que ir suavemente está fuera de cuestión......

"Debido a que el dinero dentro del país aumentó de golpe, los rumores sobre la
fabricación de moneda falsa comenzaron a extenderse, pero eso es una completa
tontería."

"... ¿No hay posibilidad de que ese consejero te haya mentido?"

"No hay. En secreto llamé a un especialista del palacio sin que él se diera cuenta
y le hice investigar, pero todas las monedas recién producidas eran genuinas sin
duda."

Es por eso que los rumores que dicen que he esparcido monedas falsas dentro del
país son absurdos──El rey se levantó al decir eso.

Bajó lentamente de las escaleras y se acercó a mí.

"Ese consejero realmente lo hizo bien. Sinceramente, incluso creo que debería
haber llegado a ser rey en lugar de mí.──Sin embargo, eso no se hizo realidad
debido al sistema hereditario. Antes de avanzar en las medidas políticas, siempre
iba a mi lado con consejos. Si no fuera por él, yo habría sido arrojado del asiento
del Rey hace mucho tiempo.

"............"

Se detuvo delante de mí e hizo una cara desagradable.

"Pero, no lo entiendo últimamente──no creo que las cosas que él me hizo hacer
estén relacionadas con prosperar el futuro. No quiero dudar de él, pero mirando
la situación actual, la situación económica de este país es demasiado grave.
Aunque los rumores sobre monedas falsas que aparecen en el mercado no son
verdaderos, los viajeros se están distanciando porque los precios son altos, la
diplomacia también se pierde."

Al oír sus problemas, sólo hubo una cosa viniendo a mi mente.

Este joven rey quiere tener tranquilidad.

Al mirar el futuro del país, él quiere obtener la tranquilidad. Si el futuro del país
es pacífico. Si el consejero no mintió después de todo.

Que persona tan honesta──No, describiéndolo por simple honestidad no puede


ser correcto.

"Por eso, quiero que me muestres el futuro de este país. ¿Puedes hacerlo?" él
declaró.

Mi respuesta ya estaba decidida.

"Es posible."

Él asintió con ojos brillantes, "¿Es verdad?"

Después de que con fuerza agarró mi mano, retiré mi mano mientras retrocedía y
decía.

"Sí. Yo no digo mentiras."

Decir mentiras como si respiraras seguramente se le llama a esto.

"Pero antes de contar el futuro del país, tengo un par de condiciones."

"Cuales son."

Levanté el dedo índice.

"Primero, deja que me quede aquí un día. Contar la fortuna del país es un trabajo
muy duro. Primero, es necesario comprender todo el país desde el palacio real
que está en su centro."

"Sí. Entiendo, inmediatamente haré los arreglos."

El joven rey asintió. Levanté un dedo medio junto al índice.

Alojarse una noche es sólo una cosa adicional. Para que lo que voy a hacer
después de esto no requiera preparativos para que vaya sin problemas, incluso si
digo eso.
Lo importante es la siguiente condición.

"Y la segunda──"

Parte 5

Después de eso, mientras pensaba mi estrategia, he estado tumbada en la cama


por un tiempo en la habitación que Rey-sama me dio. Esperando el momento en
que necesite llevar a cabo mi plan.

Cuando finalmente el sol se había hundido por debajo de la ventana y el exterior


estaba teñido por oscuridad, finalmente abrí mis ojos.

Ya es hora al parecer.

Saqué mi bastón y golpeé mi cabeza con su punta.

"¡Eii!"

Con ridículo *pop*, me convertí en un pequeño ratón.

Cambié temporalmente mi forma aplicando Magia sobre mí misma. Es algo


cansado y no quería hacerlo, pero no había otra opción.

Tomando una forma en que era fácil moverse, recordé el diseño del palacio real
que el joven rey me enseñó y me precipité al lugar deseado.

Si atravieso el corredor, podría terminar siendo asesinada por los transeúntes, así
que decidí trasladarme por el ático. Avancé rápidamente en el ático que estaba
tan polvoriento que no podía compararse con el deslumbrante interior del
castillo.

Y, llegué justo encima de la habitación del consejero.

Cuando miré abajo desde una brecha, vi al consejero con sus codos puestos en el
escritorio. Frente a él había un soldado. Tenía una apariencia similar a los
soldados que me rodearon hoy.

Supongo que por la atmósfera no estaban teniendo una charla amistosa.

"Entonces, ¿cómo va, padre?" - Dijo el joven.

"¿Cómo, preguntas?" El consejero contestó mientras se rascaba la cabeza,


"Ciertamente va bien, pronto ese rey caerá."
"Pronto dices, ¿y cuándo es eso? ¿No es eso lo que has estado diciendo por un
tiempo?"

El joven levantó una voz agitada.

Esa última voz parecía sonarme de algo─ Pero pensando en ello con esta
pequeña cabeza, sólo una persona que suena así me viene a la mente.

Tal vez, el joven que está teniendo una conversación con el consejero es ese
soldado que agarró mi hombro en el día. Aunque podría ser que esté
confundiéndolo.

"Ese rey ha convocado a la adivina viajera al castillo, seguramente, es para


predecir el futuro del país, nuestro plan puede ser revelado al rey."

El consejero rió.

"No hay manera de que el joven que me adora haga algo así, es muy probable
que quiera oír hablar de su fortuna en un futuro cercano."

"............"

"Además, las fortunas contadas por esa viajera también son sospechosas. Puede
que sea una canalla que gana dinero engañando a la gente."

¡Kuuh!

"...... La adivina es sólo una niña."

"Quiero verla en persona."

Está bien. Todo es exactamente así. Pero no soy una niña. Soy una Bruja ¿sabes?
Una Bruja.

Tal vez estaba cansado de devolver las palabras, el joven sólo suspiró y
respondió: "Mantén la promesa."

"Sí, la mantendré, por eso también debes hacer tu trabajo correctamente. Después
de todo, tus acciones son esenciales en mi plan."

"......Entendido."

Diciendo eso, el joven decidió salir de la habitación.

Entonces, el techo se rompió con un fuerte ruido, y una Bruja de cabello blanco
que sostenía un bastón cayó de allí.
¿Quién diablos era esa? Así es, era yo.

"Haa, haa, fuuh ....... "

Aah, qué aparición tan incómoda.

La Magia se desvaneció a medio camino. Esta situación era familiar.

Parece que el techo desde donde estaba mirando era demasiado estrecho para que
mi cuerpo encajara. Se rompió en el momento en que volví a mi forma original.

¿O tal vez estaba podrido por su antigüedad?

En todo caso, no fue porque fuera pesada......Probablemente.

"¿¡Q-Quién eres tú!?"

Mientras estaba de pie y limpiando el polvo pegado a mi cuerpo, el consejero


entró alerta con un rifle en su mano. Probablemente lo escondía debajo del
escritorio.

Completamente preparada.

"Encantada de conocerle."

Agité mi bastón.

En un momento, unas flores florecieron del rifle.

Eran flores bastante bonitas.

"¡Tú──! ¡E-Esto!"

Debido a que las flores que hice resultaron ser tan bonitas, olvidé completamente
a la otra persona detrás de mí.

Pero ya que girar era problemático──Golpeé el piso con el bastón y otorgué vida
a los fragmentos de madera dispersos.

Los fragmentos se convirtieron en hiedras.

Y las hiedras se precipitaron hacia ellos.

Y agarraron a ambos.

"¿Eres el consejero de Rey-sama, verdad?"


El hombre de mediana edad cuyos miembros estaban atados por la hiedra me
miró. Dirigió sus ojos llenos de odio y desconcierto hacia mí.

"¡Quién eres!"

"¡Padre, ésta es la adivina viajera! El joven replicó desde atrás.

Francamente asentí, "Así es. Soy la adivina viajera."

El consejero se retorció como un gusano mientras no podía moverse.

"...... Qué asunto tienes conmigo."

"Oh, ¿deberías saberlo, no?"

"............"

Silencio.

Me di la vuelta. El hombre que me trajo aquí durante el día me estaba mirando.

"¡Que estas intentando hacer!"

Yo respondí.

"Tengo la intención de predecir un futuro pacífico para este país."

Parte 6

Después de eso, los dos fueron capturados por los guardias que vinieron después
de oír el ruido, e hicieron que soltaran todo en frente del rey.

Parece que padre e hijo planeaban apoderarse del país.

Y las monedas que se difundieron en el país resultaron ser falsas al final. Parece
que el experto que le dijo al rey que las monedas eran genuinas era un sucio
impostor que fue sobornado por ese consejero.

Con el fin de distorsionar el sistema hereditario, deliberadamente hizo que el país


entrara en crisis. Confesó que culparía al joven rey y planeaba derrocarlo.
Probablemente después de que el consejero-san se convirtiera en rey, planeaba
hacer que su hijo le sucediera.

Pero, terminó en fracaso.


En este momento, están encerrados en prisión, pero no sé qué les pasará a partir
de ahora. No es una pregunta que debería preocuparme.

Después de que su interrogatorio terminó, fui convocada al trono y recibí lo


prometido.

"Muchas gracias"

Asentí mientras confirmaba el contenido. Una gran cantidad de viejas monedas


de oro entraron a mi bolso.

Como segunda condición para predecir el futuro del país, todas las monedas de
oro que gané serían cambiadas por las antiguas. Las falsas fueron completamente
eliminadas.

"Recojan todas las monedas falsas que aparecieron dentro del país." El rey
ordenó débilmente. "Las monedas dentro de tu bolso son muy probablemente
falsas también."

"Como pensaba."

La promesa de predecir el futuro del país todavía no se cumplía. El problema que


estaba preocupando al joven ya desapareció, por lo tanto ya no había necesidad
de predecirlo. Me siento aliviada de dejar de contar mentiras.

Aunque el futuro del país pesaba un poco en mi mente, soy una viajera, así que
tengo que partir de aquí de inmediato.

¿Qué tipo de camino seguiría este país a partir de ahora? Esa pregunta no es algo
que alguien pueda responder o predecir su futuro. Lo mismo ocurre para mí.

"Pero, es lamentable. Pensar que él se mantuvo mintiéndome."

Respondí al joven rey que se lamentaba, "Un mentiroso es alguien que parece
estar compuesto todo el tiempo."
Capítulo 5 – Durante el Viaje: La historia de dos
hombres con un duelo sin decidir
Parte 1

Mientras volaba sobre los suaves pastizales con mi escoba, los sonidos del viento
cepillando suavemente las flores llegaron a mis oídos. La moderadamente cálida
luz del sol y el fresco viento eran una combinación agradable, tanto que quería
seguir volando en este lugar.

Whoosh, whoosh, el sonido del viento se podía oír mientras manejaba la escoba,
siguiendo el viento a la izquierda y derecha - empecé a disfrutar de él sólo un
poco.

Pero el disfrutar momentos siempre termina siendo fácilmente interrumpido. Esta


vez tampoco fue una excepción, y me detuve después de escuchar algunas voces
en el viento.

"¿Aahn? ¿Qué fue eso? Di eso una vez más tú hermano mayor de mierda."

"¿Aahn? Como dije, yo soy el que es mejor que tú hermano menor de mierda."

Este precioso y refrescante estado de ánimo fue arruinado.

Cuando giré mi cabeza para confirmar la fuente de las voces, vi las figuras de dos
hombres que estaban discutiendo sobre algo.

Los dos llevaban ropas coloridas, y adivinando de su anterior conversación, eran


hermanos.

"Incorrecto, soy (orecchi) mejor que tú. Soy absolutamente mejor."

"Incorrecto, fue decidido que soy (oresama) mejor. Ya que no existe un hermano
menor que pueda superar a su hermano mayor."

"¡Hahaa! Esa lógica es demasiado antigua. Es una antigua forma de pensar. A


través del tiempo, han aparecido hermanos menores que crecieron siendo testigos
de los errores de sus hermanos mayores. Los hermanos menores podían evitar los
errores de antemano."

"¡Hahaa! Que discurso tan tonto. ¿No es ese discurso sobre hermanos mayores
buenos para nada? Pero yo soy un humano perfectamente impecable. Si tuviera
fracasos, sólo por el bien de argumentar, ¡esos fracasos serían algo demasiado
altos para que tú los realices con éxito!"
Esos dos maldecían por alguna razón y seguían observando mientras gruñían
cosas como "¿Aah?" y "¿Quieres intentarlo?" el uno al otro.

Por cierto, me pregunto ¿cuál es exactamente la forma antigua de pensar? ¿O


cuáles son los fracasos de alto nivel?

Mientras estaba perpleja acerca de eso, mis ojos se encontraron con los de uno de
los hermanos (que era probablemente el mayor) que se refirió a sí mismo como
oresama.

Inmediatamente declaró con gran voz.

"¡En ese caso, deberíamos dejar que esa chica juzgue cuál de nosotros es el
superior!"

El hermano (probablemente el más joven) que se refirió a sí mismo como orecchi


asintió de acuerdo. "Eso está bien conmigo, bueno, el que gane seré yo al final de
todos modos."

Tengo una muy mala premonición sobre esto.

"Entonces, ¿de qué están discutiendo ustedes dos?"

Les pregunté mientras me sentaba en los pastizales.

Los dos tenían rasgos faciales y peinados similares. La única diferencia entre
ellos era el color de su ropa. El hermano mayor estaba de rojo mientras que el
hermano menor estaba de azul.

Y luego los hermanos rojo y azul dijeron al mismo tiempo.

"¡Trucos de magia!"

"¿Haa, trucos de magia?"

"¡Trucos de magia!"

"Ya entendí, así que no hay necesidad de decirlo por segunda vez."

"Tru──"

"Hey, ¿no escuchaste lo que dijo? Por eso los mocosos son..."

"Aahn, no te dejes llevar solo porque naciste tres años antes que yo, hermano de
mierda."
"Exactamente porque no sabes la diferencia entre tres años es lo que te hace un
mocoso, mocoso."

"Aunque son tres años de diferencia, ¿ni siquiera puedes usar trucos de magia al
mismo nivel que yo? ¿Ah?"

"¿No se calmarán los dos?"

"Sí."

"Okay."

Los hice callar. Guardaron silencio. Bien, finalmente se callaron.

Sin embargo, trucos de magia eh ..... Ya que soy una bruja, estoy demasiado
familiarizada con los trucos de magia.

Esto es problemático. Umumu......

Hablar con los dos a la vez sería problemático, así que hablaré con uno a la vez.
Comencé a hablar con el hermano menor.

"¿Por qué trucos de magia?"

"En nuestro país, no hay ni un solo mago. También está el hecho de que es un
país pequeño, pero, por razones religiosas, tiene una historia que prohíbe la
Magia."

"Mmmm."

Tengo la sensación de que una conversación seria está por comenzar.

El hermano mayor continuó las palabras de su hermano menor. "Pero hay un


instinto que atrae a uno a las cosas prohibidas ¿cierto? Hay muchos jóvenes
como nosotros que admiran a los magos."

"Así que nosotros dos empezamos pensando. '¿Eh? Si pretendemos ser magos,
¿no podríamos hacer algo de dinero?' así pensamos."

"Después de eso, actuamos como los 'Ilusionistas que están muy cerca de los
Magos' en el camino."

Ah, ¿realmente era una historia seria, eh?

Corté la historia que los dos estaban orgullosamente contando juntos.

"¿Y nadie se enfadó?"


El que respondió fue el que estaba de azul ─ En otras palabras, el hermano
menor.

"Ellos se enojaron y nos atraparon. Pero no es como si pudiéramos usar Magia.


Son trucos de magia. Así que, sin importar cuántas veces nos atraparon, nos
liberaron inmediatamente."

"Tal cosa......"

Eso es como un tratamiento de un héroe.

Además, agregaron "¡El gobierno de nuestro país no es bueno! ¡Son


incompetentes!" al final......

"Pero, ¿los trucos de magia no terminaron prohibidos por culpa de ustedes dos?"

Es sólo una simple pregunta.

"Ah, lo fueron.

"Y nosotros fuimos exiliados. Completamente en bancarrota."

"¿Eh? ¿Fueron exiliados eh?"

Ambos asintieron. Realmente actúan igual.

"La decisión de exiliarnos fue decidida hace un mes."

"Después de eso, para ganar dinero, terminamos convirtiéndonos en artistas


itinerantes."

"Ya veo, ya veo."

"Sin embargo, antes de convertirnos en los artistas itinerantes, surgió un


problema.

"Nuestro equipo no tenía nombre."

"¿Nombre de Equipo?"

"Decidimos hacer el nombre del equipo de nuestros nombres, pero como ves,
empezamos a discutir sobre cuál de nuestros nombres debía ser el primero."

"Entonces, decidimos que quien fuera mejor en trucos de magia sería el primero."

Ya veo, así que de eso se trata.

"Por cierto, ¿cuál fue el resultado?"


El mayor fue quien contestó.

"Actualmente 0 victorias, 0 derrotas y 15 empates."

"El resultado no se ha decidido en absoluto ..."

"Por eso queremos que decidas al vencedor entre nosotros.

"Queremos que los empates terminen hoy."

Los dos se miraron el uno al otro mientras gritaban cosas como "¿Qué estás
mirando?" y "¿Haah?"

¿Oh? ¿Podría ser que tengo una responsabilidad seria?

Parte 2

Los trucos de magia de estos dos fueron realmente una actuación maravillosa.

Hicieron cosas como sacar un pájaro de la nada, teletransportar monedas,


adivinar la carta que tomé y cosas así. Me sorprendía y emocionaba una y otra
vez.

Los trucos de magia son increíbles.

Pero lo que era problemático, era que las habilidades de estos dos eran tan
geniales que no podían distinguirse. Ciertamente, ahora entiendo por qué el
vencedor no pudo ser decidido de este concurso.

"¿Qué tal? Estuve genial, ¿verdad?" - dijo el hermano menor mientras se daba
aires.

"No, mis trucos de magia fueron mucho mejor ¿verdad? Es así sin duda." – el
hermano mayor también dijo exageradamente.

Miré a los dos que se miraban el uno al otro, y declaré.

"Parece que es un empate~"

Solo eso.

Las habilidades de ambos son asombrosas así que no hay manera para que diga
quién es mejor ── Esa es mi posición en esto.

Honestamente, sería demasiado molesto decir lo que pienso.


Dejaré que otra persona lo concluya.

Estaba lista en caso de que comenzaran a renegar de mi respuesta, pero como uno
esperaría, como ya tenían 15 empates, estaban inesperadamente tranquilos.

"... Es así. Bueno, no se puede evitar. Decidir el nombre del equipo está por
delante."

"Bueeeeno, mi nombre será el que terminará primero de todos modos"

"¿Qué qué qué?"

"¡Qué!"

"Por favor, deténganse los dos"

"Okay"

"Bien."

Mientras se callaban, tomé distancia.

"Bien entonces. Mi parte termina con esto."

Soy una viajera después de todo, así que necesito llegar pronto al siguiente
país──diciendo eso, hice una sonrisa forzada y empecé a partir.

Pero en ese momento.

"Ah, hey. Espera un minuto."

"¿No pagarás el precio?"

Fui detenida por ellos.

¿Eh? ¿Precio?

"Los trucos de magia que acabamos de hacer tienen un precio ¿cierto?"

Cuando me di la vuelta, los dos empezaron a encogerse de hombros.

"Debe ser bastante caro, ¿cierto?"

"Ver nuestros trucos de forma gratuita no es realmente algo bueno, ¿cierto?"

"¿Cierto?"
¿Dónde se fueron los dos que peleaban desde hace un buen tiempo? Ahora
parecían estar bastante sincronizados entre sí.

Tengo un mal presentimiento.

"Esperen, nadie dijo nada sobre que costaba dinero..."

"No recuerdo haber dicho que era gratis", el hermano menor comenzó a actuar
como un niño.

"Espera un segundo, confirmemos la situación. Me pidieron que mirara su


concurso de trucos de magia ... Entonces, actué como juez de ese concurso. ¿Es
correcto hasta ahora?"

"Sí. Así es como fue."

El hermano mayor asintió. Entonces, continué.

"¿Cierto? ¿No es eso cierto? En ese caso, estos trucos de magia no eran para el
negocio, sino para decidir su duelo ¿cierto? ¿Debería ser necesario para pagar el
dinero?"

"No digas tonterías, nuestros trucos de magia son siempre nuestros duelos,
¿cierto?

"¿Cierto?"

.......Estos dos.

Me tendieron una trampa. Tuve la sensación de que me estaban engañando desde


el principio.

Atraen a los viajeros con sus peleas, entonces los hacen ver sus trucos y les piden
dinero... Probablemente, repitieron este tipo de juego las últimas 15 veces.

Qué par de sin vergüenzas.

"...... Por cierto, ¿cuánto es el precio?"

Sólo tengo curiosidad. No hay forma en que esté de acuerdo con sus quejas.

"Son cuatro de plata."

"Son 8 de plata en total."

"Ehh. Tan caro."


Una moneda de plata se necesita para permanecer una noche en una posada, así
que en otras palabras, me están pidiendo que renuncie a ocho días que vale el
dinero por ellos.

Tal cosa.

"Después de todo, viste los trucos de magia de los mejores artistas itinerantes,
¿más bien debería ser barato?" declaró el hermano mayor.

Bueno, la habilidad de sus trucos de magia era sin duda alta.

"............"

Simplemente no estoy dispuesta, pero ciertamente, sus quejas no eran realmente


incorrectas.

Yo que no estaba de acuerdo estaría en lo incorrecto, pero eso es todo.

...........

No quiero pagar. No quiero pagar el dinero por una cosa tan inútil

…...

Seguí pensando en esas cosas una y otra vez.

"¡Esperen un segundo!"

Oí una voz, que sonaba como si estuviera preguntando por algo.

Cuando miré hacia delante, había un gigante desde hace un tiempo allí de pie
como un salvador.

Ohh, qué coincidencia.

"Ah, hola"

Asintiendo apresuradamente, comenzó a sentirse avergonzado.

"Ha pasado un tiempo, Bruja ojou-san"

"Ha pasado un tiempo, hombre musculoso."

Era el tipo con los músculos geniales que conocí hace unos días. El hombre
musculoso.
Como nunca escuché su nombre cuando lo conocí la última vez, reflexivamente
lo llamé hombre musculoso, pero parecía que empezó a estremecerse cuando
escuchó sobre músculos.

"Fufun, así es. Soy el hombre musculoso."

Hinchó su pecho.

Uwaa, se ve como un tonto.

Con la aparición repentina de este misterioso hombre musculoso, esos dos


estafadores estaban claramente temblando de miedo.

"H-Hey ....... ¿Quién es este tipo?"

"¿Qué? ¿Podría ser su novio?"

"Es incorrecto."

Declaré firmemente.

Un tipo cuyos músculos llegaban hasta su cerebro es algo demasiado.

Él, sin entender el significado detrás de mi comportamiento──O tal vez sin


siquiera oírlo──giró hacia los dos y dijo con algo de volumen.

"¡Por cierto, ustedes dos! Hacer cosas como engañar a la gente para ganar dinero,
aunque Dios lo permita, tengan por seguro que yo no. Prepárense."

Se convirtió en algo que era demasiado para mí en todos los sentidos de la


palabra así que voltee mi rostro.

"...... ¿Por qué te volteas?"

Mis acciones fueron vistas.

"No, no es nada," respondí.

"Por cierto, ¿por qué el hombre musculoso está aquí?"

"Ah, estaba en mi camino a derrotar al dragón legendario como el país de


adelante lo llama. Entonces, vi tu figura mientras estaba compitiendo con el
viento en una competición de carreras──"

"¿Qué hay de Imouto-san?"

"¿Imouto(hermana menor)?
Después de un breve silencio, "Ah, Imouto ...... Imouto, cierto, estaba pensando
en ir a buscarla después de derrotar al dragón legendario. ¡Hahahaha!" Empezó a
reír de una manera visiblemente forzada.

Se olvidó por completo de ella, eh.

Parece que su cabeza estaba llena de músculos.

"......Cómo debo decirlo, ¿este tipo no está relacionado con nuestro negocio?"

"Sí. Seguro... ¿D-Deberíamos deshacernos del forastero?"

Ambos estaban claramente asustados. Bueno, si alguien con músculos abultados


como este de repente apareciera, sería totalmente normal que el cuerpo sintiera
miedo.

"¡Cállense!"

El hombre musculoso declaró rotundamente.

Hii – Los dos emitieron una pequeña voz, e involuntariamente me eché a reír de
la diversión.

"¡Quitarle el dinero a una chica tan encantadora, no es algo bueno para hacer!
¡Ahora voy a poner sus carácteres en forma! ¡Vengan!"

Dicho esto, el hombre musculoso los atrapó por sus nucas y empezó a correr.

"¡Eh, Wha...... eso, no lo quiero! ¡Alto!"

"¡Cualquier cosa menos músculos!"

"¡Les enseñaré la magnificencia del mundo de los músculos! ¡Fuhahahahaha!"

"¡No! ¡Déjame! ¡Déjame ir!"

"¡Uwaaah! ¡Lo siento! ¡Nunca voy a engañar a otra persona!"

"¡Fuhahahahahahahaha! ¡Hahahahahahahaha!"

............

Yo que quedé atrás, continué agitando mi mano hacia sus figuras gritando.

Incluso después de que sus figuras llegaron a ser tan pequeñas como un grano de
arroz, las voces de agonía de esos dos continuaron resonando y resonando a
través de los vastos pastizales.
Y todos vivieron felices por siempre.

¿Qué será de esos dos y del hombre musculoso de ahora en adelante?

Al final, esa es una historia que no tiene relación conmigo.


Capítulo 6 – La felicidad en un frasco
Parte 1

La llanura en calma. El viento soplaba a través de la pradera, la cual parecía que


estuviera teñida de un pálido color verde. Las flores brillaban al recibir la luz del
sol y se balanceaban producto del viento, al igual como si se tratara de la
superficie del agua.

Mirando hacia arriba, una nube tan pequeña que pareciera que pudiera ser tocada
por la mano se encontraba nadando tranquilamente a través del cielo.

Entre tan majestuoso escenario, una Bruja volaba sobre una escoba. Su edad
indicaba que aún era una adolescente. Ella vestía una túnica negra y un tricorne
del mismo color, en su pecho había un broche con forma de estrella. No hay
necesidad de decir quién era ella, ¿verdad?──Así es, era yo.

Mientras me encontraba disfrutando de este agradable escenario, con una vista


que parecía limpiar mi corazón, vi la figura de una persona que se encontraba
sola en medio de aquella pradera. Cuando aquella persona me vio, comenzó a
saludarme

Como no había signos de hostilidad, también lo salude. Con la mayor elegancia


posible.

"¡Heey! ¡Heeey!"

Aquella persona estaba saltando mientras saludaba para hacer notar su


existencia…. Vamos, ¿eso es lo que quería decir?

Ligeramente moví mi escoba y me dirigí hacia él.

"¡Ohhh! ¡Viniste!"

La persona de pie allí era un solo muchacho. Se encontraba sosteniendo un frasco


en una de sus manos.

"Hola."

Me bajé de mi escoba e hice una reverencia.

"Hola. Onee-san, así que eras una Bruja. Eso es Asombroso."

El chico observó el broche en mi pecho y sonrió ampliamente.


"¿Qué estás haciendo aquí?"

"Estoy buscando felicidad."

"¿Qué se supone que significa eso?"

"Que estoy buscando felicidad, así como se escucha" el chico dijo. "A propósito
Onee-san, ¿tiene un poco de tiempo libre?"

¿Acaso me está invitando a salir? No no, es imposible que sea eso.

"Si me estas preguntando si tengo algo de tiempo libre, lo tengo, pero si es que
me estas preguntando si estoy ocupada, lo estoy."

"Entonces, ¡si tienes algo de tiempo libre!"

……..

"A propósito, ¿hay por aquí alguna aldea o ciudad? Si es que no hay algún lugar
en donde me pueda quedar, tendré que dormir en la pradera."

No puedo decir que esa opción mejoraría mi humor.

"Si estás buscando una aldea, está por allá."

Hacia el lugar en que se encontraba apuntando…con seguridad se podría decir


que había algo parecido a una aldea erigida allí.

"Houhou."

"Da la casualidad, que esa es mi aldea."

"¿Con que eres el jefe de la aldea? Un gusto conocerte, me llamo Elaina. Una
Viajera."

"Ah, un gusto conocerte, soy Emil──Eso no es a lo que me refería, esa es la


aldea donde vivo," dijo Emil-san mientras inflaba sus mejillas.

"Lo sé. Solo bromeo."

Le regalé una sonrisa.

El malhumorado Emil-san sostenía el jarro con ambas manos mientras se


quedaba callado.
Mientras dejaba caer mi vista sobre ese jarro, vislumbre algo moviéndose en su
interior, al hacer el esfuerzo con mis ojos para poder ver más de cerca, me di
cuenta que era una niebla blanca. Parecía que había niebla blanca flotando dentro
del jarro como si fuera un ser vivo.

"¿Qué es eso?" pregunté mientras apuntaba al jarro.

Quizás él deseaba que preguntara eso. Emil-san me respondió orgullosamente.

"¡Este es un jarro que reúne felicidad! Cuando las personas o animales


experimentan felicidad, se transforma a través de poderes mágicos y se acumula
en el jarro."

"¿Oh?...."

Con magia, uno puede mover cosas, cambiar su forma a fuego o hielo… y
manipularlo para todo tipo de cosas, así que es posible reproducir la cosa al
frente mío. Puede ser usada para volar con una escoba, alterar el viento, o
transformarse en un ratón, eso es lo que se llama Magia.

¿Coleccionar felicidad cuando es experimentada, eso quiere decir que las


emociones son convertidas en poder mágico, uh?

Es algo ligeramente interesante.

"¿Puedo abrirlo y ver?"

"¡Po-por supuesto que no puedes!"

Mientras extendía mi mano, Emil-san agarró con ambas manos el frasco y


retrocedió.

Decía esto, con sus ojos rebosantes de hostilidad.

"¡Esto es algo que hice para la persona que amo, por lo que no puedes tocarlo
Onee-san!"

"Houhou."

"¿E-estás enojada?"

"No, solo impresionada."

Recordé un libro que había leído hace mucho.


Era un cuento acerca de un marido que por el bienestar de su mujer, quien no
podía dejar la casa debido a una enfermedad, deambuló por el mundo para luego
regresar a su hogar y mostrarle los bellos escenarios que había visto
reproduciéndolos con magia. ¿Cómo es que terminaba la historia? Era una
historia de hace mucho tiempo, por lo que parece que la he olvidado.

"¿Quién es la chica que te gusta?"

"¿Hm? Es una sirvienta llamada Nino que trabaja en mi casa. Su cara siempre
está triste, por lo que quiero llevarle felicidad."

"Eso es por lo que estoy recolectando felicidad en un jarro,"

—Al decir esto, levantó el jarro para mostrarlo.

Su expresión mientras contemplaba el jarro, como si se tratara de un amante, era


la felicidad en sí misma. Al punto de que si sus emociones fueran reproducidas
con magia, sería posible llenar dicho jarro con facilidad.

Después de eso, nos subimos a la escoba en dirección a la aldea. Yo hable un


buen rato acerca de cómo funcionaba la magia, por lo que no tuve oportunidad
de preguntar, pero él era un mago.

Eso me recuerda.

¿Qué diablos hacia Emil-san en el medio de la pradera?

"Estaba probando si es que podía extraer felicidad de las plantas."

"¿Qué tal estuvo?" Le pregunté a Emil-san, quien volaba detrás de mí.

"Es complicado. Logré reproducir algo parecido a lo que serían las emociones de
las plantas, pero por alguna razón, su color se volvía impuro así que lo
abandoné."

"Vaya, vaya."

Bueno, al final eran plantas, huh. Si preguntaras respecto a si las plantas poseen
diferentes emociones, solo podría inclinar mi cabeza en duda. Si por alguna
casualidad, aprendiera que poseen emociones, entonces existe una posibilidad de
que no podría volver a comer una ensalada de ahora en adelante, por lo que
quiero evitar clarificar este hecho lo más que me sea posible.

"Ah, esa es."


Él señaló a la aldea que apareció enfrente de nosotros.

Era una aldea pequeña. Hasta el punto de que si uno caminaba siguiendo las
verjas llenas de fallas que se encontraban alineadas en vez de muros exteriores,
podrías regresar al mismo lugar en menos de una hora.

La cantidad de casas ascendía a varias docenas, casas de apariencia similar se


encontraban repartidas, y como si se buscará llenar los vacíos entre ellas,
pequeños campos y pozos habían sido instalados entre medio.

Bueno, así es como es.

"Es una aldea tranquila."

"¿Cierto?"

Luego de bajarnos de la escoba, atravesamos dos árboles que estaban ahí en lugar
de una puerta y entramos en la aldea.

Adelante en el camino en línea recta, se levantaba una bella mansión que


claramente era más grande si se comparaba con el resto. Aunque haya dicho
grande, era del tamaño de las posadas que hay en otros países.

"¿Esa es la casa del jefe de la aldea?"

Mientras apuntaba hacia la mansión, él asintió.

"Así es, también es mi casa."

"¿Oh?"

Entonces decir que esta aldea es de Emil-san, no era necesariamente equivocado.

"…Esa fue una reacción bastante débil, Onee-san."

"¿Sería mejor si estuviera sorprendida? ¡Wow, increíble! ¡Eres muy rico!"

"Sí…como sea, ya no importa…" Emil-san mientras decía esto parecía volverse


triste, como si una sombra se cerniera sobre él.

"A propósito, ¿Emil-san, cuando le vas a regalar el jarro a ella?"

De inmediato, su cara se iluminó. Él es un chico interesante con saltos extremos


en cuanto a emociones se trata.
"¡Ahora!, se lo entregaré después del almuerzo de hoy. Ah, es verdad, Onee-san
deberías quedarte también a comer. ¡La comida hecha por Nino-chan es
realmente deliciosa!"

"Estoy agradecida, pero ya comí hace poco."

"¡Entonces prueba solo un poco de lo que hará Nino-Chan! Ah, ¿tienes alguna
comida que no te guste? Solicitaré que no se haga."

Parece que tendré que comer de todas formas.

Aunque, no tengo razón para negarme, ¿verdad?

"No hay nada que no me guste, pero realmente comí hace poco, así que solo un
poquito, ¿bueno?"

"¡Déjamelo a mí, yo te daré comida que es absolutamente deliciosa!"

No, tú no eres el que hará la comida, sino Nino-chan, ¿verdad?

Parte 2

Y así, terminé visitando la casa del jefe de la aldea.

Comparada con su apariencia exterior, la cual era bastante grande, el interior era
para nada extraordinario.

En el comedor al cual Emil-san me guío, había muebles de apariencia antigua


ordenados. Al igual que la modesta situación de la aldea, su líder no parecía vivir
en la prosperidad, sino que daba la impresión de no poder manejar un lugar tan
amplio.

"Ahora, sentémonos."

Emil-san alcanzó una silla y me instó a que me sentara en ella.

"Gracias…a propósito, ¿dónde está la sirvienta?"

"¿Quién sabe? Probablemente vendrá pronto."

"¿Y el jefe de la aldea?"

"Vendrá pronto, ¿me imagino?"


"¿A qué se debe esa expresión tan despreocupada?"

Era un tiempo en que Emil-san y yo intercambiábamos tales palabras.

De pronto sentí una presencia detrás de mí──no, para ser más precisa, escuche
sonidos que provenían desde mi espalda.

De todas formas, me di vuelta.

"…Ah."

Había una chica de pie ahí. Justo cuando nuestros ojos se encontraron, sus
hombros se estremecieron, por lo que ella ligeramente asistió con la cabeza,
como si estuviera asustada por algo. Era una actitud bastante inocente.

Juzgando por su atuendo, era una sirvienta. Usaba un “aproon dress” (en otras
palabras, ropa de sirvienta) ligeramente largo para su pequeña figura.

"Oh, hola──¿eres por casualidad una persona de ascendencia oriental?"

Ella poseía un encantador cabello liso de color negro y ojos marrón oscuro. Su
apariencia era similar a la de aquella Aprendiz de Bruja-san que conocí una vez
en otro país, aunque el cabello de esta última era un poco más corto eso sí.

"¿Ehh? U-Umm…"

Preguntar a alguien respecto a su ascendencia era después de todo grosero,


huh── como si estuviera buscando ayuda, su mirada cambió a Emil-san.

"Así es. Mi padre recogió a Nino-Chan de un país oriental."

"Y después él le dio trabajo en esta casa como sirvienta."

La chica llamada Nino-chan asintió ligeramente. "S-Sí…he recibido una gran


cantidad de bondad de parte del jefe de la aldea-sama."

Su respuesta era tan mecánica, que parecía como si lo estuviera leyendo desde un
manuscrito preparado.

"¿Y en donde está ahora ese jefe de la aldea-sama?"

"Ah, emm…Ahora, se encuentra en su oficina, trabajando…" Mientras decía


esto, ella agarraba el dobladillo de su vestido. "¿Umm, le gustaría ordenar algo?"

"Nada en particular," dije, mientras negaba con mi cabeza


En todo caso, parecía que lo iba a conocer en la cena, por lo que no había una
necesidad urgente de conocerlo tampoco.

Luego de que ella terminó de hablar conmigo, bajó su mirada como si tratara de
evitar cualquier tipo de contacto visual conmigo. Parecía que hablar con gente no
era una de sus virtudes.

Sin embargo, el chico enamorado no estaba preocupado en lo absoluto.


