Fútbol-7

Alberto Merchán

LAS POSICIONES ESPECÍFICAS EN FÚTBOL-7

(I):

Los delanteros
En las próximas entregas vamos a hacer un estudio de las posiciones específicas en el fútbol – 7. En la mayoría de los casos, estas posiciones vienen definidas por unos parámetros similares a los empleados en el tratamiento del fútbol en campo grande. Sin embargo, y pese a que no existe ninguna posición específica distinta de las empleadas en el fútbol, sí es conveniente resaltar que en nuestra especialidad se dan algunas características diferentes. Así, pese al parecido existente entre ambas modalidades, habrá que tener en cuenta que un jugador que desempeñe un puesto en un equipo de fútbol, quizá no se posicione en el mismo lugar en un equipo de fútbol – 7, debido al diferente ritmo y a la velocidad de las ejecuciones. Por este mismo motivo, algunos puestos específicos pueden tener bastante relación con algunas de las funciones desempañadas en fútbol – sala para desenvolverse en una similar demarcación. Abordaremos en esta primera entrega la posición de delantero. LAS CARACTERÍSTICAS DEL PUESTO. Como en cualquier otra posición y en cualquier otra modalidad deportiva, el jugador debe asimilar que se ubica dentro de un sistema de juego y de un estilo que caracteriza el juego del equipo. No será lo mismo jugar como delantero en un sistema defensivo, quedando como único punta y jugando al contraataque que hacerlo dentro de un sistema ofensivo, con un compañero en la punta de ataque o con la llegada permanente por las bandas, además de poseer el dominio del partido. La posición de delantero es la más adelantada en el juego del equipo y suele tratarse de una posición decisiva en el resultado final de los partidos, como consecuencia de su capacidad para anotar tantos. Son jugadores que participan menos que otros pero de los que se requiere una gran capacidad para soportar el peso del juego ofensivo del equipo en sus últimos metros. El fútbol – 7 establece la particularidad de disponer de una línea para marcar el fuera de juego a trece metros de la portería, circunstancia que deberá ser muy tenida en cuenta puesto que es diferente de los casos del fútbol (fuera de juego en medio campo) y del fútbol – sala (sin fuera de juego). CUALIDADES QUE DEBE POSEER TODO BUEN DELANTERO. Desde el punto de vista técnico • Buen tiro con ambas piernas, pero especialmente con su pierna dominante. • Buen remate de cabeza. • Dominio de todo tipo de controles, teniendo en cuenta la velocidad requerida para su actuación. • Capacidad de desequilibrio: finta, regate, conducción. Dependiendo del estilo de juego del equipo y de las condiciones del delantero en cuestión, es posible que esta capacidad no sea del todo decisiva o lo sea en grado máximo.

avanzando directamente hacia portería. agilidad y equilibrio: para anticiparse en acciones rápidas mediante correctos apoyos y dominio de su cuerpo. confiando en su velocidad y anticipación. Los movimientos serán algo diferentes si se trata de un sistema 2-3-1 ó 3-2-1. Adaptación a la amplitud y la profundidad del juego. como de espaldas y hacia los costados. la utilización de un determinado sistema de juego también influye en la manera de jugar. . Esta forma de emplear al delantero puede disponer de dos variantes: con el delantero muy adelantado. El delantero debe ser una referencia del juego ofensivo. será conveniente un buen dominio del juego de espaldas para recibir desde cualquier posición del terreno de juego y elegir la opción más correcta posteriormente. sino abriendo el juego. ocupación y aprovechamiento de los espacios libres. de modo que el juego se resolverá mediante la llegada de otros compañeros en segunda oleada (como sucede cuando recibe frontalmente) o bien mediante una resolución individual. Coordinación. así como de la creación. Además. tanto de frente. especialmente en todo lo que respecta a los cambios de secuenciación (de ataque a defensa y de defensa a ataque). Dominio de los desmarques y los apoyos. existe la posibilidad de jugar rápido pero no de forma frontal. quedando como referencia única y lanzando rápida y sorpresivamente el contraataque.Fútbol-7 Alberto Merchán Desde el punto de vista táctico • • • • • • Capacidad de anticipación. Intuición y buena colocación tanto para el juego al contraataque como para la predisposición al remate y el juego en el área. EL JUEGO CON UN SOLO PUNTA. o retrocediendo para formar parte del bloque del equipo y ofrecer apoyos continuos dentro de un juego más elaborado. como el repliegue y la presión. Cuando un delantero juega solo en el ataque de un equipo se dan circunstancias diferentes de las que se pueda encontrar cuando tenga un compañero a su lado. Buen posicionamiento sobre el terreno de juego. En todo caso. Para lograr efectividad. Movilidad. Dominio del ritmo y la velocidad del juego. Desde el punto de vista físico • • • Velocidad: de reacción y de aceleración especialmente. Desde el punto de vista defensivo • • Capacidad para integrarse en los elementos básicos colectivos. Fuerza: para adaptarse a las cargas realizadas por los rivales y en lo que se refiere al desarrollo del tren inferior para mejorar la capacidad de salto.

