Está en la página 1de 40

El Evangelio según los Romanos # 16

Prefacio:
• ¿Recuerdas el debate político sobre el "cambio de régimen"?
• Dios está involucrado en el cambio de régimen.
• Pablo enseña que la salvación de Dios trae un cambio de régimen al pecador, lo pone
bajo un nuevo gobierno.
• Vayan a Romanos 6:1-14 y síganme mientras leo ese pasaje.

Introducción:
• En este mensaje llegamos a la tercera de las tres secciones principales de Romanos 1-8.
• Sección 1: La ruina del hombre (1:18-3:20)
(¡El problema es la ira de Dios!)
• Sección 2: La justicia de Dios (3:21-5:21)
(La solución es la justicia de Dios.)
• Sección 3: El resultado de la santidad (6:1-8:39)
(¡El resultado es la Vida - o el Espíritu - de Dios!)
• Pablo explica el resultado de la santidad (la vida o el Espíritu de Dios) en dos partes.
I. Preguntas sobre ello (6:1-7:25)
II. Conclusiones de la misma (8:1-39)
• Pablo responde a cuatro preguntas sobre el resultado logrado por la justicia de Dios.
• Mi objetivo en esta conferencia es explicar el tratamiento de Pablo de la primera de estas
preguntas en Romanos 6:1-14.
I. Preguntas sobre ello (6:1-7:25)
A. ¿Debemos continuar en el pecado para que la gracia aumente? (Romanos
6:1-14)
1. La razón de la presión (v 1)
2. La poderosa reacción a ella (v 2)
3. La respuesta particular a ella (vv 3-10)
4. La relevancia práctica de la misma (vv 11-14)

I. Preguntas sobre ello (6:1-7:25)


A. ¿Debemos continuar en el pecado para que la gracia aumente? (Romanos 6:1-14)
1. La razón de la presión (v 1)
• Pablo introduce su discusión planteando una pregunta que le habían hecho a
menudo.
• Romanos 6:1: ¿Qué diremos entonces? ¿Debemos continuar en el pecado para que
la gracia aumente?
• La razón apremiante para ello debería ser obvia.
• Pablo acababa de enfatizar que la ley fue dada para que "la transgresión
aumentara" y para que la gracia abundara (5:20-21).
• Antes de eso ha enfatizado que los hombres no se salvan por sus propios actos,
sino por el único acto del hombre que los representa (5:12-19).
• Antes de eso ha enfatizado que fuimos reconciliados con Dios por algo que Cristo,
mientras que todavía éramos enemigos de Dios (5:10).
• Antes de eso, enfatizó que Abraham fue justificado por la fe, antes de ser
circuncidado, y antes de que la ley fuera dada (4:1-25).
• Antes de eso afirmó que los hombres son justificados no por su propia justicia sino
por la justicia de Dios (3:21-26).
• Por lo tanto, no hay lugar para la jactancia porque los hombres no se salvan por
guardar la ley (3:27-31).
• Así que... la razón por la que Pablo plantea esta pregunta es porque cualquiera que
preste atención la plantearía.
• Inmediatamente después de entender lo que Pablo estaba diciendo, ellos
preguntarían al instante:
• ¿Por qué alguien se molestaría en ser bueno?
• ¿Por qué la enseñanza de Pablo no resulta lógicamente en que la gente continúe en
pecado?
• ¿Por qué no debemos pecar más para que la gracia aumente aún más?
• La razón apremiante de la pregunta de Pablo es... ¿Por qué la enseñanza de Pablo
sobre la justificación no conduce directamente a la impiedad y destruye la
verdadera religión y moralidad?
• Cualquier persona que hubiera entendido a Pablo haría esa pregunta.
• ¡Es una pregunta que Pablo debe responder!
• De hecho, el hecho de tener que preguntar y responder esta pregunta es una señal
crucial de que has entendido la enseñanza de la Biblia sobre la justicia de Dios!

2. La poderosa reacción a ella (v. 2)


• La reacción de Pablo a esta pregunta tiene dos partes.
• Primero, expresa su horror de que alguien saque tal conclusión de su
enseñanza. ¡Que nunca lo sea! es la interpretación literal.
• Pablo usa esta pequeña frase 10 veces en Romanos para rechazar enfáticamente
alguna idea falsa.
• 2º, Pablo niega que sea posible que alguien que conoce la gracia de Dios viva
en pecado.
• ¿Cómo es que nosotros, que morimos al pecado, seguimos viviendo en él?
• La respuesta de Paul, entonces, no es simplemente que la gente no debería hacer
eso.
• Su respuesta es que es imposible que alguien que murió al pecado viva en el
pecado.
• Pablo no niega que pecan ocasionalmente, pero afirma que no siguen viviendo
un estilo de vida dominado por el pecado.
• La justicia de Dios conduce inevitablemente a un cambio radical en la forma de
vida de la gente.
3. La respuesta particular a ella (v 3-10)
• Algo está implícito en el v 2 sobre el cual Pablo se va a expandir ahora en los
versículos 3-10.
• Pablo describe lo que sucede cuando uno experimenta la justicia de Dios por medio
de una frase específica y fundamental.
• Es, "muerto al pecado".
• Al usar esta frase Pablo quiere mostrar que la justicia de Dios cambia radicalmente
nuestra relación con el pecado - morimos a él.
• ¿Pero qué quiere decir Pablo con esto?
• Lo explica en el vv. 3-10.
• Su explicación responde a cuatro preguntas sobre la muerte al pecado.
¿Cómo morimos al pecado?
¿Qué significa morir al pecado?
¿Cuál es el resultado de morir al pecado?
¿Cómo es que morir al pecado en Cristo hace que este resultado sea
seguro?

¿Cómo morimos al pecado?


• Mira el VV 3-8 y responde a esta pregunta.
• ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús hemos sido
bautizados en su muerte? 4 Por lo tanto, hemos sido sepultados con él por medio
del bautismo en la muerte, para que como Cristo resucitó de entre los muertos por
la gloria del Padre, así también nosotros podamos caminar en la novedad de la
vida. 5 Porque si nos hemos unido a él en la semejanza de su muerte, ciertamente
también lo haremos en la de su resurrección, 6 sabiendo esto, que nuestro viejo
ser fue crucificado con él, para que nuestro cuerpo de pecado fuera eliminado, de
modo que ya no fuéramos esclavos del pecado... 8 Ahora bien, si hemos muerto
con Cristo, creemos que también viviremos con él,
• Morimos al pecado por la unión con Cristo en su muerte.
• El bautismo se cita porque significa esta unión.

¿Qué significa morir al pecado?


• No significa que muramos por pecar.
• Lo sabemos con certeza por dos razones:
1 - Los cristianos siguen pecando.
• Por lo tanto, no puede significar que los cristianos hayan muerto al pecado.
• ¡Pregúntale a cualquier verdadero cristiano si está prácticamente muerto al
pecado, y te dirá que no lo está!
2 - Cristo nunca pecó, sino que murió al pecado (v 10).
• Por la muerte que sufrió, murió al pecado de una vez por todas; pero la vida
que vive, la vive para Dios.
• Morir al pecado resulta en no practicar el pecado.
• Pero eso no es lo que es.
• Significa morir al reino del pecado.
• Debido a que la culpa de su pueblo le fue imputada, Cristo estaba bajo el
reino del pecado (v. 9).
• Es por eso y cómo murió a eso.

¿Cuál es el resultado de morir al pecado?


• Una nueva vida de rectitud práctica es el resultado inevitable (6:4-6, 14, 17, 18, 22,
7:4f).
• Pablo deja muy claro que,
• aunque morir al pecado no consiste en no practicar el pecado,
• sin embargo, resulta en una nueva vida de justicia práctica (aunque no perfecta) en
el cristiano.

¿Cómo es que morir al pecado en Cristo hace que este resultado sea seguro?
• Debido a que los hombres están esclavizados al pecado, necesitan ayuda externa.
• Esta ayuda externa debe venir de Dios, específicamente del Espíritu de Dios.
• Pero como la ira de Dios está sobre ellos, no los ayudará.
• Fíjense en 1 Corintios 15:56: El aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del
pecado es la ley.
• La muerte de Cristo al pecado en su lugar satisface la ira de Dios, ya no están bajo
la ley.
• Dios ahora no está en contra de ellos, sino a favor de ellos.
• El Espíritu viene como el poder para que ya no sean esclavos del pecado, sino que
vivan una nueva vida.
• Así, Romanos 8:2 afirma: "Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús os ha
librado de la ley del pecado y de la muerte".

