Está en la página 1de 5

REFLEXIÓN

Mauro Salles es uno de los mejores poetas contemporáneos. Su libro, “Recomienzo”


(Ed. Objetiva) es al mismo tiempo un oasis para el alma y un campo de batalla para el
espíritu. A continuación, un ejemplo:

El silencio no lleva a Dios, la noche no me transporta hacia lo alto y el ocaso es un


convite a la sociedad.

En la angustia de los momentos perdidos la desesperación de los minutos sin destino


y la implacable certeza de la muerte todo lleva a la nostalgia de ti una amarga
presencia en la distancia en que procuro olvidarte inútilmente.

PAULO COELHO

REFLEXIÓN:
1. Analiza e interpreta el texto.
VOA/Psic.
LIDER DE LÍDERES

Dejando volar la imaginación ¿qué pasaría si Jesucristo hiciera por segunda vez
su aparición y eligiera una gran ciudad como podría ser México, Buenos Aires o
Bogotá?, ¿y si coincidiera con una manifestación multitudinaria de trabajadores o
de algún partido político e iniciara la definición de su mensaje de "amaos los unos
a los otros..."? Seguramente lo tomarían como un desequilibrado más por creer
que el amor es la solución a todos los conflictos. Tal vez alguno de los asistentes,
convencido, le sugiriera que se presentara en la hora estelar del programa de
televisión más popular o que convocara a los miembros del congreso o parlamento
para difundir su mensaje y aun así sería dudoso el resultado pues sobrarían
quienes lo criticaran de romántico, de ser miembro de alguna secta religiosa o del
new age. ¿Y si además le indicaran que debería hacer esa difusión en todos los
países del mundo, pues el odio está en todo el planeta y su mensaje de amores
contrario a la venganza de "ojo por ojo y diente por diente"? Agregarían que su
mensaje lo necesitamos urgentemente los más de 6 mil millones que actualmente
habitamos la gran aldea llamada Tierra.
Me imagino que para que su mensaje pudiera llegar a todos los confines del
planeta tendría que hacer lo que hizo hace 2 mil años, cuando solamente eran cien
millones de habitantes y tendría el mismo impacto aun cuando los humanos nos
hemos multiplicado en forma extraordinaria: formar un grupo de líderes y enviarlos
como mensajeros a todo el mundo.
El movimiento del cristianismo por supuesto que lo inició el líder, y su expansión y
consolidación lo lograron los discípulos, lo que nos muestra en forma por demás
evidente que la fuerza radica en los seguidores. Se forma un binomio inseparable
líder-seguido, pues los seguidores son guiados por la visión del líder, como nos lo
confirma la historia. Luther King aun cuando fue asesinado en 1968 logró cambiar
la constitución de los Estados Unidos de América reconociendo la igualdad a los
ciudadanos de raza negra; en 1972, el líder ya no existía pero los seguidores
continuaron la obra. En el mundo corporativo sucede lo mismo en los casos de
lbuka de Sony, de Matsushita de Matsushita Co., de Walt Disney de Disney Co.,
etcétera.
El norteamericano Edward Deming es considerado el padre del milagro japonés.
Su mensaje no trascendió en los Estados Unidos, pero en Japón sí, ¿por qué? El
maestro Deming formó seguidores en aquel país, lo que no hizo en su nación de
origen. Cualquiera podría justificar su fracaso porque "nadie es profeta en su
tierra". A través de una extensa investigación es demostrable que esta sentencia
tiene sus claras excepciones. Cuando el líder se dedica intensamente a convencer
y formar a sus seguidores (tarea de alta prioridad a la que deben abocarse
intensamente todos aquellos líderes que deseen que su obra trascienda), la
propiedad del movimiento pertenece a los seguidores y así está asegurada su
continuidad. La mayoría de las naciones en vías de desarrollo dependen del
carisma del líder en el poder: cuando éste deja de existir o cumple con su período
gubernamental, el movimiento iniciado en favor de su comunidad se extingue. Si
usted desea que su empresa o sus ideas trasciendan deberá abocarse a la
formación de líderes que vivan profundamente sus convicciones y valores. Si lo
logra, ellos se encargarán de su continuidad.
Platón anotaba: "El alma no es material porque puede ver el mundo de las ideas y
la gente se une a las ideas y apuesta su propia existencia. Ellas son tan poderosas
que pueden mover profundamente su espíritu". El reto del líder está en conquistar
seguidores de fondo y no solamente de forma. No busque que lo imiten sino que
se convenzan a profundidad de sus creencias, que las hagan propias, que sientan
la pertenencia ideológica y se identifiquen plenamente con sus convicciones.