si es que disponen de recorrido) y el delantero. La opción más habitual nos la vamos a encontrar dentro de un sistema de juego 3-1-2. Existen diversas alternativas. Es una posición similar a la que acostumbra a desempeñar Raúl: menos participativo que un mediapunta. Por último. • Un delantero centro y un segundo punta: La comparación se establece con el 44-2 o el 3-5-2.Fútbol-7 Alberto Merchán El juego con un solo punta ofrece otras posibilidades como por ejemplo el cambio de posiciones. pero buen conocedor de los movimientos desde fuera hacia dentro. Su participación en el juego es mucho mayor. se convierten en virtudes del delantero de fútbol – 7. El Atlético de Aguirre con Torres y Agüero es un buen ejemplo. independientemente del equipo en el que juegue. un delantero de gran talla y poca movilidad. En este caso habrá que diferenciar el grado de responsabilidad existente para cada uno de los dos jugadores y tener en cuenta la necesidad de una buena compenetración entre ellos. el dominio del último pase. EL JUEGO CON DOS DELANTEROS. En el caso contrario. en el que uno de los puntas realice las funciones más propias del ariete. la posición de mediapunta se hace imprescindible. así como de las debilidades de los rivales . Será en muchos casos el delantero quien deba retroceder y realizar algunas de estas funciones. menos creador. típ0icas del fútbol – sala. que vamos a comparar con la situación del fútbol – 11: • Un delantero centro y un mediapunta: Sería comparable a utilizar la línea ofensiva de un equipo que juegue un sistema 4-2-3-1. así como su grado de libertad de actuación y de movimientos por una franja más ancha que la de su compañero. pero al jugar con un solo delantero ningún jugador ocupa específicamente esa posición. aunque se convierta en una referencia por delante la línea del balón. El tiro desde fuera del área. El mediapunta serviría como enlace entre el centrocampista (y posiblemente también los laterales. mediante el desmarque de ruptura hacia el área de un centrocampista o de un jugador de banda. será necesario hacer ver al delantero que. la capacidad para jugar entre líneas y las llegadas al área por sorpresa serían algunas de sus cualidades más destacadas. que serán más propias del mediocentro. Al igual que sucede en el fútbol. y que veremos a continuación en relación con el juego con dos delanteros. el fútbol – 7 es una modalidad en la que sólo participan seis jugadores de campo y que la movilidad de los jugadores no llega al grado de las rotaciones. Este jugador podría acompañar en las tareas de creación al centrocampista e incluso permutar su posición con éste o quedar en una posición más retrasada que los laterales. desenvolviéndose dentro del área y actuando conforme a las premisas antes mencionadas. cuando se incorporarán. Por este motivo. así como los desmarques hacia la zona contraria de balón o el dominio de la toma de una posición dentro del área. quedará posicionado en el área permanentemente esperando la llegada de envíos aéreos o las incursiones de sus compañeros de banda. siempre que no exista la figura del mediapunta y sí más bien la de un segundo delantero llegador pero menos participativo en el juego de construcción y creación. los desmarques diagonales por detrás de la línea defensiva.

En fútbol podemos encontrar equipos como el Zaragoza actual de Víctor Fernández en el que hasta cuatro jugadores desempeñan distintas funciones como delanteros: Milito o Sergio García como arietes. . ni por donde lo harán Ronaldinho o Messi. Un buen ejemplo es el Barcelona en el que nunca se sabe por dónde va a aparecer Eto´o. Un equipo que alterne todas las posibilidades vistas anteriormente no logrará una mejora técnica de sus delanteros y les generará un caos mental que les impedirá seguir progresando en su comprensión del juego (el fútbol – 7 es un medio ideal para que lo logren). POR ÚLTIMO. la intuición. • Dos delanteros: Sería el caso en el que ninguno de los dos delanteros posee características específicas de ariete.Fútbol-7 Alberto Merchán cuando han de defender a un ariete y a otro delantero con llegada permanente. La inteligencia. Ewerthon como segundo delantero. por lo que es necesario el conocimiento entre ellos para ocupar cada uno su propia zona de influencia. la percepción y el conocimiento del juego son claves para dominar esta posición. pero además les puede servir para comprender mejor el juego desde otras posiciones o nos puede dar una idea diferente a nosotros como entrenadores acerca de las capacidades del chico. sin embargo deben estar muy atentos a los movimientos del compañero para ocupar los espacios libres que éste va dejando. Sólo el entrenador ha de pretender alcanzar esos conocimientos y analizar a su plantilla para elegir la opción más adecuada. En próximas entregas se analizarán otros puestos específicos y algunos ejercicios para la mejora en el juego desde estas posiciones. Los dos parten a la misma altura y tienen funciones y movimientos similares. Aimar como mediapunta y D´Alessandro como sorprendente mediapunta escorado al lado izquierdo y muy participativo en todas las tareas aunque quizás más alejado del juego en el área. Juegan ambos con bastante libertad e intercambiando posiciones para crear confusión. Nunca debemos olvidar que si trabajamos con niños debemos potenciar las características técnicas de los jugadores y no volver locos a los muchachos con todas estas variantes tácticas reseñadas. Sería de agradecer que todos los niños pudieran disfrutar de algunos minutos en estas posiciones porque ellos se divierten ahí (casi todos dicen ser delanteros y sueñan con marcar el tanto de la victoria en el partido decisivo).

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful