Está en la página 1de 2

El momento crucial en la historia

Hemos llegado a un momento crucial en la historia. Aquéllos que


verdaderamente se someten al Evangelio de Cristo deben mantener la certeza
que el Evangelio es el poder de Dios para salvación y que como tal no se puede
contaminar con otros evangelios. (Gálatas 1:8-9) Por consiguiente, aquellos que
son verdaderamente embajadores del Evangelio de Cristo deben separase no
solamente del catolicismo romano y su confianza en sus sacramentos, pero
también de los así llamados evangélicos que han propuesto esta unión entre
católicos romanos y evangélicos o de quien partícipe en esta apostasía. La
escritura nos advierte de la necesidad de separarnos.
Estamos hablando de personajes de nuestra época, algunos de los cuales, en el
pasado, han hecho gran trabajo en favor del Evangelio. Pero ahora estos
hombres consistentemente están actuando como profetas falsos. Por esto ellos
deben ser tratados como La Escritura manda. Separación es el mandato. “¿No es
mi palabra como fuego, dice Jehová, y como martillo que quebranta la
piedra?” 3 8 En cuanto a la implementación de ECJ I y ECJ II, J.I. Packer, Charles
Colson, junto con Timothy George han sido los principales promotores. Es
necesario, ahora, aplicarles a ellos y a sus colaboradores los principios bíblicos.
Como el Evangelio de Cristo ha sido negado en estos dos documentos, es
necesario tratar a sus autores como individuos que están en un grave error.
En nuestro mundo temporal, infecciones y enfermedades contagiosas se ponen
en cuarentena y comidas contaminadas se descartan, pero el peligro en este
caso no es temporal. ¿No es propio que las personas que tratan de engañar a
los santos para arrastrarlos con ellos a un ecumenismo demoníaco, contrario al
Evangelio de Cristo, sean separadas por la causa de la seguridad eterna? La
presencia de Dios demanda santidad, separación de lo demoníaco. Asociación
con lo demoníaco cierra las puertas al favor de Dios. “Por lo cual, salid de en
medio de ellos, y apartaos, dice el Señor,” 3 9

Falsos maestros antes y ahora


El testimonio del Espíritu Santo y de La Escritura expresamente previene al
pueblo de Dios de que importantes maestros se convierten en falsos maestros y
lobos peligrosos. Así sucedió en los primeros días de la iglesia y a través de la
historia. La iglesia de Roma ha sido el sistema más apóstata a través de los
siglos, debido a que por encima de La Escritura ella ha acumulado a los
“doctores, sabios y cultos” y por que ha sido la religión de los reyes y
gobernantes. A través de la historia, como también sucede en nuestros días,
Roma atrae académicos y filósofos, escritores y hombres de negocios. Roma da
una apariencia de santidad y piedad a pesar de sus errores, apetitos materiales,
supersticiones e idolatrías. Roma ha envuelto reconocidos maestros y pastores a
que le presten ayuda y le den crédito a sus errores que destruyen millares de
almas. El Señor nos advierte claramente de profetas falsos en pieles de ovejas
que en realidad son lobos rapaces. 4 0 El apartarse de las sanas doctrinas es tan
serio que, La Escritura nos advierte, “Pero el Espíritu dice claramente que en los
postreros tiempos algunos apostarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores
y doctrinas de demonios;” 4 1 El Espíritu infalible de Dios testifica sobre el peligro
de esta apostasía. El apóstol Pablo le advierte a los ancianos de la iglesia de
Efesios acerca de “lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.” 4 2 La misma
advertencia es dada por el apóstol Pedro quien llamó “falsos maestros” 4 3 a
aquéllos que traen condenables herejías.
Hay una serie de advertencias claras en el Nuevo Testamento dadas por el
Señor Jesucristo y los apóstoles indicando que algunos seriamente departirán
de las verdades del Evangelio, inclusive entre los que profesaban ser discípulos.
!No podemos decir que estas advertencias eran solamente para los primeros
días de la fe cristiana! Estas advertencias son también para todos los creyentes
que viven a través de todos los tiempos del nuevo pacto. En el ambiente
religioso de hoy, no es políticamente correcto corregir a alguien que está en el
error y que está actuando la parte del profeta o maestro falso. Es como si esas
advertencias eran solamente para la época de los comienzos de la iglesia y no
para nosotros.
Sin embargo, es para nosotros también la orden de temer al Santísimo Dios y
obedecer su mandato de “Contendáis ardientemente por la fe que ha sido una
vez dada a los santos.” 4 4 y de “estáis firmes en un mismo Espíritu, combatiendo
unánimes por la fe del evangelio” 4 5 .
J.I. Packer como un moderno Pied Piper está desviando a miles de evangélicos.
Charles Colson, Bill Bright, Mark Noll, Pat Robertson, Os Guinness, Timothy
George y T.M. Moore para mencionar algunos de los nuevos evangélicos más
prominentes, se han opuesto públicamente al Evangelio de Cristo al endosar los
términos antibíblicos y conceptos erróneos de lo iglesia Católica Romana. Todos
ellos, falsamente identifican a los católicos romanos como “nuestros hermanos y
hermanas en Cristo”. Ellos, por consiguiente, re-enforzan con esto, la trágica y
catastrófica falsa ilusión de las almas de los pobres católicos y les niegan así la
sustancia de la verdad salvífica! A menos de que haya un arrepentimiento
público, la iglesia del Señor Jesucristo no solamente tiene que separase de ellos
sino, que debe orar para que el Señor levante verdaderos defensores de Su
Verdad!
Como es la justicia del Señor Jesucristo y su glorioso Evangelio lo que se ataca
en estos documentos, se nos ha ordenado en las palabras del apóstol
Pablo, “velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos” 4 6 Que el
Señor de toda gracia “que hace todas las cosas según el designio de su
voluntad” 4 7 proteja su iglesia y la pureza de su Evangelio en el cual su nombre
sea glorificado.