Está en la página 1de 28

SOPORTE VITAL BASICO (BLS) - SOPORTE VITAL CARDIOVASCULAR

AVANZADO (ACLS)

ANGIE XIEMA TORRES 18281056


CARMEN ELIANA OCORO 18281060
YESIKA SOFIA CASTAÑO 18281029
LEYNNY PATRICIA GOMEZ 17281030
MARIA ALEJANDRA SANGUINO
18281012

TRABAJO ESCRITO

PRESENTADO A:
ANDRES FRANCISCO DEL RIO CHAUSTRE
DOCENTE

UNIVERSIDAD DE SANTANDER CAMPUS CÚCUTA


FACULTAD DE SALUD
PROGRAMA DE ENFERMERÍA
CÚCUTA
2020-B
2

SOPORTE VITAL BASICO (BLS) - SOPORTE VITAL CARDIOVASCULAR


AVANZADO (ACLS)

ANGIE XIEMA TORRES 18281056


CARMEN ELIANA OCORO 18281060
YESIKA SOFIA CASTAÑO 18281029
LEYNNY PATRICIA GOMEZ 17281030
MARIA ALEJANDRA SANGUINO
18281012

TRABAJO ESCRITO

PRESENTADO A:
ANDRES FRANCISCO DEL RIO CHAUSTRE
DOCENTE

ENFERMERIA MEDICO QUIRURGICA ll

UNIVERSIDAD DE SANTANDER CAMPUS CÚCUTA


FACULTAD DE SALUD
PROGRAMA DE ENFERMERÍA
CÚCUTA
2020-B
TABLA DE CONTENIDO
INTRODUCCION..................................................................................................................5
OBJETIVOS...........................................................................................................................6
OBJETIVO GENERAL......................................................................................................6
OBJETIVOS ESPECIFICOS..............................................................................................6
MARCO TEORICO................................................................................................................7
REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR.........................................................................7
TIPOS DE PARO................................................................................................................7
FIBRILACIÓN VENTRICULAR..................................................................................7
TAQUICARDIA VENTRICULAR SIN PULSO (TVSP).............................................7
ACTIVIDAD ELÉCTRICA SIN PULSO (AESP).........................................................7
ASISTOLIA VENTRICULAR.......................................................................................7
MANIOBRAS DE REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR BÁSICA..........................8
CADENA DE SUPERVIVENCIA.....................................................................................8
SOPORTE VITAL BASICO ( BLS)..................................................................................9
PASOS DEL BLS...............................................................................................................9
APERTURA DE LA VÍA AÉREA PARA REALIZAR LAS VENTILACIONES.........12
DESFIBRILACIÓN..........................................................................................................14
INDICACIONES Y EL USO ADECUADO DEL DEA CON LA RCP......................14
SOPORTE VITAL AVANZADO (ACLS)......................................................................15
MANEJO BÁSICO DE LAS VIA AÉREA......................................................................15
SUMINISTRO DE OXIGENO.........................................................................................16
PUNTAS NASALES....................................................................................................16
MASCARILLA FACIAL DE OXÍGENO SIMPLE....................................................16
MASCARILLA TIPO VENTURI................................................................................17
MASCARILLA FACIAL DE OXIGENO CON RESERVORIO................................17
VENTILACIÓN CON BOLSA MASCARILLA.........................................................18
MANEJO AVANZADO DE LA VIA AÉREA................................................................19
DISPOSITIVOS AVANZADOS PARA LA VIA AÉREA: MASCARILLA
LARÍNGEA...................................................................................................................19
DISPOSITIVOS AVANZADOS PARA LA VIA AÉREA: TUBO LARÍNGEO.......21
DISPOSITIVOS AVANZADOS PARA LA VIA AÉREA: TUBO ESOFÁGICO
TRAQUEAL..................................................................................................................23
DISPOSITIVOS AVANZADOS PARA LA VIA AÉREA: INTUBACIÓN
ENDOTRAQUEAL........................................................................................................24
CONCLUSIONES................................................................................................................27
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS..................................................................................28
INTRODUCCION

