Está en la página 1de 12

yanelrvp@gmail.

comMódulo y Actividad domiciliaria Grupal

Educación Primaria 2ªA

Alumnas: Ayala Alicia

Canal Heydy

Frete Karina

Gomez Yanel

2° núcleo temático: El planeta Tierra desde una perspectiva sistémica: el planeta


Tierra en el espacio exterior

Profesora: Mariana Schamne

ISFD N° 36

Contestar la pregunta n° 1 de la encuesta, se animan:

Imagina estás en el campo, es verano y es medianoche (cielo despejado), responde:

A Si marás al cielo, ¿qué es lo que verás sin duda alguna? Menciona solamente lo que
estás seguro que verás. ¿Y lo que podría llegar a verse?

En el campo, siempre se observa mejor las estrellas, la luna y las constelaciones las más
conocidas las tres marías eso imagino que vería.

1RA PARTE:

Empecemos con mirar el cielo...

Fases de la Luna

Actividad 1:

GRUPAL

Hace unas semanas les pedí que por grupo tomaran foto de la Luna dos noches seguidas.
Vamos a analizar el desplazamiento de la Luna en el cielo de una noche a la otra. Para
dibujen el horizonte mirando al oeste y registren ello, la posición y la forma de la Luna
cuando ésta se observe pequeña en esa dirección coloquen la hora. Repetir el
procedimiento dibujando la Luna a la misma hora cada 1 o 2 días (colocar día y hora
cada vez que se realiza un dibujo).

¿Qué conclusiones pueden obtener? Piensen en qué dirección se da el desplazamiento y


la forma de la Luna de un día a otro.
Horizonte oeste
Horizonte oeste
Hora: 21:50
Hora: 21:45
Fecha .2/06
Fecha.1/06

Para notar el movimiento de la Luna en su órbita, hay que tener en cuenta su ubicación
en el momento de la puesta de Sol durante algunos días. Su movimiento orbital la
llevará a un punto más hacia el este en el cielo en el crepúsculo cada día.

El movimiento propio de la Luna se traduce en un desplazamiento de oeste a este, pero


su movimiento aparente se produce de este a oeste, consecuencia del movimiento de
rotación de la Tierra.

Conclusiones:
En los siguientes registros se observa el desplazamiento de oeste a este de la Luna y
cómo ésta va creciendo cada día que pasa. En la primera imagen se observa a la luna
iluminada y su contorno circular de las nubes que la rodean; en la segunda imagen se
observa una luna despejada y un poco más elevada hacia arriba que en la imagen
anterior y su forma no es del todo redonda sino pareciera decreciente.

Actividad n° 2:

GRUPAL

Se trata del estudio de las fases de la Luna, promoviendo actividades que puedan
desarrollarse con materiales comunes que puedan encontrarse en el hogar durante el
aislamiento social.

Finalidades de las actividades están son viables tanto para ustedes como para los chicos:

Se espera que aprendan a tomar registro, a describir sus observaciones y a reconocer


regularidades en las posiciones aparentes de los astros en la bóveda celeste.

Preguntas disparadoras que podemos plantear. Por ejemplo: ¿Cómo se explican los
cambios de forma de la Luna? ¿En qué momentos del día la podemos observar? ¿A qué
se deben que esos cambios sean periódicos? ¿Cada cuántos días se repite la misma fase?
¿En qué parte de nuestro cielo está la Luna cuando es “nueva”?

En este caso proponemos la utilización de un modelo que ponga el énfasis en la


iluminación como causa de las fases haciendo uso de alguna pelotita. Pero, iluminando
con una lámpara a una pelotita dentro de una habitación siempre se tiene el problema
del reflejo de la luz en las paredes; entonces en alguna medida le llega luz por todos
lados y no puede obtenerse un buen contraste. En la Luna verdadera, obviamente no hay
“paredes” cercanas entonces la vemos sobre un fondo negro, no hay reflexión de la luz
en ningún lado. Es interesante tratar de aproximar este fenómeno con un modelo casero
que podrían hacer los chicos en sus propias casas.

Acá va la actividad para hacer en grupo, vean quien del grupo se anima, estaría
buenísimo que haya niños/as en la familia para incluirlos.

