Está en la página 1de 7

 Hacer del Ariari un campo propicio para la Pastoral, la Evangelización y la

Misión (Trabajo de los primeros prefectos Apostólicos) Monseñor Jesús María


Coronado, Héctor Jaramillo Duque, Luís Carlos Riveros.
 Misioneros Salesianos del extranjero y de Colombia continúan la obra
evangelizadora adelantada por comunidades, sacerdotes, religiosas y misioneros
laicos en la región, entregando lo mejor de sus primicias sacerdotales o de su
experiencia misionera. Al lado de estos grandes, el Ariari recibió el ardor
misionero y la experiencia apostólica de las nuevas promociones Salesianas.
 Monseñor Héctor Jaramillo, respondiendo a la invitación del Concilio Vaticano
II y asesorado por el SECRETARIADO PERMANENTE DEL EPISCOPADO
COLOMBIANO, elaboró un Plan de Pastoral para tres años, 1979 a 1981. En
ello participaron sacerdotes, religiosas y laicos. Diagnóstico y opciones
pastorales fueron elaboradas por la comunidad. Fue un esfuerzo por concretar la
Eclesiología del Concilio Vaticano II en su figura de Pueblo de Dios, urgiendo
el nacimiento de valores tan importantes como son la comunidad y la
participación.
 El pasó de prefectura apostólica a Vicariato Apostólico el 27 de febrero de 1988,
se reconocía el proceso de madurez de esta porción del Pueblo de Dios.
 Monseñor Héctor Julio López Hurtado Primer Vicario Apostólico discerniendo
la voluntad de Dios, ayuda al pueblo de Dios a hacer la opción por un Plan de
Pastoral que esté en sintonía con el dinamismo Renovador del Concilio Vaticano
II. Impulsando la formación de Agentes de Pastoral en la Espiritualidad
comunitaria.
 En el campo de lo social se dio mucho el trabajo de una pastoral social de
asistencialismo, desarrollando proyectos con ayuda de organizaciones no
gubernamentales del extranjero para responder a las necesidades que ha
presentado la región del ariari.
 Llegada de comunidades religiosas masculinas: Salesianos, Claretianos y
femeninas: Sagrados corazones de Jesús y Maria, hijas de Auxiliadora y
Dominicas de la Presentación, Misioneras hijas del Calvario.
 Promover la formación de un clero diocesano para responde a las necesidades
pastorales de la Diócesis
 El Vicariato apostólico abanderó y lideró la creación de centro educativos sobre
todo en la parte rural
3.2 Desarrollo de la Iglesia Particular: 1963- 2006

En 1963 el nuncio Apostólico Monseñor José Paupini, pide a los Salesianos que se
encarguen de fundar la Prefectura Apostólica del Ariari. El 5 de Abril de 1964 los
Salesianos de la Inspectoría de Bogotá se hacen cargo de ella, Monseñor Jesús María
Coronado es nombrado Primer Prefecto, con sede en Granada, quien las grandes obras
de estructura y la educación.

Los dos primeros centros de misión fueron Granada y Fuentedeoro, desde entonces se
desplazan los misioneros a toda la región. En 1965 se fundan las Parroquias del Castillo,
San Juan de Arama y Puerto Lleras. Durante 1972, se hace un estudio para planear de
una manera organizada la acción pastoral de la Prefectura. Se pone en marcha en 1973.
Se zonifica la Prefectura pastoralmente así:

Granada y Fuentedeoro.
Bajo Ariari: Puerto Lleras, Puerto Rico.
La vega del Ariari: Canaguaro y Lejanías.
Alto Ariari: Castillo, Medellín del Ariari y Dorado.
La pastoral se organiza en tres aspectos: Profética, Litúrgica y Social.

El 10 de febrero de 1973, Monseñor Jesús María Coronado, es elegido Obispo de


Girardot y nombrado como sucesor suyo el 14 de septiembre del mismo año, monseñor
Héctor Jaramillo Duque, quien se posesiona el 17 de noviembre.