Caminaba como si estuviera saltando, Emil-san se apresuró al lado de ella y se
ubicó en su línea de vista.

"Hey hey, Nino-chan, ¿qué hay de almuerzo hoy?"

Su espalda me dio de frente, por lo que no podía ver su expresión, pero


probablemente no era muy diferente a la de una amplia sonrisa.

"Ah, h-hoy…tenemos pescado a la parrilla, como lo ordeno el jefe de aldea-


sama."

"¡Ohh! Hey, si no hay problema, ¿puedes preparar una porción para ella
también?"

Emil-san me apuntó al decir esto y Nino-san rápidamente asintió mientras me


miraba.

"¿Qué tal eso, Onee-san?"

"Eso sería bueno. Muchas gracias pero, no estoy realmente hambrienta así que
solo un bocado será suficiente.

"…S-Sí."

Justo como Emil-san había dicho, la expresión en la cara de Nino-san era


efectivamente sombría. Al juzgar por su expresión, parecía como si nosotros nos
estuviéramos burlando.

"Ah, es verdad. Nino-chan, tengo un regalo para ti luego de la comida."

"Eh, ¿p-para mi…?"

"Sí. Espéralo con ansias."

"N-no…está bien. Si usted le da un regalo a una sirvienta como yo…el jefe de la


aldea-sama se va a enojar…"
Su expresión cambió hasta el punto que fue más allá de lo humilde.

"No hay problema, yo le explicare apropiadamente a padre."

"Pero…"

Cansado de la indecisión de Nino-Chan, Emil-san tomó una acción forzosa.


"Entonces, esta es una orden de mi parte ¿Qué tal así? "

"…"

Sus honestos sentimientos seguramente le han llegado a ella. Nino-san


lentamente asistió diciendo, "Si es una orden…" mientras sonreía ligeramente.

Mirándola a ella, sentí que él también sonrió.

Después de eso, me aburrí bastante.

Emil-san fue a prestarle ayuda a Nino-san y me dejó, a la invitada en el comedor.


Por lo que también me dirigí a la cocina a ayudar, pero él se rehusó con una
sonrisa en el rostro diciendo "¡Onee-san tú solo siéntate, nosotros dos haremos la
comida!"

No había nadie con quien hablar, ni nada que hacer, solo dejar pasar el tiempo,
en otras palabras, era increíblemente poco productivo. No podía mejorar mi
ánimo, quería por lo menos leer un libro, pero no llevaba ninguno conmigo, así
que no podía hacer eso.

Al final, solo me senté en la silla y dejé pasar el tiempo sin hacer algo.

Esperé varios minutos.

"Es inusual tener visitas."

Mientras decía esto, un hombre de contextura gruesa se sentó al lado opuesto de


donde me encontraba. No podría llamarlo viejo ni tampoco joven, su edad
parecía fluctuar en algún lugar entre la mitad de los treinta y cuarenta años,
quizás. Probablemente.

"Hola. ¿Es usted quizás el jefe de la aldea?" pregunté mientras mantenía una
fuerte convicción.

"Efectivamente."

Como lo pensé.
"Soy una amiga de su hijo, Elaina. Una viajera. Es un placer conocerlo."

"Eres bastante educada. Soy el padre de Emil."

Lo sé.

Sin embargo, él apareció en el momento justo. Tengo demasiado tiempo libre


después de todo.

"¿Cuánto tiempo ha estado actuando como jefe de esta aldea?"

"He sido el jefe de la aldea desde que fue construida."

"¿Eso es verdad?"

"Sí."

"Es una aldea encantadora."

"Sí."

"A propósito, ¿hay alguna cosa especial en la aldea?"

"No las hay."

"¿Ninguna?"

"Sí."

"…¿En serio?"

Creo que continúe la inútil conversación con el jefe de la aldea después de todo,
pero honestamente, no recuerdo en absoluto de lo que hablamos.

En resumen, fue en cierta forma una buena conversación.

Luego, después de un rato, Nino-san y Emil-san regresaron trayendo consigo la


comida.

Mientras ellos dos se encontraban preparando la mesa, junto a la débil sensación


de hambre, me sentí inquieta debido a aquello que no podía ser visto.

"…"

Creo que había pedido una pequeña porción de comida, pero…


Parte 3

"¿Eh? ¿Lo has medido correctamente?" Ante mi pregunta, Emil-san


inexpresivamente respondió "Mira, es un pez pequeño y la ensalada tampoco es
mucha."

Bueno, ahora que él lo ha dicho, efectivamente parece ser pequeña. Pero habría
estado bien si hubiera sido la mitad de su porción.

"Um... ¿P-Parece que quizás es mucho…? Si no puedes comerlo todo, está bien
dejarlo…"

"…"

Estaba en silencio. Al lado de Nino-san, Emil-san entrecerraba sus ojos como si


tratará de decir "¡no dejes nada!"

Así que al final.

Me lo comí. Me lo comí todo sin dejar nada.

Era ciertamente una comida deliciosa, pero solo la disfruté al inicio. Terminé
llenando las partes que quedaban vacías de mi estómago. Fue demasiado.

"¡Gracias por la comida! Estuvo delicioso, Nino-chan."

"M-Muchas…gracias," Nino-chan hizo una reverencia con timidez. "Voy a


ordenar la mesa…"

Dicho esto, se levantó y recogió los platos y vasos. Emil-san la asistió como si se
tratara de lo más natural del mundo.

En ese caso, también ayudaré──mientras pensaba esto, me levanté, pero una vez
más fui detenida con una sonrisa mientras decía, "Onee-san, está bien."

Mientras ambos iban en dirección a la cocina, le pregunté al jefe de la aldea


"¿Dónde conoció a Nino-san?"

Luego de verter por su garganta lo que quedaba de agua en el vaso, el jefe de la


aldea, "En el Este, la compre," dijo esto como si fuera lo más natural.

Comprarla, en otras palabras, eso significa: "¿Ella es una esclava?"

"Sí. Es un asunto de algunos años atrás. Era un tiempo en cuando mi esposa dejó
la casa y me encontraba acomplejado por las tareas domésticas."
"…"

Había cosas que quería decir, pero resistí en silencio. Le insté a que continuara.

"En ese tiempo, me encontraba de negocios en un país oriental y la conocí ahí.


Era ligeramente cara, pero podía hacer algo de labores domésticas, y lo que es
más, tenía una cara que parecía augurar que se convertiría en una belleza en el
futuro. Esa es la razón por la que la compré sin dudarlo. Y justo como anticipé,
ella se volvió una buena sirvienta."

El jefe de la aldea río indecentemente.

"¿Está consciente Emil-san sobre esto?"

"Debí haberle contado, pero parece que no le toma mucha importancia a que ella
sea una esclava."

Emil-san había dicho que el jefe de la aldea la había recogido, por lo que existe la
probabilidad de que él no supiera que ella es una esclava.

Incluso si efectivamente Nino-san fue una chica comprada como esclava, siento
que él no es un hipócrita, por lo que él no cambiaría en lo absoluto, incluso
ahora.

Nino-san, quien había regresado silenciosamente desde la cocina mientras


nuestra conversación había parado, confirmó que nuestros vasos se habían
vaciado y se los llevó uno por uno. El hecho que continuamente miraba hacia
abajo mientras los recogía significaba que había escuchado nuestra conversación.

"Nino-chan, ¿dónde deberíamos colocar de nuevo el gran plato?"

"¡Hii…!"

Ella había hecho un sonido muy agudo.

Emil-san, quien de repente salió de la cocina, y Nino-san, chocaron directamente


el uno con el otro, y el vaso que ella sostenía cayó.

Fragmentos de varios tamaños se esparcieron bajo sus pies.

"¡¿Qué estás haciendo?!"

Una voz enojada vino desde el otro lado donde me encontraba. El jefe de la aldea
rápidamente se levantó y agarró el collar de la pasmada Nino-san.
"¡Limpia esto de inmediato! ¡¿No puedes siquiera manejar esto?! ¡¿Cuándo serás
capaz de terminar de forma perfecta algún trabajo?!"

"L-Lo siento, Lo siento, Lo siento, Lo siento, Lo siento…"

"¡Detente Padre! ¡¿Acaso recién no fue mi culpa?! ¡Deja de culpar solo a Nino-
chan!"

"¡Tú cállate!"

Estremeciendo sus hombros, Emil-san bajó su cabeza.

Quizás estaría cansado de gritar, pues la soltó mientras sacudía su mentón


diciendo, "¡Límpialo!" Con lágrimas en sus ojos, Nino-chan asentía una y otra
vez y bajaba su cabeza repetidamente hacia ellos y a mí, "Lo siento, lo siento, lo
siento…" mientras repetía estas palabras como si se tratarán de un
encantamiento.

Honestamente, no podía verlo.

Era extremadamente incómodo. Era desagradable.

Aparté la silla y me agaché al lado de los fragmentos del vaso, y saqué mi bastón.

"Yo arreglaré los fragmentos, no habrá necesidad de limpiar."

La magia para retroceder el tiempo es conveniente para cosas como curar heridas
o reparar cosas. Algo blanco como la niebla rozó gentilmente a los fragmentos,
retrocediendo el tiempo a su forma original.

Le entregué el vaso que volvió a ser el mismo de antes a Nino-san. "Ten cuidado
de no dejarlo caer de ahora en adelante, ¿bien?"

La chica en cuestión tenía una expresión que denotaba que no entendía que es lo
que recién había pasado.

"No, es mi error, te mostré algo vergonzoso y tú reparaste el vaso," metiéndose


en la conversación, el jefe de la aldea dijo esto en un tono calmado.

"Oye, agradécele a ella también."

No, agradecer no es algo que se deba hacer forzadamente.

"…Lo siento."
Además, Nino-san quien fue interrumpida, suavemente había dicho algo
completamente diferente. Eso no es.

"No es lo siento, es gracias, Nino-san," le dije.

En aquel momento, Nino-san levantó su cara, la cual en cualquier momento


parecía a punto de estallar en lágrimas y soltó una voz aguda, "Gracias, muchas
gracias."

Parte 4

"Yo también puedo hacer ese nivel de magia."

Después de que el jefe de la aldea se fuera al cuarto de lectura y Nino-san regresó


de lavar los platos, la cara de Emil-san se volvió hosca.

Aunque hubiera estado bien si él dejara de actuar forzosamente fuerte.

"Oh vaya, lo siento. ¿Fue eso innecesario?"

"No, no pude hacer nada después de todo, gracias Onee-san."

"De nada."

"Pero, incluso yo podría haber hecho eso."

"…"

Probablemente fue embarazoso mostrar una vista tan vergonzosa a la chica


amada.

"No deberías preocuparte por ello," golpee sus hombros con mis manos. "A
propósito, ¿Nino-san se siente mal ahora, cierto? ¿No es esta la mejor
oportunidad para darle el regalo?"

"¡ ! ¿Onee-san, acaso eres algún tipo de genio…?"

"Fufufu, puedes alabarme un poco más."

Emil-san, quien encontró una esperanza, mejoró su ánimo fácilmente. Que chico
tan sencillo, es agradable.
Emil-san, con el jarro detrás de su espalda, esperaba a que Nino-san terminara su
trabajo.

"…"

Nino-san, quien salió de la cocina con una lúgubre cara, se sobresaltó con la
súbita aparición de Emil-san. Fue una reacción similar a la de un pequeño
animal. Seguramente recordaría el momento cuando chocaron.

Emil-san se detuvo a un paso de distancia.

"Nino-chan, yo dije que tenía un regalo para ti luego de la comida, ¿cierto?"

"…S-Sí."

Nino-san respondió dubitativamente.

"Aquí. Este es el regalo."

Emil-san tomó el frasco que escondía y lo llevó enfrente de sus ojos. Sin tener
idea alguna respecto a lo que era, Nino-san miraba a la niebla blanca que se
agitaba en el interior con su rostro intrigado.

"Este es un frasco lleno con felicidad."

Emil-san tocó la tapa.

"Adentro, está lleno de felicidad de distintas personas, las cuales conocí en varios
lugares."

"… ¿Felicidad, de gente?"

Nino-san inclinó su cabeza y Emil-san sonrió.

"No podrás verla con solo una mirada, debes mirar detenidamente."

Con un agradable sonido, la tapa se desprendió.

Desde la boca que había perdido su protección, blanca niebla escapó y alcanzó el
techo. Entonces, mientras iba cubriendo este último como si se tratara de una
nube, comenzó lentamente a llover en pequeñas gotas.

Las gotas similares a cristal reflejaban la luz del sol y brillaban, y crearon una
ilusión. Estos eran los fragmentos de la felicidad de las personas. Los granos de
luz reflejaban la felicidad reunida.
La felicidad proveniente del nacimiento, la felicidad de ver una hermosa escena,
la felicidad de los amantes al caminar juntos, la simple felicidad al descubrir unas
lindas flores, la felicidad que se asemeja al placer de sobreponerse a las
dificultades. La suave felicidad sentida al quedarse dormido mientras se lee un
libro en un día libre, mientras se disfruta de la luz del sol.

"Lo ves, el mundo exterior es un lugar lleno de felicidad."

Emil-san dijo esto mientras sostenía la mano de Nino-san.

"Es por eso que, deja de tener esa cara tan triste. Porque yo te haré feliz."

Nino-san…

Miró a los granos de luz con genuino asombro, y rápidamente comenzó a llorar
silenciosamente. Derramó lágrimas mientras sostenía una mano por sobre su
boca para que no se le escapará la voz.

Emil-san, quien había reído como si estuviera preocupado, la abrazo sin decir
palabra alguna.

Las lágrimas corrían…

Se derramaban y brillaban al igual que aquellos fragmentos de felicidad.

Parte 5

"No habría problema si te quedas un poco más."

Una pareja de árboles alineados en vez de una puerta. Emil-san, quien


expresamente me acompañó a la salida de la aldea, se mostraba abatido como si
se tratará de un cachorro abandonado.

Al lado suyo se encontraba la sirvienta Nino-san. Como su expresión no era la


mejor de todas desde el inicio, no podía ver si es que le entristecía despedirse de
mí.

Negué con mi cabeza.

"Lo siento. Pero, no puedo permanecer por mucho."

Diciendo esto, saqué mi escoba.


"…Ven y quédate de nuevo, ¿bien? En ese momento, yo y Nino-chan te daremos
comida aún más deliciosa, ¿cierto?"

"S-Sí…estaremos esperando."

Nino-san inclinó su cabeza.

"Sí. Volveré──lo haré algún día."

Quizás cuando termine mi viaje.

Ellos agitaban sus manos mientras me alejaba. Emil-san movía sus manos con
emoción. Nino-san tranquilamente movía solo desde el codo en adelante.

"¿…?"

De pronto, mis ojos se encontraron con Nino-san.

Sus ojos eran como una oscuridad profunda. Sin embargo, no era simplemente un
color oscuro, sino que era el tipo de negro que acarreaba la oscuridad.

Como si estuvieran llenos de algún tipo de desesperación. Igual a los de una


persona muerta.

Parecían ser diferentes a aquellos que vi la primera vez en la casa del jefe de la
aldea.

"¿…Qué era?"

Mientras estaba recordando eso, el siguiente pueblo se hizo visible.

Era el final del libro que había leído hace mucho.

La historia acerca del marido que por el bien de su esposa quien no podía dejar la
casa a causa de una enfermedad, viajó por el mundo y regresó a su hogar para
mostrarle a su mujer todos aquellos hermosos escenarios que había visto
reproduciéndolos con magia.

Incluso a pesar de que dejó varios malos recuerdos como resultado, ¿Por qué lo
había olvidado hasta ahora?

La esposa, quien anhelaba profundamente dichos escenarios de ensueño, sin


razón alguna movió su cuerpo cuando originalmente no debía moverse,
provocando que muriera mucho antes de lo presupuestado──esa era la
conclusión del cuento. Al final, "Creer que estás haciendo algo por alguien no
siempre es lo correcto,"- era una historia que insinuaba dicho sermón.

Cuando Nino-san vio el contenido de ese jarrón, me pregunto cómo se sintió.


¿Qué fue lo que decidió?

Quizás…

"…"

No, no puede ser. No hay posibilidad alguna, ¿cierto?

Mirando hacia atrás, el viento soplaba a través de la pradera que en su totalidad


se teñía de un pálido color verde. Las flores brillaban a causa de la luz del sol que
recibían y se balanceaban debido al viento como si se trataran de la superficie del
agua.

Realmente era un escenario hermoso.

Pero nunca lo volveré a visitar.

Después de todo, probablemente solo me terminaría sintiendo triste si es que


alguna vez regresara.
Capítulo 7 – Antes que la contienda comience
Parte 1

Temprano en la mañana, llegué a cierto país. Era un país que vi por casualidad
mientras volaba en mi escoba, por lo que no tenía información respecto a qué
tipo de país era.

Era innecesario para una aldea tan pequeña que ni siquiera poseía puertas, pero
normalmente cuando entras al país que es dueño de la tierra, casi siempre habrá
una inspección realizada por un soldado.

Dicho esto, fuera de casos especiales, ellos solo preguntarán cosas bastante
generales.

"¿Quién eres tú? "

"Elaina."

"¿País de origen?"

"Es conocido como el pacifico país de Robetta."

"¿Razones para entrar?"

"Turismo."

"¿Cuál es la duración de su estadía?"

"Probablemente de unos tres días."

Usualmente, el interrogatorio terminaría aquí, si se tratara de un país que requiere


pagar un peaje, entonces pagarías el dinero al guardia de la puerta, quien se haría
a un lado diciendo "en ese caso, tenga cuidado."

"¿Para el desayuno, eres de la facción del pan? ¿O eres de la facción del arroz?"

Parecía que el interrogatorio seguía en marcha. Y esa fue una pregunta vaga.

"¿…Disculpe?" Fruncí el ceño y pregunté de nuevo.

El guardia de la puerta respondió sin siquiera cambiar un poco su expresión,


"Otra vez, para el desayuno ¿eres de la facción del pan o de la facción del arroz?
Es una información necesaria a la hora de entrar al país, así que responda
honestamente por favor."
¿Habrá competencias de comida ocurriendo en el país?

Pero si es una necesidad, respondamos honestamente. Aunque pienso que se trata


de una pregunta un poco impropia para el procedimiento formal de interrogación.

"No estoy en ninguna facción. Soy una viajera, es por ello que cambio de facción
para adaptarme a la cultura del país."

¡No puedo comer nada más que pan! - Tú no puedes decir eso en un país con una
cultura centrada en el arroz, ¿cierto? Lo mismo para el caso contrario. Por lo
tanto, decidí mantener una postura neutral.

"Ya veo…eso es inusual," el guardia de la puerta agarró su barbilla y dijo.

"Ya veo, entiendo. Entonces, pongamos ambas de ellas como tu decisión.”"

Luego de esto, el guardia de la puerta se movió a un lado y dijo:

"Cuídese, Bruja-sama."

Incliné mi cabeza al guardia y pasé a través de la puerta.

Parte 2

De inmediato entendí la razón detrás de esa pregunta tan extraña.

Parecía que este era un país en donde dos culturas se habían mezclado.

Había un gran canal cerca de la entrada de la puerta, y al centro de este, había


casas de corte oriental alineadas en su lado izquierdo y casas del tipo occidental a
su derecha

Y además, había dos caminos delante de la puerta. El de la derecha, "Distrito


Oriental: Gente de la facción del arroz, ¡por aquí!" y opuesto a este, "Distrito
Occidental: Gente de la facción del pan, ¡por aquí!" estaba escrito.

Por lo visto, el país se encontraba dividido en su interior, en la facción del arroz y


el pan.

"…Hmm."

Titubeé. En verdad no me importa una de ellas en especial.


Pero pensando sobre ello, ¿no sería esta la primera vez caminando hacia un
paisaje urbano de tipo oriental? Siempre ha sido occidental hasta ahora.

Entonces, está decidido.

Doblé hacia la derecha.

El camino estaba compuesto por piedras rectangulares bien ordenadas. Mirando


desde ahí hacia arriba, habían casas de madera ordenadas en una fila. El Palacio
Real era visible más adelante, parecía que se encontraba justo en el centro del
canal, así que me imaginé que se trataba del centro de este país dividido.

El camino que se dirigía hacia el Palacio Real tenía un puente construido a mitad
de este, aproximadamente. El nuevo puente no parecía coincidir con el paisaje
histórico del lugar. Debajo de su arco, uno podía ver el reflejo de pequeños botes
atravesándole.

"¿…?"

Terminé intrigada debido a la extraña apariencia de la persona arriba del puente.

Era un muchacho que estaba desayunando sobre la barandilla. Era obvio que él
era una persona del distrito oriental por el hecho de que estaba vestido con un
kimono, pero sin importar como se mirara, lo que sostenía en su boca era un pan.
Una persona de la facción del arroz estaba comiendo pan.

Junto a él, se encontraba la figura de una mujer que llenaba sus mejillas de
manera atractiva con onigiri. Parecía que ella era de la facción del arroz, a pesar
de estar vistiendo un vestido de una pieza.

Me produjo curiosidad. De alguna forma, era una vista bastante inusual.

"Um, disculpen."

Llamé a los dos.

Intercambiaron miradas entre sí, luego el muchacho me contestó "¿hay algún


problema?" Pan en su mano, pero vistiendo un kimono. Como era de esperar, era
extraño.

Les pregunté luego de rápidamente presentarme, "¿Qué tipo de país es este?"

"Qué tipo de país preguntas…hmm." Luego de cruzar sus brazos, le preguntó a la


mujer a su lado, "¿Oye, que tipo de país es este?"
"No es acaso un país encantador."

"Sí, eso es. Es un país encantador. Sí, Viajera-san, es un país encantador."

Lo que quiero saber no es eso, es más…

"El paisaje es encantador, pero lo eres también."

"Oh para, tú lo eres más."

"Ufufu."

"Ahaha."

Parece que soy un estorbo aquí. Sería mejor que me fuera de inmediato.

Sí, siento que no obtendría ningún tipo de información útil de ellos, no se trata de
que quiera terminar rápidamente o algo por el estilo ¿sabes? No, en serio.

En cualquier caso, rápidamente les agradecí y me fui.

Caminé alrededor de los distritos oriental y occidental, mientras hablaba con las
personas para obtener la información que estaba buscando.

Sin embargo, mientras más caminaba, más extraña me sentía. No me di cuenta en


la mañana debido a que había pocas personas, pero una vez que el número de
estas se incrementó al mediodía, se volvió difícil de diferenciar los dos distritos
ya que las personas se mezclaban libremente entre el este y el oeste usando el
puente.

Lo que era aún más extraño, era que los tenderos cuyos puestos tenían notas
diciendo "No le vendemos a gente de la facción del arroz", y a pesar de esto,
estaban entregando productos a personas vestidas en finos kimonos.

No eran solo los puestos. Parecía que había algún tipo de regulación en efecto, en
todas las tiendas, sin importar si se trataba de almacenes o verdulerías, tenían
letreros diciendo que no se atendía a gente del lado opuesto.

Pero ni una sola persona parecía importarle eso. Era como si los letreros no
tuvieran significado.

Después de que regresé al distrito oriental desde el occidental, pasé bajo el


letrero de un vendedor de dumplings*.

(*NT: tipo de postre consistente en un trozo de masa que a veces envuelve un poco de fruta y se cuece en líquido.)
"Bienvenida. ¿Qué desea para comer?"

Mientras me sentaba en la silla, una señorita vistiendo ropa japonesa se inclinó al


frente mío. De cara al letrero "No le vendemos a gente de la facción pan" que se
encontraba afuera.

"Yo soy de la facción del pan."

Dije esto.

"¿Qué tipo de broma es esa?"

Luego de cubrir su boca con una mano, la señorita comenzó a dejar escapar su
risa. Fue un gesto refinado.

"¿A qué te refieres con broma?"

Mirándome mientras entrecerraba los ojos, ella dijo, "No hay gente que le
importe ese tipo de decoraciones ¿o no?"

En efecto, si uno mira la situación en las calles, puedo decir con seguridad que no
hay gente que le importe los letreros. Pero si ese es el caso, ¿entonces cuál es el
propósito de estos?

"Entonces, ¿qué va a ordenar?"

"Ah, tres mitarashi dango por favor."

"¡Vienen de inmediato!"

Parte 3

Mientras me sentía incomoda, busqué una posada en el distrito occidental.

Aunque en el distrito oriental también había una posada, no era de mi gusto. No


puedo dormir si es que no hay una cama. En otras palabras, las posadas orientales
son perturbadoramente difíciles de manejar, la sensación de estar caminando
descalza sobre pasto no sienta bien conmigo.

Caminé por un rato en el distrito y finalmente entré en la posada que parecía más
barata. "Gente de la facción del arroz no tienen permitido quedarse." Era una
posada con un letrero de ese tipo colgado. Bueno, ignoremos eso.
"Bienvenida."

Cuando entré, al otro lado del mostrador, había un tendero que parecía que estaba
falto de motivación, mientras descansaba su mentón entre las manos.

"Quisiera quedarme por una noche," dije mientras sacaba una moneda de plata.

"Gracias por quedarse. Ahora, llene esta forma."

"Okay."

Ya estoy acostumbrada a esto. Terminé de escribir realmente rápido.

Luego, mientras le devolvía el papel ya completo al tendero, "Si no hay


problema, ¿podría usted contarme sobre este país?" le pregunté.

"…No creo haber visto antes su cara señorita cliente, ¿es quizás una viajera?"

"Sí. Es debido a eso que no puedo evitar estar curiosa acerca de este país."

Ante mi pregunta, el encargado estuvo callado por un momento––

"¿Qué desea oír?"

––y dijo esto. Oh, es fácil hablar con él. De todas formas, solo está haciendo
negocios con una viajera.

"En ese caso, por favor ¿me podría decir la razón de diferentes situaciones entre
este y oeste?"

El tendero me contó las cosas que quería saber.

"Originalmente, este país era dos países que se encontraban lado a lado a lo largo
del canal. El país del este seguía la cultura oriental, y el del lado oeste la
occidental. Cada uno de estos tenía un rey controlándolos. Estos dos reyes se
encontraban en buenos términos, y la interacción entre ellos era a su vez
popular──Bueno, la situación no era muy diferente de cómo es ahora."

"Hmmm, ya veo."

Fácil de entender.

"Un día, los dos reyes comenzaron a discutir, si es que debían transformar los dos
países en uno. No hubo oposición a esto, debido a que tanto el país occidental
como oriental tenía las mismas intenciones. De hecho, se sentía como si esto
hubiera durado demasiado."

"¿Fue el puente conectando los dos distritos construido en ese tiempo?"

El tendero asintió. "Sí, así es. Eso fue algo que los reyes construyeron para
celebrar la fusión."

"Ya veo."

Por eso es que se veía inusualmente nuevo.

"Alrededor de ese tiempo, cada uno de los reyes tuvo un hijo. El rey del este tuvo
una niña, mientras que el rey del oeste tuvo un niño. Al igual que sus padres,
ellos eran muy cercanos entre ellos, y no mucho después se casaron y adelante
del canal──o en otras palabras, en el centro del país, construyeron el palacio real
en donde viven. Incluso ahora, esos dos son el símbolo de este país."

Ese es el tipo de sentimiento que este país ha juzgado por lo que sé.

El tendero siguió hablando mientras ponía la llave de la habitación en el


mostrador. Mientras la tomaba, dije, "Gracias. A propósito, ¿puedo preguntar una
cosa más?"

"¿Qué podría ser?"

Le hablé acerca de la extraña pregunta que me hicieron en la entrada al país,


acerca de los extraños letreros puestos sobre puertas y tiendas, y también acerca
de la pareja en el puente.

"En un comienzo pensé que el país estaba dividido en dos partes, pero mirando la
situación, pareciera como si la gente no le importara en lo absoluto los letreros.
Cruzando el puente, el intercambio entre ellos es fuerte. Pero siendo ese el caso,
¿Cuál es la razón de los letreros?"

El tendero me escuchó en silencio y asentía con la cabeza.

"Esos letreros son preparados para la contienda."

Él dijo esto con facilidad, por lo que dudé de mis oídos.

"¿Una contienda? ¿Para qué demonios es?"


"Parece que esos dos quieren unificar el país bajo la cultura oriental u occidental
──es por eso, en cualquier caso, que la razón detrás de la pregunta del guardia
de la puerta y los letreros sea algo como eso."

Un movimiento para destruir el país que los anteriores reyes unificaron mientras
dejan sus respectivos méritos, ¿así es cómo es?

Pero, ¿Por qué?

"Esos dos no conocen una palabra llamada compromiso."

El tendero río.

Por cierto, después él demando un pago por la información.

Parte 4

Después de esto, me quedé por unos pocos días y luego comencé a prepararme
para partir del país. El país cuya combinación de cultura occidental y oriental era
verdaderamente fascinante, pero si tuviera que decirlo, eso era todo lo que tenía.

No había nada particularmente interesante, esa era el tipo de impresión que me


daba.

Al final, las partes más importantes quedaron sin respuesta, pero bueno… ¿es lo
que es? No es algo por lo que perdería el sueño. Pero si alguien fuera a decirme
como es que los letreros llegaron a existir, sería todo oídos.

Bueno, eso es todo creo──Mientras llegaba a un acuerdo a la fuerza sobre esto,


pasé a través de la puerta.

"Ah, espere un momento por favor, Bruja-sama."

Y me detuve. La lanza sostenida por el guardia de la puerta estaba dispuesta


horizontalmente, bloqueando el camino hacia adelante.

"¿…Hay algún problema?" Puse una cara confundida.

"¿De ser posible, puedo quitar un poco más de su tiempo?"

"… ¿ ? ¿Por qué?"


Dependiendo del tiempo, lugar y circunstancias, uno no estaría tan reacio a
escuchar lo que tuvieran que decir. Si se tratara de alguna cosa trivial, solamente
declinaría y me marcharía del país, pero…

"Su majestad el Rey y la Reina le han convocado."

"…Eh."

Parece que no se trataba de algo trivial.

En el lugar más alejado del canal. Fui guiada hacia el Palacio Real construido
para supervisar las dos culturas.

Luego de caminar adentro del ambiguo castillo, el cual era una mezcla de oriente
y occidente, llegué al salón. El salón se sentía como si un cuarto occidental y uno
oriental hubieran sido cortados a la mitad y pegados entre sí.

Era bastante perturbador…

Al sentir la puerta detrás de mi cerrarse, comencé a avanzar. Dos tronos eran


visibles más adelante.

El hombre y mujer sentados allí se encontraban teniendo una pelea──y parecía


que ni siquiera notaban mi presencia.

"¿Acaso no dije que el método de la contienda debería ser el Shogi? ¡Cualquier


cosa menos eso es imposible!"

"¿¡No tiene la ventaja tu lado en cuanto al Shogi!? ¡Debería ser Ajedrez, cuantas
veces debería decírtelo para que entiendas!"

"¡Cuantas veces tengo que decir que el Ajedrez le entrega la ventaja a tu lado!"

"Gununu…"

"Fununu…"

Ellos emitían una atmósfera tan peligrosa que parecía que en cualquier momento
comenzarían a luchar. Sentados en los tronos, los dos se miraban entre sí.

Para hacer notar mi presencia, tosí una vez. Su propósito no podía ser más claro.
Pero los dos ya me habían notado.

"¿Oh? Eres tú quizás…"


"¿La ya mencionada viajera? Vaya…"

Hice una reverencia. "Se me dijo que los dos tenían asuntos que tratar conmigo,
por lo que fui invitada aquí──dicho esto, ¿qué asuntos podrían tener conmigo?"

"Sí, en realidad──"

El Rey quien abrió su boca para hablar fue callado por la Reina.

"Yo misma se lo diré a la Bruja-sama."

"¿Qué? Desde aquí, yo lo haré…"

"No. Yo lo haré dije."

Cualquiera de los dos está bien, así que apúrense y empiecen a hablar ¿Sí?
Vamos.

Al final, luego de que discutieran una y otra vez, se decidió que el Rey sería el
representante encargado de decirme todo.

"Verás, actualmente este país está teniendo una guerra──debido a que yo y esta
mujer estamos en malos términos, como puedes ver. Sin embargo, antes de tener
el combate, no hemos decidido su método. Por lo que hemos escuchado, tú no
perteneces a ninguna facción y tienes una posición neutral, ¿cierto? Es por eso
que deseamos que tú decidas su destino."

"… ¿No podrían decidir el método?" No, antes de eso, "¿Por qué decidieron tener
una contienda en primer lugar?"

Mientras decía esto, el Rey alzó su voz.

"Esto se debe a que esta mujer insultó a la gente del lado occidental al decir 'La
gente que no come arroz en el desayuno no son siquiera humanos'."

La Reina de inmediato objetó las palabras del Rey. "No, tú fuiste quien dijo
'Aquellos que no comen pan en el desayuno no son más que animales'."

"Okay, es suficiente. Quédense callados los dos por un momento."

"…" "…"

Es irritante así que estén en silencio.

Luego, mientras comencé a comprender la situación, me dirigí primero al Rey.


"Su Alteza, lo primero que captó mi atención cuando entré a este país fueron los
letreros. Eran cosas extrañas que dividían las cosas en facción de arroz y facción
de pan, ¿Pero que tipo de significado tienen?"

"Fue para ver más fácilmente que lado era más grande." "Fueron establecidos
para entender con nuestros propios ojos cuál de ellos era más prominente."

Por qué la Reina respondió a su vez me pregunto…

Bueno, está bien. Es molesto así que no me meteré en ello.

"Entonces ¿cuál fue el resultado?"

A mi pregunta,

"Las personas del oeste son más en número." El Rey respondió.

"El este tiene más personas influyentes." La Reina añadió.

"Por eso dije que es bueno tener la regla de la mayoría."

"No. Como yo dije, tenemos que decidir el combate desde la inversión."

"Al final, parece que no lo entiendes en lo absoluto."

"Lo mismo va para ti."

"…"

"…"

Los dos comenzaron a mirarse nuevamente.

Y entonces, de pronto pensé. ¿Cuál era el tema de conversación al inicio cuando


entre en el salón me pregunto? Recuerdo que estaban gritando sobre Ajedrez y
Shogi.

Estaban peleando sobre la regla de la mayoría e inversión, ¿Cómo es que


surgieron aquí juegos de mesa?

Sin hacer esa pregunta, ellos comenzaron a hablar entre ellos.

"No puede ser decidido después de todo, huh. Entonces como decidir, entonces
como decidir, entonces como decidir, entonces como decidir, entonces como
decidir, entonces como decidir, entonces como decidir, entonces como decidir,
entonces como decidir, entonces como decidir, entonces como decidir, entonces
como decidir, creo que quiero decidir a través de Ajedrez, pero…" "No, Shogi."

"…"

"Que tipo más cabeza dura. Shogi sería más ventajoso para ti." "Que persona más
tonta. Si es Ajedrez, tú siempre te luces."

"…"

De alguna manera, tengo el presentimiento de que puedo ver en su totalidad el


fondo del asunto.

Para asegurarme de esto, le pregunté a los dos.

"A propósito, ¿Cuándo es que comenzó esta disputa?"

Los dos me miraron al mismo tiempo, y al unísono dijeron.

"Hace dos años."

Eso.

"Ah. Ya veo."

Entonces ya es imposible así que por favor dense por vencidos.

Habiendo dicho esto, dejé el Palacio Real. Sin detenerme, los dos continuaron
haciendo alboroto.

Parte 5

También entendí por qué la gente se cansó de los letreros y los ignoraban.

Después de que comenzarán la contienda acerca de bajo cual cultura deberían


unificar el país, dos años ya habían pasado. Mientras que la conversación no
avanzaba, solo el tiempo continuaba fluyendo, y quizás no había una sola
persona que recordará que los letreros fueron puestos para la contienda.

A este punto, eran solo decoraciones.

Pero mirando desde el otro lado, también podía ser dicho que la influencia del
Rey se había vuelto insignificante hasta ese punto. Debido a que en este país, no
había una sola persona que escuchará con seriedad a lo que el Rey tuviera que
decir.

"Ahh, Bruja-sama. ¿Qué tal estuvo el país?"

El guardia de la puerta me dio la bienvenida mientras regresaba todo el camino


desde el Palacio Real hasta la puerta. Pasé al lado de él sin detenerme, y miré
atrás mientras daba un paso hacia el mundo exterior.

Entonces hable mientras vislumbraba al extraño país con culturas mezcladas.

"Es un país pacífico y agradable."

Dicho esto, no sé lo que podría pasarle en el futuro.

Quizás esos dos se den cuenta del tiempo gastado sin sentido hasta ahora y se
enfocarán en el país.

Quizás a este ritmo, el país será lentamente arrastrado en la dirección incorrecta.


O quizás, continuará de esta manera.

De todas formas, eso es algo que nadie sabe.

"¿Cierto? Efectivamente es un país agradable."

El guardia de la puerta asistió con satisfacción.


Capítulo 8 – Durante el viaje: La historia de dos
hombres compitiendo por una mujer
Parte 1

Era el bosque posterior a la lluvia donde las flores brillaban a causa de la luz que
se derramaba desde los árboles. La hermosa chica montaba su escoba y volaba a
través de un camino recto que se extendía desde ahí hasta el horizonte.

Un broche con forma de estrella en su pecho. Una mano sobre su sombrero de


tres puntas para evitar que el viento se lo llevara. Una túnica negra envolvía su
cuerpo. Sin importar como lo vieras, ella era una Bruja. ¿Quién es ella?

