Está en la página 1de 10

1

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA


UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA
CENTRO LOCAL COJEDES
DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO
ESPECIALIZACIÓN EN TELEMÁTICA E INFORMÁTICA
EN ESTUDIOS A DISTANCIA
Universidad Nacional Abierta ASIGNATURA: TELEMÁTICA EDUCATIVA

INTRODUCCIÓN

Lo cierto es que el vídeo es uno de los medios didácticos que, adecuadamente


empleado, sirve para facilitar a los profesores la transmisión de conocimientos y a los
alumnos la asimilación de éstos. Podemos definir un vídeo educativo como aquel que
cumple un objetivo didáctico previamente formulado, tal como lo señala Bravo
(1996). Parte de la consideración de que cualquier vídeo que se emplee en la docencia
puede ser considerado como educativo, con independencia de la forma narrativa que
se haya empleado en su realización. Para llegar a la conclusión de que el vídeo será o
no educativo en la medida en que es aceptado por los alumnos como tal y el profesor
lo utiliza en un contexto en el que produzca aprendizaje.

Por otro lado, no resulta fácil definir qué es el vídeo educativo. O, al menos,
hacerlo de una forma clara y contundente. Lo cierto es que el vídeo es uno de los
medios didácticos que, adecuadamente empleado, sirve para facilitar a los profesores
la transmisión de conocimientos y a los alumnos la asimilación de éstos.

Así, Cebrián (1987) distingue entre cuatro tipos de vídeos diferentes: curriculares,
es decir, los que se adaptan expresamente a la programación de la asignatura; de
divulgación cultural, cuyo objetivo es presentar a una audiencia dispersa aspectos
relacionados con determinadas formas culturales; de carácter científico-técnico,
donde se exponen contenidos relacionados con el avance de la ciencia y la tecnología
o se explica el comportamiento de fenómenos de carácter físico, químico o biológico;
y vídeos para la educación, que son aquellos que, obedeciendo a una determinada
intencionalidad didáctica, son utilizados como recursos didácticos y que no han sido
específicamente realizados con la idea de enseñar.
2

Por esta razón, Schmidt (1987) también nos ofrece su propia clasificación. En este
caso, en función de los objetivos didácticos que pueden alcanzarse con su empleo.
Estos pueden ser instructivos, cuya misión es instruir o lograr que los alumnos
dominen un determinado contenido; Cognoscitivos, si pretenden dar a conocer
diferentes aspectos relacionados con el tema que están estudiando; Motivadores, para
disponer positivamente al alumno hacia el desarrollo de una determinada tarea;
Modelizadores, que presentan modelos a imitar o a seguir; y Lúdicos o expresivos.

Por otra parte, se puede decir, que la única forma de asegurarse de que los
alumnos comprenden y retienen el contenido que les transmite el vídeo es diseñar una
estrategia didáctica que, a través del trabajo como profesores, nos garantice esto.

De igual manera, el vídeo didáctico es muy útil en la clase y tiene una intención
motivadora ya que más que transmitir información exhaustiva y sistematizada sobre
el tema, pretende abrir interrogantes, suscitar problemas, despertar el interés de los
alumnos, inquietar, generar una dinámica participativa, etc.

Asimismo, el uso del video en el aula facilita, por tanto, la construcción de un


conocimiento significativo dado que se aprovecha el potencial comunicativo de las
imágenes, los sonidos y las palabras para transmitir una serie de experiencias que
estimulen los sentidos y los distintos estilos de aprendizaje en los alumnos. Esto
permite concebir una imagen más real de un concepto. Sin embargo, la imaginación
vuela, los conceptos se reagrupan y se redefinen, y es entonces cuando la presencia
del maestro se reafirma, ya que es él quien determina cómo, cuándo y para qué se
debe utilizar, lo cual, le da sentido y valor educativo. De ahí la importancia del
conocimiento de los diversos enfoques didácticos para el uso del video en el aula.

Ahora bien, no se debe de caer en el error de pensar que la única explotación


educativa que podemos realizar del vídeo se sitúan en el contexto de la formación en
grupo, por el contrario el vídeo puede ser un medio bastante útil para ser utilizado en
una enseñanza individual. Ello viene entre otros motivos ocasionado por el aumento
de la presencia de internet en los domicilios. No tenemos más que marcar la dirección
web en la que los alumnos/as pueden encontrar el vídeo.
3

Cabe destacar, que los medios audiovisuales son fundamentalmente elementos


curriculares y como tales van incorporados en el contexto educativo
independientemente de que éste propicie una interacción "con", "sobre" o "por" los
medios. Ya que no los percibimos como meros transmisores de información, sino que
reconocemos las posibilidades que tienen como elementos de expresión.