El paro cardiorespiratoria (PCR) es una de las causas de muerte más frecuente en


Europa, y afecta alrededor de 700.000 personas/año. Las causas que pueden llevar a
una situación de paro son diversas, por lo que la prevención incluye varios aspectos de
la vida cotidiana: evitar sedentarismo, realizar ejercicio, alimentación rica en verduras,
frutas, legumbres, cereales y pobre en grasas animales, ingesta de sal moderada y
evitar hábitos tóxicos, ayuda a prevenir cardiopatías.
Epidemiología del paro cardiaco: el 60% se producen en presencia de testigos, y el 40
no presenciados. El 75% de paros se producen en el hogar. La fibrilación ventricular
(FV) es la responsable inicial de hasta el 85% de los paros cardiacos extrahospitalarios.
Muchas víctimas del PCR podrán sobrevivir si los testigos presenciales son capaces de
actuar inmediatamente. La RCP en los primeros minutos es esencial para disminuir la
mortalidad y la morbilidad en el paro cardiaco, pues a partir de los 5 min la
supervivencia disminuye rápidamente, y a los 9 min puede haber lesiones cerebrales
en casi el 100% de los pacientes. (4) Contamos con dos soportes para el manejo de estos
incidentes, el soporte vital básico (SVB) que lo constituyen una serie de actuaciones
iniciales dirigidas a personas con enfermedades o lesiones que amenazan, o pueden
amenazar potencialmente su vida, y que se aplican de forma precoz hasta que la persona
puede recibir una atención médica completa más especializada y el Soporte Vital Avanzado
en la Parada Cardiaca (PCR) que incluye el manejo de la vía aérea y ventilación, algoritmos
de ritmos desfibrilables (FV) y no desfibrilables (Asistolia y Actividad Eléctrica sin Pulso)
y el tratamiento de las bradiarritmias y taquiarritmias, a continuación encontramos los
detalles de estas, los pasos a seguir para llevarlas a cabo y cada una de los tipos de paro.
OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL

Mejorar la calidad de la atención que reciben las víctimas de paro cardiaco u otras
emergencias cardiopulmonares a través del reforzamiento de las habilidades para el
tratamiento de pacientes en paro cardiaco y permitir un enfoque correcto de las acciones
terapéuticas posteriores al Paro Cardio-respiratorio

OBJETIVOS ESPECIFICOS

1. Conocer los fundamentos básicos y avanzados de la RCP.


2. Conocer la cadena de supervivencia.
3. Identificar y tratar los tipos de paro cardiaco
MARCO TEORICO

REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR
La RCP básica se compone de una serie de maniobras que se realizan de manera secuencial
y cuyos fines son identificar una situación de PCR, activar el sistema de emergencias y
sustituir la función respiratoria y cardiocirculatoria del paciente hasta la recuperación o
hasta el inicio de la RCP avanzada.

TIPOS DE PARO
Fibrilación ventricular: es el ritmo
más frecuente asociado a muerte súbita
en el adulto. Se caracteriza por ser muy
irregular con ondas irreconocibles y
deformadas. Puede ser definido como el
http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272016000300015
temblor del músculo cardíaco.
Taquicardia ventricular sin pulso
(TVSP): ritmo regular con complejos
ventriculares muy ensanchados y una
frecuencia superior a 200 latidos por
minuto. Precede habitualmente a la FV
y el tratamiento de ambas es el mismo.
El paciente no tiene pulso. https://es.slideshare.net/lramosgomez/arritmias-cardiacas-en-rcp

Actividad eléctrica sin pulso


(AESP): síndrome clínico eléctrico
caracterizado por la presencia de ritmo
aparentemente normal, sin pulso, por
la ausencia de gasto cardíaco efectivo,
por lo que no es posible determinar la
tensión arterial (TA). Para tener éxito
en el tratamiento, debe buscarse la causa https://co.pinterest.com/pin/786863366118735467/

que le dio origen (véase el protocolo) y


tratarla.
Asistolia ventricular: forma de
presentación más frecuente del paro
cardíaco en los niños. Se caracteriza
por la ausencia de ondas cardíacas en
el trazo eléctrico o la presencia
solamente de ondas auriculares. (1)
https://sp.depositphotos.com/stock-photos/asistolia.html
MANIOBRAS DE REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR BÁSICA

1. Comprobar la seguridad del reanimador y del niño: antes de iniciar cualquier tipo de
medidas de RCP debemos asegurarnos que ni la victima ni el reanimador se encuentran en
una situación peligrosa.
2. Comprobar la inconsciencia: se debe comprobar la respuesta del niño ante estímulos
táctiles y verbales adecuados para la edad. En caso de sospechar una posible lesión de la
columna cervical se protegerá el cuello al realizar la estimulación del paciente, evitando su
movilización.
3. Pedir ayuda y colocar a la víctima: en caso de existir otras personas en el lugar se
solicitará ayuda y la activación, por su parte, del sistema de emergencias médicas
correspondiente. En caso de no haber otras personas, si existe un solo reanimador se
realizarán las maniobras de RCP básica durante un minuto antes de separarse del niño para
activar el sistema de
emergencias médicas. En
caso de existir dos o más
reanimadores, uno de ellos
activará el sistema de
emergencias mientras que el
otro, o los otros, continuarán
con las maniobras de RCP.
Se movilizará al paciente
siempre que su posición
inicial impida la realización
de las maniobras de RCP.
4. Abrir la vía aérea: para la https://www.google.com/search?q=MANIOBRAS+B%C3%81SICAS+RCP&tbm=isch&ved=2ahUKEwi7mZSvx8HrAhXVsDEKHdIUCU

apertura de la vía aérea se realizará la maniobra frente-mentón, salvo en aquellos pacientes


en los que exista riesgo de una posible lesión cervical, a quienes se realizarán la maniobra
de subluxación o la de tracción mandibular. (2)
CADENA DE SUPERVIVENCIA