En ensayos que realizamos, a una pelotita de telgopor la suspendimos dentro de una caja
de cartón a la que pintamos de negro mate por dentro, minimizando así la reflexión. Le
hicimos una abertura en forma de ranura en una cara lateral para que entre la luz de una
lámpara y una abertura más chica en otra cara adyacente (ver foto de la caja) a través de
la cual se puede “espiar” a la Luna de telgopor. El objetivo de la abertura alargada es
que pueda desplazarse la lámpara horizontalmente y ver cómo crece la zona iluminada
en el modelo, como si fuera una Luna de 2 o 3 días (se cuenta desde Luna nueva) hasta
algo más de cuarto creciente avanzado. El dispositivo, aun siendo así de elemental,
permite tomar muy buenas fotografías desde la ventana lateral que representan muy bien
al astro. Vean las fotografías abajo. ¡Juramos que no las retocamos!

Tomen registro de la construcción y las fotos que pueden obtener.

Actividad n° 2:

Construcción del experimento:

Se desarmó una caja de zapatillas, para poderla pintar de negro por dentro (se la pintó
con tempera), así no reflejaba la luz que se introducirá con una linterna a través de una
ranura en forma de rectángulo horizontal, del lado más largo de la caja, en esa misma
caja, también se le hizo un orificio en forma de círculo en uno de los lados más
pequeños, adyacente al que se le hizo el orificio rectangular, para poder mirar hacia
dentro. Luego se le introduzco una pelotita de telgopor que simula ser la Luna, colgada
de una tanza para que quedase en suspensión y finalmente se volvió a armar la caja de
zapatillas, sellándola bien, para que no se filtrara luz, por donde no deseamos.

Observación del experimento:

Al deslizar la linterna por el orificio horizontal, lo que se pudo observar es como,


dependiendo donde se ilumine la Luna (pelotita de telgopor), es la forma que se ve de la
Luna, el fondo de la caja vendría a ser los que se ve desde el planeta Tierra.

Lo que se pudo observar, además, es las fases de la Luna. La luz que desvió nuestra
Luna a medida que se deslizaba la linterna, mostró la figura de la Luna completa, para
luego ir achicándose hasta ver solo una sombra negra, para luego volver a aparecer e ir
creciendo hasta completar la luna original nuevamente.

Se puede apreciar con esta experiencia como se va formando y cuál es el motivo de que
se ve la Luna como se ve, desde el planeta Tierra.
.
La Luna es el único satélite natural que gira alrededor de nuestro planeta y tarda 28 días en dar
una vuelta completa a la tierra (movimiento de traslación), y el mismo tiempo tarda en girar sob
si misma (movimiento de rotación), es por este motivo que siempre vemos la misma cara de la
Luna.

Ahora bien, pareciera que la Luna cambia de forma y eso se debe a las “Fases Lunares” que se
repiten cada 28 días (al terminar su vuelta alrededor de la Tierra).

Las fases lunares son:

Luna Nueva: la Luna está pasando entre la Tierra y el Sol, su cara iluminada está del lado del Sol
el lado oscuro queda orientado hacia la Tierra, por ese motivo la Luna se la ve muy tenue o
directamente no se la ve.

Cuarto creciente: esto ocurre aproximadamente una semana después de la Luna Nueva, donde
una mitad iluminada está de cara a la tierra, se llama creciente porque desde la fase de Luna
Nueva, la zona iluminada por el Sol es cada vez mayor.

Luna Llena: aproximadamente una semana después de la fase Cuarto Creciente, se puede ver to
el lado iluminado de la Luna, es esta fase la Tierra está situada entre la Luna y el Sol,
Cuarto Menguante: Vemos la otra cara de la Luna iluminada, esta zona es cada vez
menor y de allí su nombre.

¿Por qué podemos ver la luna durante el día?

Esto se debe al movimiento de traslación de la Luna conjuntamente con el de rotación


de la Tierra.

La Luna recibe la luz de Sol y al llegar a su superficie rebota desviándola hacia la


Tierra.

Para poder ver la Luna debemos poder ver el lado iluminado de ella. Al igual que la
Tierra el Sol ilumina la mitad de la Luna a la vez y como la Tierra rota y la Luna está en
órbita, vemos esa mitad iluminada de la Luna, en diferentes partes del cielo y en
diferentes momentos del mes
A veces ese lado iluminado de la Luna da cara al lado nocturno de la Tierra, y por esa
razón l apodemos ver de noche. A medida que la Luna se mueve en su órbita se coloca
para que su mitad iluminada este de cara al lado diurno de la Tierra y cuando eso sucede
podemos ver la Luna durante el día.