Ilustración final:
• Es como si todos los hombres estuvieran en una prisión de máxima seguridad.
• El alcaide es pecado; el guardia de la prisión es la muerte.
• No hay forma de escapar de esta prisión.
• En esta prisión todos están gobernados por el pecado y la muerte.
• Los muros son impenetrables construidos por la ley de Dios a partir de la ira de
Dios.
• Sólo hay una forma de salir de esta prisión.
• Tienes que morir y ser llevado en un ataúd.
• Lo que Dios hizo para salvarnos del régimen del pecado y la muerte es entrar en
nuestra prisión y en la persona de Jesucristo morir en nuestro lugar.
• Así que cuando el ataúd de Jesús se lleva a cabo, nosotros, habiendo muerto en Él,
nos llevamos a cabo en su ataúd.
• Una vez fuera de la prisión de la ley y la ira de Dios Espíritu y nos permite vivir
libres de la esclavitud, el régimen y el reino del pecado y la muerte.
4. La relevancia práctica de la misma (vv 11-14)
• Todo en Romanos 6:1-10 ha sido afirmación, no aplicación; indicativo, no
imperativo; declaración, no orden.
• En el vv 11-14 Pablo viene a la aplicación; ¡nosotros también!
• La lección es que los hechos del evangelio vienen antes que los deberes del
evangelio; la obra de Cristo antes que la ley de Cristo; la obra de Cristo por
nosotros antes que la obra de Cristo en nosotros; y la obra del Espíritu en Cristo
antes que la obra del Espíritu en nosotros.
• En los vv 11-14 Pablo nos dice cómo debemos vivir la vida cristiana a la luz de lo
que ha enseñado sobre la muerte al pecado en Jesucristo.
• Da dos aplicaciones prácticas.
Primero, Pablo aclara las dos cosas básicas que debes hacer para vivir la
vida cristiana.
En segundo lugar, Pablo deja claro la mentalidad general que debe controlar
nuestro enfoque de la vida cristiana.
• Primero, Pablo aclara las dos cosas básicas que debes hacer para vivir la
vida cristiana.
• Debe haber fe descansando, y debe haber fe trabajando.
• Un viejo himno capta este equilibrio:
• "Mira como si en eso solo, se colgó el tema del día!
• Reza para que se envíe ayuda. ¡Mirad y rezad!"
• V 11 es el descanso de la fe: considérense muertos al pecado pero vivos
para Dios en Cristo Jesús.
• Debido a que han muerto al pecado, los creyentes deben pensar en sí mismos
como muertos al pecado - ya no bajo la pena del pecado y sus efectos.
• También deben pensar que están vivos para Dios, bajo el favor de Dios y sus
resultados.
• V 11 no es un pensamiento positivo, pensar de cierta manera para que ocurra
por algún tipo de magia espiritual.
• Es creer pensando de cierta manera porque Dios dice que es así y abrazar lo
que dice por la fe.
• Pablo tiene que decirnos que hagamos esto, porque a menudo no es evidente
para nuestra vista, nuestra experiencia o nuestros sentimientos que hemos
muerto al pecado.
• Por lo tanto, tenemos que caminar por la fe y no por la vista.
• Pablo menciona que la fe descansa primero.
• Después de todos los indicativos, afirmaciones y declaraciones del vv 1-10,
este es el primer imperativo.
• Aquí es donde comienza la vida cristiana.
• Es donde comienza la vida cristiana porque somos justificados por la fe que
descansa en Jesucristo.
• Es donde la vida cristiana comienza cada día.
• Nos vestimos del Señor Jesucristo.
• Tomamos en Él la victoria sobre el pecado que ha logrado.
• Por cada día, en cada hora, en cada desafío, en cada tentación, después de
cada fracaso, a través de cada prueba, debemos revestirnos del Señor
Jesucristo.
• Debemos considerarnos muertos al pecado y vivos para Dios en Cristo
Jesús.
• los vv 12-13 hablan de la fe que funciona:
• 12 Por tanto, no dejéis que el pecado reine en vuestro cuerpo mortal para
que obedezcáis sus concupiscencias, 13 y no sigáis presentando los
miembros de vuestro cuerpo al pecado como instrumentos de la injusticia;
sino presentaos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros
miembros como instrumentos de la justicia para Dios.
• Pablo ordena a los cristianos que no continúen en pecado.
• Ya no deben entregar los miembros de sus cuerpos al pecado con el
propósito de la injusticia.
• Pero más bien deben dárselas a Dios con el fin de que sea justo.
• Noten que la vida cristiana está activa.
• Debes presentar deliberadamente tu cuerpo a Dios.
• El presente se usa 5 veces en los vv 13-19 para referirse a la actividad
principal de la vida cristiana.
• No significa rendimiento (la traducción de la KJV).
• Es mucho más activo que eso.
• Significa presentar activamente algo a alguien.
• Hechos 1:3 A éstos también se presentó vivo después de su sufrimiento, por
muchas pruebas convincentes, apareciéndoles durante cuarenta días y
hablando de las cosas del reino de Dios.
• La vida cristiana no puede ser vivida pasivamente.
• Debes hacer algo.
• No es sólo descanso de la fe; no sólo confiar y relajarse; y no sólo dejar ir y
dejar a Dios.
• Debes hacer algo activamente.
• La victoria sobre el pecado no pasa por sentarse a pensar en lo que Cristo
hizo. Eso es crucial, pero no lo es todo.
• Noten que la vida cristiana es intencional.
• Cuando Jesús se presentó vivo a los apóstoles, lo hizo deliberada e
intencionalmente.
• Así que, dice Paul, están deliberadamente para presentar sus cuerpos a Dios.
• Por eso Pablo dice en I Timoteo 4:7 que no tengan nada que ver con las
fábulas mundanas que sólo sirven para las ancianas. Por otro lado,
disciplínate con el propósito de ser piadoso.
• La presentación es lo que implica esta disciplina.
• Debe haber un esfuerzo intencional enfocado.
• La fe debe estar enfocada en un plan para ser piadoso.
• ¿A qué pecado debes dirigirte por medio de la fe?
• ¿Cómo necesitas abordar ese pecado poniendo la fe a trabajar en un esfuerzo
intencional enfocado?
• ¿Cuál es tu plan para matar ese pecado por la fe?
• ¿Cómo debe disciplinarse con el propósito de la piedad?
• La vida cristiana es tanto positiva como negativa.
• Hay que concentrar el esfuerzo en dos direcciones.
• Dejen de presentar sus cuerpos al pecado para hacer la injusticia.
• Empiecen a presentar sus cuerpos a Dios para hacer justicia.
• ¿Dónde tienes que poner la fe para dejar de pecar... para empezar a hacer lo
correcto?
• ¡Consigue un plan y trabájalo con fe!
• En segundo lugar, Pablo deja claro la mentalidad general que debe
controlar nuestro enfoque de la vida cristiana.
• Mira el v 14. Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros, pues no
estáis bajo la ley sino bajo la gracia. Estas palabras reiteran la respuesta de
Pablo a la pregunta sobre continuar en el pecado.
• Los cristianos no continuarán en el pecado, porque Dios ha trabajado tanto
que no lo harán.
• Pueden luchar contra el pecado confiando en que sus esfuerzos tendrán éxito
gracias a la fuerza de Dios.
• Pablo continúa explicando por qué es así.
• Los cristianos ya no están bajo la ley.
• Esto no significa que no tengan la obligación de cumplir la ley.
• ¡La obligación de los seres humanos de cumplir la ley de Dios nunca puede
cambiar!
• Más bien, la condenación de la ley ya no los expone a la ira de Dios y los
separa de su favor y del Espíritu.
• Los puritanos decían que los cristianos no están bajo la ley como un pacto de
obras, sino como una regla de vida para guiarlos.
• Pablo concluye esta sección afirmando que los cristianos están bajo la
gracia.
• Tienen todos los recursos de la gracia para poder dejar de servir al pecado.
• El Espíritu de Dios viene para hacerlos vivos y permitirles vivir libres de
pecado.
• El resultado es que el pecado no será su amo.
• Esto significa que puedes distinguir a un verdadero cristiano por su forma de
vida.
• No porque su nueva vida los salve, sino porque demuestra que han sido
salvados.
• Esto llama a los creyentes a renunciar al negativismo sobre el crecimiento en
la santidad.
• Nunca podré...
• Ese es el lenguaje de la incredulidad.
• Pablo te llama para que hables contigo mismo en el lenguaje de la fe.
• El pecado no tendrá dominio sobre mí.
• No estoy bajo la ley y el ceño de Dios.
• ¡Tengo a mi disposición los infinitos recursos del Espíritu de la gracia!
• Esto es lo que debes predicarte a ti mismo.
• La teología de Charles Wesley no le dio derecho a escribir el siguiente
himno.
• Pero lo escribió, porque su corazón y su poesía eran mejores que su cabeza y
su teología.
• Es exactamente lo que necesitas creer y predicarte a ti mismo, porque es
Rom 6:14.
• "Él quiere que yo sea santo. ¿Quién puede soportar su voluntad? El consejo
de su gracia en mí, Él seguramente lo cumplirá".
El Evangelio según los Romanos # 17

La segunda pregunta sobre el resultado logrado por la justicia de Dios (Rom 6:15-7:6)

Prefacio:
• En Romanos 3-5 Pablo ha hecho la escandalosa afirmación de que los hombres se salvan
no por su propia justicia, sino por la justicia de Dios.
• La justicia por Cristo, la gracia y la fe solamente han sido afirmadas sin ambigüedades.
• Por muy indignante que sea esta enseñanza según los estándares típicos de los judíos,
suscita muchas preguntas.
• Pablo está abordando esas preguntas en Romanos 6 y 7, y hay cuatro de ellas.
La primera pregunta: Romanos 6:1. ¿Debemos continuar en el pecado para que la gracia
aumente?
La segunda pregunta: Romanos 6:15 ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley sino bajo
la gracia?
La tercera pregunta: Romanos 7:7 ¿Qué diremos entonces? ¿Es la Ley un pecado?
La cuarta pregunta: Romanos 7:13 Por lo tanto, ¿lo que es bueno se convirtió en una
causa de muerte para mí?
• Esta noche llegamos a la segunda de estas preguntas, la que se pregunta y responde en
Romanos 6:15-7:6.

Romanos 6:15-7:6 ¿Y entonces qué? ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley sino bajo la
gracia? ¡Que nunca lo esté! 16 ¿No sabéis que cuando os presentáis a alguien como esclavos para
obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, ya sea del pecado que resulta en muerte, o
de la obediencia que resulta en justicia? 17 Pero gracias a Dios que, aunque erais esclavos del
pecado, os hicisteis obedientes de corazón a esa forma de enseñanza a la que os habéis
comprometido, 18 y habiéndoos liberado del pecado, os hicisteis esclavos de la justicia. 19 Hablo
en términos humanos por la debilidad de vuestra carne. Porque así como habéis presentado
vuestros miembros como esclavos de la impureza y de la iniquidad, lo que ha dado lugar a una
mayor iniquidad, así también ahora presentáis vuestros miembros como esclavos de la justicia, lo
que ha dado lugar a la santificación.
20 Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres en cuanto a la justicia. 21 ¿Qué beneficio
sacabais entonces de las cosas de las que ahora os avergonzáis? Porque el resultado de esas cosas
es la muerte. 22 Pero ahora, habiendo sido liberados del pecado y esclavizados a Dios, deriváis
vuestro beneficio, resultando en la santificación, y el resultado, la vida eterna. 23 Porque la paga
del pecado es la muerte, pero el don gratuito de Dios es la vida eterna en Cristo Jesús, nuestro
Señor.
7 ¿O no sabéis, hermanos (pues me dirijo a los conocedores de la ley), que la ley tiene jurisdicción
sobre una persona mientras viva? 2 Porque la mujer casada está ligada por la ley a su marido
mientras éste vive; pero si su marido muere, ella queda liberada de la ley relativa al marido. 3 Así
pues, si mientras vive su marido se une a otro hombre, será llamada adúltera; pero si muere su
marido, queda libre de la ley, de modo que no es adúltera aunque se haya unido a otro hombre.
4 Por tanto, hermanos míos, también vosotros habéis muerto a la Ley por medio del cuerpo de
Cristo, para uniros a otro, al que ha resucitado de entre los muertos, a fin de que demos fruto para
Dios. 5 Porque mientras estábamos en la carne, las pasiones pecaminosas, que fueron despertadas
por la Ley, obraban en los miembros de nuestro cuerpo para dar fruto para la muerte. 6 Pero ahora
hemos sido liberados de la Ley, habiendo muerto a lo que estábamos obligados, para que sirvamos
en novedad del Espíritu y no en antigüedad de la letra.

Introducción:
• A la pregunta de Romanos 6:15, Pablo da una respuesta cuidadosa e importante.
• Consiste en dos partes:
a. La respuesta elaborada (6:15-23)
b. La respuesta ilustrada (7:1-6)

¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley sino bajo la gracia?


a. La respuesta elaborada (6:15-23)
1) Por una Negación Enfática (v 15b)
• Pablo concluyó su respuesta a la pregunta anterior con esta declaración en Rom
6:14:
• Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros, pues no estáis bajo la ley sino
bajo la gracia.
• Los cristianos ya no están bajo la ley como un pacto de obras para ser salvados o
condenados.
• Así que es natural preguntar: ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley sino bajo
la gracia? (Rom 6:15)
• La respuesta de Pablo a esto es la misma que a la pregunta anterior sobre la
continuación del pecado en el versículo 1:
• "¡Que no sea nunca!"
• Rechaza enfáticamente esta supuesta implicación de lo que acaba de decir.