En 1975 se hace una nueva organización de la Prefectura en el orden pastoral. Punto de


mayor importancia en el trabajo de la Prefectura, ha sido el de la educación, por acuerdo
según el Concordato el Prefecto era coordinador de Educación.

Hasta el 31 de diciembre de 1975, en virtud del antigua convenio de misiones, el


prefecto era Inspector Nacional de Educación. Hoy se llama Coordinación Educativa,
Monseñor Impulso la existencia de los internados.

En 1982 es nombrado Monseñor Jaramillo Duque Obispo de Sincelejo y viene como


Prefecto Monseñor Luís Carlos Riveros, quien entre otras cosas impulsa la pastoral
social. Muere el 27 de septiembre de 1986.
El Padre Mario Jiménez fue nombrado administrador apostólico en 1986 y actualiza el
sistema contable de la prefectura.
.
El 3 de Octubre de 1987 es nombrado Monseñor Héctor Julio López como primer
vicario apostólico del Ariari, quien se preocupo por un plan pastoral de conjunto.

El 24 de Octubre de 1999, elevado el Vicariato apostólico del Ariari a Diócesis, siendo


nombrado como primer obispo diocesano Monseñor Héctor Julio López Hurtado,
continuando con la animación del proceso diocesano de Renovación y Evangelización.
En Junio del 2001 fue nombrado obispo de la Diócesis de Girardot, siendo nombrado el
Padre Gonzalo Carreño Florez como administrador Apostólico en Agosto del 2001 a
noviembre 2 de 2002, quien fue un dinamizador del Proceso diocesano de Renovación y
Evangelización.
El 7 de Agosto de 2002 es nombrado como segundo obispo diocesano de la diócesis de
Granada en Colombia Monseñor José Figueroa Gómez quien continuo animando con
gran entusiasmo el Proceso Diocesano de Renovación y Evangelización y
Evangelización.

3.2.1. Prefectuctura Apostólica del Ariari.

Monseñor Jesús María Coronado:

La Prefectura Apostólica del Ariari nace en la época del Concilio Vaticano II. Momento
privilegiado de aireamiento eclesial, de renovación y de perspectiva nuevas para el
mundo.

La Prefectura fue atendiendo en todo lo posible a las necesidades de la gente. En la


primera década se construyeron escuelas y centros sanitarios. Los misioneros Salesianos
se fueron vinculando vitalmente al Ariari, entregando toda su actividad y energía a la
evangelización.

Se empezó con una atención general a la zona central de la Prefectura. La Pastoral


profética se dirigió más a la pre-evangelización caritativa que a la catequesis
propiamente dicha. Se prepararon maestros y catequistas. Se hicieron campañas de
catequesis bautismal y matrimonial. Se adoctrinó aprovechando las Asambleas
familiares realizadas periódicamente.

El pueblo se habitúa a la participación litúrgica en la Santa Misa, en la celebración de


los sacramentos y otros actos de culto. Se vence una verdadera barrera de prejuicios con
respecto a la asistencia al culto.

El trabajo educativo de los Salesianos e Hijas de María Auxiliadora hace progresar la


labor misionera. La adaptación al pueblo, la dedicación con que se trabaja favoreciendo
el acercamiento al pueblo y del pueblo.

La promoción para el desarrollo cultural se realiza a través de la acción comunal,


cursillo de promoción campesina juvenil. Escuelas departamentales y nacionales,
campañas de nutrición… así se va logrando la promoción y culturización del pueblo.

La improvisación técnico- eclesial y falta de planificación total se debió en los cinco


primeros años al desconocimiento de la región y sus gentes, a la carencia de medio y a
su antropología religiosa y condiciones sociológicas. La pastoral de los primeros
momentos espontáneamente como exigencia de la situación local.

