Está en la página 1de 9

1 Introducción

El comportamiento de los materiales es un tema complejo y de vital importancia en el campo de la


ingeniería, dado que nos muestra como parámetro junto a otras variables el camino a seguir para predecir
el desempeño físico de las estructuras. Es necesario saber que los conceptos esfuerzo y deformación están
claramente ligados con las características mecánicas de cada material. Si se lograran determinar ciertos
valores empíricos, se tendría una representación del comportamiento mecánico de materiales, siendo esto
último de gran importancia para posteriormente realizar un diseño óptimo y seguro para los mismos.
El objetivo principal de este trabajo es conocer los procedimientos utilizados en el Laboratorio de Ensayos
Mecánicos del Departamento de Ing. Mecánica y en el de Mecánica de Rocas del Departamento de
Ingeniería de Minas para testear muestras de distintos materiales y estimar sus propiedades. Luego en orden
respectivo: interpretar datos sobre las propiedades mecánicas de un material obtenidos experimentalmente,
estimar las propiedades de un grupo de materiales según lo anterior y comparar las propiedades según
publicaciones y resultados científicos.
Para llevar a cabo lo anterior es necesario introducir los estándares de laboratorio, estos son acuerdos
documentados que contienen especificaciones o criterios para llevar a cabo procesos, en este caso una
actividad de laboratorio, estos permiten aprovechar la información, simplificar y optimizar los procesos
(IDEAM Colombia, 2014). Dentro de estos, se utilizarán los estándares ASTM (Sociedad Americana para
Pruebas y Materiales) e ISRM (Sociedad Internacional de Mecánica de Roca), la ASTM, es un grupo de
miembros que prueba y fija las normas para el estudio de materiales y procedimientos, las cuales se usan
en investigaciones y proyectos de desarrollo. Abarcan áreas que van desde los ensayos en materiales como
metales y plásticos hasta ensayos específicos en rubros como el del petróleo, construcción, energía y
productos electrónicos. Mientras que la ISRM, es una asociación científica que prueba y fija normas para
el estudio de la mecánica de rocas, incluyendo todos los estudios relativos al comportamiento de las rocas.
La decisión de uso de cada estándar radica en el material que se quiere estudiar, tomando en cuenta la
especialización en mecánica de rocas de la ISRM y la variedad de materiales de ASTM.
Para el correcto cumplimiento de los objetivos presentados, se seguirá un trabajo de laboratorio metódico,
de recopilar datos a través de la experimentación, analizar estos y concluir o clasificar para finalmente
comparar. Se revisarán las normas ASTM e ISRM para llevar a cabo la experimentación de la forma
correcta, por consiguiente, el testeo de forma acertada de distintos materiales para finalmente estimar sus
propiedades. Una vez conocidas las propiedades, se comparan los resultados obtenidos para distintos
materiales. Esta gestión de datos y conclusiones son esenciales para comprender conceptos de esfuerzo y
falla, y en la práctica, para prevenir accidentes, limitar esfuerzos sobre materiales (rocas en particular), y
optimizar procedimientos.
Dentro de este contexto se esperaría como principal diferencia al analizar rocas y metales, que las rocas no
son homogéneas ni isótropas, además son materiales discontinuos e inelásticos, mientras que los metales
tienen propiedades distintas a la de una roca, porque en general son materiales homogéneos e isótropos.