2) Por una pregunta reveladora (v 16)


• ¿No sabéis que cuando os presentáis a alguien como esclavos para la obediencia,
sois esclavos de aquel a quien obedecéis, ya sea del pecado que resulta en la
muerte, ya sea de la obediencia que resulta en la justicia?
• No basta con que Pablo se limite a rechazar esta implicación.
• Siente que debe exponer su falacia.
• Empieza a hacerlo por una pregunta reveladora.
• Esta pregunta revela que nada de lo que Pablo ha dicho sobre la gracia cambia un
hecho obvio.
• Eres el esclavo de aquel a quien obedeces.
• Del mismo modo, en el reino espiritual eres el esclavo de aquel a quien obedeces.
• No pretendas haber muerto al pecado como tu amo y sin embargo venir corriendo
cada vez que el pecado llama.
3) Por un reconocimiento agradecido (vv 17-18)
• Pero gracias a Dios que, aunque eran esclavos del pecado, se hicieron obedientes
de corazón a esa forma de enseñanza a la que estaban comprometidos, y
habiéndose liberado del pecado, se hicieron esclavos de la justicia.
• Sin embargo, Pablo está agradecido de que su experiencia de gracia no fuera una
especie de ficción legal.
• Cuando experimentaron la justicia de Dios, se hicieron obedientes de corazón a esa
enseñanza.
• El resultado fue que se convirtieron en esclavos de la justicia.
• Cuando la justicia llamó, actuaron como sus esclavos.
• Este es el cumplimiento de Ezequiel 36:26-27.
• Ezequiel 36:25-27 "Entonces te rociaré con agua limpia, y serás limpio; te
limpiaré de toda tu inmundicia y de todos tus ídolos. 26 "Además, os daré un
corazón nuevo y pondré dentro de vosotros un espíritu nuevo; y quitaré de vuestra
carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. 27 "Pondré dentro de
vosotros mi espíritu y haré que andéis en mis estatutos, y os cuidaréis de observar
mis ordenanzas.

4) Por una explicación informativa (v 19a)


• Hablo en términos humanos debido a la debilidad de su carne.
• ¿Por qué dice Pablo esto y qué quiere decir? A lo largo de este contexto está
usando la analogía de la esclavitud para ilustrar las realidades espirituales.
Especialmente cuando habla de vivir para Dios como una esclavitud, tal analogía
es engañosa.
• Vivir para Dios no es una esclavitud.
• John Murray: Usando esta analogía extraída de la esfera de las relaciones
humanas habla a la manera de los hombres. Después de todo, la nueva vida en
Cristo no es la esclavitud como existe entre los hombres; es la más alta y única
libertad. Pero la institución de la esclavitud sirve para establecer la totalidad de
nuestro compromiso con Dios en esa emancipación de la esclavitud del pecado que
implica la unión con Cristo.

5) Por una dirección reiterada (v 19b)


• Porque así como ustedes presentaron a sus miembros como esclavos de la
impureza y de la anarquía, lo que resultó en una mayor anarquía, así ahora
presentan a sus miembros como esclavos de la justicia, lo que resulta en la
santificación.
• Pablo ha animado a los creyentes a no servir más al pecado porque ya no son sus
esclavos.
• Aquí reitera esa orden.
• Es la justicia de Dios la que debe lograr una nueva vida en Cristo.
• Sin embargo, hay un lugar para la voluntad y el trabajo humanos.
• Tal esfuerzo es necesario, porque la gracia cambia la forma en que vamos a
trabajar.
• trabajad en vuestra salvación con temor y temblor; porque es Dios quien obra en
vosotros, tanto para querer como para obrar por su buena voluntad.

6) Por una correlación innegable (vv 20-23)


• Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres en cuanto a la justicia. Por
lo tanto, ¿qué beneficio obteníais entonces de las cosas de las que ahora os
avergonzáis? Porque el resultado de esas cosas es la muerte. Pero ahora,
habiendo sido liberados del pecado y esclavizados a Dios, deriváis vuestro
beneficio, resultando en la santificación, y el resultado, la vida eterna. Porque la
paga del pecado es la muerte, pero el don gratuito de Dios es la vida eterna...
• Pablo aquí argumenta de los resultados contrastantes de la esclavitud al pecado y la
esclavitud a Dios.
• Esclavitud al pecadoàUnaàmuerte vergonzosa en la vida
• Esclavitud a DiosàSantificaciónàVida Eterna
• Siempre hay una correlación entre tres cosas en el pecado.
• Esclavitud al pecadoàUnaàmuerte vergonzosa en la vida
• Del mismo modo, siempre hay una correlación en la rectitud.
• En otras palabras, tres cosas siempre van juntas:
• La esclavitud a Diosàsantifica laàvida eterna.
• Claramente, no podemos continuar en el pecado esperando recibir la vida eterna.
• Aunque la santificación no gana la vida eterna, siempre está conectada con la vida
eterna.

b. La respuesta ilustrada (7:1-6)


1) La ilustración dada (7:1-3)
• ¿O no sabéis, hermanos (pues me dirijo a los que conocen la ley), que la ley tiene
jurisdicción sobre una persona mientras viva? Porque la mujer casada está ligada
por la ley a su marido mientras éste vive; pero si su marido muere, ella queda
liberada de la ley relativa al marido. Así pues, si mientras su marido vive ella se
une a otro hombre, será llamada adúltera; pero si su marido muere, ella está libre
de la ley, de modo que no es una adúltera aunque esté unida a otro hombre.
• La fuente de la ilustración es el derecho matrimonial.
• Una mujer debe permanecer casada con su marido mientras él viva o de lo
contrario es una adúltera.
• Pero si él muere, ella está libre de esa ley.
• Algunos han usado esto para enseñar que no hay motivos para el divorcio y el
nuevo matrimonio.
• Sin embargo, este pasaje no trata del matrimonio, el divorcio y el nuevo
matrimonio.
• Se trata del camino de la salvación.
• Esto significa que Pablo no se compromete a decirnos las excepciones a la regla
general que establece aquí.
• De hecho, el resto de la Escritura deja claro que hay dos motivos de divorcio
que dan a quien se aprovecha de ellos obedientemente el derecho a divorciarse
y volverse a casar.
• La Biblia enseña que el adulterio físico y el abandono dan derecho al divorcio y
al nuevo matrimonio.
• La Biblia no enseña que la parte ofendida debe usar estos derechos, pero sí
enseña que tienen tales derechos ante Dios.
• ¿Pero qué tiene que ver esto con el tema de Paul?
• Pablo lo explica en los siguientes 3 versos.
2) La ilustración explicada (7:4-6)
• Por eso, hermanos míos, también vosotros habéis muerto a la Ley por el cuerpo de
Cristo, para uniros a otro, al que ha resucitado de entre los muertos, para que
demos fruto para Dios. Porque mientras estábamos en la carne, las pasiones
pecaminosas que la Ley suscitaba actuaban en los miembros de nuestro cuerpo
para dar fruto de muerte 6 Pero ahora hemos sido liberados de la Ley, habiendo
muerto a lo que estábamos obligados, para que sirvamos en lo nuevo del Espíritu y
no en lo viejo de la letra.
• ¿Cuál es el significado de esta ilustración o parábola de la salvación?
• La ley del matrimonio es la ley de Dios.
• El marido es la ley.
• La esposa es la pecadora.
• La muerte del marido es la muerte de la mujer para la ley.
• ¿Qué?
• En la ilustración es el marido el que muere, pero en la explicación es la esposa.
• ¿Por qué Pablo se mete con su ilustración?
• Es porque Pablo no puede enseñar ni por un momento que la ley de Dios puede
morir.
• Dios puede morir tan pronto como su ley pueda morir.
• Debido a que la ley no puede morir, Pablo modifica su ilustración.
• El nuevo matrimonio es el matrimonio del pecador con Cristo.
• El fruto del matrimonio con la ley es el pecado y la muerte.
• El fruto del matrimonio con Cristo es la justicia y la vida eterna.
• Algunas de las muchas lecciones que debemos aprender de esta ilustración son
éstas:
(1) La ley no puede morir.
• Pablo cambia deliberadamente su ilustración cuando la aplica para
asegurarse de que no pensamos que quiere decir que la ley puede morir.
• La ley no puede morir, pero...
(2) El simple hecho de tratar de ser bueno y una buena persona no nos
liberará del pecado.
• ¿Puede una mujer sin el esperma del hombre dar a luz a un niño? ¿Importa
cuánto lo intente?
• No, es imposible, y es imposible que nosotros, aparte de Cristo, demos
frutos justos.
• Algunos son como una mujer que intenta quedar embarazada por deseo y
esfuerzo propio.
• No se puede hacer.
• Debes estar casada con Jesucristo.
(3) La ley no puede ni justificarnos ni santificarnos.
• Michael Horton resume el papel de la ley y de estar unido a Cristo:
• Michael Horton: Así que la ley funciona en primer lugar para matarme,
para poner fin a mi auto-creación... todos los intentos de escribir la película
de mi vida y reinventar mi personaje. El evangelio me inserta en un nuevo
guión: "Vivo en Cristo". Y ahora la ley me da una dirección concreta de lo
que significa vivir esta vida en amor hacia mis hermanos y hermanas, así
como hacia mis vecinos y compañeros de trabajo. La ley no puede santificar
más de lo que podría justificar. Aunque ya no puede condenarme, la ley no
puede producir en mí el deseo de guardarla; sólo puede decirme lo que Dios
requiere. . . . La ley guía, pero no da.
(4) La muerte a la ley y el estar casado con Cristo es la única manera de que el
fruto para Dios y su resultado la vida eterna se pueda lograr.
• Esto significa, primero, que debemos convertirnos en alguien que no trabaja,
sino que cree en el que justifica a los impíos para dar fruto para Dios.
• Esto también significa que como cristianos es por una estrecha relación
personal con Jesucristo que seremos capaces de dar frutos sagrados.
• Incluso una pareja casada nunca tendrá hijos si no tienen relaciones íntimas.
• Así también un cristiano no dará fruto fuera de vivir en una relación cercana
con Jesucristo. Esto requiere pasar tiempo a solas con Jesucristo en la
oración y la meditación de su Palabra.
• Juan 15:4-6 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como la rama no puede
dar fruto por sí misma si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no
permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros las ramas; el que permanece en
mí y yo en él, ése da mucho fruto, porque separados de mí nada podéis
hacer. El que no permanece en mí, es arrojado como una rama y se seca; y
los recogen, los arrojan al fuego y se queman.
• Lo que sea que hagas, pasa tiempo con Dios.
• Come si puedes, pero pasa tiempo con Dios.
• Duerme si puedes, pero pasa tiempo con Dios. Ministrar a los demás, pero
pasar tiempo con Dios. Ve a trabajar, pero pasa tiempo con Dios. Recrea si
puedes, pero pasa tiempo con Dios.
El Evangelio según los Romanos # 18

La 3ª y 4ª preguntas sobre el resultado logrado por la justicia de Dios (Rom 7:7-25)