Así es, soy yo.

Luego de dejar el país que estaba dividido en las culturas de este y oeste hace
algunos días atrás, me dirigí hacia el país más cercano, y monté mi escoba. Era
solo un país ordinario sin nada extraño en él, o eso es lo que había oído. La
contextura de sus ciudadanos estaba inclinada hacia los amantes de músculos,
pero aparte de eso eran bastante normales. Solo que parte de eso es normal me
pregunto.

Bueno, si fuera ese cabeza de músculo que conocí una vez, él gustosamente se
asentaría en este país——pero en cuanto a mí, solamente me quedaría por un día
antes de partir.

En estas cosas pensaba mientras veía el paisaje pasar.

En otras palabras, no tenía nada más que hacer por el momento. Es por eso que
hasta el más débil cotilleo proveniente del silencioso bosque estaba claramente
alcanzando mis oídos.

"Entonces, confirmemos las reglas una vez más. Daremos una vuelta en el
camino del bosque allá adelante, y quien regrese primero se volverá su amante.
¿Me sigues hasta ahora?"
"S-sí. No hay problema hasta ahora, sí."

"…No hay nada injusto."

"P-Por supuesto. Es imposible que fuera a hacer algo como eso."

"…Me pregunto acerca de eso."

Estas eran las voces de un hombre alegre y uno sensible. Parecía que estuvieran
teniendo una competencia. Tal como lo pensaba, ahora vino la voz de una chica.

"¿Eh? En otras palabras, ¿tengo que esperar aquí completamente sola? Eeeh, ¡no
quiero!"

Su romántica voz se escuchaba muy claramente, por lo que me sorprendí.

Entonces mientras desplazaba mi consciencia desde mi mente hacia afuera, me


sorprendí nuevamente. Nuestros ojos se encontraron. Los mios y los de ella.

Era una chica con una apariencia aparentemente agradable y cabello negro, "Ah,
qué suerte." Murmuró.

…Seguro.

Parte 2

Ya que nuestros ojos se habían encontrado, pasar de largo así como así hubiera
sido incómodo, por lo que baje mi velocidad.

Desgraciadamente, ese fue claramente un mal cálculo.

Debido a que la chica de cabello negro se acercó a mí con prisa, me arrastró


desde la escoba.
"¡Kyaa, que linda! Ah, ese broche, ¿es algo que solo las brujas llevan, cierto?
¡Increíble! ¡Eso significa Onee-san, tú eres una Bruja!"

"Ah, sí…"

"¡Increíble! ¡Eres tan linda y una Bruja, es tan increíble!"

"Uh, gracias…"

"¿Quizás planeas mostrar algo de magia? Espera, ¡Recién tú estabas volando,


cierto! ¡Increíble!"

"Bueno, sí…"

"A propósito, ¿tienes algo de tiempo ahora?"

"No, Bueno…"

"¡Ustedes dos! ¡Estaré esperando con esta Onee-san aquí!"

"Umm…"

Hey, escúchame un momento.

Al final, mientras era llamada cosas como "Linda" e "Increíble" iba siendo
lentamente arrastrada y llevada ante los dos hombres.

Los dos me miraron y luego hablaron.

"¿Junto con Bruja-sama dices? En ese caso, no necesitas preocuparte acerca de


ser atacada por un oso o algo por el estilo. Muy bien," el hombre atractivo dijo
esto con una voz refrescante.

"S-Sí, es un alivio, uff," dijo el hombre rollizo con respiración dificultosa.


Le susurré a la chica al lado mío.

"Espera, ¿Qué clase de situación es esta?"

"¿A qué te refieres?"

Luego de poner una cara perpleja, "Lo siento, aún no lo he explicado, huh. Verás,
esos dos se están peleando por mí." Explicó.

No, hasta ahí entiendo. Debido a que los escuché mientras volaba.

Lo que quería preguntar no era algo tan trivial.

"¿Esos dos están peleando por ti?"

Dije esto con una voz extremadamente suave, para que así no pudieran oírme
ellos.

"Sí, ¿y?"

Ella respondió como si quisiera decir '¿acaso eso no es natural?'

Mientras tenía complejas e indescriptibles emociones en mi corazón, una vez


más miré a los dos chicos.

Los dientes del hombre animado brillaron mientras sonreía. Tan radiante.

Y el hombre rollizo de pie al lado de este hombre pulcro, se limpió el sudor.


Apestoso. Él era un hombre sucio.

Aún a pesar de que existía una brecha sin esperanzas entre sus apariencias, ¿los
está haciendo pelear ella? ¿Qué es esta estupidez? Realmente no entiendo esa
línea de pensamiento.

Pero, ¿quizás el hombre rollizo está escondiendo al tipo de habilidad especial? O


quizás, ¿el carácter del hombre elocuente es extremadamente malo?

Desgraciadamente, mi interés creció un poco.

"Ya veo, entiendo. Entonces, tomaré la tarea de protegerla."

Al final, seguí la corriente.

"¡Okay, listos, fuera!"

A mi señal, los dos partieron en la carrera al mismo tiempo.

"¡Uoooooooh! ¡Su corazón es mío!" El hombre pulcro comenzó a correr con


pasión.

"U-ugh…Haah, haah." El hombre sucio se cansó en el momento que comenzó a


correr.

¿Eh? Esto es extraño. Hubiera esperado que el hombre sucio mostrará algún
increíble poder físico y lo adelantara, pero…

Luego de que sus figuras ya no fueran visibles, le hice a ella una pregunta.

"¿Por qué los estás haciendo competir?"

Ella quien estaba felizmente bebiendo el agua, murmuró "¿hmm?" y apuntó a la


botella de agua.

"Esta agua, ¿Quién crees que la trajo?"

"¿No la trajiste tú?"

Ella negó con la cabeza.

"Verás, esta fue traída por el gordo. Su apariencia externa puede parecer
descuidada, pero aun así es muy atento en relación a los pequeños detalles, ese
tipo."
"Por 'gordo'…"

Lo más probable es que era el hombre sucio.

Es un sobrenombre bastante directo. No, concuerdo con él, totalmente, pero.

"Ah, a propósito, hay una parte para ti también."

"… ¿Cómo es que hay para mí?"

Quedé perpleja.

Después de todo, pasé por aquí al azar.

"Hace algún tiempo, antes que la competencia comenzara, le dije en secreto.


Parece que trajo una de sobra. Así que, toma."

Ella empujó la botella hacia mí. No es que estuviera particularmente sedienta,


pero, bueno, aceptémosla.

El agua al interior de la botella reflejaba la luz del sol y brilló.

Pero lo entiendo. Él parece efectivamente atento. Pensar que incluso preparó mi


parte.

"En otras palabras, estás diciendo que te enamoraste tanto del interior del gordo y
la apariencia exterior del hombre animado. Que lujosos problemas."

No es que esté celosa.

En ese momento, ella mostró una sonrisa seca.

"No es como que me gustara particularmente el Gordo ¿sabes?"

Y dijo esas palabras.

…¿Hmm?
"¿Qué significa eso?"

Estaba segura que ella los hacia competir debido a que no podía decidirse por
uno de los dos.

Mientras ella bebía toda el agua de la botella y hacia una expresión eufórica con
un "Puhaa."

"Tenía un poco de tiempo libre así que solo jugué con el gordo."

Ella dijo.

"…"

"Pero, es inútil, ese gordo. No hay manera que esta cantidad de agua pueda saciar
mi sed." Ella tiró hacia el bosque la botella vacía.

Luego de hablar en monólogo acerca de lo sucio que era y cosas similares, decir
algo como esto es totalmente lo opuesto a hacer así que no me gusta mucho, sin
embargo, en ese momento, pensé desde el fondo de mi corazón, deseé.

Dios, haz caer el juicio sobre esta mujer.

Parte 3

Oh vaya.

El juicio, vino.

Sucedió unos minutos después de que ella lanzará la botella lejos. De la nada,
justo después de que pensaba que ella había dado un gran bostezo, cayó de
espaldas en esa posición.

Con un bang.
Por suerte, los matorrales actuaron como buenos cojines por lo que su cabeza no
recibió el golpe.

Dejemos el hecho de que golpee mis labios por dentro en secreto.

Debido a que ella cayó sin sentido de la nada, entré en pánico pensando si acaso
ella estaba muerta, sin embargo ese no era el caso, mientras me acercaba
apresuradamente hacia ella, sus ronquidos llegaron a mis oídos.

Y así, ahora me encontraba descansando bajo la sombra de un árbol con su


cabeza en mi regazo.

"Uehehehe…Músculos, tantos músculos…"

Ella no solamente era una persona con una mala ideología sino que su forma de
hablar dormida también era mala. Solo músculos, ¿qué tipo de escena nacida en
el infierno es esa?

Diez extraños minutos habían transcurrido mientras miraba su cara manchada


con baba y la escuchaba hablar dormida. La sombra de una persona parecía
aproximarse desde muy lejos.

¿Quién podría ser? No, no hay necesidad siquiera de pensar sobre ello, él que ha
regresado era——

"…Eh."

Miré a la silueta que corría mientras parpadeaba. Sin embargo, sin importar la
cantidad de veces que lo confirmara, el que se acercaba era él.

El hombre sucio.

Gordo-san.

…¿Por qué?
Fuaah, haaah, él que finalmente había llegado luego de una larga batalla cubierto
en sudor tenía una cara rebosante con un sentido de logro.

"H-Haah…, lo hice, y-yo gané, ha hah…"

Sí, yo tontamente había simpatizado con él hace un tiempo. Su expresión


mientras miraba alrededor, confirmando que el tipo virtuoso no había regresado,
no era nada más que desagradable.

Físicamente imposible. Esas palabras viajaron dentro de mi cabeza. Sí,


físicamente imposible.

Pero, ¿dónde estaba el tipo que había sido adelantado ahora por este hombre
sucio?

La respuesta a esto, la descubrí al seguir el sudor del hombre sucio con mis ojos.
Vi la figura corriendo hacia acá con una increíble velocidad.

Era el hombre pulcro.

Viendo como ampliamente sonreía el hombre sucio, el hombre pulcro explotó en


lágrimas. El caballero corría mientras lloraba. Hubiera sido una buena imagen si
hubiera estado solo o una hermosa chica lo estuviera esperando en su destino, sin
embargo el tipo gordo iba delante de él, por lo que ese escenario seriamente llevó
el surrealismo a los extremos.

Y la línea de meta.

Seguida por lamentaciones.

"M-Maldición… ¡¿Por qué, por qué?! ¡¿Por qué me quede dormido mientras
estaba corriendo?!"

¿Dices que te quedaste dormido?

¿Eres un idiota?
El cuento acerca de una tonta tortuga y un conejo rápido teniendo una
competencia pasó por mi mente. Si no estoy equivocada, la conclusión de la
historia era, 'el descuidado conejo terminó durmiéndose, y la tortuga que
continuó andando de forma constante consiguió la victoria, dejando
desagradables emociones como ¡Uwaah, esa tortuga es sospechosa!'

Quizás, ¿es lo mismo para él?

"¿Fue un descuido?"

Acto seguido, el hombre pulcro se limpió el sudor y las lágrimas.

"No…en el camino. Me sentí somnoliento y cuando volví en mí, había estado


durmiendo ahí."

Él dejo caer sus hombros.

…Hmm. Podría ser, pensé.

Siguiendo la misma línea de pensamiento mía, el hombre pulcro apuntó


severamente al hombre sucio y levantó su voz.

"Tú, tú mezclaste drogas para dormir en esa agua ¡¿cierto?!"

Eso es, eso es.

En efecto, la otra persona que había bebido el agua que trajo él ahora estaba
soltando sonidos dormida en mi regazo.

El hombre sucio exageradamente encogió sus hombros como si tratara al hombre


pulcro con desdén.

"Fu, Fuhe… ¿Tienes algún tipo de evidencia?" Por alguna razón, el hecho que
solo la segunda parte fuera dicha excesivamente fluida era increíblemente
irritante
Pero parece que él se trajo la calamidad sobre sí mismo.

Con el fin de no despertar a la chica que dormía en mi regazo, lentamente moví


su cabeza de mis rodillas y me levanté.

"Si es una prueba lo que quieres, aquí la——"

Volví a mis cabales a mitad de decirlo.

En lo que estaba confiando era ya una botella vacía…Naturalmente, ya no había


una prueba ahí.

Hablando de ello, su contenido me hizo sentir mal, así que la descarte.

Que gran error.

Viendo una apariencia tan miserable, el ánimo del hombre sucio mejoró más y
más. "¡Lo ven! ¡No hay evidencia en ningún lado! Lo hice, ¡ella se ha vuelto
mía! Hihihi."

"…Kh."

"…Kh."

Desgraciadamente, no había suficiente evidencia de que había hecho trampa——


Ah, eso está mal. ¿Acaso no hay una más?

Soltando la botella, levanté a la chica dormida.

"Por favor espera. Esta es la evidencia."

"Fuhi… ¿Si lo piensas de forma normal, acaso no simplemente le dio sueño y se


recostó?"

"No, ella se quedó dormida debido a que bebió el agua que tú le diste."
"¿Dónde está la prueba? ¿Me pregunto si acaso hay prueba de eso? Hey, ¿la
hay?"

"…"

¡Que irritante!

Ella que había jugado con el hombre sucio tenía bastante culpa por sí misma,
pero este tipo iba más allá y era genuinamente una mala persona. Mejor,
¿debería mandarlo a volar con magia?

…Ah, eso sería mejor.

Quizás mi compostura estaba fallando, sin embargo el hombre sucio quien había
buscado una pelea conmigo era irritante sin fin alguno.

Resentimiento.

Sacando mi bastón——

"¡Esperen un minuto!"

La voz que fue escuchada provino desde arriba.

Era una voz que podría o no haber escuchado antes.

Mirando hacia arriba, había cierto gigante de hace algún tiempo de pie ahí. A sus
lados estaban de pie dos hombres que solo podían ser diferenciados por el color
de sus ropas.

Ohh, que cosas.

Sólo esta vez, pensé si era un salvador él que había aparecido.


Parte 4

"Hola."

Mientras inclinaba mi cabeza ante los tres que descendían, él aflojó los músculos
de su cara…en otras palabras, él rio es lo que quería decir. "Ha pasado un
tiempo, Bruja Ojousan."

"Ha pasado un tiempo. Hombre Musculoso."

Era el hombre con lindos músculos que había conocido hace algunos días. El
Hombre Musculoso. No conozco su nombre real. Aunque creo que no me
importa en verdad. Él es un tipo extraño que se emociona ante la palabra
“músculos”, es por eso que, "Fufun, Así es. Efectivamente soy un hombre
musculoso," respondió mientras inflaba el pecho. Después de todo, el hecho de
que tiene músculos hasta en el cerebro nunca cambiará.

"Ustedes dos también, ha pasado un tiempo."

También hice una reverencia a las dos personas de pie a sus lados.

"Ha pasado un tiempo, huh."

"Sí, efectivamente lo ha hecho."

De alguna forma sentí que sus músculos habían crecido. Ellos eran dos malas
personas que habían tratado de engañarme, pero viéndolos actualmente con
músculos tan abultados. Por alguna razón me sentí mal por ellos.

"Hermano mayor, tú piel se ha vuelvo un tanto bronceada ¿cierto?"

"Yo podría decir lo mismo sobre ti."

"Hahaha."

"Hahaha."
Corrección.

Al parecer están llevando un estilo de vida completamente musculoso.

Ignorando a los dos que se habían vuelto locos debido a una conversación tan
trivial, secretamente le explique todo el asunto en detalle al hombre musculoso.

*mascullo mascullo*

El Hombre Musculoso se enfureció

"¿Oh? Me pregunto qué gordo podrido fue ese. ¿Huh?"

"¡T-Te equivocas! ¡No hice nada malo! ¡Honestamente triunfé debido a mi


habilidad!"

"¡No mientas!" el Hombre Musculoso lo agarró por el cuello.

Hii, el hombre sucio generó un quejido similar a un grito agudo.

"¡N-No es una mentira!"

"¡En ese caso, déjame examinarte para descubrirlo!"

"¡D-Deténganse! ¡Malvados! Ustedes se ríen en sus corazones, pensando que no


es posible que alguien tan feo como yo pueda obtener a esa chica, ¿verdad?
¡Pero, trabajé duro y gané! ¡Ese es un hecho, acéptenlo!"

Él decía esto mientras esparcía saliva. Pasé por alto el hecho de que la expresión
del hombre musculoso parecía un tanto irritada.

A este ritmo, el desleal hombre sucio podría ser sujeto a un linchamiento público.

Bueno, no es que me importe mucho.

"…Hm."
Mientras miraba sin expresión al hombre sucio mientras era arrastrado por el
Hombre Musculoso, una voz resonó detrás de mí.

Quizás se debía al alboroto que el Hombre Sucio estaba haciendo, o quizás


debido a que ya había dormido suficiente, pero al momento perfecto, ella
despertó.

"…Que ruidoso."

Mientras arreglaba su ligeramente desordenado cabello negro, ella se levantó


lánguidamente.

Y, luego de mirar a su alrededor, habló.

"Ah, ¿se decidió al ganador?"

Mantuve mi silencio por un rato, pero viendo que nadie decía una palabra, le
informé sobre el resultado.

"Ah, sí. El Gordo terminó ganando."

No hubo reacción por su parte.

Entonces, luego de mirar hacia el cielo, "Pero yo no quiero salir con el Gordo."
Sentenció simplemente.

Simple, pero cruel.

Debido a tales palabras que congelaron la atmósfera, el hombre sucio se quedó


inmóvil como un pez muerto, el Hombre Pulcro se volvió nervioso, los dos
hermanos continuaron con su feliz conversación acerca de músculos sin cambio
alguno, sin embargo, había solo un hombre que dirigió palabras hacia ella.

Era el Hombre Musculoso.

"Tú, ¿qué estás haciendo en un lugar así?"


…¿Hmm?

"O-Onii-chan. ¿Qué estás haciendo aquí?"

…¿Onii-chan?

"¿No fuiste secuestrada por los hombres musculosos?"

"Aah, esos eran los novios con los que salía en aquel tiempo."

Eso es en plural, ¿Qué ocurre con eso?

"Ya veo, ¿entonces, que está ocurriendo ahora?"

"Estaba buscando un nuevo novio."

"¿Encontraste uno?"

"Ninguno bueno. Eran solo tipos con escasos músculos."

Dijo esto, mirando al hombre pulcro.

Puse mi mano sobre el hombro del hombre pulcro quien se estaba poniendo más
pálido con el pasar de los minutos. Él comenzó a llorar de nuevo.

"Um, podría tratarse esta de la hermana en cuestión…"

Pregunté para asegurarme. El hombre musculoso asistió.

"Sí, esta es."

"…"

Qué demonios.
Parte 5

Y así, mientras el hombre musculoso había encontrado a su hermana, los tres


regresaron a su pueblo, pasando el tiempo en felicidad. Y vivieron felices para
siempre.

¿Eh? ¿Quieres saber quién es la tercera persona? Por supuesto, era el hombre
pulcro.

"¡P-Por favor espera! Trataré con mi mayor esfuerzo para ser reconocido por
Onii-san, es por eso, ¿podrías llevarme contigo?"

Esa galante figura suya que avanzaba mientras se limpiaba las lágrimas mientras
decía eso era realmente refrescante. Todo lo que hizo valía la pena imaginarlo de
una forma u otra.

Luego de intercambiar miradas, los hermanos musculosos,

"Fumu, ¿acaso quieres que entrene tus músculos? Lo entiendo."

Diciendo esto, el hombre musculoso asistió como si estuviera dando su


consentimiento, luego, mientras me preguntaba que reacción la hermana daría,
ella simplemente bostezó como si todo estaba bien.

¿Me pregunto qué parte de ella acaso será buena?

Bueno, dicen que el amor es ciego, así que quizás algún día despertará de ello y
su corazón se calmará. Dicho esto, para cuando ocurra eso, quizás ya estará
cubierto de músculos.

Mientras movía mi mano hacia los tres que partieron, escuché un extraño gemido
detrás de mí. Ah, me había olvidado de esta persona.

Mirando hacia atrás, el hombre sucio se encontraba tirado en el piso de una mala
manera.
No siento ganas de consolarlo, así que vayámonos sin hacer sonido alguno.

"Hey, hermano mayor, ¿Qué estará pensando ese cerdo?"

"Probablemente esté pensando que me faltan músculos——Ah, espera un


minuto. El musculoso nii-san se ha ido."

"Es verdad. El musculoso nii-san se ha ido."

"¿Podría ser que nos dejó atrás y se fue a algún lado?"

"Eso es malo."

"Sí."

Los hermanos ilusionistas que tuvieron que ponerle fin a su conversación sobre
músculos al fin parecían entender la situación que los rodeaba.

Es por eso que por amabilidad decidí darles una explicación.

Bla bla bla bla bla.

"¡Qué! ¿Eso significa que el musculoso nii-san ya terminó su viaje?"

"¿Qué cosa? Esta es una situación muy seria, ¿cierto?"

"Bueno, fue algo parecido. Él cumplió su meta final de la forma más extraña
posible."

Seguramente, luego de regresar a su pueblo, esos tres vivirán una vida cubierta
de músculos.

Pero, ¿no es eso algo completamente bueno?

"Ahora que se han liberado del hombre musculoso, ¿no deberían regresar a ser
ilusionistas nuevamente?"
Ante mi sugerencia, los dos pusieron expresiones bastante complicadas.

"¿Ilusionistas?"

"¿Ilusionistas?"

¿Podría ser?

"No, cuando nos conocimos ustedes eran ilusionistas. ¿Acaso olvidaron que
engañaban a la gente y hacían dinero de ello?"

"…Ah." "…Ah."

"Es verdad…efectivamente éramos ilusionistas…"

"Kh…Debimos a que pasamos una vida cubierta de músculos, lo habíamos


olvidado…"

Los músculos son geniales.

Bueno, ellos siguieron la corriente.

Recordando sus roles originales, los tres comenzaron a presentarse como un


grupo ilusionista, o eso escuché. Y vivieron felices para siempre.

Sí. Como podrías imaginar, el tercero era el hombre sucio.

"Hey, tú, ¿Por qué no vienes con nosotros?"

"Es verdad. Encajarías bien con nosotros. Estoy seguro que serías un gran
ilusionista."

Los dos con sus manos sobre los hombros del agachado hombre sucio, se lo
propusieron bastante fácilmente.
Hablando del hombre sucio en cuestión. Él estaba simplemente murmurando
cosas incomprensibles con su cara cubierta de moco. Que desagradable. Sin
embargo, parecía que ellos le entendieron.

"Está bien. Está bien——No te preocupes. No tienes que preocuparte de nada.


Nosotros te enseñaremos todo apropiadamente."

"Tienes un talento en ti, eso es lo que pensé desde el momento en que te vi. Es
por eso que, ven con nosotros."

Al poco tiempo, el hombre sucio asintió.

Y así como así, su grupo ilusionista comenzó su viaje. Comenzaron su actividad


con el nombre "Nosotros y el Barril", su habilidad solucionó el problema acerca
de combinar sus nombres, y al poco tiempo, se volvieron un circo que recorrió el
mundo…o quizás no lo hicieron. Si acaso es verdad o no, no lo sé.

Eso, después de todo, es una historia que no tiene relación conmigo.


Capítulo 9 – La Aprendiz de Bruja Elaina

Parte 1

Pienso que la razón detrás del inicio de esta historia fue seguramente debido a
esta conversación.

"Felicitaciones por pasar el Examen de Magia, Elaina."

"¿No es asombroso que te convirtieras en la Aprendiz de Bruja más joven? Eres


nuestro orgullo."

Yo, quien había regresado con un ramillete de campanillas pegado a mi pecho,


estaba siendo felicitada por dos de ellos sin reserva alguna. Sin embargo, aún
recuerdo lo complicada que mi condición mental se encontraba en ese entonces.

Si no me equivoco, dije una cosa así luego de suspirar:

"Pero, no siento una gran sensación de logro."

No era debido a que estaba escondiendo mi vergüenza, sino más bien a como
realmente me sentía. No tenía el sentimiento de que había ganado, o quizás
simplemente no sentí nada en lo absoluto.

En otras palabras, no estaba particularmente encantada.

"¿Hm? ¿Pasó algo?"

Ante la pregunta de mi padre, respondí de esta manera:

"Todos alrededor mío eran demasiado débiles por lo que fue una decepción. A
este paso, no faltará mucho tiempo para que me convierta en Bruja."

"…Oh."

"Oh vaya…"
Los dos tenían expresiones difíciles en sus caras.

Quizás se debía a esta conversación, o quizás la situación se debió al optimismo


y la lengua afilada que tenía en ese entonces.

Debido a ello, obtuve bastantes recuerdos poco placenteros.

Hoy sin embargo, no es nada más que una historia nostálgica.

Parte 2

Era alrededor de cuatros años atrás desde hoy.

En ese tiempo, no tenía un tricorne negro ni una túnica como hoy en día, en
cambio vestía una blusa blanca y una falda negra——esta es una historia sobre la
yo de catorce años.

La yo de ese entonces había pasado el Examen de Magia al primer intento, e


inmediatamente decidió postular como aprendiz bajo una Bruja-sama.

Sin embargo, debido a varias razones, no hice esa solicitud con las Brujas que
vivían en el pacífico país de Robetta, el cual era mi lugar de nacimiento——o
para ser más exactos, hubiera sido inútil aún si lo hubiera hecho.

Por lo tanto, había decidido usar métodos turbios…No, más que turbios, debería
decir que escuché simplemente un chisme.

Era el siguiente:

"Existe una misteriosa mujer llamada la Bruja del Polvo Estelar que vive en un
bosque cercano a Robetta."
En el momento que lo escuché, inmediatamente me subí a mi escoba y fui hasta
allá. Si no es una Bruja de Robetta, posiblemente podría aceptar convertirse en
mi maestra, es lo que había pensado.

De acuerdo al rumor, la Bruja del Polvo Estelar parecía ser una vagabunda que se
había asentado en una casa de árbol desierta, localizada al interior del bosque.

Estaba medianamente dubitativa respecto a si esa persona realmente existía.

Es por eso, que en el momento que vi su comportamiento en el bosque, me


encontraba bastante sorprendida.

"Ufufu…Ahaha…"

"…"

Su cabello era negro como la noche más oscura, y como haciendo juego con ello,
usaba una túnica negra y un tricorne, junto a un broche con forma de estrella en
su pecho.

Esa mujer de edad desconocida ——cuya apariencia claramente era la de una


Bruja—— estaba jugando con las mariposas que estaban en el arbusto en el
frente de su casa del árbol.

Debería regresar, había pensado seriamente.

Sin embargo, no había ninguna Bruja aparte de esta extraña persona en frente de
mis ojos en quien ese tiempo pudiera confiar.

"…Err, disculpe."

Es por eso que, luego de un poco de indecisión, la llamé.

Ella, quien me había notado, dobló su cabeza mientras esbozaba una sonrisa.

"Ufufu… ¿Oh? ¿Ohh? ¿Podría ser que tú eres…Elaina-san?"


Estaba sorprendida. Después de todo, esta persona a quien estaba conociendo por
primera vez sabía mi nombre.

"¿Tú sabes sobre mí?"

Considerando su disposición, tenía un presentimiento.

Desgraciadamente, había dado en el blanco.

"Si, tú eres bastante famosa. Eres esa chiquilla descarada que a pesar de solo
tener catorce años de edad ganó fácilmente en el Examen de Magia al abrumar a
todos los otros magos."

"…"

"Por supuesto, esa no es mi opinión personal. Lo siento si te he ofendido."

"…Está bien, estoy acostumbrada."

Ya que el Examen de Magia era una estrecha puerta en donde solo una persona
era aceptaba con cada examen, era llamativa al haberlo pasado a una edad tan
joven.

Por supuesto, en una mala manera.

Al parecer mi apariencia, mientras derrotaba fácilmente a magos más viejos que


yo, no cayó bien en las Brujas que vivían en mi hogar. Todas simultáneamente
rechazaron mi solicitud.

Es por eso que aposté por la misteriosa Bruja que vivía en el bosque.

Sin embargo, pensando que sería imposible debido a que el chisme sobre mí
había llegado hasta este lugar, había perdido casi toda esperanza.

"Entonces, ¿qué negocios tienes conmigo?"


"…No es nada."

Estaba a punto de irme. Después de todo, pensaba que ya era imposible.

Sin embargo, ella me dijo:

"¿Estabas por casualidad tratando de preguntarme acerca de aprendizaje? Si ese


es el caso, no me importa realmente. Tengo tiempo libre de todas formas."

"¡Eh!"

Estaba sorprendida.

Tanto que, por un momento, no había comprendido en lo absoluto lo que me


había dicho.

"¿Por qué estás tan sorprendida? Oh, ¿podría ser quizás que tenías otra
solicitud?"

"No, definitivamente vine a solicitar ser tomada como aprendiz, sin embargo…"

"Oh, vaya. Ya que ese es el caso, entonces está decidido. A partir de hoy, tú eres
mi aprendiz."

"No, pero…uhhh, ¿qu?"

Con un acontecimiento tan inesperado, mi confusión creció aún más.

Había pensado que debido a que ya sabía sobre mí, me rechazaría al igual que las
Brujas de Robetta habían hecho.

"¿Hm? Tienes una expresión bastante complicada. Se lo que estás pensando. Pero
relájate, soy diferente de aquellas frágiles Brujas de tu país natal. Para mí es
irrelevante si la otra parte es una chiquilla descarada o lo que sea."

Ella habló de una manera que zanjaba el asunto.


Aún hoy en día, recuerdo lo conmovida que estaba en ese momento. Aah,
finalmente había sido capaz de conocer a alguien que reconociera mi habilidad,
había pensado.

"Entonces, ¿te convertirás en mi aprendiz? O ¿bajarás la cabeza ante las Brujas


de tu país natal?"

Hacia ella, bajé mi cabeza.

"…Yo——no regresaré a mi hogar. Por favor hazme tu aprendiz."

Esta fue la forma en que la Bruja del Polvo Estelar ——Fran-sensei—— y yo


nos conocimos.

Luego, unos días después el entrenamiento comenzó.

Hablando de forma general respecto al entrenamiento de las Aprendices de


Brujas, consistiría en sus maestras enseñándoles magia e incrementando sus
habilidades con esta. Naturalmente, pensé que sería lo mismo conmigo.

Sin embargo, mi relación con Fran-sensei era ligeramente diferente.

…De hecho, era realmente diferente.

Si tuviera que describir como era un día normal para mí durante ese tiempo, sería
algo como esto:

"Buenos Días, Elaina. Tengo hambre así que por favor haz algo."

"… ¿Qué te gustaría?"

Preparar comida para Fran-sensei se había vuelto parte de mi rutina diaria.

"Veamos…tengo ganas de comer filete."

"Es de mañana ¿Por lo que eso no sería un poco pesado?"


"Entonces un poco de las hierbas que crecen ahí afuera estará bien."

"¿No estás transigiendo demasiado?"

Finalmente, se concluyó al comer el pan que había horneado ayer.

Y así, hasta la hora del almuerzo, estudiaba magia sola. Hablando sobre Sensei,
ella estaba enfrascada en algún tipo de investigación sospechosa, había estado
yendo al bosque para reunir algunas plantas comestibles, y hacia lo que quería.

"Sensei, quisiera que me enseñara magia…"

"Oh. Lo siento, estoy un poco ocupada por el momento, ¿podemos posponerlo


para otro momento?"

Aún si se lo pedía seriamente, ella usualmente lo esquivaba de una manera. No


me enseñó ni una sola vez magia.

Pero en cambio,

"Elaina, te vas a agotar si es que estudias demasiado. ¿Por qué no tomas un


descanso cada cierto tiempo?"

Ella seguía diciendo cosas así.

La condición para que una Aprendiz de Bruja se convirtiera en Bruja era ser
reconocida por la persona que se había vuelto su maestra, sin embargo, no tenía
la más mínima idea si acaso ella me reconocería sin importar lo que hiciera.
Debido a que ella no me enseñaba nada.

Hablando sobre lo que una, como Aprendiz de Bruja que se había vuelto, podía
hacer, esto sería trabajar lo más duro posible. ¿Y qué preguntas? Seguramente,
eso sería en todo.
Pensaba que al no enseñarme magia buscaba que pudiera volverme
independiente. Por eso de ahí en adelante nunca hice una pregunta aún si
aparecía algo que no entendía.

Sin embargo, los pedidos de Fran-sensei comenzaron a volverse peores con el


pasar de los días.

"Elaina, nos hemos quedado sin ingredientes. Por favor anda a comprarlos."

"Elaina, por favor anda al bosque y atrapa alrededor de cinco geckos. Los
necesito para investigar."

"Elaina, ¿la cena está lista?"

"Elaina, hay una araña en el baño, deshazte de ella. Me da miedo."

"Elaina, hazme un masaje en los hombros por favor."

Diciéndome a mí misma que esto era esencial para poder convertirme en Bruja,
sin decir palabra alguna cumplí con los triviales pedidos de Fran-sensei día tras
días, igual que una esclava.

Aún pienso que hice bien en soportarlo.

Naturalmente tenía mis dudas respecto a si simplemente quería usarme. Sin


embargo, si bien es cierto que dudaba de ella, no tenía razón alguna para huir.
Después de todo, no había nadie en mi hogar que se convirtiera en mi maestra
aún si regresara.

Sopórtalo, sopórtalo.

Solo seguí estudiando y practicando por mí misma.

Una noche, antes de irme a la cama, indirectamente le pregunté a Fran-sensei:

"¿Por qué no me enseñas Magia?"


A mi pregunta, Fran-sensei mientras bostezaba, "es porque no necesitas que te
enseñe," me respondió con ligereza.

Como esperaba, la yo de ese tiempo no entendió por completo el significado


detrás de sus palabras.

Mientras continuaba soportándolo, antes de que lo notara, un mes había pasado


desde que me había vuelto su aprendiz.

Ocurrió mientras me encontraba realizando mi inusual entrenamiento de cortar


árboles con Magia de Viento, luego generando fuego para crear leña con Magia
de Fuego y finalmente apagándolo con agua.

"Oh, vaya. Eres bastante violenta."

Fran-sensei se paró detrás de mí.

Pensando sobre ello, era la primera y última vez que ella visitó el lugar en donde
practicaba magia por mí misma.

Deteniendo mis manos, corrí en dirección a Fran-sensei. Después de todo, creía


que al fin tenía ganas de enseñarme magia.

Sin embargo,

"¿Hm? ¿Qué ocurre? No hay nada en realidad que tenga que enseñarte, ¿sabes?"

Mi ligera expectación fue momentáneamente aplastada.

Al final, parecía que ella realmente no tenía ganas de enseñarme magia, y


simplemente miró al sitio de práctica detrás de mí.

Debe haber algún significado detrás de ello——mientras repetía estas palabras


en mi cabeza como un canto, fervientemente continúe con mi práctica sin
sentido.
"Debería ya ser tiempo…"

Tenía el presentimiento de que había escuchado este murmullo.

Al día siguiente.

Ella tocó mis hombros y habló.

"A partir de hoy, te estaré probando."

Perpleja ante su loca propuesta, seriamente pensé ¿que estaba siquiera pensando
esta persona? Sin embargo, más que eso, estaba dominada por la felicidad.

Si lo hago bien en este examen, seguramente ella me enseñara magia——es lo


que pensé.

Siguiendo a Fran-sensei, llegamos a la pradera. El vivo follaje se movía con el


viento y se esparcía tan lejos como el ojo podía apreciar.

Frente a mí, ella agarró su bastón y dijo sin borrar su usual sonrisa:

"Ahora, haré que pelees conmigo."

Estaba perdida.

Ella era obviamente alguien a quien no podía derrotar. Algo como eso era obvio
sin siquiera pensarlo.

"… ¿Estás bromeando?"

"Oh querida. No hay manera de que bromeará en una escena tan seria ¿o sí?"

Ella no me había enseñado magia siquiera una vez en lo absoluto y aun así, ¿ella
quería pelear de la nada? Esto es una locura.

"Pero Fran-sensei, sin importar como lo veas…"


"Bien, comencemos."

Ella descartó fácilmente mi modesta objeción.

Mientras aplaudía con sus manos como señal de inicio, cerró la distancia entre
nosotras y comenzó. Y luego, lanzó su magia desde un punto a quemarropa.

Me puse nerviosa, y entré en pánico.

Haberme dicho acerca del examen sorpresivamente. Fran-sensei acercándose a


propósito y atacando. Pensando sobre eso ahora, ella probablemente hizo eso a
propósito con el fin de alterar mi paz.

Fue algo bastante sucio.

"… ¡Kh!"

Sin embargo, la yo de ese entonces era fácilmente jugada con ese tipo de trucos
sucios.

Ella usaba ataques mágicos con una clara intención de matar. Masa mágica, Rayo
de calor, Cuchillas de viento, Lluvia de rocas, Lanza relámpago.

El resultado de la batalla naturalmente fue que me encontrara en desventaja y


solamente defendiendo.

Algunos momentos rodaba por la pradera, y en otros momentos repelía la magia.


En todo caso, solo seguía esperando la oportunidad para contraatacar.

"¿Cuál es el problema? ¿Solo este es el grado de habilidad de alguien que


abrumó a todos en el Examen de Magia? No parece ser mucho."