1
2 Revisión Bibliográfica

Para abordar el estudio y experimentación es necesario aplicar ecuaciones y técnicas para evaluar la
distribución interna de esfuerzos que produce un sistema de fuerzas externas aplicadas, junto a eso
conceptos de deformaciones y fallas. Para analizar los resultados de la experimentación es necesario
exponer resultados del comportamiento de distintos materiales, por consiguiente, se expresan las
propiedades de los metales, cerámicos, polímeros y rocas respectivamente. (Vivian Welches, 2020)
Las propiedades de los metales son las características inherentes, que permiten diferenciarlos. Hay que tener
en cuenta el material en diferentes procesos mecanizados que pueda tener, es por eso por lo que se pueden
distinguir una serie de propiedades mecánicas según tipo de metal para diferenciarlos entre sí. Dentro de
los metales se encuentran las siguientes propiedades; Dureza, tenacidad, fragilidad, acritud, resistencia,
resiliencia, elasticidad y plasticidad. (Federación de enseñanza de CC.OO. de Andalucía, 2011)
Los materiales cerámicos son duros y frágiles a temperatura ambiente debido a su enlace iónico/covalente,
esta fragilidad se intensifica por la presencia de imperfecciones. Son deformables a elevadas temperaturas
debido al deslizamiento de bordes de grano, además hay ausencia de plasticidad durante el esfuerzo, por
consiguiente, la fractura por fatiga es rara en las cerámicas. (Hashemi, Javad, Smith, William, 2006)
Los polímeros exhiben distintos comportamientos dependiendo de la clase. Los plásticos rígidos pueden
soportar una gran tensión, pero no demasiada elongación antes de su ruptura. Los plásticos flexibles no
soportan tan bien la deformación como los rígidos, pero son mucho más duros. Las fibras al igual que los
plásticos rígidos, son más resistentes que duras, pero esta resistencia es mayor que los plásticos, incluso
algunas fibras poseen mejor resistencia tensil que el acero. Los elastómeros finalmente poseen una elevada
elongación reversible. (Departamento de Ciencia de Polímeros, 2002)
Las rocas son relativamente resistentes a la compresión, aunque las rocas sedimentarias son las más débiles
debido a su mayor porosidad y variable grado de cementación, en general, la resistencia a compresión crece
a medida que aumenta el tamaño del grano de las rocas. Suelen caracterizarse como materiales frágiles bajo
condiciones de temperatura ambiental, presentando un fenómeno llamado “microfractura”, este se produce
en el interior de minerales que forman rocas, a favor del sistema de exfoliación, o entre microporos (fatiga).
Los materiales muy compactos tendrán un comportamiento cas- elástico o semi-elástico, mientras que los
muy porosos tienden a un comportamiento semi-elástico o plástico.
Se estima que el valor de resistencia a flexión en rocas es cercano al doble de su resistencia a la tensión.
(Oyanguren, Pedro, Monge Leandro, 2004)
En el laboratorio se trabajará con acero 1045, metal el cual tiene una buena tenacidad y excelente
forjabilidad, se lo puede someter a temple y revenido, mejorando aún más sus propiedades mecánicas
(Aceros Ray, 2016). También se estudiará una roca frágil, material pétreo que se caracteriza porque cuando
se aplica un esfuerzo, el material se fractura, dicho de otra forma, es una deformación irreversible que se da
en materiales rígidos cuando el esfuerzo supera la capacidad de deformación. Las fallas se producen por el
comportamiento frágil de esta roca. Este acero y esta roca frágil se diferencian de los otros materiales por
su alta y baja tenacidad respectivamente. (Biologia-geologia.com, 2016)

Dependiendo de la naturaleza del material son los ensayos por realizar para analizar sus propiedades
respectivas.
Los principales ensayos de laboratorio para metales son:
Ensayo estático de tensión: ensayos en los cuales una probeta preparada es sometida a una carga monoaxial
separando sus extremos hasta que ocurre la falla, produciendo un alargamiento.
Ensayo estático de compresión: Una probeta es sometida a una carga monoaxial en los extremos
produciendo una acción aplastante hasta que ocurre la falla.
Ensayo de corte: Se procede a sujetar un prisma de material, de tal modo que los esfuerzo flexionantes se
minimicen a través del plano a lo largo del cual la carga cortante se aplique.
Ensayo de torsión: Consiste en aplicar un par torsor a una probeta por medio de un dispositivo de carga y
medir el ángulo de torsión resultante en el extremo de la probeta.
Ensayo de flexión: El ensayo de flexión consiste en someter a una probeta, apoyada sobre rodillos en sus
extremos, a una carga progresivamente creciente en su parte central, que tiende a curvarla en sentido
longitudinal.
Ensayo de dureza: Se puede realizar con un escleroscopio, rayando el material o con un identador.
Ensayo de impacto (ensayo de Charpy): Una probeta entallada es ensayada a flexión en 3 puntos.
Ensayo de fatiga: Se aplican a una probeta una carga media y una carga alternativa y se registra el número
de ciclos requeridos para producir un fallo.
Ensayo de ductibilidad: Se embute un punzón, midiendo la altura que se deforma la lámina hasta la ruptura.
(Felipe Fuentes Espinoza, 1982)

Los principales ensayos de laboratorio para rocas son:


Ensayo de resistencia y deformabilidad unixial: El ensayo uniaxial se lleva a cabo aplicando una carga
creciente a velocidad de tensión constante. Se miden los valores de deformación axial y radial. A
continuación, se ejecutan también ciclos de carga y descarga para obtener una evaluación correcta de las
propiedades de compresibilidad.
Ensayo de resistencia y deformabilidad triaxial: se ejecuta en muestras de rocas contenidas en una
membrana de goma que se colocan dentro de una célula triaxial y se someten a una presión isotrópica que
se mantiene constante para todo el ensayo. A continuación, se aplica una carga axial.
Ensayos de clasificación: Se evalúa el deterioro de las rocas sometidas a inmersión en agua durante un
periodo de tiempo determinado.
Ensayo de tracción indirecta: Se mide la tracción uniaxial de las muestras de roca mediante la compresión
diametral de un disco.
Ensayo de inclinación: Se colocan dos partes de la muestra, una sobre otra en superficie de la junta, luego
se inclina el plano hasta observar el desplazamiento relativo de la parte superior de la muestra.
(ControlsGroup, 2015)
Problemas en el laboratorio podrían resultar por errores en el uso de los estándares de ensayo o por el
incumplimiento de primicias propias de cada método de laboratorio, por ejemplo, el método Brinell (dureza
por identación) indica que no se puede realizar sobre piezas esféricas o cilíndricas. También pueden resultar
problemas con mediciones manuales erróneas o calibraciones incorrectas (o no se realiza). (Antonio
Balvantín, 2016)
3 Metodología

Se utilizó la Máquina de ensayo universal Instron perteneciente al laboratorio de ensayos mecánicos del
departamento de Ingeniería Mecánica junto a un pie de metro.
Los materiales ensayados corresponden a probetas de sección circular correspondientes a Acero 1020,
Acero 1045 y Acero 1045 con tratamiento térmico.
Según la norma ASTM E8 métodos de ensayo estándar para la prueba de tracción de materiales metálicos,
se siguieron los siguientes pasos para obtener los resultados:
Se midió el largo de referencia de la probeta, esto se hizo marcando los extremos antes del ensayo y
midiendo la distancia entre estas marcas.
Se calibró la máquina de tracción fijando el registro de fuerza nula antes de iniciar el ensayo, ya que los
dispositivos de agarre pueden ejercer una precarga. Se aseguró de que las precargas no excedan el 20% del
esfuerzo de fluencia nominal.
Luego se controló la velocidad del ensayo con el método de aumento de esfuerzo aplicado constante, aplicar
este método consistió en fijar una tasa de cambio del esfuerzo sobre la probeta, la máquina de tracción
realizó el ensayo aumentando gradual y constantemente el esfuerzo en la zona elástica para mantenerlo
constante en la zona plástica.
Finalmente se midió la distancia entre estas marcas después de la fractura para obtener la elongación de la
probeta.
Se obtuvieron los datos de deformación, fuerza estándar, recorrido estándar y longitud de sujeción y se
tabularon. Una vez obtenidos estos datos, se pudo observar el comportamiento del material sometido a
tracción a partir de un diagrama de esfuerzo – deformación, la deformación se calculó como el porcentaje
de cambio de longitud de la probeta en relación con su largo inicial.
Para analizar los resultados se determinaron los siguientes parámetros con sus respectivos procedimientos:
Esfuerzo de fluencia: Del diagrama esfuerzo-deformación se trazó una recta paralela al primer tramo de la
zona elástica hasta intersecar la curva en un punto “n”, luego la componente de esfuerzo de este punto
corresponde al esfuerzo de fluencia.
Esfuerzos de fluencia superior e inferior (UYS, LYS): El UYS corresponde al primer máximo de la fluencia
discontinua mientras que el LYS es el mínimo esfuerzo registrado en esta zona.
La elongación en el punto de fluencia (YPE): Se obtuvo como la diferencia entre las elongaciones
registradas para el UYS y el punto de inicio del endurecimiento.
La elongación uniforme: Se midió como la deformación asociada a la máxima fuerza registrada.
Resistencia a la tracción: Se obtuvo del cociente entre la máxima fuerza registrada y el área de la sección
transversal inicial de la probeta.
Elongación a la fractura: Último registro de elongación antes de la fractura de la probeta.
Errores en la obtención de resultados pueden aparecer por desaciertos en la calibración de la máquina antes
mencionada superando las precargas el 20% de fluencia nominal. También otro factor que puede contribuir
a errores es la equívoca medición manual de las distancias entre marcas, afectando directamente el cálculo
de la elongación.
4 Resultados