La Cadena de Supervivencia es el conjunto de acciones -sucesivas y coordinadas- que


permite salvar la vida (y mejorar la calidad de la sobrevida) de la persona que es víctima de
una emergencia cardiorrespiratoria.
Para que esta cadena sea eficaz, se requiere de eslabones sólidos (acciones adecuadas)
unidos con firmeza (acciones inmediatas y bien coordinadas). Como se detalla más
adelante, la Cadena de Supervivencia del adulto (“llame primero”) es diferente a la del niño
(“llame rápido”), pero en ambos casos la Reanimación Cardiopulmonar es un eslabón
fundamental.
La necesidad de optar por el enfoque ¨llame primero¨ o ¨llame rápido¨ es aplicable
únicamente si usted está solo. Por supuesto, si hay 2 o más personas presentes, una debe
llamar al Servicio de Emergencias Médicas y la otra persona debe iniciar la RCP. (3)

https://www.google.com/search?q=MANIOBRAS+B%C3%81SICAS+RCP&tbm=isch&ved=2ahUKEwi7mZSvx8HrAhXVsDEKHdIUCU

SOPORTE VITAL BASICO ( BLS)


El soporte vital básico es el conjunto de medidas
que se han de llevar a cabo para conseguir la
apertura de la vía aérea del individuo y aportarle
un soporte respiratorio, un soporte circulatorio en
esta de que presente paro cardiorrespiratorio.
PASOS DEL BLS
Se compone de cuatro partes principales
• Compresiones torácicas
• Vía aérea
• Ventilación
• Desfibrilación
Comenzar con compresiones torácicas, en lugar de dos ventilaciones mantener frecuencia
de 30 compresiones por 2 ventilaciones.
PASO 1: Comprobar si la persona responde
 Golpear y mover suavemente a la vez que se habla en voz alta “ESTA BIEN”
 Confirmar / evaluar respiraciones por 5-10 segundos (observando o examinado para
detectar el movimiento)

Paso 2: activar el sistema de emergencias / buscar un DEA


 Activar el sistema de emergencias
 Solicitar un DEA

Paso 3: comprobación del pulso


 Comprobar el pulso carotídeo por 5- 10 segundos
 Si no se palapa a los 10 segundos, iniciar RCP (30:2) iniciando con
compresiones torácicas
 Si se recupera el pulso, iniciar manejo asistido de ventilación (ventilación de
rescate)
Paso 4: iniciación de los siclos de 30 compresiones torácicas y 2 ventilaciones (RCP)
 Sitúese a un lado de la víctima.
 Asegúrese de que la víctima se encuentra tumbada boca arriba sobre una superficie
firme y plana. Si la victima esta boca abajo, gírela boca arriba con cuidado. Si
sospecha que la víctima podría tener una lesión cervical o craneal, trate de
mantener la cabeza, el cuello y el torso alineados al girar a la víctima boca arriba.
 Ponga el talón de una mano sobre el centro del tórax de la víctima, en la mitad
inferior del esternón
 Coloque el talón de la otra mano encima de la primera
 Ponga los brazos firmes y coloque los hombros directamente sobre las manos.
 Comprima fuerte y rápido:
 Hunda el tórax al menos 5 cm (2 pulgadas) con cada compresión (para
ello, hay que presionar con fuerza). En cada compresión torácica,
asegúrese de ejercer presión en línea recta sobre el esternón de la víctima
(Figura 6B).
 Aplique las compresiones de manera suave con una frecuencia mínima
de 100 compresiones por minuto.
 Al término de cada compresión, asegúrese de permitir que el tórax se expanda
completamente. La expansión del tórax permite que la sangre vuelva a fluir hacia el
corazón y es necesaria para que las compresiones torácicas generen circulación
sanguínea. Una expansión incompleta del tórax puede producir daños ya que reduce el
flujo sanguíneo que se crea con las compresiones torácicas. Los tiempos de compresión
y expansión torácicas deberían ser aproximadamente iguales
 Minimice las interrupciones.

