Está en la página 1de 2

La mayoría de los fracasos dentro del ámbito de los negocios se deben a una mala gestión

empresarial. Debido a las nuevas tecnologías, las empresas se ven obligadas a innovar
constantemente, sin perder la esencia de su marca. Por ello es necesario conocer en
profundidad las ventajas que puede llegar a aportarnos una buena gestión empresarial para
implementarla lo antes posible y seguir cosechando éxitos. Descubre a continuación todo lo
relacionado con la gestión empresarial y recuerda que puedes estudiar MBA con nosotros
para formarte profesionalmente.
Definición de gestión empresarial:
El concepto de gestión empresarial ha evolucionado con el paso de los años. Actualmente se
entiende por gestión empresarial aquella actividad orientada a mejorar la competitividad y
productividad del negocio. Esto supone asumir la organización, administración y el
funcionamiento de una empresa.
Una mala gestión empresarial puede acabar con la productividad y las ventas de la empresa,
por ello es importante tener claro que la gestión es necesaria desde el inicio.
La gestión empresarial es un trabajo continuo y permanente que requiere de profesionales
preparados y dispuestos a innovar continuamente en su forma de hacer negocios.
Funciones de la gestión empresarial
Principalmente sus funciones se basan en los siguientes pilares:
– Organización: se trata de la asignación y coordinación de las diferentes tareas que se tiene
que llevar a cabo en la empresa, definiendo quién, cómo y cuándo se van a ejecutar. Es la
función que más caracteriza a la gestión empresarial ya que implica establecer unos objetivos
determinados que te llevan a priorizar tareas. A medida que la empresa crece, es esencial
elegir adecuadamente quién va a hacerse cargo de ciertas funciones, ya que una mala gestión
de organización puede llevar a una empresa a la crisis.
– Planificación: consistente en fijar y programar las metas y objetivos de la empresa a nivel
estratégico. No basta con saber lo que se quiere o se debe hacer, sino hay que ponerle fecha
concreta.
– Personal: el personal que trabaja y forma una empresa son la parte más esencial de la
misma. Un buen clima de trabajo y la relación entre las personas que forman un
departamento, son decisivos a la hora de que los trabajadores sean eficientes.
– Controlar: se trata de supervisar y analizar el trabajo para poder saber qué fortalezas y
debilidades posee la compañía. La forma principal de conseguirlo es estableciendo controles
que puedan ser medidos, como por ejemplo los controles de comportamiento, las horas de
trabajo, los estándares de calidad, etc.
– Dirigir: esta función está relacionada con la figura de los líderes o ejecutivos de la empresa.
El objetivo principal es conseguir motivar e impulsar a los distintos miembros de la
organización para que desarrollen las funciones asignadas de la mejor manera posible.
Cómo aplicar adecuadamente los sistemas para gestionar
tu empresa
Lo primero de todo es que debemos entender que, trabajando de una manera unificada y
creando una conexión entre sistemas y trabajadores, estaremos aportando una mayor
efectividad al negocio. Para ello se deben seguir los siguientes pasos:
1. Contar con la aprobación de los directivos de la empresa para proceder a la
implementación del Sistema Integrado de Gestión Empresarial, puesto que se trata de un
proyecto que necesitará de una importante dotación de recursos tanto humanos, financieros y
técnicos.
2. Realizar una investigación en profundidad de los sistemas de gestión que ya tiene
implantados la empresa para poder comparar los resultados con aquellos que se van a
implantar de nuevo.
3. Efectuar un diagnóstico oportuno que permita comprobar si el sistema actual es capaz de
soportar la implementación del sistema de gestión. También de deben definir las estrategias a
seguir para que la nueva implantación tenga un menor impacto en nuestra organización.
4. Elaborar un plan para la implementación. Lo lleva a cabo el mismo equipo encargado de
elaborar el diagnóstico y en el deben incluir detalladamente los pasos que se van a seguir, así
como los recursos que se tienen que asignar.
5. Aprobación del plan de implementación por los Directivos de la empresa. Una vez
elaborado el plan se debe superar la fase de aprobación ya que el plan se debe realizar tanto
a nivel tanto estratégico como táctico y operativo.
6. Divulgar el contenido. Los Directivos serán los encargados de difundir al resto de los
miembros de la empresa cuáles serán sus responsabilidades, actividades y tareas, asi como
los procedimientos que deben seguir para llevar a cabo la implementación del sistema de
gestión.
7. Implementar el plan. El último pasos para integrar el sistemas de gestión consiste en llevar
a la práctica todo lo detallado en el plan elaborado anteriormente. Esta fase también requiere
un seguimiento con el fin de controlar las posibles actividades que se desvíen del programa
establecido y poder tomar las acciones oportunas y remediarlas en caso de fallo.
Beneficios por los que debes gestionar tu empresa
Algunos beneficios que la gestión empresarial puede ofrecer a tu negocio son los siguientes:
 Te permite administrar integralmente la compañía, ya que conseguirás gestionar un
proyecto desde su planeación hasta que llega al cliente final, pasando por todos los procesos
de producción, logística y publicidad, lo que te permitirá generar intervenir en el momento
oportuno en caso de que haya algún problema.
 Te ayuda a mejorar la eficiencia de cada proceso.
  Integra a todo tu equipo de trabajo, ya que cada empleado tendrá asignado un nivel
del acceso al sistema, en donde se definirán sus acciones y objetivos, facilitando su eficiencia
y mejorando la productividad.
 Ofrece datos de acceso y análisis en tiempo real, lo que permite mejoras en la toma
de decisiones.
 Te ayudará a mejorar la comunicación interna de la empresa ya que obtendrás datos
relativos a todos los departamentos que conforman tu negocio. Esto facilita la comunicación
entre los departamentos volviéndolos más eficientes.

También podría gustarte