Sin aflojar en sus ataques, Fran-sensei calmadamente decía esto con su habitual
sonrisa. Era ominosa.

——Era como si estuviera disfrutando atormentándome.


Luego pensé.

Al final, esta persona era igual a las Brujas de mi hogar…

Eso quiere decir, que me tomó como su Aprendiz solo para poder aplastarme. Y
no enseñarme algo estaría también relacionado con rechazarme, ¿cierto?

Durante este mes, en el fondo constantemente tenía esa duda, pero alejaba mis
ojos de ella.

Esta solitaria persona es diferente. Todo estará bien si solo creo. Lo soporté
mientras me decía estas palabras.

Y aun así…

"…Tsk."

Sentí que todo detrás de mí se volvió oscuro.

Antes de que lo notara, estaba de pie, perpleja.

Fran-sensei también detuvo sus ataques, "Oh vaya. ¿Eso es todo?" burlándose de
mí.

Ese fue el golpe de gracia.

Las varias emociones que se habían ido acumulando hasta ese momento
explotaron dentro de mí, volviéndose imposible de suprimir.

La desesperación de ser traicionada por la persona en que uno confiaba. La


frustración de ser incapaz de atacar siquiera una vez, aunque el oponente se
tratará de una bruja. La tristeza que a pesar de dar lo mejor de mí, había sido
rechazada, evitada y desconocida debido a que era muy joven.

Las distintas emociones flotando sin fin en mi cabeza, nublaron mi razonamiento.


Mi paciencia había alcanzado su límite.

"U-Ugh…Uwaaaaaaaaaaaaaah…"

Lloré. Me derrumbé en ese lugar y lloré con fuerza.

Las largas lágrimas fluían de mis acalorados e inundados ojos con fuerza, y no
paraban por mucho que las limpiara.

Mordí mi labio deseando por lo menos suprimir la filtración de mi miserable


llanto, pero no encontraba la forma de hacerlo con energía.

Solo seguí llorando en el medio de la pradera.

Era una vista bastante fea.

"¿Huh? ¿Eh? Hey…"

Fran-sensei miró a mi imagen mientras lanzaba una mirada. Luego se volvió en


algo desconcertante.

Con sospechosos movimientos, se apresuró en llegar a mi lado.

"¡L-Lo s-s-siento! No creí que realmente llorarías…"

Mientras se disculpaba de esta manera, nerviosamente agitaba sus manos.

"Uuuuuuuuuuuu…"

"Oh vaya, oh vaya…"

Ella se cubrió sus ojos con ambas manos, deseando no ver mi cara llorosa. Y las
lágrimas no se detuvieron en lo absoluto. Puse algo de fuerza en mi barbilla
pensando que sería capaz de morder mis labios esta vez, pero solo hizo que
temblara por lo que no sirvió de nada. Mi fuerza de voluntad se rindió y solo
continué llorando.
Entonces, pensando sobre algo, ella comenzó a buscar formas para que terminara
de llorar.

"¡Ya-Ya sé…! ¡Hey, Elaina mira por favor. Hice tu mariposa favorita!"

Fran-sensei esculpió del hielo que había hecho con magia la forma de una
mariposa y me la mostró. Aún a pesar de que no era yo a quien le gustaban las
mariposas.

Continué llorando.

"¿Eh…? ¿Fallé…? ¿Entonces, que tal esto? ¡Una corona hecha con hierbas!"

Fran-sensei había cortado las hierbas circundantes con Magia de Viento de una
sola pasada y había hecho una corona redonda. Ella se acercó para colocarla en la
punta de mi tricorne así que la evité con toda mi fuerza.

"¿No es buena…? Entonces ¿Qué tal esto? Mira, una bola de fuego."

No sabía lo que quería a estas alturas.

"¡No se puede evitar entonces…haré caras graciosas! ¡Por favor mírame,


mírame!"

La ignoré.

"¡Uhhhh, entonces…en ese caso…ah, ya sé!"

Luego de agotar toda otra opción, ella vino a abrazarme.

Pensando que no había otra cosa que podía hacer, este parecía ser su último
recurso, pero el efecto fue inmediato. Mis intensas emociones y lágrimas pararon
en un instante.

"Funununu…"
De inmediato la rechacé con todo mi poder.

"A ver, cálmate Elaina."

"¡Detente!... ¿¡Qué, qué estas planeando…!?"

Quizás pensó que estaba avergonzada. Estaba bastante equivocada, la rechacé


debido a que lo encontraba realmente desagradable

Sin embargo, con el poder que vino de dios sabe dónde, sus brazos se enrollaron
alrededor mío y no fui capaz de escapar.

"En serio, lo siento. Parece que me excedí un poco."

"… ¡Deja de molestarme! Aún si disfrutaste atormentándome, ¿ahora actúas


amablemente? Aún a pesar de que no tenías intención alguna desde el comienzo
de hacerme una Bruja."

"¿Qué…disfrutarlo…?"

"¡Por favor suéltame…! ¡No lo puedo soportar más! ¡Los odio a todos! ¡A las
Brujas de Robetta, y a ti también! ¿¡No son al final todas iguales?! ¡Tú dijiste
que eras diferente de las Brujas de Robetta y yo confié en ti!"

"…"

"¡No sabes cuan duro he trabajado! ¡Me menosprecias viendo solo los resultados!
¿¡Por qué nadie nunca me mira!? Aún a pesar, a pesar de que solo quería…ser
reconocida——"

La fuerza de los brazos abrazándome se incrementó.

"Elaina, de verdad perdóname. Entiendo perfectamente tus verdaderos


sentimientos," dijo y gentilmente peinó mi cabello, "Has aguantado bien hasta
ahora."
"¿¡Acaso no dije que pares…!? Actuando de esta forma de nuevo, ¿¡acaso estás
tratando de engañarme?!" Mi voz tembló.

"——No, no te seguiré engañando. Hablemos sobre todo."

Porque verás, yo misma también estoy al límite——al decir esto, ella puso sus
manos sobre mis hombros y comenzó a mirarme directamente. Su habitual
sonrisa parecía tener rastros de tristeza.

Y entonces, ella lentamente abrió su boca.

"Verás, yo vine a causa de una solicitud de tus padres."

Parte 3

Después de regresar a la aislada casa en el bosque, Fran-sensei me contó todo.

"Alrededor de un mes atrás fue cuando conocí a tus padres, ellos vinieron con
una gran cantidad de dinero y una petición bastante peculiar."

'Por favor dale la prueba más difícil que puedas a nuestra hija.'

No entendí que era lo que intentaban decir en lo absoluto.

Mientras escuchaba su historia, ellos comentaban que estaban preocupados por el


futuro de Elaina. Si ella continuaba sin aprender acerca del fracaso, entonces
cuando ella algún día se desviara del camino correcto, entonces probablemente
no podría regresar a este.

Diré esto por tus padres, pero por favor ten en mente que ellos no me propusieron
esto debido a que querían abusar de ti, ¿okay?

Había también otra razón por la que vinieron expresamente a verme. Tu hogar—
—es el pacifico país de Robetta, ¿cierto? Las Brujas que viven allí estaban
intimidadas por tu habilidad. 'No podré ser capaz de enseñarle a alguien como
ella,' parece que era lo que decían. Bueno, como el nombre sugiere, ese país es
demasiado pacifico, por lo que puede decirse que ahí no hay Brujas con
verdadero poder…

Así que, anticipando que las brujas de tu país te rechazarían, decidieron venir a
verme.

Bueno, en una palabra, debido a que te estabas adelantando, ellos propusieron


que te diera rápidamente una lección.

A regañadientes, les seguí con su historia.

Y entonces, llegaste.

No dabas la impresión de ser una chiquilla arrogante como tus padres te habían
descrito, por lo que al principio, planeé darte un examen increíblemente difícil y
romper completamente tu espíritu.

Sin embargo, debido a que estábamos juntas prácticamente todo el tiempo,


empecé a notar que eras una persona completamente diferente a la imagen que
tenía de ti.

Tú eres una persona extremadamente codiciosa que está dispuesta a trabajar lo


más posible en orden a conseguir lo que te propones. Y tienes la habilidad para
respaldar tus acciones.

Al grado de que eras tan buena como Bruja desde el inicio.

Mientras pasaba tiempo contigo, renuncié respecto a lo de 'Dejar que Elaina


quien solo se dejaba llevar por el éxito conociera el fracaso' que originalmente
tenía planeado. Seguramente, tus padres querían que te enseñara que "algunas
veces las cosas no salen como las has planeado", sin embargo ellos se dieron
cuenta que era inútil.
Tan pronto te forcé a cometer un error, el resultado fue visible. Estaba segura que
te volverías a levantar sin darte por vencida: resistiendo tu fracaso. No esperaba
quebrar tu corazón.

Y debido a eso, debido a que soy tu maestra es que fui capaz de descubrirla…tu
debilidad.

Elaina, estás soportando todo demasiado.

Exactamente debido a que entendías bien respecto a tu juventud y habilidad,


soportaste cosas que eran más o menos irracionales.

Sin importar cuan mentirosa era o cuan absurdos eran mis pedidos, tú nunca te
quejaste sobre ellos siquiera una vez ¿cierto? ¿Por qué fue eso? ¿Fue debido a
que pensaste que no tenías a nadie más en quien confiar?

¿Qué pensaste cuando las Brujas de Robetta te rechazaron? ¿No fue que te dijiste
a ti misma que no se podía evitar? ¿Te quejaste siquiera una vez ante esas
Brujas?

Por lo tanto esperé, hasta que tu paciencia se acabara. Y ayer, mientras miraba a
tu magia, supuse que pronto llegaría ese momento.

El examen de hoy fue el final de esta.

A propósito, si el examen hubiera seguido como planeaba y hubiera ganado, y tú


aun hubieras estado soportándolo sin decir una palabra, planeaba sermonearte
acerca de ello. Debido a que lo que hice fue simplemente irracional.

No sirve de nada simplemente soportarlo todo y esconder tus verdaderos


sentimientos. Debido, verás, a que un día terminarás despedazándote.

Dicho esto, no esperaba realmente que lloraras.


Así que atravesaste experiencias tan dolorosas, huh. Debido a que eres
inusualmente madura para tu edad, había olvidado que aún eras una chica de
catorce años.

Por lo que lo lamento mucho.

Finalmente, Fran-sensei añadió esto al final.

"No sirve de nada soportar todo. Si hay algo que no esté bien contigo, entonces
oponte a ello. Deberías aprender a decir claramente lo que no te gusta. Por favor
deja salir tus sentimientos algunas veces y protégete a ti misma."

Lo que sentí en ese entonces cuando acepté aquellas palabras de Sensei es algo
que ya no puedo recordar.

Sin embargo, fue la primera vez en mi vida que alguien me había dicho esas
palabras.

No lo soportes.

Podría ser gracias a esas palabras…que estoy aquí ahora.

Pero bueno, aun ahora, algunas veces termino acumulando demasiado estrés.

Parte 4

Mi entrenamiento bajo Fran-sensei duró un año.

Luego de que me dijera que no soportará tanto luego del primer mes, el
verdadero entrenamiento finalmente había comenzado.

"Buenos días, Elaina. Tengo hambre por lo que por favor haz algo."

"Aquí, ten algo de hierba."


"…Umm, ¿Qué es este acoso?"

"Me dijiste que no lo soportara, así que llegué a un acuerdo con mis sentimientos
respecto a que hacerle el desayuno a sensei era molesto."

"…"

"Es broma."

Al final, decidimos comer el pan del día anterior.

La cosa acerca de parecerme a la esclava de Fran-sensei continuó, pero tomando


en cuenta que me recompensaba enseñando magia, por lo que no era tan malo.

Ehem, no es que este soportándolo, ¿okay? Es la cuota de la matrícula.

Según Fran-sensei,

"Tú tienes tanto habilidad como talento. Si algo no tienes, eso sería experiencia."

Tal como me dijeron, competí entonces varias veces con Fran-sensei con el
propósito de ganar experiencia.

Esos fueron días fueron bastante satisfactorios.

Esos días se sintieron tan cortos en comparación a ese infernal primer mes. Casi
todos los días, tenía entrenamiento especial de magia luego de regresar a la casa
del bosque. Fue divertido, muy divertido.

Hay un recuerdo particularmente memorable de entre aquellas sesiones de


entrenamiento que Fran-sensei me dio.

Esta es aquella vez cuando estaba, como era usual, practicando magia en frente
de la casa del bosque.

"Elaina.
Fran-sensei dijo abruptamente. "Hay una botella por allá, ¿cierto? ¿Puedes
verla?"

Efectivamente, había dos botellas de sake en la dirección que ella apuntaba.

"Sí, puedo verlas… ¿pero que con eso?"

"Trata de golpear una de ellas con Magia de Viento."

"…"

La distancia hasta la botella era aproximadamente la longitud de un árbol.

Para ponerlo simple, era algo realmente fácil. Hasta el punto de que pensé que
ella estaba bromeando conmigo.

"¡Eihh!"

Balanceé mi bastón y moví el viento.

Con un *whoosh*, la bola de viento se dirigió directamente a la botella que


estaba apuntando y la golpeó. La botella voló lejos mientras giraba y se dirigió
hacia los matorrales.

"Lo hice, ¿y?"

Sin embargo, Fran-sensei encogió sus hombros mientras se veía algo


decepcionada.

"¿Alguien te dijo que la mandaras volando?"

"…No, pero ¿tú dijiste que la golpeará, cierto?"

"¿Eso está bien? Si eres una Aprendiz de Bruja, entonces mandarla a volar podría
ser considerado como un éxito. Sin embargo, para las Brujas, es esencial tener
una habilidad más confiable y precisa."
"…Haah."

"Si se tratará de una Bruja, en vez de golpear la botella al piso, ella apuntaría a la
situación en donde la botella terminaría entre caer y no caerse. En otras palabras,
algo como esto…"

Fran-sensei movió su bastón.

El viento producido por este se precipitó de lleno hacia la botella que quedaba y
la golpeó directamente. Pero la botella no cayó, en cambio se mantuvo de pie con
la parte superior de esta temblando de lado a lado.

Fran-sensei mostró una sonrisa y dijo.

"Ah, genial, fue un éxito…Bueno, para las Brujas, es esencial el poder controlar
su magia precisamente como eso. Es por eso que hacer que se caiga no es
bueno."

"…"

Entendí lo que intentaba decir, y había razón detrás de ello.

Sin embargo, era realmente necesario hacerme fallar al inicio…

Luego de que transcurriera un año desde que me había convertido en su


Aprendiz, me volví capaz de competir bastante bien con Fran-sensei.

E incluso una vez, fui capaz de ganarle.

Ese día se convirtió en mi último día de entrenamiento.

"Ya no hay nada que enseñarte," me dijo con su sonrisa habitual, "Te has vuelto
fuerte, realmente fuerte."

Todavía no entiendo porque fui capaz de derrotarla ese día. Probablemente, fue
solo suerte.
Fran-sensei quitó el ramillete de campanillas de mi pecho, y pegó la que era la
prueba de ser una Bruja en su lugar.

Esta era el broche con forma de estrella.


"Felicitaciones, Elaina. La Bruja del Polvo Estelar te ha reconocido oficialmente
como una Bruja…hablando sobre tu nombre de Bruja, ¿Qué dices acerca de la
Bruja de las Cenizas?"

"… ¿No es algo un poco obvio?"

¿Lo decidiste mientras mirabas el color de mi cabello?

"¿Eeh? Pensé que sonaba realmente bien…"

"Hablando sobre ello, ¿Por qué Fran-sensei es llamada la Bruja del Polvo
Estelar?"

"Porque suena genial, ¿no es obvio?"

"…"

"¿E-Entonces qué tal? La Bruja de las Cenizas."

"Por mí está bien." No tenía nada en contra de ello.

"En ese caso, está decidido. Tú eres la Bruja de las Cenizas, Elaina. Por favor haz
tu mejor esfuerzo de aquí en adelante."

Ella golpeó mis hombros con un sonido de aplauso.

Respirando profundamente, respondí con un "Sí."

Mientras teníamos una conversación nostálgica, regresamos a la aislada casa en


el bosque y Fran-sensei inmediatamente comenzó a reunir su equipaje. En
verdad, aunque ella se llamará a sí misma una vagabunda, realmente era la gran
Bruja de cierto país. Esa fue la primera vez que escuchaba sobre ello.

Es por eso, "que podría haber sido bastante malo que dejara el país por todo un
año", dijo con una sonrisa. Aunque no era un asunto de risa, ¿o sí lo era…? La
culpa era mía, sin embargo.
En ese caso, porque ella vino a un lugar como Robetta, pensé, intenté preguntarle
indirectamente acerca de ello, pero la única respuesta que obtuve fue "Debido a
que había alguien que tenía que ver por cualquier medio."

"Me encantaría poder tomármelo con un poco más de calma, sin embargo me
tengo que ir ahora. Debido a que hay muchos quienes me esperan en mi país."

Por lo que, este es el adiós——diciendo esto, ella giró su cabeza en dirección a


donde usualmente perseguía mariposas hace un año.

"Adiós, Sensei."

Esas palabras de despedida congelaron mi cuerpo al igual que un viento helado.

"Adiós, Elaina. Volveré de visita algún día. Espéralo con ansias."

"… ¡Sí!"

Entonces, Sensei se subió a su escoba y ascendió al cielo.

Yo continué moviendo mi mano.

Hacia su silueta que continuamente se iba volviendo más pequeña.

Hasta que se desvaneció en el cielo azul.

Y en ese momento, no aguanté mis lágrimas.


Capítulo 10 – La muerte pacífica que se acerca
suavemente
Parte 1

Era un bosque virgen con altos árboles alineados uno tras otro.

Musgo crecía densamente bajo mis pies en donde pasaba. Entre los resquicios del
resplandeciente follaje se derramaba la brillante luz solar, la tenue luz iluminaba
el estrecho camino.

Seguí el camino mientras evitaba los árboles al operar con destreza mi escoba. El
tibio viento que acompañaba el rápido viaje me rozó al pasar, como si me
estuviera lamiendo, y se sintió realmente mal.

"…"

Luego de avanzar por un rato, llegué a un espacio abierto.

En ese lugar, había una aldea.

Era extremadamente pequeña—tan pequeña que la totalidad de la aldea podía ser


vista desde la entrada.

"¡Eii!"

Bajando de mi escoba, hundí mis pies en el piso manchado de musgo. No parecía


que tuvieran una puerta, así que después de atravesar la brecha en la valla,
fácilmente entre en la aldea.

Había casas de madera alineadas en la aldea. Debido a que eran construcciones


muy simples, no había adornos innecesarios en ellas. Daban la impresión de ser
casas usadas simplemente para el alojamiento.

Bueno, de cualquier forma, era una espléndida aldea vacía.


Debería volver a pensar respecto a quedarme aquí—No, en primer lugar, es
discutible si es que hay siquiera un establecimiento de alojamiento. O más bien,
¿era difícil de decir si realmente vivían personas aquí para empezar? ¿Podría este
lugar estar abandonado?

Mientras caminaba sin rumbo por la aldea desierta, uno de los aldeanos salió de
su casa. Oh que bien, así que hay gente que vive aquí—junto a los ligeros
sentimientos de alivio, dirigí mi atención hacia el aldeano.

Era un hombre joven con un hacha en su hombro.

"¡…!"

Extrañamente, cuando el hombre me vio, abrió su boca en puro asombro. Era una
reacción como si hubiera visto algo increíble.

¿Hm…? ¿Qué ocurrió?

Él me apuntó con su tembloroso dedo mientras permanecía de pie intrigada,


"¡…Mina!, ¡Sí, eres Mina!" y me llamó.

¿Huh...? ¿Qué?

El hombre lanzó lejos su hacha y apresuradamente corrió hacía mí.

"¡Gracias a Dios…! ¡Gracias a Dios! ¿Encontraste la panacea[1] cierto? ¿Llegaste


a tiempo cierto? ¡Abel-kun seguramente estará contento también! ¡Mina!"

"¿Huh? ¿Eh? Hey, umm…"

[1] NT: Medicamento al que se le atribuye la propiedad de curar un sinnúmero de enfermedades.

Inmediatamente entendí que él estaba teniendo algún tipo de malentendido.


¿Quién es Abel?

Sin embargo, cuando traté de preguntar eso, el gritó.


"¡Hey, todo el mundo! ¡Mina regresó!"

La fuerte voz, como si estuviera animando al bosque virgen, resonó dentro de la


aldea en un destello. Desde un árbol que crujía, vi a las aves emprender vuelo
lejos.

La aldea era realmente pequeña. Si uno fuera a levantar la voz, seguramente


alcanzaría a todos—y la gente comenzó a aparecer desde todas las casas de la
aldea.

Una tras otra.

Ancianos, niños, y esposos. Los aldeanos que nos vieron, como si hubieran
estado conspirado de antemano, comenzaron a correr en nuestra dirección con
ágiles y decididos movimientos.

Antes de notarlo, nos habían rodeado en un círculo perfecto. Oh no, estoy


asustada.

La gente que bulliciosamente se reunió sin piedad dirigió sus miradas hacia mí
como si estuvieran alabando a un héroe que recién había regresado de la guerra.
Oh no, estoy asustada.

"¡Hey Mina Onee-chan! ¿Trajiste algún regalo del pueblo?"

"Oh vaya, en el poco tiempo que no nos hemos visto, te has vuelto toda una
belleza."

"¿No te encogiste un poco?"

"De todas formas, ¿Qué sucede con ese atuendo?"

"Mira, padre. ¿No son esas las ropas que son populares en el pueblo?"

"Entonces, ¿compraste la panacea?"


"Bueno, bueno denle un poco de espacio."

Los aldeanos decían lo primero que se les venía a la cabeza.

No puedo aguantarlo más. Como lo juzgué necesario, separé parte de mi


consciencia e ignoré las voces de los escandalosos aldeanos como si se tratara de
ruido.

La aclamación paró luego de un rato.

El hombre que había reunido a los aldeanos gritó "Son demasiado ruidosos.
¡Quédense tranquilos!" en dirección a ellos. Tú eres el más ruidoso aquí, quédate
tranquilo.

"…Por amor de dios, Mina también debe estar cansada luego de su largo viaje.
Ella se ve bastante lamentable."

¿Oh vaya? ¿Qué estás diciendo como si fueras una buena persona? ¿No eres el
cabecilla del grupo aquí?

No, en vez de eso.

"Todos, ¿no están malentendiendo algo aquí?"

Mientras me quedaba quieta, les revelé la verdad. Estaría acomplejada si el


malentendido siguiera así después de todo.

"¿Malentendido? ¿Qué cosa?" El hombre dijo inexpresivamente. Sentí el


murmullo diseminándose entre los aldeanos circundantes.

Juntando fuerzas, hablé con indiferencia.

"Yo soy una simple viajera. No soy la aldeana Mina de quien se están
refiriendo."
Mi intención fue decirlo seriamente, pero al parecer había pocos quienes lo
tomaron de esa manera; debido a que las risas brotaron inmediatamente después.
"¿Qué está diciendo esta chica?" dijeron.

¿Así que no me creen? ¿O debería mejor usar magia y hacer que se arrodillen? Al
juzgar por la conversación de los aldeanos, no parecía que una Bruja los hubiera
visitado anteriormente, por lo que sería impactante en su propia manera.

Bueno, el medio final será.

"…"

Y entonces.

Luego de que todos rieron felizmente aparte de mí.

Un aldeano habló.

"¿Eh? Ahora que lo dices, tú pareces más joven que Mina-san…"

Luego de esto, la persona a su lado también habló.

"Mirando de cerca, tu pecho parece más pequeño…"

La ansiedad que nació de la nada empezó a crecer.

"Pensé que se había vuelto toda una belleza en el corto tiempo que no la había
visto, pero podría ser que…"

"Sin importar como lo pongas, es usualmente imposible para alguien encogerse


en altura…"

"O mejor dicho, que ocurre con ese atuendo…"

"Abuela ¿Dónde está mi arroz?"

"De ninguna manera, ¿no te lo comiste ayer?"


"…"

No le tomó nada de tiempo a la ansiedad para cubrir el lugar.

Antes de saberlo, la lúgubre atmósfera derivó entre las personas circundantes


como si se tratara de un funeral.

"… ¿Realmente no eres Mina?"

El hombre ante mis ojos elevó una patética voz.

"Es lo que he estado diciendo desde hace un tiempo. Que ustedes están teniendo
un malentendido."

"…No hay manera."

El hombre se desplomó en el lugar.

Entonces, con una voz temblorosa,

"¿No podrá ser salvado Abel-kun…?"

Él dijo esto.

¿Qué Diablos está ocurriendo? En primer lugar, ¿quién es este Abel?

"No, espera. Aún hay una manera."

Aparte de mis dudas, alguien murmuró desde algún lugar.

Varias de las personas que me rodeaban se separaron y se reagruparon en un


lugar diferente.

Y entonces, regresaron, "Queremos hablar de algo contigo, así que por favor ven
con nosotros." Y dijeron esto al mismo tiempo.
Quizás debido a que tenían tanto poder de persuasión es que no podía decir algo,
o quizás debido a que las caras de los adultos eran muy serias, antes de notarlo,
me encontraba asintiendo.

Luego de ser guiada por ese hombre y varios otros adultos, llegamos a la casa
más grande de toda la aldea.

Persuadiéndome con una comida, "Por favor toma asiento," dijo el hombre joven
y acercó una silla para mí. Así que me senté.

En frente mío, solo dos personas se sentaron. El de la izquierda, desde mi


perspectiva, era el hombre joven que había conocido al inicio…debido a que se
había vuelto silente como una llama extinguida, él parecía una persona diferente.

El anciano de barba blanca (quizás el líder de la aldea) sentado a la derecha cruzó


sus manos y comenzó a hablar.

"Nosotros ya hemos entendido que tú no eres Mina. Lo sentimos."

"Está bien."

Mientras lo entiendas.

"Sin embargo, te ves tan parecida a la chica llamada Mina que confundió a todos
los aldeanos. Tanto, que podrías decir que ustedes son idénticas como dos gotas
de agua."

El hombre joven asintió vigorosamente.

El anciano cepilló su blanca barba y dijo:

"Primero, hablemos acerca de nuestra petición. Señorita viajera, solo por un


día…no, aunque fuera solo por un rato. ¿Podría pretender ser Mina?"

"… ¿Por qué razón?"


Parecía que tenía algo que ver con este sujeto llamado Abel, de alguna forma
entendía este hecho.

"Mina tuvo un amante (novio). Un hombre llamado Abel. Un gran hombre muy
serio. Por ese hombre, nosotros queremos que finjas por un rato."

Como puedes ver.

Supongamos a su vez el siguiente escenario. "La vida de ese Abel-san está en


peligro, por lo que tú quieres que pretenda que su amante quien se mudó a la
ciudad ha regresado, ¿es eso?"

Sin embargo, el hombre viejo lentamente sacudió su cabeza.

"No, Mina no se mudó a la ciudad ni nada por el estilo. Ella simplemente se


apresuró en ir a la ciudad para obtener la panacea."

"…Ya veo."

Eso me recuerda, los aldeanos y el hombre joven dijeron a su vez cosas como
esa. Preguntándome si es que había conseguido la panacea.

"Abel actualmente está sucumbiendo a la enfermedad."

"…Ya veo."

Le anime a que continuara.

"Lo que está devorando a Abel parece ser una enfermedad incurable—al punto
de que el doctor de la aldea ha decidido darse por vencido con él. Virtualmente
no había efecto alguno, sin importar la medicina administrada. Por el contrario, la
condición de Abel solo empeoró. Al principio, él solo tenía una leve fiebre, sin
embargo ahora ni siquiera puede levantarse apropiadamente."

Ya veo.
"¿Y ahí es donde la panacea entra?"

"Sí. Luego de comprender que la medicina de la aldea era inútil. Mina abandonó
apresuradamente la aldea diciendo 'voy a obtener la panacea'."

"¿Y de donde quería ella obtener esa panacea?"

"Si uno avanza lejos de aquí en dirección al norte, existe un país grande. Existía
el rumor de que la panacea podía ser obtenida ahí. Sin embargo, para llegar a ese
país, uno debía caminar por dos días completos. No había nadie en esta aldea que
pudiera determinar la verdad sobre esto."

"Dependiendo de información incierta, Mina-san apresuradamente salió de la


aldea, ¿es lo que dices?"

"Ella probablemente apostó por la oportunidad de que era real. Sus sentimientos
relacionados con salvar a Abel eran fuertes hasta ese punto—sin embargo."

El hombre joven continuó luego de esas palabras.

Mientras su cabeza colgaba sin fuerzas.

"Pero han pasado dos semanas desde que se fue. Mina…mi hija…debería haber
regresado hace tiempo, pero aún no lo ha hecho."

…¿Hija?

¿Con que ella es su hija?

"Eh, ¿con que eras su padre huh?"

Era una verdad chocante. El hombre joven asintió silenciosamente.

¿No es realmente malo confundir a tú propia hija con una completa extraña?
"Mientras más tiempo pasa, más cerca Abel está de la muerte," el anciano dijo,
"De acuerdo a las palabras del doctor de la aldea, él solo podrá resistir tres días
más."

Tres días más.

Me pregunto, ¿acaso regresará Mina-san?

Llegar al país que posee la panacea requiere de dos días. Y comprar la medicina
para luego regresar toma dos días más. Y aun así, dos semanas han pasado.

Atrasarse en regresar por más de diez días, es efectivamente demasiado. Solo


puedo pensar en algún tipo de problema que surgió…o quizás…

Mina-san logrará llegar antes de que se cumpla el plazo del tiempo que queda.
No, los dos ante mí ya habían entendido algo.

Mina-san seguramente no regresará más—

"Abel ha estado fervientemente luchando contra la enfermedad hasta ahora. Y


aun así—¿no sería demasiado triste para él morir sin haber visto a su amada
quien ha estado siempre al lado suyo como si fuera un miembro de la familia?"

"…"

"Desde que perdió a su familia cuando era un niño, Mina-san ha sido la única
persona en la que se ha apoyado, Mina es la única que puede salvar su espíritu."

Incluso una falsa estaría bien—Quiero que sienta felicidad por lo menos en sus
momentos finales.

El anciano dijo.
Parte 2

Si bien no acepté inmediatamente, aun así seguí la propuesta del anciano.

No había riesgos para mí, y sería una persona terrible si lo hubiera rechazado ahí.

Sea como fuere, soy una viajera. No quiero pasar todo un día en esta aldea donde
no hay siquiera una posada además de no tener características destacables. De ser
posible, me gustaría de inmediato volar sobre mi escoba en dirección a ese país
en donde se dice que tienen esa panacea.

Por lo que di mis condiciones.

"Cooperaré. Sin embargo, sólo será una vez. Una vez que me haya juntado con
Abel-san, continuaré con mi viaje."

Los dos respondieron que aun así estaría bien.

Luego de resolver eso, siguieron mis inmediatas preparaciones.

Había varias mujeres esperando para guiarme desde esa gran casa a otra. Sus
edades eran diferentes, desde jóvenes a ancianas.

La más anciana entre las abuelas parecía ser la que manejaba ese lugar. Mientras
mostraba las arrugas en su cara, dijo,

"Ahora, preparémonos ¡Todos los hombres márchense!"

Y, con un golpe violento de su bastón, todos los hombres que vinieron a mirar
incluyendo el anciano y el padre de Mina-san fueron expulsados del cuarto por
las mujeres.

A propósito, aunque dije bastón, no era como el bastón mágico que tengo yo,
sino aquel se usa como una tercera pierna.
La abuela, quien cerró la puerta y la bloqueó con el palo para asegurarse que
nadie entrara, les dio la señal con los ojos a las otras mujeres. E inmediatamente
todas las mujeres aparte de mí comenzaron a actuar y cerrar las cortinas y puertas
traseras de la casa.

Entonces, en la casa que se había vuelto oscura, la abuela se acercó a mí de


frente.

"Ahora quítate la ropa."

La abuela de pronto agarró mi túnica.

"¿Eh?"

"¡Quítate tú extraño traje inmediatamente! ¡Si usas una cosa así, Abel
inmediatamente lo notará!"

Ah, con qué era eso. Mi corazón dio un vuelco.

Luego de quitar el broche, que era el símbolo de ser una Bruja, de la túnica y
agarrarlo en mi mano, me quité todo excepto la ropa interior.

Una chica muy joven recibió mi ropa y gentilmente la doblo por el lado.

"Ahora, ponte esto."

La mujer que recibió el conjunto de la abuela caminó hacia mí con rápidos pasos
y sacó la ropa. "Ahora todas, voy a ponerle esto a la señorita viajera, así que
denme una mano."

¿Eeh? Puedo ponérmelo por mí misma ¿sabes?

Sin embargo, antes de poder responderle, varias mujeres ya me rodeaban, y una


vez más cerré mi boca abierta debido a la presión indescriptible.

Y me terminé convirtiendo en una muñeca de vestir.


"Okay, levanta tú pierna."

"¿Podrán las mangas combinar en esta blusa? Oh, el tamaño no cuadra."

"Sin embargo, ella se parece tanto a Mina-chan."

"¿Acaso ella no es más linda que Mina-chan?"

"Sí."

"¿Qué color de moño estaría bien? Debería ser rojo después de todo, huh."

Por alguna razón, todas estaban motivadas. Estaban divirtiéndose mucho.

Cuando miré hacia abajo una vez que el vestirse había ya casi acabado, vestía
una falda acampanada de color marrón oscuro y una blusa blanca.

Aunque hubiera podido manejarme con esto yo sola…

"Ahora, para los toques finales—será un poco doloroso, pero sopórtalo ¿okay?"

Mientras la mujer que estaba detrás de mí decía aquellas palabras en un tono


refrescante, ella envolvió algo negro a mí alrededor

"¿…?"

Mientras me preguntaba qué era eso, resultó ser un corsé. Estaba envuelta en un
corsé antes de notarlo siquiera.

"Eh, hey, espe…"

Ignorándome mientras me había vuelto perpleja por el inesperado desarrollo de


los acontecimientos, las chicas circundantes me afirmaron, y con fuerza tiraron
de las cuerdas en mi espalda.

Pronto, sentí como si estuviera siendo aplastada alrededor del estómago.


"¡D-Duele! ¡Duele! ¡Aún si quisieran apretarlo, al menos háganlo con más
delicadeza!"

"Ah, hey. Deja de luchar."

"Sopórtalo, sopórtalo."

"Te acostumbrarás a él en un momento."

"Viajera Onee-san. Aguanta ahí."

De esta manera.

Mientras todas aparte de mí estaban sumidas en un ánimo armonioso, la


operación para vestirse había finalizado.

Luego de eso, la abuela me presentó un grupo de almohadillas con una cara seria,
diciendo, "Te falta pecho, ¿por qué no usas algunas almohadillas?" así que las
tiré al piso.
Parte 3

Había una cabaña a la salida de la aldea.

Como si no hubiera sido cuidada en lo absoluto, la hierba alta a nivel de las


rodillas era ruidosamente aplastada mientras caminaba.

Comparada con las casas que estaban reunidas juntas, esta cabaña se veía vieja,
con paredes tan delgadas que probablemente podrías hacer un agujero si la
golpeabas.

Más que una casa para vivir, en su lugar parecía un cuarto de almacenaje para
cosas que uno no ocupa usualmente.

Me habían dicho que Abel-san estaba aislado ahí.

Abel-san de pronto cayó enfermo un día. Era desconocido para los aldeanos si es
que la enfermedad era infecciosa o no. Es por eso, que con el fin de disminuir lo
más posible la posibilidad de infección, lo confinaron en esta cabaña.

Al parecer era Mina-san y su padre quienes lo estaban ayudando. Parece que al


principio, Mina-san siendo su amante, lo había cuidado de día a noche, sin
embargo, al empeorar su condición, ella abandonó rápidamente la aldea.

Podría ser que huyera, al parecer había aldeanos que pensaban eso.

Ahora si es que era o no cierto, es desconocido.

Luego de respirar profundamente al frente de la cabaña, abrí la puerta. Esta hizo


un sonido molesto.

"…"

Entré y cerré la puerta a mis espaldas.


Un hombre estaba tendido en la cama. Era un joven con cabello negro. Sin lugar
a dudas debió ser muy atractivo cuando aún estaba saludable—pero ya no había
rastros de ello. Y ahora, el hombre me miraba con ojos vacíos y sin luz, incluso
sus mejillas estaban sueltas.

"… ¿Mina?"

Sus labios débilmente pronunciaron el nombre de su amada.

"Sí. Soy yo. ¿Has estado bien?"

Dije una mentira.

Mientras caminaba haciendo crujir el piso, me senté en la silla ubicada al lado de


la cama. Él río ligeramente.

"Así que has regresado…Pensé que nunca regresarías aquí de nuevo."

"Soy tu amante, ¿cierto? ¿No es un hecho que regresaría sin importar los
costos?”"

"…Es cierto, huh."

Él dirigió su mirada hacia afuera por la ventana.

No había nada allí. Solo espesas hierbas y el bosque virgen visto desde lejos.

No solo la apariencia exterior, pero como si realmente estuviera completamente


andrajoso, una corriente de aire que entró de algún lugar sacudió su cabello.

"Encontré la panacea."

Entonces dije eso.

Igual que leer un manuscrito preparado.


