Está en la página 1de 4

1.

ESPECULOSCOPIA
El espéculo tiene 2 hojas que se separan para abrir el orificio vaginal y un
dispositivo nivelador o de tornillo para abrir o cerrar la hoja.
Maniobra: Comienza introduciendo 2 dedos y aplicando una presión hacia
abajo para relajar los músculos vaginales, posterior mente se introduce el
especulo con suavidad en sentido horizontal cerrado, una vez llegando se da
un giro de tal manera que este verticalmente se abren las 2 hojas del
especulo con suavidad, se debe evitar lesión a la retirada del especulo con
suavidad, se pueden realizarse otras pruebas como son: La prueba de
Schiller, citología vaginal, raspado cervical, colposcopía, exudado vaginal.
2. TACTO VAGINAL
La introducción de los dedos debe efectuarse delicadamente siempre con la
utilización de guantes estériles con lubricante, colocándose el explorador
frente de la paciente, se introduce en toda su longitud en la vagina y asegurar
de que no se toque el clítoris con el pulgas así mismo puede girar para la
presencia de masa entre otras lesiones; posteriormente se coloca la mano
opuesta sobre el abdomen, presionando el útero y los dedos palpan, las
distintas estructuras que componen los genitales internos y estudiar su
posición, tamaño, forma y consistencia del cuello y del cuerpo del útero,
grosor y longitud de las trompas, movilidad y tamaño de ambos ovarios,
elasticidad de los fondos de saco de saco de duglas y grado de sensibilidad
dolorosa y la presencia o no de tumoraciones, lesiones entre otros, una vez
retirado se debe inspeccionar las características de la secreción.
3. TACTO DEL RECTO VAGINAL
Siempre con el consentimiento de la paciente se introduce el dedo índice en
su proximidad para sentir la fuerza posterior a eso se introduce en toda su
longitud para valorar esfínter anal, pared del recto vaginal si hay presencias
de nódulos o masa espesos y textura, asimismo se debe palpar la cara
posterior del útero y una vez en la retirada si hay presencia de heces su
característica color o presencia de sangre.
1. TRANSLUMINACION
Colocar una fuente de luz o linterna de exploración en el lado izquierdo o
derecho donde mas prefiera y efectué luz la presencia de un halo de tinte
rojizo brillante permite presenciar liquido en la cavidad vaginal, pero cuando
se encuentra engrosada y el contenido liquido es hemático, la trasludez se
halla disminuida y esta ausente en los tumores de testículos.
2. PRUEBA DE PINZAMIENTO
Pince de la tunica vaginal y el resto de la pared escrotal entre el pulgar y el
índice, cuando la presión de los dedos se incrementa la hoja parietal de la
tunica vaginal se escapa, permite diferenciar las paquivaginalitis de los
tumores, este signo se halla en tumores de testículos llamados signo de
sebileau.
3. MANIOBRA DE CHEVASSU
Fijando el testiculo con la mano izquierda se palpa el epidídimo con los
dedos pulgar y índice, el mismo que tiene forma de una coma se reconoce
la cabeza cuerpo y cola, se determina forma , tamaño y sensibilidad, el
testiculo se palpa con el pulgar y los 2 primeros dedos determinar tamaño,
forma, sensibilidad consistencia, fijeza y movilidad.
4. CONDUCTO INGUINAL
Se palpa el anillo inguinal con el dedo índice, para presencias de hernias se
le pide al paciente que se ponga de pie se le pide que puje como para
defecar, mientras hace el esfuerzo inspecionamos la zona del conducto
inguinal y la región de la fosa oval después de le pide que relaje y se
introduce el dedo examinador índice en los adultos y meñique en niños
pequeños en la parte inferior del escroto y deslizar hasta arriba siguiendo el
trayecto del conducto deferente, hacia el anillo inguinal.
1. MANIOBRA DE VOLKMANN
Con el paciente en decúbito dorsal, el examinador apoya ambas manos
sobre ambas espinas iliacas anterosuperiores y trata de efectuar una
separación forzada esta maniobra producirá dolor en la articulación
afectada, exploración para el dolor sacroilíaco.
2. MANIOBRA DE ERICHSEN
Con el paciente en decúbito dorsal el examinador apoya ambas manos sobre
ambas espinas iliacas anterosuperiores y trata de realizar una aproximación
forzada esta maniobra producirá dolor en la articulación afectada,
exploración para el dolor sacroilíaco.
3. MANIOBRA DE LAGUERRE
Con el paciente en decúbito dorsal con la rodilla y cadera del lado para
explorar flexionadas y en abducción, el examinador fija con una mano la
espina iliaca anterosuperior del lado opuesto en tanto que la mano ejerce
presión sobre la rodilla hacia el plano de la cama, esta maniobra producirá
dolor en la articulación afectada, exploración para el dolor sacroilíaco.
4. EXPLORACION DE LA CADERA
Medición de la longitud de los miembros inferiores, paciente en decúbito
dorsal y los miembros inferiores ligeramente extendidos se marcan con un
lápiz las espinas iliacas anterosuperiores y los maléolos internos se mide la
distancia entre estos 2 puntos y se compara.
5. EXPLORACION DE LA MOVILIDAD DE LA CADERA
El paciente en decúbito dorsal con una mano se fija la pelvis y con la otra se
flexiona la pierna sobre el muslo y este sobre le tronco, el ángulo debe ser
menor a los 60º.
6. EXPLORACION DE LA MOVILIDAD DE LA CADERA
Abducción se explora dirigiendo el miembro superior hacia afuera de la línea
media este debe ser mayor a los 45º.
7. EXPLORACION DE LA MOVILIDAD DE LA CADERA
Rotación interna, paciente en decúbito prono y con la rodilla en el ángulo
recto pie en arco hacia afuera la limitación del movimiento a menos de 45º
es un signo inicial de artrosis coxofemoral.
8. TEST DE CAJÓN ANTERIOR
Posición del participante: Decúbito supino. La cadera y la rodilla de la
pierna a evaluar deben estar en flexión de 90 grados.
Posición del terapeuta: Homolateral a la pierna a evaluar. Estabiliza con el
muslo la pierna del participante. Las manos sujetan la pierna a nivel de la
primera comisura de la rodilla, próximas a la interlínea articular femorotibial.
Los pulgares palpan la interlínea articular por la cara anterior de la pierna
Acción: Se realiza una fuerza ventral intentando provocar un deslizamiento
anterior de la meseta tibial.
9. REALIZACIÓN DEL TEST
Posición del participante: decúbito supino. La cadera y la rodilla de la
pierna a evaluar deben estar en flexión de 90 grados.
Posición del terapeuta: homolateral a la pierna a evaluar. Estabiliza con el
muslo la pierna del participante. Una mano palpa la interlínea articular por la
cara anterior de la pierna, mientras que la otra sujeta la tuberosidad de la
tibia con la 1ª comisura de la mano.
Acción: se realiza una fuerza dorsal sobre la tibia para provocar un
deslizamiento posterior de la misma.
Signo positivo: el deslizamiento posterior aumentado con respecto a la
pierna contralateral.

También podría gustarte