En función de las investigaciones antes mencionadas se puede expresar que esta


utilización del vídeo para el aprendizaje individual puede desarrollarse de acuerdo
con Bartolomé (1999) en tres funciones básicas: 1. Como complemento a los
aprendizajes realizados, tanto individuales como en las sesiones de clase. 2. Como
ampliación para los alumnos especialmente aventajados. 3. Como recuperación para
los alumnos y alumnas que no han alcanzado los niveles previstos.

En líneas generales, se pueden mencionar que las ventajas e inconvenientes que


presenta el video para ser utilizado en la enseñanza son diversas y se pueden
considerar de la siguiente manera:

VENTAJAS INCONVENIENTES
Registro de elementos de la Posible aislamiento del investigador del
comunicación verbal y no verbal. contexto natural donde ocurren los
acontecimientos.
Visionarlo en varios idiomas. Contar exclusivamente con una parte de
la realidad, la registrada en el video.
Reduce la necesidad de introducir un Previa selección de la información por la
observador en los contextos de persona que realiza las grabaciones.
investigación.
Fuente de motivación. Puede adoctrinar.
Medio expresivo.
Desarrolla la imaginación, la intuición.
Podemos aislar las secuencias que nos
interesen.
Transferencia de la realidad registrada a
diversos observadores.
Interrupción de las secuencias de
observación.
4

El Uso del Video Educativo

Al respecto, García (2014) refiere que el video ha multiplicado las posibilidades


de los docentes para usar este medio con fines didácticos, su uso se ha incrementado
en los distintos niveles educativos y de manera significativa en las instituciones
universitarias. Investigación documental que permitió establecer que el uso del video
didáctico requiere de una planificación previa, del análisis de la audiencia y que
dependiendo de la función que se espera desarrollar, se puede considerar la
posibilidad de interactuar con la audiencia en el proceso de planificación. Se pretende
ofrecer a los docentes lineamientos que le permitan optimizar el uso del video con
fines didácticos, destacando sus potencialidades, las funciones que se pueden
desarrollar con dicho medio y los pasos que deben seguir al hacer uso del video en el
proceso de enseñanza y en el desarrollo de aprendizajes significativos de sus
estudiantes.

Sin embargo, el investigador antes mencionado describe lo siguiente:

“El uso del video con fines didácticos responde a las percepciones
favorables que los alumnos y profesores muestran hacia el uso de dicho
medio, a un mayor número de instituciones educativas donde se puede
localizar materiales y equipos de video para utilizarlos en el desarrollo de
la enseñanza, el aumento del material producido comercialmente con
contenidos didácticos y/o educativos, y es posible agregar el creciente
número de producciones televisivas con fines didácticos y educativos a
las cuales se puede acceder a través de los canales de televisión por cable
o gracias a las diferentes redes sociales en Internet.”.
En este sentido, un vídeo educativo es un medio didáctico que facilita el
descubrimiento de conocimientos y la asimilación de éstos. Además, puede ser
motivador para el alumnado pues la imagen en movimiento y el sonido pueden captar
la atención de ellos.

Sin embargo, para crear un vídeo educativo es necesario hacer una investigación
previa y un esquema sobre lo que pretendemos comunicar y cómo queremos hacerlo.
Debemos plantearnos si el vídeo llevará sonido ambiente o música de fondo y, por
último, debemos controlar los aspectos técnicos: cámara de grabación, resolución del
5

vídeo, edición con software apropiado y subida del vídeo a una web para que sea
accesible con una conexión de internet.

El vídeo como medio de Autoaprendizaje

En efecto, Bravo (2002) expresa que el vídeo es un medio didáctico que por sus
posibilidades expresivas puede alcanzar un alto grado de expresividad, lo que hace de
él una herramienta autónoma de aprendizaje con la que el alumno puede dominar un
determinado contenido que le puede servir como:

 Complemento curricular.
 Autoenseñanza.
 Enseñanza ocupacional.
 Enseñanza a distancia.
 Divulgación.
Dentro de estas situaciones de aprendizaje, la posibilidad de interaccionar sobre el
medio se convierte en una estrategia de uso más, que proporciona al alumno la
posibilidad de parar la imagen, dar marcha atrás y, en definitiva, adecuar el ritmo de
visualización a las dificultades de comprensión o retención que tenga y a la tipología
propia del videograma.

El vídeo en el aula

Además, Una de las aplicaciones más comunes del vídeo dentro del proceso de
enseñanza-aprendizaje es en la fase de transmisión de información. Cualquier
programa es susceptible de ser utilizado didácticamente. Siempre que su utilización
esté en función del logro de unos objetivos previamente formulados.

Un programa de vídeo puede servir como refuerzo, antecedente o complemento


de una actividad docente. El vídeo la ilustra, la esquematiza, haciéndola ganar en
claridad y sencillez, y la hace más amena.