"Traeré la panacea junto con la comida de hoy, así que por favor toma una
pastilla luego de llenar tu estómago. Puede que tome tiempo, pero seguramente te
mejorarás."

Por supuesto, eso era una mentira.

Esta era la proposición del padre de Mina-san. Si Mina-san regresara, se vería


extraño si ella no trajera la panacea con ella. Es por eso que fingir como si ella
hubiera obtenido la medicina le daría paz mental.

El contenido de la medicina que le darían con la comida sería en realidad


pastillas para dormir.

Lo que los aldeanos tenían planeado hacer luego de dejarle hablar con su ser
amado…no lo pregunté. No, de hecho, creo que debería decir que no era
necesario siquiera preguntarlo.

"Hey, Mina." El hombre miró a mis ojos. "¿Puedes tomar…mi mano?"

Con movimientos dificultosos, el sacó su mano fuera del futón. Por ningún
medio parecía una mano musculosa apropiada para un joven, sino que en lugar
de eso era una mano enflaquecida hasta los huesos.

No debo vacilar—inmediatamente, agarré su mano con ambas mías. Se habían


vuelto tan heladas como si no hubiera sangre corriendo en ellas en lo absoluto.

"Está caliente."

Es una prueba que mi corazón se está volviendo helado—él dijo esto.

Y luego,

"Hey, Mina." Él, una vez más dijo el nombre de su amada. "¿no me besarías?"

"Eh, ¿un beso dices?"


Involuntariamente le regresé la pregunta. E inmediatamente lo lamenté.

"…Correcto, un beso. ¿No quieres hacerlo?" sentí como si un grano de sospecha


flotara en sus ojos.

Y pensé, pensé y pensé.

¿Qué debería hacer? Por supuesto, si es un amante, un beso es algo natural de


hacer, pero yo—Ahh, el notará si vacilo por mucho tiempo, que hago, que
hago…

Mientras estaba encerrada en un laberinto sin respuesta, él me miró con una


sonrisa.

Y río.

"Mi error. Solo bromeaba. Por favor no te preocupes por ello."

De alguna manera, él parecía como si hubiera recuperado algo de vitalidad aun


por un momento.

Luego, él dijo,

"No voy a molestar en serio a una chica que no es mi amante a que me bese," y
mostró una amplia sonrisa.

¿Acaso mi actuación fue descubierta debido a mi falta de cuidado? Pensando eso,


negué varias veces nerviosa, pero su creencia era firme. "Tú no eres realmente
Mina. No tienes que forzarte a ti misma," él dijo.

Aun así, hacía mí quien había tratado de seguir actuando a pesar de ello, él
murmuró palabras llenas de confianza.

"En primer lugar, no hay ninguna manera de que Mina hubiera regresado a mí.
Que tonto."
No sabía hacia quien iban dirigidas esas palabras.

Al parecer había circunstancias diferentes—cedí en mi actuación como Mina-san


y le revelé todo sobre mí.

Que era una viajera. Que era una Bruja. Y que me habían pedido actuar como
Mina-san debido a que me parecía a ella. Le dije todo eso, sin esconder nada.

Él dijo mientras reflexionaba:

"Ciertamente te ves igual a Mina."

"¿En serio es tanto?"

"Sí. Podrías decir que son como dos gotas de agua."

Dicho esto, continuó. "¿Qué es una Bruja?"

"Así que los aldeanos aquí no saben sobre las Brujas huh."

"Correcto. Es la primera vez que escucho sobre ello."

Bueno, ciertamente se trata de una aldea remota que está a dos días del país más
cercano, así que supongo que no es tan raro para ellos no conocer sobre las
Brujas.

Cortésmente le expliqué, mientras sacaba mi bastón y le demostraba con magia


para hacerlo más simple.

"¡Increíble…! Hahaha, ¡Así que hay personas así en el mundo!"

Abel-san río con todas sus fuerzas. Su risa seca que movía forzosamente su
estómago, no pasó mucho tiempo para que se convirtiera en tos.

"¿Estás bien?"
"Si, discúlpame. Me entusiasmé un poco más de la cuenta—Y entonces, acerca
de mí y Mina…"

"…Si, ¿Cuál es el problema? La cosa acerca de no regresar."

Y entonces él dijo, mirando hacia el techo:

"Yo soy quien inventó la historia acerca de la panacea. Algo como eso no existe."

"¿No…existe?"

Él asintió.

"Verás, Mina…"

Entonces, tranquilamente comenzó a hablar.

Ella era una chica tan amable, tan bella que era demasiado buena para mí. Era mi
único apoyo. Aún después que cayera enfermo, ella me cuidó sin una vez verse
acomplejada. Todos los días ella venía a mi cuarto y me alimentaba con su
comida casera, traía libros para que no me aburriera estando postrado en cama.
Se quedaba a mi lado hasta que me dormía.

Fui salvado por ella quien me cuido con todo su poder.

Sin embargo mi enfermedad solo empeoró. Sin importar cuanto tiempo tomara la
medicina o cuanto durmiera. No pasó mucho tiempo antes de que no pudiera
siquiera comer apropiadamente. Y aun cuando miraba la comida que ella me
traía, la sensación de ver algo delicioso también había desaparecido. En cambio,
solo sentía nauseas.

Probablemente, no me quedaba mucho tiempo.

De alguna forma entendí ese hecho.


Sin embargo, ella me animó con todo su poder. Esa apariencia de ella era
simplemente encantadora. Deseaba que ella pudiera vivir felizmente

Entonces, un día le dije: "La medicina de la aldea no funciona contra mi


enfermedad. No me hará sentir mejor. Tú sabes que hay un gran país al norte a
dos días caminando desde aquí ¿cierto? Escuché que allí hay una medicina que
puede curarlo todo. Si no es mucha la molestia, ¿Podrías ir y traerla?"

Mina estaba perpleja.

¿Una medicina así realmente existe?, ella dijo. Además, definitivamente te


mejoraras si das lo mejor de ti.

Pero ignoré sus palabras. Y además de ignorarlas, le entregué una gran cantidad
de dinero que estaba ahorrando en secreto para ir en un viaje con ella en el
futuro, junto a una carta.

"Con esta cantidad será suficiente para comprarla. Tómala. Y hasta que obtengas
la panacea, no regreses—y si no puedes obtener la panacea de alguna forma y
estás perdida, abre esa carta."

Y dije eso.

Mina realmente era una buena chica.

Luego de mucha y mucha preocupación, finamente aceptó mi propuesta.

"Definitivamente, definitivamente la encontraré y regresaré," había dicho.

Aún a pesar de que esa medicina no existía.

Mi ambiente cambió al día siguiente. Debido a que Mina se había ido a buscar la
panacea, el hecho de que mi afección no había mejorado se había diseminado
entre la aldea. Aparecieron los aldeanos quienes se preguntaban si es que mi
enfermedad era infecciosa, y puedes ver el resultado de eso.
Fui aislado. Y solo el padre de Mina había comenzado a cuidar de mí. Pero pensé
que estaba bien de todas formas.

—Verás, yo amo a Mina con todo mi corazón. Tanto que es insoportable.

Estar separado de ella fue, como esperaba, doloroso. Pero causarle tristeza era
aún más doloroso. No quería que llorara por mi cadáver. Deseaba que continuara
sonriendo.

Por esa razón, decidí alejarla de la aldea.

"Es mejor si no vienes a verme nuevamente." Si la rechazaba con tales palabras,


no había manera que ella accediera a eso obedientemente. Hasta eso, entendía.
Pero aún si la siguiera rechazando y le hiciera claro que no podía regresar
conmigo, seguramente se pondría triste de todas formas. Por el contrario, cabía la
posibilidad de que otros aldeanos se involucraran en nuestro problema.

Sobre todo.

No pensaba que ella pudiera ser realmente feliz en una aldea en donde mi
cadáver estuviera enterrado. Podría parecer presuntuoso, yo siendo engreído,
pero pensé que ella podría arrastrarme por demasiado tiempo. Pero no me iba a
arrastrar junto a ella, pensé.

Ella seguramente llegaría a ese país luego de dos días. Y comenzaría a buscar la
panacea ahí. Pero sin importar cuantos días y horas ella caminara a través del
país, naturalmente no la encontraría.

Entonces, ella abriría la carta.

La carta estaba llena de mis sentimientos—y pensé que cuando Mina finalmente
la leyera, yo ya estaría muerto. Espero que puedas encontrar la felicidad
encontrar la felicidad en ese país. Escribí en ella.
Después de todo, en ese país grande adonde se dirigía, debe de haber algún gran
hombre quien pueda sanar sus heridas. Tiene que haber alguien, quien pueda
hacerla sonreír nuevamente.

¿No es una charla bastante egoísta? Sin embargo, desde el comienzo había
pensado que esta estrecha aldea no era adecuada para ella, y que debía ver un
mundo aún más vasto.

A propósito.

Ya que la señorita viajera estaba actuando como Mina, eso significa que aún no
ha regresado ¿cierto? Aún a pesar de que ya deben de haber transcurrido dos
semanas desde que se fue.

En ese caso, debe ser así.

—Ella seguramente encontrará la felicidad allá.

Al final de su historia, él miro hacia afuera por la ventana con ojos cansados,
distraídamente.

El viento sopló, las hojas de los árboles danzaron, y antes de darse cuenta
desaparecieron de la vista.

"¿Y realmente estás bien con eso?"

Esas eran palabras comunes. Pero no podía encontrar otras que ofrecerle.

"Por supuesto que no. Despedirse de la persona amada es algo triste."

"…"

En ese caso—Había comenzado, pero me detuve.


Tanto como para Mina-san y Abel-san, la despedida solo sería triste. Pero ella
debía sobreponerse a esa tristeza—este era el resultado de pensar que hacer para
ello.

Un extraño no debería meterse en los problemas de estos dos, son solo de ellos.

"Me alegro de haberte conocido, señorita viajera. Aunque no era real, al menos
fui capaz de verla una vez más."

"…También pienso que fue un placer conocerte."

Me alegra oír eso—luego de murmurarlo, él dijo:

"Señorita viajera, señorita Bruja viajera. Si eres una Bruja, eso significa que
puedes usar poderes milagrosos que nosotros no, ¿cierto?"

"¿Hmm? Eh. Bueno, eso es correcto."

Estaba un poco sorprendida por esa súbita pregunta, pero lo afirmé.

La magia, después de todo, no es algo disponible para todos.

"La magia que me mostraste hace un rato atrás fue absolutamente increíble. Era
como si estuviera en un mundo de fantasía."

"Bueno gracias. Me alegra que lo disfrutaras."

"Hey, ¿puedes hacer algo como esto con magia? Como por ejemplo…"

Parte 4

Inmediatamente luego de dejar la cabaña, regresé a la casa para cambiarme de


ropa y sacarme el corsé. Estaba demasiado apretado alrededor de mi espalda, por
lo que no podía removerlo por mí misma.
"¿Salió todo bien?"

La abuela preguntó mientras me volvía a poner mi túnica. Le respondí algo que


no había sucedido.

"Sí. Él estaba bajo la impresión de que era totalmente Mina-san."

"Eso es un alivio. Encontrarse con Mina en sus momentos finales seguramente le


traería felicidad a su vez."

"…"

¿Sus momentos finales… dices?

"Así que, ¿cómo está Abel-san ahora?"

"Él me dijo que quería dormir debido a que habíamos conversado por mucho
tiempo. Por favor déjenlo tranquilo hasta la noche."

"Ya veo…entendido. Se lo transmitiré al jefe de la aldea también."

El jefe de la aldea debería ser el anciano con el bigote blanco. "Si fuera tan
amable."

Sujetando mi broche con forma de estrella y colocándome el tricorne, había


terminado con el cambio de ropa. Había regresado a ser mi yo de siempre.

"¿Qué harás de ahora en adelante? Si planeas quedarte en la aldea, tenemos


espacio…"

Era una propuesta agradable. Sin embargo, agité mi cabeza.

"No. Me iré pronto de la aldea. Debo darme prisa."

Además quería ver ese país grande por mí misma.

"…Es una lástima."


"Lo siento."

"¿Te irás sin siquiera reunirte con el jefe de la aldea?"

"Podría verme detenida si lo hago, ¿cierto? Es por eso que desapareceré de esta
manera. Dele mis saludos al jefe de la aldea y al padre de Mina-san cuando los
vea."

"Así que ya te vas. Es una lástima. Regresa algún día."

La mujer que me había ayudado a quitarme el corsé dijo esas palabras al mismo
tiempo.

Y yo,

"Sí, seguramente los volveré a visitar."

Dije algo que no planeaba hacer.

Y así, dejé la aldea.

En el interior del bosque virgen, volé hacia el norte. Simplemente miré hacia
adelante sin voltear mi cabeza siquiera una vez.

Sentía que la sensación dejaba por la helada mano de Abel-san continuaba en mis
manos, las cuales agarraban la escoba.

Él—

Parte 5

"… ¿En serio estás diciendo eso?"

Al escuchar su propuesta, estaba sumamente perpleja.


"Es correcto, estoy hablando en serio…voy a morir pronto. Seguramente moriré
pronto. Y eso es espeluznante e insoportable. Todos los días, pienso que si me
duermo hoy, quizás no despertaré de nuevo. Tengo miedo, me aterra, no puede
ser evitado."

Él continuó mientras estaba en la cama.

"Además, sé que el padre de Mina y los aldeanos piensan que soy una molestia.
En el fondo, ellos desean mi muerte. Ellos están pensando que si muriera más
rápidamente, la necesidad de cuidarme desaparecería. Es por que terminé. Es mi
limite, es por eso que—¿responderás a mi petición? ¿Me matarías?"

Él no bromeaba.

Él lo dijo lleno de seriedad.

Así que él se encontraba al límite huh.

Sin embargo,

"Me niego."

No había manera alguna en que aceptaría una solicitud de ese tipo. No me


convertí en Bruja para poder matar gente.

Aún si se tratara de su última voluntad…para mí, sería imposible.

"…Es una lástima."

Él se quedó callado.

Como si no hubiera esperado eso desde un principio.

"Lo siento."
"No, no tienes que disculparte—de todos modos si no muero por tu mano, de
todas formas los aldeanos me mataran en algún momento esta noche. Me mataran
colocando veneno en mi comida o algo por el estilo, y fingirán que morí
pacíficamente."

"…Una cosa así."

"No, lo entiendo. No seré capaz de pararme más, y alguien que solo esta postrado
en cama no tiene valor para la aldea. No hay nada para mí a este punto sino
esperar por la muerte."

"…"

"Aun así, la razón por la que viví hasta este día fue debido a que los aldeanos
esperaban que Mina regresara. Ellos parecen estar bajo la impresión que aún
tengo sentimientos que persisten por ella…pero eso ya no más."

Eso significa,

"… ¿Se debe a que vine aquí?"

"No es como si te estuviera culpando, así que no te hagas la idea equivocada


¿okay? Terminar de esta forma algún día era mi destino."

"…"

Y entonces, él sonrió.

"Bueno, si tuviera que hablar por un deseo, quería morir mientras era cuidado por
una chica que se pareciera a Mina…pero no quiero insistir en ello. Discúlpame
por pedirte una cosa tan extraña."

"No, por favor no te preocupes…"

Eso dije.
Capítulo 11 – El país que oprimía a los feos
Parte 1

Era un camino recto con árboles de similar altura en ambos lados. No había un
pavimento como tal, era simplemente un terreno irregular en donde los árboles
no crecían extendiéndose hacia adelante.

Arriba había una chica volando sobre una escoba. Por donde ya había pasado, los
árboles susurraban al sacudir sus ramas, botando hojas como si estuvieran
haciendo un brindis por algo. Esa encantadora chica era tanto una Bruja como
una viajera.

Su pelo ceniciento/cenizo recibía la luz del sol y la reflejaba deslumbrantemente,


y sus ojos celestes no miraban al camino adelante, sino que parecían mirar algo a
lo lejos. No sería una exageración decir que su apariencia de Bruja, compuesta
por una túnica negra, tricorne y un broche con forma de estrella, existían con el
propósito de realzar sus encantos.

¿Quién en este mundo era esa chica que cualquiera y todos podrían solo describir
cómo encantadora?

Correcto, soy yo.

"…"

Ya obtuve la información acerca del país que se encuentra adelante.

Tal como, que entre los mercaderes que hacen sus negocios alrededor, han
comenzado a llamarlo con extraños nombres tales como "País grande pero
pequeño", "País con solo hombres guapos y bellezas", "País con murallas", "País
desgastado", "País un tanto complicado de entrar" y "País de toda extrañeza".
Quería decir, al menos inventen nombres más compatibles entre ellos.
De todos modos, la única cosa cierta acerca del país de adelante es que es
anormal. Quizás hay algo extraño en él, o quizás misterioso. No descubrí nada
respecto a eso cuando escuché a los mercaderes.

De todas formas, si quiero aprender acerca de ese país, entonces no tengo otra
opción que comprobarlo con mis propios ojos.

Empecé a esperarlo con ansias un poco.

Un corto tiempo luego de eso, vislumbré al país. Junto con no tener paredes altas
como esperaba, su puerta, hecha de madera, estaba abierta.

Descendí en frente de ella.

De ahí en adelante, el guardia de la puerta rápidamente se acercó desde un lugar


próximo e inclinó la cabeza.

"Hola…oh, ¿una Bruja-sama? Bueno eso es inusual." Mirando al broche en mi


pecho, el guardia de la puerta ensancho sus ojos. "¿Qué negocios tienes al venir
acá?"

"Soy una viajera."

"Hohou. Eso también es bastante raro."

"¿Es eso así?"

El guardia de la puerta asintió dos, no, tres veces.

"Sí…a propósito, Bruja-sama, ¿estás consciente sobre este país?"

"Bueno…más o menos…"

"¿Es eso así? Está bien en ese caso."

"¿…?"
Oh vaya, ¿qué?

Él quiso decir algo, esto es intrigante.

"Bueno entonces, Bruja-sama, por favor responda estas simples preguntas para
poder ingresar al país. Primero…"

Cortando mis pequeñas dudas estaban las usuales preguntas. Tales como donde
había escuchado de este país, o mi nombre, mi edad. La duración de mi estadía y
el propósito de mi viaje.

Simplemente respondí todo.

"Entendido. Bueno, entonces adelante."

"Bien…"

Mientras era instada por el guardia de la puerta, puse un pie en dirección hacia el
país.

Ahora, ¿Qué clase de país será este?

Parte 2

Era imposible de juzgar si es que el país era respetable luego de caminar solo un
poco.

Atravesando la puerta, el país en su interior propagaba una vista relativamente


usual, sin ningún cambio particular en cuanto a apariencia.

Solo que, en vez de país, siento que llamarlo una aldea rodeada por murallas
sería más correcto.

Este país tenía demasiados edificios de madera, después de todo. Todas las casas
que mirabas parecían como si hubieran sido hechas al tallar los árboles. Quizás,
eran casas que habían sido hechas talando los árboles que habían crecido en el
camino que había seguido. Además, cada una de las casas estaba completamente
arruinada. Estaban destrozadas de una manera que daba la impresión de que un
lobo malvado los hubiera elegido como su objetivo y luego los hubiera soplado
lejos.

A propósito, los que vivían dentro no eran cerdos…sino verdaderos humanos,


bueno, eso debería ser natural.

Saliendo de una de las casas se encontraba una mujer, delgada como un hilo. La
mujer que había salido con una canasta bajo el brazo dirigió su atención hacia mí
solo por un instante, y se dirigió a otro lugar sin un cambio.

Esa reacción era la que uno dirige a objetos que no te interesan.

Quizás no es inusual que los viajeros el pasen por aquí.

No solo la mujer que tenía una canasta, sino que la reacción de la gente del país
era realmente indiferente.

Más que indiferente, creo que normal calza mejor.

Por ejemplo, una mujer que estaba clavando un palo entre dos árboles en el jardín
y estaba secando la ropa lavada. O los chicos que conversaban amigablemente
mientras rodeaban y colocaban ramas en una ligera fogata. O quizás los jóvenes
quienes cortaban con entusiasmo leña con un hacha.

Fui capaz de mirar a los residentes del país desde lejos, pero cuando nuestros
ojos se encontraban, "Ah, ¿una viajera? Ya veo." Inmediatamente apartaban los
ojos de esa manera.

Y ahora que lo mencionas, siento que quizás solo habían chicos y chicas
hermosos aquí, y también puede decirse que es agotador. Pero hasta el momento,
el único pensamiento que mantenía era "un país normal al punto del
aburrimiento." No puedo estar de acuerdo con su reputación.

"Oh vaya. Esto es raro."

Mientras caminaba distraídamente, alguien me llamó.

Mientras dirigía mi cara hacia la voz, visualicé a una maga caminando hacia mí.
Mientras nuestros ojos se encontraban, ella dio una brillante sonrisa.

Era una sonrisa que desbordaba una enigmática ternura. Era aparente, pero su
edad parecía ser alrededor de la misma que mis padres.

Por si acaso, mientras giraba mi cabeza, me aseguré que este no fuera alguna
clase de malentendido vergonzoso.

"¿Te refieres a mí?"

Pregunté.

La mujer asintió. "Sí, tú. ¿Eres una viajera cierto? Es bastante extraño venir a
este país."

"¿Es eso así?"

"Correcto."

"Había escuchado que este país era diferente por lo que llamó mi atención."

"Hmm, efectivamente eres un bicho raro."

"¿Es eso así?"

"Sí."

Por alguna razón, terminé conversando amigablemente con esta súbita maga, y
fui tratada como un bicho raro con gustos extraños.
¿Qué es esto? No entiendo la razón.

"Sin embargo, no puedo ver nada inusual. No puedo pensar en nada más que un
absoluto y completo país normal."

"A propósito, me preguntaba si es que ¿habías escuchado que tipo de país este
era?"

"Uhhhm…"

Le conté acerca de los sobrenombres que los mercaderes habían usado para
llamar a este país.

"…Hmm. País con solo bellezas huh…ufufu. Me siento avergonzada."

"…"

¿Acaso se quedó con solo la parte buena?

Esta Maga.

"Entonces, ¿te sientes algo decepcionada porque termino siendo demasiado


normal a pesar de tus expectativas?"

"Bueno, sí. Algo así."

"…Ya veo. En ese caso, deberías venir a ver el país del interior. Quizás
descubrirás lo que estabas esperando."

"¿Dentro del país…? ¿A qué te refieres?"

"Tal como suena. Ven aquí un rato."

"Eh, e-esper—"

Tirando de mi manga, fui arrastrada junto con la Maga cuyo nombre siquiera
conocía.
…¿Por qué?

El lugar al que fui arrastrada era el frontis de la puerta.

No la puerta que habíamos cruzado al ingresar al país, sino una más


extravagante. Sobre esta puerta de madera, marcos de hierro habían sido
añadidos. En el fondo, sentí que era más alta que las murallas del castillo y la
otra que había visto cuando entré.

La puerta estaba abierta y un carro estaba detenido cerca de ella. Paquetes de


varios tamaños estaban siendo llevados por el anciano gordo en el carro, el cual
estaba adherido a un caballo que arrancaba pasto del piso de manera aburrida.

Ahora, ¿Qué podría ser esto?

"… ¿Hay otro país dentro de este país?"

Ante mi pregunta, la Maga soltó mi manga y dijo:

"Sí. Es más, más allá de esta puerta está el verdadero país."

"¿Huh? En ese caso ¿Qué es este lado?" señalé al piso.

"Te lo diré si es que escuchas lo que tengo para decir."

"…"

Tengo un mal presentimiento acerca de esto.

"¿Harías un trueque conmigo?"

"¿Un trueque dices?"

"Así es."

"Depende de lo que sea."


Mientras decía esto, los ojos de la Maga brillaron como si estuvieran diciendo
"¡Lo tengo!"

"Necesito que vayas y compres un libro. Te daré el dinero."

"... ¿Un libro?" Mientras pensaba lo que podría ser, resultó ser una cosa normal.
"¿No puedes ir a comprarlo por ti misma? ¿O existen circunstancias que te
impiden hacerlo?"

"Correcto. No puedo comprarlo debido a ciertas circunstancias. ¿Puedo


encargártelo?"

Cuando pregunté acerca de que se trataba, ella claramente lo esquivó diciendo


"Eso, dejémoslo para luego que lo compres, ¿okay?"

Bueno, está bien mientras esté al nivel de un encargo.

No tengo ganas de volverme la chica de los encargos de la Maga, pero estaba


realmente curiosa acerca del otro lado de la puerta.

"Tomaré tu solicitud."

Dije.

Parte 3

Deslizándome junto al apático caballo y el trabajador y aceitoso anciano, pasé a


través de la segunda puerta.

Y lo que esperaba era un mundo diferente.

El estado era diferente al punto de que querer decir qué diablos hasta ahora había
sido ese lugar desgastado.
El piso por el que caminaba no era un camino ni siquiera pavimento—sino que
estaba hecho por lo que parecía ser duros ladrillos de arcilla alineados de una
manera fija. No, mejor dicho no parecían ser duros, eran realmente duros.

Incluso las casas que seguían el serpenteante camino habían sido mejoradas
desde madera a ladrillos, con esto, estarían bien incluso si el lobo atacaba.

Mientras caminaba, el aroma de café vino de algún lugar. Había una cafetería—y
todas las personas en su interior me sonreían al mirarme.

Al continuar caminando, incluso encontré mi pastelería favorita. No parecía que


tuvieran puestos en este camino, por lo que no había personas haciendo negocios
en el camino. Pastelería-san a su vez había abierto adentro de una casa bastante
ordinaria.

Debido al buen aroma asaltando mi cuerpo, mi estómago lanzó un gruñido como


si se hubiera dado cuenta. Eso me recuerda, no he comido nada desde la mañana.

Pero comamos luego de dar una rápida vuelta en el país. Es una buena
oportunidad, por lo que quiero comer algunas especialidades locales.

"Hey, hey, mamá, una de las feas está caminando. A pesar de ser fea."

"¡Shh! No mires."

…Oh vaya.

Que fue eso recién.

Mientras miraba en dirección hacia donde ese comentario increíblemente grosero


había provenido, vi una madre y un hijo gordos tomados de la mano mientras me
miraban con expresiones de disgusto.
¿Ellos estaban hablando sobre mí? En el momento en que nuestros ojos se
encontraron, estaban alejándose.

"Hyaa, ¡La fea me miró!"

"Hey, ¡basta, o te volverás feo!"

Le siguieron aquellas palabras.

¿Qué diablos es lo que acaba de ocurrir?

Aún si lo pensaba seriamente, no habría respuesta para ello, por lo que al final,
concluí en mi mente que había sido solo un malentendido.

Mientras más avanzaba, más creció.

O quizás, entre más gente pasaba, mayor era la cantidad de ojos que con
desagrado se dirigían hacia mí.

La gente, a veces apuntándome y despreciándome, a veces susurrando entre


ellos, debían decir:

Fea.

"¡Dios mío! ¡Que fealdad!"

"Que cara tan terrible. Es algo imposible de mirar."

"¿Cómo puede siquiera caminar tan calmadamente? Siento respeto."

"Es demasiado delgada, huh."

"Es un esqueleto."

"Es malo para la educación de los niños, porque no solo desaparece."


"Lo que es más, es una Bruja."

"Ahh, cierto. Es una fea Bruja."

Y así, algo por el estilo.

Como era de esperar, no me enojaría por algo tan simple.

¿Oh vaya, oh vaya? ¿Podrá esto ser celos? Empecé a querer decir cosas así.

Sin embargo, luego de caminar por el lugar con tan clara discriminación, era
natural que algo molesto ocurriera.

Por ejemplo, que un hombre se riera (que parecía un cerdo gordo) diciendo,
"¡Hyahaha! ¡Demasiado fea! ¡Es igual a una esclava!"

O hacer que un aterrado anciano (que parecía un cerdo gordo) dijera: "¡Hii! ¡Un
Dios de la Muerte! ¿Acaso esto significa que mi muerte se acerca…?"

O rocas que te fueran lanzadas por niños (que parecían cerdos gordos) mientras
decían "¡Vete de aquí fea!" —Aunque su fuerza era débil en comparación con su
físico, así que evitarlos fue fácil.

Incidentalmente, con el fin de reducir mi estrés, mandé a volar a los niños que me
habían estado lanzando rocas con viento, pero tenían grasa en sus cuerpos, así
que no debería haber problema.

Pero aun si me vengo un poco, los incidentes inconvenientes no terminarían.

"¡Hey, eres un estorbo! Apártate, fea."

Tampoco las palabras proferidas a mí mientras pasaban a mi lado y me


golpeaban los hombros.
Ahora, ¿cuán hermosa es la persona que ha establecido que soy fea?
Apartándome con ese pensamiento, estaba esperando ahí una mujer que parecía
un pedazo de carne.

Oh, que encantadora carne. Igual que un cerdo antes de enviarlo lejos.

Para expresarlo en otras palabras, era una extremadamente gorda Ojousama con
una cara increíblemente tosca. Esa chica redonda, estaba ataviada con un
ondulante vestido, mientras caminaba en medio del camino mostrando una
orgullosa cara.

Pero por alguna razón, fue bañada en aclamaciones.

"¡Pero que hermosa!"

"Las chicas deberían ser así después de todo "

"¿No está un poco subida de peso?"

"Está bien de esa forma. Tú no lo entiendes, huh."

"Que belleza…quiero que sea mi esposa."

"Comparada con ella, ¿Qué es esa Bruja?"

"Es puro huesos."

"Es demasiado delgada."

Algo como eso.

Era un tanto desagradable que las llamas me alcanzaran de alguna forma.

"…Fuhh."

Por el momento, di la vuelta por donde había venido y me apresuré en dirección


a la cafetería.
Escapé, debido a que era muy desagradable.

"Bienvenida, ¿su orden?...pff." El hombre con cara de perro (que era la grasa
misma en persona) dijo esto con una repugnante sonrisa en su cara.

"Umm, que tal el conjunto de la mañana."

Elegí lo primero que había en el menú. Elegí la cosa más barata.

"Como ordene."

El empleado rápidamente se fue y comenzó a susurrar algo con otro empleado.

Bueno, probablemente estarían ridiculizando mi apariencia.

"…"

No era necesario pensarlo, menos decirlo.

Aparentemente en este país – el otro lado de la puerta parece que es un lugar con
un concepto de 'feo' bastante alejado del convencional.

"Hey mira…la fea está sentada ahí."

"¡Tonto! No hables tan fácilmente acerca de los feos. ¡Podrías infectarte!"

"¡D-Demonios!...Mi error."

"¡Por amor de Dios!..."

Dejando de lado si la fealdad era infecciosa, parecía ser que incluso dentro de la
cafetería, los otros clientes me bañaban en miradas penetrantes.

Realmente no lo entendía, pero al parecer de alguna forma pertenecía a los


objetos de discriminación en ese país.

"Gracias por esperar. Aquí está su pedido."


El empleado que me miró con desprecio dejo atrás un café y un pan. Y algo de
jamón.

Una cantidad bastante modesta. Como era de esperar de la cosa más barata.

Entonces, mientras exhibía una desagradable sonrisa, el empleado dijo,

"Señorita cliente, lo siento pero ¿podría abandonar rápidamente la tienda luego


de comerse eso? Estamos recibiendo quejas por parte de los otros clientes…"

"Está bien…"

La risa se escapó desde algún asiento.

Luego de comer el conjunto de la mañana de forma extremadamente lenta y


elegante, me dirigí hacia la librería.

Quería escapar rápidamente de aquí, pero no podía debido a que había hecho una
promesa.

A regañadientes, caminé mientras me apuntaban y reían de mí, finalmente llegué


a la librería.

El interior de ésta estaba engullido por el silencio. Como era de esperarse del
sagrado lugar de damas y caballeros. La gente en su interior (todos gordos sin
excepción) estaban sumidos en los estantes, o quizás en los libros que tenían en
mano, por lo que no comenzaron a mirar en mi dirección.

Así que esta es una zona segura.

"Veamos…" Deambulé dentro de la tienda mientras recordaba el título del libro


solicitado por la Maga.

Después de un rato, finalmente lo encontré. Estaba apilado en la esquina de los


libros nuevos.
Luego de tomar una copia, me dirigí hacia el mostrador.

"Bieeeenvenida." La dependiente de la librería emitió una sensación poco seria y


aceptó el libro. "¿Se lo envuelvo?"

"Por favor."

Ella no había tomado una actitud evidente, pero probablemente se debía de estar
riendo en el fondo.

Mientras ociosamente movía mis ojos a otros lados, observé los marca páginas de
libros con mal gusto apilados en el mostrador.

Eran cascaras de arañas aplastadas y aplanadas que eran desagradables siquiera


de mirar. Tenían escritos "Marca páginas." Por lo que debían ser uno. No había
duda de ello.

"Ah, ¿podría poner uno de estos marca páginas cada cincuenta páginas en el
libro?"

"La cliente tiene mal gusto, eh."

Entonces para que siquiera vendes esos marca páginas.

Cuando dejé la tienda, estaba rodeada por los adultos.

No sé lo que estoy diciendo, pero ni siquiera yo comprendo lo que había


ocurrido.

Rodeándome se encontraba el caballero gordo. Recuerdo.

"Hey, ¿eres tú la viajera que se metió en este país, cierto?"

El gordo grasiento habló en mi dirección. Al recordar quien era, resultó que era
el tipo que llevaba el equipaje desde la carroza que estaba cerca a la segunda
puerta.
"¿A qué te refieres con meterse?"

Dije sinceramente.

"Entraste furtivamente mientras nosotros, los guardias de la puerta estábamos


llevando el equipaje, ¿cierto? Es una fechoría entrar a este país sabiendo que los
feos no son permitidos."

"¿Qué?" ¿No debería de haber entrado?

"No te hagas la tonta. Cuando pasaste por la primera puerta, el guardia de ese
lado debió de haber dado la explicación. Que la segunda puerta es una locación
especial en donde solo algunos selectos pueden entrar. Entrar a pesar de eso es
una fechoría."

"Haah."

Ahora que lo pienso, creo que el guardia de la puerta me preguntó si conocía algo
del país o no.

"¿¡Por qué esa actitud?! En primer lugar, afligirá a los ciudadanos si alguien
como tú se queda aquí. ¡Vete de una vez!"

"Pretendía justo hacer eso sin que me lo dijeras."

Ya había concluido mis negocios aquí.

"…Hmph, y no vuelvas."

No tengo planeado regresar aun cuando me lo digas, así que tranquilízate. Quería
decir eso.

Pero no soy tan estúpida como para agregar leña al fuego así que solo respondí
con un "Es eso así~"
Parte 4

"Oh vaya. Finalmente regresaste."

Era el desgastado lugar afuera del prospero país.

Ella estaba de pie ante la segunda puerta mientras la dejaba. Era bueno que me
haya ahorrado el problema de buscarla, pero siento que el tiempo para conocerla
fue predicho de alguna manera.

Era como si hubiera estado bailado en la palma de su mano todo este tiempo.

Probablemente solo sea mi imaginación.

"Hola. Obtuve el ítem prometido."

"Oh, gracias."

Ella trató de tomar el libro de mis manos.

"Pero antes de eso, ¿no me dejarás oír sobre este país? La entrega del libro viene
después de eso." Dije esto mientras levantaba el libro.

Ella retiró sus manos extendidas, y dijo,

"Es cierto, entonces… ¿vamos a sentarnos a algún lado?"

El lugar hacia el que fui dirigida era una banca sin una sola vida en ella, parecía
haber sido descuidada afuera por mucho tiempo, tenía musgo enroscado en las
patas, y la madera también agujeros en diversos lados.

Dio un chirrido al sentarnos. Fue un poco escalofriante. Se sentía como si la tabla


se quebraría con un "¡Bamm!" en cualquier momento.

Al frente mío cuyo corazón saltaba como si estuviera sosteniendo una bomba de
tiempo, la Maga miró calmadamente al tranquilo escenario y habló.
"Comparado con el otro lado, se siente bien aquí. Está calmado."

"…Bueno, eso es cierto."

Aunque me pregunto si quizás no está demasiado calmado.

"Bueno, ¿Qué es lo que quieres oír?"

"Tú sabes lo que quiero oír, ¿cierto?"

La Maga, por un corto periodo, se quedó callada.

Entonces, comenzó a hablar poco a poco.

"…Verás, en los tiempos antiguos, cuando este país no estaba aún dividido, vivía
una princesa realmente fea."

"¿Huh? ¿Una princesa fea dices?"

Incliné mi cabeza. Dando a entender que quería decir "¿a qué te refieres?"

"Bueno, ella sería una belleza para los estándares del otro lado…bueno,
resumiendo, era una princesa que sería fea según tus estándares."

"Eso es bastante duro."

"Pero es cierto."

"…"

"Regresemos al tema…la princesa fea era consciente acerca de su propia fealdad.


En ese tiempo, la idea general sobre una 'belleza' era aún normal, por lo que no
tenía confianza en su apariencia."

¿Fumu Fumu…?

La Maga continuó.
"Es por eso, que la princesa le preguntó a una Bruja viajera. 'Haz mi apariencia
hermosa'. Sin embargo, la Bruja se negó. Ella no conocía una magia que pudiera
alterar la apariencia de una persona, y además pensó que éticamente no era lo
correcto de hacer.

"¿Tú eras esa Bruja viajera?"

