Está en la página 1de 4

Tema 13. Ius privatum.

Derechos reales: concepto, caracteres, diferencias con los derechos personales, clasificación

Los iura in rem permiten a su titular ejercitar un conjunto de facultades sobre una cosa.

La res es una fracción de la realidad que nos rodea que presenta entidad en sí misma, que tiene
asignada una función socioeconómica y que puede constituir el objeto de una relación jurídica

Según Gayo, la summa divisio rerum es la clasificación más importante de las cosas.

La res in patrimonio (=in commercio) son aquellas que pueden integrar válidamente el
patrimonio de una persona (o ser objeto de relaciones comerciales)

La res extra patrimonium (=extra commercium) son las que no pueden formar parte del
patrimonio de un sujeto ni ser objeto de relaciones comerciales. Su extracomercialidad la determinan:

Las divini iuris, bienes limitados al ámbito religioso (templos, bosques sagrados, etc.)

Las humani iuris, bienes por derecho humano, como la res communes ómnium (cosas que pertenecen a
toda la humanidad; ej.: mar, aire, la costa… demanialidad natural), res isui populi destinatae (cosas
destinadas al uso público, fruto de un trabajo humano y tras la publicatio, por la que esos bienes quedan
sujetos al cumplimiento del fin público; ej.: calzadas, puentes, termas, teatros…), res in patrimonio populi
romani (cosas del peculio del pueblo romano que pueden concederse a favor de un particular que a
cambio del disfrute de esos bienes públicos deben satisfacer una renta; ej.: minas, canteras, salinas…).

Otras calificaciones: res mancipi-nec mancipi, res mobili-inmobili, fungibles y no fungibles…

CLASIFICACIÓN DE LOS DERECHOS REALES

Ius in rem suam=dominio ex iure quiritium (=proprietas)

Facultades de disposición material que se le reconocen al dominio ex iure quiritium: ius abutendi e ius […]

Facultades de disposición jurídica: reivindicatio, enajenación (x negocio jurídico mortis causa (heredis
institutio o legado) o inter vivos (negocio honeroso, vender; o gratuito, donar; ceder el disfrute de la cosa
por arrendamiento o comodar)), facultad de pignorar la cosa

Los iura in re aliena de goce y disfrute permiten disfrutar de una cosa que le pertenece a un
ajeno. Son independientes de cualquier otro y permanecen en el tiempo

Existían diversos tipos de servitutes (derecho de servidumbre).

Las servitutes praediorum (prediales) eran la carga impuesta al FS en bfo del FD por el que el
titular del FD podía desplegar actividades que le reportarán una utilidad objetiva en el tiempo en el FS

Rusticorum: podían ser de paso, que autorizan al titular del FD para atravesar el FS, como
la de iter (pasar a pie o a caballo), la de actus (pasar acompañado de ganado), la de via (pasar
por vías de 8 pies en recta y 16 vías en curvas); de aguas (servitus aquae ductus, conducir agua a
través del FS; o las servitus aquae haustus, extracción de aguas del manantial del FS; servitus
aquae in missio, verter aguas desde su fundo en el FS; servitus pecoris ad aquam, llevar su ganado
a beber a las fuentes del FS); de pastos (servitus pascendi, autoriza a llevar a su ganado a pastar al
FS), y de extracción de materiales de construcción (servitus lapidae, piedra del f.s; servitus
gredae, tierra del f.s) a utilizar inmediatamente en el FD

Urbanorum. Empobrecimiento del agricultor romano  éxodo rural  imposibilidad de


mantener las edificaciones del momento (villae)  construcción de insulae  cambio de MODUS
VIVENDI  servitutes praediorum urbanorum para mejorar la habitabilidad en los edificios.
De luces y vistas (servitutes luminis inmittendi): permiten al titular del FS obtener luces y vistas
del FS a través de cualquier hueco del edificio

Servitus altius non tollendi: impedir al titular del FS que construyera por encima de una det.
altura por privación de luces y vistas

De aguas: verter agua por el fundo urbano sirviente (en grandes cantidades y por tuberías:
fluminis; gota a gota: s. stilicidii; s. de cloaca)

Servidumbres de apoyo muro (oneris ferendi): apoyo en muro del FS

S. de apoyo en viga (tignis inmittendi)

S. de cubiertas protectoras (protegendi): construir tejados… que invaden el espacio aéreo del FS

S. proiecendi: balcones, terrazas… que invaden el FS

Se caracterizan por: la vicinitas fundi (constituirse necesariamente entre fundos vecinos


próximos en el espacio, a pesar de que haya via publica, rio…), la utilitas fundi (proporcionar una
ventaja objetiva al FD; no sirve que se constituya por capricho del titular del FD, como una
servidumbre de paso que no beneficie al fundo sino a sí mismo), y la qualitas fundi (cualidad
inherente a ambos fundos: la servidumbre perdura independientemente de los cambios que
experimenten los titulares de los fundos).