A. Vídeo de Apoyo o Complemento Docente


Las imágenes, con o sin sonido, pueden ser un elemento que utilice el profesor
para ilustrar su explicación. Lo mismo que haría con una colección de diapositivas,
6

pero con la ventaja de que las imágenes de vídeo son animadas y, en los casos en los
que éste sea importante, pueden ir complementadas con efectos sonoros que
colaboran a aumentar su iconicidad.
Se puede utilizar nuestra propia cámara doméstica para obtenerlas en visitas,
sesiones técnicas, etc. o aprovechar cualquier imagen, que tal vez concebida para
otros fines, pueda sernos útil: imágenes extraídas de la televisión, de vídeos de
promoción comercial o empresarial, documentales, vídeoclips, publicidad, películas
cinematográficas, vídeos científicos, etc.
B. El Video como Instrumento de Transmisión de Conocimientos
En los sistemas tradicionales de enseñanza, puede sustituir al profesor en algunos
contenidos de tipo conceptual o descriptivo y servir de repaso a las explicaciones en
contenidos de tipo simbólico o matemático, así como en las explicaciones repetitivas
o en aquellos casos en los que es preciso variar el estímulo. Después de una
explicación larga o de difícil comprensión, el videograma sirve como descanso para
el profesor y los alumnos sin que la actividad docente se interrumpa.
El vídeo como instrumento de transmisión de conocimientos puede emplearse en
las siguientes situaciones:
 La grabación de lecciones magistrales o conferencias pronunciadas por
profesores o especialistas de reconocido prestigio.
 Videolecciones, realizadas específicamente para la explicación de una
lección.
 Grabación de prácticas de laboratorio.
 Grabaciones de temas generales o de contenidos descriptivos que, por su
naturaleza, se vean favorecidos con la introducción de imágenes de elementos
reales, maquetas o dibujos.
 Documentos relativos a aspectos científicos o tecnológicos concretos, de gran
valor en las enseñanzas, fundamentalmente de los primeros años de carrera.
 Otro tipo de situaciones didácticas, donde los videogramas pueden ser un
medio de información y orientación a los alumnos.
7

C. El Video como Instrumento de Transmisión de Conocimientos


Medir la incidencia en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los videogramas
educativos y reducir a números los resultados obtenidos es una labor que debe
desarrollarse a partir de métodos científicos y de carácter empírico, pero en los que, a
la hora de interpretar los resultados obtenidos y sacar las correspondientes
conclusiones que vayan a tener carácter general, hemos de considerar las propias
características del proceso de comunicación que estamos analizando.

Clasificación de los Videos Educativos

Como ya se dijo, el video educativo es todo aquel material audiovisual


independientemente del soporte, que puedan tener un cierto grado de utilidad en el
proceso de enseñanza-aprendizaje. Resulta ventajoso su uso y por consiguiente se
puede clasificar de la siguiente manera, según lo refiere Bañuelo (2011):

1. Video Documental: Muestra de manera ordenada información sobre un tema


concreto (por ejemplo, un video sobre la actividad mineral en México).
2. Video Narrativo: Tienen una trama narrativa a través de la cual se van
presentando la información relevante para los estudiantes (por ejemplo, un
video que narra la vida de un personaje histórico).
3. Lección Temática: Es el clásico de video didáctico que va presentado de
manera sistemática y con una profundidad adecuada y gradual a los
destinatarios los distintos apartados de un tema concreto (por ejemplo, un
video sobre las influencias del arte precolombino).
4. Lección Monoconceptual: Es un video de muy corta duración que se centran
en presentar un concepto de la cadena alimenticia, o la simulación del vuelo
de un pájaro).
5. Video Motivador: Pretende ante todo impactar, motivar, interesar a los
espectadores, aunque para ello tengan que sacrificar la presentación
sistemática de los contenidos y un cierto grado científico (por ejemplo, un
video que pretende alertar sobre los peligros del SIDA). Muchas veces tienen
una estructura narrativa.
8

Funciones del Video Educativo


 Informática.
 Instructiva.
 Motivadora.
 Evaluadora.
 Investigadora.
 Metalingüística.
 Expresiva.
 Lúdica, Testimonial e Innovadora.

Pasos a seguir para usar un Video en Clase

 Determinar el material que se va a usar y la intensión didáctica que se desea.


 Realizar anotaciones para comparar con el temario.
 Analizar qué otras asignaturas podrían enriquecerse con la proyección.
 Preparar la clase: ¿Cómo y cuándo proyectar el video?
 Preparar actividades que se realicen antes, durante y/o después del video.
 Ya en el aula se debe crear un ambiente propicio. ¡No se apagan las luces!
 Presentar la clase con el segmento del video elegido.
 Evaluación del video a través de actividades, debates, etc.