Sin embargo, ella negó con la cabeza. "No. No soy más que una simple Maga.
Mira, ni siquiera tengo un broche, ¿cierto?"

Al decirlo, ella acercó el pecho de su túnica y me mostró. No había nada ahí.

"Entonces, ¿Cómo es que sabes de la solicitud que la princesa hizo a la Bruja


viajera?"

"Debido a que soy amiga de esa Bruja…nos conocimos cuando ella vino a este
país. Pero ella es una viajera, y estuvimos juntas solo por un corto tiempo."

"Haah."

"Nuestras edades eran exactamente la misma que la tuya, y nuestras apariencias


eran como la tuya. Éramos absolutamente alegres y hermosas."

"Haah…"

¿Me estaba admirando? No entiendo.

"Bueno, en fin, la Bruja viajera rechazó la propuesta de la princesa. Al parecer


ella fue bastante persistente y eventualmente se transformó en una pelea.
Entonces, la enojada princesa exilió a la Bruja viajera diciendo 'Tienes el
atrevimiento de denegar mi solicitud'."

"A propósito, yo también fui exiliada."

"Ya me lo imaginaba."
"…"

Aparentemente ella me había usado a pesar de saber cómo las cosas terminarían.

"Luego, la princesa invirtió los conceptos de feo y bello y alejó a todos aquellos
que consideraba feos desde su perspectiva enviándolos fuera de la puerta. Y así,
la princesa vivió en armonía. Y todos vivieron felices para siempre."

"…"

"¿Qué tal fue?"

"Mal, aún si preguntas como…"

De alguna forma se convirtió en un dolor de cabeza.

Por el momento, preguntemos lo que queremos preguntar.

"Sin embargo, ¿eso estaba bien? Todos fueron expulsados fuera de la puerta,
¿cierto? No creo que sería extraño si aparecieran personas insatisfechas de allá."

"Y por supuesto que aparecían. Aunque no había nadie que pensara en una
revuelta."

"¿Es eso así?"

"Las personas insatisfechas agarraron una gran suma del país y dejaron este
lugar. Ahora están partiendo sus vidas desde cero en algún lugar ¿me imagino?
No puedo decir que sea una sabia idea…recibes una cantidad mínima de dinero y
comida sin siquiera trabajar después de todo. Este lado puede parecer pobre, pero
en realidad es el otro lado el pobre."

"…"

"Gracias a la princesa poco agraciada quien forzó sus valores, todos estamos
viviendo vidas pacíficas y ordinarias. En el otro lado a su vez, las personas están
viviendo una vida sin molestias—y al despreciar a la gente como nosotros,
liberan su estrés diario."

"…Sí."

Ya veo.

Mirando desde el otro lado, la gente aquí son existencias depravadas que los
hacen pensar "no quiero terminar así".

Así que, al mantener mutuamente la existencia del otro lado más baja que la
propia, están manteniendo la paz, eso debería ser.

Es hábil, o quizás pobre, o indirecto.

"…Bueno, mi charla ha terminado con esto. ¿Qué tal estuvo? ¿Respondió todas
tus preguntas?" Ella extendió su mano hacia mí.

Dije mientras ponía el libro que compré en su mano.

"Sí, más o menos. Ya no tengo preguntas." Aunque sigo estresada. "A propósito,
¿Por qué querías este libro?"

"Esta es una nueva edición del libro, pero realmente no la distribuyen aquí desde
el otro lado de la muralla. Así que usé a la señorita viajera."

"…"

Ya veo.

Fui usada por una razón bastante inútil.

"Bueno, llegaste a conocer el otro lado, está bien, ¿cierto?"

"Es cierto huh…aunque quedé algo enojada mientras era abiertamente


discriminada al otro lado."
"Oh…perdón por eso." Ella honestamente se disculpó.

"No te preocupes."

Ya he puesto mi venganza cada cincuenta páginas del libro.

"¿Qué pensaste luego de viajar a ese país?"

De pronto preguntó esto mientras abría el libro.

Los dos países en uno, eran verdaderamente pacíficos pero con relaciones
bastante extrañas. Si tuviera que expresarlo en una palabra.

"Creo que es un país extraño."

Creo que esa palabra lo resume.

Y ella,

"También pienso eso."

Dijo esto y dio vuelta a la página.


Capítulo 12 – La princesa de un país sin gente

Parte 1

"Si sigues este mapa, serás capaz de llegar al país más cercano. Haz tu mejor
esfuerzo, Ojousan."

El jefe de una aldea en donde me había quedado el otro día me entregó un mapa
mientras decía tales palabras, así que decidí seguirlas obedientemente.

Ha pasado medio día desde que he estado volando en mi escoba a baja altitud,
apenas por sobre el suelo mientras sostenía ese mapa en mis manos. Ciertamente,
era capaz de alcanzar mi meta sin problemas.

Fui capaz de, sin embargo…

Dios mío, pero ¿qué es esto?

"…"

¿No está todo destrozado?

¿No…no es un país cierto?

Todo y todos. Todas las cosas estaban muertas. La puerta que separaba el país
del exterior estaba a su vez abierta, por lo que fui capaz de pasar debajo sin
detenerme mientras iba en mi escoba.

El paisaje dentro del país se mantenía sin cambios. Casas sin techos, lo que
alguna vez fueron casas estaban quemadas hasta los cimientos, casas en las que
solo quedaban sus contornos, otras que se habían vuelto meros escombros…
escombros, escombros, y más escombros.

En cuanto a la gente, no había ni siquiera una señal de vida.


Parecía que este país había estado desprovisto de gente desde hace mucho tiempo
ya.

Y mientras el Palacio Real que podría decirse que era el símbolo de este país se
mantenía comparativamente normal en apariencia, seguía siendo una ruina
finalmente. La muralla exterior estaba llena de grietas, tantas que pareciera que
podría derrumbarse con solo un golpe. La puerta de madera no cedería aún si
estuvieras empujando o tirando.

"…Ughh."

Estoy pérdida. Realmente pérdida.

Bueno, ¿qué podemos hacer?

Me senté en las escaleras que se alargaban en dirección al Palacio Real con una
honesta expresión de abatimiento, sin embargo, naturalmente no había nadie que
pudiera llamarme con preocupación, por lo simplemente agaché mi cabeza.

¿Debería regresar al camino, perdiendo otro medio día?

¿O debería quedarme acá?

Estas dos eran las opciones que se me habían presentado. Y no quería escoger
ninguna de ellas. Si tratará de seguir el camino por el que vine a esta hora,
definitivamente se volverá oscuro. Aún si regreso a salvo a la aldea, está la
interrogante relacionada a sí hay algún lugar para poder alojarme. Aún si me
dijeras que durmiera aquí sin regresar a la aldea, eso sería problemático en sí
mismo.

Después de todo, solo hay ruinas aquí.

"…Haah."
Pero desafortunadamente, quedarse aquí en estas ruinas parece ser la mejor
opción entre esas dos.

Y así escogí.

Después de todo. El problema no se solucionará sin un sacrificio. Estoy bastante


reacia pero no hay otra opción.

Quedémonos aquí.

Y entonces me levanté.

Con el fin de buscar una cama.

Como resultado de volar por los alrededores a través de los cielos del pequeño
país con la escoba, el Palacio Real resultó ser el lugar que retenía la apariencia
más decente. Las casas privadas no estaban muy bien. Estaban, después de todo,
desmoronadas al punto de ser prácticamente inútiles.

La puerta del Palacio Real estaba cerrada, pero si pensabas en ello, no había
nadie ahí.

¿Está bien, cierto?

"… ¿Está bien hacerlo, cierto?"

"…Eii."

Luego de confirmar una vez más que no había nadie cerca. Quemé esa puerta con
magia y la convertí en cenizas.

"Perdón por la intromisión…"

A continuación, entré.
Comparado con el exterior que estaba cubierto de grietas, el interior había
mantenido su hermosa apariencia. Aunque estaba cubierto de polvo, debido a la
ausencia de alojamiento.

Ahora, comencemos la búsqueda. Primero viene el asegurar una cama.

El castillo privado de gente poseía una atmósfera ominosa a la deriva. Había un


débil aire de intranquilidad, se sentía como si alguna cosa desconocida podría
saltar en cualquier momento.

Mientras sentía unos extraños escalofríos, busqué las escaleras. Siendo una
viajera que había vagado por varios países, sabía que el cuarto al que estaba
apuntando no se encontraba en el primer piso. Si es que había un cuarto, estaría
en el segundo piso. O incluso más arriba, debía de haber un cuarto usado por la
realeza.

En menos de unos cuantos minutos luego de comenzar la búsqueda, descubrí las


escaleras. Pisando firme sobre la alfombra cubierta de polvo, comencé a subir.

Y entonces,

"¿Quién eres tú?"

Escuché una voz.

Instintivamente levanté mi cabeza mientras era atacada por un sentimiento que


perforó mi corazón. De ahí en adelante, vi a una mujer de pie al final de la
escalera.

Yo estaba a punto de llorar. En todo el sentido de la palabra.


Parte 2

"No esperaba que alguien viviera aquí."

"No esperaba que alguien viniera aquí."

El lugar al que ella me había llevado era un cuarto lleno de elegancia.

Aunque había solo una cama y un escritorio que pudieran ser considerados como
muebles en ella, si fueras a hablar de su inmensidad…Me preguntó si sería
posible meter toda una casa de la aldea de en donde me había quedado el otro
día. ¿Qué es esto de todas formas? ¿Qué es? ¿Se supone que uno duerma en un
lugar así? Tanta extravagancia.

"¿De dónde vienes me pregunto?"

Mientras ella sacaba una silla del escritorio (una cosa dorada que brillaba
esplendorosamente y parecía costosa) y se sentaba en ella, directamente dirigió
una suave mirada hacia mí.

"Vine desde un país lejano," dije. "Soy una viajera."

"¿Puedo escuchar tu nombre?"

"Es Elaina."

"Ya veo. Soy Milarosé. Un gusto conocerte."

Ella sonrió.

Su cabello era rojo como la sangre y ondulado como si un relámpago hubiera


pasado a través. Al usar un vestido andrajoso, me sentía intranquila pensando si
acaso ella era una persona con un temperamento salvaje, pero resultó ser que era
una persona gentil.

"Milarosé-san, ¿por qué estás aquí?"


"…No lo sé."

"¿Huh? ¿A qué te refieres?"

"No sé porque estoy aquí." Milarosé-san torció su expresión. "Cuando recobré la


consciencia, estaba en este país en ruinas."

"…Eso es…"

Me pregunto si es algo parecido a la amnesia…

¿Pero cómo? La ruina de este país no es algo que debió ocurrir hoy o ayer.
Estimando aproximadamente, ya estaba de esta forma hace un mes atrás.

Transformé mis preguntas en palabras.

"¿Por qué no abandonas este país? En vez de quedarse aquí, vivir en otro país
debería ser mucho mejor. Si es por dinero, esta esparcido a nuestro alrededor."

Las cosas de valor podían ser robadas de este castillo, en caso de ser necesario.

"…"

Luego de verse como si estuviera pensando por un momento, se levantó.


Entonces, tomó un solo pedazo de papel desde el cajón del escritorio e hizo señas
en mi dirección.

Ven aquí, eso debe ser lo que quiere decir.

"Esta es la razón por la que no puedo dejar este lugar."

Ella me mostró ese papel. Caracteres desordenados que se asemejaban a insectos


que se habían subido, estaban alineados desde el inicio hasta el final.

Parecía que se trataba de una carta.

Mientras era instada por su parte, leí esa carta.


Tú, quien está leyendo esta carta, Princesa Milarosé es quien eres. Aún si no
sabes nada, lo sé.

¿Por qué estás aquí? ¿Por qué todo afuera de las ventanas está en ruinas? ¿Por
qué no tienes tus memorias pasadas?

Estoy seguro que estás perpleja debido a todas las cosas que no sabes, pero
quiero que te calmes, dentro de poco te explicaré todo.

Decir que todas las interrogantes que se arremolinan en ti serán resueltas, no es


el caso. Pero al menos, evitará tu muerte en manos de una decisión equivocada.
En otras palabras, lee esto si no quieres morir.

A propósito, ¿es de día por allá, o es de noche?

Asumiré que es de noche y avanzaré en el tema desde ahí. Si por alguna


casualidad es de día, bueno, sería ideal que pusieras en la esquina de tu cabeza
la idea de que cosas así continuaran ocurriendo de ahora en adelante.

Ahora.

Quiero que mires hacia afuera desde la ventana. Seguramente, el monstruo debe
estar descontrolado. Ese monstruo, es el demonio que destruyó este país, y es a
su vez la causa de tu amnesia.

Ese monstruo no tiene nombre, si tomo esta oportunidad y le doy uno, le


llamaría Javillier.

Despierta con la puesta del sol y continúa destruyendo el país hasta el


amanecer. Si decidieras salir a buscar alimentos. Recomiendo que lo hagas
durante el día, el castillo es seguro. Dentro del castillo es el único lugar en
donde Javillier no puede entrar.
La meta de Javillier es la de masacrar a todos en este país. Viene a este país
todas las noches y arrasa en busca de la última persona que queda.

La persona que queda, en otras palabras, eres tú.

Su objetivo eres tú, quien se ha convertido en una princesa de un país sin gente.
Te lo ruego, no dejes este país. Si dejas el país, Javillier también dejará el país
en tu búsqueda.

Para ti, tengo una sola solicitud.

Quiero que mates a Javillier con tu fuerza. Aunque, a menos que mates a ese
monstruo, no serás capaz de dejar el país, por lo que pienso que no tienes mucha
opción.

Si es tu, poder de Bruja, entonces algo como derrotar a Javillier debería ser un
asunto sencillo. Por favor, por nuestro bien, quiero que derrotes al monstruo.

Para que puedas vivir.

Y por aquellos que desgraciadamente asesinó.

Luego, en la noche.

La cosa referida como Javillier, era sin lugar a dudas un monstruo.

Su cuerpo gigante podría ser comparado a los edificios en decadencia, y estaba


cubierto con escamas tan negras como la noche más oscura.

Había sido llamado Javillier, pero desde una apariencia externa, era igual a un
dragón.

Si le arrancas las alas a un dragón, creo que terminaría con esa forma, no sé si se
debe a eso, pero ese espantoso monstruo escupía fuego. Su aparición como tal, al
destruir edificios con sus gigantescos y musculosos brazos, quemando casas
hasta los cimientos, más que buscando a la última sobreviviente, Milarosé,
parecía como si solo estuviera en un ataque de rabia.

"En vez de eso, Milarosé-san, ¿así que eras una Bruja?"

"En vez de eso, Elaina-san, tú eres una Bruja."

"No, bueno, el ser una Bruja debería ser obvio por mi apariencia."

Mi apariencia es la de una Bruja sin importar como la mires. ¿Acaso no vio este
broche mío?

"Solo bromeo."

Milarosé-san dejó escapar una risa mientras miraba hacia abajo al monstruo que
destrozaba como si estuviera debajo de la ventana.

Yo también seguí su línea de visión.

"Pero la persona que escribió esa carta hizo a su vez unas solicitudes bastante
poco razonables, huh."

"Es cierto. Por qué pelear con un monstruo como ese y ganar…es simplemente
ridículo."

"…Eso me recuerda." Hay algo que me molesta. "¿Por qué estaba escrito que
solo el castillo era seguro?"

"Aún si me lo preguntas, no conozco la respuesta."

Bueno, eso es verdad.

Dije.
"¿No era esa carta un poco extraña? Al final, ¿no son las únicas cosas que
aprendimos luego de leerla es que hay un monstruo que sale de noche, y que
debes matarlo?"

Es cierto, mientras está escrito de forma tediosa acerca de la situación actual en


la que se encuentra Milarosé-san, no hay ni una palabra escrita acerca de la parte
crucial.

¿Por qué Javillier apareció y destruyó el país? ¿Por qué ella era la única
sobreviviente? ¿Cuál es la relación entre la amnesia y Javillier?

Todo eso era realmente un misterio, misterio, misterio. Como si intencionalmente


evitaran informarla, estaban espléndidamente omitidos.

¿Pero por qué razón?

"Si bien es cierto que hay una montaña de cosas que no entiendo, aprendí que yo
era Milarosé, la princesa de este país…y que esté país fue destruido por el
monstro. Si todo eso es cierto, entonces es mi misión derrotar a eso… ¿no lo
crees?"

"¿Lo has combatido?"

Mientras apuntaba al monstruo destruyendo en el exterior, ella negó con su


cabeza.

"Aún no."

"Ese es un oponente con el que no desearía pelear en toda una vida."

"En efecto."

"Milarosé-san, ¿Cuántos días serían hasta hoy, los que has visto a ese monstruo?"

"Sólo han sido siete días. No ha sido tanto desde que desperté. Bueno, aunque el
país estaba ya en ruinas hace una semana."
Ella miró en dirección al cielo. En un cielo negro azabache con brillantes
estrellas, la luna redonda producía un poco de luz. ¿Qué estaría sintiendo en este
momento?

No entiendo, y no puedo entenderlo.

"…"

Luego de estar calladas por un tiempo, ella abrió su boca.

"Mañana en la noche, estaré combatiendo a ese monstruo."

"¿Tienes oportunidad de ganar?"

Aún si fuera yo, no sé si sería capaz de ganar si retara a ese monstruo.


Probablemente la diferencia de poder está a un nivel en el que ganarías
finalmente luego de morir dos veces.

"La hay, por supuesto. Verás, recordé cómo usar Magia una semana después de
despertar. Quizás era una usuaria capaz antes de perder la memoria." Ella puso
sus manos en su espalda.

"Da tu mejor esfuerzo. Vitorearé por ti desde un lugar seguro."

"Ah, ¿no me darás una mano?"

"¿Hay alguna ventaja para mí si lo hiciera?"

"…Esa absurdamente franca forma de hablar tuya, no la odio."

"Vaya, gracias."

Luego de eso, nos consentimos con un acto ambiguo llamado charla amistosa
mientras mirábamos la gallarda figura del Javillier que destruía el vecindario,
luego de ello nos fuimos a la cama.
En cuanto a mi cama, Milarosé-san me condujo a la cama que al parecer era
usada por los empleados. Estoy agradecida. Era suave y esponjosa.

Parte 3

Temprano en la mañana del día siguiente.

Fui despertada por un extraordinario y atronador rugido. ¡Enemigo! ¡Enemigo!


Algo seguía gritando al interior de mi cabeza. Mi corazón saltaba al igual que
cuando uno corre con todas sus fuerzas. Teniendo algo como una mala
premonición, salté de la cama, agarré mi bastón, y fui en dirección al primer piso
que era la fuente de ese rugido.

"Oh, buenos días."

La persona que me saludó mientras caminaba en el primer piso del castillo


cautelosamente era la ampliamente sonriente Milarosé-san. Su vestido era
diferente al de ayer, pero estaba igual de destrozado que el otro. ¿Acaso no tiene
nada más que vestidos hechos pedazos? La compadezco.

No, ahora no es el tiempo para eso.

"¿Qué era ese sonido de ahora? ¿Es un ataque enemigo?"

"¿Enemigo…?" Inclinó su cabeza preguntándose. "Solo estaba cocinando. ¿El


sonido realmente era tan fuerte?"

"¿…? ¿C-Cocinando?"

Quizás el cocinar al que te refieres es solo un evento imaginario.

"Sí. Estará listo pronto."

Asintiendo, ella giró y comenzó a caminar. Siguiéndola, llegué a la cocina.


"Espera en el salón de al lado. Por favor espera."

"… ¿Necesitas ayuda?"

"No hay problema."

"…Umm, pero."

"No hay problema."

"…"

Yo, quien perdí ante su increíblemente indescriptible presencia, retrocedí como


había dicho. Fui forzada a retroceder. Entonces, mientras me dirigía en dirección
al salón, me senté en una de las sillas alineadas, entonces,

Fallé huh—Pensé.

No debería haber retrocedido. Pensé

Los sonidos que provenían de la cocina eran como los sonidos de construcción
hechos a toda velocidad, Baribari. Guchagucha. Gorigori. Bekibeki. Bokikobi. P-
Por favor, perdónale a esta chica al menos su vi—Gyaaah. Goshigoshi.
Pechipechi.

Algo como eso.

Era obvio que no se trataba de sonidos producidos al cocinar.

Para hacerlo peor, incluso escuché un grito o algo parecido al final. Mi apetito se
perdió completamente debido a (algo que tomó el nombre de) su feroz forma de
cocinar.

Esta demás decir que la recibí, quien había traído la comida desde la cocina con
una expresión satisfecha, y una cara pálida.
"…Oh cielos, ¿estás bien? Tu cara está pálida."

"Como dije, estaba cocinando…Aquí, mira esto."

El plato fue puesto ante mí. Sobre la blanca loza estaban colocados dos pedazos
de pan. Uno de ellos era un pan integral horneado con una espesa mermelada roja
encima. Otro tenía un huevo frito sobre él.

…¿Cocinando?

¿Qué era ese sonido…?

"…Itadakimasu[1]."

Sentada frente a mí, mordió el pan con mermelada después de juntar sus manos.

"...... Itadakimasu."

Imitándola, también junté mis manos.

[1] NT: Gracias por la comida.

Mientras más profundamente pensaba sobre eso, más mi cabeza parecía volverse
loca, por lo que no presté atención a los pequeños detalles. Probablemente, sería
considerado una perdida si me importara.

Sentada al frente de ella, mordí el pan con el huevo frito encima. El ligero y
suave sabor del trigo y el huevo que estaba frito a punto, se esparció a través de
mi boca. Es un gusto simple que puede ser comido cuando quieras comer, pero
exactamente debido a eso, ha pasado un tiempo desde que comí algo así. Mis
mejillas se soltaron sin siquiera notarlo.

En una palabra, estaba realmente delicioso.

"Estoy pensando en hablar acerca del asunto de la noche sin retraso."

Milarosé-san dijo.
"¿El asunto de la noche dices?"

"Sí. Quiero que me ayudes a preparar un plan."

Respondí mientras comía el huevo, evitando la yema.

"Recibí una cama además de un desayuno, te ayudaré con eso sin quiera me lo
preguntes."

"Entonces. ¿Qué tal acerca de derrotar a Javillier?"

"Eso es un poco…"

En primer lugar, ¿Por qué ella debe pelear contra eso? Me parece que no habría
problema alguno aún sino lo hiciera.

Probablemente esperando que lo rechazara firmemente, la expresión en la cara de


Milarosé-san estaba calmada.

"Bueno, estoy bromeando así que no te preocupes. Trataré con el asunto de mi


país por mí misma. La persona que escribió la carta hubiera preferido eso
también."

"…"

Ahora, ¿cómo logramos eso?

Me mantuve en silencio. No era debido a que intentaba desesperadamente comer


la yema de huevo sin derramar un poco desde mi boca. No, en serio.

"Sería bueno escuchar lo que Elaina-san piensa. No hay certeza de que el


contenido de esa carta sea verdad. Sería estúpido creer todo cuando no hay
siquiera una sola cosa escrita acerca de los temas importantes, ¿cierto?"

Me sorprendí, me preguntaba si ella podía leer mi mente.


Ignorándome, mientras tenía palabras atascadas en la garganta, ella continuó.

"Sin embargo, como no hay una base para juzgar eso ahora, ésta es la única cosa
que puedo hacer. Además—para mí, no me parece que esa carta contenga
mentiras. Ellos realmente odiaban a ese Javillier, querían matarlo, es por eso que
me escribieron esa carta—así es como me siento."

Mientras golpeaba mi pecho atragantada, Milarosé-san sin decir una palabra me


entregó una copa con agua. Ah, tan amable.

"…Fuuh, gracias."

Luego de recuperar mi aliento, dije. "Sin importar lo que escojas, no tiene


ninguna relación conmigo ya que soy solo una simple viajera. Sin embargo, si me
permites decir una cosa, si estuviera en tu lugar, ignoraría por completo el
contenido de esa carta."

"¿Por qué es eso?"

Milarosé-san sonrío. No era una sonrisa desdeñosa, tampoco una amargada, era
solo una gentil sonrisa proveniente de alguien que estaba disfrutando la
conversación.

Ella realmente es una gran persona.

"Porque es sospechosa—nada más, nada menos. Aunque estás en un estado de


amnesia en donde no puedes distinguir izquierda de derecha, tendrías que estar
loca para tragarte el contenido de la carta con un 'oh, de veras'. Por supuesto,
estoy diciendo esto mientras no lo he experimentado por mí misma."

"En ese caso, ¿qué haría Elaina-san?”"

"Huiría. Correría con todas mis fuerzas y buscaría refugio en otro país."

Eso dije.
"Estaba escrito en la carta que Javillier me perseguiría si es que dejaba el país."

"Es exactamente por eso que es sospechoso. ¿Podría ese monstruo que parece no
tener siquiera un fragmento de inteligencia y simplemente parece estar
destruyendo sus alrededores ser realmente capaz de eso? Es más, el no ser capaz
de venir a este castillo también es incomprensible, y el remitente tampoco
escribió sobre eso…es realmente una carta con nada más que misterios en ella."

"Por eso no puedes creer en su contenido, ¿es eso lo que estás diciendo?"

"Correcto—y Milarosé-san, ¿aún tienes pensado elegir la ruta de luchar contra


ese monstruo a pesar de ello?"

"Por supuesto."

Ella asintió.

En ese caso, lo que tengo que hacer también está decidido.

Tomé un bocado de pan con jamón en él. Era un jamón misteriosamente


delicioso, pero se quedó atascado dentro de mi boca.

Parte 4

Empezamos con las preparaciones sin retraso. Dicho esto, fue a través de mis
acciones solamente.

"…"

…Es complicado.

Mientras bebía elegantemente el té negro y observaba mi trabajo, Milarosé-san


preguntó "¿Qué tal está, crees que lo terminarás?" de una manera despreocupada.

Mientras me volvía hacia atrás moviendo mi bastón, dije.


"… A-A propósito, ¿cuánto más antes que esté listo?"

Mirando hacia el agujero, ella dijo de una forma alegre. "Veamos, necesita ser
escarbada una mitad más, quizás."

"…Siento que estoy a punto de morir."

Me pregunto si es mi imaginación que la cantidad de trabajo acumulado y la


recompensa parecen ser obviamente desbalanceados.

Si preguntas que demonios estoy haciendo, estoy cavando un hoyo. En la calle


más espaciosa del país, quiero cavar un agujero con magia, suficientemente
grande para que Javillier pudiera entrar completamente—esas eran las
preparaciones de las que ella había hablado.

De acuerdo a ella, al parecer ya que Javillier no tenía alas, si caía dentro del
pozo, le tomaría un tiempo escalar de regreso hacia el suelo. Mientras tanto, si
continuamente disparábamos fuego mágico hacia ese agujero, ¿no seriamos
capaces de enterrar vivo a Javillier?—este era el plan que me había contado.

Se siente como un intento temerario a primera vista, sin embargo, también es


cierto que contra ese inidentificable monstruo, no había otra medida más que ese
primitivo método.

Si ella llegará a sufrir el daño de un solo golpe, al parecer su cuerpo explotaría en


incontables pedazos, y pienso que solo previniendo el contraataque, el efecto
podría ser esperado como suficiente.

La desventaja era que la preparación era aburrida hasta morir.

"Fuh, Fuuh…Gunununu…"

Desde ahí, reuní cada cuchara, pala y cualquier otra cosa pequeña como un balde,
los manipulé con magia y comencé a cavar junto a ellos. Oh que heroico. Este
esfuerzo y trabajo duro, quiero que alguien me dé un cumplido.
Bueno, también soy la poseedora del título "La Bruja de las Cenizas" y soy una
Bruja con una habilidad bastante buena, así que naturalmente, era posible cavar
un hoyo de una forma más habilidosa. Por ejemplo, excavando en el suelo como
un cilindro. Sin embargo, el consumo de poder mágico sería irracional de esa
forma. Luego de comparar el consumo de poder mágico trabajando por mí
misma, inmediatamente escogí trabajar.

Y el resultado de eso es esto.

"…Guoooo…"

A todo esto, me arrepiento con todas mis fuerzas.

Esto es difícil hasta el punto de morir.

Al final, terminamos el trabajo luego de que Milarosé-san me dio una mano. Pero
aun así, tomó tiempo, y para el tiempo que la trampa estaba terminada. Ya era de
tarde.

Las dos estábamos felizmente de pie ante tan magnifico hoyo. Siento que una
extraña amistad ha brotado entre nosotras como resultado de trabajar juntas. ¿O
quizás es solo mi imaginación?

"…Será pronto ahora."

Milarosé-san dijo. Su expresión parecía estar algo rígida por la tensión.

"¿Estás bien?"

"Estoy B-B-B-Bien. Sí, estoy bien."

Parece que no estás bien después de todo.

"Aunque estás temblando por todos lados."

"E-Esto se llama temblar debido a la emoción. ¿No sabías?"


"…"

No serás capaz de pelear apropiadamente de esta forma, ¿cierto?

Luego de continuar pensando respecto a alguna forma de soltar su tensión, pensé


cambiar de tema.

Era una brillante idea.

"A propósito, se me olvido preguntarte una cosa."

"¿Hm? ¿Qué podría ser?"

Dijo.

"Milarosé-san, ¿por qué usas vestidos destrozados? ¿Podría ser que no tienes
ropa limpia?"

"No es eso. Se vuelven así siempre que cocino, y ya que cambiarlos es


problemático, los uso como están."

"¿Qué clase de cocina es esa?..."

Estaba decepcionada respecto a esa inesperada y estúpida razón.

Y aun así, pensé que escondía un secreto más importante.

"A propósito, las ropas de hoy son mis mejores."

"Ya están enlodadas por sobre estar rotas eso sí."

"En realidad, también estoy usando mi ropa interior especial."

"¿Tienes pensado mostrárselas a Javillier?"

“Se llama la estrategia del sex appeal[2]."

[2] NT: Atractivo físico y sexual de una persona.


"Sería bueno si es que fuera efectivo."

Mientras estábamos teniendo una conversación tan trivial, una sonrisa regresó a
su cara. Mi estrategia había sido un éxito.

Sin embargo, ella me dijo mientras me sentía aliviada:

"Gracias."

"… ¿Eh? ¿A qué te refieres?" giré mi cara lejos de ella. Mis mejillas enrojecidas
deben ser causadas por la puesta de sol, eso debe ser.

"Tus sentimientos han sido transmitidos. Estabas intentando aflojar mi tensión,


¿cierto?"

"Vaya, vaya, solo intentaba conversar, pero pensar que podría estar considerando
eso. No se siente mal."

"Aunque eres absurdamente franca, eres tan deshonesta."

Milarosé-san me tocó por el lado con su bastón. Me dio cosquillas.

"Está bien, no moriré," dijo. "Juntémonos nuevamente luego de esto. Te invitaré


una cena con mi cocina."

"No gracias. Yo seré la que hará la cena esta noche," dije. "Así que, por favor no
mueras."

"Por supuesto."

Mientras decía tales palabras, Milarosé-san cubrió la superficie del agujero. Con
esto, Javillier no sabría acerca del hoyo y caminaría directamente sobre él para
luego caer.

La puesta del sol, tiñendo el cielo de rojo brillaba débilmente. El cielo en donde
rojo y azul claramente estaban separados pronto estaría cubierto de oscuridad
Y no mucho después, Javillier debería llegar aquí.

"Ahora, ve."

Milarosé-san me empujó por la espalda.

"…Encontrémonos de nuevo más tarde."

Como había dicho, ella una vez más me mostró una suave sonrisa. Y así, le di la
espalda y comencé a caminar.

Parte 5

Ups, ¿acaso alguien dijo algo acerca de irse?

Solo bromeo. Si me fuera así, sería el fin de mí como un humano. No, bueno,
pienso que rechazarla al inicio fue realmente frío.

Ahora, me encontraba dentro de una casa privada en el lado opuesto de la


trampa, esperando silenciosamente el momento correcto. Era un movimiento de
pinza para atacar.

[3] NT: Táctica militar en donde los flancos o lados del oponente son atacados simultáneamente al llegar este último
a un punto preestablecido por el otro.

A decir verdad, realmente no tenía intención de ayudarla al principio. Después de


todo, no tenía relación conmigo. Debido a que no sabía si valía la pena arriesgar
mi vida por ello, o si era realmente necesario derrotar a ese monstruo.

Sin embargo, cambié de parecer. La razón es que, por un poco, pensé que no
quería dejar morir a esa encantadora persona. Es por eso que peleo.

Por supuesto, hasta el punto de evitar la muerte.


Me gustaría que me perdonaras por no decir honestamente "¡Te ayudaré!" a esta
hora tan tarde.

"…"

En breve.

Un repulsivo rugido que parecía surgir de las profundidades del infierno resonó
extremadamente cerca. Mientras daba un vistazo a la situación afuera, vislumbré
escamas negras pasando.

Si continua de esta manera, debería tener una caída perfecta en la trampa.

"…Fuuh."

Respiré profundamente, parecía casi interminable.

Es extraño. Después de todo, a pesar de haberla conocido recién ayer, terminé


pensando que quería dejarla vivir.

Cuando esto termine, hagamos una comida junto a ella. Mientras estoy en ello,
observaré su feroz forma de cocinar. Eso aún está en mi mente.

Mientras pensaba en esto y eso, el tiempo finalmente había llegado.

El aullido del monstruo fue oído. Parecía estar actuando violentamente, y aunque
era débil, la vibración viajó hasta el lugar en donde me encontraba.

Mientras sigilosamente veía hacia afuera, vi a Milarosé-san involucrada en una


fascinante batalla. Atacaba sin misericordia a Javillier, quien estaba tratando de
escalar desde el agujero de regreso a la superficie, con magia sin descanso.

Lanza de hielo, bola de fuego, espadas, hachas y demás manipuladas por magia,
espadas de viento y relámpagos, y muchas otras cosas.
¿Eh? ¿Oh? ¿Parece que ella está ganando? Lo pensé por un momento, pero no
era así. Era solo un poco, pero Milarosé-san estaba siendo abrumada.

Javillier estaba escupiendo fuego en dirección al cielo anulando la magia


disparada por Milarosé-san, mientras intentaba subir desde el hoyo.

Si es que voy a salir, este es el mejor momento.

Si las dos atacamos, deberíamos ser capaces de regresarlo al agujero una vez
más. Y luego enterrarlo.

Cerrando mis ojos, una vez más respire profundamente.

Fuertemente, pero realmente fuerte agarré mi bastón. Hagamos esto.

"—¡Milarosé-san!"

Ocurrió en el momento en que me decidí y había saltado hacia afuera


vigorosamente.

Algo increíblemente rápido pasó por mi lado.

Luego de salpicar algo en mi cara, embistió la casa privada detrás de mí.

Un estruendoso rugido resonó.

Mientras tocaba mi cara con la mano, había un ligero aroma a hierro. El viscoso
y tibio líquido era sangre.

…Sangre, no puede ser.

No, no hay maner —

Me di vuelta mientras contenía los latidos de mi corazón.

"…Eh."
Enterrada bajo una montaña de escombros estaba…

Estaba…

Una cabeza con apariencia de dragón. Era la cabeza de Javillier. Sangre


derramada desde el limpio corte que parecía haber sido realizado con un
instrumento filoso, y el charco de sangre comenzó a corroer la tierra.

¿Por qué la cabeza de Javillier está aquí? ¿Eh? ¿Podría ser, que fue derrotado sin
mi ayuda?

Mientras tenía problemas entendiendo la situación.

"…Mientras estaba atacando a Javillier, lo recordé." escuché una voz.

Era una voz tan helada que congeló hasta mi columna. Tanto que me pregunté si
acaso no era Milarosé-san sino alguien más hablando.

Pero mientras me daba vuelta, la persona de pie al lado del decapitado Javillier
era sin lugar a dudas Milarosé-san.

"Todo, Todo, Todo, Todo, Todo…Lo recuerdo. ¡Aha…hahahaha…haha!"

¿Aquella de pie era realmente la persona que conocía?

Milarosé-san invocó su magia mientras despeinaba su cabello. Instantáneamente,


los miembros del decapitado Javillier fueron cortados en piezas y volaron. La
carne que había volado, mientras sangraba, cubrió la calle que ya estaba
convertida en ruinas.

"…"

Eso me hizo temblar.


Ella rió mientras era bañada en sangre…No era una sonrisa gentil como la que
me había mostrado esta mañana, sino que una completamente deformada, oscura,
una sonrisa oscura.

"¡Aha…ahahahahahahha! ¡Hahahahahahahah!"

Ninguna palabra brotó. Era incapaz de hacer algo más que estar de pie ahí.

Parte 6

Luego de regresar al castillo, me contaron todo.

Por un lado, era una historia, y a su vez un hecho.

Un par de año atrás, Milarosé-san tuvo un amante.

Pero su existencia era un secreto para todos. Debido, a que el amante era su
sirviente. Si su padre escuchaba que ella se había enamorado de un hombre de un
estrato social diferente, ella seguramente habría sido desheredada—temiendo
eso, ella llevó una relación furtiva para que así nadie se enterara de ello.

Los dos se amaban mutuamente y confiaban en el otro.

Pero los secretos eventualmente son descubiertos. Su secreto no fue la excepción.

La verdad acerca de estar en una relación con el sirviente fue expuesta al público
de la peor manera posible.

Milarosé-san quedó embarazada.