Apertura de la vía aérea para realizar las ventilaciones:

 Extensión de la cabeza y elevación del mentón: La extensión de la cabeza y elevación


del mentón alivia la obstrucción de la vía aérea en una víctima que no responde.
Con la cabeza alineada, ponemos una mano sobre la frente y la otra en la parte ósea de
la mandíbula, luego extendemos la cabeza y simultáneamente desplazamos la
mandíbula hacia arriba con ligero movimiento hacia atrás. Esto levanta la lengua hacia
delante separándola de la vía aérea y mantiene la boca ligeramente abierta, por otro
lado, la extensión de la cabeza hace que se pongan en línea el eje del cuerpo con el de la
laringe y la boca y también produce apertura de la misma.
 Ventilación de boca a dispositivo de barrera de adultos: En Ia ventilación de boca a
mascarilla, puede utilizar una mascarilla con o sin válvula unidireccional. La válvula
unidireccional permite que La respiración del reanimador entre en la boca y Ia nariz
de Ia víctima y desvía el aire que exhala la víctima del reanimador. Algunas
mascarillas incorporan una entrada de oxígeno que le permite administrar una dosis
complementaria de oxígeno.

 Uso del dispositivo de bolsa-mascarilla durante la RCP: (También conocida como


BVM o bolsa Ambu) Es un dispositivo manual utilizado para proporcionar ventilación
a presión positiva a un paciente que no está respirando o que no respira adecuadamente.
 tracción mandibular: Tracción mandibular sin inclinación da la cabeza. La mandíbula
se eleva sin inclinar la cabeza. Esta es la maniobra de apertura de la vía aérea preferente
cuando la víctima presenta una posible lesión de columna.

DESFIBRILACIÓN
 si no se detecta pulso, se requiere comprobar si el ritmo de paro es desfibrilable lo antes
posible
 utilizar un DEA y administrar descarga si lo indica
 cada carga y periodo de carga debe acompañarse de RCP

Indicaciones y el uso adecuado del DEA con la RCP:


 Enciende el DEA
 Coloca parches del tamaño correcto para la edad de la
víctima y en el lugar correcto
 Ordena a los reanimadores apartarse de la víctima para que
el DEA realice el análisis (pulsa el botón de ANALISIS si
el dispositivo lo requiere)
 Ordena apartarse de la víctima y administra la descarga
 Reanuda las compresiones torácicas inmediatamente
después de administrar la descarga
 NO apaga el DEA durante la RCP
 Proporciona un entorno seguro para los
reanimadores durante la administración de la
descarga del DEA:
 Comunica de forma clara a todos los
reanimadores de no toquen a la victima
 Administra la descarga a Ia victima después de
que todos los reanimadores se hayan apartado
de ella

 Se intercambian las funciones durante la fase de análisis del DEA


SOPORTE VITAL AVANZADO (ACLS)
MANEJO BÁSICO DE LAS VIA AÉREA
La administración de oxígeno a menudo es necesaria para los pacientes con cardiopatías
agudas, problemas pulmonares o accidente cerebrovascular. Se describen 4 dispositivos
para la administración de oxigeno complementario:

 Puntas nasales.
 Mascarilla facial de oxígeno simple.
 Mascarilla tipo Venturi.
 Mascarilla fácil con reservorio de O2.
Siempre que esté al cuidado de un paciente que reciba oxigeno complementario, compruebe
rápidamente el correcto funcionamiento del sistema de administración de oxigeno utilizado.
DISPOSITIVO VELOCIDADES DE O2 ADMINISTRADO
FLUJO (%)*
Puntas nasales 1 Entre 21 y 24.
2 Entre 25 y 28.
3 Entre 29 y 32.
4 Entre 33 y 36.
5 Entre 37 y 40.
6 Entre 41 y 44.

Entre 6 y 10. Entre 35 y 60.


Mascarilla facial de
oxígeno simple.
Mascarilla tipo Venturi. Entre 4 y 8. Entre 24 y 40.
Entre 10 y 12. Entre 40 y 50.
Mascarilla facial de 6 60
oxígeno con reservorio 7 70
(mascarilla de no 8 80
reinhalación) 9 90
Entre 10 y 15. Entre 95 y 100

Los porcentajes son aproximados.


SUMINISTRO DE OXIGENO
hace referencia a un cilindro de oxigeno o una toma de oxigeno de pared que se conecta a un
dispositivo de administración para suministrar oxígeno al paciente.
Es importante asegurarse de comprobar los siguientes equipos:
 Dispositivo de administración de oxígeno.
 Llaves de válvula para abrir el cilindro.
 Indicador de presión.
 Medidor de flujo.
 Tubo que conecta el suministro de oxígeno al dispositivo de administración de oxigeno
del paciente.

PUNTAS NASALES

Las puntas nasales, son un sistema de


administración de oxígeno de flujo. Aportan
hasta un 44% de oxígeno.
En este sistema de flujo bajo, el aire
inspirado se mezcla con el aire ambiente. La
concentración ultima de oxigeno inspirado
se determina por la velocidad del flujo del
oxígeno que circula por la cánula y por la
profundidad y la rapidez de la respiración
del paciente (volumen minuto).

INDICACIONES
1. Pacientes con un esfuerzo respiratorio espontáneo, mecanismo de protección de la
vía aérea y volumen corriente adecuados.
2. Pacientes con saturación de oxihemoglobina arterial < 94%.
3. Pacientes con problemas respiratorios o de oxigenación mínimos.
4. Pacientes que no toleran una mascarilla facial.