Se designa probeta 1, probeta 2, probeta 3 y probeta 4 para acero 1020 (𝐿𝑜 = 41), acero 1020 (𝐿𝑜 = 38),
acero 4340 templado en agua y acero 4340 templado en agua y revenido respectivamente.
Áreas secciones transversales:
9𝑚𝑚 2
1) Á𝑟𝑒𝑎𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎1 = 𝜋 ( 2
) = 63,617𝑚𝑚2
9𝑚𝑚 2
2) Á𝑟𝑒𝑎𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎2 = 𝜋 ( 2 ) = 63,617𝑚𝑚2
6𝑚𝑚 2
3) Á𝑟𝑒𝑎𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎3 = 𝜋 ( 2 ) = 28,274𝑚𝑚2
6𝑚𝑚 2
4) Á𝑟𝑒𝑎𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎3 = 𝜋 ( 2 ) = 28,274𝑚𝑚2
𝐹
Los esfuerzos calculados vienen dados por la expresión 𝜎 = 𝐴

Módulos de resiliencia:
3,12∗217,77 𝐽
1) 𝑀ó𝑑𝑢𝑙𝑜 𝑟𝑒𝑠𝑖𝑙𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎1 = 2
= 339,72 (𝑚𝑚3 )
3,05∗216,14 𝐽
2) 𝑀ó𝑑𝑢𝑙𝑜 𝑟𝑒𝑠𝑖𝑙𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎2 = 2
= 329,98 (𝑚𝑚3 )
4,57∗1017,10 𝐽
3) 𝑀ó𝑑𝑢𝑙𝑜 𝑟𝑒𝑠𝑖𝑙𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎3 = 2
= 2324,07 (𝑚𝑚3 )
5,59∗1069,93 𝐽
4) 𝑀ó𝑑𝑢𝑙𝑜 𝑟𝑒𝑠𝑖𝑙𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎4 = = 2990,50 ( 3 )
2 𝑚𝑚

Ductilidad:
(53,9−41)∗100
1) 𝐷𝑢𝑐𝑡𝑖𝑙𝑖𝑑𝑎𝑑𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎1 = 41
= 31,46%
(50,7−38)∗100
2) 𝐷𝑢𝑐𝑡𝑖𝑙𝑖𝑑𝑎𝑑𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎2 = 38
= 33,42%
(35−26)∗100
3) 𝐷𝑢𝑐𝑡𝑖𝑙𝑖𝑑𝑎𝑑𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎3 = 26
= 34,61%
(33,1−24)∗100
4) 𝐷𝑢𝑐𝑡𝑖𝑙𝑖𝑑𝑎𝑑𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎4 = 24
= 37,92%

Tenacidad (Se estimó la curva como una aproximación polinómica):


12,3
1) 𝑇𝑒𝑛𝑎𝑐𝑖𝑑𝑎𝑑𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎1 = 339,72 + ∫3,12 −0,0385𝑥5 + 1,4469𝑥4 − 20,853𝑥3 + 139,8𝑥2 −
𝐽
403,45𝑥 + 610,78 = 3032,02 (𝑚𝑚3 )
11,89
2) 𝑇𝑒𝑛𝑎𝑐𝑖𝑑𝑎𝑑𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎2 = 329,98 + ∫3,05 −0,0411𝑥5 + 1,4722𝑥4 − 20,206𝑥3 + 128,3𝑥2 −
𝐽
343,3𝑥 + 508,05 = 2844,88 ( )
𝑚𝑚3
8,48
3) 𝑇𝑒𝑛𝑎𝑐𝑖𝑑𝑎𝑑𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎3 = 2324,07 + ∫4,57 −1,6154𝑥5 + 56,604𝑥4 − 782,91𝑥3 +
𝐽
5289,4𝑥2 − 17355𝑥 + 23124 = 6286,78 (𝑚𝑚3 )
8,40
4) 𝑇𝑒𝑛𝑎𝑐𝑖𝑑𝑎𝑑𝑝𝑟𝑜𝑏𝑒𝑡𝑎4 = 2990,50 + ∫4,59 −3,1133𝑥5 + 105,17𝑥4 − 1404,7𝑥3 + 9213𝑥2 −
𝐽
29551𝑥 + 38116 = 7211 (𝑚𝑚3 )
350

300

250
Esfuerzo (N/mm^2)

200

150

100

50

0
0 2 4 6 8 10 12 14
Deformación (unitario)

Figura 1: Gráfico deformación versus esfuerzo ajustado en la zona elástica correspondiente a la probeta 1.