Los dos, quienes se habían dado cuenta que era imposible mantenerlo escondido
por más tiempo, le contaron todo al padre de Milarosé-san, quien era el Rey.
Escuchando en silencio su historia, el Rey quien los escuchó seriamente,
mientras asentía varias veces, anunció al mismo tiempo en que terminaban de
hablar:

"Ejecuten a ese sirviente."

Nadie fue capaz de calmar la ira del Rey.

El Rey lo arrastró con su caballo mientras cabalgaba, minuciosamente arrancó


sus uñas una por una, rompió sus dientes, lo sumergió en agua, le dio la cantidad
justa de comida para mantenerlo con vida, causando que deambulara entre la vida
y la muerte durante dos meses, torturándolo de toda manera posible hasta que
perdió la razón, y finalmente lo mató quemándolo en la estaca en frente de
Milarosé-san y sus ciudadanos.

Después, luego de que había terminado con el sirviente, vino el turno de


Milarosé-san.

Debido a que era su propia hija y la única Bruja del país, no la mató, sin
embargo, él no podía permitir que estuviera en su vientre el hijo del sirviente—
así que al parecer el Rey pagó una gran suma de dinero al doctor que vivía en el
país, para que matará al niño en su vientre.

Naturalmente, sin importar cuantos meses esperara, su hijo nunca iba a nacer.

Entonces, ella quien había perdido todo hizo un voto.

Mataría todo.

Luego de eso, pulió detalladamente su plan. Lo primero que hizo fue poner una
barrera alrededor del castillo. Para su plan, el castillo debía ser absolutamente un
lugar seguro. Debido a que eran una molestia, al parecer hizo reunir a todas las
personas que vivían dentro del castillo y los encerró en el sótano.

A todos excepto el Rey.


Ella quien se había apoderado del país, lanzó al Rey fuera del castillo y puso una
barrera. Era una barrera para repeler a cualquiera aparte de aquellos con un fuerte
poder mágico (esta es la razón porque yo—quien soy una Bruja pude entrar).

Luego, ella escribió una carta para su yo futura…no, hizo que alguien la
escribiera, al parecer arrastró a alguien del sótano y lo hizo escribir mientras le
daba instrucciones a su lado. Ella pensó que sería inconveniente si era escrita por
ella.

Luego, mientras escondía la carta dentro de la gaveta del escritorio, desde la


ventana del cuarto miró hacia abajo al Rey quien intentaba todo para poder entrar
en el castillo. El Rey en cuanto vislumbró su figura, se inundó de rabia. "Es
debido a que quedaste embarazada de alguien como un sirviente, que tú ya no
eres mi hija," al parecer, dijo tales cosas.

Ella silenciosamente dirigió su bastón hacia el Rey que gritaba, y puso una
maldición sobre él—con sus memorias como compensación.

El Rey quien había sido bañado en poder mágico junto con las memorias y
desesperanza cambió su forma. La apariencia de su cuerpo se agrandó, escamas
surgieron en su piel, y perdió su inteligencia como humano.

Era un dragón negro.

El nombre del Rey era Javillier.

No era coincidencia que tuviera el mismo nombre que ese monstruo. Y al crear
un monstruo que se volvía activo solo de noche, su plan se había completado.

Ella quien había agotado casi todo el poder mágico que nadaba en su cuerpo,
cayó en un profundo sueño por un corto periodo.

La siguiente vez que abrió sus ojos, había olvidado todo. Sin embargo, todo ya
estaba pre-establecido. Todo era simplemente un camino fijo.
El que confrontara al dragón negro también estaba incluido en sus planes. Junto
con el hecho de que al atacarlo, sus memorias brotarían desde el monstruo y
regresarían a ella.

Sin embargo, el problema nacía ahí.

¿Por qué ella hizo algo tan inusual como usar sus memorias como
compensación? Milarosé-san ha estado extremadamente acomplejada a causa de
perder su memoria. Además, no se sentiría mejor si hubiera mantenido sus
memorias, yo había pensado.

Al preguntarle, sonrió involuntariamente.

"La razón por la que transferí mis memorias al Rey fue para poder mostrarle mi
desesperación."

El Rey Javillier, quien se había convertido en un dragón negro, por ningún


motivo perdió su inteligencia. Al parecer efectivamente retuvo su consciencia
como humano mientras que solo su cuerpo era secuestrado por un monstruo.
Milarosé-san así lo había planeado para que fuera realidad.

Probablemente quería atormentar al Rey, aun intencionalmente tomando métodos


tan indirectos. El Rey Javillier, quien se había convertido en un monstruo, aplastó
a su propia gente, mientras que las memorias que Milarosé-san habían sido
forzadas en su cabeza, el mató, mató y continuó matando a sus amados
ciudadanos, y entonces…

Entonces, la historia continuó totalmente de acuerdo a su plan, finalmente


encontró su fin. A través de sus propias manos, quien ahora se había convertido
en la Princesa de un país sin gente.
Parte 7

Temprano en la mañana del día siguiente.

Dejé el castillo sin tocar en lo absoluto la cocina que había preparado.

"Así que ya te vas," dijo de una forma calmada, sin hacer una cara especialmente
triste.

"Lo siento. Soy una viajera después de todo. Debo apresurarme."

"Oh, eso es…una verdadera lástima. Aunque disfruté bastante conversar


contigo."

"…"

"¿Por qué no lo tomas un poco más calmadamente?"

"Por favor, para."

"Solo bromeo."

Ella río, no había ni una gota de gentileza en ella, era simplemente una sonrisa
distorsionada revuelta con oscuras emociones.

La chica que conocía no estaba en ningún lugar para ser encontrada.

"¿Qué piensas hacer a partir de ahora, Milarosé-san "

"Me pregunto qué debería hacer… de hacer algo, ¿quizás debería irme en un
viaje?"

"No recomendaría eso."

"¿Estaría bien si nos fuéramos juntas me pregunto?"

"En serio, por favor para."


"Eso también fue una broma…en verdad, no he pensado en nada aún. Ahora,
quiero sumergirme en el dejo de la venganza."

Ella acarició un lugar cercano a su estómago. Igual como una madre que llevaba
una nueva vida en su vientre.

No había nada que decir.

Es por eso que decidí rápidamente concluir el asunto.

"Bueno entonces, adiós. Cuídate." Mientras decía esto, me subí a mi escoba.

"Tú también."

Volé con mi escoba.

Cortando el viento y avanzando en línea recta.

Apuesto que está agitando su mano. Sin embargo, no tengo ganas de darme
vuelta.

Rápido y más rápido, apresurándome lo más posible, dejé el país.

Mientras sobrevolaba las ruinas de lo que alguna vez fuera un país.


Capítulo 13 – El comienzo del viaje
Parte 1

De niña, amaba los libros.

No recuerdo cuando exactamente comencé a leer libros, sin embargo, creo que ya
era un ratón de biblioteca al momento de darme cuenta.

Siempre que tenía tiempo, tomaba un libro de la estantería en mi casa y lo leía, y


cuando fuera que salía con mi familia, siempre pedía un libro nuevo.

Quizás debido a eso, es que no tenía muchos amigos de mi edad. No jugaba


mucho afuera, en lugar de eso, me quedaba adentro de la casa, por lo que le
causaba preocupación a mis padres, sin embargo, mi vida diaria era satisfactoria.
Debido a que los libros siempre estaban cerca de mí.

Entre ellos, mi favorito era una novela llamada "Cuentos de Aventura de Nike."

Era una historia de aventura, todos los cinco volúmenes eran una colección de
historias cortas acerca de una Bruja llamada Nike, quien viajaba por todo el
mundo experimentándolo.

El nombre del autor, igual que en el título, era Nike. Sin embargo, ya que se
trataba de un seudónimo, su verdadero nombre era totalmente diferente. En el
final del epílogo, "Escribí este libro basado en los eventos que personalmente
experimenté" fue escrito.

La yo de ese tiempo, quien no había tomado ni un solo paso fuera del Pacifico
País de Robetta, vio a Nike quien vagó alrededor del mundo, de turista por este
hermoso mundo, como algo deslumbrante.

Realmente lo amé, así que lo leí muchas veces. Tanto que el libro terminó
desgastándose.
No paso mucho tiempo antes de que comenzara a acumular admiración hacia
Nike.

—También quería intentar ir en un viaje así. Comencé a pensarlo.

Por esa razón, la yo joven declaró a mi madre.

"Cuando sea mayor. Saldré en una aventura al igual que Nike."

Mientras gentilmente acariciaba mi cabeza, mamá dijo,

"Es eso así, cuando seas mayor, eh."

Mientras sonreía.

"Sin embargo, si quieres emprender un viaje, primero debes convertirte en una


Bruja al igual que Nike, ¿no crees?"

Ella agregó eso.

"¿Me convertiré en una viajera si me convierto en Bruja?"

"Así es. Es por eso que no será bueno si no das tu mejor esfuerzo en los estudios
de magia."

"¿Si estudio y me convierto en una Bruja, me dejarás ir de viaje?"

"Por supuesto."

"¿En serio?"

"Sí. En serio."

"¿En serio en serio?"

"Sí. En serio en serio."


"¡Yaay!"

Mi motivación era una cosa tan trivial.

Y debido a esa razón, pasé tantos años convirtiéndome en una Bruja.

Por la única razón de querer salir en un viaje. Continué trabajando duro.

De todas maneras, estudiaba sola casi todos los días.

Mi madre me acompañaba con la práctica de Magia.

Mamá, quien era apta con la magia al nivel de que uno no podía creer que fuera
solo una Maga, también era hábil en la enseñanza. Y en un abrir y cerrar de ojos,
me volví diestra operando magia.

Tanto que me convertí en una Aprendiz de Bruja a la edad de catorce años.

En el proceso de trabajar por mi meta de convertirme en una Bruja, ni una sola


vez pensé acerca de rendirme. Simplemente continué trabajando duro.

Entonces, luego de someterme al entrenamiento de Fran-sensei, me convertí en


una Bruja.

Parte 2

Regresé a la casa de mis padres con un broche con forma de estrella pegado a mí,
creo que fue unos días después de eso.

Luego de terminar el desayuno, les dije a los dos sentados en el lado opuesto de
la mesa.

"Me convertí en una Bruja. Así que déjenme ir de viaje."


Levantando su cara lejos del periódico, mi padre frunció el ceño. Mi madre ni
siquiera mostró sorpresa, y estaba saboreando tranquilamente un té negro
posterior a la comida.

Luego de robar una mirada a la cara de mi madre, padre forzosamente aclaró su


garganta, luego de ello dobló el periódico y lo colocó al lado de la mesa.

Entonces, con una actitud realmente distante,

"¿N-No sería mejor sino te apresuras tanto?"

Él dijo una cosa así.

Me volví algo malhumorada.

"¿Eso no fue lo que dijiste, o sí? ¿Pensé que habíamos hecho una promesa en la
que estaría bien irme de viaje si es que me convertía en una Bruja?"

"No, puede que lo hayamos prometido…pero pensar que te convertirías en una


tan pronto…"

"No tiene relación con el tiempo. Desesperadamente di mi mejor esfuerzo en


orden de poder salir de viaje."

" …Muu."

Padre, quien fue picado en su punto débil y titubeó. “Gununu” mientras gruñía de
esa manera, tocó el hombro de madre quien continuaba bebiendo su té negro con
elegancia.

"H-Hey, mamá debería decir algo también."

Luego de dejar la taza de té, ella habló.


"Oh vaya, ¿no eras tú quien se oponía a que Elaina saliera de viaje?
Personalmente pienso que no habría problema si es que ella parte en un viaje
¿sabes?"

"…No, pero."

"Además, irse en un viaje cuando se convirtiera en Bruja es una promesa de su


niñez, ¿cierto?"

"Esa promesa fue algo que decidiste por ti misma…"

"Tú también lo aceptaste. ¿Lo olvidaste?"

"…Pero aun así."

"¿Lo aceptaste cierto?"

"…"

Papá se quedó callado.

O mejor dicho, fue forzado a eso.

"Elaina, estas siendo seria, ¿cierto?"

Asentí, "Por supuesto" respondí.

"Entonces, puedes ir en ese viaje."

"¡Sí!"

Ella se pausó un momento, y luego dijo:

"Sin embargo, quiero que me prometas tres cosas."

"¿…? ¿Prometer?"
Hacia mí quien se veía intrigada, mamá levantó tres dedos.

"Correcto. Si no cumples estas promesas, no puedes irte de viaje aún si eres una
Bruja. Es peligroso después de todo."

"…¿Qué quieres que prometa?" No había posibilidad de echarme para atrás a en


este punto.

"Bueno…escucha."

Entonces, mamá dobló su dedo anular.

"Primero. Prioriza escapar lo más posible cuando enfrentes peligros. No metas tu


nariz en cosas innecesarias—porque podrías morir si lo haces."

"Okay."

Naturalmente honraría esa promesa aún si no me lo dijeran. No quiero morir


pronto, después de todo.

Continuando, mamá doblo el dedo del medio.

"Segundo. No pienses que eres alguien especial…Bruja o cualquier cosa que


puedas ser, tú eres una viajera. Nunca seas engreída, y no olvides que eres igual a
cualquiera."

"Okay."

Debido al entrenamiento bajo Fran-sensei, la yo que era extremadamente


arrogante y que vivía en el momento ya es una cosa del pasado.

También pensé que no tenía problemas con esto.

"Tercero…"

Ella bajo su puño ligeramente formado.


Entonces, mamá sonrió.

"Regresa sin falta. Por favor regresa y muéstranos tu alegre rostro."

"…"

"¿Lo mantendrás?"

"…Sí."

Lentamente asentí.

En ese momento, papá estalló en lágrimas.

"¿¡En verdad irás Elaina…?!"

"Padre querido, es algo que tú hija ha decidido por sí misma. ¿No tenemos que
apoyarla? Es más, nosotros somos quienes hicimos esa promesa con ella.
Romperla es algo que los padres no deberían hacer."

"Aunque papá estaba tratando de invalidar esa promesa hace algún tiempo…"

Dije en una voz suave.

Afortunadamente, parecía que no me había oído, y mientras limpiaba sus


lágrimas,

"Mi única hija, a quien he criado con cuidado ya está dejando la casa… se siente
tan vacío, se siente como si un gran agujero se hubiera abierto en mi corazón… "

"No, bueno, volveré tarde o temprano."

"Probablemente morirás del shock cuando Elaina se case."

"¡Detente! ¡No tenemos que hablar acerca del matrimonio de mi hija ahora!"
Papá comenzó a llorar nuevamente.
Bueno, fue algo así.

El comienzo de mi viaje fue decidido de esa forma.

Parte 3

Al día siguiente.

"Umm. El tamaño está correcto."

Me había vestido con mi nuevo atuendo.

Tricorne negro y túnica negra.

Me lo había entregado mamá.

"¿No es algo sencillo?"

Lo revisé mientras me daba vueltas enfrente del espejo.

"Oh vaya. Para una viajera, algo sencillo es lo correcto. Y lo que es más,
combina perfectamente contigo."

"Bueno gracias."

"¿Tienes dinero?"

"Está todo listo."

"Espero que no lo gastes innecesariamente."

"Por supuesto."

"Lo siguiente es…ah, cierto. Por si acaso, lleva esto contigo."

"¿…?"
Lo que apareció sobre su mano con un pop era un tricorne negro.

Era exactamente el mismo diseño al que mamá me había puesto hace un


momento… ¿Por qué?

"En caso de que tu tricorne se lo lleve el viento, usa este," dijo mamá a la yo
intrigada.

Para ponerlo simple.

"¿Entonces es un repuesto?"

"Sí, así es."

En ese caso, lo recibiré.

Luego de terminar con mí larga preparación. Me paré en la entrada.

Mirando hacia atrás, los dos estaban de pie ahí.

"Cuídate, Elaina." Mamá movió su mano con una sonrisa.

"U…Guh…Uwooooo…" Papá había vuelto a llorar.

Mientras acariciaba la cabeza de papá, mamá me habló. Mientras mostraba una


gentil sonrisa.

"Cuando regreses, por favor déjame escuchar la historia de tu viaje."

"Por favor espéralo con ansias."

"Lo haré—entonces, cuídate."

Luego de hacer una reverencia, dije. Dije, mientras generaba la mejor sonrisa que
podía.

"¡Me voy!"
Capítulo 14 – El Reino de Celestellia
Parte 1

A medida que avanzaba por sobre la pradera en mi escoba, las flores


desaparecían como si se estuvieran oponiendo. El césped que recibía la luz del
sol se marchitó con un ligero destello y con un sonido similar al de un arroyo
burbujeante.

Respirando profundamente, abrí mis ojos.

El lado opuesto de la pradera.

Allí se localizaba un país rodeado por murallas.

Hasta donde se extendería, me pregunto. Pensé acerca de rodear las murallas con
mi escoba, pero sentía que no regresaría antes de que oscureciera, así que me
rendí.

Es más, la puerta estaba justo enfrente de mí, por lo que no había necesidad de
volar alrededor intencionalmente.

Avancé hacia adelante por un corto tiempo mientras disfrutaba del escenario, y
entonces descendí de mi escoba.

El guardia de la puerta salió y silenciosamente hizo una reverencia.

"Hola y bienvenida, Bruja-sama. Discúlpeme, ¿pero podría escuchar su nombre?"

Esta era la usual inspección para entrar al país.

"Es Elaina."

"¿Cuánto tiempo se estará quedando?"

"Creo que me iré dentro de tres días."


"¿Y su nombre de Bruja?"

"La Bruja de las Cenizas."

"… ¿La Bruja de las Cenizas?" El guardia de la puerta me miró.

"¿Huh? ¿Qué ocurre?" creo que se ha quedado perplejo.

"Ah, no. Es nada. Discúlpeme."

El guardia de la puerta, quién había arreglado su apariencia, se retiró de mi


frente.

Al parecer las preguntas terminaron con eso. Pagué una moneda de plata como
pago al entrar al país y pasé a través de la puerta.

"Bienvenida al Reino de Celestellia."

Mientras recibía tales palabras a mi espalda.

Parte 2

Estaba en guardia debido a su nombre formal, pero el distrito ante mis ojos
estaba rebosante de vida.

El Reino de Celestellia sigue siendo un nombre extraño.

La gente iba y venía en el suelo estampado con ladrillos entrelazados. Felices


parejas casadas con hijos entre sus manos. Niños persiguiéndose entre ellos.
Ancianos dando una vuelta. Prácticamente todos estaban inmersos en la vida
diaria.

Caminé.
Los altos edificios estaban alineados a cada lado del camino y cuerdas iban entre
ellos. Ropas que colgaban de estas últimas se bañaban con el sol. Parecía que
estaban secando la ropa lavada.

Mientras respiraba profundamente sentí una dulce fragancia. Había un jarrón en


una de las ventanas. Las hermosas flores de varios colores podían verse brillar.

Un encantador pueblo se extendía ante mí, haciéndome perder mi sentido del


tiempo.

Mientras caminaba sin un rumbo fijo, apareció un edificio bastante imponente.


En ese edificio el cual era tan grande que me hacía pensar que era un Palacio
Real, una torre de reloj estaba erigida. Parecía que el sitio era bastante grande, y
se encontraba obstruido por una cerca de hierro, no fui capaz siquiera de
acercarme.

Miré a la torre del reloj mientras paseaba junto a la cerca.

Entonces, descubrí la entrada.

"Academia Real de Magia."

Eso estaba escrito en la puerta, por lo que debía de ser un lugar así.

Así que una institución así también existe…no había nada de esa clase en mi
país.

Estoy bastante envidiosa por los niños de este país.

…Estoy ligeramente interesada acerca del interior.

¿Estará bien entrar?

¿Debería sólo entrar?

Entremos.
Puse mi pie en su terreno.

"Hey, tú. ¿Qué crees que estás haciendo?"

Luego de caminar solo un poco, fui detenida.

Mis hombros fueron agarrados firmemente.

"Sólo personas autorizadas pueden entrar aquí. Está bien mirar desde afuera, pero
no entremos al edificio, ¿okay?"

Dándome vuelta, había un robusto hombre de pie. Tenía músculos hinchados y


usaba un traje ajustado. Al parecer era el portero.

"…"

"… ¿Oh?"

Luego de dejar caer su mirada en mi pecho, su actitud sufrió un completo


cambio.

"Discúlpeme. Así que es una Bruja…Por favor disculpe mi descortés manera de


hablar."

"Está bien."

Me sacudí sus manos y comencé una vez más a caminar en dirección a la


escuela…

"Lo siento, pero preferiría que no entrara."

Fui detenida.

"Ah, ¿no sirve de nada después de todo?"

"No sirve de nada."


"¿Incluso para una Bruja?"

"La orden fue el impedir incondicionalmente que forasteros entraran."

"¿De quién fue esa orden?"

"Fue la orden de la noble Bruja-sama que dirige esta academia."

"…Haah."

"Se me dijo que es con el fin de no dejar que el conocimiento acerca de las
formas de enseñanza se filtre al exterior, debido a que ella no podría soportar el
acto de ser imitada por países extranjeros."

"¿Entonces no sería mejor simplemente cerrar la puerta?"

"No podemos hacer eso tampoco. La noble Bruja-sama supuestamente arribará a


esta escuela en cualquier momento ahora."

"…Haah."

A regañadientes, me fui.

Mala suerte.

Es muy temprano para buscar una posada en este momento.

Continué vagando alrededor del país.

El país ya es disfrutable simplemente caminando.

"…"

Mirando hacia arriba, había escobas volando sobre cada casa. Y no parecía que
solamente volaban, sino que los hombres sentados en las escobas dejaban caer
algo mientras volaban en zig-zag por las casas.
Me di cuenta de que se trataban de repartidores de periódicos luego de ver como
una persona salía al balcón y abría allí un periódico.

Mientras caminaba por la calle principal, llegué a una calle con puestos.

Negocios de frutas, verdulerías, carnicerías, y así iban llenando ambos lados del
camino.

También parecía haber una panadería-san. Había un cartel de "Recién


Horneados" en ella. No hay mayor mentira que eso. Debido a que todo estaba
crujiente.

"Disculpe, pan por favor."

La abuela de buen espíritu sonrió amablemente.

"Es una de cobre."

Saqué una moneda de cobre de mi cartera y se la entregué.

La abuela agarró una hogaza de pan y la metió en la bolsa… ¿acaso lo agarraste a


mano descubierta?

"Aquí tienes. Gracias por comprar."

"Sí…gracias."

Luego de aceptar el pan, di una vuelta por los puestos ambulantes mientras lo
mordía. El plan que claramente no estaba fresco era duro como una roca.

Mientras caminaba con pan en mano, salí del distrito de puestos ambulantes.

Entonces, la figura de un Mago apareció una vez más. Un hombre con un gran
equipaje atado a la escoba estaba hablando con el vendedor de un café.

"¡Muy bien!"
"¿Realmente podrá…?"

El hombre le dio al vendedor que gesticulaba con la cara una mirada hacia atrás y
lentamente se elevó, luego voló hacia algún lugar.

Ya veo, él está repartiendo usando una escoba.

Parecía que la población de Magos en este país es bastante alta.

También entiendo la razón de que exista una academia que enseñe magia.

No solo entregando cosas como equipaje y periódicos, también había magos que
transportaban gente. Ellos volaban en el cielo abrochados en la zona de
portaequipajes de la escoba.—Dicho esto, parecía que transportar por si mismos
gente era imposible, por lo que trabajaban en pares, mientras que uno manejaba
la escoba, el otro aligeraba el peso de la zona del portaequipajes con magia.

Había Magos no solo en el cielo sino también en el suelo.

En la cuneta de la calle principal, había aquellos que entretenían a la gente al


demostrar magia.

Personas que movían marionetas con magia y hacían obras de teatro.

Personas que ofrecían emoción al cantar mientras animaban el lugar con magia
(al producir cosas como nieve.)

Todos los magos eran vivaces.

A propósito, hay algo que ha estado en mi mente.

Si bien pienso que es algo bueno que estos magos estuvieran viviendo llenos de
sonrisas, ¿pero no es eso difícil?

Decidí preguntar.
Preguntar acerca de algo que no sabes es el camino más eficiente, ¿cierto?

"Disculpe…"

Encontré una plaza en el distrito por casualidad.

Llamé a la Maga (ella no usaba túnica ni tenía un broche por lo que deduje que
era una Maga) que estaba sentada en un banco leyendo un libro.

"¿Hm? ¿Qué sucede?"

La mujer me miró con una gentil expresión.

"Soy una viajera y hay algo que está pesándome en la mente. ¿Podría informarme
sino le molesta?"

"Oh vaya, que viajera más encantadora." La mujer soltó una risita y reveló una
sonrisa. "Entonces, ¿qué es? Mientras sea algo que conozca."

Luego de una pausa, dije.

"¿Acaso los Magos de este país no encuentran difícil volar por los cielos?"

Ella torció su cabeza. "¿Dificultad con el vuelo…? No, ¿no hay nada como eso?"

"¿Aunque algo así exista?"

Apunté con mi dedo. En esa dirección había un cordel entre dos altos edificios.
Con ropa colgando de él.

Mientras lo miraba, ella murmuró "Ahh…"

"Bueno, eso fue hecho intencionalmente."

"¿Intencionalmente?"
"Sí—hay muchos magos en este país, ¿cierto? Así que es difícil volar de esa
manera."

"¿…?"

No entiendo el significado.

"Oh vaya. ¿Mi explicación fue insuficiente?"

"Por favor, deme más detalles."

Ella dejo su libro a un lado y dijo,

"Cuando vuelas con una escoba, entre más distancia hay de la tierra mayor es el
cansancio ¿cierto? Por lo que todos quieren volar lo más bajo posible."

"Eso es correcto."

Estaba de acuerdo con ello.

"Pero si todos volaran a baja altura, se congestionaría. Ellos incluso irrumpirían


en las casas al tratar de evitar a un mago pasando. Al haber tantos magos
conlleva una igual cantidad de riesgos."

Ah, ya veo.

"Así, que en orden a que no vuelen entre las casas, se obstruye con cuerdas y
ropa ¿cierto?"

Ella dijo con una sonrisa.

"Correcto. En este país, se pensó que los Magos deberían ser considerados con la
gente que no puede usar magia."

"… ¿No hubo Magos que se quejaron por ello?"

"¿No entenderías si miraras el estado de este país?"


Parte 3

Sacando mi escoba, volé en el aire.

No es como si volara con algún objetivo en mente. Es solo que sentí ganas de ver
el escenario desde arriba.

"…Wow."

En el cielo, el escenario era bastante diferente del que había en la tierra.

Tejados de distintos matices como rojo, azul, celeste o amarillo estaban alineados
exactamente a la misma altura. El viento que soplaba se sentía agradable, y pensé
que sería bastante agradable admirarlo recostada sobre un techo.

Sería bueno el buscar una posada para quedarme de aquí en adelante.

Volé alrededor al azar.

Saludando a Magos transeúntes, devolviendo el saludo a los niños que decían


hola con la mano desde los transportes de equipaje. Mientras tenían un momento
agradable como ese.

Eso me recuerda.

En el país que visite antes, ¿no choque abruptamente con una chica que apareció
repentinamente? ¿Me pregunto que estará haciendo ahora? ¿Seguirá entrenando
en orden a convertirse en una Bruja en su hogar?

"…"

Detuve mi escoba. Mientras lo hacía violentamente, me quedé quieta en el cielo.

Debido a que me puse sentimental al recordar acerca de Saya-san…por supuesto,


no era debido a eso.

Sino que se debió a que aparecieron ante mis ojos que recordé sobre ella.
"Umm, ¿qué?"

Un chico y una chica aparecieron en mi dirección como si obstruyeran mi vuelo.

Pantalones negros, o mejor dicho, una falda, usada debajo de un manto negro y
una camisa de corte blanco. Una corbata roja colgada del cuello.

Si mirabas en dirección a sus pechos, se volvería claro de que ellos eran Magos.

"Hola, ¿tú eres la Bruja de las Cenizas?" el chico dijo.

"Ah, n-nosotros somos estudiantes de la Academia Real de Magia," la chica dijo.

Academia Real de Magia.

Ya veo, esa academia en la que no me dejaron entrar.

"¿Y qué negocios tienen los estudiantes de la academia conmigo?"

"Umm…Err, ¿Vendrías con nosotros sin preguntar nada?"

La chica dijo una cosa así titubeando.

Es extremadamente sospechoso.

"¿Por qué razón?"

"No, como dije, sin preguntar nada…"

"Me rehúso."

Di una respuesta inmediata.

"¡Eeh! ¿¡Por qué?!" el chico se había sorprendido excesivamente.

"No quiero realmente, por lo que me rehúso."


Aunque mi identidad era conocida, ¿Por qué tengo que ir con ellos? Es más, ¿sin
preguntar nada? ¿No lo hace eso doblemente sospechoso?

De ninguna manera, de ninguna manera.

"Umm, pero…"

"Déjenme escuchar la razón primero. Decidiré si es que los sigo o no después de


ello."

Con determinación dije esto a la chica, quien claramente parecía estar al borde
del desmayo.

"Eso es…imposible."

"Entonces, es imposible para mí también."

El chico se metió en la conversación, "Por favor, ¡de alguna forma! ¡Se lo ruego,
señorita Bruja de las Cenizas! ¡Por favor síganos sin preguntar por la razón!"

"De nuevo, dije que no lo haría si no me decían la razón, ¿lo dije o no? Eres
persistente."

Sentí como si no estuviéramos haciendo ningún progreso.

La conversación simplemente continuaría sin cambio alguno si es que seguimos


así.

¿Debería escapar?

Hagamos eso.

Mientras cambiaba la dirección de mi escoba, "Ah, lo siento. Recordé que tengo


un asunto urgente," dije una mentira.
Entonces, en el lado opuesto al de ellos—

"… ¿Eeh?"

Traté de avanzar en dirección contraria.

Sin embargo, los Magos una vez más obstruyeron mi camino. Adicionalmente,
había varios hombres y mujeres con atuendos completamente diferentes al de
esos dos.

Oh no, ¿qué está ocurriendo? Esto se está volviendo más y más ridículo.

Mientras miraba de izquierda a derecha, vi gente con la misma apariencia


reuniéndose uno tras otro cerca de mí.

Fui rápidamente rodeada, por el misterioso grupo de estudiantes

Eran alrededor de veinte en números.

"Hey, ustedes. Juguemos cooperativamente desde ahora." "Es cierto." "Si todos
lo hacemos, la atraparemos, probablemente." "Un." "Entendido." "No
monopolicen la hazaña." "Lo mismo va para ti."

Los estudiantes se movieron lentamente.

Mientras me encontraba en un estado de completo desconocimiento, solo había


una cosa que claramente entendía—a este ritmo, sería atrapada.

No tengo idea de que podría ocurrir si eso pasara.

"…"

Lentamente descendí mi escoba, y entonces,

"¡Ei!"

Golpeando la escoba, hice un rápido despegue.


Mientras sostenía el tricorne en una mano para evitar que se volara a causa de
que la escoba se había lanzado al cielo con máximo poder, volé por sobre el
distrito.

En pocas palabras, escapé.

Mirando hacia atrás, vi a los estudiantes gritando algo mientras venían hacia mí.

Y así, las cortinas de la persecución con un desconocido objetivo se abrieron.

Sin embargo, parecía que la diferencia entre la habilidad de una Bruja y los
Magos era, después de todo, demasiado grande.

"…"

Aunque me persiguieron persistentemente, vi la distancia entre nosotros


acrecentarse exponencialmente. Era a su vez una cuestión de tiempo antes de que
me los quitara de encima completamente.

Sin embargo, aun si me los sacara de encima, mis movimientos eran


completamente visibles en este hermoso escenario. Sería bastante obvio hacia
donde escaparía.

Entonces, ¿qué debería hacer?

Hagamos esto.

"…Tou."

Bajé mi altura, doblando hacia una dirección horizontal, volando ligeramente


debajo de los techos de las casas. Vi las cuerdas entre las casas. Mientras pasaba
a través de ellas, las ropas enredadas comenzaron a mecerse.

A esta altura, bloqueada por los techos, no sería vista desde la distancia.

Si me pierden una vez, será difícil que me descubran nuevamente.


Mirando hacia atrás, había varios estudiantes que persistentemente me
perseguían. Debían de ser aproximadamente unos veinte en total, ¿los otros acaso
se rindieron?

Sin embargo, me di cuenta que eso no era así mientras me dirigía hacia adelante.

Habían varias siluetas de estudiantes en el camino por el que se suponía


avanzaría. Ellos estaban volando en dirección contraria a la mía.

"…Ahh…"

Lo habían anticipado. Los estudiantes se habían dispersado a la hora de moverse.

La ventaja era de ellos. Completamente.

Giré mi escoba hacia la derecha y entré en un callejón trasero. Ya que se había


convertido en esto, escapemos meticulosamente.

Luego de avanzar un poco, la salida se hizo visible.

Sin embargo.

"¡Ah, la encontré!" La chica que venía desde ese lado bloqueó la salida y
extendió la mano hacia mí.

También habían anticipado eso.

Pero, si es solo esto.

"Por favor obedientemente déjese atra—¿eh?"

Cuando quedé a una escoba de distancia de ella, salté de mi escoba.

Luego, después de pasar por debajo de ella, llamé de regreso a mi escoba y


continué volando.

Es una técnica llamada "separación aérea."


Además de ser usada como un ataque sorpresa, también es algo cool así que la
uso de vez en cuando.

Incluso luego de lidiar con la chica, mi camino estaba bloqueado y me


encontraba atrapada tanto en el frente como en la retaguardia. Había planeado
esconderme al volar a baja altitud, sin embargo al parecer mi posición había sido
completamente expuesta.

En ese caso, pensaba, ahora ascenderé hacia el cielo.

"…"

Luego de ascender una cierta cantidad de grados de altura, observé de pasada el


paisaje del pueblo.

Desde entremedio de las casas, o quizás desde el camino, podía ver que los
estudiantes que habían notado mi movimiento se habían reunido. Aparentemente
una pequeña fatiga se había comenzado a acumular puesto que su velocidad no
era mucha.

Esperé en el cielo mientras se acercaban.

En breve, un estudiante directamente desde uno de mis lados,

"¡Doryaaaaaaaaaaaa!"

había saltado hacia mí elevando una voz tan extraña.

Lo evité al mover ligeramente mi escoba.

"¡Ahhhhhhh!"

Nuevamente, el chico había levantado una voz extraña mientras pasaba a mi


lado.
Como si esa fuera la señal, esta vez, los estudiantes provenientes de todos los
lados hicieron su movida al unísono. Sus números—conté hasta diez y luego me
rendí debido a que era aburrido, probablemente se trataba de todos los que me
habían rodeado en un comienzo.

Parecía que su compostura ya no les permitía hablar como humanos, y las voces
que escapaban de sus bocas no eran nada más que extrañas.

"¡Gyaaaaaaaaaaaa!"

"¡Nyaaaaaaaaaaaa!"

"¡Oruaaaaaaaaaa!"

"¡Hyaaaaaaaaaaa!"

"¡Shaoraaaaaaaaa!"

"¡Konakusooooo!"

Cosas así.

Me sosegué y evité a los acelerados estudiantes. A la derecha, izquierda, arriba y


abajo, incluso mientras estaba girando.

Ellos no habían comenzado a atacarme, por lo que no había sacado mi bastón


tampoco y simplemente continué evitándolos.

"¡Gyaaaaaaaaaaa!"

"¡Ahhhhhhhhhh!..."

"Aa…"

"Ua…"

"Haa…"
"Hiiiiii…"

"E-Es inútil..."

No sé cuánto más eso continuó.

Antes de darme cuenta, los movimientos de los estudiantes se volvieron lentos, y


eventualmente no había ninguno que viniera en mi dirección.

Al parecer ya estaban en su límite.

Todos se habían reunido en el mismo lugar,

"No puedo hacerlo más…" Dijo uno de ellos mientras trataba de recobrar el
aliento.

"E-Estoy a punto de morir…" Alguien dijo con la cara azul.

Mientras mantenía un tono calmado hasta el final,

"Todos ustedes, ¿cuál es su propósito? ¿Qué es lo que quieren de mí?"

Les hice una pregunta.

Sin embargo, la respuesta no llegó. Sino solo aire escapando de sus bocas.

"Creo que deberían ya entender suficientemente bien ahora de que no serán


capaces de atraparme aun si forman un grupo. Por favor ríndanse."

Aunque intenté decir eso, ellos no reciprocaron las palabras después de todo.

Sin darle importancia, agregué,

"Entonces, ustedes chicos, quien—"

les ordenó? – me tragué las palabras que estaba a punto de decir.


Debido a que había perdido mis palabras.

Había aparecido…una Bruja.

Uno de los estudiantes estaba mirando a la misma cosa que yo y dejó escapar su
voz, "Ah, Sensei…" Atrapados por esa voz, todos los estudiantes arreglaron su
apariencia de inmediato.

La chica que había venido se acercó a nosotros en una escoba, de frente hacia los
estudiantes sin aliento habló, mientras flotaba con una amplia sonrisa.

"Buen trabajo todos. ¿Qué tal estuvo? Aun luego de tratar de atrapar a una Bruja
con todo su poder, no fueron oponentes para ella, ¿cierto? Esa es la diferencia
entre ustedes y una Bruja. La edad no tiene relación con ello. Debido a que la
Bruja de las Cenizas allí presente es tan poderosa que no puede siquiera ser
comparada con ustedes…"

Cabello, negro como la noche más oscura. Y una túnica y tricorne negro que
hacia juego con ello. Brillando sobre su pecho, había un broche con forma de
estrella.