Poco a poco se configura la planificación técnica que se completa y perfecciona


gradualmente y durante esta primera época trabajan en el Ariari cerca de cuarenta
Salesianos.
Monseñor Héctor Jaramillo Duque:

El 17 de noviembre de 1973 toma posesión Monseñor Héctor Jaramillo Duque, como


nuevo Prefecto Apostólico. La tenacidad del primer Prefecto dejó consolidada las bases
de las diferentes parroquias iniciales. El entusiasmo de Monseñor Jaramillo vio florecer
otra cantidad de obras y de iniciativas especialmente en el campo educativo que
cuajaron en la educación contratada.

La Prefectura hace grandes esfuerzos para atender a la educación y enseñanza de la


juventud. 1965 el número de escuelas pasó de 7 a 22 y para 1974 era 145. Entrega
medio centenar a la secretaría de Educación del Meta. Se llegaron a organizar unas 300
escuelas. La Normal María Auxiliadora en 1967, la escuela Agropecuaria de la Holanda
en 1969 y el Hogar Juvenil Campesino en 1970, responden a tres necesidades urgentes
de enseñanza agropecuarias y promoción social.

A partir de 1975, se comienza la educación del adulto a través de sus propias


comunidades; se elaboran cursos sobre técnicas educativas, se preparan profesores y se
trabaja con los grupos.

Alrededor de la alfabetización se organizan otras campañas como mejoramiento de


vivienda, recreación, salud, organización comunitaria y la urgencia de la educación
integral del pueblo.

La realización de los proyectos educativos de Monseñor Jaramillo y de los Misioneros o


se dirigen exclusivamente al joven sino también a los educadores, a las familias y a
todo el contexto social de la Prefectura. Tiende a ser un proyecto educador en la fe. El
hombre del Ariari ha de llegar a ser un hombre cristiano integralmente desarrollado.

La educación cristiana de la juventud fue pasión apostólica de Monseñor Jaramillo; fue


al sacerdote amigo de cuantos lo trataban, el Pastor que quería la unidad de la grey
alrededor del maestro. Todo lo que bebió en las fuentes de la salesianidad lo supo
transmitir encareciendo la fiel y genuina devoción a María Auxiliadora. Era incansable
en proponer a Don Bosco como modelo de Educador y al fruto más preciado de la
pedagogía Salesiana, Santo Domingo Sabio, como modelo de valores genuinos y
auténticos de vida cristiana.

Como líneas prioritarias en la Pastoral del Ariari, trazadas por Monseñor Jaramillo y
los misioneros en 1974 se encuentran las siguientes:

1. Aceptación del hombre del Ariari, conforme al espíritu Salesiano. Misión


evangelizadora y vivencia sacramental.
2. Ayudar al hombre del Ariari a descubrir su lugar histórico en el plan salvífico de
Dios.
3. Servicio preferencial a las personas y comunidades humanas más necesitadas.
4. Promoción Juvenil.
5. Promoción catequística del profesorado y de colaboradores laicos parroquiales.

Como líneas operativas.

1. Promoción juvenil acentuada por todos los medios.


2. Promoción catequística del profesorado y colaboradores laicos parroquiales.
3. Promover una estructura económica pastoralmente eficaz.
4. Promoción de la comunidad eclesial de base, movimiento familiar cristiano, etc.
a través de niveles: de oración, de experiencia bíblica, de compromiso social.

Monseñor Jaramillo, con la participación de sacerdotes, religiosas y laicos, elaboró un


Plan de Pastoral de la Prefectura Apostólica del Ariari, trabajo que llevó más de un año
con la asesoría del Secretario Nacional de Pastoral Social. Fue el esfuerzo por concretar
la eclesiología del Concilio Vaticano II en su figura de pueblo de Dios, urgiendo el
nacimiento de valores tan importantes como son la comunidad y la participación.