El Video Interactivo

Para Zhang, Zhou, Briggs y Nunamaker (2006), definen al video interactivo como
el uso de sistemas informáticos que facilitan el acceso dinámico y aleatorio a un
contenido basado la transición de imágenes para su consulta y la posibilidad de
redireccionar a otros destinos de búsqueda de información. Recientemente,
Hammond et al. (2015) indicó que el vídeo interactivo se puede definir como
imágenes tomadas de la actividad real que, posteriormente al hacer clic en una zona
interactiva del video, desencadena otras acciones como responder encuestas para el
seguimiento del aprendizaje.
9

A MANERA DE CONCLUSIÓN

Se puede señalar que, en el aula de clase, los estudiantes vienen a aprender y los
profesores a enseñar, por lo tanto, se convierte en un escenario interactivo donde
surgen diferentes actividades de enseñanza para los estudiantes y el profesor. Las
actividades, que son el elemento central del proceso de enseñanza, demuestran una
variación amplia entre patrones, estilos y calidad.
Los educadores deben reflexionar sobre lo que es el proceso de enseñanza, cómo
se realiza, cuáles son los factores y las barreras que le afectan, así como sus
implicaciones metodológicas, ya que llevando a cabo esta primera reflexión
mejorarán sus prácticas de enseñanza a través del uso de diferentes estrategias
innovadoras y motivadoras.
Al enseñar se debe reflexionar sobre los métodos, las actividades y los materiales
que el docente debe utilizar para ilustrar los conceptos, explicar las nociones, hacer
demostraciones a los estudiantes. Esta reflexión le permite al profesor establecer qué
es lo enseñable de los contenidos y cuáles son los medios que facilitan a los alumnos
la construcción de los conceptos para así lograr la competencia que se persigue.
Es importante, para que los alumnos valoren la información que les suministra el
vídeo, que identifiquen el contenido de éste con el programa de la asignatura, de
forma que le otorguen la categoría de texto oficial. Si, además, advierten que los
profesores han participado en la realización del vídeo su apreciación e interés será
mucho mayor.
La estrategia didáctica es la que va a permitir que la utilización del medio no se
quede en el simple hecho de contemplar un mensaje audiovisual más o menos
educativo o entretenido por parte de los alumnos, sino que se convierta en una clase
con unos claros objetivos de aprendizaje que sean logrados correctamente.

Es por eso, que Gómez-Zermeño (2012) expresan que “las nuevas tecnologías
educativas ofrecen importantes áreas de oportunidad para fortalecer modelos
educativos que contribuyan al acceso a nuevas formas de explorar, representar y
adquirir el conocimiento útil”. (p. 12).
10

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Bañuelos, N. (2011). Uso del video educativo. [Documento en línea]. En:


https://es.slideshare.net/Nay-sin/uso-del-video-educativo-7402659 [Consulta.
octubre 20, 2020].

Bartolomé, A. (1999). Nuevas tecnologías en el aula: guía de supervivencia.


Editorial Graó, Barcelona – España.

Bravo, C. (2002). El video: un medio Latinoamericano. [Monografía en Internet].


Universidad Pedagógica "Enrique José Varona".

Bravo, J. (1996) ¿Qué es el vídeo educativo? Revista Comunicar, 6. PP.- 100-105.


Universidad Politécnica de Madrid – España. [Documento en línea]. En:
http://www.ice.upm.es/wps/jlbr/Documentacion/QueEsVid.pdf [Consulta.
octubre 20, 2020].

Cebrián, M. (1987). El vídeo Educativo. En Actas del II Congreso de Tecnología


Educativa. Madrid: Sociedad Española de Pedagogía. (1987). Tomado de: Bravo
Ramos, J.L. ¿Qué es un video educativo? ICE de la Universidad Politécnica de
Madrid.

García, M. (2014). Uso Instruccional del video didáctico. Revista de Investigación,


vol. 38, núm. 81, enero-abril, 2014, pp. 43-67. Universidad Pedagógica
Experimental Libertador Caracas, Venezuela.
https://www.redalyc.org/pdf/3761/376140396002.pdf [Consulta. octubre 20,
2020].

Gómez-Zermeño, M.G. (2012). Bibliotecas digitales: recursos bibliográficos


electrónicos en educación básica. Revista Comunicar, 39, 119-128. (DOI:
10.3916/C39-2012-03-02).

Schmitd, M. (1987). Cine y video educativo. Selección y diseño. Centro de


Publicaciones. Ministerio de Educación y Ciencia de España. Programa de
Nuevas Tecnologías. Serie: "Colaboraciones".

Zhang, D; Zhou, J. L; Briggs; Nunamaker, J. (2006). Instructional video in e-


learning: Assessing the impact of interactive video on learning effectiveness.
Information & Management, 43, 15-27.