MASCARILLA FACIAL DE OXÍGENO SIMPLE


Administra oxígeno de bajo flujo a la nariz y a la boca del paciente. Puede suministrar hasta
un 60% de oxígeno con velocidades de flujo de 6 a 10 l/min, pero la concentración última
de oxígeno depende en gran medida del ajuste de la mascarilla.
Se necesita una velocidad de flujo de oxígeno mínimo de 6 l/min para evitar que el paciente
vuelva a respirar el CO2 exhalado y para mantener una mayor concentración de oxígeno
inspirado.
MASCARILLA TIPO VENTURI
favorece una administración más fiable y controlada de concentraciones de oxígeno entre el
24% y el 50%, es importante observar de cerca al paciente para identificar una posible
depresión respiratoria. Utilice un pulsioxímetro para titular rápidamente el nivel preferido
de administración de oxígeno.
 Una mascarilla de tipo Venturi es capaz de controlar de manera precisa la concentración
de oxígeno inspirado.
 La administración de elevadas concentraciones de oxígeno a pacientes con EPOC
terminal puede causar una depresión respiratoria porque el aumento del PaO2
suprime el efecto estimulante de la hipoxemia sobre los centros respiratorios.
 No niegue nunca el oxígeno a pacientes que presentan dificultad respiratoria e
hipoxemia severa solo porque sospeche la existencia de un estímulo ventilatorio
hipóxico. Si la administración de oxígeno produce una depresión respiratoria,
aplique ventilación asistida.

MASCARILLA FACIAL DE OXIGENO CON RESERVORIO


Una mascarilla facial de oxígeno con reservorio (mascarilla de no reinhalación) aporta
hasta un 95%-100% de oxígeno con velocidades de flujo de 10 a 15 l/min. En este sistema,
un flujo constante de oxígeno entra en un reservorio adjunto.
El uso de una mascarilla facial con un
reservorio está indicado para pacientes
 Gravemente enfermos, que
responden, con respiración
espontánea, con un volumen corriente
adecuado y que requieren
concentraciones elevadas de oxígeno.
 En los que se puede evitar la intubación
endotraqueal si las intervenciones
agudas producen un efecto clínico rápido
(por ejemplo, en pacientes con edema
pulmonar agudo, EPOC o asma severa).
 Que presentan indicaciones relativas para el manejo avanzado de la vía aérea pero que
mantienen intactos los reflejos de protección de la vía aérea, como el reflejo nauseoso y
la tos.
 Que presentan indicaciones relativas para el manejo avanzado de la vía aérea pero que
tienen impedimentos físicos para someterse a una intubación inmediata, como una
lesión de la columna cervical.
Precauciones:

 Los pacientes anteriores podrían tener un nivel reducido de consciencia y


podrían estar en riesgo de sufrir náuseas y vómitos.
 El uso de una mascarilla de ajuste hermético siempre exige un seguimiento
estrecho.
 Los dispositivos de aspiración deberían estar disponibles de inmediato.
 Cuando resulte viable, se debe utilizar el oxígeno complementario mínimo
necesario para mantener una saturación de oxihemoglobina arterial ≥94%.
VENTILACIÓN CON BOLSA MASCARILLA
El dispositivo bolsa mascarilla suele consistir en una bolsa autoinflable y una válvula de no
reinhalación; se puede usar con una mascarilla facial o un dispositivo avanzado para la vía
aérea.
Las mascarillas están fabricadas con un material transparente para permitir la detección de
regurgitación. Estos dispositivos se emplean para administrar elevadas concentraciones de
oxígeno mediante presión positiva a un paciente que no respira.
La ventilación con bolsa mascarilla es una técnica complicada que requiere una práctica
considerable para poder dominarla. La ventilación con bolsa mascarilla no es el método de
ventilación recomendado para un solo reanimador durante un procedimiento de
reanimación cardiopulmonar (RCP).
Consejos para realizar la ventilación con bolsa mascarilla
 Introduzca una cánula orofaríngea lo antes posible si el paciente no presenta tos o
reflejo nauseoso para ayudar a mantener la cánula.
 Utilice una bolsa para paciente adulto (de 1
a 2 l) para administrar un volumen corriente
de aproximadamente 600 ml para pacientes
adultos. Esta cantidad suele ser suficiente
para producir una elevación torácica visible
y mantener la oxigenación y los niveles
normales de dióxido de carbono en
pacientes apneicos.
 Para crear un sello hermético de la
mascarilla, incline la cabeza del paciente y
manténgala en esa posición; después, con
los dedos cruzados, forme una "C" y
presione los bordes de la mascarilla sobre el
rostro.
 Para crear un sello efectivo de la mascarilla,
la mano que sujeta la mascarilla debe
efectuar varias tareas al mismo tiempo:
mantener la posición de inclinación de la cabeza, presionar la mascarilla sobre el rostro
y levantar la mandíbula.
 Es preferible que sean dos los profesionales de la salud capacitados y experimentados
que lleven a cabo la ventilación con bolsa mascarilla.
Ventilación con un dispositivo avanzado para la vía aérea y compresiones torácicas.
 Cuando al paciente se le ha colocado un dispositivo avanzado para la vía aérea
durante la RCP, los 2 profesionales de la salud ya no realizan ciclos de 30
compresiones y 2 respiraciones (compresiones interrumpidas por pausas de
ventilación).
 Aplique las compresiones torácicas con una frecuencia de al menos 100 por minuto.
 Realice 1 ventilación cada 6 a 8 segundos (de 8 a 10 respiraciones por minuto
aproximadamente).
 Túrnese con el otro reanimador cada 2 minutos para evitar que la persona que
efectúa las compresiones se fatigue y que disminuya la calidad y la frecuencia de las
compresiones torácicas.
 Reduzca al mínimo las interrupciones de las compresiones.
 Evite la ventilación excesiva (demasiadas respiraciones o un volumen excesivo).
MANEJO AVANZADO DE LA VIA AÉREA

