Está en la página 1de 6

Representación de la estructura de Lewis de moléculas sencillas del contexto social

(por ejemplo: metano, amoniaco, agua entre otros.

Estructura de Lewis, también llamada diagrama de punto, modelo de Lewis o representación


de Lewis, es una representación gráfica que muestra los enlaces entre los átomos de una
molécula y los pares de electrones solitarios que puedan existir.
Esta representación se usa para saber la cantidad de electrones de valencia de un elemento
que interactúan con otros o entre su misma especie, formando enlaces ya sea simples,
dobles, o triples y estos se encuentran íntimamente en relación con los enlaces químicos
entre las moléculas y su geometría molecular, y la distancia que hay entre cada enlace
formado.

Estructura de Lewis de CO2


En la estructura de lewis del dióxido de carbono, se observan 3 átomos, dos oxígenos y un carbono que
actúa como átomo central.

El carbono se encuentra en el grupo 14 de la tabla periódica y por lo tanto tiene 4 electrones de


valencia, por el contrario el oxígeno está en el grupo 16 lo que le hace poseedor de 6 electrones en su
capa más externa (valencia).

En la figura que sigue se puede apreciar los electrones que corresponden a cada átomo.

Para llegar a cumplir la regla del octeto, ambos elementos tenderán a rodearse de 8 electrones y por
tanto el carbono comparte sus 4 electrones con 2 provenientes de cada oxígeno.

La forma de posicionar los electrones es la que minimiza las repulsiones entre ellos, por esto se sitúan
formando un ángulo de 120º

Estructura de Lewis del NH3 Amoníaco


Uno de los ejercicios más comunes de estructuras de Lewis es el del NH3, en esta molécula el átomo
central es el nitrógeno que se rodea de los tres nitrógenos.El nitrógeno al encontrarse en el grupo 15
posee 5 electrones de valencia, 3 de ellos se enlazan con cada uno de los electrones de los hidrógenos
haciendo la estructura que se ve a continuación:
Estructura de Lewis del SO2
La estructura de lewis del dióxido de azufre se compone del átomo central S, rodeado de los dos
oxígenos.

Estos tres elementos forman parte del grupo 16 anfígenos, y poseen 6 electrones en su capa de valencia.

El átomo de azufre en este caso presenta una hipervalencia, es decir, una rara excepción de la regla del
octeto que hace que posea más de 8 electrones en su última capa.

Los oxígenos compartirán un par de electrones cada uno con el azufre, formando dos dobles enlaces, el
otro par solitario del azufre empuja a estos dobles enlaces ligeramente hacia abajo.

Esta molécula presenta una resonancia provocada por la posible deslocalización de la carga electrónica
del enlace hacia el oxígeno, lo que hace reposar una carga positiva sobre el azufre y una negativa sobre
el oxígeno.

Este hecho le da una estabilidad a la molécula ya que la carga negativa recae sobre el más
electronegativo de los elementos.

Estructura de Lewis del agua


En la molécula del agua el átomo central es obviamente el oxígeno, que con 6 electrones, utiliza dos de
ellos para enlazar con los electrones de los hidrógenos.

Con lo cual la estructura de lewis del H2O queda de la siguiente forma, teniendo en cuanta las
repulsiones interelectrónicas:
Estructura de Lewis del CH4
En la estructura de lewis del metano, el átomo central es el carbono.

Éste posee 4 electrones de valencia los cuales se unen a los 4 electrones de todos los hidrógenos
(recordar que cada hidrógeno tiene un electrón).

La estructura que resulta es la que sigue:

Estructura de Lewis del Monóxido de carbono


Como la molécula del CO tiene dos átomos no existe ningún átomo central en ella.

Para que ambos átomos cumplan el octeto, ambos deben tener unos electrones de valencia que no
corresponden a sus estados naturales, en concreto, el carbono tiene un electrón más de los 4 que debería
tener, y el oxígeno uno menos.

Este hecho hace que el carbono presente una carga negativa y el oxígeno una positiva. La estructura de
lewis del CO es por tanto:
Estructura de Lewis N2
La estructura de lewis del nitrógeno es muy sencilla si ya has comprendido las anteriores.

Cada átomo de nitrógeno tiene 5 electrones, 10 en total.

Seis de ellos se combinarán en un enlace triple y los 4 restantes formarán parte de dos pares solitarios,
uno perteneciente a cada nitrógeno.

Estructura de Lewis del Ácido sulfúrico


La estructura del H2SO4 es quizás algo más compleja, ya que se trata de una molécula más grande de
lo habitual, con 7 átomos en su estructura.
Siguiendo la estrategia habitual, elegimos el átomo de azufre como el central.

El azufre es capaz de ampliar su capa de valencia, y por lo tanto rodearse de más átomos.

Los átomos de oxígeno son terminales, excepto los dos que llevan la función –OH.

La estructura final que resulta de aplicar las normas es la siguiente:


Estructura de Lewis del NO2
En la estructura de lewis del dióxido de nitrógeno, el átomo central es el nitrógeno, que presentando 5
electrones de valencia, utiliza 3 para unirse a los oxígenos, formando con uno de ellos un enlace simple
y con el otro uno doble.

Nótese que la estructura puede escribirse de dos formas que son totalmente correctas. Este fenómeno se
denomina resonancia.
El oxígeno unido por enlace simple presenta 3 pares de electrones solitarios y por el contrario el otro
tiene dos pares.

Las estructuras válidas para el NO2 son dos, ambas perfectamente correctas. Nótese cómo el nitrógeno
no llega a tener sus 5 electrones característicos de valencia y por tanto al haber perdido un electrón,
tiene carga positiva.
Por el contrario el oxígeno que posee el enlace simple llevará una carga negativa al estar rodeado por 7
electrones, y no con 6 como sería su estado natural.

En realidad se sabe que los dos enlaces son iguales por lo que ninguna de estas dos estructuras
resonantes es del todo cierta si se quiere ser más exactos se debería de dibujar un híbrido de resonancia
con enlaces intermedios entre simple y doble, resultando una estructura como la siguiente:

Estructura de Lewis del HNO3


En la molécula del ácido nítrico, el átomo central es el de nitrógeno. Éste se rodea de los tres oxígenos
que forman parte del compuesto.
Dos oxígenos serán terminales, pero el que pertenece al grupo –OH no. Al tratar de hacer cumplir el
octeto se ve que un oxígeno se rodea de 7 electrones, uno más de lo que debería, confiriéndole una
carga negativa.

El átomo de nitrógeno central, por el contrario, tiene un electrón menos de los 5 que debería tener, por
lo que está cargado positivamente.

También podría gustarte