Prefacio:
• La historia que estoy a punto de contarte no es cierta, pero sí lo es en la vida.
• Pablo predicaba un día en una sinagoga en algún lugar de la antigua Grecia.
• Predicaba sobre su tema favorito: cómo somos salvados por la justicia de Dios.
• En el proceso dijo varias cosas sobre la ley que nos son familiares desde la Epístola a los
Romanos.
• 3:20 porque por las obras de la Ley ninguna carne será justificada ante sus ojos; porque
por la Ley viene el conocimiento del pecado. 21 Pero ahora, aparte de la Ley, se ha
manifestado la justicia de Dios ... 28 el hombre es justificado por la fe aparte de las
obras de la Ley.
• 4:13 Porque la promesa a Abraham o a sus descendientes de que sería heredero del
mundo no fue a través de la Ley
• 4:15 porque la Ley provoca la ira, pero donde no hay ley, tampoco hay violación.
• 5:20 La Ley entró para que la transgresión aumentara
• 6:14 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros, pues no estáis bajo la ley sino
bajo la gracia.
• Tienes que saber que este tipo de tratamiento de la ley en una sinagoga judía era
inflamatorio e incendiario.
• La única maravilla fue que no hubo más disturbios después de que Pablo dijera cosas
como esta.
• Este sábado, sin embargo, el resultado no fue un motín, sino preguntas enfadadas y
puntuales.
• Jacobo, el joven rabino en espera, que sirvió bajo el viejo rabino, Judá, se levantó de un
salto cuando Pablo terminó su exhortación al pueblo y comenzó a lanzarle preguntas
acusadoras a Pablo sobre el tema de la ley.
• Ahora, en cierto sentido, estas preguntas eran naturales.
• Pero también manifestaron una falta de comprensión de las enseñanzas de Pablo sobre
la ley.
• Además, estas preguntas también pueden haber sido tergiversaciones deliberadas de lo
que Pablo pretendía en su enseñanza sobre la ley.
• Todas ellas se redujeron a dos preguntas acusadoras básicas.
• ¿Es la ley un pecado?
• (Paul, realmente estás enseñando que la ley es pecado, y eso es ridículo.)
• ¿La ley es la muerte?
• (Paul, realmente estás enseñando que la ley es la muerte. ¿Cómo puedes decir que la
buena ley de Dios es una causa de muerte? ¡Eso es ridículo!)
• Puedes ver estas dos preguntas en Rom 7:7-25.
• El verso 7 contiene la primera pregunta.
• ¿Qué diremos entonces? ¿Es la Ley un pecado?
• El verso 13 contiene la segunda pregunta.
• Por lo tanto, ¿lo que es bueno se convirtió en una causa de muerte para mí?
• Fíjense que las palabras en el NASB que causan están en cursiva.
• Esto es porque no están en el original.
• El griego simplemente dice, ¿lo que es bueno se convirtió en muerte para mí?
• La forma en que Pablo lo dice implica el problema que tenían los judíos al decir que la
ley es la muerte.
• ¿Cómo puede la ley ser la muerte, cuando es buena?
• La gente no muere por comer algo bueno.
• Mueren por comer algo que es veneno.
• Decir que la ley es la muerte es decir que es veneno.

La cuestión de Rom 7:7: ¿Es la ley un pecado?


Romanos 7:7-12 ¿Qué diremos entonces? ¿Es la Ley un pecado? ¡Que nunca lo sea! Al
contrario, no habría llegado a conocer el pecado si no fuera por la Ley; porque no habría
sabido de la codicia si la Ley no hubiera dicho: "NO COBRARÁS". 8 Pero el pecado,
aprovechando la oportunidad por medio del mandamiento, produjo en mí codicia de todo
tipo; porque aparte de la Ley el pecado está muerto. 9 Una vez estuve vivo sin la Ley; pero
cuando vino el mandamiento, el pecado cobró vida y yo morí; 10 y este mandamiento, que
debía resultar en vida, resultó en muerte para mí; 11 por el pecado, tomando una oportunidad
a través del mandamiento, me engañó y a través de él me mató. 12 Así pues, la Ley es santa,
y el mandamiento es santo, justo y bueno.
• ¿Cuál es la respuesta de Pablo a la acusación de que estaba diciendo que la ley era
pecado?
• La ley no es pecado.
• Es más bien lo que expone el pecado.
• Decir que la ley es pecado es como decir que los policías son criminales.
• Sí, a menudo se encuentran policías y criminales juntos, pero eso no significa que los
policías y los criminales sean iguales.
• Los policías arrestan a los criminales.
• Como la ley con el pecado, exponen a los criminales, pero eso no significa que los
policías sean criminales.
• O déjame cambiar la analogía.
• Decir que la ley es pecado es como decir que la luz es oscuridad.
• La luz expone lo que hay en la oscuridad, pero eso no significa que la luz deba ser
igualada con las cosas vergonzosas que se esconden en la oscuridad.
• En esencia, esa es la respuesta de Paul, y es una respuesta efectiva.
• Empecé a ver mi pecado de una nueva manera.
• Además, cuando empecé a ver las demandas de la ley de Dios en el corazón, mi corazón
pecaminoso reaccionó realmente volviéndose activo.
• Empecé a querer exactamente las cosas que la ley decía que no podía tener, y sólo
porque la ley decía que no podía tenerlas.
• El resultado fue este.
• Aunque antes pensaba que estaba vivo en relación con Dios y que era aceptable para él,
ahora me di cuenta de que no era agradable a Dios, y experimentalmente ante el juicio
de Dios era un hombre muerto, ¡condenado al infierno por mis pecados!
• Fue de esta manera que el pecado malo usando la buena ley como herramienta, mató mis
esperanzas de vida eterna.
• En el versículo 12 Pablo llega a su conclusión.
• La ley no es pecado.
• La ley es lo contrario.
• Es sagrado.
• La ley no está del lado del pecado.
• La ley está del lado de Dios.
• Eso es lo que significa ser sagrado, apartado de Dios.
• La ilustración de Olyott de esto en el texto es muy buena.
• Pablo no se conforma con decir que la ley es santa.
• Para Pablo esta santidad de la ley necesita ser enfatizada.
• Así que añade que el mandamiento es santo, justo y bueno.
• La pregunta es, ¿cómo vamos a entender estas tres palabras: santo, justo y bueno?
• ¿Pablo está apilando sinónimos para enfatizar el punto de que la ley es santa?
• Tal vez eso sea parte de ello, pero no es el todo.
• Pablo quiere destacar las diferentes formas en que la ley es lo opuesto al pecado.
• El pecado se opone a Dios. (No es sagrado.)
• El pecado es injusto para otros hombres. (No es justo.)
• El pecado no nos beneficia. (No es bueno.)
• La ley es lo opuesto al pecado en todos estos aspectos.
• Es santo enseñarnos lo que le agrada a Dios; sólo instruirnos en cómo tratar a los demás
hombres con justicia; bueno informarnos de lo que es bueno para nosotros.
• John Murray: "Como 'santo' el mandamiento refleja la trascendencia y la pureza de
Dios y exige de nosotros la correspondiente consagración y pureza; como 'justo' refleja la
equidad de Dios y exige de nosotros en su exigencia y sanción nada más que lo que es
equitativo; como 'bueno' promueve el más alto bienestar del hombre y así expresa la
bondad de Dios".

Lecciones prácticas:
(1) La ley debe ser usada en el evangelismo para preparar a la gente para el evangelio.
• El evangelio sólo da vida a las personas que han sido asesinadas por la ley.
• Lucas 5:31-32: No son los que están bien los que necesitan un médico, sino los que
están enfermos. No he venido a llamar a los justos sino a los pecadores al
arrepentimiento.
(2) La ley moral de Dios que vincula a todos los hombres en todas partes todo el tiempo
está asociada con los Diez Mandamientos.
• Cuando Pablo piensa en la ley, naturalmente piensa en uno de los Diez
Mandamientos.
• Por eso el NT asume frecuentemente que los Diez Mandamientos permanecen en
autoridad aún hoy en día para todos los hombres.
(3) Incluso los creyentes deben obedecer la ley moral de Dios no como un Salvador, sino
como una guía.
• Nosotros, como creyentes, no estamos bajo la ley como el camino de la salvación.
• No estamos casados con la ley como marido. Pero estamos bajo la ley como una regla
de vida.
• Estamos comprometidos por Cristo con la ley como una guía para lo que le agrada a
Dios.
(4) No debemos limitar la utilidad de la ley de Dios en nuestras vidas.
• No es como si la ley nos dijera cómo complacer a Dios, pero estamos solos en el resto
de la vida.
• La ley nos dice cómo tratar a otros hombres de manera justa, igualitaria y equitativa.
• Debemos confiar en sus preceptos como guía para hacer justicia a nuestros
semejantes.
• La ley nos dice cómo hacernos el bien a nosotros mismos.
• No necesitamos la psicología pop para ser felices, bien ajustados y tener una imagen
adecuada de sí mismos.
• Simplemente necesitamos la ley y el evangelio de Dios.
• Es la ignorancia generalizada, la negligencia y la violación de la ley lo que está
destruyendo las almas y los cuerpos de los hombres a nuestro alrededor.
• Esta bondad de la ley nos enseña a reconocer la mentira del diablo cuando la oímos.
• "Obedece la ley de Dios y te hará miserable".
• ¡Si obedeces la ley de Dios con la fuerza que te da Cristo, será para tu felicidad!
• ¡No escuches al padre de las mentiras!
La pregunta de Romanos 7:13: ¿Es la ley la muerte?
• Esta pregunta y respuesta se encuentran en los vv 13-25.
• Pablo ha planteado la pregunta, ¿Es la ley la muerte?
• En su respuesta debemos mirar...
a. La respuesta que Pablo dio
b. El razonamiento que proporcionó
c. El estruendo que comenzó

a. La respuesta que da Paul


• Pablo vuelve a su negación favorita.
• "Que nunca lo sea".
• Otras versiones traducen la frase de manera diferente, pero con el mismo efecto:
• ¡De ninguna manera! (ESV)
• Dios no lo quiera. (KJV)
• ¡De ninguna manera! (NET)
• ¡De ninguna manera! (NIV)
• ¡Claro que no! (NKJV).
b. El razonamiento que proporciona
• El V 13 da el razonamiento detrás de la negación de Paul.
• Más bien fue pecado, para que se mostrara como tal efectuando mi muerte a través de
lo que es bueno, de modo que a través del mandamiento el pecado se hiciera
completamente pecaminoso.
• El razonamiento de Pablo es realmente muy sencillo.
• No es la ley lo que es la muerte.
• El pecado es la muerte.
• El hecho de que el pecado pueda usar algo tan bueno como la ley para efectuar la
muerte de Pablo sólo muestra cuán malo o completamente pecaminoso es el pecado.
• En el vv 14-25 Pablo explica su razonamiento.
• En esos versos da su propio testimonio de que no considera la ley como la muerte.
• No, lo que realmente lo aflige es que el pecado le impide guardar la buena ley de
Dios.