DISPOSITIVOS AVANZADOS PARA LA VIA AÉREA: MASCARILLA


LARÍNGEA.
La mascarilla laríngea consta de un tubo con una proyección similar a la de una mascarilla
con balón en el extremo del mismo. La mascarilla laríngea es un dispositivo avanzado para
la vía aérea que se considera una alternativa aceptable al tubo ET. En comparación con el
tubo ET, la mascarilla laríngea ofreció una ventilación equivalente durante la RCP en el
72% al 97% de los pacientes.
La ventilación mediante mascarilla laríngea no se puede aplicar a una reducida proporción
de pacientes. Por este motivo, es importante que los profesionales dispongan de una
estrategia alternativa para el manejo de la vía aérea.
Ventajas de la mascarilla laríngea:
 La aspiración es poco común cuando se usa la mascarilla laríngea.
 Dado que la inserción de la mascarilla laríngea no requiere laringoscopia ni la
visualización de las cuerdas vocales, la capacitación para su colocación y su uso son
más sencillos que para la intubación endotraqueal.
 La inserción de la mascarilla laríngea es más sencilla que la inserción del tubo ET
cuando el acceso al paciente es limitado, cuando existe una posible lesión de cuello
inestable o cuando es imposible colocar correctamente al paciente para realizar una
intubación endotraqueal.
Inserción de la masacrilla laríngea
Los pasos para la inserción de la mascarilla laríngea son los siguientes:
1. Preparación del paciente:
realice la oxigenación y la ventilación; coloque al paciente.
2. Preparación del equipo:
compruebe el estado de la mascarilla y del tubo según las instrucciones del fabricante.
Lubrique solamente la superficie posterior del balón para evitar que se bloquee la apertura
de la vía aérea.

3. Técnica de inserción:
 Introduzca la mascarilla laríngea en la faringe y desplácela hacia dentro tanteando
hasta que note resistencia. La resistencia indica que el extremo distal del tubo ha
llegado a la hipofaringe.
 Infle el balón de la mascarilla. Al inflar el balón, se desplaza la mascarilla contra la
abertura traqueal, permitiendo de este modo que el aire fluya a través del tubo y hacia
el interior de la tráquea.
 La ventilación a través del tubo se dirige en última instancia hacia la abertura
dispuesta en el centro de la mascarilla y hacia la tráquea.
 Para evitar un traumatismo, no fuerce en ningún momento la introducción de la
mascarilla laríngea.
 Evite inflar demasiado el balón. Una presión excesiva en el interior del balón puede
dar lugar a una colocación incorrecta del dispositivo. También puede causar una lesión
faringolaríngea (por ejemplo: dolor de garganta, disfagia o lesión nerviosa).
4. Introduzca un protector de mordida (si la mascarilla laríngea no incorpora un protector
de mordida), realice la ventilación y siga monitorizando el estado del paciente y
controlando la posición de la mascarilla laríngea. Un protector de mordida reduce la
posibilidad de obstrucción de la vía aérea y de deterioro del tubo. Mantenga la posición
del protector de mordida hasta que retire la mascarilla laríngea.
Precauciones
 En general, el tamaño 5 es adecuado para varones adultos, mientras que el tamaño 4 es
adecuado para mujeres adultas.
 Es posible que note una tumefacción lisa a la altura del cartílago cricoides en el cuello.
Esto es normal y constituye la confirmación de que el dispositivo está correctamente
colocado
 Si escucha una fuga de aire durante la ventilación con una bolsa en las 3 o 4 siguientes
respiraciones, examine de nuevo la posición de la mascarilla laríngea para identificar
una posible colocación incorrecta.
Desventajas
La ventilación mediante mascarilla laríngea no se puede aplicar a una reducida proporción
de pacientes. Por este motivo, es importante que los profesionales dispongan de una
estrategia alternativa para el manejo de la vía aérea.
DISPOSITIVOS AVANZADOS PARA LA VIA AÉREA: TUBO LARÍNGEO