La cuarta parte comprende la Planeación general a tres años 1979 – 1981 y la


programación para 1979. Dice Monseñor Jaramillo que el plan “quiere ser respuesta a
las angustias de las gentes, al llamado del Señor, a la voz de la Iglesia, a las expectativas
del Sumo Pontífice y de los Superiores Salesianos”.

Monseñor Luís Carlos Riveros:

Se posesiona como tercer Prefecto Apostólico el 24 de mayo de 1982, ya que Monseñor


Jaramillo había sido nombrado Obispo de Sincelejo en septiembre de 1981.

Monseñor Riveros no llevó adelante grandes proyectos, continuó la obra iniciada por
sus antecesores, dándoles su toque personal de Pastor, de religioso y de una gran vida
espiritual.

Sobresalió en él la exquisita devoción Mariana. A la Santísima Virgen María la llamaba


“Mamita linda”. Igualmente incansable en su amor por la Santísima Eucaristía y el
sacramento de la reconciliación, hacia ellas tendía toda relación espiritual entablada con
Monseñor Riveros.

Hombre de un carisma especial para ganarse el corazón y la amistad de los pobres y de


los menos pobres. De estos conseguía lo que necesitaba para aliviar las necesidades de
aquellos que también son sus hermanos. Por su sinceridad, por su espíritu de sacrificio,
por su generosidad sin límites, por su disponibilidad para apoyar espiritual y
materialmente se ganó también el corazón de la comunidad del Ariari.

Seguro en lo que enseñaba, con su amor profundo por la Iglesia y por el hombre fue
defensor de los derechos humanos y de la dignidad humana. Denunció con valentía las
situaciones injustas, proclamando la verdad y denunciando la corrupción en épocas en
que la coca invadía los campos, las instituciones, corrompía el corazón y atropellaba la
vida. La rectitud de su vida y la energía de su carácter no le permitían apoyar, ni tolerar
comportamientos dobles.

El espíritu Salesiano del trabajo preferencial por los jóvenes, lo acompañó toda su vida
y fue centro de su apostolado. Era el Sacerdote que seguía espiritualmente a los jóvenes
y estos se sentían verdaderamente acompañado por su amigo Luís Carlos. Fue el
fundador de la Banda Juvenil Don Bosco de Granada y en compañía de los jóvenes lo
llama el Padre a su casa en la tarde del 27 de septiembre de 1986.
3.2.2. Vicariato Apostólico del Ariari

Monseñor Héctor Julio López.

El 27 de febrero de 1988, la Prefectura Apostólica es elevada a categoría de Vicariato


Apostólico del Ariari y nombrado primer Obispo Monseñor Héctor Julio López
Hurtado, quien la recibe de manos del Padre Mario Alberto Jiménez, administrador
Apostólico desde septiembre de 1986.

El Vicariato del Ariari apunta a una vida propia como Diócesis. La organización
Pastoral y administrativa, el trabajo vocacional, la participación de los laicos crean una
identidad propia y dan sentido de pertenencia. Estamos viviendo una etapa nueva,
propicia, anhelada y preparada por quienes con alegría, con fe y con esperanza han
vivido en estas tierras el “Id por todo el mundo a predicar el Evangelio”.

Es notorio la seriedad organizativa del Vicariato. La configuración lenta, si se quiere, de


los departamentos de pastoral social, de pastoral juvenil y vocacional, delegaciones de
familia, liturgia, formación del clero y de los laicos, organización administrativa y
económica son exigencias para una pastoral organizada.

En 1990 se elaboró un Plan de Pastoral para tres años dentro del contexto de la
celebración de los quinientos años de la evangelización en América y como preámbulo
para la puesta en marcha del proyecto pastoral “Nueva Imagen de Diócesis” que busca
vivir la renovación y la espiritualidad comunitaria presentada y querida por el Vaticano
II. Es el paso lógico dentro del proceso del crecimiento humano y espiritual del Ariari;
es seguir en la búsqueda de la voluntad de Dios como lo han hecho quienes han dejado
lo mejor de sus vidas en los 27 años de vida del Ariari desde su elección como
prefectura apostólica y desde antes por quienes implementaron el Evangelio y trajeron
las nueva a estas tierras del llano colombiano.