c. El estruendo que comienza


• ¿Estás listo para la pelea?
• (¿De qué estás hablando?)
• Hablo del debate cristiano entre el significado de Rom 7:14-25 durante siglos.
• El problema es que esta no es una guerra entre buenos cristianos y malos herejes.
• Ha habido buenos cristianos en ambos lados de este debate.
• ¿Cuál es el debate?
• La pregunta es si Pablo está describiendo al cristiano en los vv 14-25 o al no creyente.
• Esta pregunta es crucial con respecto a cómo las aplicamos a nosotros mismos y a la
vida cristiana.
• ¿Cuál es la respuesta?
• Aunque los buenos cristianos tienen un punto de vista diferente, la respuesta correcta
es que Pablo está describiendo la experiencia de un verdadero cristiano en estos
versos.
• De hecho, está describiendo su propia experiencia como un verdadero cristiano
mientras era un apóstol de Cristo.
• Su experiencia, entonces, es normativa y ejemplar para la vida cristiana de cada
cristiano.
• Su experiencia es nuestra experiencia.
• El "yo" que Pablo usa a lo largo de este pasaje podría ser un "nosotros" o un "tú y yo".
• ¿Pero por qué estoy convencido de que esta es una descripción del verdadero
creyente?
(1) Pablo escribe en tiempo presente y en ese momento había sido cristiano durante 20
años.
• Esta es una característica obvia del pasaje y para mí es imposible de explicar.
• En los vv 7-13 Pablo habló en tiempo pasado de su experiencia como
incrédulo; pero ahora en los vv 14-25 en tiempo presente como creyente.
(2) En un pasaje claramente paralelo, Pablo usa este lenguaje para referirse a los
creyentes.
• Gálatas 5:16-18 Pero yo digo: Anda en el Espíritu, y no cumplirás el deseo de
la carne. 17 Porque la carne opone su deseo al Espíritu, y el Espíritu a la
carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que queráis. 18 Pero si
sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la Ley.
• En el contexto (comparen ambos versículos 16 y 18) Pablo está hablando
claramente a los creyentes.
(3) Pablo dice varias cosas sobre sí mismo en este pasaje que no son ciertas para los
no creyentes.
• 1er, v 17: cuando peco hago lo mismo que odio.
• Un incrédulo no puede decir esto de verdad.
• 2º, v 17: cuando peco, ya no soy yo quien lo hace, sino el pecado que habita en
mí.
• ¡Imagina a un incrédulo diciendo eso en el juicio!
• El 3º, v 22 dice que cuando peco, contradigo mi disposición interior que se
regocija en la ley de Dios.
• 4º, vv 15-21 dicen que cuando peco no hago lo que quiero, pero Romanos
enseña que los incrédulos odian la buena ley de Dios (Rom 3:10-12; 8:7-8).
• 5º, Pablo califica la pecaminosidad de su pecado.
• V 18: "Porque sé que nada bueno habita en mí, es decir, en mi carne".
• El pecado del incrédulo no puede ser tan calificado.
• 6º, Pablo distingue entre su hombre interior y su hombre exterior de una manera
que sólo es verdadera para los creyentes. Rom 7:22-23 "Porque con alegría
concurro a la ley de Dios en el hombre interior, pero veo otra ley en los
miembros de mi cuerpo, que hace la guerra a la ley de mi mente y me hace
prisionero de la ley del pecado que está en mis miembros".
• 7º, Pablo expresa su confianza en que esta contradicción interna será eliminada
a través de Cristo.
• Un incrédulo no tiene esa confianza.
• Rom 7:24-25 "¡Miserable que soy! ¿Quién me liberará del cuerpo de esta
muerte? ¡Gracias a Dios por Jesucristo nuestro Señor! Así que, por un lado,
yo mismo con mi mente estoy sirviendo a la ley de Dios, pero por el otro,
con mi carne la ley del pecado."
• Puede que estés pensando: ¿Qué podría decir alguien en contra de esta
interpretación?
• En contra de todo lo que he dicho, sólo hay un argumento importante.
• Ese es el versículo 14 que algunos afirman no puede referirse a un verdadero
creyente.
• Rom 7:14 Porque sabemos que la Ley es espiritual, pero yo soy de la carne,
vendido en esclavitud al pecado.
• ¿Qué se puede decir en respuesta a esto?
• Esto se puede decir: Si el v 14 fuera cierto para alguien no cualificado, entonces
sería un no creyente.
• Pero en este contexto Pablo claramente califica el v 14.
• Vv 17-18: Así que ahora, ya no soy yo quien lo hace, sino el pecado que habita
en mí. Porque sé que en mí no mora nada bueno, es decir, en mi carne; pues en
mí está el querer, pero no el hacer el bien.
• Vv 22-25: Porque yo, gozosamente, estoy de acuerdo con la ley de Dios en el
hombre interior, pero veo una ley diferente en los miembros de mi cuerpo,
haciendo guerra a la ley de mi mente y haciéndome prisionero de la ley del
pecado que está en mis miembros. ¡Desgraciado que soy! ¿Quién me liberará
del cuerpo de esta muerte? ¡Gracias a Dios por Jesucristo nuestro Señor! Así
que, por un lado, yo mismo con mi mente estoy sirviendo a la ley de Dios, pero
por el otro, con mi carne la ley del pecado.
• Pablo no es como un creyente todavía vendido incondicionalmente a la
esclavitud del pecado.
• Su carne se vende y permanece vendida en la esclavitud del pecado, pero no su
hombre interior.
• Ahora, con este entendimiento, ¿cómo deberíamos aplicarnos los versos 13-25 a
nosotros mismos?

Lecciones prácticas:
(1) Tu carne, el principio pecaminoso que permanece en ti como creyente, sigue
siendo tan malvada y enamorada del pecado como siempre lo ha sido.
• Nunca confíes en ello.
• Nunca dejes de mirar en contra de ella.
• Si lo hace, puede terminar haciendo cosas incluso como creyente que estropearán
su vida, marcarán su testimonio y limitarán su utilidad para siempre.
• Manténgase cerca de Cristo para evitar tal caída.
(2) La experiencia de cada cristiano a lo largo de esta vida se caracterizará por un
conflicto interno.
• Pablo experimentó este conflicto durante toda su vida, y tú también lo harás. Así
que...
Primero, no se desanime y piense que no es cristiano porque está experimentando
tal conflicto.
• El conflicto no es una prueba de que no eres cristiano.
• El conflicto no es ni siquiera una prueba de que seas un cristiano inmaduro. El
conflicto es la prueba de que eres un verdadero cristiano y que estás en la
guerra en el lado correcto.
2º, no te dejes engañar por la enseñanza de que puedes salir de Rom 7 y entrar en
Rom 8.
• Rom 7:14-25 y Rom 8 describen al mismo cristiano desde dos puntos de vista
diferentes.
• No puedes salir de Rom 7 y entrar en Rom 8.
Tercero, armarse con la verdad sobre la vida cristiana.
• ¡Tendrás que luchar toda tu vida!
• ¡Pero no te desanimes! Detrás de la cabeza de puente que Dios ha creado en
tu vida para el evangelio, hay divisiones blindadas rodando hacia la costa
para llegar a ti. La caballería aérea está aterrizando en la base aérea que la
gracia de Dios ha asegurado. Los bombarderos están listos para bombardear
las luces del día desde las posiciones enemigas. Tienen la radio de todas las
oraciones para pedir ayuda. Por lo tanto, deben luchar, ¡pero ganarán!
(3) Finalmente, debes recordar que la victoria es segura.
• Esta victoria se consumará cuando el Señor Jesucristo levante tu cuerpo inmortal y
glorioso en el día de su regreso.
• Así que no fijes tu esperanza en nada de lo que suceda en esta vida.
• Fija tu esperanza en la gracia que se te dará cuando el Señor Jesucristo se revele.
• Recuerde el himno, ¿Soy un Soldado de la Cruz?
• Claro que debo luchar, si quiero reinar, aumenta mi valor, Señor; soportaré el
trabajo, soportaré el dolor, apoyado en tu palabra.
• Tus santos en toda esta gloriosa guerra, vencerán aunque mueran; ven el triunfo
desde lejos y lo captan con sus ojos.
• Cuando ese ilustre día se levante, y todos tus ejércitos brillen, en ropas de victoria
a través de los cielos, la gloria será tuya.
El Evangelio según los Romanos # 19

Sección 3: El resultado de la Santidad II


.Conclusiones de la misma (Romanos 8:1-27)

Prefacio:
• Un método común de presentar el evangelio es por medio del "Camino de los Romanos".
• El "Camino de los Romanos" es lo que he llamado "el Evangelio según los Romanos".
• Hay muchas maneras de describir y subdividir la "Ruta de los Romanos".
• Pero las secciones básicas de esta parte de los romanos están claras.
• Está Romanos 1:18-3:20: "La Ruina";
• Romanos 3:21-5:21 el remedio suministrado;
• y Romanos 6:1-8:39 el resultado logrado.
• Estas tres secciones de los romanos están bien resumidas en las tres G de la experiencia
del evangelio: Culpa, Gracia y Gratitud.
• Otra forma de entender esta presentación de tres secciones del evangelio es esta:
• En esta primera parte de Romanos tienes primero el problema de la ira de Dios, la
solución de la justicia de Dios, y luego la provisión del Espíritu de Dios.
• Esta forma de resumir Rom 1-8 enfatiza que la gran bendición proporcionada por la
justicia de Dios es el Espíritu de Dios.

Introducción:
• La forma en que miraremos estos versos es esta.
1. La identidad del espíritu de la vida (Rom 8, 1-11)
2. El ministerio del Espíritu de la Vida (Romanos 8:12-27)
• No pretendo que esta sea la única manera de esbozar estos versos.
• Su valor es que sirve para enfatizar la prominencia del Espíritu de Dios en estos versos.

1. La identidad del Espíritu de la Vida


• En Rom 8:1-11 Pablo responde a tres preguntas sobre el Espíritu de Dios.
a. ¿De dónde viene?
b. ¿Por qué es necesario?
c. ¿Qué es lo que hace?
• Los versículos 1-4 responden a la pregunta: "¿De dónde viene? ”
a. ¿De dónde viene? (8:1-4)
• Pienso que estos versos hablan de la fuente del Espíritu de la vida. [Leer.]
• Varias cosas en estos versos hablan de la cuestión de la fuente del Espíritu de la vida.
• Primero, fíjate en cómo empiezan estos versos.
• La primera palabra en el NASB es una palabra de conexión, y está unida a una
segunda palabra que sirve para enfatizar la conexión: por lo tanto ahora.
• Estas palabras conectadas requieren comentarios sobre el flujo del pensamiento de
Pablo en esta carta.
• Rom 3:21-5:21 los hombres son salvados por la justicia de Dios, no por su propia
justicia.
• Los hombres son justificados por la fe, la gracia y sólo Cristo. Rom 6:1 da vuelta la
esquina cuando Pablo se dirige a las preguntas sobre los resultados de tal enseñanza.
• En particular, responde a la idea de que tal doctrina permite a los hombres continuar
en el pecado.
• En contra de esto, argumenta que alguien salvado a través de la justicia de Dios no
puede continuar en el pecado.
• Romanos 6-7 retoman los resultados morales de la justicia de Dios enseñada por
Pablo.
• Pero su enseñanza ha sido negativa.
• Le ha estado diciendo a los romanos lo que no son los resultados de la justicia de
Dios.
• Ahora finalmente en Romanos 8 viene a decirles cuáles son los resultados positivos.
• Habiendo respondido a las objeciones, puede declarar los resultados positivos de la
justicia de Dios.
• Por eso el énfasis en el Espíritu en Rom 8.
• El resultado positivo de la justicia de Dios es la liberación del Espíritu en los que están
en Cristo.
• Ese "por lo tanto ahora" enseña que el Espíritu viene en base a la justicia de Dios.
• Como la justicia ha sido satisfecha por la justicia de Dios, el Espíritu viene y
transforma a los hombres a la semejanza de Jesucristo.
• Segundo, ¿ves cómo se identifica el Espíritu en el v 2? ¡Se le llama "el Espíritu de
la vida en Cristo Jesús"!
• Entonces, ¿dónde se encuentra el Espíritu de la vida?
• La reserva del Espíritu de la vida se encuentra en Jesucristo.
• Debido a lo que es y en lo que se ha convertido a través de su muerte y resurrección,
el Espíritu de vida se encuentra en Jesucristo!
• Tercero, fíjate en el versículo 3.
• ¿Por qué Pablo vuelve a la obra de Cristo?
• ¿Por qué hablar de Cristo viniendo en semejanza de carne pecaminosa para hacer lo
que la Ley no pudo hacer?
• ¿Por qué habla de Cristo dándose a sí mismo una ofrenda por el pecado, condenado
por el pecado en la carne?
• ¿Por qué habla de nuevo de la revelación de la justicia de Dios en Jesucristo?
• La justicia de Dios tiene como propósito el cumplimiento de la ley de Dios por el
pueblo de Dios a través del poder del Espíritu de Dios.
• El versículo 4 no habla del cumplimiento de la ley de Dios para nosotros por
Jesucristo, sino del cumplimiento de la ley de Dios en nosotros y por nosotros a través
del Espíritu de vida en Cristo Jesús.
• Pablo habla de la obra de Cristo porque es la fuente del Espíritu de Cristo.
• Rom 8:4 es paralelo a Tit 2:14: "que se entregó a sí mismo por nosotros para
redimirnos de toda acción ilegal y purificar para sí un pueblo para su propia posesión,
celoso de las buenas acciones".
• ¿Dónde se encuentra el Espíritu de Dios entonces?
• Sólo se le puede encontrar en Jesucristo.
• Todo este mundo es un vasto y árido desierto del Sahara donde no se encuentra ni una
gota del Espíritu de la vida.
• Cristo es el único lago de gracia en todo el mundo.

