Está en la página 1de 2

La situación de hoy en la red hospitalaria pública y privada del país en general y del D.C.

de Bogotá, en particular, es crítica y nos enfrenta a situaciones clínicas cada vez más
complejas.

Según la Secretaría de Salud de Bogotá (SDS), la ocupación de camas (27 de julio de


2020) de UCI es del 93.2%, estando disponibles 99 camas para pacientes contagiados
por COVID-19 y, según plan de la SDS faltan por instalar otras 545 camas. Entre tanto,
en otras ciudades, la situación avanza en el mismo sentido.

Los médicos tenemos sobre nuestros hombros una inmensa responsabilidad en la aten-
ción y recuperación de los pacientes en esta pandemia. Estamos expuestos a una gran
carga laboral y presión emocional y ética creciente en nuestra práctica diaria en medio
esta crisis.

Como lo establecen la ética y la bioética, expresadas en la Ley Estatutaria de Salud 1751


de 2015, la autonomía médica, fundamentada en el conocimiento, la ética y el profesio-
nalismo, es el principio que nos permite decidir durante el acto médico cuál es la mejor
opción para el bienestar de nuestros pacientes en cada caso específico.

Por otra parte, trabajamos esta pandemia en el Sistema de Salud regente, tanto en el
ámbito nacional como en el de D.C. de Bogotá, y son las autoridades correspondientes
quienes informan, día a día, cuál es la situación y cómo proceder.

En caso de que la administración distrital declare una amenaza inminente, de que la


capacidad de funcionamiento del sistema de salud llegue a ser insuficiente, deberá es-
tablecer, de manera clara, precisa y concisa, cómo proceder ante circunstancias extre-
mas.

Teniendo en cuenta lo anterior, consideramos:

 Los médicos atenderán a los pacientes de acuerdo con la mejor atención posible y
con los recursos disponibles y definir, autónomamente, según su criterio clínico, si
requieren o no el traslado a una UCI o a una UCIM para su manejo.

 Si el médico decide que el paciente debe ser hospitalizado en UCI o UCIM, debe ele-
gir en primera instancia la institución donde está con su paciente o si allí no hay ca-
ma disponible, debe verificar en la información actualizada de la Secretaría de Salud
que indica donde la hay, notificar al CRUE que emite un código y proceder a su re-
misión

 Cada médico debe tener presente que el CRUE, como rector de las UCI públicas
y privadas en el D.C. de Bogotá, es el encargado de la ubicación y consecución
de las UCI y del traslado a estas del paciente que lo requiere, en donde haya
una disponible.

Recomendaciones para médicos de urgencias y hospitalización Página 1/2


 El médico debe recordar que se requiere un registro completo y detallado en la
historia clínica, donde se consigne de manera clara la siguiente información:

• Nombre de la ESE o IPS.


• Nombre del médico, registro médico, si es general o especialista y, en tal
caso, especialidad.
• Servicio o sección hospitalaria donde se atiende al paciente.
• Condiciones clínicas del paciente.
• Fecha y hora de inicio de la atención por el médico, (pues generalmente
no es la misma hora en que llega el paciente a la institución hospitalaria).
• Diagnóstico clínico de egreso.
• Motivo de remisión.
• Respuesta del CRUE.
• Hora de respuesta y nombre del funcionario que atiende la llamada en el
CRUE.

En el supuesto caso de que las autoridades locales o nacionales declaren la insufi-


ciencia del Sistema Distrital de Salud en los ámbitos local o nacional, el cuerpo
médico activo que atiende la emergencia procederá acorde a la norma que la au-
toridad sanitaria promulgue, y definirá, autónomamente la priorización en la
atención de cada paciente según el mandato ético, basado en los principios de
beneficencia, no maleficencia, justicia y autonomía, consignados en la ley de Ética
Médica o ley 23 de 1981 y en la Ley Estatutaria de Salud o ley 1751 de 2015.

La Federación Médica Colombiana con todos sus Colegios Médicos Departamenta-


les, las asociaciones científicas y los gremios médicos, convocamos a todos los co-
legas a actuar acorde a estos criterios y estar atentos para responder a las pregun-
tas e inquietudes sobre cómo proceder en los servicios de urgencias y hospitaliza-
ción por COVID-19 en el D.C. de Bogotá.

Federación Médica Colombiana


(FMC)
Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo -
(ACMCI)
Asociación Colombiana de Especialistas en Medicina de Urgencias y Emergencias
(ACEM)
Colegio Médico de Bogotá D.C.
(CMB)
Sindicato de Anestesiólogos de Bogotá y Cundinamarca
(SABOC)

Bogotá D.C. julio 26 de 2020

Recomendaciones para médicos de urgencias y hospitalización Página 2/2