Ella quien no había cambiado ni un poco durante estos tres últimos años me
sonrió.

Esa persona era mi profesora.

"Ha pasado un tiempo. Elaina."

Era Fran-sensei.
Parte 4

"Lo siento, Elaina. Te explicaré todo con detalles—pero primero, ¿por qué no
vamos a la academia?"

Fran-sensei dijo esto disculpándose mientras guiaba a los estudiantes y a mí a la


Academia Real de Magia.

Rechazar su solicitud no era siquiera una opción. Después de todo, había


montañas de cosas que quería hablar con ella.

Quizás la apariencia de veinte frágiles magos reunidos y volando juntos se


asemejaba más a un grupo de aves migratorias.

Mientras miraba sin expresión a la espalda de Fran-sensei y pensaba cosas como,


'Ella no ha cambiado en lo absoluto, huh, cuántos años tendrá ahora me
pregunto', antes de notarlo, habíamos arribado a la academia.

Entonces, Fran-sensei habló mientras descendía de la escoba en los terrenos de la


academia.

"Todos, la lección extracurricular de hoy ha terminado con esto. Es suficiente por


hoy—Espero que envíen sus opiniones acerca de hoy temprano mañana."

"¡Siii!", "¡Muchas gracias!" luego de dar unas respuestas bastante desanimadas,


los estudiantes se dispersaron.

Parecía que estaban bastante cansados, ya que algunos volaban erráticamente en


el cielo, y otros se habían rendido y estaban regresando a casa a pie.

Fran-sensei reveló una sonrisa ante tal situación.

"Oh vaya. ¿Los atormentaste mucho, Elaina?"

"¿Fue mi culpa?"
"Tampoco es mi culpa."

"… ¿Está actuando como profesora en esta academia, Fran-sensei?"

"Sí. Fui invitada por el Rey-sama de este país un poco antes de entrenarte."

"…" Es la primera vez que escucho eso. "¿Eso quiere decir que dejó la escuela
por todo un año? Tuvo suerte de que no la despidieran."

"Sí, bueno. Se debe a que usualmente no estoy a cargo de las lecciones.


Ocasionalmente como ahora, doy clases extracurriculares a personas interesadas,
o doy guía a los maestros, esa es mi especialidad. Además…"

Fran-sensei, mientras me miraba,

"Cuando les dije que te había enseñado magia, todos los profesores entendieron."

Añadió esto.

¿Huh? ¿Cómo?

"¿A mí dice?"

"Sí. Si la otra persona no eras tú. Quizás habría sido despedida."

"Aunque no se supone que sea una persona tan impresionante."

"Me pregunto acerca de eso."

Ella dijo con su habitual sonrisa.

Entonces,

"Bueno, entremos. Hay un montón de cosas que quiero hablar contigo."

Ella dijo apuntando al edificio de la academia a sus espaldas.


Mis sentimientos eran los mismos.

El interior del edificio era increíblemente modesto.

Escritorios y sillas estaban alineados en intervalos iguales dentro de cuartos


cuadrados. En frente de ellos había un gran pizarrón. No había adornos
innecesarios en él.

Escenarios similares se encontraban alineados a un lado del corredor.

Mientras que al otro lado estaba una ventana. Los vastos terrenos de la academia
podían ser vistos desde aquí.

"Verás, esta academia originalmente era un lugar en donde se enseñaba


conocimientos normales."

Entonces me contó, "Pero los nuevos edificios de la escuela están siendo


recientemente establecidos, por lo que este lugar se volvió innecesario. Ellos nos
dejan usarla como una academia que enseña tanto magia como estudios
académicos."

"Los estudiantes que trataron de atraparme… ¿también son estudiantes de aquí,


cierto?"

Sensei asintió.

"Sí. Como parte de su lección extracurricular, les pedí que te trajeran sin hacerte
saber las circunstancias, e incluso arrastrándote."

"… ¿Por qué hizo algo así?"

"¿No lo comprenderás a menos que te diga?"

"No lo haré."

"…"
Luego de quedarme en silencio por un corto periodo, Fran-sensei golpeó mis
hombros con ambas manos.

"Debido a que quería verte."

Dijo esto con una voz muy pequeña, como si estuviera susurrando.

"…"

Sentí como nacían sentimientos melancólicos dentro de mí.

Pensé que esta persona era astuta. Si me dices algo como eso, ya no puedo
enojarme.

Cambié el tema.

"¿Cómo notaste que había llegado al distrito?"

"¿No intentaste acaso entrar a la academia?"

"…Ah."

Una gran puerta podía ser vista desde la ventana. Ciertamente fui detenida ahí
por un hombre robusto.

Fran-sensei siguió mi vista y asintió.

"Correcto. El portero me contó cuando regresé a la academia. 'Una joven bruja


con cabello cenizo trató de entrar aquí. Podría tratarse de una espía de un país
vecino.'—Es lo que él dijo."

"Una espía…"

Ese fue un gran salto en la lógica…


"Me di cuenta en el momento que escuché sobre tus características. 'Aah, sin
lugar a dudas es Elaina,' pensé. Entonces rápidamente fui donde el guardia de la
puerta y confirmé si realmente habías entrado al país."

Llegamos al final del corredor.

Fran-sensei dobló en la esquina y subió por las escaleras. A su vez la seguí.

"Efectivamente tu nombre estaba en los registros de entrada del país. ¿Así que
llegaste a este país en la mañana, cierto?"

"Sí."

Asentí.

"…Mi aprendiz vino a este país. Luego de darme cuenta de ello, no podía
contenerme. Así que decidí buscarte…usando a mis estudiantes."

"…"

"Cuando regresé a la academia, era justo a tiempo para las lecciones


extracurriculares de aquellos estudiantes más sobresalientes. Así que, les
entregué a los estudiantes las siguientes instrucciones."

Luego de subir las escaleras, lo que apareció fue una solitaria puerta.

Fran-sensei la tocó y abrió. Quizás no calzaba bien ya que generó un chirreo


bastante desagradable.

"Hay una Bruja de las Cenizas en este país. Traigan a esa Bruja aquí sin decirle a
ella acerca de las circunstancias. O, si son capaces de arrastrarla por la fuerza
aquí, les subiré sus notas…"

"Por qué uso métodos tan indirectos…"

¿No sería mejor si hubiera buscado normalmente?


Sensei suspiró y habló.

"¿No crees que es casi imposible buscarte por mí misma dentro de este vasto
país?"

Entonces, mientras estaba de pie junto a la puerta abierta,

"Ahora, entra."

Dijo ella.

Al ser instada, pasé a su lado y entré.

Parecía ser un cuarto que servía tanto como recepción y cuarto de estudio.

En el medio había un sofá al otro lado de la mesa. Opuesto a esto había un


escritorio, y varios documentos y libros apilados sin ningún orden.

Escuché la puerta cerrarse detrás de mí. Nuevamente, era un sonido


desagradable.

"¿Qué ocurre? Siéntate." Sensei pasó ante mí y se dirigió al sofá.

"Ah, bueno."

Me senté en el sofá de una manera de quedar cara a cara con Fran-sensei. Era
suave.

"Estaba bastante sorprendida cuando descubrí que habías venido a este país,
¿sabes? Aunque sabía que te habías convertido en una viajera."

¿…? ¿Oh?

"¿Lo sabía?"

"Sí. Por supuesto que sabía."


"No creo haber hablado alguna vez con Fran-sensei acerca de convertirme en una
viajera."

Para empezar, recién la he vuelto a ver luego de varios años.

Las personas que sabían acerca de volverme una viajera solo incluían a mis
padres y los residentes del Pacífico País de Robetta. Que Fran-sensei supiera
acerca de ello es realmente extraño.

Fran-sensei me contó, quien estaba desorientada.

"Elaina, ¿aún recuerdas lo que te dije una vez finalizado el entrenamiento?"

—Adiós, Elaina. Te volveré a visitar algún día. Espéralo con ansias.

No, bueno, en efecto ella dijo eso, pero…

Ella reveló una sonrisa traviesa. "Tenía negocios así que fui a Robetta una vez
más al año siguiente del entrenamiento. Entonces, los padres de Elaina me
contaron, 'Ella se fue de viaje'."

"¿Así que se encontró con mamá?"

"Sí—ella estaba realmente preocupada por ti. Si pasas cerca de tu patria, por
favor visita tu hogar una vez más.”"

"Eso tengo planeado."

Sin embargo, he llegado bastante lejos, así que volver a verlos aún es una cosa
del futuro.

"Entonces, eso está bien."

Entonces, Fran-sensei paró por un segundo,


"Eso me recuerda, Elaina. ¿Por qué pensaste en volverte una viajera? ¿fue la
influencia de tu madre después de todo?"

Ella me preguntó.

¿…?

¿Por qué mamá apareció aquí? Incliné mi cabeza.


"No, no es eso…leí una novela llamada 'Cuentos de Aventura de Nike' cuando
niña. Tuvo la mayor de las influencias sobre mí."

"…Oh." Fran-sensei levantó sus cejas ligeramente, "Hmm…ya veo," y comenzó


a pensar sobre algo.

Esa era una extraña reacción.

"Um, ¿Qué ocurre?"

Fran-sensei sacudió su cabeza en relación a mi pregunta.

"No, no es nada…más que eso, ¿'Cuentos de Aventuras de Nike' era? Tienes un


buen gusto. Ese libro también es mi favorito."

"Ufufu. Lo he leído tantas veces que puedo recitar los cinco volúmenes de
historias cortas de memoria."

Alardee.

"Oh vaya…a propósito, ¿Cuál es tu historia favorita? La mía era la última


historia 'La Aprendiz de Bruja Foula'."

"¡…! También es mi favorita."

Si mal no recuerdo, la historia era acerca de una Bruja que Nike visitó en cierto
país en donde la había tomado como su aprendiz, la chica se llamaba Foula. Al
final de esa historia, Nike abandonó el estilo de vida como Bruja y pasó el resto
de su vida en un área rural como una simple mujer. Entonces, Foula, quien se
había convertido en una Bruja, se convirtió en una nueva viajera—ese era el
contenido de aquella historia.

"Aprendiz de Bruja Foula, a propósito, podría estar hablando acerca de mí."

Fran-sensei había dicho algo extraño.


"¿Qué está diciendo?"

"Bueno, me pregunto de que efectivamente." Ufufu, Fran-sensei sonrió. 'Cuentos


de Aventura de Nike' es una obra maestra, y es inmensamente popular incluso en
este país."

"Pero, no es acaso una novela bastante vieja, ¿cierto?"

"Los buenos trabajos perduran."

"…Eso es cierto."

Como una antigua fan, no hay nada más encantador que eso.

Si algo, publicitar personalmente 'Cuentos de Aventura de Nike' como una


conexión que fuera positiva con mi viaje…probablemente caería en un
contratiempo debido a razones presupuestarias.

"Eso me recuerda."

Rompiendo mi cadena de pensamiento, Fran-sensei abruptamente dijo, "Elaina,


¿Cuándo planeas dejar el país?"

"…Estaba pensando partir en la mañana del día posterior a mañana."

"¿El día después de mañana huh?"

"Sí."

No puedo quedarme por mucho tiempo, después de todo.

—Aún más si Fran-sensei esta acá.

"¿Tienes planes para mañana? ¿Hay algo que debas hacer?"

"¿Mañana? No, nada en particular…"


"Entonces, ¿tienes tiempo libre?" Fran-sensei inquirió.

¿Qué sucede?

Mientras estaba ligeramente perdida, "Bueno, tengo…tiempo libre." Le respondí.


No quiero decir que no tengo nada que hacer, pero no lo confundiría a su vez
diciendo que no tengo tiempo libre debido a que voy a turistear.

"Eso es bueno."

Fran-sensei sonrió.

"¿Qué es lo que ocurre?"

"Bueno, hay algo en lo que me gustaría tu ayuda mañana."

"Ah, bueno. No hay problema… ¿Con qué necesita mi ayuda?"

"Quiero que me ayudes guiando a los estudiantes."

Suena de alguna manera sospechoso.

"Quiero que me ayudes guiando a los estudiantes."

Me había dicho eso dos veces por alguna razón.

Súper sospechoso…

Luego de eso, conversamos acerca de muchas cosas. Nos terminamos olvidando


del tiempo al estar abstraídas en la conversación.

Fue una conversación acerca de las distintas personas que había conocido en el
viaje. Relatos de países que había visitado. Relatos de otros, incluso nombres de
algunos que no conocía.
Y así, nuestra conversación no conoció la interrupción.

¿Cuán bueno sería si el tiempo se detuviera de esta manera? Pensé acerca de ello,
sin embargo, parecía que el tiempo de la diversión se había esfumado en un abrir
y cerrar de ojos, y antes de siquiera notarlo, el exterior se había oscurecido como
si hubieran pintado sobre él.

"Oh, ya es tan tarde. ¿Deberíamos irnos a casa ahora?"

Honestamente hablando, quería seguir hablando un poco más.

"¿Te quieres quedar en mi casa?" fui invitada por Fran-sensei cuando habíamos
salido del edificio de la academia. Sin embargo, me rehusé.

Debido a que estaba segura que sería consentida por ella, haciendo más difícil el
regresar a mi viaje.

La despedida sería dolorosa.

En medio de la oscuridad, caminé en busca de una posada.

En el medio de esta, la ventana de una casa de pronto llamó mi atención. La


ventana iluminada por la luz de la luna reflejaba vívidamente el escenario
exterior.

Y ahí.

Estaba mi reflejo con una cara absolutamente sonriente.

Parte 5

Temprano en la mañana del siguiente día.


Yo, quien había despertado en la corriente posada que había encontrado luego de
caminar un rato, rápidamente me cambié a mi atuendo de Bruja y fui hacia
afuera.

Monté mi escoba afuera de la entrada de la posada y ascendí al cielo. Mi


dirección era, por supuesto, la Academia Real de Magia. Volé mientras
intercambiaba saludos con los jóvenes que dejaban caer periódicos en las casas
en las mañanas, y el par que actuaba como carruaje. El viento de la mañana era
frío por lo que mi persistente somnolencia fue soplada lejos.

Gracias a la gran torre que efectuaba como punto de referencia, fui capaz de
llegar a la primera sin perder mi camino.

Mientras visualizaba la academia desde el cielo, pude ver las formas de personas
diseminadas a través de sus terrenos…eran los estudiantes.

Su número era aproximadamente de veinte. Era prácticamente la misma cantidad


que las personas que me habían perseguido ayer.

A su vez estaba la forma de Fran-sensei entre ellos.

Me bajé de la escoba, poniéndome pie en el terreno a su lado. La dura sensación


del piso viajó a través de ambas piernas.

"Oh, buenos días. Llegaste bastante temprano. Aunque no creo que haya
especificado la hora exacta."

Fran-sensei me dio una sonrisa.

"Vine temprano debido a que no había especificado el tiempo.”"

"Oh vaya. ¿Me estás culpando?"

"No, no. Solo quería que me felicitara."

"Eres genial, genial."


"Pues sí, gracias."

"Sin embargo, con esto podemos comenzar un poco antes de lo usual…"

Entonces Sensei aplaudió dos veces.

Con eso, los estudiantes rápidamente terminaron sus prácticas de magia y se


reunieron. Además, a máxima velocidad. Quizás debido a que se apresuraron,
había también estudiantes que tiraron el agua que habían estado usando para
entrenar al suelo.

"Todos, esta es la Bruja de las Cenizas, Elaina. La vieron ayer así que deberían
conocerla, ¿cierto?"

Fran-sensei me presento mientras estaba frente a los estudiantes reunidos.

Rápidamente hice una reverencia, "Ah, Hola," y dije solo eso.

"Tenía pensado dejar que ella actuara como profesora invitada por el día. Aunque
su edad es cercana a la de ustedes, ella es una Bruja esplendida. Espero que no la
subestimen."

Entonces, luego de haber confirmado que los estudiantes habían asentido un par
de veces,

"¿Hay alguna pregunta para ella?"

Se dirigió a ellos.

Aquel que levantó rápidamente la mano era un joven de aspecto brillante y


refrescante.

"¡Yo, yoo! ¿Novio? ¿Tienes un novio?"

Whoops, me equivoqué. Era un joven lento e impuro.


"No tengo, soy una viajera después de todo."

"Por favor solo preguntas relacionadas con magia," Fran-sensei concluyó con una
palmada "¿Alguien más?"

La siguiente en levantar la mano era una chica de aspecto tímido. Si mal no


recuerdo, creo era la chica del primer par que me había confrontado.

Ella me miró dubitativamente y preguntó.

"Umm… ¿Cuál es tu especialidad en la magia?"

Me alegra que esta fuera una pregunta normal. "Realmente no tengo una
especialidad en particular. Magia de ataque, magia de manipulación, magia de
transformación, y todo lo demás, puedo usar hasta cierto alcance."

"¿Algo más?"

Alguien levantó su mano.

"¿Cuál ha sido tu favorito de los países que has visitado hasta ahora?"

"Este país."

"Oh, ¿eso es un halago?" Fran-sensei interrumpió.

Luego alguien más levantó su mano.

Uno tras otro, sin detenerse.

"¿Qué es lo que te hizo decidir ser una Bruja?"

"Leí la novela llamada 'Cuentos de Aventura de Nike'… esa debe ser mi mayor
razón."

"¿Cuál es el país de origen de Elaina-san?"


"Es un lejano país limítrofe llamado el Pacífico País de Robetta."

"¡Por favor enséñame los secretos de la magia!"

"Es sólo acerca de esforzase."

"¿Es divertido ser una viajera?"

"Sí, de una manera increíble."

"¡Yo, yoo! ¿Qué tal acerca de tus panties? ¿De qué color son tus pan—"

Fran-sensei físicamente puso fin al periodo de preguntas del muchacho lento.

La mañana de la lección extracurricular se desarrolló fluidamente.

Sin embargo, no sabía en lo absoluto como guiar a los estudiantes, así que por el
momento, me dedique a observar el estilo de enseñanza que impartía Fran-sensei.

Ella era:

"Oh vaya. El flujo de tu poder mágico esta desordenado. Calma un poco más tu
mente, estabiliza tu poder mágico."

"Liberaste demasiado poder mágico. Suprime un poco más."

"Hey. No deberías estar jugando con agua en forma de espada."

…De esta forma, ella caminaba entre los estudiantes uno por uno entregándoles
la guía apropiada.

Fumu, fumu, ya veo.

Entonces, imitemos sus acciones—caminé entre los estudiantes a un ritmo lento.

Al parecer el entrenamiento para controlar la magia seguía en proceso. Igual que


antes, los estudiantes estaban moviendo el agua que estaba dentro de una botella.
Era solo una práctica básica, pero el poder mover libremente objetos como ese,
es el primer paso para mejorar tu habilidad mágica.

Mientras caminaba alrededor de una manera apropiada,

"Ah, Elaina-sensei. No puedo convertir el agua en una esfera perfecta, ¿Qué


debería hacer?"

Preguntó el estudiante.

Aunque el agua estaba flotando en la punta del bastón que tenía en su mano, el
agua se estaba moviendo alrededor como si hubiera estado hirviendo.

Ya veo, ya veo.

"Al parecer has añadido una cantidad inútil de magia. Elimina un poco más de
poder."

"¡Sí!"

Luego de eso:

Con un splash, un charco de agua apareció bajo los pies del estudiante.

"…Parece que no sirvió mucho el suprimirlo."

"Suprimiste demasiado."

Qué lástima.

Mientras le daba una mirada compasiva al estudiante alicaído, "U-Um…"


Escuché una pequeña voz la cual carecía de confianza detrás de mí.

Al darme vuelta, era la chica indecisa.

"¿Hm? ¿Qué ocurre? " giré mi cabeza preguntándome.


"Ah, sí… Um, hay algo que quiero que me enseñe…"

"Claro, ¿qué es?"

Luego de callarse por un momento,

"Umm, mi manipulación del agua nunca va muy bien…puedo levantarla un poco


solamente… ¿Qué debería hacer?"

Dijo mientras miraba al piso.

Fumu Fumu.

"Déjame verlo un poco."

"¿Eh? Ah, sí…"

Ella apretó su bastón con ambas manos y envió poder mágico hacia la botella con
agua.

La botella se movió acerca de diez segundos luego de eso.

Al principio, toda la botella se había separado de la tierra, pero luego, como si lo


recordara, solo el agua se levantó luego. Entonces, solo la masa de agua se elevó
hasta su altura para luego detenerse.

—Cuando eso pensaba, de repente cayó al suelo explotando.

"¿Oh?"

"… ¿Qué debería hacer?"

Ella lloró.

La situación parecía ser grave.


"Al parecer aún no has captado la idea bien…creo que sería mejor si trabajaras
en sacar el agua de la botella para comenzar."

"S-Sí..."

"Luego de sacar el agua de la botella, rápidamente regrésala, luego sácala una


vez más. Si repites el proceso continuamente, creo que te acostumbraras hasta un
cierto punto. Con cuidado tomate tu tiempo, encuentra la mejor manera para
hacerlo por ti misma. Ese es el más grande atajo. Da tu mejor esfuerzo."

"¡S-Sí…!"

Eso era lo máximo que podía darle de consejo.

Luego de verla correr en busca de agua, una vez más continúe caminando.

Enseguida, alguien me llamó desde mi espalda.

"¡Hey hey! Elaina-sensei, ¿acaso esto no se ve cool?"

El joven impuro y lento había hecho una corona de agua y se la había puesto.

Lo ignoré.

Todos los estudiantes (excepto uno) eran bastante entusiastas, por lo que me
pedían consejo sin siquiera tener que llamarlos. Al parecer encontraban fácil
preguntarme al tener casi la misma edad que yo.

No era un mal sentimiento.

El entrenamiento continuó hasta que Fran-sensei aplaudió con sus manos dos
veces.

Parecía que el trabajo de Fran-sensei había finalizado con el término de las


lecciones extracurriculares de la mañana.
Por cómo había sido ayer, ¿habrá alguna lección extracurricular en la tarde?
Había pensado eso, pero de acuerdo a Sensei, "Cuando las hacemos en la
mañana, no las hacemos en la tarde. Y cuando no las hacemos en la mañana las
hacemos en la tarde." Ese parecía ser el caso, en resumen, eran lecciones
extracurriculares de una vez al día.

"¿Por qué no las hacen más de una vez al día?"

Traté de preguntarle.

"¿No sería agotador?"

Fue su inmediata respuesta.

"¿Así que estas siendo considerada con los estudiantes que se cansarían si tratara
de hacerlo más de una vez?" Ya veo, ya veo.

"No, yo me cansaré así que no lo voy a hacer."

"…"

Sentí algo indescriptible.

Parte 6

Después de finalizadas las lecciones extracurriculares, fui guiada por Fran-sensei


y dejé el edificio. Luego volamos calmadamente por el cielo, y más adelante
había una gran colina. Fran-sensei descendió en su cima.

Luego la seguí yo. El suave césped levantó sonido.

Mirando hacia abajo, la vegetación se extendía mientras dibujaba un gentil arco.

El paisaje del pueblo se esparcía más allá de las cercas de madera.


Las casas privadas de distintos matices. Los árboles ante nosotros se dejaron
llevar por el viento y sus hojas fueron robadas hacia algún lado lejano. Opuesto a
esto estaba la academia con su torre que se había convertido en un punto de
referencia que orgullosamente clamaba su presencia.

En el cielo de un fino color azul, las nubes a la deriva se encontraban, eran nubes
blancas y no estaban estancadas.

"Este es mi lugar favorito."

—¿no es una linda vista acaso? Fran-sensei dijo.

"Sí. Absolutamente."

"Me alegra escucharlo."

El negro cabello de Fran-sensei ligeramente se meció debido al viento que


soplaba.

Luego ella,

"Quería mostrártelo una vez antes de que dejaras el país. Mi lugar favorito."

Dijo esto y sonrió.

Tentada por ella, sentí mis mejillas soltándose a su vez.

"Muchas gracias."

"De nada…te vas a ir mañana temprano ¿cierto?"

"Sí. No puedo quedarme demasiado después de todo."

"Es una lástima…porque mis estudiantes al parecer se han encariñado contigo."

"Una joven Bruja es algo raro." O quizás una viajera.


"Aun así, ser querida es algo maravilloso. Yo soy evitada por estudiantes aún
ahora."

"…"

Más que ser evitada, creo que es solo que no entienden el sentido de distancia
debido al carácter inentendible de Sensei.

No diré eso claro. No puedo decirlo.

"¿Qué ocurre? "

"…No, nada."

Miré a la academia que era vista a la distancia con el fin de evitar el escrutinio de
Fran-sensei. "Eso me recuerda, está enseñando magia en esa escuela, ¿cierto?"

"¿Hm? ¿Eso es correcto?"

"¿Qué hará luego de la graduación?"

"Trabajaré de forma normal en el país. Por ejemplo, trabajado de entrega de


equipaje, o dando transporte a personas. Si viniste de turista, deberías de haberlo
visto varias veces, ¿cierto? Los Magos volando por sobre los tejados."

Ya veo.

"¿Las personas que actúan en el centro también son graduados de esa academia?"

Demostrando magia en la cuneta de la calle. Manipulando marionetas. Gente


cantando rodeada de producciones mágicas.

¿Acaso todos los magos que vi en las calles eran personas que habían estudiado
en la Academia Real de Magia?

Fran-sensei asintió.
"Sí…pero, bueno, solo lo hacen por diversión. No es un negocio oficial."

"Un hobby dice… ¿pero están recibiendo dinero, o no?"

"Bueno, lo están recibiendo. Aunque en una cantidad muy pequeña. Pero ellos no
están mostrando magia porque quieran ganar dinero."

"¿Entonces por qué?"

"Porque aman hacerlo," Fran-sensei dijo claramente, "Elaina también ama los
viajes y emprendió uno debido a ello, ¿cierto? Es lo mismo. Ellos también lo
hacen debido a que les gusta hacer feliz a la gente."

"…"

No por el dinero sino por ellos mismos.

O quizás por otros.

Debido a que les gusta.

Luego de entrar a este país, pensé varias veces que este era un país encantador.
Tenía un hermoso paisaje y un vasto territorio. Personas pasando el tiempo llenas
de sonrisas. Estaba tan conmovida que mi aliento escapó cada vez que me
cruzaba con ellos.

Debía ser quizás porque el nombre del país Reino de Celestellia—coincidió en


algún lugar con mi propio viaje.

"Hablando sobre ello, ¿Cuál es la cosa favorita de Elaina?"

Fran-sensei abruptamente dijo.

"Viajar." Di una respuesta inmediata.

"Además de viajar."
"…"

Además de viajar, ¿Qué más puede haber?

Después de todo, tendría que ser lo que gatilló mi viaje.

"Libros tendría que ser, creo."

"Libros…" luego de una corta pausa, "¿aparte de eso?" Fran-sensei una vez más
preguntó.

Ella es bastante sugestiva.

"Um, ¿Qué pasa? Desde algún tiempo atrás."

"No, bueno, algo estaba en mi cabeza ligeramente."

"¿Está planeando darme un regalo de despedida?"

Dije bromeando.

"Bueno, sí."

Para mi vergüenza, fue confirmado rápidamente.

Ooh. Una cosa así.

"…Ah, no, está bien, algo como un regalo de despedida. Con sus sentimientos es
más que suficiente."

"Ya, ya, no tienes que decir eso. ¿Qué tal si tratas de hablar acerca de tus cosas
favoritas? ¿Qué tal las flores por ejemplo?"

"¿No había tomado el protagónico ya respecto a eso?"

"¿Cómo así, las flores? Ah, ¿quizás algo como una mariposa?"
"Esa es la cosa favorita de Fran-sensei."

"Ya que es mi favorita, entonces tú que eres mi pupila también deberían gustarte,
¿cierto?"

"¿De dónde salió esa teoría tan irracional?"

"¿Entonces no te gustan las mariposas?"

"Solo de forma normal."

"Ya veo. Solo te gustan de forma normal."

"Al parecer sería mejor si dijera que esta entremedio del gustar y no gustar."

"¿Qué tal sobre ellas? Las flores."

"Volviste a ellas."

"¿Qué tal sobre ellas?"

"Bueno, efectivamente me gustan…"

"Entonces está bien."

"¿…? ¿Qué cosa?"

"Es un secreto."

Fran-sensei dijo con su usual imperturbable sonrisa. Mientras yo era


bombardeada por preguntas de su parte, ella no respondió siquiera una cosa que
pregunté.

Luego de vivir juntas por un año, incluso luego de reencontrarnos luego de tanto
tiempo, Fran-sensei seguía siendo la misma de siempre. Incluso ahora, no
entiendo completamente qué clase de persona es.
Pero el no entenderla es el punto que la hace a ella, ella.

Ya me acostumbré a ello.

"¿Qué ocurre? ¿No me volverá curiosa eso?"

Esperaba las palabras de regreso, pero de todas formas intenté preguntar.


Entonces, prediciendo mis palabras, Fran-sensei dijo,

Mientras cerraba un ojo con malicia,

"Espera con ansias mañana."

Veamos, me pregunto que estará diciendo.

"Eso sí, planeo partir mañana temprano…"

"Sí. Es por eso que estoy diciendo que esperes con ansías mañana antes de que
dejes el país—mañana en la mañana, encontrémonos en frente de la puerta."

Parte 7

Después, el tiempo pasó y la mañana siguiente arribó.

Lentamente caminé por la calle principal—regresando por el camino por donde


llegué y dirigiéndome en dirección a la puerta. Mientras pasaba a través del
distrito comercial, observando a los magos volar en el cielo. Mientras pasaba por
debajo de las cuerdas entremedio de los edificios como si fueran arcos. Mientras
sentía la dulce fragancia de las flores floreciendo en algún lugar,

Continué caminando.

Reacia a despedirme.

"…"
Pero es natural que si caminas, llegarás a tu destino. Y yo había llegado cerca de
la puerta.

Notándome, el guardia de la puerta hizo una reverencia, a su vez yo hice una un


tanto retrasada.

Avancé un poco más, estaría dejando este país. Sin embargo, mirando alrededor,
no había señales de Fran-sensei.

…Ya que no habíamos especificado el tiempo exacto, probablemente no había


arribado.

"…"

Inesperadamente, quizás sería mejor dejar el país sin dejar nada como esto.

Desconozco lo que Fran-sensei me regalará…pero, bueno, a juzgar por la charla


de ayer, probablemente planea regalarme flores. Sin embargo, solo terminaré
acomplejada recibiéndolas.

Cuando se pudran y tenga que desecharlas, me sentiré vacía.

Además, cuando vuelva a ver flores similares, en ese momento, probablemente


recordaré a Fran-sensei y este país.

Esa no es una muy buena tendencia para una viajera.

Porque me pondré triste.

"…"

Si me fuera de esta forma, probablemente no quedaran sentimientos amargos.

En ese caso, después de todo es mejor que me vaya…

"… ¿Eh?"
Detuve el pie que estaba a punto de moverse hacia adelante.

Esto se debió a que pétalos de flores comenzaron a caer desde el cielo. Rojos,
azules, amarillos, rosados, violetas. Los pétalos de varios colores cayeron como
si se tratara de nieve. Cayeron silenciosamente mientras desprendían una dulce
fragancia.

Inmediatamente me di cuenta que algo así era imposible si pensabas acerca de


ellos normalmente—y mientras miraba hacia arriba, estaba después de todo, su
figura.

"Has llegado bastante temprano…Elaina. Nuestras preparaciones casi no se


hacen a tiempo."

…Nuestras.

Alrededor de Fran-sensei quien me estaba saludando, estaban las figuras de los


estudiantes. Ellos volaban en el cielo mientras dejaban caer pétalos desde las
canastas que tenían en sus manos.

Todos y cada uno de ellos estaba sonriendo.

"Elaina."

Fran-sensei dijo desde arriba de su escoba. "No tengo el derecho de detenerte


quien se convirtió en una viajera por su propio deseo. Esto es lo más que puedo
hacer."

"…Sensei."

"¿Estás complacida?"

"…"

Respondí.
Mientras inhalaba aire con todas mis fuerzas, "¡Sí, absolutamente!"

Y entonces, comencé a caminar. Pasé mientras los pétalos multicolores de flores


giraban alrededor de mí.

"Elaina."

Fran-sensei me llamó, "Los estudiantes de la academia y yo estaremos


alentándote por tu viaje con todos nuestros corazones. Por favor no olvides eso."

"…" Respondí mientras miraba hacia el cielo. "¡No me olvidaré de nadie!"

No mucho después, me paré enfrente de la puerta.

El guardia de la puerta hizo una reverencia y abrió las puertas.

Extendiéndose más allá se encontraban las gentiles llanuras.

"Elaina."

Solo una última cosa—Fran-sensei dijo desde el cielo, "Encontrémonos una vez
más algún día. Hasta entonces, adiós."

Ella dijo una cosa así.

Seguramente, estaba sonriendo como es usual.

Es por eso que yo también regresé la sonrisa.

"… ¡Sí!"
Parte 8

Una escoba viajaba a través de la llanura.

Las flores brillaban al recibir la brillante luz del sol y se mecían ante el viento
que soplaba.

El impoluto cielo azul se extendía sin fin.

Aquella que montaba la escoba era una Bruja y a su vez una viajera.

Su edad indicaba que era joven, al final de su adolescencia.

Su cabello cenizo se balanceaba y sus celestes ojos estaban dirigidos hacia la


frontera entre la interminable pradera y el cielo.

Vistiendo un tricorne negro y una túnica negra, con un broche con forma de
estrella pegado a ella, continuaba volando mientras dispersaba las flores.

Apuntando la escoba en dirección hacia donde el mundo aún no haya sido visto.

¿Qué tipo de país será el próximo? ¿Qué tipo de personas serán las próximas que
conozca? ¿Será un país lleno de magos? ¿O será un país con precios
excesivamente altos? O quizás, un país que se esté destruyendo así mismo.

Con aquellos pensamientos en su mente, la viajera continuó volando.

¿Quién podría ser esa viajera?

Era yo.
Afterword
Un gusto conocerte, soy Shiraishi Jougi.

Este libro "Majo no Tabitati", la novela de un completo amateur como yo,


publicada personalmente en la tienda de Amazon Kindle a fines del 2014,
pasando por una drástica revisión y edición a manos del departamento editorial-
sama de GA Bunko. Ellos encontraron errores que no pude descubrir por mí
mismo, e incluso a pesar de que el libro ya había sido publicado en la tienda de
Kindle, ellos pasaron a través del manuscrito y encontraron hasta el último error
de tipeo y palabras faltantes. Luego de volver a leerlo, aparecieron bastantes
partes ridículas.

Incidentalmente, entre las impresiones de la gente que lo había leído en tiempos


cuando era auto publicado, lo más frecuente era "No puedo leer el título".
Perdónenme por eso, "旅々" de "魔女の旅々" es leído "Tabitabi".

Al principio simplemente pensé "Ya que se trata de una bruja viajera,


¿llamémosle 'Majo no Tabi'? ¿Estará bien? Vayamos con eso," sin embargo,
además de que era muy simple, era aparente que la situación probablemente se
desarrollaría en una dirección en donde sería confundido con otro libro al ser
buscado, por lo que fui con 'Tabitabi'. Fue hecho con esos sentimientos. No hay
un significado profundo detrás de ello. Y tampoco existe dicha palabra.

Mi seudónimo del tiempo en que auto publicaba era "Jougi", pero no aparecía
cuando la gente me buscaba, tal como creía. Debido a eso, agregue el apellido a
mi seudónimo.

Ese siendo el caso, gracias por tomar en tus manos "Majo no Tabitabi".

Este trabajo está compuesto por historias extrañas con nada más que personas
extrañas apareciendo en ellas. En resumen, es una historia extraña y un libro
extraño. Sin embargo, si una copia de una historia así fuera añadida a sus
estanterías, nada me haría más feliz. A propósito, solo entre nosotros, al parecer
es una cosa buena el agregar este libro a los libreros. (Opinión personal.)

Si este libro alguna vez tiene una secuela, sería aún mejor añadirlo al lado de
éste. (Opinión personal.)

Ahora para expresar mis agradecimientos.

La persona a cargo, M-san. Como siempre, muchas gracias, te estaré molestando


de ahora en adelante, pero, sería feliz si nuestra asociación dura bastante…

Partiendo desde el departamento editorial de GA Bunko, todos de SB Creative.


No puedo agradecerles suficientemente por elegirme. Es más, nunca hubiera
soñado que podría haber sido añadido al programa de lanzamiento de una nueva
marca. Esto es off topic, pero cuando vi el programa de lanzamiento, me volví
verdaderamente ansioso y me preguntaba si estaba realmente bien que estuviera
lado a lado con gente tan increíble…Es más, aún lo pienso.

Para Azul-sama, quien estuvo a cargo de las ilustraciones. Muchas gracias por las
encantadoras imágenes. Ah, Ahh…Elaina-san es tan adorable…No, cada
personaje ya es adorable…Estoy pasando días sonriendo mientras recuerdo la
portada y las ilustraciones con un arte excesivamente encantador. Muchas
gracias.

Y por último, a todos aquellos que tomaron este libro en sus manos. Estoy
contento por ser capaz de conocerlos aquí. Volvamos a encontrarnos en algún
lugar algún día. ¡Hasta entonces!