El tubo laríngeo es un dispositivo para vía aérea supraglótico que se considera una
alternativa aceptable al tubo ET.
Las ventajas del tubo laríngeo son la facilidad del entrenamiento y la facilidad de inserción
gracias a su tamaño compacto. Además, aísla la vía aérea, reduce el riesgo de aspiración y
ofrece una ventilación fiable.
Los profesionales de la salud capacitados pueden considerar el tubo laríngeo como una
alternativa a la ventilación con bolsa mascarilla o la intubación endotraqueal para el manejo
de la vía aérea en el paro cardíaco.

Inserción del tubo Laríngeo


1. Preparación del paciente:
realice la oxigenación y la ventilación; coloque al paciente.
2. Preparación del equipo:
compruebe el estado del tubo laríngeo según las instrucciones del fabricante.
3. Técnica de inserción:
 Examine la boca y la laringe del paciente antes de introducir el tubo laríngeo.
 Abra la boca del paciente unos 2 a 3 cm por medio de la técnica de los "dedos
cruzados".
 Introduzca el tubo laríngeo en
la línea media de la boca a lo
largo del paladar hasta que note
una leve resistencia.
 En algunos casos, una ligera
extensión de la cabeza puede
facilitar la apertura de la boca y
la colocación del tubo.
 Compruebe que los oficios de
ventilación del tubo laríngeo se
encuentran enfrente de la
entrada laríngea.
 La profundidad de inserción se puede verificar observando las marcas de los dientes
en el extremo superior del tubo.
 El tubo laríngeo está disponible en varios tamaños.
DISPOSITIVOS AVANZADOS PARA LA VIA AÉREA: Tubo esofágico traqueal.

es un dispositivo avanzado para la vía aérea que constituye una alternativa aceptable al tubo
ET. El tubo esofágico traqueal es un dispositivo para la vía aérea invasivo con 2 balones
inflables. El tubo presenta más probabilidades de poder introducirse en el esófago que en la
tráquea, permitiendo la ventilación a través de las aberturas laterales del dispositivo
adyacentes a las cuerdas vocales y a la tráquea. Si el tubo entra en la tráquea, la ventilación
se mantiene gracias a una abertura situada en el extremo del tubo.
Contraindicaciones
 Pacientes que responden con tos o reflejo nauseoso.
 Edad: 16 años o menos.
 Estatura: 120 cm (4 pies) o menos.
 Enfermedad esofágica confirmada o sospechada.
 Ingestión de una sustancia cáustica.

Inserción del tubo esofágico traqueal


Los pasos para la inserción a ciegas del tubo esofágico traqueal son los siguientes:
1. Preparación del paciente
realice la oxigenación y la ventilación; coloque al paciente. Descarte las contraindicaciones
para la inserción del tubo esofágico traqueal.
2. Preparación del equipo
compruebe el estado de los dos balones según las instrucciones del fabricante y lubrique el
tubo.
3. Técnica de inserción
 Sostenga el dispositivo con los balones desinflados para que la curvatura del tubo
coincida con la curvatura de la faringe.
 Levante la mandíbula e introduzca el tubo suavemente hasta que las líneas negras del
tubo se sitúen entre los dientes superiores del paciente. No fuerce la inserción y no
intente la operación durante más de 30 segundos.
 Infle el balón proximal/faríngeo (azul) con 100 ml de aire. (Infle con 85 ml si se trata
del tubo esofágico traqueal más pequeño). Después, infle el balón distal (blanco o
transparente) con 15 ml de aire. (Infle con 12 ml si se trata del tubo esofágico traqueal
más pequeño).

4. Confirme la ubicación del tubo y seleccione la luz para la ventilación. Para seleccionar
la luz apropiada para la ventilación, debe determinar dónde se encuentra la punta del
tubo. La punta del tubo puede situarse en el esófago o en la tráquea.
Precauciones/Información adicional
No aplique presión cricoidea durante la inserción, puesto que podría impedir la inserción del
tubo esofágico traqueal.
Desventajas
 La inserción de un tubo esofágico traqueal puede causar traumatismos esofágicos,
incluyendo laceraciones, hematomas y enfisema subcutáneo.
 El tubo esofágico traqueal solo está disponible en 2 tamaños y no se puede usar en
ningún paciente con una estatura inferior a 120 cm (4 pies).
DISPOSITIVOS AVANZADOS PARA LA VIA AÉREA: intubación endotraqueal.