Constitución de las servidumbres prediales: mancipatio o in iure cessio […]; pactos entre
poseedor FD-FS; legado; deductio servitutis (enajenante de un fundo se reserva un derecho de
servidumbre sobre el fundo enajenado); quasi traditio servitutis (el tradens a partir de ese
momento toleraría el ejercicio de la servidumbre por parte del titular del FD; servidumbre por
usucapión hasta s. I a.C.)

Extinción de las servidumbres prediales: perecimiento de alguno de los fundos sin


reconstruirlo, renuncia del titular del FD, resolución del pacto por parte del titular del FS, non usus
de la servidumbre por dos años, confusio (coincidencia de ambas titularidades en una misma
persona porque los juristas aplicaban una de las reglas jurídicas: nemini res sua servit)

Fueron protegidas por la actio in rem reipersecutoria, la reivindicatio servitutis en época


clásica, o actio concesoria en época justinianea. La puede entablar el titular del FD frente al del FS
o cualquier individuo del FS que le impidan ejercer su derecho. Acción arbitraria dado que el
demandado podía evitar la condena pecuniaria si en cualquier momento de la tramitación del
proceso presentaba la cautio de amplius non turbando (compromiso de no perturbar en el futuro),
por lo que esta vindicatio servitutis es arbitraria.

Las servitutes personarum se constituyen en provecho de una persona concreta. Son afectadas
por los cambios que pueda experimentar el titular; su muerte implica la extinción de la servidumbre

El usufructus, según Paulo, era el derecho del usufructuario (ius utendi e ius fruendi) de
utilizar y percibir los frutos de una cosa del nudo propietario (propiedad carente de las
facultades de disposición material) manteniendo a salvo la sustancia de la cosa usufructuada
siempre y cuando el usufructuario respete su integridad natural y su función y destino
socioeconómicos. Cuando se extingue, las cualidades de disposición material vuelven al nudo
propietario y queda como único propietario de la cosa.

Origen: s. II a.C. Floreció el matrimonio sine manu: la mujer no se incorporaba como


nuevo miembro a la familia del marido y el efecto jurídico-patrimonial de ello era que esta no
obtenía expectativas hereditarias respecto del patrimonio marital; si el varón fallecía, se le dio a la
viuda la posibilidad de mantener el mismo nivel de vida que cuando vivía el marido, sin perjudicar
los intereses de los herederos del marido: se aconsejó al pater familias que en su testamento
legara sus bienes por usufructo a su mujer, y que los hijos quedaran como nudo propietarios.
También se hizo con respecto a otros parientes, pero no se les atribuyeron cualidades jurídicas
respecto a ellos.

Limitaciones del usufructo. Deberes del usufructuario. 1º: en el momento de tomar


posesión de los bienes usufructuados debía realizar un inventario de ellos al tener que conservar
la cosa (afrontar todos los gastos imprescindibles para que no se deteriorara). 2º: correcto uso de
la cosa usufructuada (su uso habitual); 3º: no dolo, bonus et diligens paterfamilias, restitución de
la cosa usufructuada en el término del usufructo en las mismas condiciones que le fue entregada;
en época clásica no se permitió introducir cambios en la cosa, y en el derecho justinianeo sí
siempre que supusieran ventajas económicas para el nudo propietario. […]

Garantizar cumplimiento de las obligaciones (jurispr. cautelar). Se aconsejó al nudo


propietario que exigiera al usufructuario la cautio usufructuaria por la que se comprometía a
conservar la cosa, no deteriorarla y restituirla al fin del usufructo. Si no, podía ser demandado por
la actio ex stipulatoria. Si el usufructuario se negaba a prestar esa caución de conducta y el nudo
propietario no le había entregado los bienes, se anulaba ese usufructo, mientras que si se los
había concedido, el nudo propietario podía reivindicarlos y recuperarlos.

Constitución de usufructo: legado, […], deductio usufructus (el propietario de la cosa


usufructuada la enajena pero se reserva el usufructo sobre la cosa enajenada) […]

Extinción: muerte, capitis deminutio, destrucción de la cosa usufructuada, cosa


usufructuada como extra commercium, renuncia del titular, non usus del ius fruendi, consolidatio
(por cualquier causa, el nudo propietario y el usufructo coincidían en una persona), vindicatio de
usufructus (condena pecuniaria).

Cuasiusufructo: sobre bienes fungibles (dinero): el cuasiusufructuario devolvía el tantundem.


Usus, Habitation, Operae servorum (servicios de esclavos ajenos)

El derecho de superficie es el que permite a su titular, el superficiario, construir en suelo ajeno a cambio
de satisfacer al suelus domi una suma de dinero de forma regular, pensio o solárium.