3.2.3. Diócesis de Granada en Colombia

El Vicariato Apostólico del Ariari es erigida a Diócesis de Granada en Colombia el 24


de octubre de 1999, siendo nombrado como primer obispo diocesano, Monseñor Héctor
Julio López Hurtado quien continuo con la animación pastoral del Proceso Diocesano
de Renovación y Evangelización, además se preocupo por la pastoral vocacional
visionando el clero diocesano para el presbiterio de la Diócesis, preocupándose de la
organización contable de la Diócesis.

Al ser nombrado Monseñor Héctor Julio López obispo de la diócesis de Girardot, es


nombrado el padre Gonzalo Carreño Florez como Administrador apostólico, quien
continuó impulsando el trabajo pastoral realizado por monseñor Héctor Julio López,
además se preocupo por empezar el saneamiento económico de la diócesis y su
organización, apoyo la organización de la curia apoyando las nacientes estructuras
diocesanas que prevee el Proceso de Renovación y Evangelización. Se preocupo por la
fraternidad sacerdotal y siempre fue un defensor de la Espiritualidad de Comunión.

Monseñor José Figueroa Gómez


El ser erigida la región del ariari como Diócesis, se va plasmando la madurez de la fe en
el pueblo de Dios insertado en esta porción de la Iglesia Universal, fruto de un proceso
de crecimiento en la fe, que se va manifestando gracias a la pedagogía y los
lineamientos del Proceso Diocesano de Renovación y Evangelización en su Itinerario
operativo. Hemos venido viviendo ese crecimiento: como vicariato, asumiendo la
Primera Etapa llamada Etapa Kerigmática donde se sensibilizó a los valores de la
reconciliación y la fraternidad. Al ser erigida diócesis nos adentramos en la tercera fase
de esa primera etapa que nos invito a vivir la comunión: con esta sensibilización se
fueron creando algunas estructuras a nivel diocesano y parroquial para abrir espacios de
participación.

El 7 de Agosto de 2002 es nombrado obispo para la Diócesis de Granada en Colombia a


Monseñor José Figueroa Gómez, segundo obispo diocesano tomado del clero diocesano
de la diócesis de Barrancabermeja, quien le dio un gran impulso al Proceso Diocesano
de Renovación y Evangelización.

A la llegada de Monseñor José se estaba viviendo el final de la tercera fase de la


Primera Etapa. Fruto de este proceso nacieron los Grupos Eclesiales que han ido
creciendo y le van dando identidad y sentido de pertenencia a la parroquia y a la
Diócesis.

Se continua trabajando por la unidad y la fraternidad del presbiterio, la organización de


la curia y las diferentes estructuras diocesanas, al igual que se va organizando y
estabilizando la economía de la diócesis, además se ha fortalecido el trabajo con la
educación, gracias a la credibilidad y confianza que se tiene en la Iglesia.
Hoy la diócesis, gracias al crecimiento y madurez que van adquiriendo, se ha
organizado en cinco Vicarias Foráneas: Waldino Castillo con tres parroquias, San José
con cuatro parroquias, San Pedro Apóstol con tres parroquias, Juan Pablo II con cuatro
parroquias, Santa Teresita del Niño Jesús con cinco parroquias.

El manejo y orientación de la diócesis esta en manos del clero diocesano incardinado


para esta diócesis. En sus cuatro años de Ministerio Episcopal, el señor obispo ha
ordenado a 14 sacerdotes, fruto del mismo Proceso, ya que varios de ellos llegaron y su
formación la fueron haciendo con el Proceso. Hoy se cuenta con un presbiterio joven,
dinámico y responsable del trabajo pastoral abierto a los nuevos retos de la
evangelización y las realidades difíciles y duras que vive esta región.