350

300

250
Esfuerzo (N/mm^2)

200

150

100

50

0
0 2 4 6 8 10 12 14
Deformación (unitario

Figura 2: Gráfico deformación versus esfuerzo ajustado en la zona elástica correspondiente a la probeta 2.
1200

1000
Esfuerzo (N/mm^2)

800

600

400

200

0
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9
Deformación (unitario

Figura 3: Gráfico deformación versus esfuerzo ajustado en la zona elástica correspondiente a la probeta 3.

1400

1200

1000
Esfuerzo (N/mm^2)

800

600

400

200

0
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9
Deformación (unitario

Figura 4: Gráfico deformación versus esfuerzo ajustado en la zona elástica correspondiente a la probeta 4.
Probeta 1 Probeta 2 Probeta 3 Probeta 4

Resistencia a la 217,91 216,28 1017,54 1070,40


𝑁
fluencia (𝑚𝑚2 )

Módulo de Young 69,80 70,87 222,56 233,1


𝐾𝑔
(𝑠2 𝑚𝑚 )
Módulo de 339,72 329,98 2324,07 2990,50
𝐽
resiliencia ( )
𝑚𝑚3

Esfuerzo último 320,41 313,72 1098,35 1148,10


𝑁
(𝑚𝑚2 )

Ductilidad (%) 31,46 33,42 34,61 37,92

𝐽 3032,02 2844,88 6286,78 7211


Tenacidad (𝑚𝑚3 )

Tabla 1: Resumen valores numéricos propiedades de las probetas ensayadas.


Referencias

Vivian Welches. (2020). MANUAL DE LABORATORIO CURSO: RESISTENCIA DE MATERIALES.


Recuperado de https://urural.edu.gt/wp-content/uploads/2020/01/9.-Resistencia-de-Materiales-2020.pdf
Federación de enseñanza de CC.OO. de Andalucía. (2011). PROPIEDADES DE LOS METALES.
Recuperado de https://www.feandalucia.ccoo.es/docu/p5sd8631.pdf
Hashemi, Javad, Smith, William. (2006). Fundamentos de la ciencia e ingeniería de materiales. México:
Mcgraw Hill
Departamento de Ciencia de Polímeros. (2002). Mechanical Properties of Polymers. Recuperado de
https://www.pslc.ws/spanish/mech.htm
Pedro Ramírez Oyanguren, Leandro Alejano Monge. (2004). Mecánica de Rocas: Fundamentos e Ingeniería
de Taludes. Recuperado de http://oa.upm.es/14183/1/MECANICA_DE_ROCAS_1.pdf
Biologia-geologia.com. (2016). Tipos de deformación de las rocas. Recuperado de
https://biologiageologia.com/BG4/74_deformacion_de_las_rocas.html
Aceros Ray. (2014). SAE 1045. Recuperado de http://acerosray.cl/acero-carbono/sae-1045/
IDEAM Colombia (2014). DEFINICIÓN Y ENTES NORMALIZADORES. Recuperado de
http://www.ideam.gov.co/web/ecosistemas/normas-estandares.
FELIPE FUENTES ESPINOZA. (1982). ENSAYOS MECANICOS EN METALES. Recuperado de
http://eprints.uanl.mx/5993/1/1020070566.PDF
ControlsGroup. (2015). Rock Testing. Recuperado de https://www.controls-
group.com/spa/technicalpapers/catalogos/
Antonio Balvantín. (2016). Ensayos y Propiedades Mecánicas de los Materiales. Recuperado de
http://www.dicis.ugto.mx/profesores/balvantin/documentos/Ciencia%20de%20Materiales%20para%20In
genieria%20Mecanica/Unidad%20I%20-
%201.%20Ensayos%20y%20Propiedades%20de%20Materiales.pdf

También podría gustarte