El derecho de enfiteusis permite al titular, el enfiteuta, cultivar y disfrutar un fundo ajeno a cambio de
satisfacer una renta de forma periódica e indefinida en el tiempo. Antecedente: ager publicus, vectigalista
(que solo era un arrendatario del vectigal durante cinco años, hasta el derecho justinianeo […])

Los iura in re aliena de garantía pretendían asegurar el cumplimiento de una obligación del
deudor de una relación obligatoria a su acreedor mediante este derecho real

No son autónomos: dependen del derecho de crédito al que garantizan. Además, se extinguen desde el
mismo momento en que desaparece el derecho de crédito al que aseguran (deuda okay). Se distinguen:

Fiducia cum creditore (con fines crediticios): el deudor fiduciante transmitía al acreedor
fiduciario la propiedad civil de una cosa que le pertenecía, y con ello le garantizaba el
cumplimiento de la obligación contraída con él: el pactum fiducie por el que el acreedor fiduciario
se comprometía a transmitir la propiedad de la cosa fiduciada al deudor desde el momento en
que este cumpliera la prestación debida y garantizada. Por mancipatio o in iure cessio. Res nec
mancipi: in iure cessio. El acreedor debía respetar el cumplimiento del mismo modo del deudor.

Con la actio fiducie obtenía un resarcimiento por condena pecuniaria, hecho que se reemplazó
por el pignus, derecho real sobre cosa ajena de prenda, porque la cosa dada en prenda queda
sometida al puño del acreedor. Fue una categoría amplia, y hay dos modalidades.

Pignus datum. El deudor pignorante entrega al acreedor pignoraticio una cosa mueble
para garantizarle el cumplimiento de la obligación, de tal forma que en caso de incumplimiento el
a.p. podrá ejercer su derecho de crédito sobre la cosa pignorada. La ventaja con respecto de la
fiducia cum creditore es que la datio rei implica solo transmisión de posesión. Los poderes que
obtenía el acreedor pignoraticio eran:

Ius possidendi: derecho a poseer la cosa mueble sujeta a garantía; el deudor


pignorante podía cometer el furtum possessionis, sustracción ilícita de una cosa propia
cuando estuviera pendiente de cumplir la obligación garantizada, el deudor pignorante
recuperara la cosa de manos del acreedor pignoraticio

Ius retentionis: si el deudor incumple la prestación, el acreedor tiene derecho de


conservar la cosa en su patrimonio. En cuanto el deudor pignorante pagaba se extinguía
este ius. Esto se modificó y se autorizó al acreedor pignoraticio a seguir ejerciendo ese
derecho aunque el deudor pignorante hubiera satisfecho la deuda y siguiera teniendo
créditos del mismo deudor.

Ius distrahendi: derecho de enajenar la cosa a partir del momento del


vencimiento del plazo del deudor de hacer efectiva la deuda si este no cumplía con su
obligación; la enajenación era a título honeroso: podía vender a un tercero la cosa que le
fue dada en prenda y satisfacer el importe del creditum con lo conseguido con la venta.
Pactum de distrahendo pignore […]
[INCISO: el ius distrahendi se constituyó como uno de los elementos naturales del negocio de prenda debido a la aplicación del usus modernus
pandectarum, juristas alemanes que estudiaron profundamente los textos del digesto para adecuar el derecho justinianeo a la realidad alemana
novecentista. Algo del negocio jurídico. Elementos:

Los esenciales son los imprescindibles para la existencia del acto jurídico; nunca pueden eliminarse ni modificarse por la voluntad de las partes
intervinientes. Ej.: voluntad negocial y declaración de voluntad

Los naturales son los prescindibles para la validez del negocio e inherentes a su naturaleza. Pueden modificarse por voluntad de las partes
(principio de autonomía de la voluntad). Ej.: elemento natural del pignus en época clásica

Los accidentales son introducidos por voluntad de las partes en aplicación del principio de libre determinación para dotar al negocio de
facultades de las que carece. El pignus estaba protegido por la la actio pigneraticia in rem]

El pignus conventum (=hypotheca) es el derecho real sobre cosa ajena de garantía


por el que el deudor hipotecante sujeta al poder de actuación de su acreedor hipotecario
un bien inmueble para garantizarle el cumplimiento de la obligación de vida. Si se
incumple la obligación, el acreedor puede ejercer su derecho de crédito sobre el deudor.
Arrendamiento de fundos rústicos en los que el arrendatario introducía bienes muebles o
semovientes y los sujetaba a pignus a favor del arrendador para asegurarle el pago de la
renta. No había dación de cosa del deudor al acreedor porque esos bienes los necesitaba
el arrendatario para cultivar el fundo arrendado y obtener lo suficiente para afrontar la
deuda. El acreedor hipotecario fue protegido por una actio in rem y reipersecutoria: la
actio hipotecaria in rem

También podría gustarte