Un tubo ET es un tubo de un solo uso, con balón, que facilita el suministro de una alta
concentración de oxígeno y un volumen corriente seleccionado para mantener una
ventilación adecuada; su colocación requiere la visualización de las cuerdas vocales del
paciente.
Las ventajas de la inserción del tubo ET son las siguientes:
 Mantiene la vía aérea permeable.
 Puede proteger la vía aérea de la aspiración del contenido del estómago u otras
sustancias en la boca, la garganta o la vía aérea superior.
 Permite una aspiración eficaz de la tráquea.
Técnicas de intubación endotraqueal:
1. Preparación del paciente:
Realice la oxigenación y la ventilación; coloque al paciente. Evalúe la probabilidad de que
la colocación del tubo ET resulte difícil en función de la anatomía del paciente.
2. Preparación del equipo:
Reúna y compruebe todos los equipos necesarios (tubo ET y laringoscopio).
3. Técnica de inserción:
 Escoja el tamaño apropiado del tubo ET. En general, se utiliza un tubo con un diámetro
interno de 8 mm para varones adultos y un tubo con un diámetro interno de 7 mm para
mujeres adultas.
 Escoja el tipo (recta o curva) y el tamaño apropiados de la hoja del laringoscopio.
 Compruebe el estado del balón del tubo ET.
 Lubrique y fije el estilete en el interior del tubo ET.
 Coloque la cabeza en una posición neutra.
 Abra la boca del paciente por medio de la técnica de los "dedos cruzados".
 Introduzca la hoja del laringoscopio y visualice la abertura glótica.
 Despeje la vía aérea si es necesario.
 Introduzca el tubo ET y observe cómo pasa a través de las cuerdas vocales.
 Infle el balón del tubo ET para obtener un sello adecuado.
 Retire la hoja del laringoscopio de la boca.
 Sujete el tubo con una mano y retire el estilete con la otra.
 Introduzca el protector de mordida.
 Conecte la bolsa al tubo.
 Comprima la bolsa para realizar las ventilaciones (1 segundo por ventilación) mientras
observa cómo se eleva el tórax.
 Compruebe si está correctamente colocada mediante una evaluación clínica y una
confirmación mediante dispositivos.
 Fije el tubo ET en su lugar.
 Realice la ventilación y continúe monitorizando el estado del paciente y controlando la
posición del tubo ET mediante capnografía continua.
Indicaciones para la intubación endotraqueal
 Paro cardíaco cuando la ventilación con bolsa mascarilla no es posible o resulta ineficaz.
 Paciente que responde con deterioro respiratorio que es incapaz de oxigenar
adecuadamente a pesar de recibir medidas de ventilación no invasivas.
 El paciente no puede proteger la vía aérea (por ejemplo: coma, arreflexia o paro cardíaco).
 Paciente que responde y que precisa intubación necesita que se le administre la
medicación adecuada para inhibir estos reflejos.
Precauciones
 La incidencia de complicaciones es inaceptablemente alta cuando la intubación la
realizan profesionales inexpertos o el control de la colocación del tubo es inadecuado.
 Los profesionales de la salud pueden minimizar las interrupciones de las compresiones
torácicas para la intubación endotraqueal con una preparación avanzada.
CONCLUSIONES

1. Se logró conocer los fundamentos básicos y avanzados de la RCP, que se practican


con el fin de contrarestar la muerte por paro cardiorespiratorio.

2. Se logró identificas cada uno de los pasos de la cadena de supervivencia y como


acudir a cada uno de estos.

3. Se logró identificar cada uno de los tipos de paro y el manejo adecuado para cada uno
de estos.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1. García Herrero M.Á., González Cortés R., López González J., Aracil Santos F.J.. La
reanimación cardiopulmonar y la atención inicial a las urgencias y emergencias
pediátricas. Rev Pediatr Aten Primaria [Internet]. 2011 Nov [citado 2020 Ago
30] ; 13( Suppl 20 ): 197-210. Disponible en:
http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-
76322011000400022&lng=es

2. López-Messa J.B., Herrero-Ansola P., Pérez-Vela J.L., Martín-Hernández H..


Novedades en soporte vital básico y desfibrilación externa semiautomática.
Med. Intensiva [Internet]. 2011 Jul [citado 2020 Ago 30] ; 35( 5 ): 299-306.
Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0210-
56912011000500007&lng=es

3. American Heart Association [Internet]. Libro del proveedor de


SVCA/ACLS Material complementario. 2020 [citado 30 agosto 2020].
Disponible en:
http://ahainstructornetwork.americanheart.org/idc/groups/ahaecc-
public/@wcm/@ecc/documents/downloadable/ucm_440920.pdf

4. Soporte Vital Basico [Internet]. Universidad de Alicante. 2018 [citado 30


agosto 2020]. Disponible en:
https://ssyf.ua.es/es/formacion/documentos/cursos-
programados/2013/desfibriladores/rcp-basica.pdf

También podría gustarte