b. ¿Por qué es necesario? (8:5-8)


• El siguiente párrafo explica por qué el Espíritu de la vida es tan importante y por qué
es tan importante saber dónde se encuentra el Espíritu.
• Es porque el Espíritu es absolutamente necesario. Lea los versículos 5-8. ¿Por qué es
necesario el Espíritu?
• Porque la carne es absolutamente inútil cuando se trata de cosas espirituales.
• ¿Qué quiere decir Pablo aquí por la carne?
• Se refiere a nuestra naturaleza humana caída.
• Lo que somos como caídos es absolutamente incapaz de hacer nada para complacer a
Dios.
• La carne no es sólo un poco negativa sobre Dios, es positivamente hostil a Dios.
• La carne no es sólo un pequeño problema, es la muerte.
• La carne no sólo no complace a Dios, sino que no puede complacer a Dios.
• Por lo tanto, si un hombre tiene que hacer una cosa para complacer a Dios, sólo puede
ser por el poder del Espíritu que trabaja en su vida.
• No puede haber transformación moral de la naturaleza humana caída, aparte del poder
vivificante del Espíritu de Dios.

c. ¿Qué es lo que hace? (8:9-11)


• Vv 9-11 se centra en el fruto del Espíritu de la Vida. ¿Qué hace el Espíritu según estos
vv?
• Primero, lleva a Cristo al alma, v 10.
• Tener el Espíritu en ti es tener a Cristo en ti.
• El Espíritu de vida en Cristo Jesús, es el Espíritu de Jesús (Hechos 16:7; Fil. 1:19).
• A través de la obra de la redención el Espíritu ha entrado en el ser mismo del
Mediador. Cristo fue hecho Espíritu vivificante (1 Cor 15:45).
• El Señor es el Espíritu (2 Cor. 3:17-18).
• Cuando vemos al Cordero exaltado de Dios en Apocalipsis 5, tiene 7 cuernos y 7 ojos
que son los 7 espíritus de Dios (Apocalipsis 5:1-5).
• Ser habitado por el Espíritu es ser habitado por Cristo y tener a Cristo formado en ti
(Gal 4:19).
• 2º, el Espíritu trae vida espiritual a nuestras almas. Él es el Espíritu de la vida (v 2).
• Él es la vida y la paz (v 6).
• Nos hace tener una mente espiritual (vv 5-6).
• Él nos permite caminar en el Espíritu (v 4).
• ¿Y por qué el Espíritu puede hacer todo esto?
• Mira de cerca el v 10.
• Aquí el ESV es ligeramente mejor que el NASB.
• El NASB traduce que el espíritu está vivo (pequeña s).
• Pero el texto no habla de que nuestro espíritu esté vivo, sino de que el Espíritu de Dios
es la fuente de la vida espiritual.
• ESV: ¡El Espíritu es vida por la justicia!
• ¿Qué significa esto?
• Así como el pecado es la razón de la muerte -mira la primera mitad del versículo-, la
justicia es la razón por la que el Espíritu es vida.
• ¿Qué justicia en el contexto de los romanos?
• La razón es la justicia de Dios. El Espíritu es vida por la justicia de Dios.
• John Murray: Esto es sólo decir que el Espíritu no es la vida de la que se habla aquí,
aparte de la justicia que es el gran tema de esta epístola. Es por la justicia que el
apóstol llama "la justicia de Dios" y que es la justicia y la obediencia de Cristo, que
el Espíritu Santo es la vida en relación con y la anulación de esa muerte que
condiciona nuestra situación de pecado.
• Y eso nos lleva a la tercera cosa que hace el Espíritu! Resucita nuestros cuerpos
mortales de la muerte cuando Jesús regresa. Miren el versículo 11. Esta es la gran
estrofa final de nuestra salvación. Y por cierto, el hecho de que el texto diga que Él
resucita nuestros cuerpos mortales de la muerte significa que nuestros cuerpos de la
resurrección no son totalmente diferentes de nuestros cuerpos actuales. Son estos
mismos cuerpos moribundos transformados. Hay identidad y continuidad entre estos
cuerpos y el cuerpo de la resurrección.

Lecciones prácticas:
• El gran principio se puede enunciar de forma muy simple. La justicia de Dios es la
fuente del Espíritu de Dios.
• El manantial del que surge el río de la vida.
• Fluye de una grieta debajo de la cruz de Cristo.
• La grieta fue abierta por la sangre de Cristo que goteaba de la cruz.
• El manantial del que brota el agua vivificante del Espíritu es la cruz de Cristo.

(1) Fue satisfaciendo la ira de Dios contra su pueblo que el Salvador compró el
Espíritu para todos aquellos por los que murió.
• Todo aquel por el que Jesús murió recibe el Espíritu de Dios.
• Esto es porque fue exactamente satisfaciendo la ira de Dios contra nosotros que
compró el Espíritu de Dios para nosotros.
• El Espíritu viene a nosotros para darnos vida, porque Jesús murió por nosotros y es
nuestra justicia.
• ¡El Espíritu es vida por la justicia!
• ¡Gloria en una expiación efectiva y una redención particular!
(2) Porque el Espíritu de Dios viene de la justicia de Dios, debes buscar el Espíritu
de Jesucristo.
• ¡Necesitas el Espíritu de Dios, pecador!
• Tus planes de autoayuda, intentos de auto-superación y pensamiento positivo
nunca te ayudarán a hacer una cosa para complacer a Dios.
• ¿Pero dónde encontrarás el Espíritu?
• La gran reserva del Espíritu es Jesucristo.
• Si quieres conocer el poder del Espíritu en tu vida, debes ir a Jesucristo.
• Sí, sé que sientes que no puedes vivir la vida cristiana.
• Tienes razón, pero el evangelio no te pide que vivas la vida cristiana con tus
propias fuerzas.
• Te dice que vayas a Cristo.
• En Cristo la ira de Dios está satisfecha y el Espíritu de Dios fluye hacia ti plena y
libremente.
• Christian, esto también es cierto para ti.
• Todo lo que necesitas para vivir la vida cristiana se encuentra en el Espíritu de
Cristo (Juan 7:37-39).

(3) No tomes hacer que la recepción del Espíritu dependa de otra cosa que no sea la
justicia de Dios!
• Algunos en nuestros días hacen que la recepción del Espíritu dependa de hablar en
lenguas.
• Algunos en nuestros días llaman a los hombres a ayunar y a rezar para recibir el
Espíritu.
• Algunos dicen que la recepción del Espíritu se encuentra al final de actos heroicos
de abnegación y oración.
• Creo en la oración y el ayuno y que Dios da el Espíritu a los que piden (Lucas
11:13).
• Pero en algún momento todo este énfasis en el esfuerzo humano puede convertirse
en una negación del evangelio.
• Gálatas 3:2: ...¿recibisteis el Espíritu por las obras de la Ley, o por el oír con fe?
• No son tus obras ni tu justicia las que te procuran el Espíritu de Dios.
• ¡Es la justicia de Dios!

2. El Ministerio del Espíritu de la Vida


• En los vv 12-27 Pablo habla de cuatro ministerios del Espíritu.
a. Él es el Espíritu de Santidad (8:12-14)
b. Él es el Espíritu de la Adopción (8:15-17)
c. Él es el Espíritu de la Esperanza (8:18-25)
d. Él es el Espíritu de la Oración (8:26-27)
• ¿Has visto la película "La Pistola"?
• Cuenta la historia del mejor jugador de baloncesto universitario que ha jugado al
baloncesto: Pistola Pete Maravich.
• Pete Maravich jugó para LSU.
• Tiene el récord de puntuación por partido de la NCAA.
• Promedió 44,2 puntos por partido durante tres temporadas en su carrera universitaria.
• La película es sobre los comienzos de su carrera.
• Hizo el equipo universitario como un niño de 8º grado y luego se sentó en el banco
durante una buena parte de la temporada.
• El entrenador tenía el mejor jugador que jamás entrenaría sentado en el banquillo.
• Cuando finalmente lo puso, ganaron casi todos los juegos.
• No eres el entrenador del Espíritu Santo, pero...
• La Biblia dice que debes pedirle a Cristo que el Espíritu esté activo en tu vida.
• Algunos de ustedes son como ese entrenador.
• Intentas vivir la vida cristiana, y tienes al Espíritu Santo sentado en el banco.
• ¡Tienes que meterlo!
• Estoy aquí esta noche para decirte lo que puede hacer por ti, Christian, si simplemente lo
pides.

a. Él es el Espíritu de Santidad (8:12-14)


• En estos versos Pablo hace dos simples puntos.
• Primero, las consecuencias de vivir la vida según los deseos de la carne llevarán a la
muerte.
• En segundo lugar, los cristianos no tienen necesidad de vivir tal vida porque el
Espíritu les permitirá dar muerte a las obras del cuerpo.
• Puede que estés luchando contra los pecados que matan el alma. Eres consciente de lo
que está en juego en esta batalla. ¡Ve a Cristo, y pon el Espíritu en el juego!

b. Él es el Espíritu de la Adopción (8:15-17)


• El trabajo del Espíritu de adopción es liberar a los hombres del miedo a ir al infierno
que destruye el alma.
• Es para permitir a los hombres identificar a Dios como su Padre en la oración.
• Es para dar testimonio a sus espíritus de que realmente son los hijos de Dios.
• Es para darles la sensación de que son herederos de Dios y coherederos con Cristo.
• Puedes luchar con la seguridad de la salvación.
• Ninguno de nosotros tiene los niveles de seguridad de salvación que podríamos tener.
• Aquí está la solución soberana: el espíritu de adopción.
• Cristiano, el Espíritu es tuyo como el Espíritu de adopción.
• Pídele a Dios que sea el Espíritu de la adopción.
• Si luchas con seguridad, pide el Espíritu.
• Si luchas con la duda, pregunta por el Espíritu.
• Si luchas con el miedo al hombre, pide el Espíritu.
• Si luchas con el miedo a la muerte, pide el Espíritu.
• El Espíritu de la vida en Cristo Jesús es todo esto para ti.

c. Él es el Espíritu de la Esperanza (8:18-25)


