Está en la página 1de 3

El juego simbólico se desarrolla en las/os niñas/os entre los 3 a 6 años de

edad. Este se caracteriza por la utilización del simbolismo, que se forman


mediante la imitación, donde la niña/o reproduce escenas de la vida real
modificándolas de acuerdo a sus necesidades y deseos, por ejemplo: una caja de
cartón para la niña/o es un camión, o hacer como que se lee un periódico,
señalando con el dedo en algunos puntos de la hoja y hablando en voz baja
(mucho antes de saber leer), esto lo denomina Piaget “haciendo como si”, aparece
incluso, la creación de personajes ficticios, inventados por el propio sujeto, por
ejemplo: hacer como si él mismo fuera un animal, un avión, un tren, etc.
Según Garvey, en estoy juegos hay dos tipos de personajes, los
estereotipados, que se caracterizan por el rol que desempeñan (ocupación o
actividad) por ejemplo el de mamá, policía, bombero, etc. Semejantes a la
realidad, y los de ficción, que tienen nombres propios, mayormente son personajes
de cuentos, en estos últimos el papel de esos personajes son representados por
las niñas/os, sino que hablen con ellos y que lo hagan participar de los juegos.
Estos juegos irán progresando en complejidad mediante reproducciones de la
realidad, cada vez más exactas, los juegos son cada vez más coherentes y cada
vez menos individual, o sea, comienzan la utilización de esquemas de situaciones
sociales, el niño ejercita los papeles sociales de las actividades que lo rodean,
chofer, maestro, médico, etc. estableciendo tramas y argumentos, en la que
diferentes niñas/os representan distintos papeles, etas niñas/os puedes ser reales
o imaginarios.
Esta etapa del juego es muy importante para la niña/o, favoreciendo sus
interacciones sociales, como también para la resolución de conflictos, ya que los
expresa a través del juego de forma simbólica. También es importante porque el
juego sirve para practicar sin riesgo una exploración de la realidad, así como
también a través de ruidos y sonidos va descubriendo y adquiriendo el lenguaje,
experimentando por ejemplo con la composición de frases, descomponiéndolas,
cambiándolas etc.
En el juego simbólico ya la niña/o utiliza varias reglas y estructuras bastante
complejas, aunque en este, todavía tienen mucha libertad para manipular el juego
a su gusto.
A partir de los 7 años aproximadamente, el juego simbólico se hace más complejo,
pasando a la utilización de disfraces o de representaciones teatrales. A esta edad
también comienzan otros tipos de juegos, donde intervienen las reglas del propio
juego, juegos de reglas, este es necesariamente social, ya que se realiza
mediante reglas que todos los jugadores deben respetar y aceptan
voluntariamente, siendo estas las que determinan quien gana el juego, estas
reglas deben establecer no solo cuales son las acciones permitidas y cuáles no,
sino también quien comienza el juego, como se termina y quien gana. Esto es muy
importante para el desarrollo social de la niña/o, porque tienen que cooperar entre
todos para que el juego se lleve a cabo, juegos como, por ejemplo, policías y
ladrones, escondida, muñecas, etc. además deben situarse en el punto de vista
del otro para anticipar el movimiento del contrario, tratando de ganar el juego.
Piaget se centra en dos aspectos sobre las reglas, por un lado, la práctica
de las reglas, donde se encuentra un momento motor, , donde la niña/o juega sin
reglas del tipo social y sin fin de ganar; la etapa egocéntrica donde si trata de
imitar reglas que se ve en otras personas, pero aún no es capaz de realizarlas, no
hay conciencia de quien gana , lo que se gana es poder participar del juego; la
etapa de cooperación real, donde la niña/o ya es consciente de que sebe jugar
bajo las reglas y que estas no pueden ser modificadas; y finalmente la etapa de
codificación, donde antes de jugar se ponen de acuerdo sobre las regalas que se
van a llevas a cabo. Por otro lado Piaget estudia la conciencia de las reglas, en el
primer nivel, a la edad de 4 años aproximadamente ,no se las considera
restrictivas, por lo cual no son obligatorias, en el segundo nivel, entre los 5 y 9
años, las reglas son sagradas e intangibles, siendo estas de un origen adulto y por
lo cual no se pueden modificar; y por último, hacia los 10-12 años, estas son
aceptadas libremente y son un producto de un mutuo acuerdo entre los jugadores,
pero una vez aceptadas deben ser respetadas obligatoriamente.
Ejemplo de juego reglado:
Juego: ¿Quién soy yo?
Nº de jugadores: de 2 a 6 jugadores
Edad recomendad: a partir de los 7 años de edad
La mecánica del juego es muy sencilla, cada jugador agarrará una carta, que
estará en la mesa boca hacia abajo, y tendrá que colocarla en su frente sin ver su
contenido (imagen, palabra o frase), este tendrá que hacer preguntas al respecto
con el objetivo de adivinar qué es su carta, dentro de un determinado tiempo. En
caso de conseguir adivinarlo, agarrará otra y así hasta que acabe su turno (no
adivine su carta) y pase al siguiente jugador, una vez terminada la ronda, el
jugador que no adivinó su carta tiene nuevamente la oportunidad de hacerlo (sigue
con la misma carta que no adivinó).
Este tipo de juego es ideal para mejorar la imaginación, la creatividad, y para
perder la vergüenza, además fomenta habilidades sociales, comunicativas, la
paciencia, la niña/o aprende las reglas, quien gana y quien pierde, incluso
favorece el razonamiento lógico.
Ejemplo de situación infantil en la etapa egocéntrica:
La niña/niño participará del juego recién mencionado, aunque no logre adivinar su
carta tomara otra del maso, o en vez de intentar adivinar su contenido, mirará la
carta y dirá lo que ve en ella; o no respetará el turno, así como también puede
llegar a mencionar el nombre de la carta de otro participante, el fin de la niña/o es
la participación del acto social que se está llevando a cabo, sin la intención de
ganar, de a poco irá comprendiendo y respetando las reglas de dicho juego, por
ejemplo: aunque siga tomando cartas sin ser su turno, ya no mencionará lo que
dice la carta del otro participante.

También podría gustarte