Actividad n° 2 GRUPAL

Puede ser pensada para primaria o 1er año de secundaria

Nos parece adecuado un trabajo de modelización que considere las distancias


astronómicas y tamaño de la Luna y la Tierra con una experiencia sencilla que puede
resultar válida para ambos niveles educativos.
Podría plantearse una búsqueda de objetos más o menos esféricos que resulten
apropiados para la modelización. Una buena opción, por encontrarnos en aislamiento,
puede ser el uso de frutos con esa geometría (melones, naranjas, ciruelas, etc).
Obviamente también sirven las pelotas, esferas de desodorante rollón, bolitas de vidrio,
etc.

La actividad consiste en representar a escala a los dos astros en cuanto a su tamaño y a


la distancia que los separa (esto no es posible con todos los astros por las enormes
distancias comparadas con su tamaño)

Considerando que la Tierra tiene un diámetro medio aproximado de 13000 km y la Luna


de 3500 km, puede decirse que la relación entre los diámetros aproximadamente es de
3,7. Con este dato pueden modelizarse a adecuadamente con objetos del hogar.

Luego, considerando la distancia media entre ambos astros puede calcularse la distancia
que deberían ubicarse a ambos objetos.

Busquen los objetos, armen el montaje y registren las operaciones matemáticas con los
razonamientos. Y claro tomen una foto ubicando los modelos Tierra-Luna

Les dejo una pregunta para responder, luego de realizar los puntos indicados, discutan
en el grupo: “Es muy conocida una actividad en el nivel primario que consiste en
modelizar al Sistema Solar con pelotas de distintos tamaños que representan los planetas
y al Sol. Se ubican en una plancha de telgopor o cartón y pegan sobre ellas las pelotas
describiendo en algunos casos las órbitas, en ocasiones se pintan las esferas. ¿Qué
finalidad o finalidades pedagógicas tendrá está actividad modélica? ¿Qué
representaciones estaremos construyendo en la enseñanza de los contenidos de
astronomía? ¿Realizarían algunos cambios? ¿Por qué? ¿Cuáles?
TAMAÑO DE LA TIERRA, LA LUNA Y DISTANCIA QUE LAS SEPARA

Aplicaciones de la matemática (concepto de proporción).


En las representaciones de (mapas, maquetas, etc.) de objetos existe una relación de
proporcionalidad directa entre longitudes reales del objeto y su representación. La
constante de proporcionalidad, o sea, el cociente entre la magnitud representada y la
longitud real, se denomina escala. Ambas magnitudes deben estar en la misma unidad.
TAMAÑO
Si el diámetro real de la tierra es de 13000km y el de la luna es de 3500km.
Podemos plantear:
13000km 3,7km = la tierra es el triple de tamaño de la luna.
3500km
Entonces podemos calcular la diferencia de tamaño entre mi tierra de Telgopor y mi
luna de Telgopor.
Tierra 15cm 3,7cm= mi tierra ficticia es el triple de mi luna ficticia.
Luna 4cm

DISTANCIA

La distancia entre la luna y la tierra real es de 380000km.


Considerando esta distancia que hay entre ambos astros podemos calcular la distancia
en que deben ubicarse ambas esferas.
Para poder resolver vamos a utilizar la Regla de tres simple.
Diámetro de la tierra real equivale al diámetro de la tierra (objeto)
Entonces 13000km 15cm
380000km X cm
380000km X 15cm=438cm= 4,38m
¿Qué finalidad o finalidades pedagógicas tendrá está actividad modélica? ¿Qué
representaciones estaremos construyendo en la enseñanza de los contenidos de
astronomía? ¿Realizarían algunos cambios? ¿Por qué? ¿Cuáles?

Unas de las finalidades es que los niños aprendan a reconocer los cambios que
observamos a diario en el cielo parados en el planeta que habitamos y, se pretende
facilitar estos conocimientos a través de los experimentos realizados por los niños y
teniendo en cuenta sus conocimientos previos, mediante estas actividades de indagación
mutua. Lo que busca esta actividad modélica es la necesidad de explicar y predecir los
fenómenos astronómicos que se observaron y observan a simple vista.

Las representaciones que están construyendo los docentes en la enseñanza de


contenidos de astronomía son estos enfoques didácticos que se sostiene en la
elaboración de nuevas propuestas de aula que se centren en el estudio del cielo visto
desde la Tierra.

Es decir, el docente crea un espacio para que los alumnos transiten experiencias en las
que puedan hacer explícitas sus ideas, comparar con las de los compañeros, de modo de
poder enriquecer y ampliar sus conocimientos. El sentido de recorrer estas experiencias
es que comiencen a comprender algunas regularidades en los sucesos que pueden ser
observados en el cielo sin mayor ayuda óptica que nuestros propios ojos, tal como hizo
la humanidad durante miles de años, llegando incluso a la realización de predicciones
astronómicas de gran precisión.