La calidad de seguidores que tenga el líder le dará como resultado el alcance de


sus realizaciones. Los líderes de Excelencia dan la máxima prioridad a la
formación de cada uno de sus colaboradores; están seguros de que con el poder
que éstos acumulen a través de la formación, ellos verán multiplicado su propio
poder. No buscan solamente educar incrementando los conocimientos
intelectuales de su equipo, sino que además le dan el mismo peso a su formación
espiritual, pues están convencidos de la gran cantidad de capital emocional que se
requiere para acometer grandes realizaciones.
No sólo de pan vive el ser humano, requiere además reconocimiento, caricias,
ideales, ambiciones legítimas, deseos éticos y también una profunda fe,
optimismo, perseverancia y compro-miso.
Esta formación integra tanto el desarrollo de la inteligencia intelectual como de la
inteligencia emocional; no solamente hay que educar e instruir, sino forjar valores
profundos en el espíritu de cada seguidor.
Entre más altas sean las ambiciones del líder, mayor formación proporcionará a
sus seguidores.

MIGUEL ÁNGEL CORNEJO


REFLEXIÓN:
1. Analiza e interpreta el texto.
2. ¿De qué manera se manifiesta su preocupación por formarse integralmente?
3. ¿Tiene usted un acervo de conocimientos suficiente para alcanzar lo que desea
en la vida?
4. ¿Está usted preparado para realizar su trabajo con resultados óptimos?
5. ¿Qué importancia da usted a la preparación de sus colaboradores?
6. ¿Qué significa desarrollar la inteligencia emocional a la par de la inteligencia
intelectual?
VOA/Psic.
Autoestima

EL PLACER DE ODIAR
Me han preguntado en varias ocasiones:
¿Por qué no puedo perdonar? ¿Por qué
almaceno tantos rencores? Cuando anoto
a alguien en mi lista negra no puedo
olvidar nunca sus agravios, ¿por qué me
pasa eso a mí? Me atormentan mis odios
permanentemente, ¿cómo se logra
olvidar?
Carl Gustav Jung anotaba: “No podemos
cambiar nada que no hayamos aceptado
previamente”. Por supuesto estas
personas que me han preguntado al
respecto ya iniciaron su propia curación,
haciéndose conscientes de que padecen
de una enfermedad que les está
amargando la vida: el rencor.
Para los Líderes de Excelencia, el odio es un lujo que no se pueden dar, saben
que la mayor venganza para sus enemigos es el olvido.
¿Por qué la gente no perdona? ¡Sorpresa! Porque disfrutan sufriendo, es tal su
placer masoquista que no pueden prescindir de él, y así como tienen su lista negra
de cuentas por cobrar tienen además su propia lista personal de errores que
constantemente se están reprochando “Si yo hubiera actuado de tal forma; la
oportunidad que se me escapó por imbécil, las pérdidas que sufrí”, etc, etc. Y su
propia amargura personal sumada a la que le provocan sus enemigos los
sumergen en un vertedero tóxico que les va destruyendo la vida.
Amarse a sí mismo equivale a perdonarse, tenemos que asimilar cabalmente que
la decisión de perdonar nos concede a cambio la libertad, solamente perdonando
seremos libres, el rencor y el odio nos esclavizan, además de que nos paralizan
pues dejamos de actuar para lograr nuestros objetivos.
Nos sorprenden los logros de muchos líderes que en su brevedad existencial
realizaron una gran cantidad de logros que han beneficiado a millones de seres
humanos y han trascendido generacionalmente: GANDHI, EDISON, PASTEUR,
EINSTEIN, ARISTÓTELES, JESUCRISTO, en fin son tantos que llenaríamos
páginas enteras que ya están registradas en la historia universal, su secreto: no
perdieron nunca su enfoque, vivieron su vocación, identificaron y se entregaron
apasionadamente a su misión, no dejaron que el odio y el rencor los
desconcentrara.
Atreverse a renunciar al placer del rencor es atreverse a perdonar, si te atreves a
correr el riesgo de ser libre y de conocer la auténtica felicidad, perdona y si
realmente te amas perdónate a ti mismo, atrévete a ser feliz.
Miguel Ángel Cornejo
Reflexiona:
1. Analiza y reflexiona el texto.
2. ¿Cuáles son las consecuencias físicas y emocionales que produce la ira, el odio
y el rencor en el ser humano?
3. Haz una lista de tus errores pasados y de los cuales todavía te sigues culpando.
4. Detalla por escrito todas las humillaciones, desprecios y agravios que te han
hecho y de los cuales el simple hecho de recordarlos te vuelve a llenar de rencor.
5. Mencione algunas recomendaciones para poder controlar la ira y el odio.
6. Analiza la siguiente frase: ”Guardar rencor es como agarrar un carbón caliente y
resistirse a no soltarlo. El único que se quema eres tú”.
VOA/Psic.