• Aquí Pablo identifica al Espíritu como el Espíritu de la esperanza.
• Me baso en la afirmación del versículo 23 de que hemos recibido las primicias del
Espíritu.
• En el contexto, el énfasis de estos versos está en la esperanza del cristiano.
• Creo que se nos permite decir que recibir las primicias del Espíritu significa recibir el
Espíritu como un Espíritu de esperanza.
• Esta conexión entre el Espíritu y la esperanza no es ajena a los romanos.
• Pablo en Romanos 15:13 afirma: Ahora que el Dios de la esperanza os llene de todo
gozo y paz al creer, para que abundéis en la esperanza por el poder del Espíritu
Santo.
• Así que el Espíritu nos da esperanza, y es, entonces, el Espíritu de la esperanza!
• Pero, ¿en qué nos hace esperar?
• La descripción es "la gloria que va a ser revelada".
• Además habla de ello como "la revelación de los hijos de Dios", es decir, nuestra
resurrección.
• Además dice que "la creación misma también será liberada de su esclavitud a la
corrupción en la libertad de la gloria de los hijos de Dios".
• Un cuerpo y un mundo transformado bajo el reinado de un glorioso Rey Jesús: esta es
nuestra esperanza.
• Tan oscuro y desanimado es este mundo, tan lleno de tristeza y angustia, ¿cómo
podríamos esperar tal gloria sin el poder del Espíritu?
• ¡Pero el Espíritu nos da esperanza!
• ¡Y no sólo eso!
• Nos da tal esperanza que con perseverancia "esperamos ansiosamente" la gloria.
• ¿Tienes este tipo de esperanza?
• Lo haces, si eres cristiano.
• Y si lo haces, se lo debes todo al Espíritu de la vida en Cristo Jesús.
• ¿Pero podrías perseverar más valientemente?
• ¿Podrías correr la carrera más rápido?
• Sí, y así pedir al Padre en el Hijo el Espíritu Santo!

d. Él es el Espíritu de la Oración (8:26-27)


• Los vv 26-27 hablan del Espíritu como Espíritu de oración, un Espíritu de lo que el
profeta llama gracia y súplicas (Zacarías 12:10).
• Aquí Pablo enseña tres cosas.
• Primero, un problema principal es que somos débiles.
• Se necesita trabajo para rezar; se necesita fuerza para rezar.
• ¿No ha encontrado que este es el caso?
• Los gritos se convierten en palabras; las palabras se convierten en susurros.
• Nos agitamos, pero la oración se derrumba de nuevo.
• 2º, una de las debilidades de la oración es que no sabemos por qué debemos rezar.
• Aquí el ESV del v 26 es mejor que el NASB.
• No sabemos cómo rezar como deberíamos...
• ESV: no sabemos por qué rezar como deberíamos
• Pablo dice literalmente: lo que debemos rezar según sea necesario no lo sabemos.
• Creemos conocer la buena voluntad de Dios para con nosotros.
• Pero en realidad no lo hacemos, y sabemos que no lo hacemos.
• ¡Así que no sabemos cómo o qué rezar!
• Debemos evitar el exceso de confianza de algunos predicadores que saben
exactamente lo que Dios debe hacer y reclamar todo tipo de cosas a Dios.
• Necesitan recordar que no sabemos qué es lo que debemos rezar, ya que es necesario.
• Tercero, Pablo nos enseña que el Espíritu es la solución a esta necesidad.
• ¡La oración es la respuesta!
• ¿Pero qué pasa si no sabemos cómo o qué rezar?
• ¡Qué desesperada sería nuestra condición!
• Pero el Espíritu ayuda a nuestras debilidades.
• Gime dentro de nosotros.
• Nos hace gemir en la oración por las cosas que están de acuerdo con la voluntad de
Dios.
• Entonces, de nuevo, ¿qué deberíamos hacer?
• ¡Reza al Espíritu por la oración!
• Himno # 248, estrofa 4:
• Con nosotros, por nosotros, interceda,
• y con gemidos sin voz, suplica
• nuestra indecible necesidad,
• El Consolador Divino.
El Evangelio según los Romanos # 20

La exaltación culminante sobre la justicia de Dios (Romanos 8:28-39)


Romanos 8:28-39 Y sabemos que Dios hace que todas las cosas obren conjuntamente para el
bien de los que le aman, de los que son llamados según su propósito. 29 Porque a los que antes
conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para
que él fuese el primogénito entre muchos hermanos; 30 y a los que predestinó, también los llamó;
y a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó, también los glorificó.
31 ¿Qué diremos entonces a estas cosas? Si Dios está a favor de nosotros, ¿quién está en contra?
32 El que no perdonó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará
también con él todas las cosas? 33 ¿Quién presentará una acusación contra los elegidos de Dios?
Dios es el que justifica; 34 ¿quién es el que condena? Cristo Jesús es el que murió, sí, más bien
el que resucitó, el que está a la derecha de Dios, el que también intercede por nosotros. 35 ¿Quién
nos separará del amor de Cristo? ¿La tribulación, o la angustia, o la persecución, o el hambre, o
la desnudez, o el peligro, o la espada? 36 Tal como está escrito: "Por tu causa nos matan todo el
día; fuimos considerados como ovejas para ser sacrificadas".
37 Pero en todas estas cosas conquistaremos abrumadoramente a través de Aquel que nos amó.
38 Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo
presente, ni lo por venir, ni las potestades39 , ni la altura, ni la profundidad, ni ninguna otra cosa
creada, podrá separarnos del amor de Dios, que es en Cristo Jesús nuestro Señor.

Introducción:
¿Qué son estos versos?
• Pablo ha completado su argumento principal.
• Ha hablado de la ira de Dios en Rom 1:18-3:20, de la justicia de Dios en Rom 3:21-5:21,
y del Espíritu de Dios en Rom 6:1-8:27.
• El Espíritu viene a nuestras vidas como resultado de la justicia de Dios.
• Parece impropio también llamar a estos versos el resultado de la justicia de Dios.
• Estos versos son una especie de bendición para el pueblo de Dios a la luz de la justicia de
Dios.
• Pero no tienen la forma de una bendición.
• También son una especie de doxología en la que Dios es glorificado por la justicia de
Dios.
• Pero tampoco tienen la forma de una doxología.
• La descripción más cercana es que son una conclusión triunfal de Rom 1-8.
• No son técnicamente una canción, pero podemos pensar que son un himno de exaltación
de la justicia de Dios.
• En esta canción hay cuatro estrofas.
• Cada uno habla de algo que la justicia de Dios asegura al pueblo de Dios.
• Esta es la conclusión triunfante de Pablo o una canción de exaltación (Romanos 8:28-
39)

I. No hay un abandono plausible (8:28)


• La literatura popular está llena de personajes que hacen una carrera de desánimo.
• Eeyore en Winnie the Pooh; Puddleglum the Marsh-wiggle en The Silver Chair (el 4º
libro de las Crónicas de Narnia).
• Tales personalidades nunca ven el bien en nada.
• Todavía escucho a Puddleglum diciendo, "Oh, eso es malo, eso es muy malo".
• Por muy graciosos que sean estos personajes en la ficción.
• No es divertido ser como ellos en la vida real.
• No, es un infierno en la tierra estar lleno de desesperación y sentir miedo y que no hay
razón para vivir.
• Prov 10:24 Lo que el malvado teme le sobrevendrá, pero el deseo del justo le será
concedido.
• Estos pensamientos nos ayudan a apreciar la bendición de Rom 8:28.
• Hay tres cosas en este verso.
• Hay...
• una precaución necesaria,
• una maravillosa declaración,
• y una causa implícita.

Precaución necesaria:
• Este verso contiene una precaución necesaria.
• Literalmente, es, "Ahora sabemos que para aquellos que aman a Dios todas las cosas
trabajan juntas para el bien."
• Pablo comienza el verso diciendo que la maravillosa declaración que está a punto de
hacer no es para todos.
• Es sólo, dice Pablo, para aquellos que aman a Dios.
• Pablo no está diciendo que ganemos o merezcamos o causemos esta bendición por
nuestro amor a Dios.
• Está a punto de hablar del hecho de que la causa de esta gran bendición es el propósito de
Dios que también llama su predestinación.
• Él dirá que todo viene de la muerte de Cristo. No es porque amamos a Dios que Dios
hace que las cosas funcionen juntas para bien.
• Pablo simplemente significa identificar la clase de gente a la que pertenece esta
bendición.
• Pero Pablo está diciendo que esta promesa está restringida a aquellos que aman a Dios.
• Si no existe en tu alma el amor a Dios, entonces no te apliques esta promesa.
• Pero si eres cristiano, incluso tienes la obligación de aceptar su comodidad.
• ¡Pero para algunos es difícil saber si uno realmente ama a Dios!
• No es algo tan difícil.
• ¿Amas a su hijo?
• Entonces amas a Dios.
• ¿Amas al pueblo de Dios y te inclinas por ellos como tus amigos más cercanos y seres
queridos?
• Entonces amas a Dios.
• ¿Amas las cosas que Dios ama?
• ¿Justicia, la iglesia prosperando, la gente siendo salvada, tus hijos conociéndolo?
• Entonces amas a Dios.
• ¿Por qué? Porque la Biblia dice que estas son las marcas del amor de Dios,
• Ninguna fuerza posible en la tierra podría hacerte amar estas cosas excepto el amor a
Dios.

Maravillosa declaración:
• Con esta declaración hay un pequeño problema de texto que debe ser aclarado.
• El ESV lee: "todas las cosas funcionan juntas para bien"
• El NASB lee: "Dios hace que todas las cosas trabajen juntas para el bien"
• ¿Qué es correcto?
• Para nuestros propósitos, realmente no importa.
• Cualquiera que sea la lectura correcta, es ciertamente Dios quien trabaja todas las cosas
para el bien.
• Ningún cristiano de la Biblia podría pensar que Pablo está diciendo que todas las cosas
funcionan juntas para el bien por sí mismas o por arte de magia.
• ¡No en un universo creado por Dios!
• Pablo también deja claro en el siguiente vv que es el propósito predestinado de Dios
detrás del v 28.
• ¡Así que aquí está la maravillosa declaración!
• Dios hace todas las cosas para el bien de su pueblo.
• Si eres cristiano, esto significa...
• ¿Sabes todas esas cosas malas que te han pasado?
• ¿Sabes todas esas cosas malas que temes que te puedan pasar?
• Todas esas cosas malas resultarán para bien.
• No estoy diciendo que sean buenos por sí mismos.
• Estoy diciendo que Dios hará que se conviertan en algo bueno.
• Dios los está tejiendo en el tapiz perfecto de su plan para ti,
• y al final verás que todo fue para bien.
• Los puritanos dirían que esto tiene varios usos.
• Usa esto para tu comodidad.
• Te estás diciendo a ti mismo, ¿Qué pasará si lo que temo sucede?
• La Palabra dice algo bueno.
• Te estás preguntando, ¿Qué pasará si ese bien que quiero no viene?
• Este texto dice algo mejor.
• Usa esto para el arrepentimiento.
• Todos esos miedos que te paralizan,
• toda esa incredulidad que te hace desesperar,
• toda esa desesperanza que te está ahogando,
• está todo mal.
• Sólo produce pecado.
• Acepta el consuelo de Dios, ve a Dios y pídele perdón por tu miedo y tu desesperanza.
• Usa esto para la humillación.
• ¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena?
• Puede que no te guste oírlo, pero esto es lo que enseña la Biblia.
• Las cosas malas no le pasan a la gente buena.
• Tú y yo no somos buenas personas.
• Las cosas malas que nos pasan son buenas porque nos ayudan a dejar de ser malos.
• Puede objetar, ¿Qué hay de Cristo?
• ¿No le pasaron cosas malas?
• Pero esa es la excepción que prueba la regla. Le sucedieron cosas malas, porque eligió
tomar el lugar de la gente mala.
• Su cruz, lo peor que ha pasado, fue realmente lo mejor que ha pasado.
• Usa esto para la instrucción.
• Nuestra confesión enseña que Dios decretó "todo lo que suceda".
• Está claro que este texto apoya esa afirmación.
• ¿Cómo podía Dios asegurar que cada cosa que le sucediera a cada uno de su pueblo
trabajaría en conjunto para el bien a menos que Él, de hecho, planeara "lo que sea que
suceda"?

Causa implícita
• No es nuestro Dios amoroso la razón por la que Dios hace que todas las cosas funcionen
juntas para bien de nosotros. Pablo identifica la verdadera causa al final del v 28.
• Es porque somos "los llamados según el propósito".
• No es nuestro amor, sino el soberano propósito de gracia de Dios que está detrás de la
maravillosa promesa del versículo 28.
• Fue la misericordia del reino la que me llamó y enseñó mi mente de operaciones,
• el mundo me había cautivado a ciegas glorias celestiales
• Mi corazón no posee ninguno antes de ti,
• por tu rica gracia tengo sed,
• esto de saber si te amo,
• debes haberme amado primero.

II. No hay ninguna interrupción posible (8:29-32)


• Cuando hablo de perturbación, no me refiero a ninguna perturbación en la obra soberana
de Dios en su plan de salvación.
• Hay dos cosas en estos versos.
• En los versículos 29-30 está la cadena de oro.
• En los versículos 31-32 está la tarjeta platino.

La Cadena de Oro (vv 29-30)


• No sé quién fue el primero en llamar a estos versos la cadena de oro, pero es
ciertamente una descripción acertada y memorable.
• Estos versos describen la cadena inquebrantable que une nuestra salvación con una
eternidad pasada y con una eternidad futura.
• Hay cinco eslabones en la cadena.

Existe la presciencia: "A quien conoció de antemano, también lo predestinó".


• Algunos saltan a la conclusión de que Pablo dice que Dios predestina a la gente a
la salvación por algo que prevé sobre ellos.
• Tal necesidad de escuchar más cuidadosamente.
• El texto no habla de algo que Dios conocía de antemano, sino de quién conocía de
antemano.
• Además, la presciencia no puede ser una mera cuestión de conocer a alguien de
antemano.
• En ese sentido, Dios conoce a todos de antemano.
• Pero en este texto sólo conoce de antemano a algunas personas. Conocer de
antemano debe significar algo más.
• Aquí se refiere claramente a un conocimiento amoroso.
• Como a menudo en la Biblia, significa aquí amar a alguien por adelantado con un
amor distintivo.
• Significa que Dios puso su amor especial en ciertas personas en la eternidad
pasada.
• ¿Por qué ama a esta gente?
• Todo lo que sabemos es que no tuvo nada que ver con ninguna virtud en nosotros,
sino sólo con su gran amor.
• El amor de Dios es el primer eslabón de la cadena.

Hay una predestinación: "A quien conoció de antemano, también lo predestinó".


• La predestinación se refiere al hecho de que Dios predeterminó el destino de las
personas que amaba.
• Fíjese que no hay ninguna interrupción.
• Los conocidos son los predestinados, los predestinados son los conocidos.

Hay una llamada: "A los que predestinó, también los llamó".
• Una vez más, el vínculo es ininterrumpido, no hay interrupción.
• Todos y sólo los predestinados que se llaman.
• Pablo no está usando la palabra "llamado" para referirse al llamado del evangelio a
todos los pecadores que lo escuchan.
• El llamado aquí (como en todas partes en los escritos de Pablo) se refiere al
llamado efectivo que produce en ellos una respuesta salvadora al evangelio.

Hay una justificación: "A los que llamó, también los justificó".
• De nuevo, la cadena no se ha roto.
• Todos los llamados justificados.
• La justificación se refiere al cambio de estatus ante Dios que la justicia de Dios
crea.
• Ya no estamos condenados.
• Más bien, somos declarados justos sobre la base de la obediencia de Cristo.

Hay una glorificación: "A los que justificó, también los glorificó".
• Este es el último eslabón de la cadena.
• El propósito de salvación de Dios permanece intacto. ¡Todos los justificados son
glorificados!
• Daniel Wallace establece la fuerza del pronombre "estos".
• "Nadie se pierde entre el decreto eterno y el estado eterno". (GGBTB, 330)
• Con todo lo que está claro aquí, hay un problema.
• ¿Cómo puede Pablo decir que todos los elegidos (o cualquiera de ellos para el
caso) son glorificados en tiempo pasado?
• No todos los elegidos están aún en el cielo.
• Pero incluso eso no está siendo glorificado.
• Eso requiere la resurrección.
• Rom 8:18 Porque considero que los sufrimientos de este tiempo presente no son
dignos de ser comparados con la gloria que se nos va a revelar.
• Rom 8:21 que la creación misma también será liberada de su esclavitud a la
corrupción en la libertad de la gloria de los hijos de Dios.
• 1 Cor 15:43 sembrado en deshonra... elevado en gloria
• Además, el problema no es sólo con el verbo, glorificado.
• Pablo también dice que los elegidos han sido llamados y justificados.
• Entonces, ¿cómo puede Pablo decir que todos los elegidos fueron llamados,
justificados y glorificados en tiempo pasado?
• Parte de la respuesta es que es discutible si debemos decir que Pablo usa el tiempo
pasado aquí.
• Técnicamente, se utiliza el tiempo aoristo.
• Mientras que el aoristo se utiliza a menudo como tiempo pasado, el aoristo tiene
usos que no son tiempo pasado.
• El aoristo proléptico se utiliza para hablar de acontecimientos futuros que son tan
buenos como hechos, por ejemplo, las cosas contenidas en el decreto de Dios
(GGBTB, 564).
• El aoristo gnómico se utiliza para presentar hechos generales intemporales
(GGBTB, 562).
• Es un hecho que todos los que Dios predestinó serán llamados, justificados y
glorificados.
• El aoristo proléptico o gnómico resuelve el problema del tiempo pasado de
glorificado.

La tarjeta platino
• En Rom 8:31-32 tenemos la propia respuesta de Pablo a la cadena de oro.
• Si los vv 29-30 son la cadena dorada, los vv 31-32 son la tarjeta platino.
• Es como si un billonario te hubiera registrado en un centro turístico de cinco estrellas
para unas vacaciones gratis.
• Este es uno de esos centros turísticos donde absolutamente todo está incluido.
• Como dicen que todos los gastos están incluidos.
• Pero incluso si algo no fuera así, en la recepción está el número de la tarjeta platino
del multimillonario.
• Esta tarjeta no tiene literalmente ningún límite.
• Podrías pedir que te lleven por la ciudad todo el día en una limusina; podrías llevar a
100 amigos a uno de los restaurantes del resort, todo estaría cubierto.
• Pero todo esto no hace justicia a su situación.
• Dios es para ti, todo está cubierto por eso. La tarjeta platino está respaldada por la
sangre del Hijo de Dios.
• Piensa en el razonamiento de Pablo en el v 32.
• Pablo dice que Dios acaba de hacer la cosa más increíblemente sacrificada y costosa
que pudo por ti.
• Por ti no perdonó a su propio hijo.
• Si Dios hiciera eso, ciertamente hará todo lo que necesites hacer para salvarte.
• Si sacrificó a su hijo por ti, ¿cómo puedes pensar que no te dará todas las cosas
libremente?
• ¿Qué son estas cosas dadas libremente a todos?
• En el contexto tiene que incluir la cadena de oro.
• Debe incluir la llamada, la justificación, la glorificación.
• Si Cristo murió por ti, Dios te garantiza que serás efectivamente llamado, libremente
justificado, finalmente glorificado.
• Este es el texto más claro para la redención particular.
• La salvación final de todos aquellos por los que Cristo murió está absolutamente
segura y garantizada.
• Esto es todo lo que queremos decir con redención particular.

III. Denuncia no permitida (8:33-34)


• Pablo desafía a cualquiera a condenar a los elegidos de Dios.
• La gente tratará de condenarte como mala gente.
• El mismo Satán es el acusador de los hermanos.
• Ningún intento de condenar a los cristianos tendrá éxito.
• Dios Padre nos ha justificado; el Hijo ha muerto por nosotros; el caso está cerrado.
• No se puede injustificar lo que el Padre ha justificado; no se puede condenar con éxito a
alguien por quien Cristo murió.
• Augustus Toplady:
• La expiación completa que has hecho
• Y hasta el último centavo pagó lo que tu pueblo debía...
• ¿Cómo puede entonces tener lugar la ira sobre mí
• Si te refugias en tu justicia
• Y rociado con tu sangre.
• Si tienes mi alta procurada...
• Y libremente en mi habitación soporté
• Toda la ira divina,
• El pago que Dios no puede exigir dos veces,
• Primero en mi mano sangrante de la Fianza...
• Y luego otra vez en la mía.
• Aquí tenemos un remedio soberano contra el temor y la complacencia del hombre.
• El cristiano que cree en lo que Pablo enseña aquí no debe temer el rostro de ningún
hombre.
• Mortal insignificante, Dios sonríe, ¿por qué debería temblar porque frunces el ceño?
• Cristiano, habita a la sombra de la cruz, camina con tu Salvador, y vive sin miedo al
hombre.
• Sólo hay una cosa que podríamos temer, pero Pablo llega a eso en la última estrofa de su
himno

IV. Sin desconexión potencial (8:35-39)


• Lo único que podemos temer es la separación de Cristo.
• Si fuera posible romper nuestra conexión con Cristo, el temor estaría sobre nosotros.
• En la vida humana es posible estar desconectado.
• Vivimos en la era de las llamadas telefónicas abandonadas y de la desintegración de las
familias.
• ¿Es posible perder nuestra conexión con Cristo?
• No, dice Paul, no lo es (vv 35-39).
• Pablo nombra 17 cosas que alguien podría temer que los separaran de Cristo.
• Uno pensaría que Pablo había cubierto todas las bases y respondido a todas las objeciones
de esta lista.
• Pero la preocupación y el miedo humanos son casi ilimitados.
• El oponente armenio de la perseverancia y la preservación de los santos aún tiene una
objeción: Nada más puede separarme de Cristo, pero puedo separarme por mi propia
voluntad.
• Ahora podemos quejarnos de tales objeciones.
• Pero déjame responder diciendo tres cosas.

Primero, tu libre albedrío ya está cubierto por algunas de las cosas que dice Paul.
• ¿No es tu libre albedrío un "regalo" o una "cosa por venir"?
• ¿No es una "cosa creada"?
• Entonces no puede separarte de Cristo.
2º, el punto de vista de Pablo es decir que nada en el cielo o en la tierra o en la muerte o la
vida te moverá en tu libre albedrío lejos de Cristo.

Tercero, la Biblia refuta explícitamente esta duda.


• Jeremías 32:38-40 no sólo dice que Dios nunca te abandonará, sino que promete que
trabajará de tal manera en tu corazón que nunca lo abandonarás.

Conclusión:
• ¡Aquí está el triunfo de la justicia de Dios! ¡No hay abatimiento plausible para el
cristiano en problemas!
• ¡No hay ninguna interrupción posible del plan de salvación de Dios!
• ¡No se permite la denuncia del cristiano ante Dios!
• ¡No hay desconexión potencial de Cristo y su salvación!
• Esta es tu voluntad,
• para que en tu amor siempre permanezcamos,
• que la tierra y el infierno no deben prevalecer
• ...para hacer a un lado tu palabra,
• no una de todas las razas elegidas
• sino que lo conseguirá el cielo,
• participar en la tierra de la gracia intencionada,
• y luego con el reinado de Jesús.

También podría gustarte